0

Fumar primer trimestre embarazo

En algunos lugares se promueven distintos métodos para que, en las distintas visitas prenatales, se ayude a dejar de fumar a la embarazada.

Además, hemos de pensar en el bebé y en todo el daño que le podemos hacer: debemos decirnos a nosotras mismas que lo estamos intentando por él, y destacar cada logro.

Realizar ejercicio durante el embarazo reducirá las ganas de fumar y nos aporta muchos beneficios. También puede resultar tener siempre a mano tentempiés sanos de fruta o verdura que nos resulten especialmente apetecibles para reducir la ansiedad.

Exijamos a los que nos rodean que no fumen, haciéndoles partícipes de nuestro esfuerzo y pidiéndoles comprensión y apoyo.

¿Lograré dejar de fumar durante el embarazo?

Hemos de pensar que sí para afrontar la tarea desde el optimismo y la fuerza de voluntad. Los estudios sugieren que ciertos factores aumentan las probabilidades de que la mujer logre dejar de fumar durante el embarazo:

  • Haber intentado dejar de fumar en el pasado
  • Tener una pareja que no fume
  • Contar con el apoyo de la familia u otras personas importantes en su vida
  • Conocer los efectos nocivos del tabaco

Sobre algunos de estos factores no podemos incidir, pero sobre otros las instituciones (mediante información a las mujeres, formación de los profesionales…) y la familia (apoyo a la mujer) tienen cierta responsabilidad.

Personalmente no me vi en el caso de necesitar dejar de fumar, pues, aunque era fumadora, las náuseas fueron una gran ayuda, tan solo empecé a sentir aversión por el humo del tabaco (y por otros muchos olores…). De modo que no necesité buscar ayuda, y realmente no sé si los ginecólogos ofrecen alternativas efectivas.

Pero no a todas las mujeres embarazadas les sucede igual y como hemos comentado solo un 20% de las mujeres deja de fumar durante el embarazo. Seguro que, como yo, conocéis los casos de mujeres que afirman que su ginecólogo les dijo eso de que unos cigarrillos son mejor que la ansiedad.

En definitiva, durante los meses de gestación es un tema de vital importancia para la salud de la madre y del feto, y existen campañas informativas para abandonar este hábito, aunque no estoy segura de que existan las ayudas suficientes para las mujeres a las que les cueste dejar el hábito ni en muchos casos la información suficiente.

En Bebés y más | Otra razón para no fumar en el embarazo, Fumar en el embarazo afecta el sueño de los bebés prematuros, “Nacer sin humo”, guías que ayudan a dejar de fumar durante el embarazo, Los hijos de madres fumadores tienen más déficit de atención

Consumo de tabaco durante el embarazo

Algunos obstetras dicen que fumar “hasta 5 cigarrillos por día” está bien. Sin embargo, esto no es así ya que NO hay un nivel seguro de consumo de tabaco durante el embarazo. Está comprobado que fumar unos pocos cigarrillos por día expone al feto a más de 7.000 substancias tóxicas y dañinas que pueden afectar su desarrollo y crecimiento. Cuando hay humo de tabaco en el ambiente, el feto recibe menos oxigeno, aumentan los latidos de su corazón y se altera el crecimiento de sus pulmones. También disminuye la circulación de sangre por la placenta, por lo que el feto recibe menos nutrientes.

Las mujeres fumadoras o las no fumadoras expuestas al humo tienen más riesgo de tener bebés de bajo peso al nacer o bebés prematuros. Los bebés de madres fumadoras tienen mayor riesgo de contraer infecciones y de tener otros problemas de salud como ser:

  • Nacer con algunas malformaciones congénitas entre ellas labio leporino, paladar hendido y malformaciones cardiacas.

  • Tener síndrome de abstinencia a la nicotina al nacer (sobre todo en las mujeres que fuman mucho): los bebés nacen muy ·irritables.

  • Morir de muerte súbita del lactante (los recién nacidos de madres fumadoras tienen el DOBLE de riesgo de muerte blanca o muerte en la cuna).

  • Sufrir infecciones respiratorias (otitis, bronquitis, neumonías),

  • Tener que ser internados.

Además, las madres fumadoras tienen menor probabilidad de comenzar a amamantar y mayor probabilidad de amamantar por menor tiempo que las no fumadoras. ·La leche materna tiene muchísimos beneficios!! protege al bebé contra las infecciones y fomenta la relación madre hijo por lo cual si una mamá no puede dejar de fumar es importante que igual siga dando la teta lavándose muy bien las manos antes, poniendo una tela limpia entre su ropa y el bebé y dejando pasar al menos 30 minutos después del último cigarrillo.

Si estás embarazada, te damos 10 razones para no fumar:

  1. Vas a tener menos riesgo de sufrir complicaciones durante el embarazo, como aborto o· parto prematuro.

  2. Protegés a tu bebé de sustancias químicas que pueden dañar su crecimiento.

  3. Tu hijo va a tener menos probabilidades de nacer con bajo peso.

  4. Vas a tener más leche para amamantarlo.

  5. La leche va a estar libre de las sustancias tóxicas del humo que pueden dañar la salud de tu bebé

  6. Ayudás a prevenir la muerte súbita del lactante, que afecta con mayor frecuencia a los bebés de padres fumadores.

  7. Tu hijo va a tener menos riesgo de padecer asma y otros problemas respiratorios durante la infancia.

  8. Tu hijo va a tener menos riesgo de tener trastornos de conducta y problemas en la escuela.

  9. Contribuís a que el tabaquismo no sea considerado algo normal haciendo menos probable que tu hijo fume cuando sea grande.

  10. Vas a disminuir tu riesgo de morir por infarto o cáncer a temprana edad y podrás disfrutar a tu hijo por muchos años.

El embarazo es una excelente ocasión para dejar de fumar, tanto por tu salud como por la de tu hijo. Si dejaste de fumar durante el embarazo y la lactancia NO vuelvas a fumar.

Sugerencias para dejar de fumar si estás embarazada:

  • Llamá al 0800 222-1002 y conversá con un consejero capacitad.

  • Hablá con tu médico y preparen juntos una estrategia para que puedas dejar de fumar.

  • Si tu pareja fuma, pedile que también él deje de fumar; esto va a hacer más fácil que vos puedas hacerlo.

Hace clic acá para leer mas sobre como dejar de fumar.

Consultorio ‘Embarazo sin tabaco’ – Hospital Posadas:

En el Servicio de Obstetricia del Departamento Materno Infantil del· Hospital Nacional Prof. Dr. A. Posadas funciona el Consultorio “Embarazo sin Tabaco”. ·El hospital se encuentra en Pte. Illia S/n y Marconi – El Palomar – Pcia. Buenos Aires – Argentina – TE: (011) 4469-9300. ·El horario de atención es de lunes a viernes de 12 y 30 a 15 hs. en el 6to piso entre el sector A y B, y está dirigido tanto a mujeres embarazadas como a puérperas siendo el mismo de demanda espontánea (sin turno) y gratuito.

Para cualquier consulta: Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

El hecho de que una mamá fumadora tenga un recién nacido sin problemas no descarta que éstos no aparezcan durante la niñez, sobre todo si la madre continua fumando. Los hijos de madres fumadoras tienen, entre otros, mayor riesgo de:

  • enfermedades respiratorias (asma, bronquitis y neumonías a repetición)

  • otitis

  • caries

  • trastornos de conducta

  • trastornos de aprendizaje

  • obesidad y diabetes tipo 2

  • adicción en la adolescencia

  • cáncer de pulmón en la edad adulta

Haga clic acá para ver los problemas que sufren los niños que están expuestos de manera habitual al humo de tabaco.

Dejar el tabaco en el primer trimestre de embarazo, igual que no fumar

Acabamos de conocer el resultado de un nuevo estudio que se ha realizado en torno a los hábitos, poco saludables, de las mujeres durante el embarazo. En este caso se han centrado en el consumo del tabaco a lo largo de la gestación, estudio que ha venido a reafirmar las graves consecuencias que este vicio tiene en el desarrollo del bebé y las secuelas que quedan impresas, por siempre, en su salud.

Esta investigación se ha realizado en la Universidad Rovira i Virgili, concretamente el grupo de investigación de Nutrición y Salud Mental, en un grupo de 282 mujeres embarazadas sanas, comparándose aquellas que no habían estado expuestas al humo del tabaco, incluso aquellas que habían dejado de fumar durante el primer trimestre, las que no habían fumado nunca y las que todavía seguían fumando o expuestas al continuo humo como fumadoras pasivas. El resultado fue que aquellas que conseguían eliminar el hábito a lo largo del primer trimestre, se igualaban en salud a las que nunca habían fumado. Según este hallazgo, la teoría de «es mejor fumar poco que dejarlo», quedaría totalmente obsoleta.

Uno de los riesgos más evidentes y directos del tabaco durante el embarazo, además del impacto en la formación y desarrollo del bebé, es el de tener un parto prematuro y bebés con bajo peso al nacer. Con este estudio se ha demostrado que aquellas mujeres que dejaron el tabaco en ese primer periodo, tenían los mismos riesgos de que ésto sucediera que una embarazada que nunca había fumado. No debemos olvidar que este riesgo aumenta en seis veces para aquellas que sí fuman o están expuestas a un ambiente de humo.

Según esta investigación, publicada en la revista científica «Medicina clínica», entre un 30 y un 40 por ciento de las embarazadas son fumadoras al inicio del embarazo, de ellas sólo un 40 por ciento logra dejar el hábito durante los primeros meses. Además, también pone en evidencia que entre un 14 y un 26 por ciento de las gestantes están expuestas al ambiente nocivo del humo del tabaco, por lo que se convierten en fumadoras pasivas.

Vía | Radio intereconomía
Foto | Todo de bebés

Embarazo Noticias Salud #prematuro #tabaco

Se asocia el tabaco durante la gestación con diversos efectos nocivos en el bebé, especialmente durante las primeras semanas en las que se forman los órganos. Un estudio realizado en los Estados Unidos por científicos expertos en enfermedades congénitas asegura que fumar en el primer trimestre de embarazo está relacionado con defectos congénitos del corazón.

Muchas veces no se dimensionan los riesgos del tabaquismo en el embarazo, pero para que os hagáis una idea, cuando la madre fuma en los primeros tres meses del embarazo existe una probabilidad de entre 20 a 70 por ciento mayor de que el bebé nazca con ciertos tipos de defectos del corazón congénitos que si no fumara.

Encontraron que fumar durante el primer trimestre propicia en concreto ciertos tipos de defectos como la obstrucción del flujo del tracto del ventrículo derecho, una afección que obstruye el flujo de sangre del lado derecho del corazón hacia los pulmones, así como aperturas entre las cámaras superiores del corazón, denominado defectos del tabique auricular.

El primer defecto requiere de una intervención quirúrgica para sobrevivir, mientras que el segundo puede variar en severidad, pero puede llegar a necesitarse también.

Fumar es perjudicial en cualquier momento del embarazo, por lo que lo recomendable es dejar el hábito antes de buscar un bebé. Dejar de fumar antes del embarazo reduce el riesgo de parto prematuro y de que el bebé nazca con bajo peso, entre otras posibles complicaciones.

Los defectos congénitos del corazón son los defectos de nacimiento más frecuentes y dejar de fumar puede prevenir hasta 100 casos de obstrucción del flujo sanguíneo del ventrículo derecho y 700 casos de defectos del tabique auricular cada año, según han explicado los científicos.

Vía | Google News Foto | axolo71 en Flickr Más información | Pediatrics En Bebés y más | Fumar en el embarazo aumenta el riesgo de niños con problemas de conducta, Fumar en el embarazo perjudica la salud de los futuros nietos

Adicción al tabaco

Se calcula que en los Estados Unidos, el 16 por ciento de las mujeres embarazadas fuman. El monóxido de carbono y la nicotina del humo de tabaco pueden interferir con el suministro de oxígeno al feto. Además, la nicotina cruza fácilmente la placenta y las concentraciones de nicotina en el feto pueden ser hasta 15 por ciento más altas que los niveles maternos. La nicotina se concentra en la sangre fetal, en el líquido amniótico y en la leche materna. La combinación de estos factores puede tener consecuencias graves en los fetos y en los bebés de las madres fumadoras. Entre 1997 y el 2001, el tabaquismo durante el embarazo fue la causa de alrededor de unas 910 muertes de bebés al año y se calcula que los costos de cuidados neonatales relacionados con el tabaquismo ascienden a más de $350 millones por año.

Los efectos adversos del hábito de fumar durante el embarazo incluyen retraso en el crecimiento fetal y bajo peso al nacer. La disminución en el peso al nacer que se ve en los bebés de madres fumadoras está relacionada con la dosis: mientras más fume la mujer durante el embarazo, mayor es la disminución en el peso natal infantil. El recién nacido también muestra señales de estrés y síntomas del síndrome de abstinencia consistentes con lo que se ha reportado en bebés expuestos a otras drogas. En algunos casos, el fumar durante el embarazo también puede estar asociado con abortos espontáneos y el síndrome de muerte súbita del lactante (SIDS, por sus siglas en inglés), así como con problemas de aprendizaje y de comportamiento en los niños, además de un riesgo mayor de que sean obesos. Al mismo tiempo, si la madre fuma más de un paquete al día durante el embarazo, casi duplica el riesgo de que el niño afectado se vuelva adicto al tabaco si comienza a fumar.

El cigarrillo y el riesgo en la placenta

Se debe tener en cuenta que el cigarro duplica el riesgo de problemas en la placenta de la mujer, como es el caso de “placenta previa” (ésta se ubica en una posición muy baja en el útero y cubre casi todo o parte del cuello del útero) y otra consecuencia puede ser el “desprendimiento de placenta” (la placenta se separa de la pared del útero antes del parto). En ambos casos, la vida de la madre y del bebé está en peligro durante el parto, debido a una hemorragia excesiva.

Consecuencias del humo del cigarrillo en el bebé

  • Los bebés expuestos al humo sufren problemas en el aparato respiratorio inferior (como bronquitis y neumonía). Otro síntoma que puede aparecer en estos niños son lasinfecciones en los oídos. Además, tienen un riesgo mayor de sufrir el “Síndrome de muerte infantil repentina”.
  • El niño que durante los primeros años de su vida ha estado expuesto al humo del cigarro en su hogar, presenta mayor riesgo de desarrollar asma.

Los padres deben recordar a sus familiares y amigos que no deben fumar cerca de la madre ni del niño, debido a que solamente el humo puede causar gran daño.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *