0

Instituto medico laser opiniones

Rejuvenecimiento a medida en el Instituto Médico Láser

La doctora Almudena Royo comienza el tratamiento.

Dicho y hecho. El IML se puso a mi disposición para que este verano mi carita estuviera de lujo.

Con el fin de reforzar las capas más superficiales de la piel para que genere colágeno y elastina, la doctora Royo comenzó con un fotorrejuvenecimiento con luz pulsada intensa de última generación muy suave, unos disparos sobre las zonas que se desean tratar. “Lo importante es dar luminosidad”, me dice la doctora, que antes de comenzar con la sesión ha aplicado un gel frío que permite conducir mejor la luz, además de hacer el tratamiento mucho más confortable.

Para finalizar esta primera sesión me introduce en una máquina de luz led que activa el colágeno. 10 minutos sin un sólo ruido, con los ojos cerrados y notando el reflejo rojo de la luz. Tranquilidad absoluta.

El único requerimiento con la luz pulsada es utilizar protector solar. “La protección solar es vital durante todo el año”, me dice la doctora Royo antes de finalizar y quedar para el próximo protocolo: Ellansé, un inductor del colágeno.

Este producto que se inyecta es un tratamiento a largo plazo, del que sólo se precisa una única sesión. Dura aproximadamente media hora y antes de comenzar la doctora me pinta la piel con un lápiz blanco para saber exactamente dónde tiene que pinchar.

Este reposicionador de estructuras aporta volumen en las arruguillas que se nos van formando con el paso del tiempo y “recoge” el descolgamiento de la piel. Es un procedimiento mínimamente invasivo. Con una cánula y una aguja finísima, la doctora Royo -súper experta en el arte de los pinchazos- va introduciendo el producto en hilillos, rayita a rayita en las zonas que ha pintado, zonas que guarda en secreto porque es “su método”. Mientras pincha me va diciendo: enfádate, levanta las cejas, frunce el entrecejo… Así, va pinchando donde ve que hace falta.

El efecto de Ellansé dura un año aproximadamente y empieza a notarse a los tres o cuatro meses. Aún tengo que esperar un poquito, aunque os confieso que ya voy notado resultados.

Con este tratamiento debo tomar una pastilla de un corticoides durante tres días con el fin de inhibir la síntesis del colágeno de Ellansé -que es del tipo 3- y que que permanezca en mi piel el colágeno del tipo 1, que es el de nuestro organismo.

En esta sesión también aplica un poco de bótox, un protocolo al que me había negado siempre, pero que hay que reconocer que hace maravillas. No tenéis más que ver cómo ha quedado de estupenda mi amiga y compañera de fatigas Eva Reus, que lo contó con pelos y señales en este post hace menos de un mes.

Alguna arruguilla tengo, claro; de expresión y de edad. La peor, un par de surcos del entrecejo que se empeñan en seguirme a todas partes y que creo que venían ya cuando nací. ¡Qué persistentes!

Enfádate, levanta las cejas, cierra con fuerza el ojo, apriétalo, sonríe a tope, relaja… Así, con mis gestos la doctora busca el lugar exacto donde introducir la toxina botulínica, un producto que paraliza suavemente los músculos y produce un borrado de las arrugas que dura aproximadamente 6-8 meses. Afortunadamente el bótox no es ahora igual que el que se ponían algunas actrices y celebrities que les quedaba una “cara cartón” que impactaba. Ahora ya no funciona así. ¡Lo que ha cambiado la medicina estética!

Una última recomendación antes de dejarme tumbada otros 10 minutos metida en la máquina de luz led: “hoy no te agaches y no te acuestes en 6 horas”.

Tercera sesión en mi particular maratón y toca radiofrecuencia, la aplicación de ondas magnéticas que producen un calentamiento controlado de la dermis que activa los fibroblastos y reestructura las fibras de colágeno existentes.

Tumbada en la camilla, me aplican primero un gel conductor. Durante unos 10 minutos, la doctora Royo desliza el manípulo de la radiofracuencia con rapidez con el fin de no quemarme. “Si lo notas muy caliente, avisa”, me insiste. Se nota un calorcillo que va aumentando a medida que pasa el tiempo.

Con la radiofrecuencia se trata de estimular el colágeno y frenar la flacidez. Este tratamiento se puede realizar tanto en verano como en invierno y durante los meses fríos la mejor opción es combinar la radiofrecuencia con algún tipo de láser.

Terminada la sesión, masaje con el serum de Neostrata Tri-Therapy Lifting que favorece la reducción de líneas de arrugas profundas y la flacidez.

IML

Las dos últimas sesiones, con dos semanas de separación, son tratamientos de redensificación de la piel, Splash, además de algún retoque con bótox.

El tratamiento Splash, que comienza aplicando una crema anestésica -señal de que aquello va a molestar/doler-, está diseñado para recuperar la luminosidad y densidad de la piel y se realiza mediante micro-inyecciones de un tipo especial de ácido hialurónico (Redensity I) que supone una actuación intermedia entre el tratamiento de volúmenes y mesoterapia ya que contiene una fórmula exclusiva diseñada para nutrir la piel en profundidad y devolverle densidad. Este ácido hialurónico se realiza en 2 sesiones, aunque dependiendo del estado de la piel se puede hacer alguna más.

Para llevar a cabo su trabajo y saber exactamente dónde pinchar, volvemos al ritual de sonríe, levanta las cejas, enfádate y así, va retocando ahí donde lo necesito.

El Splash se combina con otro producto, RHA1, para potenciar la densidad de la dermis y eliminar las arrugas finas de la superficie de la piel.

A la izquierda de la imagen, zona del labio tratada y la derecha, aún sin tratar. La diferencia es notable.

¿Dónde molesta más? Sin duda alguna en el labio. Esta zona pierde ácido hialurónico, colágeno y elastina con los años y la revitalización con este ácido los deja con forma y redensificados.

Para finalizar, un masaje con una pomada antiinflamatoria y 10 minutos de luz led.

La siguiente sesión se hace dos semanas después con la finalidad de que los productos que me han aplicado se afiancen, se absorban y se integren en mi piel.

Después de estas 5 sesiones, he de reconocer que mi piel ha mejorado muchísimo, la cara de cansancio ha disminuido, la firmeza del rostro ha aumentado y las arrugas de algunas zonas, como las del entrecejo, son ya una mínima marquita. Con el tiempo, los productos irán expandiéndose por mi piel y el resultado se mantendrá más de un año.

El trato en el Instituto Médico Láser ha sido exquisito y no sólo a mí por ser una periodista que iba a probar unos tratamientos sino por lo que he visto y apreciado con los pacientes, tanto hombres como mujeres, que llenaban, fuera a la hora que fuera, las salas de espera.

La medicina estética, afortunadamente, ya está instaurada en nuestro día a día.

Precio de los tratamientos: alrededor de los 2.000 euros.

Eliminación de varices. IML

Quieres una piernas libres de varices?

Por fin ya puedes deshacerte de ellas y lucir unas piernas espectaculares este verano!!

Hoy te cuento un tratamiento revolucionario que me he hecho hace apenas una semana y que pudieron seguir en directo por Snapchat.

Sin duda alguna me puse en las mejores manos, la mejor clínica en Madrid, IML.

El Instituto Médico Láser es la primera plataforma pionera de España y una de las primeras de Europa, dotada con la última generación de equipamiento médico. Altísima calidad dentro de la cirugía y medicina estética con una eficacia espectacular en cada uno de sus tratamientos.

Hoy en concreto les hablo de la eliminación de varices y arañas vasculares.

Este es un problema que nos trae de cabeza a la mayoría de las mujeres, ya que somos propensas a tenerlas ya sea por cambios hormonales, embarazos o actividades deportivas intensas.

En IML tratarán este problema con Láser Endovascular y Terapia Fotodinámica de Varices. Según lo que necesites.

El Láser Endovenoso que IML nos ofrece, es la solución más eficaz y con mejor recuperación para el tratamiento de varices y graves en una sola sesión, y La Terapia Fotodinámica de Varices es una patente internacional para el tratamiento de varices reticulares y arañas vasculares de las piernas.

Mi experiencia? IN CRE Í BLE. Recomendable al 100%

Me inyectaron microespuma en los puntos de canalización venosa. (la aguja es muy finita, a penas notarás el pinchazo)

Seguidamente me pasaron el láser de Neodimio-Yag, que juega un papel fundamental, ya que esta técnica optimiza su eficacia al canalizar el comportamiento óptico con espuma de polidocanol. El poder para absorber la luz de este principio activo hace que con menos energía, se consigan resultados superiores.

Y ya está!! A casa caminando!! Todo en una sola sesión!! Eso sí, recomendado 100% el uso de medias compresoras y unas cremitas que te aconsejarán aplicarte después del tratamiento. En dos meses revisarán cómo ha avanzado el tratamiento y si es necesario volver a pinchar alguna venita que se haya resistido.

Con esta publicación quiero animarte a que te acerques a IML a que te valoren y te informen del mejor tratamiento que te convenga según tus necesidades. Y todo ello con unos precios realmente asequibles.

Si quieres saber más PINCHA AQUÍ y no dejes pasar la oportunidad de lucir tus mejores piernas este verano!!

Por fin, a la alcance de todooosss!!!!!

Llama YA!!

Instituto Médico Láser

Pº General Martínez Campos, 33 – 28010 Madrid (España)

Mi primera experiencia con la Depilación Láser en el IML

Nunca me había realizado la depilación láser y cuando en el Instituto Médico Láser me regalaron unas cuantas sesiones para probarla me hizo muchísima ilusión.

Podía elegir varias zonas, pero pensando en las vacaciones que me voy a coger dentro de poquito y en los bikinis, opté por las ingles.

Nos recomendaron comprar una crema anestésica para aplicarla un par de horas antes del láser.
Pero cuando cuando leí lo de las dos horas, que había que tapar la zona con papel film y demás, me dio pereza.

Total que cuando llamé para pedir la cita la pregunté a la recepcionista: Oye, ¿y duele? ¿Tú te pones la crema?
A lo que ella me respondió, hombre, duele un poquito, pero naaaaa, son dos minutos, ni te enteras.

Una que es del norte y que se cree que aguanta más el dolor que un faquir, se fue para el IML sin cremita.

El trato desde que pasas por la puerta es genial.
Las chicas súper amables.

Te meten en una de las salitas y cuando estás preparada pasa la médica para ver que tipo de láser necesitas, vamos, para ver la intensidad.

Me puse en posición (bocarriba) móvil en mano para ir mirando cositas y de repente llega el momento… la esteticien te dice: ¿preparada?
Y tú dices: Claro, claro, vamos a ello.

Madre de dios! Madre de dios! Menos mal que tenia el teléfono bien agarrado porque con el bote que pegue el pobre podía haber salido muy mal parado, pero que muy mal.

Chicas, nunca, nunca, nunca os la hagáis sin crema.

Igual soy yo que tengo la mitad de la mitad de la tolerancia al dolor de lo que pensaba, pero de verdad, es horroroso.

Eso sí, son cinco minutos mal contados, así que el dolor es intenso pero breve.

Y luego, cuando ves la zona depiladita y piensas que en verano no vas a tener que estar preocupada por los pelajos da gloria bendita.

Tengo que volver a principios de abril para la segunda sesión.
Me voy a untar de crema, pero bien untadita que voy a ir, aunque me tenga que poner dos metros de papel film.

Me lo hicieron hace más o menos un mes y la zona esta perfecta, ni rastro de pelo.
En un principio me iba a hacer cuatro sesiones pero no sé si luego con menos tendré suficiente.

Yo os recomiendo el Instituto Médico Láser porque es un centro que está especializado en este tipo de tratamientos.
Te ve una doctora que eso quieras que no, da mucha seguridad.

Y además es un sitio precioso, súper limpio, con los aparatos más modernos y el personal es muy profesional.

Además el precio por sesión en ingles está fenomenal.
Yo pensaba que era mucho más caro pero sólo cuesta 66€ por sesión, ¿baratillo, no?

¿Cómo han sido vuestras experiencias con la depilación láser?

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *