0

Foro ojo seco

14 Feb ¿Qué efectos tienen los ácidos omega-3, las vitaminas y los antioxidantes en el desarrollo de la ateroesclerosis?

Posted at 11:24h in Rehabilitación Cardiaca by IRF Admin

¿Qué efectos tienen los ácidos omega-3, las vitaminas y los antioxidantes en el desarrollo de la ateroesclerosis?

En las charlas-coloquio con los pacientes, durante el Programa de Rehabilitación Cardíaca, no es infrecuente el siguiente comentario “En mi casa comemos mucho pescado y es probable que sea suficiente, pero no sé si además tengo que tomar pastillas de omega-3 o suplementos vitamínicos”.
ACIDOS OMEGA-3

El organismo humano sintetiza numerosos ácidos grasos denominados no esenciales, mientras que otros deben incorporarse al organismo a través de la dieta, razón por la que se denominan esenciales.

Estos últimos incluyen los ácidos grasos poliinsaturados omega-3 (ácido eicosapentanoico-EPA- y el ácido docosahexanoico-DHA) derivados de alimentos marinos (pescados azules) y de plantas (vegetales de hoja verde, frutas, frutos secos crudos, cereales integrales como la quínoa o el mijo, pipas de calabaza, nueces y las algas), y omega-6 (aguacates, legumbres, semillas, frutos secos, aceite de girasol, de maíz o de soja).

En el ser humano, los omega 3 y 6 son importantes para mantener la estructura de las membranas celulares, facilitar la absorción de vitaminas (A, D, E y K), normalizar el metabolismo del colesterol y producir substancias que regulan múltiples procesos celulares (tono vascular y bronquial, motilidad gastrointestinal y uterina, protección gástrica, diuresis, coagulación sanguínea, temperatura corporal, fenómenos inflamatorios e inmunitarios).

Los ácidos grasos omega-3 actúan regulando diversas funciones fisiológicas importantes en diferentes ámbitos, lo que se traduce en efectos antiarrítmicos, antitrombóticos y antiinflamatorios; además, reducen las concentraciones de triglicéridos.

En 1976, investigadores daneses observaron que la incidencia y la mortalidad por cardiopatía isquémica era mucho menor en la población esquimal, que consumía una gran cantidad de grasas de origen marino (hasta 10-12 g/día), muy ricas en ácidos grasos poliinsaturados omega-3, que en la población danesa que habitaba la isla, que consumía principalmente omega-6.

De hecho, el cociente de ácidos grasos poliinsaturados/saturados era de 0,84 en la población esquimal y de 0,24 en los daneses. Por tanto, estos investigadores relacionaron la baja incidencia de cardiopatía isquémica con la ingesta de omega-3 procedente de los aceites de pescado.

Uno de los estudios más importantes que ha demostrado el efecto beneficioso del tratamiento farmacológico con ácidos omega-3 fue el GISSI- Prevenzion Trial (Lancet, 1999). Demostró una reducción de la mortalidad global y de la muerte súbita en pacientes con infarto de miocardio reciente seguidos durante una media de 42 meses.

El beneficio se obtuvo al añadir una cápsula que contenía 850-882 mg de EPA/DHA a pacientes que ya estaban recibiendo un tratamiento óptimo con aspirina, estatinas y bloqueadores beta, es decir, el tratamiento recomendado para la prevención secundaria.

La Asociación Americana del Corazón recomendaba que los pacientes con cardiopatía isquémica debían consumir 1 g/día de EPA + docosahexanoico (DHA). En ausencia de esta enfermedad, es aconsejable comer pescado al menos dos veces a la semana.

Los resultados del estudio fueron determinantes para que la Sociedad Europea de Cardiología recomendara (clase I B) la administración de 1g/día de ácidos grasos omega-3 en la prevención secundaria de pacientes con un infarto agudo de miocardio reciente.

Unos años más tarde, Hooper y colaboradores (Revista Británica de Medicina, 2006) efectuaron un metaanálisis titulado «Riesgos y beneficios de los ácidos grasos omega-3 en la mortalidad, enfermedad cardiovascular y el cáncer: revisión de la literatura». Este artículo concluye que en hombres con cardiopatía coronaria la administración de ácidos grasos omega-3 no demostró ningún beneficio a nivel de la mortalidad global, de episodios cardiovasculares o del cáncer.

Sin embargo, los mismos autores reconocen que las indicaciones que recogen las guías sobre la utilidad de los ácidos grasos omega-3 para la prevención de la muerte tras un infarto de miocardio deben mantenerse; aunque quizás su administración no deba recomendarse en pacientes que sólo han tenido angina de pecho.

Existen trabajos actuales que ponen en duda los efectos positivos de los omega -3 incluso tras el infarto de miocardio.

Las Guías de la Sociedades Europeas de Cardiología y Ateroesclerosis sobre el tratamiento de las dislipemias (Rev Esp Cardiol 2017; 70(2) 115.e1-e64) y los comentarios a las mismas ( Rev Esp Cardiol 2017;70;72-77) muestran que:

  1. Los ácidos grasos omega-3 reducen la concentración de Triglicéridos (TG), pero sus efectos en otras lipoproteínas son irrelevantes. Las dosis recomendadas de EPA y DHA totales para disminuir los TG han variado entre los 2 y los 4 g/día.
  2. Tres estudios recientes en pacientes con TG elevados tratados con EPA han demostrado una reducción significativa de la concentración sérica de TG de hasta un 45%, dependiente de la dosis
  3. La eficacia de los ácidos grasos omega-3 para disminuir los TG séricos también se ha documentado en algunos metanálisis. Uno de ellos ha incluido a 63.030 participantes de 20 estudios clínicos y ha demostrado la ausencia de efectos beneficiosos en las variables cardiovasculares o en la mortalidad total. El principal efecto secundario son los trastornos gastrointestinales.
  4. La FDA (USA) ha aprobado el uso de ácidos grasos omega-3 (producto de prescripción) como coadyuvante a la dieta si los niveles de TG son superiores a 5,6 mmol/l (496 mg/dl). A pesar de que un reciente estudio japonés sobre pacientes con hipercolesterolemia ha documentado una reducción del 19% en las variables de ECV 286, los resultados no son concluyentes y la eficacia clínica parece depender de efectos no lipídicos
  5. La administración de ácidos grasos omega-3 es segura y carece de interacciones clínicamente significativas. Sin embargo, los efectos antitrombóticos pueden aumentar la propensión al sangrado, sobre todo cuando se administran junto con ácido acetilsalicílico/clopidogrel. Los resultados de un estudio reciente han asociado el riesgo de cáncer de próstata con la ingesta elevada.

La conclusión final de las Guias es que, aunque se recomienda el consumo genérico de pescado, especialmente azul, 2 veces por semana, los fracasos de los últimos estudios aleatorizados con omega-3 en prevención secundaria desaconsejan suplementar con estos productos.

VITAMINAS Y ANTIOXIDANTES

Los antioxidantes son un grupo de vitaminas, minerales, enzimas, pigmentos vegetales y otras sustancias. El interés que despiertan se debe a que anulan el efecto perjudicial de los radicales libres, producidos por la respiración, las radiaciones ionizantes, el tabaco y, en general, las reacciones oxidativas del cuerpo (por eso se llaman antioxidantes). Los radicales libres dañan los genes y las células, favoreciendo el envejecimiento y algunas enfermedades como las cardiovasculares o el cáncer.

Los principales antioxidantes son las vitaminas C y E, el betacaroteno (precursor de la vitamina A), los flavonoides y minerales como el selenio o el zinc. Aunque el cuerpo produce sus propios antioxidantes y el ejercicio favorece esta producción, la mayoría proviene de los vegetales que se toman en la dieta. Las propiedades saludables de las frutas y las verduras se deben en buena medida a su elevado contenido en antioxidantes.

¿Por qué no dar entonces suplementos antioxidantes para mejorar la salud?
Muchos estudios han avalado esta lógica antioxidante y el supuesto efecto protector frente al cáncer, las enfermedades cardiovasculares, el Alzheimer, la degeneración macular asociada a la edad y otras muchas enfermedades. Los mensajes de la publicidad se basan en los resultados positivos de algunos estudios. El problema es que no todos los estudios tienen la misma fiabilidad y ofrecen las mismas garantías.

Muchos de los resultados positivos provienen de estudios observacionales, es decir, aquellos en los que los investigadores observan qué pasa con un grupo de personas que toma suplementos antioxidantes comparándolo con otro grupo que no los toma. Pero en estos estudios, a diferencia de los ensayos clínicos aleatorizados, los investigadores no controlan desde el principio a los participantes y desconocen si ambos grupos tienen igual pronóstico.

El gran negocio de los suplementos vitamínicos ha impulsado la realización de infinidad de estudios sobre sus posibles efectos beneficiosos en el envejecimiento, el cáncer, las enfermedades cardiovasculares, el Alzheimer y otras muchas dolencias crónicas. Se han hecho investigaciones buenas, regulares y malas, y sus conclusiones han sido lo bastante discordantes como para no saber a ciencia cierta si los suplementos antioxidantes eran beneficiosos o nocivos para la salud. Obviamente, la publicidad se quedaba reiteradamente con los resultados más positivos.

En los ensayos aleatorizados los integrantes del grupo que toma antioxidantes y los del que no los toma se asignan al azar y, por tanto, tienen igual pronóstico te. Los estudios observacionales decían que los suplementos tenían efectos preventivos y ahora la revisión sistemática de los estudios aleatorizados ha demostrado que no era así.

El tratamiento con ácido fólico y vitamina B reduce las concentraciones de homocisteína. Sin embargo, este hecho no ha demostrado que disminuya el número de eventos cardiovasculares adversos. El estudio HOPE-2 (E Lown. New England Journal of Medicine, 2006) evaluó a largo plazo los efectos de estas vitaminas en 5.522 pacientes con enfermedad cardiovascular diagnosticada y/o diabéticos. El objetivo principal fue analizar la incidencia combinada de muerte de origen cardiovascular, infarto e ictus.

Aunque las cifras de homocisteína se redujeron un 25 por ciento tras cinco años de tratamiento, no hubo un aparente beneficio, salvo en el caso del ictus. Estos resultados son similares a los del estudio NORVIT, también en 2006, que tampoco mostró efectos significativos en los eventos cardiovasculares tras reducir las concentraciones de homocisteína en pacientes con infarto agudo.

En la actualidad, la promesa de salud y longevidad creada en las últimas décadas por los suplementos antioxidantes se ha desvanecido. Si se guiaran por las pruebas científicas y no por los cantos de sirena de la publicidad, los muchos millones de personas que toman estos complementos dietéticos en Europa y Estados Unidos (10-20 por ciento de la población) para prevenir el cáncer y otras enfermedades crónicas deberían pensárselo dos veces. El 8-10 por ciento de los españoles son consumidores habituales o cíclicos de suplementos vitamínicos, frente al 30 por ciento de los anglosajones.

En el primer número del mes de enero de 2006, la revista médica Annals of Internal Medicine publicaba un metaanálisis de E. Millar y colaboradores, en el que se analizaban los posibles riesgos asociados a suplementar la dieta con altas dosis de vitamina E. Encontraron que esta medida podía aumentar la mortalidad por diversas causas.

Un metaanálisis de G Bjelakovic y col (Journal of the American Medical Association de febrero de 2007) incluye 68 ensayos clínicos con 232.606 participantes y cuestiona la eficacia preventiva y la seguridad de los antioxidantes más utilizados: betacaroteno, vitaminas A, E y C, y selenio

El betacaroteno y las vitaminas A y E se asocian con incrementos de la mortalidad del 7, 16 y 4 por ciento, respectivamente, mientras que la vitamina C y el selenio no parecen elevar el riesgo de muerte.

Este estudio, que ofrece garantías científicas, parece confirmar que las píldoras antioxidantes no sólo son un gasto inútil, sino que además pueden acortar la vida.

Creo que podría concluirse, después de lo expuesto, que una dieta adecuada, como la mediterránea, y la práctica habitual de ejercicio físico son los mejores antioxidantes. Se ha demostrado (Programas de Rehabilitación Cardiaca y Prevención Secundaria) que existe evidencia científica de una indudable mejoría a nivel de calidad de vida, con menor incidencia de complicaciones futuras y retraso de la mortalidad global y de origen cardiovascular (JM Maroto Revista Española de Cardiología, 2005). De igual modo los efectos a nivel coste-beneficios son evidentes (Revista Española de Cardiología 1996).

José María Maroto Montero (Cardiólogo).
Mercedes Coello (Fisioterapeuta).
Laura Martín (Enfermera).
Unidad de Rehabilitación Cardíaca. LASALLE IRF. Madrid.

BRUDYSEC 1,5 g

Ha sido ideado para complementar las necesidades diarias de ácidos grasos esenciales de la familia omega-3 y del grupo incluido de vitaminas y oligoelementos. Se ha incluido el glutatión como fuente de cisteína, un aminoácido esencial para la re-síntesis endógena del glutatión, que es el principal antioxidante celular. La vitamina A contribuye al mantenimiento de las mucosas como la conjuntiva en condiciones normales. Los estudios realizados en diversos colectivos de pacientes afectos de sequedad ocular por causas diversas: pacientes con ojo seco moderado1,2, con ojo seco derivado del uso de antiglaucomatosos tópicos3, con ojo seco derivado del uso intensivo de pantallas de ordenador4, con ojo seco derivado de una disfunción glandular meibomiana5, demuestran una mejora significativa de la sintomatología molesta en todos los casos, y una mejora evidente de los signos clínicos evaluados (B.U.T., Test de Schirmer, etc) también en todos los casos, así como una reducción significativa de la presencia de algunos marcadores de la inflamación (citoquinas) presentes en la lagrima. Los resultados evidencian una mejora en la calidad de vida6.

Caja con 30 cápsulas de gelatina blanda.

PVP+IVA Recomendado: 21,65 €

C.N. 158371.0

Caja con 90 cápsulas de gelatina blandas.

PVP+IVA Recomendado: 47,82 €

C.N. 161522.0

Referencias bibliográficas:

  1. Pinazo-Duran MD, et al; Effects of a Nutraceutical formulation based on the combination of antioxidants and ω-3 essential fatty acids in the expression of inflammation and immune response mediators in tears from patients with dry eye disorders; Clin Int Aging 2013; 8:139-148
  2. Oleñik A, et al; Effectiveness and tolerability of dietary supplementation with a combination of omega-3 polyunsaturated fatty acids and antioxidants in the treatment of dry eye symptoms: results of a prospective study; Clinical Ophthalmology 2014:8 169–176
  3. Galbis-Estrada C, et al; Patients undergoing long-term treatment with antihypertensive eye drops responded positively with respect to their ocular surface disorder to oral supplementation with antioxidants and essential fatty acids; Clin Int Aging 2013; 8:711-719
  4. Ribelles A, et al; Ojo Seco: Alternativas terapéuticas frente a los lubricantes oculares a propósito de una prueba piloto; Medicina del Trabajo 2013; 22(3):120-9
  5. Oleñik A, et al; A randomized, double-masked study to evaluate the effect of omega-3 fatty acids supplementation in meibomian gland dysfunction; Clinical Interventions in Aging 2013:8 1133–1138
  6. Oleñik A, et al; Benefits of omega-3 fatty acid dietary supplementation on health related quality of life in patients with meibomian gland dysfunction; Clin Ophthalmology 2014; 8:831-836

Brudy

Brudy:

Es un producto elaborado por los laboratorios Brydylab, está indicado como solución humectante ocular en base de ácido hialurónico al 0.1% estéril, es un producto que no contiene conservantes, lo que lo hace un producto seguro y que aporta beneficios sorprendente para el cuidado de hidratación. Gracias a su alto peso molecular, este producto se encuentra envasado en monodosis, es un producto para tratar y aliviar los síntomas de sequedad, irritación y cansancio ocular. Las personas pueden utilizar este producto las veces que sea necesaria ya que no causa ningún efecto adverso. El ácido hialurónico es una sustancia natural que se encuentra presente en el ojo y actúa formando una película uniforma protectora hidratante y resistente a la evaporación, proporciona una alta hidratación ocular, especializado en los casos en que la persona que sufren de resequedad ocular. Este producto lo puede utilizar sin ningún problema, incluso está indicado para las personas que son portadores de lentes de contacto, puede aplicar dos o tres gotas en la cara interna del lente antes de colocarla en el ojo, de esta manera le brinda una hidratación extra a los ojos. Viene en una presentación de una caja de 30 monodosis estéril, gracias a su eficacia es un producto altamente recomendado y que ha logrado posicionarse dentro del mercado farmacéutico y puede adquirirse sin necesidad de récipe médico. Brinda soluciones eficaces y la persona puede notar sus beneficios apenas en la primera aplicación, es un producto seguro para las personas embarazadas o que se encuentre en periodo de lactancia. Todos sus productos pasan por los altos niveles de calidad que aseguran que sus productos son seguro y elaborado con materia prima adecuada que avalan sus resultados, también cuenta con varias certificaciones que avalan sus productos como uno de los mejores dentro del mercado para el cuidado e hidratación ocular.

Te recomendamos entrar en el siguiente foro de Facebook sobre ojo seco y dolor ocular (en inglés). También en nuestro foro o hacerte socia para estar al tanto de las últimas novedades.

Más información en la zona de socios.

Estudios señalan que un 48% de los pacientes intervenidos con cirugía láser sufren ojo seco aún pasados los 6 meses. El porcentaje tras lentes intraoculares es también alto, siendo la secuela que más correlaciona con insatisfacción tras la cirugía refractiva.

Es importante saber qué tipo de ojo seco se está sufriendo para buscar posibles tratamientos que palien los síntomas (lo más probable es que se una combinación de varios).

Tipos de ojo seco: Hay por lo menos 3 tipos diferentes de ojos secos que se pueden presentar conjuntamente o por separado. 1) Síndrome de hiposecrección lagrimal, esto es que el ojo produce poca cantidad lágrima, 2) Blefaritis o Disfunción de las Glándulas de Meibomio, mala calidad de la lágrima lo que provoca una rápida evaporación lagrimal y 3) neuralgia corneal o dolor ocular fantasma, en cuyo caso es recomendable acudir a la Unidad del Dolor del Hospital, ya que se trata de dolor neuropático.

SOLUCIONES PARA ALIVIAR Y MEJORAR EL SÍNDROME DE OJO SECO Y SUS SÍNTOMAS

1. ALIMENTACIÓN:

La alimentación es importante para paliar los síntomas de ojo seco cuando está causado por Disfunción de las Glándulas de Meibomio.

Hay que reducir la carne roja (Omega-6) y potenciar los Omega-3: el pescado azul, frutos secos como las nueces, almendras, semillas, legumbres y verduras poco cocidas. También ayudan las vitaminas A,E y D. Evitar el consumo de refrescos altos en azúcar, comidas picantes y mantenerse bien hidratados.

Semillas de chía y linaza tienen alto contenido en Omega-3.La chía antes de ingerirla, por ejemplo sobre una ensalada o el plato que desees, debes de dejarla -10 minutos a remojo, así absorberás mejor todos sus nutrientes. La dosis recomendada es de entre dos y cuatro cucharadas repartidas al día mezcladas con la comida; por ejemplo con yogur, mermelada, tostadas o lo que se prefiera. Más información sobre semillas de chía. Las semillas de linaza debes molerlas.

Es también muy beneficioso el aceite de pescado (hay comprimidos) y el aceite de linaza, que sea de calidad y una vez abierto conservar en el frigorífico. Se puede tomar en la comida o a modo de jarabe ya que su sabor puede no gustar a todo el mundo.

Beneficios del aceite de linaza y aceite de pescado.

Un apunte sobre los ‘Suplementos Omega-3’:
Habrás oído hablar de todo tipo de suplementos para la alimentación, entre ellos claro, el suplemento de Omega-3 (‘para el mejor funcionamiento del cerebro y tratamiento de ojo seco’). Sin duda, el de los suplementos es un gran negocio para la industria farmacéutica. Suplementos que están cobrando cada vez mayor protagonismo. Sin embargo, recientes estudios cuestionan su efectividad en ciertos aspectos en los que se suponían eran beneficiosos para la salud, si bien es cierto que en cuanto al Síndrome de Ojo Seco parece existir una mayor evidencia científica sobre el beneficio de estos suplementos.
El timo de los suplementos de Omega-3

Nuestra recomendación: lo más importante es una dieta sana y rica en Omega-3.

2. GOTAS HUMECTANTES Y GELES:

En el mercado existen numerosas opciones. Su cantidad de uso depende de tus necesidades. Como norma general opta por gotas que no contengan conservantes, ya que si no pueden dañar el epitelio (la capa externa de la córnea). Es importante mantener una buena higiene. Ten las manos limpias y secas y procura que la lágrima no caiga por fuera del ojo para que no se acumule en las pestañas y pueda favorecer la disfunción de las gándulas de meibomio por colonización bacteriana. Evita también tocar con el extremo de la monodosis o frasco el ojo, ya que podría producir una contaminación cruzada con el otro ojo. Para una buena distribución ocular, tras la instalación parpadear suavemente un par de veces.

Colirios que avanzan en el tratamiento de ojo seco (más información en la zona de [email protected]):

  • Suero autólogo (cubierto por la Seguridad Social).
  • Plasma rico en factores de crecimiento (PRGF).
  • Cacicol
  • Ciclosporina (marca comercial Restasis).

3. CALOR Y MASAJE PALPEBRAL

Las Glándulas de Meibomio, que se encuentran en el borde palpebral, en condiciones normales producen una secreción grasa que ayuda a lubricar la superficie del ojo, evitando la evaporación de la lágrima y manteniendo constantemente húmeda la córnea. En los pacientes con ojo seco evaporativo, estas glándulas se obstruyen, quedando sus secreciones estancadas y produciéndose una mayor evaporación lagrimal. Por ello es necesario desobstuirlas mediante calor y masaje mecánico.

RECOMENDADO: información completa sobre estos pasos

Paso número 1: APLICAR CALOR Y MASAJE

Opción A: Usar una máscara especial a la venta en farmacias (también hay saquitos de semillas), déjalo sobre los ojos cerrados, entre 7-10 minutos.

Opción B: Usar compresas húmedas, por ejemplo, mojando en agua caliente una toalla o discos desmaquilladores y apoyándolos sobre los ojos cerrados (entre 7-10 minutos) . Cuando se enfríe volver a humedecer.

Opción C: Método Bundle

*Importante: no masajear los ojos durante este proceso e intentar mantener una temperatura constante de 45º para que tenga efecto.

Paso número 2: MASAJE

Retira la máscara o compresa y masajear los párpados. Os dejamos un vídeo explicativo de cómo hacer el masaje: Másaje palpabral.

*Importante: realizar bien este paso y no masajear encima de la córnea ya que puedes dañarla, sino encima de la esclera (parte blanca del ojo) para lo que es necesario mirar hacia arriba cuando masajeas el párpado inferior y viceversa.

Paso número 3: LIMPIEZA DE PÁRPADOS.

Con toallitas estériles para higiene palpebral y de párpados. También puedes usar bastoncillos con champú neutro o espuma de venta en farmacias. Os dejamos un vídeo para que podáis ver claramente cómo hay que proceder: ver vídeo.

Realizar en el párpado inferior y superior. Lo más recomendable es hacerlo dos veces al día. Si decides comprar toallitas en el mercado hay una gran variedad, pero es importante a la hora de comprarlas tener en cuenta su calidad, pues hay toallitas de baja calidad que pueden irritar.

*Importante: Para la limpieza de las pestañas NO usar el mismo extremo de la toalla o bastoncillo para los dos ojos.

Repite la operación dos veces al día. Tienes que ser consciente de que la enfermedad es crónica y no existe una cura. El objetivo es controlarla, por lo que aunque mejores no debes de dejar el tratamiento. Su beneficio tarda en aparecer.

Estudio que corrobora la eficacia del masaje térmico para el ojo seco

Otras opciones:

  • Lipiflow
  • Luz Pulsada Intensa

Lipiflow

4. EJERCICIOS:

Ejercicio de parpadeo: el parpadeo incompleto es común entre las personas que sufren ojo seco y en concreto de los afectados tras cirugía refractiva, bien por el cambio morfológico de la córnea que no permite un parpadeo completo y por tanto una buena secreción de las Glándulas de Meibomio o bien porque reduce su frecuencia.

A continuación un pequeño ejercicio. Secuencia de parpadeo:
CERRAR – PAUSA – PAUSA – ABRIR – DESCANSO
CERRAR – PAUSA – PAUSA – APRETAR – ABRIR – PAUSA

Este ejercicio debe hacerse con frecuencia, cada 10-12 minutos durante un periodo de 30 días para que sean efectivos.
El parpadeo es una función muy dependiente de la tarea que se realice, ya que la frecuencia de parpadeo disminuye, por ejemplo delante de una pantalla.

Palming: el palming es un ejercicio que ayuda a la relajación visual por lo que es positivo para aliviar el ojo seco. Debes seguir los siguientes pasos: 1) frotamos las manos para que entren en calor, 2) pongámonos sentadxs en una posición relajada. La espalda y el cuello tienen que estar rectos, pero no rígidos, la cabeza erguida, 3) apoya los codos sobre la mesa (se pueden usar almohadas para apoyarlos y así no arquear tanto la espalda), 4) cerramos los ojos, los cubrimos con las manos, una encima de otra, apoyándolas en la órbita, para evitar poner presión sobre el bulbo ocular, dejando hueco en la nariz para que respire. 5) nos relajamos, dejamos que el peso de la frente caiga sobre nuestras manos. Damos un bostezo a boca abierta, 6) ahora imaginamos con los ojos de nuestra mente el negro más negro que hay, de forma relajada, sin esforzarse, respirando de forma profunda y lentamente.

Este ejercicio siempre es positivo. Lo mejor es que dure 10 minutos, aunque igualmente si lo haces durante un solo minuto ya habrá sido positivo.

Más ejercicios

5. CONDICIONES AMBIENTALES:

Evita estar demasiado tiempo delante de la pantalla del ordenador y en tal caso realizar pausas para relajar la vista o ejercicios de parpadeo. El aire acondicionado perjudica al ojo seco, también la calefacción (no dormir con ella puesta). Si vas en el coche procura llevar la ventanilla cerrada. La acumulación de polvo también favorece la irritación así como el humo del tabaco. El uso de algunos medicamentos puede incrementar tu ojo seco, como por ejemplo antidepresivos y ansiolíticos.

Humidificadores: el uso de estos dispositivos en el hogar, sobre todo en zonas con clima seco, pueden ayudar a mejorar los síntomas y signos de sequedad.

Pantallas: para disminuir la fatiga visual en el ordenador o móvil, es positivo usar programas que cambien la tonalidad de los colores: PC Windows/Mac: F.lux PC Linux: Redshift Para móviles Android: Blue Light Filter

Actualización: esta revisión sistemática de agosto de 2016 concluye que el uso de plantillas y lentes de color para aliviar las dificultades de lectura, entre las que se encuentra el estrés o fatiga visual, no puede recomendarse por no existir evidencia científica suficiente. Más información en español aquí.

Además la postura correcta debe ser mantener la pantalla del ordenador baja, para que de este modo el ojo no esté expuesto completamente a la luz de la pantalla y esté protegido por el párpado. Recuerda también mantener una postura correcta sobre la silla, manteniendo la espalda recta.

Dormir boca arriba: un estudio muestra que esta postura a la hora de romir ayuda para mejorar los síntomas de sequedad.

Gafas con cámara humectante: Estas gafas humectantes tienen una almohadilla que recubre el espacio entre la gafa y la cara para evitar que el viento o polvo entre en contacto con los ojos. Si no dispones de ellas también te pueden ayudar unas gafas de sol envolventes (estilo montañista o ciclista).

Gafas con cámara humectante

Cuidado con el maquillaje: La mayoría de los maquillajes tienen toxinas que pueden irritar los ojos afectando a los aceites naturales de los párpados. Actualmente existen compañías o marcas especiales para estos casos, si bien la mejor recomendación es renunciar al maquillaje al menos en las zonas próximas a los ojos.

6. OTRAS OPCIONES:

a) Uso de lentes de contacto especiales: aunque es muy discutido, si que en algunos casos las lentes esclerales en ojos secos severos pueden ayudar a aliviar los síntomas ya que protegen el ojo del ambiente, además de que la lente tiene una cámara que se rellena con una solución salina que mantiene al ojo húmedo. Además estas lentes apoyan en la esclerótida (parte blanca), no en la córnea. Esto puede reducir los síntomas, no cura la enfermedad.

b) Existen medicamentos que incrementan la secreción de líquidos (tienen contraindicación clínicas)

c) Otra opción son los tapones lagrimales: su beneficio es asunto de controversia. Están contraindicados en personas con alergias a los materiales usados en la fabricación de estos tapones y en personas con inflamación de la superficie ocular ya que la oclusión del orificio lagrimal prolonga el contacto con la superficie ocular de citocinas proinflamatorias, presentes en la película lagrimal de sujetos con inflamación de la superficie ocular, esto es blefaritis. En este último caso, se recomienda el tratamiento de la inflamación antes de la inserción de tapones lagrimales.

La principal complicación asociada al uso de tapones lagrimales es su extrusión espontánea. Conclusiones de un estudio sobre la eficiendia de los tapones:

Esta revisión sistemática muestra una escasez relativa de ensayos clínicos controlados que evalúen la eficacia del tratamiento de oclusión puntual para el ojo seco. Aunque las pruebas son muy limitadas, los datos indican que los tapones de silicona pueden proporcionar un alivio sintomático para el ojo seco grave. Es más, los tapones temporales de colágeno parecen igual de efectivos que los tapones de silicona sobre una base a corto plazo.
(Fuente)

7. AVANCES/NOVEDADES:

Zona exclusiva para [email protected]

  • Foro en Facebook (en inglés) RECOMENDADO.
  • Estudios varios sobre tratamiento ojo seco.
  • Estudios sobre ojo seco y dolor ocular.

El síndrome del ojo seco es la enfermedad ocular más común. Afecta a un 10% de la población, especialmente a la de mayor edad, y se caracteriza, como su propio nombre indica, por provocar una sensación de sequedad en el ojo, así como irritación, parpadeo frecuente y alteración o pérdida de visión en los casos más graves (5%-10%).

Pese a ser tan frecuente, se ignoran buena parte de los mecanismos que intervienen en la patología y en las molestias que provoca. Un grupo de investigadores del Instituto de Neurociencias de Alicante (un centro mixto del CSIC y la Universidad Miguel Hernández), y del King’s College de Londres han dado un importante paso en el conocimiento de la enfermedad al describir el papel clave que tiene una proteína (denominada TRPM8), situada en unas fibras nerviosas de la superficie de la córnea, como sensores encargados de medir la hidratación de la película lagrimal.

Para que la superficie del ojo mantenga un nivel adecuado de humedad es necesario que las glándulas lagrimales aporten una cantidad de líquido suficiente y de calidad adecuada, así como que los párpados se cierren con la frecuencia necesaria (entre 8-10 veces cada minuto) para distribuir homogéneamente las lágrimas por toda la superficie de la córnea, de forma que ésta se mantenga hidratada. Ello requiere unos sensores que detecten e informen al cerebro de los cambios de humedad que se producen en la superficie del ojo. Estas terminales que activan los mecanismos de compensación para corregir los desequilibrios, son las proteínas que estudian los investigadores del Instituto de Neurociencias de Alicante, autores del estudio que se ha publicado en Nature Communications.

Este grupo descubrió ya hace unos años que el TRPM8 transmite a través de los nervios donde se encuentra, una información continua al cerebro sobre el nivel de hidratación de la superficie del ojo, midiendo el enfriamiento de la película lagrimal que se producen con la continua evaporación de la lágrima, de forma que, de su correcto funcionamiento depende que se activen adecuadamente los mecanismos de compensación (más lagrimeo, mayor ritmo de parpadeo) para mantener la humedad ocular en niveles óptimos. Ahora han advertido que también informan de los cambios de la concentración en sales (osmolaridad) y demostrado que su ausencia provoca una reducción marcada en la lagrimación y el parpadeo normales.

Si existe una alteración de los sensores (la proteína) y no funciona este mecanismo de regulación, se acaba produciendo la insuficiente hidratación y la sensación tan característica de sequedad desagradable del ojo que describen los pacientes de ojo seco. Como apunta Carlos Belmonte, investigador principal del grupo español, el papel de la proteína se ha descubierto en ratones pero el TRPM8 actúa de igual modo en los ojos de los seres humanos, por lo que tendría, también en éstos, el mismo papel en la regulación de la función ocular.

Belmonte sospecha que la mayor frecuencia de la sequedad ocular en mayores (entre el 30% y el 40%) está relacionada con una pérdida de la efectividad con la edad del sistema de compensación de la secreción de lágrimas dependiente del TRPM8, de forma que el ojo ya no es capaz de regular adecuadamente la humedad de la película lagrimal. Una vía de tratamiento de estos pacientes, (más allá de las gotas hidratantes actuales) sería estimular el TRPM8 a través de un colirio, para modular adecuadamente el sistema de regulación de la hidratación ocular estimulando la lagrimación y el parpadeo. En ello está Avizorex, una spin-off surgida de la Universidad Miguel Hernández e impulsada por el propio Belmonte.

Opiniones de Brudy Sec 1,5gr 90 Capsulas

Mejoria rapida de ojo seco Tomo dos al dia, y he mejorado mucho los sintomas de sequedad, al poco tiempo de tomarlo siento que al parpadear las glandulas de meibomio segregan más lágrima, aunque el problema es que esta se evapora rápido.

Opinó Xavi / (Realizado el 30/7/2019) Buen producto. Creo que me está viniendo bien.

Opinó Mario / (Realizado el 31/3/2019) buenisimo estas pastillas y las de Hyabak de lo mejor que he tomado para el ojo seco

Opinó ML / (Realizado el 28/3/2019) Buen producto Ideal para la sequedad del ojo

Opinó Angeles / (Realizado el 20/8/2018) Eficaz y Comodo desde que lo tomo he notado mucha mejoria en la sequedad del ojo y utilizo menos lagrimas artificiales

Opinó FRANCISCO / (Realizado el 29/3/2018) muy buen producto desde que las estoy tomando mis ojos han mejorado muchisimo.Apenas necesito lagrimas artificiales

Opinó pastora / (Realizado el 18/3/2017) Buen producto Bien tolerado y cómodo de tomar, me falta tiempo para valorar todos sus resultados en piel y ojo seco

Opinó Silvia / (Realizado el 17/12/2016) Me lo receto el oftalmologo para el sindrome de ojo seco -Producto con omega 3 y muchas vitaminas, calidad excelente.

Opinó yoli / (Realizado el 7/11/2016) Muy buen producto Se lo recetó a mi madre el oftalmólogo y es un producto muy bueno para la sequedad ocular.

Opinó Noelia / (Realizado el 17/8/2016) Buen producto para ojo seco Me lo recetaron hace unos meses y desde entonces cada vez tengo menos sequedad ocular

Opinó Guillermo / (Realizado el 22/6/2016) es um buen producto , eficaz para la vista producto excelente, muy buen para la vista

Opinó Carmen / (Realizado el 19/4/2016) buen producto A mi madre se lo recetó el oftalmólogo para el ojo seco. Es un buen producto

Opinó Nieves / (Realizado el 20/1/2016) buen producto tendré que comprar más

Opinó maria / (Realizado el 6/11/2014) Más opiniones Añadir opinión

Brudy Sec 1,5 90 Caps

Beneficios.

Brudy Sec 1,5 90cap se recomienda a personas que quieran complementar su dieta diaria con vitaminas necesarias para el buen funcionamiento ocular, es beneficioso para personas que manifiesten ojos secos, los oligoelementos y vitaminas ayudaran a hidratarlos. Las vitaminas de contienes las capsulas de Brudy Sec se componen vitaminas, las más importantes a parte del omega 3 es la vitamina A que ayudara a proteger la piel y las mucosas de nuestros ojos. Las vitaminas C y E protegen a las células del organismo ya que son antioxidantes. Otras vitaminas: cinc, cobre, magnesio, selenio, L-tirosina, L-Glutation, L-Cisteina. Es apto para el consumo de diabéticos, celiacos y personas intolerantes a la lactosa.

Modo de Empleo

Se recomienda tomar 3 capsulas diarias con un vaso de agua , coincidiendo con cada comida. Nunca superar la dosis diaria. Siempre se tiene que consumir con una dieta sana y equilibrada y nunca sustituyendo a ningún alimento. Mantener fuera del alcance se los niños.

Composición

Concentración de aceites de pescado DHA al cuenta y ocho por ciento (omega 3), gelatina (capsula), humectante: glicerol, aceite de soja, estabilizantes: ácidos grasos en forma de mono y diglicéridos, ácido L-ascórbico, humectante: sorbitol, L-tirosina al uno como dos por ciento, D-alfa tocoferol, hidrocloruro monohidratado de L-cisteína al cero coma siete por ciento, óxido de zinc, L-glutatión al cero coma dos por ciento, sulfato de manganeso, sulfato cúprico, retinil palmitato, selenito sódico, colorantes: dióxido de titanio, óxido e hidróxidos de hierro.

Contenido

Se presenta en una caja de cartón con dos blíster de 90 capsulas de gelatina.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *