0

Embarazo 3 meses

Al finalizar el tercer mes de embarazo, ya se han formado los órganos vitales del futuro bebé, que deja de llamarse embrión para recibir el nombre de feto. En las mujeres que ya han sido madres, el abdomen empieza a abultarse ligeramente, mientras que en las embarazadas primerizas aún tardará un poco más en notarse.

Si has notado las molestias del embarazo propias del primer trimestre de la gestación, la buena noticia es que entras en la recta final y pronto se acabarán. El segundo trimestre del embarazo es la mejor etapa del embarazo en todos los sentidos ya que las molestias del embarazo desaparecen y el volumen de la barriga te permite hacer tu vida normal.

Las molestias del embarazo en el tercer mes de gestación

– La ropa parece pequeña. Llega el momento de dar un repaso al armario para seleccionar la ropa más cómoda. Conviene comprar sujetadores más grandes, sin aros y con tirantes anchos, empezar a renovar el vestuario en las tiendas premamá y dar rienda suelta a la ilusión.

– La acidez y el ardor de estómago hacen su aparición. Debido a los cambios hormonales, que influyen sobre el funcionamiento habitual del sistema digestivo, durante el embarazo algunas mujeres padecen ardores y regurgitaciones ácidas. Las hormonas de la gestación actúan produciendo una mayor relajación de toda la musculatura gastrointestinal y esto favorece un cierto reflujo del contenido ácido del estómago. A veces, la causa es de naturaleza nerviosa.

– En cambio, las náuseas tienden a desparecer. Disminuye la producción de la hormona gonadotropina coriónica, causante de las desagradables náuseas y los cambios en el apetito.

– Las encías pueden inflamarse y sangrar con facilidad debido a los cambios hormonales. Es aconsejable hacerse una revisión odontológica.

– El útero va creciendo y ocupando más lugar en la cavidad abdominal. Para hacerle sitio, los ligamentos se estiran y es habitual sentir cierta presión en la parte inferior del abdomen. Es posible que aumenten tus ganas de ir al baño.

– Tu apetito irá en aumento. Conviene cuidar tu nutrición y la calidad de los alimentos que ingieres.

¿Cómo aliviar las molestias del embarazo en el tercer mes de gestación?

Encuentra una solución para aliviar las molestias del embarazo en el segundo mes de gestación con estos consejos:

Trastornos estomacales. Evita los alimentos que favorecen la acidez como las frituras, las bebidas con gas, los condimentos, el café y el chocolate, entre otros. No te acuestes inmediatamente después de haber comido y toma una infusión de manzanilla, salvia o melisa después de las comidas.

Aumento del apetito. Fracciona las comidas a lo largo del día. Conviene que comas porciones pequeñas, pero con más frecuencia, así no tendrás sensación de hambre y mantendrás en condiciones óptimas tus niveles de azúcar en sangre.

Encías sangrantes. Utiliza un cepillo suave para limpiarte los dientes y no realices un cepillado enérgico sobre el tejido inflamado.

Micción frecuente. Las ganas de ir al baño frecuentemente van aumentando a medida que crece el tamaño del útero. Evita aguantar el momento de ir al baño y bebe unos dos litros de agua al día para no retener líquidos.

Renueva tu vestuario. Las prendas ajustadas no son aconsejables porque pueden dificultar la circulación sanguínea.

Molestias en el embarazo, mes a mes

Primer mes

Segundo mes

Tercer mes

Cuarto mes

Quinto mes

Sexto mes

Séptimo mes

Octavo mes

Noveno mes

Síntomas en el tercer mes de embarazo

En el tercer mes de gestación el útero crece en este mes hasta sobrepasar la pelvis, sobre todo a expensas del cuerpo y el fondo uterino, por lo que cambia su forma de pera por una mucho más esférica y comenzarás a notarlo pronto en tu vientre, sobre todo si no es tu primer hijo.

Este crecimiento hace que se distiendan los ligamentos de sostén del útero, lo que suele originar unas molestias pélvicas características. La mayoría de las mujeres refieren estas molestias como dolor «en el bajo vientre, como si fuera a venir la regla», pero mientras no se acompañe de sangrado o molestias al orinar no le tienes que dar importancia.

Síncopes, disnea y mareos, otras señales del tercer mes

Puedes comenzar a sentir una cierta sensación de «necesidad de respirar» denominada disnea que es normal durante el embarazo mientras sea leve y no se asocie a otros signos o síntomas como tos, sibilancias o dolor torácico. Se produce por efecto de la hormona progesterona sobre el centro respiratorio, que estimula la respiración.

Hay más tendencia al mareo e incluso al síncope con pérdida de conciencia momentánea. Para evitarlo, mantente activa, evita los cambios bruscos de posición y las aglomeraciones. Toma todas las medidas necesarias para evitar la deshidratación que pueden provocar los vómitos.

Machas, pecas, lunares, «línea alba»…

  • Probablemente comiences a notar una mayor pigmentación en tu piel, lunares y pecas. Esto se debe probablemente al efecto de los estrógenos y la progesterona sobre la hormona estimulante de los melanocitos (MSH). Suele ocurrir en zonas localizadas y discretas como la línea alba (línea con origen en el pubis, que discurre por el centro del abdomen pasando por el ombligo y en ocasiones siguiendo más arriba hasta el tórax), alrededor de las areolas mamarias, axila, periné y zona interna de los muslos.
  • Cuando aparece en la cara se denomina cloasma gravídico o máscara del embarazo. La aparición de estas pigmentaciones no es evitable, aunque se puede prevenir su agravamiento huyendo de la exposición al sol con el uso de cremas solares de alta protección. En la mayor parte de los casos desaparecen tras el parto.
  • Es frecuente la sensación de salivación abundante (ptialismo o sialorrea). Pueden aparecer ardores (pirosis), que también son más frecuentes al final del embarazo.
  • Al final de este mes la ganancia de peso media es de 2 kg. Sin embargo, si no has ganado peso o incluso si lo has perdido por haberlo pasado mal con las náuseas y vómitos no debes preocuparte ya que esto no va a ser perjudicial para tu bebé.

Embarazo mes a mes: tercer mes

En el tercer mes de embarazo los síntomas ya son evidentes. La ropa queda algo más ajustada y se puede sentir aversión a determinados olores y comidas. Aumentan la inestabilidad emocional, el cansancio y la necesidad de dormir; también el apetito y con él los gases y algo de estreñimiento. Las náuseas empiezan a remitir durante la cuarta semana.

En la primera semana de este mes el embrión ya se mueve: el cerebro empieza a formarse. Junto a él flota el saco vitelino, encargado de producir las células sanguíneas los brazos, manos, piernas y pies ya se han diferenciado. En la semana siguiente se separan los dedos y se completa la formación de los órganos vitales, además de los labios y los párpados. Pero lo más importante es que el riesgo de aborto empieza a reducirse.

Al inicio de la tercera semana el embrión ya es un feto. Es, por lo general, el momento de la primera ecografía, la primera imagen que se obtiene del futuro bebé, que ya tiene una forma reconocible. Todavía no se distingue el sexo, aunque el aparato genital se está formando internamente. Los órganos vitales ya están funcionando y se pueden apreciar movimientos de cabeza, brazos y piernas, si bien se trata de movimientos reflejos, ya que el cerebro aun no ha completado de desarrollo.

En la cuarta semana de embarazo el cordón umbilical es más largo y el tamaño del útero ha aumentado. Se empiezan a formar los cartílagos que más tarde se transformarán en los huesos de las costillas, el cráneo y la pelvis. El feto se mueve a sus anchas y hace los primeros gestos: se chupa el dedo, sonríe y también frunce el ceño.

En este mes se cuentan cinco semanas. Se forman el cuello y las orejas. La cabeza tiene el mismo tamaño que el resto del cuerpo y el hígado se agranda para fabricar más sangre en colaboración con la médula, de modo que el saco vitelino pierde su función y empieza a desaparecer. El feto realiza los primeros ensayos para que sus intestinos digieran la comida que obtendrá del líquido amniótico.

embarazo

CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO

La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares.
En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc… que se citarán únicamente con finalidad informativa.
La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.
La información intercambiada en este servicio es confidencial, sin embargo su contenido podrá ser publicado omitiendo toda referencia a datos personales.

Mes de embarazo 3

En las próximas semanas y meses, el bebé se ocupará de crecer a lo alto y aumentar de peso, de la maduración de los órganos así como del desarrollo completo de todas las funciones corporales y reflejos. El potencial de riesgo debido a las influencias externas y el riesgo de aborto espontáneo disminuye gradualmente en el tercer mes.

Sin embargo, el organismo del niño sigue siendo muy sensible. Con respecto al alcohol, la nicotina y los medicamentos que no son recetados por un médico, también es aconsejable abstenerse de tomar drogas durante todo el embarazo más allá del final del primer trimestre.

La futura madre puede ser capaz de recuperarse en el tercer mes de los altibajos vividos durante las primeras semanas. A finales de este mes o en el primer trimestre del embarazo, muchas de las molestias iniciales (fatiga, náuseas o cambios de humor) habrán disminuido en gran medida.

A más tardar en el segundo trimestre del embarazo, comienza una fase de recuperación y estabilización para la mayoría de las mujeres.

El bebé en el tercer mes de embarazo: los órganos internos están en su lugar

Al inicio del tercer mes, el bebé mide unos dos centímetros de largo en la medición de la longitud céfalo-caudal, y crecerá unos cuatro centímetros en las próximas cuatro semanas. Su peso también se puede estimar hacia finales de este mes, que ronda los 16 gramos en la semana 12 del embarazo.

Sin embargo, toda la información sobre la estatura y el peso del niño sólo pueden ser promedios: Los bebés se desarrollan de forma muy individual durante todo el embarazo. Por lo tanto, las desviaciones de esta media hacia arriba o hacia abajo no son motivo de preocupación.

Durante el tercer mes de embarazo, los contornos corporales del niño ya son claramente visibles en la ecografía. A mediados de este mes se medirá por primera vez la frecuencia cardíaca.

La última fase de la etapa embrionaria se caracteriza por un desarrollo intensivo del sistema nervioso y del cerebro. Hacia la mitad del tercer mes se completa finalmente la diferenciación del tubo neural en el cerebro y la médula espinal.

De este modo, el bebé ha superado un obstáculo importante para un comienzo saludable en la vida, ya que el peligro de defectos del tubo neural ha sido eliminado. Se sospecha que la falta de ácido fólico (vitamina B9, B11) es la causa de tales daños severos: anencefalia (la falta de partes importantes del cerebro) o espina bífida («espalda abierta»).

Por lo tanto, los ginecólogos recomiendan tomar 0,4 miligramos de ácido fólico como suplemento alimenticio hasta el final del primer trimestre, después de lo cual la embarazada puede reducir esta cantidad a la mitad. Hasta el nacimiento, el bebé entrenará de forma intensa sus funciones cerebrales y, por lo tanto, también la coordinación del movimiento, la percepción sensorial y los reflejos. Sin embargo, el desarrollo cerebral sólo se termina de completar en la adolescencia.

Las células de la musculatura cardíaca también siguen diferenciándose durante el tercer mes. El hígado ahora está empezando a producir sangre; la médula ósea, el bazo y el timo sólo serán capaces de asumir esta función un poco más tarde. La capacidad de movimiento del bebé aumenta a diario, y siente cada vez más necesidad de moverse.

Durante el tercer mes de embarazo, el esqueleto cartilaginoso comienza gradualmente a osificarse, aunque sigue siendo muy flexible. Los rasgos faciales del bebé se están haciendo cada vez más evidentes. En el tercer mes de embarazo también se forman las líneas individuales de manos y pies de cada persona.

Los órganos sexuales internos se desarrollan gradualmente y el pene ya es visible en la ecografía a finales de este mes. A mediados de este mes se forma la mandíbula superior e inferior, así como los labios y la base de la lengua. Además, hacia el final del tercer mes, los párpados se han formado completamente, el bebé tiene los ojos bien cerrados de ahora en adelante y no los volverá a abrir hasta el sexto mes.

Además, la vía de abastecimiento del bebé «cambia» en el tercer mes. En sus primeras semanas de vida, el embrión ha sido alimentado principalmente por el saco vitelino del óvulo y, por lo tanto, por sus propios recursos; mientras tanto, la placenta se ha desarrollado completamente y se hace cargo del suministro de alimentos y oxígeno.

La madre en el tercer mes: el embarazo empieza a ser más llevadero

Al inicio del tercer mes de embarazo, muchas mujeres todavía están luchando contra los síntomas de las primeras semanas. Sin embargo, el cansancio y las nauseas van disminuyendo lentamente.

No obstante, muchas mujeres embarazadas se vuelven muy sensibles a los olores durante el tercer mes y su sentido del gusto sufre algunos cambios. Un resultado pueden ser los llamados «antojos», con un gran apetito por combinaciones de alimentos bastante inusuales.

Durante el tercer mes de embarazo, muchas mujeres adquieren una piel más firme y, sobre todo, un pelo brillante y grueso debido al efecto de las hormonas. En otros casos, sin embargo, también se presentan problemas de piel y cabello, generalmente temporales.

Los síntomas típicos de este mes son estreñimiento relacionado con el embarazo, acidez estomacal y trastornos circulatorios leves, a medida que el volumen sanguíneo de la madre crece continuamente como resultado del embarazo. No se descarta el sangrado leve debido a factores hormonales y cambios fisiológicos del útero.

Aunque requieren tratamiento médico, generalmente no son peligrosos para el bebé. Físicamente, el embarazo todavía no es visible en el tercer mes, o casi todavía no. El aumento de peso hasta finales del primer trimestre se mantiene dentro de los límites con entre 1,5 y 2 kilogramos. Sin embargo, los senos suelen ser notablemente más grandes y un sujetador con la adecuada sujeción contribuye al bienestar físico.

En el tercer mes, el embarazo se vuelve gradualmente más fácil, de manera que muchas mujeres pueden disfrutar del mismo. Una comida sana con muchos minerales y vitaminas, mucha bebida e un programa de ejercicio moderado son tan importantes ahora como en los próximos meses. Las actividades conjuntas, desde una buena sesión de caricias hasta irse de vacaciones, crean puntos de descanso para la la pareja.

La primera revisión importante

Hasta el final del tercer mes de embarazo se debe realizar la primera revisión importante, el llamado cribado del primer trimestre. El ginecólogo mide el peso y la presión arterial de la madre. Las pruebas de laboratorio de orina y sangre eliminan la posibilidad de una falta de abastecimiento del bebé y los factores de riesgo para las complicaciones del embarazo.

El médico comprueba la posición del útero y del cuello uterino mediante un examen manual. La ecografía del bebé determina el tamaño, la posición y otros parámetros físicos que proporcionan información sobre el nivel de desarrollo del niño. Si es necesario, la fecha de nacimiento prevista se calculará de nuevo en base a estos datos.

En el tercer mes, por primera vez, también se pueden realizar medidas de diagnóstico prenatal por primera vez (ecografía específica de los distintos órganos, medición del pliegue nucal, biopsia corial). Lo ordena el médico si la revisión estándar revela indicaciones de factores de riesgo especiales o a petición de la mujer embarazada.

Las compañías de seguros cubren los gastos si hay una necesidad médica para ello.

El desarrollo del feto en el tercer mes de embarazo: semanas 11 a 14

En el tercer mes de embarazo el embrión pasa a denominarse feto. Esta etapa es conocida como periodo fetal, ya que el feto empieza a tener forma humana.

Las extremidades del futuro bebé se desarrollan con rapidez, aunque el tamaño de la cabeza sigue siendo desproporcionado con respecto al resto del cuerpo.

A partir de la semana 12 embrionaria, abre y cierra la boca.

Este movimiento le hace tragar líquido amniótico que expulsa a través de la orina y en ocasiones le provoca hipo.

En esta etapa aparece el reflejo de succión y también se producen los primeros movimientos del bebé, aún imperceptibles para la madre.

Esto se debe a que los músculos del feto se están desarrollando.

El oído comienza a desarrollarse gracias a las células nerviosas del cerebro.

Casi al mismo tiempo, el feto tiene ya formado el iris, la córnea y el cristalino de los ojos, que continúan cerrados.

En los dedos de las manos y de los pies empiezan a asomar las uñas.

A veces es posible distinguir el sexo del bebé a través de ecografía. La placenta ya ha adoptado su forma circular y comienza a producir progesterona, una hormona que evita que aparezcan contracciones prematuras.

Además, el cordón umbilical ya se ha formado completamente. Se trata de un órgano vital compuesto de una vena principal y dos arterias.

La vena principal del cordón se encarga de aportar oxígeno y sangre rica en nutrientes al feto, mientras que las arterias transportan, desde el feto hasta la placenta, los desechos y la sangre pobre en oxígeno. El cuerpo del futuro bebé empieza a recubrirse de un fino vello llamado lanugo.

En el tercer mes deembarazo tu bebé alcanza los 10 centímetros de tamaño y pesa 50 gramos. Es un pequeño terremoto que se mueve sin parar dentro de ti, aunque tú todavía no lo puedas notar.

El tercer mes de embarazo semana a semana

En la semana 11 el embrión tiene sus primeros actos reflejos, por ejemplo el patelar que impulsará su capacidad de andar. Puede ser que las molestias asociadas al embarazo remitan un poco.

Saber más…

A partir de esta semana podemos decir que el embrión ya está formado y comienza a ser un feto; además la embarazada en la semana 12 tendrá que hacerse algunas pruebas para comprobar el estado de salud del feto como la ecografía del pliegue nucal y el Triple Screening.

Saber más…

Semana 13 de embarazo

En la semana 13 de embarazo la embarazada experimentará visibles cambios en su cuerpo. Es por tanto un buen momento para empezar a preocuparse por el aumento de peso y una dieta equilibrada. En cuanto al feto sus órganos vitales comienzan a funcionar y su aspecto facial es cada vez más humano.

Saber más…

Semana 14 de embarazo

En esta semana el cuerpo del feto está completamente formado y ahora tendrá que crecer hasta alcanzar el tamaño apropiado para nacer. La embarazada suele encontrarse bien y llevar una vida activa, parecida a la que llevaba antes de quedar embarazada.

Saber más…

«Los primeros tres meses de embarazo son los más sensibles»

J. F.BILBAO Martes, 24 noviembre 2009, 04:02

«Prevención». Ésa es la consigna de Txantón Martínez-Astorquiza para animar a las mujeres embarazadas a vacunarse de gripe A. Presidente de la Sección de Medicina Perinatal de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia, el facultativo ejerce como jefe de servicio en el hospital de Cruces y ahora sigue de cerca la campaña de inmunización.

-¿Es una vacuna 100% segura?

-Desde luego. Está debidamente testada por la Agenda Española del Medicamento. Es una vacuna que no tiene ningún producto químico que pueda producir efectos negativos en el feto porque se le ha extraído el adyuvante. No hay ningún riesgo para las mujeres, ni siquiera en un período tan delicado como el primer trimestre de gestación.

-¿Por qué son tan sensibles esos tres meses iniciales de embarazo?

-Es cuando se forma el embrión y los órganos del futuro niño. Eso hace que este momento sea un período más susceptible para que se produzcan las malformaciones.

-Por lo tanto, la presencia de las embarazadas entre los grupos de riesgo está totalmente justificada.

-Al tener más bajas las defensas son más propensas a las infecciones o virus como la gripe A.

-En Portugal hay bastante alarma social porque alguna mujer ha perdido el niño por gripe A. ¿Hay riesgo de aborto?

-En teoría, sí. En el primer trimestre de embarazo se puede perder el niño y, si el contagio se produce más adelante, el feto puede llegar a dañarse o que la mujer dé a luz a un bebé muerto.

-¿Qué recomendaría a una paciente suya?

-Que se vacune cuanto antes. Prevención, prevención y más prevención. Ése debe ser el lema.

-Pero la gripe A no parece tan grave como parecía al principio.

-Ahora mismo no, pero tampoco se puede bajar la guardia. Hay que tener en cuenta que en las últimas semanas hemos tenido un tiempo casi primaveral, con temperaturas de incluso 20 grados. Cuando llegue el frío habrá más riesgo de contagio.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *