0

Hemoal para las ojeras

Eficacia de las cremas para hemorroides en ojeras

Hemoal, es una pomada específica indicada para el alivio sintomático del dolor, picor o escozor asociado a hemorroides. Hace unos años, se creo un bulo sobre esta pomada, ya que muchas famosas dijeron utilizarla para el tratamiento de ojeras y bolsas.

Hemoal contiene dos principios activos que son medicamentos: efedrina y benzocaína.

La efedrina es agente simpaticomimético de acción mixta, que actúa produciendo una importante vasoconstricción temporal de los vasos que nutren piel y mucosas. Estas propiedades vasoconstrictoras y inflamatorias consiguen deshinchar y drenar la retención de líquidos de las hemorroides y también podría funcionar para nuestras antiestéticas bolsas, más que para las ojeras, como se ha dicho en muchos foros. Pero, Hemoal es un medicamento y no recomiendo utilizarlo para fines estéticos.

Hemoal, contiene también benzocaína, un anestésico local, que aplicado de forma tópica, alivia el dolor a través de la reducción de la actividad de los receptores cutáneos sensitivos por medio de un bloqueo reversible de la conducción nerviosa, mediante la disminución de la permeabilidad de la membrana al sodio. Pero en el caso de que entre la pomada en los ojos, hay que lavarse inmediatamente y abundantemente con agua, o sea que ¡¡cuidado!!. Además la benzocaína es fotosensibilizante.

Como excipientes, el Hemoal contiene, oxido de zinc y vaselina, estas sustancias pueden causar irritación en la zona ocular donde la piel es muy fina, e incluso al ser tan grasas, pueden causar sensibilidad en la zona, y flacidez. Como conclusión creo que podría causar mas problemas que beneficios.

El Hemoal, si tiene propiedades descongestionantes ( para solo un día) pero no es útil en ojeras. Y por sus efectos secundarios yo no lo recomiendo como tratamiento diario como contorno de ojos.

Para bolsas, funciona muy bien, la cafeína (similar efecto que la efedrina, permitido en cosmética) y el dextrano. También el súper BEAUTIFEYETM, activo de un contorno de ojos que a mi personalmente me ha sorprendido, con la asociación de dos activos naturales extraídos de plantas Siegesbeckia orientalis, y Albizia julibrissin, con extraordinarias propiedades antiinflamatorias y descongestivas.
Y para ojeras, los derivados de la vitamina K.

Pasé una semana probando los consejos de belleza extremos de las famosas

«Las cremas con células madre animal y vegetal – nos explica- son solo para sacarle dinero a la gente. No está científicamente probado que eso funcione. Si te fijas a las lagartijas cuando les cortas la cola les vuelve a salir. Nosotros tenemos un sistema mucho más complejo que los animales y contamos con un sistema inmunitario mucho más rico. Es por esto que no somos compatibles ni con los animales ni con las plantas. El hecho de ponerse la placenta de un animal en la cara no tiene ningún efecto, nuestro tejido no absorbe los beneficios de la placenta de un animal».

¿O sea que todo es mentira? ¿Los anuncios del teletienda nos engañan? ¡No me lo podía creer! Para consolarme a mí misma decidí ver una y otra vez el spot de Celltone, la crema con baba de caracol que asegura que cura el acné y elimina las arrugas. Yo me había decidido a probarlo con caracoles vivos aunque y ya no sabía si desestimar o no mi próximo experimento después de las declaraciones de la doctora.

CARACOLES EN LA CARA

Como lo que me propuse era experimentar en mi propia piel lo que otros aseguraban que funcionaba, decidí no dejarme influenciar por otras opiniones y tiré adelante con mi prueba de la baba de caracol.

Encontrar caracoles vivos fue más difícil que la placenta. Tras días sin llover parecía más que complicado. Pregunté en tiendas de comestibles, porque sé que hay gente que compra y los cocina. No he probado nunca un caracol, pero me da a mí que debe saber a chicle. Por si no lo sabíais en Carrefour venden unos congelados. Lo sé porque fui y los vendían o en salsa o como si fuese un polo. Pensé que untarme en salsa no sería lo más higiénico, por lo que opté por la segunda opción, la del «caracolipo». Dicen que la baba de caracol es un método claramente reconocido para eliminar arrugas y regenerar la piel. Se ve que ellos mismos son capaces de reconstruir su propia cáscara si se les rompe. Después de probar los caracoles congelados vi que no tenía ningún efecto. Seguramente debería intentar con caracoles vivos.

No sabía qué tipo de danza practicar para que lloviera, pero por el bien de los bosques y de mi propio artículo no me hizo falta darle muchas vueltas porque de repente diluvió y no tuve que andar muy lejos a buscarlos aquel mismo día. Encontré un par de ellos, llamémosles Pepito y Menganito, merodeando por el rellano de la escalera de mi casa. Les salvé de ser chafados por algún pie distraído e invité a mis nuevos amigos a entrar a casa para que se pasearan a sus anchas por mi cara. Así lo hicieron.

Menganito se abría paso entre mi frente mientras a Pepito le gustaba más mi mentón. Así pasé el rato, recolocándome los caracoles cada vez que veía peligro de precipitación. Cuando decidí que ya era suficiente, tenía la cara pegajosa y acartonada. Me la limpié solo con agua y mi primera percepción fue la de notar una piel más limpia y tersa, un punto resbaladiza sí, pero sobre todo limpia y tersa. No sé si fue fruto de mi imaginación o es que en realidad la baba de caracol hace todo lo que dicen que hace…pero me la notaba mejor.

BAÑO DE ÁCIDO CON VINAGRE Y ZUMO DE LIMÓN

Al día siguiente, con la intención de purificarme aún más, cuando llegué a casa llené la bañera de agua, vinagre y limón para someterme a un «baño de ácido». No suelo llenar nunca la bañera hasta arriba por no dañar mi conciencia ecológica, pero lo consideré una excepción justificada. El vinagre y el limón se usan comúnmente para desinfectar bacterias en una superficie. Además el limón contiene ácido ascórbico, un antioxidante que va muy bien para todo. Cuando entré en la bañera me temía que en cuanto me sumergiera todo me picaría. Tengo la piel atópica, por lo que me esperaba lo peor (granitos, sarpullido, escozor…). Contrariamente a lo que pensaba me vino bien aquel baño, aunque estuve oliendo a ensalada durante tres días. La piel me quedó tersa y el cabello bien fino. Los métodos tradicionales nunca fallan.

LAVARME LOS DIENTES CON FRESAS

Vamos a por las fresas. Mi prueba preferida pero la más inútil a mi parecer. Estuve más de una semana comiendo fresas, masticándolas y dejándolas reposar encima de mis dientes con el propósito de blanquear mi esmalte dental. A Catherine Zeta-Jones le funciona, o eso dice. Se ve que es como un astringente que con su ácido málico evita la aparición de manchas y blanquea tus dientes. Esta última frase parece sacada de un anuncio de dentífrico. Ahora en serio, yo me imagino que algo hará, pero os aseguro que a simple vista no noté nada. Es bastante refrescante comer fresas en primavera, pero odio las fresas mutantes que tienen pepitas demasiado gruesas y se meten entre los dientes y la encía sin que puedas hacer algo para evitarlo. Aquello que sonríes a tu chico con todo el «paluego» en el piñón… Durante todo este tiempo comiendo fresas también me he dado cuenta que hay fresas que no saben a nada y otras que saben a corcho. Debería cambiar de frutería.

CREMA PARA HEMORROIDES EN LAS OJERAS

También hice lo de la crema para hemorroides en las ojeras. Nadie en su sano juicio se pondría en los ojos algo que va en el culo. Yo sí. Cuando fui a comprar Hemoal le pregunté a la farmacéutica si serviría para camuflar mis ojeras y ella, como buena vendedora me empezó a recitar las múltiples propiedades del producto, entre las que estaba la acción vasoconstrictora, por lo que reduce el escozor, la irritación y disminuye la inflamación. La misma farmacéutica nos dijo que había bastante gente que lo utilizaba y le iba bien, pero que en unas ojeras como las mías (más azules que en plan bolsa), tampoco sería significativo. Pues bien, me he puesto Hemoal a las bolsas de los ojos cada noche de esta semana antes de ir a dormir. No sabría decir exactamente si ha funcionado o no. Sí es verdad que cuando te la pones te da como una sensación muy fresca, como de aliviarte, pero no sentí como si me estuviese cuidando la piel. Quizás por la textura poco acuosa o quizás porque psicológicamente no estaba preparada para untarme la cara con pomada de culo.

INYECTARME PLAQUETAS DE LA SANGRE EN LA CARA

Volví a llamar a la doctora Marisa Manzano de Antiaging y nos confirmó que Hemoal sí funciona en términos de belleza, pero que lo ideal para eliminar mis ojeras y de regenerar mi piel sería el tratamiento con regeneración por plasma rico en plaquetas. Parte del concepto odontológico de medicina regenerativa y actualmente también se usa en traumatología, aunque en su clínica lo practican básicamente como método de rejuvenecimiento facial. El procedimiento es el siguiente: te quitan sangre, a través de una centrífuga se separa la parte hemática de lo que es el suero, y después de embadurnarte con una pomada con anestesia te pinchan tu propio plasma. Todo tiene una lógica: en el suero que te inyectan se encuentran las plaquetas. De hecho cuando nos hacemos una herida las plaquetas son las primeras que llegan para ayudar en el proceso de regeneración. El objetivo de inyectarlas es incrementar la producción de colágeno y de vitaminas en las zonas donde se producen los pinchazos.

De nuevo la Kardashian se me había avanzado y incluso había posado en Instagram con una mascarilla hecha con su propia sangre. Aún pareciendo haberse restregado por alguna herida de bala la tía lucía sexy. Soy solo una aficionada a su lado.

Cuando entré en la clínica no pensé que lo que en principio era un tratamiento exfoliante acabara siendo más parecido a una operación para inyectarme botox. Cuando vi la camilla, la centrifugadora y las agujas me entró el yuyu de golpe. Luego cuando me vi con la cara anestesiada y mi sangre insertada en tres probetas me di cuenta de que no había marcha atrás. Y empezaron los pinchazos. El primero en toda la ojera. Mi ojo se desviaba en dirección contraria a los pinchazos. «¡Aquí te saldrá un moratón!», me avisó la Dra. Manzano. Efectivamente. Estoy escribiendo esto unos días más tarde y el moratón aún perdura.

Salí de allí con la cara un poco desfigurada. Mientras me hacía el selfie que hay aquí abajo no me reconocía a mí misma al otro lado de la pantalla. Al cabo de unos tres días, y cuando los pequeños morados se habían vuelto marrones empecé a notar las mejoras. Me noté una piel más fina y brillante, sobre todo en la parte inferior de los párpados. No sé si me tenía que sentir afortunada o no: hay gente que paga entre 300 y 700 euros para someterse al tratamiento.

A modo de conclusión he decidido hacer mi propio ranking de los métodos de belleza más hardcore. El de las plaquetas fue el más efectivo, aunque también el más doloroso. El del Hemoal no es tan efectivo pero es menos doloroso y también más inmediato. Las fresas no sirven absolutamente para nada y los caracoles tampoco hicieron mucho. Si sois capaces de soportar el escozor, el de la salsa picante no está nada mal y el baño con vinagre, a pesar de ser bastante maloliente, va bastante bien. Y aquí viene mi mayor consejo: aunque alguna vez estéis en apuros… No os pongáis NUNCA placenta en la cara, por favor, es inútil y tremendamente asqueroso. Queda dicho.

Barcelona. (Redacción).- A veces el mejor consejo de belleza es el más simple y menos imaginado y así lo demuestran las celebridades. A pesar de sus fortunas y su accesibilidad a caros tratamientos ansiedad, muchas de ellas terminan recurriendo a los conocidos ‘trucos caseros’. Cada vez más se demuestra que algunos ingredientes jamás pensados tienen grandes beneficios para la imagen. ¿El último secreto? Eliminar bolsas y ojeras aplicando crema para las hemorroides en el contorno de ojos, el nuevo aliado de las famosas.

Sandra Bullock ha sido la encargada de captar la atención tras desvelar su curiosa rutina. Así, la protagonista de Gravity confesaba a la revista ¡Qué me dices! que usar esta crema es su “secreto infalible” para evitar la hinchazón bajo sus ojos. También aseguró que no la usa a diario y que únicamente se la aplica cuando debe acudir a eventos especiales. Además, añade que siempre busca marcas que no contengan corticoides.

Está demostrado que estas cremas tienen un alto poder antiinflamatorio y que ese es el motivo de que puedan reducir la hinchazón de las bolsas. Algunos estudios van más allá e incluso apuntan que son un buen aliado para combatir las temidas patas de gallo, las arrugas por expresión que se generan en los ojos.

Todos esto ha hecho que Bullock no sea la única en sucumbir a los buenos efectos de la crema para las hemorroides y ya hay más de una famosa que también ha defensado su uso. Una de ellas es Jennifer Aniston, quien recientemente también aseguraba que cada mañana al despertar se aplica esta pomada bajo los ojos y que sus bolsas y ojeras “desaparecen de inmediato”. Así, las famosas demuestran que la belleza no tiene porqué ser cara.

Truco contra las ojeras: crema anti hemorroides

Hace unos días te contábamos cómo tratar las ojeras y bolsas, ya sea durmiendo más (un clásico y el más eficaz), con cosmética, cambiando la dieta… y hoy te vamos a contar una de esas leyendas urbanas sobre las bolsas y ojeras: tratarlas con anti hemorroides.

Porque aunque puede parecer raro, curioso, o eso mismo, una leyenda, puede tener parte de razón, sólo una parte, y te vamos a contar por qué: la clave está en los ingredientes. Aunque también hay que tener cuidado con los mismos.

Por qué funciona la crema anti hemorroides para las bolsas y ojeras

-por la efedrina, uno de los ingredientes que actúa produciendo una importante vasoconstricción temporal de los vasos que nutren piel y mucosas. Estas propiedades vasoconstrictoras y inflamatorias consiguen deshinchar y drenar la retención de líquidos de las hemorroides y también podría funcionar para las bolsas, más que para las ojeras.

-por la benzocaína, un anestésico local, que aplicado de forma tópica, alivia el dolor a través de la reducción de la actividad de los receptores cutáneos sensitivos por medio de un bloqueo reversible de la conducción nerviosa, mediante la disminución de la permeabilidad de la membrana al sodio.

Por qué podría no funcionar la crema anti hemorroides para las bolsas y ojeras

-una de las cremas más conocidas, Hemoal, es un medicamento, por lo que uso su uso estético no debería ser tal.

-en el caso de que entre la pomada en los ojos, hay que lavarse con agua

-la benzocaína es fotosensibilizante

-otros de los ingredientes, el óxido de zinc y la vaselina, pueden causar irritación en la zona ocular donde la piel es muy fina, e incluso al ser tan grasas, pueden causar sensibilidad en la zona y flacidez, produciendo uno de los peores efectos en la mirada.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *