0

Embarazo y temperatura basal

¿Sabes qué es la temperatura basal? Es la temperatura que tiene tu cuerpo justo al despertarte cada mañana, es decir, tras un periodo de tranquilidad o reposo. Y resulta que en la mujer, esta temperatura experimenta un ligero aumento justo después de la ovulación, lo que indica que el cuerpo ya no se encuentra preparado para una posible concepción.

La temperatura basal es clave a la hora de planificar un embarazo o en el caso de que, por lo contrario, quieras evitarlo. ¿Por qué? Porque te ayuda a calcular el momento de ovulación, que es también el de tus días más fértiles del ciclo reproductivo. Por eso, te interesa saber cómo utilizar este método: el test de la temperatura basal para lograr el embarazo.

Qué relación existe entre la temperatura basal y la ovulación

Tanto si buscas un embarazo como si lo quieres evitar, conocer el momento de ovulación (que son además tus días fértiles) es clave para lograr el éxito. Y una de las formas de saber cuándo estás ovulando (además de prestar atención a una serie de señales físicas y emocionales), es utilizar el test de la temperatura basal.

La temperatura basal es la temperatura del cuerpo, pero la temperatura que tienes al despertar. Esta temperatura corporal aumenta en el momento de fase lútea, es decir, justo cuando termina tu periodo fértil de la ovulación. Se calcula que la temperatura basal puede aumentar entre 0,2 hasta 0,5 grados en ese momento. Un aumento que además se mantiene hasta que llega la menstruación o en el caso de concepción, durante el embarazo.

Se considera que los días fértiles en la mujer corresponden a los cuatro días anteriores a la ovulación y los dos días siguientes a la ovulación. El test de la temperatura basal puede servirte para acercarte más al día más propicio para lograr el embarazo, una vez que compruebes en qué día de tu ciclo suele producirse la fase lútea (la fase que sigue a la ovulación).

Cómo se realiza el test de la temperatura basal para lograr el embarazo

Para utilizar el test de la temperatura basal y tener éxito si lo que buscas es un embarazo, deberás respetar una rutina y ser disciplinada, ya que tendrás que apuntar tu temperatura basal día tras día. Apunta antes de comenzar estos consejos básicos:

– Utiliza a ser posible un termómetro de mercurio, ya que son más precisos. Pero no te preocupes. También puedes hacerlo con un termómetro digital específico para este método, que venden en farmacias.

– Deberás tomarte la temperatura basal nada más despertarte y antes de salir de la cama. Por eso, ten cerca el termómetro. Debes dejarlo preparado la noche anterior.

– Utiliza un cuaderno en donde puedas anotar tu temperatura basal, o una agenda para especificar el día y la hora en la que mediste tu temperatura basal. Procura hacer la medición siempre a la misma hora.

– Mide la temperatura basal siempre en la misma zona del cuerpo: axila, boca o vagina. En las tres zonas el resultado puede variar.

– Apunta como observación si has experimentado la noche anterior alguna alteración de tu actividad: si has salido a correr, si has trasnochado o si estás enferma. Todos estos factores pueden influir en la temperatura basal.

Ahora sí, sigue estos pasos y comprueba si eres capaz de dar con tus días fértiles con la técnica de la temperatura basal:

1. Debes comenzar a medir tu temperatura basal el primer día de tu ciclo. Esto es, el primer día que tienes la menstruación.

2. Apunta cada día por la mañana, a la misma hora, tu temperatura. Según lo vas apuntando, debes crear un gráfico para trazar una curva.

3. Para crear tu curva de la temperatura basal, apunta en horizontal los días y en vertical la temperatura. Después solo tendrás que trazar una línea uniendo todos los puntos de tu temperatura para encontrar el punto en el que la curva se eleva.

4. En cuanto localices la primera subida de temperatura, sabrás que es cuando terminan tus días fértiles.

5. Si buscas el embarazo y lo lograste, verás cómo la temperatura basal continúa más alta de lo normal. Seguramente ya no bajará hasta el final del embarazo.

Debe mantenerse el termómetro en la axila durante cinco minutos o hasta que dé la señal de aviso. Es importante no moverse durante este proceso porque esto podría elevar ligeramente la temperatura corporal. Cuando el resultado del termómetro esté entre dos marcas, es aconsejable registrar en la tabla el número menor.

Al concluir el registro de un ciclo completo, lo habitual sería observar un punto en el que la temperatura comienza a ser más elevada con respecto a los primeros días del ciclo. La temperatura basal es un indicador útil de fertilidad. Después de revisar varios ciclos, la mujer podría observar un patrón predecible que le ayudaría a identificar sus días fértiles.

En el caso de que el registro de la temperatura basal se realice según la forma indicada y sin la intervención de factores que puedan modificar los resultados, este método ayuda a identificar el momento de la ovulación, pero tan solo una vez que se haya producido. Si lo que se desea es predecir la ovulación, por ejemplo para planificar el coito o una inseminación artificial, se recomienda utilizar un test de ovulación, que puede anticipar a la mujer el momento de la ovulación con un día o un día y medio de antelación. Los kits de predicción de la ovulación mediante orina detectan el pico de hormona luteinizante (LH) que se produce justo antes de la ovulación. Sin embargo, no todas las mujeres que ovulan presentan picos de hormona luteinizante (que es la encargada de estimular el ovario para que liberen un óvulo y produzca progesterona) que puedan ser detectados en estas pruebas. En este sentido, resulta más fiable realizar un análisis de sangre, que permite conocer con mayor precisión los niveles de progesterona en sangre y la correcta producción de hormonas ováricas en ese momento. En casos excepcionales, el médico puede aconsejar la realización de una ecografía pélvica para comprobar si los ovarios producen folículos (sacos llenos de líquido ubicados justo debajo de la superficie del ovario que contienen los óvulos inmaduros) o si se encuentran colapsados por alguna razón.

El registro de la temperatura basal podría ser útil también para diagnosticar la fase infértil después de la ovulación. Por esta razón, está considerado un método anticonceptivo natural y, por lo tanto, sujeto a error.

Noticias sobre temperatura basal:

Cómo funciona el metabolismo

Un embarazo sano comienza antes de la gestación

Cuando buscamos el embarazo, es fundamental saber reconocer cuándo son los días fértiles de la mujer. Hay distintos métodos para aproximarnos a esas fechas, y uno de estos métodos es la temperatura basal pero, ¿cómo tomar correctamente la temperatura basal para saber cuáles son mis días fértiles?

Mediante el control de la temperatura basal conseguiremos detectar la ovulación y podremos conocer cuáles son los días más propicios para lograr el embarazo. Recordemos que la temperatura basal es la temperatura corporal cuando nos despertamos.

Sin embargo, es un proceso que requiere constancia y ciertas pautas. Éstos son los consejos para tomar adecuadamente la temperatura y llevar el control correcto del ciclo.

Hay que anotar la temperatura basal todos los días del ciclo. Sólo así nos percataremos de las oscilaciones que nos pueden indicar que estamos en nuestros días fértiles.

Cuándo tomarse la temperatura basal

Conviene empezar a tomarse la temperatura desde el primer día de menstruación e ir anotando cada día.

Hay que tomarse la temperatura cada mañana recién despertada, en o junto a la cama. Este método no es fiable si la temperatura se toma en distintos momentos del día. De este modo se evitan las variaciones que podrían estar producidas por la actividad física y otros factores.

Cómo tomarse la temperatura basal

  • Preparamos el termómetro la noche anterior, colocándolo en la mesita, a mano y listo para tomar la temperatura de inmediato a la mañana siguiente. Si tenemos que levantarnos, movernos y buscar el termómetro, la medición no será válida.

  • Es importante tomar nota de las oscilaciones en la temperatura durante varios meses, para detectar posibles irregularidades en el ciclo y establecer nuestro calendario. Sólo si observamos regularidad en esos meses que anotamos, podremos predecir los días de ovulación.

  • Si la mujer tiene fiebre o está enferma los datos de esos días no sirven, y hay que anotar este hecho.

  • Se debe intentar usar siempre el mismo termómetro, sin cambiarlo durante el ciclo (a menos que se rompa) ya que podrían existir diferencias entre uno y otro, y como hablamos de márgenes tan estrechos y precisos, no serviría la medición.

  • Debemos tomar la temperatura en la misma parte del cuerpo, de manera que permitamos que haya unas condiciones siempre similares que no alteren el resultado de la medición.

  • Podemos escoger siempre la temperatura oral o bucal, colocando la punta del termómetro debajo de la lengua y con los labios cerrados.

  • Podemos escoger siempre la temperatura rectal, insertando la punta del termómetro en el recto mientras se está recostada de un lado con las rodillas dobladas.

  • Podemos escoger siempre la temperatura vaginal, escogiendo una postura cómoda e introduciendo la punta del termómetro en la vagina, permaneciendo siempre en la misma posición.

  • Durante la medición es mejor no hablar ni moverse, quedar tranquila y relajada, sin actividad.Se ha de tomar la temperatura durante cinco minutos por reloj.

  • Anotaremos en las observaciones de la tabla cualquier circunstancia que pueda alterar la temperatura, si no hemos seguido los consejos anteriores, si nos levantamos con estrés, si acabamos de tener pesadillas, si hemos ido al baño antes, alguna enfermedad, el consumo de alcohol la noche anterior.

¿Cómo identificar tus días fértiles?

Si hemos completado la anotación correctamente durante varios meses podremos establecer un patrón más o menos regular.

Antes de la ovulación, la temperatura basal suele oscilar entre los 36,5ºC y los 36,7ºC. Como consecuencia de cambios hormonales, dicha temperatura suele aumentar entre 0,3ºC y 0,5 ºC en los dos o tres días posteriores a la ovulación. El aumento se mantiene hasta el final del ciclo, cuando comienza el siguiente periodo menstrual.

Si en nuestras anotaciones durante varios meses observamos un ciclo regular (aumento de la temperatura a partir del mismo día), sabemos que manteniendo relaciones sexuales a partir de los días anteriores a ese cambio de temperatura tendremos más probabilidades de quedar embarazadas.

Ello es debido a que en teoría ya habremos ovulado, y el óvulo ya está dispuesto aunque no lo indique el cambio de temperatura, que se producirá dos o tres días después.

De cualquier forma, lo más seguro es combinar éste con otros métodos para saber cuáles son los días de ovulación, observando el ciclo menstrual en el calendario y el flujo vaginal como dijimos.

Si controlamos el flujo cervical y anotamos los cambios en el mismo lugar que la temperatura, la mayoría de las mujeres tendrán un aumento de la temperatura después de la ovulación y un cambio en la textura del moco cervical antes y durante el período ovulatorio.

Lo fundamental para conocer los días fértiles de la mujer es que tomemos la temperatura basal adecuadamente de modo que las estimaciones sean correctas, para lo cual podemos seguir todos estos consejos que os hemos ofrecido.

Foto | iStockphoto y holdosi en

¿Cómo tomar la temperatura corporal basal?

Cuando se produce la ovulación tiene lugar una serie de cambios en el cuerpo de la mujer que le pueden hacer ver que tal hecho se ha producido. Uno de ellos es el aumento de la temperatura corporal basal.

¿Por qué aumenta la temperatura corporal basal normal?

Una vez que se produce la ovulación y el óvulo es liberado a las trompas de Falopio el folículo donde maduraba dentro del óvulo (ahora llamado cuerpo lúteo) segrega una hormona: la progesterona que es la encargada de mantener la gestación los primeros días si el embarazo se produce. Esta hormona es la responsable de que aumente la temperatura basal del cuerpo.

¿Qué relación tiene con la ovulación?

La progesterona actúa sobre el centro termorregulador aumentando la temperatura corporal. Como la secreción de progesterona se produce inmediatamente tras la ovulación la temperatura comienza a aumentar también después de producirse ésta. Así si la mujer aprende a saber cuándo se produce este cambio en la temperatura será capaz de saber cuándo se ha producido la ovulación y cuáles son sus días fértiles dentro del ciclo (recordar que el óvulo tiene una supervivencia de 24h desde que es expulsado a las trompas).

¿Cómo tomarse la temperatura basal?

1. Tomarla a partir del 5º día del ciclo (de sangrado).

2. Antes de levantarse de la cama y de ingerir cualquier alimento o bebida. Se recomienda tener el termómetro en la mesita de noche para no tener que levantarse a por él.

3. Siempre por la misma vía: vaginal, rectal u oral. Vaginal o rectal durante 3 min, si es oral durante 5 min con el termómetro debajo de la lengua y los labios cerrados. No se debe cambiar el lugar de la toma en el mismo ciclo.

4. Siempre con el mismo termómetro.

5. Debe haber dormido al menos 3h seguidas. Si el descanso ha sido interrumpido esperar 1h descansando en la cama antes de la toma.

6. Siempre a la misma hora. Se permite un margen de una hora más tarde o más temprano pero hay que dejarlo reflejado.

7. Se anotará la temperatura cada día en una tabla realizada para tal fin.

¿Cómo se interpretan los resultados?

La ovulación produce un aumento de la temperatura de 0.2ºC a 0.5ºC. Cuando en la gráfica la temperatura se eleva en relación a los días anteriores (al menos a los 6 días anteriores) y se mantiene como mínimo tres días sabremos que la ovulación se ha producido.

Factores que pueden alterar la temperatura

Hay factores que podrían causar que la temperatura aumente, lo que afecta a la exactitud de la gráfica. Estos incluyen:

• La falta de sueño o trastornos del sueño.

• Las enfermedades o el agotamiento.

• Malestar emocional.

• Fumar.

• El consumo de alcohol.

• Dormir con una manta eléctrica.

Si se produce alguna de estas situaciones se reflejará en la gráfica para poder hacer una buena lectura al final del ciclo y tenerlo en cuenta.

ESTHER HERNÁNDEZ ÁLVAREZ MATRONA DEL HOSPITAL UNIVERSITARIO PUERTA DE HIERRO DE MAJADAHONDA

¿Sabes cómo tomar la temperatura basal?

Sabemos que aunque en muchos medios se diga que es sencillo que una mujer se quede embarazada, la verdad es que no es tan sencillo. para ser más sinceros el embarazo y el poder concebir vida es todo un milagro, por lo que no es tan fácil como parece. Por eso, muchas mujeres que tienen parejas estables o sencillamente se consideran económicamente independientes recurren a diversos métodos o tratamientos para quedarse embarazadas y poder tener la familia que siempre habían soñado. Entre los diversos métodos que existen para aquellas mujeres que desean tener hijos se encuentra la inseminación artificial (el método más famoso), la contabilidad de los ciclos menstruales, los tratamientos para repotenciar la fertilidad de la pareja y muchas otras cosas más. En este post hemos decidido hablarte acerca de un método que consiste en conocer cómo tomar la temperatura basal para medir el grado de fertilidad de una mujer.

La temperatura basal, nuestra temperatura propia

Todos sabemos que el cuerpo de todo mamífero es homeotermo, eso significa que puede regular su propia temperatura en comparación con la temperatura que se encuentra en el exterior. Un ejemplo muy claro es cuando nos encontramos con temperaturas muy calientes que el cuerpo empieza a secretar sudor para poder regular la temperatura o en otros casos, cuando hace mucho frío y el cuerpo tiende a disminuir el metabolismo para concentrarse en producir calor por medio de otros mecanismos y así garantizar la supervivencia.

Sin embargo, los 37 grados de temperatura corporal son un promedio, puesto que esa temperatura puede variar por diversos motivos, como la fiebre o incluso una subida o bajada de tensión. También puede producirse un ligero aumento o una ligera disminución de la temperatura basal dependiendo del ciclo menstrual en el que se encuentren una mujer.

El ciclo menstrual y la temperatura basal

Varios científicos han podido determinar que la temperatura de la mujer va variando ligeramente dependiendo de en qué fase de su ciclo menstrual se encuentre. Esto puede ser una buena herramienta para aquellas que se encuentren buscando el embarazo, puesto que la temperatura suele aumentar entre 0,2ºC y 0,5ºC cuando se encuentran ovulando. ¿A qué se debe esto? A la cantidad de progesterona que se produce durante ese proceso del ciclo menstrual.

Cuando una mujer empieza su ciclo menstrual su temperatura suele encontrarse entre los 0,2ºC y 0,5ºC por debajo de la temperatura habitual, debido a que acaban de salir de la menstruación. Resulta que la liberación de sangre en el cuerpo también colabora con la disminución de la temperatura. Conforme avanza el tiempo, notamos que su temperatura va aumentando ligeramente hasta llegar a los 0,2ºC o 0,5ºC por encima de la temperatura habitual. Ahí podemos decir que está en época de ovulación, puesto que la causante principal de que esta temperatura se eleve de esta forma es la hormona de la progesterona, que se libera y genera una reacción exotérmica que se traduce en un aumento de calor. La presencia de altos niveles de esta hormona hace que las mujeres tengan mayor posibilidad de concebir.

Entonces, te recomendamos que si deseas saber cuándo es tu momento fértil, te tomes la temperatura basal durante todo tu ciclo menstrual y anotes las pequeñas variaciones hasta formar una gráfica y determinar qué días tienes unas temperaturas mayores.

Muchos son los aspectos que hay que cuidar a la hora de conseguir quedarse embarazada. Así, por ejemplo, hay que prestar atención a la dieta y también a lo que son los días fértiles. Y precisamente en esto último juega un papel fundamental lo que ahora queremos a darte a conocer: la temperatura basal.

Si tú quieres ahora tener un hijo y deseas lograrlo de la forma más rápida posible, sigue leyendo. A continuación te vamos a exponer todos los datos que necesitar tener claros acerca de esa temperatura que será tan importante en la consecución de tu objetivo:

¿Qué es la temperatura basal?

Conocer los días fértiles son clave para quedarse en estado

Bajo el término que nos ocupa se encuentra lo que es la temperatura que tiene el cuerpo humano después de que la persona en cuestión haya dormido durante al menos cuatro o cinco horas.

Como hemos mencionado al principio, se considera que conocer la temperatura de la mujer puede ayudarle a lograr quedarse en estado. ¿Por qué? Porque se ha establecido que gracias a la misma se puede saber cuáles son sus días fértiles.

En concreto, esa teoría parte de la idea de que la fémina antes de la ovulación tiene una temperatura más baja mientras que aumenta, al menos en dos décimas, una vez que ya se ha producido la ovulación, que es cuando es más fértil. Y esa subida es algo que está causado por la progesterona, que se mantendrá en niveles altos hasta que vuelva a tener lugar la siguiente menstruación.

¿Cómo se mide la temperatura basal?

Medición diaria con el termómetro

Para poder tener claro que es el momento oportuno para tener relaciones sexuales y conseguir el embarazo, hay que llevar a cabo una exhaustiva medición de la temperatura basal. En concreto, esa acción se tiene que sustentar en los siguientes pilares:

  • Hay que ser constante, ya que se recomienda tomarla a diario durante unos tres meses.
  • La temperatura se tiene que medir siempre con el mismo termómetro y en idéntica postura, a ser posible también a la misma hora. En todo momento tiene que ser antes de levantarse de la cama por la mañana.
  • Es fundamental que la tarea que nos ocupa se lleve a cabo antes también de beber agua, de hacer ejercicio, de fumar e incluso, hay quienes consideran que de hablar.
  • La medición se tiene que llevar a cabo vía vaginal, rectal, axilar o bucal. Se establece que no se debe optar por acometer esa acción en la oreja.
  • Aunque se puede optar por hacer uso de un termómetro digital cualquiera, lo cierto es que en las farmacias existen ya lo que se conoce como termómetros basales, que se considera que son más precisos y adecuados.
  • El registro que se lleve a cabo de la citada temperatura se puede acometer de varias formas. Así, se puede optar simplemente por ir anotando a diario en una libreta las tomas o decantándose también por recurrir a una hoja de Excel, que luego permitirá realizar un gráfico. Este ayudará enormemente a ver cuándo se producen las subidas y las bajadas que son importantes saber en pro de lograr el embarazo.

Otros datos de interés

Registro de la temperatura basal

Para que puedas ser más conocedora aún de la temperatura basal y de todo lo que significa la misma, hay que tener en consideración otros aspectos relevantes como estos:

  • El aumento de la temperatura corporal se va a producir dos o tres días antes de la ovulación y se mantendrá hasta uno o dos días antes de que llegue la menstruación.
  • Tanto si la temperatura se mantiene pocos días como si sube pero baja rápidamente eso puede indicar algún problema. En concreto, puede servir para conocer que la mujer tiene muy baja la progesterona o que el llamado cuerpo lúteo no funciona como debería.
  • En el caso de que lo que suceda es que la temperatura es muy baja o muy alta durante el ciclo, eso puede indicar que sufre un problema de hipotiroidismo o hipertiroidismo, respectivamente.
  • Si durante el tiempo que se realiza este registro la mujer hay días que duerme menos de cuatro horas o que enferma y tiene fiebre, debe anotarlo también.
  • De la misma manera, hay que saber que toda ovulación va asociada de manera irremediable a una subida de la temperatura. No obstante, esta pueda subir sin que haya ovulación.
  • La temperatura se ha de tomar durante cinco minutos y durante este tiempo la mujer tiene que permanecer tranquila, sin moverse y sin hablar.
  • El moco cervical es otro de los elementos que se pueden tener en consideración, junto a la temperatura basal, para saber cuáles son los días más fértiles de la fémina y cuando es, por tanto, cuando tiene más probabilidades de quedarse embarazada.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *