0

Embarazo 6 meses

El desarrollo del feto en el sexto mes de embarazo: semanas 23 a 26

En el sexto mes de embarazo el crecimiento del feto es rápido al igual que sus movimientos. En las palmas de las manos aparecen las primeras líneas.

También comienza a sentirse agitado ante las llamadas contracciones falsas de `prueba’ de Braxton Hicks. Estas contracciones sólo duran unos treinta segundos y la mayor parte de las madres ni siquiera las nota.

La piel del feto está arrugada y es rojiza debido a que los capilares se transparentan. Duerme entre 18 y 20 horas, pero cuando está despierto (aún tiene los ojos cerrados) tiene mucha actividad. El oído se perfecciona durante este mes y puede distinguir la voz del padre.

Al final de este periodo se han formado las papilas gustativas. Es entonces cuando, al llevarse los dedos a la boca, es capaz de distinguir el sabor dulce del líquido amniótico y otros sabores que le llegan a través de lo que come su madre. Todavía es pronto para que el feto sepa diferenciar lo dulce de lo amargo y lo salado de lo soso, pero sí empieza a saber qué sabores le gustan y cuáles no.

El intestino continúa llenándose de meconio. Las células cerebrales que utilizará para el pensamiento consciente comienzan a madurar. Se cree que ya es capaz de aprender y recordar.

En este periodo comienzan a crecer los alvéolos en los pulmones y el feto ya realiza movimientos respiratorios con el diafragma. Los bronquios siguen estando llenos de líquido amniótico.

En el sexto mes de embarazo el bebé mide 32 centímetros y pesa más de medio kilo. Falta poco para que pueda sobrevivir por sí solo. En este momento, si el bebé naciese, necesitaría ayuda médica.

Sexto mes de embarazo semana a semana

Semana 23 de embarazo

En esta semana comienza la pigmentación de la piel del futuro bebé, pero no se sabe qué color de ojos tendrá. El futuro bebé se mueve en el útero y la madre lo sentirá. Se recomienda que el padre se involucre tocando la tripa de la mamá.

Saber más…

Semana 24 de embarazo

El feto comienza a percibir sabores a través del líquido amniótico. Su organos sensoriales ya están desarrollados, por ejemplo abre y cierra los ojos y los ejercita para cuando nazca.

Saber más…

Semana 25 de embarazo

¿Sabías que en en esta semana el feto puede oír los sonidos del exterior con más precisión? Mientras la embarazada sentirá mayor presión en el útero dificultándo su respiración.

Saber más…

Semana 26 de embarazo

Durante la semana 26 de embarazo el feto va acumulando grasa bajo su piel para poder adaptarse a la temperatura ambiente del exterior . El bebé tiene movimientso más preciso dentro del útero debido a que su sistemea nervioso está desarrollandose.

Saber más…

¿Quieres saber más curiosidades?

Suscríbete gratis a nuestros boletines y recibirás información personalizada sobre el desarrollo del feto , los cambios que experimentas en el embarazo y cómo vive el embarazo tu pareja.

Cambios en el sexto mes de embarazo

En el sexto mes de gestación, el embarazo es muy evidente. Por el crecimiento del útero la futura madre puede experimentar molestias digestivas, como los ardores de estómago, o dolores de espalda.

Cambios en la madre

En el transcurso del sexto mes, probablemente ya hayan desaparecido la mayoría de los síntomas del primer trimestre. El tamaño de la tripa ya es evidente para todo el mundo y los movimiento del feto se notan a diario.

Los pechos han aumentado hasta el triple de su tamaño normal y las areolas son cada vez más grandes, oscuras y pueden aparecer pequeños bultitos. La línea alba (línea que va desde el pubis hasta por encima del ombligo) se hace más evidente por el aumento de melanina en la zona.

Se produce un aumento del volumen sanguíneo por lo que disminuye la proporción de glóbulos rojos en sangre y con ello los niveles de hierro, pudiendo aparecer anemia. También aumenta la frecuencia cardiaca que, junto al aumento del volumen sanguíneo, produce que se note una aumento de palpitaciones.

Los cambios hormonales todavía pueden provocar alteraciones psicológicas como los cambios de humor repentinos.

Cambios físicos

  • El útero se encuentra por encima del ombligo, lo que provoca molestias a nivel costal y púbico. Este crecimiento del útero ejerce presión sobre distintas partes del organismos, como en el estómago produciendo ardores y reflujo en los intestinos produciendo gases, flatulencias y estreñimiento y sobre la vejiga produciendo una aumento en la necesidad de orinar y las infecciones.
  • A medida que el útero crece, también lo hace el volumen de la barriga provocando que la piel se estire lo que favorece la aparición de estrías, molestias y picores en la zona.
  • Se produce una sensación de torpeza debido a que el tamaño de la barriga comienza a desplazar el centro de gravedad del cuerpo hacia delante. Para compensar este cambio, se produce una mayor curvatura de la espalda denominada hiperlordosis lumbar.
  • Al final de este mes la ganancia de peso es de entre 5 y 7 kilogramos.

Anemia en el embarazo

En este momento del embarazo es posible padecer anemia, una de las complicaciones más frecuentes de las mujeres embarazadas. Conóce como llevar una dieta rica en hierro para evitarla.

Cambios en el hijo en el sexto mes de gestación

  • El feto alcanza los 32-34 centímetros y un peso de entre 800 y 1.000 gramos
  • El feto todavía tiene la piel arrugada y delgada. Realiza múltiples gestos faciales sacando la lengua, bostezando, sonriendo, abriendo los párpados, etc.
  • Sus 5 sentidos ya están desarrollados, toca diferentes partes de su cuerpo y las paredes del útero, traga líquido amniótico para la formación de las papilas gustativas, comienza a escuchar y diferenciar sonidos, es capaz apreciar la tenue luz que puede dejar pasar las gruesas paredes del útero.
  • El color de sus ojos no se desarrolla por completo, pudiendo cambiar en las primeras semanas de vida.
  • El feto tiene sus ciclos, pasará largos ratos dormido sin moverse y ratos despierto, siendo sus movimientos más evidentes y realizados a diario. Cambia de posición varias veces al día, gira, da vueltas y patadas gracias a que el espacio amniótico es aún muy espacioso. Incluso se puede percibir su hipo en forma de espasmos, la falta de aire en sus pulmones impide que puedan generar sonido. El hipo es un signo de bienestar fetal, por lo que no debe preocupar si se nota.

Seguimos con nuestro particular calendario de embarazo con el sexto mes. Este mes comprende las semanas 23 a 26 de gestación y supone el final del segundo trimestre que suele ser, como dijimos anteriormente, el más cómodo para la futura mamá. Los cambios se siguen sucediendo tanto para ella como para el bebé. Vamos a explicar algunos de ellos.

Los cambios en el cuerpo de mamá

Cada vez se notan más los movimientos del bebé e incluso se puede llegar a notar el hipo en graciosos movimientos rítmicos de la barriga. Cuanto más grande sea el bebé, lógicamente, más se verá y notará, por lo que será en siguientes semanas cuando se podrá grabar en vídeo la barriga en movimiento.

Los pechos siguen creciendo y las encías pueden ablandarse ligeramente y sangrar. El corazón trabaja con más intensidad de la normal bombeando más sangre de la habitual y el útero demanda una cantidad de sangre cinco veces superior a la que necesitaba antes del embarazo.

La piel cambia de color y puede parecer manchada. Esto sucede porque el aumento de estrógenos afecta a los melanocitos, que son las células que producen la melanina (que es la encargada de pigmentar la piel).
Este aumento de pigmento puede hacer que las zonas donde la piel es más oscura, por ejemplo las pecas o las marcas de nacimiento, cambien de color. También puede aparecer una zona más oscura en la frente, la nariz, la boca y el mentón, que se conoce como cloasma o “máscara del embarazo”.

Es probable también que sufra problemas digestivos ya que los altos niveles de progesterona hacen más lenta la digestión y por ello los alimentos están más tiempo en el estómago. Para paliar este fenómeno se recomienda comer poco y frecuentemente, pues las comidas pesadas derivarán en digestiones pesadas.

En caso de estreñimiento (producido también por la progesterona, que enlentece la acción intestinal) se aconseja consumir mucha fruta, hortalizas y otros alimentos ricos en fibra y beber mucha agua.

Los suplementos de hierro también pueden provocar estreñimiento e incluso hemorroides. En tal caso, si la embarazada necesita realmente el suplemento, debería consultar con su médico para cambiar las pastillas que toma.

Los cambios en el bebé en el sexto mes de embarazo

A las 24 semanas el bebé mide unos 21 cm de largo (de la coronilla al trasero) y pesa unos 630 g. Su piel sigue siendo fina, pero ya no es traslúcida. Ahora es rojiza y algo arrugada, pues aún faltan por formarse algunas capas de grasa. Más o menos es en este mes cuando el bebé por fin abre los ojos.

En el útero tiene espacio para hacer lo que quiera, pues está rodeado de unos 500 ml de líquido amniótico. Puede dar patadas, chuparse el pulgar, abrir y cerrar la boca y responder al movimiento o a los ruidos intensos.

Sus ondas cerebrales son muy parecidas a las de un recién nacido. Se desarrollan células que controlan el pensamiento consciente y el bebé es mucho más sensible a los sonidos y a los movimientos. Se cree incluso que puede haber desarrollado un ciclo de sueño y vigilia.

Sus pulmones son los órganos más inmaduros (lógico, pues no los necesita hasta el momento de nacer). Están llenos de líquido amniótico y faltan aún varias semanas hasta que los alveolos se hayan desarrollado por completo.

La pareja y las compras

En el sexto mes la barriga es ya bastante evidente, por lo que es casi seguro que la pareja empiece a ver que la cosa va en serio (si es que todavía no se había hecho a la idea) y que ya falta bastante menos para el nacimiento de su bebé.

Hacer partícipe a la pareja de los procesos de embarazo, de las pruebas, de los movimientos de barriga y de las compras pueden ser buenas estrategias para que se acerque a ese bebé que no nota ni siente en su interior.

Sobre las compras que se hayan previsto puede ser este un buen momento para llevarlas a cabo. Por desgracia hoy en día muchos niños nacen antes de tiempo (quién no tiene un amigo o amiga que fue sietemesino/a) y el parto nos puede pillar por sorpresa sin las cosas en casa.

Tampoco es que se necesiten muchas cosas, ni que sea imprescindible tenerlo todo comprado, pero vale más tener las cosas un poco “atadas” para no estar luego pensando en que hay que ir a comprar tal o cual cosa.

Para las supersticiosas: se dice que montar y vestir la cuna antes de que nazca el bebé da mala suerte. No sé si es cierto (ni realmente me lo creo mucho), pero claro, en el momento que te lo dicen uno hace caso no sea que luego la cosa se tuerza.

El test de O’Sullivan

En la semana 24 de embarazo (se suele hacer entre la 24 y la 28) se lleva a cabo el llamado test de O’Sullivan para detectar una posible diabetes gestacional.

Se trata de una analítica en la que determinan el nivel de glucosa en sangre. Para hacerla te hacen tomar un líquido (glucosa) y te pinchan una hora después para ver cómo tolera tu cuerpo esa carga de glucosa.

Si el resultado está dentro de los límites normales se considera que el cuerpo de la embarazada tiene un buen control de los niveles de glucosa. En caso de hallarse alguna alteración se realiza una nueva prueba, más completa, para confirmar la posible diabetes gestacional.

La mujer con diagnóstico de diabetes durante el embarazo requiere un control especial para evitar complicaciones para ella y para el bebé.

Dentro de unos días ofreceremos todo lo que acontece durante el séptimo mes de embarazo tanto en la formación del bebé como en la mamá.

Fotos | Flickr (helgasms!), Flickr (jessicafm)
En Bebés y más | Embarazo mes a mes: quinto mes, Calendario de embarazo: de la semana 21 a la semana 24, Calendario de embarazo: de la semana 25 a la semana 28

Las molestias del embarazo en este sexto mes de embarazo se caracterizan por el aumento del volumen de la tripa, que se acentúa notablemente. La embarazada notará los movimientos fetales o pataditas del bebé con mayor claridad.

El volumen de la tripa se acentúa notablemente en el sexto mes de embarazo, lo que puede dar lugar a que se desencadenen algunas molestias del embarazo. En esta importante etapa del embarazo, el útero sigue creciendo y se extiende por encima del ombligo.

Las molestias del embarazo en el sexto mes de gestación

La embarazada ya puede lucir su estado de buena esperanza. Es el momento de comenzar a preparar la habitación del bebé y, si ya sabéis el sexo del bebé, por la ecografía del mes anterior, ya puedes elegir los colores de las paredes y de las telas del dormitorio del bebé. Dedica tiempo a diario para cuidar de tu embarazo y no olvides que es muy importante llevar un estilo de vida saludable.

También es esencial alimentarse mediante una dieta balanceada y rica en calcio, que te permita adquirir todos los nutrientes necesarios para tu bienestar y el desarrollo de tu bebé. Y no olvides tu aspecto físico. Cuidarte para prevenir que las huellas de tu embarazo te acompañen el resto de tu vida es fundamental en esta etapa del embarazo.

En este sexto mes de gestación, notarás una mayor sensibilidad en general y las pataditas de tu bebé con mayor claridad. Eso es lo que te puedes pasar si estás en el sexto mes de gestación:

– Movimientos fetales
Notarás los movimientos de tu bebé, que cambiará de posición con frecuencia, mientras sigue desarrollándose en tu interior durante el sexto mes de embarazo.

– Estiramiento de la piel
El útero sigue creciendo y, como consecuencia, la piel del abdomen debe estirarse para adaptarse a la nueva situación. Si la piel no está bien hidratada, pueden aparecer picores.

– Pezones sensibles
Son una molestia del embarazo frecuente. Más que por el estado de la piel, la sensibilidad en los pezones, que se caracteriza por resultar molestos al roce, procede de la prolactina, una hormona que prepara los senos para la lactancia, cuya función es estimular la producción de leche. La areola aumenta de tamaño y se pigmenta (se oscurece), y se pueden ver pequeñas elevaciones (tubérculos de Montgomery), que son glándulas productoras de grasa.

– El ombligo empieza a sobresalir
A medida que aumenta el volumen de la barriga, el ombligo pierde su posición habitual y se invierte hacia fuera. Quedará así hasta el parto y luego volverá a normalizarse.

– El útero se expande
Debido a que el útero ya no cabe en la pelvis, se expande hacia arriba desplazando los intestinos y presionando el diafragma y el hígado. Como consecuencia, puede sentir una ligera sensación de ahogo, que suele ser pasajera.

– Micción frecuente
Fruto de la expansión del útero, la vejiga también se ve más oprimida. Por este motivo, sentirás ganas de hacer pis más a menudo.

¿Cómo aliviar las molestias en el sexto mes de gestación?

A partir del sexto mes de embarazo, las molestias del embarazo empiezan a intensificarse en el sexto mes de gestación.

Picores en la piel
Se alivian aplicando cremas hidratantes, que también previenen las estrías. Elige las que llevan en su composición rosa mosqueta porque favorece la elasticidad de la piel. Aplícate crema por la mañana, después de la ducha diaria, y también por la noche especialmente en el abdomen, nalgas y muslos, y en el pecho. Así, mantendrás hidratada tu piel, a salvo de la formación de estrías y picores.

Sensibilidad en el pecho
Usa sujetadores de algodón, sin aros y con tirantes anchos para sostener el aumento de volumen del pecho. Para evitar roces, puedes usar almohadillas especiales de lactancia, que también son absorbentes, y te pueden ayudar a reforzar la protección del pezón.

Micción frecuente
Evita aguantar las ganas de orinar. Para combatir el exceso de micción, limita la ingesta de bebidas diuréticas como el café, el té y las sodas, que contienen cafeína y pueden ser responsables de que se orine con más frecuencia. Si los problemas de micción frecuente aparecen también por la noche y debes levantarte varias veces de la cama, evita tomar líquidos dos horas antes de acostarte, pero asegúrate de beber lo suficiente durante el día.

Y si lo que sufres son pérdidas de orina, recurre a las compresas o pañales sanitarios, aunque no suele ser común llegar a ese punto. Los ejercicios de Kegel reforzarán tus músculos de la zona perineal y te ayudarán también a evitar las pérdidas involuntarias. Es importante realizarlos a diario para prevenir las pérdidas de orina.

Molestias en el embarazo, mes a mes

Primer mes

Segundo mes

Tercer mes

Cuarto mes

Quinto mes

Sexto mes

Séptimo mes

Octavo mes

Noveno mes

Desarrollo del bebé en el sexto mes de embarazo: semanas 23 a la 26

El sexto mes de embarazo supone las últimas semanas de gestación del segundo trimestre. En las semanas 23-26 de tu embarazo, el feto comienza a crecer de forma más rápida y pesa ya, más de medio kilo. Sus papilas gustativas terminan de formarse y ya empieza a distinguir sabores. Asimismo, el oído se perfecciona y comienza a notar sonidos.

Si quieres saber más acerca de este momento de tu gestación, a continuación te hablamos del desarrollo del bebé en el sexto mes de embarazo, de los síntomas que experimentarás y mucho más.

Qué pasa a los 6 meses de embarazo: síntomas y cambios en la madre

Se empiezan a notar con más claridad los movimientos del bebé. El pecho podrá seguir creciendo y tus encías podrán ablandarse e incluso sangrar. Hay que tener en cuenta que el corazón trabajará a partir de ahora con más intensidad, ya que el útero demanda más cantidad de sangre que antes.

Otro de los síntomas del sexto mes de embarazo más habituales, es que pueden aparecer manchas en tu piel o tener zonas más oscuras en la frente, en la nariz, en la boca e incluso en el mentón. Este fenómeno se conoce como cloasma y las manchas suelen desaparecer después del parto.

Se recomienda empezar a comer poco y de forma frecuente, puesto que pueden manifestarse algunos problemas digestivos por los altos niveles de progesterona, que hacen que la digestión sea mucho más lenta y pesada. A veces, también se presenta estreñimiento por la misma causa.

Por otro lado, cabe destacar que es a los 6 meses de embarazo, cuando se realiza el test de O’Sullivan para detectar una posible diabetes gestacional, que no es más, que el aumento del nivel de azúcar en sangre, producido por el propioembarazo. Para realizar esta prueba, se extrae una muestra de sangre de la madre y se le hace beber una solución de glucosa. Una hora después, se realiza la prueba, con un pinchazo, para ver cómo ha reaccionado el cuerpo a esa carga de glucosa.

Cómo se desarrolla el bebé en las semanas 23-26 de embarazo

El desarrollo del bebé es mucho más rápido e intenso en estas semanas. Es por ello por lo que podrás notar mucho más sus movimientos a partir de ahora.

A los 6 meses de embarazo comienza la pigmentación de la piel del feto. Además, los pulmones ya están preparándose para respirar, de manera que empiezan a producir una sustancia grasa llamada surfactante pulmonar que cubre el revestimiento interior de los alveolos.

El bebé ya podrá percibir sabores a través del líquido amniótico. Sus órganos sensoriales ya estarán desarrollados y podrá abrir y cerrar los ojos a su antojo. El sentido del oído también estará totalmente establecido en esta semana del embarazo.

Presentará una forma inicial de aprendizaje y memoria llamada habituación. En este punto, las neuronas llegarán hasta diferentes partes del cerebro y se asentarán para ayudar al feto a realizar mejores conexiones después del nacimiento.

El futuro bebé comienza a acumular grasa debajo de su piel para adaptarse a la temperatura del ambiente exterior. El sistema nervioso sigue madurando y comenzará a triplicar su tamaño al entrar en el séptimo mes, el primero del último trimestre del embarazo.

Cuidados en el sexto mes de embarazo

Cuidarse durante el embarazo es fundamental para que todo salga bien pero, ¿cuáles son los cuidados en el sexto mes de embarazo que deberás tener en cuenta?

  • Al aumentar de peso pueden aparecer dolores de espalda intensos. Lo mejor para esto es descansar y reposar.
  • No hagas esfuerzos bruscos y comienza a delegar en otras personas las tareas que normalmente realizas.
  • Aplica una crema antiestrías cada día si quieres evitar la aparición de estrías durante el embarazo.
  • Practica ejercicio moderado, como caminar o la natación, para fortalecer los músculos y prepararte para el momento del parto.
  • No permanezcas demasiado tiempo de pie, ya que es posible que empieces a notar hinchazón en los tobillos.
  • Toma alimentos ricos en fibra para evitar el estreñimiento y mejorar el tránsito intestinal en la medida de lo posible.
  • Aprovecha el último mes del segundo trimestre para realizar las compras necesarias para el bebé. Es posible que en los próximos meses te sientas tan pesada que no quieras ir a comprar nada y, simplemente, necesites descansar.

¿Te ha resultado útil este artículo? Descubre mucha más información y consejos sobre el embarazo, el parto y el crecimiento de tu bebé formando parte de nuestro Club Enfamamá. ¡Únete ahora y empieza a disfrutar de todos sus beneficios!

Advertencia importante: la lactancia materna proporciona la mejor nutrición a los bebés. El pediatra es el que mejor te puede asesorar sobe el cuidado y la alimentación de tu hijo, y sobre los alimentos que debes añadir a la dieta conforme va creciendo.

Bibliografía

  • Organización Mundial de la Salud.
  • Bruce M. Carlson. Embriología humana y biología del desarrollo.
  • Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar social.
  • Asociación “El parto es nuestro”.

Tu bebé ya tiene 6 meses

¿Cómo hay que comportarse cuando se realiza un desplazamiento en coche con el bebé? La ley es clara: los sistemas de retención infantil son obligatorios hasta que el niño alcance los 135 centímetros de altura, y los diferentes grupos varían en función del peso y la altura del niño.

A partir de los seis meses, pueden empezar a aparecer los primeros dientes del bebé, los dientes de leche. ¿Qué tener en cuenta?

– Generalmente, los primeros en despuntar son los incisivos inferiores, algo que puede causar molestias y dolor al bebé, que estará más irritable, dormirá peor, babeará más y se llevará todo lo que esté a su alcance a la boca.

– Puedes paliar las molestias con algún mordedor sin PVC que puedes guardar en la nevera o el congelador para que calme a tu bebé si tiene las encías inflamadas o doloridas.

– Piensa que, en el momento que en su boca asome el primer diente, habrá que lavarle la boquita con regularidad.

– Cuando ya tenga tres o cuatro puedes utilizar un cepillo infantil con cerdas muy suaves en el que poner una pequeña cantidad de pasta dentífrica para niños baja en fluoruro.

A esta edad, el bebé ya es capaz de darse la vuelta solito, ¡qué gran momento! Puede pasar de la posición tumbada a la lateral, lo que provocará situaciones de asombro y diversión para todos los que presencien estos movimientos. Te aconsejamos que disfrutes de todos y cada uno de estos momentos inolvidables.​

Asimismo, es probable que empiece a responder a tus palabras con balbuceos con los que parece querer decir ‘papá’ o ‘mamá’: preparaos porque el momento se acerca y la emoción es mayúscula.

……….

¡CONSEJO! No te preocupes si el primer diente no asoma ni tiene pinta de salir en breve. ¡Cada bebé es un mundo! Piensa que a algunos bebés no les sale el primero hasta cerca del año, o más.

Qué hace un bebé de 6 meses

A los seis meses, el pequeño intentará llamar nuestra atención, aunque a su manera. Es muy importante responder a estas llamadas, ya que se trata del primer paso para enseñarle a comunicarse con las demás personas.

Psicomotricidad

– Durante este mes, el pequeño es perfectamente capaz de coger y sostener entre las manos cuanto se le da.

– También se mantiene en posición sentada. Al principio, solo lo hace si se le ayuda y después, a medida que consigue un mayor equilibrio, sin ningún apoyo.

– Durante este mes, es probable también que el pequeño empiece a gatear.

Oído

– Cuando está despierto, todavía sigue haciendo algunos gorjeos, intentado reproducir los sonidos o las palabras que acaba de escuchar. Sin embargo, su forma principal de expresarse sigue siendo limitada.

Visión

– El pequeño ya reconoce perfectamente la cara de sus familiares y no solo la de sus padres.

– Asimismo, es capaz de reconocer los matices emocionales de las distintas expresiones.

– Su agudeza visual también ha mejorado.

Cómo estimular a tu bebé de 6 meses

Antes de hablar, los bebés disponen de cierta capacidad musical. Por ello de manera instintiva, a menudo les cantamos. De este modo, también facilitamos su comprensión y el aprendizaje de fonemas y patrones musicales del habla.

Esta es una etapa mágica e irrepetible de nuestra vida, que solo se produce en este periodo: hasta los 3 años. ¡Una ventana de oportunidad para potenciar su capacidad de aprendizaje! Especialmente, si lo hacemos desde el contacto y el cariño. ¿Lo aprovechamos?

– A través del cariño y del lenguaje de la música impulsamos y mejoramos las capacidades cognitivas. Entre ellas es especialmente interesante la fluidez cognitiva.

– La fluidez cognitiva es la base de la creatividad y, por tanto, de la capacidad adaptativa y de supervivencia de nuestra especie. Se produce gracias a la aparición del lenguaje.

¿Probamos una sesión de baño sensorial?

Cuando estimulas a tu bebé a través del lenguaje musical adaptado, ¡también estás reforzando el vínculo materno-filial!

– Con la repetición de las audiciones de lenguaje musical, el pequeño irá memorizando patrones melódicos y rítmicos. Así, mejorará su capacidad lingüística y de aprendizaje.

– Aprovecha la rutina diaria de baño para hacer la sesión específica que disponemos para realizar durante el baño. Te permitirá convertir el baño del bebé en un momento de aprendizaje y estimulación auditiva y sensorial.

– Para disfrutar plenamente de esta experiencia, es conveniente realizarla en cualquier momento en que vayáis a realizar vuestro baño rutinario.

Experiencia para esta sesión: el baño sensorial

– Adapta la luz del baño según te apetezca; puedes jugar con luz natural, luz tenue o de color.

– Asegúrate que la temperatura del cuarto de baño es cálida.

– Llena la bañera con el agua a temperatura idónea. Te recomendamos usar un termómetro de agua para asegurarte de que está a 35-37 grados.

– Busca el máximo silencio en el ambiente. Reproduce el audio, que encontrarás al final de este artículo, a un volumen que te resulte agradable y que se oiga correctamente.

– Una vez tengas al bebé preparado para empezar el baño, dale al play y deja que todo fluya.

– Aprovecha este momento que tanto les gusta a los bebés para enseñarle el lenguaje de la música. Recuerda que puedes reproducir más de una sesión durante el baño. ¡Notarás cómo reacciona visiblemente a los ejercicios y lo disfruta!

Your browser does not support the audio element.

Sexto mes de embarazo

En el sexto mes de embarazo, las medidas del bebé empiezan a ser más proporcionadas. En estas semanas desarrolla su máxima actividad. Además, ya puede oírte, por lo que es importante ir hablándole y tomando contacto con él para que se acostumbre a su madre. A estas alturas la mamá ya debería estar apuntada a clases de preparación al parto.

  • Semana 23 de embarazo
    La piel adquiere relevancia y comienza a colorearse gracias a la acción de la melanina, al tiempo que se desarrollan los pulmones.
  • Semana 24 de embarazo
    Aunque todavía es muy pequeño, a partir de esta semana se considera viable y tiene bastantes probabilidades de sobrevivir en caso de producirse un nacimiento prematuro.
  • Semana 25 de embarazo
    Las estrías, los picores, los gases y el ardor son algunas de las incomodidades a las que se enfrenta la madre. Aquí tienes las soluciones.
  • Semana 26 de embarazo
    El bebé duerme la mayoría del tiempo y la madre se sentirá más vital. Hay que descartar mediante el test de O’Sullivan que no haya diabetes gestacional.
  • Semana 27 de embarazo
    Es un buen momento para realizar una ecografía 3D porque el desarrollo del feto y la cantidad de líquido amniótico permiten una visibilidad adecuada.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *