0

Heridas en el prepucio

Causas de heridas en el pene y qué hacer

Una herida en el pene puede surgir debido a la fricción por utilizar una ropa muy apretada, durante la relación sexual o debido a la mala higiene, por ejemplo. También puede ser causada por alergias a la ropa o productos de higiene, por una dermatitis, pero también es posible que surja debido a infecciones como sífilis o herpes genital, o incluso, debido a un cáncer en el pene.

Como existen causas variadas, si surge una herida en el pene, es necesario acudir o a un médico general o al urólogo, que podrán evaluar las características de la lesión y solicitar exámenes. El tratamiento dependerá de la causa, y puede incluir pomadas cicatrizantes, antibiótico, antifúngico, antiviral o quimioterapia, por ejemplo. En algunos casos de ETS, la pareja también puede necesitar tratamiento.

Además de la herida, el hombre también puede notar una bolita o un nódulo en el pene, que pueden ser por alteraciones hormonales o debido a verrugas genitales, provocadas por el VPH, por ejemplo. Conozca también las causas de nódulos en el pene.

1. Irritación de la piel

Algunas personas pueden tener sensibilidad al tejido de la ropa, jabón o productos de higiene, por ejemplo, lo que puede provocar áreas de enrojecimiento, descamación o ulceración en la piel, acompañados de picazón y quemazón.

Una irritación en la piel puede ser causada por fricción con ciertas ropas o durante las relaciones íntimas. También puede surgir por la mala higiene en la región, lo que provoca la acumulación de sudor, oleosidad y microorganismos en la piel, pudiendo provocar una inflamación conocida como balanitis.

Qué hacer: es necesario identificar y evitar el contacto con el alérgeno. En el caso de una alergia, es posible utilizar un medicamento antialérgico en ungüento o un comprimido como hidroxizina, para aliviar los síntomas o cremas que ayudan a facilitar la cicatrización, como Polixín o beducen/ bepanthen , por ejemplo. La balanitis se trata con pomadas corticoides, antifúngicas o antibióticas. Cuando se trata correctamente, la herida puede cicatrizar en una semana.

2. Herpes genital

Las infecciones sexualmente transmisibles son importantes causas de lesión en el pene, y el herpes genital es una de las más comunes. Esta infección es causada por el virus herpes simple, adquirido por el contacto con otra persona con lesiones activas, y provoca la aparición de pequeñas ampollas, acompañadas de enrojecimiento, dolor y ardor en el región.

Qué hacer: el tratamiento del herpes genital es orientado por el médico, e incluye el uso de medicamentos antivirales como Aciclovir o Valaciclovir en comprimidos o pomadas, que ayudan a disminuir la replicación del virus, además de pomadas o geles anestésicos locales como Lidocaína, para reducir los síntomas incómodos como dolor y ardor. Más información sobre cómo identificar y tratar esta infección.

3. Sífilis

Es una infección causada por la bacteria Treponema pallidum, y provoca el surgimiento de una úlcera indolora alrededor de 3 semanas después del contagio por la relación sin preservativo con una pareja contagiada con el virus. La falta de tratamiento puede hacer que la enfermedad evolucione a una etapa más avanzada, como la sífilis secundaria o terciaria.

Qué hacer: es importante acudir con un médico general o urólogo para que evalúe los signos y síntomas e indique el tratamiento mas adecuado el cual se basa en el uso de antibióticos como la penicilina.

4. Otras infecciones

Otras ETS también asociadas a las heridas en el pene incluyen el linfogranuloma venéreo, granuloma inguinal o VPH, por ejemplo. Las lesiones peneanas también pueden surgir internamente como en la uretritis, que provoca dolor y flujo amarillento, y puede ser causada por bacterias como la gonorrea.

Qué hacer: también se recomienda el tratamiento con medicamentos orientados por el médico, que incluyen antibióticos o, en el caso del VPH cauterización de las lesiones.

5. Enfermedades autoinmunes

Hay varias enfermedades relacionadas con la inmunidad que pueden causar heridas en la piel y la región genital, y algunas de las más comunes es el Síndrome de Behçet, pénfigo, liquen, enfermedad de Crohn, síndrome de Reiter, eritema multiforme o dermatitis herpetiforme, por ejemplo. Estas enfermedades suelen ir acompañadas de lesiones en otros lugares del cuerpo y de síntomas sistémicos como fiebre, cansancio o pérdida de peso.

Qué hacer: la investigación y tratamiento de estas enfermedades son hechas por el reumatólogo o dermatólogo, con medicamentos que ayudan a regular la inmunidad, como los corticoides o los inmunosupresores, por ejemplo.

6. Cáncer

El cáncer de pene es un tipo raro de tumor que puede surgir en el órgano o sólo en la piel que lo cubre, provocando la aparición de heridas, nódulos o cambios en el color y textura de la piel, así como secreción y hemorragia. Es más frecuente en ancianos con más de 60 años, pero también puede suceder en jóvenes, especialmente en los hombres que no tienen una buena higiene de la zona íntima o fumadores. Conozca más sobre las causas, síntomas y tratamiento del cáncer de pene.

Qué hacer: el tratamiento del cáncer en el pene es indicado por el oncólogo y el urólogo, e incluye la realización de cirugía para remover el máximo de tejido afectado, además de la quimioterapia o la radioterapia, dependiendo de la gravedad y el grado de la lesión.

Cuidados Del Prepucio

This material must not be used for commercial purposes, or in any hospital or medical facility. Failure to comply may result in legal action.

Medically reviewed by Drugs.com. Last updated on Sep 24, 2019.

  • Care Notes
  • Overview
  • Aftercare Instructions
  • Discharge Care
  • In English

¿Cómo proporciono cuidado al prepucio de mi niño?

El prepucio es el doblez de piel que cubre la punta del pene del niño. Al nacer, el prepucio se adhiere a la punta del pene y no se puede retirar. Este debería separarse naturalmente y retirarse de la punta del pene cuando el niño tenga alrededor de 3 años de edad.

  • Bañe al niño cada día: Lave la parte exterior del pene del niño con jabón y agua cada día. Use solamente jabón suave.
  • No fuerce el prepucio para retirarlo: Esto podría provocar dolor y conducir a cicatrización.
  • Limpie debajo del prepucio una vez que se separe: Una vez que el prepucio se separe de la punta del pene, retírelo suavemente y lave ésta área con jabón y agua. Enjuague el jabón y empuje de regreso el prepucio del niño para cubrir la punta del pene.
  • Enseñe al niño cómo bañarse por sí mismo: Cuando el niño tenga la edad suficiente, enséñele cómo limpiar el área él mismo. Pídale que le haga saber si siente comezón o dolor.

¿Qué dificultades pueden ocurrir con el prepucio?

  • Infección: El prepucio del niño podría verse inflamado y rojo, y sentir dolor al tacto. Es posible que esto se provoque por retirar el prepucio antes de que se separe. Eso también podría provocarse por no limpiar debajo del prepucio. Esto puede provocar que las células de la piel muertas, conocidas como esmegma, se acumulen y conduzcan a una infección.
  • Fimosis: El prepucio se tensa y no puede retirarse de la punta del pene.
  • Trauma: Es posible que esto se provoque por retirar el prepucio antes de que se separe. El niño podría tener dolor, grietas y sangrado. Con el tiempo, se podría forma una cicatriz y provocar que el prepucio se adhiera a la punta del pene.

¿Cuándo debo comunicarme con el médico de mi niño?

  • Su hijo tiene fiebre.
  • Su hijo tiene una secreción amarilla saliendo del prepucio.
  • El prepucio del niño se ve rojo e inflamado, o tiene dolor al tocarlo.
  • Su hijo tiene dolor al orinar.
  • El niño orina con mayor frecuencia y en cantidades mas pequeñas.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre la condición o el cuidado de su hijo.

¿Cuándo debo buscar atención inmediata?

  • El prepucio del niño está atascado detrás de la punta del pene.
  • El prepucio del niño o el pene se inflama y la orina solo sale en gotas.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su hijo. Infórmese sobre la condición de salud de su niño y cómo puede ser tratada. Discuta las opciones de tratamiento con los médicos de su niño para decidir el cuidado que usted desea para él.Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.

Medical Disclaimer

5 Principales causas de resequedad en el pene y qué hacer

La resequedad en el pene se refiere a cuando el glande no presenta lubricación y, por esta razón, presenta un aspecto reseco. No obstante, en estos casos es posible que el prepucio, que es la piel que recubre el glande, también pueda presentar un aspecto reseco y con pequeñas grietas.

Aunque en la mayoría de las veces no tenga un gran significado, siendo únicamente un signo de una reacción alérgica temporal; en otras podría ser un signo de un problema más grave, como una infección o un problema crónico en la piel.

De esta forma, si el resecamiento produce incomodidad constante o si se demora más de 1 semana en mejorar, es recomendado consultar al médico de familia o al urólogo para identificar la causa y, de esta forma, iniciar el tratamiento más idóneo; el cual puede implicar el uso de pomadas, antifúngicos o quizás la adopción de ciertos cuidados diarios.

1. Uso de ciertos jabones

El uso de ciertos jabones en la región íntima puede desencadenar el resecamiento de la piel, pues esta es un área muy sensible que fácilmente puede ser agredida por los químicos presentes en muchos jabones. Cuando esto ocurre, surge una ligera inflamación de la piel que, aunque no sea directamente visible al ojo, puede causar resequedad del glande e incluso del prepucio.

Qué hacer: muchas veces la higiene íntima puede ser realizada solamente con el uso de agua, sin embargo, en caso de que sea necesario usar un jabón, se aconseja que sea uno propio para la región íntima o que sea indicado para pieles sensibles.

2. Actividad sexual prolongada

Una actividad sexual muy prolongada, sea por masturbación o relación sexual, puede causar que la lubricación natural producida por el pene no sea suficiente y, en estos casos, puede ocasionar el surgimiento de resequedad. Aunque no sea muy prolongada, la actividad sexual muy frecuente también puede promover el mismo problema.

Qué hacer: lo ideal es utilizar un lubricante durante las relaciones sexuales, especialmente si no se utiliza preservativo. Las mejores opciones son los lubricantes a base de agua, puesto que existen menores probabilidades de causar alergias y poseen menos químicos que puedan dañar la piel.

3. Alergia en el pene

La presencia de una reacción alérgica en el pene es relativamente común, puesto que puede tener varias causas. Algunas de las más frecuentes incluyen: el uso de ropa íntima sintética y muy apretada, uso de ciertos productos químicos (parabenos o glicerina), así como el uso de preservativos de látex.

En estos casos, además del resecamiento del pene, también pueden aparecer otros signos como enrojecimiento, hinchazón o comezón en la zona, por ejemplo. Conozca qué otros factores pueden ocasionar comezón en el pene.

Qué hacer: para intentar disminuir las posibilidades de desarrollar una reacción alérgica, se debe tener preferencia por la ropa íntima fabricada con materiales naturales, como el algodón, y también evitar la ropa muy apretada. Asimismo, en caso de que sea necesario usar algún producto en esa área, se aconseja que se utilicen productos propios, es decir, con pocos químicos o, de preferencia, biológicos. En el caso de sufrir de una alergia ya conocida, como alergia al látex, se debe evitar el uso de productos hechos con ese material, como es el caso de la mayor parte de los preservativos.

4. Infección en el pene

Las infecciones en el pene, normalmente, ocurren por el crecimiento excesivo de bacterias u hongos, lo que puede ocurrir por mala higiene de la zona, pero también puede surgir después de una alergia o por transmisión de una enfermedad sexual, como clamidia o gonorrea, por ejemplo. Vea cuáles son las infecciones genitales más comunes y cómo identificarlas.

Así como la alergia, la infección casi siempre viene acompañada de otros síntomas como enrojecimiento, hinchazón, comezón, descamación, dolor al orinar e incluso salida de pus por la uretra.

Qué hacer: siempre que exista la sospecha de una infección, especialmente por el dolor al orinar o salida de pus, es muy importante consultar al médico de familia o al urólogo, para identificar el tipo de infección e iniciar el debido tratamiento, el cual puede incluir el uso de antibióticos o antifúngicos, tanto en forma de pomada como de comprimido.

5. Problemas de la piel

Aunque no sea tan común, algunos problemas de la piel también podrían originar resequedad en el pene. Algunos de los problemas dermatológicos más frecuentes que pueden ocasionar este síntoma incluyen: eccema o psoriasis, por ejemplo. Sin embargo, por lo general, estas enfermedades afectan más otras zonas de la piel y, por esta causa, son fácilmente identificables cuando aparecen en otras regiones.

Normalmente, estas situaciones son más comunes en hombres de piel sensible que sufren de alergias o presenten antecedentes familiares de problemas de piel. Conozca cuáles son los síntomas más comunes del eczema.

Qué hacer: se debe consultar un dermatólogo o un urólogo en caso de que exista sospecha de un problema de piel para, de esta forma, iniciar el tratamiento más adecuado.

La balanitis es un trastorno que consiste en la inflamación del prepucio y del glande del pene y que puede hacer referencia también a la inflamación del clítoris. Esta última es poco frecuente por lo que lo habitual es que se identifique como un problema masculino. Es una de las afecciones más habituales en el pene.

Causas de la balanitis

Hábitos de buena higiene

Hay varias causas que con frecuencia se asocian a la aparición de la balanitis:

– No tener buenos hábitos de higiene.

– Enfermedades cardíacas y diabetes.

– Tabaquismo.

– Desequilibrio hormonal.

– Ansiedad.

– Enfermedades neurológicas como la esclerosis múltiple.

– Envejecimiento.

– Piercings en el pene.

– Masturbaciones agresivas.

– Usar cierto tipo de jabones que crean irritación.

– Adherencias en el prepucio.

– Sufrir algún traumatismo.

– Infección por enfermedad de transmisión sexual.

– El uso de preservativos que causan irritación.

– Enfermedades de trasmisión sexual.

Hay varios tipos de balanitis:

– Balanitis candidiásica: erupción enrojecida en el glande que pica o duele.

– Balanitis bacteriana por anaerobios: supuración maloliente y edema del glande.

– Balanitis bacteriana por aerobios: desde pérdida del color del glande (desenrojecimiento) hasta la aparición de fisuras y edema.

– Balanitis por herpes: aparecen úlceras que pasan a convertirse en costras en unos diez días además de frecuente inflamación de los ganglios inguinales.

– Liquen escleroso.

– Balanitis circinada asociada al síndrome de Reiter (que afecta a los ojos) o la artritis reactiva.

– Riesgo de eritroplasia de Queyrat.

– Riesgo de enfermedad de Bowen.

– Balanitis de Zoon: afecta a varones en edad avanza que no llevan un correcto hábito higiénico.

– Balanitis alérgica.

– Eeritema fijo medicamentoso.

Imagen microscópica en la que que observa balanitis ()

Síntomas de la balanitis

Dolor y picor

Los síntomas más frecuentes de la balanitis son:

– Llagas en el glande.

– Enrojecimiento.

– Picor.

– Dolor.

– Secreción uretral.

– Dolor intenso en el momento de la micción.

Posibles complicaciones por inflamación o infección prolongada:

– Estenosis del meato: cicatrización y estrechamiento del orificio del pene.

– Fimosis: retracción del prepucio para exponer la punta del pene difícil y dolorosa.

– Parafimosis: difícil desplazamiento del prepucio sobre la cabeza del pene.

– Riego sanguíneo a la punta del pene defectuoso.

– Incrementa el riesgo de desarrollar cáncer de pene.

Diagnóstico de la balanitis

Exploración física

Para diagnosticar la balanitis, el médico recurre a la simple exploración física, ya que los síntomas pueden resultar evidentes. Si hay dudas puede ordenar la realización de una biopsia para poder analizar el tejido extraído o de una cistografía.

Tratamiento y medicación de la balanitis

Ante todo, cuidar la higiene

El elemento más efectivo para tratar la enfermedad es ser minucioso con los hábitos higiénicos y limpiar la zona un par de veces al día con agua y un jabón adecuado. Si se ha detectado una infección bacteriana es recomendable el uso de pomadas. Por último, si la balanitis aparece con frecuencia y está relacionada con la fimosis o parafimosis se puede realizar una circuncisión, pero esto sucede en pocas ocasiones.

Prevención de balanitis

Evitar factores irritantes

Cuidar la higiene es la medida principal para prevenir la aparición de esta dolencia. También es importante evitar factores que puedan irritar la zona como por ejemplo algunos preservativos. Es recomendable el uso de preservativos especiales para pieles sensibles

Enfermedades comunes del pene

¿Qué es el priapismo? | Síntomas, causas y cómo tratar la enfermedad

¿Qué es la enfermedad de La Peyronie? | Síntomas, causas y cómo tratarla

¿Qué es la difalia? | La enfermedad de los dos penes

Grietas en el prepucio: Todas las causas y curas

Compartir:

El pene es una zona muy delicada, susceptible a enfermedades o heridas que requieren el análisis de un urólogo para ser diagnosticadas y tratadas correctamente. Una de las anomalías que experimentan algunos hombres es que aparezcan grietas en el prepucio y sus causas pueden ser muy variadas.

En este artículo te explicaremos todos los motivos que pueden estar provocándote heridas en el prepucio en forma de corte y qué tratamientos son los más comunes.

Visita de Urología Si eres un hombre y has notado que algo no funciona en tu aparato reproductor o urinario, ponte en manos de un urólogo y descubre el origen de tu incomodidad. La solución podría ser más sencilla de lo que crees. tuMédico.es desde29€

Heridas en el prepucio por una irritación

Durante tu día a día puede que estés realizando acciones o usando productos que hayan hecho que la fina piel que recubre el pene se irrite, se descame y se agriete. Algunos ejemplos son:

  • Usar determinados jabones o cremas.
  • Ser sensible al uso de preservativos. Por ejemplo, podrías ser alérgico al látex, algo que debería ser comprobado en una visita alergológica.
  • Mala higiene íntima.
  • El tipo de tela o la talla de tu ropa interior.
  • Practicar sexo o masturbarse con mucha frecuencia e impetuosidad.

Grietas en el prepucio por fimosis

Si el problema se origina por la estrechez del prepucio y su dificultad a la hora de retraerse, seguramente se trataría de fimosis. Es una complicación que dificulta la higiene y las relaciones sexuales, además de facilitar la aparición de infecciones. Mediante una rápida operación de fimosis, llamada circuncisión, se puede solucionar el problema de por vida.

Operación de Fimosis Un pene con fimosis puede conllevar complicaciones como infecciones o dolores en las relaciones sexuales. Si es tu caso, acude a urólogo para que determine cuáles son tus opciones. tuMédico.es desde449€

Cortes en el prepucio por ETS

Muchas de las enfermedades venéreas más comunes en España tienen las grietas en el prepucio como uno de sus síntomas. Por ejemplo, el herpes genital se caracteriza por dolorosas llagas que se convierten en costras y cortes para luego desaparecer. La candidiasis, que también puede aparecer por una deficiente higiene o alteraciones en el sistema inmune, se manifiesta principalmente con sarpullidos y picor en el pene. También la sífilis, en su lesión primaria llamada chancro, puede presentar grietas en el prepucio.

Para determinar lo antes posible si la causa de esta herida es una enfermedad de transmisión sexual será necesario realizar una analítica completa de ETS. Así se evitarán contagios y se podrá controlar la patología desde un principio.

Analítica Completa ETS (Enfermedades Transmisión Sexual) El chequeo más completo: un conjunto de diferentes pruebas, como la Clamidia, Gonorrea, VIH (SIDA), Mycoplasma, Sífilis etc. tuMédico.es desde99€

Grietas en el prepucio y diabetes

Las personas con la inhibición de algún componente del sistema inmunitario, lo que se llama inmunosupresión, son más propensos a sufrir infecciones, incluso en los genitales. La diabetes es una enfermedad inmunosupresora, de manera que se puede afirmar que quien la sufre puede ser más propenso a tener heridas en su prepucio. Mediante una analítica de diabetes es posible diagnosticar y controlar esta enfermedad.

Tratamiento de las grietas en el prepucio

Existen tantas curas como causas. El urólogo puede recetar cremas para las irritaciones que ayuden a calmar el dolor o, por ejemplo, ungüentos antimicóticos para tratar hongos como el que provoca la candidiasis. En el caso de la fimosis será necesario realizar la circuncisión, mientras que en la diabetes es indispensable llevar un control estricto.

Si tienes grietas en el prepucio, no saques tus propias conclusiones ni te apliques la primera crema que encuentres por casa, ya que puede ser perjudicial. Un profesional médico será quién mejor sabrá cómo tratar cada caso.

La balanitis es una inflamación del glande (cabeza del pene) y la postitis es la inflamación del prepucio. El prepucio es la piel suelta que cubre la cabeza del pene si el hombre no ha sido circuncidado. La balanopostitis es cuando tanto el glande como el prepucio se inflaman. La balanitis puede ocurrir a cualquier edad, pero es más probable que afecta a niños menores de cuatro años de edad, así como a los hombres adultos que no han sido circuncidados. Es una condición común, que afecta a aproximadamente 1 de cada 25 niños y a 1 de 30 varones incircuncisos (en algún momento de su vida). En cambio, la balanitis es muy infrecuente entre varones circuncidados.

La balanitis pueden tener causas tanto infecciosas y no infecciosas. Es más común en pacientes con fimosis (el prepucio del pene es demasiado estrecho). Los pacientes con diabetes mellitus son más susceptibles a desarrollar esta enfermedad.

La balanopostitis crónica (recurrente) aumenta el riesgo de desarrollar balanitis xerótica obliterante (dermatitis crónica, en el glande y el prepucio), fimosis (prepucio estrecho o parafimosis (cuando tras echar el prepucio hacia atrás resulta imposible colocarlo en su posición original).

¿Cuáles son los síntomas de la balanitis?

  • El área alrededor del glande (cabeza del pene) es de color rojo
  • Inflamación del glande
  • Dolor del glande
  • Irritación del glande
  • Debajo del prepucio puede haber una secreción espesa y maloliente (esmegma)
  • Picazón alrededor del área del glande
  • Un olor desagradable
  • Fimosis: el prepucio está estrechado y no puede retraerse (echarse hacia atrás sobre el glande o cabeza del pene)
  • Micción dolorosa

Algunos de los signos y síntomas de la balanitis son similares a los de algunas ETS (enfermedades de transmisión sexual). ¡Acude siempre al médico!

¿Cuáles son las causas de la balanitis?

La balanitis puede ser un síntoma también de las siguientes enfermedades de la piel:

  • Liquen plano – una enfermedad de la piel con manchas pequeñas, picores, rosa o púrpuras en los brazos o las piernas.
  • Eczema – una condición crónica de la piel en el cual la pie presenta picazón, enrojecimiento, grietas y sequedad.
  • Dermatitis – inflamación de la piel que es causada ya sea por contacto directo con un agente irritante, o una reacción alérgica.
  • Psoriasis – un desorden de la piel que hace que esta se vuelva seca y escamosa, se cree que puede ser genética.
  • Irritación en el pene – que puede estar causada por:
    • Algunos detergentes si las prendas no se aclaran debidamente
    • Algunos suavizantes para la ropa si las prendas no se aclaran debidamente
    • Algunos jabones perfumados
    • Algunos geles de ducha
    • Algunos productos químicos presentes en los preservativos, lubricantes y espermicidas
  • Infección – existen gérmenes en la piel todo el tiempo que normalmente no causan daño porque no han proliferado lo suficienten. Sin embargo, a veces, pueden multiplicarse rápidamente. Existen dos tipos de infección que pueden causar balanitis:

    1. Cándida – es un tipo de hongo.
    2. Bacterias – que pueden multiplicarse rápidamente en las condiciones húmedas y cálidas debajo del prepucio. Lavado diario y secado cuidadosamente el pene humedad no permanece debajo del prepucio ayuda a reduce el riesgo. Sin embargo, genital excesivo lavado con jabón puede ser un factor fuerte de balanitis.
  • Diabetes – los varones con diabetes son más susceptibles a las infecciones, especialmente si el azúcar en la sangre está mal controlada. Si la glucosa está presente en la orina, algunas bacterias pueden permanecer en el prepucio. La glucosa contribuye a que las bacterias se multipliquen más rápidamente.
  • Fimosis – el prepucio está muy apretado y es muy difícil o imposible de retraerlo (tirar hacia atrás) completamente sobre el glande. El sudor, la orina y las células muertas (esmegma) pueden acumularse debajo del prepucio, causando irritación y permitiendo que los gérmenes se multipliquen.
  • Relaciones sexuales no protegidas – si la mujer tiene candidiasis vaginal, el hombre pueden infectarse, aumentando el riesgo de desarrollar esta enfermedad. El herpes genital, la clamidia y la sífilis también pueden causar balanitis. Recuerda: ¡usa siempre un preservativo!

Cómo diagnosticar la balanitis

La balanitis es bastante fácil de diagnosticar. Tú médico de cabecera podrá realizar un diagnóstico mediante la detección de la rojez y la inflamación del glande.

El médico debe examinar también cuidadosamente la piel para tecectar cualquier enfermedad de la piel propia de la región genital.

Si no se resuelve la balanitis después de evitar el contacto con irritantes potenciales, la práctica de buena higiene o el tratamiento de una infección por hongos, el médico podrá pedir diversas pruebas de diagnóstico, entre las que normalmente se incluirán alguna o algunas de las siguientes:

  • Una muestra – se toma una muestra del glande y se envia al laboratorio para determinar si hay una infección.
  • Examen de orina – si se sospecha de diabetes.
  • Examen de sangre – para determinar los niveles de glucosa.
  • Biopsia (poca frecuencia) – se toma y se envía al laboratorio una muestra de la piel inflamada para su estudio.

¿Cuáles son las opciones de tratamiento para la balanitis?

El tratamiento para la balanitis depende de la causa. En la mayoría de los casos el médico aconsejará al paciente sobre qué cosas tendrá que evitar o realizar.

Reacción alérgica – si la inflamación se piena que podría estar causada por una reacción alérgica o algún irritante, el médico podrá recetar un esteroide suave para uso tópico (crema), como hidrocortisona al 1 %, para aliviar la hinchazón. Si hay una infección el paciente no debe usar una crema de esteroides por su cuenta. Los jabones y otros irritantes potenciales deben evitarse durante el tratamiento.

Cándida (candidiasis) – el médico te recetará una crema antimicótica, como Clotrimazol o Miconazol. La pareja sexual del paciente también deberá ser tratada. Mientras que el tratamiento esté en marcha tampoco deberá mantener relaciones íntimas sin preservativo.

Infección bacteriana – al paciente le recetarán un antibiótico, como eritromicina o penicilina.

Fimosis y balanitis recurrente – si el paciente tiene un prepucio apretado y la balanitis vuelve, el médico probablemente sugerirá la operación de circuncisión.

Cómo prevenir la balanitis

Con el fin de prevenir las infecciones, la cabeza del pene (glande) y el prepucio deberán mantenerse limpios y secos. El lavado diario, con especial atención a la limpieza del pene, es esencial.

  • Se debe retraer el prepucio (hacia atrás) para que quede expuesto el glande.
  • El área deberá lavarse cuidadosamente y suavemente con agua tibia. Como jabón puede irritar no debe utilizarse.
  • Los hombres que tienden a desarrollar balanitis después de mantener relaciones deberán lavarse el pene después.

Evitar los irritantes – si crees que tus síntomas están relacionados con las sustancias presentes en los condones o lubricantes, intenta utilizar un preservativo especial para pieles sensibles. Si trabajas con productos químicos que pueden mancharte las mano, recuerda lavártelas antes de ir al baño.

¿La Balanitis es una infección de transmisión sexual?

La balanitis es una inflamación del glande que suele deberse a diversas causas y estas a su vez, varían en función de la edad del paciente. En esta ocasión nos enfocaremos a los cuadros manifestados en pacientes adultos.

El cuadro suele iniciar de manera insidiosa en 3 a 7 días, suele acompañar de dolor, escozor o comezón asociado con enrojecimiento del glande o prepucio (en caso no tener una circuncisión). Si el cuadro evoluciona más de una semana sin tratamiento, se puede complicar con presencia de úlceras, inflamación/edema y un exudado blanquecino maloliente (purulento).

A su vez, cuadros repetitivos de balanitis pueden dar como consecuencia sinequias y/o cicatrices entre el glande y el prepucio (piel que cubre el glande) generando una fimosis o incapacidad para retraer el prepucio. Una fimosis severa puede tener como consecuencias obstrucción al flujo de la orina o disfunción eréctil, además de incapacidad para recolocar el prepucio a su sitio anatómico normal (parafimosis).

Generalmente, la balanitis es consecuencia de una infección local ocasionada por bacterias y hongos, que pueden ser transmitidas por vía sexual si la pareja está contaminada.

Sin embargo otras causas más comunes, pero no menos complejas, suelen ocasionarlas como por ejemplo una mal higiene personal, traumatismos, dermatitis de contacto o alergias u enfermedades sistémicas, como la artritis reactiva, la obesidad mórbida y la psoriasis.

Para el diagnóstico es imprescindible la valoración por un urólogo, quien deberá descartar etiologías tratables y/o posibles lesiones premalignas. Además de la exploración física que es la pieza fundamental para el diagnóstico, se deberán de descartar causas o factores predisponentes, tales como la diabetes mellitus.

Un análisis general de sangre y orina, así como un frotis balanoprepucial, estudio de enfermedades de transmisión sexual (ETS), como la gonorrea o la chlamydia, deberán ser realizados. No está aconsejado realizar de forma estandarizada otros estudios en busca de ETS, sin embargo en casos especiales se pueden realizar pruebas para descartar el virus del papiloma humano, el virus de la inmunodeficiencia adquirida o el virus del herpes simple.

En caso de haber una duda diagnóstica sobre el origen tumoral de la lesión, una biopsia con anestesia local estaría indicada.

En caso de confirmarse una balanitis fúngica/ bacteriana el tratamiento será a base de cremas antifúngicas/ antibióticas tópicas. Además se aconsejará el estudio de la pareja y la abstención sexual durante el tratamiento de ambos hasta la remisión completa.

Existen distintos tipos de tratamientos tópicos alternativos, como el uso de derivados de ajo, caléndula y echinacea goldenseal, sin embargo ninguno de estos tratamientos ha demostrado científicamente su eficacia.

Dada la amplia diversidad de causas de este cuadro, un urólogo deberá realizar el diagnóstico y control para exclusión de lesiones de mayor importancia vital.

  • Hola buenas tardes cordial saludo, una pregunta yo tengo unos paños en la espalda la corasan sirve para eso?
  • Buenas noches puedo usar corasan para dermatitis por friccion en las entrepiernas..me salen vejigas q despues se forman rochas tengo el area manchada y brotada. Gracias
  • En el área del abdomen cerca al ombligo me salió una pequeña cómo inflamación de un poro.. la extirpé y salió cómo una pequeña espinilla y luego sangre.. puedo aplicar corasan ahí para sanar y q no queden marcas en la piel?
  • El Corasan se puede usar en la parte del bikini? Mi hija tiene año y medio, y presenta un brote con rasquiña.
  • Hola, tengo una niña de seis años y presenta dermatitis a tópica, he utilizado la Betametasona con Acetato de Aluminio pero solo le calma por unos días después vuelve a irritarse su piel, la crema corasan da mejores resultados o que crema debería conseguir.
  • Buenos días, Me podria confirmar si el Corasan se puede usar para el acne?
  • Esta crema «corasan» sirve para manchas o paños de la cara y cuerpo?
  • ¿Corasan sirve para las peladuras en el ano de mi bebè recien nacido?
  • Mi hija presenta una dermatitis atopica, presenta rasquiña y brote en la piel, se le echa corasan y mejora, pero se ha usado por muy largo tiempo, es recomendable utilizarlo por tiempo prolongado?
  • Se puede usar esta crema de Corasan en la cara?

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *