0

Estufa de queroseno opiniones

Tabla de contenidos

Las estufas de parafina, también conocidas como estufas de queroseno o kerosene, no son demasiada usadas en la mayoría de países, aunque siguen teniendo un enorme protagonismo en algunos países de América del Sur, donde las rentas por habitantes son menores, y no permiten el acceso a una de las nuevas estufas de pellets o de estufas de gas. La gran ventaja de este tipo de estufas es sin duda alguna su precio, muy reducido frente a la mayoría de otras estufas.

Además resultan perfectas si necesitamos transportarlas, para dar calor a varias estancias o si solo las usamos durante pequeños espacio de tiempo, debido a su reducido tamaño. Su combustible, la parafina, tampoco es un problema para ningún usuario lo cual es otra gran ventaja.

Comparativa de estufas de queroseno

# Vista previa Producto Valoración Precio
1 Estufa De Parafina Qlima… 5 Opiniones 195,00 € Comprar AHORA
2 Zibro Made By Toyotomi… 11 Opiniones 109,26 € Comprar AHORA
3 Zibro Made by Toyotomi… 17 Opiniones 236,78 € Comprar AHORA
4 TOYOSET LC-3010 Estufa de… 6 Opiniones 170,46 € Comprar AHORA
5 Orbegozo HBF 95 Estufa de… No hay valoraciones 97,00 € Comprar AHORA
6 HomCom Chimenea… 123 Opiniones 75,99 € Comprar AHORA

Las mejores estufas de parafina

A continuación os mostramos alguna de las mejores estufas de parafina que se pueden comprar en el mercado actualmente, y que podréis adquirir a través de Amazon para mayor comodidad;

Estufa de parafina Zibro LC-30

La estufa de parafina Zibro es una de las más vendidas en Amazon y sin duda alguna lo es por su precio, sino por las características que nos ofrece. Entre ellas destaca la instalación sin tubos de escape y la posibilidad de usarla incluso con cortes eléctricos.

208,95 € Comprar AHORA

Con una potencia de 3KW es más que suficiente para calentar estancias de entre 19 y 48 metros cuadrados con un consumo de combustible contenido, de entre 0,083 y 0,313 litros a la hora, por lo que gracias a su depósito de 5,4 litros conseguiremos una gran autonomía.

Si la quieres, su precio ronda los 190 euros y la puedes comprar usando nuestra oferta para conseguirla al mejor precio.

Zibro LC-400

Si quieres calentar una estancia de mayores dimensiones, tenemos a la hermana mayor del modelo anterior: la Zibro LC-400.

360,08 € Comprar AHORA

Su potencia calorífica es de 4KW, su depósito aumenta hasta los 7,6 litros y es recomendable para calentar zonas con una superficie de 26 a 68 metros cuadrados.

Con esta potencia, se puede adquirir esta estufa de parafina por un precio sensacional para las prestaciones que ofrece.

Toyoset LC-3010

Y si nuestro presupuesto todavía es menor siempre podemos decantarnos por la estufa de queroseno Toyoset que nos la podemos encontrar por poco más de 180 euros y nos permitirá calentar estancias de entre 19 y 48 metros cuadrados con un consumo que oscila entre 0,083 y 0,313 litros a la hora dependiendo de la potencia y la temperatura que hayamos seleccionado en el termostato.

170,46 € Comprar AHORA

Sin duda, esta estufa de combustible será perfecta para calentar estancias pequeñas o bien para tenerla en una segunda residencia a donde vayamos en invierno en contadas ocasiones.

Zibro RS220

Por último queremos mostraros la estufa de parafina líquida Zibro RS 220, que tiene como gran ventaja que la podremos transportar a cualquier lugar de forma sencilla. Su precio además no es demasiado elevado si tenemos en cuenta las características y ventajas que nos ofrece.

119,28 € Comprar AHORA

Eso si, ten en cuenta que está destinada a calentar habitaciones de entre 14 metros cuadrados y 32 metros cuadrados. Esta estufa de parafina es la más barata de toda la comparativa pero también es la que menos potencia ofrece (2,2KW).

Parafina para estufas

Como ya hemos comentado anteriormente el combustible líquido utilizado para estas estufas es la parafina y el queroseno. A pesar de que entre ellos existen algunas diferencias, sobre todo a nivel comercial, frecuentemente son considerados la misma cosa, algo que nosotros utilizaremos para a partir de ahora tratarlos como el mismo combustible que utilizaremos para nuestras estufas de parafina.

La parafina se consigue, sin entrar en demasiados detalles, a través de un proceso de filtrado del petróleo, destilado a unas temperaturas muy elevadas. Con este proceso se logra un aceite que después se enfría y al cristalizarse se convierte en parafina, eso sí, después de varios proceso de filtración y lavados tanto ácidos como alcalinos.

Tanto la parafina como el queroseno son derivados del petróleo, lo que hace que su precio varíe con cierta frecuencia en función de la cotización del oro negro. Este combustible, muy ventajoso por una parte, es una desventaja por otro lado ya que deja un olor muy característico al encender la estufa.

La parafina o queroseno se puede adquirir en gran cantidad de establecimientos e incluso de forma online a través de diferentes tiendas virtuales, como por ejemplo Amazon y otros muchas.

Tipos de estufas de parafina

Por lo general actualmente existen dos tipos diferentes de estufas de parafina;

Estufas de Parafina de mecha

Este tipo de estufas destacan por su enorme sencillez y sobre todo porque no necesitan estar conectadas a la red eléctrica. Para que funcionen únicamente tendrás que rellenar el depósito de combustible y comenzar a recibir de forma inmediata el calor que producen.

El único inconveniente de este tipo de estufas sucede la primera vez que las queremos utilizar y es que para poder comenzar a usarlas deberemos de esperar media hora antes de encenderla para que la mecha se empape bien de combustible y funcione de forma correcta.

Estufas Electrónicas o Laser

A diferencia de las estufas de mecha, las electrónicas o de láser si que necesitan estar enchufadas a la corriente eléctrica ya que disponen de un sistema electrónico de control que nos ofrecerá grandes ventajas a la hora de utilizarla. Entre ellas está el control eléctrico del quemador, la función de ahorro de combustible, un termostato de encendido y apagado del quemador o la programación diaria para el funcionamiento.

Cómo funciona una estufa de parafina

A pesar de que actualmente en el mercado existen muchos tipos diferentes de estufas de parafina su funcionamiento es muy similar, y además de lo más sencillo. Y es que bastará con rellenar el deposito del combustible con parafina y prender la mecha correspondiente para que nuestra estufa comience a producir calor.

A continuación os dejamos dos vídeos en los que se muestra como encender una estufa de parafina de forma sencilla como podemos ver en el encendido de un calefactor de queroseno con quemador eléctrico (modelo moderno):

Ventajas de una estufa de parafina

A continuación os mostramos las principales ventajas que tienen las estufas de parafina;

  • Calor seco. Este tipo de estufas producen un calor seco gracias a que los calefactores de queroseno causan muy poca humedad a diferencia de otras estufas. Esto hace además que la sensación de calor se produzca de forma casi inmediata
  • Combustible seguro. La parafina a diferencia de lo que se pueda pensar es un combustible seguro, que no presenta riesgo de explosión y que reduce a nivele muy bajos los riesgos de incendio
  • Instalaciones nulas. A diferencia de otros tipos de estufas no se necesita ningún tipo de instalación para comenzar a usar una estufa de parafina
  • El calor se propaga de forma muy rápida por toda la estancia donde se sitúe la estufa
  • Sirven para calentar grandes espacios. Las estufas de parafina más pequeñas pueden servir para calentar espacios de hasta 20 metros cuadrados, pero los modelos más grandes pueden llegar a calentar estancias hasta tres veces más grandes
  • Gran rendimiento. La eficacia energética de estas estufas está cercana al 100% los que nos ofrece un gran rendimiento
  • Precio. Actualmente el precio de las estufas de parafina, sobre todo si lo comparamos con el otro tipo de estufas, es realmente muy reducido.
  • Gran ahorro. Además del buen precio con el que se venden las estufas de parafina, su funcionamiento es muy económico ya que con tan solo 20 litros de parafina podremos mantener activa la estufa funcionando durante aproximadamente 100 horas.

Desventajas de una estufa de parafina

  • Espacios ventilados. Únicamente deben de ser usados en espacios ventilados
  • Cuidado con el dióxido de carbono. Una de las principales desventajas que tienen este tipo de estufas es el monóxido de carbono que producen y que pueden ser mortales para el ser humano. Tienen sistemas de seguridad que deberían de evitar peligros incidentes, pero es interesante no usarlas por la noche y solo hacerlo como ya hemos dicho en espacios bien ventilados
  • Desprenden olor. La parafina y el queroseno desprende olor, especialmente en la etapa del encendido, que pueden resultar muy desagradables para determinadas personas

Consumo de una estufa de parafina

Ya hemos comentado que la compra de una estufa de parafina nos puede resultar realmente económica, pero además el combustible que necesitamos para la misma es más que posible que nos resulte también muy económico. Y es que la parafina para estufas la podemos encontrar por un precio realmente reducido. Por ejemplo después de rebuscar un por Internet hemos podido adquirir un bidón de 20 litros de combustible por tan solo 40 euros, con lo que es fácil deducir que el litro de parafina cuesta 2 euros.

El consumo de una estufa de parafina, depende de su potencia, pero una estufa sencilla es capaz de calentar una estancia de 40 metros cuadrados con un consumo que estará entre los 0,10 y 0,30 litros/hora. Esto por supuesto dependerá de la temperatura que queramos alcanzar en la estancia, de la calidad del aislamiento y de otros aspectos.

A partir de estos datos podemos obtener el siguiente rango:

  • 0,10 litros/hora x 2€/litro = 0,20 €/hora
  • 0,30 litros/hora x 2€/litro = 0,60 €/hora

Y sacar estas conclusiones;

  • Mejor de los casos: 0,20 €/h / 40 metros cuadrados = 0,005 €/h
  • Peor de los casos: 0,60 €/h / 40 metros cuadrados = 0,015 €/h

¿Son seguras las estufas de parafina?

A diferencia de lo que muchas personas creen las estufas de parafina son bastante seguras, si se tiene un mínimo de cuidado y de atención a la hora de usarlas. Eso sí, no se puede dejar de lado que no son las estufas más seguras que nos podemos encontrar disponibles en el mercado a día de hoy.

En primer lugar es muy importante tener cuidado con el olor que desprenden estas estufas cuando las encendemos y que puede ocasionarnos algún que otro problema. Además si las usamos en espacios ventilados y evitamos usarlas de noche para prevenir posibles problemas con el monóxido de carbono que desprenden no deberían de darnos demasiados problemas.

Definitivamente las estufas de parafina son seguras para el uso diario, siempre y cuando, y como con casi todas las estufas, tengamos un mínimo cuidado a la hora de usarlas.

Dónde colocar una estufa de queroseno

Aunque las estufas de queroseno o parafina son bastante eficientes a la hora de tener una habitación con buena aireación, se tiene que colocar en un lugar adecuado para optimizar su rendimiento.

Son recomendadas para espacios de hasta 50 metros cuadrados, aunque también depende de la potencia. Conforme más potencia tenga, podrá calentar un espacio mayor. No se aconseja colocar en dormitorios o lugares menos ventilados de la casa, ya que emiten gases con malos olores y que, en exceso, son tóxicos.

La mayoría de estufas de queroseno cuentan con sistemas antivuelco y sensores que detectan la cantidad de CO2 en el ambiente para frenar el gas. Si en el espacio en el que la piensas colocar la estufa no dispones de conexión eléctrica, tendrás que elegir una estufa de parafina de mecha.

Cómo encender una estufa de parafina

Si has comprado una estufa de parafina, es normal que tengas dudas al principio sobre cómo ponerla en marcha. Aquí te ayudamos a saberlo. Es más sencillo de lo que se cree, solo hay que hacer lo siguiente:

  1. Llenar el depósito de combustible queroseno. Se puede utilizar una bomba natural. Para ello, utilizamos unos tubos y los introducimos en el bidón. A continuación bombeamos manualmente.
  2. Después se encaja el depósito en la estufa y se asegura de que esté bien colocado.
  3. Por último, se gira la manivela para accionar la estufa y ya comenzará a funcionar.

Cómo limpiar una estufa de parafina

Aunque las estufas de parafina son muy prácticas y eficientes, también se estropean y se ensucian. Para evitar problemas de consumo o algún peligro, es bueno tenerlas siempre bien cuidadas y limpias.

Su mantenimiento no es muy complejo, pero sí que hay que tenerla siempre en su mejor estado para que funcione el máximo tiempo posible. Para mantenerla solo hay que hacer lo siguiente:

  • Cuando encendamos la estufa, debemos tener en cuenta que el botón no se debe pulsar más de 4 segundos, o de lo contrario estaremos quemando la resistencia poco a poco. Puede que la próxima vez que queramos encender la estufa no tengamos resistencia para hacerlo.
  • La mecha requiere pequeños cuidados también. Cuando se agota la temporada de frío y vamos a dejar de usar la estufa, debemos quemar toda la parafina del depósito. Hay que esperar a que la estufa pare de funcionar por sí sola. Cuando esto ocurre, la mecha se seca y evitamos que se endurezca.
  • Cuando la mecha o la resistencia tengas que cambiarlas, puedes hacerlo tú mismo. Las compras por separado y desmontas la carcasa. Una vez allí sólo tendrás que reemplazar las piezas.

Como se puede observar, el mantenimiento es bastante sencillo por lo general.

¿Son eficaces?

Existen varios tipos de estufas de parafina y cada una de ellas tiene una eficiencia dependiendo de la potencia. Este tipo de estufas consigue aumentar la temperatura de una habitación en poco tiempo. Esta capacidad hace que su consumo sea algo mayor.

La parafina se vende en bidones de 20 litros por lo general, con precios que rondan entre 40 y 50 euros. Una vez que enciendes la estufa, dependiendo de la potencia de la misma y la intensidad a la que la enciendas, consume entre 0,13 y 0,30 litros cada hora.

Son ideales para lugares donde existen corrientes de aire. Por ejemplo, para calentar lugares públicos donde las puertas se abren y cierran continuamente o se abren las ventanas. Además, su capacidad para poder transportarse a cualquier lado y sin necesidad de instalación, las hace ser más eficaces.

Estufas de parafina o de gas

Una polémica que existe continuamente entre los usuarios de estufas es la comparación entre las de parafina y las de gas. Cada tipo de estufa tiene sus ventajas e inconvenientes, dependiendo del uso que se le vaya a dar.

Vamos a intentar exponer una comparación para dejar más claro los pros y contras de cada tipo.

Las estufas de parafina aportan un calor seco y favorece a la rápida sensación de calor. El combustible es seguro y no necesita instalaciones. Tiene un rendimiento cercano al 100% y supone un gran ahorro. Sin embargo, sólo es recomendada para sitios ventilados y no sirve para calentar tu habitación por la noche, dado que desprende monóxido de carbono. El combustible desprende un olor desagradable, sobre todo al encenderlo y apagarlo.

Por otro lado, las estufas de gas son más fáciles de mover, puesto que traen ruedas incorporadas. Son más fáciles de encontrar y baratas de comprar. Tienen buenas medidas de seguridad y el combustible también es barato. No necesitan demasiado mantenimiento. Sin embargo, no se pueden utilizar en espacios mal ventilados y genera mucha humedad en el ambiente.

Como se puede observar, las ventajas e inconvenientes de ambas son muy parecidas. Por lo tanto, se aconseja comprar una u otra en función del tipo de necesidad que se tiene. Para lugares donde se necesite un rápido calentamiento y hay corrientes de aire, es mejor la estufa de parafina. Si por el contrario, necesitamos una estufa más estable en el tiempo y que no desprenda olores en lugares más grandes, utilizaremos la estufa de gas.

¿Es lo mismo una estufa de parafina que una estufa de queroseno?

Esto es una duda que se plantean muchas personas. ¿Parafina o queroseno?. Sin embargo, no hay por qué tener dudas, son lo mismo. La parafina o queroseno es un tipo de combustible transparente e inflamable que se obtiene a través de la destilación del petróleo. También se utiliza para la fabricación de insecticidas y como disolventes.

Cuando se utiliza en el ámbito de las estufas, se emplea más la palabra parafina que el queroseno. Sin embargo, los dos términos aluden al mismo tipo de combustible. Al ser inflamable, hay que tener precaución durante su uso y transporte.

Con esta información seguro que han quedado claro todos los aspectos relacionados con las estufas de parafina. Ahora te toca elegir cuál es el tipo de estufa que más te conviene dependiendo de tu necesidad.

Si has llegado hasta aquí es que aún no lo tienes muy claro. ¿Cuánto te quieres gastar?

*Mueve el slider para variar el precio

Constituyen una de las más prácticas opciones entre todas las que ofrece el mercado para calentar la vivienda. Cualquier modelo básico de este tipo de estufas está indicado para calentar hasta un máximo de 105 m2. Se recomienda su uso cuando se necesitan aportes caloríficos muy rápidos como estancias muy grandes o incluso pasillos.

Zonas que sufren corrientes de aire como locales donde continuamente se abren y cierran puertas o donde las puertas no cierran bien y hay una renovación del aire, como bajos, talleres, entresuelos y sótanos de uso doméstico también son apropiados. Son muy comunes también en casitas de campo o huertos de uso particular. Además la parafina no tiene riesgo de explosión ni de encendido.

Las 6 principales ventajas que ofrecen las estufas de queroseno son:

– Generan calor enseguida.

– Sistema de calefacción económico.

El combustible utilizado es la parafina o queroseno que se obtiene de la destilación del petróleo. Se utilizan desde hace décadas, ya que el ahorro económico que supone la compra y su posterior uso es su principal ventaja.

El cálculo medio aproximado del gasto equivalente el Kw/h en poder calorífico supone 0,22€. La prueba está en los hogares de países como Francia, donde es habitual la compra de este tipo de estufas.

No obstante hay que tener en cuenta, que tanto la combustión de la parafina al ser encendida, como en el momento del apagado, se libera algo de olor por lo que se puede ventilar durante unos breves momentos. Para dar solución a este inconveniente, se puede adquirir un tipo de queroseno que no produce olor cuando se enciende la estufa.

Si nos decantamos por la compra de una estufa, en lugares donde las temperaturas son muy bajas y lo que se buscamos es calentar muy rápidamente una estancia, la mejor opción es una estufa de queroseno. Resultan de lo más prácticas cuando no disponemos de gas o de corriente eléctrica, ya que no necesitan apoyos energéticos para su correcto funcionamiento.

Para elegir el modelo adecuado a nuestras necesidades, tan solo deberemos calcular los metros que queremos calentar.

La mejor estufa de queroseno

¿Cuál es la mejor estufa de queroseno del 2020?

Pese a ser un producto de esos que parecían haber caído en el olvido, la evolución que han sufrido las estufas de queroseno y el alto precio de la energía ha vuelto a poner este modo de calefacción de moda. Para que tú también puedas conocer las funciones que te ofrecen estas estufas te presentamos al modelo más destacado de nuestra comparativa de estufas de queroseno, junto con algunas pautas que te serán de utilidad por si quieres analizar el mercado.

La primera cuestión que deberías analizar en una estufa de queroseno es conocer cuál es su sistema de quemado. Este sistema se basa en una mesa y una chimenea, cuya distribución y dimensiones son las que marcan el rendimiento normal del producto. Algunos modelos traen chimeneas más largas mientras que otros ofrecen chimeneas dobles. Cuanto más efectiva sea esa chimenea la hora de quemar el combustible mayor rendimiento tendrá la estufa y menor consumo de combustible ofrecerá.

Otro aspecto importante es la potencia que nos ofrece el producto que estamos planteando. Como en todo elemento de calefacción esa potencia tiene que estar adaptada a las necesidades concretas de tu estancia. No obstante, en el caso de las estufas de queroseno es importante que dispongas de un regulador con el que poder elegir la temperatura necesaria adaptando el gasto del combustible y la generación de calor en cada momento.

Para finalizar tenemos que hablar de seguridad. As de seguridad que debe incluir el producto se encuentra el detector de dióxido de carbono, que apague la estufa de forma automática cuando éste exceda un nivel recomendado. También el sistema de encendido piezoeléctrico que debe facilitar la activación del producto dando mayor seguridad del mismo. Si la estufa que estás viendo no incluye estas funciones deberías desechar la precisamente por seguridad.

Tayosan TAYOSAN 363

Ventaja principal:

Las dimensiones de la zona de la chimenea permiten obtener un mejor rendimiento al quemar por completo el combustible, incluso aquello que en otros modelos no llega a quemarse.

Desventaja principal:

La mecha llega un punto en que se deteriora y no se encienden adecuadamente con el sistema piezo eléctrico lo que complica su funcionamiento.

Veredicto: 9.8/10

Un producto que alcanza una potencia de calentamiento de hasta 3000 vatios, controlada de forma segura mediante el termostato incluido y el sensor de CO2 que reducen los riesgos durante su uso.

Ver ofertas del día en Amazon

Caracteristícas Principales Explicadas

Sistema de quemado

Tal como ocurre en todas las estufas de queroseno, el funcionamiento principal se basa en una mecha con un encendido piezo eléctrico para hacer el mismo más sencillo. Aunque este sistema es común lo importante es el diseño de la chimenea, o chimeneas, en función del tipo de producto elegido. Y este justamente uno de los puntos fuertes de este modelo ya que gracias a las medidas de la chimenea, más larga de lo normal, este producto permite obtener un mejor rendimiento.

En concreto esta chimenea de mayor tamaño permite calentar aún más la misma de modo que los posibles restos de combustible que en otros modelos no llegan a quemarse, en este si se queman, reduciendo los residuos y optimizando el rendimiento del producto.

Potencia de funcionamiento y consumo

Para que puedas calentar tu hogar o lo que necesites de forma cómoda, este modelo cuenta con una potencia máxima de hasta 3000 vatios de potencia. Esta potencia es variable y puede modificarse la cantidad de queroseno vertido mediante un sencillo regulador oscilante situado en la parte frontal del producto, de modo que si tienes que calentar estancias más pequeñas o no precisas tanto calor puedes adaptarlo facilmente.

Todas estas funciones, junto al tamaño de la chimenea, ayudan a reducir la cantidad de queroseno quemado, la generación de CO2 y obviamente el gasto en combustible, de modo que la estufa es mucho más eficiente que otros modelos del mercado.

Seguridad

Una de las medidas de seguridad que incluye este producto ya la hemos mencionado en el sistema de quemado. Y es que gracias al diseño de su chimenea el producto quema de forma mucho más efectiva el combustible evitando riesgos de acumulación del mismo.

Otro riesgo que también controla la estufa es la presencia de CO2 en el ambiente, contando para ello con un sensor que mide continuamente su concentración y que evita el funcionamiento del producto cuando este parámetro supera un nivel razonable en el aire. Finalmente también hemos de hablar del sistema de depósito del queroseno, muy fácil de llenar y que reduce al máximo los riesgos derivados de posibles fugas o derrames de combustible, incluso durante el transporte de la estufa.

Tanto las estufas de parafina como los calefactores de queroseno son una opción perfecta para quienes busquen una fuente de calor que no dependa de la electricidad ni del gas para funcionar. Son muy valoradas para hacer rutas de montaña, ir de acampada y por las personas que tienen auto caravanas. Su principal ventaja frente a otros modelos de calefactores es precisamente su versatilidad para ser utilizadas en cualquier momento y circunstancia. >> Leer opiniones sobre las estufas de parafina y querosene.

MI consejo es que mires el primer y el tercer modelo de estos calefactores de queroseno y de parafina ya mismo, son los mejores que hay tras analizar más de 30.

Calefactores de parafina MEJOR ELECCIÓN DE PARAFINA Calidad/precio MEJOR ESTUFA DE QUEROSENO Valoraciones – Opiniones – Potencia 3000 W 3200 W 2200 W Tamaño de habitación de 19 m2 hasta 48 m2 de 20 m2 a 48 m2 de 14 m2 a 32 m2 Dimensiones 18,9 x 16,5 x 13,4 cm 29,6 x 37,6 x 42,8 cm 42,2 x 28,1 x 44,6 cm Peso 8 kg 8 Kg 7,5 kg Información detallada Precio MEJOR ELECCIÓN DE PARAFINA Calefactores de parafina Modelo Valoraciones Opiniones Potencia 3000 W Tamaño de habitación de 19 m2 hasta 48 m2 Dimensiones 18,9 x 16,5 x 13,4 cm Peso 8 kg Información detallada Precio Calidad/precio Calefactores de parafina Modelo Valoraciones Opiniones Potencia 3200 W Tamaño de habitación de 20 m2 a 48 m2 Dimensiones 29,6 x 37,6 x 42,8 cm Peso 8 Kg Información detallada Precio MEJOR ESTUFA DE QUEROSENO Calefactores de parafina Modelo Valoraciones – Opiniones – Potencia 2200 W Tamaño de habitación de 14 m2 a 32 m2 Dimensiones 42,2 x 28,1 x 44,6 cm Peso 7,5 kg Información detallada Precio Aunque en España las estufas de parafina no sean las más usadas, existen otros países como por ejemplo es Chile, en los que comprar estufas de parafina es algo completamente normal. Y es que los calefactores a parafina tienen un precio muy asequible para la economía doméstica. Lo que hace que sino quieres invertir en exceso ahora mismo en una estufa de pellets o de gas, una calefacción de parafina puede ser perfecta. También se las conoce como estufas de queroseno o kerosene.

O si apenas vas a tener necesidad de ponerla a lo largo del año y no necesitas una estufa de más potencia. Sea como fuere, las estufas de parafina y queroseno siguen siendo una alternativa excelente para proporcionar calor a habitaciones de pequeño tamaño que estén bien ventiladas. >> Leer más

Junto con las estufas eléctricas, las de parafina son grandes calefactores portátiles que poder llevar de un sitio a otro cuando lo necesites. Además de que proporcionan rápidamente calor para caldear la sala en la que estén. Si te interesa este tipo de calefacción, te recomiendo también que mires las estufas de gas, y sin ninguna duda las estufas eléctricas. Éstas últimas pueden ser las que más te interesen incluso.

Por supuesto, al ser la parafina un combustible de estufas que surge del petróleo, existen medidas de seguridad que tienen que ser tomadas en cuenta. Tal como usarla en un espacio ventilado siempre debido a la creación de monóxido de carbono. También hay que tener en cuenta que usar como combustible la parafina supone aceptar que el precio de la misma varíe junto al precio del petróleo. Según el tipo de estufa de queroseno que elijas, no hará falta que tenga energía eléctrica para funcionar.

MI ELECCIÓN AL COMPRAR UNA ESTUFA DE PARAFINA

Zibro LC-30 Estufa de combustible electrónica, 3.00 kW, Plata, 48 m cuadros

VER PRECIO EN AMAZON

¿Qué es una estufa de parafina o de queroseno y porqué comprar una?

Un calefactor de kerosene o queroseno es una estufa pensada para funcionar quemando dicho material como combustible. Su funcionamiento es muy similar al de cualquier otro modelo de estufas. Siendo quizá el más parecido el de las estufas de gas butano.

Estos modelos son perfectos para zonas con cortes frecuentes de luz donde usar una estufa de pellets o una eléctrica supondría pasar frío si los apagones son largos. Hay que decir que existe un tipo de estufa de parafina que funciona con electricidad, por lo que ese modelo no serviría en ese caso. En situaciones así, una calefacción de parafina de mecha tradicional es la solución perfecta. No depende de ningún tipo de energía externa para funcionar largo tiempo.

MI ELECCIÓN PARA UNA ESTUFA DE QUEROSENO

9% de Descuento por tiempo Limitado

Zibro Made By Toyotomi 1710996 Estufa de Parafina de Mecha, 2200 W, Negro Inox, da 14m2-32m2

VER PRECIO EN AMAZON (CON 9% DE DESCUENTO)

Comprando este producto hoy, ahorras 10,17€ (9%)

Las estufas de queroseno y parafina están pensadas para tener una vida útil de larga duración. Es decir, funcionan perfectamente hasta 25 años.

Obviamente deben de limpiarse y hacerles un cierto mantenimiento al igual que a todas las demás estufas que puedas comprar.

Con un cuidado adecuado, esos 25 años de vida útil verás que se cumple, y rentabilizas con creces lo que ha supuesto su compra. Además tienen otras características interesantes estos calefactores de parafina, así que vamos a hacer tu y yo aquí una lista de cosas útiles que necesitas saber.

Así sabrás si éstas estufas de queroseno cubren tus necesidades o necesitas una estufa de pellets por ejemplo.

Cosas buenas y malas de las estufas de queroseno y parafina

Personalmente yo soy más de usar estufas de gas butano más que de queroseno, aunque realmente en su funcionamiento práctico son bastante similares. Una de las cosas que tienen en común los calefactores de keroseno y los de gas butano es que ambos generan monóxido de carbono. Lo que te obliga a tomar ciertas medidas de seguridad, muy fáciles de aplicar eso si.

Hay quien dice que las estufas de parafina generan menos gases de monóxido de carbono que las estufas de gas butano. Lo cierto es que no existe ninguna diferencia digna de destacar en ese sentido.

Te aseguro que sino ventilas adecuadamente la habitación, independientemente de que sea de butano o de queroseno, vas a tener los mismos problemas.

Merece la pena decir que al igual que las de gas, en su gran mayoría, las de parafina también traen consigo mecanismos de seguridad actualmente. Esto hace que si hay un exceso de concentración de gases tóxicos para las personas, automáticamente se apague.

Del mismo modo según el modelo cuentan con sensor de temperatura para que si llega a ser excesivamente baja, se enciende automáticamente. Hablo de temperaturas realmente bajas, de cinco grados y similares. Esto resulta muy útil, si tienes conectada la estufa de keroseno a las tuberías de agua que recorren los radiadores. De esa forma se evita la congelación de las mismas con el ahorro en tiempo que supone su descongelación.

Su principal encanto está en la rapidez con la que se impregna de calor la habitación que tiene la calefacción de queroseno y parafina. Con lo que si vas a ir a una casa de vacaciones que lleve bastante tiempo cerrada, agradecerás poder eliminar la humedad y el frío ambiental rápidamente. >> Más info

Ventajas de las estufas de parafina

Toyoset RS-2210 – Estufa de combustible mecánica de 2,20 kW, 32 metros cuadrados, color negro marrón

VER PRECIO EN AMAZON

  • Calor seco: Los calefactores de queroseno apenas causan humedad, a diferencia de otros tipos de calefacción como la de gas butano. Esto favorece la rápida sensación de calor que con otros modelos tarda más en hacerse presente.
  • La parafina es un combustible seguro. No presenta riesgo de explosión como pasaría con el butano, y aunque el riesgo de incendio sigue estando presente, es muy bajo. Necesita alcanzar más de 60 grados para empezar a quemarse por lo que el riesgo es mínimo.
  • No necesita tener instalaciones de ningún tipo ni depender de tuberías ni luz (salvo algunos tipos de calefactores que tienen quemadores eléctricos).
  • El calor se propaga muy rápidamente.
  • Pensada para calentar aproximadamente 20 metros cuadrados, pero los modelos de gama alta pueden calentar tres veces ese tamaño.
  • Gran rendimiento: Eficacia energética cercana al 100%.
  • Gran ahorro: Empleando unos 20 litros de queroseno o parafina líquida se consigue que esté activa casi 100 horas. Muy a tener en cuenta. De esta manera te darás cuenta del gran ahorro que supone. Más abajo hay una sección hablando en más detalle de ello.
  • Las estufas de parafina son baratas.

Desventajas de las estufas de parafina

  • Sólo para espacios ventilados.
  • No puede utilizarse para calentar tu habitación por la noche por el monóxido de carbono.
  • La parafina y el queroseno son combustibles que desprenden olor. Especialmente en la etapa de encendido.
  • Hay que tener cuidado con el monóxido de carbono y siempre tener la habitación en la que esté la estufa de parafina muy bien ventilada. Tiene sistemas de seguridad, pero ello no significa que vayas a descuidar tu seguridad.

Cómo elegir bien una estufa de parafina: 2 tipos de estufas de queroseno y parafina disponibles en el mercado

Calefactores de parafina MEJOR ELECCIÓN DE PARAFINA Calidad/precio MEJOR ESTUFA DE QUEROSENO Valoraciones – Opiniones – Potencia 3000 W 3200 W 2200 W Tamaño de habitación de 19 m2 hasta 48 m2 de 20 m2 a 48 m2 de 14 m2 a 32 m2 Dimensiones 18,9 x 16,5 x 13,4 cm 29,6 x 37,6 x 42,8 cm 42,2 x 28,1 x 44,6 cm Peso 8 kg 8 Kg 7,5 kg Información detallada Precio MEJOR ELECCIÓN DE PARAFINA Calefactores de parafina Modelo Valoraciones Opiniones Potencia 3000 W Tamaño de habitación de 19 m2 hasta 48 m2 Dimensiones 18,9 x 16,5 x 13,4 cm Peso 8 kg Información detallada Precio Calidad/precio Calefactores de parafina Modelo Valoraciones Opiniones Potencia 3200 W Tamaño de habitación de 20 m2 a 48 m2 Dimensiones 29,6 x 37,6 x 42,8 cm Peso 8 Kg Información detallada Precio MEJOR ESTUFA DE QUEROSENO Calefactores de parafina Modelo Valoraciones – Opiniones – Potencia 2200 W Tamaño de habitación de 14 m2 a 32 m2 Dimensiones 42,2 x 28,1 x 44,6 cm Peso 7,5 kg Información detallada Precio

A diferencia de las estufas de leña, eléctricas o de pellets, cuando hablamos de calefacción de queroseno la lista de opciones disponibles en el mercado es bastante más reducida. Concretamente, a dos versiones únicamente. Si dejas de lado los accesorios tales como temporizadores y reguladores de temperatura, los dos tipos de estufas de queroseno se diferencian en el proceso de quemado del combustible.

Estufas de parafina de mecha: Por un lado están las estufas de kerosene de mecha tradicionales. Esta mecha se enciende al entrar en contacto con el queroseno y empieza a producirse la combustión. Esta misma mecha de encendido es la que permite a las estufas de parafina funcionar a pleno rendimiento sin necesidad de electricidad. Razón por la cual son perfectas para calentar casas que estén fuera de la red eléctrica o que sufran cortes frecuentes de luz.

estufas de queroseno
estufas de parafina opiniones
estufa queroseno
estufa de parafina peligros
queroseno para estufas
estufas queroseno
estufas de parafina baratas
combustible parafina barato
estufa de parafina opiniones
estufas de parafina precios
las estufas de parafina son toxicas
comprar parafina para estufas
estufa de parafina pros y contras
estufas de parafina electronicas
parafina o queroseno
precio parafina
donde comprar parafina para estufas
parafina sin olor
estufa keroseno
parafina liquida para estufas
estufa parafina opiniones
mantenimiento estufa parafina electronica
estufa a kerosene
parafina para estufas barata
estufas de keroseno
cuanto dura la mecha de una estufa de parafina
parafina precio
cuanto duran 20 litros de parafina
estufas parafina opiniones
ventajas de una estufa de parafina
parafina liquida estufas
estufas de queroseno es toxico
queroseno comprar
estufas de queroseno precios
estufas de parafina opiniones 2017
queroseno estufa
parafina para estufa

Eso si, ten en cuenta que la mecha no dura eternamente, y que periódicamente tendrás que reemplazarla por otra mecha nueva hasta que se consuma. Realmente es algo que se hace fácilmente y que basta con comprar varias mechas una única vez para tener reservas durante un tiempo. Con algo de previsión, no tendrás que preocuparte por esto en mucho tiempo.

Estufas de queroseno con encendido eléctrico: Por otro lado están estos modelos de encendido eléctrico. La única diferencia práctica que existe entre este diseño de calefacción de queroseno y el anterior es que tiene un quemador eléctrico que se encarga de realizar la combustión del kerosene.

Tiene la ventaja de que te evitarás tener que pensar en comprar mechas de encendido para reemplazar la que se esté agotando con su uso. Pero salvando esa diferencia, las dos versiones de este calefactor de combustible líquido funcionan exactamente igual.

A título personal considero algo más bonitas las de mecha porque resultan más….antiguas por así decirlo. Aunque si prefieres un planteamiento práctico, entonces la versión que tiene quemador eléctrico es la que realmente te interesará.

Funcionamiento de una estufa de parafina

Ya en los párrafos anteriores está bastante claro como funciona una estufa basada en combustible líquido de queroseno. Así que lo mejor es ver cómo es el proceso en vídeo para que quede completamente claro. Como existen dos modelos diferentes de calefactores de parafina, puedes echar un vistazo a ambos en vídeo.

Normalmente los modelos de mecha son diseños antiguos, aunque también hay versiones modernas que permiten que sean un elemento útil también como adorno decorativo. Dicho esto, aquí tienes los vídeos de ambas versiones.

Encendido de un calefactor de queroseno de mecha (modelo antiguo):

Encendido de un calefactor de queroseno con quemador eléctrico (modelo moderno):

Combustible: Qué es la parafina y donde comprar parafina líquida

El combustible líquido utilizado por este tipo de calefactores es la parafina y el queroseno. Existen ciertas diferencias entre ambos aunque a nivel comercial son frecuentemente considerados la misma cosa. Es decir, prácticamente el queroseno y la parafina de estufas son sinónimos a los efectos que a ti te interesa como combustible de estas estufas.

Si tienes alguna duda, cuando tengas el modelo en tu casa, revisa el manual de instrucciones y encontrarás todas las posibles referencias que puedas necesitar. Pero a efectos prácticos puedes relajarte y tomar el queroseno y la parafina como fuentes de combustible líquido viable para estas máquinas.

A grandes rasgos y sin entrar en demasiados detalles técnicos, la parafina se consigue a través de un proceso de filtrado del petróleo, destilado a muy altas temperaturas. Con eso se logra un aceite que después se enfría y al cristalizarse se convierte en parafina después de varios procesos de filtración y de lavados tanto ácidos como alcalinos. Dicho en pocas palabras, la parafina y el queroseno son derivados del petróleo. Lo que también implica que su precio varía en función del precio del petroleo mismo.

Un consejo para evitar el olor de la parafina

Sin duda alguna la parte que menos gusta de las estufas de parafina es el característico olor del queroseno al encenderlas. Eso es algo que no puede evitarse, forma parte de cómo es este modelo de calefacción. Pero pueden hacerse algunas cosas para mitigar y reducir la fuerza del olor en caso de que te disguste el olor del queroseno.

Ten en cuenta, que muchas veces el olor que produce en sus inicios la estufa de queroseno o parafina líquida está ligado al estado de la mecha. La mejor manera de reducir su intensidad es que al empezar a usarla por primera vez esa mecha, dejes que se queme su extremo. Eso hará que su olor sea menor. Si haces esto periódicamente verás como la fuerza del olor que desprende es mucho menor.

También puedes encender directamente la estufa de parafina líquida con muy poca cantidad, y dejar que se consuma completamente. Tendrá el mismo resultado quemando la mecha y reduciendo el futuro olor que tendrá a sus inicios y al acabar de usarse.

Medidas de seguridad a tener en cuenta al usar tu estufa de queroseno nueva

Si bien las estufas de kerosene son seguras y fáciles de usar, siempre es importante recordar las medidas básicas de seguridad que garantizarán que puedas disfrutar de tu estufa por completo. Como vas a ver, realmente son fáciles de hacer.

  1. Dado que el queroseno generará monóxido de carbono, es importante abrir alguna ventana o puerta para que se renueve el aire de la sala al menos una vez cada hora. Lo recomendable sería hacerlo un par de veces a la hora al menos para asegurarte que el nivel de monóxido de carbono siempre sea mínimo. Hazlo independientemente de que tu modelo de estufa de parafina tenga un sensor que haga que se detenga cuando el nivel de CO sea relevante.
  2. Mantenla lejos de la humedad y evita que se llegue a mojar para que funcione bien. Eso incluye tenerla guardada en un lugar seco en los meses que no vayas a usarla.
  3. Aunque no sea completamente necesario, cambia la mecha del calefactor de queroseno cada año. Las mechas impregnadas de queroseno tienen un olor fuerte y cuando vuelvas a usarla será considerable durante los primeros cinco o diez minutos de su uso. Dado el coste ínfimo que tiene una mecha, tener unas cuantas guardadas para cambiarlas cada año es completamente normal.
  4. Aunque puedas, no mezcles distintos tipos de queroseno y parafina. Usa la que en las instrucciones te venga recomendada para tu modelo y así aumentarás su vida útil.
  5. No pongas nada encima de la estufa. Aunque parezca extraño, hay bastante gente que lo hace por diversos motivos como darle más humedad al ambiente ya que es calor seco. Hacer eso hará que se ensucie la estufa, creará polvo, posiblemente cree demasiada humedad ambiental, y acabe dañando la vida útil de tu calefacción de parafina.
  6. Ten la estufa lejos de cualquier prenda que pueda prenderse fuego con el calor.
  7. Cuando no la necesites más en un tiempo, asegúrate de guardarla bien. Evita cubriéndola adecuadamente de que se le entre humedad y polvo a lo largo de los meses que esté sin usar.

El precio de una estufa de parafina en términos de consumo y su ahorro

Para terminar, vamos a la parte que más te interesará antes de comprar tu estufa de parafina o decidirte por una de gas o eléctrica. Vamos a poner como ejemplo una estufa de parafina con quemador eléctrico. Actualmente existen modelos, que son los que más me gustan, que en lugar de necesitar una toma de energía eléctrica usan pilas. De esta manera te evitas la dependencia de un sistema constante de luz para que funcione bien.

Un modelo estándar estufa de queroseno o parafina consume, aproximadamente, 0,3 litros de parafina cada hora de uso que tiene. Es decir, usándola 5 horas diariamente todos los días tendría un coste aproximado de 47 litros mensuales.

Al momento de escribir este artículo la parafina tiene un precio de 2,50 € aproximadamente. Aunque recordad que puede variar en función del precio del petróleo. Esto significa que calentarse durante todo un mes ese tiempo son 117,50 €.

Te recomiendo que todavía no lo has hecho, que busques aquí información sobre las estufas de gas butano y las eléctricas. Seguramente te interese, y mucho.

Parafinas para estufa (queroseno)

SUPER KEROSHOLL DAVISOL

Hoy en día tras la aparición de innumerables métodos de calefacción, las estufas de queroseno siguen siendo una opción muy interesante para calentar la vivienda, oficina, taller, bodega o cualquier otro tipo de estancia. A diferencia de otros sistemas, éstas no requieren instalación, son portátiles, de manejo sencillo, no generan residuos, apenas requieren mantenimiento y calientan rápidamente.

Al contrario de lo que sucede con las estufas de butano, el queroseno no produce humedad. Circunstancia importante, sobre todo en regiones que éste elemento condiciona la climatología o para aquellas estancias que son propensas a la acumulación de humedades. No olvidemos que cuanto más húmedo es el ambiente mayor será la sensación de frío.

Además si lo comparamos con los sistemas de calefacción eléctricos, el coste del kW es significativamente más bajo.

Respecto a los sistemas de leña, pellets o carbón, la adquisición de una estufa de queroseno es mucho más económica, no requiere instalación, no necesita mantenimiento, limpieza ni recogida de residuos y además el acopio de combustible es más cómodo, limpio, sencillo y demanda menos espacio.

En lo relativo a seguridad queremos destacar que la parafina líquida (queroseno) no ofrece riesgo de explosión y mucho menos riesgo de incendio. La parafina necesita alcanzar los 70ºC, así como una mecha para inflamar, de manera que en caso de un volcado accidental la estufa se apaga.

Actualmente en Dávila Villalobos ofrecemos dos tipos de queroseno de primera calidad:

  • SUPER KEROSHOLL DAVISOL – NORMAL DESAROMATIZADO
  • SUPER KEROSHOLL DAVISOL – SIN OLOR

ESPECIFICACIONES DE PRODUCTOS

QUEROSENO DAVISOL NORMAL (desaromatizado)
Tipo producto Hidrocarburo Desaromatizado D20/26, C11-C14, isoalcalino
Número CE 927-285-2
Número Registro REACH 01-2119480162-45-0000
Estado físico Líquido
Color Marcador fiscal en azul
Olor Característico de hidrocarburo
Propiedades
Densidad a 20ºC (kg/l) 0,750 – 0,800
Pureza % min. > 99,90
C. Destilación ºC 185 – 265
Aromáticos % < 0,2
Residuos sólidos < 0,1
Punto de fusión < -60C
Punto de inflamación > 66C
Inflamabilidad Inflamable con llamas abiertas, chispas o descargas eléctricas
Temperatura autoignición > 235C
Viscosidad a 40ºC 1.70
Solubilidad Insoluble en agua

QUEROSENO DAVISOL SIN OLOR
Tipo producto Hidrocarburo Desaromatizado P120, C10-C13, n-alcalino
Número CE 929-018-5
Número Registro REACH 01-2119475608-26-0002
Estado físico Líquido
Color Marcador fiscal en azul
Olor Característico de hidrocarburo
Propiedades
Densidad a 20ºC (kg/l) 0,750 – 0,800
Pureza % min. 99,90
C. Destilación ºC 185 – 265
Aromáticos % < 0,01
Residuos sólidos < 0,03
Punto de fusión < -60 C
Punto de inflamación > 66 C
Inflamabilidad Inflamable con llamas abiertas, chispas o descargas eléctricas
Temperatura autoignición > 235 C
Viscosidad a 40ºC 1.70
Solubilidad Insoluble en agua

Estufa de Parafina: Uno de los sistemas más sencillos y económicos para la calefacción de espacios cerrados

Si nunca has pensado en comprar una estufa de parafina, es porque generalmente, cuando no disponemos de calefacción en nuestra vivienda, y buscamos un aparato que nos pueda calentar rápidamente una habitación sin tener que realizar ningún tipo de obras ni instalación, la mayoría de nosotros pensamos en que la solución es un calefactor eléctrico.

Desgraciadamente, a pesar de que si que es una buena solución instantánea, nos damos cuenta de nuestro error cuando recibimos el primer recibo del consumo eléctrico,por no haber pensado en el elevado consumo de electricidad que tienen los calefactores eléctricos.

Hoy te presentamos una muy buena alternativa a los calefactores eléctricos, pero con muchas más ventajas: Las estufas de Parafina.

Con un tamaño similar al de un calefactor eléctrico, este tipo de estufas utilizan como combustible la parafina, pero con dos ventajas muy importantes con respecto a estos:

Calor mucho más agradable: El calor que producen una estufa de parafina no es tan concentrado como el de un calefactor eléctrico, sino que se reparte mucho mejor alrededor de la habitación, por lo que la sensación de confort que te ofrece es mucho mayor.

Consumo extremadamente reducido, y te lo vamos a demostrar con un ejemplo:

Vamos a comparar por ejemplo el consumo de la estufa de parafina QLIMA R7227TC que puedes ver en nuestra web haciendo clic aquí.

Se trata de una estufa de 2,7 Kw , suficiente para calentar una superficie de hasta unos 35 m2.

Supongamos que la vamos a utilizar para calentar el comedor de nuestra casa, que la vamos a tener encendida una media de 4 horas diarias, 5 días a la semana durante cada mes en invierno.

Calcularemos el consumo mensual en electricidad de un calefactor eléctrico: Suponiendo un coste medio de la electricidad de 0,2 € el Kw/h, el coste en electricidad sería de:

80 horas x 2,7 Kw x 0,2 € = 43,2 € Mensuales en electricidad.

Calcularemos ahora el consumo mensual de una estufa de parafina:

La estufa de parafina de nuestro ejemplo, el modelo QLIMA R7227TC tiene un consumo máximo de 0,28 l/h, por lo que nos consumirá:

80 horas x 0,28 l/h = 22,4 Litros de combustible.

El coste de la parafina que puedes comprar en cualquier gran centro de bricolaje es de unos 30 € la garrafa de 20 Litros, o lo que es lo mismo 1,5 € x litro.

Por lo tanto el consumo en parafina será de:

1,5 x 22,4 = 33,6 € Mensuales en Parafina

COMPARATIVA
DE CONSUMO
Calefactor Eléctrico Estufa de parafina
43,2 € / mes 33,6 € / mes

Estufa de parafina: Calefacción de Alto rendimiento sin instalación.

Con una estufa de parafina podrás disfrutar de la calefacción al instante, dado que no necesita ningún tipo de instalación. Simplemente para poder usarla tendrás que sacarla de su embalaje y rellenar el depósito de combustible.

Tipos de estufas de parafina:

Basicamente, en nuestra web www.climamania.com verás que hay dos tipos de estufas:

  • Estufas de mecha.
  • Estufas electrónicas o laser.

Estufas de Parafina de mecha:

Este tipo de estufas no necesitan conexión eléctrica y destacan por su sencillez, únicamente para que funcionen tendrás que rellenar el deposito de combustible. Sin embargo, has de tener en cuenta, que la primera vez que la uses, tienes que esperar una media hora antes de poderla encender para que la mecha se empape bien de combustible. Pero esto sólo la primera vez que la uses, el resto de veces el encendido será inmediato.

Estufas Electrónicas o Laser:

Este tipo de estufa de parafina, necesitarás enchufarla a la corriente eléctrica, dado que disponen de un sistema electrónico de control avanzado que te ofrecerá una serie de importantes ventajas respecto a las estufas de mecha: Control electrónico del quemador, función de ahorro de combustible, termostato de encendido/apagado del quemador, programación diaria de funcionamiento, ventilador para un mejor reparto de aire caliente en la estancia, etc…

Sin duda, si estas pensando comprar una estufa, a un buen precio, sin instalación y que consuma poco, las estufas de parafina son una muy buena opción.

En ClimaMania somos distribuidores de las estufas de Parafina QLIMA. Sin duda todo un referente mundial tanto por la calidad de sus productos fabricados en Japón como por la amplia experiencia de este fabricante integrado dentro del prestigioso grupo PVG líder mundial en la distribución de combustibles líquidos.

En nuestra web www.climamania.com te ofrecemos una extensa gama donde seguro que encontrarás el modelo que mejor se adapte a tus necesidades, de todas formas, si aún continuas con alguna duda, puedes ponerte en contacto con nosotros y nuestro equipo de expertos estará encantado de atenderte:

  • Teléfono: 93 328 24 21 – 91 112 32 79
  • Whatsapp: 608 33 10 50
  • Email: [email protected]

Esta tecnología permite regular la temperatura y además incorpora un temporizador para su puesta en marcha en cualquier momento del día que queramos.

A continuación quedan explicadas todas las ventajas y desventajas que las estufas de queroseno electrónicas ofrecen a quienes la utilizan.

Ventajas

Las estufas de queroseno electrónicas tiene muchas más ventajas de las que se pueden apreciar a simple vista, estas son las siguientes:

  • – Alta seguridad. La idea generalizada que se tiene sobre las estufas, tanto de queroseno como de butano es que pueden ser peligrosas, ya que en caso de mala combustión se puede propagar gases tóxicos, ante un vuelco puede existir un riesgo alto de incendio.

Esta idea no tiene que ver nada más lejos de la realidad, hoy en día las estufas de queroseno electrónicas están diseñadas y fabricadas con una gran tecnología que las hacen ser consideradas como uno de los aparatos de calor más seguros del mercado.

A diferencia de cualquier otro tipo de estufas, las estufas de queroseno electrónicas están hechas de un gran material resistente, tiene un sistema de apagado automático en caso de falta de oxígeno en el ambiente, llamado Air Sensor, y un sistema que ante el vuelco de la estufa hace que el riesgo de incendio sea nulo.

Otro elemento que hace que las estufas de queroseno electrónicas sean muy seguras, es su dispositivo de autodiagnóstico.

  • – Calienta de forma inmediata. No hay peor sensación que llegar a casa, encender la calefacción o la estufa y ver que tarda mucho en calentarse. Esto no ocurre con este tipo de estufas puesto que tiene la gran ventaja de que calienta muy rápido la habitación, apenas hay que esperar unos minutos.
  • – Dura mucho el calor en la habitación, esto se debe a su alto rendimiento de combustión.
  • – Programar la hora y la temperatura. Si vamos a hacer las típicas compras navideñas y queremos que al volver a casa, este el ambiente caliente, con las estufas de queroseno electrónicas es posible, ya que el temporizador puede establecer la hora en la que la estufa empiece a funcionar. Además se puede hacer desde la distancia. Otra ventaja a destacar es que se puede poner la temperatura que queramos.
  • – No necesita instalación y son portátiles.Este aparato lo podemos trasladar de una habitación a otra de nuestro hogar, su peso ligero permite que sea fácil de transportar, tan sólo hay que empujar la estufa suavemente. Además no necesita instalación tan sólo será necesario un enchufe para que recargar la batería que lleva incorporada, cuando está se descargue.

Desventajas

Este tipo de estufas también tiene desventajas, la principal es que al encender y apagar el aparato desprende un olor a diésel

Otra de las desventajas es que puede encarecer un poco el recibo de la luz, ya que su recarga depende directamente de una fuente eléctrica.

Cómo elegir una estufa de queroseno

Las estufas de queroseno son aparatos de calefacción auxiliar móviles, capaces de calentar superficies de hasta 50 m² aprox.

Se distinguen dos tipos de estufas de queroseno: las estufas de mecha, totalmente independientes y de funcionamiento rudimentario, y las estufas electrónicas, que, además de queroseno, necesitan suministro eléctrico para funcionar porque su tecnología es más compleja y precisa.

Las estufas de mecha y la estufas electrónicas utilizan un proceso de combustión diferente.

Estufa de queroseno de combustión simple

La estufa de combustión simple es la estufa de queroseno más económica, una solución eficaz de gama básica.

La estufa de combustión simple es una estufa de mecha con tres botones: uno para regular la altura de la mecha (vinculada a la potencia de calefacción, botón redondo), otro para apagar la estufa (pulsador rojo) y un tercero para encender la estufa (pulsador normalmente gris).

Empezar a utilizar una estufa de mecha es sencillo: ajustar la altura de la mecha (hay que cambiarla periódicamente) y pulsar brevemente el botón de encendido (activa un encendedor que prende la mecha).

Este tipo de estufa de queroseno también puede tener solo dos botones: uno para apagar la estufa y otro (redondo) para la mecha y el encendido (en este caso, el encendedor se activa cuando se extiende la mecha).

En cuanto al funcionamiento, la mecha de la estufa está empapada de queroseno, ya que está constantemente sumergida en una cubeta de queroseno conectada al depósito. La parte superior de la mecha se introduce en un quemador de flujo laminar.

Estos quemadores consisten en un cilindro alveolado de metal (cuya temperatura alcanza los 800 °C en funcionamiento) con un anillo metálico en el extremo y un protector de vidrio cilíndrico. El anillo metálico crea una poscombustión que permite reducir la tasa de CO (monóxido de carbono). Su temperatura es de unos 900 °C.

Las estufas de queroseno de combustión simple queman principalmente dióxido de nitrógeno y calientan hasta un 70% por radiación y el 30% restante por convección.

Estufa de queroseno de combustión doble

El diseño de la estufa de queroseno de combustión doble se basa en el de la estufa de queroseno de combustión simple (funcionamiento con mecha). Su precio es algo superior, ya que su tecnología es más eficiente. La estufa de queroseno de combustión doble presenta la misma configuración (2 ó 3 botones para encenderla y apagarla).

Las estufas de queroseno de combustión doble tienen la ventaja de disponer de una segunda cámara de combustión. Su quemador es de llama. El primer quemador es idéntico al flujo laminar y, en su extremo, un aporte de oxígeno quema los gases resultantes de la primera combustión a 800 °C.

La combustión casi completa genera una llama de una temperatura cercana a los 1200 °C en un cilindro de vidrio.

Este proceso de combustión resulta en una mejor eficacia calefactora y emite menos sustancias tóxicas. Las estufas de queroseno de combustión doble queman principalmente monóxido de carbono y calientan hasta un 30% por radiación y un 70% por convección.

Estufa de queroseno electrónica

La estufa electrónica es la versión más eficaz de las estufas de queroseno disponibles. La estufa electrónica regula la temperatura de calefacción a través de un termostato e integra un sistema de ventilación que distribuye el calor en la estancia de forma rápida y homogénea.

La mayoría de las estufas de queroseno electrónicas pueden programarse para varios días a través de una interfaz digital. Las estufas electrónicas consumen menos, emiten menos olores y presentan un mejor diseño, pero deben conectarse a una toma de corriente para funcionar (ventilación, interfaz digital, etc.).

Su proceso de combustión es distinto, ya que, al no haber mecha, la combustión se regula mediante un microprocesador. Las estufas electrónicas cuentan con un quemador de inyección y una cámara de combustión, donde el queroseno se inyecta y prende automáticamente. Las calorías producidas durante la combustión se expulsan a través del sistema de ventilación.

Encendedor para estufas de mecha

Las estufas de mecha se ponen en marcha mediante un encendedor, que funciona con dos pilas R20. El encendedor se asemeja a una pequeña bombilla sin cristal equipada con un casquillo de dos clavijas y un filamento, que se convierte en incandescente a alta temperatura (para encenderse, utiliza la energía de las pilas).

El encendedor se coloca fácilmente gracias a las clavijas en un espacio accesible desde el exterior de la estufa de queroseno, al retirar el quemador. El encendedor se desgasta y debe cambiarse si no se vuelve incandescente con unas pilas nuevas. Para que dure más, es recomendable que el encendido de la estufa sea rápido (menos de 3 segundos).

Estufa de queroseno

Como hemos mencionado más de una vez en nuestro sitio, la evolución de los climatizadores han revelado aparatos inimaginables, pasamos de la estufa de queroseno a la consola de aire acondicionado frío- calor en sólo cinco años; pero también es necesario aclarar que todavía existen individuos que no son muy apegados a la tecnología y por ende no desean reemplazar sus viejos pero eficientes calefactores por otros nuevos.

Este es justamente el caso de las estufas de queroseno, nadie puede decir que no son eficientes ya que climatizan una habitación en cuestión de segundos, además son económicas, tanto el aparato en sí como el combustible que lo alimenta. El problema de este tipo de aparatos radica en el impacto de contaminación ambiental, lamentablemente se ha comprobado que las estufas de queroseno tienen un alto índice de contaminación y por eso para utilizarlas se necesita ubicarlas en sitios ventilados.

Para los que siempre han optado por la tecnología y no conocen cómo funciona este tipo de artefactos les decimos que los mismos calientan un ambiente mediante el efecto de radiación; cuentan con una mecha que está rodeada por una pantalla reflectora, dicha mecha se empapa de kerosene y luego se prende produciendo así calor. Podemos decir que, de acuerdo a los registros de entendidos, éstas fueron las primeras estufas eficientes que se han inventado y, al mismo tiempo, fueron el punto de partida para los aparatos tecnológicos que hoy conocemos. Cuando las estufas de queroseno se idearon no se tenían en cuenta los principios de contaminación ambiental, o mejor dicho, todavía no habían sido preestablecidos, lo único que sus creadores intentaban era generar un bien que produzca calor sin importar las consecuencias. Una vez que la estufa de queroseno se convirtió en un fenómeno, varios estudiosos comenzaron a analizar su funcionamiento como los efectos del combustible que la alimentaba obteniendo resultados negativos para la salud; fue esto lo que obligo a sus fabricantes a promover adelantos en calefacción que no sólo sean capaces de climatizar sino que no impacten nocivamente en la salud de quienes los utilizaban. Es cierto que si hoy visitamos una tienda de electrodomésticos y solicitamos un calefactor a queroseno es casi imposible que se nos ofrezca un modelo ya que casi la totalidad de los fabricantes han dejado de producirla, de todas maneras podemos encontrarlas todavía en bazares o negocios de antigüedades.

Tweet

Datos para la compra de una estufa a kerosene

Comprar una estufa de queroseno es una tarea sencilla y similar a comprar cualquier tipo de calefactor; como mencionamos previamente debemos acudir a un bazar o sitio en donde sepamos que podemos encontrarla. Una vez allí no sólo nos cercioraremos de su buen estado sino que también de factores tales como: poder calórico, rango de calefacción, estética, ubicación, seguridad, mantenimiento, etc.; si cumple todos estos requisitos cotizaremos el aparato y empezaremos a compararlo con otros de la misma índole.

Pediremos una garantía que antes fallas y con un documento que acredite la compra nos brinde tres opciones: reparación gratuita, cambio por otro bien y devolución del dinero; no debemos suponer que porque adquirimos un elemento usado no tenemos derecho a una garantía, ésta debe ser de al menos 6 meses.
En caso de que la estufa de queroseno no cuente con un manual de uso, será imprescindible que consulte con el vendedor sobre su funcionamiento, como dijimos previamente, una mala manipulación puede ocasionar graves daños; se debe guardar el envase original y el embalaje por un tiempo, ya que en caso de fallas o deficiencia, deberá devolver el aparato en su envase original. El combustible de las estufas de queroseno puede comprarse en ferreterías o en estaciones de servicio, dependiendo de la región en la que habita, manténgalo lejos de los niños y en lugares frescos. Este calefactor debe ubicarse en sitios aireados o ventilados para que la combustión del queroseno no se dirija directamente a quienes viven en la dependencia; es vital no dormir con la estufa de queroseno prendida, ésta debe ser vigilada constantemente ya que cuenta con un combustible muy inflamable.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *