0

Hornear hojaldre congelado

Tabla de contenidos

Recetas de Hojaldre

Se pueden hacer empanadas, tartas, volovanes o pastas de todo tipo. Además, si tenemos el tiempo justo podemos comprar la masa ya hecha en nuestro establecimiento habitual, ya sea congelada o refrigerada. Aunque si eres de los que les gusta hacerlo todo 100% casero te animamos a prepararla porque no es tan complicado como podría parecer.

Como curiosidad, ¿sabías que los árabes fueron los que trajeron el hojaldre a Europa? Sin embargo, se han encontrado evidencias de que ya era consumido en la Grecia y Roma clásicas. Si te animas a hacer la masa en casa para elaborar apetitosas recetas con hojaldre tan solo necesitarás harina, grasa (ya sea margarina, mantequilla o manteca de cerdo), agua y sal.

Lo que caracteriza a esta masa es tu textura, es crujiente y parece estar formada de miles de capas como un libro. Para conseguir esta textura, que no hay confundir con la pasa brisa o masa quebrada, se necesita preparar una mezcla primero con la harina, agua y sal. Después se extiende por encima la grasa, y se dobla la masa sobre sí misma varias veces. Cuesta trabajo lograr que quede bien pero el resultado vale mucho la pena para hacer unas comidas con hojaldre extraordinarias.

No solo podemos hacer tartas, milhojas u otras elaboraciones de repostería, sino que también podemos rellenar esta masa con carnes y pescados de una forma exquisita y que queda espectacular para servir en celebraciones especiales como cumpleaños o en Navidad.

Recetas fáciles con hojaldre

Aquí encontrarás muchísimas propuestas en las que podrás comprobar como esta masa se lleva igual de bien con los ingredientes dulces y salados y como muestra un botón. Esta suprema con hojaldre es ideal para que los peques de la casa se acostumbren al sabor del pescado, ya que el plato se presenta de una forma divertida y creativa. La masa en forma de pez envuelve un sabroso relleno de salmón y tinta de calamar que les va a encantar.

Para elaborarla primero tienes que extender el hojaldre y darle la forma de pez, si quieres los peques pueden ayudarte en ello vigilando eso sí que no se corten. Después coloca encima las supremas de salmón fritas, tapa con la otra capa de hojaldre y pinta con yema de huevo. A continuación, hornea durante unos 10 minutos, más o menos, a 220ºC. ¿Sencillo, verdad? Estas y otras recetas saladas con masa de hojaldre te esperan en esta sección. ¡No te las pierdas!

Y ahora una propuesta bien dulce, hojaldre de manzana, perfecta para aquellas a los que les cuesta comer frutas durante el día y también para los más golosos. Es un delicioso postre que enseguida entra por los ojos y que no te defraudará. Por un lado, se calienta la leche junto con el azúcar, la rama de canela y la piel del limón. Mientras en un bol se mezclan las yemas y el almidón. Cuando la leche ya hierva ya se puede echar sobre las yemas, así como también el azúcar. Mezcla deprisa, cuela la crema y hiérvela de nuevo hasta que quede bien espesa. Ese será el momento de colarla otra vez y reservarla en la nevera.

Seguidamente, tendrás que estirar el hojaldre con un rodillo y cortarlo en rectángulos, doblando las esquinas para que así cuando se cuezan suban. Corta también las manzanas en láminas finas. Encima del hojaldre coloca la crema pastelera y una capa de manzanas. Agrega azúcar por encima y hornea a 180ºC hasta que la masa y las manzanas estén cocidas.

Por último, mezcla en un cuenco el azúcar lustre con una cucharada de leche, y cuando la masa esté lista, sácala del horno y píntala con la mezcla de leche y azúcar. Déjala enfriar y cuando quieras ya puedes disfrutar de este goloso postre. Si quieres descubrir más platos con hojaldre en los que el dulce sea el protagonista no te pierdas las propuestas que encontrarás en esta sección, tienes infinidad de recetas de cocina con hojaldre que te encantará descubrir.

Ricas recetas con masa de hojaldre para cenar

No por cocinar con hojaldre tenemos que preparar un plato pesado y con muchas calorías. También podemos preparar recetas con hojaldre que no nos llenen tanto, sobre todo si lo cocinamos para cenar. El secreto está en la cantidad, por ejemplo, fíjate en los hojaldres de pescado, son del tamaño de una empanadilla y están rellenos de salmón cocido con caldo de verduras y puerro. Además de comerse en un visto y no visto, son muy fáciles y rápidos de preparar.

¿Te gustaría hacerlos para tus cenas ligeras con hojaldre? Pues es bien fácil tan solo tienes que lavar el puerro y cortarlo a rodajas finas. Corta también la masa en 8 rectángulos y en una sartén saltea el salmón, añade Avecrem y cocina a fuego lento en una olla tapada durante unos 8 minutos. Antes del final de la cocción añade el puerro, el salmón, sal y pimienta. Después rellena cada rectángulo con una cucharadita de relleno y cierra los hojaldres. Ya solo queda untarlos con un huevo batido y cocinarlos en el horno precalentado a 200ºC. ¡Y listos! Con esta propuestas y otras muchas que encontrarás aquí podrás cocinar cenas rápidas con hojaldre la mar de ricas.

Te invitamos a seguir descubriendo las fantásticas recetas con hojaldre de esta sección con las que podrás hacer platos deliciosos para tu familia y amigos.

Si eres de las personas que adoran la repostería pero que no tienen mucho tiempo, ésto te va a interesar. En ocasiones nos ponemos a la cocina y queremos invertir ese espacio de tiempo de una manera más completa. ¿Cómo conseguirlo?, pues congelando ese postre que no vamos a consumir en el mismo día o quizás, en el siguiente. Claro que aquí nos pueden surgir algunas dudas que hoy, despejaremos de la manera más sencilla.

¿Se puede congelar una tarta?

La respuesta general a si se puede congelar una tarta es que sí. Sino, no tenemos más que ver como en la gran parte de los supermercados nos encontraremos con ellas. Eso sí, lo que tenemos que tener en cuenta es que lo mejor es guardarlas de la manera correcta para que no pillen ningún tipo de olor ni que el agua entre en ellas. Esto nos asegura un resultado óptimo a la hora de descongelarlas.

¿Se puede congelar una tarta de nata?

De nuevo la respuesta es afirmativa aunque aquí nos podemos encontrar con alguna que otra desventaja. Son muchas las ocasiones en las que he congelado una tarta de nata pero al descongelarla, ésta se suele deshacer un poco. ¿Cual es el motivo?, que suele pillar mucha humedad. Es por eso que se recomienda comprar nata con un 35% de materia grasa, si la vamos a montar en casa. De este modo quedará más consistente. Aunque si tienes dudas, lo mejor es comprarla en pastelerías, ya que hay muchas que venden nata congelada.

¿Se puede congelar bizcocho para tarta fondant?

Sabemos que las tartas fondant cuentan con varios pasos. Todos ellos nos llevan un tiempo bastante curioso, así que, ¿por qué no hacerlos por partes?. Para que ésto dé resultado a un postre de lo más delicioso, entrará en juego el congelador. Tienes que saber que al congelar el bizcocho obtendrás un resultado más húmedo para éste.

Algo que ya te puede evitar hacer el paso de emborracharlo. También hay que decir que la miga de los bizcochos queda más firme. Otro dato esencial para poder trabajar con ellos mucho más a gusto. Para colocar el frosting no tienes que esperar que el bizcocho esté descongelado del todo, así terminarás antes y el resultado será de lo más especial. Una vez hayas terminado este paso, lo dejarás en la nevera hasta la hora de consumir y listo.

Cómo congelar tarta de queso

Otra de las grandes delicias que tenemos en la repostería es la tarta de queso. Sabemos que son varias las recetas disponibles de la misma y todas ellas nos dejarán un instante de puro placer. Tanto a nosotros mismo como a nuestros invitados. Pues bien, si no tienes tiempo de hacer una fresca del día, no te preocupes porque tu amigo el congelador siempre estará dispuesto a ayudarte.

Antes de introducirla en él, debes asegurarte que está completamente fría. Para ello, antes debe pasar unos minutos por el frigorífico. Puedes cortar la tarta en trozos individuales, ya que será mucho más cómodo para guardar y a la hora de servir. Cada trozo, debe ser envuelto en papel film transparente. Intenta no apretar mucho y cúbrelo con varias capas. Si vas a tardar varios días en consumirla, entonces sobre el film, añadiremos un trozo de papel aluminio. Necesitamos que esté bien protegida para que al descongelarla, podamos seguir disfrutando de su rica textura.

Congelar tarta de manzana

Sin duda, la tarta de manzana es otra de las tartas que mejor congelan. Mejor en el sentido de que cuando queremos consumirla, la tendremos más que perfecta. Algo que también sucede con el resto de tartas que contienen frutas. Desde luego no son tan delicadas como las de crema o nata, de las que hemos hablado. Eso sí, también hay que intentar envolverlas bien y separarlas de la carne o pescado que tengamos en el congelador.

Anímate a hacerla tú mismo/a:

Artículo relacionado: Tarta de manzana casera

Se puede congelar tarta de tres chocolates

¿Por qué no?. Se puede perfectamente. De esta manera, seguimos adelantando el trabajo. Eso sí, este tipo de tarta se suele hacer con cuajada para una mayor consistencia. Pues bien, añade siempre un poco más de lo que te piden de este ingrediente. Así nos aseguramos que no se va a desmoronar en cuanto la saquemos del congelador. Ya solo nos quedará disfrutarla porque…¿Quien se puede resistir a los tres chocolates?.

¿Se pueden congelar los pasteles de hojaldre?

Quizás el tema del hojaldre es un poco más delicado. Si quieres congelar pasteles de hojaldre, lo mejor es que lo hagas pero cuando están crudos. Antes hablábamos de tartas ya preparadas pero en este caso, siempre es mejor que el tiempo de cocinado lo hagamos cuando lo vayamos a consumir. De esta manera, mantendremos todas las propiedades de la masa. Eso sí, vamos a aclarar que también se puede congelar una vez se haya cocinado pero el resultado no será el mismo, ya que al absorber la humedad, no quedará crujiente.

Recetas de tartas que se puedan congelar

  • Para tener siempre a mano algún postre y sorprender a todas las visitas, siempre puedes optar por un plum cake. Éste tipo de bizcocho que cuenta con frutas o chocolate, se hace más que básico a la hora de servir una rica merienda. Además, tienes que saber que se puede congelar y tiene una duración de tres meses en este estado.
  • Tartas de chocolate. Ya hemos visto que si la tarta de tres chocolates se presentaba como toda una delicia tanto en el momento como una vez la habíamos descongelado, el resto de los bizcochos o tartas que lleven este ingrediente no se quedan atrás.
  • Bizcochos enrollados o brazos de gitano. También pueden congelarse y ser uno de los más deliciosos postres. Eso sí, intenta evitar los que lleven nata, por lo que hemos comentado antes. Pero…¿qué tal si les añades chocolate?.

¿Se puede congelar empanada hecha?

En mi casa se ha hecho siempre así y el resultado era estupendo. Se congelaban en trozos y en este caso no iba a depender tanto de los ingredientes que llevaran. Quizás, más bien era el proceso de congelación y la posterior, descongelación. Para ello, tienes que dejarla reposar en el frigorífico hasta que esté completamente descongelada.

Congelar empanada horneadas

Para conseguir que unas empanadas congeladas y horneadas sean como recién hechas, tenemos que congelarlas antes de cocinarlas del todo. Es decir, cuando estén medio hechas. De este modo, una vez que las retiremos del congelador y las vayamos a hacer, les daremos otra vuelta en el horno. Eso sí, nunca en el microondas porque la textura no es la misma.

Congelar empanada de hojaldre

Si el hojaldre era congelado y lo has descongelado para hacer la empanada, luego es preferible que no lo vuelvas a llevar al congelador. Si es hojaldre fresco, puedes congelarlo pero siempre atendiendo bien a que no le entre nada de humedad. Luego, al consumirla, la llevarás al horno y quedará como recién hecha.

Congelar empanada caseras

Las empanadas caseras son una de las mejores elecciones que tenemos para saborear este tipo manjar. Puedes congelarlas tanto la masa como una vez que ya estén hechas. Para su relleno, lo mejor es optar por cebolla, pimientos o tomates.

¿Se puede congelar la empanada de atún?

Sí se puede congelar la empanada de atún, una vez ya lista. Del mismo modo que las anteriores, podrás hacerlo en pequeñas porciones y cuando la vayas a consumir, verás que no ha perdido ni un ápice de su buen gusto. Porque son muchos los alimentos que podemos conservar en el congelador y que nos librarán de un trabajo intenso a última hora.

¿Has tenido algún problema a la hora de congelar empanada?

Hola!

La pastelería es el arte de la gastronomía que requiere más precisión y dedicación de todos.

Aquí es necesario ser exactos y detallistas con respecto a las cantidades, temperaturas y tiempos de cocción.

Y aquellos que cocinamos con amor aunque no nos dediquemos profesionalmente a la gastronomía, no siempre disponemos del tiempo necesario para realizar una receta absolutamente casera.

Un ejemplo podrían ser las tartas, empanadas, pizzas, masas de hojaldre, etc…

Sin ir más lejos, éste último demanda mucha atención. Y de realizar una receta completa a base de una masa hojaldrada…con cualquier tipo de relleno, sumado el tiempo de cocción…prácticamente nos puede llevar toda una tarde.

En mi caso estoy llegando del trabajo a casa un poco más tarde. Así que en la semana no tengo mucho tiempo. Si tal vez preparo una tarta para cenar, suelo comprar las tapas de Pascualina lista parta usar…

Pero por suerte existe un gran aliado que nos simplifica la vida y así adelantar un poco el proceso de elaboración: el freezer.

La ventaja principal es que podemos preparar las masas con antelación, para luego llevarla al freezer…Y ya al momento de realizar la receta, ganamos un margen de tiempo extra.

Yo tenía un panorama general de cómo se debían congelar algunos alimentos, pero no recordaba tanto…Y por suerte hace unos días me encontré con mis apuntes de mi época de estudiante; los cuales me refrescaron bastante la memoria.

Aquí les quiero compartir una serie de tips para tener en cuenta al momento de congelar en repostería.

1) Como empaquetar:

La norma principal es que el material a utilizar debe ser específico para alimentos.

De ésta manera vamos a asegurarnos que la calidad del congelado sea la correcta para hacer un vacío y evitar influencias externas desfavorables.

Los materiales…

• Debe ser resistente al frío y al calor.

• Debe ser impermeable al aire, al gas y a la humedad.

• No debe desarrollar ningún olor desagradable…de ahí la importancia de utilizar solo materiales para uso gastronómico.

• Debe ser resistente a la grasa y a los ácidos, sustancias que generalmente contienen los alimentos.

• Estos materiales podemos conseguirlos en papeleras, casas de repostería y hasta en algunos supermercados.

El tipo de material adecuado para congelar es el siguiente:

Papel y moldes de aluminio, cajas de plástico, film transparente y láminas de polietileno.

Al utilizarlos, es importante quitar bien el aire antes de cerrar y llevar al freezer.

2) Que podemos congelar:

Para congelar en crudo son apropiados los siguientes tipos de masa: masas crudas y cocidas, masas fermentadas, masas con levadura en polvo, masas hojaldradas, masas de miel y masas quebradas.

Los demás tipos de masa no son tan apropiados para congelar en crudo porque muchas para garantizar su calidad…deben ir directo al horno.

La lista de cada alimento o masas a congelar es bastante extensa, así que hice una selección de masas básicas, que generalmente utilizamos con más frecuencia:

♥ ♥ ♥ ♥

Masas crudas:

Se pueden conservar en el freezer por unos 8 meses.

Tardan de 3 a 6 horas en descongelar, a una temperatura de 20º C.

Luego se utiliza como cualquier masa fresca.

♥ ♥ ♥ ♥

Panecillos:

Se pueden conservar por unos 5/6 meses.

Al momento de descongelar, introducir en el horno a 175º C durante 10 minutos. También hay que humedecerlos a fin de que la corteza quede crujiente y no se rompa.

Luego hornear el tiempo indicado.

♥ ♥ ♥ ♥

Hojaldre:

Es una masa muy apropiada para congelar, solo hay que tener en cuenta que no debe contener ningún baño o glaseado.

Se conserva en freezer por unos 8 meses.

Descongelar a 20º C sin desempaquetar, luego cocer como si fuera una masa fresca a una temperatura de 200º C.

♥ ♥ ♥ ♥

Masa quebrada:

Al momento de congelar, hacerlo en paquetes cuadrados planos cubiertos con papel film.

Se conserva en el freezer por 3 meses.

Al descongelar, dejarla en heladera hasta que esté moldeable.

Luego utilizarla y hornearla como si fuera fresca.

♥ ♥ ♥ ♥

Pizza:

Congelar en formato pre-pizza.

Se conserva en el freezer por 3 meses.

Al descongelar, cocerlas crudas en horno de 200º C unos 30 minutos.

Luego hornearlas brevemente con sus sabores pertinentes.

Tutorial para cocinar el hojaldre

Tutorial para cocinar el hojaldre. Por si alguna vez tienes alguna duda sobre como manipular, cortar, cocinar… esta delicada pero deliciosa masa.

UNA HISTORIA CON MUCHAS HOJAS

Dice la leyenda que en 1613, un pastelero francés llamado Claude Lorrain olvidó agregar la grasa a una masa que estaba preparando.

Para solucionar el error, se le ocurrió agregarle grasa a la masa ya preparada. Y para facilitar el proceso, extendió la masa, pasó grasa sobre ella y la dobló varias veces.

Después de repetir la operación, cortó las piezas y las colocó al horno. Pero cual sería su sorpresa al ver el resultado: Una masa liviana, vistosa y muy sabrosa.

Había inventado el “Hojaldre”. El nuevo producto se volvió muy popular y Lorrain trató de guardar la fórmula en secreto. Lamentablemente esto le costo la vida, pues fue asesinado y robado por hombres ansiosos de hacer fortuna con la nueva delicia pastelera.

Con el tiempo se fueron desarrollando otros métodos y excelentes mantequillas para la elaboración de hojaldre, con lo que su popularidad se hizo enorme en todo el mundo.

Tutorial para cocinar el hojaldre

Definición del hojaldre

Los hojaldres son configurados en capas u hojas, constituidas por dos elementos de distinta naturaleza: la masa ( harina y agua) y la mantequilla.

El número de capas se alcanza por laminado de los elementos (masa y mantequilla) superponiéndolos mediante pliegues o dobleces comúnmente denominados “vueltas”. Estas vueltas son sencillas o dobles, según el número de pliegues que se den y son los que en gran medida determinan las características de unos y otros hojaldres.

Tutorial para cocinar el hojaldre

Manipulación, corte y horneado del hojaldre

La pasta de hojaldre es muy versátil y se puede usar para productos tanto salados como dulces, debes considerar ciertos puntos importantes:

– Descongelar en el refrigerador, pásala de congelación a refrigeración para que el descongelado sea uniforme, nunca a temperatura ambiente.

– La pasta de hojaldre está formada por múltiples láminas, por eso NUNCA debes amasarla.

– Para extenderla propiamente deberá ser en una superficie lisa, con un poco de harina y con un rodillo que tenga la superficie lisa.

– Nunca la extiendas más delgada de 3mm o se romperá

– Al extenderla hay que estar seguros de que no se esté pegando a la mesa o la a superficie que estemos usando para esto, ayúdate con un poco de harina para que se extienda con libertad

– Antes de hornear yo te sugiero que tu producto con pasta de hojaldre lo dejes reposar en el congelador 10 minutos, esto sirve para que la pasta no se encoja y para que la grasa esté firme antes del horneado.

– Los recortes, para no desperdiciarlos, deberás apilarlos poco a poco, uno sobre otro para no destruir las capas, cuando estén todos juntos le das un doblez a la pasta como si fuera un libro y vuelves a extender con rodillo, NUNCA se amasan los recortes al igual que la pasta nueva.

– Utilizar cuchillos y cortapastas muy afilados para que el corte sea limpio y no arrastre la masa.

– Cuando queramos que una zona concreta de la preparación no suba, por ejemplo el centro en los vol-au-vant, pincharemos esta zona repetidas veces con un tenedor.

– Cuando pinceles la superficie del preparado con huevo para que brille,cuida de no pintar con huevo los bordes, para que suba todo por igual.

– Para cocer el hojaldre no hace falta engrasar la bandeja del horno pues ya tiene suficiente grasa en si, simplemente humedece la bandeja o molde con agua fría con un pincel.

– Cuece siempre el hojaldre (excepto las empanadas y otros preparados de grandes dimensiones) a fuego fuerte (200-220 grados) y no lo descuides pues tu vista es la que mejor te dirá cuando esta en su punto. Normalmente suele tardar menos tiempo que la masa de empanada y va soltando su grasa al cocer, cuando veas que tiene un bonito color dorado y casi ya no suelte grasa es que esta en su punto.

– Una temperatura muy baja hace que la mantequilla se filtre por entre las capas de masa, resultando un producto de mala calidad y bajo volumen. A una temperatura muy alta, el producto se cierra prematuramente y hace que se obtenga un producto con el centro crudo y un bajo volumen. Se recomienda que la base de los productos que llevan relleno sea de menor espesor que la tapa para compensar volumen.

– La temperatura y tiempo de horneado de los productos de hojaldre, dependerá también del espesor y tamaño del mismo.

– Se recomienda no abrir el horno durante la cocción para evitar pérdida de humedad y volumen del producto

Tutorial para cocinar el hojaldre

Empanadas.

– Cuando hagas una empanada dulce o salada, pintale los bordes de su base con agua antes de ponerle la tapa, así quedara bien pegado y evitara fugas al cocerse. Por la misma razón cuando selles el borde de la empanada hazlo también fuertemente.

– Después de pintar la empanada y antes de ir al horno pinchala simétricamente por la superficie con un tenedor, el hojaldre sube mucho en el horno y esto hará que suba uniformemente.

– El horno debe calentarse a 210º C. debido a que la pasta es muy densa y queremos que se forme vapor rápidamente para que la pasta desarrolle y se formen las capas. Un horno más frío provoca que la pasta se reseque y no se desarrolle con propiedad, dejala cocerse a esta temperatura durante 10 minutos y luego bajas el horno a 190ºC. para que termine de cocerse.

– Las empanadas mas apropiadas para el hojaldre son aquellas en que el relleno no suelte demasiado caldo al cocerse (atún, bacalao…), pues un exceso de caldo y sus vapores ablandaría el hojaldre y no saldría tan crujiente, sobre todo por su base que incluso podría quedar demasiado empapada. Por esta razón, en este caso del hojaldre, te recomendamos escurrir adecuadamente el sofrito de la empanada como se indica en sus recetas.

Tutorial para cocinar el hojaldre

Tutorial para cocinar el hojaldre Fuente(s):

Con Dos Cucharas.

Cisigra.

Soy Chef Pastelero Problemas y soluciones cuando se elabora un producto con hojaldre

PROBLEMAS CAUSAS Y SOLUCIONES
1. Poco Crecimiento 1. Mantequilla no adecuada para hojaldre.
2. Horno muy frío.
3. Capas de mantequilla discontinuas.
4. Exceso de vueltas.
5. Harina floja.
2. Encogimiento en el horno 1. Masa muy dura.
2. Poco descanso entre vueltas y ó antes del horneado.
3. Exceso de harina entre las vueltas.
4. Pasta Dispareja.
3. Exudación durante el horneo 1. Horno muy frío.
2. Capas de mantequilla muy gruesas.
3. Mantequilla inadecuada para hojaldre.
4. Exceso de mantequilla en la fórmula.
4. Caída en el horno 1. Pocas vueltas.
2. Corte pobre (cuchillo,sin filo).
3. Brillo de huevo en los laterales.
5. Hojaldre crudo en el centro 1. Horno muy frío ó muy caliente. 2.Relleno demasiado liquido. 3. Lámina inicial muy gruesa.
6. Producto final blando y húmedo 1. Fallo en la temperatura y tiempo de horneo.

Preparación de la Tarta Milhojas de Hojaldre fácil y rápida

Preparación: 20 min Cocción: 45 min Dificultad: 2/5 Raciones: 15-18 Coste: < 6 €

Ingredientes

  • Nata para montar (mínimo 35% de M.G.), 200 ml
  • Azúcar glacè, 1 cucharada
  • Crema pastelera de vainilla, 300 ml (*)
  • Crema pastelera de chocolate, 300 ml (*)
  • Láminas de hojaldre refrigerado, 2 rectangulares o 3 redondas (**)
  • Azúcar glacè, cantidad necesaria para cubrir la superficie
  • Frutas frescas (***)
  • Rellenos para la tarta Milhojas de hojaldre:
  • Para montar la tarta Milhojas de hojaldre:
  • Para la decoración final:
  • (*) Las cremas para el relleno tienen que estar frías a la hora de utilizarlas, por lo que las haremos la noche anterior en un momento utilizando el microondas. Para ello seguiremos los pasos que os explicamos en nuestra receta para microondas de Crema pastelera fácil que podéis ver pinchando aquí. Yo he utilizado leche sin lactosa y en vez de canela y limón he aromatizado una de ellas con una cucharadita de esencia de vainilla y la otra con una cucharada de cacao en polvo y una cucharada extra de azúcar para compensar el amargor del cacao.
  • (**) Necesitamos 4 capas de hojaldre que conseguiremos cortando dos planchas rectangulares a la mitad (la opción más fácil) o bien, tal como podéis ver en las fotos de la galería, 3 planchas redondas de las que sacaremos un rectángulo de cada una y el cuarto lo conseguiremos uniendo los recortes como si montásemos un puzzle y pasando el rodillo por encima.
  • (***) Son opcionales, yo esta vez no me pude resistir a unos arándanos y unas frambuesas gigantes que encontré en el mercado y ahí que fueron.

La tarta Milhojas de hojaldre es otro de los postres favoritos de los que tengo en casa, y digo otro, porque se emocionan igualmente con el Tiramisú de turrón (si os ha sobrado alguna tableta de Navidad, ya sabéis qué hacer con ella), o con las Filloas, o con la Tarta fácil de yogur. Vamos, que en casa los dulces duran menos que un caramelo en la puerta de un colegio.

Así que, como sé que el éxito está asegurado, cuando preveo que voy a ir justa de tiempo y no me quiero arriesgar con experimentos, recurro a esta tarta Milhojas de hojaldre que, con los truquitos que os vamos a contar, es una tarta de 10 que prácticamente se hace sola.

Seguid leyendo, que allá vamos:

  1. La noche anterior, si vamos a hacer la tarta por la mañana, o por la mañana si vamos a hacer la tarta por la tarde, preparamos la crema pastelera de chocolate y la de vainilla. Las tapamos con papel film y dejamos enfriar en la nevera hasta el momento de utilizarlas. También debemos dejar en la nevera la nata líquida para que esté bien fría cuando tengamos que montarla. Hacer todo esto nos llevará 10 minutos.
  2. Para hornear el hojaldre, precalentaremos el horno a 200ºC con calor arriba y abajo sin ventilador, ponemos un papel de horno sobre la bandeja de hornear, encima la plancha de hojaldre, encima de esta otro papel de horno y encima de él otra bandeja. Debemos hacerlo así, para que el hojaldre no se infle, pues en el caso de la Tarta Milhojas de hojaldre es algo que no nos interesa.
  3. Hornamos durante 20 minutos a 200ºC, retiramos la bandeja y el papel superior y dejamos 2 minutos más para que adquiera el tono dorado característico del hojaldre.
  4. Si tenemos un horno grande, lo normal es que en la bandeja quepan dos trozos de hojaldre a la vez, por lo que tendremos que hacer solo dos hornadas. Si es pequeño, tendremos que hacer 4 hornadas y nos llevará el doble de tiempo, pero no será más trabajo.
  5. Según sacamos el hojaldre del horno lo dejamos enfriar sobre una rejilla. Como es una lámina muy delgada tardará un momento.

Montaje de la tarta Milhojas de hojaldre:

  1. Montamos la nata con el azúcar usando una batidora eléctrica de varillas.
  2. Reservamos la lámina de hojaldre que nos haya quedado más fina y bonita para el final.
  3. En el plato o bandeja de servir colocamos una lámina de hojaldre (si tenemos una hecha con recortes, la ponemos en la base y así nadie se entera).
  4. Distribuimos la crema pastelera de chocolate.
  5. Otra capa de hojaldre.
  6. La crema pastelera de vainilla.
  7. Capa de hojaldre.
  8. Untamos la nata montada.
  9. La última capa de hojaldre.
  10. Espolvoreamos con azúcar glacè y decoramos con frutas frescas.

Resultado

Esta tarta Milhojas de hojaldre tan fácil de preparar podéis llevarla a cualquier sitio diciendo que la habéis comprado en una pastelería y os creerán.

A la hora de cortar los rectángulos en el caso de láminas redondas yo uso como plantilla un folio, de manera que sale una tarta tamaño DIN A4 de la que podrían salir unas 15-18 raciones de tamaño recomendable ya que se trata de un postre contundente. Eso sí, en las comidas de domingo en casa, si da para 10 raciones es mucho, así de golosos que son.

Cómo hacer palmeritas de hojaldre. No hace falta presentación para esta receta dulce, las palmeritas de hojaldre, creo que todo el mundo las conoce.

Para aquellos que aterrizan en el mundo de la repostería este postre es de esos que tienen que preparar pues es súper sencillo, de los que salen bien a la primera y que por supuesto, triunfa.

Son tan fáciles de hacer que las puede realizar un niño/a, solamente necesita ayuda de un mayor para el corte y para la manipulación del horno. Y cuando hayan enfriando un poquito, tendrán su merienda lista, perfectas con un gran vaso de leche.

Si encima os caen bien los compañeros del curro o tenéis un cumpleaños en vista, es el postre perfecto. Se pueden hacer con antelación, no hay que ser un as de la repostería y gustan prácticamente a todo el mundo. ¿Ya os estoy convenciendo, no?

En el blog tenemos muchas recetas con hojaldre, esta masa ligera es un imprescindible en mi cocina, te saca de muchos apuro ante un imprevisto de última hora. Una vez preparé hojaldre casero, pero su elaboración es complicada y trabajosa.

Os dejo con estas palmeritas, esta pieza de bollería (de la que no debéis abusar, aunque de vez en cuando están de vicio) con su peculiar forma acorazonada que podéis tunear a vuestro gusto, la cubierta la dejo abierta a vuestra imaginación, chocolate o con yema de huevo, son las más comunes pero con una cubierta de azúcar glas también están muy ricas. ¿Os animáis?

Preparación del hojaldre para las palmeritas

  1. Precalentamos el horno a 200°, calor arriba y abajo.
  2. Buscamos una superficie buena para trabajar, la encimera de la cocina es perfecta. Colocamos encima el papel de hornear o una superficie de silicona apta para horno. Espolvoreamos la superficie con abundante azúcar.
  3. Extendemos el azúcar por encima del papel de hornear, nos podemos ayudar con las manos o con una cuchara.
  4. Sacamos el hojaldre del frigorífico y lo desenrollamos. Lo colocamos encima de la superficie con el azúcar y volvemos a espolvorear con azúcar. Con un rodillo apretamos suavemente para integrar el azúcar en la masa.
  5. Hacemos una marca el centro de la placa de masa de hojaldre para que nos sirva de referencia, bien con el cuchillo o con el mismo dedo. Con que apretéis un poquito ya os vale.
  6. Cogemos un extremo del hojaldre y lo llevamos hasta el la marca que hemos hecho en el centro. Hacemos lo mismo con el otro extremo, aquí tenemos el primer plegado del hojaldre.

Dar forma a las palmeritas

  1. Espolvorea nuevamente con más azúcar, un poco de azúcar avainillado y un poquito de canela en polvo.
  2. Volvemos a apretar ligeramente con el rodillo para que el azúcar se incruste en la masa. Hacemos de nuevo un doblez llevando un extremo hacia el centro y luego el otro extremo.
  3. Esta vez no hace falta hacer marca porque ya se ve el centro del doblez anterior, tenemos nuestro segundo plegado.
  4. Volvemos a añadir azúcar normal, azúcar avainillado y canela. Apretamos ligeramente de nuevo con el rodillo, esta sería nuestra última doblez. Apretamos suavemente con los dedos para que se una todo.
  5. Ahora con un cuchillo afilado cortamos rodajitas de hojaldre con la medida más o menos de vuestro dedo índice (1, 5 cm aprox.). Separamos un poquito el extremo tal como podéis ver en las fotos o vídeo.

Horneado y presentación final de las palmeritas de hojaldre

  1. Colocamos las palmeritas en una bandeja con un papel de hornear (te puede servir el mismo que suele traer el hojaldre). No las pongas demasiado cerca unas de otras porque crecerán durante el horneado.
  2. Horneamos a 200º C durante 10-12 minutos, en el vídeo vais a ver como se van subiendo poco a poco (es flipante el efecto, no os lo perdáis). Con cuidado de no quemarse le damos la vuelta cuando quedan 2 minutos de horneado y dejamos que se doren durante 2 minutos más.
  3. Sacamos del horno y dejamos que se enfríen en una rejilla de horno. ¡Listas para comer larpeiros!

Y recordad que podéis decorarlas con vuestro glaseado o cobertura preferida. Dejadlas enfriar antes de bañarlas de en chocolate u otro tipo de cobertura. No dejéis de disfrutar de todos los dulces de rechupete en nuestras recetas de postres.

Consejos sobre la base de las palmeritas, el hojaldre

  • A falta de tiempo y de experiencia en ella, suelo comprar la masa ya estirada pues el éxito está garantizado, tenéis muchas marcas de calidad en el mercado. Para empanadas dulces, los strudels y estas palmeritas suelo utilizar hojaldre fresco, no congelado.
  • El hojaldre se ha convertido en uno de los ingredientes estrella de multitud de dulces, gracias a la textura que producen sus frágiles y crujientes hojas. Combina perfectamente con multitud de sabores y está de rechupete.
  • Es una masa de origen árabe, cuyos ingredientes son muy sencillos, harina y mantequilla (aunque se puede encontrar con margarinas o manteca de cerdo), formada por muchas hojas superpuestas. Se cree que su origen viene desde los romanos y griegos, pero otras versiones lo atribuyen a los franceses.
  • Dicen que un joven pintor y pastelero francés, llamado Claude Gelée, lo inventó en el siglo XVII mientras trabajaba de aprendiz de panadero. De cualquier modo, lo que sí se sabe es que este producto se extendió por todo Occidente y hoy es uno de los productos más versátiles que existen en la cocina.

recetasconhojaldre.com quiere dar a conocer las mejores recetas con hojaldre originales y fáciles de hacer. Descubrirás como son de divertidas y aprenderás a combinar diferentes ingredientes y mil maneras de cocinar. Disfruta de sus tipos de recetas dulces, saladas, aperitivos, frutas y verduras!

Recetas con hojaldre destacadas

Dale un vistazo a nuestras recetas más destacadas.

Descubre las últimas recetas

Averigua las novedades y hazte una idea de lo que puedes preparar.

¿Que hacer con la masa de hojaldre?

A continuación tienes una clasificación de diferentes tipos de receta que puedes elaborar.

Dulces con hojaldre

Descubre una gran cantidad de recetas dulces ideales para los postres o para los desayunos de pastas donde los niños y mayores disfrutarán con su degustación. La crema pastelera coge mucha importancia en los postres de este prototipo de receta y de igual forma el chocolate. Las palmeritas de azúcar o rellenas de nutella son las que tienen un grado mayor de popularidad.

Hojaldre salado

Las preparaciones también pueden ser saladas, aquí encontrarás ideas para hacer combinaciones variadas de carne o de pescado, en diferentes formas, relleno de queso de cabra o jamón. El pescado puede ser variado, como por ejemplo son típicos los rellenos de salmón o las empanadas de atún. Con carne el solomillo de pollo o de ternera suele ser unos rellenos habituales en empanadas que si lo acompañamos con una salsa especial, se nos hará la boca agua. También la carne de cerdo suele usarse en cantidad. La cebolla es un elemento salado para los sofritos en el relleno de una empanada o cualquier otra forma.

Aperitivos con hojaldre

También es muy común en los aperitivos, utilizando pocos elementos y siendo muy económicos. Los componentes que se utilizan para los tentempiés pueden ser muy diferentes entre si. Hay piscolabis con chocolate, otros llevan pescado, o con queso de untar también es muy corriente. También podemos mezclarlos con jamón o incluso tomate, ya sea, como salsa o en su forma sólida y lo usual es utilizar el queso, ya sea para untar o para combinarlo con queso de cabra en láminas o rodajas.

Hojaldre de frutas

Para el postre son perfectas para mezclarlas con frutas, su composición más común es la tarta. Las frutas se pueden usar para ponerlas por encima de la pasta hojaldrada o usarlas en el relleno. La receta que es común es la que contiene manzana con alguna forma elaborada o simplemente usándolo en una tarta.

Hojaldre de verduras

Si quieres recetas ligeras, saludables y veganas, lo mejor son las verduras. Hay diferentes vegetales, los que tienen un mayor número de elaboraciones son las espinacas, los puerros y las setas. También se combinan con otros elementos que no son legumbres como el queso. Un ejemplo seria la pizza vegana, que además de queso lleva otros ingredientes que no tienen por que ser hortalizas. Todas estas variedades las tendrás aquí. Te resolverán muchos quebraderos de cabeza y son soluciones rápidas y fácil de hacer.

El elemento que se usa en la gran mayoría de técnicas es el huevo. El huevo batido se suele usar para pintar y barnizar los descubiertos y de esta manera al salir del horneado conseguimos que se dore y quede más brillante. También en algunas ocasiones necesitamos el huevo para otras cosas, pero este es el uso común.

Palmeras de hojaldre

Las palmeras o palmeritas son la receta por excelencia del hojaldre. Todo el mundo en algún momento a probado esta deliciosa receta. Su gracia es que se pueden hacer de mil maneras. De chocolate, de azúcar, o incluso saladas. Échale un vistazo a las distintas maneras de realizarlas.

noviembre 4, 2017

abril 17, 2018

noviembre 5, 2017

junio 18, 2018

marzo 21, 2018

mayo 16, 2018

mayo 3, 2018

noviembre 8, 2017

abril 24, 2018

Tarta de hojaldre

Las tartas suelen ser un postre de hojaldre muy típico. Se suelen hacer con frutas pero también tenemos variedades con verduras o dulces con chocolate. Aquí puedes encontrar un listado de recetas de tartas.

noviembre 18, 2017

enero 18, 2018

abril 27, 2018

enero 24, 2018

abril 18, 2018

junio 6, 2018

mayo 29, 2018

enero 29, 2018

abril 30, 2018

mayo 9, 2018

noviembre 20, 2017

junio 7, 2018

junio 27, 2018

noviembre 11, 2017

diciembre 14, 2017

mayo 30, 2018

noviembre 14, 2017

diciembre 6, 2017

Trenza de hojaldre

Una receta muy común suele ser la trenza de hojaldre. Lo que cambia es el relleno del hojaldre. Se pueden hacer de chocolate, de carne o incluso de verduras. Descubre diferentes tipos de trenzas de hojaldre.

noviembre 16, 2017

julio 16, 2018

marzo 26, 2018

junio 5, 2018

junio 26, 2018

noviembre 8, 2017

noviembre 5, 2017

julio 5, 2018

julio 25, 2018

julio 11, 2018

noviembre 21, 2017

marzo 27, 2018

abril 26, 2018

Para momentos especiales

Encontrarás muchas soluciones para los días que tengas visitas. Te servirán en las fechas de navidad donde se acumulan las reuniones familiares y nunca sabes como sorprender y darle un toque agradable a la comida. Son perfectas para Halloween o para fiestas de cumpleaños. Es una buena forma para que hasta los niños puedan ayudarte y pasen un momento divertido porque son rápidas y fáciles de hacer.

mayo 14, 2018

marzo 22, 2018

enero 2, 2018

marzo 23, 2018

abril 23, 2018

mayo 10, 2018

diciembre 27, 2017

enero 4, 2018

noviembre 26, 2017

noviembre 30, 2017

noviembre 13, 2017

marzo 15, 2018

diciembre 4, 2017

abril 26, 2018

enero 12, 2018

diciembre 8, 2017

Con todas estas ideas te podrás convertir en el Arguiñano de tu hogar. Siempre vas a quedar bien y lo mejor es que te gastarás poco dinero y además no te va a costar mucho esfuerzo porque en pocos pasos tendrás deliciosas combinaciones. Cuando no tienes ideas, la pasta de hoja es un recurso fácil y excelente.

¿Cómo hacer masa de hojaldre?

Lo bueno es que se puede utilizar para muchos platos de comida. También es muy usado para eventos varios. Eso sí, la base es mucho mejor y más saludable si es casera. Su preparación puede llegar a ser tedioso porque requiere mucha paciencia.

Hacer la base es un proceso muy laborioso que puede dar mucha pereza pero tiene muchas cosas positivas. Durante la preparación deja un olor que “huele que alimenta“. Su sabor es exquisito y nada que ver con las marcas que puedes comprar en cualquier supermercado.

Masa de hojaldre en su preparación.

Su gusto dependerá de los condimentos que se le añadan pero lo que si está claro es que la gente quiere comida sana. Esta base no lleva ninguna levadura química para que pueda subir cuando se inserta en el horno. El proceso de elevación se consigue con la grasa que desprende la mantequilla. Es curioso verdad?

Ingredientes

  • 500 gramos de harina
  • 250 gramos de agua templada
  • 60 gramos de mantequilla fundida
  • 350 gramos de mantequilla en bloque
  • 5 gramos de sal
  • 1 cucharada de azúcar (si nuestra intención es para una receta dulce)

Elaboración del hojaldre paso a paso

  1. Una vez que tenemos preparados los ingredientes con sus medidas correspondientes, procedemos a su elaboración. Lo primero es poner la harina en un bol y dejaremos un espacio en el centro para echar el resto de ingredientes.
  2. Se mezclarán los ingredientes para que se quede una mezcla uniforme. Después se formará una bola y le haremos un corte en en forma de cruz (+). La cubrimos con papel film y la dejamos en la nevera entre 30 minutos y 1 hora.
  3. De mientras que reposa en el frigorífico ponemos un papel encima de la mesa con el bloque de mantequilla en la superficie del papel. Después cubrimos con otro papel por encima de la mantequilla y le empezamos a pegar palos con el rodillo pero suavemente (con cariño!).
  4. Harinamos un poco la mesa y con un rodillo la estiramos en forma de cruz! (+). A continuación se pone la mantequilla encima de la base estirada.
  5. Envolvemos la mantequilla con la mezcla. Recuerda que el hojaldre esta en forma de cruz (+). Hay que unir primero las puntas derecha y izquierda y después las de arriba y abajo. Así la mantequilla queda dentro de una caja de base hojaldrada.
  6. Ayudándonos del rodillo estiramos la base de hojaldre siguiente la misma dirección y con un ritmo rapidito. Cuando esté estirada totalmente le damos una vueltecita de 90 grados (como si se movieran las agujas del reloj un cuarto de hora). Quitamos lo que sobre de harina y volvemos a estirarla de nuevo y le damos otra vuelta. Que divertido! Aun tenemos energía? Seguimos.
  7. Lo cubrimos con papel film y lo metemos en la nevera durante 30 minutos. Después volvemos a repetir el punto 6 unas 3 o 4 veces pero ahora entre vuelta y vuelta lo meteremos en la nevera pero solo 20 minutos. No pasa nada si se sale la mantequilla cuando la estiráis. Se coge la pasta y se mete en la nevera 30 minutos. La mantequilla se enfriará y ya se puede volver a utilizar.
  8. Este arquetipo de masas es mejor hacerlas en invierno porque en verano hace mucho calor! A parte de que sudas mientras la haces, esta mezcla necesita el frío para que la mantequilla no se derrita. Ojo! No nos pasemos con la calefacción!
  9. Cuando se vaya a usar se tiene que estirar con el rodillo que quede en una forma uniforme.

Pues ya hemos acabado. Has visto? No es complicado, solo hay que tener paciencia. Ahora ya puedes hacer tus platos favoritos con estos primeros pasos para hacer la base de tus delicatesen.

¿Que marca de hojaldre comprar?

Muchas marcas ya te lo venden preparado. En algunos casos la puedes encontrar fresca y en otras ocasiones congelada. Comprarla ya hecha nos facilitan la vida porque nos evitamos tener que hacerla nosotros ya que se requiere tiempo y es tedioso de elaborar. Por contra el sabor no será el mismo pero si no somos profesionales del sector tampoco es tan importante. Muchos de los nombres que a continuación mencionaremos, venden un producto parecido pero tienen variaciones en el precio y en el sabor.

Clasificación de las marcas

En el siguiente listado encontramos un seguido de nombres que la venden ya prefabricada para tus recetas.

Buitoni (La cocinera)

Esta marca que se anuncia mucho últimamente también tiene el nombre de La cocinera, ambas de la Nestlé. Su base es presentada en forma rectangular y redondeada, suele ser de 230 gramos y el precio es de 2 a 3 euros aproximadamente. Es de calidad, suave y crujiente. Su precio puede ser un poco elevado en comparación a otras marcas pero por su calidad es asequible. Al presentarse en varios formatos hace que sea muy versátil y nos permite aprovecharla al máximo. Tiene ingredientes que contienen gluten.

Belbake

La marca Belbake la encontraremos en los supermercados Lidle porque es su marca blanca. Únicamente la encontraremos en formato redondo, la tendremos de 230 gramos y con un precio que supera por poco al euro. Su calidad precio es muy buena y se asemeja mucho a la marca Buitoni con la ventaja que es económicamente barata. El inconveniente que tiene es que solo la encontraremos redonda y eso hace que tengamos que desperdiciar mucha superficie cuando la manipulemos para transformarla en rectangular. Es crujiente y suave con un sabor atractivo. Es perfecta para hacer recetas de bajo coste (low-cost). No es para gente celíaca.

Hacendado

Es la marca blanca de Mercadona. Viene congelada y suele presentarse en forma rectangular de 250 gramos. Es una composición bastante buena en cuanto a precio porque supera por poco el euro. Al venir congelada se recomienda que cuando se vaya usar se saque unos 30 minutos antes para que se descongele. No hay que descuidarse en superar ese tiempo porque se puede amasar entera y que los pliegues sea imposible deshacerlos. Su precio es bajo y si se cumplen los tiempos de descongelación nos servirá para cualquier receta. Esta marca no es apto para celíacos.

Casa Tarradellas

La marca Casa Tarradellas se clasifica en 2 modelos. Una de ellas lleva mantequilla que es ideal para recetas dulces y la otra sin mantequilla que se puede usar tanto para dulces como para salados. Es una composición fresca y la tendremos de 260 gramos. El precio es económico ya que es de 1,50 euros aproximadamente. Tanto una como la otra llevan gluten por lo tanto no es para gente celíaca.

Findus

Su versión es congelada y viene con 2 láminas en un envase de 1/2 kilo. Se presentan en forma rectangular y el precio suele rondar los 3 euros. El precio es asequible si consideramos que vienen 2 láminas y por ese motivo podemos considerar que es barato. Lo malo es que vienen en un papel de celofán que no nos sirve para hornear. Además viene las 2 juntas y si las dejamos descongelar demasiado podemos tener el problema que después no podamos separarlas sin que se nos rompa. Su calidad es muy parecida a la marca Hacendado.

Frinca

La pasta hojaldrada Findus es diferente a las demás marcas porque no te vienen en láminas ya estiradas, la tendremos en bloques para que la podamos estirar como a nosotros nos convenga. Es congelada y su envase es de 1/2 kilo. Viene en 2 cuadrados y tampoco lleva papel de hornear. El precio es de 2 euros aproximadamente. Su composición es un poco dura en comparación a las demás.

Rana

Nos viene una lámina y la tenemos de 230 gramos. Nos la presentan en forma redondeada. El precio es de 2 euros. Es bastante elástica y muy fina. Al hornearse es una de las que más crece al calentarse. Es bastante suave y al mismo tiempo crujiente.

Auchan

Auchan es una marca blanca de Alcampo. Es considerada como fresca y tiene un envasado de 230 gramos. Su precio es de 1 euro aproximadamente. Su textura y elasticidad parece muy rígidas al abrirse pero al hacerse tiene un sabor suave y es muy crujiente. Es buena en cuanto calidad-precio.

Schär

La marca Schär es especial porque viene sin gluten. Es congelada y con forma rectangular. La tenemos de 250 gramos. Su precio es caro ya que es de 4,50 euros aproximadamente. Su constitución es cruda, seca y rígida en comparación a las demás. El sabor que se consigue es diferente a cualquier marca pero por ser un producto especial está bastante conseguido.

En general, las masas frescas son de mejor calidad que las congeladas pero cada una tiene sus ventajas. La marca que decidamos comprar dependerá de nuestro bolsillo y de nuestras necesidades y gustos. Con estos datos puedes tener una idea más clara pasa saber que tipo se adapta más a nuestros gustos y necesidades.

¿Que hacer con la masa de hojaldre redonda?

Aunque para muchas recetas la forma rectangular es ideal, con la forma redondeada también se pueden hacer recetas. Por ejemplo las tartas con esta base son ideales para tus postres, en muchas ocasiones tienen una forma circular y algunos pastelitos con esta forma nos va bien porque es más fácil de manipular. No nos olvidemos de la pizza que también se pueden preparar con tipo de masa.

Si tienes una base redonda y necesitas que sea rectangular para preparar la receta de comida que vayas a hacer, la solución es cortarla para que se transforme en forma cuadriculada. Así ya puedes hacer lo que tenías pensado en buenas condiciones y además te sobrarán algunos trozos que los podrás aprovechar para decorar o para usarlos en otras ocasiones donde lo necesitemos.

¿Cómo hacer hojaldre sin gluten?

Hay mucha gente que es celíaca y no puede comer gluten. Es por eso que sería una lástima que toda esta gente no pudiera gozar de muchas de nuestras recetas. Así que, no hay que preocuparse porque aquí aprenderás a realizar una sin gluten y casera.

  • 500 gramos de harina
  • 125 gramos de leche
  • 50 gramos de mantequilla en pomada
  • 200 gramos de mantequilla muy fría
  • Medía cucharada de goma xantana
  • 16 gramos de azúcar común
  • 4 gramos de azúcar invertido

Preparación

  1. Mezclamos los ingredientes secos: harina, goma xantina y azúcar.
  2. Por otro lado mezclamos los ingredientes líquidos: Masa madre, azúcar invertido, leche y mantequilla en pomada.
  3. Ahora unimos las dos partes. Mezclamos los ingredientes secos con los líquidos.
  4. Cuando nos quede una mezcla uniforme le hacemos un amasado francés.
  5. Hacemos una bola, lo tapamos con film y dejamos reposar 5 o 6 horas.
  6. Después añadimos un poco de harina en la mesa.
  7. Le hacemos 2 cortes en cruz a la mezcla hojaldrada.
  8. Con un rodillo la planchamos y estiramos.
  9. Colocamos la mantequilla en el centro
  10. Doblamos la mezcla uniendo extremos con extremos opuestos, de manera que nos quede la mantequilla bien guardada por dentro.
  11. Ahora volvemos a estirar la pasta con el rodillo. La mantequilla debe haberse fundido con la mezcla.
  12. Una vez estirada doblamos del lado derecho hasta el centro y del lado izquierdo hasta el centro.
  13. Envolvemos con film y lo guardamos al frío.
  14. Lo dejamos media hora. Repetimos los pasos 11 y 12 unas 4 o 5 veces y con esto acabamos.

Ahora ya podemos hacer recetas sin gluten. Todo el mundo puede disfrutar de esta comida sabrosa con esta magnífica fórmula.

¿Cómo hacer hojaldre casero con thermomix?

Aprende a realizar una base de hoja casera utilizando una thermomix. Con esta forma de fabricar la base podrás realizar recetas con hojaldre mucho más ricas y más deliciosas. Para ello se necesitará una thermomix y los siguientes ingredientes:

  • 200 gramos de mantequilla semicongelada.
  • 200 gramos de harina normal.
  • 60 mililitros de agua (muy fría)
  • 30 mililitros de vino blanco (muy frío)
  • 1 pizca de sal
  1. Antes de comenzar tenemos que tener la mantequilla media hora antes en el congelador partida en cubitos. Directamente del congelador la echamos en la jarra de la thermomix.
  2. Echamos el agua y el vino a la jarra. Tienen que estar muy fríos cuando lo echemos.
  3. Echamos la harina también y media cucharada de sal.
  4. Cerramos la jarra y lo mezclamos todo a velocidad 6.
  5. Cuando acabe paramos la máquina y abrimos la tapa. Hay que comprobar que la mezcla no se te pega a las manos cuando la toques. Si se pegara es que los ingredientes no estaban lo suficientemente frío.
  6. Espolvoreamos la mesa con un poco de harina y la echamos encima.
  7. Ahora hacemos una bola con la base y la vamos a envolver con film trasparente. Lo metemos en la nevera durante media hora.
  8. La sacamos de la nevera, colocamos un poco de harina en la mesa, la ponemos encima y empezamos a estirarla con un rodillo dejándola como medio centímetro de grosor.
  9. Una vez estirada doblamos la parte derecha hacia la mitad y la parte izquierda sobreponiendo la otra parte. La envolvemos con papel de hornear y la llevamos a la nevera 15 minutos mas.
  10. Pasados esos 15 minutos la sacamos de la nevera y repetimos los pasos 8 y 9 unas 4 o 5 veces.
  11. Ya habremos acabado y lo tendremos listo para nuestras recetas.

Este forma de prepararlo es perfecto para nuestras recetas dulces y saladas.

¿Por que sube el hojaldre?

Se forma por finas capas de grasa y después de hornearla se convierte en crujiente, con un aspecto uniforme y con buen volumen. Se utiliza muchísimo para pastelería y además da origen a muchos tipos de pastas.

En la mayoría de los casos, uno de los pasos que hay que hacer es la cocción de la elaboración que hagas que normalmente suele estar se suele hornear entre 180 grados y 220 grados. En ese momento, tras pasar varios minutos se produce el fenómeno de subida.

La mezcla se infla y eso es debido a su deshidratación de agua que lleva y la grasa que se calienta, esto hace que se separen las capas entre si. Estas capas son levantadas por la presión del vapor y se hacen firmes cuando llegan a su tiempo de cocción que suele rondar los 20 minutos.

Las características principales para que suba son las siguientes:

  • La harina que utilice debe ser de buena calidad.
  • El horno debe estar rondando los 220 grados cuando lo introducimos. Si esto no es así puede pasar lo siguiente:
    • Si pasamos los 220 grados, la masa subirá antes de lo previsto y eso puede producir que las capas no suban como deseamos y se caigan.
    • En el caso de poner una temperatura muy inferior, la pasta tardará más en subir y puede ser que se haga el relleno que hemos introducido y que la masa todavía no se haya hecho.

¿Por que se pincha el hojaldre?

En su tiempo de cocción tiende a subir. En muchas recetas queremos evitar eso porque nos interesa que se haga crujiente pero sin coger volumen. En otras ocasiones queremos que una parte no suba y en cambio otra parte si nos interesa que se eleve. Y alguna vez nos interesa que no suba por completo. En los postres es donde suele haber variedad en la que nos interesa que suba en algunas zonas. Otro ejemplo es la empanada que no nos interesa que suba por los bordes, se suele pinchar y sellar por los lados.

Para evitar que suba lo podemos hacer de dos maneras:

  • Por un lado podemos coger un rodillo y pasándolo por encima la estiramos. Esto hace que las capas se rompan y evitamos que se hinchen.
  • Y por otro lado con las púas de un tenedor la pinchamos por las zonas que queremos que no suba. Con esto provocamos el mismo efecto que la anterior.

Si combinamos ambas opciones conseguiremos que la pasta no suba por completo.

Diferencias entre el hojaldre y la masa danesa

La masa danesa tiene muchas similitudes con el hojaldre básicamente porque su preparación se basa en la forma de realizarlo. Pese a ser semejantes tienen algunas diferencias que a continuación explicaremos.

La Levadura

El hojaldre utiliza el vapor para su elevación y no utiliza levadura. En cambio, la versión danesa utiliza la levadura para subir aunque también se ayuda del vapor.

El azúcar y la mantequilla

Una de los factores importantes es que el hojaldre no lleva azúcar, por eso se puede usar para recetas dulces y saladas. Uno de los ejemplos es que se puede utilizar para pasteles de carne como para tartas de frutas. En cambio, la masa danesa se hace con azúcar. Por ese motivo, únicamente nos sirve para elaboraciones dulces. Además su sabor es más mantecoso porque lleva más cantidad de mantequilla que el hojaldre.

Su textura

El hojaldre se compone de muchas capas crujientes, por ese motivo, tiene ese nombre, porque tener muchas capas o “hojas”. Su textura es ligera y por eso se usa el vapor para que se eleve. Por otro lado, la masa danesa pesa más por el echo de contener levadura. Muchas recetas danesas se asemejan al pan, nada que ver con las recetas con hojaldre.

Origen

Los orígenes de ambas elaboraciones son diferentes. Por un lado, la masa danesa tiene su origen en 1840 en la capital de Dinamarca, Copenhage. Su origen fue obra de Albaek, un pastelero que la hacía para la casa real de aquel entonces. En cambio, el hojaldre proviene de Francia a principios del siglo XVII por un pintor que a su vez era pastelero. En la actualidad las recetas con hojaldre son las que predominan por encima de las recetas danesas.

¿Qué hacer si te falta papel encerado en tus recetas con hojaldre?

La gran mayoría de nuestras recetas con este elemento necesitaremos usar el horno para cocer lo que hayamos preparado y para conseguir que la base suba. Para ello, normalmente sobre la base de la bandeja del horno pondremos un papel especializado para la cocción.

Pero puede darse que en algunas ocasiones no tengamos papel encerado y en este caso tendremos que utilizar algunas alternativas que nos irán muy bien.

El Papel de aluminio

Si te quedas sin papel de encerado, la primera opción a usar es el papel de aluminio. También nos servirá para usarlo como base de la bandeja o incluso para envolver el hojaldre si se necesitara. Es el principal recambio en el caso que te encuentres sin papel de cocina.

El papel parafinado

Puede pasarte que cuando quieras hacer recetas con hojaldre te quedes sin papel encerado y no tengas papel de aluminio. Si este es tu caso, no te preocupes, puedes usar el papel parafinado. Sirve perfectamente aunque puede pegarse más que el papel de aluminio. Para evitar que se enganche puedes usar un poco de aceite y así evitamos este problema. Sobretodo no usarlo cuando utilizas el horno a temperaturas alrededor de los 400 grados porque a esa temperatura el papel parafinado se derretería.

Grasas y aerosol

Si por contra no quieres utilizar el papel de aluminio o el papel parafinado para tus recetas con hojaldre, tu solución será usar aceite vegetal, mantequilla o aerosol. Para ello deberás cubrir la bandeja, incluyendo los bordes, con estos elementos en el momento de la cocción. En su defecto también puedes hacer uso de harina para evitar se enganche a la superficie.

Tortas de hojaldre y azúcar

Estas tortas de hojaldre y azúcar son facilísimas de preparar con hojaldre congelado o refrigerado. Resulta un dulce artesano muy natural, y puedes poner canela o un poco de miel en el interior si te gusta.

INGREDIENTES

  • 2 planchas de hojaldre refrigerado o congelado del mismo tamaño
  • Azúcar moreno
  • Canela o miel
  • Azúcar glas para decorar

ELABORACIÓN

  1. Precalentamos el horno a 180º con calor arriba y abajo.
  2. Extendemos una plancha de hojaldre en una superficie enharinada. Espolvoreamos por encima con el azúcar moreno (si lo prefieres puedes usar azúcar blanquilla). Ponemos entonces un hilo de miel o un poco de canela en polvo si te gusta, y cubrimos con la otra plancha de hojaldre.
  3. Extendemos con el rodillo para que se sellen bien ambas planchas y se compacten.
  4. Cortamos con un cortapastas o con el borde de un vaso en tortas más bien grandecitas, de unos 8 cm de diámetro, y vamos poniendo en una bandeja de horno. Mete también los recortes por los lados de la bandeja y dales formas de espirales o trenzas rizadas. Aunque no queden con muy buena presentación estarán también muy ricos.
  5. Hay que hornear unos 15 minutos o hasta que estén doraditas. Las dejamos templar un poco dentro del horno para que no se bajen, y las vamos sacando y espolvoreando con azúcar glas cuando todavía están templadas. Se sirven ya frías.

CONSEJOS Y COMENTARIOS

  • Ten cuidado al manipular las tortas porque el hojaldre se quiebra con facilidad.
  • Las tortas se conservan muy bien muchos días en un recipiente hermético.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *