0

Extraño a mi ex

El amor es una de las experiencias más gratificantes que puede vivir el ser humano. Encontrar a esa persona que te comprende, que te da lo mejor que tiene para que seas feliz y que piensa en ti noche y dia es realmente increíble.

Sin embargo, no todas las relaciones amorosas acaban bien, y cuando el amor llega a su final, generalmente, siempre hay uno de los dos que siente que ha perdido una parte de su alma. Su corazón se ha roto, y se llega a un aparente callejón sin salida: «echo de menos a mi ex-pareja», una frase que resume la contradicción en la que se vive sumido.

Quiero volver con mi ex, pero…

Si te identificas con lo que acabas de leer y sientes un gran impulso por volver con tu ex-pareja, en las siguientes líneas encontrarás las algunas claves que te ayudarán a entender las razones por las que deberías seguir luchando por ese amor o dejarlo marchar para siempre.

Ahora bien, antes de nada, hay que tener en cuenta que no depende solo de ti el que vuelvas o no. Es por eso que el objetivo debe ser trabajar por sentirse bien con uno mismo, independientemente de si se vuelve a formar una pareja estable con esa persona. Esto es importante y debes entenderlo. Para ello, es necesario que trabajes en ti mismo y no fuerces una posible vuelta. Debe ser tu ex-pareja la que también te eche de menos.

Además, volver con tu ex no siempre es posible, pues si la relación se ha roto de forma traumática hay menos posibilidades de reconciliarse. Cuanto antes aceptes esta realidad, menos sufrimiento y dependencia sentirás hacia la otra persona.

¿Por qué sigo pensando en él o ella?

También es importante que sepas que este sentimiento de querer volver con tu ex es totalmente normal. De hecho, cuando una relación se acaba, siempre existe la necesidad de saber de la otra persona, incluso si somos nosotros lo que lo hemos dejado. Nuestra mente funciona así porque nos hemos habituado a su presencia, a los recuerdos de sus sonrisa, a su olor, a su voz…todo lo asociamos a su persona.

Por eso, si los ex-novios siguen teniendo contacto, muchas veces vuelven a intentarlo una y otra vez. Como dice Jonathan García-Allen en su artículo “La química del amor: una droga muy potente”, el amor es como una droga y hay que desengancharse de la otra persona cuando una relación se acaba.

El mal de amores es uno de los fenómenos más dolorosos que puede sufrir el ser humano y es algo que a todos nos ha tocado vivir. Superar el desamor requiere de tiempo.

  • Artículo relacionado: “Curando un corazón roto: 7 claves para afrontar el desamor”

El desamor duele igual que el dolor físico

Son muchos los que vuelven atrás en busca de esa persona porque no tienen la fortaleza suficiente para avanzar solas. Como decía, es lógico querer tener contacto de nuevo con ese alguien con quien hemos compartido tantos momentos (algunos malos, pero también muchos buenos).

Experimentar el deseo de volver con tu ex no te hace más débil, pues el dolor emocional duele igual que el dolor físico. De hecho, los estudios científicos con neuroimagen han demostrado que las regiones implicadas en procesamiento del dolor físico se superponen a aquellas relacionados con el dolor emocional y la angustia social, como concluye una investigación de Jaffe realizada en 2013.

Echo de menos a mi ex: ¿qué puedo hacer?

Como ves, es lógico que pienses en tu ex y te duela. Todos nos hemos sentido así y tú no eres diferente a los demás. Pero a la pregunta “pienso en mi ex…¿qué puedo hacer?”, la respuesta es complicada. ¿Por qué? Porque influyen muchos factores y cada situación es diferente.

En primer lugar debes valorar el motivo de la ruptura (tratando de hacerlo del modo más objetivo posible y, si fuese necesario, pidiendo segundas opiniones) y después es necesario que reflexiones acerca de si realmente es sano que vuelvas con esa persona. En ocasiones, el deseo de volver está condicionado por tu baja autoestima, el miedo a estar solo o la dependencia emocional.

También debes tener en cuenta que no es lo mismo que una relación se rompa por una simple pelea que porque ha habido una infidelidad o una falta de respeto desde el comienzo del noviazgo. Así que respecto a lo que debes o no hacer, esa respuesta debe ir en función a la situación.

Tras valorarla, entonces debes decidir si quieres seguir luchando o no por un amor que merece la pena, teniendo en cuenta a la vez la predisposición de la otra persona: si deja claro que no quiere retomar el contacto, hay que respetar eso.

La respuesta: trabajar en ti

Ahora bien, sí hay algo que debes hacer cuando piensas en tu ex. Lo primero de todo es aceptar que las relaciones pueden romperse, y segundo, luchar por tu propio desarrollo personal. Dicho de otro modo, lo único que puedes hacer en este momento es centrarte en quien más te quiere, es decir, en ti mismo. Debes luchar por desarrollarte como persona, por conocerte mejor, por saber cuáles son tus motivaciones y tus necesidades y, sobretodo, pasar a la acción con tal de conseguir tus objetivos.

Es frecuente que, cuando una relación se acaba, al pasar tanto tiempo con otra persona, uno debe de recuperar la autonomía y aprender a estar solo.

No es bueno precipitarse, porque éste es un periodo que puede servirte para crecer y para desarrollarte como persona. Invertir en ti es la mejor manera de que el otro se fije en ti de nuevo. Tu meta, no obstante, no debe ser esa, sino conseguir ser quien realmente quieres ser. Si la otra persona decide complementarte, bienvenida sea.

Ventajas y desventajas de volver con tu ex

Si después de trabajar en ti mismo y sentirte bien con quien eres aún sigues pensando que quieres volver con tu ex, debes tener claro que volver con tu ex-novio o ex-novia tiene una serie de ventajas e inconvenientes.

Las ventajas de volver con tu ex son:

  • Ya le conoces: la situación puede haber ido a peor en los últimos meses, pero conoces a esa persona porque has compartido muchos momentos con él o ella.
  • Sabes que te ha querido: muchas veces la relación se rompe por distintos conflictos, pero el sentimiento sigue vivo entre vosotros. Si la causa de la ruptura no ha sido muy traumática, puede que aún quede alguna posibilidad de salvar este sentimiento tan increíble.
  • Puedes aprender de los errores: los conflictos, si se solucionan de manera madura, pueden ser una gran oportunidad para crecer.

  • Podéis estar más unidos: si logras superar estos conflictos, la unión entre vosotros puede ser incluso mayor.
  • Puede ser bueno si hay hijos por medio: especialmente si tenéis hijos, ellos pueden beneficiarse de vuestra vuelta. Siempre y cuando se solucionen los conflictos.
  • Te quitas las ganas de intentarlo: te quitas la espinita clavada y puedes volver a intentarlo de nuevo. Quizás esta vez sí que funcione.

Las desventajas de volver con tu ex son:

  • Puede que ya no sea lo mismo: el daño puede ser tan grande que la conexión entre vosotros se haya perdido. Y también el respeto.
  • Cierras las puertas a algo nuevo: empeñarse en volver con un ex puede hacer que no conozcas a otras personas interesantes que quizás te aporten más.
  • Te impide desarrollarte: volver y volver con esa persona una y otra vez te quita tiempo para dedicarlo a ti mismo y no te deja salir de este círculo vicioso.
  • Puede haber un gran rencor: si habéis roto muchas veces, el rencor se va acumulando.
  • El daño puede aumentar: si el rencor aumenta, también hay más probabilidad de que la relación entre vosotros acabe peor de lo que estaba.

Si quieres profundizar en estas ventaja y desventajas, puedes hacerlo en nuestro artículo: “6 problemas y 6 ventajas de volver con tu ex-pareja”

Me ha dado un bajón hoy, echo de menos a mi ex.

Bueno, pues despues de 2 años de relación mi ex decidió cortar todo (esto hace 2 semanas solamente), sin darme explicaciones a la cara ni nada, todo por whatsapp (sus explicaciones fueron que ya nada era igual como al principio de la relación y que queria ser feliz sola). Asi que nada fui a buscarla a su casa el dia que me dejo y se lo dije que iba pero cuando llegue me dijo que se fue Madrid y al dia siguiente la dije que iba y estaba donde una amiga y fui hasta alli para hablar y ni tan siquiera bajo y espere 3 horas muerto de frio (es decir, fui dos veces para hablar y lo unico que me decia es que no podia y que me fuera). Visto todo esto me fui a mi barrio (mi barrio es Vallecas, ella es de Alcala) y bueno la dije por Whatsapp que gracias por ni tan siquiera bajar a hablar y lo que hizo ella fue bloquearme de todo (yo me quede alucinado) y nada al siguiente me desbloqueo y me dijo que se habia cambiado el movil y que no podia tener bloqueado a nadie y la dije que yo queria o todo o nada porque no podia soportar ver su foto con otro en un futuro, asi que nada, la mujer me bloqueo de nuevo. Al principio estaba muy jodido (nunca lo habia pasado tan mal en mi vida) hasta la envie SMS 2 veces la primera semana que lo dejamos y ni tan siquiera contestaba y bueno el domingo pasado haciamos meses y la escribi un sms diciendola que no entendia nada, que porque me ignoraba y demas. Ese SMS me contesto y lo unico que me dijo es que queria ser feliz sola, que no queria saber nada mas de mi y que ni la hablara ni fuera a Alcala ni nada (cuando jamas la he tratado mal ni nada y me trata asi) como si me guardara rencor por algo y todo muy frio y borde, como si hubiera sido un desconocido solamente para ella. Asi que nada, esta semana (la segunda semana) pues lo que he hecho es pasar de todo, he pensado que no merece estar mal por una tia asi y hasta llegue a pensar que si me decia de volver no volveria pero hoy he tenido un maldito sueño con ella y me he levantado ralladisimo y me jode mucho porque esta semana apenas he pensado en ella, sino en mi mismo, en lo que me viene bien y demas y que no me merece la pena estar con ella habiendo miles de chicas mejores, pero ha sido tener el sueño y empezar a recordar momentos juntos, momentos bonitos.. y he discutido con mi padre y era la unica que la contaba esos problemas.. y me ha jodido muchisimo porque no se porque ahora la echo de menos y mas cuando me ha tratado asi.. todo por el maldito sueño..
PD: llevo sin hablar con ella desde el ultimo SMS que me envio que fue este lunes, que la conteste y demas diciendola que no era ni normal lo que habia hecho conmigo y que lo unico que parecia era que estaba conociendo a otro (y más cosas que la dije pero en ningun momento hablandola mal) y lo unico que me contesto es que no estaba con nadie y que queria estar sola que ahora mismo era mas feliz, asi que nada la dije que eso ya lo veria yo dentro de dos meses si no esta con nadie y ya no me contesto y pase ya de ella, pero hoy con el maldito sueño la he vuelto a recordar

Echar de menos no significa que desees que vuelva

Puedes echar de menos, puedes añorar todo lo vivido con una persona que amaste, puedes desear que esos recuerdos se repitan, volver a emocionarte o darle vueltas a varias preguntas: ¿por qué acabo todo?, ¿podría haber sido de otra forma?, ¿qué hubiera pasado si…? Sin embargo, esta nostalgia no tiene por qué significar que quieras la persona protagonista de este sentimiento regrese a tu lado.

Echar de menos puede resultar complicado, en ocasiones también puede ir acompañado de una punzada de dolor: gran parte de lo que encuentras en ese viaje mental al pasado lo recordamos con añoranza. Sin embargo, el final tuvo un motivo y mantener la distancia te ayuda a alejar la tentación de volver, porque en el fondo no quieres hacerlo.

Podemos echar de menos a la persona o a la historia que vivimos con ella, esto cambia mucho el sentido del recuerdo. A veces no deseamos que la persona regrese, sino que se repita el cuento, y esto no tiene por qué ocurrir con la misma persona. La historia y las sensaciones que vivimos pueden replicarse en parte, quizás ahora con otro compañero de viaje.

Hay personas que aparecen en nuestras vidas por un tiempo limitado, nos dan lo bueno y lo malo y ahí se acaba el sendero que caminamos juntos. Cuando echamos de menos es bueno recordar que la historia tiene dos lados, el nuestro seguirá estando y es gracias a ello que podremos seguir saboreando el sabor dulce de aquellos momentos que lo hacen especial.

Nunca vuelve quien se fue, aunque regrese

Aquí es cuando toma importancia la diferencia entre echar de menos a la persona o a los recuerdos. Cuando las historias acaban, acaban, y aunque queramos repetir lo mismo con la misma persona no va a ser igual, la gente madura, crece, se desarrolla y es por ello que no vuelve al mismo punto.

Volver a empezar con alguien que ya conoces, con quien tienes parte de su pasado en tu historia o alguien con quien intentas repetir momentos ya vividos en otra época, va a implicar comenzar desde un punto distinto y es por ello que puede significar no volver a vivir o a sentir lo mismo.

Los recuerdos que hemos almacenado, dejémoslos ahí, saboreemos el buen gusto que nos han dejado, permitámonos el volver a sentirlos cuando cerramos los ojos, llenémonos los ojos de lágrimas a veces al pensar que ya no está, pero sintámonos felices porque ocurrieron y de alguna forma u otra, siguen estando en nosotros.

Somos cada uno de nuestros recuerdos y es por ello que debemos vivirlos así, cuando sientas que echas de menos siéntelo así, pero si va a volver a hacerte daño déjalo ahí, no pretendas repetir o forzar algo que ya no está. Puedes echar de menos pero quizás no desees que vuelva.

Echar de menos es llenar de recuerdos tus momentos

Porque echar de menos es eso, estar llenos de recuerdos, de momentos, de aventuras, de historias, es estar llenos de vida, pero también es estar llenos de vida pasada. No sería bueno quedarnos ahí, tenemos nuestro pasado, nuestro echar de menos, pero por delante tenemos mucho más para seguir llenando nuestras memorias.

Pongamos punto y aparte si es nuestra decisión fuera de esa nostalgia, dejemos de estar llenos de pasado y abramos los ojos a todo lo que nos espera por delante, las personas que estuvieron ahí quedarán, grabadas en nuestra memoria y en nuestras emociones, pero las personas que esperan empezar a recorrer nuestro camino están deseosas de que abramos los brazos.

Ser valiente también implica volver a confiar, seguir echando de menos pero arriesgarse a vivir experiencias y personas nuevas, con gente distinta, dar la oportunidad de que sean otros los que llenen los vacíos que hoy tenemos al echar de menos, pero sobre todo personas que nos llenen y nos sigan aportando, que no borren nuestra memoria pero que nos dejen espacio para crear nuevos cuentos.

Tú crees que extrañas a tu ex, pero podrías estar confundiendo amor con alguna de estas razones falsas

Cuando una relación se rompe y dos personas deciden separarse, se abre un proceso personal para cada una que puede llegar a ser muy distinto.

Hay algunas personas para las que separarse pareciera ser algo orgánico, dan vuelta la página y están más predispuestos a lo nuevo.

Pero para otras, aún cuando la decisión haya sido consensuada, cortar un vínculo les cuesta más tiempo.

Los procesos personales largos y profundos pueden desatar frustraciones. “Por qué todavía no puedo olvidar?”, “Por qué aún lo/la extraño si seguramente él/ella ya siguió su vida?”.

Estas preguntas no son tan simples como parecen. No siempre lo que sentimos como extrañar a alguien tiene que ver con seguir amándolo.

Por eso, si estás por llamar o escribirle a tu ex, primero lee estás razones con las que te puedes estar confundiendo.

Costumbre

Es muy común confundir que extrañas a tu ex porque aún lo amas, con la costumbre. Las rutinas, los hábitos (incluso de los que nos quejábamos) son difíciles de cambiar. Pero no imposible. Quizás extrañas que haya alguien ahí, dormir con otro, desayunar un domingo, o lo que sea. Pero eso puedes hacerlo más adelante con otra persona, no es exclusivo de tu ex, aunque ahora pueda parecerte que sí.

Miedo

Otra de las razones falsas de extrañar a tu ex es el miedo: miedo a estar solo, a fracasar, a lo desconocido, a lo nuevo, etc, etc. Frente al miedo, siempre buscamos refugio en lo conocido, aunque sepamos racionalmente que no nos hace bien. Pero una vez que lo trasciendas te sentirás más seguro, y verás que ese extrañar era más bien una excusa de tu ego para no salir del lugar de comodidad.

Falta de amor propio

Otra de las cosas que puedes confundir con extrañar tiene que ver con la falta de amor propio. Para entender mejor esto piensa que lo que depositamos en el otro en verdad es una proyección, un espejo. Si buscamos que el otro constantemente nos acepte, nos ame, nos de cariño, hay algo que no estamos haciendo personalmente primero con nosotros mismos. Una vez que logremos ese amor propio, no buscaremos al otro desde la necesidad, sino desde el deseo, desde la elección.

Idealización

Pasa muy a menudo que al separarse, los recuerdos de buenos momentos se potencian. Pero a veces eso tiene más que ver con una idealización que con un extrañar real. Y esa idealización es lo queremos e imaginamos de lo que es estar en pareja, de lo que nos haría feliz. Si tomamos conciencia de eso, la idealización puede ayudarnos a darnos cuenta de que queremos de verdad.

Angustia

Todas las personas, psicológicamente hablando, estamos incompletas y tendemos a buscar quien cubra de alguna manera esa falta. Pero, cuando no hay otro es cuando la angustia surge. Y nuestros miedos e inseguridades más antiguos aparecen. No es fácil lidiar con esa angustia, y en la búsqueda de calmarla quizás puedas volver a tu ex para que, al menos por un momento, te haga olvidarla. Pero eso no es un extrañar genuino ni significa que aún lo ames.

Por todo esto, si aún estás pensando en tu ex, primero tómate el tiempo y el espacio para estar contigo y sentir si realmente es desde el amor o desde el miedo que lo extrañas.

Unsplash

Hay días que, sin razón aparente, te sientes triste y sola. Tu mente comienza a reflexionar y pensar en esa persona que se encuentra tan lejos de ti y que quisiste tanto. Es por eso, que en esta ocasión, te daremos a conocer 5 cosas que debes hacer cuando comienzas a extrañar a esa persona.

1. El arte ayuda

Cuando extrañas a tu ex pareja, seguramente no dejas de pensar en lo bien que te sentías a su lado. Sus besos, la suavidad de sus manos, sus caricias, su mirada.

Comienzas a pensar cómo es que se conocieron y lo lindos momentos que tuvieron juntos. Si no logras sacarlo de tu mente por más que lo intentas, la música es un buen ingrediente para calmar tus pensamientos.

Escuchar piano es una de las mejores recomendaciones para lograrlo. Películas que te ayuden a reflexionar sobre la vida, leer contenidos interesantes, no importa si se trata de un libro o un artículo. Cultivarte siempre ayudará a olvidar las cosas que realmente no son importantes.

Unsplash

2. Necesitas recordar para olvidar

Recuerdas lo hermoso que fue cuando pidió que fueras su novia, los detalles que tenía contigo, la manera en que te cortejaba, sus inigualables maneras de demostrarte su cariño.

Mujer, debes tener en cuenta que recordar es necesario para enfrentarte a la realidad. El hecho de que esa persona vuelva a rondar en tus pensamientos y tener la certeza de que esos momentos no volverán a pasar, es una manera de reforzar tus sentimientos.

Aunque suene irónico, recordar ayuda a olvidar. Intentar no hacerlo, solo hará que recuerdes más.

Unsplash

3. Adiós al contenido virtual

¿Lo extrañas demasiado y todavía no eliminas sus conversaciones? Eso significa que aún te encuentras arraigada a esa persona. Ten la valentía suficiente de enfrentar la situación y tirar a la basura sus audios, sus textos, sus fotografías. Hacerlo, es el mejor de los comienzos.

Unsplash

4. Céntrate en ti

Cuando tu ex pareja comience a invadir tus pensamientos, ponte frente al espejo y cuestiónate qué es lo que quieres en tu vida. ¿Necesitas de esa persona para ser feliz? ¿cómo eras antes de conocerlo y cómo eres ahora?

Es evidente, que tras pasar por una ruptura amorosa, vas a extrañar a esa persona en algún momento pero no significa que es un sentimiento que va a predominar de por vida.

Enfócate en tu vida y en tu bienestar emocional.

Unsplash

5. Llorar y sufrir es necesario

Enfrentar todos los sentimientos que te llevan a extrañar a esa persona, son necesarios para superar una ruptura. Todos los seres humanos atravesamos por esa situación en algún momento de nuestra vida.

Eso, aunque no lo creas, ayudar a forjar tu carácter y personalidad. Comprende que necesitas de esos momentos para reflexionar acerca de tu vida.

La tristeza nos permite adaptarnos a nuestra realidad ayudándonos a encontrar soluciones teniendo como referencia otras vías de pensamiento que nos llevarán hacia distintas alternativas.

Unsplash

Si tratas de combatir la tristeza, solo fomentará la rigidez emocional, debido a que mantendrás ese sentimiento enclaustrado. Por eso, es válido y totalmente normal que llores y te sientas triste.

Es necesario que pases por esa etapa, mujer. Lo importante es que aprendas del pasado para no volver a cometer los mismos errores. Extrañar no es malo, lo verdaderamente erróneo, es permanecer en esa etapa de por vida.

Temas

  • amor
  • pareja
  • extrañar
  • mujer

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *