0

Hilos tensores opiniones 2017

Hilos tensores en Clínica Menorca, ¿duelen? Mi opinión

No sé si os lo he contado alguna vez, pero en el embarazo de Alex cogí 22 kilos, sí, 22 kilazos.
No tardé mucho en perderlos y además de esos 22, perdí otros siete.

Estaba muy contenta de volver a meterme en mis pantalones y de volver a usar, como cuando era muy joven, una talla 36, pero había otras cosas que no me gustaban tanto.

El rostro se me quedó muy delgado y eso, junto a mi piel grasa, hizo que la flacidez me atacara.
Era algo que me molestaba muchísimo, llego a obsesionarme.

Estuve mirando varias opciones para solucionarlo y así descubrí los tratamientos con hilos tensores, leí siempre experiencias positivas y muy buenas resultados, así que me animé y llame a Clínica Menorca para que me dieran información.

Todo lo que me contaron era positivo, así que hace un mes y medio más o menos me animé y me puse en sus manos. En veinte minutos la flacidez había desaparecido y mi óvalo facial volvía a estar perfecto.

Os lo conté en instagram y recibí muchos, muchísimos mensajes pidiéndome más información, os dije que quería esperar un tiempo prudencial para ver cómo iba todo y hoy, después de más de un mes, os voy a dar toda la información con todas las dudas que me planteasteis.

Lo primero y más importante si os animáis a realizaros este tratamiento es hacerlo en un sitio de confianza, por favor, no os fiéis de ofertas, estos hilos los tiene que poner un médico, un profesional, eso es lo más importante de todo.

Yo de los profesionales de Clínica Menorca me fio absolutamente.

Y ahora, vamos con mi experiencia, mi opinión sobre los hilos tensores.

Los hilos me los puso el Doctor Ángel Martín, director médico de la clínica.

Antes de hacer el tratamiento estudió mi rostro, mi piel y realizó unas cuantas fotos, de todo esto depende el tipo de hilos que vayas a llevar y el número de los mismos.

A mí me puso dos en cada lado y son hilos espiculados.

¿Es un tratamiento doloroso?

¡Esa ha sido una de las preguntas estrella! No, no lo es.
Es molesto, y es que es una aguja que se mete por el rostro para colocar los hilos.

Algunas veces sí que lo notas más de lo deseado, pero no es dolor, es molestia, se puede aguantar perfectamente.
Además antes del tratamiento te ponen un poco de anestesia local y frío en la zona.

¿Cuanto dura ponerse los hilos tensores?

Poco, no lo recuerdo muy bien pero creo que como mucho el proceso de colocar los hilos fueron unos veinte minutos.

¿Se notan los resultados nada más terminar?

Sí y mucho además, yo me miré al espejo y estaba realmente sorprendida con los resultados, había desaparecido la flacidez.

¿Puedes hacer vida normal nada más terminar?

Sí, lo que es cierto es que se quedan algunos moretones y el rostro un poquito hinchado, no es demasiado escandaloso, pero algo se ve.

La primera semana hay que intentar no gesticular excesivamente, intentar dormir boca arriba y vamos, tener un poquito de cuidado.

¿Cuanto duran los resultados si te pones hilos en el rostro?

Depende del tipo de hilos, los que me han puesto a mí se reabsorben a los catorce meses más o menos, pero los resultados duran hasta 20 meses.

¿Cuanto cuestan?

Esta ha sido otra de las preguntas que más me habéis hecho y a la que yo, no os puedo contestar.

Y es que depende… depende del tipo de hilos, depende del número de hilos que necesites… depende chicas, depende.

Eso os lo dicen en la Clínica Menorca, desde su web podéis pedir una cita o información.

¿Recomiendo el tratamiento con Hilos Tensores?

Absolutamente!!! Yo estoy feliz, estuve feliz desde el momento en el que me levanté de la camilla y asomé mi rostro al espejo y eso que en ese momento, estaba con alguna zona amoratada y hinchada.

Hoy, mes y medio después, os aseguro que mi óvalo facial está terso y definido y yo me veo mucho más guapa y con un complejo menos encima. Feliz.

Los recomiendo completamente y os vuelvo a insistir en lo más importante de todo, siempre en un sitio de confianza, por favor.

Además de los hilos en Clínica Menorca me hicieron otros tratamientos que os contaré la semana que viene, seguro que a muchas también os va a interesar mucho.

La flacidez facial aparece con el paso del tiempo, ya que la piel va perdiendo colágeno y elasticidad. Hay otras causas que provocan la aparición prematura de los signos del paso del tiempo: llevar una vida sedentaria, una mala alimentación, una excesiva exposición solar, u otros factores como la depresión o el estrés.

¿Qué es la flacidez facial?

Así pues, con los años la piel del rostro va perdiendo el aspecto liso y terso, dando lugar a signos de arrugas y flacidez, perdiendo elasticidad, atrofiándose las estructuras óseas y musculares, al mismo tiempo que continúan creciendo levemente las cartilaginosas. El tejido adiposo empieza a disminuir, y como resultado aparece un adelgazamiento de la piel del rostro.

También se produce el descolgamiento de la piel de los párpados, de pómulos y de los lados del mentón; la piel del cuello y de debajo de la barbilla se hace más laxa y se alargan las facciones por la gravedad, dando lugar a una pérdida del óvalo facial.

Causas de flacidez facial en la cara

  • Falta de nutrientes y proteínas, seguramente causado por una alimentación descuidada o un exceso de comida procesada o azucarada
  • Repentina bajada de peso
  • Falta de colágeno y elastina
  • Vida sedentaria, que no ayuda a irrigar oxígeno y nutrientes a todo el cuerpo y la piel.
  • Demasiada exposición al sol, el cual puede deteriorar la piel y provocar la flacidez si no se toman medidas preventivas de protección.
  • Estados emocionales constantes de tensión, irritación, depresión, los cuales provocan que la absorción de nutrientes sea deficiente debido a la vasoconstricción y tensión que se acumula en los músculos de la cara cuando tenemos dichos estados emocionales.

¿Los Hilos tensores eliminan la flacidez facial?

Hasta hace poco tiempo el único tratamiento que había para tratar la flacidez facial era el lifting, un tratamiento quirúrgico con el que no se puede restaurar el volumen perdido.

Actualmente contamos con los hilos tensores, que utilizamos para elevar o reposicionar los tejidos y recuperar la elasticidad de la piel del rostro, cuello y cuerpo.

Con los años la piel del rostro va perdiendo el aspecto liso y terso

Cuando hablamos de hilos tensores reabsorbibles nos referimos al filamento de PDO (polidioxanona), un material altamente compatible con el cuerpo, carente de alergias, cuyo uso está perfectamente testado; va integrado a una aguja guía que sirve de aplicador y guía la correcta aplicación del mismo.

Existen agujas e hilos de diferente longitud y grosor, indicados según las necesidades del paciente y el resultado que se busca.

Los diferentes tipos de hilos tensores reabsorbibles son los siguientes:

  • Hilos mágicos: al principio los más usados; requieren la creación de una maya para obtener unos resultados idóneos. Favorecen la producción natural de colágeno I y III, estimulando el rejuvenecimiento de la piel, aportando vitalidad elasticidad y mucha mayor luminosidad.
  • Hilos tensores espiculados multifilamento: tienen espículas a lo largo del hilo, con un beneficio adicional de los hilos mágicos. Tienen un efecto mecánico inmediato y un efecto tensor (lifting) desde el momento de su implante mucho más visible. A día de hoy aplicamos estos hilos montados en una aguja (espiculados multifilamento), con la que se depositan en la piel para ejercer un efecto de sustentación. Se distribuyen de diferentes maneras, mediante vectores, a dónde queremos que se renueve y se forme nuevo colágeno, para estirar la piel y recolocar los tejidos caídos.

El resultado es espectacular, y no es comparable a los antiguos hilos mágicos, en los que era necesario crear una maya para producir un efecto tensor. Los Hilos tensores espiculados multifilamento son de mayor grosor, sujetando el tejido flácido con mucho mayor efecto tensor, y un resultado mucho más duradero.

  • Hilos espiculados dual tracción de doble aguja: se trata de un tratamiento novedoso que nos permite trabajar en distintas direcciones, muy recomendado en flacidez de brazos, piernas y ovalo facial.

Preparación para el tratamiento con Hilos Tensores

Tres días previos al tratamiento debes tomar medicación preventiva de hematomas, no debes tomar aspirina, ni anticoagulantes. En el caso de estar siguiendo algún tipo de tratamiento con esta medicación, debes comentarlo antes de acudir a nuestro centro médico.

¿Cuánto tiempo dura el resultado de los Hilos Tensores?

La duración de los resultados variará en función del metabolismo de cada persona, de si es fumadora, la exposición al sol o fuentes de calor o de frío. Es un tratamiento facial reabsorbible, lo que significa que tu propio organismo lo va degradando gradualmente, hasta su desaparición meses más tarde.

Efectos secundarios del tratamiento con Hilos Tensores

Se trata de un tratamiento seguro, que muy raramente conlleva complicaciones, únicamente pueden aparecer, de manera leve y temporal: hinchazón, tirantez, edema, enrojecimiento, leves pinchazos o algún hematoma, que desaparecen al poco tiempo. Además, el paciente puede incorporarse inmediatamente a su actividad laboral.

Verdades y mentiras sobre los hilos tensores

Una de las técnicas más novedosas para combatir la flacidez facial son los famosos “hilos mágicos” o hilos tensores. La investigación es continua y esta nueva técnica intenta combatir este problema con una revolucionaria idea de rejuvenecimiento facial para reafirmar la piel.
Pero, ¿qué hay de verdad y de mentira en los hilos tensores? ¿Funcionan realmente? Desde la Clínica Soft, uno de los lugares donde se ofrece este tratamiento, te desvelan todas las respuestas a las preguntas más frecuentes.
VERDADES
1. Los hilos mágicos no producen rechazo ni alergias al ser antimicrobianos y bioabsorbibles.
2. Producen mejoría inmediata aunque el efecto definitivo se observa en tres semanas.
3. Procedimiento seguro, sencillo, rápido y sin incisiones.

Es fundamental que la utilice un profesional que conozca la técnica 4. El material del hilo es la Polidioxanona y se reabsorbe en seis meses.
5. Se trata de tejer una especie de malla para que sujete el tejido facial.
6. En función del caso, el paciente se somete a tratamientos con hilos que necesiten anclaje o no.
7. En una sesión estándar se insertan aproximadamente entre 30 y 40 hilos.
8. Son capaces de rejuvenecer desde dentro hacia fuera estimulando la piel para formar colágeno nuevo.
9. Es fundamental que lo realice un profesional formado en la técnica.
10. Algunos de los efectos son la elevación de mejillas, recuperación del óvalo facial, mejora de las arrugas del contorno de ojos y código de barras, elevación de cejas, mejora del doble mentón y reafirmación del cuello.
11. Los pacientes pueden retomar sin complicaciones su vida normal.
MENTIRAS
1. No están indicados para mujeres y hombres mayores de 40 años, así que si superas esa franja de edad no es recomendable.
2. Se suele decir que las pacientes no pueden maquillarse en 15 días. Es falso, puedes hacerlo.
3. No es verdad que el tratamiento pueda deformar o “inflar” los labios y pómulos.
4. Los hilos tensores no producen inexpresividad facial, podrás gesticular igual que siempre.
5. Los hilos no se rompen, para ello el material con el que han sido creados es resistente.
6. Los hilos no son detectables a la palpación y a la vista.
7. Se pueden combinar con otros tratamientos, no hay ningún problema.
8. No es necesaria anestesia local, no es una intervención tan invasiva.
9. Otro de los mitos es que si el efecto desaparece, se ven más defectos que antes, lo que es totalmente falso.
Porque tú eres lo más importante… Estetic.es

Mitos y verdades sobre los hilos tensores

Cada vez son más las pacientes que llegan a Clínica Marest preocupadas por el aspecto de su piel. La flacidez y el pasar de los años no perdonan a nadie. Una de las técnicas más efectivas y reclamadas por los usuarios son los llamados hilos tensores que, como bien sabes no precisan de una intervención quirúrgica para su aplicación.

Si bien muchas personas son las que se benefician de esta avanzada técnica, muchas otras aún dudan de su funcionalidad.

¿Eres una de ellas? En este blog te despejamos los mitos y verdades sobre los ‘hilos mágicos’ aplicables en rostro, cuello, manos, piernas y abdomen.

  1. Los hilos mágicos se llevan utilizando años como material de sutura cardíaca
  2. No producen rechazo ni alergias debido a que son antimicrobianos y bioabsorbibles
  3. Producen una mejoría inmediata, aunque el efecto definitivo puede observarse a las tres semanas, conforme nuestra piel va generando colágeno
  4. Puedes maquillarte sin problema después del tratamiento. Los pacientes pueden reanudar su vida normal sin complicaciones
  5. Es un procedimiento seguro, sencillo, rápido y sin incisiones. No precisa de anestesia local
  6. El tratamiento NO deforma ni infla las zonas que se tratan. Tampoco producen inexpresividad facial
  7. El material del que se compone cada hilo se llama Polidioxanona y se reabsorbe a los 6 meses
  8. Los hilos tensores tejen una especie de malla o entramado de hilos cruzados que sujeta el tejido facial
  9. Los hilos NO se rompen ni son detectables a la vista o a la palpación
  10. Son capaces de rejuvenecer desde dentro hacia fuera, estimulando la piel para formar colágeno nuevo y fibroblastos
  11. Pueden combinarse perfectamente con otros tratamientos, como radiofrecuencia, toxina botulínica, rellenos faciales, mesoterapia con vitaminas, etc.
  12. Se puede conseguir una elevación de las mejillas, recuperación del óvalo facial, mejora de surcos nasogenianos, arrugas del contorno de ojos y código de barras, elevación de cejas, mejora del doble mentón y reafirmación del cuello

En este tipo de tratamientos en los que la técnica a la hora de aplicarlos juega un papel muy importante, hay que buscar un profesional que nos garantice unos resultados óptimos y no dejarse llevar por el precio del tratamiento. En Clínica Marest disponemos de médicos titulados y expertos en hilos tensores, así como en otros tratamientos de Medicina Estética. ¡Pide ya tu cita!

Efectos secundarios de los hilos tensores

Los efectos secundarios y riesgos son mínimos y poco comunes, pero pueden incluir:

Después de la colocación de los hilos tensores, el paciente necesitará ayuda con las actividades habituales durante el primer día. Deberá solicitar a un adulto que lo acompañe a casa después del procedimiento. Lo ideal sería que alguien pudiera quedarse durante la primera noche, especialmente si se ha utilizado algún sedante durante el procedimiento.

Puedes desarrollar una reacción alérgica a la anestesia.

Lo más normal es que después de la colocación de los hilos aparezcan en tu piel pequeños hematomas o seromas (cantidad de sangre bajo la piel). Lo habitual es que vayan desapareciendo. En una semana, no deberías poder ver moretones en tu cara o en la zona tratada.

El área tratada puede verse magullada e hinchada. Estos signos normalemente desaparecerán en el plazo de una semana o menos. Las zonas también pueden experimentar entumecimiento. Estos efectos secundarios pueden ser tratados con ibuprofeno. El cirujano probablemente te recomendará que mantengas la cabeza elevada para reducir la hinchazón. Cuando te vayas a dormir, coloca unos cojines extra debajo de tu almohada.

Se puede producir una infección leve en la zona de la inserción del hilo. Es raro, pero puede suceder aunque se tomen todas las medidas de prevención de forma adecuada. Las infecciones pueden ser tratadas con antibióticos, y en raras ocasiones, puede requerirse un drenaje. Las infecciones también plantean el riesgo de cicatrización del tejido de la piel.

En el caso de los hilos de púas, el extremo del hilo puede salirse a través del punto por dónde se ha introducido en la piel; el médico puede ponerle remedio a esto simplemente recortanado el extremo saliente. No debe intentarse volver a insertar el hilo, ya que esto posiblemente puede resultar en una infección. Como ya hemos comentado en el punto anterior, las infecciones pueden ser tratadas con antibióticos.

Sobre todo en los casos que hay mucha piel sobrante o que se quiere conseguir un efecto lifting demasiado visible, los pacientes pueden desarrollar un fruncido, que puede ser remediado al soltar un poco los hilos, y por lo tanto, no consiguiendo unos resultados tan espectaculares o gracias a un masaje que sólo debe realizar el cirujano. Nunca intentes hacértelo tú mismo.

El cirujano puede animarte a seguir una dieta blanda durante la primera semana.

En un número muy bajo de individuos, los hilos no funcionan tan satisfactoriamente o durante tanto tiempo como el de costumbre. Los resultados dependenden de la calidad de la piel del paciente, la alimentación, el número de hilos utilizados, tu disposición genética, tu capacidad individual de generar colágeno, la toma de complementos, el estrés, etc.

Se puede soltar un hilo, normalmente, esto puede pasar con los hilos flotantes libres. El resultado de esto es un aspecto desigual o torcido (asimetría).

Aunque es raro, ya que los hilos se colocan profundamente en el tejido subyacente de la piel, a veces es posible que los pacientes o bien vean o sientan los hilos de púas en la cara, lo que resulta en una línea indicadora (a veces azul); en este caso, el médico retirará los hilos antiguos y los reemplazará por unos nuevos.

La cicatrización de la inserción de la aguja es mínima pero en algunos pacientes, puede convertirse en un efecto secundario, especialmente en pacientes con piel oscura. A todos los pacientes se les recomienda usar un protector solar total en la cara para evitar la exposición directa al sol en las zonas que pueden cicatrizar.

Debido a que con el procedimiento con hilos tensores no hay eliminación de la piel redundante, a diferencia de un lifting quirúrgico. Pueden haber ligeras imperfecciones en los resultados obtenidos en función de la laxitud de la piel del paciente; es decir, una leve ondulación o agrupamiento de la piel después de acabar el procedimiento. Esto se puede resolver con el tiempo y por lo general queda oculto en la línea del cabello, el cuello o detrás de las orejas por el profesional médico, éstas son zonas no visibles y por lo tanto, dónde no deberían notarse.

El paciente puede experimentar una mínima molestia que puede ser resuelta simplemente con una aspirina. El dolor se puede controlar con medicamentos orales como el paracetamol.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *