0

Introducir cereales sin gluten

Cereales sin gluten, cómo introducirlos

Vamos a hablar sobre los primeros alimentos a incorporar en la alimentación de los bebés y empezaremos por los cereales sin gluten que suelen ser los mejor aceptados por su base láctea, dulzor y suavidad.

Como explicamos en el artículo de “La alimentación complementaria del bebé de 6 meses”, la OMS recomienda introducir las frutas, los cereales sin gluten o la verdura indistintamente. Aunque yo recomiendo empezar por los cereales sin gluten o las frutas y cuando estos ya han sido aceptados empezar entonces por las verduras, ya que como dijimos, algunas pueden tener niveles de nitratos, oxalatos y fibra demasiado altos para el organismo del bebé.

Hasta los 6 meses, los bebes son lactantes. La leche es el mejor alimento que les podemos dar, ya que de ella obtienen todos los nutrientes que necesitan. A partir de esta edad sin embargo hay bebés que pueden necesitar un aporte superior de hierro y zinc en su dieta y es entonces cuando debemos empezar por la alimentación complementaria, ya que los cereales sin gluten y más tarde el puré de verduras con pollo va a suplir esa necesidad de minerales esenciales.

La lactancia materna exclusiva durante los seis primeros meses del bebé reduce el riesgo de obesidad en el niño, por tanto es un error introducir la alimentación complementaria antes de tiempo. En el caso de los bebés alimentados con fórmula ocurre lo mismo. Si empiezan a tomar la alimentación complementaria antes de los 4 meses son más propensos a desarrollar obesidad.

Además existe un riesgo de alergia más elevado si se introducen los nuevos alimentos antes de tiempo, ya que a esta edad todavía está madurando el sistema digestivo, renal, nervioso, muscular e inmunológico del bebé.

Aporte nutricional de los cereales sin gluten

Los cereales sin gluten son los que les debemos dar hasta por lo menos los 7 meses de vida. La mayoría están elaborados con 2 cereales que no contienen gluten, el arroz y el maíz. Aunque también son cereales sin gluten el sorgo y el mijo ( menos utilizados en nuestra dieta).

La papilla de cereales sin gluten tiene un alto valor nutritivo y se refuerza con vitaminas (especialmente del grupo B), minerales, ácidos grasos esenciales, proteínas e hidratos de carbono de absorción lenta.

Me gustaría hablaros de la quinoa, no es un cereal, pero se suele englobar en su grupo porque son muy parecidos y tiene cualidades excepcionales. Tiene todos los aminoácidos esenciales, es decir, es una proteína tan completa como puede ser la carne pero sin grasa saturada. Su grasa es alta en ácido linoleico, además tiene vitaminas y es rica en calcio, fósforo y hierro. ¡Como veis es otro superalimento! Hay cereales Bio que la contienen. Si queréis hacerla vosotras la tendréis que moler o comprar directamente la harina de quinoa (la encontrareis en herbolarios o tiendas de dietética).

¿Cómo debemos preparar las papillas de cereales sin gluten?

Los podemos preparar con leche materna o leche de fórmula de inicio o de continuación. Si los preparáis con leche materna, tened en cuenta que tendréis que poner más cereales porque cuesta más de espesar. La introducción se debe hacer lentamente. Primero una cucharada rasa, que iremos aumentando gradualmente (unas 5 cucharadas) para que el bebé se acostumbre al cambio de textura (de líquido a menos líquido) poco a poco. Siempre que introduzcáis un nuevo alimento al bebé ha de primar la lentitud y la suavidad.

La cantidad recomendada será de unos 200ml, como siempre os digo, no es una norma, es una recomendación y esta variará en cada bebé. Tanto si toma 100ml o toma 250ml es normal, es muy importante no forzarlo, cuando el bebé de muestras de estar saciado no hay que darle más. Si por el contrario se lo acaba podremos incrementar la ración.

Una vez más os quiero recordar que el alimento principal del bebé es la leche y que el aporte de esta no debe ser nunca inferior a los 500ml.

Imágenes: benklocek y Imelda.

Lista de cereales sin gluten y con gluten

– Para empezar, bastarán un par de cucharaditas de cereales con gluten añadidas al biberón de leche de continuación. Después de los primeros ensayos, debes aumentar gradualmente la cantidad, introduciendo la sémola y también la pasta, siempre eligiendo la de pequeño formato.

– Con el añadido de los cereales con gluten, la papilla se hace más sustanciosa y se enriquece con almidón y proteínas: es probable, precisamente por esta razón, que consiga satisfacer por entero el aporte nutritivo de la comida y que el niño ya no pida el complemento de leche.

Seguidamente, te ofrecemos un listado de cereales sin gluten y otro de cereales sin gluten, en que también te explicamos los propiedades de cada uno de ellos y los tiempos de introducción de cada uno. Haciendo clic en el banner que encontrarás al final del artículo, te la puedes imprimir.

Cereales sin gluten

ARROZ. Es el cereal que proporciona más almidón y en la forma más fácilmente digerible. Se puede ofrecer al bebé en forma de harinas, sémolas, copos o incluso de leche de arroz
¿CUÁNDO INTRODUCIRLO? Se puede ofrecer prácticamente desde el principio del destete, a los 4-6 meses. Puede administrarse a niños celíacos. ……….

MAÍZ. El maíz es muy rico en hidratos, además de contener potasio, betacaroteno, magnesio y vitaminas del grupo B.
¿CUÁNDO INTRODUCIRLO? El maíz se puede ofrecer al niño prácticamente desde el principio del destete, a los 4-6 meses, en forma de harinas y sémolas. Puede administrase a los niños celíacos.

……….

MIJO. Un cereal de grano muy pequeño y con un sabor suave y neutro, lo que hace que sea bien aceptado por los niños. Es uno de los cereales que más hierro y magnesio aporta. Contiene vitaminas del grupo B.
¿CUÁNDO INTRODUCIRLO? El mijo es un cereal apto para las primeras papillas infantiles, ya que no contiene gluten.

……….

SORGO. El sorgo es un cereal muy similar al maíz, tanto en apariencia como en propiedades nutricionales. Contiene vitaminas del tipo E y B, minerales, como fósforo, hierro y calcio, y fibra.
¿CUÁNDO INTRODUCIRLO?
No contiene gluten, por lo que se puede ofrecer al niño al principio del destete.

Cereales con gluten

TRIGO. Muy proteico: aporta energía de larga duración. El salvado es rico en fibra no digerible, que previene el estreñimiento. Es rico en minerales y en vitaminas del grupo B.
¿CUÁNDO INTRODUCIRLO? El trigo se puede dar al niño en forma de papillas de harina, copos, sémola, galletas o pan a partir de los seis meses.

……….

CEBADA. Tiene un poder nutritivo y una composición química muy parecidos a los del trigo, y es muy fácil de digerir. Es rica en vitaminas del grupo PP, E y B (como el ácido fólico).
¿CUÁNDO INTRODUCIRLA? Se puede ofrecer al niño a partir de los seis meses en forma de papillas de harina, copos, pan de cereales, etc.

……….

ESPELTA. Los nutrientes de este cereal son muy fáciles de asimilar por parte del organismo, ya que no ha sufrido tantas variaciones como el trigo.genera un menor riesgo de alergias y posee una alta digestibilidad.
¿CUÁNDO INTRODUCIRLA? La espelta contiene gluten, por lo que su consumo se recomienda a partir de los seis meses.

……….

AVENA. Es el cereal más calórico y energético, por lo que es ideal para los meses fríos y para los niños más moviditos. Aporta una gran cantidad de vitamina B y minerales, como magnesio, fósforo y calcio, y es rica en fibra.
¿CUÁNDO INTRODUCIRLA? La avena es un cereal que contiene gluten, por lo que se debe introducir en la dieta del niño a partir de los seis meses.

Testados en el paladar más exigente: el de tu bebé

Indicada en la introducción de los cereales en la dieta del bebé.

La hidrólisis térmica es proceso productivo natural y sin procesos químicos. Nutribén® ha desarrollado un importante avance tecnológico que permite conservar el sabor original de los cereales.

Beneficios de la hidrólisis térmica:

  • Las papillas Nutribén® Cereales sin gluten tienen un nivel bajo de azúcares ya que mediante la hidrólisis térmica se produce menos azúcares.
  • Evitamos el uso de enzimas que producen hidrólisis más extensas mediante el tratamiento exclusivo por calor.
  • No hay que añadir exceso de producto ya que se disuelve muy bien y espesa antes, de este modo evitamos la sobrealimentación del bebé.

Las papillas Nutribén® Cereales sin gluten 4 meses son diferentes a las demás porque:

¿Conoces por qué las papillas Nutribén son únicas?

  • Espesa de forma adecuada para no tener que añadir más cacitos. Fácil disolución.

  • Ideal para introducir los cereales. La única papilla del mercado avalada por la FACE (Federación de Asociaciones de Celíacos de España). Apta para celíacos. «Controlado por FACE», marca de garantía, asegura un límite crítico de gluten de 10 mg/kg, límite más estricto que el establecido por la normativa europea para poder etiquetar los productos sin gluten (20 mg/kg).

  • La papilla Nutribén® Cereales sin gluten tiene un mayor porcentaje de Cereales, estos son una importante fuente de energía y son un alimento básico en la alimentación infantil. Compuesto por dos cereales: maíz y arroz.

  • Elaboradas mediante el tratamiento exclusivo por calor, un proceso de producción natural que permite conservar el sabor original de los cereales. Además tiene ausencia de trazas de leche.

  • No contiene azúcares añadidos*, seguimos el consejo de los expertos en nutrición pediátrica.

  • Enriquecidas con 11 Vitaminas y Calcio.

  • Libre de Transgénicos.

  • Su agradable sabor y textura.

  • Se puede preparar la papilla Nutribén® Cereales sin gluten para biberón o en plato.

Puedes hacer click aquí para obtener información del producto.

*Sólo contiene azúcares naturalmente presentes.

ATENCIÓN: ARTÍCULO REVISADO

Escribí este artículo hace más de 6 años. Era básicamente lo que había aprendido como Pediatra en mi formación.

Ya no comparto los argumentos que defiendo en él.

Podría haberlo borrado. Pero creo que es mejor mantener lo que defendía en ese momento para que entendáis que al decir ahora lo contrario no es porque no conozca esta opción previa. Sino porque conociéndola pienso con lo que sé ahora que es un error. Pido perdón a aquellos que leyendo este artículo tal como estaba perdieron la oportunidad de hacerlo de un modo mejor para sus hijos. Pero ha llegado el momento de sustituir claramente una opción por la otra.

Dejo con la letra en rojo lo que afirmaba hace años al final del artículo.

En la actualidad recomiendo lo siguiente:

Baby Led Weaning.

Evitar las alergias con introducción precoz de alimentos.

La hoja con indicaciones que doy a los padres en mi consulta actualmente.

La leche no necesita añadirle cereales. La leche es leche y sabe a leche.

Todo lo que sigue puedes tirarlo a la basura.

Introducción de los cereales sin gluten en la comida de un bebé.

Se venden dos tipos de cereales: Sin gluten (maíz, arroz, mijo…) y con gluten (trigo, avena, centeno, cebada…).

Estos últimos producen una de las alergias alimentarias más frecuentes de occidente: la celiaquía.

Aquel que la sufre no puede tomar ningún alimento que contenga esos cereales, es decir, no puede probar el pan, ni ninguna clase de bollería o pastelería, ni la mayoría de los embutidos, ni rebozados, ni pasta, en los casos más graves ni siquiera alimentos que hallan sido elaborados con utensilios de cocina con los que previamente se halla cocinado cualquiera de los anteriores… Un auténtico latazo.

Sólo pueden tomar con seguridad aquellos productos elaborados cuyo envase tiene una espiga de trigo tachada con la inscripción “libre de gluten”, o naturalmente aquellos que elaboramos nosotros sabiendo que no usamos esos cereales.

No todo el mundo puede ser celiaco. Hay que tener predisposición genética.

El contacto esporádico demasiado precoz favorece que se hagan alérgicos, y la causa principal de ese contacto son las costumbres de dar el trocito de pan como chuchería, la galleta en la papilla de fruta o las “mijitas de…”

Evitad todo eso, sobretodo antes de los 8 meses que es cuando os recomiendo que introduzcáis los cereales con gluten. (no pasa nada si se introducen más tarde, aunque también hay pediatras que los recomiendan antes).

Por tanto se empieza con cereales SIN gluten.

Los cereales se usan como un complemento a la leche y se dan juntos.

Hay cereales que llevan la leche incorporada y se preparan añadiendo sólo el agua. Los hay incluso que se venden en tetrabrik ya preparados con la leche (comprobad que sean sin gluten y con leche de inicio).

Si se está tomando leche artificial se preparará primero la leche como siempre y se le añaden los cereales.

Si no ha tomado antes leche artificial leed el apartado sobre preparación del biberón.

Los cereales pueden tomarse en biberón o en papilla, con cuchara.

Depende de que al niño le guste la cuchara o no.

Suele indicarse que se añada un cacito de cereales por cada mes. Así para el niño de 4 meses serían 4 cacitos. Esto es sólo orientativo.

Hay marcas que espesan más y otras que espesan menos, por lo que yo aconsejo que se añadan según el gusto del niño (a unos le gustan más espesos y a otros más claros) y según la vía por la que se le da (más espeso para la cuchara que para el biberón).

Para el biberón compradle una tetina para papilla ya que con las normales para leche se atascan con el más mínimo grumo.

Para la cuchara, no lo hagáis tan claro que se caiga si no queréis estar 2 horas dándole y que además acabe la mitad desperdigada, ni tan espesa que el niño tenga que casi “masticarla”:

La consistencia de una bechamel suave.

En cuanto a la cantidad de la toma de cereales os digo lo que con el biberón:

Que siempre le sobre un poco, mientras no le siente mal.

Suelen darse dos tomas al día. Generalmente comida y cena o desayuno y cena.

Las dos en las que tenga más hambre.

Si te gusta y lo compartes ¡GENIAL!

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *