0

Gimnasia facial funciona

Hacemos ejercicio para tonificar y embellecer los brazos, las piernas, el abdomen y demás, pero nos olvidamos muchas veces de que en la cara tenemos muchos músculos, y que es muy importante fortalecerlos y mantenerlos en actividad, de manera que podamos evitar la facidez prematura y mejorar el contorno y sostén de la piel del rostro.

Para mantener al rostro en forma, con fureza y juventud, no es necesario contratar o invertir en costosos tratamientos ni cirugías mientras tomemos cartas en el asunto a buen tiempo. Hay muchos cuidados naturales y caseros que bastarían para que el rostro siempre se mantuviera bello y joven, como la adecuada alimentación, el buen humor, la hidratación y una buena y adecuada dosis de gimnasia facial.

Beneficios de la Gimnasia Facial

Conforme pasa el tiempo, podemos advertir que la piel del rostro se adelgaza y pierde elasticidad y fuerza, lo que ocasiona arrugas y un semblande flácido y opaco, el cual podemos combatir con la gimnasia facial, la cual ha demostrado ser un excelente recurso para conservar el rostro joven y sano.

La gimnasia facial consta de sencillos ejercicios para fortalecer y mantener saludables y vigorosos los músculos faciales, los cuales son los encargados de mantener la belleza natural de tus rasgos. Con la gimnasia facial y cuidados como los antes citados, puedes prevenir el envejecimiento y retardarlo mucho tiempo.

Basta la ayuda de tus manos y mucha práctica y cariño, para atenúar las arrugas, relajar tu expresión y devolverle frescura y un color saludable a la piel de tu rostro.

Para empezar la rutina:

1. Debes considerar que el mejor momento para estos ejercicios es en la noche, porque no estarás apurada y disfrutarás más la relajación que te ofrecen los ejercicios.
2. Compra una buena crema hidratante o un aceite especial para tu tipo de piel, y aplica cada vez que realices los ejercicios.
3. Antes de empezar, lava bien tu rostro y manos (lo ideal eshacerlos después de bañarte, cuando tu piel esta mejor hidratada), y aplica una crema hidratante.
4. Procura empezar poco a poco y no hacer violentamente los ejercicios, sino permite que los músculos se vayan calentando, de manera que no lastimes ni tu piel ni tus músculos, porque esto provocaría el efecto contrario.
5. Debes hacer estos ejercicios al menos dos veces por semana en temporadas de estrés, y una vez por semana en épocas relajadas.
6. Para potenciar los efectos del masaje, aplica después alguna mascarilla para el tipo de piel que tengas, pues es un momento muy favorecedor para aprovechar los nutrientes de las mascarillas debido a la estimulación de la circulación sanguínea en la piel.

Rutina:

¡Pues manos a la obra! No contamos con dibujos pero confiamos en que con tu imaginación y nuetra clara explicación, se te harán muy sencillos estos ejercicios.

FRENTE: Coloca los tres dedos de nemedio de tu mano derecha sobre la frente y luego contrae los músculos subiendo y bajando las cejas, de modo que los dedos suban y bajen.

PARPADOS: Con la cabeza bien erguida inhala y exhala. Con los pulmones vacíos levanta las cejas lo más posible. Conserva esta posición contando hasta cinco. Luego relaja y repite.

SIN OJERAS: abre tus ojos de forma relajada, pon ambos dedos índice sobre los párpados inferiores. Inhala y, al exhalar, intenta cerrar los ojos mientras los dedos se oponen al movimiento sujetando la piel.

PÓMULOS: con las manos sobre las mejillas, lleva los labios hacia adelante lo más posible, mientras las manos presionan los músculos de las mandíbulas suavemente hacia atrás.

PÁRPADOS: cierra los ojos y coloca los dedos índice y pulgar en el ángulo exterior del párpado. Abre los ojos y con los dedos estira la piel hacia arriba y abajo. Luego, intenta cerrar suavemente los ojos, aunque no podrás porque estás sujetando los párpados.

LABIO SUPERIOR: pon tus pulgares sobre el labio superior y oprime suavemente contra la encía, mientras intentas empujar el labio hacia adelante.

CUELLO: con la boca cerrada y los puños de tus manos cerrados a excepción de los pulgares, recarga tu barbilla y encaja el mentón entre tus pulgares y tus puños. Abre y cierra la boca despacio mientras por otro lado empujas con tus pulgares tu mentón hacia arriba. Avre la boca todo lo que puedas y cuando cierres, hazlo despacio, mientras sigues empujando con tus pulgares.

PAPADA: con la espalda bien derecha, cruza los brazos al frente y alarga el cuello hacia adelante hasta sentir cómo se tensa la piel. Gira lentamente la cabeza hacia la derecha y déjala así unos segundos, sin bajar el mentón hacia el hombro. Luego gírala hacia la izquierda y mantenla ahí uno ssegunmdos. Relaja.

Y por último, te recomendamos tomar muchos jugos de vegetales y frutas frescas, las cuales ayudarán a nutrir tu piel desde dentro y a hacer que tu piel siempre luzca muy sana.

La Gimnasia Facial con Cristina Ramos ¡Funciona!

Gimnasia Facial con Cristina Ramos ¡Funciona!

La Gimnasia Facial funciona y en poco tiempo puedes ver los resultados. Existen ejercicios muy sencillos para tonificar los pequeños músculos de la cara. No requieren ni de grandes esfuerzos, ni de mucha dedicación.

Olvidamos que la cara ¡también tiene músculos! Y obviamente estos se pueden trabajar. La Gimnasia Facial es una gran alternativa natural para rejuvenecer la cara sin tener que recurrir al botox, a rellenos o a intervenciones mas o menos agresivas que dejan un rostro con un aspecto artificial.

Cristina Ramos es una de las mas famosas expertas en Gimnasia Facial, que la ha estado enseñado durante los últimos 15 años a miles de mujeres de todo el mundo con estupendos resultados.

Esta experiencia le ha llevado a crear FacialUP!, un programa único GRATIS, de 19 ejercicios, que combina los ejercicios faciales mas eficaces que ha diseñado nunca, con el masaje y el uso de cremas.

En el video puedes ver el ejercicio que me ha enseñado para atenuar las arrugas horizontales del cuello y reducir la papada. Lo he estado practicando durante el mes de agosto y puedo decirte que ¡FUNCIONA!

Y si tienes la oportunidad, también puedes combinar la gimnasia facial con los masajes Kobido de Aurora Reina, que por cierto, fue la que me presentó a Cristina Ramos. El Kobido también funciona y es una delicia recibirlo.

Los malos gestos que te marcarán el rostro para siempre (y cómo combatirlos)

Ara Rosón nos enseña seis ejercicios de yoga facial para combatir las arrugas. CARLOS ONETTI

«Cuando se habla de ejercicio parece que el cuerpo se corta desde el cuello hacia arriba. Nadie piensa en la cara. Es como si allí no hubiera nada debajo de la piel y tenemos más de medio centenar de músculos de la mímica que utilizamos incontables veces a lo largo del día sólo para gesticular. Simplemente en el gesto de sonreír, por ejemplo, se activan una docena de músculos», explica Ara Rosón (54 años), pionera en yoga facial.

Meghan Markle, prometida del príncipe Harry de Inglaterra, o la actriz Gwyneth Paltrow son algunas de las celebridades que practican esta técnica, avalada por investigaciones como la realizada por el dermatólogo Murad Alam, profesor de la Universidad de Northwestern (Estados Unidos), que sostiene que la realización de 30 minutos diarios de ejercicios puede hacer que nuestro rostro luzca visiblemente más joven en tan sólo 20 semanas. «Estas rutinas alargan y fortalecen la musculatura facial, reafirmándola, tonificándola, moldeándola y rejuvenenciéndola», sostiene el doctor Alam.

¿Cómo nació esta disciplina? Ara Rosón lo explica. «Durante años, investigué sobre diferentes técnicas naturales para poder desarrollar un método efectivo. Natural Lift nació de la combinación de lo mejor del masaje facial Kobido -una de las terapias favoritas de las emperatrices japonesas-, la masaje sacrocraneal y el yoga facial».

¿Qué diferencia hay con la gimnasia facial de toda la vida? «Mi fuente de inspiración es la forma en la que se tonifica el cuerpo con el yoga. Aparentemente, los ejercicios son parecidos, pero la gran diferencia radica en la forma de ejecutarlos, que se fundamenta en la utilización de la isometría. Es decir, en lugar de moverlos como se hacía hasta ahora, los tensamos y mantenemos en esa misma posición durante un tiempo predeterminado». Al trabajar en estático se logra fortalecer sin someter a nuestra musculatura facial a una sobrecarga de movimientos que podría potenciar la arrugas que ya tenemos de por sí por la expresión». Sus ventajas: «Nos permite ejercer mucha fuerza en un tiempo muy breve y requiere poca consciencia corporal porque no son músculos fáciles de activar».

REEDUCACIÓN GESTUAL

Uno de los grandes objetivos que se persigue con esta técnica es buscar el equilibrio en el rostro. «Hay zonas de la cara a las que sometemos a una actividad frenética durante el día y por eso tratamos de ejercitar otros músculos antagonistas en busca de una compensación». Al igual que en el cuerpo se busca una reeducación postural, «una buena reeducación gestual da como resultado una cara más relajada. Se tonifican las zonas que interesan para compensar la acción de la gravedad».

Equivalentes a las malas posturas en el cuerpo, los gestos de toda una vida dejan su huella en nuestro rostro en forma de arrugas. «Nacemos con unos patrones gestuales hereditarios y tendemos a descompensar. Si caminamos torcidos, sufriremos escoliosis y si nos pasamos la vida enfadados, luciremos dos profundas arrugas entre las cejas en la vejez. Nuestra forma de gesticular acentúa el propio envejecimiento intrínseco. El deterioro natural nos afecta a todos pero si tenemos malos hábitos, este proceso será más rápido».

¿Cuáles son esas malas caras que deberíamos evitar (o limitar en la medida de lo posible)? «Fruncir el ceño es terrible. Contrae todos los músculos de la frente provocando dolores de cabeza, sinusitis… A la gente le preocupa también mucho las patas de gallo y en su aparición tiene mucho que ver no utilizar gafas de sol o graduadas, si se necesitan. También es esencial aprender a relajar la mirada». La preocupación o la tristeza también dejan un rastro horrible, «los tejidos tienden a caer, provocando una especie de mueca espantosa en la zona de los ojos y de la boca».

La experta, que realiza talleres prácticos en Arsenal Femenino Madrid, tiene un recado para los que se pasan el día mirando el móvil. «¡La papada acecha!». Las personas que ya la sufren suelen tener tendencia «a llevar el cuello acortado, a ir encogidas». Para corregirla hay «que trabajar la cintura escapular, rotar hacia afuera los hombros, relajar los trapecios, intentar ganar el mayor espacio entre las orejas y los hombros y estirar mucho el cuello para liberar toda la tensión».

RESULTADOS

A pesar de que la musculatura del rostro es «muy agradecida», la terapeuta resalta que se trata «de una estética ‘slow’ de carácter eminentemente preventivo». Cuanto antes se ponga en práctica, mejor. «Lo ideal empezar a practicarla a los 25 años pero, claro, cuando se tienen esos años nadie se lo plantea. Para ser realistas, lo más recomendable es iniciarse hacia los 35, que es cuando empiezan a aparecer los primeros síntomas de envejecimiento en la piel». Los resultados dependen mucho de la calidad de la piel y de la edad. «Las personas con problemas de contracción por estrés van a notar muy rápido los beneficios, sentirán un alivio y una reprogramación muscular total».

Conclusión: no te enfades tanto y disfruta de la vida. No habrá arrugas más bellas que las que te dejen de recuerdo todas las veces que has sonreído.

De entre todos los mitos de belleza que oiremos estos días, la mayoría prometen colmar nuestros propósitos de año nuevo a base de cremas, lociones o alimentos milagro, pero, hasta la fecha, muy pocos han demostrado científicamente su eficacia. Ahora, se suma a la lista de remedios probados la gimnasia facial.

Un equipo de la Universidad de Northwestern (EE.UU.) ha demostrado que un programa de ejercicios faciales diarios o alternos de 30 minutos durante 20 semanas mejora la apariencia facial. Eso sí, para el estudio, se identificaron sólo signos de envejecimiento en 27 mujeres de mediana edad, fijándose en la tersura de mejillas.

La musculatura se fortalece, ‘sosteniendo’ mejor zonas como las mejillas

«Los ejercicios de gimnasia facial que pueden ser beneficiosos incluyen aquellos que implican fruncir y apretar las mejillas», dijo el firmante del estudio el Dr. Murad Alam, vicepresidente y profesor de dermatología de la Facultad de Medicina Feinberg de Northwestern University. «Hay muchos músculos que colectivamente permiten el movimiento de las mejillas, y nuestro estudio demostró que al aumentarlos, las mejillas superior e inferior se ven más llenas».

Todo hay que decirlo: es estudio es bastante limitado en cuanto a su muestra. Pero, «asumiendo que los hallazgos se confirmasen en un estudio más amplio, las personas ahora tienen una forma no tóxica de bajo coste para verse más jóvenes o para complementar otros tratamientos cosméticos o antienvejecimiento que puedan estar buscando», dijo Alam.

A medida que la cara envejece, la piel pierde elasticidad y las almohadillas de grasa entre el músculo y la piel se vuelven más delgadas. A medida que la piel se cansa, las almohadillas de grasa adelgazadas se atrofian y se deslizan, haciendo que la cara «se caiga».

«Pero si el músculo subyacente se agranda, la piel tiene más relleno debajo y el músculo más firme parece completar la forma de la cara», dijo la autora principal del estudio, Emily Poon, profesora asistente de investigación en dermatología en Feinberg. «El crecimiento muscular está aumentando el volumen facial y contrarrestando los efectos del adelgazamiento de la grasa relacionado con la edad y el aflojamiento de la piel».

Estos fueron los ejercicios

Los participantes aprendieron y realizaron 32 ejercicios de gimnasia facial distintos, cada uno durante aproximadamente un minuto. Uno de ellos es el levantador de mejillas: abrir la boca y formar la O, colocar el labio superior sobre los dientes, sonreír para levantar los músculos de las mejillas, colocar los dedos ligeramente sobre la parte superior de la mejilla, soltar los músculos de control para bajarlos y levantar la espalda. Repetir bajando y levantando las mejillas.

Otro ejercicio consiste en sonreír sin mostrar los dientes, juntar los labios con las mejillas, sonreír forzando los músculos de las mejillas hacia arriba, colocar los dedos en las esquinas de la boca y deslizarlos hasta la parte superior de las mejillas, manteniéndolos presionados durante 20 segundos.

Gimnasia Facial Opiniones 2019 y Descarga

Este es un programa ideado para las que quieren mostrar una mejor apariencia en su rostro sin necesidad de pagar por una costosa cirugía estética. En esta sociedad, muchas personas son juzgadas por su física en los campos laborales, sociales y personales.

María Azcuénaga investigó durante muchos años y descubrió como la nutrición, el reiki y el comportamiento de las hormonas podían mejorar la apariencia del rostro. Este tratamiento vincula una dieta rica en colágeno y ejercicios para evitar la flacidez y mitigar las arrugas.

¿Cómo funciona Gimnasia Facial para usted?

  • El tratamiento propuesto por María Azcuénaga en su libro Gimnasia Facial se basa, sobre todo, es varios ejercicios para contrarrestar el envejecimiento de la piel y las arrugas que aparecen tras los años. Estos son algunos de esos ejercicios.
  • Los ejercicios comienzan con un calentamiento previo: relaja los músculos del rostro, cuello y hombros. Coloca las yemas de los dedos sobre ellas y masajea suavemente.
  • Luego, sentada delante de una mesa, coloca un brazo encima en posición horizontal y otro en vertical. Cierra el puño y colócalo debajo del mentón haciendo presión con la barbilla contra el puño. Mantén la presión durante 6 segundos y luego
  • La guía explica como eliminar las bolsas de los ojos de la siguiente manera: crea la forma de gafas y ponte sobre el contorno de los ojos tensando la piel de arriba y abajo de la zona. Mantén esta tensión y luego realiza el parpadeo de 10 a 20 veces.

¿Qué obtendrás de Gimnasia Facial?

  • Obtendrás, primero que nada, un compendio con los mejores ejercicios faciales para rejuvenecer tu rostro en pocos días.
  • Eliminarás las patas de gallo con un ejercicio que consiste en: coloca tus dedos en las sienes e intenta que lleguen hasta la parte superior de las orejas. Abre la boca y desplaza tu mandíbula hacia adelante y atrás. Haz presión durante 6 segundos y relaja.
  • Para los pómulos marcados tendrás la solución con un ejercicio. Este ejercicio consiste en lo siguiente: hincha las mejillas con aire, golpea suavemente con las yemas de los dedos sobre ellas y saca todo con lentitud y calma.
  • También podrás decirle adiós a la papada con un mecanismo novedoso. Esta técnica consiste en colocar una toalla enrollada debajo de la barbilla, levanta la mandíbula hacia arriba y desliza la toalla por debajo de la mandíbula. Haz presión 6 segundos y relaja.
  • Con los diferentes ejercicios que conocerás, activas la circulación sanguínea y le das actividad a los músculos de la cara y los músculos de la frente.

Cómo inscribirte en Gimnasia Facial

  • Ve a la web de Gimnasia Facial

Para registrarte en Gimnasia Facial y empezar a combatir las arrugas en la cara, primero tienes que ingresar a su página web.

  • Inscríbete en su sitio web

Solo deberás hacer click en el botón de “DESCARGAR AHORA” para completar el pago en el formulario de pago.

  • Rellena el formulario de pago

Deberás rellenar el formulario de pago con tu correo electrónico personal y los datos de tu tarjeta de débito, crédito o cuenta de paypal, y luego dar click en “PAGAR AHORA”.

  • Descarga el producto

Y por último, deberás ingresar a tu cuenta de correo personal que colocastes en el formulario de pago y descargar el producto haciendo click en el botón de descarga.

Conclusión final

Estoy especialmente complacida con todo lo que aprendí con el libro Gimnasia Facial de María Azcuénaga. De todos los métodos que he probado, este es el único con los ejercicios que sí funcionan. Por eso lo recomiendo con toda honestidad como programa para rejuvenecer el rostro.

La guía tiene, inclusive, unos ejercicios para las comisuras de los labios que te harán abrir la boca de forma imaginaria. También explica como un masaje en la cara, cuello y hombros te ayudará en tu salud.

Tomando conciencia de cada movimiento, podrás obtener los múltiples beneficios que este programa tiene para ti. No esperes más y pídelo ya mismo.

Ventajas

  • Con estos tratamientos de belleza lograrás un cambio totalmente rejuvenecedor en menos de 30 días.
  • Este libro cuesta mucho menos que una cirugía. Pagarás muy poco por diferentes herramientas que te harán lucir un rostro espectacular.
  • Al comprar este libro lo podrás descargar de inmediato en formato pdf. No gastarás dinero en pagos de envíos.
  • La guía digital Gimnasia Facial viene con una garantía valida por 2 meses. Si no ves resultados en ese tiempo, puedes pedir la devolución de tu dinero.
  • Además, con la compra de esta publicación te llevarás, totalmente gratis, dos bonos exclusivos.

Desventajas

  • Para poder comprar este libro necesitas conexión a Internet. Tampoco se encuentra gratis en ningún lugar.
  • Para que este tratamiento funcione debes poner mucho empeño de tu parte y seguir, al pie de la letra, las instrucciones de los ejercicios.
  • Gimnasia Facial requiere ser leído por completo. Si no te gusta la lectura será un problema.

Gimnasia Facial Opiniones 2019 y Descarga 4.9 (97.5%) 8 votes19 de Enero de 2018 – 06:05 EST by Nuria Safont

¿Quieres quitarte años de encima sin recurrir a la cirugía? Lo tienes fácil. Si cada día realizas 30 minutos de gimnasia facial, en solo 20 semanas tu cara rejuvenecerá hasta tres años. Y no se trata de una quimera. Lo ha confirmado un estudio médico. Expertos de la Facultad de Medicina de la Universidad de Northwestern, en Chicago, han visto que ejercitar los músculos de la cara permite tonificarlos y mejorar el contorno, rellenando los pómulos y rejuveneciendo las facciones. «Ahora hay una evidencia médica de que los ejercicios faciales pueden mejorar la apariencia y reducir algunos signos visibles del envejecimiento», señala el doctor Murad Alam, dermatólogo y principal autor de la investigación.

Leer: Medicina antiaging para envejecer mejor

¿Por qué se nos ‘cae’ la cara?

A medida que envejecemos, la piel del rostro pierde elasticidad y las almohadillas de grasa que se encuentran entre el músculo y la piel se vuelven más finas. Estas estructuras de grasa, que se ajustan como piezas de un rompecabezas, son las responsables del contorno facial, es decir, de darle forma a tu rostro. Sin embargo, con la edad las almohadillas se atrofian, pierden su capacidad de acoplarse, la gravedad actúa y el rostro se «cae», pareciendo más envejecido.

Pero si se ejercitan los músculos de la cara, éstos se agrandan y dan volumen a las mejillas, con lo que se vuelven más redondeadas y sin cirugía. «Los ejercicios aumentan y fortalecen los músculos faciales, por lo que la cara se ve más firme, tonificada y joven». Ahora bien, otros aspectos como las manchas o el descolgamiento de la piel debe tratarse con otros métodos. «Los tratamientos de medicina estética como el bótox o el ácido hialurónico pueden ser un buen complemento», señala.

Empieza hoy mismo

Así como se recomienda realizar una actividad física durante toda la vida, empezando desde la infancia, los expertos también aconsejan que no nos demoremos mucho en practicar el ejercicio facial. «Las personas que tienen la piel clara tienen más propensión a presentar hundimientos faciales o flacidez, incluso desde muy jóvenes (entre los 20 y los 30). Sin embargo, la pérdida de volumen en las personas de tez más oscura es más tardía. De todos modos, dado que los ejercicios parecen mejorar los pómulos volviéndolos más firmes y con más volumen, probablemente sea un buen momento para comenzar cuando notemos los primeros signos de pérdida de firmeza y elasticidad», recomienda el doctor Alam. Para comenzar, el yoga facial es tu mejor aliado.

VER GALERÍA

Para el estudio, los investigadores contaron con la participación de Gary Sikorski, de Happy Face Yoga, en EE.UU, para que les asesorara sobre cuáles son los movimientos más aconsejables. En concreto, realizaron una serie de 32 ejercicios entre los que destacaba el «levantador de mejillas» y «sonreír sin mostrar los dientes».

El primero consiste en abrir la boca en forma de O, colocar el labio superior sobre los dientes y sonreír para levantar los músculos de las mejillas. Posteriormente, hay que apretar los dedos en la parte superior de la mejilla y soltar. En el siguiente ejercicio, se sonríe sin mostrar los dientes juntando los labios con las mejillas. Al sonreír, se fuerzan los músculos de las mejillas hacia arriba. Hay que colocar los dedos en las esquinas de la boca y deslizarlos hacia los ojos.

Descubre más ejercicios en Rejuvenece con el yoga facial

Tres años menos en 20 semanas

Los participantes del ensayo realizaron los ejercicios a diario y los investigadores fueron tomando fotografías al inicio, en la semana octava y en la 20. Asimismo, pusieron una edad a cada fotografía y observaron que al finalizar el periodo de estudio, la estimación de los años se redujo en tres. Además, los participantes también notaron la mejoría y reconocieron estar muy satisfechos con el programa.

Realizar ejercicios faciales es una forma «no tóxica, barata y que cada persona puede autoadministrarse», concluye Murad Alam.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *