0

Hipnosis dejar de fumar barcelona

¿Sirve la hipnosis para dejar de fumar?

Había un sola condición para afrontar la experiencia-probador. Que realmente deseara abandonar el cigarrillo. La invitación era para realizar una sesión de hipnosis para dejar de fumar. Y entre la mezcla de curiosidad y el descreimiento me enganché rápidamente con la propuesta.

Va un breve resumen de mi relación con el cigarrillo. Empecé a fumar cuando terminé el secundario (hace ya mil años). Tuve algunas interrupciones, la más larga unos nueve meses y siempre por voluntad propia. En una ciudad donde cada vez se hace más difícil fumar, siempre me las rebusqué para encontrar mi lugar. Pero es cierto que entre mis amigos muchos ya habían dejado. Y que en el trabajo se nota cuando uno se queda sin puchos y ya quedan pocos viciosos para manguearle uno. Además subía dos pisos por escalera y me agitaba y mi médica clínica que además es gerontóloga se espantaba cada vez que le decía que seguía fumando y me bombardeaba a estudios.

Mirá también Mirá también

Cómo poner el cuello en manos del barbero

Ante la acumulación de evidencia, efectivamente quería dejar de fumar. Pero una cosa es decirlo y otra, mucho más complicada, hacerlo.

El encuentro con Javier Bicoff (de aquí en más mi hipnoterapeuta) fue hace como un mes. El consultorio es un departamento que huele a incienso, donde suena música relajante y donde Javier cuenta un poco de qué se trata. “La hipnosis acorta caminos porque permite entrar en contacto directo con el inconsciente. Este tipo de terapia facilita el cambio. Pero el cambio siempre depende de uno”, remarca. Y “uno” en este caso era yo.

Y así me descubro acostado en un sillón, relajado, con mi consciente pensando en qué voy a hacer en el diario dentro de un rato y mi inconsciente absorbiendo lo que Javier le dice. ¿Señales? Un brazo extendido en alto durante largo rato (como diría Bonadeo hay foto y video pero guardado en caja fuerte). Y empiezo a entender que en esa disputa entre el consciente y el inconsciente está la llave de todo este asunto.

Javier me explica una vez que vuelvo del trance (siempre consciente, vale aclarar. “Durante la hipnosis no se hace nada que que no haría con naturalidad”, cuenta Javier) que los cambios pueden ser graduales. Mi ilusión de convertirme de manera exprés en un ex fumador se diluye. A tal punto que salgo del edificio y lo primero que hago es prender un pucho.

Pero quedo en volver a la semana. Y se repite la escena del brazo extendido y, según palabras de Javier, se complementa con una terapia más a fondo poniendo en su comunicación directa con el inconsciente palabras duras de lo que el cigarrillo está haciendo con mi vida.

Y de verdad comienzo a sentir algunos cambios. Que podrían ser imperceptibles pero la terapia de Javier se extiende al WhatsApp y casi a diario dispara preguntas y analiza respuestas (y aclara que es así con todos sus pacientes).

Entonces le cuento que tras la última sesión me detengo un segundo antes de prender cada cigarrillo y me doy cuenta de que la mitad o más de los que fumo por día son como automáticos, ni me doy cuenta de que los fumo. Y él se entusiasma con las “diferentes perspectivas” que -explica- mi inconsciente está sacando a la luz. Y estima con optimismo que estoy cerca de de dejar de fumar.

Mirá también Mirá también

El discreto encanto de vestirse como una reina

La tercera sesión -augura- será la última. Esta vez no hay brazo en alto sino una sonrisa y hasta carcajada que brota sola (acostado y con lo ojos cerrados). Algo así como el triunfo definitivo del inconsciente porque mi consciente decía no tengo porqué reírme. Que se entienda bien: ni hubo chiste ni cosquillas. Fue una sonrisa que vino del estómago.

Lo que sigue es el final de la historia. A esa sesión fue la primera a la que había ido sin cigarrillos. Y a la hora de comprar pasé del atado de 20 a un paquete de diez. Que duró un día. Y al que le siguió otro paquete de 10, que duró dos días. Y que se terminó con la última pitada un miércoles a la noche. Y que por primera vez en mucho tiempo pensé que definitivamente podía ser la última.

Y así fue. Llevo 10 días sin fumar y sin la locura por hacerlo que imaginaba antes del proceso. Javier me remarca (para que quede bien claro) que la decisión de no fumar más fue mía. Que “la hipnosis no manipula sino que ayuda a usar la mente”. Que “no hay magia” y que la hipnoterapia que él práctica con pasión se trata del “arte de hacerte preguntas y el arte de decidir”.

Desde mi último cigarrillo he superado pruebas como compartir reuniones con gente fumando en la misma mesa. Y no me dieron ganas. Eso sí, estoy comiendo un poco más… Se lo cuento a Javier. Y me invita a una sesión para controlar la ansiedad. ¿Continuará?

Datos básicos

El licenciado Javier Bicoff hace hipnoterapia. Se lo puede consultar al teléfono 11-2654-6844. Su web es www.javier-bicoff-hipnoterapia.com. En Facebook Javier Bicoff Hipnosis. En Twitter: @JBHipnosis.

Producción: Daniela Gutiérrez

Mirá también Mirá también

Así dejaron de fumar cuatro periodistas de EL MUNDO

Actualizado 03/01/201602:58

ZEN arranca 2016 con una iniciativa para dejar de fumar. La Medicina ha identificado tres parámetros sobre los que debemos actuar para mejorar la salud: hacer deporte con moderación, comer menos y abandonar el tabaco. Así de fácil. Así de difícil.

Para poner en marcha la experiencia, hemos hablado con médicos. ¿Por qué hay que abandonar el humo? La estadística responde: 55.000 muertos al año por este hábito. Además, como dicen las cajetillas: «Fumar causa asma en los niños, impotencia, adicción, enfermedades cardiacas, enfisema, cáncer…». Una lista dolorosa e infinita.

Dejar de fumar exige fuerza de voluntad. Hay que querer. Y visualizarlo tomando conciencia de la mejora tras apagar la última colilla.

El primer paso es ir al médico. Hay fármacos y sustitutos de la nicotina en modo ‘spray’, chicles, parches o pastillas. Funcionan, pero hay otras alternativas que causan furor. ZEN ha probado cuatro: la hipnosis vía teléfono móvil, la psicología combinada con láser, los electroestímulos y la apertura de chakras -centros energéticos, según la medicina tradicional hindú-. La experiencia nos la cuentan en primera persona cuatro periodistas de ZEN que, con el impulso del reportaje, han logrado soltar sus malos humos y salir del círculo vicioso del tabaco. ¡Enhorabuena! Y gracias también a Agustín Pery por tener la valentía de escribir pidiendo respeto para los que insisten en fumar a pesar de los pesares. Y en agradecimiento por dar la cara, aquí va nuestra mano abierta, y ZEN, para cuando quiera dejar de fumar. Por terapias no será.

Hipnosis telefónica

Roberto Bécares ha intentado dejar de fumar varias veces y siempre recaía. Fumaba 25 cigarrillos al día y su voz rota y su constipado crónico le delataban. Por ello, decidió someterse a un método de meditación combinada con hipnosis que unos emprendedores han importado de EEUU para revolucionar el mercado llamada Psycloners.com. La tarea que tenía por delante era escuchar unos audios a través de una app del móvil. Una voz hipnótica que se convirtió en su guía durante varios días. Casi no le costó. Eligió su opción de no fumar. Era libre.

Electro estímulos

Marcos Iriarte lleva 10 semanas sin fumar. Se sometió a un tratamiento con ondas electromagnéticas en una única sesión de apenas 20 minutos que ayuda a eliminar la necesidad física de nicotina que tiene el cuerpo. Desde que salió por la puerta de la consulta no ha dado una calada a un solo cigarro. Eso no significa que no le haya costado: le ha costado, y mucho. Hacen falta fuerzas, pero poder, se puede.

Láser y psicología

Esther Mucientes llevaba 20 años fumando y se consideraba una esclava del tabaco. Ahora lleva 50 días sin probarlo. «Si no tienes un motivo fuerte para dejarlo no lo vas a conseguir», le dijo una psicóloga especializada con la que tuvo varias sesiones. El siguiente paso fue someterse al tratamiento ‘Come with me’ (‘Ven conmigo’) pionero en España basado en la deshabituación tabáquica. Se trata de una terapia combinada sin pastillas ni parches. La laserterapia consiste en utilizar un láser de baja potencia o diodos luminosos LED con el objeto de modificar la actividad celular estimulando la producción de endorfinas. Esther no sólo ya no fuma, sino que su salud y su físico han mejorado notablemente.

‘Chakras’

Javier Cid quería una fórmula más extravagante para dejar de fumar y se decantó por la opción de los chakras. Ya lleva 40 días desde que ha dejado el vicio del tabaco. 40 días sin ansiedades y sin apetitos urgentes. El tratamiento se lleva a cabo en dos sesiones en las que una mujer le desbloquea los canales energéticos. «Abrir los chakras» en palabras de ella. «Este será tu último cigarrillo y te dará asco», le dijo. Y así fue.

Hipnosis para dejar de fumar: un método que funciona

Dejar de fumar ¿Por qué es tan difícil?

Fumar ha dejado de ser un placer. Ya no está permitido fumar en sitios públicos. Ya están reconocidos sus efectos negativos. Los paquetes de cigarrillos están llenos de mensajes desagradables.

Según la Organización Mundial de la Salud, cada año mueren seis millones de personas debido a los efectos nefastos del tabaquismo, lo cual hace que este hábito continúe siendo la principal causa de mortalidad prevenible en el mundo. Afortunadamente, cada vez más personas toman conciencia de los daños que provoca el cigarrillo y muchas se proponen dejar de fumar. Sin embargo, ¿Por qué a pesar de que la mayoría de los fumadores son conscientes de que fumar es dañino para su salud y la de los demás, hay tantas personas que siguen fumando?

Si ya lo has intentado otras veces y no lo has conseguido o has vuelto a recaer quizá sientas que es realmente difícil conseguir abandonar el cigarrillo. No hay soluciones mágicas para dejar de fumar, pero con el tratamiento adecuado es posible conseguirlo. Veamos por qué el tabaquismo es un hábito tan difícil de dejar para tantas personas.

Puede que no dejes de fumar porque:

  • El tabaco represente una adicción tanto física como psicológica, siendo esta última la más importante y la que es realmente difícil de superar, la causante de que haya recaídas.
  • El fumar se haya convertido en un hábito, y por lo tanto en una conducta automática, algo que has incorporado de forma rutinaria en tu vida, en tus costumbres. Muchas veces, puede que fumes sin darte cuenta, por inercia, de forma automática, sin que realmente te apetezca. Así nos lo dicen muchas personas que acuden a nuestro centro.
  • El tabaco está asociado a situaciones y emociones positivas. El fumador tiene asociado el acto de fumar a muchas situaciones de su vida diaria que le producen placer o alivio, como por ejemplo tomarse una pausa en el trabajo para fumar, fumar mientras se toma el café después de haber comido y estar satisfecho, reuniones sociales, tomar una caña, etc.
  • Asocias el dejar de fumar con consecuencias negativas que en muchas ocasiones sirven de “excusa” para aplazar la decisión, como el miedo a engordar o el miedo al síndrome de abstinencia o la ansiedad.
  • El tabaco tiene un significado emocional que es personal para cada fumador, el cual tiene asociadas creencias conscientes o inconscientes al hecho de fumar. Por ejemplo, puede que tengas asociado el hecho de fumar a sentirte libre. O a sentirte seguro/a y utilizarlo en una situación social como una especie de “muleta” sobre la que apoyarte si sientes nervios.

¿Cuál es el resumen? Muchos de los factores que impiden que dejes de fumar están relacionados con el significado emocional que el hecho de fumar tiene para una persona.

Es esencial para el éxito del tratamiento cambiar estas creencias limitadoras tanto a nivel consciente como subconsciente. Por eso, la hipnosis es un método tan adecuado para conseguir dejar el cigarrillo.

Dejar de fumar con hipnosis: un método avalado por la investigación

La hipnosis es un método psicológico a través del cual se trabaja directamente sobre el inconsciente, una parte de la mente que desempeña un papel fundamental en nuestro comportamiento, incluso si no somos conscientes de ello. Durante el estado hipnótico, el psicólogo simplemente transmite una serie de sugestiones que te ayudarán a dejar de fumar.

Existen diversos estudios científicos que avalan la hipnosis como una técnica eficaz para abandonar el cigarrillo. Por ejemplo, una investigación realizada en el Hospital General de Massachusetts comparó la eficacia de la hipnosis para dejar de fumar con los resultados obtenidos al aplicar la terapia de reemplazo de nicotina y la suspensión abrupta del hábito.

En el estudio participaron 67 fumadores que habían sido ingresados porque padecían de una enfermedad pulmonar o cardiaca; por tanto, tenían un motivo de peso para abandonar el cigarrillo. Las personas podían elegir el método que prefiriesen para dejar de fumar por lo que algunos se sometieron a sesiones de hipnosis, otros apostaron por la terapia de reemplazo de nicotina y otros decidieron abandonar el hábito de fumar bruscamente, de un día para el otro y sin ayuda.

Al cabo de 26 semanas los resultados fueron muy esclarecedores: solo el 15,78% de las personas que eligieron la terapia de reemplazo de nicotina continuaba sin fumar mientras que la cifra ascendía al 25% en quienes decidieron abandonar el cigarrillo abruptamente. Sin embargo, la hipnosis demostró ser el método más eficaz ya que el 50% de las personas había dejado el cigarrillo por completo.

En este estudio la hipnosis sale claramente vencedora con un 50 % de efectividad (en otros estudios llega hasta un 70%, porcentaje similar a los resultados obtenidos en nuestra consulta) aunque no hay ninguna técnica para dejar de fumar, ni siquiera la hipnosis, que tenga un porcentaje de un 100% de efectividad.

¿Cómo funciona la hipnosis para dejar de fumar?

Cada persona es un mundo, lo cual significa que todos siguen un ritmo diferente. A algunos les cuesta más abandonar un hábito y otros pueden dejarlo atrás con mayor facilidad. No obstante, se ha podido apreciar que, en comparación con otras técnicas, la hipnosis para dejar de fumar genera resultados en un lapso de tiempo más corto.

Nuestra experiencia es que normalmente con tres sesiones personalizadas de dos horas suele ser suficiente para la mayoría de las fumadores que quieren abandonar el hábito.

No somos partidarios de los tratamientos para dejar de fumar mediante una única sesión de hipnosis en grupo porque:

  • No se puede trabajar de forma personalizada, ni tratar los motivos particulares por los que cada persona fuma,
  • No podemos trabajar para prevenir recaídas .de forma personalizada
  • Contribuye a una idea peligrosa de que la hipnosis es magia y no tenemos que poner nada de nuestra parte, por lo que no nos parece adecuado trabajar de este modo, si lo que queremos es dejar el hábito definitivamente.

¿Dejar de fumar con hipnosis es fácil?

Los fumadores están convencidos de que necesitan el cigarrillo porque este se ha convertido en una estrategia para lidiar con los problemas. De hecho, no es casualidad que las personas fumen más cuando se sienten ansiosas, estresadas, tristes o frustradas.

Al vivir una situación angustiante, reaccionamos de manera automática repitiendo una conducta que nos provoca cierto grado de satisfacción; como el acto de fumar nos resulta gratificante, se convierte en un refugio temporal que nos protege del “dolor” que estamos experimentando. Esta creencia se ha asentado tan profundamente en nuestro inconsciente que ni siquiera pensamos que vamos a fumar, lo hacemos de manera automática.

Trabajar directamente sobre el inconsciente para cambiar estas creencias negativas y autodestructivas es lo que consigue la hipnosis. Sin embargo, eso no significa que no debes poner de tu parte. La hipnosis no es un método mágico, sino que demanda la colaboración activa de la persona.

Recuerda que cualquier técnica para dejar de fumar es tan solo un instrumento que te ayudará a abandonar el hábito de forma más fácil, pero es fundamental que estés motivado y que te comprometas con el cambio.

Nuestro tratamiento con hipnosis para dejar de fumar

En El Prado Psicólogos realizamos una tratamiento para dejar de fumar con hipnosis totalmente individualizado que explora y trata los aspectos particulares y personales por los que fumas en la actualidad.

Nuestra terapia para dejar de fumar integra técnicas como la hipnosis clínica clásica, la hipnosis ericksoniana o la EFT, que nos permiten trabajar tanto los factores conscientes como los inconscientes que hacen que fumes.

Gracias al uso de estas técnicas, consigues:

  • Descubrir y trabajar las causas particulares por las has fumado hasta hoy.
  • Liberarte a nivel mental de la sensación de ser dependiente del tabaco para que puedas hacerte consciente de tu capacidad de elegir seguir fumando o dejar de hacerlo.
  • Activar tus recursos internos de la persona aumentando tu motivación y fuerza interior para ser capaz de vencer la adicción.
  • Cambiar las sensaciones positivas asociadas al tabaco por sensaciones desagradables, así como reforzar las sensaciones y emociones positivas que se derivarán del hecho de dejar de fumar.
  • Dejar de fumar más facilmente, minimizando el deseo por el tabaco y las consecuencias negativas del periodo de abstinencia.
  • Dejar de fumar sin ansiedad, gracias a las sugestiones de tranquilidad que transmitimos a tu inconsciente.
  • Desautomatizar el hábito de fumar, de forma que puedas tomar una decisión libre y consciente y no seguir fumando por inercia.

La terapia para dejar de fumar con hipnosis consta de tres sesiones de dos horas cada una. Las dos primeras sesiones se realizan en semanas consecutivas, y la última sesión, encaminada a evitar recaídas, se realiza en un plazo de duración que oscila entre una semana y quince días.

Nuestra terapia se complementa con la entrega de un CD personalizado de auto-hipnosis para dejar de fumar con el que reforzarás en casa el trabajo hecho en consulta.

¿Hasta cuándo vas a esperar para dejar el tabaco?

Fumar pasará a la historia gracias a la hipnosis y a otras técnicas psicológicas que utilizamos, consideradas las más vanguardistas del momento.

¡En tan solo 3 sesiones, podrías dejar de fumar gracias a la hipnosis!

Si quieres informarte sobre nuestro tratamiento para dejar de fumar con hipnosis llámanos al 91 429 9313.

Precios del tratamiento para dejar de fumar con hipnosis

Estos son los precios para las sesiones de hipnosis para dejar de fumar:

3 sesiones de dos horas de duración cada una, cuyo precio es de 160 euros cada sesión de 2 horas. (Bono descuento “programa dejar de fumar” de 6 horas de duración repartidas en 3 sesiones: 415 euros)

Para saber más:

En este artículo puedes encontrar información sobre las adicciones de todo tipo.

Aquí encontrarás información sobre la hipnosis para adelgazar.

TRATAMIENTO DEL TABAQUISMO

El tabaco es el principal factor de riesgo de diversas enfermedades. De cada 1000 muertes que podrían evitarse, 150 se deben al tabaco. Un cigarrillo contiene más de 4000 sustancias químicas. Entre ellas, se encuentra la nicotina, que es la responsable de la adicción al tabaco. La nicotina es una sustancia muy adictiva, que hace que el organismo se adapte muy rápidamente a su consumo. Cuando fumamos, los pulmones absorben la nicotina y pasa rápidamente al torrente sanguíneo, llegando al cerebro en 8 segundos después de haber inhalado el humo. Una vez en el cerebro, la nicotina desencadena una serie de efectos placenteros, responsables de la adicción.
Cuando tomamos la decisión de dejar de fumar, la hipnosis es uno de los métodos más eficaces. Con la hipnosis podemos evitar asociaciones (p.e. café/cigarrillo) y sustituciones (no sustituir el tabaco por la comida, y no engordar), y controlar el mal humor y ansiedad asociados al hecho de dejar de fumar, así como el síndrome de abstinencia de la nicotina.

Las ventajas de dejar de fumar son inmediatas. A los pocos días de dejar de fumar recuperamos capacidad pulmonar, agilidad, mejora nuestro gusto y olfato, y a largo plazo se reducen los riesgos de enfermedades asociadas al tabaco (infarto, cáncer) hasta los niveles de un no fumador.
Si ha tomado la decisión de dejar de fumar, contacte con nosotros. Podemos ayudarle a conseguirlo con facilidad.

MAS INFORMACIÓN >>

L

a hipnosis elimina el deseo de fumar desde el primer momento, reduciendo a cero la sensación de ansiedad y/o tensión que se produce cuando nos acordamos del tabaco por una u otra razón.
Las sesiones que impartimos constan de dos partes, realizadas a lo largo de dos horas y en el mismo día.

Primera parte (Duración: 60 minutos)

D

edicaremos la primera hora a reconocer exactamente qué clase de fumador es cada asistente, las razones que impulsan a cada uno a fumar y cuales son los pasos que cada cual debe seguir para dejarlo definitivamente, sin esfuerzo y sin recaer en ello.
Aprenderemos cómo eliminar el hábito de fumar de nuestras vidas, siendo capaces de no asociarlo a nuestras actividades del día a día. Además, nos haremos conscientes del valor que en realidad tiene el fumar, aclarando ciertos mitos que existen sobre éste hábito.

Segunda parte (Duración: 60 minutos)

En la segunda hora, recurriremos a la hipnosis para conseguir lo siguiente:
• Reducir a 0 el deseo de fumar.
• Eliminar la ansiedad que produce el tabaquismo.
• Obtener una mayor fuerza de voluntad.
• Reforzar nuestra autoestima y convencernos de que somos capaces de lograrlo.
• Aumentar la expectativa de éxito.
• Hacer desaparecer el sentimiento de culpa que el tabaco provoca.

Durante la hipnosis ¿se está despierto o dormido?

S

e está completamente despierto, no se pierde la conciencia en ningún momento. Con la hipnosis se alcanza un estado de una concentración y relajación profunda, pero se recordará con claridad y sin esfuerzo todo lo que ocurra durante ese tiempo.

¿Todo el mundo puede recurrir a la hipnotización?

C

laro que sí, incluso estando en estado de gestación, o siguiendo cualquier tipo de tratamiento médico. Solamente las personas que padezcan epilepsia NO PUEDEN REALIZAR ESTA SESIÓN. Además, hemos desarrollado un protocolo específico de seguridad que se aplica en todas las sesiones, ya sean éstas individuales o colectivas.

¿Supone algún peligro la hipnosis?

De ninguna clase. Es un recurso totalmente inofensivo para la salud que no supone efectos secundarios, ni riesgo alguno.

He intentado varias veces dejar de fumar pero sin éxito, ¿puedo lograrlo con hipnosis?

P

or supuesto que sí. Además, podrás darte cuenta por ti mismo de la eficacia de la hipnosis cuando compares sus resultados con lo de tus anteriores intentos. Verá como su cuerpo y su estado de ánimo son diferentes, con la hipnosis se eliminará la sensación de ansiedad, la molesta tensión muscular que se provoca ya no será una carga y el deseo de fumar se habrá esfumado. Su fuerza de voluntad será mucho más férrea y se sentirá muy seguro con usted mismo.

¿Cuál es el porcentaje de éxito de las sesiones?

E

l porcentaje de éxito obtenido al dejar de fumar mediante la hipnosis es superior al 85%.
En el año 2010 evaluamos 420 casos de fumadores tratados por nuestro equipo de expertos durante los años 2008 y 2009. Según la estadística, el 89% de los asistentes a nuestras sesiones seguían sin fumar, siendo solamente un 19% los que habían necesitado una segunda sesión para conseguirlo.
En el caso de que esa segunda sesión sea necesaria, ofrecemos la posibilidad de asistir a esa segunda sesión totalmente gratis en el plazo de un año. (Ver condiciones en la sección de “garantía por escrito”)

¿Es necesario recurrir a los parches o chicles de nicotina como complemento?

N

o. El método por hipnosis es efectivo y eficaz por sí mismo, por lo que no necesita del apoyo de complementos adicionales. El asistente a las sesiones no necesitará ningún producto que sustituya a la nicotina, como los chicles o parches, librándose así de los múltiples efectos secundarios que éstos producen (entre los que se encuentran mareos y taquicardias).

¿Se engorda al dejar de fumar mediante hipnosis?

N

o, ya que no hay ninguna relación directa entre dejar de fumar y el aumento de peso. El problema viene cuando una persona intenta dejar de fumar sin la ayuda necesaria y sin seguir un planteamiento coherente y acaba sustituyendo la nicotina por la comida, a fin de acabar con la ansiedad. En cambio, nuestro método te permite acabar con la tensión y la ansiedad sin que tengas que buscar un sustituto a la nicotina de ningún tipo.

¿Cuánto podré ahorrar si dejo de fumar?

E

l gasto económico no es la consecuencia perjudicial más grave provocada por el tabaco, pero siempre es motivador calcular lo que ahorraríamos si se deja de fumar. Según estudios, el dinero que un español medio se gasta en tabaco al cabo de un año, equivale a unas vacaciones de 10 días en el Caribe con todo incluido.

Por tu cuenta también puedes informarte con el programa para dejar de fumar que el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad pone al abasto de toda la ciudadanía, con un amplio menú muy detallado que contiene mucha información al respecto o consultar la guía para dejar de fumar de la aecc (Asociación Española Contra el Cáncer).

Acupuntura para dejar de fumar

La acupuntura es un método muy usado para la deshabituación al tabaco y muy apreciado por los fumadores que prefieren métodos naturales o alternativos. Eso sí, es importante que antes de realizar el tratamiento estés totalmente convencido de que quieres dejar de fumar y tener fuerza de voluntad durante el proceso, porque sino, no va a funcionar.

Esta herramienta calma el sistema nervioso, relaja la mente, evita la irritabilidad y reduce la ansiedad, el nerviosismo y las ganas de fumar, porque libera endorfinas que ayudan a abandonar el cigarrillo. Asimismo, mejora la circulación sanguínea, facilita la excreción de sustancias tóxicas y limpia el organismo. Por si fuera poco, controla la subida de peso y tiene menos efectos secundarios que otros métodos. Para nosotros, el top 3 de los mejores centros de acupuntura en Barcelona con tratamiento para dejar de fumar son: Acupuntura en Barcelona, Acupuntura Barcelona y Centre Holístic de Teràpies Naturals.

Artículo relacionado: Tratamientos de acupuntura para dejar de fumar.

Hipnosis para dejar de fumar

La hipnosis es otro método fácil, eficaz y natural para dejar de fumar en Barcelona. Para los expertos en esta materia, las dificultades para dejar este mal hábito están en el subconsciente, pues la gran mayoría de fumadores piensan que dejar de fumar es muy difícil y que no van a conseguirlo. Mediante este método se logra modificar este pensamiento negativo sustituyéndolo por otros positivos, también facilita el proceso de rechazo, reduce la ansiedad y el estrés e incluso logra que el tabaco le resulte indiferente al fumador.

Todavía mucha gente tiene un concepto erróneo de lo que realmente es la hipnosis, pero la realidad es que la persona hipnotizada no está dormida y no pierde el control, sino que siempre sabe lo que está ocurriendo. Pruébalo y verás como es un remedio muy eficaz para dejar el tabaco. En nuestra recomendación de clínicas de hipnosis están el Centro Magna, Hipnosis-salud y Centro de hipnosis A & A.

¿Conoces otros métodos para dejar de fumar en Barcelona?

Dejar de fumar en Barcelona 2.3 (45%) 4 vote

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *