0

Evitar rozaduras muslos

Tabla de contenidos

5 tips para evitar las rozaduras de los muslos en los días de más calor

Tu navegador no puede mostrar este vídeo

Sí, los vestidos cortos y los shorts son la mejor opción cuando el calor aprieta, pero también sabemos que traen consigo las molestas rozaduras de los muslos que hacen que nuestra piel se irrite y nos cause escozor. Si eres de las que opta por usar pantalón largo incluso en los días de verano, olvídate y empieza a lucir piernas sin ninguna molestia gracias a estos tips que serán tu salvación a la hora de evitar las rozaduras en la zona de los muslos.

1. Desodorante en roll-on: un truco rápido y muy efectivo

Uno de los trucos más efectivos según las usuarias de nuestro foro: aplicar un poco de desodorante en roll-on en los muslos. Esto hará que sudes menos y la piel no se irrite. Opta preferiblemente por un desodorante que no contenga aluminio, ya que se trata de un ingrediente que puede afectar a la barrera de protección natural de la piel. Puedes decantarte por un desodorante como el de la marca Instituto Español, que no contiene aluminio, alcohol ni parabenos y está disponible en Amazon por 2,84€ o directamente utilizar un desodorante de piedra de alumbre que sea 100% natural, por ejemplo, este de la marca Bionatural que está disponible en Amazon por 7,87€.

2. Polvos de talco: el remedio más tradicional contra las rozaduras

Aunque su uso en bebés es desaconsejable ya que podrían inhalar el polvo de talco, su uso en la zona de los muslos no entraña ningún riesgo para la salud. Los polvos de talco tienen una acción parecida a la del desodorante, evitan el exceso de humedad que genera las rozaduras y el escozor. Aplica un poco de este producto antes de salir de casa y luce piernas con tus shorts preferidos. Puedes comprar os polvos de talco de la marca Instituto Español en Amazon por 2,98€.

3. Stick anti-rozaduras: el producto que está siendo una revolución en Estados Unidos

Uno de los mejores métodos para prevenir las rozaduras son este tipo de sticks, que crean una capa protectora sobre la piel que impide que el roce de los mulsos cause irritación o molestias. Puedes usarlos también para evitar las rozaduras que los zapatos hacen en los pies, llévao siempre en el bolso y te salvará la vida en más de una ocasión. Además, es también eficaz con la piel húmeda, por lo que será tu salvación en los días de playa y pisicina. Una vez que lo pruebes te preguntarás cómo has vivido todo este tiempo sin este stick.

4. Vaselina: alternativa low-cost para evitar que tu piel se irrite

Mucho más barata que los sticks anti-rozadura específicos (aunque algo menos eficaz) es la vaselina de toda la vida. Su textura hace que la fricción se reduzca considerablemente, aunque es cierto que no dura tanto tiempo en la piel ni aguanta cuando esta se moja. Lleva en el bolso un tubo de vaselina para aplicarlo cuando tu piel empiece a molestarte.

5. Bandelettes: la alternativa sexy a las mallas de ciclista

El método más fiable para prevenir el roce de los muslos es, sin duda, la tela, cualquier prenda que evite el contacto directo de la piel evitará cualquier tipo de molestia. Hasta ahora, las mallas de ciclista habían sido la opción más usada para combatir este molesto problema, pero no son nada estéticos (aunque este verano están siendo una verdadera tendencia) y muchas veces no combinan con nuestra ropa. Las bandelettes han llegado al mercado para acabar con el problema del roce de los muslos, a la vez que dan un toque súper sexy a tu outfit. Póntelos debajo de tus faldas o tus vestidos más vaporosos, son 100% efectivas.

Y además…

Los cuidados que necesita la piel en la playa
10 remedios caseros para acabar con las estrías
Test 2019: ¿Cuál es el mejor sérum de ácido hialurónico para tu piel?

«El roce hace el cariño, dicen. Pero en verano, con el calor y el sudor recorriendo nuestros poros, el roce más bien hace que nuestra piel se irrite, nos escueza y que nos salgan granitos. Las rozaduras en la parte interior de los muslos son un mal que nos afecta a muchas mujeres, independientemente de nuestro tipo de cuerpo. Así que no te preocupes cuando notes que entre tus muslos se está celebrando una mascletá, ¡porque no estás sola!

Eso sí, aunque las rozaduras en los muslos sean algo totalmente normal, esto no quiere decir que tengamos que pasar una penitencia en verano con ellas. Llevar pantalón largo para prevenirlas no es una opción, y menos aún durante el verano, que nos invita a lucir pantalones cortos, vestidos, bikinis y bañadores.

Despídete de tener que ir andando como un cowboy cada vez que intentes dar un paseo por la playa (sabemos de muy buena tinta que el calor, la sal del mar y los muslos no hacen buenas migas), porque vamos a darte algunos tips para evitar las molestas rozaduras. Hemos encontrado productos y remedios que funcionan —por experiencia lo decimos— de verdad. ¡Toma nota!

Muchas mujeres se ven obligadas a dejar de ponerse vestidos en los días de verano. ¿La razón? Que llevaron uno el día anterior y provocaron rozaduras en sus muslos: con el roce, la zona queda irritada (e incluso pueden llegar a salir ampollas) y cualquier movimiento con las piernas desnudas resulta incómodo. Ocurre lo mismo, tanto a hombres como a mujeres, cuando se practica ejercicio mientras se suda y las piernas o los brazos rozan entre sí o con el cuerpo… Y también cuando pasamos del zapato cerrado a la sandalia o del calcetín al pie desnudo.

Y lo peor es que, una vez hecho el daño, tarda tiempo en cicatrizar. Por eso más vale prevenir que curar. La buena noticia es que hay múltiples remedios antirrozaduras -desde prendas especiales hasta bálsamos en stick- con los que puedes prevenir este tipo de roces y heridas y que, además, están a la venta en Amazon.

Prendas especiales

Bandas elásticas para el muslo

Como si de un calcetín se tratara, estas bandas se deslizan sobre la pierna y se ajustan a la altura que desees. Son perfectas para llevar debajo de vestidos y que tus muslos no se rocen entre sí al andar. También es una de las soluciones más exitosas (tanto entre la opinión de las mujeres como en los comentarios y ventas de Amazon) por tratarse de un método libre de grasas y químicos que protege de la forma más cómoda. Son, además, antideslizantes y se lavan de forma sencilla.

Compra desde 5,99€ en Amazon

Bandas elásticas de encaje

La misma solución pero, esta vez, fabricada con un delicado encaje que hace que se convierta en un complemento estético y apto para verse en cualquier situación. Las bandas son elásticas y están disponibles en diversos tamaños según el diámetro de tus piernas.

Compra desde 6,99€ en Amazon

Bandas de encaje con bolsillo

Una de las versiones más prácticas y originales son estas bandas de encaje y con bolsillo incluido. Perfecto para llevar el móvil, la barra de labios o la tarjeta de crédito si ese día quieres prescindir del bolso. Cuenta con dos tiras de silicona antideslizante que fija la banda al muslo sin dejarse influir por el peso de lo que lleves en el bolsillo.

Compra por 5,99€ en Amazon

Bragas con pierna efecto adelgazante

La opción más popular para evitar las rozaduras en los muslos son las braguitas con pierna: se llevan de forma cómoda como si fueran un legging. Estas, de la marca Delimira, son además moldeadoras y reductoras para favorecer el adelgazamiento. Están fabricadas en microfibra, por lo que resultan suaves al tacto, y sin costuras, para no marcar.

Compra por 16,99€ en Amazon

Sticks

Barra protectora anti-irritación

Con grandes valoraciones en la plataforma, este producto mantiene sus propiedades durante horas frente a las posibles abrasiones, ampollas o heridas cutáneas. Viene muy bien su uso para protegernos de los roces con las prendas interiores (en especial en la zona de los pezones o los muslos) y, además, no contiene aceites minerales o vaselina, por lo que no deja mancha en la ropa. Es resistente al agua y se puede utilizar con neopreno. Contiene vitamina F que ayuda a mantener la piel suave e hidratada.

Compra por 16,95€ en Amazon

Stick antiampollas de Compeed

Ya sea en el trabajo, al salir de fiesta o en las largas caminatas durante las vacaciones, esta solución para prevenir la aparición de ampollas siempre debería incluirse en nuestro kit más básico. De gran duración y de fácil aplicación, no deja manchas y es transparente, lo que lo convierte en un complemento ideal para llevarlos con zapatos abiertos.

Compra por 5,55€ en Amazon

Stick antiirritación e hidratante para ellas

Otra opción para cuidar la piel de posibles escamaciones e irritaciones es este producto con base de vitaminas E y F (con propiedades antioxidantes). Su modo de uso es sencillo: simplemente hay que aplicarlo cuando la piel esté seca y sin grasa justo antes de vestirnos en aquellas zonas susceptibles a rozaduras como puede ser el interior de los muslos o la parte oculta de los brazos. Esta fórmula es ideal para pieles sensibles y agrietadas y está concebida para uso diario, ya que hidrata y retiene la humedad de la piel.

Compra por 21,68€ en Amazon

Stick anti-irritación especial pies

Esta barra antirrozaduras dispone de una fórmula avanzada a base de vitamina A y C que ayuda a suavizar la piel de esta zona tan delicada y olvidada, además de restaurar las partes más agrietadas de los pies. No contiene aceites minerales y está elaborado con ingredientes vegetales libres de alérgenos. Su uso es perfecto para prevenir las rozaduras y limitar la aparición de irritaciones y de las tan temibles ampollas causadas por sandalias y zapatos en estas épcas veraniegas.

Compra por 25,66€ en Amazon

Cremas y geles

Gel antifricción

A prueba de manchas, este gel antifricción está elaborado con benzocaína (con efecto anestésico para heridas o lesiones cutáneas) y consigue un mayor alivio de la piel después de quemaduras solares o rozaduras de la piel. El producto es hipoalergénico, a prueba de humedad y no contiene perfumes. Su fórmula suave proporciona un confort a lo largo del día.

Compra por 5,56€ en Amazon

Película protectora y lubricante en gel

Idóneo para llevarlo a cualquier parte dado su tamaño mini incluyéndolo en cualquier bolso de viaje o neceser. Este gel está especialmente indicado para evitar la aparición de ampollas sin obstruir los poros de la piel. De uso diario, es transpirable y resistente al agua y al sudor aislando la capa superficial de la piel de agresiones externas. Su película protectora es transparente y previene las heridas por fricción típicas de zapatos o ropa muy ajustada durante los meses más calurosos.

Compra por 9,97€ en Amazon

Crema anti-rozaduras especial deportistas

Esta crema de la marca NOK protege de las rozaduras en piel tan delicada y castigada como la de ingles, axilas o pezones. En numerosas ocasiones, la práctica deportiva acarrea rojeces y ampollas: problemas relacionados con la piel que este producto previene gracias a una formulación a base de extracto vegetal de manteca de karité. Favorece la regeneración de la epidermis, suaviza, hidrata y fortalece la defensa natural de la piel. Además, es resistente al agua y a la transpiración.

Compra por 6,48€ en Amazon

Remedios de siempre

Vaselina neutra

Un clásico que en nuestro neceser del verano no debe faltar. En este caso, el producto está elaborado con aceites naturales que consiguen una vaselina neutra y perfumada. Válido tanto para ellas como para ellos, protege y suaviza aquellas zonas más agredidas por las altas temperaturas del verano: como la zona de los labios, codos y nudillos ayudando a restablecer la elasticidad perdida de la piel debido a la deshidratación continuada. Su aroma a rosas la convierte en un complemento refrescante y confortable.

Compra por 3,29€ en Amazon

Polvos de talco de uso diario

En el caso de que tengamos un recién nacido en la familia, este producto de la marca Johnson’s es perfecto para su delicada piel de la fricción diaria de la ropa y el efecto nocivo del sudor. El envase, de 200 gramos de peso, no contiene sulfatos ni talatos ni alcohol. Su fórmula absorbe el exceso de humedad de la piel del bebé y la mantiene suave y seca, y es ideal para usar tras cada cambio de pañal o después del baño.

Compra por 5,49€ en Amazon

os precios de compra incluidos en este artículo están actualizados a 28 de julio de 2019.

Suscríbete a la newsletter de El PAÍS Escaparate.

Escocedura es un término amplio que se utiliza para identificar aquellas situaciones en las que alguna parte del cuerpo se presenta rubicunda y con una mayor o menor irritación cutánea. Es habitual utilizar este término (más que el de excoriación, que es su acepción técnica equivalente) para identificar las irritaciones en la piel debidas al sudor, al roce de alguna prenda o al contacto prolongado con algún agente irritante que causan enrojecimiento cutáneo, dolor y sensación de quemazón y escozor.

La piel constituye la interfase anatómica y funcional entre el cuerpo humano y el medio exterior. Es el órgano más extenso de nuestro organismo: representa aproximadamente el 16% del peso de una persona y recubre casi la totalidad de la superficie corporal en contacto con el exterior. Su grosor varía en función del estado evolutivo del individuo. En el adulto oscila entre 0,5-4 mm en función de la zona corporal y puede llegar a ser superior en situaciones -patológicas o no- de estrés dérmico.

La piel está constituida por tres capas superpuestas con estructuras diferenciadas: epidermis, dermis e hipodermis. Las tres trabajan conjuntamente para permitir que este importante órgano pueda llevar a cabo sus funciones básicas, que son:

?? Protectora: tanto por su ubicación como por sus características histológicas, la piel ejerce una función de barrera física entre el exterior y el medio interno, al cual protege de agresiones tales como la entrada de microorganismos, traumas mecánicos, toxicidad de determinados agentes químicos, irritabilidad de algunos productos, radiaciones ultravioleta…

?? Sensitiva: es el órgano mediador a través del cual se recibe una buena parte de los estímulos que nos llegan del exterior. Gracias a las terminaciones nerviosas aferentes y otras estructuras sensoriales integradas en la piel somos capaces de percibir: tacto superficial, texturas, dolor, presión, sensaciones térmicas…

?? Biosintética: el colesterol o el ergosterol ingerido en la dieta acaban, con intervención de la luz solar, transformándose en la piel en vitamina D, un elemento determinante para la formación y mineralización ósea.

?? Inmunológica: la piel es considerada como un elemento activo del sistema inmunológico por su capacidad de inducir respuestas inmunitarias, tanto innatas como adaptativas, ante determinadas agresiones mediadas, entre otros, por las células dendríticas de Langerhans, los linfocitos T o los nódulos linfáticos que drenan este órgano.

?? Homeostática: la piel impide el intercambio incontrolado de sustancias entre el medio y el entorno. Gracias a la acción combinada del sistema vascular y sudoral, la piel tiene un papel determinante en el mantenimiento de la temperatura corporal. Como respuesta a los estímulos externos o internos a los que se ve sometida, la superficie cutánea aumenta o reduce su temperatura mediante la vasoconstricción o vasodilatación de los vasos sanguíneos que irrigan la piel y de la acción termorreguladora que proporciona la secreción de sudor por parte de las glándulas sudorales.

La integridad física de la piel y la correcta funcionalidad de los tejidos que la integran son requisitos indispensables para que las funciones atribuidas a este órgano clave se desarrollen eficazmente.

ESCOCEDURAS

Las excoriaciones son un tipo de erupción dérmica inespecífica que no siempre tiene una etiología única e identificable, pero que las evidencias clínicas demuestran que suele producirse cuando coinciden de forma repetitiva y prolongada sobre alguna zona de la piel el binomio oclusión y fricción.

Algunos ejemplos de enfermedades que cursan con este tipo de dermatosis o de situaciones en las que suelen aparecer este tipo de erupciones cutáneas son la dermatitis del pañal, el intertrigo, la excoriación nasal o labial y algunos traumatismos deportivos, entre otros.

DERMATITIS DEL PAÑAL

La dermatitis del pañal se enmarca entre las llamadas dermatitis de contacto y, como su nombre indica, se localiza en lactantes y niños de corta edad o en adultos incontinentes en la zona cubierta por los pañales absorbentes, pudiéndose extender hacia las ingles. Se considera que tiene su origen en la convergencia de una serie de factores agresores e irritantes de naturaleza físico-mecánica (oclusión, temperatura elevada, fricción, rozamiento…), química (amoníaco generado como consecuencia de las reacciones degradativas de la orina, los enzimas de las heces o, en ocasiones, los agentes detergentes utilizados para la higiene de la zona) y biológica (flora entérica, Candida albicans…).

El resultado de todo ello es una alteración de la función barrera de la piel, la cual se presenta enrojecida e irritada, a menudo con fisuras, erosiones y lesiones salteadas o confluentes para finalmente acabar sobreinfectándose.

INTERTRIGO EN PERSONAS OBESAS

La obesidad es una epidemia del mundo occidental que impacta en la funcionalidad de casi todas las funciones fisiológicas del individuo. Estudios clínicos han evidenciado la comorbilidad entre obesidad y afecciones cutáneas de diversa naturaleza. Entre ellas, una de las que se presenta con mayor frecuencia es la que se conoce como intertrigo, esto es, una afectación de las capas superiores de la piel que suele ocurrir en los pliegues cutáneos (por ser áreas húmedas y calientes de la piel donde dos superficies cutáneas se rozan o presionan entre sí). Su sintomatología se agrava en las épocas estivales por la hiperhidrosis sudoral derivada del aumento de temperatura.

En personas obesas, es clásica su presencia en las axilas, la cara interna de los codos, la cara posterior de las rodillas y los pliegues inguinales o submamarios. Las áreas cutáneas afectadas inicialmente aparecen enrojecidas e irritadas, para ir volviéndose más oscuras con el tiempo. Si no se cuidan adecuadamente, la piel de estas zonas puede macerarse, agrietarse y presentar lesiones exudativas con un riesgo elevado de sobreinfección bacteriana o fúngica. Además de en personas obesas, este tipo de afecciones se presenta con cierta frecuencia en personas postradas en cama o en aquellas que utilizan dispositivos médicos o estéticos que facilitan la convivencia prolongada de humedad y oclusión sobre determinadas zonas de la piel (prótesis de extremidades, férulas, corsés…).

EXCORIACIÓN NASAL Y/O LABIAL

La excoriación nasal y/o labial suele asociarse a rinitis y procesos catarrales. La combinación entre el goteo nasal, el uso repetitivo de pañuelos y el frío resulta extremadamente agresiva para la piel de la zona nasal y el labio superior, que acaba mostrándose descamada, irritada, enrojecida y volviéndose hipersensible al roce del pañuelo (inevitable por otro lado para retirar las secreciones).

TRAUMATISMOS DEPORTIVOS

Durante la práctica deportiva la piel está sometida a una mayor exposición a diferentes tipos de traumatismos, agudos o crónicos, que pueden causarle alteraciones diversas. Las escoceduras de origen deportivo son muy variadas, tanto en su ubicación como en su evolución, en función del deporte del que se trate. Pueden acompañarse de ampollas y, si se persiste en el ejercicio, la piel responde contras estas agresiones hipertrofiando el estrato córneo y generando en la zona expuesta un callo protector.

Este tipo de escoceduras tiene su origen en las fricciones repetitivas que se producen o bien entre dos superficies cutáneas o bien entre la piel y alguno de los accesorios que se utilizan en la práctica deportiva. Dentro de este grupo, las más típicas son las escoceduras de la cara interna del muslo que se producen en corredores, ciclistas, excursionistas y, en general, en todos aquellos deportistas que practican modalidades que comportan deambulación o pedaleo (agravadas si el vestuario utilizado no es de la calidad o la talla adecuada). Dentro del mismo grupo deberían situarse las escoceduras en la cara interna del dedo pulgar propias de las personas que practican tenis, remo, culturismo, motociclismo o gimnasia de aparatos; la cara inferior de la tibia en esquiadores (inclinación del cuerpo hacia delante, forzando la fricción con la caña de la bota) o el talón de Aquiles en montañeros (roce excesivo de botas mal ajustadas).

OTROS CUADROS

También responden a un cuadro de escoceduras:

?? Rabadilla del corredor de fondo: erupción en la porción superior del pliegue interglúteo en corredores de larga distancia por la fricción producida entre los glúteos en cada zancada.

?? Pezón del corredor de fondo: inicialmente identificado en mujeres que corrían sin sujetador y, actualmente, en corredores o ciclistas masculinos que utilizan camisetas de fibras bastas (especialmente en épocas de frío ya que el pezón erecto y la camiseta húmeda favorecen la fricción).

?? Hombro del nadador de crawl: dermatosis de carácter mecánico que se produce como resultado del roce continuado de la barba con la piel del hombro del deportista reblandecida por la inmersión.

?? Acné mecánico: erupción eritematoso-acneica que tiene su origen en la combinación de calor, oclusión, fricción y presión que se produce en la piel de aquellas zonas corporales en contacto con determinados equipamientos deportivos: hombreras en hockey o rugby (hombro), mochila en el alpinismo (espalda), traje isotérmico en el submarinismo (pecho, hombros y mentón), maillots sintéticos en gimnastas…

PARA PREVENIR EL INTERTRIGO CONVIENE EXTREMAR LAS MEDIDAS HIGIÉNICAS EN LAS ZONAS PROFUNDAS DE LOS PLIEGUES, GARANTIZANDO QUE NO SÓLO SE RETIRAN LOS RESTOS DE SUDOR ACUMULADOS, SINO QUE SE SECA ADECUADAMENTE EL ÁREA

ESCOCEDURAS Y FUNCIONALIDAD DE LA PIEL

Las escoceduras suponen una alteración de las estructuras superficiales cutáneas (epidermis y, más concretamente, el estrato córneo) que, en función de su severidad, pueden llegar a comprometer algunas de las funcionalidades principales de este órgano.

El estrato córneo constituye la parte más externa de la epidermis y está considerado como la capa protectora natural de la piel frente a las agresiones exógenas. Algunas de las características que condicionan su efectividad son:

?? Elevada resistencia frente a agresiones físicas y/o químicas del entorno.

?? Alta flexibilidad y plasticidad que permita la amplia gama de movimientos y pliegues a los que se ve sometido el tejido cutáneo.

El estrato córneo se halla formado por los corneocitos (elementos anucleados, totalmente queratinizados), una muy baja proporción de agua, proteínas y una mezcla equimolar de ceramidas, colesterol y ácidos grasos libres. La acción conjunta y equilibrada de este conjunto de elementos actúa de barrera tanto frente a las agresiones mecánicas como frente a la pérdida de agua por vía transcutánea. La permeabilidad que caracteriza al estrato córneo es muy inferior a la que presenta cualquier otra biomembrana integrante del cuerpo humano y la convierte en una frontera semipermeable con un alto grado de selectividad, un elevado índice de resistencia y una importante capacidad aislante.

La disposición espacial y estructural de los elementos integrantes de esta capa de la epidermis explica su alta resistencia y baja permeabilidad. Las moléculas lipídicas, que forman la sustancia cementante, presentan en su estructura grupos polares afines a las moléculas de agua que permiten la retención de finas láminas o películas acuosas. Se aporta así a la sustancia cementante la plasticidad y resistencia mecánica necesarias para que pueda ejercer su función. Paralelamente los corneocitos, integrados por material queratínico marcadamente hidrófobo y por metabolitos hidrófilos (elementos integrantes del factor hidratante natural) son capaces de retener una cierta cantidad de agua, ayudan a conseguir mantener un equilibrio en la cantidad de agua existente en el estrato córneo capaz de proporcionar la plasticidad y flexibilidad requerida para mantener la función barrera.

La función barrera de la piel se instaura desde los primeros estadios del ser humano, durante el desarrollo uterino, perdura a lo largo de toda la vida y el organismo es capaz

de restablecerla cada vez que es dañada. El adecuado funcionamiento de este mecanismo regenerador depende de la correcta activación y migración de los fibroblastos, de la funcionalidad de las enzimas implicadas en el metabolismo lipídico y de los procesos de cornificación y descamación.

PROFILAXIS Y TRATAMIENTO

Para prevenir la aparición de estas disfunciones dérmicas o para su tratamiento si es que ya se han producido, el mercado actual dispone de una serie de formulaciones galénicas con una combinación de excipientes y principios activos que, aplicados correctamente, son capaces de lubricar la zona; mantener el correcto estado de la epidermis; preservar o restablecer el manto hidrolipídico protector de la piel y protegerla en caso de pérdida de integridad, favoreciendo su regeneración.

PASTAS Y POMADAS

Esta familia de productos cosméticos, por sus propiedades antifricción, suelen ser la alternativa preventiva de elección en aquellas situaciones en las que se prevé la convergencia del binomio causal de las escoceduras.

Las pomadas son formulaciones untuosas, con un elevado porcentaje de lanolinas y vaselinas, que fundamentan su efecto antiescocedura en la formación de una barrera protectora. La aplicación sobre la zona afectada forma una película emoliente que cubre la piel y la protege y suaviza, al tiempo que la hace más flexible. Incorporándola antes de que se produzca movimiento. La capa que se forma tras su aplicación se interpone entre las dos superficies cutáneas en movimiento y disminuye la fricción. Una tercera propiedad de la película grasa que forman sobre la piel es la oclusividad, que reduce la pérdida de agua de la superficie cutánea y aumenta, en consecuencia, el contenido hídrico de la piel favoreciendo su plasticidad y resistencia.

Las pastas son formulaciones semisólidas, cuya composición de base es muy similar a las anteriores, que incorpora un elevado porcentaje de polvos absorbentes inertes dispersados en la base grasa. Al depositarse sobre la piel, los ingredientes pulverulentos forman una barrera que, por una simple acción física, impide los efectos negativos de las posibles sustancias irritantes que puedan entrar en contacto con la piel.

Conviene tener en cuenta que tanto unas como otras suelen ser formulaciones concentradas, por lo que basta con aplicar una fina capa sobre la zona afectada, que será fácilmente absorbida por la piel, para conseguir el efecto deseado.

EMULSIONES Y CREMAS

Este tipo de preparados suele aplicarse con una finalidad de tratamiento para conservar o recuperar la película hidrolipídica deteriorada por las agresiones fisicoquímicas, rehidratar el estrato córneo de la piel o regenerar la epidermis dañada.

Así, las emulsiones de fase externa oleosa, por sus características fisicoquímicas (compactas y oclusivas), resultan especialmente indicadas para crear una capa aislante sobre la piel en la zona del pañal. El efecto protector buscado se consigue mediante la combinación de una elevada proporción de componentes grasos (ceramidas, aceites, siliconas, ácidos y alcoholes grasos…) y una cantidad no despreciable de componentes pulverulentos (óxido de cinc, dióxido de titanio…) que además de su función mecánica tienen una cierta capacidad antiséptica.

Teniendo en cuenta que son aplicados sobre pieles agredidas y en las que a veces incluso se ha roto la solución de continuidad, es frecuente que este tipo de preparados incorpore activos que disminuyan la inflamación y estimulen la renovación celular y la síntesis de colágeno. Este es el caso de las cremas que incorporan extractos de centella asiática, que tiene una clara acción reparadora (estimula la formación de glucosaminoglicanos), al tiempo que mejora la hidratación y disminuye el edema y el enrojecimiento propio de las escoceduras.

Cuando este tipo de preparados está especialmente formulado para el tratamiento de la dermatitis del pañal suele incluir: derivados vitamínicos (vitamina A y E, dexpantenol…), agentes reparadores y extractos enzimáticos que inhiban la acción de los enzimas fecales. El empleo de dexpantenol o provitamina B5 tiene como finalidad aprovechar su acción hidratante, antiinflamatoria y antipruriginosa y a su vez, por su capacidad de acelerar la regeneración de las capas epidérmicas profundas, acelera la reconstitución de la barrera protectora fisiológica cuando esta ha resultado alterada.

Dentro de esta familia, las emulsiones de tipo silicónico son muy utilizadas en el tratamiento y prevención de escoceduras ya que aportan protección, oclusividad e hidrorrepelencia, presentando una excelente tolerancia cutánea, una menor untuosidad al tacto, una elevada compatibilidad con los principios activos más usualmente utilizados en el tratamiento de este tipo de procesos dermatológicos y una elevada estabilidad a un amplio rango de pH.

ACEITES

Son especialmente utilizados como coadyuvantes en la higiene de la zona del pañal por su capacidad de complementar a las soluciones jabonosas en la eliminación por arrastre de la suciedad local, al tiempo que tienen propiedades emolientes e hidratantes. Suelen presentarse en forma emulsionada, lo que mejora su absorción y su capacidad de formar una película aislante frente a la humedad y la fricción.

Según su naturaleza, pueden diferenciarse en aceites naturales vegetales (aceite de almendras dulces, de germen de trigo, caléndula, aguacate…), minerales (vaselina líquida) y aceites sintéticos (siliconas, triglicéridos de síntesis, ésteres grasos ramificados…). A estos aceites base pueden incorporarse vitaminas liposolubles, ácidos grasos esenciales, agentes antisépticos, antioxidantes y perfumes hipoalérgicos.

Por su baja viscosidad, algunos aceites sintéticos son utilizados también con finalidad profiláctica para evitar las escoceduras por fricción en la práctica deportiva.

MEDIDAS PROFILÁCTICAS ADICIONALES

La observancia de unas pautas higiénicas adecuadas y regularmente aplicadas resulta una pieza clave para la prevención de irritaciones y escoceduras, especialmente en los casos de dermatitis del pañal o de intertrigo. Resulta especialmente importante que los jabones, geles de baño y demás productos de limpieza utilizados en la higiene diaria estén especialmente formulados para respetar tanto el manto hidrolipídico como el pH cutáneo; no sean abrasivos; tengan un bajo poder deslipidificante y una escasa irritabilidad. Incorporar al baño productos formulados a base de extractos de cereales (avena, trigo…) y/o aceites emolientes e hidratantes ayuda a mantener la piel hidratada.

Tras la limpieza de la piel, debe garantizarse que ésta queda perfectamente seca utilizando si es preciso un secador de cabello para llegar a aquellas zonas más inaccesibles (zonas profundas de los pliegues corporales) a las que no se pueda acceder con la toalla.

EL EMPLEO DE LECHES O LOCIONES CORPORALES RICAS EN ÁCIDOS GRASOS ESENCIALES, FACTORES DE HIDRATACIÓN CORNEOCITARIA, ÁLOE VERA O CERAMIDAS ES DE GRAN UTILIDAD TRAS LA DUCHA O EL BAÑO PARA REHIDRATAR LA PIEL

DERMATITIS DEL PAÑAL

Para prevenir la dermatitits del pañal o minimizar su impacto conviene:

?? Minimizar el tiempo de contacto y maceración de la piel con los factores irritantes (orina, heces…), por lo que debe prestarse especial atención al pañal y cambiarlo con frecuencia.

?? La aplicación de los preparados cosméticos protectores sólo debe realizarse tras una adecuada limpieza previa de la zona con agua tibia y un jabón neutro que garantice que se han eliminado toda la suciedad y los restos de cosméticos aplicados previamente.

?? La utilización de toallitas impregnadas en soluciones jabonosas puede ser de gran utilidad en desplazamientos, situaciones de emergencia… pero no pueden constituir la base de la higiene de la zona genitoanal del bebé.

?? Es preferible la utilización de pañales desechables, transpirables y no oclusivos. Algunos de ellos incluyen dentro del núcleo de celulosa un gel de poliacrilato sódico como material absorbente y están especialmente diseñados para que la piel permanezca siempre seca y alejada de la acción irritante de la orina.

?? Si se opta por utilizar pañales de algodón reutilizables, conviene que estos sean lavados con detergentes neutros y aclararlos abundantemente para evitar la presencia de restos de estos potenciales agentes irritantes sobre la piel del bebé.

?? Cuando existe una dermatitis establecida, es aconsejable quitar el pañal y dejar la zona expuesta al aire libre el mayor tiempo posible.

?? Las deposiciones de los niños alimentados mediante lactancia materna poseen un pH más bajo, lo que a su vez determina una menor actividad de los enzimas fecales.

EXCORIACIONES NASALES

Para prevenir las excoriaciones nasales ser recomendará:

?? Utilizar pañuelos desechables suaves y absorbentes, de superficie no rugosa y libres de perfumes.

?? Evitar la utilización de pañuelos de tela (aun cuando sean de algodón), aparte de por las connotaciones antihigiénicas de su utilización, por el acúmulo de humedad tras la utilización repetida que acaba empeorando la maceración de la zona e incrementando el riesgo de sobreinfección de la misma.

?? La aplicación tópica de alguna pomada que incluya algún activo con actividad antiséptica, antiinflamatoria y vasoconstrictora puede ayudar a paliar las molestias causadas por la irritación y minimizar el riesgo de sobreinfección.

INTERTRIGO

Para prevenir el intertrigo en las personas obesas se aconseja:

?? Utilizar ropas de algodón y/o de tejidos naturales que favorezcan la transpiración.

?? Evitar permanecer en entornos cálidos y húmedos.

?? Extremar las medidas higiénicas en las zonas profundas de los pliegues, garantizando que no sólo se retiran los restos de sudor acumulados, sino que se seca adecuadamente la zona.

?? Combinar la deambulación con períodos en decúbito en posturas que permitan la distensión y ventilación de las zonas que habitualmente quedan ocluidas.

TRAUMATISMOS DEPORTIVOS

Para prevenir los traumatismos deportivos es recomendable:

?? Utilizar ropa y calzado de fibras transpirables y del tamaño adecuado. Algunas piezas de vestuario deportivo incluyen protecciones para evitar las rozaduras del cuerpo con zonas sensibles (culottes con badana, por ejemplo, en el caso del ciclismo).

?? Debe evitarse la rozadura de las costuras de la ropa con el cuerpo en aquellas zonas que van a sufrir la presión de alguno de los elementos que se utilizan en la práctica deportiva (sillín de bicicleta, tiras de la mochila, botas de esquí…).

?? Adaptarse el equipo al cuerpo, minimizando su movilidad y por consiguiente, reduciendo la probabilidad de que aparezcan irritaciones y escoceduras.

?? El empleo de leches o lociones corporales ricas en ácidos grasos esenciales, factores de hidratación corneocitaria, áloe vera o ceramidas es de gran utilidad tras la ducha o el baño para rehidratar la piel. Se debe evitar su utilización con fines preventivos, previa a la práctica deportiva, ya que reblandecen las zonas friccionadas y les añaden una humedad que puede ser contraproducente para evitar las escoceduras.

La piel está en constante contacto con la ropa y con la propia piel de modo que a veces pueden aparecer rozaduras que son molestas e incluso dolorosas. Veamos a continuación, de manera fácil y con varios remedios, cómo curar rozaduras.

Como hemos dicho, la piel está en constante frotamiento con la ropa y otra piel, pero además cuando aumenta la temperatura o se dan algunas circunstancias tales como la sudoración o el exceso de peso corporal es posible que acabemos con rozaduras.

Pero no solo eso, sino que la fricción aumenta con la presión, el calor, la humedad, la sequedad excesiva y el frío. Este problema es más común en personas a las que les apasiona correr, tienen sobrepeso y aquellas que tienen pieles sensibles.

Tener la piel roja, las erupciones cutáneas, el dolor y la sensación de quemazón son los principales síntomas de frotamiento que pueden empeorar si no se tratan con prontitud y aumentan el riesgo de infecciones y otras complicaciones.

Algunos remedios caseros se pueden utilizar para aliviar el dolor y la quemazón. Además, es necesario determinar la causa de la fricción y evitar que ocurre para que la piel irritada pueda sanar.

Remedios para curar rozaduras:

Veamos ahora qué podemos hacer para curar rozaduras. Aplica cualquiera de estos remedios:

Curar rozaduras con hielo

Puede tratar la piel irritada aplicando compresas frías sobre el área afectada lo antes posible, esto reducirá el enrojecimiento y aliviará la irritación.

  1. Envuelve algunos cubitos de hielo en una toalla fina.
  2. Colócalos en el área afectada durante 5 minutos.
  3. Repite un par de veces al día durante un par de días.

Curar rozaduras con Aloe Vera

El aloe vera ayuda a calmar la piel irritada gracias a la glicoproteína contenida, mientras que los polisacáridos pueden estimular la reparación de las células de la piel. También ayuda a acelerar el proceso de curación y reduce el riesgo de infección.

  1. Lo único que has de hacer es tomar un poco de gel de aloe vera y aplicarlo sobre la zona de la rozadura
  2. Deja que actúe y cuando haya filtrado del todo, aplica un poco de leche hidratante o «after sun» que tras la aplicación del aloe vera, calmará todavía más la sensación de ardor de la rozadura.

Curar rozadura con avena

La avena puede purificar, humectar y ayudar a calmar la piel irritada, de modo que puedes aprovechar estas propiedades para curar rozaduras.

  1. Lo único que tenemos que hacer es tomar un poco de avena y sumergirla en agua.
  2. Toma la mezcla con la ayuda de una cuchara y aplica sobre la rozadura. Deja sobre la piel unos 20 minutos y lava bien la rozadura.

Curar rozaduras con aceite de oliva.

El aceite de oliva es un poderoso humectante, por lo tanto, se puede usar para tratar la piel irritada. Además, facilita el proceso de curación debido al contenido de vitamina E.

  1. Tras haberte bañado coloca unas gotas de aceite de oliva en la palma de tu mano.
  2. Aplica directamente sobre la piel enrojecida.
  3. Vuelve a aplicar el aceite un par de veces durante el día.

Curar rozaduras con yogur natural

El yogur tiene un efecto calmante e hidratante sobre cualquier rozadura pero en especial sirve para curar las que se producen en los bebés por el uso de los pañales.

Lo único que tenemos que hacer es aplicar un poco de yogur a temperatura ambiente sobre la rozadura, y luego colocar el pañal. Notarás en un solo día como la rozadura mejora.

Cuatro trucos para evitar las rozaduras en los muslos

Cuatro trucos para evitar las rozaduras en los muslos.

Las altas temperaturas invitan a vestir ropa ligera: shorts, vestidos, faldas cortas, bañadores… Sin embargo, lucir las piernas puede irritarnos la piel: las rozaduras en los muslos resultan insoportables en esta época del año.

Cuando una no cuenta con el sobrevalorado ‘thigh gap’ o ‘muslos separados’ puede sufrir estas molestias a causa de las rozaduras entre muslos. Por suerte hay algunos trucos que pueden evitar este engorro que todas hemos sufrido alguna vez.

Las soluciones se dividen, básicamente, en dos naturalezas: remedios textiles y cremas, sticks o sprays anti rodazuras, ideales para crear una ‘capa’ que proteja esa zona y evite que la fricción haga herida.

Bandelettes

Esta prenda íntima, muy parecida a las ligas de encaje, se convierten en la solución idónea para evitar las rozaduras de los muslos.

Foto: Amazon

Faja pantalón

Aunque resulten poco atractivas las bragas fajas o fajas pantalón son una solución ejemplar para las rozaduras entre las piernas y pueden esconderse debajo de la falda o el vestido e ir igual de cómoda y sin dolor.

Foto: H&M

Para acertar con la talla, mide la parte más ancha del muslo. En el mercado hay mucha variedad de bandelettes, tanto en colores como en su tejido. Parecerán parte de tu ropa interior y no es necesario llevar faja o pantalones ajustados que dan calor. Ideales para ponerse con unos shorts demasiado cortos para tapar los muslos o para esconder una faja.

Vaselina o lubricante

Un remedio casero bastante efectivo para evitar la fricción en la parte interna de los muslos es usar vaselina o lubricante. Puede aplicarse tantas veces como sea necesario, aunque se suele utilizar en caso de algún apuro o para recorrer grandes distancias.

Vaselina y aloe vera, dos productos que previenen las rozaduras.

Geles o Cremas

– Aloe Vera: Como ya sabemos esta planta tiene innumerables propiedades beneficiosas para nuestra salud. Alivia el dolor de las rozaduras además de hidratar nuestra piel y hacer que resbale para evitar el dolor.

– Caléndula: Aunque menos conocida, este tipo de crema tiene propiedades tranquilizantes entre otras muchas.

– Crema para bebés: No es la opción más frecuente pero cualquiera que haya estado a cargo de un bebé sabe que funciona contra las irritaciones y alivia el estado de nuestra piel.

Compartir en Twitter Compartir en Facebook

Crema antirozaduras 

Cuando hacemos deporte, caminamos por un largo tiempo, o llevamos una ropa inadecuada pueden aparecer rozaduras. Las rozaduras son irritaciones en la piel producidas por la fricción que produce el roce de esta con un tejido o ella misma. Todo el mundo hemos tenido alguna vez una rozadura en las piernas o en otro lugar, las cuales escuecen y nos impiden caminar o hacer deporte de la forma adecuada.

Estas rozaduras se producen con más facilidad con los meses de calor, pudiendo incluso producirse hasta ampollas si no se previenen o eliminan, ya que, para muchos, dejar de hacer deporte debido a estas no es una opción. La zona más común de sufrir rozaduras son las piernas, aunque también se pueden producir en la nuca, en la espalda, debajo de las axilas, en los pezones y bajo el pecho en las mujeres.

Tener un exceso de peso aumenta las probabilidades de sufrir rozaduras, por lo que, haciendo un poco de ejercicio diariamente (andar, correr, usar la bicicleta…) y teniendo una dieta equilibrada, además de aumentar nuestra salud, prevendrá la aparición de rozaduras.

Crema anti rozaduras ciclismo

Muchos utilizan la vaselina para prevenir las rozaduras y polvos de talco para reducir la sudoración, pero son productos con poco tiempo de efecto y dejan de tener efecto a los pocos minutos de su uso. Por ello existen cremas más específicas para este uso como es reflesport, el cual se puede utilizar antes y después de realizar la actividad física. Por un lado, antes de hacer deporte aplicando reflesport creamos una barrera anti-fricción en la piel impidiendo que se produzcan las rozaduras. Pero reflesport va más allá, ya que utilizado después de hacer deporte, proporcionará un alivio y frescor inmediato en la zona reduciendo así al sensación de escozor. Todo ello sin producir manchas en la ropa.

Crema anti rozaduras muslos

Es posible que en verano, a los pocos minutos de estar andando ya aparezcan las rozaduras. Esto es debido a que llevamos una ropa inadecuada, ya que unos vaqueros o ropa que no sea de verano crean una fricción mayor que otros tipo de ropas a lo que si le sumamos en calor del verano y el sudor nos conducirá a sufrir rozaduras. Por ello es aconsejable utilizar ropa de algodón en la medida de lo posible y si eres mujer, llevar falda o vestido reducirá significativamente las posibilidades de sufrir una rozadura.

Remedios mágicos para que tus muslos no se irriten en la temporada de calor

Redacción Malvestida / May 17, 2018

Foto. Melody Jacob

¡Al fin llegó la temporada de calor! Ese preciado momento en el que tomar cerveza antes de las 12.00pm es socialmente aceptable y las faldas y vestidos están a la orden del día. Te enfundas en tu conjunto favorito y todo es risas y diversión… hasta que notas como, tras unos minutos de caminata, tus muslos empiezan a rozar y a sudar y irritarse. Y sí, la vida es así de injusta a veces, pero no eres la primera ni la última persona a la que le ha pasado, y para aliviar esa molesta sensación existen varios remedios tanto comerciales como caseros.

Toma nota para que tus muslos no se irriten.

Sí, de nada, bebé.

Muchas de las molestias que sentimos en los muslos son debido a la fricción que se produce cuando roza la piel, y una forma sencilla de evitar ese problema es usando un par de bandelettes o bandas para muslos. Son algo así como la versión extra ancha de los ligueros y existen en varios colores y texturas.

Las originales fueron creadas por Julia Abasova y Rena Abramoff, quienes las bautizaron con ese nombre, pero puedes encontrar diferentes versiones en algunos supermercados y tiendas de lencería.

A post shared by Bandelettes (@bandelettes) on May 8, 2018 at 1:40pm PDT

Desodorante

Es neta. Este truco lo aprendimos gracias a Amy Schumer, quien –muy inteligentemente– previno las rozaduras durante su asistencia a la Gala del Met en 2016 (porque nadie quiere muslos irritados mientras camina por la alfombra roja más cotizada del mundo fashion).

Lo único que tienes que hacer es conseguir un desodorante en barra (puedes robárselo a tu novio, siempre y cuando no te incomode que tus piernas huelan a “macho de la pradera”) y simplemente deslízalo por tus muslos para cubrir el área donde podría haber fricción.

¿Se ve glamoroso? No. ¿Funciona? Oh, sí.

No chafe #nothighgapnoproblem

A post shared by @ amyschumer on May 2, 2016 at 9:16pm PDT

Vaselina

A la Vaselina deberían ponerle un altar, porque funciona para un sinfín de cosas. Prevenir las rozaduras es una de ellas.

Un remedio para que tus muslos no se irriten es aplicar un poco de Vaselina en el área y ¡listo! Tal y como explica la marca, “Un poco de lubricación ayudará a que tus muslos se deslicen uno sobre el otro, en lugar de jalar o frotar la piel”.

¡A caminartssssss por el mundo!

Quick: check your skin. Is it ready to be flaunted this season? It’s summer and that means it’s time for you to step up your beauty routine. Moisturize every day for beautiful, healthy looking skin.

A post shared by Vaseline US (@vaselinebrand) on Jun 7, 2015 at 6:30am PDT

Polvos

El remedio de toda la vida de las abuelitas. La famosa técnica del “entalcado” después del baño es infalible para que la piel se sienta más fresca y absorba el exceso de humedad. Sin embargo, en años recientes se ha demostrado que el uso prolongado del talco está asociado al cáncer de pulmones y ovarios. Pero no te preocupes, que existen alternativas de polvos libres de este mineral. Por ejemplo, los elaborados con almidón de maíz como el de Burt’s Bees Baby o el Silky Underwear de Lush.

Si eres más práctica, también puedes simplemente recurrir a tu cocina y aplicar un poco de harina en los muslos. No pasa nada.

Productos especializados

Si de plano vives en falda y vestido y cuidar tus muslos está en tu lista de prioridades, entonces quizá valga la pena invertir en un producto creado especialmente para que tus muslos no se irriten.

Algunas opciones son Body Glide o el Thigh Rescue de Megababe, hecho con ingredientes como aloe, vitamina E y extracto de jengibre que crean “una barrera libre de fricción sobre la parte superior de la piel, permitiendo que los muslos que toquen se deslicen uno contra el otro en lugar de rozar. A medida que te mueves, los muslos se mantienen frescos y libres de irritación y erupciones dolorosas”.

(Y ya que estamos hablando de esta marca, vale la pena mencionar que también tienen un spray para evitar la sudoración de las boobs, por si ocupas)

Ahora que ya conoces algunos remedios para que tus muslos no se irriten, lo que sigue es salir a bailar, brincar y correr en falda toda la temporada.

Tips para no rozar tus muslos al usar faldas o vestidos en época de calor

El verano ya está a la vuelta de la esquina y estamos locas por sacar del clóset nuestros vestidos y faldas favoritas para combatir el calor y lucir lindas.

Todas sabemos que este tipo de prendas llegan a ser muy cómodas pero en época de calor el uso de faldas o vestidos puede ser un martirio debido a la fricción de nuestros muslos al sudar, ocasionando que terminen color tomate y nos ardan.

Si quieres combatir esto y quieres disfrutar del verano usando faldas y vestidos, te tengo estos tips para evitar rozar tus muslos en época de calor.

Bandelettes

Uno de los remedios más efectivos es usar los famosos bandelettes debajo de tu falda, además de verse muy sexis, te ayudarán a evitar rozaduras en tus muslos.

Si no los conoces y quieres saber cómo son, aquí te dejo un ejemplo que encontré en Amazon.

Vaselina

Si lo tuyo no es usar bandelettes y quieres sentirte un poco más fresca, entonces prueba la vaselina, eso sí, debido al roce y al paso del tiempo obviamente se absorberá en tu piel y tendrás que untarla varias veces al día en medio de tus muslos.

Sí amiga, a nosotros también nos rozan las piernas en verano (y así lo solucionamos)

Tenemos que hablar de ESO de lo que nadie está hablando. El ‘thigh gap’ (esa separación entre los muslos) son los padres, al menos en la mayoría de los casos. Si la genética te ha dotado, como a nosotras, de unos muslos que se aman, se tocan y se rozan todo el rato y especialmente en verano, sigue leyendo.

En invierno, otoño y primavera, los pantalones y medias protegen nuestros muslos de la irritación. Sin embargo, llega el verano, llegan las olas de calor y pasearse por la ciudad (y mucho menos por la costa) con unos ‘leggings’ puestos no es ni apetecible ni recomendable. Y ahí es donde aparecen las incómodas, dolorosas y molestas rozaduras.

Ahora o nunca: adiós a las rozaduras. @ Aaron Löwe

¿Desesperarse en silencio? No, hace ninguna falta. Pregunta, pregunta a tu alrededor y te darás cuenta que tus amigas, tus compañeras de trabajo, tu madre, tus hermanas y tú estáis juntas en esto y cada una tiene un pequeño truco secreto.

Hay productos que ya los tendrás FIJO en casa. Y sino los encontrarás en el pasillo del supermercado a muy buen precio. Aunque también hay remedios de farmacia, secretos de deportista y trucos MUY sorprendentes pero eficaces. ¿Quieres saber cómo evitamos las rozaduras en las piernas? Te lo contamos TODO en esta galería.

Nuestros periodistas recomiendan de manera independiente productos y servicios que puedes comprar o adquirir en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos en nuestros textos, Condenet Iberica S.L. puede recibir una comisión. Lee aquí nuestra política de afiliación.

Si no lo sufres, este artículo puede resultarte el más tonto. Pero si eres de las que teme la llegada del verano por el bien de tus piernas, estos consejos te van a venir como agua de mayo. Muchas mujeres sufren al caminar con el calor porque sus piernas se rozan la una con la otra causando una gran escozor. Pero tranquila, porque esas rojeces y molestias tienen una solución, de hecho más de una. Y todas ellas son mucho más sencillas de lo que podrías imaginar. Aquí tienes algunos de los más ingeniosos y necesarios trucos para evitar el roce de los muslos con el calor. ¿A qué esperas a probarlos?

Los mejores trucos para evitar el roce de los muslos

1 ¡Que no se te olvide tu short!

Puede que la solución más sencilla, pero también la más costosa, sea comprarte uno de esos pequeños shorts de lycra o una faja de pantalón. Solo tendrás que ponértelo debajo de tus faldas o vestidos para evitar el incómodo roce de los muslos. Debes tener cuidado con que no sean demasiado largos o acabarán asomando por debajo de la falda por más que te empeñes en subirlo.

2 Las bandas que evitan el roce de los muslos

¡Por fin! Algunas marcas de ropa han bajado de sus tronos del Olimpo para escuchar los problemas reales de las mujeres corrientes y han creado las bandelettes, unas bandas específicas para este problema. ¡Menudo invento!

Se trata de un trozo de tela fino que se ajusta en la parte más alta del muslo, justo donde sufres de estas rozaduras. Algunas están hechas de lycra, otras de algodón y algunas son hasta de lencería… ¡preciosas! A primera vista podrían parecer el encaje superior de las medias.

Pero si no quieres gastarte dinero y tienes buena mano con la costura, puedes crear estas bandas tú misma en casa. Si tienes las piernas muy delgadas (porque este no es un problema de piernas gordas ni mucho menos), puedes cortar una manga de un jersey viejo y amplio que tengas en casa. También puedes coger un trozo rectangular de tela elástica y coser los dos extremos tomando como medida tu muslo. Te tiene que quedar un poco ajustado o, en caso contrario, se te podría ir resbalando.

3 Cómprate una crema o stick anti rozaduras

¿Alguna vez has visto en una tienda o farmacia una crema o stick anti rozadoras? ¡Pues existen! Hay quienes los usan para evitar que los zapatos les hagan herida, pero tú te los puedes aplicar directamente entre los muslos. Recuerda hacer una prueba antes de usarla de forma habitual para comprobar si te da alergia, para lo cual, échate un poco y espera un rato para ver cómo reacciona tu piel.

4 El truco de la crema para evitar el roce

Pero, seamos sinceras, las cremas normales y corrientes también pueden ser muy útiles en una emergencia y son mucho más baratas. En cuanto notes que tus muslos empiezan a rozar debido al sudor, échate un poco de crema. Además de ayudar a que el roce entre tus piernas sea mucho más suave, te mantendrá la zona hidratada. Hoy en día es muy fácil encontrar en las tiendas cremas en pequeños formatos que son ideales para llevarlas siempre en el bolso.

5 La vaselina, tu mejor amiga contra el roce

Si no tienes crema a mano, la vaselina también puede hacerte un apaño en tu misión para evitar el escozor entre los muslos.

6 Usa polvos de talco

Los polvos de talco también pueden ser un buen salvador momentáneo pero a la larga… Echarse un poco entre las piernas es muy eficaz para evitar las rozaduras, pero no dura demasiado tiempo y, si no tienes muchísimo cuidado, podrías acabar embadurnada de pies a cabeza con polvo blanco y oliendo a bebé. Pero, bienvenidas sean todas las soluciones.

¿Cuál es tu truco para evitar el roce de los muslos por el sudor?

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *