0

Gato caga fuera

Por qué tu gato no hace sus necesidades en la bandeja

Los gatos son muy cuidadosos con su higiene, por eso, si orina o defeca fuera de su bandeja sanitaria suele ser un problema de conducta causado por varios motivos. Puntualmente, el gato puede hacerlo para marcar (la castración mejora ese problema), o por estar estresado o intranquilo por situaciones concretas. Pero si se convierte en una costumbre conviene solucionarlo, no con castigos sino encontrando la causa y poniéndole remedio.

Problema de salud

Lo primero es descartar en el veterinario cualquier problema de salud. Algunos trastornos pueden aumentar la cantidad de orina producida, disminuir la capacidad de retención del esfínter o producir dolor al orinar como enfermedades del tracto urinario bajo, cistitis, insuficiencia renal, diabetes, hipertiroidismo, hiperadrenocorticismo…

Otros problemas de la edad como enfermedades neurológicas o artritis severa pueden hacer que tenga dificultades para llegar a tiempo a su bandeja cuando quiere hacer sus necesidades. En estos casos lo mejor es facilitar el acceso a la bandeja, eligiendo una de bordes bajos y colocándola cerca de su lugar de reposo.

Situaciones de estrés

Algunas circunstancias pueden generar estrés en el gato, alterar sus ritmos y comportamiento como la llegada de un nuevo inquilino en casa, una mudanza, la vuelta a casa tras una hospitalización o simplemente cambios de rutina. En estos casos lo mejor es seguir unos horarios fijos para sus rutinas (dar de comer, peinar…) y dedicarle un tiempo al día para acariciarle y relajarle. Algunas sustancias naturales como las flores de Bach o terapia con feromonas naturales felinas les resultan familiares y les ayudan a relajarse, sentirse seguros y a gusto en su entorno.

5 razones por las que tu gato puede no hacer las necesidades en su bandeja

Cuando el gato hace necesidades fuera de su bandeja sanitaria y lo hace en otras partes de la casa puede ser porque no encuentre cómodo su sanitario:

1. Por el tipo de bandeja

Busca un arenenero alto y profundo para que el animal se sienta cómodo al entrar y hacer sus necesidades. Los gatos suelen preferir bandejas que no sean muy altas, pero sí amplias y que tengan suficiente profundidad. Hay gatos reservados que prefieren bandejas cubiertas para guardar su intimidad mientras que otros prefieren abiertas, más o menos grandes, lo importante es encontrar una bandeja con la que esté a gusto.

2. Por el material absorbente de la bandeja

Cuidado con cambiar la marca, tamaño u olor del material, piedra o arena de la bandeja. Fíjate en qué materiales les gusta y cuáles no, puedes mezclar materiales de forma gradual mezclando por tercios hasta encontrar el que más le gusta para hacer sus necesidades. Cuida la cantidad de material que pones en la bandeja, pon un grosor de unos 7 cm de profundidad, a muchos gatos no les gusta demasiada cantidad ni la sensación de que sus patas se hundan en él.

3. Por la limpieza deficiente de la bandeja

Los gatos son muy finos con su higiene y no querrán hacer sus necesidades en una bandeja que no esté bien limpia. Hay que quitar todos los días los deshechos sucios y cambiar la arena según el tipo: la aglomerante cada día, la normal cada 7-10 días y las perlas de sílice una vez al mes. Además debes lavar la bandeja una vez por semana con agua caliente o con lejía rebajada. A los gatos además no les gusta compartir su bandeja con otros gatos ni defecar en el mismo lugar donde orinan.

4. Por la ubicación de la bandeja

La bandeja debe colocarse en un lugar tranquilo para que el gato se sienta seguro, lejos del tránsito y del ruido, y que no esté cerca de su plato de comida y bebida. No le cambie la bandeja de sitio para no marear al gato.

5. Por el número de bandejas

Si tienes más de un gato en casa ten en cuenta que cada uno de ellos debe disponer de su propio sitio para hacer sus necesidades. A los gatos no les gusta compartir, por eso, lo mejor es dividir sus espacios poniendo areneros en diferentes habitaciones.

Si el gato hace sus necesidades fuera de su bandeja… Limpia bien el sitio ensuciado para ocultar este olor al gato y quitar rastros. Los productos de limpieza normales no lo consiguen, es más eficaz utilizar limpiadores enzimáticos especiales para mascotas o neutralizantes de olor. Bloquea estas zonas con algún mueble u obstáculo.

¿Cómo hacer para que tu gato haga sus necesidades en la arena?

Se dice que los gatos traen abundancia y la buena suerte en el ser humano. Los que los tenemos sabemos que es así, sin embargo, una de las razones más lamentables por las que la gente abandona a los felinos es porque hacen sus necesidades fuera del arenero.

Debes saber, que los felinos son muy limpios y, por instinto, siempre buscarán su arenero. En ese sentido, Gabriela Pérez, médico veterinario de «Gatuario», dio a Útil e Interesante prácticos consejos para que tu gato o gata use correctamente su caja arena.

  • En el caso de gatitos huérfanos o recién nacidos

Cuando tienes en casa un gatito de mes y medio o dos meses, y veas que se orina o hace popó en los muebles o en la cama, debes llevarlo inmediatamente a su caja de arena, como para que entienda que es ahí donde debe hacer sus necesidades. Otra opción es limpiar donde ha ocupado y ese paño o papel que has usado, lo puedes poner en la caja de arena.

  • Ubica a la caja de arena en un lugar privado

Muchos gatos prefieren hacer sus necesidades en lugares poco transitados y donde no pasan muchas personas. Por eso, trata de ubicar su caja de arena en un lugar donde no haya mucha bulla y lejos de su plato de comida.

  • Limpia su caja de arena todos los días

Cuando el gato encuentra su caja de arena sucia, hará sus necesidades en otro lado. Gabriela Pérez explicó que si el felino come dos veces al día, irá a su baño dos o tres veces, por ello, debes limpiar la caja todos los días.

Nota del editor: El doctor E. Fuller Torrey es director ejecutivo del Stanley Medical Research Institute en Chevy Chase, Maryland. El doctor Robert H. Yolken es director del Laboratorio Stanley de Neurovirología en el Centro Médico de la Universidad Johns Hopkins en Baltimore. Ambos son coautores de “Beasts of the Earth: Animals, Humans and Disease” (“Bestias de la Tierra: animales, humanos y enfermedades”).

(CNN) — El popó de gato podría ser un problema de salud pública “muy grande y subestimado”, según los doctores E. Fuller Torrey y Robert H. Yolken.

Ambos publicaron este martes un artículo sobre los peligros del parásito Toxoplasma gondii, que se halla en los desechos de los felinos, en la revista especializada “Tendencias en la parasitología”.

En su trabajo, Torrey y Yolken proponen un mayor control sobre la población callejera de gatos y una mayor investigación sobre los parásitos. CNN se contactó con ellos para descubrir cómo mantenernos seguros ante esta amenaza. Torrey y Yolken respondieron por correo electrónico.

CNN: Hemos escuchado que el popó de gato puede ser peligroso para las mujeres embarazadas. ¿El resto de las personas también debería tener cuidado?

Torrey y Yolken: Es cierto que algunos desechos de gato contienen Toxoplasma gondii, un parásito que tiene en los gatos y otros felinos a su hospedador definitivo. Este parásito puede afectar al feto si una mujer embarazada es infectada. Por eso se recomienda que las mujeres embarazadas no cambien las bandejas de arena de los gatos. También es sabido que el Toxoplasma gondii puede provocar grandes infecciones cerebrales en individuos con SIDA y otras condiciones asociadas a la inmunodeficiencia.

¿Entonces qué hay de nuevo? Estudios recientes sugieren que los individuos con trastornos como la esquizofrenia, el trastorno obsesivo-compulsivo, artritis reumatoide o tumores cerebrales tienen más posibilidades de tener anticuerpos para el Toxoplasma gondii que otros individuos. También hay indicios de que el Toxoplasma gondii puede afectar la memoria y otras funciones cognitivas. No hemos establecido que el Toxoplasma gondii sea una causa de estos trastornos, pero estamos considerando los diversos riesgos asociados al popó de gato.

CNN: ¿Qué tan grande es este riesgo?

Torrey y Yolken: En los Estados Unidos hay unos 82 millones de gatos con dueños y otros 25 a 60 millones de gatos callejeros, números que han aumentado notoriamente en los últimos años. Según estudios realizados en California, se estima que estos gatos depositan 1,2 millones de toneladas de popó cada año. Aproximadamente, un 1% de los gatos está infectado con Toxoplasma gondii.

La forma infecciosa del Toxoplasma gondii depositado en el popó de gatos se denomina ooquiste; una solo gato infectado puede depositar millones de ooquistes, cada uno de los cuales puede sobrevivir en suelo húmedo durante 18 meses o más. Se cree que un solo ooquiste puede infectar a un ser humano, lo que es preocupante.

CNN: ¿Qué pueden hacer las personas para protegerse?

Torrey y Yolken: Es importante observar que los gatos que están siempre dentro de casa no suelen ser un problema. Casi todos los gatos que se infectan, y por lo tanto depositan ooquistes infecciosos, son gatos que viven afuera. Debemos tener en cuenta que los gatos no respetan los límites de propiedad, por lo que el gato de un vecino podría depositar ooquistes en tu jardín o en el área de juegos de tus hijos.

Para mantenerte seguro, presta atención a estas sugerencias:

  • Los desechos de gato deberían ser arrojados en la basura y no en el inodoro, por donde pueden llegar a ríos y lagos.
  • Los areneros y aéreas de juego para niños deberían ser cubiertos cuando no son utilizados. Los gatos eligen sitios con tierra o arena para hacer sus necesidades. En los estudios que revisamos, hallamos altas concentraciones de ooquistes de Toxoplasma gondii en estas áreas.
  • Los jardineros deberían utilizar guantes ya que los jardines son otros de los sitios preferidos por los gatos. Un estudió dio cuenta de que los jardineros pueden tener hasta 100 ooquistes en la tierra debajo de sus uñas.
  • Los vegetales obtenidos del jardín deben ser lavados con abundante agua.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *