0

Gestagyn preconcepcion efectos secundarios

Indicaciones:

  • Complemento alimenticio con DHA de microalgas, ácido fólico, yodo, hierro, vitamina D y otras vitaminas y minerales.
  • Juntamente con la dieta, ayuda a conseguir un buen estado nutricional en la mujer, esencial para el correcto desarrollo del feto.

Composición:

  • Ferginate® (14mg): sacarato férrico microencapsulado en una matriz que lo protege del pH ácido del estómago. Su liberación es progresiva y su absorción es óptima en el duodeno, evitando los efectos secundarios gastrointestinales.
  • El hierro contribuye a la formación normal de glóbulos rojos y la hemoglobina. DHA de microalgas (160 mg): El DHA contribuye al desarrollo cerebral y visual normal del feto. El efecto beneficioso se obtiene con una ingesta diaria de 200 mg de DHA además de la ingesta diaria recomendada de ácidos grasos omega-3 para los adultos, esto es, 250 mg de ácido docosahexaenoico (DHA) y ácido eicosapentaenoico (EPA). Ácido fólico (400 µg): ayuda a prevenir defectos del tubo neural en el feto.
  • El efecto beneficioso se obtiene con una ingesta diaria durante al menos un mes antes de la concepción y hasta tres meses después de ésta.
  • Yodo (150 µg): contribuye al correcto desarrollo cognitivo y neurológico del feto.
  • Vitamina D (5µg): favorece la absorción del calcio y es necesaria para la formación y crecimiento óseo.

Modo de empleo:

1 cápsula al día.

Los Límites de Vitamines Prenatales


Las vitaminas y los minerales como el hierro, el calcio, y ácido fólico son vitales por el crecimiento propio, el desarrollo, y la vida adulta sana. Para ayudar sus probabilidades de crear un ambiente sano en el que su bebé puede desarrollar, es importante que establece una dieta bien balanceada y una rutina de ejercicio antes de quedar embarazada.

Si usted escoge complementar su dieta con nutrientes sintéticos, asegúrese hacer un seguimiento de las cantidades diarias que toma, y decir su proveedor de atención médica. Es posible tomar un sobredosis de ciertos vitaminas y minerales, los que pueden tener efectos adversos en usted y su bebé creciendo.

Usted debe estar bien educado en qué las cantidades recomendadas son por las vitaminas y los minerales durante el embarazo.

Las Fuentes de las Vitaminas y los Minerales

Si su dieta consiste de alimentos no procesados, frutas, una variedad de verduras, granos completos, lentejas y mucha agua, pues usted probable tiene vitaminas y minerales suficientes en su cuerpo. Mientras está comiendo una dieta bien balanceada, no debe tener miedo de tomando un sobredosis de los nutrientes encontrado naturalmente en los alimentos.

Sin embargo, algunos estudios han mostrado síntomas de toxicidad después del consumo grande de órganos de animales, como el hígado.

Los suplementos (vitaminas y minerales sintéticos) son una historia diferente. Ellos contienen dosis más alto de los nutrientes en una forma concentrado, cual puede ser peligroso si tomado en cantidades impropios. Siempre avise su proveedor de atención médica qué suplementos nutricionales que está tomando.

Los Límites de Vitaminas Prenatales: Recomendaciones

Las vitaminas prenatales consisten de una variedad de las vitaminas y los minerales. Durante el embarazo, los requisitos por la ingestión de ciertos nutrientes, como ácido fólico (folato), el calcio, y el hierro, aumentarán. Si usted este embarazada (o tratando de concebir) y considerando tomando una vitamina prenatal, cuidadamente lea las etiquetas nutricionales y familiarizarse con las terminas como CDR y UL.

  • CDR = Cantidad Diaria Recomendada. La CDR representa la cantidad de un nutriente necesitado para mantener salud buena por la mayoría de personas.
  • UL = el Nivel Superior de Ingesta Tolerable. El UL representa la más alta cantidad que la mayoría de personas pueden tomar sin experimentando efectos potencialmente dañosos.

Evite tomando varios suplementos diferentes, pero en lugar tome una multivitamina que incluye una variedad de los nutrientes requisitos en un dosis. Combinando suplementos (como tomando un suplemento de ácido fólico junto con su multivitamina) puede ser inseguro porque usted tendrá el riesgo de tomando un sobredosis de un nutriente particular.

Tomando más que dos la CDR de cualquier nutriente debe estar evitado durante el embarazo. Si está tomando suplementos adicionales, usted debe ser consciente de los signos y síntomas de un sobredosis.

Las Diferencias Entre las Vitaminas Liposolubles y Solubles en Agua

Las vitaminas liposolubles están almacenado en su cuerpo. Si usted ingiere más que su cuerpo necesita, el exceso de las vitaminas liposolubles están almacenado en su hígado y graso corporal. Esto puede conducir a efectos secundarios tóxicos que causan estragos en usted y su bebé.

Las vitaminas solubles en agua no están almacenado en su cuerpo, pero están disuelto en agua y excretado por la orina con regularidad.

Si ingiere un sobredosis de las vitaminas solubles en agua, las cantidades en exceso de saldrán del cuerpo. Sin embargo, un sobredosis puede todavía ser peligroso debido a los efectos potencialmente irritando que las vitaminas pueden tener en su sistema digestiva.

Última Actualización: 07/2015

Compilado utilizando las siguientes fuentes:

No te puedes perder …

¿Son necesarios los suplementos vitamínicos durante el embarazo?

Está demostrado que durante el embarazo existe un déficit de micronutrientes, lo que hace necesario una suplementación vitamínica, además de apoyar la educación nutricional en la embarazada sobre los alimentos ricos en los diferentes nutrientes y en su preparación para que le aporten las diversas vitaminas necesarias para una adecuada nutrición. Es conveniente, siempre que se pueda, comenzar a prepararse antes del embarazo, para que en ningún momento haya carencias.

La mayor parte de los micronutrientes que requiere el bebé proceden de las reservas de la madre. Sin embargo algunos otros, como el folato (versión natural del ácido fólico), no cruzan fácilmente la placenta o el organismo materno no es capaz de fabricarlo, y por tanto se hace imprescindible consumirlo en forma de suplemento de ácido fólico.

En general la dosis recomendada es de 400 µg diarios para aquellas mujeres que no presentan ningún problema de salud. A las que padecen diabetes se les suele aconsejar un aporte mayor, también a las que esperan gemelos, o tienen alguna patología que les impide su correcta absorción.

¿Tienen efectos secundarios los suplementos de ácido fólico?

El ácido fólico es una vitamina hidrosoluble, concretamente vitamina B9, que se encuentra en infinidad de alimentos de consumo habitual. Pero el hecho de tener que ingerirla en forma de “medicamento” durante el embarazo, para garantizar el nivel diario adecuado, puede hacernos temer por sus efectos secundarios. Sin embargo lo cierto es que el ácido fólico apenas provoca reacciones adversas. Tal vez, en raras ocasiones, se han comprobado efectos secundarios leves como picores, enrojecimiento o sarpullidos en la piel, dificultad para respirar, etc. También náuseas, flatulencia, distensión abdominal, etc. Aunque no debe olvidarse que estos últimos síntomas también son frecuentes durante la gestación, por lo que podrían ser propios del embarazo y no originados por el consumo de ácido fólico.

Ten en cuenta que la mayoría de las veces el ácido fólico se toma en forma de fármaco multivitamínico, es decir, cada cápsula o pastilla contiene, además de ácido fólico, otras vitaminas, minerales o elementos diversos. Por lo que la reacción podría deberse a cualquiera de sus otros componentes.

Te puede interesar:
Algunos padres se preguntan «¿cómo saber el color de ojos del bebé?» ya que muchos recién nacidos nacen con los ojos grises/azulados. Esto es totalmente normal y los ojos irán adquiriendo su color definitivo conforme pasa el tiempo entre los meses 6 y 12.

Fecha de actualización: 07-04-2014

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Gestagyn Embarazo 30 Cápsulas

Descripción

Gestagyn® Embarazo
Complemento alimenticio con DHA de microalgas, ácido fólico, yodo, hierro, vitamina D y otras vitaminas y minerales adecuados para la etapa del embarazo. Además, ayudan a conseguir un buen estado nutricional en la mujer, que es esencial para el correcto desarrollo del feto.

Composición:
Ferginate® (14mg): sacarato férrico microencapsulado en una matriz que lo protege del pH ácido del estómago. Su liberación es progresiva y su absorción es óptima en el duodeno, evitando los efectos secundarios gastrointestinales
Es esencial en la producción de glóbulos rojos y para ayudar a prevenir las anemias en el embarazo
DHA de microalgas (160 mg): contribuye al desarrollo del cerebro y la visión del feto
Ácido fólico (400 µg): ayuda a prevenir defectos del tubo neural en el feto
Yodo (150 µg): esencial para el desarrollo cognitivo y neurológico del feto
Vitamina D (5µg): favorece la absorción del calcio y es necesaria para la formación y crecimiento óseo de del futuro bebé
Otras vitaminas y mineralesadecuados para la etapa del embarazo

Modo de empleo: 1 cápsula al día

Preevid

Puede acceder a información actualizada en relación a este tema consultando la pregunta: «Aporte de ácido folico, vitamina B12 e ioduro potásico antes y durante embarazo, ¿cuáles están indicados?, ¿durante qué periodo de tiempo?, ¿cuánto tiempo mantenerlos?», Noviembre 2009.

Una Guía de Práctica Clínica de la Sociedad de Obstetras y Ginecólogos de Canadá, actualizada en el 2003 (1) establece como recomendación para todas las mujeres que planifiquen quedarse embarazadas:

  • La ingesta de un preparado que contenga de 0,4 a 1 mg de ácido fólico (AF) al día. Se les debe de indicar que no sobrepasen la cantidad diaria de 1 mg de AF; manteniendo esa misma dosis, en el caso de producirse un embarazo, durante las primeras 12 semanas de la gestación.
  • En el caso de mujeres con un riesgo intermedio o elevado para defectos congénitos del tubo neural (defectos del tubo neural detectados en embarazos previos, historia previa familiar, diabetes insulín dependiente, epilepsia tratada con ácido valproico o carbamazepina ) la dosis diaria de AF será de 4,0 a 5,0 mg.

Esta misma dosificación es contemplada por otras Guías (2,3) y, con la matización de que para la prevención primaria sea de de 0,4 a 0,8 mg de AF, es incluida en la recomendación en nuestro país del Programa de Actividades Preventivas de la semFYC (4).

Tras revisar la evidencia, la guía canadiense citada (1) señala que los efectos dañinos de la ingesta en exceso (>1 mg/día) de AF no son bien conocidos, pero incluye:

  • El enmascaramiento del diagnóstico de una deficiencia de vitamina B12, que podría precipitar o exacerbar las complicaciones neurológicas de esta deficiencia.
  • De forma rara, el AF puede ocasionar reacciones de hipersensibilidad que incluyen eritema, rash, prurito y broncoespamo.
  • Los niveles séricos de AF pueden interferir con el metabolismo de diferentes fármacos, como: agentes antineoplásicos, medicaciones antiepilépticas, contraceptivos orales, cloramfenicol y sulfasalazina.

Una revisión de los datos de mortalidad en el año 2002, de un ensayo clínico randomizado realizado entre 1966 y 1997 en 3.187 mujeres gestantes que tomaron AF en diferentes dosis (5), informa de una mayor mortalidad por diagnóstico de cáncer de mama, aunque estadísticamente no significativa, en el grupo de mujeres que tomaron AF; y de una diferencia estadísticamente significativa en la mortalidad por cualquier tipo de cáncer, siendo mayor cuando se tomaron dosis elevadas (>5 mg) de AF. El mismo artículo comenta que esta relación puede ser debida al azar y una revisión de este estudio (6), resta importancia a este hallazgo al subrayar como limitación mayor que el ensayo fue diseñado con otro objetivo que el de medir mortalidad, que los números son muy pequeños y que la asociación puede ser debido al azar más que al efecto del AF; aunque recomienda más investigaciones para ratificar estos resultados.

En una revisión sistemática de la librería Cochrane sobre suplementación periconcepcional con folato y/o multivitaminas para la prevención de los defectos del tubo neural, actualizada en el 2001, se incluyeron cuatro estudios clínicos que comprendieron 6.425 mujeres(7). Sobre los posibles daños del AF señala en las conclusiones que la suplementación con folato no aumentó significativamente el índice de abortos espontáneos, embarazos ectópicos ni muerte fetal, si bien hubo un posible aumento en la gestación múltiple.

Una revisión de los efectos del AF, realizada en el 2003(8), tras revisar los estudios que analizan los partos múltiples y la relación con el ácido fólico concluye que no hay demostrado un efecto consistente en la asociación entre suplemento periconcepcional con AF y la incidencia de partos múltiples. Así mismo concluye que no hay evidencia de que el suplemento en los alimentos con AF a las dosis recomendadas provoque daño y, sin embargo, la evidencia de los probables beneficios es fuerte.

Un estudio descriptivo sobre la dosis de AF sintético que están tomando las gestantes en nuestro país ha sido publicado recientemente (9). El estudio se basa en la información proporcionada por el grupo de trabajo del Estudio Colaborativo Español de Malformaciones Congénitas (ECEMC) sobre 16.761 madres de recién nacidos sin defectos congénitos desde 1991 al 2004. De las madres que tomaron AF, más del 70% lo hicieron a dosis iguales o superiores a 4 mg. al día. Durante el período de 2003-2004, en la mayoría de las Comunidades Autónomas más del 50% de las madres tomaron dosis medias diarias entre 12,5 y 20 veces la dosis recomendada de 0,4 mg/día. En la Región de Murcia más del 70% de las mujeres tomaron diariamente un promedio de 5 mg/día o más de AF. En este artículo, se indica que “aunque en la actualidad no está demostrado, ni se puede asegurar que las dosis altas de AF puedan tener consecuencias perjudiciales para la salud a largo plazo, tampoco se puede negar”. Se llama la atención sobre el riesgo potencial que se genera al tomar dosis altas de AF, ya que a dosis superiores de 0,4 mg/día se supera la capacidad metabólica del organismo, con la acumulación plasmática del AF sintético no metabolizado.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *