0

Hombres poco cariñosos

Tabla de contenidos

Freepik

Mientras llega la formalidad mayor es el alejamiento que se incrementa entre muestras de afecto y “te quieros” dichos desde sus palabras, todo tras vivir las diferentes etapas del enamoramiento, así lo advierten los expertos.

Son los hombres quienes suelen ser menos expresivos a la hora de demostrar el amor que sienten por la mujer que los acompaña.

Lo que el da, no siempre es lo que tú esperas. FOTO: Freepik

Mientras que tienen mayor afinidad con mostrar amor con el contacto físico, es el contacto emocional lo que ellas siempre esperan aunque no lo digan.

Siempre vale la pena el esfuerzo ya que un acercamiento emocional puede hacer que una mujer se sienta valorada, que se libere del estrés del día a día y que sienta ligereza en momentos de tensión.

Siempre puedes acercarte a su amor. FOTO: Freepik

Un hombre que al que le cuesta demostrar afecto suele tener estas cualidades:

-No tiene detalles contigo.

-Evita llamarte por teléfono y solo habla por mensajes.

-No tienen un acercamiento previo a la intimidad.

-No te besa en la intimidad.

Limita algunas expresiones físicas. FOTO: Freepik

-No te pregunta por tus problemas si te ve triste.

-Evita compartir momentos de tención.

-No habla de su familia y amigos.

Sin embargo existe un realidad que va más allá de lo que una mujer puede ver en medio de la idealización de la pareja perfecta, son acciones que solo tiene hombre “poco cariñoso” pero que demuestra más que un “te quiero”.

Son muestras más importantes que un «te quiero». FOTO: Freepik

Te cuenta sus secretos:

Esa pareja se va descubriendo ante ti de a poco y sin represiones hasta contar lo más profundo de su corazón, como traumas, vergüenzas o experiencias deplorables. Lo mejor de eso es que nadie más lo conoce.

Sabes todo su mundo. FOTO: Freepik

Te habla de sus peores temores:

Perderte por ejemplo es uno de sus miedos más grandes y lo sabes porque lo ha dicho en más de una ocasión.

La confianza que han generado juntos te deja ver su lado más sensible con el amor y el temor de perder a sus padres, quedarse sin trabajo o perder lo que hasta hoy ha adquirido con su esfuerzo.

Lee más: MOTIVOS PARA DARTE UN TIEMPO DESPUÉS DE LA RUPTURA

Eso que le duele también duele a ti. FOTO: Freepik

Te muestra su pasado:

Lo hace no solo siendo honesto sobre su ex pareja, también te muestra en un recorrido de lo que ha sido su vida, desde el lugar en que se crío, sus lugares favoritos, su escuela además de sus medallas de fútbol o sus calificaciones un poco bajas.

Con amor y calma. FOTO: Freepik

Viaja contigo y comparte sus gustos:

No teme poder irse de viaje contigo para vivir nuevas experiencias juntos, ese es el momento ideal para mostrar lo que pueden tener en un futuro, ama la idea de experimentar nuevos mundos, además de que también está abierto a ir junto a familiares y amigos, compartido así tus gustos.

Conocen nuevos lugares. FOTO: Freepik

Te invita a hacer actividades especiales:

Acampar, salir de excursión, visitar a un museo, dar un paseo sencillo por la calle, no hay barreras para él aunque no te diga todos los días con palabras que te ama. Siempre tiene un plan con la finalidad de seguir juntos.

Bailar en la lluvia también cuenta. FOTO: Freepik

Suele acercarte a la gente que más quiere:

Su familia y sus amigos son las personas que se vuelven cercanas para ti gracias a él. No teme mostrar el compromiso de ambos han adquirido puesto que te acerca a sus amores. Lo sabes en las cenas familiares, las fiestas de amigos etc.

Tu familia y su familia son importantes. FOTO: Freepik

Revela sus gustos más raros:

En la vida diaria y en la intimidad su comunicación toma fuerza, esa pareja te revela lo que siente sin temor a tu respuesta; nuevas ideas en la cama, una patología especial etc. Es su forma de ser la persona más honesta en tu vida.

Lee más: 10 TÁCTICAS DE SEDUCCIÓN PARA TERMINAR EL AÑO CON PAREJA

También en la intimidad. FOTO: Freepik

-Pequeñas sorpresas:

Un pequeño detalle llega en momentos especiales. Esa pareja no se olvida de ti aunque tú así lo creas, la diferencias siempre es que puede sorprenderte cuando menos lo esperas.

¿No demuestra su amor por ti? Recuerda que los hombres no actúan bajo presión

No te desanimes, ora a Dios por tu matrimonio, porque toque el corazón de tu esposo y le permita sacar a flote todo el amor que le inspiras.

Diana Cantor Martinez

Manuel y Edna, amigos míos, contrajeron matrimonio hace 18 años. Manuel es un hombre inteligente, centrado, poco sociable, serio y frío, aunque amable a la hora de relacionarse con los demás. Edna es todo lo contrario, una mujer empática y cálida, buena conversadora, detallista, cariñosa, tierna y siempre busca nuevas formas de expresarle afecto y amor a su esposo.

En los cumpleaños de Manuel todo es una sorpresa, porque Edna reúne a los amigos más significativos de su marido; se asegura de traer a la familia de Manuel desde muy lejos, y organiza toda una fiesta con globos, tarjetas, regalos, un grupo musical y una cena exquisita; se hace cargo del más pequeño detalle y al final siempre resulta una hermosa celebración. Por su parte, Manuel, en las fechas especiales para Edna, acostumbra invariablemente llevarla a un centro comercial para que elija su regalo, luego cenan y a casa. ¡Año tras año es lo mismo! Me sorprendía que Edna nunca se quejara y orgullosa me mostrara los regalos que le daba su esposo.

Un día, cerca del cumpleaños de Edna, recibí una llamada de Manuel. De forma cortés me dijo, “Te espero este sábado en casa, organicé una reunión sencilla para celebrar el cumpleaños de Edna. ¡Es una sorpresa!”. Al llegar a casa de Edna aquel día no pude evitar emocionarme y llorar, y no solo me ocurrió a mí, sino a todos los que estábamos presentes esa noche, porque conocíamos de cerca la historia. Manuel en definitiva no era el hombre detallista y amoroso que demostraría su amor a Edna de esa manera; sin embargo, aquella noche maravillosa, llena de flores, chocolates, regalos y serenata, era el comienzo de un nuevo Manuel, dispuesto a demostrar su amor a Edna, tal como ella lo esperaba. Lee en este artículo algunas maneras sencillas de demostrar el amor, http://familias.com/20-maneras-sencillas-de-demostrar-amor.

En este punto de la historia sé que te estás preguntando, ¿quién obró ese cambio en Manuel? Y si lo hizo Edna, ¿cómo? Siempre me llamaba la atención la diferencia entre lo amorosa y detallista que era Edna y lo seco y frío que podía resultar Manuel, y aún a pesar de ello siempre todo iba bien entre ellos. Creo saber cuál fue el secreto y voy a compartirlo contigo:

Acepta a tu esposo tal como es, y valora las cosas buenas que tiene. Edna solía decirme, “Manuel no es detallista y amoroso, pero es un gran hombre, él siempre me demuestra lo mucho que me ama a su manera”. Muchas mujeres dicen tener un buen esposo pero estar inconformes porque ese hombre no es muy cálido y afectuoso; la realidad es que deben aprender a sacrificar unas cosas por otras. Es cierto que sentirse amado, querido y admirado es importante, y creería que un buen hombre que tiene pocas habilidades para exteriorizar sus sentimientos intenta hacerte sentir así, pero no de la manera en como tú lo esperas. Un hombre que te ayuda a construir tus sueños, que es generoso con su dinero, que te trata bien, que es un buen papá y quiere a sus hijos; que es trabajador, honesto, no puede ser sacrificado simplemente porque no es cariñoso. En este artículo encontrarás consejos sobre cómo demostrar gratitud a tu esposo, http://familias.com/7-maneras-de-demostrar-gratitud-a-tu-esposo.

Advertisement

Conserva tu esencia y no esperes nada a cambio. ¡Dar, esperando recibir! No siempre tiene que ser así, hay que aprender el valor de ser incondicionales. Es cierto que una relación afectiva saludable debe de ser recíproca, pero también hay que aprender a entender el balance en toda su dimensión. Para el caso particular de esta nota puedes pensar, “¡Es cierto, no es cariñoso pero tiene muchas otras cualidades!”. Conserva lo que eres y lo que te hace ser tú, especial y única, no ates tu forma de ser a condiciones. Eres así porque es tu esencia, porque tu esposo, tus hijos, tu familia te inspiran para ser amorosa, afectuosa, especial; no lo hagas para ganarte el amor y el afecto de otros, no esperes una recompensa, eso usualmente llega solo.

Los hombres no funcionan bajo presión. Podría sonar algo machista, pero así es, pocas veces un hombre actúa bajo presión. Si todos los días le recuerdas que necesitas que sea amoroso, afectuoso y cálido, lograrás todo lo contrario.

En síntesis, probablemente el secreto que movió a Manuel a ser diferente es la combinación de estas tres cosas: encontró en Edna a una mujer que lo aceptaba de forma incondicional como él era, valoraba todas las cosas buenas que hacía por ella, y nunca lo presionaba a expresarle afecto de una manera diferente a como sabía hacerlo y, a pesar de ello, seguía siendo ella misma, con sus detalles, única. ¿No crees que en algún momento él conjugó todo esto y pensó que quizás era el momento de ceder un poco? No te desanimes, ora a Dios por tu matrimonio, porque toque el corazón de tu esposo y le permita sacar a flote todo el amor que le inspiras.

Toma un momento para compartir …

¿Quieres historias edificantes y brillantes en tu correo electrónico?

Periódicamente también recibirás ofertas especiales de nuestros socios

4 ideas para tratar con un esposo frío e inexpresivo

Existen hombres que no son lo que anhelas. No es porque no quieran, sino porque así aprendieron a ser: inexpresivos. Por lo mismo, muchos simplemente no saben cómo tratar a su pareja.

“Me atrajo desde que lo vi pasar, y cuando lo escuché por primera vez sabía que era la persona a quien había estado esperando toda mi vida”, me compartía hace tiempo una amiga. Continuó: “Siete meses después empezó nuestra relación, y no era cariñoso, ni detallista, ni atento, casi no platicaba y daba la sensación de que tampoco le interesaba lo que pudiera yo decirle. La mayor parte del tiempo se mostraba malhumorado, no sabía bailar, no era nada tolerante ante los errores de nadie y, por increíble que parezca, yo era su segunda relación ‘amorosa’. Llevo casi 17 años con él, y ya no es para nada aquella persona fría que conocí. Digamos que sólo me falta que aprenda a bailar…”
Por naturaleza, la mujer busca en una pareja: atención, cariño, detalles, diversión, aprendizaje, consuelo, apoyo, locura, complicidad, comprensión y amor; pero cuando no es así, opta por dirigir su mirada hacia otro horizonte que cumpla con sus demandas.

Sin embargo, hay quienes, como mi amiga, sienten que esa persona es la indicada, pero no saben cómo enfrentar esa frialdad. Si estás pasando por esta misma experiencia, lee cómo puedes revertir esta situación:

La indiferencia puede ser seductora. | Foto: Freepik

Cuando una mujer se enamora no lo puede ocultar y hace todo por hacerle ver al hombre su interés. Sin embargo, en muchas ocasiones esto tiene el efecto contrario y al saber que ella esta dispuesta a cumplir todos sus deseos y estar completamente a su disposición el tipo en cuestión en lugar de acercarse se aleja. Si bien es cierto que no hay una formula exacta para seducir a alguien, si hay algunas acciones que harán que cualquier persona pierda por completo las ganas de «conquistar».

A los hombres no les gusta ser ignorados. Foto: Freepik

Desde sus ancestros, el sexo masculino esta acostumbrado a «cazar» es por ese mismo instinto que le gusta ir por eso que le gusta y en cierto modo lo toman como un reto que deben de conseguir. Por este motivo uno de los consejos más recomendados para las mujeres es usar el desdén para conquistar a un hombre. Aprender cómo ignorar a un chico, se debe de convertir en un objetivo a seguir para conseguir llamar su atención.

El amor se debe cuidar.Foto: Freepik

Ahora bien ¿por qué recomiendan esto?. A todo el mundo le resulta más atractivo lo que se le dificulta conseguir. Es por eso que puede resultar bastante benéfico ignorar al hombre que te interesa, ya que de esta manera sentirá la necesidad de saber más de ti y querer conquistarte.

Puede parecer algo paradójico, pero esta técnica le ha dado buenos resultados a muchas mujeres, ya que los hombres necesitan sentir que son ellos los que la enamoran y si notan que ella intenta seducirlo de manera constante, es muy probable que pierda todo el interés por intentar ganarse su corazón.

Seducir es todo un arte. Foto: Freepik

Ahora bien, a muchas mujeres les resulta imposible ignorar al hombre que sienten amar, pero una manera de hacerlo para llamar su atención es demostrarle que no siempre está dispuesta a cumplir con todos sus deseos, de igual manera es importante que ella le haga ver que es una chica independiente. Si hay algo que cuidan los hombres es su libertad, por lo que siempre buscarán a una chica que no dependa de ellos para nada y sobre todo que no intente robar su espacio.

Los hombres cuidan su espacio. Foto: Freepik

Al demostrarle que es interesante, cautivadora y capaz de tener conversaciones interesantes, un hombre deseará buscar a esa mujer. Para que una chica resulte seductora para un hombre, debe de demostrarle que su vida no comienza ni termina con él, sino todo lo contrario, tiene una vida que le encanta y sobre todo disfruta. Hay varias metas que quiere cumplir y no necesita de nadie para lograrlo.

Aunque no lo parezca, ignorar a un hombre tiene un profundo impacto psicológico sobre él que es una característica del ser humano el odiar que se le ignore, por eso se atraerá mucho más la atención de ese hombre que se siente ignorado, a que si estuviera completamente pendiente de él.

Ellos prefieren a las chicas independientes. Foto: Freepik

Lograrlo puede parecer sencillo, pero cuando el amor es mucho, las mujeres tienen dificultad para lograrlo. En primer lugar es imprescindible que se la haga ver al hombre que no es el centro del universo, a ellos les encantan las chicas que se aman y que en cierta manera ponen sus necesidades por encima de las de él. La mujer que intente conquistar a un hombre debe de dejarle claro que ella tiene su propia vida y que él no tiene porqué estar dentro de ella.

Otra de las estrategias fundamentales es no dar muestras de celos. Estos pueden llegar a cansar a la otra persona. Aparte si ese hombre se da cuenta de que la mujer no tiene ni una pizca de recelo cuando habla con otras mujeres, por ejemplo hará que sienta curiosidad ante esta actitud que la hará más deseable ante sus ojos.

Jamás dar muestras de celos. Foto: Freepik

Actuar indiferente es una de las mejores técnicas de conquista femenina, ellos simplemente no se resisten a la indiferencia de las mujeres y es por eso que sienten la necesidad de ganarla a como de lugar.

Lo siguiente también será de tu interés:

Temas

  • relaciones de pareja
  • amor
  • romance
  • pareja
  • relacion
  • indiferencia
  • ignorar
  • ignorar a un hombre
  • indiferencia por un hombre
  • modo de conquista
  • conquista
  • evadir
  • arte de seduccion
  • seducir

¿Te gustaría omitir este artículo y pasar directamente a descubrir qué estrategias te transformarán en un seductor imparable?

Mucho se habla de la indiferencia para enamorar al ser que ocupa nuestros pensamientos.

Si nos ponemos a pensarlo fríamente, no podemos evitar preguntarnos:

¿Funciona?

¿Por qué?

¿Cómo debo aplicarlo?

La indiferencia funciona porque el cerebro humano es caprichoso y quiere lograr aquello que le es negado.

Al parecer, no hay nada más sexy que esa mujer o ese hombre que no está a nuestro alcance.

Sin embargo, cuando llevamos esto a la práctica, nos damos cuenta de que no es tan sencillo como parecía.

Seguramente ignoras a cientos de personas todos los días, entre las cuales cerca de la mitad son mujeres.

¿Acaso todas ellas están perdidamente enamoradas de ti?

¡Claro que no!

Porque la indiferencia debe utilizarse de determinada forma para que funcione.

De lo contrario, será un triste intento en vano por enamorar a alguien que nunca se fijará en nosotros.

Cómo aplicar la indiferencia para que funcione

Elegir tu objetivo

Antes de comenzar con este plan, debes elegir tu objetivo.

Esto no solo significa tomar el anuario escolar y elegir una foto de la mujer que estarás intentando enamorar las próximas semanas, sino que tienes que elegirlo de verdad.

Dicha decisión implica observarla durante dos o tres días, acercarte a ella y mostrarte muy interesado en su persona.

Mírala con una marcada intención que denote que te gusta y conversa con ella.

Comprobar que es una chica que funciona con la indiferencia

No todas las mujeres funcionan con la indiferencia.

Lo más triste de esto es que si te equivocas de objetivo, jamás podrás volver a intentarlo, porque las mujeres que no toleran la indiferencia son aquellas a las que esta actitud las hiere.

Si la chica se muestra receptiva a tu avance, ni pienses en utilizar la indiferencia.

Para que funcione, la chica tiene que ser de esas que se hacen las interesantes para lucirse delante de sus amigas con tu interés.

Lo notarás porque te tratará de forma distante, intercambiará miradas con ellas y no responderá tus llamadas.

Si esto sucede, es hora de comenzar a jugar, ya que eso es la indiferencia para enamorar en definitiva: un juego de seducción.

Darle alas

Si ya has comprobado que una dosis de indiferencia es lo que esta chica necesita, entonces muéstrate especialmente interesado durante un par de días.

Mírala como si quisieras devorártela, persíguela a cualquier parte que vaya y ofrécele pequeñas atenciones como traerle agua, café, acompañarla a su casa… lo que sea que el contexto en el que se conozcan permita.

Pero al tercer día, las cosas darán un giro inesperado, ya que tu interés por ella habrá sido devorado por la Tierra.

Mostrarse indeciso

Cuando tu interés ya no esté, ella va a querer saber qué sucedió.

Sin embargo, no te lo preguntará de forma directa, ya que eso significaría que está pendiente de ti y eso es algo que ella nunca va a admitir.

Lo notarás porque ella se acercará a ti y te hará propuestas o invitaciones.

Te toca mostrarte indeciso.

Con una actitud de esta naturaleza, ella empezará a estar cada vez más interesada en ti. Pero mucho cuidado, ya que si cedes tan pronto, también la perderás.

Manifestar interés por otra mujer

Hay otras chicas en la vuelta, así que puedes preguntarle ¡y qué casualidad que sea a ella misma!

Acerca de cierta mujer en particular.

Pregúntale qué sabe de ella, si tiene novio y qué tipo de hombres le gustan.

Con estas tres simples preguntas volverás loca de celos a la mujer que osó mostrarse indiferente contigo.

Ofrecerte para presentarle a un amigo

En algún momento de la conversación, le puedes decir que ella es la mujer perfecta para Juan.

Le cuentas que es un amigo tuyo al que aprecias y al que te gustaría ver al lado de una buena mujer como lo es ella.

Si lo que buscabas era desesperarla, el objetivo acaba de cumplirse.

Cancelar citas

Cuando tengas una cita con ella, cancélala por razones que ningún hombre cancelaría cita alguna.

Puedes alegar que te duele la cabeza o que recordaste que tenías algo que hacer.

Esto la hará rabiar tanto que hasta es posible que haga un muñeco vudú que te represente.

Pero aunque todo esto suene mal, son muy buenas señales de que la indiferencia está funcionando.

No estar libre en todo momento

Cuando ella te sugiera verse, no te muestres disponible en todo momento.

Una actitud así le daría a entender que estas esperando por ella todo el día.

Hazle saber que estás ocupado y que la llamas cuando puedas.

No dejes pasar más de dos días para volver al ataque.

Hora de retomar la conquista

Cuando retomes tu plan para enamorar a la mujer que has elegido, hazlo de forma paulatina y no sucumbas a su manipulación.

Con este juego le has demostrado que si alguien manipula a alguien, tú eres quien lo hace.

La conquista se retoma de a poco y con seguridad.

Invítala a salir y tengan una cita corta.

Por alguna razón te tienes que ir.

La dejas en casa y recién a la tarde del día siguiente la llamas.

Con esto demuestras que piensas en ella, pero no todo el día ni tampoco a primera hora de la mañana.

Esta es tu oportunidad de hacerte valorar y marcar tus tiempos, el ritmo al que quieres llevar la relación y la frecuencia con la que se verán.

Hazla comportarse de forma correcta, es decir nada de escándalos ni berrinches si no la llamas en seguida.

Si muestra una mala actitud, aléjate un par de días y espera a que regrese a ti con una disculpa.

Usar la indiferencia es una forma de educar a la otra persona para que no juegue con nosotros.

Si ella creyó que podría manipularte y dominarte, seguramente aprendió la lección y entendió que eres un hombre ingobernable.

Cuando lo comprenda del todo, tendrás una relación fluida y armónica con ella, pero siempre marcando que quien manda, eres tú.

El hecho de saber que en cualquier momento puedes desaparecer, la hará actuar de forma amorosa y tierna contigo.

Y para finalizar… la verdad es que existe MUCHA más información sobre poderosas TÉCNICAS para llamar fuertemente la atención de una mujer para que sea TUYA. Puedes leer algo más haciendo click en el siguiente botón:

Un caso muy parecido a la realidad

Ana siente que es una persona muy emotiva y que su pareja (Carlos) casi no muestra sus emociones. Estas diferencias entre ambos le hacen sentir que su pareja es fría y en ocasiones falsa, como si no estuviera presente. Muchas veces no tiene la menor idea de lo que Carlos está pensando o sintiendo. Se siente frustrada con esas diferencias. Esto ocasiona también que no se sienta valorada ni querida, puesto que él no suele mostrar mucho afecto o cariño. Piensa todo el tiempo: mi pareja se comporta fría y distante.

Carlos siente que Ana es muy emotiva y que a él le dicen que es “muy frío”. Esta diferencia entre ellos le hace sentir que su pareja es exagerada y que pierde el control en ocasiones, tal vez Ana sea muy sensible. Piensa que ser racional es la mejor forma de manejar las emociones y situaciones difíciles, y que no sirve de nada volverse “emotivo”. Sin embargo Ana le sigue recordando que no la comprende y le dice que se siente emocionalmente desconectada.

De “frialdad” a amenaza de separación

En muchas ocasiones puedo observar a parejas que tienen este dilema. Alguno de los dos (no importando si es el hombre o la mujer) se siente desconectado emocionalmente del otro y se queja de que sea muy “frío”.

Cuando las quejas se vuelven constantes, los conflictos escalan haciendo que uno de los dos se vaya de la habitación regularmente y no puedan dialogar calmados, o cuando alguno o ambos “tiran la toalla” y deciden simplemente vivir una vida paralela, desconectados, es cuando el problema se vuelve más grave y aparece la amenaza de la separación.

Normalmente deben pasar varios años antes de que se acumule todo esta frustración y se llegue a este punto sin embargo si puede ser muy peligroso el no tratar este problema desde antes.

¿Por qué a una persona le puede costar tanto expresar sus emociones?

Voy a responder esta pregunta en varios incisos: A, B y C.

A. Debido a su historia familiar.

Cada familia tiene su propia cultura y “filosofía emocional”. Lastimosamente, muchos somos educados bajo una filosofía emocional que no nos ayuda a expresarnos y a lidiar con nuestras emociones. (y claro, nuestros padres vivieron su propia filosofía emocional de sus padres, es una cadena que debe de ser consciente para romperse o continuarse)

Según John Gottman existen 4 tipos de filosofía emocional, es decir, formas en las que lidiamos con las emociones. Estas son:

  1. Los que ignoran o descartan las emociones: este tipo de familias tiende a esconder las emociones, especialmente las negativas y como no las reconocen, los miembros no pueden ofrecer una guía en cuanto a cómo lidiar con ellas. No es que no sientan, simplemente no se animan a ser expresivos. Desde lejos pueden parecer indiferentes o calmados. En este tipo de ambiente, las lágrimas pasan de largo, las quejas se ignoran y los miedos se minimizan o se tratan como burla. Las personas pueden adoptar esta postura por muchas razones.

Por ejemplo:

1 Miedo a que las emociones se salgan de control: esto tiene que ver con el miedo de que si se enfocan en las emociones, éstas los podrán dominar. Se preocupan que el enojo, el miedo o la tristeza los puedan abrumar y pierdan el control, llevándolos a resultados catastróficos. El enojo puede resultar en agresión y alguien puede terminar herido. La tristeza puede llegar a ser tan profunda e implacable que nunca se encuentre la salida y se convierta en depresión. El miedo puede convertirse en terror y no habría escape. Por estos temores, cuando un familiar se acerca a otro mostrando aunque sea un poco de cualquiera de estas emociones, los demás miembros se alejen.

2 Presión por resolver los problemas: Otras personas se alejan de las emociones negativas porque se sienten totalmente responsables de resolver todos los problemas que estén causando estas emociones. Cuando siente que no pueden resolver el problema, prefiere ignorar la emoción del otro para evitar sentirse culpable o frustrado.

3 Creer que las emociones significan peligro: Otras personas ignoran las emociones porque creen que son peligrosas y que mientras más las sentimos, peor estaremos. Su estrategia es tratar de convertir las emociones negativas en positivas lo mas rápido posible, sin embargo esta táctica tiene grandes desventajas. Cuando un miembro de la familia minimiza constantemente las emociones negativas de la otra persona, eventualmente ésta deja de acudir a estos familiares para sentir apoyo emocional. De esta manera se pierden momentos de conexión e intimidad. Estas personas dan el mensaje de “no estoy disponible” cuando los demás los necesitan.

4 Los que reprueban las emociones: estos familiares son parecidos a los que ignoran ya que mantienen las emociones escondidas pero van mas allá, son agresivos y críticos hacia aquellos que expresan emociones negativas. Se sienten hostiles ante aquellos que muestran enojo, tristeza y miedo.

Por ejemplo:

  • Familiar Expresando emociones:”Estoy agobiado, no sé que hacer, ya no aguanto”
  • Familiar Reprobando emociones: “No voy dirigirte la palabra hasta que dejes de hablar así”.
  • Familiar Expresando emociones: (Llorando) “es que ya no puedo mas…”
  • Familiar Reprobando emociones: “Si no haces las cosas a tu manera, lo único que puedes hacer es llorar. ¿Así es como vas a resolver las cosas?” (Piensa que el otro le está tratando de manipular, o está haciendo un berrinche para salirse con la suya)
  • Familiar Expresando emociones: “Es que me siento tan triste…”
  • Familiar Reprobando emociones: “Bueno, ya estuviste triste todo un día. No puedes seguir así. Levántate del sillón y pon una buena cara. Debes seguir con tu vida” (Piensa que las emociones deben tener una fecha límite)

Las personas que reprueban emociones no reflexionan en el hecho que pueden aceptar las emociones del otro y entenderlas sin tener que estar de acuerdo.

Simplemente desaprueban las emociones negativas piensan que éstas son tóxicas, incontrolables y abrumadoras. Estas familias se privan de la oportunidad de aprender a lidiar con las emociones y a conectarse emocionalmente con el otro.

5 Entrenadores de emociones (Coaching): este tipo de familias aceptan la expresión de todas emociones incluyendo el enojo, la tristeza y el miedo. En estos momentos emocionales, las familias se ayudan los unos a los a otros a resolver problemas y lidiar con emociones difíciles. También ponen límites si la expresión de la emoción sobrepasa las reglas permitidas, sin embargo siempre consideran que la expresión de emociones puede ser un momento de aprendizaje y conexión.

6 “Laisser faire” o “Dejar-hacer”: esta categoría es similar a la del “coaching” en el sentido que la expresión de emociones es permitida y animada, sin embargo los miembros de ésta no se guían unos a otros para lidiar con las emociones, en vez de eso, solo esperan que las emociones pasen. Les hace falta incorporar pasos para entrenarse unos a otros en calmarse o resolver los problemas. No aprenden a regular las emociones. Cuando están tristes pueden llegar a estar deprimidos o cuando están enojados pueden llegar a la agresión.

B. Debido a la cultura

Además de experimentar cada uno la filosofía emocional del hogar, ambos sexos tienen limitaciones culturales y de la sociedad para evitar mostrar algunas emociones.

Para los hombres: éstos tienen una inmensa prohibición de la sociedad de mostrar un gran rango de sentimientos para no verse débiles o “femeninos”. Frases cómo “Los niños no lloran” o “Estás temblando como una niña”, “Sé un hombre”, “Sé macho y enfréntate”.

Para las mujeres: éstas tienen “permiso” de mostrar muchas más emociones que los hombres, a excepción de una: el enojo (o agresividad). Se piensa que no es propio de una mujer el mostrar agresividad, mientras que en el hombre se percibe como natural.

C. Debido a su historia personal u otros.

Vergüenza: A veces evitan mostrar las emociones porque se sienten avergonzados de lo que sienten y por ello no quieren compartir su experiencia con otros.

Evitar cargas: No desean cargar a otros con sus “problemas emocionales”, pueden pensar que sus emociones no importan, que los demás no querrán oírlas o que no merecen ese tipo de atención.

Falta de vocabulario: después de toda una vida sin hablar sobre las emociones, a algunas personas les falta en realidad palabras para describir lo que sienten.

Privacidad: por personalidad y/o experiencias negativas anteriores, algunas personas suelen ser extremadamente privadas y tienden a lidiar con las emociones solos.

Después de estas tres explicaciones creo que tienes una idea más clara de por qué a una persona le puede costar mostrar sus emociones.

Piensa en tu pareja.

-¿Sabes qué tipo de “filosofía emocional” vivió en su hogar?

-¿Se vió influido/a claramente por la prohibición de la sociedad?

-¿Puede tener alguna otra razón de las enumeradas bajo “historia personal u otros”?

La primera clave para lidiar con una pareja que no muestra emociones, es conocer su historia y entender de dónde viene su inclinación a limitar su expresión.

Si entiendes esto, puedes ser más abierto/a y empático. También te ayudará a no tomarte personal su forma de ser.

Por otro lado, es importante reconocer que la expresión de emociones es beneficiosa y que éstas existen por una buena razón.

¿Por qué son valiosas las emociones “negativas”?

Enojo: es una fuerza creadora y que motiva. También ayuda a poner límites.

Tristeza: es una señal que una persona necesita hacer algunos cambios positivos en su vida. Ayuda a reflexionar.

Miedo: ayuda a protegerse y a tomar decisiones.

Ninguna emoción es “mala”

Siempre es importante recordar que nada de lo que podamos sentir está “mal” o “incorrecto”.

Ahora, si tenemos emociones abrumadores como tristeza o enojo constantes, sí necesitamos regularlas, sin embargo eso no quiere decir nada malo de nosotros. Usemos las emociones como una guía en vez de ir en contra de ellas.

Lo único que se puede considerar correcto o incorrecto es la forma en cómo las expresamos.

¿Por qué hay gente que le cuesta expresar emociones positivas y cariño?

A algunas personas también les cuesta expresar las emociones que llamamos “positivas”.

El amor, el cariño, la ternura, la esperanza, son emociones o sentimientos que también pueden quedarse en el baúl.

Por la misma sociedad, a algunos hombres les puede costar mostrar ternura o cariño, por temor a ser percibidos como demasiado “femeninos”, en especial frente a otros compañeros. Por otro lado, si una persona no ha vivido naturalmente en su familia constantes expresiones de afecto, también puede que necesite adaptarse a las nuevas expresiones de cariño.

Vale la pena observar diferencias culturales. Hay círculos sociales, países y costumbres en donde las expresiones de afecto son más naturales y en otras donde se valora más la racionalidad y discreción.

En otras ocasiones lo que puede pasar es que se sienta miedo a ser vulnerable, el decir “te amo” o “te quiero” lo hace a uno exponerse a sufrir en el futuro. Especialmente si han habido abandonos fuertes o separaciones dolorosas, las defensas son formas en cómo nos amparamos contra las amenazas, en este caso, la amenaza de perder al ser querido.

Existe otra razón por la cuál las personas sean poco expresivas de afecto y cariño, esto es, cuando las relaciones están desgastadas y se encuentran problemas estancados que hacen que se distancien unos de otros. Heridas pasadas, infidelidades, poca confianza, etc. Sin embargo este tema queda fuera de nuestro objetivo y será material para otro post.

¿Cómo se puede mejorar la diferencia de “filosofía emocional”?

–Comprende a tu pareja. Como ya mencioné anteriormente, un paso importantísimo es entender de dónde viene la actitud de tu pareja. Qué creencias tiene acerca de la expresión de emociones. Necesitas adentrarte al mundo interior de tu ser querido. Sólo con entender el punto de vista de cada uno, los roces y los malos entendidos serán menos frecuentes y podrás acercarte realmente.

Por lo tanto puedes pensar de esta manera: “Aún me duele que mi pareja no se pueda abrir, entiendo por qué le cuesta y eso me reconforta. Sé que no es personal.”

–Exprésate. De la misma manera es esencial que tu pareja entienda lo que a para ti significa la expresión de emociones. Por qué es importante y cómo te sientes acerca de ello. Es necesario que lo comuniques de una forma suave, clara y evitando las críticas o los señalamientos. Hazlo lo antes posible.

Por lo tanto expresarlo de esta manera: “El hablar los sentimientos en el día a día me hace sentirme más cercano/a, si no tengo ésto, me es dificil conectarme. Me gustaría que pudiéramos hablar más sobre lo que sentimos y que me escuches cuando yo lo hago. No necesitas resolver el problema, no lo hablo para que tú hagas algo específicamente, sólo me ayuda que me escuches y me comprendas. Tampoco necesitas estar de acuerdo con todo lo que siento, yo entiendo que cada uno tienes propias opiniones, sin embargo, el hecho que me escuches y sepas qué me pasa, me hace sentirme más unida y apoyada “.

–Míralo con perspectiva. Es importante tratar la diferencia en filosofía de emociones como un problema perpetuo, es decir un problema que no tiene solución definitiva. Los problemas perpetuos tienen que ver con diferencias de carácter o estilos de vida, entre otros. No los vamos a solucionar pero sí podemos hacer que no afecte significativamente a la relación. Se tratan con sentido del humor, aceptación, entendimiento del mundo interior del otro y pequeños acuerdos.

Por lo tanto puedes pensar de esta manera: “Mi pareja es distinta a mí, por una razón no le gusta o no se siente cómodo mostrando sus emociones. Esto es algo que no vamos a cambiar al 100%, pero sí podemos entender de corazón por qué estamos cada uno en esta posición y haremos lo posible para acercarnos aún teniendo esta diferencia”.

–Ve paso a paso. A veces no llegarán a hablar sobre todas las emociones pero por lo menos pueden dialogar sobre lo que cuesta hablar de las emociones, esto ya será gran parte del camino recorrido que los hará unirse.

Por lo tanto, puedes pensar de esta manera: “Al menos si mi pareja me habla sobre lo que le cuesta decirme “te amo”, o “tengo miedo” yo me daré cuenta que sí experimenta las emociones igual que yo, pero por las razones que hemos discutido sobre su infancia, su historia personal, sus creencias, le es muy difícil abrirse”

–Sé tú el modelo. Si a ti se te hace fácil hablar sobre tus emociones, sé tú el modelo, habla de ellas de una forma abierta, de esta manera estarás dando el primer paso, criticar a la otra persona por no mostrar emociones sólo hará que se cierre más.

Por lo tanto, puedes pensar de esta manera: “En vez de alejarme y cerrarme, o criticarle constantemente, seguiré mostrándole cómo sí es posible expresarle mis emociones y al mismo tiempo no ser ahogado en ellas. Las emociones se pueden procesar y sirven para conectarnos.”

–Mantente atento/a ante las necesidades de tu pareja y no dejes de comunicar las tuyas. A algunas personas se les dificulta expresar las necesidades que tienen porque no están en contacto con sus emociones o les cuesta expresarlas. De nuevo, sé tú el modelo o guía. Habla sobre lo que necesitas enfocándote en tus emociones.

Puedes expresarlo de esta manera: “Cuando tú hablas fuerte yo me pongo nerviosa y la verdad me da miedo. Me recuerda a cuando mi papa/mama me gritaba y me molesta. Por favor, te pido que bajes un poco el tono de tu voz.” o “Desde hace tiempo no hemos salido solos, nos hemos enfocado en los hijos, sin embargo cuando llevamos un rato sin salir me siento de bajón y me da miedo que nos desconectemos, por eso me gustaría que pudiéramos organizar algo al menos cada quince días”.

–Desarrolla un ritual con tu pareja. Los rituales son diferentes a los hábitos. Por ejemplo, cepillarte los dientes es un hábito ya que no significa nada en sí mismo. Los rituales son actos repetitivos que tienen un significado detrás. Dar un beso o un abrazo por la mañana, preparar el desayuno juntos, salir una vez por semana. Todos estos son rituales que pueden significar el amor que ambos se tienen. Desarrollen activamente un ritual, para llenar esa “cuenta bancaria emocional”.

Por lo tanto puedes pensar de esta manera: “Cada mañana que preparamos el desayuno juntos o esos quince minutos que nos quedamos por la noche charlando en la cama antes de dormir, son parte de nuestra tradición, de cómo nos expresamos lo que sentimos el uno por el otro”.

Es importante que trabajen ambos activamente en no desconectarse emocionalmente, ya que al no sentirse unidos las peleas se estancan y la confianza mutua o compromiso bajan.

En resumen, si estás sufriendo porque tu pareja es fría o distante, acércate a ella, indaga de forma suave de donde viene su comportamiento y cuál es la filosofía emocional con la que creció. Aprende sobre otras razones por las que se le puede hacer difícil la expresión de sus vivencias. Utiliza el humor, la aceptación y los pequeños acuerdos para lidiar con esta diferencia de personalidad. Asegúrate que tu pareja entienda cuán importante es sentirte escuchado/a, querido/a y conectado. Evita las críticas y los señalamientos y modela cómo es expresar las emociones sin ahogarse ni perder el control. Es muy probable que siguiendo estos pasos ambos puedan sentirse más conectados, cercanos y encuentren rituales diarios o periódicos que los hagan sentirse unidos.

Si te gustó este post, es posible que también te interese:

¿Cómo saber si mi pareja me ama?

¿Por qué no puedo dialogar con mi pareja?

¿El apego es bueno o es malo?

¿Quieres obtener mi apoyo personalizado? Ingresa a esta página para obtener acceso a mi agenda y PROGRAMA tu cita online. Trabajo con personas de todo el mundo vía Skype y con individuos y parejas de forma presencial en Guatemala.

¡Mi pareja es muy fría y distante! ¿Te gustó? Comparte el contenido en:

Si tu pareja es fría y tiene problemas para mostrar afecto abiertamente, estar conectado contigo como a ti te gustaría, incluso para decir palabras de cariño, puede que te sientas en una relación como un cubito de hielo cuando tu pareja es fría de ese modo.

¿Quieres mejorar eso? Sigue leyendo para saber cómo reconocer la frialdad de tu pareja y aprender a traer esa calidez que buscas en su vida amorosa.

Las razones por las cuales tu pareja puede parecer fría son muchas.

Veamos las más comunes: cada una necesita de acciones diferentes para poder mejorar las cosas.

Desde la personalidad de tu pareja, experiencias pasadas, fallos en la relación hasta problemas más personales.

No obstante, existen estrategias que pueden ayudarte con estas situaciones.

Por ejemplo, está el artículo «Mejora tu relación en 5 simples pasos», cuyo contenido te sería muy útil.

¿TU PAREJA ES FRÍA AHORA?

Este caso es completamente diferente y el más común.

Tu pareja tenía una forma diferente de comportarse: con cariño, con calidez, con cercanía.

De un momento a otro, la frialdad ha aparecido y es cuando tu pareja se aleja.

En estos casos es muy probable que algo importante haya sucedido. Sea en la relación o en su vida personal.

Después de una pelea, luego de que alguno de los dos ha fallado en algo, cuando la relación se ve en momentos difíciles, es muy probable que en el tiempo en el que las cosas mejoran exista un poco de frialdad.

Puede que sea la forma en que tu pareja toma su tiempo para organizar sus ideas.

O puede que sea la forma en la que tu pareja tome fuerzas para seguir intentando a pesar del cansancio.

Si este es tu caso, mantén la calma y piensa en lo siguiente:

  • Aun si hay problemas o emociones negativas, no permitas que afecten la comunicación. Una buena comunicación es la base para que todo salga bien.
  • Identifica qué es lo que ha causado ese cambio. Permite que tu pareja vea ese interés.
  • El tiempo juega un rol muy importante. No te desesperes y deja que haga su trabajo.
  • Tú puedes controlar la forma en que superas las dificultades, pero no puedes controlar cómo las supera tu pareja. No te preocupes de algo que no está en tus manos.
  • Si deseas que las cosas mejoren y trabajen juntos por eso, piensa en formas en que puedes demostrarlo y actúa. Solo ten en cuenta que no podrás hacerlo solo; tiene que ser entre los dos.

Si tras una gran discusión la frialdad aparece, puede que parezca el final.

Pero, por fortuna existen los pasos para reconciliarse tras una pelea.

¿TU PAREJA ES FRÍA POR NATURALEZA?

Si tu pareja tiene una personalidad introvertida y muy determinada, puede que esas características se confundan con frialdad.

Se pierde en pensamientos de cómo resolver problemas, ideando nuevas cosas, analizando la mejor forma de alcanzar una meta.

Una persona que usualmente suele estar mucho tiempo viendo hacia su interior puede parecer desconectada.

Es claro que eso pueda sentirse como frialdad.

Puede que tu pareja sea alguien con un intelecto que le agrade estar siempre estimulado.

Tanto a tal punto que las emociones pueden quedar fuera de su punto de vista.

Aún así, toma en cuenta las formas en las que tu pareja sí muestra su afecto.

Quizá notes que te ha presentado con orgullo a pocas personas, pero esas personas son las más importantes en su vida.

O que te ha permitido tomar un vistazo a partes de él que ha cuidado que nadie más vea.

Cosas que guarda para sí mismo, muy personales, pero solo ha compartido contigo.

Las frases que dice no son las típicas frases románticas, pero son frases que para él demuestran lo mucho que significas.

Las mejores formas de actuar en estas situaciones son:

  • Reconoce y aprecia sus formas de mostrar afecto.
  • Busca comprender su personalidad; explica de forma firme lo que deseas pero sé flexible para conseguirlo juntos. Siempre de una forma que sea cómoda para los dos.
  • Si hay algo de su personalidad que piensas afecta la relación, explica cómo piensas que un cambio sería bueno para ambos. ¡Evita reclamar, regañar o culpar!
  • Para recibir, también hay que dar; él estará más animado a adaptarse a tu forma de dar afecto si tú intentas adaptarte a la suya.

LA FRIALDAD COMO DEFENSA

En ocasiones, la frialdad sirve como una defensa, la cual crea barreras emocionales que impiden a alguien conectarse completamente.

Esto no es bueno. ¿Por qué alguien haría algo así? Simplemente para evitar ser dañado de nuevo.

Si tu pareja es fría por esta situación, no lo tomes de forma personal, recuerda que no es por ti.

No te lo tomes personal, que alguien tenga esta actitud en pareja no siempre quiere decir que esto haga parte de las señales del fin de una relación.

Las malas experiencias en relaciones pasadas y la capacidad de una persona para aprender de ellas a veces no son suficientes.

Esto hace que tengamos formas de evitar crear un lazo con otra persona por temor:

¿qué tal si esa persona hace lo mismo?

Claro está, la cuestión es que así como se evita lo malo del pasado, también se pierde la oportunidad de vivir lo bueno en el presente.

Aunque no sea de forma intencional, la simple idea de sentir un dolor de nuevo, puede poner a alguien en esa situación.

Para saber si tu pareja es fría por experiencias pasadas, conocer un poco la forma en que se dieron y terminaron sus relaciones anteriores te puede ser útil.

De igual manera debes saber que el vínculo de pareja siempre está en constante crecimiento y presenta altibajos así como lo dice el artículo de dialnet.unirioja.es, por ello no puedes desanimarte.

Es necesario seguir indagando e insistir en la comunicación.

Así que ten en cuenta lo siguiente:

  • Escucha con atención cómo habla de sus experiencias. Lo que te permita saber de su historia, escúchalo con atención para conocerlo lo mejor que puedas.
  • La mejor forma de derribar esas paredes es demostrando que ofreces algo diferente. Somos humanos y cometemos errores, pero si él ve que te esfuerzas por no fallarle como otras personas le fallaron, poco a poco esas paredes se irán derrumbando.
  • Cuida de observar objetivamente lo que demuestras. Aún si haces algo con una intención, piensa: “¿Qué estaré demostrando?”.

Corrige aquello que notes pueda demostrar las mismas experiencias que él desea evitar.

Somos humanos, así que no estamos privados de errores.

Muchos errores son comunes, así que cuida no cometerlos si tu pareja ya ha tenido malas experiencias con ellos.

En relación a esto puedes leerte el artículo «25 errores que las mujeres cometen y arruinan las relaciones».

En este podrás identificar si alguno te está pasando y quizá afectando en la relación.

PROBLEMAS PERSONALES: CUANDO TU PAREJA INTENTA PERO NO PUEDE

Hay ciertos casos en los que tu pareja es fría aun cuando no desea serlo.

Aun cuando reconoce que su forma de ser puede crear una relación difícil, no puede evitar ser así.

Por esto es bueno que sepas qué hacer cuando él se aleja.

Nuestra salud mental y emocional puede llegar a ser un poco complicada.

De hecho, en el artículo de quadernsdepsicologia.cat, puedes informarte más sobre la comunicación y salud mental de la pareja.

Trastornos depresivos, de ánimo, de ansiedad, de abuso de sustancias, problemas muy personales que hacen que las emociones sean difíciles, etc.

Todo esto puede ser difícil para que tu pareja muestre afecto de la forma que desea, aunque realmente quiera y lo intente.

Si realmente es alguien importante para ti y reconoces que tienes la capacidad para lidiar con eso, dale todo tu apoyo.

Realmente lo necesita.

Orienta a tu pareja a buscar apoyo de un profesional de la salud, tanto para su mejoría, así como también para que tú tengas la información necesaria para ayudarle.

Tendrán las herramientas para hacer frente a esos problemas juntos.

COMPRENSIÓN Y COMUNICACIÓN: EL MEJOR REMEDIO SI TU PAREJA ES FRÍA

Quizá haz notado que a lo largo de todo este artículo, comprender por lo que pasa tu pareja y comunicarse bien, es importante.

Finalmente, la comunicación sana en pareja hace una gran diferencia.

Cuidar esto no solo evitará que te desgastes rápidamente y tomes decisiones de las cuales puedas arrepentirte.

Te ayudará a mantenerte con los pies en la tierra para hacer lo mejor por tu relación.

Lo que una buena relación necesita siempre será comprensión y comunicación.

No lo arreglaran todo, pero sentarán las bases para tomar las mejores decisiones para los dos.

Entendiendo el punto de vista de tu pareja y hablando de forma clara, les permitirá estar en la misma página.

Con los dos sabiendo en dónde se encuentran, hacia donde quieren ir y lo que cada quien desea y espera, es mucho más fácil trabajar como equipo para mejorar las cosas.

Recuerda, también, que siempre que tu pareja se sienta atraída hacia ti, esa frialdad puede desvanecerse.

Conocer los métodos para que así sea, es tan fácil como echarle un vistazo al siguiente video o aprovechar el Método del Deseo Magnético:

5 / 5 ( 24 votes )

Si has llegado hasta aquí es porque la persona a la que amas, de repente, ha empezado a mostrarse distante contigo y a actuar de una manera extraña.

Sientes que algo ha cambiado durante las últimas semanas, se muestra irascible, fría, distante y, por más que le preguntas qué está sucediendo, no obtienes ninguna respuesta clara: que si el trabajo es estresante, que si ha tenido un mal día, que si está bien y todo esto son cosas tuyas… Y ahí es cuando confirmas que algo ocurre.

No saber con total seguridad por qué tu pareja actúa de una manera tan extraña puede hacerte daño – y más si se prolonga en el tiempo -, sobretodo si niega estar actuando diferente. Si te sientes perdido/a y estás tratando de averiguar qué podría estar pasando, aquí tienes paso a paso qué deberías hacer y las posibles razones por las que esté actuando así.

Mi novio/a está raro: ¿qué hago ahora?

#1. No te asustes

Si empiezas a sentir pánico y preocupación, tus instintos querrán tranquilidad y buscarán la validación de tu pareja como único modo para conseguirlo.

Lo que te estamos tratando de decir es que no dejes que tus miedos tomen el control. Ese es el error más grande que solemos cometer y es fatal para la pareja… Cuando dejas que el miedo y la inseguridad dicten tus acciones, lo más probable es que toda la relación empiece a desmoronarse delante de ti; ¿hay algo que agobie más que una pareja insegura?

De repente dejarás de disfrutar el tiempo que pasáis juntos, le transmitirás tu inseguridad y la necesidad de que te valide constantemente que todo está bien, que nada ha cambiado. Spoiler: tu pareja se hartará de ti y tendrá menos ganas de pasar tiempo contigo…

Entonces, ¿qué puedes hacer?

#2. Trata de ponerte en su lugar

Vale, tu pareja ha empezado a actuar de manera distante y extraña de repente, ponte en su lugar: ¿qué podría pasar para que actuaras tú así?

La respuesta es sencilla: cambias tu manera de comportarte cuando algo fuera de la relación atrae tu atención y te obliga a concentrarte en ello. Esto podría ser un problema laboral, familiar o algo de tu vida personal.

El caso es que lo mejor que podrías hacer es permitirle tener su espacio para lidiar con lo que puede estar molestándole y eso, en unos días, hará que mejore la relación.

Ahora bien, imaginemos que el tiempo pasa y pasa y por muy empática/o que te pongas tú, no ves que haya mejora… Cuando tu pareja pasa de ti, ¿qué hacer?

4 motivos por los que tu novio/a podría estar pasando de ti

1. Está siendo infiel

Nos encanta que te digamos que te tranquilices y, en este párrafo, te digamos que quizá tu pareja te está metiendo los cuernos. Pero sí. Hablemos primero de este tema que es, sin duda, el elefante que hay en la habitación… ¿Por qué? Porque si una persona cambia radicalmente contigo, es normal que puedas llegar a pensar que te está intentando ocultar algo o que, por algún motivo, se siente culpable al tratar contigo.

Eso, irremediablemente, terminaría despertando paranoia en ti y estamos seguros de que, si has llegado hasta este artículo, la posibilidad de que te esté siendo infiel te ha pasado por la cabeza.

Lo mejor que puedes hacer en estos casos es:

  1. Por extraño que te pueda parecer esta sugerencia, te recomendamos realizar este test de infidelidad para saber si tu pareja te está siendo realmente infiel. Esta prueba ha sido elaborada por expertos en relaciones sentimentales y profesionales del mundo de la psicología, por lo que cada una de las preguntas seleccionadas son clave para llegar a una conclusión certera.
  2. Mantén la atención en sus actos: Si tu pareja siempre está ocultando la pantalla de su teléfono cuando te acercas, no te permite cogerlo, cuando recibe alguna llamada mantiene conversaciones casi susurrando o en una habitación distinta, entonces debes comenzar a preocuparte, sobre todo si nunca antes había protegido tan fuertemente su privacidad. Si el tiempo que pasas junto a tu pareja es cada vez más reducido, si tiene cambios repentinos de horarios y hábitos, si comienza a preocuparse más por su apariencia o está constantemente a la defensiva, ¡ojo!
  3. Tómate un tiempo: Si descubrieras que tu pareja realmente está siendo infiel, te recomendamos que te tomes un tiempo que te sirva para pensar con tranquilidad después del shock inicial, antes de tomar una decisión drástica.

2. Está asustado/a

Seguro que lo has escuchado miles de veces, porque esto es de lo más común: muchísimos hombres desaparecen cuando las cosas se ponen serias.

Si la persona con la que estás está actuando de una manera extraña, puede ser que para él/ella las cosas se están moviendo demasiado rápido y no se sienta preparado/a para asumir la intensidad de la relación y los sentimientos. Ten en cuenta que, a pesar de lo que nos hayan vendido las películas Disney, saber cómo estar y actuar en una relación (y hacerlo bien) no es algo que pase de manera espontánea para todos – muchos no saben cómo tienen que hacerlo y aprenden a un ritmo diferente al resto: puede que nunca hayan visto una relación sana y feliz en sus padres, puede que sea una persona egoísta, pueden ser mil cosas.

Lo que te recomendamos desde MiTest es que hables abiertamente con él o ella y apacigües la marcha para que sienta más comodidad. Eso sí, traumitas los justos: si ves que siempre está igual y/o no se adapta, a otra cosa.

3. Tiene un problema familiar / laboral

Uno de los errores que podemos cometer es asumir directamente que se trata de algo sobre nosotros, cuando otro de los motivos por los que tu pareja puede tener un comportamiento extraño puede que sea por problemas familiares o laborales, y que éstos le mantengan preocupado.

Si tu pareja parece distante y es imposible que conecte contigo, una de las técnicas que puedes usar es, directamente, decirle cómo lo ves:

«Pareces preocupado, ¿te puedo ayudar?»

«Hoy no has hablado en todo el día, ¿te puedo ayudar?»

De esta manera, no le agobiarás con inseguridades y tendrás más oportunidades de que se abra a ti.

4. Sus sentimientos han cambiado

Otro de los motivos por los que podría estar actuando diferente es porque sus sentimientos han cambiado. Todas las parejas evolucionan, cambian y pasar por diferentes etapas que suelen ir acompañadas de múltiples emociones. Es el ciclo vital y sin fin (pero sin que Scar te tire por un barranco).

Si crees que por ahí pueden ir los tiros, puedes tomarte un tiempo para pensar y preguntarte si en algún momento has abandonado la relación. Trata de hacerle alguna sorpresa que le haga ver que te importa, recuérdale aquellas primeras veces donde surgió el amor y las ganas de estar con el otro.

Si la situación sigue igual y sin ningún cambio, busca un buen momento para hablar con tu pareja de lo que crees que está pasando. Elige las palabras con cuidado, y deja que se exprese. Si todavía está en duda, podéis ir juntos a ver a un profesional que guíe vuestro camino y os ayude a reconstruir una nueva relación basada en pilares más sólidos.

Esperamos que nuestro artículo te haya ayudado. Lo mejor que puedes hacer es hablar abiertamente con tu pareja. Si sientes que se está alejando, es importante que confíes en él/ella y darte cuenta de que su comportamiento quizá no tiene nada que ver contigo. Escúchale, sé atento, los problemas se solucionan conversando.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *