0

Ibuprofeno para resaca

La resaca puede ser un compañero desagradable. Después de la fiesta, llegan las consecuencias: el dolor y el malestar. ¿Qué me tomo: paracetamol o ibuprofeno? “Para las cefaleas derivadas del consumo excesvo de alcohol, recomiendo cualquier antiinflamatorio, como ibuprofeno o aspirina. Evitaría, sin embargo, el paracetamol, porque este fármaco hace trabajar al hígado y, en episodios de resaca, este órgano ya está haciendo un esfuerzo extra con la eliminación de los tóxicos de nuestro cuerpo”, narra Moisés Robledo, médico de familia y secretario de información de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG).

¿Y en el resto de los episodios de dolor? En 2010 se consumieron en España 58 millones de envases de paracetamol e ibuprofeno, según el Ministerio de Sanidad. Con Francisco Morales Olivas, catedrático de Farmacología de la Universidad de Valencia, repasamos por qué optar en el resto de los casos.

Irritación de garganta

PARACETAMOL: Cuando se está iniciando el proceso y la molestia es leve, el efecto analgésico obtenido con paracetamol puede ser suficiente.

IBUPROFENO: En la faringitis puede haber un componente inflamatorio que mejorará con el uso de ibuprofeno.

Dolor de cabeza

PARACETAMOL: Si el dolor es aislado debe tomarse paracetamol. “Pero con un dolor mantenido hay que ir al médico. Tomar analgésicos de forma continuada puede ocasionar más un daño que un alivio”.

Contusiones y dolor articular

PARACETAMOL: En los casos de artrosis y dolores en las articulaciones, lo conveniente es el paracetamol.

IBUPROFENO: Se recomienda ibuprofeno para las lesiones musculares como traumatismos o tras practicar ejercicio intenso y artritis por su componente inflamatorio.

Dolor de muelas

PARACETAMOL: “En general, el ibuprofeno no debe emplearse en lugar de aspirina o paracetamol para dolores de baja intensidad. Un gramo de paracetamol no es más eficaz que 500 miligramos; y 400 de ibuprofeno bastan”.

IBUPROFENO: Por su carácter antinflamatorio, el ibuprofeno está indicado para el dolor de muelas y la extracción dental, siempre que haya un dolor intenso.

Dolor menstrual

IBUPROFENO: “Hay muchas mujeres que dicen que el paracetamol no les hace nada porque probablemente puede haber un componente inflamatorio, y que mejoren con ibuprofeno”.

Fiebre

PARACETAMOL: “La primera opción debería ser el paracetamol, salvo contraindicación”.

IBUPROFENO: La existencia de determinados preparados ha convertido al ibuprofeno en el primer antitérmico infantil.

Puedes seguir Buenavida en Facebook, Twitter, Instagram o suscribirte aquí a la Newsletter.

¿Paracetamol o Ibuprofeno para la resaca?

Un consumo excesivo de alcohol puede pasarnos factura al día siguiente, por lo que lo ideal es comer y beber de forma saludable.

Cuando salimos el fin de semana o acudimos a algún evento solemos beber más de la cuenta y al día siguiente despertarmos con dolor de cabeza, náuseas, vómitos e indigestión; lo que conocemos comúnmente como resaca. La intensidad de estos síntomas dependerá de la cantidad de alcohol ingerido y de la calidad del mismo.

En estas situaciones, siempre solemos hacernos la misma pregunta: ¿Qué me tomo: paracetamol o ibuprofeno?

Técnicamente, el paracetamol es el medicamento de elección para las cefaleas o dolores de cabeza, ya que es más eficaz a nivel neurológico que el ibuprofeno. Sin embargo, tras la ingesta de alcohol el paracetamol potencia los efectos nocivos de esta sustancia, es por ello que debemos evitarlo en caso de resaca.

Cuando ingerimos alcohol de forma excesiva, la única forma que tenemos para eliminarlo de nuestro organismo es mediante la actuación de nuestro hígado, que lo metaboliza y lo transforma en dióxido de carbono y agua. Por tanto, los días de resaca nuestro hígado está haciendo un esfuerzo extra para eliminar los tóxicos de nuestro organismo y si tomamos paracetamol para aliviar los síntomas, se verá sobrecargado y a largo plazo se vuelve perjudicial.

En consecuencia, para calmar las cefaleas derivadas del consumo excesivo de alcohol, el medicamento de elección sería un antiinflamatorio como el ibuprofeno. En caso de alergia a los AINES (antiinflamatorios no esteroideos), se podría tomar aspirina.

Aun así, es importante resaltar que no debemos de abusar de ninguno de ellos y evitar la automedicación, acudiendo al médico siempre que los síntomas no se alivien en las 24 horas siguientes y se prolonguen durante los días siguientes.

Resumiendo: Si hemos bebido más de la cuenta la pasada noche, debemos tomarnos un ibuprofeno. En caso de tener alergia a dicho medicamento, una aspirina.

¿Qué tomar para la resaca?

Para combatir la resaca puede ser necesario recurrir a medicamentos que alivien los síntomas característicos como dolor de cabeza, náuseas, vómitos e indigestión. La intensidad de estos síntomas varían de acuerdo a la cantidad de alcohol ingerido.

Además de esto, existen otros medicamentos que puede ayudar, pero deben ser utilizados con cuidado porque algunos de ellos pueden hacerse más tóxicos debido a la presencia de alcohol en el organismo, como es el caso del paracetamol, y otros pueden irritar el estómago, como es el caso de los antiinflamatorios no esteroideos como el ibuprofeno o el acetilsalicílico, por ejemplo.

Medicamentos de farmacia

Antes de optar por tomar un medicamento para aliviar la resaca, se debe hablar con un médico, ya que debido a la presencia de alcohol en el organismo, algunos de ellos pueden ser metabolizados como sustancias más tóxicas, causándole daño al hígado. Además de esto, existen personas que manifiestan varios síntomas y, a veces, al intentar aliviar el dolor con un analgésico o con un antiinflamatorio, pueden estar irritando aún más el estómago, empeorando la sensación de náuseas.

Los medicamentos que el médico puede recomendar son:

  • Antiácidos con hidróxido de aluminio como el pepsamar, melox, pramigel, entre otros
  • Analgésicos y antiinflamatorios como la Aspirina y el Ibuprofeno, que alivian el dolor de cabeza y el dolor muscular causado por la resaca, sin embargo, deben tomarse con cuidado en caso la persona sienta irritación del estómago o náuseas;
  • Antieméticos como la metoclopramida, ayudando a aliviar las náuseas y la mala digestión;
  • Desintoxicantes que contengan Silimarina como el Legalon o el Neocholal.

Además, estos medicamentos pueden contener cafeína en su composición, que es una sustancia que también ayuda a aliviar los síntomas de la resaca y reducir el cansancio.

Remedio casero

Un excelente remedio casero para curar la resaca es tomar 1 taza de café negro sin azúcar al despertar. Otras medidas caseras que se pueden tomar son ingerir alimentos de fácil digestión como gelatina, frutas, sopas, compotas y vegetales cocidos.

Además de esto, es importante beber mucha agua, jugos de fruta natural o bebidas isotónicas, ya que el alcohol causa deshidratación en el organismo.

Té para la resaca

Un buen remedio natural para acabar con la resaca es el té de milenrama o también conocido como flor de la pluma, porque esta planta medicinal contiene ingredientes que poseen acción digestiva, diurética, estimulante y desintoxicante y, por esto, ayuda al hígado a metabolizar el exceso de alcohol ingerido siendo muy eficaz para combatir la resaca.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de hojas secas de milenrama;
  • 1 taza de agua hirviendo.

Modo de preparación

Colas las hojas de milenrama en la taza. Agregar el agua hirviendo y dejar reposar durante 5 minutos. A continuación deje enfriar, cuele y beba.

Cómo evitar la resaca

Una excelente de evitar la resaca es tomar 1 g de carbón activo antes de beber y 1 g, e ingerir vasos de agua intercalados con las bebidas alcohólicas.

El carbón vegetal activo dificulta que el alcohol sea absorbido a través de la mucosa del sistema digestivo, y el agua previene la deshidratación y ayuda a metabolizar mejor el alcohol.

Qué bien ayer, ¿eh? Qué risa cuando tu amiga la pija casi se rompe la tibia por su empeño de salir montada sobre unos tacones de 12 centímetros. Y qué risa también cuando asustaste al típico moscón contestándole que eres antidisturbios cuando te preguntó que a qué te dedicabas. Una gran noche. Que acabo tarde. Tardísimo. Y que regaste muy, muy bien. ¿Copas? Ni te acuerdas. ¿Chupitos? Alguno cayó. ¿Resultado? La temida resaca. Pero tranquila, tenemos algunos remedios que pueden ayudarte.

Nada de café

¿Buscas exprimir su capacidad activadora y reconstituyente? Mal empiezas. El café es un potente estimulante gástrico, y lo que menos necesita tu estómago es activarse. Más bien, te pide reposo, cariño, tranquilidad. Evita el café en los días de resaca si no quieres contribuir, todavía más, a la sensación de malestar.

Nada de paracetamol ni ibuprofeno

Aunque el primer medicamento se presente como el remedio para aliviar los síntomas de malestar, debe ser metabolizado por tu maltrecho hígado, que no está ahora para fiestas. Y el ibuprofeno quizá te solucione el dolor de cabeza, pero puede agravar todavía más el estado de tu estómago. Mejor optar por remedios naturales.

Nada de comida basura

Aunque sea lo que más te apetece. Una hamburguesa bien grasienta, una pizza cuatro quesos. Error: la comida rápida tiene una alta proporción de grasas y azúcares, difíciles de metabolizar de resaca y que únicamente ralentizarán, todavía más, el funcionamiento de tu aparato digestivo.

Nada de baños calientes

Una duchita bien de vapor hará que te reencuentres contigo misma. Otro mito. ‘Limpiarse’ con agua caliente contribuirá a que te deshidrates todavía más; por eso, huye de las altas temperaturas.

El mito de la cervecita para equilibrar el PH

Tal vez sea el mito por excelencia. Seguir bebiendo alcohol retrasará más la llegada de la normalidad e, incluso, recrudecerá los síntomas que ya sientes. Alcohol, con resaca, cero.

Por el contrario…

Mucha vitamina C

Porque ayudará a metabolizar el alcohol que todavía permanece dentro de ti. Jugos de frutas, preferiblemente de naranja o limón, te rehidratarán con rapidez y te limpiarán de todos los componentes que están alterando tu cuerpo.

Mucha agua y bebidas para deportistas

En la línea del consejo anterior y que refuerza la idea de que la hidratación es fundamental. Si el agua todavía te sabe a tequila, siempre puedes optar por las bebidas isotónicas para deportistas. Aunque no te confundas: nada de refrescos carbonatados ni estimulantes, que también la retrasarán la vuelta a la normalidad de tu estómago.

Paños fríos con lavanda

Frente a las duchas de agua caliente, mejor paños fríos sobre la frente. El frescor del agua, sumado a las capacidades reconstituyentes de la lavanda –que habrás añadido previamente al agua– ayudarán a hacer desaparecer tu dolor de cabeza tan típico de la resaca.

También para beber: leche e infusiones de té con jengibre

La primera reducirá la irritación de tu sistema digestivo y el segundo eliminará las toxinas de tu organismo mientras te rehidrata.

Y para comer…

El plátano y los frutos sec0s contrarrestarán la bajada de azúcar y de minerales. Las espinacas y las verduras de hojas verdes te aportarán más vitaminas y minerales y el atún, las sardinas o la caballa repondrán tus niveles de vitamina B12, todos elementos fundamentales para acabar con la resaca.

Bonus track

Trucos para que no se te note la resaca si tienes que trabajar

La resaca ya es terrible en casa, pero todo se vuelve todavía más mortífera cuando además hay que sobrellevarla en la oficina. Por eso, además de mantenerte hidratada en todo momento, estará bien que te emplees a fondo con el maquillaje y que apuestes por cremas ricas también en vitamina B12 o en ampollas flash para borrar los signos de agotamiento. Además, no olvides eliminar los olores de la noche –a tabaco, a alcohol, a fiesta…– usando cosméticos con olores afrutados y mascando chicle de forma compulsiva para borrar el mal aliento. Y dedícate únicamente a tareas mecánicas que no te hagan pensar demasiado mientras dejas pasar los minutos de la jornada.

Contenido relacionado

Cómo quitar la resaca

Te has pasado bebiendo y ya no tiene solución. Te has venido hasta el agua de los floreros y ahora te duele la cabeza, la tripa y tienes un malestar generalizado. Prometes no volver a beber una gota de alcohol pero sabes que es mentira. Sin embargo, tu resaca tiene solución. A continuación, te contamos algunos remedios y trucos para quitar la resaca. Suerte

Quitar la resaca un proceso complicado pero se puede

Por desgracia, no existe ningún remedio mágico para quitar la resaca aunque cada vez hay más negocios especializados (como bares) que te ayudan a sobrellevar este tema. Sin embargo, con los trucos que te proponemos a continuación no tendrás que salir de casa para poder quitarte de encima tu resaca y al cabo de unas horas podrás estar sonriente y fresco como una lechuga.

Bebe mucha agua

Todo el alcohol que bebiste ayer te ha deshidratado y ahora toca reponer esos líquidos en tu cuerpo. Bebe abundante agua, toda la que puedas y un poquito más. Poco a poco hará que te vayas sintiendo mejor. Esta es la primera clave que debes tener en cuenta para quitarte de encima la resaca.

Bebe zumo y bebidas isotónicas

Pero no sólo de agua viven el hombre y la mujer. Por eso, también es buena idea que además de agua, tomes alguna bebida isotónica (Powerade, Aquarius, Gatorade… la que más rabia te dé) y algún que otro zumo (natural, a poder ser) con el que recuperar vitaminas.

Come lo que te pida el cuerpo

Estás hecho un trapo y tu cuerpo te pide comer guarrerías: hamburguesas, pizzas, perritos, etc… Por un lado, la gran cantidad de azúcares y grasas de estos productos contribuirán a aumentar tus niveles de glucosa pero, cuidado, posiblemente tengas la tripa delicada.

Pastillas para el dolor de cabeza

A poder ser un ibuprofeno que contribuirá a aliviar tu dolor de cabeza. Si no tienes, una aspirina tampoco irá mal. De hecho, en los hoteles de Munich las reparten durante la noche para que la mañana del día siguiente sea más llevadera para los turistas que se han acercado por el Oktoberfest. El paracetamol tampoco funciona mal, pero hará que tu hígado trabaje más ese día, y recuerda que ya le has estado dando bastante caña. En cualquier caso, después de tomar la pastilla, regada con abundante líquido haz caso del siguiente consejo.

Vuelve a dormir

Ya te has tomado la pastilla, ahora deja a tu cuerpo descansar un rato más, que le has estado dando mucha caña durante el día anterior. La combinación de ese extra de sueño y la pastilla hará que te levantes mejor.

Toma vitamina B12

¿Te acuerdas de la escena de Rocky en la que toma varios huevos batidos para desayunar antes de ir a correr? Pues si tu resaca es muy grande, tal vez debas plantearte hacer lo mismo porque son una gran fuente de vitamina B12, al igual que la leche y sus derivados. Si puedes costearte un médico privado, tal vez pueda ponerte una vía con la vitamina, aunque en España no es demasiado común. En otros países, como Estados Unidos, existen médicos especializados en el tratamiento de las resacas. Eso sí, si encuentras uno ve preparando la cartera porque sus tarifas oscilan entre los 200 y los 500 dólares.

Date una ducha

Gracias al vapor de agua y sus efectos refrescantes, una buena ducha te servirá para aliviar los efectos de la resaca, especialmente el dolor de cabeza. Además, también te servirá para quitarte el pestazo del alcohol.

Cuando nada funciona

¿Has probado todo lo anterior y nada funciona? ¿Estás realmente desesperado? Pues bien, siempre te queda el recurso de seguir bebiendo alcohol. Antes de nada, debe mencionarse que este remedio no es más que pegar un pelotazo hacia adelante y aplazar el problema pero, mientras tanto, su consumo contribuirá a eliminar el síndrome de abstinencia de tu cuerpo y te proporcionará una sensación de euforia que hará más llevadera tu resaca, por ahora…

Conforme a los criterios de

Cuando te pasas con el alcohol, al día siguiente tenemos la temida resaca: dolor de cabeza, mareos, fatiga, ansiedad, etc., en general sentiremos un malestar en todo el cuerpo tan grande que probablemente nos lleve a decir las frases típicas de «no vuelvo a salir» o «no vuelvo a beber nunca más alcohol».

Aunque lo recomendable es no abusar del alcohol, probablemente no te vuelvas abstemio tras tu primera resaca, pero si en el futuro tenemos un descuido y nos dejamos llevar por la fiesta o la celebración y bebemos más de la cuenta, debes saber que hay remedios caseros que nos pueden ayudar mucho a paliar los síntomas de la resaca, para que la experiencia al día siguiente no sea tan desagradable.

Toma ibuprofeno o aspirina

En períodos de resaca los antiinflamatorios ayudarán a combatir el desagradable dolor de cabeza que tenemos con la resaca, por ello lo más recomendable es tomar ibuprofeno o aspirina. Cabe puntualizar que si tenemos mal el estómago y tenemos una indigestión no debemos tomar ibuprofeno ya que puede llegar a empeorar los síntomas.

Debemos descartar el paracetamol en la medida de lo posible, ya que cuando tenemos resaca, el hígado está trabajando en exceso debido a que tiene que eliminar las sustancias tóxicas de nuestro organismo y este tipo de medicamentos hacen trabajar aún más nuestro sufrido hígado. Para mejorar la salud de nuestro hígado podemos realizar algún tratamiento depurativo de los que te mostramos, pudiendo ser muy beneficiosos para la eliminación de estas toxinas.

Evita el café

Muchas personas desayunan café por la mañana, pero en caso de tener resaca es poco recomendable, ya que el café es una bebida diurética y lo único que conseguirás será aumentar la deshidratación que tiene tu organismo, empeorando la situación. En lugar de tomar café toma una pieza de fruta. Repondrás vitaminas y azúcares.

Si tienes acidez de estómago evita tomar cítricos, pues te sentarán mal. Puedes sustituir la naranja por una manzana.

Come bien

Es posible que en el estado de resaca no te apetezca mucha comida y tampoco te vamos a recomendar que te des un atracón, pero sí debes comer para conseguir que tu organismo sea capaz de reducir los niveles de alcohol. Aunque tengas falta de apetito haz un pequeño esfuerzo en comer, pues te sentirás mejor.

Si tienes muchas náuseas, come despacio y en pocas cantidades, pero no tengas el estómago vacío.

Preferiblemente debes comer hidratos de carbono, así que un plato de pasta o de arroz pueden ser perfectos.

Uno de los efectos del alcohol es que deshidrata nuestro cuerpo y es la principal causa de que al día siguiente nos sintamos tan mal, por ello es necesario reponer líquidos cuanto antes.

Es muy recomendable beber agua antes de irnos a dormir cuando llegamos de la fiesta para paliar un poco los síntomas de la resaca y beber agua en cuanto nos levantemos por la mañana. A lo largo del día continuar bebiendo agua poco a poco, ayudará mucho a curar la resaca y si le echas un poquito de azúcar, mejor que mejor. Nos sentiremos mejor antes.

Come un plátano

Los plátanos contienen potasio y antiácidos que ayudarán a reducir la inflamación de los vasos sanguíneos y eliminar las náuseas que podamos tener debido a la resaca, además también pueden venirnos bien para eliminar el dolor de cabeza. Es por esto que es muy recomendable tomar un plátano en cuanto nos levantemos de la cama.

Toma un zumo de tomate o gazpacho

El zumo de tomate es muy rico en vitaminas (A, B1, B2, B3, B6, C, K y E) y en minerales y cuando tenemos resaca nos hace mucha falta reponerlos, además el tomate es un excelente antioxidante, que nos ayudará también a eliminar toxinas, es por estos motivos que un zumo de tomate puede hacer milagros.

Si podemos tomarnos un gazpacho mejor que mejor, porque además de tomate tiene otras verduras que nos aportarán muchas más vitaminas y minerales. ¡Notarás enseguida una mejoría!

Cosas que no debes hacer para quitar la resaca

Hay muchos falsos mitos sobre métodos para combatir la resaca que sólo empeoran la situación y otras cosas que hacemos sin saber que nos van a perjudicar. Ten en cuenta lo que nunca debes hacer cuando tienes resaca:

  • Tomar paracetamol.
  • Comer comida basura o con alto contenido en grasa: nos provocarán malestar estomacal.
  • Ir a la sauna: hay una falsa creencia de que la sauna ayuda a eliminar las toxinas del alcohol, sin embargo, esto es falso y además podemos sentirnos mucho peor en la sauna debido al calor y a la deshidratación que nos provoca.
  • Consumir bebidas con cafeína: Como mencionamos anteriormente la cafeína es diurética, con lo cual nos deshidrataremos más. Además, puede ocasionarnos molestias en el estómago provocándonos acidez.
  • Beber más alcohol: Beber más alcohol es una muy mala idea, tan sólo conseguirás alargar el tiempo que te dura la resaca.

Cosas que debes hacer para prevenir la resaca

  • Aunque es obvio, debemos decirlo: bebe con moderación. No obstante, no es necesario acabar en estado de embriaguez para sufrir de resaca, a veces sufrimos de resaca sin haber llegado a emborracharnos.
  • Come antes de beber: es importante comer antes de beber, ya que de este modo la absorción del alcohol se hará más lenta, con lo cuál no estarás sobrecargando la actividad del hígado y podrá trabajar a un ritmo más adecuado. Puedes tomar frutos secos o alimentos ricos en vitamina B o alimentos grasos (hay que consumir alimentos grasos antes de tener resaca), también puedes tomar proteínas.
  • Es mejor tomar bebidas blancas que alcoholes oscuros.
  • Trata de beber con pausas entre copa y copa. Beber muy seguido hace que nuestro organismo no pueda soportar el ritmo y se sature por no poder metabolizar la cantidad de alcohol que estamos ingiriendo.
  • Intenta beber agua o un zumo entre una copa y otra. Ayuda a reducir la deshidratación y a que el organismo tenga más tiempo para procesar el alcohol. La intoxicación será menor.
  • Bebe despacio, da sorbos pequeños. Si bebes muy rápido, los síntomas de la resaca llegarán también más rápido.
  • Evita mezclar diferentes tipos de bebidas.

¿Qué es mejor para la resaca, el ibuprofeno o el paracetamol?

Ante una resaca, es habitual acudir al botiquín para intentar paliar sus efectos sobre el organismo, sobre todo los que tienen que ver con los dolores de cabeza. ¿Qué medicamento es más adecuado en este caso? ¿Da lo mismo tomar ibuprofeno que paracetamol? ¿O es uno mejor que otro?

Para la resaca, ibuprofeno. Su efecto antiinflamatorio, al igual que el de la aspirina, es efectivo -aunque limitado- para paliar los dolores de cabeza derivados de un consumo excesivo de alcohol. El paracetamol tiene mayores efectos neurológicos pero, en el caso de las resacas, su consumo está contraindicado.

Esto se debe a que el paracetamol agudiza los efectos secundarios del alcohol, ya que hace trabajar especialmente al hígado, un órgano que ya está haciendo un sobreesfuerzo en este tipo de episodios.

En resumen: si la cefalea no es causada por una excesiva ingesta de alcohol, debe tomarse paracetamol. En cambio, si el dolor de cabeza se debe a un episodio de resaca, debe optarse por un antiinflamatorio como el ibuprofeno o similares.

Con las inminentes celebraciones por las Fiestas Patrias, son muchos los que se olvidarán de cuidar la alimentación y comerán, y beberán, más de lo recomendado.

Esto hará que varios sufran las consecuencias de la indeseada resaca, la que no sólo se manifiesta a través de un malestar general, sino que además suele provocar un intenso dolor de cabeza.

Es bajo este escenario que hay quienes optan por tomar paracetamol, analgésico y antipirético que es útil para el tratamiento sintomático a corto plazo de estados dolorosos y febriles.

Su uso se ha visto masificado además por el hecho de que se comercializa sin receta médica. Si bien genera la sensación de ser un fármaco inocuo, entre otras cosas, porque es uno de los pocos medicamentos que pueden tomar las mujeres embarazadas, su uso puede generar un daño mayor de lo que se cree, especialmente si se mezcla con el alcohol.

Así lo afirmó Moisés Robledo, médico de familia y secretario de información de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), en conversación con el periódico El País.

“Para las cefaleas derivadas del consumo excesivo de alcohol, recomiendo cualquier antiinflamatorio, como ibuprofeno o aspirina”, sostuvo el facultativo.

“Evitaría, sin embargo, el paracetamol, porque este fármaco hace trabajar al hígado y, en episodios de resaca, este órgano ya está haciendo un esfuerzo extra con la eliminación de los tóxicos de nuestro cuerpo”, agregó el experto.

En ese sentido, el sitio Actitud Saludable menciona que la combinación de alcohol y paracetamol puede resultar muy tóxica para el hígado, “e incluso en ocasiones extremas provocar la muerte”.

El citado portal detalla que la toxicidad de esta mezcla se explica porque el hígado es el órgano en el cual se realiza su metabolización.

No obstante, en el hígado además es metabolizado el alcohol. De esta manera, la combinación de ambos incrementa las cantidades de un compuesto que resulta tóxico para el hígado, llamado NAPQI.

Archivo | Agencia UNO

“A esto se suma el hecho de que hay personas más sensibles a los efectos del paracetamol y por lo tanto en ellas las dosis tóxicas disminuyen pudiendo padecer hepatotoxicidad más fácilmente. El incremento de la sensibilidad puede estar determinado genéticamente”, complementan desde Actitud Saludable.

Cabe destacar que un estudio de 2002 publicado en el Annals of Internal Medicine, citado por el sitio de reportajes VICE, determinó que la sobredosis de acetaminofén -o paracetamol- fue la principal causa de insuficiencia hepática aguda en Estados Unidos.

Luego de realizar un seguimiento a 308 pacientes que tenían más de 41 meses en 17 centros de atención del hígado, los investigadores determinaron que el 39% de los casos de insuficiencia hepática aguda estaban relacionados con el paracetamol.

Finalmente, el sitio de la Biblioteca Nacional de Medicina de EEUUaconseja derechamente a no tomar paracetamol si tomas tres o más bebidas alcohólicas cada día.

“Consulte a su médico sobre el consumo seguro de bebidas alcohólicas mientras toma acetaminofén”, advierte el portal.

Fuente: BioBioChile

Tratamiento para la resaca

Una resaca se refiere a los síntomas desagradables que una persona experimenta después de tomar mucho alcohol.

Los síntomas pueden incluir:

  • Dolor de cabeza y mareos
  • Náusea
  • Fatiga
  • Sensibilidad a la luz y al sonido
  • Latidos cardíacos rápidos
  • Depresión, ansiedad e irritabilidad

Recomendaciones para el consumo seguro de alcohol y para prevenir una resaca:

  • Beba lentamente y con el estómago lleno. Si usted es una persona pequeña, los efectos del consumo de alcohol son mayores en usted que en una persona de contextura más grande.
  • Beba con moderación. Las mujeres no deben consumir más de 1 trago por día y los hombres no más de 2. Un trago se define como la cantidad correspondiente a una cerveza de 12 onzas líquidas (360 ml) con aproximadamente 5% de alcohol, 5 onzas líquidas (150 ml) de vino, con aproximadamente 12% de alcohol o 1 1/2 onza líquidas (45 ml) de licor de 80 grados.
  • Tome un vaso de agua entre los tragos que contengan alcohol. Esto ayudará a consumir menos alcohol y disminuirá la deshidratación a raíz del consumo de esta sustancia.
  • Evite por completo el alcohol para prevenir las resacas.

Si usted tiene resaca, tenga en mente lo siguiente para aliviarse:

  • Ciertas medidas, como jugos de fruta o miel, se han recomendado para tratar una resaca. Sin embargo, hay muy poca evidencia científica que demuestre que dichas medidas sirvan. La recuperación de una resaca por lo regular simplemente es cuestión de tiempo. La mayoría de las resacas desaparecen al cabo de 24 horas.
  • Las soluciones electrolíticas (como bebidas para deportistas) y un consomé son buenos para reponer las sales y el potasio que se pierden por el consumo de alcohol.
  • Descansar lo suficiente. Incluso si usted se siente bien a la mañana siguiente después del consumo de una abundante cantidad de alcohol, los efectos duraderos de este disminuirán su capacidad para desempeñarse en forma óptima.
  • Evite tomar cualquier medicamento para la resaca que contenga paracetamol (como Tylenol), dado que puede causar daño hepático cuando se combina con alcohol.

Alimentos para aliviar la resaca

Read in English

A pesar de que el consumo de alcohol y sus desagradables secuelas tienen una larga historia, los estudios sobre resaca (y cómo prevenirla) son escasos, por tanto, existen cientos de “curas”, algunas de estas deben su efectividad a los componentes y principios bioactivos de los alimentos, sin embargo, muchas otras son el resultado de creencias y costumbres.

Si bien no existe una cura mágica para aliviar por completo la resaca, estos son algunos de los alimentos con respaldo científico que pueden aminorar tu viacrucis.

CALDOS

El consumo de alcohol favorece la producción de orina, lo que conlleva a una pérdida de líquidos y electrolitos. Los caldos, que -generalmente- suelen estar condimentados, ayudan a rehidratar y reponer los niveles de sodio en el organismo.

OJO. Los caldos picosos o grasosos pueden llegar a irritar el estómago y empeorar los síntomas.

TUNA

Los síntomas de la resaca están estrechamente vinculados a la inflamación inducida por los desechos que se originan durante el metabolismo del alcohol, de acuerdo a un estudio de la Universidad de Tulane en Nueva Orleans, la tuna combate dicha inflamación y por tanto, el malestar, se demostró que tomar extracto de tuna 5 horas antes de beber alcohol redujo en 62% el riesgo de padecer resaca.

HUEVO

El huevo es rico en dos aminoácidos, la taurina favorece la función hepática y la cisteína a la que se le atribuyen propiedades depurativas. Ayuda al hígado a eliminar sustancias tóxicas, entre las que se encuentra el acetaldehído, un compuesto que se produce cuando el hígado descompone el etanol y es el responsable de las molestas jaquecas.

AVENA

Si bien un plato de avena durante la resaca es poco apetecible, se trata de un cereal muy efectivo. Un plato de avena caliente además de elevar los niveles de azúcar en sangre y dar energía, ayuda a neutralizar los ácidos estomacales y a mejorar la digestión.

PLÁTANO

Por un lado, el plátano es rico en potasio, uno de los electrolitos que se pierden debido al efecto diurético del alcohol, por otro, ayuda a reponer la energía y aumentar los niveles de glucosa en sangre, pues además de la deshidratación, la hipoglucemia es otra de las causas de la resaca.

ESPÁRRAGOS

Los aminoácidos y minerales encontrados en el extracto de los espárragos (sobretodo en las hojas) pueden ayudar al cuerpo a acelerar el metabolismo del alcohol y proteger a las células del hígado contra las toxinas de las bebidas alcohólicas.

Si bien estos alimentos pueden ayudar a disminuir algunos síntomas, no son “la cura”. Para evitar la resaca es recomendable beber con moderación, acompañar el alcohol con alimentos, mantener una buena hidratación y dormir lo suficiente.

MUY INTERESANTE:

¿Por qué se antoja la comida picosa? El chile tiene una sustancia que se llama capsaicina responsable de su picor, esta sustancia actúa como analgésico y favorece la producción de endorfinas lo que se traduce en sensación de placer y bienestar.

Los licores más oscuros pueden causar peores síntomas de resaca.

La infusión de jengibre mejora el malestar de las náuseas.

Entre 25 y 30 por ciento de la población parece ser resistente a la resaca, lo que probablemente se debe a un efectivo metabolismo de etanol.

6 Remedios caseros para la cruda

Un buen remedio casero para curar la resaca o también llamada cruda, es beber bastante agua porque elimina las toxinas a través de la orina y combate la deshidratación, aliviando el malestar que causa, pero para empezar bien el día se recomienda beber 1 taza de café bien fuerte sin azúcar.

El agua también puede ser sustituida por agua de coco, ya que es rica en electrólitos como sodio y potasio que ayudan a regularizar las reacciones químicas del organismo, que se pudieron perder en caso de vómitos.

Evitar lugares muy claros, no fumar y no comer alimentos procesados, grasosos o industrializados son otros consejos muy importantes para curar cualquier resaca. Conozca también cuáles son los medicamentos de farmacia para tratar la cruda.

1. Té de jengibre

El té de jengibre es un excelente remedio casero para curar la resaca, ya que contiene propiedades que favorecen la eliminación del alcohol del organismo lo más rápido posible. Conozca otros beneficios del jengibre.

Ingredientes

  • 10 gramos de jengibre fresco;
  • 3 tazas o 750 ml de agua.

Modo de preparación

Cortar el jengibre en pedacitos pequeños y colocarlos en una panela en conjunto con el agua y dejar hervir durante 15 minutos. Colar, esperar a que esté tibio, endulzar con miel y beber varios sorbos al día.

El jengibre tiene acción antiinflamatoria y desintoxicante y, por esto, es muy eficaz en la eliminación del alcohol del organismo, curando la resaca más rápido.

2 . Miel

Usar la miel para la resaca es una forma muy eficaz de reducir el malestar. Basta con tomar 1 cucharada de miel cada 2 horas durante el día de la resaca.

Este excelente y natural remedio casero funciona independiente del tipo de bebida que causo la cruda, porque el azúcar natural de la miel y sus características para desintoxicar el organismo ayudan a recuperarlo más fácilmente.

3. Jugo de pera

Ingerir como mínimo 220 ml de jugo de pera o 2 frutas antes de iniciar el consumo de alcohol es una excelente estrategia para evitar la resaca al día siguiente.

Este efecto ocurre debido a la alta cantidad de agua, azúcar y fibras de la pera que tiene el poder de acelerar el proceso de eliminación del alcohol en el organismo, ayudando a evitar los síntomas de la resaca como perdida de memoria, sensibilidad a la luz o falta de concentración.

4. Jugo cítrico

Este jugo cítrico para curar la resaca constituye un excelente remedio casero, ya que es rico en vitaminas y minerales perdidos durante el consumo exagerado de alcohol.

Ingredientes

  • 2 naranjas;
  • ¼ de melón;
  • ¼ de piña;
  • 1 kiwi.

Modo de preparación

Licuar todos los ingredientes y beber el jugo inmediatamente. Se debe preparar varias veces al día. La eficacia de este remedio casero contra la resaca se debe a las propiedades y nutrientes de estas frutas, especialmente a la bromelina presente en la piña, que calma el estómago; la vitamina C presente en las naranjas; y a la restitución de los fluidos corporales que es realizada por el melón

5. Jugo de tomate

El jugo de tomate también es una gran opción para quien quiere deshacerse de la resaca pues posee un nutriente llamado licopeno que tiene una eficaz acción sobre el hígado, disminuyendo los síntomas de la resaca.

Ingredientes

  • 4 tomates grandes y maduros;
  • 2 cucharadas de perejil o cebollín;
  • 1 hoja de laurel;
  • Sal al gusto.

Modo de preparación

Licuar todos los ingredientes y agregar un poco de agua fría y unos cubitos de hielo. Tomar el remedio casero preferiblemente en ayuno.

6. Yogur con toronja

Otra posibilidad es tomar un batido de toronja con yogur pues contiene propiedades que benefician el funcionamiento del hígado, favoreciendo la eliminación de sustancias tóxicas.

Ingredientes

  • 2 toronjas;
  • 1 vaso de yogur natural (180 g);
  • 1/2 vaso de agua con gas.

Modo de preparación

Licuar la toronja y el yogur en la licuadora y agregar el agua con gas. Consumir 2 veces al día para un efecto más rápido.

Para hacer el tratamiento contra la resaca con remedios caseros aún más eficaz debe hidratarse bien, bebiendo bastante líquidos a lo largo del día, teniendo una alimentación rica en frutas y vegetales, y descansando siempre que sea posible.

Durante las fiestas navideñas, se suele beber más de lo normal. Y al día siguiente solemos tener dolor de cabeza, mareos, náuseas y todos aquellos síntomas relacionados con una resaca.

Afortunadamente existen algunos remedios naturales contra la resaca, además de pensar en descansar y tener presente que la próxima vez beberemos menos. Aquí os dejamos algunos de ellos.

Vitamina C

Es importante tomar zumos de naranja y limón, es decir, mucha vitamina C porque así nos hidrataremos rápidamente y metabolizaremos el alcohol que tenemos todavía en el cuerpo.

Té e infusiones con jengibre

Las infusiones con jengibre no solamente nos sentarán bien sino que permitirán aliviar todos aquellos problemas digestivos que podemos tener y que todavía arrastramos del día anterior. Este té protegerá nuestro sistema digestivo y eliminará las toxinas del organismo.

Frutos secos

Un puñadito de frutos secos al día es uno de los mejores remedios para permanecer de forma saludable. Y si tenemos resaca nos ayudará en gran medida para contrarrestar la bajada de azúcar y de minerales.

Verduras de hojas verdes

Aunque quizás al día siguiente de tener resaca no nos apetezcan las verduras, son un buen remedio para contar con aquellos minerales y vitaminas que hemos perdido el día anterior. Las mejores son las verduras de hoja verde.

Agua y caldos

El cuerpo nos pide agua porque necesitamos hidratarnos al máximo. Sin pasarnos, beberemos agua pero también caldos, que vienen fenomenal durante los días de invierno. Lo que no haremos es ingerir cafés y otros, aunque nos digan lo contario, porque son bebidas estimulantes y además aumentará el ácido estomacal.

Miel y limón

La miel con limón suele darse como remedio natural para acabar con la tos y los resfriados de los meses más fríos. Pero también es a la vez algo bueno para revitalizar el cuerpo después de ingerir alcohol. Y eso no es todo, porque la miel con limón reduce el dolor estomacal, aumenta nuestras defensas y nos hace estar más fuertes para superar el día siguiente de una resaca.

Infusión de menta

Ya hemos visto como ciertas infusiones, como las de jengibre, nos ayudan a reducir los efectos que sufrimos ante la resaca. Otro remedio casero es la infusión de menta porque aporta diversidad de beneficios para la salud, tales como minerales, vitaminas y nutrientes que necesitamos para, por ejemplo, acabar con el dolor de cabeza.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *