0

Ganar 3000 euros al mes

Tabla de contenidos

¿QUIERES GANAR 1000 EUROS AL DÍA?

Shares

Llegó el momento. Finalmente voy a darte el secreto de ganar 1000 euros al día sin apenas invertir mucho tiempo, con el sistema automático que te voy a presentar. Esto es una técnica que muchos emplean y nadie dice y yo de una vez te lo voy a desvelar ¿Quieres saber cómo? sigue leyendo.

Tu vida va a cambiar. Ya no solo porque vas a ganar 1000 euros al día, si no porque vas a tener todo el tiempo del mundo para aprovecharlo con tus seres queridos, podrás dar la vuelta al mundo tantas veces como quieras, solo necesitarás una cosa: el portátil allí donde vayas.

Vas a poder comprarte la casa de tus sueños, el coche que siempre has anhelado y nunca has podido comprarte y todo esto gracias al sistema infalible de ganar 1000 euros al día.

Suena imposible, pero es cierto ¿Quieres saberlo? Ahora mismo lo sabrás, sigue leyendo por favor, no te arrepentirás 🙂 .

¿Te lo has creído? Si es así pérdoname, no quería ofender tus sentimientos ¿piensas que eso es real? En ese caso te invito a que no sigas leyéndo este artículo, un placer que me hayas visitado, pero este blog no quiere engañar a nadie.

Tal y como he escrito, puedes ver cientos de miles de blogs que te prometen el oro y el moro por un esfuerzo mínimo. Vamos a ver, seamos un poco cuerdos ¿de verdad crees que si así fuera no crees que todo el mundo lo haría?

Hoy quiero mostrarte una cosa, vigilar los títulos tan virales e infórmate bien antes creerte algo semejante.

Gana 1000 euros al día: El mejor título para engañar a los desesperados

Esta práctica ya hace varios años que está en funcionamiento, pero ahora más que nunca pueden salir muchas páginas similares por tal de aprovecharse de personas que están desesperadas para conseguir algún tipo de ingreso.

La verdad es que el título y el texto que emplea el blogger en sí no es dañino del todo, sino lo que sigue, la compra de la técnica infalible.

Si pensabas que la persona en cuestión te va dar la «fórmula mágica gratis» estás muy equivocado/a.

Precisamente lo que pretende bajo el engaño, es que compres su vídeo tutorial, su e-book y no por un precio muy razonable que digamos, generalmente oscila entre los 40 a los 70 $ sin exagerar.

Su mejor arma, el marketing emocional

Ya hemos aprendido en este blog que el marketing emocional es esencial para poder vender nuestros productos, ya sea desde nuestra página web o blog, pero eso no significa que todos los casos se haga de manera lícita.

Muchos bloggers pueden emplearla bajo el engaño, sabiendo la situación actual y de paso ganarse unos eurillos.

Lo mejor de todo, es que muchos casos, suelen ser personas expertas en Seo y posicionan muy bien sus páginas y enseguida salen en los primeros resultados de búsqueda.

Pero no creas que todo el mundo engaña, hay grandes profesionales que ofrecen cursos de pago (y gratuitos) que realmente valen la pena. Simplemente debes saber cómo descubrir el falso gurú.

Estos falsos gurús, se suelen camuflar muy bien, de hecho, si no eres una persona con tendencia a observar, quizás no te des ni cuenta y cuando lo hayas hecho, ya has perdido el dinero.

Como bien dije un día en un post, existen los psicópatas en el marketing, aunque afortunadamente, pese el peligro, ya no todo el mundo cae en sus redes.

¿De qué páginas deberías ponerte en alerta?

A continuación voy a detallarte algunas cosas que deberías ponerte en alerta y cuestionar la credibilidad de lo que estás leyendo:

Dan muchos rodeos para dar la solución

Si te has dado cuenta, al principio de mi artículo, te he dicho varias veces que sigas leyendo, es una buena estrategia para que sigas enganchado a lo que te están diciendo y es una buena forma de lavarte el cerebro, si te pasa eso, mi consejo es que no continúes leyendo la página o al menos ponte en alerta.

Colores muy llamativos en el blog

Esto me recuerda en los animales. Está el dicho, que contra más colores llamativos tenga un animal, más peligroso es.

En este caso no es distinto, te indica la peligrosidad de lo que estás leyendo, lo único malo es que puede seducirte y engañarte.

La estructura del blog es idéntica de otras páginas similares

Si te fijas bien, la mayoría de estas páginas tienen algo en común: prácticamente la estética son iguales e incluso pueden llegar a emplear las mismas palabras.

A veces me he llegado a plantear si es la misma persona pero con nombres distintos, pero esto solo es una suposición mía.

No puedes comentar en el blog

Esto si que me resulta sospechoso. Si todo lo que dices es cierto ¿por qué no das opción a que comenten en tu blog? Es una buena forma de saber las dudas de tu lector.

Pero claro, quizás no le interesen a ellos ver los comentarios, sobre todo de las personas afectadas por su estafa.

Los testimonios que han usado el producto

Aquí hay algo que no concuerda. No podemos comentar, pero en cambio hay testimonios que certifica lo bueno que es el producto.

Mi pregunta es ¿en qué me baso en que ese testimonio es cierto si ni siquiera me puedo poner en contacto con el blogger?.

No tiene la sección contacto

No puedo comentar y además tampoco tengo ninguna vía de contacto con el blogger, ni siquiera por email.

Eso sí, te pedirá que te suscribas para recibir más notificaciones. Desde mi punto de vista, si una persona no tiene nada que ocultar, pondrá todas las facilidades del mundo para que sus usuarios puedan preguntar sus dudas y el blogger contestarlas.

Ahora, otra cosa es que quieras ganarte dinero e irte corriendo 😉 .

Como ves, no todo es oro lo que reluce. Que un título sea muy bueno, no significa que sea la solución de tus problemas. Existen una infinidad de blogs que podrán ayudarte y asesorarte en lo que estás buscando, y lo mejor de todo que no te van a engañar.

Si crees que esta información es útil para que personas no caigan en esta trampa, compártelo en las redes sociales y así más personas lo sabrán 🙂 .

Te propongo una solución para que ganes dinero con garantías

Ya has visto que muchas personas estafan a diario prometiendo el oro y el moro, yo desde luego nunca lo haría.

Sin embargo, si realmente quieres ganar dinero en Internet con tu página web o blog, te recomiendo que hagas un curso de personas experimentadas en el sector y donde no te van a prometer nada que no sea cierto.

Ganar dinero en Internet es posible, pero se necesita un blog bien optimizado como por ejemplo WordPress: la mejor plataforma del momento desde mi punto de vista y de muchos bloggers referentes.

Y precisamente te voy a proponer esto precisamente: un curso para que te instales WordPress y se convierta en tu negocio online.

Este curso se llama WordPress XXL y es uno de los cursos más completos que he visto.

Lo ha realizado un buen amigo mío que se llama Javier López Díaz y es uno de los emprendedores online con más experiencia en el sector.

En este curso no vas a aprender técnicas infalibles para ganar dinero, cierto, pero sí te ayudará a que te posiciones mejor para que, precisamente, consigas esta tarea.

¿Y qué vas a aprender en este curso? Pues te lo voy a decir ahora mismo:

  • Aprenderás sobre diseño visual profesional
  • Conocerás los mejores plugins para tu blog
  • Tendrás conocimiento avanzados de WordPress
  • Sabrás cómo montar tu tienda online, web o blog en modo profesional
  • Y muchas cosas más.

Además, tendrás 3 e-books gratuitos muy interesantes que te ayudarán en:

  • Estrategias de email mareting
  • 100 formas de aumentar tus visitas
  • Optimizar tu cuenta de Twitter si eres emprendedor

Este curso cuesta 128 euros y tendrás acceso para toda la vida.

Realmente vale la pena, en cuando termines este curso sabrás perfectamente lo que debes hacer y nunca más nadie te engañará con promesas falsas.

Si quieres más información o quieres comprar el curso, haz click aquí debajo.

¡Sí, quiero saber más del curso WordPress XXL!

¿Alguna vez te han estafado de esta manera endiéndote la moto de que ganarás 1.000 euros al día?

Gracias por la visita!

Shares

En la era de internet, donde prácticamente todo el mundo vive conectado permanentemente a la red a través de su teléfono móvil, su tableta o cualquier otro dispositivo, una idea a priori ridícula puede acabar convirtiéndose en un proyecto millonario. En muchos casos, sin ni siquiera pretenderlo.

Es lo que le pasó a Mathew Carpenter, un australiano que fundó una página web llamada ‘Ship your enemies glitter’ (envíe brillantina a sus enemigos). Este joven de 22 años creó la página durante sus vacaciones como un juego, sin pretender el éxito que acabaría teniendo.

Mathew Carpenter ganó miles de dólares enviando brillantina a tus enemigos

Los compradores podían enviar a algún enemigo un bote de esta substancia tan irritante y difícil de limpiar como es la brillantina a cambió de poco menos de 10 dólares. Los pedidos fueron aumentando y la atención mediática se desbordó hasta tal punto que su creador acabó pidiendo a la gente que dejase de comprar su producto. ‘Ship your enemies glitter’ salió a la venta por tan solo 1 dólar, mostrando unas ventas de 20.000 dólares y 2,5 millones de visitas en cuatro días.

Más absurdo fueron las ganancias de Armin Heinrich con su aplicación para móviles ‘I am rich’. Una aplicación que no hace absolutamente nada y que vendía a 999 dólares. A pesar de su inutilidad, ocho personas la descargaron en 24 horas, logrando unos beneficios de más de 5.000 dólares para este ciudadano alemán. Apple acabó retirando el producto, pero Heinrich mantuvo que no había violado ninguna regla para vender software en la App Store, la tienda virtual de la empresa.

La aplicación ‘I am rich’ se vendía por casi mil dólares (IAR)

Son muchos los juegos para dispositivos móviles que se han creado en los últimos años y han empresas millonarias detrás de una industria de lo más atractiva. Pero, a veces, una idea menos elaborada puede acabar siendo la que triunfa. Esto le pasó a Dong Nguyen, el desarrollador vietnamita que creó Flappy Bird.

Se trata de un juego muy básico que consiste en hacer pasar un pájaro entre tuberías sin tocarla. Poco después de su lanzamiento se llegó a estimar que ganaba 50.000 dólares al día en publicidad. A pesar de ello, Nguyen dio de baja el juego de las tiendas virtuales, asegurando que su intención era solo crear un juego “para relajarse unos minutos”, pero se volvió adictivo para muchos y ello le impulsó a cerrarlo.

El juego Flappy Bird se volvió muy popular en poco tiempo (FB)

En 2005, el estudiante británico Alex Tew ideó la ‘Million Dólar Homepage’ (la página del millón de dólares). La web ofrecía espacio publicitario permanente por 1 dólar a cambio de un píxel en una cuadrícula de un millón de píxeles. Su idea partía de la suposición que al tratarse de un formato novedoso atraería tráfico y este más anunciantes, lo que haría girar la rueda. En enero de 2006, vendió los últimos mil píxels al precio de 38.100 dólares.

La última propuesta de este tipo es la de Johan MacCubbin. Ofrece, a cambio de 1 dólar, explicarte cuantas otras personas le han dado 1 euro. Una iniciativa dirigida directamente a saciar la curiosidad del internauta y que, a pesar de parecer absurda, ha superado todas las expectativas. Este jueves la página web se cerró a causa del gran interés despertado y la plataforma de pago PayPal limitó su cuenta a causa de una “actividad sospechosa” por sus elevadas ganancias.

Puedes vender tus fotos, textos o cualquier otra habilidad en distintas redes como Fiverr o Istock Photo

También hay otras propuestas más convencionales para rentabilizar tus habilidades. Por ejemplo, si te gusta la fotografía y se te da bien, puedes generar ingresos vendiendo tus instantáneas cotidianas en plataformas como .com, istockphoto.com o fotolia.com.

En Fiverr, por ejemplo, te ofrecen 5 dólares por cualquier cosa que sepas hacer. Solo tienes que registrarte indicando tus habilidades: escritura, dibujo, locuciones… Una forma fácil de ganar dinero cada vez que un usuario necesite contratar tus servicios. Al principio ingresarás 5 dólares, pero el importe se elevará cuando hayas realizado varios trabajos.

Muchas de las iniciativas que parecían más absurdas han acabado generando ingresos millonarios

Estas son solo algunas de las numerosas formas a través de las cuales puedes generar ingresos en Internet. Algunas servirán para aumenta tu cuenta a final de mes con un complemento, pero otras podrían convertirse en ideas millonarias. Hay muchos ejemplos de iniciativas que parecían absurdas y que nacieron sin ninguna pretensión, pero que convirtieron a sus creadores en millonarios en muy poco tiempo.

Si entraste en este post, seguramente quieres saber cómo ganar dinero por Internet. Y probablemente ya te has preguntado alguna vez: ¿es realmente posible generar ingresos online?

La respuesta a esta pregunta es sí y en este post te vamos a dar consejos para que aprendas a hacerlo. Pero no pienses que vamos a darte una fórmula mágica para que puedas facturar de manera rápida y fácil.

Al fin de cuentas, toda ganancia supone un esfuerzo y, para facturar una cantidad considerable como esa, debes dedicarte.

Pensemos juntos:

Para ganar 15.000 dólares en 6 meses necesitarías facturar, en promedio, $ 2.500 por mes. En números más pequeños, eso significa $ 83 USD por día. Si pensamos en horas o días trabajados por mes, ese valor parece absurdo e incluso imposible, ¿no lo crees?

Es para responder a esta y otras preguntas que hemos hecho este post. Vamos a mostrarte cómo ganar dinero por Internet y probarte que generar ingresos online es algo que puedes hacer incluso desde tu casa. Usaremos aquí algunas ideas que surgieron de las respuestas en el sitio web Quora.com del emprendedor digital Rizwan Aseem.

¿Seguimos?

¿Cómo ganar dinero por Internet?

Con Internet, vemos que hay un número creciente de personas que ganan más que alguien que sale a trabajar todos los días en un empleo convencional.

A causa de estas historias inspiradoras, notamos que está aumentando también la cantidad de personas que quieren tener ese tipo de vida, pero que aún no saben cómo empezar.

Sin duda, son innumerables las posibilidades de profesiones online, como:

Y tal vez sea esa gama de opciones que terminan haciendo que muchas personas renuncien al tan soñado empleo online por no saber cuál es la mejor opción para ellas o por creer que no encajan en ninguna de esas áreas.

Sin embargo, si realmente deseas tener más calidad de vida, tiempo para pasar con la familia y viajar, recuerda que Internet es un mercado grande y abierto para todos los que tienen ganas de aprender y están dispuestos a intentarlo.

Aquí tienes un ejemplo:

Las historias como las de Martín Giacchetta nos hacen darnos cuenta de que es posible aprender cómo ganar dinero por Internet. Él nos enseña una lección de oro, el mundo digital te da la posibilidad de alcanzar a más personas haciendo lo que sabes hacer.

Pero si existe esa posibilidad, ¿por qué todavía no has comenzado?

¿Y cómo puedes ganar tanto dinero como las personas que ves en Internet?

A partir de ahora, te mostraremos uno de los caminos que puedes seguir para alcanzar ese objetivo y qué puede hacer cualquier persona que tenga un conocimiento que pueda ser transmitido a otros.

1. Influencer digital

Los influencers son personas que producen contenidos para alimentar la interacción y los comentarios de las personas en las redes sociales y plataformas.

Cada plataforma tiene una forma diferente de definir los precios de los contenidos. Sin embargo, esta no es la única forma de ganar dinero por Internet de un influencer.

Debido a su presencia en las redes sociales, los influencers son contratados por empresas y marcas para que utilicen o mencionen sus productos en sus vídeos o publicaciones. De esta manera los influencers ganan dinero y las marcas ganan visibilidad.

2. Freelancer ou autónomo

Los trabajadores autónomos o freelancer son aquellos que trabajan por contratos con personas o empresas. Normalmente son trabajos puntuales y bien definidos en el tiempo.

El trabajador autónomo puede realizar sus actividades desde cualquier lugar del mundo, incluso en casa, siempre que tenga Internet. Normalmente son trabajos que suponen entregas online.

En general, cualquier profesional puede ofrecer sus servicios como autónomo. El profesor puede ofrecer solo algunas clases, el ingeniero en sistema puede ofrecer la creación de una aplicación, el administrador puede ofrecer una mejora en un proceso o una auditoría, por ejemplo.

3. YouTuber

Los youtubers son las personas que producen vídeos y contenidos para Youtube y viven del dinero que generan en esta plataforma.

Los nichos y tipos de vídeos van desde contenidos de videojuegos hasta clases de finanzas, pasando por contenidos de humor y estilo de vida.

Youtube tiene sus formas de monetizar los contenidos. Los números de suscriptores, visualizaciones y anuncios son formas de ganar dinero por Youtube en Internet. Si quieres saber más, te dejo un post con informaciones sobre este asunto.

4. Instagrammer

Los instagrammer son influencers digitales que producen contenido para Instagram. Además de saber manejar muy bien las herramientas y posibilidades que ofrece esta red, son muchas veces contratados por empresas para que produzcan contenido sobre ella.

Pero otra forma es convertirte en un instagrammer con tu propio contenido. Muchos profesionales hacen uso de la audiencia de esta red social para promocionar sus servicios: médicos, consultores, escritores, psicólogos, etc.

5. Profesor online

Los profesores digitales son infoproductores que poseen un conocimiento rico y lo ponen a disposición de forma digital en la internet.

Algunos empiezan ya siendo profesores de materias o contenidos generales, como cocina, artes, ejercicios, finanzas, etc. Pero algunos no han sido profesores antes, sino que empiezan directamente en el mundo digital. Incluso escribiendo libros.

6. Afiliado

Los Afiliados son personas con presencia en las redes sociales, pero no necesariamente son influencers.

Estas personas promocionan los productos digitales de los creadores y si una persona los compra haciendo clic en el link que los Afiliados publican, pueden ganar dinero con las comisiones definidas por el creador.

En la plataforma Hotmart esto es posible de forma segura gracias a los link de rastreo. En la plataforma también encuentras un sinnúmero de productos abiertos para afiliación.

7. Coach

Los Coach son profesionales que se dedican a ayudar a las personas a superar algunas situaciones difíciles o de falta de sentido.

Pueden o nos er psicólogos, pero de cualquier forma, deben tener una buena formación humana que les permita aconsejar a otras personas.

Muchos de ellos trabajan como consultores en empresas, llevando a cabo eventos que permitan a los empleados conectar su parte humana y profesional para potenciarlas. Otros trabajan creando cursos que colocan online para ayudar a más personas.

Aquí te dejamos el ejemplo de Ramiro Reyes:

8. Otras opciones:

Otras opciones para ganar dinero en Internet es respondiendo encuestas de satisfacción y estudios de mercado para empresas. Estos servicios son muy buscados y muchas veces solo suponen saber un poco de inglés, porque algunas encuestas son en este idioma.

También tienes la opción de hacer auditorías de llamadas de atención al cliente. Muchas empresas trabajan con plataformas donde pagan un monto en dólares solo por escuchar llamadas y responder algunas pocas preguntas. Muchas de las opciones son también en inglés.

Ahora vamos a lo que vamos…

¿Cómo ganar 2.500 dólares al mes?

A menos que tengas un empleo convencional con un cargo de dirección o trabajes con algo que pague muy bien, sabes que $ 2.500 dólares al mes no es un valor normalmente pago por las empresas para sus empleados. Pero para alcanzar los $ 15.000 dólares de los que hablamos al inicio de este post, 2.500 es la cantidad que necesitas mensualmente.

¿Recuerdas que dividimos los $ 2.500 mensuales por día y llegamos al valor de $ 83 USD?

Si piensas en una tienda de ropa en el período de Navidad, por ejemplo, seguramente notarás que es posible conseguir esa cantidad en un día.

Pero, ¿cómo funcionaría online?

Necesitarás vender algo que le sea útil a tus posibles compradores, y nada mejor que un curso online que pueda ayudar a resolver algún problema diario. (Si todavía no sabes lo que son cursos online, lee nuestro post que te explica todo sobre este tema haciendo clic aquí).

Supongamos ahora que tienes un curso online y tu objetivo es vender una unidad de ese curso por día. Entonces, necesitas definir un precio para tu curso que te posibilite ganar al menos $ 83 diariamente.

Para ello, debes realizar el siguiente cálculo:

  • Sumar el beneficio que necesitas tener, que es de $ 83, con los gastos de producción y divulgación de tu curso, más la tarifa de cobro de la plataforma digital que elijas para vender tu material.

Por ejemplo:

Vamos a estipular el precio de tu curso en $ 114, que es un valor muy practicado en el mercado online. Si eliges Hotmart como tu plataforma digital, el valor de la tarifa será alrededor de $ 11.

Así, tu cálculo final sería:

El valor que sobra será lo que gastarás con la producción y la divulgación de tu curso.

Entonces, si vendes un producto de $ 114 USD por día durante 6 meses tendrás, al final de este período, 180 unidades vendidas. Esto resulta en aproximadamente $ 3.600 USD para pagar tus gastos con divulgación y producción (ya que tendrás de sobra $ 20 dólares cada vez que vendas una unidad de tu producto).

Ahora debes estar pensando: ¿Entonces necesito tener $ 3.600 dólares iniciales para invertir en la creación de un curso online?

Calma, no necesitas todo ese valor al principio. Al menos que te hayas preparado financieramente antes de empezar a emprender online, sabemos que la mayoría de la gente no tiene un valor tan alto para invertir.

Todo dependerá del tipo de material que deseas producir y de tus habilidades y ganas de aprender. Porque desde el momento en que aprendes a hacer un ebook, grabar y editar un vídeo, crear tu propio sitio web, etc., tus costos de producción comienzan a disminuir.

De esta forma, queda a tu criterio asumir todas estas funciones o contratar a alguien que pueda ayudarte en esas tareas.

Además, los gastos de divulgación también pueden ser medidos. Puedes comenzar creando anuncios online con un valor más bajo y poco a poco aumentar la cantidad de dinero para tus anuncios (aprovecha para aprender cómo anunciar en Google Adwords).

Lo importante es no dejar que el dinero sea un factor que te impida emprender.

Alba te enseña otros consejos en este Hotmart Tips:

¿Cuáles pueden ser tus objetivos?

Ahora que ya sabes lo que tienes que hacer para ganar $ 15.000 en 6 meses, es hora de entender mejor cuáles serán tus objetivos para alcanzar ese valor.

Básicamente, tendrás 3 objetivos:

  1. Crear un producto que entregue una riqueza tal que tus posibles compradores paguen $ 114 USD.
  2. Producir y divulgar tu curso para que la gente vea que tienes un producto a la venta.
  3. Tienes que vender al menos 180 unidades de este producto en 6 meses, es decir, al menos 1 producto al día.

Sabemos que estos objetivos no son fáciles, pero estos números te permiten ver de manera concreta todo lo que necesitas hacer, o sea, esa es una meta SMART (específica, medible, alcanzable, relevante y temporal).

Entonces, el siguiente paso es crear tu producto, y eso es lo que vamos a mostrarte a partir de ahora.

Ahora te vamos a hablar de un paso a paso utilizando el ejemplo de profesor online, pero lo puedes aplicar para las otras formas:

¿Cómo ganar dinero por Internet con cursos digitales?

Ya sabes cuánto necesitas ganar y lo que necesitas hacer para alcanzar tu objetivo de facturar 15.000 dólares en 6 meses. Ahora, te ayudaremos a entender cómo puedes crear tu curso digital.

Ramón te lo explica de forma detallada en este hotmart Tips:

1. Encuentra algo que sepas hacer muy bien

El primer paso que necesitas para crear un curso digital es encontrar algo en lo que tengas mucha experiencia y te guste mucho.

Lo ideal es que encuentres un conocimiento que pueda ser transmitido a otras personas, por ejemplo, algo relacionado a la salud, culinaria, deportes, finanzas, relaciones personales y más.

Aquí los nichos más vendidos:

Vamos a suponer que eres una psicóloga especializada en atender a las parejas con problemas en la relación.

O eres un gamer y crees que puedes enseñar varios trucos de cómo jugar determinado juego.

O, más aún, eres un gran cocinero al que siempre le piden los amigos que cocine, y crees que tienes varios secretos de cocina para compartir.

O la gente siempre elogia el modo en que te vistes y tienes muchos consejos sobre cómo escoger y combinar ropa.

No importa cuál es tu habilidad. Lo importante aquí es definir un nicho para crear un producto con el que puedas enseñar esa habilidad a alguien.

2. Piensa a quién le venderás tu producto

Piensa en un grupo de personas que tienen un problema que se puede resolver con tus habilidades.

Usando los ejemplos de habilidades del tema anterior, puedes pensar en:

  • Las parejas en crisis en la relación;
  • Tus amigos que juegan el mismo juego que tú, pero que aún no tienen tanta habilidad;
  • Tus amigos que viven solos y que se la pasan dejando para después la hora de aprender a cocinar;
  • Las personas que adoran comprar un montón de ropa, pero que terminan no usándolas por no saber crear looks interesantes.

Después de eso, haz dos preguntas para al menos 3 personas de estos grupos:

  • ¿Comprarías mi curso para resolver tu problema?
  • ¿Cuánto pagarías por él?

Esta es una manera de validar tu idea. Si consigues al menos 3 personas que acepten comprar el curso, comienza a producirlo.

3. Crea un producto mínimo viable (MVP)

Ya sabes lo que puedes enseñar a otras personas, validaste tu idea y comenzaste a producir. Pero antes de divulgar la forma final de tu curso, haz un producto de prueba primero.

Llamamos a esta prueba de MVP (mínimo viable), o producto mínimo viable. Es una versión más simple de un producto, utilizado para validar una idea antes de lanzar un gran esfuerzo.

Por ejemplo, una videoclase o un ebook que aborde lo que tienes que enseñar de forma más resumida, sin entregar todo el contenido que tienes, y lo vendes por un valor muy por debajo del precio de tu producto final.

Para que logres vender tu MVP, tendrás que presentarlo a tus clientes potenciales.

Para ello, escribe una carta de ventas. En ella contarás tu historia, cómo resolviste el problema que tenías y cómo descubriste la solución que tu curso ofrece.

Para que tu carta sea lo más convincente posible, necesitas responder a estas 13 preguntas:

a. Resultados

Por último, refuerza los resultados que tus clientes van a tener con el curso, cuánto cuesta para quien compra hoy y la garantía que estás ofreciendo.

b. Vídeo de ventas

Después de escribir esta carta, graba un vídeo de ventas utilizando esta carta como guión del vídeo.

c. Checkout

También necesitas crear una página de ventas y de checkout, que es la página en la que tu cliente realizará el pago para comprar tu curso.

Es interesante que esta página de checkout, donde el comprador colocará sus datos, contenga la misma identidad visual de tu página de ventas. Esto es posible con Hotmart.

d. Lanzamiento

Una vez que ya hiciste las páginas y configuraste la venta, llegó la hora de hacer tu lanzamiento de prueba, para sentir y evaluar el rendimiento de tu MVP en el mercado.

e. Anuncios

Invierte en anuncios online en Facebook o en Google, siempre segmentando al público objetivo de tu curso. Estos anuncios van a llevar a la página de ventas, en la que la gente podrá leer tu carta o ver el vídeo de ventas, y también podrán comprar el curso.

¿Y entonces? ¿Has conseguido vender lo suficiente para recuperar la inversión que has hecho? ¿Conseguiste beneficios? ¿Sientes que tu idea de curso puede funcionar en el mercado?

Si es así, ahora ya puedes comenzar la producción del formato completo de tu curso, con todo el contenido que tienes para transmitir.

4. Crea tu curso online

¡Ahora es el momento de crear tu producto final!

Por el precio que estipulamos al principio del post para tu producto, 114 dólares, te sugerimos que hagas tu curso en el formato de videoclase, porque los ebooks normalmente cuestan menos que eso.

Graba las clases, edita los vídeos y coloca todo lo que sabes de forma que tu producto quede lo más completo posible.

Con el curso completo listo, vas a hacer otra carta de ventas, otra página de ventas y una campaña de anuncios más grande, para llegar a más personas y aumente tus posibilidades de venta.

Repite las estrategias que han funcionado y corrige todo aquello que no funcionó bien en el lanzamiento de prueba.

Para tener una noción de tiempo, nuestros consejos son:

  • Usa de 7 a 30 días para hacer tu curso;
  • Después, otros 7 días para hacer la carta, el vídeo y la página de ventas;
  • Por último, otros 7 días para crear los anuncios. Presta mucha atención a los títulos de los anuncios y prueba diferentes títulos para ver cuál convierte más.

De esta forma, después de lanzar el curso, pasa los días siguientes aumentando la eficiencia de tus anuncios y de la página de ventas, haciendo pruebas y ajustes. Realiza un seguimiento del número de personas que han hecho clic en los anuncios, que vieron tu video y las ventas que hicieron la compra.

5. Haz mejoras cuando sea necesario

Después de tener el producto listo y lanzado, puedes revisarlo siempre que lo consideres necesario.

Ajustes y mejoras estarán en tu día a día de productor digital. Vas a buscar siempre mejorar tu curso, tu carta y tu vídeo de ventas, tus páginas, el contenido que produces paro tu blog y tus redes sociales, tus anuncios, y todo lo que esté relacionado con tu producto.

También será parte de tu día a día crear nuevos cursos, prestar asistencia a tus clientes y alumnos, asociarte con otros productores y muchas cosas más que irás descubriendo con el tiempo.

¿Todo listo para ganar dinero por Internet?

Si llegaste hasta aquí, ya sabes cómo ganar dinero por Internet y seguramente te diste cuenta de que es posible facturar 15.000 dólares en 6 meses. Como ya lo hemos dicho, esta tarea no será fácil, pero si persistes, verás que no es imposible.

Intentamos mostrar aquí una forma más concreta para que generes ingresos creando tu propio negocio sin necesidad de invertir ríos de dinero para eso.

Y para ayudarte aún más en esta tarea, te recomendamos que realices el Desafío 30 Días, un curso de Hotmart totalmente gratuito que te enseña el paso a paso para crear tu curso digital en tan solo 1 mes.

¿Y entonces? ¿Vas a dejar pasar esta oportunidad?

*Este texto fue escrito originalmente en febrero de 2018 con la colaboración de Bárbara Santos y Ramón Lara y fue actualizado para contener informaciones más ricas.

El precio de la libertad (III): cómo ganar mucho dinero y vivir sin tener que trabajar

¿Es posible vivir sin tener que trabajar?

La respuesta es sí… si consigues acumular suficiente dinero.

En este post voy a hablar justamente de eso. De cuánto dinero necesitas para ser completamente libre y de cómo puedes conseguirlo.

No esperes recetas paso a paso ni píldoras mágicas, porque no existen. Si eso es lo que has venido buscando, siento decirte que estás en el lugar equivocado. Por el contrario, si lo que quieres es un plan de acción para ganar MUCHO dinero y poder jubilarte en pocos años, sigue leyendo.

¿Cuánto vale tu libertad?

Si tu objetivo es la libertad financiera, el primer paso es calcular su precio, y para eso necesitas saber qué significa para ti ser libre.

Para mí, ser libre significa «llevar el estilo de vida que yo he elegido sin tener que preocuparme por el dinero.» Más concretamente:

  • Ser yo el que decida lo que hago con cada hora de mi tiempo
  • Viajar siempre que quiera
  • Invitar a mis amigos y familiares a viajar conmigo
  • Que a mi familia no le falte de nada
  • Poder comprar aquellas cosas que son importantes para mí sin preocuparme por su precio

Por supuesto, no tienes por qué estar de acuerdo conmigo. «Ser libre» es algo totalmente subjetivo y con un significado muy diferente para cada persona. Por ejemplo, hace unos meses conocí a un chico para el que viajar no era importante porque lo que de verdad le gustaba era poder levantarse temprano y perderse en el campo con su perro.

Como ves, todo vale. Lo importante es que TÚ lo tengas claro.

Una vez clarificado el concepto de libertad, el siguiente paso es calcular cuánto dinero necesitas al mes para poder vivir de esa manera. A modo de ejemplo, voy a suponer que mi estilo de vida ideal costaría 10.000€ al mes. Eso sería suficiente para pagar mis viajes y los de mi familia, vivir en una casa cómoda, permitirme algún capricho y tener un margen para imprevistos. Teniendo esto en cuenta…

El coste anual sería de 10.000 x 12 = 120.000€

A eso le tenemos que añadir los impuestos. Vamos a suponer que son de un 40%: 120.000 / (1 – 0,4) = 200.000€.

Para generar 200.000€ al año en intereses, suponiendo que el retorno de nuestras inversiones es de un 5% después de descontar la inflación, necesitaríamos ahorrar: 200.000 / 0,05 = 4.000.000€.

Es decir, si quiero vivir el resto de mi vida sin tener que trabajar y con un sueldo de 10.000€, primero necesito conseguir 4 millones de euros.

En esta tabla puedes ver las cifras para otros objetivos:

Salvo que tengas pensado ser mileurista toda tu vida o vivir en Asia o Sudamérica, vas a tener que ganar MUCHO dinero para poder comprar tu libertad.

NOTA: Actualmente, el IRPF en España para los «ricos» (más de 300.000€ anuales) es del 52%. A modo de comparativa, y para que te hagas una idea de lo que nos cuesta el «estado del bienestar», en un país como Hong Kong lo máximo que puedes pagar es un 17%. Esta es la tabla anterior utilizando la tasa de impuestos del país asiático:

Con esta tabla puedes ver cómo tener mucho dinero también depende del país en el que vivas.

Un empleo no te hará rico

Espero que a estas alturas tengas claro que para jubilarte antes de los 70 vas a necesitar acumular un capital considerable. Desafortunadamente, trabajando de 9 a 5 para una empresa no lo vas a conseguir.

¿Por qué? Puras matemáticas.

En un empleo tradicional, tu sueldo viene determinado por la siguiente ecuación:

Sueldo anual = Horas trabajadas al año * Salario por hora

Ganar millones de euros con esta fórmula es prácticamente imposible por varios motivos:

  • Los días sólo tienen 24 horas. Aunque quisieses dedicarte al 100% a tu trabajo, esa variable de la ecuación tiene un tope teórico de 24 (que en realidad es menor porque tienes que dormir, comer y vivir). Tu única alternativa, por tanto, es incrementar tu salario.
  • Tu salario lo establece tu empresa, no tú. A menos que seas un genio, no creo que te paguen mucho, o al menos no lo suficiente para llegar a vivir de tu dinero en un futuro cercano. Los futuros ascensos tampoco te van a servir de mucho, ya que van a suponer un incremento muy pequeño en tu salario. Sí, es posible ir escalando puestos en la pirámide corporativa y llegar a ser el CEO, pero… 1) es MUY complicado y 2) requiere MUCHO tiempo. ¿Quieres posponer tu libertad para cuando ya no te quede pelo? Yo no.
  • En un empleo, cambias tu dinero por tiempo. Vendes una hora de tu vida, recibes 40 euros a cambio y eso es todo, no queda nada más como resultado de ese intercambio. En el momento en que dejas de vender tu tiempo dejas de ganar dinero, y esto va totalmente en contra del concepto de libertad.

Con esto no estoy diciendo que tengas que dejar tu trabajo, ni mucho menos. Lo único que pretendo es que entiendas que, si quieres ganar mucho dinero, la peor opción que puedes elegir para conseguirlo es un empleo.

Bien, y ahora la pregunta es: «¿Ángel, ¿cómo ganar dinero sin trabajar? ¿Qué debo hacer?». La respuesta que tienes que trabajar, pero no para otros.

La solución: crear tu propio negocio (pero no cualquier negocio)

El camino a la libertad pasa por crear tu propio negocio. Es cierto que no es la única vía, pero salvo que se te dé muy bien algún deporte, tu padre se llame Julio Iglesias o tengas algún talento especial, esta es sin duda la mejor manera.

En un negocio, la ecuación que determina tu riqueza es la siguiente:

Riqueza = Beneficio Neto + Valor de tus activos

Esto lo podemos descomponer aún más:

Beneficio Neto = Unidades vendidas * Beneficio por unidad

y

Valor de tus activos = Beneficio Neto * Multiplicador

Por ejemplo, mi página de ebooks no sólo me genera unos beneficios cada año, sino que también es un activo. En cualquier momento podría «hacer caja» y vendérsela a alguien por una cantidad en efectivo.

Dicho esto, tengo que advertirte que no todos los negocios tienen el potencial para proporcionarte libertad financiera. Hay negocios que son empleos encubiertos. Si abres una tienda de ropa que genera 60.000€ de beneficios al año pero que te obliga a pasarte 12 horas al día gestionándola, podrás ser tu propio jefe pero nunca serás libre. Sí, podrías contratar a un buen gestor que se encargase de todo por 40.000€ al año, pero entonces no serías libre sino mileurista.

Entonces, ¿qué tipo de negocio es el más adecuado para financiar tu libertad? Uno con las siguientes características:

  1. Controlable
  2. Escalable
  3. Pasivo

Examinemos en más detalle cada uno de estos puntos.

Requisito #1: Controlable

¿Sabes por qué no me dedico al 100% al negocio de los ebooks? Porque no tengo control sobre el mismo. La mayoría de la gente llega a mi web a través de Google, pero yo no controlo Google. Eso significa que de un día para otro el buscador puede cambiar su algoritmo y hacerme desaparecer el mapa. Sí, como suena. Google tiene un interruptor con un cartel que dice «salario de Ángel», y en cualquier momento pueden apagarlo y mandarme a la ruina.

¿De verdad quieres poner tu futuro y el de tu familia en manos de terceros? Yo no.

Si quieres ganar mucho dinero, necesitas tener control total sobre tu negocio. Tú pones los precios, decides la estrategia de marketing y controlas la calidad del producto. Dejar estas cosas en manos de otros no sólo te limita, sino que es muy arriesgado.

Es por esta razón por la que montar una franquicia es una mala idea. Te crees que eres tu propio jefe, pero en realidad no eres más que un empleado sin apenas poder de decisión. La empresa madre lo controla todo y, si ellos toman las decisiones equivocadas y se estrellan, tú te estrellas con ellos.

Requisito #2: Escalable

¿Quieres una receta infalible para hacerte rico? Ok, aquí la tienes: ten un impacto positivo en la vida de muchas personas.

Es lo que hace E. L. James con 50 sombras de Grey, Apple con el iPhone o Facebook con su red social

Aporta valor a mucha gente, eso es todo.

Como te expliqué en la sección anterior, el beneficio neto depende de dos variables, unidades vendidas y beneficio por unidad, y la manera más fácil de maximizar el beneficio neto es maximizando el número de unidades.

Si examinas todos los negocios que te he puesto como ejemplo, verás que no tienen un límite en cuanto a número de unidades que pueden vender. E. L. James puede fabricar todos los libros que quiera, Apple todos los iPhones que quiera y Facebook tener todos los usuarios que quiera. Ahora, contrasta eso con la tienda de ropa de la que hablábamos antes. El número de unidades vendidas (y por tanto, el beneficio neto) está limitado de antemano por el tamaño de la tienda, la localización y el horario de apertura. Es un negocio que no escala, tiene un tope en el número de unidades que puede vender. ¿Cómo eliminar ese tope? Vendiendo también por Internet y creando un sistema de franquicias. De esa manera, la tienda de ropa puede tener un impacto muchísimo mayor.

Un negocio que tiene una limitación inicial en cuanto al número de unidades que puede vender nunca hará mucho dinero a menos que los beneficios por unidad sean altísimos. Por eso, si vas a empezar algo, asegúrate primero de que sea escalable en un futuro.

Requisito #3: Pasivo

Los dos puntos anteriores son muy importantes, pero el factor clave, el que va a permitir que puedas ser libre, es separar tu negocio de tu tiempo. Es decir, hacer que tu negocio pueda funcionar sin tí.

¿Y cómo hacer mucho dinero sin estar en tu negocio de 9 a 5?

El truco está en utilizar tu tiempo para construir un sistema capaz de generar dinero por sí mismo, en vez de vender tu tiempo por dinero.

Mi página web es un ejemplo de desconectar dinero y tiempo. Desde que me marché a Tailandia hace 5 meses me ha generado más de 3.000€ sin yo haberle dedicado NI UNA HORA DE MI TIEMPO.

Otro ejemplo, este a mayor escala, es el imperio AscoDeVida y todas sus webs asociadas. Los creadores programaron el sistema «en tres o cuatro días», y ahora son los usuarios los que crean el contenido, lo moderan y lo comparten en redes sociales mientras ellos beben piñas coladas en una isla del Caribe. Sí, trabajaron unos meses y ahora tienen la vida resuelta, mientras que tú tienes que levantarte todos los días a las 6 para ir a ver a tu jefe.

Recuerda: un negocio conectado a tu tiempo realmente es un trabajo.

Ejemplos de negocios pasivos

Como sé que te gusta que te lo den todo mascadito, aquí tienes algunos ejemplos de negocios pasivos:

1. Sistemas informáticos

Internet y los ordenadores son tus mejores amigos a la hora de crear un negocio pasivo porque son escalables por naturaleza y mucho más fiables que las personas. Una web es accesible desde cualquier parte del mundo, y un ordenador, a diferencia de un empleado, cobra muy poco, trabaja 24 horas al día y nunca se queja.

Algunos buenos negocios basados en sistemas informáticos son:

  • Software. Cualquier aplicación para PC, Mac o smartphones
  • Servicios web. Software que se utiliza online. Normalmente son de subscripción. Ejemplos: Basecamp, Office 365…
  • Contenido. Páginas con contenidos gratuitos + publicidad, o páginas con contenidos de pago. Ejemplos: asco de vida, periódicos online, cursos online…
  • E-Commerce. Tiendas que venden sus productos a través de Internet. Ejemplos: Amazon, MilanDopico…
  • Intermediarios. Páginas que ponen en contacto a compradores y vendedores y a cambio se llevan una comisión. Ejemplos: Meetic, Fiverr,Elance…
  • Redes sociales. Plataformas que permiten que se establezcan relaciones entre personas que ya se conocen o tienen intereses comunes. Ejemplos: Facebook, Tuenti…

2. Sistemas de alquiler

El alquiler de viviendas es posiblemente el negocio pasivo más conocido y uno que lleva muchos años existiendo. Es también el que hizo que me interesase por estas cosas cuando mi padre me explicó que en vez de vender su primer apartamento decidió alquilarlo y ahora recibía un cheque al principio de cada mes sin tener que mover ni un dedo.

Otro sistema de alquiler muy conocido son las patentes. Inventa algo una vez y cobra una comisión cada vez que alguien gane dinero utilizándolo. Es el caso del escritor que vende los derechos de su obra a una productora de Hollywood, o del fotógrafo que gana dinero por permitir que otros utilicen sus fotos.

Generalmente, los sistemas de alquiler tienen una vida más larga que los sistemas informáticos.

3. Sistemas de contenido

Información distribuida a través de distintos canales. El ejemplo más obvio es un libro, que se vende tanto en la librería (canal físico) como por Internet (canal digital).

Hace unos años, para publicar algo tenías que ser muy bueno o tener mucha suerte. Ahora, cualquiera puede publicar un libro en Amazon en menos de 24 horas o lo que le dé la gana en su blog. Lo importante es la estrategia de marketing y el diferenciarse de la multitud.

La ventaja de los sistemas de contenido es que la información es fácilmente replicable, así que se trata de negocios que escalan muy bien. Se pueden vender millones de copias de un mismo libro como hizo J. K. Rowling con Harry Potter. Además, si escribes ficción o sobre temas que nunca pasarán de moda, puedes seguir vendiendo copias de tu producto años después de crearlo.

El único secreto

En este post he intentado darte algunas ideas sobre cómo puedes ganar mucho dinero, pero al final todo se reduce a un simple cambio de mentalidad: dejar de pensar como un consumidor y empezar a pensar como un productor.

Eso quiere decir…

  • Producir series de televisión en vez de verlas.
  • Contratar empleados en vez de ser un empleado.
  • Escribir libros en vez de leerlos.
  • Dar cursos en vez de ir a cursos.
  • Prestar dinero en vez de pedir préstamos.

Si quieres llegar a ser rico, tienes que ser productor antes que consumidor.

Sólo tienes que tener éxito una vez

Crear un negocio que financie tu libertad no es tarea fácil. Requiere mucho trabajo y, aun así, lo más normal es que fracases varias veces porque no tienes la experiencia necesaria. Aun así, persevera. Sigue intentándolo. Da igual que falles 100 veces porque la realidad es que sólo necesitas tener éxito UNA VEZ. Igual que para casarte con la persona adecuada no importa lo que hayas ligado durante tus años de juventud, en el mundo de los negocios tu experiencia pasada es irrelevante si al final consigues dar con la tecla.

Una buena idea y una ejecución excelente. Eso es todo lo que necesitas para ser libre.

***

En el próximo post te explicaré cómo gestionar correctamente tu dinero para no acabar encadenado a tus posesiones materiales.

Este post es parte de la serie El precio de la libertad. Si te perdiste los artículos anteriores:

  • El precio de la libertad I: Mi relación con el dinero
  • El precio de la libertad II: Mis creencias sobre el dinero

Foto: Pareja feliz divirtiéndose al aire libre

(0 valoraciones, media: 0)

¿Cuánto tiempo pasas usando el móvil al cabo del día? Puedes mirarlo desde los ajustes, pero para tener una noción aproximada, uno de cada tres españoles pasa 20 horas a la semana usando aplicaciones, según Pickaso, lo que se traduce en cuatro horas al día si quitamos los fines de semana o 2,8 horas si añadimos sábados y domingos. Hay quien dice que el tiempo es oro, y esa premisa puede aplicarse perfectamente a los móviles, o al menos eso dicen los blogs que aparecen en Google cuando buscas «ganar dinero con el móvil».

A todos nos gusta el dinero gratis, y más si puede conseguirse con «poco esfuerzo» y desde la comodidad del sofá mientras vemos una película en Netflix. ¿Pero es posible? Nuestro compañero Enrique ya descubrió que no, pero como decía Samanta Villar en «21 días», no es lo mismo contarlo que vivirlo, así que hemos pasado 30 días intentando ganar dinero con el móvil no para decir cuánto hemos ganado, sino para contar cómo ha sido la experiencia.

¿Cómo se «gana dinero» con el móvil?

Lo primero es detallar qué hemos hecho. Si buscas en Google las palabras «ganar dinero móvil» aparecen varias webs que hablan de diversas aplicaciones y servicios que permiten conseguir algunos euros haciendo cosas como descargar y probar aplicaciones, haciendo clics en correos electrónicos, viendo anuncios o respondiendo encuestas. Servicios y apps hay para aburrir, pero los más repetidos son los siguientes:

  • AppKarma: descarga de aplicaciones patrocinadas y reproducción de vídeos de anunciantes.
  • Cash Pirate: descarga de aplicaciones patrocinadas y reproducción de vídeos de anunciantes.
  • Consupermiso: encuestas, campañas de registro y campañas de pago por clics por correo electrónico.
  • SumaClicks: campañas de pago por clics por correo electrónico.
  • ClickXTi: campañas de pago por clics por correo electrónico.
  • CashKarma: encuestas de mercado.
  • Toluna: encuestas patrocinadas.

A la hora de hacer el experimento nos pusimos algunas condiciones. Por un lado, nada de introducir tarjetas de crédito o el móvil ni en webs ni en aplicaciones. Por otro lado, ser honesto en las encuestas y responder siendo fieles a nuestro perfil, es decir, sin inventarse los datos. Finalmente, intentamos invertir un tiempo razonable en nuestros ratos muertos como haría un usuario normal, no dedicar ocho horas diarias como si fuese un trabajo a jornada completa.

Como puede comprobarse, hay tres bloqueos claramente diferenciados: descarga de aplicaciones, correos electrónicos y encuestas

También intentamos ser constantes y dedicar un ratito todos los días, dentro de nuestras posibilidades. Hemos tenido el MWC 2019 por medio y algunas presentaciones importantes, por los que ha habido días en los que la actualidad no nos ha dejado descargar apps o hacer encuestas. Es algo que no ha afectado al resultado final puesto que, recordemos, se trata de hacer una rutina similar a la de un usuario normal o casual. Dicho lo cual, empezamos.

Descargar aplicaciones: afiliados y el sistema que se retroalimenta

AppKarma es uno de los servicios de pago por descarga de aplicaciones más conocidos.

Tanto en AppKarma como en Cash Pirate el comienzo es realmente sencillo. Solo por registrar una cuenta te dan unos puntos, por seguirlos en Facebook otros tantos y, dado que es tu primera vez, hay unas cuantas aplicaciones disponibles para su descarga que te ayudan a conseguir algunas monedas iniciales.

Hay varias tareas, como descargar y ejecutar una app durante X segundos o descargar, abrir y mantener la app instalada durante X días. Esas son las fáciles. Luego están las complicadas, que también son las que valen más puntos, que requieren que registres una cuenta y hagas un depósito de X euros, que descargues un juego y llegues hasta tal o cual nivel y hagas tal o cual acción, etc. En resumen, conseguir unas pocas monedas es fácil, pero si quieres avanzar más rápido el tiempo a invertir se dispara.

Por supuesto, no puedes recibir un pago por cualquier cantidad de puntos, sino que tienes que alcanzar unos mínimos para poder reclamar tu dinero. En el caso de AppKarma, las opciones para España son las siguientes:

¿Son muchos, son pocos? Para que te hagas una idea, cada día que entras consigues cinco puntos, por ver un vídeo con publicidad entre uno y cinco puntos, por registrarte 50 puntos y por descargar y usar Texas Holdem Poker, una de las primeras apps que descargamos, 26 puntos. Una locura.

Las tareas más pesadas, como instalar Fintonic y agregar una cuenta bancaria dan 7.600 puntos. Instalar Libertex y depositar 10 dólares, 7.600 puntos. Instalar IQ Option, abrirla, hacer un depósito y una transacción, 6.000 puntos. Descargar Lords Mobile y jugar hasta atacar a un monstruo de nivel dos, 3.840 puntos.

Algunas de las promociones en AppKarma.

Si usamos PayPal como baremo, 10 dólares, que son 8,82 euros, son 12.500 puntos, lo que significa que cada punto equivale a 0,0007 euros. Por cada visita diaria obtenemos 0,0035 euros; por descargar Texas Holdem Poker, un céntimo; por instalar Libertex y depositar 10 dólares, 5,32 euros. Por completar la tarea de Lords Mobile, algo que hemos intentando y requiere, además de muchas horas de juego, participar en una alianza, subir varios edificios de nivel y hacer investigaciones, a cada cuál más larga, 2,68 euros.

De media, en appKarma cada punto equivale a 0,0007 euros

AppKarma tiene otro sistema llamado KarmaPlay. Básicamente, son aplicaciones que debes mantener instaladas y usar a diario durante algún tiempo. El mejor ejemplo es FreeCell, un juego de solitario. Cada día debes tenerlo abierto durante cuatro minutos como mínimo para conseguir 40 puntos karma, es decir, dos céntimos. En otras palabras, por cada hora de juego, algo que puedes alcanzar visitando la app diariamente durante 15 días, consigues 30 céntimos.

En el caso de Cash Pirate, las opciones de reclamación son las siguientes:

Por cada vídeo publicitario que ves consigues entre una y dos monedas. Por descargar y abrir una app como Square Ball (que nos acaba de aparecer mientras escribimos estas líneas), 20 monedas. Por instalar Fintonic y añadir una cuenta bancaria, 2.000 monedas. Por acceder a la prueba de 30 días de Amazon Prime Video, 1.000 monedas. Por descargar Mobile Royale y jugar hasta atacar una aldea enemiga, 463 monedas.

Al igual que AppKarma, CashPirate es muy conocida, aunque su desarrollador no la actualiza desde 2014. Aun así, sigue añadiendo ofertas.

Echando cuentas y usando PayPal como vara de medir, cada moneda equivale a 0,001 euros, por lo que instalar Square Ball nos sale a dos céntimos; instalar Fintonic y añadir una tarjeta, dos euros; un euro en el caso de usar la prueba de Amazon Prime Video y cuatro céntimos por jugar un buen rato a Mobile Royale. En otras palabras, demasiada dedicación para algo que nos va a reportar un euro o dos, con suerte.

Durante los días que hemos podido probarlo, en AppKarma hemos conseguido 1.150 puntos, es decir, 80 céntimos. En Cash Pirate hemos obtenido 242 monedas, esto es, 20 céntimos. En total, descargando aplicaciones y viendo vídeos hemos alcanzado el euro. Un euro al mes, tres céntimos al día, una recompensa cuanto menos escasa para el trabajo y las molestias que supone estar un mes, día tras día, pendiente de descargar aplicaciones y usarlas (cuando puedes, claro). Me explico.

Los anunciantes que «se pagan bien» son exactamente los mismos y las aplicaciones solo computan si eres nuevo usuario

Como indicábamos antes, los inicios son sencillos. Empiezas ganando un buen chute de monedas/puntos y luego acabas teniendo que hacer acciones más complejas. El problema es que los anunciantes que «se pagan bien» son exactamente los mismos y las aplicaciones solo computan si eres nuevo usuario. Si haces la acción de Fintonic en AppKarma no puedes hacerla en Cash Pirate, porque ya la has instalado, y viceversa. Estas aplicaciones buscan instalaciones y usuarios, les da igual de dónde vengan. Eso significa que, hecha una vez, hechas todas.

Las promociones mejor pagadas, como Fintonic, Lords Mobile o Twyp, están disponibles en casi todos los servicios.

A esto hemos de sumarle la retroalimentación de este tipo de apps. Por ejemplo, desde AppKarma puedes descargar GiftsWall, PayMeEasy, BeWards o Bananatic, que son apps que ofrecen exactamente lo mismo: monedas a cambio de descargar apps. El problema es que las apps que encuentras en ellas son, en su inmensa mayoría, las mismas que hay en la app de origen, por lo que no puedes conseguir monedas con su instalación si ya la has hecho desde AppKarma.

Para más inri, no es tan sencillo como descargar y abrir la app, sino que tienes que descargarla, abrirla y conseguir X puntos para conseguir Y puntos en AppKarma, pero claro, ¿cómo consigo X puntos si en la app nueva no puedo completar las promociones porque ya las completé antes en AppKarma (o la app que sea)? Es una tarea imposible salvo que te tomes la molestia de hacerte tropecientas cuentas de correo, algo que no compensa para ganar un euro al mes.

¿La solución? Referidos. Las fichas de Google Play de este tipo de aplicaciones están llenas de valoraciones positivas y de usuarios que ponen su ID de referido para que los nuevos usuarios, al registrarse, lo introduzcan y ganen monedas. A mayor número de afiliados, mayores «ingresos» pasivos. Es una espiral que se retroalimenta a sí misma y que tiende a infinito.

Las fichas de las apps están llenas de comentarios con ID de referidos, algo que sirve a los usuarios para ganar más puntos.

Entre las cosas interesantes o curiosas que nos hemos encontrado destacan las búsquedas enfocadas al ASO (App Store Optimization), que viene a ser el SEO aplicado a las tiendas de aplicaciones. Algunas promociones, en lugar de dirigirte a Google Play, te llevan a una web que muestra una palabra clave (nos hemos topado con «adivinanzas» y «music»). Esa palabra debes copiarla y pegarla en el buscador de Google Play y navegar entre todas (ojo, todas) las apps que aparezcan hasta encontrar la que debes descargar.

En el caso de «adivinanzas» fue sencillo, pero con «music» nos acabamos tirando de los pelos. Imagina la cantidad de búsquedas que pueden aparecer con la palabra clave «music» en Google Play, es como buscar una aguja en un pajar. ¿Para qué hacen esto? Para colocarse en la parte alta de la tienda de aplicaciones y conseguir más instalaciones orgánicas. Google Play entiende que si buscas «adivinanzas» y navegas hasta un resultado en concreto es porque este es importante, y lo sube en el ranking, facilitando así que otros usuarios lo encuentren.

Al cabo de un mes, te das cuenta de que el tiempo que pasas «probando juegos nuevos», «descubriendo aplicaciones» y demás reclamos que usan estas apps para engancharte es tiempo tirado a la basura

Al cabo de un mes, te das cuenta de que el tiempo que pasas «probando juegos nuevos», «descubriendo aplicaciones» y demás reclamos que usan estas apps para engancharte es tiempo tirado a la basura. Posiblemente, con una dedicación mucho más exhaustiva (y más tiempo libre) puedas conseguir un vale de Amazon, pero poco más. La pregunta es: ¿Compensa? Depende de la persona, pero tras un mes de experimento, solo podemos responder con un rotundo no.

Además, los juegos y aplicaciones que descargas no añaden demasiado valor al usuario. Lords Mobile, al que todavía seguimos jugando para conseguir los objetivos de AppKarma, está entre los juegos más rentables de Google Play y el número uno en la categoría «Estrategia». Sin embargo, basta con echar una partida de media hora para ver que el juego es regular y que desde el minuto uno quiere que pases por caja con los micropagos. FreeCell, el solitario del que hablábamos antes, requiere de conexión permanente a Internet y no es un juego demasiado trabajado, al igual que Sokoban, otro título que descargamos que se trata de un juego flash embebido en una app. Eso sí, cargado de anuncios.

Puntos conseguidos

Euros reales

AppKarma

1.150 puntos

80 céntimos

Cash Pirate

242 monedas

20 céntimos

Clics en correos: pulsa para conseguir el equivalente a 0,001 euros

ClickXTi y SumaClicks pertenecen al mismo grupo y ofrecen más o menos lo mismo.

Pasamos a los correos electrónicos. Los servicios que hemos usado han sido SumaClicks, Consupermiso y ClickXTi, y la condición era, como decíamos antes, no meter nuestra cuenta de crédito o teléfono en ninguna web. Eso, casi por defecto, dejaba completamente inservible a Consupermiso, puesto que la inmensa mayoría de campañas a las que pudimos acceder, salvo dos, requerían que solicitases un presupuesto y dejases tu móvil o que metieses una cuenta para iniciar una prueba gratuita.

Así pues, los dos servicios de pago por clics en correos que más hemos usado han sido SumaClicks y ClickXTi, dos servicios que, por cierto, pertenecen al mismo grupo: Cybernet Soluciones. Ambos funcionan exactamente igual: te registras con un correo y te inundan la bandeja de entrada con lo que, en otro contexto, sería considerado como SPAM. Haces clic en cualquier enlace de publicidad del anunciante y recibes X puntos. Esto se llama Permission Marketing y lleva presente en la red desde hace años. SumaClicks, por ejemplo, lleva activo desde 1999.

Cada punto equivale a 0,001 euros, por lo que para conseguir un euro necesitas hacer 1.000 clics en 1.000 correos diferentes

Por cada clic consigues una serie de puntos, generalmente entre uno y cinco. Cada punto equivale a 0,001 euros, por lo que para conseguir un euro necesitas hacer 1.000 clics en 1.000 correos diferentes. Para que te hagas una idea, en los 30 días que hemos estado probando hemos recibido 33 correos de ClickXTi y 59 de SumaClicks, por lo que el máximo a lo que hemos podido aspirar ha sido 92 clics, es decir, entre 460 y 92 puntos, según el valor en puntos del correo, lo que se traduce en 46 o 9 céntimos.

Algo curioso que sucedió durante el mes fue que, cuando llegaban correos de cinco puntos, decías «¡Guay! Un correo de cinco puntos» y te sentías como que estabas ganando dinero, pero claro, luego haces la conversión a euros reales y… la cosa cambia. Después de todo, cinco puntos son 0,005 euros, ni para una gominola. De hecho, para una gominola necesitarías clicar en 50 anuncios.

Para reclamar tu dinero tienes que conseguir 5.000 puntos, es decir, cinco euros, y puedes hacerlo vía PayPal o mediante transferencia bancaria. En el caso de elegir la primera opción, tendrás que asumir una comisión de 0,99 euros, por lo que los ingresos netos son de cuatro euros (bueno, 4,01 euros, para ser exactos). Ahora bien, es un método mucho más sencillo de «ganar dinero» que descargando aplicaciones.

Algunos de los correos recibidos por parte de SumaClicks y ClickXTi.

No cuesta nada hacer clic en el anuncio cada vez que recibes una notificación, pero el problema está en que recibes muchas notificaciones. Al principio lo coges con ganas y nada más recibir el correo corres a pulsarlo para conseguir puntos, pero al cabo del tiempo le acabas cogiendo tirria. Entre otras cosas, porque no puedes pulsar en los enlaces rápidamente, sino que tienes que esperar algunos segundos para pasar al siguiente. Además, muchos anuncios tienden a ser repetitivos, la tarea es monótona y, después de todo, la recompensa real es irrisoria.

Además, tienes que ser rápido y hacer clic cuando te llegan las promociones. No vale dejarse los correos para finales de mes y sentarse media hora a verlos, ya que expiran. Eso le añade un plus de estrés al experimento, puesto que las recompensas no son demasiado altas como para permitirte el lujo de dejar correos atrás. Nosotros, en total, hemos conseguido 56 puntos en SumaClicks y 38 puntos en ClickXTi. 94 puntos en total, es decir, 9 céntimos.

Ambos sistemas tienen referidos de varios niveles, por lo que si invitas a amigos te llevas un porcentaje de sus clics

La clave está en los referidos. Ambos sistemas tienen referidos de varios niveles, por lo que si invitas a amigos te llevas un porcentaje de sus clics y de los clics de los amigos que estos inviten. Así hasta 10 niveles. Hay plataformas de usuarios que hacen cadenas para conseguir más puntos, ergo más dinero, en Forocoches, por ejemplo, pero lo cierto es que muchos referidos tienes que tener para que te resulte rentable. Nosotros lo hemos hecho solos y el resultado ha sido el que ha sido.

¿Y qué nos hemos encontrado? De todo, literalmente de todo. Lo más frecuente es ver anuncios de aseguradoras y operadoras, pero también nos hemos encontrado con videntes y brujos que afirman poder leerte el futuro. A título personal, mi favorito ha sido el de Diana, una médium que decía que el año nuevo me había reservado importantes acontecimientos (ojo, el año nuevo el 4 de marzo) y me ofrecía un bono de videncia gratuita. Al rellenar el formulario decía, literalmente, «acepto expresamente el tratamiento de mis datos con fines de marketing».

Puntos conseguidos

Euros reales

SumaClicks

56 puntos

5 céntimos

ClickXTi

38 puntos

4 céntimos

Encuestas: bendita paciencia

Las encuesta son, sin duda, la forma más tediosa de «ganar dinero» con el móvil.

El siguiente bloque que hemos tenido en cuenta es el de las encuestas. Seguramente conozcas a alguna persona que las hace, y dado que hay aplicaciones y formas para hacerlas desde el móvil, nosotros hemos querido hacerlas también. Para ello hemos contado con tres servicios que en la práctica han sido dos: cashKarma, de los creadores de AppKarma, Toluna y Streetbees. Y decimos que han sido dos porque Streetbees nos mandó una sola encuesta en todo el mes de experimento.

Sea como fuere, lo primero que hay que hacer en todos los servicios de encuestas es crearse un perfil, y nosotros, como dijimos al principio, hemos sido honestos. Los perfiles fueron rellenados con información demográfica real, es decir, mi edad, género, ciudad en la que vivo y nivel de ingresos, cuatro de los parámetros más importantes a la hora de hacer encuestas y estudios de mercado (que es para lo que se hacen estas encuestas).

Los perfiles fueron rellenados con información demográfica real, es decir, mi edad, género, ciudad en la que vivo y nivel de ingresos

CashKarma es muy similar a appKarma, hasta el punto de que comparten interfaz. Tenemos una bonificación diaria de cinco puntos karma, posibilidad de ver vídeos con publicidad y, finalmente, cinco niveles de encuestas proporcionadas por cinco servicios diferentes, a saber:

  • Encuesta 1: TheoremResearch.
  • Encuesta 2: TapResearch.
  • Encuesta 3: Ascend Media.
  • Encuesta 4: Peanut Labs.
  • Encuesta 5: Pollfish.

Cada uno de los servicios dispone de diferentes encuestas y para acceder a ellas tienes que rellenar un perfil demográfico (siempre, no una sola vez, sino cada vez que entras en una encuesta). Ahí es donde ha estado el principal problema, pero lo abordaremos después. Antes veamos cuáles son las recompensas y cuánto cuesta conseguirlas:

De nuevo, si usamos PayPal como baremo, un punto equivale a 0,0007 euros. Cada encuesta da una cantidad determinada de puntos según el tiempo que tardes y la dificultad de la misma, pero más o menos se mueven entre los 100 y los 500 puntos. Por ejemplo, ahora mismo tengo delante una de TapResearch de 186 puntos karma que tardaría en completar, teóricamente, 23 minutos. 23 minutos por 13 céntimos, unos 30 céntimos a la hora. También tengo otra de 15 minutos por 21 puntos karma. ¿Merece la pena? Pues… no. En estos 30 días hemos conseguido un total de 1.076 puntos, por lo que significa que hemos generado unos ingresos de 75 céntimos, poco más de dos céntimos diarios.

En el caso de Cashkarma, si usamos PayPal como baremo descubriremos que un punto equivale a 0,0007 euros

Participar en estudios de mercado desde el móvil es bastante tedioso, sobre todo porque gran parte de las encuestas no están adaptadas a las pantallas de los móviles. La lista de respuestas posibles suele ser enorme en las encuestas mejor pagadas, al igual que el número de preguntas, y leerlas desde una pantalla tan pequeña es difícil y lento, por lo que el tiempo estimado se dispara. Una encuesta que tardarías en hacer 15 minutos, fácilmente se te puede ir a la media hora o más. Y es, en pocas palabras, desesperante.

Recuerdo hacer una encuesta sobre las marcas del grupo Danone en la que tenías que decir qué pensabas sobre tal o cual marca tras saber que pertenecían a dicho grupo. Me marcaba que la encuesta duraría 20 minutos, pero pasada una hora todavía no la había terminado. Tienes que hacer zoom para leer bien todas las respuestas y contestar correctamente (recuerda que dijimos que seríamos sinceros), y desde el móvil era tan lento y la usabilidad era tan mala que la acabé dejando. Al menos me llevé 25 puntos karma solo por participar. Una hora de vida por un céntimo, el negocio del año.

Esta encuesta que aparece en la foto es una de las pocas que estaba bien adaptada a la pantalla del móvil.

¿Resultado? Las acabas abandonando a la mitad. Si no tienes nada que hacer y te dedicas a hacer encuestas, bien, pero no es algo compatible con la jornada laboral o el tiempo libre. Ocupan demasiado tiempo, no son interesantes, la interfaz está mal adaptada y pasas más tiempo peleándote para pulsar bien en la casilla correcta que haciendo la encuesta en sí. Al final la acabas dejando y obteniendo tu premio de consolación de cuatro o 25 puntos karma, según la que hayas elegido.

Eso si no te echan antes de empezar. El precio a pagar por ser honesto es que no vas a ser compatible con todos los paneles de consumidores. Las empresas, cuando hacen este tipo de investigaciones, buscan un perfil poblacional muy determinado, por lo que si no estás dentro no interesa que hagas la encuesta. Por lo general, al poner que tenía 24 años y que trabajaba, la inmensa mayoría de encuestas me echaban, no sin antes decirme que no era compatible. Esto pasaba una y otra vez, y acabó cansándome.

Toluna es como una especie de Tinder de las encuestas.

Luego tenemos Toluna, una empresa francesa que trabaja con empresas como Amazon, L’Oreal o Heineken. Su funcionamiento es similar, tienes una aplicación con varias encuestas sencillas, aunque las más largas y mejor pagadas te las mandan por correo electrónico. Mandan una encuesta cada uno o dos días y, al igual que el resto de servicios que contemplamos en este artículo, te recompensan con puntos.

Las encuestas de la app son simplonas, de una sola pregunta, y te dan quince puntos. Cuando contestas, haces swipe hacia el lado y accedes a la siguiente. Son preguntas muy simples, como «¿Tienes alguna de estas enfermedades?» o «¿Qué prefieres, playa o montaña?». Las que te mandan al correo electrónico, que son encuestas largas, tediosas y aburridas, suelen recompensarse con entre 1.500 y 2.000 puntos. Poco, muy poco, si miramos los vales canjeables:

  • 10 euros para MediaMarkt, ShowroomPrive, iTunes o Spotify: 40.000 puntos.
  • Taza Toluna: 54.000 puntos.
  • 15 euros para FNAC o Decatlhon: 60.000 puntos.
  • 20 euros para IKEA o Just Eat: 80.000 puntos.
  • 25 euros para Mango, Nike, La Casa del Libro o Amazon: 100.000 puntos.
  • 30 euros para gasolineras CEPSA: 120.000 puntos.
  • 35 euros de PayPal: 145.000 puntos.

Si traducimos los puntos a euros usando el saldo de PayPal obtenemos que cada punto vale 0,0002 euros

Si traducimos los puntos a euros usando el saldo de PayPal obtenemos que cada punto vale 0,0002 euros, una cifra irrisoria si tenemos en cuenta que cada encuesta pequeña dentro de la app vale 15 puntos (0,003 euros) y que la encuesta más grande a la que hemos podido acceder, que era de 2.000 puntos y 20 minutos de duración (teórica), suponen en realidad 40 céntimos. Lo mínimo para reclamar el dinero son 40.000 puntos, por lo que tendrías que hacer 20 encuestas de 20 minutos cada una, es decir, invertir 6,6 horas por 10 euros para iTunes.

En total, y a lo largo de estos últimos 30 días, hemos conseguido 3.070 puntos, lo que se traduce en 60 céntimos o dos céntimos al día. Si a esto le sumamos los 75 céntimos de cashKarma tenemos un total de 1,35 euros que, desgraciadamente, se van a tener que quedar en la aplicación porque no llegamos al mínimo para reclamar. Una pena.

En definitiva, la experiencia de hacer encuestas desde el móvil es algo que no le podemos desear a nadie. Es un proceso aburrido, que aporta ínfimos beneficios económicos y que, en definitiva, sirve más para darle ingresos a la empresa que las ofrece que para ganar tú algo.

Puntos conseguidos

Euros reales

CashKarma

1.076 puntos

75 céntimos

Toluna

3.070 puntos

60 céntimos

Haciendo balance del mes

Después de un mes sufriendo el constante bombardeo de notificaciones de correos de pago por clic, encuestas, juegos que tienes descargados para que la app detecte que no los ha borrado y te dé un par de puntos y anuncios de nuevas ofertas, el balance no podría ser más negativo. Si sumamos los ingresos obtenidos en cada uno de los tres bloques resulta que en un mes hemos ganado 2,44 euros, lo suficiente para comprar dos bolsas de gominolas o algo de fruta.

Puntos conseguidos

Euros reales

AppKarma

1.150 puntos

80 céntimos

Cash Pirate

242 monedas

20 céntimos

SumaClicks

56 puntos

5 céntimos

ClickXTi

38 puntos

4 céntimos

CashKarma

1.076 puntos

75 céntimos

Toluna

3.070 puntos

60 céntimos

Dejando de lado la broma de que puedes ganar dinero con esto, que a la vista está que no, lo verdaderamente preocupante es la cantidad de tiempo que se puede llegar a invertir en algo que, realmente, no aporta nada a cambio. La trampa de convertir los euros en puntos funciona, porque no es lo mismo decirle al usuario que va a conseguir 0,0001 euros que 1 punto, y a las pruebas me remito. AppKarma, por ejemplo, tiene más de cinco millones de descargas en Google Play, y Cash Pirate un millón.

Una de las trampas de estos servicios es convertir las ganancias reales en puntos

¿Significa eso que ganar dinero online es imposible? No, nada más lejos de la realidad, pero no es fácil. Podrán hablarte de marketing de afiliación, monetización de un blog con AdSense, crear un canal de YouTube y monetizarlo, etc., pero todos estos procesos requieren esfuerzo, trabajo y constancia. Hay quien vive de ello, pero los casos no son abundantes.

Ganar algunos euros con el móvil puede ser posible a muy largo plazo, y si no tienes nada mejor que hacer y no te aburres, puede que en unos meses hayas conseguido suficientes puntos o monedas para canjearlas por 10 euros para Google Play. No esperes hacerte rico, no esperes que sea un proceso rápido y no esperes que sea sencillo.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *