0

Ensaimada mallorquina receta

Si te gustan las Ensaimadas rellenas de Cabello de Angel, hoy el Forner de Alella elabora una deliciosa receta, tal y como las hacen en Mallorca. Si las preparas en casa te quedarán buenísimas y harán las delicias de tu familia. Recuerda que si te gusta nuestro vídeo de Ensaimadas rellenas de Cabello de Angel no olvides puntuarlo y compartirlo, nos ayudarás.

INGREDIENTES PARA 7 ENSAIMADAS:

  • 250 grs. Harina de Fuerza
  • 75 ml. Agua
  • 60 grs. Azúcar
  • 20 grs. Levadura fresca de panadero
  • 4 grs. Sal
  • 1 Huevo
  • 1 cucharada pequeña de Aceite de Oliva
  • Cabello de Angel cantidad suficiente
  • Manteca de cerdo cantidad suficiente
  • Azúcar glas
  • 1 Huevo para pintar

ELABORACIÓN:

  • En el bol de la amasadora pondremos el huevo, el agua, el azúcar, la sal y la harina tamizada. Amasaremos durante unos 10 minutos. Agregaremos la levadura desmenuzada y continuaremos amasando durante 15 minutos más. Antes de parar la máquina echaremos una cucharada de aceite y amasamos un momento más.
  • Pondremos la masa en la mesa de trabajo y amasaremos un poco más a mano. Para amasar a mano iremos dando unas vueltas a la masa para que vaya quedando más fina y elástica.
  • Esta masa tiene que ser muy elástica. Para saber si está en su punto, cogeremos un trocito de masa y la estiraremos. Tiene que quedar muy fina y casi transparente sin romperse.
  • Daremos forma de bola y la dejaremos reposar tapada dentro de un recipiente previamente untado con aceite. Tiene que doblar el volumen.
  • Dividiremos la masa en porciones de unos 60 gramos. Han salido 7 unidades. Haremos unas bolas y para darle la forma estiraremos un poco la masa y la doblaremos hacia el centro hasta conseguir la forma de la bola y acabaremos dándole unas vueltas con el cuenco de la mano (ver el vídeo).
  • Las pasaremos a una bandeja untada con aceite y las dejaremos reposar tapadas durante unos diez minutos.
  • Untaremos la mesa de trabajo con aceite y el rodillo también. Estiraremos con el rodillo hasta conseguir una forma muy alargada y muy fina.
  • Cubriremos generosamente toda la superficie con la manteca de cerdo.
  • Estiraremos de nuevo pero ahora con las manos y sólo desde un lado. Tiene que quedar muy fina.
  • Después pondremos el cabello de ángel en un lado y enrollaremos la masa procurando estirarla sin que se rompa y a reposar unos cinco minutos más.
  • Estiraremos al máximo la pieza y le daremos la forma de la ensaimada (tal como se ve en el vídeo) depositándola en la bandeja de horno untada con aceite.
  • Las dejaremos fermentar en un sitio cerrado sin que le dé el aire durante unas 18 horas aproximadamente.
  • Pintaremos con huevo batido y una pizca de agua, las ensaimadas y las coceremos con el horno precalentado por arriba y abajo a
  • 190º centígrados durante unos 16 minutos aproximadamente. Depende de cada horno.
  • Espolvorearemos por encima con azúcar molido, una vez se hayan enfriado.
  • Tipo: Postres
  • Nº de Personas: 4 (4 unidades)
  • Autor: Xavier Barriga

Ingredientes:

500 g de harina de gran fuerza
4 g de sal
90 g de azúcar
70 g de huevo (1½ huevo aproximadamente)
20 g de levadura
230 ml de agua fría
manteca de cerdo
cabello de ángel
azúcar glas para espolvorear
Preparación:

Amasa todos los ingredientes, excepto la manteca de cerdo y el cabello de ángel, manualmente o con la ayuda del robot de cocina, en este caso, con el accesorio gancho. Recuerda incorporar la levadura cuando falten pocos minutos para acabar el amasado. Cuando la masa quede lisa y empiece a estar brillante, finaliza el amasado. Déjala reposar en la mesa de la cocina ligeramente aceitada durante 20 minutos. Tápala con film transparente para que no forme corteza. Corta porciones de masa de 250 gramos, dales una forma aproximada de bola y ponlas en la nevera tapadas con film transparente durante 30 minutos. Trabaja con las manos la manteca de cerdo encima de la mesa hasta que adquiera una textura blanda y cremosa. Esta operación es necesaria para que la manteca «corra» con la masa y se reparta de manera homogénea. Unta con un poco de aceite la superficie en la que vas a trabajar.

Una vez enrollada la ensaimada, déjala fermentar en un lugar templado y sin corrientes de aire durante 12 horas aproximadamente o hasta que haya doblado su volumen inicial. Es importante respetar este tiempo largo de fermentación porque le da sabor a la pieza y alarga su conservación una vez cocida.
Calienta el horno a 200 °C. Cuando la ensaimada esté en su punto, hornéala durante 17 minutos o hasta que veas que adquiere un bonito color dorado. Cuida de que no te quede demasiado cocida porque tendría tendencia a secarse enseguida. Antes de que se enfríe por completo, espolvoréala por encima con azúcar glas.

Consejo: Puedes cambiar el cabello de ángel del relleno por un poco de crema pastelera o de chocolate, o incluso un poco de sobrasada. Es una manera de elaborar diferentes ensaimadas a partir de la misma receta base. También puedes hacer ensaimadas individuales, de 80 gramos de masa cada una, con la misma técnica y proceso.

Pasos a seguir:
1) Pon 125 gramos de manteca de cerdo ablandada sobre una porción de 250 gramos de masa. Estira con los dedos la masa del centro hacia los lados, hasta conseguir una lámina muy fina y con la manteca de cerdo bien repartida. Este paso requiere cierta habilidad y práctica para no romper la masa, pues las roturas harían que la pieza se desgrasara en el horno y perdiera gran parte de su hojaldrado.

2) Cuando tengas la masa estirada de manera homogénea en forma de rectángulo y con la manteca bien repartida, pon una tira de cabello de ángel en la parte superior.

3) Enrolla la masa dando el mayor número posible de vueltas). Este paso te asegurará un buen hojaldrado y unas ensaimadas con un excelente aspecto. Deja reposar el rollo de masa durante 25 minutos.
4) Coge la masa enrollándotela en el brazo, colócala sobre una bandeja de horno cubierta con papel sulfurizado y ve enroscándola en espiral para darle la forma típica y característica de la ensaimada.

Hoy el Forner de Alella va a preparar unas deliciosas Ensaimadas individuales típicas de Mallorca elaboradas con Sagí, que es como le llaman en las Islas Baleares a la Manteca de Cerdo y este componente es el que le da el sabor característico a sus ricas ensaimadas. Si te gusta nuestro vídeo de Ensaimadas individuales no olvides puntuarlo y compartirlo, nos ayudarás

  • 250 grs. Harina de Fuerza
  • 75 ml. Agua
  • 60 grs. Azúcar
  • 15 grs. Levadura fresca de panadero
  • 4 grs. Sal
  • 1 Huevo
  • 1 cucharada pequeña de Aceite de Oliva
  • Manteca de cerdo cantidad suficiente
  • Azúcar glas
  • 1 Huevo para pintar
  • En el bol de la amasadora pondremos el huevo, el agua, el azúcar, la sal y la harina tamizada. Amasaremos durante unos 10 minutos. Agregaremos la levadura desmenuzada y continuaremos amasando durante 15 minutos más. Antes de parar la máquina echaremos una cucharada de aceite y amasamos un momento más.
  • Pondremos la masa en la mesa de trabajo y amasaremos un poco más a mano. Para amasar a mano iremos dando unas vueltas a la masa para que vaya quedando más fina y elástica.
  • Esta masa tiene que ser muy elástica. Para saber si está en su punto, cogeremos un trocito de masa y la estiraremos. Tiene que quedar muy fina y casi transparente sin romperse.
  • Daremos forma de bola y la dejaremos reposar tapada dentro de un recipiente previamente untado con aceite. Tiene que doblar el volumen.
  • Dividiremos la masa en porciones de unos 60 gramos. Han salido 7 unidades. Haremos unas bolas y para darle la forma estiraremos un poco la masa y la doblaremos hacia el centro hasta conseguir la forma de la bola y acabaremos dándole unas vueltas con el cuenco de la mano (ver el vídeo).
  • Las pasaremos a una bandeja untada con aceite y las dejaremos reposar tapadas durante unos diez minutos.
  • Untaremos la mesa de trabajo con aceite y el rodillo también. Estiraremos con el rodillo hasta conseguir una forma muy alargada y muy fina.
  • Cubriremos generosamente toda la superficie con la manteca de cerdo.
  • Estiraremos de nuevo pero ahora con las manos y sólo desde un lado. Tiene que quedar muy fina, después enrollaremos la masa y a reposar un momento.
  • Estiraremos al máximo la pieza y le daremos la forma de la ensaimada (tal como se ve en el vídeo) depositándola en la bandeja de horno untada con aceite.
  • Las dejaremos fermentar en un sitio cerrado sin que le dé el aire durante unas 18 horas aproximadamente.
  • Pintaremos con huevo batido y una pizca de agua, las ensaimadas y las coceremos con el horno precalentado por arriba y abajo a
  • 190º centígrados durante unos 14 minutos. Depende de cada horno.
  • Espolvorearemos por encima con azúcar molido, una vez se hayan enfriado.

Hoy presentamos una forma casera de elaborar este tradicional dulce típico de Mallorca.

Así lo cocinamos

En un bol mezclamos la mitad de la harina con la levadura diluida en la leche tibia. Tapamos la masa y la dejamos en reposo hasta que doble su volumen.

Añadimos a la masa uno de los huevos, el azúcar y la harina restante. Amasamos durante 5 minutos, formamos una bola con la masa y la dejamos reposar otra media hora.

Ahora estiramos la masa para dejarla muy fina y la embadurnamos con la manteca. La enrollamos y la cortamos en “rodajas” de 2 cms. de grosor.

Con cada rodaja formaremos un cilindro o rulo para enrollarlo sobre sí mismo de manera que nos quede la forma típica de la ensaimada.

Ponemos las ensaimadas en una bandeja de horno forrada con papel, dejando bastante espacio entre cada una y las dejamos reposar unas 12 horas, hasta que doblen su tamaño.

Precalentamos el horno a 180ºC y cocinamos las ensaimadas unos 15 minutos.

Cuando estén templadas, las espolvoreamos con azúcar glass y ya están listas para comer.

Trucos y Consejos

Para los más golosos, podemos rellenar las ensaimadas con cabello de ángel, nata montada, crema pastelera o chocolate.

Información Nutricional

Este postre presenta una alta cantidad de hidratos de carbono y grasas, sobre todo procedentes de la manteca de cerdo, por lo que es recomendable tomarlo con moderación, aunque es cierto que, al ser un plato cocinado en casa, será más sano que la bollería industrial.

Datos nutricionales de la harina de trigo:

Pocos desayunos son tan deliciosos como los compuestos por un café con leche y una tierna ensaimada. Preparar esta masa no es difícil, pero sí que es necesario tener en cuenta una serie de pasos para que el resultado sea perfecto. Por eso hoy vamos a explicaros cómo hacer la ensaimada perfecta: trucos y consejos.

No será necesario que viajéis hasta Mallorca para degustar esta deliciosa masa azucarada, pues seréis capaces de prepararla vosotros mismos. Os aseguro que no tendrá ni punto de comparación con las que venden en bolsitas individuales y guardaréis la forma de hacerlas como oro en paño. ¿Lo comprobamos?

Cinco claves para hacer la ensaimada perfecta

Estas son cinco las claves para conseguir una receta tradicional de ensaimada con la que sorprender a todos. Seguidlas y disfrutad del resultado:

1) Respetad los tiempos de levado

Es muy muy importante que tengáis mucha paciencia con el levado de la masa para preparar ensaimadas, para que pierda el nervio y podáis estirarla correctamente. Si no respetáis los tiempos de levado que os indique la receta, la masa no quedará esponjosa y suave sino dura, es decir que no parecerá la tradicional ensaimada que podéis degustar de panadería.

Lo mejor es empezar a trabajar los ingredientes el día antes de cuando queráis servirlas, además así podrá reposar toda la noche dentro del horno. De este modo, si os apetece un desayuno especial de domingo podéis empezar a prepararlas el sábado al mediodía, os aseguro que nunca habréis probado un desayuno mejor.

2) Estirad la masa y la volvedla a estirar

Una de las claves para que la ensaimada salga perfecta es que, cuando tengamos hechas las porciones y vayamos a darles forma, estiremos cada una de ellas lo máximo que podamos. Da igual si la masa se rompe, lo importante es que quede lo más fina posible, casi transparente.

Para conseguirlo con mayor facilidad, será necesario que busquéis una mesa de trabajo lo suficientemente amplia para que podáis estirar la masa sin problema con ayuda de un rodillo. ¿Sabéis lo que dicen de la masa de strudel? Que tiene que ser tan fina que a través de ella se pudiera leer un poema de amor. Pues lo mismo aquí.

3) No os cortéis con la manteca

La propia denominación de ensaimada lo dice todo, pues «saïm» en mallorquín significa manteca, así que usadla en cantidades exageradas. Por mucho que os parezca que ya hay suficiente, continuad agregando este ingrediente a la masa, pues de él depende un resultado perfecto. Una ensaimada con la masa seca es lo peor que hay.

Sí, lo sé, el consejo que os acabo de dar va en contra de cualquier dieta equilibrada, pero tampoco comemos ensaimadas todos los días, así que si os animáis a hacerla al menos que salga perfecta, y para ello es necesario que seáis lo más generosos posible con la manteca, así que ¡añadid un poco más!

4) Enrollad la masa con cuidado

Pensad que tenéis que formar unos rulos con la masa que estará más que untada con manteca ¡No resultará una tarea fácil! Armaos de paciencia e id enrollando poco a poco. La manteca hará que la masa resulte muy pegajosa, pero como ya hemos comentado cuanta más cantidad lleve de grasa más tierno será el resultado final, por tanto es un ingrediente del que no podemos prescindir.

Cuando los tengáis hechos puede que queden algo «gorditos», apretad con las manos para que se afinen y crezcan un poco. Cuando forméis las caracolas y las dejéis levar ya se hincharán los suficiente.

5) Separad los rulos de masa al formar las caracolas

Pensad que la masa tiene que levar toda la noche y que por si sola se unirá formando la ensaimada, si juntáis los cilindros de masa al formar la ensaimada lo único que conseguiréis es que crezcan hacia arriba y os quede una ensaimada en forma de pirámide, es decir horrorosa.

La ensaimada es plana, bastante plana, y para que lo sea es necesario que hagáis lo que os aconsejo, no os preocupéis que después de haber estado levando toda la noche obtendréis las ensaimadas con la mejor forma que hayáis podido desear: una masa crujiente por fuera y esponjosa por dentro ¡deliciosa!

Espero que os animéis a preparar ensaimadas, con estos cinco consejos os quedarán perfectas ¡Ya nos explicaréis los resultados!

Fotografías | Rainer Zenz En Directo al Paladar | Ensaimada de Mallorca. Receta tradicional En Directo al Paladar | Los siete sitios donde comprar una ensaimada de Mallorca y no hacer el turista

Ensaimada casera de Mallorca

¿Quién no recuerda de pequeño comerse una ensaimada? A mi me recuerda a cuando iba al parque y me sentaba a merendar con mis amigos de la infancia.

Para elaborar la receta de esta ensaimada de Mallorca os pueden ayudar vuestros hijos. No os asustéis porque no es nada difícil de elaborar, y ellos se lo pasaran genial en el proceso de amasar, untar manteca… es una receta algo entretenida, pero muy divertida para hacer en familia y por supuesto lo mejor viene después ¡comerla!

La ensaimada mallorquina esta ligada a Mallorca y es una de las tentaciones gastronómicas de la isla.

El consejo para que la receta de ensaimada nos salga estupendamente es el amasado y utilizar manteca de cerdo, aquí no sirve la mantequilla ni margarina. Os recomiendo elaborar la receta por la tarde para que durante la noche vaya haciendo su proceso de fermentado, sin prisas. De esta manera la cocción la realizaremos por la mañana y nuestra ensaimada estará lista para el desayuno.

No se hable más, ¡vamos con la receta!

Ingredientes de la ensaimada

  • 250 g harina de fuerza
  • 60 o 80 g agua
  • 1 huevo mediano
  • 80g azúcar
  • 25 g manteca de cerdo
  • 8 g levadura fresca

Relleno:

  • 175 g manteca de cerdo
  • Aceite para manipular la masa
  • Azúcar glas

Cómo hacer ensaimada:

Paso 1: La masa

Mezclamos todos los ingredientes de la masa menos la levadura fresca, la masa queda pegajosa al principio. Dejamos reposar durante 5 minutos.

Amasamos a intervalos: 1 minuto de amasado (plegamos y hacemos rodar sobre la mesa) y 10 minutos más de reposo.

Repetimos 3 o 4 veces hasta que la masa este lisa, tras el reposo podremos estirarla suavemente entre los dedos hasta obtener una membrana translucida, sale con micros amasados y reposos.

La última tanda de amasado, añadimos la levadura frotando hasta que se incorpore a la masa. Cuando este bien integrada dejamos reposar al menos durante 30 minutos.

Paso 2: Dar forma

Untamos con aceite la superficie de trabajo para que la masa no se pegue, estiramos muy bien la masa hasta que se haga muy fina con suavidad, untamos la manteca por toda la masa, una vez embadurnada de manteca estiramos sin miedo, hasta que la masa quede translucida y fina.

Enrollamos la masa por el lado más largo hasta tener un cilindro de más de un metro de largo y un par de centímetros de grosor, tiene que reposar durante 25 minutos para que la masa se relaje.

Paso 3: Fermentación

Estiramos suavemente el churro de masa para que gane longitud y lo colocamos de forma espiral sobre el papel de hornear (no hacer la espiral prieta para dejar que tenga espacio una vez fermente), dejar levar dentro del horno apagado durante 12-14 horas con un cazo de agua tibia en la base del horno para ayudar a que la masa fermente bien.

Tiene que triplicar su volumen, retiramos la ensaimada de dentro del horno y precalentamos el horno a 180º calor arriba y abajo, en la base del horno ponemos un recipiente apto para el horno con agua caliente.

Paso 4: Horneado

Horneamos durante 18-20 minutos a 180º, calor arriba y abajo. Una vez transcurrido el tiempo retiramos la ensaimada del horno y dejamos que enfríe, espolvoreamos azúcar glas por encima y a disfrutar.

Consejos para hacer una ensaimada perfecta

Como veis hacer la ensaimada es un proceso fácil, pero os vamos a recalcar algunos puntos que son importantes para que consigáis una ensaimada perfecta, esa por la que os aplaudirán cuando la prueben.

Amasado y estirado de la masa

La masa hay que estirarla lo más posible para que quede casi transparente, de la misma forma que se hace con los strudel por ejemplo. Buscad una superficie lo suficientemente amplia para que podáis estirarla con un rodillo lo máximo que os permita, incluso si se os rompe.

Te puede interesar: Cómo hacer strudel de manzana

La manteca

¿Sabéis que en mallorquín manteca es «saïm»? De ahí viene la ensaimada. Eso nos indica que la manteca es el ingrediente fundamental en la ensaimada mallorquina, por lo que no os debéis cortar a la hora de agregar manteca a la masa para que ésta salga perfecta. Sed generosos con ella porque es una de las claves para que la masa de las ensaimadas salgan jugosas y no secas.

Los tiempos de levado

Este punto es fundamental para conseguir ensaimadas esponjosas y suaves. Si no respetáis esos tiempos la masa quedará dura. Para ello os recomendamos que preparéis la masa el día anterior al que queráis comerla, dejándola reposar toda la noche. Un lugar ideal para que repose la masa es dentro del horno, donde mantendrá una temperatura tibia y sin corrientes que eviten la buena fermentación de la masa. En conclusión, nuestro principal consejo es paciencia.

Cómo dar forma a la ensaimada

Para que podáis enrollar los rollos de la masa que estará untada con manteca debéis hacerlo con mucho cuidado y paciencia. Una vez tengáis los rulos hechos los podéis apretar con las manos para que sean algo más finitos, ya que luego al levar las ensaimadas crecerán y triplicarán casi su volumen. Por ello cuando forméis las espirales debéis separarlas ligeramente ya que se juntarán cuando crezcan y de otra forma crecerían hacia arriba que no es la forma de una buena ensaimada.

Para que las ensaimadas leven mejor podéis dejarlas dentro del horno con un cazo de agua tibia que ayudarán a la fermentación. Es importante que estén levando al menos durante 12-14 horas, por lo que tal como os decíamos antes lo ideal es prepararlas el día anterior.

Horneado

El horneado hay que realizarlo a 180ºC con calor arriba y abajo y precalentando previamente durante 10 minutos. En la base del horno pondremos un recipiente con agua caliente que ayudará a que la masa quede crujiente por fuera y esponjosa por dentro.

Con estros trucos que os hemos dado esperamos que os salgan las mejores ensaimadas del mundo ¡ya nos contaréis!

También te puede interesar:

Profiteroles de nata, un manjar irresistible

Prepara la auténtica ensaimada mallorquina en casa

La ensaimada mallorquina es uno de los dulces más conocidos de la gastronomía española. De hecho, aunque su origen se encuentra en Mallorca, se consume en todos los rincones de nuestro país y gracias al turismo que recibe la isla, su fama se ha extendido más allá de nuestras fronteras. Y es que es muy difícil resistirse a este producto de repostería caracterizado por su forma de espiral, de dos o más vueltas en el sentido de las agujas del reloj.
Si se te ha antojado, sigue leyendo y descubre cómo hacerla en casa paso a paso.

Tu navegador no puede mostrar este vídeo

El nombre de este dulce tiene su origen en la palabra catalana saïm que en castellano significa manteca de cerdo, lo que tiene sentido ya que este ingrediente es fundamental en la receta tradicional de la ensaimada mallorquina. La auténtica ensaimada debe ser crujiente por fuera y blanda en el interior y suele estar cubierta por una abundante capa de azúcar en polvo que oculta su característico color dorado. Respecto al tamaño, podemos encontrar ensaimadas pequeñas que suelen consumirse en la hora del desayuno o la merienda; o grandes, ideales para compartir en familia o con amigos.
Las primeras referencias escritas de la ensaimada se remontan al siglo XVII aunque su popularidad llegó un siglo después entre las clases medias-altas de la sociedad que la tomaban como desayuno o merienda. El tiempo ha colocado esta dulce elaboración en todas las pastelerías del país y lo ha convertido en el producto de repostería por excelencia de la isla de Mallorca.

Tradicionalmente se distinguen dos tipos de ensaimada, la que no lleva ningún tipo de relleno y la que cuenta con relleno de cabello de ángel. Sin embargo, como pasa con la mayoría de este tipo de recetas, con el paso del tiempo han surgido numerosas versiones de la ensaimada. Hoy en día podemos comprar ensaimadas rellenas de crema, de chocolate o nata.
¿Te atreves a preparar la versión casera de la ensaimada? La receta que os presentamos a continuación es la de la ensaimada rellena de cabello de ángel, pero podéis hacerla sin relleno o innovar y prepararla con un relleno especial, sea como sea, el procedimiento es el mismo. Antes de comenzar, debéis saber que es una elaboración que requiere tiempo ya que cuenta con varios periodos de reposo, el último de unas 12 horas aproximadamente.

Ingredientes para preparar la ensaimada mallorquina:

  • Un botecito de cabello de ángel
  • ½ kilo de harina de fuerza
  • 230 ml de agua
  • 90 g de azúcar
  • Azúcar glas
  • Media taza de manteca de cerdo
  • 4 g de sal
  • 2 huevos
  • 20 g de levadura fresca Levital

Preparación de la ensaimada mallorquina

¿Comenzamos? En primer lugar, debemos echar en un bol grande la harina, el agua, los huevos, el azúcar y la sal. Mezclamos y amasamos durante unos minutos hasta conseguir una pasta viscosa y homogénea. Cuando hayamos obtenido esta textura, añadimos la levadura fresca deshaciéndola directamente con los dedos.
​Mezclamos todos los ingredientes de nuevo y sacamos la bola de masa para continuar amasando durante unos minutos. Podemos echar un poquito de aceite sobre la superficie de trabajo para así conseguir una bola compacta. A continuación, cubrimos la bola con un papel film y la dejamos reposar durante media hora aproximadamente (hasta que doble su tamaño).
Cuando veamos que la bola ha aumentado de tamaño, dividimos la masa en porciones de 250 gramos aproximadamente. Enharinamos ligeramente la superficie de trabajo y amasamos las porciones por separado, buscando en todo momento la forma redondeada. Una vez hayamos repetido esta operación con cada una de las porciones, las tapamos con papel film cada una en un bol y las dejamos reposar en la nevera durante otra media hora aproximadamente.
Cuando hayan transcurrido los treinta minutos, echamos un poquito de aceite sobre la mesa, cogemos cada una de las porciones y estiramos la masa con un rodillo dándole una forma cuadrada. Debemos obtener una masa muy fina, a punto de romperse. Una vez hayamos alcanzado el mínimo grosor posible, añadimos la manteca de cerdo que le dará el toque hojaldrado y crujiente. Después, añadimos la capa de cabello de ángel desde un extremo de la masa, de un centímetro de grosor, y enrollamos completamente la masa sobre sí misma. De nuevo, dejamos reposar durante media hora aproximadamente.
Pasado este tiempo, colocamos la masa sobre la bandeja del horno, cubierta previamente con papel vegetal, y vamos dando la forma de espiral comenzando desde el centro, enrollándola en forma de caracola. Metemos la bandeja en el horno y dejamos reposar de nuevo, sin calentar, durante 12 horas.
Cuando haya transcurrido este tiempo, sacamos la bandeja para precalentar el horno durante 10 minutos a 200ºC. A continuación, metemos nuestra ensaimada en el horno durante 20 minutos. El tiempo es aproximado por lo os recomendamos mirar continuamente la ensaimada y cuando veáis que está ligeramente dorada la sacáis del horno. Dejamos enfriar y añadimos el azúcar glas por encima.

Contenido elaborado en colaboración con Levital

Descubre: Meriendas de nuestra infancia que te harán sentir nostalgia

Ensaimada mallorquina casera

Esta receta de Ensaimada mallorquina casera merece la pena aunque tengas que estar un ratito en la cocina, no tiene nada que ver con las que se compran!!

Verás que los tiempos de levado son altos, es una masa muy tradicional y hay que respetarlos. Tu paladar te lo agradecerá.

Si quieres ver otra receta de dulces de las islas Baleares, no te pierdas nuestra receta de Flaó, una deliciosa tarta de queso con toques de hierbabuena típica de las Pitiusas.

INGREDIENTES para una ensaimada grande o 5 pequeñas (puedes doblar las cantidades)

  • 250 gr de harina de fuerza
  • Pizca de sal
  • 80 gr de agua
  • 1 huevo mediano
  • 80 gr de azúcar
  • 25 gr de manteca de cerdo
  • 12,5 gr de levadura fresca de panadero (o 5 g de levadura seca de panadero)
  • 175 gr de manteca de cerdo para el relleno
  • Azúcar glas para espolvorear

ELABORACIÓN de la Ensaimada mallorquina

  1. Batimos los huevos con el azúcar blanco en un bol.
  2. Añadimos la mitad de la harina junto a la pizca de sal e mezclamos bien.
  3. Templamos el agua y añadimos la levadura para disolverla. Después la añadimos a la mezcla de huevos y harina e integramos bien.
  4. Añadimos el resto de la harina y mezclamos hasta integrar del todo. Por último mezclamos la manteca de cerdo ablandada y amasamos unos 15 minutos hasta tener una masa fina y elástica.
  5. Ponemos la masa en un bol ligeramente aceitado y cubrimos con un paño limpio. Dejamos levar unas 12 horas hasta que triplique su tamaño.
  6. Pasado el tiempo de levado, engrasamos con aceite la mesa de trabajo y extendemos la masa en forma rectangular con ayuda de un rodillo, estirando bien para que quede bien fina.
  7. Extendemos encima la manteca de cerdo con ayuda de un pincel y enrollamos la masa por la parte más larga.
  8. Sobre una bandeja con papel de horno, ponemos la masa en forma de espiral dejando una separación de un centímetro y dejamos levar de nuevo hasta que aumente de volumen.
  9. Horneamos la ensaimada unos 18 minutosa 180 °C, en la parte media del horno, con calor arriba y abajo. hasta que esté dorada.
  10. Cuando enfríe, la espolvoreamos con azúcar glas y ya podemos servirla.

Descarga nuestra app gratuita


¿Te ha gustado? Síguenos en Facebook y consigue las mejores recetas!
ResumenNombre Ensaimada mallorquina casera Publicado el 2018-05-29

¡Va de receta! Y esta semana compartimos una de lo más tradicional donde las haya: la ensaimada.
Tomad nota y esperamos que os animéis a hacerla…

INGREDIENTES (para hacer 6 ensaimadas individuales):
2 huevos
175 g de azúcar blanco
500 g de harina de fuerza
4 g de sal
20 g de levadura fresca de panadero
100 ml de agua tibia
125 g de manteca de cerdo
Azúcar glacé para decorar

CON LAS MANOS EN LA MASA:
1. Batir ligeramente los huevos con el azúcar blanco, añade la mitad de la harina y la sal.
2. Deshacer la levadura fresca de panadero en el agua tibia e incorporarla a la mezcla anterior.
3. Añadir el resto de la harina y una cucharada de manteca de cerdo ablandada con las manos.
4. Amasar la preparación durante 15 minutos hasta que obtener una masa fina y elástica.
5. Verter en un cuenco amplio con el interior pintado con aceite y dejar que repose entre 8 y 12 horas para que adquiera la textura y sabor característicos.
6. Una vez reposada la masa, cortar en porciones según el tamaño que se quiera dar a las ensaimadas.
7. Sobre una superficie aceitada, estirar cada porción de masa con un rodillo, dándole forma rectangular y fina.
8. Repartir sobre ellas el resto de manteca de cerdo y enrollarlas sobre sí mismas dándole la forma de espiral típica de la ensaimada.
9. Colocar las ensaimadas separadas entre sí sobre una bandeja de horno cubierta con papel de hornear.
10. Dejar reposar de nuevo las ensaimadas hasta que doblen su volumen.
11. Precalentar el horno a 180°.
12. Hornear las ensaimadas durante unos 15 minutos a 180° hasta que estén doradas.

Cuando se saquen del horno, espolvorearlas con azúcar glacé antes de que enfríen, ¡y a comer!

La ensaimada de crema es un dulce que está hecho de una masa azucarada, fermentada y horneada. Este plato es originario de Mallorca, donde forma parte de la gastronomía tradicional de la isla. Sin embargo, actualmente se ha extendido la receta por el continente americano; surgiendo algunas variaciones, como la ensaimada de crema argentina y la uruguaya.

Este dulce es ideal para complementar la dieta cotidiana, debido a que contiene huevos y leche, dos ingredientes muy nutritivos. Además, tiene el punto exacto de dulce, ideal para ser tomado por los niños y los adultos.

La leche es el ingrediente base de la abundante crema contenida en este dulce. Este ingrediente lácteo contiene las propiedades y nutrientes necesarios para hacer de esta receta un complemento alimenticio ideal.

Ingredientes:

  • 800 gr de harina
  • Un vaso de agua mineral
  • 500 gr de azúcar
  • 80 gr de maicena
  • Seis huevos grandes
  • Cuatro yemas de huevo
  • 30 gr de levadura para repostería
  • Una cucharada de bicarbonato
  • Una cucharadita de sal
  • Cuatro cucharadas grandes de aceite
  • Manteca de cerdo
  • Esencia de vainilla
  • Un litro de leche
  • Azúcar glas
  • Cómo preparar la ensaimada de crema:

    1. Colocar en un bol la harina en forma de volcán.
    2. Agregar en el hueco de la harina, unos 250 gr de azúcar, dos huevos, el agua.
    3. Amasar durante 5 minutos.
    4. Agregar la levadura, y el bicarbonato. Seguir amasando hasta obtener una masa homogénea, esponjosa, fina y lisa.
    5. Tapar el bol con papel film, y dejar reposar por cuatro horas.
    6. Una vez pasado el tiempo, dividir la masa en cuatro pedazos. Para hacerlo, se deben tener las manos llenas de aceite, de esta forma no se pegaran a las manos.
    7. Verter un poco de aceite en una superficie, limpia y lisa. Colocar los trozos de masa, y extender con un rodillo hasta obtener trozos rectangulares.
    8. Enrollar la masa sobre un papel de hornear, dando la forma a las ensaimadas. Dejar reposar en un lugar cálido hasta que fermente y doble su volumen.
    9. Precalentar el horno a 180° e introducir la ensaimada.
    10. Mezclar el azúcar restante con la leche, en una olla a fuego lento.
    11. Unir en un bol 4 huevos, 4 yemas, la maicena, la esencia de vainilla, y batir hasta obtener una crema uniforme.
    12. Unir la leche con la mezcla de huevo y poner de nuevo al fuego. Remover constantemente, para que no se pegue la mezcla.
    13. Revisar que no haya grumos, y apagar el fuego.
    14. Verter en un bol, tapar con papel film. Meter en el frigorífico por una hora y media.
    15. Una vez esté lista la crema pastelera, extenderla por las tapas de la ensaimada.
    16. Espolvorear con azúcar glas y servir.

    admin

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *