0

Hacer sopa juliana

Cómo preparar una sopa juliana de verduras.

¿Frío en los huesos? Tengo la cura, una sopa de verduras bien calentita que aporte calor al cuerpo, un gran plato de cuchara.

Con este tiempo el cuerpo nos pide sopas y es lo que toca cocinar, hace poco os presentaba dos de mis preferidas: sopa de cebolla, las sopas de ajo o sopa castellana o esta similar sopa de verduras Minestrone.

La de hoy es una de las más sanas, nutritivas, con múltiples propiedades que la convierten en imprescindible en cualquiera de los meses del año y en la mejor solución para los días más frioleros.

Próximamente os presentaré mi receta de sopa de pescado y otra de marisco, no hace falta que os diga que están de rechupete.

Esta sopa hecha a fuego lento de manera tradicional es un clásico de las noches de mi infancia cuando me quedaba en la aldea los fines de semana y mi abuela Lucrecia nos preparaba caldo de judías o de verduras para cenar.

Recuerdo estar ajunto a la cocina de leña muy pegado para aprovechar el calor con una taza de latón bien llena de sopa entre las manos, sólo pensarlo y ya me entra calor al cuerpo.

Las verduras que incluía mi abuela en la sopa juliana solían ser las de la huerta, en este caso he añadido alguna otra más. Aunque os aconsejo esta receta, poned las que más os gusten y preparad vuestra sopa de verduras favorita, a vuestro gusto.

Os dejo con esta confortable sopa que merece un lugar en vuestro menú semanal de invierno, espero que la disfrutéis.

Preparación de las verduras para la sopa

  1. Lavamos muy bien todas las verduras que vamos a emplear en esta sopa, en este caso: cebolla, zanahorias, nabo, puerro, apio, repollo blanco y tomate.
  2. Tal como os decía en la introducción podéis emplear aquellas que más os gusten, a esta receta le va muy bien la calabaza, coliflor, unas chalotas, judías, una ramita de hinojo para los más atrevidos/as, hasta unos grelos o col rizada.
  3. Emplead siempre verduras de temporada. Aunque sea una sopa aconsejada para el invierno la podéis tomar durante todo el año.
  4. Cortamos todas las verduras excepto el tomate en juliana fina, es fundamental que sea fina para que a la hora de la cocción todo se haga antes, si tenéis tiempo y la queréis con trozos más gruesos sólo tenéis que ir probando la sopa hasta que esté a vuestro gusto.
  5. El corte en “juliana” consiste en cortar las verduras en tiras alargadas y muy finas.
  6. De forma que es fundamental un buena tabla de cortar, un cuchillo afilado y que quede todo más o menos con el mismo tamaño.
  7. También podemos llamar a este tipo de corte “en gajos” o “medias lunas”.
  8. Por la forma resultante sobre todo cuando hablamos de cebollas o verduras redonditas. Reservamos todas las verduras en un bol.
  9. Lavamos y picamos el perejil. Reservamos.
  10. Pelamos y fileteamos los ajos, no es necesario que sean muy finos.
  11. El ajo debe dar olor y también proporcionar la emulsión entre el pimentón dulce, el agua y el aceite para que la sopa sea excelente. Reservamos en un cuenco.
  12. Lavamos y cortamos en dados el tomate.

Preparación de la sopa juliana de verduras

  1. Elegimos una cazuela grande, calentamos el aceite en el fondo e introducimos el ajo. Salteamos hasta que comiencen a coger un color dorado (pero cuidado que no se arrebaten).
  2. Removemos con una cuchara de madera de manera envolvente hasta juntar bien los sabores durante unos segundos sin dejar que se llegue a quemar.
  3. Cuando los ajos tengan un color miel tostado espolvoreamos con el pimentón dulce, a mí me gusta así aunque mucha gente lo hace con pimentón picante, todo depende del cocinero/a.
  4. El pimentón cumple una doble función: da ese color cálido al caldo y además proporciona aroma.
  5. Es importante hacerlo con la cazuela fuera del fuego para evitar que el pimentón se queme. Así no nos quedará un desagradable sabor amargo que nos fastidiaría la sopa.
  6. Removemos todo bien y que se junte el aceite con los ajos y el pimentón.
  7. Volvemos a colocar la cazuela al fuego, siempre a fuego bajito para que se haga poco a poco.
  8. Añadimos todas las verduras que hemos cortado en juliana, el tomate en dados y el perejil picado.
  9. Rehogamos todo durante 2-3 minutos más. Agregamos el agua. Cocemos a fuego moderado durante unos 30 minutos, con la cazuela un poco tapada. Durante ese tiempo no hace falta remover la sopa.
  10. Añadimos sal, pimienta negra recién molida y un toque de nuez moscada rallada. Sólo al final de la cocción de la sopa.
  11. Servimos muy caliente en un cuenco o plato hondo. Espolvoreamos con un poco de cilantro picado o perejil. Por último un chorrito de aceite a modo de decoración. ¡Qué aproveche!

Se hacen muy rápidas y su elaboración es super sencilla.

Consejos para que tu sopa sea de rechupete

  • Podéis añadirle unos trocitos de un buen pan frito. Para este tipo de sopa, el pan castellano, de trigo blanco, va que ni pintado.
  • Si estáis a dieta, esta sopa sin el pan y sin el aceite del final es una excelente manera de empezar una cena. Contiene mucho líquido que tomado en caliente engaña al estomago y sacia el apetito.
  • Si no estáis a dieta podéis tunear la sopa de verduras con algo de carne. O bien con un buen caldo de pollo, con unos trozos de bacon o incluso pescado. Le va bien el bacalao, congrio o la merluza.
  • Para elaborar esta receta en menos tiempo podemos cocer las verduras en olla a presión o express.
  • El tiempo de cocción en la olla express será de 8 minutos. Sólo tendréis que pasarla a la cazuela y hervir la sopa otros 10 minutos. De esta forma reduciremos el tiempo de preparación a la mitad. La he preparado de las dos formas, la más rica es a fuego lento pero si no tenéis tiempo… ya sabéis.
  • Le va muy bien una hoja de laurel en la cocción. Y una de las recomendaciones más importantes, tal como os comentaba, es que el caldo siempre este a fuego bajo-medio.
  • Por último no hace falta decir que lo que diferencia una sopas de verduras corriente de unas sopa de verdura extraordinaria son los ingredientes.

La sopa juliana es una receta sencillísima y muy sana. Para prepararla, la primera noción de cocina que tenemos que conocer es cómo cortar los vegetales en juliana.

Picar en Juliana quiere decir cortar los vegetales en cintas alargadas. Para preparar esta sopa ligera y fácil, aplicaremos este tipo de corte sobre un poco de nabo, zanahoria, apio, puerro y repollo.

Cómo preparar sopa juliana casera

Toma en cuenta que para hacer esta receta de sopa, vas a necesitar cierta cantidad de caldo de verduras. Para un plato totalmente natural y hecho en casa, te recomiendo preparar con anticipación este ingrediente, utilizando nuestra receta de caldo de verduras.

5 de 1 voto

Receta de sopa juliana, muy fácil

Receta fácil de cocina para preparar, paso a paso, una ligera, saludable y económica sopa juliana. Plato Sopas Cocina Casera, Vegetariana Keyword Recetas de la abuela Tiempo de preparación 15 minutos Tiempo de cocción 35 minutos Raciones 6 Calorías 150kcal Autor Lola

Ingredientes

  • 1/2 cebolla blanca
  • 2 dientes de ajo
  • Aceite vegetal
  • 1 cucharada de pimentón dulce
  • 1 1/2 litros de caldo de verduras
  • 2 zanahorias
  • 50 gramos de puerro
  • 50 gramos de apio
  • 50 gramos de nabo
  • 50 gramos de repollo blanco
  • Sal al gusto
  • Pimienta molida al gusto

Elaboración paso a paso

  • Comenzaremos por preparar las verduras que tendremos que cortar en juliana: el puerro, el nabo, el repollo, la zanahoria, el apio. En algunos casos tendremos que pelarlas y en otros, habrá que lavarlas muy bien.
  • Ya con el resto de las verduras listas, vamos a pelar la cebolla y el ajo. Cortaremos la primera en ruedas, para luego separar los aros internos manualmente, y finalmente picarlos en forma de cintas (o juliana). En el caso del ajo, lo cortaremos en láminas, lo más delgadas posibles.
  • Luego conseguiremos una olla lo suficientemente grande como para preparar la sopa. Allí calentaremos un chorro de aceite, a fuego medio-bajo.
  • Cuando el aceite ya esté caliente, lo utilizaremos para sofreír la cebolla y el ajo. Dejaremos que se cocinen cinco minutos, removiendo con frecuencia.
  • Luego, sacaremos un momento la olla del calor, para agregar el pimentón dulce y sin que éste se queme, poder mezclarlo con el ajo y la cebolla.
  • Una vez todo mezclado, regresaremos la olla al calor y agregaremos las verduras previamente cortadas en juliana y salpimentaremos al gusto. Dejaremos pochar durante cinco minutos.
  • Pasado este tiempo, cubriremos los vegetales con el caldo de verduras. Mezclaremos todo, taparemos y dejaremos que la sopa se cocine durante 25 minutos.
  • Cuando se termine este tiempo, destaparemos la sopa juliana y la probaremos para verificar la sazón. Si hace falta la corregiremos con más sal o pimienta, y luego volveremos a mezclar bien. Opcionalmente, también puedes condimentar con una pizca de nuez moscada.
  • Eso es todo. La sopa juliana está lista para servirse en platos hondos, con la ayuda de un cucharón de cocina. Asegúrate de servir en cada plato un poco de caldo, al igual que una porción de verduras.

Consejos para preparar la sopa juliana

  • En esta receta hemos explicado cómo seguir el método más natural y tradicional para hacer una sopa Juliana. Es decir, que hemos pelado y picado cada vegetal según la forma requerida. Sin embargo, si necesitas ahorrar tiempo y no te importa demasiado la frescura de las verduras, puedes conseguir en el supermercado una preparación de verduras en Juliana ya lista, y saltarte esta etapa de la receta (aunque desde mi punto de vista, esto sería un poco cómo hacer trampa 🙂 ).
  • Opcionalmente, puedes decorar cada plato de sopa con un poco de perejil o cilantro fresco, picado finamente.

Una sopa que viene cosechando un éxito total. Todo gracias a las verduras frescas envasadas en bolsa, esas que desde hace tiempo encontramos en casi todos los supermercados. Abres la bolsa, todas las verduritas limpias, cortadas en juliana y listas para usar.

Ingredientes (para 4 personas)

  • Una bolsa de verduras frescas para sopa juliana
  • Caldo de carne, puede usarse en pastillas, pero queda estupendo si es hecho en casa
  • Unos taquitos de jamón serrano, una cantidad generosa, no hay que ser ratas con ésto
  • 1 cucharadita pequeña de pimentón de la Vera, dulce
  • 2 cucharadas grandes de puré de tomate, da igual si es frito o al natural
  • Un poco de aceite para rehogar las verduras
  • 1 huevo a temperatura ambiente

En una olla calentamos un poco de aceite, echamos los taquitos de jamón, les damos un par de vueltas e inmediatamente se añaden las verduras. Con una cuchara de palo las revolvemos un poco, que se vayan rehogando.

Hacemos un hueco en las verduras y echamos un chorrito de aceite, ponemos el pimentón, removemos y añadimos el puré de tomate. Esto hay que hacerlo rapidito para que el pimentón no se queme ya que fastidiaría la sopa.

Removemos para que se mezcle con las verduras. Ya es hora de añadir el caldo, que ha de cubrirlas.

Lo dejamos hervir unos diez minutos escasos a fuego medio bajo. Es mejor que las verduras queden “al dente”.

Apagamos el fuego. Añadimos la yema del huevo y removemos para que se deshaga. Esto le da a la sopa una consistencia muy agradable.

Importante tener el huevo a temperatura ambiente. ¿Por qué?, porque si lo sacamos directamente de la nevera, corremos el riesgo de dejar la yema en plan pelota y no es ese el plan que teníamos para ella.

También hay la opción de echar el huevo entero y remover rápidamente, así se cuajará la clara en hilillos, como una straciatella.

Esto es decisión de última hora, hay a quien le encanta y a quien no. O lo decidimos haciendo pito pito gorgorito…

Y si la pasta os priva… por qué no añadirle unos fideos gorditos?…

Compártelo:

Me gusta Cargando…

He decidido hacer de vez en cuando este tipo de post. Quero compartir con vosotros productos y alimentos que merece bastante la pena tener entre los básicos de nuestras estanterías. Lo primero que buso son productos sanos y que no sean muy difíciles de encontrar.

Pan integral con semillas de lino: son tostadas de pan integral con semillas de lino tostado. Lo mejor de éste pan es su bajo contenido en carbohidratos (1,4 gramos por tostada), no contiene nada de azúcar (0 gramos por rebanada), y nada de grasas saturadas (0 gramos por rebanada). Pensaréis que seguro que es un pan que no sabe a nada, todo lo contrario, esta buenísimo. Lo podéis encontrar en herbolarios.

Especias de Asia: una mezcla de especias, y lo más importante sin sal. Tiene cebolla, zanahoria, pimiento, cilantro, ajo, hierva de limón, Chile, puerro, alholva, coco en polvo, pimienta, comino, jengibre, anís, perejil y aroma natural de sésamo. Perfecta para especial carnes a la plancha. La podéis encontrar en el LIDL.

Coco rayado:esta muy rico si lo ponéis en vuestras tortitas del desayuno junto con la mermelada. Lo encontráis en bolsasitas en mercadona y a un precio muy asequible (0,85€ aproximadamente).

Sopa Juliana: son verduras cortadas en Juliana y deshidratadas, preparadas para cocer con caldo y hacer una sopa rápida y sana en poco tiempo. Tiene zanahoria, puerro, cebolla, patata, chirivía, apio, perejil y alga verde. No contiene ningún tipo de especia o sal. La podéis encontrar en Hipercor.

Ajonjolí o sésamo:ideal para añadir una cucharadita a la mezcla de las tortitas, o para envolver pescado. Además es muy sano porque contiene un montón de omegas. Lo podéis encontrar en botecitos en mercadona.

Semillas de lino:vienen crudas. Nosotros las utilizamos para hacer harina de linaza e incluirla en recetas que normalmente llevan harinas refinadas. Es un buen sustitutivo. Lo podéis encontrar en herbolarios.

Frambuesas:son frambuesas congeladas. Vienen en paquetes de medio kilo. Sólo las encontramos en el LIDL y no las tienen todo el año, las traen a temporadas. Los frutos rojos son una fuente de antioxidantes, una fruta baja en carbohidratos y azúcares. Una buena opción para incluir en el desayuno o a media mañana.

Hasta aquí nuestras últimas novedades. Seguiremos probando cosas y lo más importante, os informaremos de todo.

ENGLISH VERSION:
I decided to do once in a while this kind of post. I want to share with you products and foods that should be quite worth between core of our selves. The first thing I look for are healthy products that are not too hard to find.

Wholemeal bread with flax seed: are wheat toast with roasted flax seeds. The best thing about this bread is its low carbohydrate content (1.4 grams per toast), contains no sugar (0 grams per slice), and no saturated fat (0 grams per slice). You might think that sure is a bread that does not taste like anything, on the contrary, this great.

Spices of Asia: a mixture of spices, and most importantly without salt. It onion, carrot, bell pepper, cilantro, garlic, lime boil, Chile, leek, fenugreek, coconut powder, pepper, cumin, ginger, anise, parsley and sesame natural aroma. Perfect for special grilled meats. You can find it in LIDL.

Striped Coco: is very rich if you put it in your breakfast pancakes with jam. Find it at bolsasitas in Mercadona and a very affordable price (0.85 € approximately).

Vegetable soup: are julienned vegetables cut and dried, ready to cook with broth and make a quick and healthy soup in no time. It carrot, leek, onion, potato, parsnip, celery, parsley and green algae. Not contain any form of spice or salt.

Sesame: ideal for adding a teaspoon to the mixture of the pancakes, or to wrap fish. It is also very healthy because it contains a lot of omegas. You can find it in little boats in Mercadona.

Linseed are raw:We use them to make linseed meal and include it in recipes that normally lead refined flours. It is a good substitute.

Raspberries: are frozen raspberries. They come in packs of half kilo. Only found in LIDL and do not have all year, the seasons bring. The red fruits are a source of antioxidants, low in carbohydrates and fruit sugars. A good option to include breakfast or midmorning.

So far all our latest news. We will continue trying things and most importantly, we will inform you all.

Me gusta Cargando…

  • Preparación: 10 min
  • Cocción: 45 min
  • Total: 55 min
  • Comensales: 6
  • Calorías: 28
  • Tipo de comida: Entrante

No es la primera vez que alguna de mis amigas se me queja de que la sopa de verduras no les sale como a mí, me dicen que cuando la hacen en casa no les sabe a nada. Y es que, queridas y queridos míos, la sopa de verduras perfecta y con sabor tiene algunos pequeños truquitos que, a partir de hoy, ya no van a ser un secreto nunca más.

Ingredientes

  • Aceite de oliva virgen extra, 2 cucharadas
  • Puerros, 2
  • Cebolla blanca, 1
  • Pimiento rojo, 1
  • Pimiento amarillo, 1
  • Pimiento verde, 1
  • Tomate, 1
  • Caldo de pollo, 1 l
  • Agua, 500 ml
  • Perejil fresco
  • Albahaca fresca
  • Coliflor, 200 g
  • Zanahorias, 2
  • Repollo, 200 g
  • Champiñones, 150 g
  • Sal
  • Huevos, opcionales

(*) Será muchísimo más barato si se usan verduras y hortalizas de temporada

Lo cierto es que la sopa de verduras perfecta se puede conseguir casi con cualquier combinación de verduras, por eso, lo mejor es utilizar verduras de temporada que es cuando más ricas estarán y su precio será mucho menor.

Ejemplo de receta de sopa de verduras perfecta

Como el movimiento se demuestra andando, para que veáis que poner la teoría en práctica es un juego de niños ahí va nuestra última sopa debidamente documentada para que no tengáis ninguna duda en el momento en el que os pongáis manos a la obra.

Preparación de la Sopa de verduras perfecta

  1. Pelamos y cortamos la cebolla y los puerros retirando las partes verdes de estos (se pueden aprovechar para aromatizar caldos limpios, así que yo las lavo bien y las voy guardando en una bolsa en el congelador).
  2. En una cacerola amplia ponemos a calentar el aceite de oliva virgen extra y sofreímos el puerro y la cebolla a fuego alto (10/12), nos interesa que se tueste un poco y no pasa nada si se chamusca algún trocito ya que, a diferencia del ajo, el puerro y la cebolla no amargan si se tuestan, al contrario, liberan todo su aroma.
  3. Mientras se sofríe la cebolla, vamos pelando y troceando tomates y pimientos. Los añadimos, damos unas vueltas, añadimos un pelín de sal, bajamos el fuego un poco (5/12) y los dejamos pochar durante 8 o 10 minutos, que aprovechamos para ir pelando y troceando el resto de vegetales.
  4. Añadimos el caldo, el agua, las hierbas aromáticas y las especias (estas las podemos atar con un hilo de bridar para luego poder retirarlas con facilidad)
  5. Añadimos la coliflor, las zanahorias, el repollo y los champiñones. Subimos el fuego (10/12) hasta que hierva, tapamos la olla, bajamos el fuego (3/12) y dejamos cocinar a fuego lento durante unos 25-35 minutos más, en función de si preferimos las verduras un poco al dente o algo más tiernas.
  6. Si queremos que nuestra sopa de verduras perfecta tenga más cuerpo, podemos apartar uno o dos cucharones, triturarlos y añadirlos de nuevo a la olla para que el caldo resulte más espeso.
  7. Podemos servir la sopa acompañada de un huevo duro y algunas tiras de pimiento crudo o zanahoria cruda rallada si queremos darle un toque crujiente.

Resultado

Conseguir la sopa de verduras perfecta no puede ser más fácil y, una vez hecha, no puede estar más rica. La que sobre se conserva en la nevera un par de días, pero es recomendable que cuando la vayamos a calentar, calentemos solo la que vayamos a consumir en ese momento.

Por supuesto, si no nos apetece repetir menú, podemos tomar la sopa un día y al siguiente triturarla por completo y servirla como una crema acompañada, por ejemplo, de unos picatostes.

Y tú, ¿cueces o enriqueces?

Una sopa quemagrasas sana, fácil de preparar y barata, (y no es un producto milagro). Si tomas al menos tres días por semana para cenar esta sopa, (pero solo esta sopa), verás como sin darte cuenta pierdes volumen, ya que es muy diurética y tiene pocas calorías. Si sigues tomándola varias semanas lo notarás al pesarte. Solo verdura y agua, nada más. En otro artículo de Okdiario-recetas hicimo crema de setas, hoy una sopa quemagrasa.

Lo sopa quemagrasas no es un producto milagro

No esperes esto, los productos milagros solo apelan a cubrir una necesidad incluso arriesgando tu salud, (no todos pero si hay productos adelgazantes que han tenido que ser retirados del mercado). Hay cremas, pastillas o batidos que prometen hacerte adelgazar.

Lo cierto es que solo se adelgaza cuando hay un déficit entre lo consumido y lo gastado, si quemas más de lo que has comido adelgazas y si quemas menos acumularás. No vale que digan es un producto 0% en grasa, y pensar que al consumirlo no engordaremos. Si un producto 0% MG es rico en hidratos esto sumará la cuenta, si al final del día hemos ingerido un exceso de hidratos de carbono nuestro organismo los acumulará en forma de…¡grasa!

Hay que comer hidratos de carbono como frutas, verduras y otros alimentos como patatas o arroz pero evitando excesos y suprimiendo en lo posible el azúcar y la bollería. Las verduras son hidratos de carbono pero aportan muy pocas calorías y tienen fibra, un hidrato de carbono muy saludable para nuestro sistema digestivo.

Esta sopa está elaborada a base de verduras

Alimentos que de por sí son diuréticos y favorecen la eliminación de líquidos. Está comprobado que consumir vegetales en forma de sopas, contribuye a la saciedad, ‘te llenan’ sin embargo apenas aportan calorías. Al sentirnos llenos el picoteo de otros alimentos disminuye y con ello las calorías totales que ingerimos.

Resumiendo con esta sopa engañas al estómago, ingieres alimentos saludables mucha agua pero pocas calorías, favorece la diuresis y al orinar más nos sentimos más ligeros.

Receta de sopa quemagrasas

Esta sopa la puedes tomar aunque no desees perder peso, sencillamente porque es muy sana. Puedes hacer un litro o más y congelar lo que te sobre en tapers, luego lo descongelas cuando te venga bien.

  • 1 repollo cortado en tiras
  • 2 zanahorias
  • 2 cebollas
  • Dos dientes de ajo
  • Un pimiento verde
  • Un calabacín
  • 5 tallos de apio picados
  • 3 cucharadas de perejil picado
  • 750 ml de caldo de pollo
  • Una cucharadita de romero
  • Perejil picado
  • Sal y pimienta
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Preparación

    1. La sopa quemagrasas solo lleva verduras, pero cada verdura tiene un tiempo de cocción, un error frecuente es ponerlas ‘todas juntas’ a cocer pero esto no es la mejor opción, algunas verduras estará en su punto pero otras habrán perdido prácticamente todas sus vitaminas.
    2. Te cuento cómo cocer las verduras para que te queden en su punto. Verás que es muy pero que muy fácil. Solo necesitas una olla, agua y un reloj de cocina para controlar el tiempo.
    3. Prepara una olla con el caldo de pollo, cuando comience a hervir introducimos las verduras que más tiempo necesiten de cocción, y luego vamos añadiendo el resto. En cuanto hierva el caldo añadimos las cebollas cortadas en trozos que necesitan 30 minutos de cocción. Ponemos el reloj de cocina en 30 minutos este es el tiempo máximo en que tendremos la olla cociendo. Luego el resto de verduras las iremos añadiendo cuando corresponda. Apunta en una libreta la hora y minutos en que añades cada verdura para llevar bien la cuenta, es muy fácil.

    Transcurridos 5 minutos de cocción

    1. De las cebollas, (esto es quedan 25 minutos para terminar la cocción), agregamos el repollo cortado que necesita justo 25 minutos. Apuntamos la hora en que lo hemos añadido y dejamos cocer.
    2. De nuevo pasados 5 minutos (nos quedan ahora 20 minutos para terminar la cocción) agregamos las zanahorias cortadas que necesitan 20 minutos. Apunta el tiempo como antes.
    3. Pasados otros cinco minutos de cocción (ahora nos restan 15 minutos de cocción).

      Propiedades del apio

      Añadimos los pimientos, el calabacín y el apio cortados en trozos. ¡Ya tenemos todas las verduras en la olla y respetando sus tiempos de cocción! Solo tenemos que esperar que finalicen los 15 minutos, o que suene el reloj que pusiste al principio.

    4. Un poco antes de finalizar la cocción, cuando falten 5 minutos añade un poco de perejil picado, sal, pimienta y un poco de romero.
    5. Cuando hayan trascurrido 30 minutos apagar el fuego y dejar que la sopa se atempere. Luego ya puedes servir añadiendo un chorrito de aceite de oliva virgen extra. El resto de sopa quemagrasas que no vayas a consumir la podemos guardar en tápers y a la nevera.

    También te puede interesar

    Crema de zanahorias y puerros

    Receta de crema de zanahorias y puerros

    Si te ha gustado la receta de masa de pizza sin gluten puedes compartirla en tus redes sociales favoritas (Twitter, Facebook, etc). Cada día habrá nuevas recetas y trucos para ti. ¡Síguenos en Facebook!

    El secreto detrás de los caldos y cremas de Mercadona que recomiendan los nutricionistas

    ¿Qué existe realmente tras estos productos?

    CHRISTIAN LLANO (IDEAL) Miércoles, 20 junio 2018, 11:34

    Las cremas y caldos comercializados en Mercadona se han convertido en uno de los productos más demandados durante los fríos inviernos. Sin embargo, hay quienes quieren resguardarse de algunos excesos veraniegos en casa y deciden optar por ellos en el regazo de un aire acondicionado. Lo cierto es que tienen propiedades sumamente ventajosas y son reclamo para quienes desean mantener una dieta equilibrada. Pero ¿qué existe realmente tras estos productos?

    Pues realmente, esos bricks de caldos y cremas los elabora una empresa afincada en Guipúzcoa, concretamente en el municipio de Lezo. Su nombre es Interal, firma que engloba a marcas como Chambo, Bocham, Doña Sopa o Don Caldo. Pero también se encargan de la elaboración de los productos de Hacendado de Mercadona, de esos que se pueden adquirir con descuentos en alimentación en otros portales, y que se encuentran en los stands junto a los novedosos productos que puedes incorporar a tu plan alimenticio: ¿lo sabían?

    Galería.

    Interal elabora caldos, sopas y cremas, salsas y fondos, condimentos y hasta platos preparados. Una amplia gama de productos que no pasan desapercibidos para las respectivas cadenas, quienes deciden apostar por sus productos. Algunos de ellos incluso son recomendados por los nutricionistas, como las cremas de zanahoria y calabaza.

    El grupo que trabaja con Mercadona cuenta con tres plantas productivas que ofrecen distintas tecnologías de conservación de alimentos: deshidratación o esterilización en Doy Pack y UHT en Brick. Todas ellas están certificadas bajo los criterios del BRC e IFS respetando el entorno de acuerdo con la normativa ISO14001. Garantizan un servicio de flexibilidad, reactividad e implicación.

    Interal, con sus cremas y caldos, está presente en más de 35 países repartidos en cuatro continentes. Se trata de un grupo fundado en 1968 por Franco Rossi en el municipio de Pasajes, creando la marca Chambo. En 1970 logró extenderse por el resto de la geografía española y en los 80 comenzó a exportar a países de Europa y África como Egipto y otras zonas occidentales de dicho continente. En los 90 llegaron las cadenas de distribución y en los 2000 se prosiguió con ese crecimiento acompañado de la inversión. Su esfuerzo fue reconocido por su calidad.En 2009 se fundó la primera fábrica de líquidos que produjo, en pocos años, más de 7 millones de unidades.

    Una receta muy sana cargada de fibra y vitaminas la sopa juliana, es muy fácil de preparar ideal como entrada o cena ligera. En otro artículo de Okdiario-recetas hicimos 11 sopas de dieta blanda. Hoy otra receta de cuchara, la sopa juliana.

    Una técnica de corte básica en cocina

    La técnica juliana consiste en cortar la verdura en tiras de unos 5 o 6 cm de largo por 2 milímetros de ancho. Se puede ejecutar con cuchillo pero es más fácil usar un rallador o mandolina que nos asegura un corte similar en toda la verdura.

    Sobre el origen de esta forma de corte, hay varias hipótesis, una que se debe al cocinero Jean Julien. Otra que surgió en Francia en 1722 aparece la receta en un recetario llamado ‘Le Cuisinier Royal et Bourgeois’. Esta forma de cortar las verduras facilita su cocción y es ideal para sopas o guisos, se requiere menos tiempo de cocción que cuando las verduras están cortada en trozos más gruesos.

    Receta de Sopa juliana

    Ingredientes para 4 personas

  • 350 g de verduras cortadas en juliana (zanahoria, repollo, apio, nabo, puerro)
  • ½ cebolla
  • 1.200 ml de caldo de verduras
  • 2 ajos
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • Sal y pimienta
  • Aceite de oliva virgen
  • Opcional hueso de jamón
  • En cualquier supermercado puedes comprar verduras frescas para sopa juliana ya cortadas por menos de 2 €. Si no tienes tiempo es un recurso estupendo solo abrir y cocinar. Sin embargo si tienes por casa verduras la sopa juliana es una receta super sana con la que aprovechamos verduras.

    1. Si utilizas verduras enteras lavar, escurrir y cortar en juliana o en forma de bastoncitos. Este paso lo puedes hace con un rallador o mandolina para que te queden las verduras de un tamaño similar.
    2. Cortar la cebolla fina y los dientes de ajo. En un cazo añadimos dos cucharadas de aceite de oliva, cuando esté caliente añade la cebolla y sofríe tres minutos, luego agrega el ajo y cocina otro minuto y medio.
    3. Incorpora todas las verduras y rehoga durante 3 minutos a fuego lento. En este paso si quieres una sopa juliana más sabrosa añadimos el hueso de jamón que le aportará un sabor delicioso.
    4. Añadir el caldo de verduras a cazo junto a la cucharadita de pimentón, un poco de sal y pimienta. Cocer a fuego lento 8 minutos y luego dejar reposar otros 5 minutos.

    Sopa juliana de verduras

    La sopa juliana es uno de los platos tradicionales de la cocina española, que se elabora con distintas verduras cortadas en juliana (finas y alargadas), de ahí su nombre.

    Esta sopa tan popular y económica, admite algunos ingredientes más como pasta , arroz, carne, taquitos de jamón, etc. Muy similar a la clásica sopa minestrone italiana, se diferencia de la juliana en que las verduras no van cortadas necesariamente de esa forma, suele llevar pasta e incluso legumbres y sobre todo, es habitual servirla espolvoreada con queso parmesano rallado.

    Una sopa juliana de verduras reconfortante que apetece tomarse bien calentita cuando el tiempo no acompaña, pero que por su ligereza y sus ingredientes puede consumirse perfectamente todo el año.

    Preparados, listos, a cocinar …

    Sopa juliana, ingredientes.

    • Servicios: 2-4
    • Tiempo:40 min aprox
    • Dificultad: Super Fácil

    Las temperaturas están indicadas en grados centígrados.

    Recuerda que si tienes dudas sobre esta receta, más abajo puedes dejarnos un comentario.

    Ingredientes

    • 300 gr de verduras cortadas en juliana (apio, puerro, nabo, zanahoria y repollo)
    • 1/2 cebolla mediana
    • 2 dientes de ajo
    • 1 litro y 1/2 de caldo de pollo o verduras
    • 1 cucharada de pimentón dulce
    • sal y pimienta
    • aceite de oliva

    Sopa juliana, preparación

    Elaboración

    1. Pelar y picar finamente el ajo y cortar la cebolla en juliana, es decir, en tiras muy finas y a lo largo.
    2. Pochar a fuego medio unos minutos en unas 5-6 cucharadas de aceite caliente, la cebolla con el ajo, hasta que estén tiernos, sin que lleguen a dorarse demasiado.
    3. Añadir fuera del fuego, la cucharada de pimentón dulce y remover bien.
    4. Volver a colocar la cazuela en el fuego y añadir la verdura ya preparada y cortada en juliana (he utilizado un preparado en bolsa para sopa). Salpimentar.
    5. Rehogar todo el conjunto unos 5 minutos más a fuego bajo.
    6. Verter el caldo de pollo o verduras y cocer a fuego medio de 20 a 30 minutos o hasta que las verduras queden blandas. Rectificar de sal.
    7. Servir bien caliente. Recién hecha es estupenda para un día frío de Invierno!

    Unos consejos

    • Para elaborar esta sopa, podéis utilizar las verduras y hortalizas que más o guste, o mejor las de temporada que estarán en su mejor punto de maduración.
    • También admite un poco de carne, pescado, un puñado de arroz o pasta, jamón serrano, huevo duro picado y picatostes. Es una sopa muy versátil, así que mi consejo es que la hagas a tu gusto! Mi receta es siempre una sugerencia.

    Valora y compártelo con tus amigos, seguro que les gusta.

    Recibirás todas nuestras recetas y novedades, gratis en tu correo cada viernes.

    Información básica sobre tratamiento y protección de datos

    Responsable del tratamiento: Eloy Torres Utset | Contacto: [email protected] | Finalidad del tratamiento: Gestionar el envio de boletines por correo electrónico de nuestras publicaciones y/o promociones de productos y/o recursos exclusivos. | Legitimación: Tu consentimiento | Destinatarios : Se comunicaran datos a MailRelay para gestionar las suscripciones a la lista de correo como plataforma de envío de boletines por correo electrónico. | Plazo de conservación de los datos: Hasta que el interesado solicite su supresión. | Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido. | Más información en nuestra política de privacidad. | El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como * obligatorios podrá tener como consecuencia que no se pueda atender tu solicitud.

    admin

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *