0

Extraccion muela juicio seguridad social

La odisea de sacarse una muela en la sanidad pública andaluza

Fachada del consultorio de Agua Amarga, en Almería M.C.

Vecinos de Almería deben recorrer hasta 150 kilómetros para poder hacerse una radiografía

Sólo existe un equipo radiográfico bucodental en toda la provincia.

03/04/2016 12:42

Sacarse una muela a través del Servicio Andaluz de Salud (SAS) puede convertirse en toda una odisea en Almería, puesto que solo existe un equipo del sistema público para hacer radiografías bucodentales, en la capital, por lo que cualquier paciente de otro lugar, incluidas las zonas más alejadas, a más de 150 kilómetros -como la comarca de Los Vélez- deberá viajar allí antes de que se le pueda practicar la extracción.

Esto es así a pesar de que un ortopantomógrafo, es decir, el aparato para hacer las radiografías bucodentales -con el que actualmente cuentan la mayor parte de los dentistas y clínicas privadas-, apenas cuesta unos 10.000 euros.

«Estamos ante una situación reprobable, que se convierte en indignante y vergonzosa si tenemos en cuenta el coste necesario para resolver esta deficiencia. Además, el SAS cuenta con las instalaciones apropiadas, repartidas por toda la provincia, y perfectamente atendidas por los correspondientes técnicos superiores en radiodiagnóstico y lo único que se necesitaría es la inversión en el aparato», señala Luis López, delegado de Atención Primaria de CCOO en Almería.

Teniendo en cuenta que los odontólogos suelen pedir una radiografía antes de practicar la extracción, para confirmar que la pieza dental puede sacarse sin riesgos ni complicaciones, prácticamente todos los pacientes en esta situación se verán obligados al viaje, lo que hace que muchas personas opten por acudir a consultas privadas, con las que pueden ver su problema resuelto en solo unos minutos por unos 40 euros.

De esta forma, un paciente de Vélez Blanco con dolor de muelas deberá pedir cita para el dentista en su centro de salud de referencia. Este le derivará a Almería para hacerse la radiografía bucodental, que deberá practicarse en el único ortopantomógrafo existente en la provincia para uso general, en el centro de especialidades de la Bola Azul.

No obstante, este centro tiene una lista de espera media de una semana, por lo que deberá aguardar esos siete días para recorrer los 148 kilómetros por carretera -alrededor de una hora y media- de ida y otros tantos de vuelta. O lo que es lo mismo, al menos una mañana entera perdida. A continuación deberá pedir cita de nuevo en su dentista, por lo que en el mejor de los casos estaríamos hablando de dos semanas para ver resuelto su problema.

Esta ‘aventura’ sería igualmente penosa para los habitantes de la comarca de Tabernas que, como denuncia CCOO, no cuentan con odontólogos en sus centros de salud, por lo que para ir al dentista deben acudir también a la capital. En este caso están, por ejemplo, los habitantes de Castro de Filabres, Velefique, Tahal, Senes, Sorbas, Tabernas o Carboneras, en algunos casos más de 50 kilómetros. En su caso, el viaje a la capital será triple, uno para ver al dentista, otro para la radiografía, y el tercero y definitivo para la extracción.

Estas situaciones hacen que el sindicato haya denunciado -y lamentado- que desde hace años no se haya hecho «inversión alguna de mejora en la asistencia bucodental en la provincia, ni en recursos humanos ni técnicos, que se mantienen como hace decenios», como expone Luis López, médico de Atención Primaria.

¿Se deben extraer siempre las muelas del juicio?

La extracción de las muelas del juicio es una de las Intervenciones que peor “fama” tiene y que guarda un mal recuerdo entre la población, siendo estas una de las causas más habituales de consulta a los dentistas.

Según los datos de la Sociedad Española de Cirugía Oral y Maxilofacial el 70 % de los españoles tienen como mínimo una muela del juicio del maxilar inferior que no sale correctamente y en un 45% ocurre con las del maxilar superior.

¿Cuando extraer las muelas del juicio?

Su extracción solo esta indicada cuando puedan existir infecciones de repetición, dolor acentuado, quistes, afectación del molar contiguo o por necesidades para un correcto tratamiento de ortodoncia. Nunca de forma preventiva y por sistema como algunas veces se hace, pues es muy posible que no salgan nunca y no den ningún problema.

Lo importante es un adecuado control por parte del dentista en las visitas rutinarias de control. Es muy importante tener en cuenta este factor pues los efectos secundarios de la extracción pueden ser más graves e irreversibles que la propia extracción y es por ello que tiene que estar plenamente justificada esta intervención y con nuestros tratamientos además se supera el miedo al dentista.

Pasos previos a la extracción de la muela del juicio

Para que extraer las muelas del juicio se lleve a cabo correctamente es muy importante hacer un buen diagnóstico con las pruebas radiológicas necesarias. A parte de realizar una ortopantomografía, es necesario en la mayoría de las veces un TAC dental para visualizar correctamente y de forma tridimensional la ubicación exacta de la muela y su relación con las estructuras cercanas (muelas contiguas, nervio dentario, cantidad de hueso que las cubre), así como si hay algún quiste o infección alrededor de ellas y su tamaño exacto.

En función de los hallazgos radiológicos y la exploración bucal previa realizada se determinará la medicación antibiótica y antiinflamatoria necesaria para antes y después de la intervención. Está demostrado que hay una relación directa entre las complicaciones inflamatorias que aparecen después la extracción de las muelas y la posición de como estén situadas dentro del hueso maxilar.

Extraer la muela del juicio

No es la propia extracción lo que duele o molesta sino los actos quirúrgicos necesarios para su liberación en función de cómo estén localizadas.

Normalmente las muelas del maxilar inferior están peor situadas que las del maxilar superior y es por ello que el postoperatorio suele ser más complejo. De ahí la importancia de realizar un TAC previo a la intervención que nos ayude a minimizar los actos quirúrgicos necesarios al tener una imagen en 3D.

El uso de los antibióticos ha de ser el adecuado pues aunque muchas veces son imprescindibles y necesarios si hay una situación de infección o en el caso de pacientes con alguna patología previa como la diabetes, pero no hay que abusar de ellos pues puede ocurrir que con el tiempo las bacterias que hay en la boca se vuelvan resistentes a ellos y cuando su uso sea más necesario no tenga la efectividad deseada.

Sí que es imprescindible la medicación antiinflamatoria, siendo a veces necesario tomar corticoides durante unos días (prednisona) si la inflamación es muy importante y severa.

Para la extracción de las muelas inferiores se pone una anestesia que llamamos “troncular” que se coloca en la parte más posterior de la boca y no en el propio diente. Tiene la peculiaridad que además del diente se duerme la mitad del labio inferior y la mitad de la lengua del mismo lado y es importante que el paciente tenga la precaución de no masticar en las próximas 4-5 horas después de la intervención por dicho lado pues al tener la anestesia un efecto muy prolongado podría morderse y lesionarse la lengua, a la vez que aparecer aftas muy molestas y tardías en desaparecer.

Después se ha de separar la fijación que la muela tiene con el hueso mediante el instrumental (fórceps, bisturí, luxadores, motor quirúrgico, etc.) que el dentista considere más apropiado. Posteriormente se comprime la herida con unas gasas estériles y se irriga la zona con suero fisiológico.

Normalmente se sutura la zona con unos puntos (disminuye los riesgos de infección posterior) que pueden ser reabsorbibles para una mayor comodidad para el paciente pues se caen solos.

En caso de pacientes con antecedentes traumáticos en extracciones o malas experiencias anteriores se puede valorar la posibilidad de realizar el tratamiento bajo sedación (puede consultarlo en este artículo) pues es muy importante controlar la ansiedad y el stress del paciente en este tipo de intervenciones para un obtener un buen y óptimo resultado.

A medida que el ser humano evoluciona, la boca se hace más pequeña, y las muelas cordales salen con poco espacio, lo que lleva a las raíces a adoptar formas extrañas y diferentes, a menudo curvas y agrupadas, que dificultan el tratamiento en caso necesario. Las muelas, además, pueden presionar el nervio que hay debajo provocando problemas a otras partes del organismo.

En un estudio realizado por el Dr. Adler a 200 personas, se demostró que las muelas pueden ser el origen de enfermedades en otras partes del organismo que no tienen ninguna relación aparente con la boca. Una sobrecarga de este tipo de muelas afecta las vertebras C2 y C3, que están en relación directa con el nervio de la mandíbula, y provoca tensión en la columna. Si esta tensión aumenta, genera dolor de cabeza y espalda. El Dr. Adler estableció también la relación de estos dientes molares con algunos tipos de alergia. Actualmente se calcula que en España hay un 20% de la población con alergia, aún así algunos de los afectados no han sido diagnosticados y ni siquiera lo saben puesto que los síntomas pueden confundirse fácilmente con los de un constipado común. Según los estudios del Dr. Adler, un 15% de estos casos podrían solucionarse con la extracción de las muelas molares.

Debido a la ubicación de estas muelas, es difícil la limpieza con el cepillo, lo cual incrementa el riesgo de caries. Cuando hay lesión en una de estas muelas, el tratamiento por parte del profesional es dificultoso por la falta de visibilidad y acceso, y si la caries afecta el nervio resulta extremadamente complicado y arriesgado “matar el nervio”. Por este motivo, en caso de lesión en la muela del juicio, es recomendable su extracción.

Una vida saludable no trata solo alimentarse bien y practicar ejercicio. La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la salud como un estado completo de bienestar físico, mental y social, no solo la ausencia de afecciones o enfermedades. Para lograrlo, es importante mantener una buena salud oral, mediante una higiene correcta de todos los dientes y visitas periódicas al odontólogo.

#9 y #11 Supongo que todo dependerá del dentista que tengas por la seguridad social. Sé que es cierto que las extracciones entran por la seguridad social porque mi madre ya utilizó el servicio en un par de extracciones, pero también supongo que dependerá del dentista que te toque. En mi caso, cuando fuí (hace dos semanas), estaba un dentista cubriendo las vacaciones de la chica que está normalmente, el dentista tendría 63-64 años, como era la primera vez que iba, me miró muy muy muy por encima (vamos, me dijo abre la boca, y miró, sin utilizar ni tan siquiera el clásico espejo redondo que usan todos los dentistas, en total miraría durante 3 segundos, tirando por lo alto), después de esa pedazo revisión que me hizo me recetó el ibuprofeno y me dijo que vaya a partir del 10 de Agosto (cuando vuelve la dentista que está siempre). Lo triste es que la semana grande de Gijón es del 6 al 15, y conseguí un pequeño trabajo para esa semana, así que no podré ir, aunque eso es lo de menos. Lo que me jode es que el dentista te recete ibuprofeno (que parece el medicamento mágico, neobrufén y fluimil son los medicamentos estrellas, te lo dan para cualquier cosa cada vez que vas al médico…) sin ni tan siquiera mirarte y mandarte volver cuando él ya no esté.
Las extracciones si entran por la seguridad social, el problema es que tienes que conseguir que el dentista quiera «perder el tiempo» en mirarte la boca, o lo que es lo mismo, el problema es que el dentista quiera trabajar.

Es una pregunta que nos hacen los seguidores del blog de Dentista en tu Ciudad y aunque recientemente publicamos las nuevas coberturas dentales que brindará la Comunidad de Madrid, para los menores de edad, en este post vamos a ampliar información incluyendo lo que cubre el dentista de la seguridad social, en todas las zonas de España y las ayudas económicas que puede ayudar a financiar.

Si el tratamiento de odontología que necesitas, no lo cubre la seguridad social, es posible optar por planes de financiación, preguntando en tu clínica dental. La seguridad social cubre un porcentaje del coste de algunos tratamientos dentales, pudiendo pagar en cuotas mensuales adaptadas a tu economía personal.

Cobertura dental de la Seguridad Social

La Seguridad Social se ocupa de la asistencia primaria de problemas infecciosos e inflamatorios, extracción de muelas del juicio, lesiones, heridas o traumatismos que puedan producirse en el área bucodental.

Otros tratamientos dentales que cubre la Seguridad Social son: revisión y extracción de piezas dentales y biopsias cuando son necesarias.

Además cubre el diagnóstico, brinda consejos de salud bucal, explica las causas de las patologías y formas de prevenirlos.

Ayudas económicas de la Seguridad Social

Aparato dental completo

Superior e inferior, con una cuantía de 500 € y período de carencia de 3 años naturales.

Aparato dental superior o inferior

Cuantía de 250 € y período de carencia de 3 años naturales.

Piezas dentarias

Máximo 14 piezas, con cuantía de 35 € cada unidad y período de carencia de 3 años naturales.

Empaste/obturación

Máximo 14 piezas, cuantía de 20€ por pieza y con un período de carencia de 3 años.

Endodoncia

Con una cuantía de 50 € por pieza y solo una vez en la vida.

Implante osteointegrado

Máximo 14 piezas, cuantía de 150 € y período de carencia de 3 años.

Ortodoncia

Para menores, cuantía de 500 € y una vez en la vida.

Tartrectomía o limpieza boca

Cuantía de 18 € y período de carencia de un año natural.

Periodoncia

Para adscritos al INSS, se abona una cuantía de 600 € y tiene período de carencia de 2 años naturales.

Las prestaciones de la Seguridad Social para cobertura dental, están sujetas a requisitos y condiciones diferentes en cada Comunidad Autónoma del país, para conocer las particularidades de cada una, debes informarte en el centro de salud de tu comunidad.

¿Es prudente extraer las muelas de juicio?

Las muelas de juicio no son diferentes del resto de los dientes, excepto que son las últimas en erupcionar, o crecer, en la boca. Las muelas de juicio, también conocidas como terceros molares, son tan útiles como cualquier otro diente si crecen en forma adecuada y tienen tejido de encía saludable alrededor de ellas. Sin embargo, con frecuencia los problemas surgen cuando las muelas crecen y es necesario extraerlas.

  • Las muelas de juicios pueden estar traumatizadas, o no tener la capacidad de erupcionar, y causar problemas tales como infecciones o la formación de quistes.
  • Las muelas de juicio solo pueden erupcionar en forma parcial. Cuando esto ocurre, los alimentos quedan atrapados en las encías y pueden causar una infección, hinchazón, el crecimiento de un tumor o quiste y dolor.
  • Es posible que una muela de juicio mal alineada dañe los dientes adyacentes.
  • Un quiste (saco lleno de fluido) puede formarse cerca de la muela de juicio y destruir la estructuras circundantes tales como hueso o raíces de dientes.

Si la muela de juicio erupcionó, la clave para preservarlas es mantener una buena salud bucal al cepillarse dos veces por día y visitar al dentista con regularidad.

¿Qué es una traumatización?

Cuando las muelas de juicio no pueden erupcionar en forma adecuada, se las denomina «traumatizadas». Las muelas que no erupcionaron no necesariamente están traumatizadas. Puede que todavía sea demasiado temprano en el desarrollo dental de una persona, y a medida que el tiempo pasa, las muelas pueden crecer adecuadamente. Un dentista debe examinar la boca y las radiografías de un paciente para determinar si las muelas están traumatizadas o si crecerán adecuadamente. Las muelas traumatizadas pueden derivar en infección, caries de dientes adyacentes, enfermedad de las encías o formación de un quiste o un tumor. Muchos dentistas recomiendan extraer las muelas de juicio traumatizadas para prevenir problemas potenciales.

Información por cortesía de la Asociación de Planes de Delta Dental, de la Academia de Odontología General y la Asociación Dental Americana. Última actualización: Agosto de 2010

Manual de Odontología

Durante esta etapa se evidencia las diferencias de estatura, peso, contextura, coordinación (ojo-mano), resistencia y equilibrio. Presentan habilidades motoras fuertes y parejas. La seguridad es importante, de manera que se deben imponer reglas adecuadas, dentro como fuera del área escolar, inculcando valores en su abordaje integral.

Es preciso retomar la secuencia de erupción, clasificación y función de las piezas dentales, nutrición y proceso de enfermedad bucodental detallados anteriormente. Sin embargo es importante detectar, vigilar y modificar los malos hábitos como: morder objetos (lápices, lapiceros, borradores, tapas, uñas), introducir dedos (chupeteo), interponer el labio inferior entre los dientes de arriba y los de abajo, ingesta continua de dulces sin cepillado dental, juegos agresivos, debilidad en hábitos de higiene dental (calidad, frecuencia y técnica del cepillado, uso del hilo dental, alimentación, entre otros).

El hábito de morder objetos, interponer el labio y chupeteo genera posibles deformaciones de los maxilares y por ende de las estructuras de la cara (mordida abierta, perfiles convexos, respirador bucal), además induce a fracturas y mal posición de las piezas dentales; por esta razón es importante detectar y corregir oportunamente, ya que de lo contrario requiere intervención especializada e interdisciplinaria con mayor costo, generando atenciones prolongadas, dolorosas e impactantes desde el punto de vista psicológico en el niño y económico de sus responsables.

Con referencia al apiñamiento dental; una alteración de las más frecuentes de mal oclusión en la población, debido a la diferencia entre el tamaño de las piezas dentales y el tamaño del arco dentario (hueso), produce que las piezas dentales se monten o solapen generalmente en el sector anterior de la boca, debido a la tendencia de éstos a irse hacia delante como resultado de un conjunto de fuerzas. Las razones más comunes son: evolución del ser humano (dientes grandes, huesos pequeños), genética (herencia de los padres), dieta (comidas blandas que hacen que los músculos y los huesos no se ejerciten lo suficiente), pérdida temprana de piezas dentales temporales (por caries principalmente) y erupción de la tercera molar (conocida como muela del juicio o cordal).

Por consiguiente, es trascendental realizar un análisis preventivo de mal posición dentaria, durante la dentición mixta; período de particular importancia en las causas de anomalías de la oclusión, donde se producen cambios y modificaciones que deben ser controlados y respetados por el profesional, con el propósito de evitar futuros problemas de alineación y además es un momento apto en la intervención de tratamientos tempranos a bajo costo y de mejor aceptación por parte del niño.

Las instrucciones de fisioterapia oral deben estar enfocadas directamente al niño, supervisada por los padres de familia y educadores, después de cada comida. El cepillo dental debe ser llamativo, de cerdas suaves, ergonómico; la pasta dental debe contener como mínimo 1000 p.p.m. (cantidad óptima en la remineralización de piezas dentales), además durante la técnica del cepillado debe colocarse frente a un espejo grande y apropiado a la altura del niño(a) para que pueda visualizar el proceso y asuma el autocuidado responsable de su salud bucodental. Debe incluir el cepillado de la lengua para la disminución de placa bacteriana que se acumula en ella y que puede generar halitosis (mal aliento) y enfermedades bucodentales. Además se debe introducir el uso correcto del hilo dental, al menos una vez al día, con la recomendación de su uso antes de ir a dormir. La técnica y cantidad del hilo dental no debe afectar las encías ni puntos de contacto entre las piezas dentales.

Los enjuagues bucales o colutorios, actúan previniendo alteraciones o disminuyendo los síntomas de algún padecimiento; se emplean como auxiliares (nunca como sustitutos) del cepillado y del hilo dental, con el fin de ayudar a eliminar gérmenes.

Los enjuagues que contienen flúor (elemento útil para preservar el esmalte dental) son útiles en la prevención de la caries y para fortalecer la dentadura en niños; otros están indicados para combatir o eliminar placa bacteriana causante de halitosis e incluyen sustancias antibacterianas como triclosán o cloruro de cetilpiridinio, en tanto que los formulados con sustancias de fuerte acción, como clorhexidina, complementan el tratamiento contra gingivitis. Es indispensable que los mismos no contengan dentro de sus componentes ningún porcentaje de alcohol (precedente de cáncer oral).

No se recomienda diluir este tipo de productos en agua, ya que su eficacia puede disminuir, como tampoco enjuagar la boca luego de utilizarlos; además, se debe evitar el consumo de alimentos al menos durante los 30 minutos siguientes a su uso. Se estima que los colutorios empleados correctamente (dos veces al día, después del cepillado, haciendo buches fuertemente durante al menos 30 segundos y en la cantidad indicada en las instrucciones) reducen 50% de la placa bacteriana.

Con base a lo anterior, se debe fortalecer dentro del núcleo familiar y en el ámbito escolar la importancia de la salud bucodental y el mantenimiento como conservación de las piezas dentales para:

  • a) Función masticatoria, que forma parte de la primera etapa del proceso digestivo en la formación del bolo alimenticio; condición idónea para la absorción de los nutrientes del organismo.
  • b) Facilitan la pronunciación correcta de las palabras.
  • c) Determinantes en la armonía y en la expresión facial, por ende un factor influyente en su apariencia, personalidad y seguridad en la relación diaria con las demás personas.

Debemos recordar que la motivación por parte de los padres y encargados para fomentar buenos hábitos de salud bucodental en el hogar es primordial; a manera de estímulo se podría premiar a los niños cuando pasa la revisión dental semestral o anual en sus componentes de salud e higiene de manera satisfactoria.

El abordaje lúdico (en forma de juego) con que se eduque a los menores de edad ayuda a favorecer un ambiente creativo, donde la imaginación desempeña un papel importante en el desarrollo de actitudes que ayudan al resguardo de su salud desde la niñez esta etapa de la niñez.

Se puede utilizar metodologías basadas en actividades y educación para los niños(as) en el núcleo familiar o centro educativo.
Se dan instrucciones de fisioterapia oral con ayuda de un dentoformo a los niños(as) y a la vez se orienta a los padres o encargados en este proceso.

  • Anexo 1: Cuento para Colorear “La Ciudad Blanca”.
  • Anexo 4: Laberinto para el I Ciclo de educación.
  • Anexo 3: Lámina de Alimentación Saludable.

En conclusión
Las mal oclusiones pueden tener origen en problemas esqueléticos o dentales y en ocasiones relacionarse con hábitos que producen modificaciones de las estructuras óseas y de los tejidos blandos peribucales tales como: la succión de dedo pulgar mantenida durante largo periodo en la niñez y la respiración bucal no evaluada convenientemente.
Solicita apoyo en el Servicio de Salud Bucodental de la Caja Costarricense de Seguro Social, para aprender más sobre estos temas conocer y para que le faciliten copias del material indicado.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *