0

Hasta cuando crecen las mujeres

La edad ósea no siempre coincide con la edad real del niño, por eso hay unos más altos y otros más bajitos respecto a su edad cronológica. La velocidad a la que crece el esqueleto no sigue un patrón fijo y varía de unas personas a otras. Se cree que es una característica que se hereda, ya que muchos padres preocupados por la altura de su hijo, se sorprenden con un estirón tardío y recuerdan que ellos también experimentaron un patrón de crecimiento similar.

¿Cuánto medirá de mayor mi hijo?

Para averiguar si la edad ósea está retrasada o adelantada, el pediatra suele pedir la realización de una radiografía de la mano y de la muñeca izquierda, donde se aprecia la cantidad de cartílago que aún queda disponible. Cuando los cartílagos se cierran, el hueso ya no se puede estirar más. El adelanto o el retraso de la edad ósea es un parámetro que se calcula observando la calcificación de los huesos de esta zona, lo que permite establecer su maduración y, por lo tanto, su edad aproximada.

Siempre que no existan otras enfermedades relacionadas (cardiopatía, enfermedad celiaca o déficit de hormona del crecimiento) que puedan influir en el crecimiento, los niños suelen alcanzar la talla que les corresponde por su herencia genética, aunque esto puede ocurrir antes o después de lo previsto. Para saber cuánto medirá de mayor, existen varias fórmulas.

Una de ellas es la ‘talla diana’: talla del padre + talla de la madre + 13 / 2 = talla objetivo. En el caso de hijos varones, se añade 13 a la suma de las tallas de los padres y en el caso de las mujeres se resta 13 a la misma suma.

Otro método consiste en calcular la «talla proyectada», siguiendo sobre una gráfica de percentiles, el percentil por el que crece un niño o una niña, hasta la edad de 18 años. También existen otros cálculos que toman en consideración la edad cronológica, la talla, la edad ósea, la velocidad de crecimiento en el último año, y el grado de desarrollo puberal. El margen de error es de 2 a 4 cm. Con este método se puede predecir la talla definitiva con una probabilidad de acierto entre el 80 y 95 por ciento.

Los resultados de estas fórmulas pueden variar unos cuantos centímetros por encima o por debajo debido a que la carga genética de uno de sus progenitores puede haber influido más en su altura final. Además, estos cálculos precisan de las condiciones de salud y alimentación adecuadas para que el crecimiento se produzca con normalidad.

Cómo es el ritmo de crecimiento de los niños

¿Cuándo se producen los picos de crecimiento?

Durante el primer año de vida y en la pubertad, el ritmo de crecimiento es más espectacular. En la pubertad, el pico se produce a los 12 años en las niñas y a los 14 en los niños, y alcanza el 20 por ciento del crecimiento total. Aunque entre ambos sexos existen diferencias que marcarán la altura final, ya que el crecimiento en las chicas es más breve e intenso, y en los chicos, más gradual y prolongado. Por eso, al final, los varones superarán en talla a las mujeres en unos 13 centímetros.

Además de la talla, también se duplica la masa corporal y, mientras ellos desarrollan el doble de músculo y esqueleto que las niñas, ellas tienden a acumular mayor cantidad de grasa.

Guía de Programación

Por años se ha dicho que las niñas dejan de crecer después de su primera menstruación. Con esta premisa se decía que las chicas que tenían su regla a más temprana edad serían más bajitas. Sin embargo, esto no es nada más que un mito.

Según le explicó Manuel Albi , jefe de de Ginecología y Obstetricia del Hospital La Luz en Madrid a infosalus.com, que es cierto que el periodo menstrual puede condicionar la altura, pues con la maduración del eje hipotálamo-hipófisis de una mujer, que regula su función hormonal, comienza la producción de estrógenos y esto a su vez contribuye al cierre de las epífisis distales de los huesos. Pero esto no quiere decir que se estanque el crecimiento. Incluso, hay casos de mujeres que crecen bastante después de la regla y resultan ser mujeres altísimas. Son las epífisis distales, fundamentalmente, las que aceleran el crecimiento.

«Por eso, de forma clásica, se decía que si una mujer

empezaba pronto a tener producción estrogénica tendría un cierre precoz de las epífisis y sería más bajita», dijo Albi.

«Aunque la producción de estrógenos favorezca el cierre de las epífisis, este no es un cambio que se produzca de manera inmediata…Probablemente quede poco tiempo para el fin de su crecimiento una vez que haya tenido su primera regla, pero no va a ser de forma inmediata», resumió el experto”.

Además el doctor indicó que la estatura depende de su raza, sus genes, las hormonas y sus hábitos alimenticios, entre otras variables.

Mira también: La primera menstruación: cómo hablarle a tu hija

«La primera regla en una niña habitualmente cierra el ciclo del cambio de la niña hacia la adolescencia y sirve como un indicador de madurez de su eje regulador del ciclo menstrual y la función ovárica…Sirve para decirnos que las hormonas del cerebro funcionan adecuadamente”.

Evidentemente viene otros cambios en el cuerpo como la aparición de vellos púbicos, el desarrollo mamario y el deseo sexual. Por tanto, la aparición del periodo menstrual sí marca el inicio de la pubertad en la mujer.

Los cambios en el organismo irían en el siguiente orden:

Vello en el pubis

Desarrollo mamario

Primera menstruación

Curvas o un cuerpo mas desarrollado

RELACIONADOS:

Mira la adorable reacción de una niña al darse cuenta de que su hermana mayor tenía la menstruación

La carne roja podría adelantar la regla, según estudio

Video relacionado: Las niñas pueden tener su primer menstruación cuando aún son bebés

¿Hasta qué edad crecen los niños?

Los niños no crecen a un ritmo constante durante toda la etapa de la niñez, sino que tienen picos de crecimiento. Uno de los más visibles es el estirón de la pubertad, que se produce en torno a los 11 años en las niñas y los 13 años en los niños. Después de este estirón, las niñas pueden seguir creciendo hasta los 17 años y los chicos hasta los 21.

Los niños no crecen todos al mismo ritmo ni experimentan un crecimiento constante, sino que la velocidad de crecimiento varía a lo largo de la infancia e incluso puede cambiar mucho de un mes a otro.

En general, se pueden observar tres periodos claramente diferentes en lo que se refiere al ritmo de crecimiento (centímetros que se crecen por año):

  1. Desde el nacimiento hasta los 2 o 3 años de vida los bebés crecen muy rápido.
  2. Después, el crecimiento es más lento y estable hasta la pubertad.
  3. Al llegar la pubertad, tiene lugar el estirón (aceleración del crecimiento característico de este periodo).

Pero, además, este patrón general de crecimiento puede verse modificado por enfermedades (deficiencias hormonales, enfermedades crónicas) o situaciones anómalas (prematuridad, abandono, falta de cariño), aunque también por variaciones individuales como el sexo, el potencial genético de crecimiento (tallas familiares altas o bajas) o el ritmo madurativo del sujeto (maduradores tempranos o tardíos).

Asimismo, se sabe que se suele crecer más en primavera y verano que en otoño e invierno (variaciones estacionales) y que las enfermedades agudas, a no ser que sean muy reiterativas, no afectan al crecimiento.

El estirón de la pubertad

La última etapa de crecimiento rápido es, por tanto, la pubertad. Desde el inicio del estirón hasta la finalización del crecimiento, los niños crecen entre 25-30 cm y las niñas entre 23-27 cm, alrededor del 15-20% de la talla adulta.

El crecimiento cesa a una edad variable, dependiendo del momento del inicio de la pubertad y de la rapidez o lentitud de su progresión. En condiciones normales, la media de edad a la que cesa el crecimiento en los varones es a los 21 años y en las mujeres a los 17 años.

Fuente:

El crecimiento de su hijo

  • Tamaño de texto más grandeTamaño de texto grandeTamaño de texto regular

¿Qué es el crecimiento?

El crecimiento físico se refiere a los incrementos en estatura y peso y a otros cambios corporales que ocurren a medida que los niños maduran. El cabello crece; los dientes salen, se caen, y vuelven a salir; y, al cabo de un tiempo, llega la pubertad. Todo ello forma parte del proceso del crecimiento.

¿Qué se considera normal?

El primer año de la vida de un bebé es un período de cambios sorprendentes. Durante su primer año de vida, los bebés crecen, como promedio, 10 pulgadas (25 centímetros) en longitud y triplican su peso natal.

En vista de todo el crecimiento que ocurre durante el primer año de vida, los padres primerizos se pueden sorprender al comprobar que su hijo no sigue creciendo tan deprisa a partir de entonces. Pero ningún niño sigue creciendo al ritmo en que creció cuando era bebé. Después de cumplir 1 año, el crecimiento del bebé en longitud se enlentece. Y, a partir de los 2 años, el crecimiento en estatura suele mantener un ritmo bastante sostenido de unas 2 pulgadas y media (6 centímetros) al año hasta llegar a la adolescencia.

De todos modos, ningún niño crece a un ritmo perfectamente sostenido a lo largo de toda la infancia. En la mayoría de los niños, semanas o meses de un crecimiento ligeramente más lento se alternan con pequeños «estirones». De hecho, ¡los niños tienden a crecer a un ritmo más rápido durante la primavera que durante otras estaciones del año!

Un estirón importante es el que ocurre cuando llega la pubertad, generalmente entre los 8 y los 13 años de edad en las niñas, y entre los 10 y los 15 años en los niños. La pubertad dura aproximadamente de 2 a 5 años. El estirón de la pubertad se asocia al desarrollo sexual, que incluye la aparición del vello público y axilar, el crecimiento y el desarrollo de los órganos sexuales y, en la niñas, el comienzo de la menstruación.

Cuando las niñas alcanzan los 15 años y los niños los 16 o los 17 años, el crecimiento asociado a la pubertad habrá terminado para la mayoría de ellos y ya habrán alcanzado la madurez física.

En la consulta del médico

Desde la lactancia, los niños van al médico para hacerse revisiones regulares. En cada una de estas revisiones, el médico registrará el peso y la estatura del niño en comparación con las de otros niños de su misma edad en una gráfica de crecimiento. Esta valiosa herramienta podrá ayudar al médico a determinar si su hijo está creciendo a un ritmo apropiado o si puede tener algún problema.

¿Qué pueden hacer los padres?

Usted puede adoptar las siguientes medidas para asegurarse de que su hijo crece y se desarrolla con normalidad. Medidas fundamentales para la salud y el bienestar general:

  • Descansar lo suficiente: los patrones de sueño varían en función de la edad y de cada niño en particular. Pero la mayoría de los niños necesitan un promedio de 10 a 12 horas de sueño por la noche. El sueño proporciona al cuerpo en proceso de crecimiento el descanso que necesita para seguir creciendo bien.
  • Alimentación nutritiva: una dieta equilibrada que contenga las vitaminas y los minerales esenciales ayuda a que los niños alcancen su pleno potencial de crecimiento.
  • Ejercicio regular: puesto que la obesidad es un problema para muchos niños, los padres se deben asegurar de que sus hijos hagan ejercicio físico con regularidad. Montar en bicicleta, hacer excursionismo, patinar en línea, practicar otros deportes o hacer cualquier otra actividad divertida que haga que los niños se muevan favorece que tengan una buena salud y una buena forma física, al tiempo que los ayuda a mantener un peso saludable.

Hablar con su hijo sobre el crecimiento

Los niños difieren en su crecimiento y en su desarrollo durante la infancia. Al igual que los adultos, algunos niños son más altos y otros son más bajos. Generalmente, las niñas alcanzan la pubertad antes que los niños, aunque hay algunas niñas que pueden tardar un poco más que sus compañeras de la misma edad en el desarrollo de los senos y en que les venga la menstruación. Todo esto es normal.

Intente evitar comparar el crecimiento entre hermanos o entre otros niños. Por ejemplo, si se presta demasiada atención a la estatura, es posible que solo consiga que sus hijos se acomplejen por no ser más altos. Anime a su hijo a aceptar su propio ritmo de crecimiento y desarrollo. Explíquele que algunos niños crecen y se desarrollan a un ritmo más lento que los demás y que quienes se desarrollan más tarde suelen alcanzar rápidamente a su compañeros de edad.

Es posible que los niños tengan preguntas sobre el crecimiento, desde por qué se les caen los dientes hasta temas más embarazosos, como el desarrollo de los senos o el sudor. Conteste a sus preguntas con sinceridad e incluso inicie conversaciones sobre el crecimiento para ayudar a su hijo a entender los muchos cambios que está teniendo que afrontar. Esto lo ayudará a aceptar esos cambios positivamente.

Si usted se siente incómodo al hablar sobre estos temas o si los evita por completo, su hijo podría interpretar que hay algo malo o embarazoso en los cambios que está atravesando, y podría evitar hablar con usted sobre ellos.

Los niños de baja estatura suelen ser objeto de burlas por parte de sus compañeros y es posible que necesiten ayuda cuando se metan con ellos. Si ese es el caso de su hijo, usted lo puede ayudar alimentando su autoestima. Por ejemplo, puede ser difícil para un niño de baja estatura formar parte de un equipo de fútbol americano. Pero centrarse en otras alternativas, como el fútbol, o el tenis, puede hacer que se sienta mejor consigo mismo y con lo que puede hacer. Trate de entender los sentimientos de su hijo y mantenga siempre abiertas las líneas de comunicación.

Otra forma de levantar el ánimo de su hijo consiste en motivarlo a participar en actividades que no se centren en la estatura ni en el peso. Las habilidades especiales y las cualidades individuales de su hijo, como, por ejemplo, su aptitud para la música o su amor por la literatura, son cosas de las que enorgullecerse.

Si usted cree que puede haber un problema

Algunos padres se preocupan por el crecimiento y el desarrollo de sus hijos. Por eso, los puede tranquilizar saber que la mayoría de los niños de baja estatura o con retrasos en el desarrollo están sanos y son completamente normales. Por ejemplo, los padres de baja estatura tienden a tener hijos de baja estatura, y no todos los niños se desarrollan al mismo ritmo.

Si está preocupado por el crecimiento de su hijo, hable con su médico. Él podrá explorar a su hijo, hacerle preguntas sobre los antecedentes médicos de su familia, y si fuera necesario, pedir ciertas pruebas para saber si tiene alguna afección médica que está influyendo en su crecimiento. Es posible que el médico de su hijo revise el crecimiento de su hijo más a menudo o que lo derive a un endocrinólogo pediátrico (un médico que trata los trastornos del crecimiento en los niños).

Revisado por: Madhu Desiraju, MD Fecha de revisión: octubre de 2018

¿Se crece de estatura después de los 18 años?

SoKiN9840Hace 2 años1Se puede crecer hasta los 21. 6 VOTOSDoshaburi1366Hace 2 años2Depende de cuanto duermas. Duerme mucho y crecerás mucho. : D. 1 VOTO DiesemePls1723Hace 2 años3No sé tú pero yo tengo 19 y parece que tengo 16-17 y la gente de mi edad que suelo ver también, sobretodo físicamente, y es raro que alguien supere el 1,75, o sea que hasta que no me vea con cuerpo de hombre seguiré creyendo que se puede y normalmente se dice que hasta los 21. Yo espero y confío que sí, si no me cago en todo que me quedo en 1,70 cm.EDITADO EL 03-12-2017 / 20:17 (EDITADO 2 VECES) 2 VOTOSJehisontable563Hace 2 años4Poco probable… La mayoría de las personas terminan de crecer a los 17-18 años, qué es cuando se terminan de desarrollar los huesos. Lo mejor que puedes hacer es ir a hacerte una radiografía en los huesos, de está manera el medico podrá determinar si vas a seguir creciendo o no.EDITADO EL 03-12-2017 / 20:11 (EDITADO 1 VEZ) 3 VOTOSIDrystan1337Hace 2 años5Depende de la persona, pero hay gente que sí. 1 VOTOKaotik0641Hace 2 años6Tengo 18, mido 1,85 y desde que empecé con el baloncesto y natación cada dia noto que crezco más te lo dice uno al que le cuentan que aparento 14 años. 1 VOTOAlejandrou01111655Hace 2 años7No. Si mides 1.60 a los 18 te quedas asi para toda la vida, se termina el crecimiento por esa edad más o menos. Hasagi1008Hace 2 años8¿Muchos canijos en este post no? Alejandrou01111655Hace 2 años9 @Hasagi Mostrar cita¿Muchos canijos en este post no? Yo mido 1.82, no soy canijo, creo. DavidPS2re413238Hace 2 años10En mi caso crecí hasta los 19 años, pero entre los 16-19 se ralentizó mucho, solo un par de cms. A partir de ahí dejé de crecer. Así que depende, hay algunos que pegan el estirón a los 16 y se quedan ahí, y otros van creciendo poquito a poquito hasta los 21 años más o menos. LuffyAceSabo20167Hace 2 años11 @Doshaburi Mostrar citaDepende de cuanto duermas. Duerme mucho y crecerás mucho. : D Los findes duermo más de 10 h (me encanta dormir), en cambio cuando hay cole rara vez duermo 8 h, si eso 7. Maikisvk11451Hace 2 años12 @Alejandrou011 Mostrar cita @Hasagi Mostrar cita¿Muchos canijos en este post no? Yo mido 1.82, no soy canijo, creo. me has robado la estatura cabrón te voa denunciar 1 VOTODiesemePls1723Hace 2 años13 @Alejandrou011 Mostrar citaNo. Si mides 1.60 a los 18 te quedas asi para toda la vida, se termina el crecimiento por esa edad más o menos «Cuando Giannis se presentó al Draft y fue elegido por los Bucks era un 6’9 (2,07 cm), ahora mismo es un 6’10 1/2 (2.10). En tan solo unos meses ya ha crecido unos centímetros y según los doctores en Milwaukee se espera que pueda llegar a los 7 pies (2,14) y quien sabe si incluso más, lógicamente Giannis se convertiría en el primer Alero en llegar a los 7 pies (2,14) de altura.» Tenía 19 cuando se presentó al Draft. http://www.somosbasket.com/2014/01/03/bucks/el-crecimiento-de-giannis-antetokounmpo/EDITADO EL 03-12-2017 / 20:16 (EDITADO 1 VEZ) 2 VOTOSLuffyAceSabo20167Hace 2 años14 @Alejandrou011 Mostrar citaNo. Si mides 1.60 a los 18 te quedas asi para toda la vida, se termina el crecimiento por esa edad más o menos No digo que no tengas razón, pero concuerdo con el compañero de arriba, yo tengo 18 casi 19 (los cumplo en enero) y de no ser por la barba me confundirían por un chaval de la ESO. Ya te digo, nunca he sido de grandes estirones y mi padre dice que pegó el gran estirón a los 21, así que no me parece descabellado que yo llegara al 1,80 a los 21 más o menos. 1 VOTOPumbaBelicoso3795Hace 2 años15Sobre todo a lo ancho. 3 VOTOS Responder / Comentar Anterior 123456 Subir Foros > Off Topic y humor > ¿Se crece de estatura después de los 18 años?

Estos estirones, ¿son reales?

«Los estirones si son reales, y suelen coincidir con los momentos en que el crecimiento se acelera más», nos explica el pediatra Antonio M. Redondo Romero.

¿A qué edad son normales?

«Los “estirones” más frecuentes -cuenta el pediatra Redondo- ocurren durante el primer año de vida y en el momento de llegar la pubertad, aunque se pueden presentar en muchos otros momentos. De hecho solo durante el primer año de vida, concretamente solo durante los primeros 3 meses suelen crecer unos 10 cm (miden unos 60 cm). Cuando cumplen su primer año de vida llegan a 75 cm».
«La pubertad es la etapa de la vida en que la aceleración del crecimiento es más llamativa, hasta el punto que se habla de “estirón puberal”, durante el que aumenta mucho el ritmo de crecimiento, para lograr un pico de máxima velocidad, y luego enlentecerse de forma progresiva hasta dejar de crecer porque ha llegado a la talla final. Este estirón varía mucho entre ambos sexos, siendo las chicas más precoces que los chicos».

¿Es cierto que la fiebre provoca crecimiento?

«No es así», dice el pediatra consultado, quien nos explica que «cuando un niño está con fiebre, deja de crecer. Pero una vez que este proceso febril ha terminado ocurre la recuperación, acelerándose la velocidad de crecimiento más de lo habitual y llegando a compensar lo no crecido. Esto no va a ocurrir en pacientes con enfermedades crónicas, ni en aquellos que enferman con mucha frecuencia.

¿Y si no crece tanto como los demás?

El pediatra Redondo nos recuerda que «cada niño nace con “sus” factores genéticos que son hereditarios y que van a condicionar todo su desarrollo. Por otro lado, hay algunos factores ambientales que pueden modificar el ritmo de maduración genéticamente establecido, y se ha de tener en cuenta el medio socioeconómico en que se viva, y hay que destacar la importancia de llevar una alimentación correcta y de practicar ejercicio físico de forma regular».

¿Las rodillas duelen al crecer?

«Cuando se padecen «dolores del crecimiento» el síntoma más destacado es el dolor en las piernas -nos corrobora el pediatra Redondo- que afectan sobre todo a la parte delantera de los muslos, a las pantorrillas y la parte posterior de las rodillas, o sea afecta más a nivel muscular que articular. Todo ello, aunque no se haya demostrado evidencia científica que relacione el crecimiento óseo o muscular con esos dolores. Se presentan sobre todo entre los 3 y 5 años y entre los 8 y12 años».

¿Hasta qué edad crecen las niñas? Mitos y certezas sobre el crecimiento

¿Hasta qué edad crecen las niñas? ¿Si crece muy deprisa, de mayor se quedará bajita? Y si da el estirón en el último momento, ¿llegará a ser, sin duda, una mujer alta? En los últimos años, diversos estudios han desterrado algunos mitos sobre el crecimiento.

Cada adolescente tiene su propio ritmo, dicen los expertos. Según un estudio llevado a cabo en el hospital Vall d’Hebron, de Barcelona, existen varios patrones de crecimiento puberal o adolescente y no solo uno, como hasta ahora se pensaba.

Además, en la talla final, el proceso de desarrollo y maduración y la edad hasta la que se crece influyen muchos factores.

¿Por qué es más bajita que sus amigas?

La pubertad marca el punto de partida: es la edad del estirón. Y también se hacen evidentes los caracteres sexuales masculinos y femeninos: en ellas se desarrollan los pechos y en ellos, los testículos. En las niñas llega entre los 10 y 11 años; en los niños, entre los 12 y los 13.

Las hormonas sexuales aumentan los niveles en la sangre de la hormona de crecimiento. Son, por tanto, las culpables de esa brusca aceleración. Pero no todos los adolescentes “estiran” al mismo ritmo. Las diferencias son notables: en un grupo de chicas, unas serán casi niñas y otras más altas y desarrolladas. Es lógico y se debe al distinto ritmo de maduración.

Las “maduradoras tempranas”, es decir, las que llegan antes a la pubertad, ya tienen hormonas sexuales trabajando a pleno rendimiento; y crecen. Las “maduradoras tardías” lo harán después. Debes pensar, por tanto, que la talla de tu hija aún está lejos de ser la definitiva. Según el estudio mencionado, al cumplir los 18 todo el grupo de amigas tendrá, de media, la misma altura.

En la pubertad, la diferencia en la talla de las niñas se debe a su distinto ritmo de maduración

Si nosotros somos altos, nuestros hijos también lo serán

Desde luego, la genética manda: el 80% de la talla adulta es atribuible a factores genéticos. Se heredan el potencial de crecimiento y también el ritmo de maduración (más rápido o más lento).

El otro 20%, que no debemos olvidar, es el ambiente en el que crecemos. Una alimentación adecuada, una buena salud e incluso el cariño que reciben nuestros hijos son, según la AEPED, factores capaces de modificar la talla final y el ritmo madurativo que, por genética, les corresponden.

Si quieres saber cuánto crecerá tu hija adolescente no te fijes en lo que mide ahora sino en cómo creció de pequeña. El potencial de crecimiento deja sus pistas en los primeros años de la vida, no en la pubertad. Los niños de familias de talla baja suelen crecer, en la etapa infantil, uno o dos centímetros menos por año que aquellos cuyos padres son altos.

El ritmo de maduración, en cambio, influye menos en la talla final. Y ello porque las diferencias de velocidad de crecimiento entre maduradores rápidos y lentos, como hemos visto, se compensan durante los años siguientes al inicio de la pubertad.

Dejará de crecer cuando tenga la primera regla

No hay que confundir el inicio de la pubertad con la llegada de la regla. El signo que marca en las niñas su entrada en la pubertad es la aparición del botón mamario. Se trata de una elevación mínima del pezón y la areola, que al tacto se siente algo endurecida.

En cambio, la primera menstruación, también llamada menarquia, tiene lugar más tarde: aproximadamente dos años después, entre los 12 y los 14 años. Es cierto: la aparición de la primera regla coincide con el enlentecimiento de la velocidad de crecimiento alcanzada en la pubertad. Aunque unas pocas chicas pueden crecer hasta doce centímetros en los años siguientes, la mayoría ganan tan solo unos seis o siete, casi siempre en el primer y segundo año. ¿Y por qué sucede esto? Porque las hormonas sexuales aumentan muchísimo los niveles de hormona de crecimiento, sí. Pero también, paralelamente, envían a los cartílagos que se encuentran al final de los huesos largos un “mensaje” importante: ha llegado el momento, deben cerrarse. Y cuando se cierran, el proceso se detiene.

Las niñas crecen menos, aunque más deprisa

Lo que acabamos de comentar tiene mucho que ver con este otro mito que habrás oído muchas veces y probablemente también hayas constatado. Es verdad que las niñas llegan más pronto a la pubertad y, por tanto, dan el estirón antes. Ellos, en cambio, hacen más lentamente el mismo recorrido: entran en esa etapa dos años más tarde. Su edad del estirón se sitúa en torno a los 13 años. Y el mensaje de las hormonas sexuales se envía mucho después.

En condiciones normales, la media de edad a la que cesa el crecimiento en las chicas son los 17 años. Para entonces habrán alcanzado la talla definitiva, la que tendrán durante su vida adulta. En los chicos, son los 21.

Ese tiempo más prolongado durante el que ellos continúan creciendo es el causante de los 12,5-13 centímetros de diferencia de talla que existen entre ambos sexos en la edad adulta.

La media de edad a la que cesa el crecimiento en las niñas son los 17 años

Senos y sostenes

  • Tamaño de texto más grandeTamaño de texto grandeTamaño de texto regular

Una nueva etapa de la vida

A algunas chicas les cuesta esperar la llegada del sostén y lo esperan emocionadas, como si se tratara de su cumpleaños, su primer beso o un campeonato de fútbol.

Otras chicas temen tanto la llegada del sostén como tener que comerse un plato lleno de coles de Bruselas o cambiar el cajón de los excrementos de su gato.

Pero la mayoría de las chicas tienen sentimientos encontrados y no están del todo seguras sobre por qué tienen que llevar sostén ni qué tienen que hacer con él. Los chicos no los tienen que llevar, pero es posible que sientan curiosidad al respecto.

¿Dónde está el misterio? Estamos hablando sobre senos, pechos o mamas. Si eres una chica, mira hacia abajo y ahí estarán (o lo estarán muy pronto). Son solo dos montículos de carne, pero reciben mucha atención. Cuando una niña madura y atraviesa la pubertad, sus senos le dicen al mundo que está abandonando la niñez y entrando en una nueva etapa de la vida: se está convirtiendo en una mujer.

Puesto que los senos grandes llaman mucho la atención (basta con que veas unas cuantas revistas, programas de televisión o películas), a algunas chicas les preocupa que sus senos sean pequeños. Las chicas con senos grandes también pueden estar preocupadas porque las formas de su cuerpo llaman la atención y esto no les gusta. La verdad es que la belleza no viene en una sola talla de sostén. Hay todo tipo de formas y tamaños de mujeres en el mundo, y todas son bellas.

Pero los senos no solo tienen la función de quedar bien en el cuerpo de una chica o mujer. Las chicas tienen senos para poder desempeñar una tarea importante más adelante en su vida. Algún día, si la chica se hace mayor y tiene un bebé, sus senos le podrán proporcionar la leche que necesita. La leche materna es el mejor alimento para los bebés, y la mamá es quien la fabrica. Y no importa que los senos sean pequeños, medianos o grandes. Senos de todos los tamaños pueden fabricar suficiente leche para alimentar a cualquier bebé.

¿Cuándo empiezan a crecer los senos?

La mayoría de los senos pueden empezar a crecer tan temprano como a los 8 años o tan tarde como a los 13. Los senos de algunas chicas crecen lentamente y los de otras crecen deprisa. Algunas chicas pueden tener la sensación de que no hay forma de que sus senos empiecen a crecer. Eso es debido a que las chicas se empiezan a desarrollar a edades diferentes y a ritmos también diferentes. Una chica puede tener los senos muy desarrollados con 12 años, mientras que su amiga puede ser plana como una tabla.

El desarrollo de los senos se da por etapas. La primera etapa empieza al inicio de la pubertad, cuando los ovarios aumentan de tamaño y los estrógenos, una importante hormona femenina, empiezan a circular por el cuerpo. Los médicos se suelen referir a las primeras etapas del desarrollo mamario como el «brote de los senos». ¿Ves por qué se llama así? Los senos brotan, como las plantas.

Un seno que brota es como un pequeño montículo de carne que hay justo detrás del pezón. Después de que los senos hayan brotado, el pezón y el círculo de piel que lo rodea (llamado areola mamaria) aumentan de tamaño y se oscurece un poco. Luego el área que hay alrededor del pezón y la areola mamaria empieza a crecer hasta transformarse en un seno completamente formado.

Cuando los senos están creciendo, pueden ser puntiagudas durante un tiempo antes de volverse más redondeados y compactos. Algunas chichas pueden tener un pecho un poco más grande que el otro. Los pechos de una chica pueden seguir creciendo durante los años de la adolescencia e incluso durante los primeros años de la veintena. Las mamas completamente desarrolladas pueden tener todo tipo de formas y de tamaños.

El tamaño de los senos recibe una gran atención, y muchas chicas se preguntan qué pueden hacer para que sus senos crezcan más deprisa y sean de mayor tamaño. No hay ninguna crema ni pastilla mágica que pueda acelerar el proceso de crecimiento ni hacer que los senos de una chica aumenten de tamaño. De hecho, el tamaño de los senos está mayormente determinado por la herencia genética y el peso de la chica. Por lo tanto, si la mamá de una chica tiene los senos grandes o pequeños, la chica puede esperar tener los senos de un tamaño similar a los de su mamá. Y una chica que tenga más grasa corporal tiene más probabilidades de tener senos de mayor tamaño.

Comprarse un sostén

Cuando a una chica se le desarrollan los senos, es una buena idea que se compre un sostén, sobre todo para cuando haga ejercicio físico o deporte. Los sostenes protegen el tejido mamario y «sostienen» o «sujetan» las mamas (de ahí sus nombres). A algunas chicas también les gusta que el sostén suavice sus siluetas y las haga sentirse más cómodas. Llevar sostén puede hacer que una chica se sienta menos expuesta cuando use ropa ligera, como una camiseta.

Algunas chicas están encantadas con comprarse su primer sostén, pero hay otras que temen ese momento. Como con cualquier cosa nueva, puede ser duro adaptarse a llevar sostén. Los sostenes pueden ser difíciles de atar y de ajustar. Una vez una chica se pone un sostén, le puede quedar demasiado holgado, apretarle, subírsele, clavársele o abrírsele. Las tiras del sostén se pueden deslizar por los hombros de la chica o bien clavársele con fuerza. Y el sostén se puede ver entre las prendas de la chica. No solo eso, sino que el hermano de la chica puede pensar que es muy divertido estirar de la tira trasera de la espalda y, al hacerlo, lastimarla. (Si eres un chico, ¡ni se te ocurra hacerlo!)

El ABC de las tallas de los sostenes

Usar la talla correcta de sostén puede disminuir la cantidad de problemas que pueda tener una chica cuando lo lleve puesto. Por ejemplo, un sostén de la talla correcta no pellizcará ni se clavará en la piel, tampoco quedará tan holgado como para se deslizará hacia los hombros. Por lo tanto, es una buena idea dedicar tiempo a aprender sobre las tallas de los sostenes.

Hay dos partes a considerar en la talla de un sostén: la medida del pecho o tórax (también llamada contorno de pecho) y la medida de la copa. La medida del contorno de pecho se representa con un número (32, 34, 36, etc., cifras en pulgadas) (81, 86, 91, cifras en cm) y es la parte del sostén que recorre tanto el tórax de la chica como su espalda. Las copas son las partes del sostén que sostienen las mamas y vienen en las siguientes tallas, que se representan con letras (AA, A, B, C, etc.).

Los sostenes vienen en diferentes tallas, que son distintas combinaciones de contorno de pecho y copa, por ejemplo, 32AA. Es importante disponer tanto del contorno de pecho como de la letra de la copa para comprar una talla adecuada de sostén. Algunos fabricantes de sostenes ahora ofrecen opciones de copa de tamaños intermedios a los previamente existentes para que las chicas puedan encontrar el sostén que les vaya mejor.

¿Qué talla de sostén me debo comprar?

Una chica puede estar avergonzada por cómo le están creciendo los senos y puede no querer que la gente hable de ellos, se los mire ni se los mida. Pero es una buena idea que a una chica le midan los pechos para saber cuál es su talla.

Las mujeres que trabajan en los departamentos de sostenes de las tiendas pueden ayudar a una chica a tomar esas medidas. Una chica también se puede tomar las medidas en su casa, con la ayuda de su mamá o de una buena amiga. He aquí cómo se han de tomar las medidas:

  • Pasa la cinta métrica justo por debajo de tus senos, rodeando toda la caja torácica y la espalda. La cinta métrica debe quedar plana sobre la piel e ir recta por la espalda, sin bajar ni subir (no deber ir tan tirante como para clavarse en la piel ni demasiado suelta para que caiga por la espalda).
  • Anota la medida y añade 5 pulgadas (unos 12,7 cm). Ese es tu contorno de pecho.
  • Para medir la copa, coloca la cinta métrica alrededor de tu pecho de modo que quede en la parte que más sobresale de tus senos.
  • Anota este número y réstale la medida de tu contorno de pecho. La diferencia entre estas cifras es una forma de conocer la medida de tu copa. Si la diferencia entre ambas cifras es inferior a 1 pulgada (2,54 cm), tu medida de copa es AA. Si es de 1 pulgada (2,54 cm), tu tamaño de copa es A; si es 2 pulgadas (5,08 cm), eres B; si es 3 pulgadas (7,63 cm), eres C y, así, sucesivamente. Por ejemplo, si tu copa medía 33 pulgadas (83 cm) y tu contorno de pecho medía 32 pulgadas (81), la diferencia es de 1 pulgada (unos 2 cm). O sea que tu talla de sostén será 32A (o 81A).
  • Si tu contorno de pecho da como resultado un número impar (como 31 o 33 pulgadas; 77 u 83 cm), suele ser mejor redondear hacia el siguiente número inferior. La mayoría de los sostenes tienen varios juegos de cierres ajustables, para que te los puedas cerrar bien sin que te aprieten. Es una buena idea redondear hacia abajo, en vez de hacia arriba, porque los sostenes tienden a dar de sí con el paso del tiempo.

¿Qué tipo de sostén me debo comprar?

El primer sostén que se usaba antes se solía llamar «sostén de entrenamiento»; era para chicas que aun no les iban bien las copas de los sostenes de tamaños estándar, pero necesitaban algo que les recogiera los senos y les hiciera sentirse más cómodas.

Ahora, el primer sostén que llevan muchas chicas es un sostén deportivo, un tipo de sostén que usan mujeres activas de cualquier edad. Los sostenes deportivos evitan que los senos se muevan y vaya de aquí para allá cuando la mujer hace deporte o ejercicio físico. Puesto que son más planos en la zona de las copas, los sostenes deportivos suelen ir bien como los primeros sostenes de muchas chicas. De hecho, al existir sostenes deportivos, así como vestidos y tops con sostenes incorporados, es posible que una chicha no necesite llevar un sostén de entrenamiento ni un sostén más tradicional al principio. No todos los sostenes deportivos son iguales, así que la chica se debe probar unos cuantos para saber cuál le va mejor.

Aparte de los sostenes deportivos, hay muchos otros tipos de sostenes. El sostén de aspecto más natural es un sostén con una copa suave, que no cambia demasiado la forma de los senos. Los sostenes con copas suaves vienen en diferentes tejidos, son de diferentes grosores, y hay algunos disponen de aros. Un aro es un alambre en forma de U colocado dentro del tejido del sostén que pasa por debajo de los senos para ayudar a sujetarlos. Si los senos de una chica son de copa C o mayores, un sostén con aro es una buena opción.

Otros sostenes pueden tener copas más estructuradas y algunos llevan relleno. También hay sostenes reductores disponibles para aquellas chicas que quieran que sus senos parezcan más pequeños. Estos sostenes se suelen fabricar con tejidos más gruesos y disponen de tiras más grandes en la espalda y en los hombros.

El desarrollo de las formas en las chicas

Los senos solo son un signo de que una chica está creciendo y en el camino de convertirse en una mujer. Si una chica tiene dudas o preguntas sobre los senos o los sostenes, lo bueno es que hay muchas mujeres y chicas mayores a quienes consultar.

Y si una chica está preocupada por lo despacio que le están creciendo los senos, su médico también es una buena fuente de información. Por lo general, las chicas se desarrollan con normalidad y, antes de que se den cuenta, ya estarán comprándose su primer sostén.

Revisado por: Mary L. Gavin, MD Fecha de revisión: mayo de 2018

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *