0

Embarazo y regla

Tabla de contenidos

Últimas noticias

lavanguardia.com

Hablar de la regla es todavía un tabú. Mientras el sexo está presente en conversaciones de toda índole, a menudo de la forma más burda posible, hay cuestiones que siguen comentándose en voz baja, como la menstruación.

Existe aún mucho desconocimiento alrededor de la regla. La sabiduría popular ha instaurado la certeza en la sociedad de que las mujeres no pueden quedarse embarazadas cuando menstrúan. Pero, ¿es eso cierto? ¿Mito o realidad?

“En principio, una mujer no puede quedarse embarazada durante los días de menstruación”, apunta Bernat Serra, jefe de obstetricia de la Clínica Dexeus. “Pero a veces puede confundirse el sangrado preovulatorio con la regla”, destaca el ginecólogo, apuntando a que en ese momento sí es posible que el embarazo tenga lugar.

Hay excepciones. En una “proporción muy pequeña de casos, en mujeres con ciclos menstruales cortos de 21 o 22 días y reglas de 7 u 8”, puede haber un embarazo durante el periodo. Aunque la probabilidad es muy baja: no son los días fértiles de la mujer y, pese a eso, sí hay posibilidad de embarazo si se tienen relaciones sexuales sin usar anticonceptivos.

No a todas las mujeres les dura el mismo tiempo el ciclo menstrual. Habitualmente, éste dura 28 días, pero las hay que tienen ciclos más cortos. Y estas mujeres podrían ovular antes de haber terminado la menstruación.

Ciclo menstrual corto

Pongamos, por ejemplo, el caso de una mujer con un ciclo menstrual de 22 días. Ésta menstrúa durante los siete u ocho primeros días. Teniendo en cuenta que, normalmente, los ovarios liberan un óvulo a mitad del ciclo menstrual (entre los días 12 y 15 en los casos más habituales), esta mujer ovularía entre los días 9 y 13.

Si dicha mujer mantiene relaciones sexuales sin protección los últimos días de la regla, y teniendo en cuenta que los espermatozoides permanecen vivos en el aparato reproductor femenino durante 3 o 4 días, éstos seguirían vivos al principio de la ovulación de la mujer.

Regularidad

La ovulación depende de la regularidad de los ciclos menstruales de la mujer. Esta regularidad, apunta Serra, “puede variar por diversos factores: el estrés, determinada medicación o, entre otras, alteraciones de la tiroides”. Esa irregularidad podría adelantar o retrasar la ovulación, haciendo más posible un embarazo durante la menstruación.

Sí, te puedes quedar embarazada con la regla

Poco probable, pero no imposible

Métetelo en a cabeza: el periodo NO es un método anticonceptivo eficaz (como tampoco lo es la lactancia). Sí es cierto que existen muchas menos posibilidades de quedarte embarazada en esos días del mes, porque es raro que la ovulación y el sangrado ocurran simultáneamente, pero no es imposible.

Tus días (más) fértiles

Un ciclo menstrual “de libro” funciona así: el ovario libera un óvulo a mitad del ciclo, es decir, entre 12 y 15 días después del primer día de la regla anterior. En los ciclos de 28 días, el día 14 se considera que es el día más fértil.

¿Entonces? Entonces, hay mujeres más irregulares que pueden ovular antes. Algunas circunstancias -el estrés, cambios en la alimentación o en el ritmo de vida, la edad- también pueden causar alteraciones en el ciclo incluso en mujeres muy regulares.

El riesgo de los ciclos cortos

La mayoría de las mujeres tienen ciclos menstruales de 28 días, pero algunas los tienen cada 23 o 26 días. Cuanto más corto es el ciclo, más posibilidades hay de “acertar” con un día fértil.

Los espermatozoides pueden permanecer vivos en el aparato reproductor femenino durante tres o cuatro días. Si mantienes relaciones sexuales sin protección al final de la regla -el día 5 o 6-, sumas los días en que los espermatozoides pueden estar activos y se te adelanta por el motivo que sea la ovulación… las probabilidades de quedarte embarazada aumentan.

El factor XY

La calidad espermática del hombre también repercute en las probabilidades: en esto influyen factores como la edad, los hábitos de vida (deporte, consumo de tabaco, alcohol o drogas), la alimentación o el contacto continuado con contaminantes ambientales, pero también si tu pareja no ha eyaculado en los días previos, ya que la concentración de espermatozoides será mayor.

Momentos de confusión menstrual

Ojo, porque también puede suceder que la mujer experimente un sangrado puntual, debido a la existencia de un quiste, por ejemplo, y lo confunda con el comienzo de la regla. Si te sucede puede que pienses “total, es el primer día, sería rarísimo” pero, en realidad, podrías estar en tus días fértiles.

Tampoco influye la cantidad de sangrado: el hecho de tener reglas muy abundantes no te exime de ovular antes o después de tiempo y, por tanto, de quedarte embarazada. Si no quieres tener un bebé, utiliza un método anticonceptivo.

Los síntomas serán los mismos

Si te quedas embarazada, los primerísimos síntomas serán los mismos que en cualquier otro embarazo: cansancio, sensibilidad en el pecho, etc. Pero no podrás confirmarlo hasta que llegue el siguiente ciclo, tengas unos días de retraso y te hagas un test.

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros:

¿Es posible quedar embarazada teniendo el periodo?

Una de las grandes dudas de la sexualidad lista para ser develada ¿Mito o Realidad?

Existen muchas preguntas y mitos relacionados con la menstruación y la anticoncepción en las mujeres como método para prevenir posibles embarazos.

Muchas personas se preguntan, ¿realmente es posible que una mujer quede embarazada cuando tiene el período?

A continuación les daremos una breve explicación al respecto, lo que podría ocurrir, y si es seguro o no como método para evitar embarazos.

ES importante saber que existen muchos mitos sobre nuestra sexualidad siendo los mitos sobre los anticonceptivos unos de los más populares.

Muchas adolescentes siguen consejos de otras amigas para no quedar embarazadas, como por ejemplo dejar una cerveza debajo de la cama después de una relación sexual o tomar mucho jugo de naranja.

¿De dónde salen estos consejos?

Es clave consultar antes que nada con una persona experta en planificación familiar y anticoncepción para evitar sorpresas, embarazos no deseados o enfermedades de transmisión sexual.

En la actualidad el mito de que una mujer no puede quedar embarazada durante el periodo menstrual es definitivamente un mito, pues es perfectamente posible.

Es pertinente saber que las posibilidades de que una mujer pueda quedar embarazada durante la menstruación son mínimas. Sin embargo, no estamos exentas y podemos ser parte de ese grupo porque puede ocurrir.

En un principio se decía que las mujeres que quedaban embarazadas durante su período menstrual eran mujeres que sufrían de alteraciones en su ciclo hormonal o en su período menstrual y que eran irregulares, pues no se sabía en qué momento iban a estar ovulando; hoy sabemos que existen diversos factores que se vuelven aliados para propiciar un embarazo durante el período.

La ciencia médica tradicional dice que una mujer tiene un ciclo que dura 28 días aproximadamente, durante el que un óvulo madura, es liberado por el folículo, cae en la Trompa de Falopio y es fecundado o desechado. En un artículo de la revista Fertility and Sterility, el doctor Roger Pierson, director de la unidad de investigación de biología reproductiva de la Universidad de Saskatchewan (Canadá) y sus colegas descubrieron que no siempre ocurría así.

¿Sabías que ya existe un dispositivo para tener sexo durante el periodo? Así es, y aquí te lo contamos todo para que veas si es algo que te anime.

Con la ayuda de ultrasonido de alta resolución que permitió la observación de los folículos, hicieron pruebas en 63 mujeres con ciclos menstruales normales durante un mes. De las 63 mujeres, 13 ovularon de formas diversas teniendo hasta tres oleadas de actividad en los folículos, que derivaron en la producción de un óvulo. Los técnicos de ultrasonido que participaron en el estudio también notaron que la ovulación no siempre ocurría en el día 14. En algunas ocasiones los folículos disminuían nuevamente de tamaño y eran absorbidos sin que el óvulo fuera liberado o expulsado.

Se sabe que para que una mujer pueda quedar embarazada es necesario que esté ovulando. En general una mujer que tiene su ciclo menstrual regular (que su período llega en la fecha esperada) ovula 14 días después del primer día de la menstruación; pero si la menstruación no es regular, no sabemos si la mujer ovula antes o después de la menstruación. De igual manera tanto las mujeres regulares como las no regulares, pueden quedar embarazadas si tienen relaciones sexuales durante la menstruación.

Por otro lado existe algo llamado metrorragia, que consiste en un pequeño sangrado vaginal proveniente del útero y que muchas veces se confunde con la menstruación. Sin embargo éste sangrado es diferente, pues la cantidad de sangre que se produce es mínima y dura menos días.

Y hablando de período, ¿has oido hablar de la copa menstrual? Si es algo que te causa curiosidad, te recomendamos leer nuestro testimonio real: Usé por primera vez la copa menstrual y esto fue lo que pasó.

Otro de los factores que puede hacer que una mujer ovule en cualquier momento sin necesidad de tener su período, es el estrés. El estrés origina desajustes en nuestro cuerpo, alterando el funcionamiento normal de nuestro organismo. Esto puede provocar que ovulemos antes o después de la menstruación sin que lo advirtamos.

Otro dato muy importante que tenemos que saber, es que un espermatozoide puede durar hasta 3 días dentro de nuestro organismo. Si hay relaciones sexuales con penetración durante la menstruación, el espermatozoide puede quedar vivo dentro de nuestro cuerpo hasta la siguiente ovulación.

En conclusión podemos decir que aunque no es la regla si existe una pequeña posibilidad de que las mujeres quedemos embarazadas si tenemos relaciones sexuales durante la menstruación.

Así que ¡ojo! a cuidarse siempre si no quieres terminar siendo una de estas mamás que odian ser mamás que nos tienen alucinando con sus fuertes testimonios.

Y si la verdad es que de alguna forma te tienta la maternidad, te invitamos a hacerte estas 21 preguntas que te ayudarán a ver que tan lista estás… o no.

Si este artículo te interesó, te invitamos a leer mucho más sobre salud sexual.

¿Es posible que ocurra la ovulación y la regla al mismo tiempo?

Normalmente, el ciclo menstrual de la mujer tiene una duración de unos 28 días. La ovulación suele ocurrir hacia la mitad de este ciclo, es decir, unos 14 días después de la llegada de la menstruación.

Sin embargo, esto no siempre es así. Por ejemplo, en un ciclo menstrual corto (menos de 25 días) el momento de la ovulación y la menstruación pueden situarse muy cerca y llevar a confusión.

También es posible confundir un avance de sangrado con un período regular. El anticipo de sangrado se produce cuando aparecen manchas de sangre entre un periodo y el siguiente. De esta manera, existe la posibilidad de que este adelanto de la regla coincida con el momento de la ovulación.

Si una mujer cree que está en fase menstrual, es decir, en días menos fértiles, cuando realmente está en el momento de la ovulación, las posibilidades de embarazo aumentan.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

¿Cuándo tiene lugar la menstruación?

La menstruación, también llamada regla o periodo, corresponde al sangrado típico formado por una mezcla de flujo vaginal, sangre y tejido endometrial. Esta fase del ciclo suele durar entre 3 y 5 días, aunque depende de cada mujer.

La regla tiene lugar en la primera fase del ciclo menstrual, cuando se produce una bajada de estrógenos y progesterona en el cuerpo de la mujer. Este descenso provoca el desprendimiento del endometrio, capa que recubre el interior del útero.

La mujer tiene la menstruación y ciclos menstruales regulares hasta que llega a la edad menopáusica, que suele ser alrededor de los 50 años

Si quieres obtener más información sobre esta fase del ciclo de la mujer, puedes pinchar aquí: La menstruación: síntomas y características del sangrado.

¿Cuándo es la ovulación?

De forma general, el ciclo menstrual de la mujer tiene una duración de 28 días y la ovulación ocurre en el día 14 ó 15 del ciclo, la cual es desencadenada por un pico de hormona LH.

El óvulo maduro sale del ovario y llega a las trompas de Falopio, donde permanece de 12-24 horas. Si en este tiempo no se produce la fecundación con el espermatozoide, el óvulo envejecerá y se disolverá.

Sin embargo, las mujeres también pueden presentar:

  • Ciclos menstruales cortos: inferiores a 25 días, por lo que la ovulación sucederá hacia el día 11 ó 12 del ciclo.
  • Ciclos menstruales largos: superiores a 28 días, por lo que la ovulación suele desplazarse hacia atrás. Por ejemplo, si el ciclo dura 36 días, la ovulación tiene lugar entre el día 19 y el 23.

La ovulación indica el momento más fértil de la mujer,es decir, cuando podrá producirse la concepción al mantenerse relaciones sexuales sin protección.

Calcular cuándo ocurre la ovulación

Los métodos tradicionales de control del ciclo menstrual (calendarios fértiles) no siempre son efectivos, ya que la ovulación puede adelantarse o atrasarse en cada ciclo. Para calcular la fecha de la ovulación es necesario tener en cuenta la longitud del ciclo de cada mujer, las variaciones externas, el número de ovulaciones por ciclo, etc.

Como ya hemos comentado, la ovulación se produce el día 14 del ciclo, considerando el inicio del ciclo el primer día de menstruación. Sin embargo, existen mujeres que ovulan con anterioridad o posterioridad. Por ello, no se puede hablar de un sistema general de cálculo del momento más fértil de la mujer.

Otro método para calcular la fecha de ovulación serían los test de ovulación. Estos test están basados en medir los niveles de hormona LH en orina, hormona que aumenta de manera exponencial 24-36 horas antes de la ovulación.

Hay que tener en cuenta que aquellas mujeres que ovulan varias veces en un mes, la ovulación puede coincidir temporalmente con la menstruación y provocar una alteración en el calendario de fertilidad.

Diferencias entre ovulación y menstruación

A lo largo del ciclo menstrual de la mujer, los folículos ováricos crecen y se desarrollan, pero sólo uno llegará al estadio final de maduración. Este folículo consigue romperse y libera un óvulo maduro en el momento de la ovulación. El óvulo cae en la trompa de Falopio y permanecerá vivo un máximo de 24 horas a la espera de ser fecundado.

Si después de esas 24 horas ningún espermatozoide consiga llegar a las trompas de Falopio para fecundar al ovocito, éste envejece y se pierde durante la menstruación.

Por tanto, hablamos de dos vías que ocurren en lugares diferentes:

  • El útero: el endometrio crece a lo largo de todo el ciclo menstrual de la mujer a la espera de que un embrión implante en él. Si no se produce esta implantación, el endometrio se desprende en forma de sangrado que es lo que llamamos menstruación. Cuando termine la menstruación, esta capa uterina volverá a proliferar y se renovará.
  • El ovario: es el lugar donde se desarrollan los folículos. Uno de ellos, es decir, el folículo dominante que llegue al estadio final de maduración, liberará un óvulo (ovulación) que podrá ser fecundado o desechado. Si el óvulo es fecundado por el espermatozoide, el folículo empieza a degenerar y recibe el nombre de cuerpo lúteo. Por el contrario, si no hay fecundación, el cuerpo lúteo deja de liberar hormonas provocando el desprendimiento del endometrio en forma de menstruación.

¿Puede ocurrir menstruación y ovulación a la vez?

Aquellas mujeres que tienen ciclos menstruales inferiores a 25 días, es posible que se produzca una coincidencia entre la ovulación y la regla. Aunque esta situación no es muy común, sí que es viable.

De hecho, si se mantuvieran relaciones sexuales en la menstruación, como los espermatozoides pueden vivir entre 2 y 5 días en el tracto reproductor femenino, podría fecundarse un óvulo que ha sido expulsado a los pocos días. Por tanto, los espermatozoides permanecen vivos al principio de la ovulación de las mujeres con ciclos menstruales cortos.

En los ciclos menstruales cortos o irregulares puede haber una coincidencia entre la fecha de ovulación y la fecha de menstruación.

Preguntas de los usuarios

¿Es posible ovular mientras aun se está sangrando por la menstruación?

Por Dra. Jessica García Cataño (ginecóloga).

Para las mujeres que tienen ciclos menstruales regulares y de una duración normal, sería poco probable que la ovulación ocurriera durante el sangrado menstrual. Sin embargo, ésto podría suceder en alguna ocasión puntual.
Leer más

¿Es cierto que durante la menstruación no puedo quedar embarazada?

Por Marta Barranquero Gómez (embrióloga).

No. Es un error pensar que si se mantienen relaciones sexuales sin protección durante la menstruación, es imposible lograr un embarazo. Aunque este hecho es poco probable que se produzca, es absolutamente posible.

La mayoría de las mujeres tienen ciclos menstruales normales, cuya duración es de 28 a 32 días. En estos casos, es poco frecuente que se produzca un embarazo durante la regla.

No obstante, hay mujeres que tienen ciclos menstruales cortos (menos de 25 días) y puede ocurrir una coincidencia entre la ovulación y la menstruación. Estas mujeres sí que pueden quedar embarazadas teniendo relaciones sexuales sin protección durante la fase menstrual.

¿Siempre que hay ovulación hay menstruación?

Por Marta Barranquero Gómez (embrióloga).

Siempre que hay ovulación y no se produce la fecundación, existe menstruación. Sin embargo, no ocurre lo mismo de forma inversa.

En ocasiones, el folículo del óvulo no llega a romperse y, por lo tanto, el óvulo no es liberado. No obstante, las hormonas no dejan de hacer su trabajo en el endometrio, por lo que el cuerpo acaba expulsando también tejido endometrial. De esta forma, se produce una menstruación sin óvulo. A estos ciclos se les denominan ciclos anovulares.

¿Es posible que ocurran dos ovulaciones en un mismo ciclo menstrual de la mujer?

Por Marta Barranquero Gómez (embrióloga).

Sí, es posible. Además, este hecho explicaría el origen de los gemelos no idénticos. En estas situaciones se produce la fecundación de dos óvulos distintos por dos espermatozoides, lo que se conoce como superfecundación

¿Cada mes se ovula por un ovario?

Por Marta Barranquero Gómez (embrióloga).

No. el proceso de ovulación ocurre de forma aleatoria en los ovarios. No sigue un patrón concreto.

En el ovario hay muchos folículos y sólo uno de ellos llegará al estadio final de maduración. A este folículo se le denomina folículo dominante y va a generar unas sustancias que bloquean el desarrollo de los demás. Todo esto ocurre en el tejido ovárico, independientemente de si está en el ovario derecho o en el izquierdo.

Lecturas recomendadas

Si deseas obtener más información sobre el ciclo menstrual de la mujer, puedes seguir leyendo en el siguiente enlace: El ciclo menstrual: ¿qué ocurre en cada una de sus fases?

Síntomas de ovulación: 9 síntomas para saber el momento en que quedarte embarazada

Si buscas síntomas de ovulación para saber cuándo eres fértil, te consternará averiguar que la mayoría de los síntomas no son muy obvios. A diferencia de otros animales, nuestras vulvas no se inflaman, no entramos en celo ni empezamos a liberar un aroma irresistible que atrae a los hombres. ¿Qué podemos hacer entonces si queremos saber cuándo mantener relaciones para quedarnos embarazada? Es importante saber cuándo ovulas y cuánto dura tu ventana fértil pero es difícil obtener una buena respuesta.

Por suerte, hay una serie de síntomas fisiológicos de ovulación y, cuando aprendes a ubicarlos, puedes programar el sexo en función de tu pico de fertilidad. Algunos de estos síntomas varían de una mujer a otra, pero si monitorizas tu ciclo, puedes averiguar qué es lo normal en ti.

Que quede clara una cosa. La ovulación es el momento en el que un óvulo sale de un folículo y del ovario. ¿Hay algún síntoma físico que ocurra justo en el momento de la ovulación? Aproximadamente el 20 por ciento de las mujeres experimentan dolor de ovulación, pero este no ocurre necesariamente en el momento exacto de la ovulación. Hay algunos síntomas físicos que indican que el cuerpo se prepara para ovular y otras señales físicas que se dan después de ovular. Si quieres quedarte embarazada, los síntomas más importantes son los que te indican que tu cuerpo se prepara para ovular.

¿Qué es la ovulación?

La ovulación es la salida de un óvulo de un folículo ovárico. Una vez se libera el óvulo, este viaja por la trompa de Falopio hacia el útero. Si durante este viaje al útero un espermatozoide fertiliza al óvulo, puede provocarse un embarazo.

¿Cuándo ovulas?

En un ciclo menstrual de manual de 28 días, se ovula el día 14. Pero obviamente, no todas las mujeres tienen ciclos de manual. La ovulación tiene lugar tras una larga y compleja cadena de acontecimientos hormonales que comienza durante el ciclo previo, antes de que siquiera haya llegado la regla anterior. Este «desarrollo» hormonal no sucede de la misma forma en todos los ciclos porque tu cuerpo no es una máquina. O sea que no puedes asumir sin más que ovularás el día 14 (o el día que sea normal para ti) porque cada ciclo puede ser distinto al anterior.

Una de las hormonas más importantes necesarias para que se produzca la ovulación es el estrógeno. Al principio del ciclo, cuando tienes la regla, los niveles de estrógeno son bajos. Van aumentando durante toda la primera parte del ciclo, llegando finalmente al umbral a partir del cual desencadenan la liberación de la hormona luteinizante, que informa a los ovarios de que es hora de liberar un óvulo. La mayoría de los síntomas de ovulación están vinculados al aumento del nivel de estrógeno.

¿Cuándo eres fértil?

Eres fértil desde cinco días antes de ovular y el mismo día de la ovulación. El pico de fertilidad se alcanza dos días antes de ovular. Tienes más posibilidades de concebir en estos dos días que en el mismo día en que ovulas.

¿Cuáles son los síntomas de la ovulación?

1. Aumento de la frecuencia del pulso en reposo Según los datos de recientes estudios clínicos, la frecuencia del pulso en reposo empieza a aumentar los días previos a la ovulación1. La frecuencia del pulso en reposo llega a su punto más bajo durante la menstruación, y aumenta unos dos latidos por minuto (LPM) entre dos y cinco días antes de ovular. Después de ovular, la frecuencia del pulso en reposo sigue aumentando y alcanza su pico máximo a mitad de la fase lútea. Cae en los días en los que empieza la menstruación —y si estás embarazada, se mantiene elevada.

2. Cambios en la temperatura corporal basal

Hay mujeres que observan que la temperatura basal de su cuerpo llega al nadir (a su punto más bajo) el día de la ovulación. No obstante, este nadir no está presente en la mayoría de gráficas y no es una forma muy fiable de identificar la ovulación2.

Tras la ovulación, el aumento en los niveles de progesterona hace que la temperatura basal incremente de 0,2 a 0,5 grados centígrados. Este síntoma de ovulación es mucho más fiable que el nadir de la temperatura basal. No obstante, el aumento de la temperatura basal solo confirma que se ha ovulado, y ya es demasiado tarde para concebir en ese ciclo. Además, mientras la TB es un buen método para confirmar que el ciclo ha sido ovulatorio, no es un buen método para determinar el día preciso en el que ha ocurrido. Según un estudio, el aumento de la TB se produce a los dos o más días de ovular 3.

3. Cambios en la mucosa cervical

En los días previos a la ovulación, los niveles de estrógeno aumentan, lo cual cambia la consistencia de la mucosa cervical. Cuanto más te acercas a la ovulación, mayor es el contenido de agua de tu mucosa. Verás que tu mucosa cervical se vuelve más resbaladiza y clara conforme te acercas a la ovulación. La mucosa cervical más fértil parece clara de huevo cruda. Tras la ovulación, los elevados niveles de progesterona hacen que la mucosa cervical se seque rápidamente.

La mucosa cervical es señal de que tu cuerpo se prepara para ovular, pero no confirma que hayas ovulado. La mayoría de las veces, cuando ves mucosa cervical fértil, es que ovularás pronto y cuando se seca la mucosa, probablemente ya hayas ovulado. No obstante, en ocasiones —sobre todo en mujeres con SOP— el cuerpo hará el esfuerzo de ovular pero no conseguirá saltar la valla. Cuando esto pasa, normalmente suele hacer otro intento un par de semanas después.

4. Dolor en las mamas o en los pezones

El dolor y sensibilidad de mamas o de pezones puede darse en los días previos a la ovulación así como en los días siguientes, debido al elevado nivel de hormonas.

5. Dolor pélvico Alrededor del 20 por ciento de las mujeres experimentan dolores relacionados con la ovulación, a veces conocidos como mittelschmerz. Pero este dolor no se da necesariamente en el momento justo de la ovulación, y no debería usarse como señal definitiva de que se está ovulando.

6. Manchado

Hay mujeres que manchan ligeramente en los días cercanos a la ovulación. En la primera parte del ciclo, aumentan los niveles de estrógeno, que hace que crezca el revestimiento uterino. Después de la ovulación, aumentan los niveles de progesterona, que hace que el revestimiento uterino se engrose y madure. El manchado de los días cercanos a la ovulación puede deberse a que el revestimiento uterino ha crecido debido a los niveles elevados de estrógeno, pero todavía no se ha engrosado ya que la progesterona todavía no ha alcanzado su punto álgido.

7. Aumento de la libido

Puede que tengas más ganas los días previos a la ovulación debido al aumento del nivel de estrógeno. No obstante, hay muchos factores que aumentan la libido (¿hola? el porno) y estar excitada no es de ninguna manera señal de estar ovulando. Del mismo modo, hay muchos factores que pueden bajarte la libido y no tener la libido subida durante la ventana fértil no significa que no vayas a ovular.

8. Cambios en la postura cervical

La mayor parte del tiempo, el cérvix está en un lugar bastante bajo de la vagina y tiene una apertura muy pequeña. En el momento de la ovulación, el cérvix sube, se vuelve más suave y se abre más. El cambio es algo sutil pero si coges la costumbre de inspeccionarte el cérvix con regularidad, podrás notar la diferencia. Para inspeccionar el cérvix, inserta un dedo (¡limpio!) en la vagina hasta que notes una pequeña protuberancia al final del canal vaginal. ¡Ese es el cérvix!

9. Ganglios linfáticos inguinales inflamados

Este síntoma de ovulación poco conocido tiene lugar en más del 70 por ciento de las mujeres en el momento de ovular. Los ganglios linfáticos inguinales son pequeñas glándulas ubicadas a ambos lados de la pelvis. Puede que notes que los ganglios inguinales se hinchan en el mismo lado de tu cuerpo en el que se libera el óvulo en ese ciclo. Haz clic aquí para aprender a inspeccionar tus ganglios linfáticos inguinales.

De Lindsay Meisel | Oct 4, 2017 Tags: ciclo irregular, concepción, consejos embarazo, embarazo, esperma, fase folicular, fertilidad, hormonas, infertilidad, moco cervical, mujer, ovulación, pulsera Ava, regla, sexo, SOP, trying to conceive

Lindsay Meisel

Por Deyra Guerrero

Toda mujer informada sabe que es durante sus días fértiles cuando existe posibilidad de quedar embarazada, al darse el encuentro de un espermatozoide con un óvulo, por lo que parecería lógico que la concepción de un nuevo ser humano no puede darse durante el periodo de la menstruación, al tratarse de una etapa diferente en el ciclo mensual.

El razonamiento anterior es correcto, excepto por que sí es posible que se dé un embarazo al sostener relaciones sexuales sin protección durante la menstruación. Aunque no es muy común, no es imposible si se dan ciertas circunstancias. Aquí en Rompiendo el Mito te explicamos.

Hay mujeres que experimentan ciclos diferentes cada mes, es decir que no son regulares, por ejemplo, aquellas con síndrome de ovarios poliquísticos (SOP), un desequilibrio hormonal que afecta a 8 de cada 100 mujeres.

En esa situación, es más complicado saber cuándo se produce la ovulación, pero como no suele haber ausencia total de regla, es decir, que la mujer con SOP también ovula y menstrúa, la posibilidad de embarazo es real si, por algún motivo, hay un óvulo maduro al mismo tiempo.

Se podría pensar que si se tiene un ciclo regular y no se padece SOP no existe peligro de embarazo fuera del lapso de fertilidad, después de la menstruación, sin embargo, no es imposible que la ovulación se adelante y exista un óvulo maduro dispuesto a ser fecundado al mismo tiempo que se tiene la regla.

Además, en el caso de ciclos menstruales cortos, de entre 20-24 días días, el óvulo podría liberarse durante los últimos días de la regla o justo después y aumentar las probabilidades de embarazarse si se tiene sexo en ese lapso, pues no hay que olvidar que los espermatozoides permanecen en el aparato reproductor femenino hasta cuatro o cinco días.

En general, las mujeres con ciclo menstrual menor a 24 días y tiempo de menstruación superior a 5 días son las que corren más riesgo, no obstante, la mayoría no se encuentra en esas condiciones.

Finalmente, si se tienen dudas, lo mejor es acudir al médico para recibir orientación específica y personal sobre el método anticonceptivo ideal y cuándo se debe usar, si se desea evitar el embarazo, o los momentos idóneos de fertilidad, para lograr ese efecto contrario llamado bebé.

¿Qué opinas?

¿Me puedo quedar embarazada al tener sexo con la regla? Si has entrado a leer este artículo seguramente será porque te estás haciendo esta pregunta en este preciso instante o porque te la has hecho alguna vez y deseas salir de dudas. Muchas mujeres piensan que si tienen la regla y mantienen relaciones sexuales sin protección no se quedarán embarazadas, pero, ¿qué tiene de cierto esto? Es un error bastante común pensar que si una mujer tiene relaciones sexuales durante su menstruación no quedará embarazada. Aunque es poco probable que se produzca un embarazo en estas circunstancias, es absolutamente posible y no hay que descartarlo.

¿Estás sorprendida? La regla se define como la pérdida de sangre que ocurre al final de un ciclo ovulatorio como el resultado de un óvulo que no ha sido fertilizado por un espermatozoide. Cada mes, una mujer libera un óvulo aproximadamente el día 14 de su ciclo, y antes de la liberación del óvulo las hormonas van en aumento para preparar el revestimiento del útero en caso de que el óvulo sea fecundado y se produzca el embarazo. Si no hay fecundación, la mujer desprenderá el revestimiento del útero pasado los siguientes 14 días -en caso de un ciclo menstrual que dure 28-. Y esto es lo que se llama regla, menstruación o período.

Quedar embarazada al tener sexo con la regla, ¿es posible?

Como has leído más arriba es totalmente posible, pero ¿qué es lo que hace que una mujer pueda quedar embarazada al tener sexo con la regla? La mayoría de mujeres tienen períodos que duran de dos a siete días y tienen lugar entre los días 26 y 34 del ciclo menstrual. La ovulación -cuando el óvulo es liberado de uno de los ovarios- se produce en la mitad de ciclo. Es precisamente en este momento cuando la mujer es más fértil y existen mayores probabilidades de poder concebir un bebé.

El óvulo que se libera durante el proceso de ovulación sobrevive 24 horas aproximadamente y si no es fecundado por un espermatozoide durante este tiempo, muere y sale al exterior junto con la sangre menstrual que la mujer libera cuando le baja la regla.

La mayoría de mujeres tienen ciclos normales de 28 a 32 días y, en este caso, es improbable que queden embarazadas durante su período. No obstante, hay mujeres que en algún momento de sus vidas pueden llegar a tener un ciclo menstrual más corto, principalmente aquellas mujeres que presentan periodos irregulares en los que es difícil predecir qué días o qué semanas es seguro tener sexo sin protección. Imagina, por ejemplo, una mujer con un ciclo menstrual de 24 días que tenga siete días de sangrado y mantenga relaciones sexuales en su último o penúltimo día de menstruación. Como los espermatozoides tienen la capacidad de sobrevivir en el útero de la mujer de 3 a 5 días, esta mujer podría quedarse embarazada perfectamente durante estos últimos días de regla.

¿Qué factores influyen en que una mujer pueda quedarse embarazada teniendo la menstruación?

1 Uno de los principales factores que pueden hacer que una mujer ovule antes de tiempo es el estrés. Los nervios y la ansiedad pueden provocar que el funcionamiento normal del organismo se altere modificando, de esta forma, el ciclo menstrual.

2 En el embarazo también influye la calidad de los espermatozoides del hombre. Si el semen del varón es de alta calidad siempre será más probable que se produzca la concepción. También aumentará las posibilidades el hecho de que el chico no haya mantenido relaciones durante los días anteriores ya que, en este supuesto, tendrá mayor cantidad de espermatozoides acumulados.

3 La alteración brusca de peso en la mujer (incremento o disminución) puede provocar modificaciones en el ciclo menstrual dando lugar a periodos irregulares.

4 Cuando una mujer se aproxima a la menopausia, la producción hormonal de estrógeno disminuye. Esto también hace que los ciclos menstruales cambien generando periodos más frecuentes o infrecuentes.

5 El ejercicio intenso es otro de los factores que pueden alterar el periodo de la mujer, aunque en este caso es más habitual que lo alarguen. En casos muy extremos, el ejercicio excesivo puede provocar incluso amenorrea o desaparición de la regla.

6 Algunas enfermedades como la diabetes o problemas de riñón o de tiroides también pueden provocar cambios en el periodo femenino.

7 Hay ciertos medicamentos que influyen en los niveles hormonales como por ejemplo los antipsicóticos o esteroides. Estas medicinas pueden provocar desequilibrios que afectan a las hormonas reproductivas alterando, de esta forma, la regularidad del ciclo.

8 Finalmente, la edad también es un elemento fundamental a tener en cuenta. No es lo mismo una pareja joven (de 18 o 26 años, por ejemplo) que una pareja de 45 años. Es evidente que en el primero de los casos habrá más probabilidades de embarazo.

Entonces, ¿cuándo es más probable quedarse embarazada?

Habitualmente, los ovarios liberan un óvulo en la mitad del ciclo menstrual, es decir, entre los días 12 y 15 de éste. Es precisamente en este momento en el que la mujer está en sus días fértiles y existen mayores probabilidades de embarazo. Concretamente y como hemos mencionado anteriormente, se calcula que el día más fértil de una mujer es el día 14 de su ciclo (haciendo referencia a un periodo con una duración de 28 días).

La fecundación se produce cuando el óvulo desciende por las trompas de Falopio hacia el útero y se fusiona con un espermatozoide.

Sangrado que se confunde con la menstruación, ¡cuidado!

En algunas ocasiones, puede ocurrir que una mujer experimente metorragia: un sangrado vaginal procedente del útero a causa de algún tipo de infección o quiste. Este tipo de sangrado puede causar confusión y llevar a pensar que ya se ha pasado la menstruación cuando en realidad no lo ha hecho.

Por eso, hay que tener cuidado y tener muy en cuenta que, si no se desea un embarazo inesperado y no deseado, es conveniente emplear siempre un método anticonceptivo durante las relaciones sexuales, independientemente del momento del ciclo menstrual en el que nos encontremos.

Combinar el método ‘marcha atrás’ y Ogino-Knauss, ¿funciona?

Basándonos en las explicaciones anteriores, el método Ogino-Knauss afirma que las mujeres que tienen un ciclo menstrual regular entre 27 y 32 días pueden impedir el embarazo si evitan tener relaciones sexuales durante sus días más fértiles. Lo cierto es que esta técnica disminuye en un 60% las posibilidades de quedarse embarazada, no obstante el 40% restante es un porcentaje altísimo si lo comparas con el 1% y el 3% de la píldora y el preservativo respectivamente. Esta técnica únicamente es útil si se emplea de manera inversa, es decir, cuando la mujer desea quedarse embarazada. Calcular los días fértiles nos permite averiguar cuál es el mejor momento para tener relaciones sexuales de forma que sea muchísimo más sencillo que se produzca el embarazo. La eficacia del método Ogino-Knauss para la búsqueda del embarazo es del 80%.

Por su parte, la marcha atrás (también conocida como ‘coitus interruptus’) es un método que se utiliza durante las propias relaciones sexuales y se basa en retirar el pene de la vagina unos segundos antes de que se produzca la eyaculación. De esta forma, el hombre no vierte su semen dentro de la mujer, no obstante, antes de que tenga lugar la eyaculación, se segrega un líquido preseminal que también puede contener espermatozoides.

En conclusión, el riesgo de embarazo al combinar el método ‘marcha atrás’ y el Ogino-Knauss será menor que si se utiliza solo uno de los métodos, no obstante, el peligro de quedarte embarazada seguirá estando presente.

Dudas frecuentes sobre embarazo y menstruación

+ Faltan pocos días para que me venga la regla, ¿puedo quedarme embarazada los días previos a la menstruación?

Las probabilidades de que te quedes embarazada los días previos a la regla son muy bajas, pero no son inexistentes. Puedes quedarte embarazada estando en tus días próximos al periodo al igual que durante la propia menstruación. Tal y como hemos explicado anteriormente, los días fértiles (cercanos a la ovulación) de una mujer con un ciclo menstrual corto están muy próximos a los de la regla. Por tanto, si a esto le sumamos que los espermatozoides pueden permanecer hasta cuatro días vivos dentro de la mujer, sí es posible que se produzca un embarazo al tener relaciones sexuales sin protección en los días previos a la menstruación.

+ ¿Cómo saber si me he quedado embarazada al tener sexo con la regla?

Si efectivamente tu óvulo ha sido fecundado por un espermatozoide después de tener sexo con la regla, experimentarás los típicos síntomas del embarazo, es decir, náuseas, vómitos, pechos sensibles, cansancio y, obviamente, ausencia de menstruación al mes siguiente. Lo mejor que puedes hacer para salir de dudas es esperar dos semanas y hacerte una prueba de embarazo.

+ ¿El embarazo puede ocurrir durante una regla normal o pasa cuando es menos abundante?

El embarazo puede producirse sea como sea el tipo de sangrado por lo que es fundamental que utilices anticonceptivos si quieres evitar un embarazo no deseado.

+ ¿Se puede menstruar estando embarazada?

No. La regla desaparece durante los meses de embarazo. No obstante, sí puede producirse un pequeño sangrado como consecuencia de las alteraciones hormonales que se producen en el cuerpo de la mujer durante esta etapa. Este sangrado se diferencia de la menstruación porque es mucho menos abundante y de un color rosáceo o marrón oscuro. Si presentas una sangrado muy abundante durante la menstruación es muy importante que acudas rápidamente a consulta médica ya que podría estar produciéndose un aborto.

+ ¿Son útiles las apps que controlan el ciclo menstrual?

Hoy en día, la presencia de las nuevas tecnologías ha hecho que existan aplicaciones para todo: para hacer ejercicio, para llevar a cabo una dieta, para dejar de fumar y, por supuesto, para calcular los días más y menos fértiles de la mujer. Hay que señalar que este tipo de app son muy útiles para aquellas mujeres que estén buscando quedarse embarazadas, sin embargo, no son tan efectivas para quien busque todo lo contrario, es decir: evitar el embarazo. Aunque este tipo de aplicaciones predice cuáles serán los días más fértiles del ciclo de una mujer, estos pueden cambiar. Por eso, para evitar riesgos innecesarios lo más recomendable es emplear métodos anticonceptivos de eficacia demostrada como la píldora, el preservativo o el DIU.

Eliminar las estrías en el embarazo. Las estrías en el embarazo son un gran problema para la piel. Las mujeres que tienen menos flexibilidad en la piel pueden sufrir de estrías, ¡pero se pueden eliminar! Existen productos cosméticos como cremas o lociones, tratamientos quirúrgicos y remedios caseros. ¡Te contamos!

Flujo vaginal café y el embarazo. La aparición del flujo vaginal café puede darse por distintas razones, y aunque algunas pueden apuntar a un embarazo, otras causas son posibles.

Alimentos para quedarse embarazada. La fertilidad y las posibilidades para quedarse embarazada pueden tener que ver con nuestra alimentación y con todo lo que comemos.

Venir la regla estando embarazada. Se puede sangrar mientras se está embarazada, pero el sangrado que puede surgir en las primeras semanas de nuestro embarazo puede también estar hablando de un embarazo ectópico, aunque también se puede tratar de un sangrado por implantación del embrión. ¿Me puede venir la regla estando embarazada?

Cómo quedarme embarazada rápidamente. ¿Quieres quedarte embarazada en los próximos meses? Atenta a los consejos que te vamos a dar.

40 formas de anunciar un embarazo. Se acabó eso de anunciar el embarazo en una reunión familiar, ahora lo que se lleva es comunicar la buena noticia a través de las redes sociales. ¿Estás falta de ideas? Aquí te dejamos algunas ideas

Ejercicio durante el embarazo. Cuando te quedas embarazada, surgen un montón de dudas. Una de las más comunes es saber si se puede realizar ejercicio durante el embarazo y qué tipo de actividad. ¡Te sacamos de dudas!

Tatuaje y embarazo. Resolvemos todas tus dudas que te puedan surgir sobre los tatuajes y embarazo.

Embarazo con regla, ¿es posible?

Técnicamente las mujeres pueden quedarse embarazadas en cualquier momento del ciclo menstrual aunque, es importante destacar, que es mucho menos probable durante la regla. Normalmente la ventana fértil, es decir, el periodo de mayor probabilidad de embarazo, se encuentra en la mitad del ciclo.
Las posibilidades de quedar embarazada son mucho menores justo antes y después de esta ventana fértil. Aún así es posible y, por ello, debemos tener en cuenta algunos factores a considerar.
A continuación te contamos cuáles son las posibilidades de quedarse embarazada durante la regla, así como en otros momentos del ciclo menstrual.

Tu navegador no puede mostrar este vídeo

¿Puedes quedarte embaraza con la regla?

La mujer puede quedarse embaraza en cualquier momento, incluyendo durante la regla.
Lo más probable es que la mujer se quede embarazada a en la mitad de su ciclo menstrual, cuando el ovario libera un óvulo en un proceso llamado ovulación. En este, el óvulo viaja al útero, donde el esperma puede fecundarlo.
Por norma general, el ciclo promedio de una mujer es de 28 días, contando desde el primer día del periodo hasta el primer día de regla del mes siguiente. En este ciclo la ovulación, es decir, las mayores posibilidades de embarazo, se concentran entre los 7 y 19 días después de que la regla termine.
El óvulo o huevo suele sobrevivir entre 12 y 24 horas después de la ovulación por lo que, para que ocurra el embarazo, debe encontrarse con un espermatozoide antes de ese tiempo.
Es más probable que una persona consiga el embarazo si mantiene relaciones sexuales en los tres días anteriores y hasta el día de la ovulación.

Dado que la mujer tiene ciclos de 28 días, generalmente no ovula hasta alrededor de una semana después de la regla. Esto hace que sea menos probable que quede embarazada, aunque no imposible, ya que entran en juego tres factores:

  1. La duración del ciclo menstrual. Aunque por lo general un ciclo suele oscilar en 28 días, puede renovarse desde los 24 hasta los 38 días con total normalidad. Esto implica que aunque exista una regla general, no es aplicable a cada caso en particular. Las personas con ciclos más cortos pueden ovular mucho más cerca de su periodo que aquellas que tienen un ciclo largo.
  2. Diferencias mensuales. La amplia variación en la duración del ciclo menstrual y el momento de ovulación dificultan saber cuándo una persona está en la ventana fértil.
  3. La vida útil del esperma. Los espermatozoides pueden vivir de 3 a 5 días dentro del cuerpo de la mujer, lo que significa que se puede quedar embaraza incluso si mantiene relaciones 5 días antes de su ovulación (aunque no es frecuente).

En conclusión, aunque durante la regla la mujer expulse sangre, el óvulo no fertilizado y tejido que reviste el útero durante un promedio de 5 días, esto no exime de la posibilidad de embarazo, aunque sea mínima.

¿Es posible conseguir un embarazo justo antes o después de la regla?

Generalmente los médicos están de acuerdo en afirmar que no es probable que las mujeres queden embarazadas los días previos a su periodo. Esto es especialmente cierto si tienen un ciclo menstrual de 28 días y son muy regulares.
No obstante, dada la flexibilidad de la ventana fértil, si se quiere evitar el embarazo es imprescindible el uso de anticonceptivos.
Los espermatozoides cuentan con 24 horas para fertilizar un óvulo. Si la mujer saber cuándo ha ovulado y cuenta los días que han pasado, en teoría no debería poder quedar embaraza hasta su siguiente ciclo.
Si embargo, es posible quedarse embaraza inmediatamente después de la regla. Recordemos que los espermatozoides tienen una vida útil de hasta 5 días.
Si la mujer tiene un ciclo corto y tiene relaciones justo después de su periodo, es posible que ovule lo suficientemente rápido para que el espermatozoide llegue al huevo.
Recuerda que, si tienes alguna sospecha de poder estar embarazada, debes acudir a tu médico de confianza.

Los primeros síntomas del embarazo
Durante el embarazo, ¿qué es normal y qué no?
Temperatura basal: ¿qué es y cómo se mide?

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *