0

Flujo transparente elastico antes regla

—Hola,tengo 28 años, mi ciclos son regulares de 30 -31 días, este mes, como cada mes he ovulado a mitad de dicho mes , lo noto por la cantidad de flujo de clara de huevo que segrego, y porque me causa un poco de mal estar, después de la ovulación tuve dos días que solo segregaba flujo blanco pastoso (sin manchar mi ropa intima)y de repente, me faltaban seis días para la regla y me empezó a salir flujo elástico transparente , y alguno un poquito blanco pero elástico también,la cantidad no es tanta como en la ovulación, me recuerda como la textura del principio de la etapa fértil, que es menos cantidad, a día de hoy que me faltan dos días para mestruar sigo igual, no tengo ni picores ni escozor ni huele.Tengo que decir que el ciclo pasado mas o menos me paso lo mismo a 5 o 6 de mi regla, pero es que esta vez eran mas elásticos y más cantidad.
–¿Qué causas son las que pueden provocar este flujo, elástico transparente y a veces blancuzco e igulaemnte elástico de 5 a 7 días antes de la regla?
NO es por la ovulación, porque ya la he pasado estoy segurísima
Muchas gracias

Fertilidad y ciclos menstruales

¿Qué puedo hacer para aumentar mi fertilidad?

  • Deja de fumar. El tabaco disminuye la fertilidad de las mujeres y de los hombres. Lo bueno es que gran parte se recupera un año después de dejarlo.
  • Mantén un peso normal. La obesidad disminuye la fertilidad en las mujeres y también la probabilidad de éxito de la fecundación in vitro. Cómo afecta a los hombres no está tan claro, aunque se cree que también la disminuye. La delgadez extrema tampoco favorece.
  • Haz ejercicio, pero sin pasarte, ya que el ejercicio físico intenso y prolongado no es recomendable.
  • Evita el alcohol.
  • Cuida tu dieta. Una buena alimentación mejora la salud en general, pero también la calidad del semen en los hombres.
  • Relájate. El estrés se asocia a infertilidad, así que las técnicas de relajación pueden ser de utilidad.
  • Cuidado con los tóxicos. Estar en contacto con productos tóxicos podría estar relacionado con la infertilidad, sobre todo la masculina.

Gynea, la línea de salud de la mujer de Kern Pharma, cuenta con la gama de complementos alimenticios Gestagyn®. Esta gama incluye complementos formulados para la infertilidad masculina y para cubrir las necesidades nutricionales de la mujer durante la preconcepción, embarazo y lactancia.

Si estáis buscando ampliar familia, solo recordarte que el 80% de las parejas lo consiguen durante los primeros 6 meses de intentarlo. Así que, ¡mucho ánimo!

Amenorrea: 8 razones que provocan la ausencia de la menstruación y que no son el embarazo

Derechos de autor de la imagen Getty Images Image caption Se recomienda consultar con el doctor cualquier falta de menstruación de tres meses consecutivos que no es debida a un embarazo.

La ausencia de menstruación en la mujer en edad fértil se llama amenorrea, y aunque la causa más conocida para explicar esta falta es el embarazo, existen muchos motivos por los que el periodo se puede retrasar o desaparecer.

La mayoría de las mujeres en edad reproductiva tiene la regla cada 28 días, aunque es frecuente tener ciclos un tanto más cortos o un tanto más largos, entre los 24 y los 35 días.

La ausencia puntual del periodo no se considera un problema grave, pero si es algo recurrente es importante entender el motivo.

  • ¿Realmente puede la dieta tener un impacto en tu fertilidad?

El sistema británico de salud pública, NHS por sus siglas en inglés, recomienda consultar con el doctor cualquier falta de menstruación de tres meses consecutivos que no es debida a un embarazo, así como la pérdida de la menstruación antes de los 45 años.

Por otro lado la Clínica Mayo de Estados Unidos también recomienda una consulta médica si una joven cumple 15 años y no ha empezado a menstruar, ya que también se considera amenorrea.

Estos son los ocho motivos más frecuentes -que no son el embarazo- por los que una mujer puede tener amenorrea, según ambas instituciones.

1. El estrés

El estrés puede afectar a la menstruación, haciendo que los ciclos sean más largos o más cortos, que haya una ausencia total del periodo o que las reglas sean más dolorosas.

Puede incluso provocar que una mujer tenga dos reglas dentro del período habitual de cuatro semanas.

Si el estrés es la causa del retraso o falta de menstruación, el NHS recomienda tomar medidas como hacer ejercicio regularmente o seguir técnicas de respiración. Si eso falla existen terapias cognitivo-conductuales que pueden ayudar al paciente a sobrellevar el estrés y la ansiedad.

2. La pérdida excesiva o repentina de peso

Derechos de autor de la imagen Getty Images Image caption El estrés puede afectar que los ciclos de la menstruación sean más largos o más cortos.

Una restricción severa de la cantidad de calorías que se consume puede detener la producción de las hormonas que el cuerpo necesita para la ovulación.

Un dietista o nutricionista puede ayudar a los pacientes que tienen un peso por debajo de lo normal o un índice de masa muscular por debajo de 18,5 a subir de peso de una manera saludable.

Cuando la pérdida de peso es debida a un trastorno alimenticio, como la anorexia, normalmente es necesaria la ayuda de un psiquiatra.

3. El sobrepeso o la obesidad

Con el sobrepeso el cuerpo puede producir un exceso de estrógeno, que una de las hormonas que regula el sistema reproductivo de las mujeres.

Un exceso de esa hormona puede afectar a la frecuencia de los periodos, y por tanto hacer que se detengan.

Cuando las pacientes tienen amenorrea y sobrepeso o un índice de masa muscular mayor de 30, los médicos suelen referirlas a un dietista o nutricionista para ayudarlas a perder peso de manera saludable.

4. El ejercicio físico extremo

Derechos de autor de la imagen Getty Images Image caption Un médico deportivo puede asesorar sobre cómo mantener el rendimiento sin que el esfuerzo físico afecte a la ovulación.

La presión que un nivel de ejercicio muy intenso tiene sobre el cuerpo también puede afectar a los niveles de hormonas que controlan la menstruación y la pérdida de demasiada grasa corporal puede hacer que el cuerpo no ovule.

En el caso de las deportistas profesionales los médicos deportivos pueden aconsejar sobre cómo pueden mantener el rendimiento sin que la intensidad del ejercicio afecte a sus periodos.

5. El síndrome de ovario poliquístico

Los ovarios poliquísticos contienen un gran número de folículos dentro de los cuales hay sacos subdesarrollados en los que crecen óvulos. Pero en las mujeres que tienen esta condición esos sacos son incapaces de soltar óvulos, y por lo tanto no hay ovulación.

Este síndrome es relativamente común, en Reino Unido se estima que afecta a una de cada 10 mujeres. Y según el NHS es la razón que explica la ausencia de la menstruación en un 33% de los casos.

6. La menopausia o la menopausia prematura

Derechos de autor de la imagen Getty Images Image caption Según el NHS, se estima que una de cada 100 mujeres experimenta la menopausia antes de cumplir los 40.

Junto al embarazo y la lactancia, la menopausia es una de las causas naturales de amenorrea.

A medida que las mujeres se acercan a la edad menopáusica empiezan a bajar los niveles de estrógeno y la ovulación se hace menos regular.

La menopausia ocurre normalmente entre los 45 y los 55 años. Sin embargo, se estima que una de cada 100 mujeres experimenta la menopausia antes de cumplir los 40, algo que se conoce como menopausia prematura o fallo ovárico prematuro.

7. El uso de ciertos anticonceptivos

Algunas píldoras y métodos anticonceptivos que son inyectados o implantados también pueden causar amenorrea.

Incluso después de dejar de tomar anticonceptivos orales puede pasar un tiempo antes de que el cuerpo vuelva a ovular regularmente.

8. Otras condiciones médicas y tratamientos de largo plazo

La menstruación también puede faltar como resultado de otras condiciones médicas de largo plazo como una diabetes descontrolada o trastornos hormonales como el hipertiroidismo o el hipotiroidismo.

Además la amenorrea puede ser una consecuencia de ciertos tipos de medicación, como los antipsicóticos, la quimioterapia, los antidepresivos, los tratamientos para la tensión y para las alergias, según información de la clínica Mayo.

Mis días fértiles

Si quieres descubrir tus días fértiles, esos en los que es más fácil concebir, debes observar tu ciclo menstrual durante unos ocho meses. Marca en rojo en un calendario los días de la regla, así comprobarás si tus ciclos son regulares; es decir, si cada mes tarda los mismos días en llegar y si tiene la misma duración. También deberás observar los cambios que se producen en el flujo vaginal y marcar en azul los días en que veas que se torna más líquido o gelatinoso. Si tus ciclos son más o menos regulares podrás saber cuándo estás ovulando y, por tanto, cuándo es más fácil que te quedes embarazada. Si tus ciclos son irregulares, lo mejor es que utilices un método de farmacia, basado en detectar a la hormona que se libera al ovular.

Espermatozoides en dirección al óvulo

MÉTODO DEL FLUJO VAGINAL

El moco cervical es una sustancia producida por unas glándulas diminutas que hay en el canal cervical (cuello del útero). Su composición y textura cambia a lo largo de las distintas fases del ciclo menstrual, de forma que los espermatozoides pueden penetrar con facilidad los días cercanos a la ovulación y no en otros momentos.
Uno o dos días antes de la ovulación el moco cervical comienza a cambiar de textura (notarás que se vuelve gelatinoso). Justo el día de la ovulación, el flujo vaginal se torna más líquido y transparente (parecido a la clara de huevo), así los espermatozoides pueden “nadar” con más facilidad y entrar en el útero. Una vez que los espermatozoides penetran en el moco cervical, pueden sobrevivir en él, al menos, durante 72 horas (tres días). Por tanto, el moco actúa como reservorio y colabora en la consecución del embarazo incluso cuando la relaciones sexuales no se producen exactamente durante la ovulación.
Después de la ovulación, la producción de moco se para casi totalmente durante 24 horas y se vuelve más espeso y amarillento por la acción de la progesterona, de manera que los espermatozoides apenas pueden moverse.
Se considera que el día más fértil es el de la ovulación porque los espermatozoides pueden moverse con facilidad. Pero también hay muchas posibilidades de conseguir el embarazo si se mantienen relaciones durante los dos días previos y los dos días siguientes.
Otro síntoma que puede ayudarte a saber cuándo ovulas son las molestias abdominales: mientras dura la ovulación te notarás más hinchada (incluso con gases) y si te tocas cerca de los ovarios, percibirás ciertas molestias. Cuando consigas detectar el día de la ovulación, conviene que lo marques en color azul en el calendario, así sabrás si coincide más o menos todos los meses por la misma fecha. Suele producirse a los 14 días de la regla, contando desde el primer día que aparece la menstruación.
MÉTODO DE LOS DÍAS FIJOS. Este sistema se puede usar si los ciclos han sido siempre regulares (si te tarda en llegar la regla entre 26 y 32 días). Marca en rojo en el calendario el primer día de la regla y, además, cuenta seis días y márcalos en marrón; a continuación, cuenta 12 días y márcalos en azul (estos son los días potencialmente fértiles). Finalmente, cuenta 13 días y márcalos en marrón. Los días marcados en marrón son aquellos en los que es improbable quedarse embarazada.

Durante los días que se está ovulando también se agudiza el sentido del olfato y las mujeres se hacen mucho más sensibles a los olores y los hombres también lo hacen con una mujer en periodo de ovulación.
Un experimento, publicado en SAGE Journals, ofrecía a diversos hombres camisetas que habían sido usadas por mujeres ovulando y otras que no habían sido usadas por nadie y los resultados mostraron que los niveles de testosterona eran mayores en los hombres que olían las camisetas de las mujeres que ovulaban. Unos niveles más elevados de testosterona hacen que el hombre quiera llamar la atención de la mujer para así poder llegar a procrear.

Durante la ovulación también cambia el flujo vaginal, su observación nos dará claves para saber si estamos en un momento fértil o muy fértil en los días de la ovulación.

Si no observamos mucosidad en la entrada de la vagina, aunque al tacto esté húmeda la zona, estamos en un periodo del ciclo no fértil o poco fértil. Por el contrario si la sensación es de humedad al tacto y el flujo es viscoso, blanquecino, cremoso, amarillento o pegajoso acabamos de entrar en el momento fértil del ciclo menstrual.

Durante los días de ovulación, periodo muy fértil, la sensación al tacto vaginal irá desde la humedad a la sensación de estar mojada, suave o con tersura mientras que el flujo vaginal será transparente, claro, elástico como la clara de huevo y formará hilos si lo tocamos con los dedos; también puede tomar un aspecto más acuoso, marrón rojizo o rojizo amarillento.

En resumen podríamos concluir que los días de ovulación son una semana en la que la mujer libera el óvulo maduro y el cuerpo, y la naturaleza, hacen todo lo posible para que este sea fecundado.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *