0

Hugh jackman mujer

August 08, 2019 – 10:11 BST Chloe Best Hugh Jackman and Deborra-Lee Furness’ happy marriage is down to a pact they made before having children, The Greatest Showman actor has revealed

Hugh Jackman has revealed the secret to his happy marriage with Deborra-Lee Furness – and it is so simple. The Greatest Showman actor, who has been married for 23 years, revealed he and his wife made a pact before they had children together to safeguard their relationship.

In an extract from The Father Hood: Inspiration for the New Dad Generation, published by WHO magazine, Hugh wrote: «Before we had kids, Deb and I made a pretty simple but powerful choice to look each other in the eye at every crossroads in life. Those crossroads are sometimes big, sometimes they’re small, sometimes you don’t even realise they’re crossroads until you look back.»

Hugh Jackman has revealed the secret to his happy marriage with Deborra-Lee Furness

Hugh continued: «But at those moments, we said we’d ask each other, ‘Is this good or bad for our marriage?’ Or, now that we’ve got kids, ‘Is this good or bad for our family?’ And as often as possible, we do the thing that is good for our family.»

MORE: Look back at Hugh Jackman and Deborra-Lee Furness’ wedding and marriage

The 50-year-old actor met Deborra while on the set of Australian drama Corelli in 1995, and previously said he knew within two weeks that they would be together for the rest of their lives, and proposed just four months later.

The couple made a pact before they had children together

Hugh often praises his wife in interviews, and has spoken about how lucky he feels to have met her before his successful film and TV career began. «I really think it helps that we were together before any of that,» he said on the Today Show in 2018. «So we’ve been on this unbelievable journey, places we never thought we’d go to and we’ve done it together.»

MORE: Hugh Jackman shares emotional message to Olivia Newton-John amid cancer battle

As well as making their pact, the couple have also established some other rules to always ensure their marriage stays strong, including never spending more than two weeks apart, and never going to sleep on an argument. «I think relationships, you gotta be yourself, even the bits you don’t love, the bits you’re embarrassed about or things you did wrong. If you’re in a situation where you can be yourself and really be honest, that’s a good start,» Hugh said.

Like this story? Sign up to our newsletter to get other stories like this delivered straight to your inbox.

© 2019 Noam Galai NEW YORK, NEW YORK – JANUARY 31: (L-R) Hugh Jackman and Deborra-Lee Furness attend the 2019 American Australian Arts Awards at Skylight Modern on January 31, 2019 in New York City. (Photo by Noam Galai/Getty Images)

They are one of Hollywood’s most successful couples, having celebrated their 23rd wedding anniversary in April this year.

And Hugh Jackman, 50, has revealed the ‘simple but powerful choice’ he made as a young man that safeguarded his marriage to Deborra-lee Furness, 63.

In an extract from The Father Hood: Inspiration for the New Dad Generation, published by WHO magazine this week, Hugh describes the pact he made with his wife before they had children.

He writes: ‘Before we had kids, Deb and I made a pretty simple but powerful choice to look each other in the eye at every crossroads in life. Those crossroads are sometimes big, sometimes they’re small, sometimes you don’t even realise they’re crossroads until you look back.

© Provided by Associated Newspapers Limited Close bond: Hugh Jackman, 50, has revealed the ‘simple but powerful choice’ he made as a young man that safeguarded his marriage to Deborra-lee Furness, 63

‘And as often as possible, we do the thing that is good for our family.’

© Provided by Associated Newspapers Limited Priority: In The Father Hood: Inspiration for the New Dad Generation, Hugh reveals how he and his wife always ask each other, ‘Is this good for our marriage?’ before making a big decision

Earlier this year, Hugh revealed that ‘intimacy’ is the key to a happy marriage.

He told People magazine: ‘Without a doubt, it is the most important thing.

‘People talk about intimacy and assume that means in the bedroom. Of course it is that, but really, intimacy is being able to share everything together – good, bad, fears, successes.

‘Deb and I had that from the beginning. We’ve always been completely ourselves with each other.’

© Provided by Associated Newspapers Limited Love story: The New York-based couple met on the set of Australian TV drama Correlli in 1995, when Hugh was fresh out of acting school. Pictured on June 7, 2017 in NYC

The New York-based couple met on the set of Australian TV drama Correlli in 1995, when Hugh was fresh out of acting school.

Although the show only lasted for one season, Hugh has said that being introduced to Deborra-lee was the ‘greatest thing to come out of it’.

© Provided by Associated Newspapers Limited Family: The couple married in 1996 and, after struggling with infertility, adopted their children, Oscar and Ava, in the early 2000s. Pictured on their wedding day in Melbourne, Australia

The couple married in Melbourne in 1996 and, after struggling with infertility, adopted their children, Oscar and Ava, in the early 2000s.

Also on MSN:

Trust issues: crazy celebrity prenups

(Content provided by StarsInsider)

Hugh Jackman y Deborra-Lee Furness: cuando la diferencia de edad barre los prejuicios

Los actores se conocieron trabajando, en su Australia natal; en abril, celebraron sus 23 años de casados con una escapada familiar a Hawaii Crédito: instagram Eugenia Tavano SEGUIR Comentar (0) Me gusta Compartir E-mail Twitter Facebook WhatsApp Guardar 12 de junio de 2019 • 00:33

Muy distinta a la de otros actores, en la historia de Hugh Jackman no hay nada demasiado especial. El australiano que batió récords encarnando al Wolverine de Marvel no fue un niño prodigio ni problemático, y nada de su vida personal previa a la fama es llamativo. Salvo, tal vez, que entre el tiempo que pasaba en la escuela y las playas de Sidney, este hijo de inmigrantes británicos siempre guardó el deseo de convertirse en un artista. Cuando cerca de los 9 años se animó a pedirle a su papá tomar clases de baile, sus hermanos lo cargaron tanto que desistió. Tal vez por eso, quien hoy se ganó el mote del «actor más amigable de la industria», decidió romper de golpe todos los esquemas de chico bueno.

El flechazo que lo unió hace ya 23 años a su mujer, Deborra Lee Furness, fue su arma secreta. Su amor por ella, suele decir, es una de las cosas más importantes de su vida. La fama, los Oscar, todo lo que vino después, está apenas en la superficie. «Debajo de todo eso, lo único que existe es un amor profundo y duradero por Deb», le contó a People TV hace algún tiempo. Las declaraciones sería unas más de tantas que nutren los chismes de la farándula a no ser por un detalle que nadie, desde entonces, parece querer omitir: su mujer es 13 años mayor que él. A Jackman, la relación le permitió trabajar su autoestima profesional y, de hecho, la carrera despegó a la par del romance. Pero lejos de servir de mera inspiración, no sólo la unión nunca se resquebrajó (y eso que el galán compartió cartel con las mujeres más deseadas de Hollywood) sino que además se fortalece. «Honestamente, lo nuestro se pone cada vez mejor», opinó él, enamorado, en esa misma entrevista.

Antes de todo esto, entre tanta disciplina inglesa en su crianza, Jackman tenía más de 20 años y un título universitario en Comunicación cuando decidió jugarse por la actuación. Pero la suerte estaba de su lado y no mucho después de egresar de la academia de arte dramático, en 1995, ganó un papel para la serie Correlli, en la cual, entre otras figuras de la televisión australiana, actuaba Deborra Lee Furness como protagonista.

Enamorados: Hugh y Deborra celebraron en abril su aniversario número 23 en Hawaii Crédito: The Grosby Group

«Deb era una estrella», recordó el actor. Jackman tenía 27 años y Furness, 40. Pero desde el día en que ella bajó sus lentes negros para mirarlo directo a los ojos y saludarlo, aquel chico debutante sintió que «se rompían las barreras». Aunque a Furness le pasaba algo distinto; más experimentada, se había prometido «nunca mas salir con actores». En el set, ella trató de no traicionar su promesa y él, desconcertado, se replegó drásticamente. Hasta que en una cena que ofreció en su casa para todo el elenco, envalentonado por unas copas que bebió de más, el futuro ídolo buscó quedarse a solas y le pidió a Furness que lo ayudara a servir el postre (Jackman padre le había sugerido hacer unos crepes suzette para impresionar). Sin embargo, fue Deborra la que dio el primer golpe. «¿Se puede saber por qué no me hablás más?», preguntó. «Es que estoy enamorado de vos», respondió Hugh. «¡Y yo de vos!», fue la confesión inesperada de la rubia. Un año más tarde, en 1996, se casaban en Melbourne.

Amor sin barreras

Jackman padre recibió la noticia de la boda con una pregunta para su hijo: «¿Se trata de una cuestión maternal?». Es que, al igual que la mayoría y en una lógica ciertamente pacata, el hombre no entendía por qué -más allá de la fama y la belleza de Furness- su hijo elegía a una mujer mayor. Y ató cabos: como la madre del actor había regresado a Inglaterra cuando Hugh tenía 8 años, tal vez se trataba enmendar una especie de trauma infantil. «‘¡Pero papá!’, le dije yo. ‘Cuando conozcas a Deb vas a ver que más bien se trata de una cuestión paternal'», ironizó el artista sobre la anécdota, entrevistado por Oprah Winfrey.

Una vez casados, las cosas cambiaron drásticamente: la exposición de Furness menguó y fue Jackman quien empezó a figurar. Cantante y bailarín, además de actor, entre otros papeles en el teatro y televisión de su país, en 1998 cumplió uno de sus sueños de la infancia: actuar en el West End de Londres. Fue con el musical Oklahoma! (que luego se convirtió en película), que además de reconocimiento, le permitió ser descubierto por los productores de X-Men. Más allá del enorme golpe de suerte que resultó ser fichado por Marvel, a partir de allí las oportunidades y la vocación nunca fueron fáciles de combinar. «Cuando hacía teatro musical, no conseguía audiciones para cine; cuando era conocido por Wolverine, no me querían dar musicales», recordaba hace poco al diario El País.

Jackman y su esposa, en el estreno de X-Men 2, en 2003 Crédito: The Grosby Group

Pero la jugada resultó más que bien y desde entonces no paró de cosechar éxitos y hacer fortuna, al punto que rechazó convertirse en James Bond (dejando la vacante para Daniel Craig) para seguir encarnando a Wolverine. Esa decisión le valió ingresar al Guiness por interpretar a un superhéroe de Marvel durante 17 años. En paralelo rodó, entre muchas otras, Swordfish, Van Helsing, Scoop (dirigido por Woody Allen), Australia (con Nicole Kidman), La fuente de la vida y Los Miserables, cuya actuación como Jean Valjean le valió un Globo de Oro y una nominación al Oscar. En paralelo, se dio el lujo de hacer musicales como The Boy from Oz (en Broadway, por el que ganó un Tony al mejor actor), ser la voz de varios personajes animados y hasta convertirse en anfitrión de los Oscar.

En medio de todo eso, en su matrimonio se daban otros desafíos. Por ejemplo, la paternidad: Furness y Jackman perdieron dos embarazos antes de adoptar a Oscar (2000) y a Ava (2005). «La etapa en que hicimos las fertilizaciones in vitro fue realmente dura, hasta que decidimos adoptar a Oscar. Presenciamos su nacimiento, ya que llegamos a conocer bien a la madre biológica. Deb y yo estuvimos de la mano, juntos, durante el parto», contaba a Oprah. Parte del compromiso de la pareja fue adoptar chicos de origen interracial: «Todos prefieren esperar para adoptar una nena rubia, mientras los chicos de origen interracial son dejados de lado».

La llegada de Oscar y Ava no sólo significó una realización para la pareja sino que se transformó en una verdadera causa de vida para Deborra, que desde hace años lleva adelante una fundación y distintas iniciativas para promover la adopción en su país natal. La pareja, además, colabora con distintas ONG vinculadas a la lucha contra el sida o la asistencia a refugiados, y Jackman es creador de la fundación Laughing Man, que comercializa café producido por campesinos de Etiopía.

Familia unida: Deborra y Hugh junto a sus dos hijos, Ava y Oscar, en 2011 Crédito: The Grosby Group

Y hay otras batallas que el matrimonio enfrentó con entereza. Por caso, hace unos años el actor declaró sufrir de cáncer de piel. Además de aprovechar la ocasión para pregonar a favor del uso de protectores solares, con su optimismo a prueba de todo Jackman no pudo dejar de confesar que al momento de ser convocado para protagonizar El gran showman -el musical con el que conquistó un nuevo Globo de Oro como mejor actor y un Grammy por la música original del film-, su médico le había prohibido cantar a raíz de una reciente intervención en la nariz, para remover un carcinoma. Y que aunque él prometió cumplir y sólo recitar durante el casting, «la emoción de las canciones y del momento» lo tomaron por completo.

Además, en 2012, y luego de padecer varios actos intimidatorios y desagradables, el actor consiguió que la justicia estadounidense librara una orden de arresto contra Kathleen Thurston, una mujer que lo acosaba.

El hombre del año

Hoy, Jackman lleva adelante una gira por Estados Unidos y Europa con su espectáculo The Man.The Music, The Show, en el que interpreta temas de los musicales más famosos en los que trabajó. Con 50 años, puede darse el lujo de ser uno de los personajes más queridos y requeridos de Hollywood. Y nada, ni la fama ni el éxito, lograron desviarlo de lo que realmente importa: la familia.

Amor y mutua admiración entre Hugh Jackman y Deborra-Lee Furness

Algún precio, sin embargo, siempre hay que pagar. Por ejemplo, Jackman suele hablar hasta el cansancio de la historia de amor que lo unió a su mujer, hoy de 63 años, como si se tratara de una hazaña. Con ella la cosa se pone un poco más espesa. De las pocas veces que la consultan para algo, siempre remarcan lo afortunada que es por haberse casado con el actor. «Como si me hubiera ganado una rifa», señaló con acidez en una revista británica.

También, claro, Furness bromea sobre algunos secretos para un matrimonio feliz, como haberle prohibido al manager de su marido aceptar papeles junto a Angelina Jolie o ciertos trucos de alcoba, como usar las garras de Wolverine en la cama.

Hace pocos meses, Jackman escribió una de las tantas declaraciones que hace a su mujer, con motivo de un nuevo aniversario de casados. «Deb, 23 años después. Lo nuestro es cada vez más profundo».

Por: Eugenia Tavano ADEMÁS ¿Te gustó esta nota?

Hugh Jackman y su mujer, Deborra-Lee Furness © Getty Más sobre

Hugh Jackman

Aunque hoy resulte imposible imaginarse a otro actor interpretando a Lobezno, y aunque él prefiera dedicarse a los musicales antes que volver a sacar las garras en una película de Marvel; hubo un tiempo en el que Hollywood dudó que Hugh Jackman estuviera a la altura del personaje.

Tanto es así que, tal y como acaba de revelar el propio actor en una entrevista, a los pocos días de empezar a rodar la primera película en la que encarnaba a este mutante, los productores de X-Men estuvieron a punto de despedirle. Y teniendo en cuenta que esa era la primera película que el australiano rodaba en Estados Unidos, aquella situación estuvo a punto de costarle la salud.

“Me dijeron que las cosas no estaban funcionando como ellos esperaban”, asegura Jackman a The Daily Mail recordando aquel fatídico año 2000. “Eso significaba que iban a despedirme de la primera gran producción que estaba rodando en Hollywood, un paso enorme en mi carrera. Me enfadé tanto que lo único que se me ocurrió hacer es volver a casa y empezar a quejarme a mi mujer Deb de lo que estaba pasando en el plató”, asegura.

“Estaba derrotado a un nivel olímpico, no paraba de hablar mal de todo el mundo”, continúa, para luego reconocer que de no ser por los consejos que le dio su esposa Deborra-Lee Furness, habría acabado tirando la toalla.

Hugh Jackman desvela el secreto de su matrimonio de 23 años: «Deborra dictó una norma»

Hugh Jackman es uno de los galanes más queridos del Hollywood actual. El australiano mantiene su título de High class en la Meca del Cine sobre todo gracias a su papel de Lobezno en la saga de películas de acción de «X Men» de Marvel, un personaje al que ha interpretado en ocho cintas distintas a lo largo de 17 años.

Pero al margen de por sus garras de acero, el intérprete es además conocido por sus buenas dotes musicales, su buen carácter, y en lo que respecta a su vida personal, por haberse mostrado muy público con el cáncer de piel que padece y por su inquebrantable matrimonio con Deborra-Lee Furness.

Jackman ofreció hace unos días una entrevista de radio para Sirius XM en la que dejaba entrever los trucos que podrían explicar su éxito marital que ya suma 23 años juntos.»Deborra dictó una norma al principio de nuestro matrimonio y está funcionando, no trabajaríamos juntos ni al mismo tiempo porque es demasiado duro» -contaba el australiano. Y verdaderamente, el actor nunca ha compartido la gran pantalla con su esposa. Pero mantenerse alejados en la esfera laboral no es la única regla de los esposos. Jackman también reveló que tienen acordado no aceptar trabajos que les obliguen a estar más de 2 semanas separados. Todo un desafío si tenemos en cuenta que el australiano tiene una de las carreras más completas y exitosas de la industria, y su agenda no debe quedarse vacía muy a menudo.

Jackman y su esposa se conocieron durante la grabación de la serie australiana «Corelli», y a pesar de la diferencia de edad entre ambos (se sacan 13 años), pasaron por el altar solo unos meses después. La pareja cuenta además con dos hijos adoptados, y supone a todas luces uno de los matrimonios más consolidados de Hollywood, donde relaciones tan estables son siempre una excepción a la regla

Hugh Jackman y Deborra-Lee Furness: la historia y los secretos del romance más sólido de Hollywood [FOTOS]

El prolífico actor australiano Hugh Jackman, quien hoy cumple 51 años, no solo es conocido en el mundo por encarnar al personaje de Marvel, Wolverine, también es el epicentro de los reflectores por consolidar, con su esposa Deborra-Lee Furness, uno de los vínculos de amor más indestructibles y singulares de Hollywood.

Ambos coinciden en origen geográfico y oficio: son australianos y, también, actores. Sin embargo, el detalle que levantó polvo en su relación fue que Deborra-Lee Furness le lleva 13 años. Lo cual, a pesar de que los convirtió en el blanco de los prejuicios, les dio luz verde para mostrarles al mundo que su matrimonio, registrado hace 23 años, no tiene fecha de expiración.

PUEDES VER: Elton John sobre Michael Jackson: “Era una persona perturbadora e increíblemente triste”

¿Cómo se conocieron?

El primer intercambio de miradas entre los protagonistas de esta historia se dio en el año 1995, durante la grabación de la serie australiana ‘Corelli’. Hugh Jackman, de tan solo 27 años, había alcanzado un papel en la serie, la misma que Deborra-Lee, de -entonces- 40 años, protagonizaba.

El gran salto, al inicio, fue complicado. Deborra había confesado que no quería más noviazgos con actores. Así que, él, mientra disimulaba la súbita atracción por ella, esperaba el gran momento que, para su suerte, se produjo en un corto plazo en una reunión programada para el elenco de ‘Corelli’ en la casa de la actriz.

Se acercaron y ella rompió el hielo. “Se puede saber por qué no me hablas más?”, dijo. “Estoy enamorado de ti”, respondió Hugh. “Y yo de ti”, correspondió. Un año después, para la sorpresa de todos, ambos se juraban lealtadeterna en la ciudad de Melbourne (Australia).

¿Cuál es el secreto del romance ?

La relación fue contra la marea y, aunque parezca surreal, nunca mostraron síntomas de haber dado un paso en falso. Hugh Jackman, quien hoy cumple 51 años, aún tiene al frente, cara a cara, con el mismo amor de hace 23 años, a Deborra-Lee Furness, quien el próximo 30 de noviembre cumplirá 64 años.

El secreto de Jackman y Furness fue que pusieron términos para conservar el romance. “Deborra dictó una norma al principio de nuestro matrimonio y está funcionando, no trabajaríamos juntos ni al mismo tiempo porque es demasiado duro”, contó a una radio el actor australiano.

Otra de las reglas, previamente pactadas, fue que los dos procurarían no distanciarse más de dos semanas durante las grabaciones que tengan para una serie o película. Ambos, como una empresa constituida con miras a la prosperidad, sobrevivieron a los anticuerpos que flotaban a su alrededor.

¿Cuántos hijos tuvieron?

Los actores australianos querían herederos. Sin embargo, sufrieron un duro revés. Furness había perdido dos embarazos. Con el tiempo, tras superar este capítulo, decidieron adoptar a Oscar, en el 2000, y a Eva, en el 2005.

Hijos adoptivos de Hugh Jackman y Debora-Lee Furness. (Fuente: difusión)

Esposa del actor Hugh Jackman se siente infravalorada

Australia.

Hugh Jackman lleva 18 años felizmente casado con la actriz Deborra-Lee Furness pero la australiana se siente “infravalorada” cuando la gente dice que es afortunada por tener a un hombre como Jackman (45) a su lado, quien está considerado uno de los intérpretes más sexys de la meca del cine.

“Que me digan eso me hace sentir infravalorada. Es como si sugiriesen que he ganado el premio gordo de una rifa”, reveló la actriz de 58 años a la revista Woman’s Weekly.

La intérprete no cree en la suerte, ya que para ella todo el mundo tiene la capacidad de “crear su propio destino”.

“Si quieres algo, pon todo tu empeño y tu buena voluntad en conseguirlo y te darás cuenta de que es posible”, declaró.

Privilegios traen desafíos

Deborra, quien está involucrada en una campaña por la modernización de las leyes internacionales de adopción, es una férrea defensora de los derechos y libertades de las personas, por eso no cree que nadie tenga derecho a juzgar las vidas de los demás porque sabe lo difícil que es conocer los problemas a los que otras personas tienen que hacer frente en sus vidas.

“Cuando la gente se fija en mi vida, ellos no saben los desafíos a los que tengo que hacer frente cada día, igual que yo no sé los problemas a los que ellos se enfrentan. Los privilegios traen asociadas responsabilidades y desafíos”, aseveró.

Los sólidos principios morales de la actriz son una de las claves del amor que Hugh siente por ella, pero también las románticas veladas de las que él y su “maravillosa” mujer disfrutan frecuentemente.

“Para tener un matrimonio y una vida familiar felices tienes que asegurarte de seguir teniendo citas románticas con tu mujer, sin niños. También es importante no tener miedo de decir a tus hijos que en ocasiones no tienes ni idea de lo que estás haciendo”, señalaba anteriormente Hugh a la revista OK!

Vídeo: Así ayudó Hugh Jackman a que un fan se declarase a su novia

Entre sus bromazos con/contra Jake Gyllenhaal y Ryan Reynolds y el recuerdo de que abandonó a tiempo el papel de Lobezno, Hugh Jackman es una de esas estrellas de Hollywood de las que uno puede declararse fan sin empacho. Y ahora nos ha dado un nuevo motivo para afirmar que le queremos con locura. Porque, aunque no sea el único actor de cine que hace shows en directo, sí es el único (que sepamos) que ha interrumpido el espectáculo para ayudar a un fan a pedirle matrimonio a su novia.

El momentazo ocurrió en St. Paul (Minnesota), ciudad donde Jackman actuaba con su gira The Man, The Music, The Show. En pleno clímax de la actuación, Jackman para el espectáculo en seco y se dirige al público. “No suelo hacer esto, pero enseguida entenderéis por qué: he recibido una carta de un tío llamado Joe que me ha dicho que estaría hoy entre el público”, declaró el actor.

¿De qué se trataba? Pues de que un paisano de los hermanos Coen llamado Joe Kripal quería aprovechar el concierto de Hugh Jackman para declararse a su novia, Sanaa Ahmed. Y resultó, además, que Jackman estaba estaba dispuesto a echarle una mano. De modo que Kripal y Ahmed subieron al escenario, con el ladino de Hugh pidiendo a los técnicos de luces que les iluminaran con un foco.

“Sanaa, quiero pasar todos mis días contigo”, dijo Joe Kripal. “Por eso le he pedido a un superhéroe que me ayudara con esto”. Con todos los ojos fijos en ella, Sanaa Ahmed no tuvo más remedio que dar el sí. Y seguro que Hugh Jackman durmió bien esta noche, satisfecho de haber llevado a cabo su buena acción del día.

How Hugh Jackman Met His Wife Deborra-Lee Furness

Many women would consider being married to Hugh Jackman prize enough all by itself. However, if you are actually married to Jackman, as Deborra-Lee Furness is, there are added bonuses like being serenaded during a concert.

Jackman has been touring the U.S. and delighting audiences with his musical theater talents. The stage and screen veteran sings songs from, among others, Les Miserables, The Boy from Oz, and of course, The Greatest Showman.

Here’s the story of how Jackman and his wife met, how she was a bigger deal than he was, and how Jackman’s fame almost didn’t happen at all.

How Hugh Jackman and his wife met

Hugh Jackman | Jason LaVeris/FilmMagic

Jackman met Furness before he was famous, having worked with her on the set of the Australian TV show Correlli in 1995, five years before Jackman became widely known via the X-Men franchise. This was Jackman’s first professional job, Furness was already very well known in Australia, and that made Jackman nervous.

He told People: “Deb, she was a big star. I get picked up, and Deb is in the front seat of the car. I’ll never forget. She took off her seatbelt and she turned around and put out her hand and took off her sunglasses and said, ‘Hi, I’m Deborra-lee Furness, nice to meet you.’ I remember thinking, ‘I like this girl.’”

Jackman had a crush, and he thought that was risky and unprofessional, especially so early in his career. Luckily for Jackman, the feeling was mutual.

Jackman recalls: “She said, ‘I noticed you haven’t talked to me in like a week, what’s going on?’ I said, ‘I got a crush on you. I’ll get over it, I’m sorry.’ She goes, ‘Oh? Because I’ve got a crush on you too.’ I never in a million years thought she reciprocated.”

How Hugh Jackman and Deborra-Lee Furness keep their marriage going

What a family outing!https://t.co/MvILE4vC19

— Closer Weekly (@closerweekly) July 21, 2019

The couple married in 1996 and have adopted two children: son Oscar Maximilian and daughter Ava Eliot. Like all couples, they’ve had their ups and downs, but Jackman makes a point of keeping his marriage strong by always reaching out to his wife. Before his stage appearances, he puts his hand on his heart and looks to his wife in the audience — and sometimes goes even further than that.

At one of his recent shows in New York City, Jackman sang Frank Sinatra’s “All the Way” directly to his wife, coming down from the stage to where she was in the audience. That was a song they danced to at their wedding.

Jackman told USA Today: “I managed to talk her out of (breaking up with me), thank God. I’m a very indecisive person, Deb really knows this about me. I can count on my hand the amount of times in my life anything has felt that clear to me.”

Hugh Jackman almost missed his big break

While Jackman was lucky that Furness reciprocated his crush, he lucked out in a different way in his career. He was not the first choice to play Wolverine in X-Men.

The 2000 film had already cast Dougray Scott in the role, but Scott was busy shooting Mission: Impossible 2 with Tom Cruise. However, that film ran way over schedule, with director John Woo initially submitting a three-hour cut. As a result, Scott became unavailable for X-Men, and Fox had to recast the part fast, according to Screen Rant.

As fans often do, they griped that Jackman was all wrong, complaining he was too clean-shaven, but Jackman proved the naysayers wrong, becoming a star in his own right, just as his wife was in Australia when they first met.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *