0

Estimular punto g mujer

Porque lesíste esto…

El punto G en la mujer se encuentra a unos tres o cuatro centímetros de la vagina. Para estimularlo se requieren de algunas posiciones sexuales que lleguen al él, de esta forma la mujer puede aumentar su placer y llegar más fácilmente al orgasmo. Salud180.com te dice cuáles son estas posiciones.

1. Amazona: La mujer se sienta a horcajadas sobre el hombre y ambos se mueven frente a frente. Es ideal para que ella pueda marcar su propio ritmo.

2. Unión del emú: Esta posición es muy placentera. Ambos deben estar de pie, tú le darás la espalda a tu pareja mientras él te penetra desde atrás. Puedes inclinarte un poco para estimular más tu punto G.

3. Balanza: Es una posición muy recomendada para que tu pareja pueda acariciarte tanto los senos como el clítoris. Dile a tu pareja que se siente cómodamente, posteriormente debes sentarte sobre sus muslos y moverte a tu propio ritmo.

4. Abrazo: El hombre se encuentra de pie y tú te sujetas a él con ambos brazos rodeando su cuello, mientras que rodeas su cintura con tus piernas. Tu pareja puede controlar todos los movimientos.

5. Profunda: Tienes que colocarte boca abajo, separa las piernas y colócalas en los hombros de tu pareja. Esta es una de las posturas más excitantes y placenteras para una mujer.

Con estas posiciones sexuales no sólo estimulas el punto G, además rompes con la rutina y experimentas nuevas sensaciones en tus relaciones sexuales.¡Buena suerte!

Las MEJORES POSICIONES SEXUALES para ALCANZAR el PUNTO G

Redactor Rebañando compartidos Compartir en Facebook Twitear Pin it Share on WhatsApp Compartir

¿Sabes de lo que estamos hablando? Nos hacemos esta pregunta puesto que hay muchas parejas, quizás demasiadas, que no tienen idea de lo que significa la PENETRACIÓN PROFUNDA. ¿Nunca has experimentado el placer de que tu amante te toque el PUNTO G con su PENE? O por el contrario, ¿lo intentaste pero no fue nada del otro mundo?

Sea como fuere, tienes que leer este artículo porque vamos a enseñarte cuáles son las MEJORES POSTURAS para CORRERTE COMO NUNCA y… ¡PROFUNDAMENTE!

via GIPHY

1.- A CUATRO PATAS

También puedes llamarla ‘el perrito’ puesto que aquí lo que menos importa es el nombre. Esta posición te garantiza una penetración muy pero que muy al fondo ya que se llega a estilumar el punto G con cada movimiento del hombre aunque la mujer también puede controlar la intensidad con batiendo su caderas.

2.- SOMETIDO

¡Esta es la mejor para creer que tienes el máximo poder! El chico se acuesta boca arriba mientras que tu te sientas sobre él dándole la espalda. Tu vas a poder controlar la penetración y él se morirá de ganas por ver la cara de gusto que estás poniendo.

3.- LA VAQUERA

Debes sentarte sobre el pene de tu pareja pero en esta ocasión mirándole a los ojos. Al igual que en la anterior; tu controlarás el ritmo tanto a horcajadas como apoyándote en las manos de tu amante o simplemente dejándote llevar. Aquí se consigue una profundidad extrema.

4.- SENTADOS

Con esta práctica vais a disfrutar muchísimo. Solamente tenéis que conseguir una siila cómoda y… ¡a darlo todo ambos!

5.- MISIONERO

A simple vista puede parecer la más aburrida aunque para que te la metan hasta el fondo es perfecta. Levanta las piernas un poco para que tu amante puede dártelo todo sin ningún problema y con toda la fuerza del momento. Cuanto más arriba estén, más lejos llegará la cabeza del pene.

6.- DE PIE

Es una de las más placenteras. No es necesario ser equilibrista para llevarla a cabo. Tenéis que buscar un punto fijo donde apoyaros, como por ejemplo una pared, et voilà !

7.- ACURRUCADOS
El hombre se coloca detrás de su pareja tumbado de lado mientras la mujer recibe el pene. Aquí es el hombre el que controla la intensidad de la penetración gracias a que es él quien lleva el ritmo. La cucharita será lo máximo desde ahora.

10 técnicas para aumentar el placer en una mujer

Casi a diario encontramos nuevos estudios y recomendaciones de expertos que nos ayudan a llevar una vida sexual mucho más placentera y saludable. Desde saber cuáles son los mejores trucos para acelerar el orgasmo femenino, qué buscan los hombres en el sexo o cuáles son sus fantasías más comunes hasta el tema que nos concierne que no es otro que: descubrir cuáles son las técnicas para aumentar el placer en la mujer. Con la ayuda de la psicóloga y experta en sexología de Psytel, Silvia Sanz, hacemos un repaso de aquellas cuestiones que más suelen gustar a las mujeres a la hora de mantener relaciones sexuales.

1. Garantizar el placer y resistencia

La cualidad sexual que más valoran las mujeres es que su pareja se preocupe por darle placer, que se sitúa incluso por delante de la creatividad. El hecho de que su pareja demuestre atracción por su cuerpo o se sienta cómoda y querida suscita mucho interés. La clave para ello es la comunicación, por lo que la experta de Psytel aconseja que compartas con tu pareja tus fantasías y tus deseos y le pidas que haga lo mismo. «Después del acto sexual, pídele que te cuente qué cosas le gustaron y qué cosas no», comenta.

2. Los besos

de todo tipo son muy importantes para toda mujer, y especialmente durante las relaciones sexuales.

Video:Pincha aquí para ver cuáles son los fetiches sexuales más comunes

3. El clítoris

El clítoris, después del cerebro, es el órgano sexual más importante en las mujeres. Si éste no es estimulado correctamente, difícilmente se logrará satisfacerlas o llevarlas al orgasmo. A la hora de estimularlo manualmente, Silvia Sanz aconseja hacerlo con delicadeza. «El clítoris es tan o más sensible que el glande de un hombre. Algunas mujeres no toleran la estimulación directa a menos que se encuentren muy excitadas. Al principio, trabaja sobre las zonas que estén alrededor del clítoris, y progresivamente, a medida que ella se excite más, podrás estimularlo directamente», explica.

4. Los juegos pre-coitales

Los juegos pre-coitales son imprescindibles. La experta recomienda tomarse tiempo antes de la penetración para estimular las diferentes zonas erógenas de la mujer. «Esto permite que la mujer se excite y lubrique bien, preparándola así para la penetración», añade.

5. Usar la imaginación y convertir el acto en algo único

El acto se debe convertir en una actividad o situación diferente y especial ya que esto influye mucho en la calidad de las relaciones sexuales para una mujer. Incluye aceites, velas aromáticas, frutas, hielo, plumas, disfraces, jacuzzis, baños de espuma, masajes, juguetes sexuales, espejos… para complementar tus relaciones sexuales.

6. Estimular zonas erógenas

Los genitales y los senos no son las únicas zonas erógenas de una mujer. Resultará útil probar las orejas, el cuello, los brazos, las manos, la espalda, la entrepierna, los muslos e incluso los pies, los labios, la cara, el vientre… Aunque hay zonas que siempre son más erógenas de forma común, cada mujer tiene su propio código que hay que saber descubrir.

7. El sexo oral

El cunnilingus, una opción interesante. No a todas las mujeres les gusta el sexo oral. Por eso es mejor preguntarle si la pareja no está seguro de que pueda ser para ella una situación incómoda. El clítoris es muy sensible y las recomendaciones sobre la delicadeza que se han dado en la estimulación manual son igualmente válidas en el caso del sexo oral. «Durante el sexo oral no vayas directamente al clítoris, primero besa las zonas circundantes y gradualmente dirígete a él», recuerda la sexóloga.

8. La penetración

La penetración siempre debe ser en el momento adecuado. No es recomendable la penetración cuando la vagina todavía no esté bien lubricada, puedes utilizar un lubricante artificial. Muchos hombres creen que el éxito del coito se basa en la penetración fuerte y rápida (pensando que a más fuerza, más rápido llegará ella al orgasmo). Pero, tal como revela la sexóloga Silvia Sanz, esto es falso. Así, lo más eficaz es probar con distintos ritmos y profundidades, así como alternar movimientos circulares, movimientos de arriba a hacia abajo, y penetraciones largas y profundas con otras rápidas. Todas estas variaciones producen distintas sensaciones en una mujer. Un truco: las mujeres disfrutan mucho con posturas que facilitan el contacto visual.

9. Las mejores posturas sexuales

Las posiciones en las que la mujer se sitúa arriba facilitan la estimulación del clítoris, por lo que permiten lograr el orgasmo con más facilidad. Si tu pareja tiene dificultad para lograr el orgasmo, puedes animarle a que se ponga sobre ti y tome control de la penetración.

10. ¿Y después del sexo?

Para muchos hombres la relación sexual termina con la eyaculación después del coito. Sin embargo, a las mujeres les gusta que les den cariño y atención después de hacer el amor. La sexóloga recuerda que la relación sexual no termina con la eyaculación.

A pesar de que cada vez existe más libertad sexual y menos pudor a la hora de hablar de los orgasmos femeninos, algunas mujeres siguen sin mencionar el tema entre amigos/as o con su pareja. Un error de peso ya que, como es lógico, cada mujer es un mundo y no todas tienen punto G. Por eso, la comunicación en la pareja es fundamental para que el goce sea un auténtico placer.

¿Existe el punto G?

En cuanto a la existencia del punto G, «los científicos no se ponen de acuerdo en si el punto G existe como una estructura anatómica real (como un clítoris interno) o si es simplemente una zona especialmente sensible para muchas mujeres», señala. «Lo que sí que se sabe con certeza es que estimular esa zona produce placer y puede llevar a las mujeres a tener orgasmos maravillosos», explica Alix Fox, experta de Durex.

«Ha habido estudios que han puesto en entredicho su existencia, pero ya han sido sobradamente refutados. No todas las mujeres tienen un punto G, pero el 60% de ellas sí», termina.

Sexo / iStock

¿Dónde se encuentra?

El punto G no es lo único que puede llevar a una mujer al orgasmo. Estimular la zona mientras hay penetración puede ser una de las mejores maneras de hacer disfrutar a tu pareja.

La localización exacta del punto G varía dependiendo de cada mujer, pero la mayoría de ellas concluyen que la zona donde más placer sientes es la pared vaginal frontal. Concretamente, entre cinco y ocho centímetros en el interior de la vagina.

Pareja teniendo sexo en la cama / Photo by Walid Riachy from Pexels

¿Cómo estimular el punto G?

Haz con los dedos un recorrido por toda la vagina y estate [email protected] a sus reacciones. Cuando te estés acercando la zona, lo notarás. Uno de los trucos más habituales es meter los dedos curvados hacia arriba, como si hicieran forma de gancho.

Para los hombres que tengan el pene ligeramente torcido cuando están erectos, esto puede ser una ventaja. Probad diferentes posturas y escoged la que más placer os provoque.

parejasexotest / Liopardo

Se inyectó semen como remedio casero para aliviar eldolor de espalda

Saber dónde se encuentra el punto G en las mujeres es fundamental para que puedas hacerla experimentar el máximo placer. Pues se trata de una de las zona más erógenas del cuerpo y la estimulación este, es clave para una relación sexual muy placentera.

El punto G de las mujeres está dentro de la vagina, pero hay que aclarar que no es clítoris, pues se encuentra, dígamos como a la mitad de camino de esta, a un par de centímetros de la entrada (entre 5-8 centímetros), en la pared vaginal frontal.

El punto G es uno de los lugares del cuerpo donde las mujeres pueden sentir mayor placer. Foto: Unplash

Aunque hay que mencionar que no todas las mujeres lo tienen en el mismo lugar, pero sí en la misma zona. Su estimulación adecuada por lo general lleva a la eyaculación. Pues es cuando como las mujeres sienten ganas de orinar durante las relaciones sexuales, pero realmente están sintiendo un orgasmo. Se aprende a diferenciar una cosa de la otra, cuando se conocer el cuerpo, pues la diferencia es mínima.

Cabe destacar que algunas posiciones se puede llegar a estimularlo con mayor facilidad, como la mejor conocida como el perrito. Es por ello que se ha convertido en una de las preferidas de las mujeres.

El punto G oficialmente lleva el nombre de Gräfenberg, aunque desde 1980 se le conoce así. Se han hecho una serie de estudios para confirmar su existencia, pues algunos mencionan que realmente no existe.

Temas:

En el mundo de los orgasmos, si el mejor amigo de la mujer es el clítoris, el punto G es ese amigo que casi no viene de visita, pero cuando lo hace… te da una noche inolvidable. Esencialmente, no es muy confiable (porque llega repentinamente y se va sin decir adiós), pero se siente MUY bien cuando no dudas de sus intenciones.

Resulta que el punto G es sólo una parte de la estructura del clítoris, que se extiende hasta 12 centímetros dentro del canal vaginal.

Y aunque el punto G cambia de lugar de mujer a mujer, usualmente está localizado 5 a 7 cm dentro de la vagina a lo largo de la pared frontal. Debido a la circulación sanguínea que causa su inflamación, entre más excitada estés, más fácil será encontrarlo.

¡Ojo! No TODA mujer tendrá un orgasmo por Punto G, pero es normal. Si bien es cierto que puede ser difícil de lograr, hay que tomar en cuenta las ventajas: será MUY placentero intentarlo una y otra vez.

Publicidad

De lado

Cómo hacerlo: Es prácticamente la posición de la cucharita, siendo él la cuchara grande. La única diferencia es que tienes que inclinar tus rodillas hacia adelante para que tenga mayor chance de penetrar por atrás.

Por qué funciona: Esta posición ofrece el ángulo perfecto para que su pene alcance la pared frontal de la vagina. También puedes inclinarte hacia adelante y empujar hacia atrás durante la penetración.

Y si quieres divertirte un poco más, tú solita puedes estimular tu clítoris de manera manual o con un juguete sexual. La circulación fluirá e inflamará el punto G, haciéndolo más grande y accesible para el orgasmo.

Amor arriba

Cómo hacerlo: Es como la vaquerita, pero en lugar de colocar las manos en la cama e inclinarte hacia él, tienes que poner las manos en sus muslos para estar en una posición arqueada.

Publicidad

Por qué funciona: Ésta es una de las mejores posiciones para el placer, aunque no la más sencilla. Primero, tienes que mantener tu espalda arqueada para que el pene esté en el ángulo correcto hacia la pared frontal de la vagina. Segundo, TÚ estás en control, así que puedes tomar el ritmo que más te agrade. Sostén sus muslos para apoyarte ¡y déjate llevar!

Pompas arriba

Cómo hacerla: En la posición de perrito, sube tus pompas y baja los brazos hacia la cama. Pídele a tu pareja que se ponga de rodillas y penetre por atrás.

Por qué funciona: Esta posición ofrece una penetración profunda, y tiene el ángulo correcto para que el pene toque el punto G. Además, a través de esta posición, puede estimular clítoris y senos para aumentar la excitación y placer 😉

Fotos: Byron Gray

Posiciones sexuales perfectas para estimular el punto G

Todas las personas sabemos que podemos tener la mejor sesión de sexo de nuestras vidas si nos atrevemos a explorar nuestro cuerpo y qué mejor que aplicar esto para el famoso punto G.

Si bien, de acuerdo con la educadora sexual Alix Fox, los científicos aún no se ponen de acuerdo en si el punto G existe como una estructura anatómica real o si simplemente es una zona especialmente sensible para muchas mujeres, lo que sí saben es que estimularlo produce mucho placer y ocasionar grandes orgasmos.

Pero, ¿cómo estimular el punto G? Jill Hamilton, autora del blog ‘In Bed With Married Women’, afirma que las siguientes posiciones sexuales son perfectas para eso.

La exploración

Recuéstate en una postura cómoda y abre las piernas. Dile a tu pareja que deslice un dedo dentro de tu vagina para localizar el punto elevado de aproximadamente dos pulgadas. Una vez ahí, que presione y acaricie la zona con un movimiento de “ven aquí” al tiempo que estimula tu clítoris.

El empujador

Para que tengas un buen ángulo, acuéstate boca arriba con las piernas juntas o cruzadas. Tu pareja debe colocarse encima de ti, manteniéndose de rodillas y erguido, y penetrarte. En lugar de empujar duro, tiene que entrar superficialmente (sólo para alcanzar y estimular en punto G).

Misionero femenino

Colóquense en la posición tradicional del Misionero, pero está vez tú tienes que estar arriba. Levántate sobre tus brazos y coloca tus piernas entre las suyas. Tu pareja debe penetrarte con un dedo o con su miembro, tú puedes deslizarte contra él mientras disfrutas del control.

El uso de la fuerza

Tu pareja debe hincarse con las piernas abiertas y recargándose hacia atrás con la ayuda de una mano. Tú, colócate encima de él, permitiendo la penetración, y apóyate también hacia atrás con la ayuda de tus manos. Mientras entra y sale, él debe estimular tu clítoris con su otra mano.

Quizá algunas de estas posiciones no les salgan a la primera vez, pero recuerda que la practica hace al maestro.

Día del Orgasmo Femenino: 4 posiciones para que el clítoris interno ‘explote’ de placer

A propósito de este día, que se celebra hace 11 años, Elsy Reyes, experta en relaciones de pareja y sexualidad, explicó algunas posiciones sexuales para estimular la zona interna del clítoris que es la más grande del órgano, pues la externa solo equivale a la quinta parte.

Internamente están los tallos clitoriales, que están conectados al famoso punto G y son los que se deben estimular para poder alcanzar el orgasmo, pues rara vez la mujer logra llegar solo por penetración.

Estas son las posiciones recomendadas:

  • El arco

El hombre estará acostado, mientras que la mujer se sienta de espalda a él, se inclina hacia atrás y es penetrada en el acto. Ella podrá flexionar sus piernas para tener un mejor equilibrio y mejorar esto apoyando las manos hacia atrás.

La mujer no deberá saltar sobre el cuerpo de él sino que tendrá que mover su pelvis hacia adelante y hacia atrás (como un columpio). Lo anterior permitirá una gran fricción entre el pene y el clítoris.

Pulzo

  • El arco inclinado

Es muy similar a la anterior solo que en esta ocasión ella inclina la parte superior de su cuerpo hacia adelante; deberá apoyarse en sus rodillas y manos para mayor facilidad.

Aquí la mujer tendrá más libertad sobre sus movimientos, por lo tanto, le será más sencillo encontrar la profundidad exacta para que el glande choque con el punto G. El orgasmo dependerá de ella porque es quien tendrá el dominio.

Pulzo

  • Las enredaderas

El hombre estará de rodillas y así penetrará a la mujer que se hará frente a él en la misma posición solo que dándole la espalda. Él abrazará las piernas de ella entre las suyas, lo que hará que las paredes vaginales se estrechen.

Esta posición también le dará poder a ella, pues será quien domine las profundidades y ritmos del coito. Lo ideal es que también se mueva de forma pendular. También podrán estimular la zona externa del clítoris, que se conoce como orgasmo asistido.

Pulzo

  • El tulipán

Esta es quizá la pose más complicada, pero si se hace bien será la más placentera. Él se sentará en el borde de la cama, ella se sentará sobre él mientras es penetrada e inclinará su espalda hacia atrás mientras entrelazan sus manos para dar un mejor apoyo.

Pulzo

La mujer deberá tener sus piernas bien apoyadas sobre la cama para que pueda elevar y bajar la pelvis a su antojo. Aunque no parezca es ella quien tiene el control, y la posición da facilidad de que solo entre una parte del pene en la vagina, será más sencillo rozar el clítoris interno.

Esta es la explicación de la experta:

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *