0

Granos en los brazos

Granitos en los brazos, piernas y la cara

Creo que no pasa un día de consulta sin atender a alguien preocupado por este motivos. Si estás leyendo este artículo, posiblemente a ti te ocurra lo mismo.

Hay muchos tipos de granitos que pueden aparecer en los niños, como los molluscum contagiosum o los quistes de millium. El acné puede aparecer también desde pequeñitos, en adolescentes o incluso en mujeres ya adultas. La rosácea también pude hacer que tengas granitos en la cara.

Entre tanta forma de granitos, ¿qué será lo que te ocurre (a ti, o tu peque)?

Pues bien, si esos granitos, no son dolorosos y están ahí siempre, estables, sobre todo en los brazos, los muslos o las mejillas, lo más probable es que sea una queratosis pilar.

¿Qué es la queratosis pilar?

Se trata de granitos, que no pican, en ocasiones un poco rojos, que hacen que la piel se sienta rugosa.

Frecuentemente están en los brazos y los muslos, pero no es raro verlos también en la cara; aunque pueden aparecer en otras zonas como los antebrazos o el tronco.

Es más frecuente en niños, pero muchas personas aún tienen este tipo de piel en la edad adulta. Se ve con mayor frecuencia en personas que sufren dermatitis atópica, obesidad, ictiosis, diabetes tipo 1 o síndrome de Down.

Más fotos de queratosis pilar

¿Cómo se diagnostica?

No suele ser necesario realizar ninguna prueba. Con una sencilla exploración física puede llegarse al diagnóstico con facilidad.

¿Por qué aparece?

La queratosis pilar no es ninguna infección ni alergia. Tampoco indica ninguna enfermedad interna ni es un tipo de acné rebelde. Digamos que es algo “constitucional” de quien lo tiene: en los folículos de sus pelos en los brazos y las piernas se forman unos pequeños tapones de queratina, que son los que observamos y raspan al tacto.

¿Es para siempre?

Lo más habitual es que con el paso del tiempo (especialmente en niños) mejore. Además, normalmente durante el verano los granitos se hacen menos evidentes. Esto se achaca a un menor roce por las mangas de la ropa, pero la realidad es que no lo sabemos con claridad.

¿Cómo puede mejorarse?

Al tratarse de algo propio de tu tipo de piel, no puede curarse de forma definitiva, pero sí existen opciones que ayudan a que esa piel esté más suave y los granitos sean menos evidentes.

  1. Aplica crema hidratante. Del mismo modo que una adecuada hidratación y reposición del manto lipídico suaviza la piel, también hace los granitos menos evidentes.
  2. Exfoliate: puedes hacerlo utilizando un guante, cepillo crema exfoliante. Este procedimiento eliminará la queratina que tapona los poros de forma física.
  3. Valte de productos con algo de urea, ácido salicílico o ácido láctico. Estos químicamente deshacen la queratina, por lo que si los usas a diario, pueden disminuir el volumen de los granitos.
  4. Si no observas suficiente mejoría, consulta con un dermatólogo. En ocasiones y si las medidas anteriores no han sido suficientes, pueden utilizarse tratamientos como los retinoides o los corticoides para darle un empujón a la mejoría de los granitos. Eso sí, todo controlado por un dermatólogo.

En conclusión…

La queratosis pilar no es nada grave pero puede resultar molesto y estéticamente indeseable. Puede durar años y si quieres mejorarla puedes utilizar diferentes cremas que suavizarán los granitos, mediante exfoliación química o física. Si esto no es suficiente, consulta con un dermatólogo.

¿Quieres que valore tu caso en particular? Consulta online conmigo a través de este enlace y encontraremos juntos las mejores cremas para tu caso.

Cómo eliminar granitos de los brazos

Una vez que el dermatólogo haga su diagnóstico es cuando se pueden comenzar a evaluar las opciones de tratamiento y qué medidas adicionales es necesario poner en práctica en casa.

¿Por qué aparecen estos granitos en los brazos?

En la piel tenemos unos folículos pilosos en los que crece el vello, pero en los que también se almacena una capa de sebo que crece cuando hay un aumento en la secreción de hormonas. Esta, al unirse con otros factores, empieza a formar esas espinillas.

Los granitos en los brazos podrían aparecer como consecuencia de varios factores. Veamos algunos de ellos a continuación.

¿Queratosis pilaris?

Si esos granitos en los brazos no se eliminan por más tratamientos que se les aplique, puede tratarse de queratosis pilaris o piel de gallina. Es una enfermedad causada por la acumulación de una proteína llamada queratina, que forma tapones dentro de los folículos pilosos, provocando una inflamación similar a las espinillas.

Es muy común en aquellas personas que sufren sequedad en la piel o que tienen dermatitis atópica (eccema) y parece ser hereditaria. En este caso,lo mejor es consultar a un dermatólogopara recibir un tratamiento adecuado y de este modo evitar agravamientos.

¿Cuál es la causa de los granitos en los brazos?

Los granitos en los brazos aparecen casi siempre por los cambios hormonales, como los que ocurren en la pubertad o en el síndrome premenstrual, por ejemplo. Además, se cree que el tipo de alimentación podría tener cierta influencia, aunque aún no hay un consenso científico al respecto.

Remedios para eliminar los granitos en los brazos

Cuando los granitos en los brazos no se manifiestan como consecuencia de una patología,según la sabiduría popular, se podrían eliminar con algunos remedios caseros. Básicamente consiste en exfoliantes naturales que ayudarían a eliminar las células muertas de la piel y la suciedad acumulada.

Exfoliante de azúcar, maicena, miel y yogur

Puedes preparar un exfoliante natural, utilizando ingredientes de uso común, como el azúcar o la sal de mesa.

Ingredientes

Preparación

  • Mezcla todos los ingredientes y forma una pasta.
  • Aplícala sobre la zona afectada y realízate un masaje suave mientras dejas actuar la preparación durante unos 10 minutos.
  • Al finalizar el tiempo recomendado, retíralo con agua.
  • No olvides aplicarte después una crema hidratante, pero que sea libre de aceite.

Descubre: Cuál es la mejor loción hidratante según tu tipo de piel

Exfoliante y tónico desinfectante de agua y sal

La sal es un ingrediente que por sus propiedades puede ayudar a disminuir el exceso de grasa que se va acumulando en las diferentes áreas de la piel.

  • Agua caliente.
  • ½ taza de sal marina o sal gruesa (125 g).

Para prepararlo, solo debes verter la sal en una tina con agua caliente y sumergir los brazos durante 10 minutos. El agua debe estar caliente ya que esto ayuda a abrir el poro para facilitar la eliminación del sebo.

Exfoliante de avena, sal y miel

Este remedio natural ayuda a suavizar, exfoliar e hidratar la piel, al tiempo que contribuye a la eliminación de esos molestos granitos que se forman en grandes cantidades en los brazos.

  • 2 cucharadas de miel (50 g).
  • 2 cucharadas de sal (30 g).
  • 3 cucharadas grandes de avena molida (50 g).
  • Mezcla todos los ingredientes y humedécelos con un poco de agua hasta formar una pasta.
  • Aplica la mezcla con suaves movimientos sobre la piel afectada y déjalo actuar 15 minutos.
  • Enjuaga con abundante agua y jabón.

Ver también: 5 increíbles beneficios que te aporta la avena en tu desayuno

Exfoliante de arcilla verde o rosa

Este ingrediente natural que tantas virtudes tiene para la belleza también se utiliza para combatir esos molestos puntitos antiestéticos que se producen en los brazos.

  • 2 o 3 cucharadas de arcilla verde o rosa en polvo o en pasta.
  • Humedece la arcillahasta formar una pasta y luego aplícate una capa uniforme por todas las partes del brazo afectadas.
  • La debes aplicar máximo dos veces a la semana porque el exceso puede acabar con los aceites naturales de la piel.

Nota final

Los granitos en los brazos suelen ser un problema estético puntual, que no requiere demasiada atención, sino la práctica de buenos hábitos de vida. Por ello, no hay que obsesionarse demasiado con ellos. Ahora,si ves que el problema persiste, entonces acude al dermatólogo para ver qué puede estar sucediendo y qué cuidados tendrías que aplicar.

El sarpullido y el picor de piel, las primeras molestias de las alergias

El contacto con alérgenos ambientales produce reacciones que afectan a las mucosas y desencadenan síntomas como los estornudos, la tos, el picor en la garganta y afecciones cutáneas como el sarpullido, la urticaria y el picor. Estas molestias dermatológicas son frecuentes y, en algunos casos, el primer indicador de la alergia primaveral: “Se tiene la experiencia de que la alergia a pólenes, antes de producir síntomas de nariz, ojos o bronquios, puede presentarse en forma de urticaria con ronchas o picores en la piel”, comenta a TodoDermo Pedro Ojeda, alergólogo y portavoz de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC). En este sentido, Virginia Barrau, farmacéutica y vocal en Dermofarmacia del COF de Zaragoza, hace una distinción entre la urticaria alérgica como patología y no como síntoma: “El factor diferenciador es que, como enfermedad, causa dermografismo por la liberación de histamina y esto se detecta por la presencia de picor, erupciones e inflamación de la piel”.

El picor corporal tiene su origen en que algunas personas con alergias tienen la piel más reactiva en esta época: “En concreto, la alergia al polen de gramíneas y a la grama (césped) puede inducir una urticaria de contacto al pasear con las piernas o los brazos descubiertos por zonas donde haya gramíneas silvestres o al tumbarse directamente en contacto con el césped”, señala Ojeda. Por tanto, son las partes del cuerpo más expuestas las que más lesiones sufren y esto, según la vocal de Zaragoza, se refleja en las consultas que atiende en la farmacia. “A parte de los casos por conjuntivitis que se disparan en primavera, muchas personas vienen con picores de piel y prurito en brazos, piernas y escote. Sin embargo, sobre todo en la zona del escote, los síntomas pueden confundirse y tratarse de patologías relacionadas con el sol”, aclara Barrau.

SOL Y ALERGIAS EN PRIMAVERA

Para José Manuel Carrascosa, dermatólogo y miembro de la Academia Española de Dermatología y Venerelogía (AEDV), las alergias propias de la primavera como la rinitis o la conjuntivitis no afectan tanto a la piel y resalta aquellas relacionadas con la exposición solar como erupción polimorfa lumínica y la urticaria solar. “La erupción está constituida por granitos rojos que aparecen en las zonas menos expuestas durante los meses de marzo y abril y, conforme pasa el verano, la piel se vuelve más resistente”, indica Carrascosa. En cambio, a diferencia de la erupción polimorfa lumínica, la urticaria solar se presenta durante todo el año. El perfil de estos pacientes suelen ser mujeres jóvenes y, advierte Carrascosa, “aunque el cuadro clínico es leve por lo general hay recaídas”.

RECOMENDACIONES

– Fotoprotección. Para proteger la piel durante todo el año, Carrascosa apuesta “por la protección de alto espectro y así evitar tanto la radiación ultravioleta A y B como la luz visible”.

– Exposiciones reducidas. A nivel individual Carrascosa aconseja “tomar el sol durante 10 minutos y siempre con protección para que la piel se acostumbre”.

–Una dieta rica en antioxidantes. “Tomar alimentos como las zanahorias y los tomates que tienen un alto contenido de betacarotenos hacen que la piel sea más resistente”

¿Y PARA EVITAR EL PICOR DE LA PIEL?

– Ropa adecuada. Para las pieles sensibles o fácilmente irritables en primavera, Ojeda y Carrascosa recomiendan tejidos de algodón e hilo, evitando las prendas de fibras sintéticas o semi-sintéticas. “Los colores claros permiten que la radiación ultravioleta atraviese los tejidos y llegue a la piel, por eso es mejor optar por colores oscuros y tejidos gruesos que actúen como barrera”, añade Carrascosa.

– Sudor. Para prevenir irritaciones en esta época “es conveniente evitar las prendas húmedas después de realizar alguna actividad física”. Además, “es necesario aclarar la piel y cambiar de ropa lo antes posible”, según Ojeda.

– Limpiadores syndet. Los jabones syndet “que contienen aceites esenciales para dar más confort a la piel”, son muy recomendables según Barrau. “Su función es hidratar y activar la piel como barrera natural ante los alérgenos y como una medida preventiva”. En caso de que ya se haya producido la reacción alérgica la experta apuesta “por los que además tienen propiedades emolientes”.

– Hidratación. “Estos pacientes después de lavarse con un jabón syndet deberían también aplicar una crema emoliente y antiprurito para calmar la piel e hidratarla en profundidad”, destaca Barrau. Con esta idea coincide Ojeda: “Nuestro consejo es que el farmacéutico recomiende, en primer lugar, usar productos emolientes lo más neutros posible, libres de conservantes, muchas veces esta medida es suficiente para mitigar el picor alérgico”. Si el picor no desaparece, según Ojeda, “hay que pasar a los antihistamínicos de segunda generación”.

– Cosméticos. Utilizar productos libres de perfumes y, en algunas ocasiones, es mejor que no contengan conservantes ni parabenos, matiza Barrau.

¿Tienes estos granitos en el brazo? Mira por qué salen y cómo desaparecerlos

En algunos casos también puede haber exceso de queratina y eso es conocido como Queratosis pilaris, por eso siempre se debe consultar a un dermatólogo.

Estos granitos, aunque no lo creas, traen consigo algunos efectos negativos en tu organismo.
Síntomas que te ocasionan estos granos en el brazo:

  1. Dolor de estómago. Uno de los síntomas más obvios después de comer algún alimento que contenga gluten es este, sino es dolor, podría ser incomodidad como hinchazón.
  2. Piel irritada. Sientes una reacción de dolor, inflamación, picazón o resequedad en la piel y claro, los fastidiosos granitos.
  3. Mareos. Algo muy incomodo para aquellas personas alérgicas después de consumir algún alimento con gluten, es el constante mareo y el desequilibrio.
  4. Cambios de humor. En la mayoría del tiempo estas con mal genio, inquieto o ansioso y no tienes idea del por qué.
  5. Migraña crónica. Después de haber consumido algún alimento que contiene gluten empiezas a sentir un fuerte dolor de cabeza o punzadas.
  6. Fibromialgia. Se produce un dolor en tus tendones y músculos, los dolores se vuelven severos con el paso del tiempo.

Cómo eliminar estos granitos
Conocer muy bien los alimentos que estas consumiendo es esencial para evitar un efecto negativo si eres intolerante al gluten.
Estos son los alimentos que debes evitar:

  • Todo tipo de harinas, pan, pastas, galletas y pasteles.
  • Productos derivados del trigo.
  • Cubitos de sopa concentrados.
  • Dulces y caramelos.
  • Arroz y papas fritas.
  • Productos lácteos y derivados.

Importante: Debe aclararse que La Bioguía no da consejos médicos ni receta el uso de técnicas como forma de tratamiento para problemas físicos o mentales sin el consejo de un médico, sea directa o indirectamente. En el caso de aplicar con ese fin alguna información de este sitio, La Bioguía no asume la responsabilidad de esos actos. La intención del sitio es solamente ofrecer información de naturaleza general para ayudar en la búsqueda de desarrollo y crecimiento personal.

4 formas naturales de eliminar los granitos en los brazos

Gluten, grasa acumulada o estrés; durante años se ha pensado en las posibles causas de estos granitos, pero no en una solución efectiva.

Muchos dicen que es la diminuta y perfecta representación del mal, otros opinan que es irresponsable eliminarlo de nuestra dieta; aunque lo único cierto detrás de esto es que pocos saben qué es exactamente el gluten. Este conjunto de proteínas presente en muchos cereales, es ─dicen algunos doctores─ la principal causa de varias enfermedades comunes en el cuerpo humano, una de ellas, aunque no parece del todo grave, son esos granitos que aparecen los brazos de algunas personas y que les da un aspecto de suciedad o descuido consigo mismos.

RelacionadoÉste es el secreto de Julia Roberts para mantenerse en forma y rejuvenecer su piel

Lo cierto es que la causa de estos granitos no es exclusivamente el gluten, ante la aparición de estas pequeñas imperfecciones que a veces se confunden con espinillas «en manada». Otra causa muy común de estos granitos son los cambios hormonales que hacen que los folículos pilosos de tus brazos no sólo aumenten en número, sino también en tamaño; lo que le da origen a estas pequeñas imperfecciones que parecen imposibles de eliminar, pues ni comprando el mejor producto del mercado es seguro que los granitos se vayan.

Si tienes la oportunidad, debes visitar a un dermatólogo que te permita encontrar la verdadera razón de estos granitos, que incluso aparecen con una depilación mal realizada o una exposición excesiva al sol. No obstante la causa, muchos doctores coinciden en que al estar llenos de grasa, estos granitos pueden eliminarse con remedios naturales que la ataquen directamente; así en lugar de invertir mucho dinero en tratamientos que posiblemente no te ayuden ni siquiera a mejorar el aspecto de tu piel, pon otros productos en tu lista de súper y haz con ellos el remedio que podría terminar por fin con este problema.

RelacionadoUrticaria: la reacción de tu piel que tienes por el estrés

1. Exfoliación

+Ingredientes:

1 cucharada de miel

2 cucharadas de yogur natural

1 cucharada de maicena

1cucharada de azúcar

+Preparación y aplicación:

Mezcla los ingredientes y revuelve hasta formar una pasta uniforme. Con esta pasta, realiza masajes suaves por toda el área que desees exfoliar y deja actuar la mezcla por al menos 10 minutos. Una vez transcurridos los 10 minutos, puedes comenzar a retirar tu exfoliante con un poco de agua fría. Para terminar con el tratamiento, puedes aplicar un poco de crema hidratante, de preferencia que no contenga ningún tipo de aceite.

2. Mascarilla de arcilla verde o rosa

+Ingredientes:

2 o 3 cucharadas de arcilla en polvo o en pasta

+Preparación y aplicación:

Humedece un poco la arcilla hasta lograr una consistencia pastosa. Luego pon la pasta en tus brazos y déjala actuar unos minutos. Sólo recuerda que este tratamiento sólo lo debes usar un par de veces a la semana, pues las arcillas podrían acabar con los aceites naturales que produce tu piel.

3. Avena, sal y miel

+Ingredientes:

2 cucharadas de miel

2 cucharadas de sal

3 cucharadas grandes de avena molida

1 taza de agua

+Preparación y aplicación:

Mezcla todos los ingredientes, excepto el agua. Ésta deberás añadirla poco a poco hasta crear una consistencia pastosa, misma que deberás aplicar sobre la zona afectada haciendo pequeños movimientos a manera de masajes. Este tratamiento debe repetirse al menos tres veces por semana para obtener resultados óptimos.

4. Agua y sal

+Ingredientes:

1/2 taza de sal marina o gruesa

1 tina con agua caliente

+Preparación y aplicación:

Puede que este remedio no suene demasiado complicado, aunque probablemente sea el más completo de todos, pues la sal es el ingrediente perfecto para eliminar los depósitos de grasa que se niegan a dejar nuestra piel. En este caso el agua debe estar lo más caliente que aguantes para que puedan abrirse tus poros y la sal penetre para actuar efectivamente, deja los brazos ahí dentro por al menos 10 minutos.

RelacionadoLos 4 problemas más comunes en la piel y cómo solucionarlos de manera natural

Cualquiera que sea la razón de estos granitos, debes comprender que no todas las pieles son iguales y cada una trabaja de manera diferente; así que antes de darte por vencido ante el mito del gluten y sus consecuencias, tal vez es mejor que encuentres la causa de tus granitos y el tratamiento perfecto para ellos, pues de lo que sí puedes estar seguro es de que no es del todo normal tenerlos a pesar de que muchos dicen ya haberse acostumbrado a ellos.

VER MÁS:
Hábitos que están provocando que el acné en tu periodo aumente y no sabías.
Razones por las que te están saliendo granitos en lugares extraños.

Problemas de salud ocultos tras los granitos en brazos

Tener granitos en brazos de color blanco o rojo no es normal, podría ser la primer señal de un problema intestinal

  • SUSANA CARRASCO
  • 24/09/2019
  • 17:27 hrs.

Algunas personas han tenido espinillas o granitos en brazos que parecen piel de gallina durante mucho tiempo, al grado de que se han acostumbrado a tenerlos pero, ¿son normales? En realidad no y de hecho, podrían ocultar problemas de salud y alergias.

Así que si te la pasas reventando los pequeños granitos que te salen en el brazo, lo mejor es que conozcas cuáles son las causas para eliminarlos de raíz.

Granitos en brazos

Los granitos en brazos son conocidos médicamente como queratosis piliaris y es un problema que muchas veces, le da a nuestra piel el aspecto de “piel de gallina”.

Es un problema que muchos padecen pero que desafortunadamente, no recibe la atención necesaria a pesar de que es un padecimiento que va más allá de la estética.

Según The American Osteopathic College of Dermatology, la queratosis piliaris o piel de gallina, es una condición genética folicular que suele manifestarse con granos o protuberancias ásperas en ciertas partes del cuerpo, especialmente en las piernas, le pecho, los glúteos y por supuesto, los brazos.

Estas espinillas no solo hacen lucir los brazos poco estéticos, sino que pueden ser causados por una mala alimentación.

Una de las principales causas de los granitos en brazos, es el exceso de una proteína llamada queratina que se acumula en los folículos pilosos de la zona afectada.

Estos granos aparecen como una reacción alérgica por intolerancia al gluten, una proteína que es rica en queratina y que se encuentra en diversos alimentos comunes, tales como el pan y los cereales refinados. El exceso de queratina representa una falta de vitamina A y ácidos grasos.

>>TAMBIÉN LEE: 3 razones por las que salen verrugas en el cuello

Los granos en brazos son una señal de intolerancia al gluten, por lo que pueden presentarse otros síntomas como:

Dolores estomacales fuertes

Espasmos

Cansancio después de comer

Mareos

Perdida de equilibrio

Migrañas recurrentes

Dolor e hinchazón de articulaciones

Cambios bruscos de humor

Complicaciones

Las personas que tienen granitos en brazos y no acuden a revisiones médicas podrían desarrollar un trastorno intestinal que pone en riesgo la salud y que se está manifestando inicialmente en la piel.

El principal riesgo de la intolerancia al gluten es que al ingerir alimentos con este componente, el revestimiento del intestino se daña y se debilita, haciendo que se reduzca la absorción de minerales y vitaminas.

De acuerdo a la American Diabetes Association, el gluten se encuentra principalmente en el trigo, cebada y centeno.

Otros alimentos con gluten son la harina blanca, las pastas, panes, tortilla de harina, muffins, pasteles, cereales, cervezas, galletas integrales y salsas.

Lo ideal es que si tienes granitos en brazos desde hace tiempo, acudas al médico para que descarten alguna intolerancia al gluten o alergia a cualquier otro alimento.

>>SIGUE LEYENDO: Una cena pesada podría causar pancreatitis

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *