0

Granos en los labios

Foto: Unsplash

La aparición de granitos en la zona vaginal no es extraña y tiene diferentes causas, la mayoría de ellos no peligrosas. Si de vez en cuando percibes que los labios vaginales aparecen algunos abscesos puede ser resultado de diferentes causas, por ejemplo:

Foto: Unsplash

– Vellos enterrados

Estos aparecen después de la depilación o cuando usas rastrillo para limpiar tu zona íntima del bello púbico. Aunque no son peligrosos sí pueden llegar a ser dolorosos por lo que te recomendamos que recurras a otros métodos de depilación.

– Acné

Por extraño que suene sí puedes desarrollar granitos por exceso de grasa en la vagina. Estos suelen aparecer y quitarse solos durante los periodos de mayor actividad hormonal, por ejemplo antes de la menstruación.

– Hongos vaginales

La presencia de granos también puede ser reflejo de una infección por hongos no tratadas, aunque no es del todo peligrosa sí es necesario que acudas a un médico para que recibas el tratamiento adecuado. Además de doloroso, estos pueden provocar mal olor o comezón.

Leer más: ¿Por qué duele la vagina después del sexo?

Además de estas causas también existe otra razón por la que pueden aparecer granitos en los labios vaginales y es por la inflamación de las glándulas de Bartolino.

Estas glándulas se encargan de producir y segregar un líquido blanco o transparente de consistencia mucosa que sirve como lubricación tanto en el acto sexual como en la forma natural de tu vagina.

Cuando aparecen estos granitos se debe a una acumulación de líquido en las glándulas de Bartolino y puede llegar a ser doloroso y muy incómodo si no se tratan adecuadamente. Por otro lado, también puede ser señal de alguna infección o enfermedad de transmisión sexual no identificada.

Leer más: No dejes que te hagan ni hagas esto en tu vagina

Las infecciones en los glándulas de Bartolino ayudan con el contagio de enfermedades como gonorrea o clamidia, por lo que debes acudir a un médico para que te realice una revisión y un tratamiento posterior.

Tranqui, no pasa nada, es absolutamente normal tener granitos en casi todas las partes de nuestro cuerpo, incluidos los genitales, pues tenemos glándulas sudoríparas que secretan grasita a través de nuestros poros.

¿Qué debes hacer?

La indicación es no tronarlos, no tocarlos con las manos sucias y no ponerte cremas o remedios mágicos que utilices en la cara u otros lados, ya que los genitales y el pubis son áreas extremadamente sensibles que no se llevan bien con productos químicos que afecten su PH, pues si se altera la flora bacteriana natural se pueden desencadenar infecciones.

hora de llamar a tu médico

Lo ideal es esperar a que se quite naturalmente en unos días, si no se va el granito es hora de llamar a tu médico, pedirle que lo revise para descartar algo más grave y puedas recibir tratamiento oportuno. Ya que es fácil confundir el granito con soriasis (salpullido), un melanoma (tumor), una ITS (Infección de Transmisión Sexual como los Moluscos Contagiosos) o una infección en la piel del pubis.

Ahora, ¿cómo saber que es un barrito y no algo a lo que debes dar tratamiento?

Algunas señales de alerta de que es algo diferente a un barrito en los genitales es:

– Mal olor en cualquier parte de tus genitales.

– Hay dolor, comezón, ardor al orinar, al tener relaciones sexuales o incluso en reposo.

– El “grano” cambia de color, tamaño, forma o sangra demasiado.

– Flujo genital abundante, fétido, verdoso, amarillento.

– No está en la piel de tu pubis sino en la mucosa de tus genitales (glande o vagina).

Y por último ¿qué es foliculitis?

y por último, ¿qué es foliculitis?

Si tiene poco que te rasuraste y se quedaron atrapados los pelitos dentro de los folículos (poros) de tu piel, puede que se inflame el área y salgan granitos, es totalmente normal y se debe tratar para que no se infecten, lo ideal es que esperes a que crezca el vello para que salga del poro y posteriormente ya lo puedes retirar cuidadosamente con unas pinzas limpias y desinfectadas.

No dudes en preguntarle a tu médico general, ginecóloga o dermatóloga, sobre cualquier tipo de grano, mancha o erupción que te preocupe. Es mejor prevenir que lamentar.

Existen diferentes tipos de granos y lesiones cutáneas que afectan a la vulva. La vulva se refiere a las partes del genital femenino que se localizan fuera del cuerpo, es decir, los labios mayores y menores, el clítoris, las aberturas de la uretra y la vagina.

Nuestro vídeo

Qué son los granos de Fordyce

Los granos de Fordyce, también conocidos como manchas de Fordyce, son unas glándulas sebáceas que se pueden localizar en la vulva. Se considera una particularidad fisiológica normal y no una patología, por lo que no existe un tratamiento específico. Son granitos que aparecen distribuidos de manera simétrica. No duelen y son de color amarillo, blanco o crema. Pueden aparecer en mujeres de cualquier edad.

Qué es la papilomatosis fisiológica de la vulva

También conocida como papiloma vestibular, consiste en la aparición de pequeñas papilas rosadas en la superficie interior de la vulva. Debido a su aspecto, pueden confundirse con condilomas (verrugas genitales), sin embargo, difieren en que el papiloma vestibular aparece de forma simétrica y en líneas. Además, tiene una textura suave y un color similar a la mucosa. Se considera una condición poco común.

Qué son los condilomas o verrugas genitales

Los condilomas o verrugas genitales son lesiones cutáneas benignas, son del color de la carne y pueden ser planas, elevadas o similar a una coliflor. Se propagan por contacto sexual, ya que su causa es el virus del papiloma humano (VPH), pero solo los tipos 6 y 11 de este virus. Pueden aparecer dentro y fuera de la vagina, dentro y fuera del ano, en el cuello uterino o en la piel de la zona genital. Otros síntomas incluyen el aumento del flujo vaginal, prurito en el área genital y sangrado anormal.

Qué es el herpes genital

El herpes genital es una patología que se contagia al mantener relaciones sexuales por vía vaginal, anal u oral con alguien que tenga el virus. Se manifiesta a través de llagas (ampollas que se rompen) en la zona genital que, en el caso de las mujeres, pueden aparecer en la vulva. El tratamiento disminuye los brotes y con el tiempo los síntomas son más leves, pero el virus nunca abandona el cuerpo.

Qué es el liquen plano

Esta afección cutánea afecta la boca, las piernas, las muñecas, el torso y la zona genital. Aparece como una erupción con pápulas (similares a granitos) con costras que provocan picazón, son brillantes o escamosas y, por lo general, de color morado oscuro. Su causa se desconoce, pero existe tratamiento con antihistamínicos, corticosteroides o crema con vitamina A.

¿Es normal tener granitos en los labios mayores?

Además de causas patológicas, existen otras razones. Los granitos en la vagina pueden ser un pelo encarnado o una espinilla. También pueden ser una reacción alérgica a la tela de la ropa interior o al material de las toallas femeninas. Para evitar este tipo de granitos, se recomienda no usar ropa demasiado ajustada y usar ropa interior de algodón para que la zona vaginal se mantenga ventilada, evitar las duchas vaginales y preferir los jabones neutros. Si los granitos persisten o se tienen dudas sobre su origen, es mejor consultar con la ginecóloga.
Nota: es importante consultar con el ginecólogo ante la aparición de lesiones en la zona vaginal.

Estas serían las razones por las cuáles aparecerían los granitos vaginales

LEE TAMBIÉN:¿Tu vagina será más estrecha si tienes menos relaciones sexuales? Averígualo aquí

¿Por qué salen los granos o espinillas vaginales?

Las causas y las consecuencias son muy diversas, de hecho podría tratarse de una simple espinilla o un pelo encarnado como consecuencia de una depilación intima o bien podría ser síntoma de una infección o enfermedad de transmisión sexual. Por tanto si el forúnculo dura más de cuatro o cinco días debes consultar con tu médico.

Vellos encarnados

Esta es la causa más común, si te depilas frecuentemente o si te rasuras el área vaginal puede que se encarne algún vello y producto de esto aparezca un granito, si notas ello es mejor que o lo toques, remoja un poco de algodón en agua caliente y aplícalo sobre en forúnculo por 20 minutos, debes repetir esto una vez al día.

Espinillas

Las espinillas son tan molestas que logran hasta esconderse en el área vaginal pero en realidad se trata de poros infectados que dan la apariencia de estas, la diferencia es que estos presentan un enrojecimiento anormal e inflamación local, esta lesión puede venir acompañada de dolor intenso al contacto o ser completamente indolora. Si tu caso es muy severo puede llegar a drenar pus y dejar la zona inflamada o un bulto.

Enfermedades venéreas

Lamentablemente es algunas ocasiones ese granito puede ser algo más, el VIH puede producir pequeñas verrugas genitales, estas no son dolorosas pero si se sienten, recuerda que si ese granito no desaparece luego de un par de días y has tenido relaciones sin protección, lo mejor será acudir a un ginecólogo lo más pronto.

NO DEJES DE LEER:13 Cosas que no sabías sobre tu vagina y te sorprenderán ¡No dejes de leerlo!

Hongos

Si los granitos son pequeños y vienen acompañados de comezón, lo más probable es que sean producto de algún hongo, lo mejor será que visites a tu médico pues el te dirá cual es la mejor manera de eliminarlos.

Si usted tiene cáncer de vulva

La vulva

La vulva es la parte externa de los genitales de la mujer:

  • En el exterior hay 2 pliegues de piel. Los pliegues externos se llaman labios mayores. Los pliegues internos se llaman labios menores. Los pliegues cubren y protegen la apertura de la uretra (el conducto que transporta la orina afuera del cuerpo) y la vagina (la apertura de los órganos femeninos en el interior del cuerpo).
  • Los pliegues internos forman una punta llamada prepucio o la punta del clítoris.
  • Debajo del prepucio está el clítoris. Este es una parte de tejido sensible que aumenta de tamaño con la sangre cuando es estimulada.
  • La horquilla se encuentra en la parte de abajo de los pliegues internos donde estos se unen.
  • El periné es la piel entre la horquilla y el ano, por donde las heces (materia fecal) salen del cuerpo.

¿Existen distintos tipos de cáncer de vulva?

Existen pocos tipos de cáncer de vulva. El tipo más común se llama carcinoma de células escamosas. Este tipo de cáncer empieza en las células que revisten la superficie de la vulva.

Su médico puede informarle más acerca del tipo de cáncer que usted tiene.

Preguntas para el médico

  • ¿Qué es lo que le hizo concluir que tengo cáncer?
  • ¿Hay alguna probabilidad de que no sea cáncer?
  • ¿Puede anotar el tipo exacto de cáncer que usted cree que podría tener?
  • ¿Qué es lo próximo?

¿Cómo sabe el médico que tengo cáncer de vulva?

Algunos signos de cáncer de vulva son cambios de la piel en parte de la vulva, un nuevo bulto, la piel se siente gruesa o rugosa, picazón, ardor, una llaga y nuevo sangrado, manchas o secreción de la vagina. El médico le hará preguntas sobre su salud y le hará un examen físico y pélvico.

Pruebas que se pueden realizar

Si los indicios apuntan hacia el cáncer de vulva, se llevarán a cabo más pruebas. Las siguientes pruebas son algunas que pueden necesitarse:

Biopsia: en una biopsia, el médico toma una pequeña cantidad de tejido para analizarlo y ver si hay células cancerosas. Una biopsia es la única forma de saber con seguridad si usted tiene cáncer.

Examen pélvico bajo anestesia: se pueden usar medicamentos para hacerla dormir mientras el médico examina la vulva y mira si hay signos de que el cáncer se haya propagado.

Imágenes por resonancia magnética: en este estudio, (conocido como MRI, por sus siglas en inglés) se utilizan ondas de radio e imanes potentes en lugar de rayos X para producir imágenes detalladas. Esta prueba puede usarse para ver si el cáncer se ha propagado.

Tomografía computarizada (CT) o tomografía axial computarizada (CAT): este estudio usa rayos X para producir imágenes detalladas del interior del cuerpo. Esta prueba se puede hacer para ver si hay cáncer o si éste se ha propagado.

Tomografía por emisión de positrones: en este estudio (conocido por sus siglas en inglés como PET) se usa un tipo especial de azúcar que se puede ver en el interior de su cuerpo con una cámara especial. Si hay cáncer, este azúcar aparece como una “zona destacada” (puntos que brillan) donde se encuentra el cáncer. Esta prueba examina todo el cuerpo. La misma puede ayudar si el médico considera que el cáncer se ha propagado, pero no sabe a dónde.

  • ¿Qué pruebas necesitaré?
  • ¿Quién realizará estas pruebas?
  • ¿Dónde se realizarán?
  • ¿Quién puede explicarme cómo se realizan las pruebas?
  • ¿Cómo y cuándo recibiré los resultados?
  • ¿Quién me explicará los resultados?
  • ¿Qué es lo siguiente que necesito hacer?

¿Cuán grave es mi cáncer?

Si usted tiene cáncer de vulva, el médico querrá saber qué tanto se ha propagado. Esto significa determinar la etapa (estadio) del cáncer. Su médico querrá saber la etapa de su cáncer para ayudar a decidir qué tipo de tratamiento es el más adecuado para usted.

La etapa se basa en cuánto ha crecido el cáncer o se ha propagado a través de la vulva. También indica si el cáncer se ha propagado a otras partes del cuerpo.

Su cáncer puede estar en etapa 0, 1, 2, 3 o 4. La etapa 0 también se llama carcinoma in situ. Mientras menor sea el número, menos se ha propagado el cáncer. Un número más alto, como etapa 4, significa un cáncer más grave que se ha propagado afuera de la vulva. Asegúrese de preguntarle al médico sobre la etapa del cáncer y lo que esto significa en su caso.

  • ¿Sabe usted la etapa del cáncer?
  • Si no, ¿cómo y cuándo podrá saber la etapa del cáncer?
  • ¿Podría explicarme lo que significa la etapa en mi caso?
  • De acuerdo con la etapa del cáncer, ¿cuánto tiempo piensa que viviré?
  • ¿Qué es lo próximo?

¿Qué tipo de tratamiento necesitaré?

El tratamiento para el cáncer de vulva depende principalmente de la etapa del cáncer.

La cirugía es el tratamiento principal para la mayoría de las mujeres. A menudo también se usan otros tratamientos. El plan de tratamiento que sea mejor para usted dependerá de:

  • El tipo de cáncer de vulva
  • La etapa del cáncer
  • La posibilidad de que un tipo de tratamiento cure el cáncer o ayude de alguna otra manera.
  • Su edad y estado general de salud
  • Sus preferencias acerca del tratamiento y los efectos secundarios que causa

Cirugía para el cáncer de vulva

La mayoría de las mujeres con cáncer de vulva se somete a algún tipo de cirugía.

Cirugía con láser

Este tratamiento usa un láser para quemar las células cancerosas. El mismo se puede usar para los cánceres en etapa 0.

Vulvectomía

  • Para esta cirugía, se extirpa parte o toda la vulva.
  • Para una vulvectomía simple, se extirpa la vulva.

Una vulvectomía radical extirpa parte o toda la vulva y parte del tejido profundo debajo de ésta.

A menudo se extirpa mucha piel. Para cubrir la herida se debe tomar piel de otra parte del cuerpo. Esto se llama injerto de piel.

Si el cáncer se ha propagado mucho, es posible que sea necesario hacer más cirugías para extirpar los ganglios linfáticos cercanos (pequeños grupos de células inmunitarias) y otros tejidos para ver si contienen células cancerosas.

Pregunte a su médico qué tipo de cirugía necesitará y cómo se verá su cuerpo después de la cirugía.

Efectos secundarios de la cirugía

En cualquier tipo de cirugía puede haber riesgos y efectos secundarios. Pregunte al médico lo que usted puede esperar. Si tiene algún problema, dígaselo a sus médicos. Los médicos que tratan a mujeres con cáncer de vulva deben poder ayudarle con cualquier problema que se presente.

Tratamientos con radiación

La radiación usa rayos de alta energía (como rayos X) para eliminar las células cancerosas. A menudo este tratamiento se puede suministrar junto con quimioterapia para ayudar a reducir el tamaño de un tumor a fin de que sea más fácil extirparlo con una cirugía. También se puede usar solo para tratar los ganglios linfáticos cercanos.

La radiación se dirige a la vulva o a los ganglios linfáticos desde una máquina externa al cuerpo. Esto también se llama radiación de haz externo.

Efectos secundarios de los tratamientos de radiación

Si su médico sugiere la radioterapia como tratamiento, pregúntele acerca de los efectos secundarios que podrían presentarse. Los efectos secundarios más comunes de la radiación son:

  • Cambios en la piel donde se administró la radiación
  • Sentir mucho cansancio
  • Malestar estomacal o deposiciones blandas o aguadas

La mayoría de los efectos secundarios se alivian después de que finaliza el tratamiento. Sin embargo, algunos pueden durar más tiempo. Hable con su equipo de atención médica del cáncer sobre lo que usted puede esperar.

Quimioterapia

Quimio es la forma abreviada de quimioterapia; el uso de medicamentos para combatir el cáncer. Estos medicamentos a menudo se suministran a través de una aguja en una vena. Estos medicamentos ingresan a la sangre y llegan a todo el cuerpo.

La quimio se puede suministrar junto con radiación para ayudar a reducir el tamaño de un tumor a fin de que sea más fácil extirparlo con cirugía. También se puede usar sola para tratar el cáncer avanzado.

La quimioterapia se aplica en ciclos o series de tratamiento. Cada serie de tratamiento es seguida por un periodo de descanso. La mayoría de las veces, la quimioterapia incluye dos o más medicamentos y, por lo general, el tratamiento dura muchos meses.

Efectos secundarios de la quimioterapia

La quimioterapia puede causarle sensación de mucho cansancio, malestar en el estómago, o la caída de su cabello. Pero estos efectos secundarios desaparecen después de finalizar el tratamiento.

Hay formas de tratar la mayoría de los efectos secundarios causados por la quimioterapia. Si usted tiene efectos secundarios, hable con su equipo de atención médica del cáncer para que puedan ayudarle.

Estudios clínicos

Los estudios clínicos son investigaciones para probar nuevos medicamentos o tratamientos en seres humanos. Estos estudios comparan los tratamientos convencionales con otros que podrían ser mejores.

Si le interesa participar en un estudio clínico, comience por preguntar al médico si en su clínica u hospital se realizan estudios clínicos.

Los estudios clínicos son una manera de recibir los tratamientos del cáncer más nuevos. Son la mejor alternativa para que los médicos encuentren la mejor manera de tratar el cáncer. Si su médico puede encontrar un estudio clínico sobre el tipo de cáncer que usted tiene, será su decisión el determinar si le interesaría participar. En caso de que se inscriba en un estudio clínico, usted podrá dejar de participar en cualquier momento. Para más información, consulte nuestra página en Internet sobre estudios clínicos.

¿Cuál es la opinión respecto a otros tratamientos de los que he oído hablar?

Es posible que usted se entere de otros métodos para tratar el cáncer o sus síntomas. Puede que no siempre sean tratamientos médicos convencionales. Estos tratamientos pueden ser vitaminas, hierbas, dietas y otras cosas. Tal vez usted tenga inquietudes sobre estos tratamientos.

Se sabe que algunos de estos métodos son útiles, pero muchos no han sido probados. Se ha demostrado que algunos no proveen beneficios, y que otros incluso son perjudiciales. Hable con su médico sobre cualquier cosa que usted esté considerando, ya sea una vitamina, algún régimen alimentario o cualquier otro método.

  • ¿Qué tratamiento usted considera que sea el mejor para mí?
  • ¿Cuál es el objetivo de este tratamiento? ¿Cree que podría curar el cáncer?
  • ¿El tratamiento incluirá cirugía? De ser así, ¿quién hará la cirugía?
  • ¿Cómo será la experiencia de someterse a cirugía?
  • ¿Necesitaré recibir además otros tipos de tratamiento?
  • ¿Cómo serán estos tratamientos?
  • ¿Cuál es el objetivo de estos tratamientos?
  • ¿Cuáles efectos secundarios podría tener debido a estos tratamientos?
  • ¿Qué puedo hacer si empiezo a tener efectos secundarios?
  • ¿Hay algún estudio clínico que pueda ser adecuado para mí?
  • ¿Podré tener hijos después del tratamiento?
  • ¿Podré disfrutar el sexo después del tratamiento?
  • ¿Qué opina acerca de las vitaminas o dietas de las que me hablan mis amigos? ¿Cómo sabré si son seguras?
  • ¿Cuán pronto necesito comenzar el tratamiento?
  • ¿Qué debo hacer para prepararme para el tratamiento?
  • ¿Hay algo que pueda hacer para ayudar a que el tratamiento sea más eficaz?
  • ¿Cuál es el siguiente paso?

¿Qué pasará después del tratamiento?

Usted se sentirá satisfecha al completar el tratamiento. Sin embargo, es difícil no preocuparse de que el cáncer regrese. Aun cuando el cáncer nunca regrese, las personas se preocupan por ello. Usted acudirá a las citas con su doctor que atiende el cáncer durante años después de finalizar el tratamiento. Al principio sus citas se programan durante algunos meses. Luego, cuánto más tiempo esté sin cáncer, acudirá con menos frecuencia a las citas con los médicos.

Asegúrese de ir a todas estas visitas de seguimiento. Sus médicos le preguntarán sobre los síntomas, harán exámenes físicos y puede que hagan pruebas para ver si el cáncer ha regresado. Usted también necesitará continuar haciéndose pruebas de Papanicolaou.

Enfrentar el cáncer y sobrellevar el tratamiento puede ser difícil, pero también puede ser el momento de ver su vida de manera diferente. Probablemente usted desea saber cómo puede contribuir a mejorar su salud. Llámenos al 1-800-227-2345 o hable con su médico para averiguar qué cosas puede hacer para sentirse mejor.

Usted no puede cambiar el hecho de tener cáncer. Lo que sí puede cambiar es la manera en que vivirá el resto de su vida al tomar decisiones que beneficien su salud y sentirse tan bien como sea posible.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *