0

Horarios bebe 6 meses

Los horarios de comida para bebés es uno de los aspectos claves de la alimentación infantil, ya que deben adaptarse a su edad y sobre todo a su ritmo. A medida que el bebé crece no solo cambian sus necesidades nutricionales, sino que irá necesitando realizar menos comidas al día, especialmente al final de la lactancia materna exclusiva.

Cada bebé tiene su propio ritmo, tanto al ir espaciando las tomas de leche (lactancia a demanda) como al regular su apetito. Nadie mejor que el niño para saber cuándo tiene hambre y cuánto quiere comer, por lo que a la hora de establecer un horario de comidas para bebés hay que tener en cuenta siempre sus necesidades, observando cuáles son sus rutinas (cuándo pide comer, dormir, jugar…).

¿A qué hora comen los bebés?

El primer año de vida, tal y como subrayan desde la Asociación Española de Pediatría, es el periodo en el que más rápido se crece y durante el que tiene mayor importancia asegurar una alimentación adecuada al bebé, siendo la leche materna el alimento ideal durante los primeros 6 meses de vida. Y un consejo fundamental: respeta su apetito, no fuerces al bebé a comer.

Horario de comida para bebes de 1 a 2 meses

Durante prácticamente los dos primeros meses será el bebé el que decida cuándo tiene hambre. El número de tomas (lactancia materna o biberón) varía de un niño a otro, aunque suele ser cada 2-3 horas.

Horario de comida para bebes de 3 a 5 meses

La lactancia a demanda sigue siendo clave, si bien en el caso de la lactancia artificial entre los 4-6 meses ya se puede empezar con la alimentación complementaria. Aunque el niño puede seguir despertándose por la noche para darle de mamar o el biberón, se pueden ir estableciendo pequeñas rutinas durante el día:

  • 8 horas: Primera toma de leche.
  • 12 horas. Toma de leche.
  • 16 horas. Toma de leche.
  • 19 horas. Toma de leche.
  • 21 horas. Baño y toma de leche antes de dormir.

Horario de comida para bebes de 6 meses

A partir de los 6 meses se aconseja seguir dando el pecho junto con las comidas complementarias, hasta los 2 años de edad o más. El horario de las comidas aconsejado es:

  • 8 horas: desayuno
  • 10 horas: un poco de fruta
  • 12 horas: comida
  • 16 horas: merienda
  • 19-20 horas: cena

Horario de comida para bebes de 7 a 8 meses

Un ejemplo de horario a partir de los 7 meses sería:

Horario de comida para bebes de 8 a 10 meses

Un ejemplo de horario a partir de los 8 meses, manteniendo la lactancia materna:

Horario de comida para bebes de 11 a 12 meses

Un ejemplo de horario, manteniendo la lactancia materna, sería:

¿A qué horas debo dar de comer al bebé?

Muchas mamás se preguntan cuáles son las mejores horas para dar de comer a su bebé, cuánto tiempo hay que dejar entre toma y toma o si hay que obligar al bebé a comer en unas horas concretas, aunque él no tenga demasiado apetito. En este artículo te explicaremos con todos los detalles cuáles son los mejores horarios para las comidas de nuestro bebé.

¿A qué hora debe comer el bebé?

Hasta los seis meses de edad el mejor momento para alimentar al bebé con lactancia materna exclusiva es el que él demande. Es decir, que si tiene hambre y pide el pecho, deberás dárselo sin tener en cuenta el horario. A estas edades la lactancia a demanda es lo más recomendable. Ten en cuenta que hacer esperar al bebé cuando tiene hambre le generará estrés y ansiedad, por lo que, a la hora de la toma, comerá con tantas ganas que es posible que no le siente demasiado bien en el estómago.

¿Y para darle el biberón?

Pero, ¿cuál es la hora correcta a la que debe comer el bebé cuando comienza con la dieta complementaria o con el biberón? Exactamente la misma. A partir de los seis meses y como parte de una dieta diversificada, el sustento principal del bebé debe seguir siendo la leche, ya sea leche de continuación o la materna. Esto quiere decir que la alimentación seguirá siendo a demanda con una pequeña diferencia, ahora podrás ir añadiendo a su dieta algunos alimentos pautados por el pediatra cuando a tu bebé le apetezca. En este sentido, no le obligues a comer, especialmente en las primeras semanas en las que tenga alimentación complementaria, ya que tu bebé no sabrá qué tiene que hacer con ese nuevo alimento. Poco a poco sabrás cuándo y cómo le apetece comer a tu bebé, puesto que, semana a semana, el bebé irá demandando más cantidad de comida.

Así que si te preguntas a qué hora debe comer el bebé, la respuesta es siempre que le apetezca, teniendo siempre en cuenta la edad y el tipo de alimentación, claro está. Un bebé de pocos meses requerirá más tomas al día de menor cantidad, mientras que un niño más mayor querrá más cantidad pero menos tomas.

¿Cuánto tiempo debo dejar entre comida y comida?

A pesar de que la alimentación a demanda es lo más recomendable, siempre hay que dejar un tiempo prudencial entre toma y toma para que al pequeño le dé tiempo a digerir los alimentos, especialmente a partir de los seis meses o del momento en el que le añadas la alimentación complementaria, ya que será un poco más pesada para su sistema digestivo que las tomas de leche.

¿Cuál es el mejor momento para alimentar al bebé?

En general, no existe ningún mejor momento para alimentar al bebé. Es cierto que puedes ayudarte del sueño, especialmente cuando son más pequeños, para establecer unos horarios de comidas y que te sea más fácil y llevadero. Pero, normalmente, el bebé será el que te diga cuándo quiere comer.

Conforme crece y comienza con el biberón, puedes empezar a establecer unas rutinas que te permitan acostumbrar al pequeño a respetar los horarios de comida que seguirá cuando sea más mayor.

¿Cómo alimentar a tu bebé teniendo en cuenta las horas de sueño?

El bebé, especialmente cuando es recién nacido, dormirá un mínimo de 16 o 17 horas diarias. El resto del tiempo lo único que querrá será comer. Es cierto que los primeros días el sueño del bebé será un descontrol, pero con el paso de las semanas verás que siempre suele dormir el mismo número de horas. De esta forma, podrás tener perfectamente controladas las tomas y tenerlo todo preparado para el momento en el que abra los ojos y quiera comer. Recuerda que no es bueno esperar a que el bebé llore desesperadamente por hambre, ya que esto le causa un gran estrés y ansiedad. Al menor síntoma de hambre deberás darle su toma que, normalmente, será siempre tras haber dormido.

En el caso de los niños un poco mayores, también te puedes ayudar del sueño para pautar unas horas de comida, especialmente a la hora de la siesta.

¿Debo ‘obligar’ al bebé a comer a sus horas?

Si te preguntas si debes dar las tomas a tu bebé de forma forzosa, la respuesta es no. Es importante respetar el ritmo del bebé. Es posible que un día quiera tomar el pecho o el biberón media hora antes de su hora habitual o que quiera comer media hora más tarde. Si un bebé no quiere comer es simplemente porque aún no tiene hambre y obligarlo puede hacer que termine rechazando la comida por completo.

No obstante, esto no suele ser habitual. Especialmente si le ofreces las tomas guiándote por las horas de sueño, el bebé querrá comer siempre de forma puntual. Por ello, si tu bebé no quiere comer, te recomendamos que acudas al pediatra para que pueda examinar al pequeño y dar un diagnóstico, sobre todo si rechaza las tomas de forma frecuente.

¿Te ha resultado útil este artículo? Descubre mucha más información y consejos sobre el embarazo, el parto y el crecimiento de tu bebé formando parte de nuestro Club Enfamamá. ¡Únete ahora y empieza a disfrutar de todos sus beneficios!

Advertencia importante: la lactancia materna proporciona la mejor nutrición a los bebés. El pediatra es el que mejor te puede asesorar sobe el cuidado y la alimentación de tu hijo, y sobre los alimentos que debes añadir a la dieta conforme va creciendo.

¡Felicidades! Tu bebé ya llegó a los 6 meses, la edad perfecta para comenzar con la alimentación complementaria. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Unicef, la lactancia materna exclusiva debe mantenerse por al menos un semestre. Luego debes preparar papillas , a fin de educar poco a poco su paladar. En este post encontrarás varias recetas que además de fáciles y rápidas, son muy saludables.

¿Cómo puedo estar segura de que mi bebé está listo para la alimentación complementaria?

Los bebés muestran señales muy claras de que están preparados

No te angusties. Todos los bebés cuando cumplen los 6 meses ya lanzan señales muy claras de que están preparados para el siguiente paso, algunas son:

  • No se mueve tanto como antes en su sillita
  • Puede sostener su cabecita en alto por suficiente tiempo
  • Notas que quiere probar otros platillos
  • Intenta masticar y
  • Ya no rechaza con la lengua todo lo que entra en su boca

Si confirmas todas estas señales, entonces no tienes que preocuparte por nada. Todo está listo para dar el siguiente paso en la alimentación de tu bebé. Sin embargo, nunca está demás consultar a tu pediatra de preferencia para que te aporte algunos buenos consejos.

Recomendaciones para la alimentación del bebé

Antes de preparar la comida de tu bebé de 6 meses, toma en cuenta estos consejos

Colette Olachea, autora del Blog “Mamá Chef”, tiene una serie de recetas buenísimas de comida para bebés de 6 meses. Incluso ofrece una serie de recomendaciones muy útiles para abordar este proceso.

  1. Ordena la comida del bebé y los utensilios que necesitarás. Así podrás dedicarle toda la atención necesaria.
  2. Ten siempre a la mano un biberón con agua, por si acaso el bebé se ahoga con la comida. Las primeras veces siempre son difíciles y madre preparada vale por dos.
  3. No dudes que tu bebé hará un desastre mientras come. Coloca papel en el piso y previamente acomoda algunas servilletas en la mesa.
  4. No compres baberos demasiado coloridos, porque eso distrae a tu bebé.
  5. Procura que las fotos las tome alguien más para que no te desconcentres.
  6. Y nunca dejes a tu pequeño solo en su silla. Si puedes usar un azafate y tenerlo fuera de su alcance, mejor.

Horario de alimentación para bebés de 6 meses

Sigue este horario para la alimentación de tu bebé

La comida para bebés de 6 meses debe ser suministrada en un horario programado para crear un hábito. Esto ayudará con el destete paulatino y acostumbrará a tu hijo (a) a comer a ciertas horas. También te permitirá organizarte para garantizar la mejor alimentación de tu bebé. Puedes crear un calendario y así ofrecerle variedad de sabores.

Para comenzar, dale leche (de teta o en biberón) a las 7:30 de la mañana. Aproximadamente a las 10:30, sírvele 4 onzas de colado de granadilla o agüita de alguna fruta permitida para su edad (más adelante te diremos cuáles). Cuando sean las 12 del mediodía, siéntalo en su sillita alta y ponte cómoda para el almuerzo. Intenta preparar por tres días seguidos el mismo menú, para ver cómo lo asimila el bebé.

A las 3:00 de la tarde nuevamente deberá tomar leche y a las 6:00 la cena. Recomendamos cereal de arroz con leche, avena o maicena. Finaliza el día con otro biberón antes de las 8:00 de la noche. Recuerda que el menú de cada día debe estar constituido por papillas especiales para bebés de 6 meses u otras comidas similares.

Alimentos permitidos

Hay muchísimas recetas para bebés que puedes hacer

Entre los alimentos permitidos para tu bebé de 6 meses, tenemos:

Verduras: espinaca, papa, zanahoria, brócoli, vainitas, arvejas, alcachofa, zapallo y camote.

Frutas: manzana, pera, durazno, granadilla y plátano.

Proteinas: quinua y lentejas.

Lácteos: mantequilla y leche materna.

Complementos: maicena, cereal de arroz, aceite de oliva y canela.

Nota: Utilizar azúcar en la comida para el bebé es algo que debes consultar con tu pediatra.

10 papillas para bebés de 6 meses fáciles y rápidas

Y por fin lo que estabas esperando: nuestro top 10 de comida para bebés de 6 a 7 meses. La mayoría de las recetas incluyen una pizca de sal, pero asegúrate que tenga yodo, pues como comenta la chef Olachea, “en el Perú hay carencia de yodo en los suelos”, lo que expone a nuestro bebé a varias enfermedades.

¿Crees en la alimentación guiada por el bebé? Consulta esta guía para Baby Led weaning?

1) Puré de papa amarilla

El puré de papa es fundamental en la alimentación del bebé

Un clásico de clásicos. Además de saciar a tu bebé, las papas son una fuente de energía, vitamina B, vitamina C y minerales. Es por eso que no deben faltar en la dieta de nuestros hijos.

Esta receta para bebés solo necesita 1 papa amarilla grande o tres pequeñas, ¼ de taza de leche materna, ¼ cucharadita de mantequilla y una pizca de sal. Cuando tengas todo a la mano, hierve las papas hasta que estén cocidas. Luego escúrrelas, pélalas y aplástalas con un tenedor. Agregas la mantequilla, la leche y la sal. Mezclas y sirves.

2) Papilla de plátano y durazno

Esta es una de las recetas para bebés más ricas y saludables

Consigue 1 durazno grande y un par de plátanos bizcocho. También necesitarás dos tazas de agua. Vas a quitarle la piel al durazno y guardarla aparte. Puedes deshacerte de la pepa. Por otro lado pela el plátano.

Agrega en una olla las dos tazas de agua, el plátano, el durazno y su cáscara. Luego de hervir, espera unos 15 minutos. Cuando esté listo, saca la pulpa y los bizcochos para echarlos en la licuadora. Fíjate que todo quede bien homogéneo para que puedas servir.

Puedes reservar el agua que quedó para el jugo de media mañana y ahora sí, botar la piel del durazno. Se recomienda preparar esta receta para bebés a la tercera semana de haber comenzado con la alimentación complementaria.

3) Papilla de zanahoria

El puré de zanahoria es una de las comidas para bebé de 6 meses más importantes

Sin duda las papillas son la mejor comida para los bebés de 6 meses: nutritivas y fáciles de preparar. Una de las más recomendadas por los pediatras es la de zanahoria, porque tiene un montón de vitaminas. Además cuida la piel de tu bebé, ayuda al desarrollo de su vista y vigoriza su cerebro.

Para prepararla, solo necesitas 1 taza de zanahoria picada, ¼ de taza de leche materna, media cucharada pequeña de mantequilla y sal. Hierves los trozos pelados de zanahoria y después licúas.

4) Papilla de Quinua

El puré de Quinua es una receta para bebés típica de Perú

Esta es otra papilla para bebés de 6 meses que ayuda muchísimo en el desarrollo del recién nacido. La quinua se encarga de formar anticuerpos para proteger a los niños de enfermedades.

¿Qué necesitas? Media taza de quinua cruda, media taza de leche materna, media cucharadita de aceite de oliva y sal.

Monta en la hornilla una olla con tres cuartos de una taza de agua. Y al hervir, agrega la quinua y una pizca de sal. Baja la intensidad del fuego por unos 15 minutos y luego licúas con leche y aceite.

5) Papilla de manzana

El puré de manzana es otra de las comidas para bebés tradicionales de la tierra Inca

Los pediatras recomiendan que los bebés deben comer al menos 6 pedacitos de manzana al día. Así que te enseñaremos a preparar esta papilla ideal para tu bebé de 6 meses, solo con una manzana y 1/4 taza de agua.

Primero, asegúrate de sacarle el corazón a la manzana y picarla en trozos pequeños e iguales. Echa los pedazos y las dos cucharadas de agua en un sartén y cuece a fuego lento por unos 8 minutos. Cuando esté listo, vierte todo en la licuadora. Otra receta para bebés fácil y rápida.

6)Puré de calabaza

La calabaza ayuda con la buena digestión

El puré de calabaza no podía faltar en nuestro top 10 de papillas para bebés de 6 meses. Es una de las primeras que debes preparar cuando comienza la alimentación complementaria. La calabaza no solo es dulce, sino también perfecta para una buena digestión.

Para esta receta necesitas pelar y salcochar la calabaza durante unos 20 minutos. Posteriormente la trituras y mezclas en la licuadora con leche materna. Al servir puedes agregar un poquito de leche de oliva.

7) Puré de lentejas

Puedes aprovechar la ocasión preparar lentejas para toda tu familia

Las lentejas tienen ganado un lugar especial en la alimentación de los niños, porque son ricas en hierro y calcio. Por eso las incluímos en este top 10 de papillas para bebés de 6 meses.

Puedes aprovechar y preparar una buena ración para el almuerzo de todos en la familia. Para tu bebé, solo necesitas media tacita de lentejas cocidas. Las aplastas y finalmente mezclas con leche materna y mantequilla.

8) Papilla de vainitas

Las vainitas ayudan con el crecimiento de los niños

Aunque no es muy popular, esta nutritiva receta para bebés merece su mención honorífica en esta lista. Las vainitas ayudan con el crecimiento y desarrollo de los niños. Eso sin mencionar que son deliciosas. Con una tacita de ellas será suficiente para esta preparación.

Cocínalas por al menos 8 minutos y después pásalas por agua fría. Esto es necesario para frenar la cocción. Después licua con leche materna, sal y mantequilla.

9) Papilla de Melocotones al vapor

El melocotón fortalece los huesos del bebé

El número 9 en nuestra lista de papillas para bebés de 6 meses son: los melocotones al vapor. Esta fruta es recomendada incluso durante el embarazo, porque fortalece los huesos del neonato.

Pon dos melocotones a salcochar por no más de un minuto. Luego pásalos por agua fría y pélalos. Remueve los huesos y finalmente cuéce al vapor hasta que estén blandos. Tritura y listo.

10) Papilla de mango

La papilla de mango es una receta para bebés sencilla y rápida

Es la receta más sencilla de nuestra lista de papillas para bebés de 6 meses, pero la menos convencional. Solo necesitas un mango. Lo pelas, lo cortas y lo trituras. Ya está. No tardarás ni un minuto.

El mango forma parte de las frutas recomendadas para el primer mes de alimentación complementaria, porque ayuda con la digestión, aumenta sus defensas y protege sus huesos. 100 % saludable para tu pequeño.

Recomendaciones finales

  • La alimentación de tu bebé es muy importante, por eso asegúrate de notar las señales de que está preparado para la comida complementaria.
  • Comienza con papillas para bebés de 6 meses, existe una gran variedad de recetas.
  • Antes de comer, siempre prepara la mesa y ten a la mano un biberón con agua.
  • Recuerda darle a tu bebe un jugo a media mañana, así estará más dispuesto para el almuerzo.
  • En la comida para bebés de 6 meses puedes agregar una pizca de sal, siempre y cuando tenga yodo. Eso ayudará en la prevención de enfermedades.
  • Durante las primeras semanas prueba repetir los puré por tres días, para observar cómo reacciona tu bebé.
  • Espera a la tercera semana del sexto mes para comenzar a mezclar varias verduras, legumbres o frutas en las papillas para tu bebé.

¿Te gustó el artículo? Entonces compártelo y coméntanos que receta te gustaría agregar a esta lista. ¡Hasta pronto!

También te puede interesar:

Horarios en la alimentación de tu bebe de 5 meses

¿Qué tan importante es mantener un mismo horario en la alimentación de tu bebé?

Tanto la rutina como la repetición de ésta son importantes para lograr un buen desarrollo.

Construir rutinas sanas de alimentación es un objetivo que debe iniciarse desde el nacimiento. Las rutinas hacen parte de un principio de organización mental que habrá de incluirse mediante esquemas que le permitan a tu pequeño entender y aprender, que existe un momento y un espacio para cada actividad y que todas tienen un valor, un objetivo y son necesarias en su crecimiento.

El establecer una rutina alimenticia para tu bebé es una decisión personal que podrás establecer de manera fácil y regular cuando aprendas a reconocer las señales que te da tu bebé como la hora de dormir y jugar.

Lo que no puedes olvidar es que la rutina es importantísima, ya que organiza los procesos biológicos de tu bebé en todo lo relacionado con el sistema gastrointestinal y nutricional.

Quizá te sea de ayuda acudir con tu pediatra y preguntarle por los horarios de otros bebés de la misma edad que el tuyo, para que puedas tener un margen de referencia y conocer casos donde han funcionado de manera correcta. Pero recuerda que siempre deberás crear un horario que se adapte a tus necesidades y a las de tu bebé.

Para establecerle una rutina debes tener en cuenta que la mayoría de los bebés en esta etapa necesitan:

• De 12 a 36 onzas de leche materna o de fórmula en un período de 24 horas. Aunque tu bebé a esta edad podría ya haber empezado con los alimentos sólidos, no olvides que la leche materna es la mejor fuente de nutrientes esenciales que necesita para dar un gran estirón en su crecimiento y desarrollo.

• De un promedio de 14 horas de sueño por día. Es importante que cuides a tu bebé durante su sueño para que estés completamente segura de que esté respirando bien, no haya mantas, sábanas o ningún otro objeto que pueda estar cubriendo su rostro y asfixiarlo; asegúrate que esté abrigado, cómodo y en una posición segura.

• Determinar un horario de tiempo para jugar y hacer actividades que pueden hacer juntos, le ayuden tonificar sus músculos, y para fortalecer aún más el vínculo entre ustedes.

En la medida de lo posible, intenta que las actividades de tu bebé sucedan en el mismo orden todos los días, sobre todo las comidas y las siestas. El primer beneficio de esto, es que las comidas regulares ayudan a que tu bebé esté satisfecho y feliz. Eso lo pone de buen humor, lo cual es ideal para que juegue, explore y aprenda junto a ti.

El mantener un horario te permite organizar tu día y reducir el estrés del hogar, esto beneficiará el desarrollo emocional de tu bebé. Además, el que se repitan sus actividades lo hará sentirse seguro y le ayudará a entender lo que se espera de él, y con el tiempo logrará desarrollar una noción rudimentaria del tiempo.

Los estudios demuestran que los niños con rutinas regulares de sueño y de comidas son menos propensos a tener problemas de sueño o sobrepeso conforme van creciendo mientras que los niños que no duermen lo suficiente puede generar irritabilidad, hiperactividad, pobre rendimiento y falta de atención.

Ahora bien, no es necesario cumplir con una puntualidad militar, ni obligarlo a comer. La alimentación a demanda funciona bien a esta edad, pero con la regla de dos a cuatro; la mayoría de los bebés comen de cada dos a cuatro horas entre los primeros dos a cuatro meses (y algunos continúan con este ritmo en el quinto mes, e incluso después). Esta técnica funciona bien porque te permite entender las señales que te expresa, y finalmente, le brindará un horario regular de comidas.

Recuerda prestar atención a los ritmos naturales de tu bebé, ya que con estos podrías ir descubriendo y modelando las rutinas alimenticias que necesita. También puedes consultar con tu médico la rutina que has planeado para tu bebé, él te podrá orientar de manera correcta, así como compartirte tips y consejos para que tu rutina sea todo un éxito en el desarrollo de tu pequeño.

Consulta a tu médico.

Alimentación del bebé a los 6 meses

En la alimentación del bebé a los 6 meses se debe iniciar la introducción de nuevos alimentos a la dieta, intercalando con la lactancia materna o con las tomas de formula láctea propia para la edad. Por lo que es en esta fase en la que se debe agregar alimentos como verduras, hortalizas, frutas y papillas, siempre con la consistencia de tipo puré para facilitar la deglución y la digestión.

Durante la introducción de nuevos alimentos en la dieta del bebé, es importante que cada alimento nuevo sea introducido solo, porque de esta forma se consigue identificar posibles alergias o sensibilidad alimentaria, permitiendo saber cuál fue el alimento que pudo haber causado síntomas como dolores de barriga, diarrea o estreñimiento en el bebé.

Lo ideal es que un alimento nuevo sea introducido en la dieta cada 3 días, lo que también facilita la adaptación del bebé al sabor y a la textura de los nuevos alimentos.

Así que lo ideal es iniciar la alimentación del bebé con los siguientes alimentos:

  1. Sopas o puré de verduras: son ricos en vitaminas, minerales y fibras que son esenciales para el buen desarrollo del bebé. Algunos ejemplos de verduras y hortalizas que pueden ser utilizadas son calabaza, papa, zanahoria, batata, calabacín, coliflor, chayota, ocumo, ñame, plátano y cebolla. Además de esto, la sopa o el puré deben ser hechos sin utilizar sal, pudiéndose agregar 1 cucharadita de aceite después de que la preparación esté lista.
  2. Puré de frutas: las frutas deben ser ralladas o machacadas, y pueden ser dadas al bebé en las meriendas de la mañana o de la tarde, pudiéndose también ofrecer frutas cocidas, pero sin añadirles azúcar. Algunas frutas que son excelentes opciones para iniciar la alimentación semi-sólida del bebé son la manzana, la pera, la banana y la lechosa o la papaya.
  3. Papillas: las papillas deben ser hechas bajo la orientación del pediatra o del nutricionista, siguiendo la dilución indicada en el empaque. Se le pueden dar papillas de cereales, harinas y almidón utilizando fuentes como maíz, arroz, trigo y yuca. Además de esto, no se deben excluir los alimentos con gluten de la dieta del bebé, ya que el contacto con el gluten disminuye las posibilidades de generar una intolerancia alimentaria en el futuro.

Es natural que en las primeras comidas el bebé coma muy poca cantidad, ya que todavía está desarrollando la capacidad de tragar los alimentos y se está acostumbrando a los nuevos sabores y texturas. Así que, generalmente es necesario complementar la comida con leche materna o con biberón, siendo muy importante no forzar al bebé a comer más de lo que él desea.

Menú tipo para un bebé de 6 meses

Un ejemplo de una rutina alimentaria para un bebé de 6 meses durante un día puede ser:

Los purés y las papillas deben ser dados al bebé con una cuchara, o se puede dejar que él mismo experimente con sus manos agarrar el alimento y llevarlo a la boca, evitando darlas siempre en el biberón, ya que necesita aprender a sentir la textura, estimular la masticación y aprender a tragar los alimentos.

Recetas para la alimentación complementaria

Vea a continuación dos recetas simples que se pueden preparar para el bebé con 6 meses:

Crema de calabacín

Esta receta rinde para 4 comidas, siendo posible congelarla para que pueda ser utilizada en los días a seguir.

Ingredientes

  • 80 g de batata;
  • 100 g de calabacín;
  • 100 g de zanahoria;
  • 1 cdta de aceite de oliva.

Modo de preparación

Pelar, lavar y cortar la batata y la zanahoria en cubitos. Lavar la calabaza y cortar en rebanadas. Colocar la batata, zanahoria y el calabacín en una olla con agua hirviendo y dejar cocinar durante 20 minutos. Escurrir el agua en exceso y batir los ingredientes utilizando la licuadora hasta obtener una crema consistente. A continuación, se debe agregar el aceite y, si es necesario que el bebé aumente de peso, se le puede añadir 2 cucharaditas de leche en polvo del bebé.

Puré de banana

Este puré es sencillo y se puede ofrecer como merienda o como postre después de una comida con crema de verduras, por ejemplo.

Ingredientes

  • 120 g de banana;
  • 1/2 mango;
  • 2 cditas de leche en polvo del bebé.

Modo de preparación

Lavar y descascar el mango y la banana. Cortarlos en pedazos y licuarlos hasta que quede tipo puré. A continuación, añadir la leche y licuar hasta que la mezcla sea homogénea.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *