0

Famosos con brackets

Chicle de Naranja

Prefiere sortear el pensamiento, ese que le arrulla lo bien que le queda el papel de novio en su vida porque aún es demasiado pronto para ponerse motes cariñosos, por muy adecuado que suena ser su pareja y lo natural que sería cogerle de la mano. Y no sólo por el frío.

Para cuando deja el móvil en el bolsillo delantero de la mochila y cierra la cremallera y escucha atentamente al médico aclararle que va a sedarle la boca entera, Hinata sigue cuestionándose muchas cosas. Últimamente es imposible sacárselo de la cabeza, pegado con Super Glue* a las dendritas de sus neuronas. Siempre ha sabido que sus sentimientos eran serios, profusos e inconmovibles. Pero jamás planeó que opacaran de tal forma a todo lo demás, como si anhelarlo le supiera poco y tocarlo significara querer más. Le llena huecos que nadie más ha hurgado nunca, araña nervios que no sabía que tenía. Con cosas sencillas. Conversaciones tardías, por ejemplo.

El día anterior, a Skype, mientras hablan del frío y de la falta de estufa en el piso de Hinata y la cantidad exuberante de abrigos que llevaba puesta. Tenía el poder de mover el núcleo de su mundo.

—Si estuviera ahí —prosigue entrando en el foco de la cámara después de volver del baño. La lengua le humedece los labios y Hinata nunca se había planteado sobre dónde Kageyama aprendió a ser tan atractivo –en qué academia le enseñaron a derretir icebergs con sólo refrescarse la piel–. Más ese día cavila sobre ello. La idea le cala hasta los huesos— no necesitarías tanta ropa encima —Y luego promete, arrebatador—. Mañana puedo enseñarte cómo.

Si los colores se pudieran sentir Hinata los notaría estallar por todo el cuerpo en bolas líquidas y frías. Advertiría cómo la pintura le rasga la piel desde dentro y le pinta las entrañas de un dolor placentero. Le teñiría el pecho de rojo bermellón, más que un corazón que bombea sangre espesa hacia las venas esperando llegar a los pulmones y redimirse, limpiándose por completo.

—Pegarme no cuenta, Tontoyama, mira que te echo de patitas a la calle. Ahora tengo ese poder.

Había sonado normal. La voz de Piolín. Pero uniforme.

—El uso de manos estaba implícito —admite, sin una pizca de rubor en el rostro. Ladeando la cabeza hacia su hombro derecho en un signo de inocencia que Hinata ahora comprueba que no tiene, porque es un cabronazo—, aunque no sabía que te iban esas cosas.

Ah. Ya. No pienso contestarte a eso.

—Me va la Nutella —Y no sabe si lo ha dicho para reblandecer la conversación y hablar sobre los contenidos calóricos que figura en el reverso de la etiqueta de la crema con cacao y avellanas o porque alguna vez se ha imaginado a si mismo usándola como se aplica la nata en la industria del porno, vaciando el spray hasta que el dispensador carraspea, goteando suspiros líquidos y blancos.

Si el mundo estuviera del revés entendería a la perfección que su mejor amigo le preguntara sobre si le va o no que le den duro en la cama. Y sin embargo ese no es el caso, continúan en el mismo mundo que ayer, en la misma línea temporal de la semana pasada.

Por lo que Kageyama no puede ser consciente a ciencia cierta de lo que provoca dentro de sus tripas. De la avalancha de adrenalina que le recorre la columna vertebral cada vez que recuerda su voz y esas palabras. No tiene ni idea de que la fiebre le brota de la piel como sudor frío y que (aun así) no es capaz de transpirar sus palabras para estar más tranquilo. Recuerda que la ropa le quemaba contra cada extremidad y en cada remanso y si no fuera porque tenía una cámara apuntándole entre ceja y ceja se hubiese desnudado en ese mismo instante.

Tampoco debería saber que se ha acostumbrado a acostarse con la mano entre las piernas y la cara hundida en la almohada, con los pantalones y los calzoncillos enredados en los tobillos y la camiseta arrugada a la altura del pecho. La cadera izquierda hundida en el colchón. Buscando un alivio que llega rápido e insuficiente, en una letanía insoportable.

10 Famosos que llevan o han llevado brackets

Muchas estrellas del cine, la televisión o los deportes no siempre han tenido una sonrisa perfecta. Hasta miembros de la realeza han tenido que recurrir a la ortodoncia con el propósito de poder lucir dientes radiantes.

La lista de famosos que usaron brackets es de lo más extensa. Algunos se han valido de modelos discretos (los llamados brackets estéticos). Otros no han tenido mayor problema en lucir el “tradicional” enramado metálico.

Famosos con brackets

Selena Gómez

La ex estrella Disney debió usar una temporada frenillos porque tenía los dientes un poco “salidos”.

Gómez, quien inició su carrera cantando y bailando en el staff de Barney y sus amigos, se sometió al tratamiento antes de saltar al estrellato con la serie Los Magos de Waverly Place. Ella no estaba convencida, pero su representante se encargó de animarla.

Con toda la fama acumulada, después de tantas fotos mostrando su espléndida sonrisa, bien valió el esfuerzo.

Justin Bieber

Vendedor de más de 100 millones de grabaciones, es uno de los cantantes más exitosos de todos los tiempos.

A pesar de su nivel de narcisismo, Bieber recurrió a los brackets para corregir unas pequeñas imperfecciones dentales. Y es que, para lucir el cuerpo perfecto, se necesita que su sonrisa también lo sea.

Cristiano Ronaldo

El futbolista portugués es una de las mejores pruebas de lo eficiente que resultan los tratamientos de ortodoncia.

El máximo goleador en la historia del Real Madrid, ya tiene hasta un aeropuerto internacional que lleva su nombre. Además de su talento para el fútbol, también se ha esforzado para convertir su cuerpo en sinónimo belleza. Y su sonrisa es otra muestra más de ello.

Otras celebridades con brackets

Tom Cruise

El actor y productor es otro sex simbol masculino. Y otro gran nombre dentro de la lista de artistas y brackets. La ortodoncia permitió a la súper estrella corregir una poco ortodoxa sonrisa, así como problemas en su mordida.

Príncipe Harry

También la realeza británica ha recurrido a la ortodoncia para ofrecer una verdadera sonrisa “real”. Tal es el caso de Enrique de Gales, el menor de los hijos del Príncipe Carlos y la Princesa Diana.

El quinto en la lista de sucesión al trono inglés, utilizó durante un tiempo brackets transparentes, que le permitieron alinear la posición de los colmillos con el resto de su dentadura.

Madonna

Los brackets de la Reina del Pop son sin duda los menos convencionales de nuestra lista. Utilizó unos aparatos de oro –bastante costosos – que, aunque le corrigieron algunas imperfecciones en la dentadura, dejaron intacta, por deseo expreso de la cantante, la separación presente entre sus incisos superiores.

Daniel Martín

El ex vocalista de El Canto del Loco, es uno de los muchos españoles con carrillas dentales en celebridades. Martín recurrió a los brackets para ofrecer una dentadura digna de una estrella.

Gwen Stefani

La cantante estadounidense no tuvo mayores complejos en valerse de los tradicionales brackets metálicos para atender las imperfecciones de su mordida.

Hasta de gira salió con sus frenillos, sin inconveniente ninguno para posar ante las cámaras y exhibir una sonrisa metalizada.

Miley Cyrus

Mientras grababa Hannah Montana, fue aconsejada a usar brackets porque sus dientes estaban muy salidos. Años después, Miley luce una sonrisa maravillosa.

Zac Efron

Este es otro ejemplo de los “milagros de la ortodoncia”. Una de las estrellas juveniles más importantes de Hollywood de la última década, no siempre lució esa sonrisa impecable que actualmente exhibe en todas partes.

Blog

Sabemos que algunos artistas no tienen una sonrisa perfecta y es por eso que te mostramos a 4 famosos con brackets del 2018. La mayoría de estos famosos optan por alinear sus dientes con tratamientos de ortodoncia que les brinden comodidad y sobre todo, estética. En nuestras notas anteriores hemos hablado de la ortodoncia invisible, como los brackets transparentes e Invisalign.

Lo mejor de estos tratamientos de ortodoncia, es que hay artistas que lo usan o llegaron a usar para lucir unos dientes increíbles y radiantes. Uno de los principales artistas que ha demostrado que usa Invisalign es la cantante Billie Eilish.

Así es, la famosa compositora estadounidense mostró el uso de este tratamiento en uno de sus videos musicales y en varias entrevistas. ¿Lo habías notado? Invisalign son guardas prácticamente invisibles que alinean tus dientes de manera rápida y estética.

Otro gran artista que usa este gran tratamiento de ortodoncia, es el cantante Jungkook, miembro de la banda surcoreana BTS. ¿Los notas? Este sistema de ortodoncia transparente te permite realizar tus actividades diarias sin problema alguno, es 100% compatible con tu vida social.

¿También sabías que el cantante Justin Bieber llegó a utilizar Invisalign? Y ahora, se refleja perfectamente en sus dientes alineados y espléndidos.

Y a la lista, también se suman los famosos de YouTube, así como Carol del Toro. Que muestra su sonrisa tras haber usado Invisalign por un año.

¿Puedo usar tratamiento invisible como los famosos?

¡Claro que puedes! Invisalign está disponible en México pero ojo, no todas las clínicas pueden brindarte este servicio a la ligera, es importante que investigues clínicas que estén especializadas en este tratamiento. Puedes disfrutar de las grandes comodidades que te ofrece este aparato de ortodoncia si vas a una clínica que te brinde confianza y seguridad.

En nuestra clínica, contamos con un equipo profesional de alto prestigio y nuestro objetivo es siempre proveer servicios odontológicos de la más alta calidad. Te ofrecemos atención personalizada y te aseguramos un buen tratamiento de ortodoncia. Y lo mejor de todo es que nuestra cita de valoración. ES GRATIS.

Mándanos whats AQUÍ o agenda tu cita de valoración aquí abajo.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *