0

Inventos de mujeres

Tabla de contenidos

Compartir:

Pese a que los ámbitos de la ciencia y la técnica, como tantos otros, permanecieron durante siglos reservados a la labor los hombres, por prejuicios e imposiciones de género, no pocas mujeres han logrado saltar esa barrera y aportar su talento y lucidez al mundo. El día internacional de la mujer es un buen momento para elaborar una lista con algunas de las más importantes inventoras de la historia.

-Los elementos químicos Marie Curie: Marie Salomea Sklodowska Curie fue la primera en identificar al Polonio (Po) y el Radio (Ra) como elementos químicos. El primero recibe su nombre del país de nacimiento de su descubridora: Polonia. Obtuvo el Premio Nobel de Física en 1903 (compartido con su marido Pierre y Henri Becquerel) y el de Química en1910

-El lavavajillas de Josephine Cochrane: dado que las mujeres del siglo XIX estaban dedicadas casi por entero a las tareas domésticas, no es extraño que muchos de sus grandes inventos estén orientados a perfeccionar ese trabajo; así Josephine Cochrane inventó el lavavajillas, máquina que le valió el premio a la “mejor construcción mecánica” en la Exposición Universal de Chicago de 1893.

-El “proto WiFi” de Hedy Lamarr: estrella del cine y espía de los aliados en la Segunda Guerra Mundial, Lamarr inventó un sistema de comunicaciones secretas basado en la conmutación de frecuencia, versión primitiva del actual sistema de WiFi.

-La “Señora Edison”, Beulah Louise Henry: inventora desde el seno del hogar, Henry patentó 50 inventos, entre ellos un refrigerador, la muñecas de ojos de colores, esponjas con jabón para niños y una máquina de escribir capaz de realizar cuatro copias de un documento.

-El Kevlar de Stephanie Kwolek: química de profesión, Kwolek inventó el Kevlar, una fibra muy ligera y hasta cinco veces más resistente que el acero, que actualmente se usa en la fabricación de chalecos antibalas, velas náuticas, neumáticos, cables submarinos o trajes ignífugos.

13 mujeres inventoras que todos tus estudiantes deberían conocer

Para el Día Internacional de la Mujer 2016, la multinacional Microsoft le pidió a varias niñas que dijeran el nombre de sus inventores preferidos. Sin titubear, ellas nombraron a Benjamin Franklin, Leonardo da Vinci, Nikola Tesla, Alexander Graham Bell, Thomas Edison y Albert Einstein. Grandes personajes que sin duda marcaron el rumbo del historia. Más adelante pidieron a esas mismas estudiantes que nombraran a sus inventoras preferidas, pero… no hubo respuesta alguna.

Desconocían sus nombres no por falta de interés o estudio, sino porque seguramente no habían tenido el espacio para conocer la historia de muchas mujeres que al igual que estos grandes hombres, impactaron al mundo con pequeños y grandes inventos. El limpiabrisas, la balsa salvavidas, el periscopio e incluso los medicamentos para tratar la leucemia, el VIH y la malaria, fueron cosas creadas por mujeres que deberían estar presentes en las salas de clase, si el objetivo es inspirar a niñas y niños a hacer grandes cosas.

Sabemos que Alexander Graham Bell hizo un aporte notable y fundamental al desarrollo de las telecomunicaciones, y Thomas Edison contribuyó a la industria eléctrica cuando logró que su primera bombilla alumbrara durante 48 horas seguidas. Incluso los niños más pequeños, reconocen parte de estas historias y se maravillan al saber que podrían ser ellos los próximos inventores.

Estas mujeres podrían ser entonces, otro motivo de inspiración para esos niños que sueñan con ser grandes científicos, o aquellos que sueñan con inventar algo que pueda optimizar o cambiar la vida de muchas personas. Mujeres como Mary Anderson, Maria Beasly y Gertrude Bell Elion, al igual que Tesla y da Vinci, lo hicieron… cambiaron el curso de la historia con sus aportes, y tal como ellas, nuestros niñas y niñas podrían hacerlo también.

1. Mary Anderson

Mary Anderson nació en 1866 en el Condado de Greene, Alabama. Era una mujer de negocios inquieta que le facilitó la vida a miles de conductores de trenes, tranvías y autos, que incluso en la actualidad, hacen uso de su invento: el limpiabrisas. En un viaje a Nueva York experimentó la lentitud de los tranvías que debían detenerse una y otra vez para que el conductor limpiara el agua y la nieve del parabrisas. Fue así como decidió diseñar un objeto que consistía en la unión de un brazo metálico y una lámina que arrastraba el agua del parabrisas de un aparato locomotor en pleno movimiento. Después de varios modelos que Mary fue mejorando poco a poco, decidió patentar su invento en 1903. Pronto, marcas como Ford, empezaron a incorporarlo en sus coches convirtiéndose así en un elemento indispensable.

2. Martha Coston

Martha Coston nació en 1826 en Baltimore, Estados Unidos. A sus 21 perdió a su esposo con quien tuvo cuatro hijos. Esto no le impidió crear y patentar un sistema para que los barcos pudieran generar señales en las noches. Para hacer esto utilizó la pirotecnia y los colores rojo, blanco y verde, creando así la bengala que desde hace muchos años ha contribuido a salvar la vida de muchas personas en el mar. Las señales de las luces de bengala creadas por Martha eran lo suficientemente intensas y duraderas como para poder ser divisadas por los barcos. Por esta razón, la Marina de Estados Unidos se interesó en su proyecto. Aunque no fue simple, logró el financiamiento para concretar su idea y vendió sus sistema a compañías navieras y clubes náuticos de todo el mundo. Su idea fue adoptada por los gobiernos de Francia, Italia, Dinamarca, los Países Bajos y Haití. Incluso hoy, su sistema es una estrategia de seguridad que permite incrementar la seguridad en el mar.

Mujeres con ciencia

3. Ada Lovelace

Nació en 1815 en Londres Inglaterra y fue la única hija legítima del poeta Romántico Lord Byron. A sus 17 años, Ada conoció a Mary Somerville una conocida autora y científica del siglo diecinueve que le presentó a Charles Babbage, profesor Lucasiano de matemáticas de la Universidad de Cambridge y padre de las computadoras. Con él inició una larga relación profesional basada en las matemáticas y la lógica. Por su capacidad analítica, Baggage la apodó “la encantadora de números“. En 1834, Babbage tenía planes para la construcción de un nuevo tipo de máquina de cálculo, una máquina analítica de carácter general, es decir, el diseño de un computador moderno que representó un importante paso adelante en la historia de la computación.

IQ by Intel

En 1842 el matemático italiano Louis Menebrea, publicó una memoria sobre dicha máquina y Babbage alistó a Ada como traductora de la memoria que estaba en francés. Pero Ada no solo tradujo el artículo sino que le añadió notas importantes sobre la máquina. Esas notas la hicieron pasar a la historia como la primera programadora de la historia. Ada fue la primera persona en el mundo que describió un lenguaje de programación de carácter general al interpretar las ideas de Babbage incluso mejor que él mismo.

4. Maria Beasly

Maria nació en 1876 en Filadelfia. Aunque patentó varios inventos, entre esos un sistema automatizado para fabricar barriles en los que se almacenaba vino y otros alimentos, Maria Beasley pasó a la historia por inventar un elemento que ha salvado miles de vidas, la balsa salvavidas. Hasta la fecha en que patentó su invento, naufragar significaba tener una muerte segura.

Maxers

5. Patricia Bath

Esta oftalmóloga, inventora y académica, nació en 1942 en Nueva York. Bath patentó el Laserphaco Probe, un instrumento que se utiliza para el tratamiento láser de cataratas en los ojos. Además de este, Patricia es propietaria de otras patentes más y es la fundadora del American Institute for the Prevention of Blindness en Washington, D.C.

Adam Ferguson for TIME

6. Sarah Mather

En el año 1845 Sarah Mather patentó un periscopio, objeto para inspeccionar las profundidades del océano desde los buques de navegación marítima. El instrumento permitía además, saber a qué distancia y posición se encontraban otros objetos oculto. En el año 1846, mejoró su invento añadiendo un elemento que permitía detectar buques de guerra.

Emaze

7. Maria Pereira

Su trabajo empezó después de recibir una beca del Programa MIT-Portugal para cursar un doctorado en bioingeniería en Boston. Maria creó un tipo de pegamento que permite cerrar heridas abiertas en el cuerpo sin dañar los tejidos. Este invento podría solucionar uno de los problemas más antiguos de la cirugía.

Adam Ferguson for TIME

8. Gertrude Bell Elion

Esta Neoyorquina nació en 1918 y el mundo la conoce por haber recibido el Premio Nobel de Fisiología y Medicina en 1988. Los inventos que la hicieron merecedora de este importan reconocimiento fueron medicamento que trataban importantes enfermedades autoinmunes como la leucemia, la malaria, y las infecciones urinarias. Sus descubrimientos han servido como precursores de nuevos productos médicos.

Clickmica – Fundación Descubre

9. Tabitha Babith

Tabitha nació en Massachusetts en el año 1779. Un día mientras trabajaba un tejido en una rueca, observó cómo sus compañeros cortaban madera y tuvo una idea. Los hombres operaban una máquina con dos asas y debían tirar de ella hacia atrás y hacia adelante una y otra vez. Así, Tabitha ideó el prototipo de una sierra circular la cual patentó en 1810. Hasta el día de hoy, es muy utilizada por millones de personas, especialmente en la industria de los aserraderos.

The Huffman Post

10. Bertha Benz

Bertha Benz, nació en 1849. En 1888 se convirtió en la pionera del automovilismo por ir a visitar a su madre a más de 100 kilómetros de su hogar. Ella fue la primera persona en conducir un automóvil por una distancia lo suficientemente larga para probar sa autonomía y viabilidad.Una de las cosas más relevantes de su historia es que de vuelta a casa, después del largo trayecto en auto, esta mujer hizo importantísimas sugerencias a su marido para mejorar la conductibilidad del automóvil, entre esas, la incorporación de las pastillas de freno (mejoradas), las cuales ella misma inventó sobre la marcha.

Mercedes-Benz

11. Stephanie Kawolek

Stephanie Kwolek nació el 31 de julio de 1923 en New Kensington, Pensilvania. Esta científica polaco-estadounidense inventó el poliparafenileno tereftalamida, también conocido como Kevlar®, un componente de altísima resistencia, esencial para la fabricación de neumáticos y especialmente, los chalecos antibalas que han salvado la vida de muchísimas personas.

Lemelson Center for the Study of Invention and Innovation

12. Patricia Billings

Patricia Billings nació en 1926 en Clinton, Missouri (EE.UU.). Estudió arte en el Amarillo College de Texas, y durante años se dedicó a la escultura. Esta mujer diseñó una de las sustancias más revolucionarias en la historia de la industria moderna: un material de construcción prácticamente indestructible e incombustible llamado Geobond®. Este producto es tan resistente al calor, que ni siquiera el motor de un cohete podría quemarlo. Por otra parte, no es tóxico y es maleable, esto significa que puede adoptar múltiples formas. Ha sido muy útil en el mundo del arte y en la construcción de edificios, puentes o aviones.

Mujeres con Ciencia

13. Yvonne Brill

La ingeniera aeroespacial Yvonne Madelaine Brill nació un 30 de diciembre en 1924. Esta licenciada en matemáticas por la University of Manitoba y Máster en física química de la University of Southern California patentó un sistema de propulsión con hidracina que permite que un satélite permanezca en una órbita geoestacionaria fija durante más tiempo y con una carga útil mayor. Su trabajo permitió recopilar en 1973 información detallada sobre la termosfera de la Tierra por primera vez.

Inventoras famosas: mujeres que revolucionaron un mundo de hombres

¿En qué personaje histórico pensarías primero si te preguntasen por un invento o un inventor famoso? Probablemente se te vengan a la cabeza Leonardo da Vinci, Thomas Edison o Albert Einstein. Pero, ¿y las mujeres inventoras? Por desgracia, los niños y niñas carecen de referencias femeninas en las aulas y, como consecuencia, no las toman como referentes. Pero lo cierto es que al igual que os hombres, también hubo mujeres que revolucionaron el mundo con sus patentes, entre ellas, el limpiaparabrisas, la balsa salvavidas y los medicamentos para la malaria, el VIH o la leucemia, y sus nombres merecen ser escuchados para inspirar a niños y niñas.
Mary Anderson, Hendy Lamarr, Ángela Ruiz Robles, Marie Curie, Martha Coston o Patricia Bath son solo algunas de ellas. Para celebrar el Día de la Mujer queremos homenajear a las mujeres inventoras, las que mencionamos en este artículo y las que no por motivos de espacio, que son miles y han cambiado el rumbo de la historia.

Tu navegador no puede mostrar este vídeo

Sin duda, el mundo ha cambiado y evolucionado gracias a las mujeres. A pesar de los obstáculos, la subordinación ante la figura del hombre, la opresión y la falta de derechos, demostraron valentía y lucharon por la igualdad y por sus ideas. Sin embargo, muchos no conocen ni sus nombres ni las aportaciones que hicieron, en primer lugar, porque muchas de ellas fueron vetadas por sus contemporáneos; después, porque los planes de estudios no les dan el lugar que merecen en los libros de texto. Y es que seguramente sepas que Alexander Graham Bell fue un personaje clave en el desarrollo de las telecomuniciones pero, ¿sabes quién inventó la red inalámbrica gracias a la cual puedes leer este artículo?, ¿y quién fue la primera persona programadora de ordenadores?

Aquí te dejamos una lista de más de 10 mujeres que con sus inventos marcaron un antes y un después en la historia. Es hora de que ocupen su lugar.

1. El polonio y el radio, de Marie Curie

Su nombre real era Maria Sklodowska y es una de las científicas más conocidas a nivel mundial. Curie, nació en Varsovia pero a los 24 años se marchó a París. Siempre fue una alumna brillante, lo que le permitió florecer con el paso del tiempo. Fue en Francia donde inició su carrera estudiando Ciencias Físicas en la universidad Sorbona, estudios que terminó en 1893 siendo la primera de su promoción. En esta etapa conoció a Pierre Curie, entonces instructor en la Escuela Superior de Física y de Química Industriales de París, y acabó convirtiéndose en su esposo. Fascinado por la investigación de su mujer decidió colaborar con ella en sus proyectos. Ambos científicos, trabajaron codo con codo y en 1898, Marie Curie anunció el descubrimiento de dos nuevos elementos en la tabla periódica: el polonio y el radio. El matrimonio compartió el Premio Nobel de Física en 1903.

Tras la muerte de su marido, Curie decidió continuar con sus investigaciones. Durante los siguientes años, compaginó su trabajo en la Universidad con el cuidado de sus hijas y sus investigaciones sobre el radio. Gracias a ello descubrió que la radioterapia podría ser un tratamiento eficaz contra el cáncer. Así, sus experimentos se popularizaran y fue ganando adeptos. Gracias a estas investigaciones, Marie Curie ganó de nuevo el Premio Nobel, en esta ocasión de Química, en 1911.

2. El libro digital de Ángela Ruiz Robles

La española Ángela Ruiz Robles nació en Villamarín en 1895. Después de participar en varios proyector del atlas científico-gramarical, desarrolló el primer prototipo de enciclopedia mecánica en 1949, que patentó el 7 de diciembre de ese año. Con este artilugio Ruiz Robles, que era maestra en escuelas de León y Galicia, quería hacer su contribución a la mejora de la enseñanza, y consiguió revolucionar el proceso educativo y el concepto que se tenía de los libros tradicionales. Además de ser una prolífica inventora, Ángela era escritora –escribió un total de dieciséis libros–, investigadora y conferenciante y, por si esto fuera poco, fue la fundadora de la Academia Elmaca (por los nombres de sus hijas: Elena, Elvira y María del Carmen), para la formación de opositores. Estudiar en su academia se convirtió en sinónimo de éxito.

3. El periscopio de Sarah Mather

En 1845 la estadounidense Sarah Mather patentó un periscopio, invento que permitía inspeccionar las profundidades del océano desde los buques de navegación marítima para averiguar a qué distancia y en qué posición se encontraban los objetos que había ocultos en el fondo marino. Con los años, Sara Mather añadiría una mejora a su creación anterior para detectar buques de guerra.

4. El chaleco antibalas, por Stephanie Kwolek

Stephanie Kwolek, doctora en Química, fue quien inventó uno de los componentes imprescindibles que forman los chalecos antibalas, el Kevlar. Se trata de un material de alto rendimiento y hasta cinco veces más resistente que el acero y, después de atentarlo a principios de los años 60, salió al mercado en 1965. Desde entonces, ha sido uno de los materiales más utilizados para la fabricación de chalecos antibalas para el ejército y los cuerpos de seguridad.
El Kevlar, además, también se utiliza en otros sistemas de seguridad. Por ejemplo, en las estructuras de vehículos, equipos de bomberos, como material de construcción, en los frenos y neumáticos de automóviles, en aviones, o en prendas de protección y defensa personal. Sin duda, Stephanie Kwolek fue toda una pionera que gracias a sus aportaciones ha contribuido a salvar miles de vidas.

5. El sujetador de Mary Phelps Jacob

Mary nació en el seno de una familia acomodada, le gustaba leer y los bailes de salón. Y precisamente cuando se preparaba para asistir a uno de ellos con 19 años, se dio cuenta de que el corsé de ballenas metálicas sobresalía bajo el vestido de noche que vestía. Para acomodar mejor la prenda y con la ayuda de una de sus criadas, diseñó una sujeción de emergencia. Envolvió su pecho con dos pañuelos de seda atados con una cinta rosa y un cordel. Cuando al día siguiente se lo mostró a sus amigas todas querían uno igual. Fue entonces cuando se dio cuenta de que su invento podría ser rentable.
En 1914 patentó la idea, que fue bautizada como Backless Brassiere. Tiepo después, este nombre quedaría reducido a Bra, tal y como se le conoce hoy en los países de habla inglesa. Aunque muchos atribuyen este invento a otros, el sujetador de Mary Phelps Jacob supuso un avance para la mujer ya que era más ligero, cómodo, saludable, suave y daba al pecho un aspecto más natural.

6. La sierra circular de Tabitha Babbitt

Corría el año 1813. La sierra circular, creación de Tabita Babbitt, fue uno de los inventos más novedosos de la época, ya que fue la primera que se usó en serrería y, gracias a ello, mejoraron los procesos de producción y la eficiencia en la industria, ya que requería la mitad de esfuerzo al trabajar con sierras tradicionales. La primera sierra circular se fabricó en Albany, Nueva York. Tabitha, además, comparte la patente del cortaúñas junto a Eli Whitney.

7. Los pañales desechables de Marion Donovan

Marion Donovan dio por fin con una alternativa a los pañales reutilizables. La creatividad era cosa de familia: tenían una fábrica donde las máquinas y los nuevos inventos estaban a la orden del día. Allí, Marion pasó gran parte de su infancia hasta dar con su primera invención: una cubierta impermeable del pañal confeccionado con tela de nylon de paracaídas. La patente le fue concedida en 1951, pero para entonces ya tenía desarrollada otra idea mejor: el pañal desechable. Aunque tuvieron que pasar más de 10 años hasta que alguna marca confiara en ella, finalmente Victor Mills, un ingeniero de la empresa Procter & Gamble, creó los conocidos pañales Pampers.
Marion fue todo un ejemplo de mujer emprendedora de la época, ya que además inventó numerosas soluciones para el hogar y el cuidado personal, entre otros, el hilo dental.

8. Las comunicaciones inalámbricas, por Hedy Lamarr

Hedy Lamarr no podía imaginar que tras sus estudios de ingeniería desarrollaría una técnica de conmutación de frecuencias en 1940 que contribuiría, años más tarde, a la creación de las tecnologías WiFi y Bluetooth, lo que hoy conocemos como la comunicación inalámbrica. Hasta aquel entonces había bastantes dificultades en la comunicación, por lo que la aportación de Lamarr supuso un antes y un después en la historia.
En 1941 Hedy Lamarr patentó una nueva forma de comunicación secreta que cambiaba de forma dinámica la frecuencia de emisión para que el interceptor no pudiera desvelar los mensajes. Desde 1962, este sistema también sería utilizado por el ejército estadounidense y ha llegado a nuestros días en lo que hoy conocemos como conexión WiFi. Además de inventora, Hedy Lamarr también era actriz.

9. La bolsa de papel de Margaret Knight

Margaret Knight inventó una máquina para hacer bolsas de papel en 1868. Originalmente, las bolsas de papel se parecían más a un sobre, pero Knight ideó la forma de realizar un fondo plano para que estas fueran más útiles y prácticas. Se considera una de las mujeres inventoras más importantes del siglo XIX.

10. Bengalas de señales marítimas, por Martha Coston

Este invento fue realizado gracias a la constancia y el trabajo de Martha Coston. En realidad, fue su marido quien empezó a investigar sobre las bengalas de señales marítimas, pero su repentina muerte hizo que Martha heredera tanto su trabajo como su ilusión por seguir trabajando en este invento. Años más tarde lo patentó, teniendo además la deferencia de hacerlo en nombre de él.
Los primeros experimentos de su esposo fueron un gráfico en color que mostraba cada señal relacionada con un número y una letra y la explicación del color del fuego cruzado. Martha consiguió sacar dos colores, pero necesitaba un tercer color. Así, contactó con varios pirotécnicos de Nueva York, eso sí, haciéndose pasar por un hombre, ya que temía que no la tomaran en serio por ser una mujer. Por fin, uno de ellos consiguió crear un verde intenso, lo que le valió para continuar con sus experimentos y, finalmente, patentar un sistema para señalizar barcos en la oscuridad. En 1859, la Secretaría de la Marina publicó un informe en el que decía ser el mejor sistema de señalización hasta la fecha.

11. El limpiaparabrisas, por Mary Anderson

¿Sabes que el limpiaparabrisas lo inventó una mujer? Este objeto tan común en los coches había sido inventado por Mary Anderson. Aunque hoy es un complemento básico en cualquier coche, hubo una época en que nadie sabía cómo quitar el agua del cristal del coche. Fue Anderson quien ideo el mecanismo que automatizase esta función.
En 1903, Mary patento su invento en la oficina estadounidense pero, sin embargo, no consiguió vender porque muchos lo consideraron una distracción al volante. Durante la dura lucha que Anferson empredió, también tuvo que lidiar con la insistencia de Henry Ford, que trataba de incluir esta idea en sus modelos. Poco después otros fabricantes comenzaron a imitar los modelos de limpiaprabrisas de Mary y sin embargo considerando a Ford como el inventor del mecaniso. Al caducarse la patente, Anderson no pudo obtener ningún beneficio por su invento.

Mujeres que nos sirven de inspiración

La falta de referencias femeninas en las aulas provoca que muchas niñas y niños no tengan una visión completa del panorama. Pero obviamos su ausencia. Faltan escritoras, científicas, artistas, escultoras, músicas y por ello nos sorprende saber que, por ejemplo, la jeringuilla fue inventada por una mujer (fue Leticia Geer) o que la primera persona que decidió utilizar el cinematógrafo para contar una historia de ficción también lo fue (Alice Guy). Esto ocurre y es porque algo falla. Y por eso hacen falta más mujeres para completar la educación e inspirar a niños y niñas a hacer cosas grandes. Ahora te toca a ti luchar por los derechos de las mujeres y por que se conozca el valor de todas aquellas que han contribuido a crear un mundo más igualitario y más justo.

Descubre: Famosas de altos vuelos: las mujeres con mayor estatura de Hollywood

MARIE CURIE

(PD)

No hay científica en la historia que haya superado en reconocimiento y fama a Marie Curie, radioquímica francesa que tuvo que desafiar a las convenciones de todo un país -Polonia- para poder dedicarse a investigar -en sus tiempos, las mujeres no podían ir a la Universidad-. Despuntó tanto en sus investigaciones sobre radiación que fue la primera mujer en ganar el Premio Nobel en Física en 1903 y en 1911 el Premio Nobel en Química. ¿Qué se le atribuye como hallazgo más importante? El descubrimiento del polonio y del radio y la invención, sin ir más lejos, de la palabra “radiactividad”.

LILLIAN MOLLER GILBRETH

(Lillian Moller Gilbreth – DP)

Lillian Moller Gilbreth destacó en la ingeniería industrial porque fue la primera la primera verdadera psicóloga industrial, una de las primeras ingenieras que obtuvo un doctorado y la primera mujer elegida a la Academia Nacional de Ingeniería de los Estados Unidos. A ella debemos el cubo de basura de pedal y los estantes de la nevera. Tuvo una vida larga y prolífica con una espectacular carrera profesional que combinó con ser madre de 12 hijos. Gracias a su extensa familia Lillian tuvo una gran visión para saber qué se necesitaba en una casa.

STEPHANIE KWOLEK

(Stephanie Kwolek – Lemelson Center for the Study of Invention and Innovation)

Como Curie, otro talento polaco, en concreto polaco-estadounidense, que destacó en el campo de la química. Kwolek inventó la fibra fuerte, delgada y versátil conocida como Kevlar®; con ella se hacen los chalecos antibalas, los casos militares y otros materiales incluso espaciales, porque tiene es hasta cinco veces más resistente que el acero. Kwolek falleció a los 90 años en 2014.

MELITTA BENTZ

(Melitta Bentz – PD)

De ama de casa a potente emprendedora, ¿por qué? Porque Melitta Bentz supo detectar una necesidad: la de beber un café mejor filtrado y por tanto más delicioso. Melitta no solo facilitó enormemente el proceso de filtrado con los filtros de café antigrumos, un invento patentados en 1908, sino que se convirtió en una empleada de éxito en cuya compañía era un lujo trabajar por las geniales condiciones en las que tenía a sus empleados (pagaba horas extra, daba vacaciones, no hacía trabajar los fines de semana…)

HEDY LAMARR

(Hedy Lamarr – PD)

Esta actriz austriaca fue toda una estrella en la denominada “edad dorada” de Hollywood. Pero además de ser una famosa actriz de cine, también era una apasionada de la ciencia. Sin formación científica alguna más allá de su afán por el conocimiento, entre los primeros inventos de Lamarr podemos encontrar cosas tan dispares como semáforos mejorados o una pastilla que se disolvía en agua para crear una bebida carbonatada. A pesar de que ambos fueron fracasos absolutos, Lamarr se esforzó un poco más y con ayuda del compositor y pianista George Antheil, pionero en la música mecanizada y la sincronización. Juntos diseñaron y desarrollaron un sistema de guía por radio, ideado como solución para la II Guerra Mundial. El sistema empleaba el espectro radiofónico y las frecuencias para poder detectar cualquier ataque. Utilizando rollos de papel perforado, la frecuencia de comunicación cambiaba aleatoriamente entre 88 valores diferentes, asemejándose a cómo funciona un piano, utilizando secuencias que solo podrían conocer quienes poseyesen la clave requerida. Sin embargo, el sistema no comenzó a utilizarse hasta los años 60, pero fue esencial para el desarrollo de otras tecnologías modernas, como el Wi-Fi y el Bluetooth. En 2014, ambos inventores entraron en el Salón de la Fama de Inventores.

MARTHA COSTON

(Martha Jane Coston – DP)

Martha Coston fue una de las mujeres que participaron directamente en la Guerra Civil norteamericana. Viuda desde que tenía 21 años del joven inventor Benjamin Coston la joven tuvo que encontrar la manera de proporcionar sustento a sus cuatro hijos, y precisamente de esas situación de desesperación nació su invento más conocido y relevante: un sistema “inalámbrico” de señales marítimas utilizando fogonazos de diferentes colores que posteriormente ayudaría al Norte a ganar la guerra. La idea la tomó de las viejas notas que guardaba su marido, cuyo plan preliminar no funcionaba. Martha decidió mejorarlo y finalmente diseñó y patentó el sistema con éxito en 1859. Tras algunas mejoras, Martha vendió su invento a todo tipo de empresas marítimas alrededor del mundo. La joven inventora no fue tan conocida como su contemporáneo Samuel Morse, inventor del telégrafo y el famoso código Morse, pero fue la primera en diseñar este tipo de sistema de comunicación.

RUTH HANDLER

(Ruth Handler – mujeresenlahistoria.com)

Si os decimos el nombre de Ruth Handler, probablemente no os diga nada. Sin embargo, es el cerebro detrás de la muñeca más famosa de todos los tiempos: la muñeca Barbie, todo un icono y símbolo inequívoco de varias generaciones. Después de que su marido decorara su casa con muebles de novedosos materiales plásticos como eran el plexiglás y el polimetilmetacrilato, Ruth le sugirió convertir esa habilidad en un negocio. Durante la II Guerra Mundial, nació la empresa Mattel, que se dedicaba a la fabricación de instrumentos musicales de juguete. Sin embargo, en un viaje por Europa con sus hijos, Barbara y Ken, vio en una tienda unas muñecas que nada tenían que ver con los muñecos bebé que se vendían en Estados Unidos. Inspirada, Ruth creó a la muñeca Barbie. La muñeca, sus incontables trabajos y sobre todo, su colección de vestuario, convirtieron a la muñeca en todo un éxito de ventas, y pronto se convirtió en todo un icono que pretendía reflejar la ambición de las mujeres de la época, e hizo a Mattel la empresa referencia del sector de los juguetes a nivel mundial.

MARY ANDERSON

(Mary Anderson – PD)

Los intereses de Mary Anderson estaban bastante diversificados, y sus negocios estaban repartidos entre el mundo inmobiliario y temas tan dispares como los ranchos y la viticultura. Sin embargo, pocos atribuyen un invento tan esencial a una mujer a la que todo se le ocurrió durante un viaje. Mientras visitaba la ciudad de Nueva York durante el frío invierno de 1902, la joven decidió utilizar el transporte público. Durante el viaje, el tranvía tuvo que parar en varias ocasiones para poder despejar la nieve de las ventanillas y poder continuar su trayecto. Intrigada por este hecho, que hacía que todo el sistema de transporte se retrasara, decidió investigar más a fondo. Al regresar a casa, contrató a un diseñador que creó un dispositivo de accionamiento manual para mantener un parabrisas limpio, y una compañía de la zona comenzó a producirlo. El invento, el limpiaparabrisas, se patentó en 1903, y a partir de ese momento Mary se dedicó a hacerle mejoras. El invento de Mary se cruzó en el camino de Henry Ford, que lo incorporó a sus coches Ford T. El invento revolucionó el sector de la automoción, y fue posteriormente adoptado como equipo estándar en todos los coches.

BELUAH LOUISE HENRY

(Beluah L. Henry – BELUAH LOUISE HENRY)

Beulah Louise Henry es, sin duda, la más prolífica de cuantas tenemos en esta lista. Sus inventos fueron tantos que la norteamericana se ganó el apodo de Lady Edison. Desde 1903, la joven inventora comenzó a conseguir patentes por algunas de sus creaciones. Entre otras cosas, se le atribuyen unos 115 inventos, de los cuales los más famosos son la heladera, las esponjas de jabón para niños, la primera máquina de coser sin bobina,una máquina de escribir capaz de escribir en cuatro documentos, llamada “protografía”; además de tener mucho éxito en la comercialización de productos como paraguas o muñecas para niñas. Fue muy conocida en los Estados Unidos, y las empresas se la rifaban para que fuesen a trabajar con ellos.

JOSEPHINE COCHRANE

(Josephine Cochrane – DP)

Si hay alguien a quien tenemos que agradecer que una tarea tan pesada como lavar los platos sea más sencillo, es a la inventora norteamericana Josephine Cochrane. Nieta de un ingeniero inventor de un barco a vapor e hija de un ingeniero hidráulico, se casó muy joven con un comerciante, que le aseguró una vida de lujo. Al joven matrimonio le encantaba dar fiestas y copiosas cenas en su casa, pero Josephine pronto se dio cuenta que sus sirvientes fregaban los platos sin cuidado, y le estaban destrozando su costosa vajilla. Se negó a dejar que tocaran las piezas, e inspirada por antiguos intentos de otros inventores que trataron crear sin éxito una máquina que lavara la vajilla, decidió emplearse a fondo en mejorar esos inventos frustrados. Una de esas geniales ocurrencias fue el primer lavavajillas que funcionó con éxito, una máquina de tracción manual que patentó y con la que se hizo con el premio a “la mejor construcción mecánica, duradera y adaptada al ritmo de trabajo” en la Exposición Universal de Chicago en 1893. Pronto cientos de restaurantes y hoteles hicieron pedidos, por lo que Cochrane decidió patentar su invento y comenzar a producirlo a gran escala, aunque no fue un electrodoméstico habitual en las casas hasta la década de los 50.

10 grandes inventos científicos realizados por mujeres

Janusz Ryszard Korwin-Mikke, líder político polaco asegura que las mujeres son «menos inteligentes que los hombres» y que deberían ganar menos salario. (Youtube)

Polémica han causado las recientes declaraciones del eurodiputado polaco Janusz Ryszard Korwin-Mikke. En un debate en el pleno del Parlamento Europeo, el líder político polaco aseguró que las mujeres «deberían ganar menos que los hombres». Para Korwin-Mikke las mujeres son «más débiles, menores y menos inteligentes que los hombres». Momentos después de este incidente, el líder conservador sería abordado por la política liberal polaca Joanna Scheuring-Wielgus, quien aseguró, acertadamente, que las mujeres tienen las mismas capacidades intelectuales que los hombres. A lo que Korwin-Mikke respondería que no hay mujeres que hayan realizado inventos o descubrimientos.

A raíz de estas afirmaciones, en el PanAm Post le contamos algunos de los inventos y descubrimientos más relevantes realizados por mujeres desde el siglo XIX. Evidentemente, el espacio es insuficiente para mencionarlos todos, razón por la que hicimos una selección de los diez inventos y descubrimientos más relevantes.

  • Lea más: Leszek Balcerowicz, arquitecto de las reformas de libre mercado en Polonia, recibe Premio Nobel de la libertad

1842. Ada Lovelace: la programación de computadoras

(Youtube)

El prestigioso poeta inglés George Byron, también conocido como Lord Byron, fue padre de Ada Lovelace. Aunque Lovelace tenía talento para la poesía, se dedicó a las ciencias exactas, y en particular a las matemáticas. La científica británica trabajó con el investigador británico Charles Babbage. Este último diseñó la llamada «Máquina analítica» que muchos años más tarde derivaría en el computador. Lovelace analizó junto a Babbage la utilidad de la máquina. Por sus cuidadosos análisis y su propuesta de procesamiento de algoritmos por una máquina, los expertos consideran a Lovelace como la primera programadora de computación.

1893. Margaret Wilcox inventa el calentador para automóviles

(Youtube)

Hacia finales del siglo XIX otra ciudadana americana diseñó un invento que cambiaría al mundo: el calentador para automóviles. Gracias a Wilcox los dueños de automóviles pudieron calentarse mientras conducían. La patente del invento de Wilcox está disponible en este .

1899. La jeringa médica de mano: Letitia Mumford Geer

(Youtube)

En 1899 la neoyorquina Mumford Geer revolucionó un invento ya existente: la jeringa médica. El trabajo de Mumford permitió que la jeringa médica fuese hecho con una sola mano. Es difícil imaginar la medicina moderna sin la creación de la jeringa médica de una sola mano.

1903. Mary Anderson: el limpiaparabrisas

(Facebook)

En 1903 Mary Anderson desarrolló un invento utilizado extensamente en la actualidad: el limpiaparabrisas. Anderson notó que el tranvía de Nueva York, y en general los vehículos de transporte de esa ciudad, debían detenerse durante el invierno. Los conductores de autos y tranvías tenían que bajarse del vehículo para limpiar el hielo, la nieve y la lluvia. Ante esta experiencia, Anderson trabajó durante 1903 para desarrollar un invento que permitiera a los conductores continuar manejando sin detenerse a limpiar. Es así como Anderson terminaría inventando el parabrisas.

1914. Florence Parpart: el refrigerador moderno

(Youtube) Noticias Relacionadas

Francia: ¿quién quiere ser Mila?

Feb 2, 2020

Pan y circo II: en medio del desastre nos volverán a entretener con el…

Feb 2, 2020

A comienzos del siglo XX, Florence Papart creó un invento revolucionario: el refrigerador moderno. Gracias a este invento muchas personas pueden conservar mejor los alimentos. El refrigerador moderno también revolucionó la forma de cocinar en el mundo, pues dejó de ser necesario salar varios alimentos. Papart también inventó un sistema de limpiar calles en los Estados Unidos.

  • Lea más: ¿Es el Estado emprendedor quien impulsa la innovación científica?

1947. Mária Telkes: la calefacción solar residencial y las unidades de desalinización

(Youtube)

En 1947 la científica húngaro-americana Mária Telkes, junto a la arquitecta americana Eleanor Raymond, inventó la Casa Solar Dover. En esta casa, Telkes desarrolló un sistema de calefacción usando paneles solares. La científica húngaro-americana también inventaría destiladores solares y unidades de desalinización del agua. Gracias a este último invento, muchos náufragos salvaron sus vidas.

  • Lea más: Tecnología versus Estado: revelan programa de Uber que evade a la policía

1949: Marion Donovan y el pañal impermeable

(Youtube)

Marion Donovan fue una empresaria e inventora norteamericana. Donovan inventó, en 1949, el primer pañal impermeable. Pocos años después mejoraría su invento y crearía el pañal desechable. Además de sus inventos relacionados con los pañales, esta empresaria realizaría más descubrimientos: mejoraría la seda dental y crearía diversos productos de higiene personal.

1967: Yvonne Brill y la propulsión electrodinámica

(Youtube)

En la década de los sesenta, Yvonne Brill, científica canadiense de origen belga, trabajaría en temas de propulsión de cohetes. Su trabajo científico permitiría a la NASA avanzar en temas de propulsión electrodinámica. Empresas fabricantes de satélites artificiales utilizarían las tecnologías e innovaciones de Brill. Debido a la importancia de sus descubrimientos, Brill obtendría premios académicos como la Medalla John Fritz. La científica canadiense también sería reconocida por la National Inventors Hall of Fame como una de las más prestigiosas inventoras del mundo.

1959: Grace Hopper, el compilador informático y COBOL

(Youtube)

La ingeniera informática Grace Hopper desarrolló varios elementos que sería fundamentales para el futuro de la informática. Campo del que fue pionera otra mujer, la ya citada Ada Lovelace. Hopper desarrolló en 1959 el primer compilador informático. Los compiladores informáticos traducen programas escritos de un lenguaje de programación a otro. Hopper no sólo crearía el compilador informático, sino que también creó un lenguaje de programación (COBOL) con el propósito de que fuese utilizado en cualquier computador.

1972: Stephanie Kwolek inventa el kevlar

(Youtube)

La polaca americana Stephanie Kwolek dedicó su vida al estudio de la química. En 1972 Kwolek desarrolló el kevlar o poliparafenileno tereftalamida. Este material es flexible y resistente, razón por la que ha sido utilizado en diferentes industrias. El kevlar se ha utilizado para fabricar guantes, chalecos antibalas, cuerdas, neumáticos y esquíes.

Conclusión

Luego de este breve repaso por los inventos y descubrimientos realizados por mujeres, resulta absurdo defender las ideas de Korwin-Mikke. Con la revolución industrial, educativa y social que implicó el liberalismo, millones de mujeres tuvieron acceso a una educación que históricamente les fue negada. Desde entonces, millones de mujeres han creado aparatos y desarrollado ideas que han cambiado el mundo. Desde objetos prácticos como los pañales y la nevera hasta complicados descubrimientos como el lenguaje de programación de las computadoras. La ignorancia de Korwin-Mikke no puede eclipsar la realidad histórica.

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

Contribuye hoy

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

5 inventos que fueron realizados por mujeres y no lo sabías

pathdoc

A lo largo de la historia, las mujeres han ocupado un lugar muy peculiar en el desarrollo científico y tecnológico. Más allá de que, durante un largo tiempo, la estupidez de nuestra sociedad las haya mantenido al margen del reconocimiento y les haya dificultado el camino de forma considerable, ellas se las han arreglado para realizar sus aportes. Todo esto lo hemos visto cuando confeccionamos aquella lista con las 10 mujeres científicas más importantes de la historia, ¿recuerdas?

Pues, lamentablemente, el machismo y la idiotez llega a todas partes, sin que el ámbito de las ciencias y los descubrimientos sea la excepción. Con la cuestión de los inventos pasa lo mismo. Un simple ejemplo es el hecho de que hasta el siglo XX tan sólo el 10% de todas las patentes existentes le pertenecían a mujeres ya que, en muchas partes del globo, las mujeres legalmente no podían ser propietarias de un bien, entre otras cosas. Así que con el mismo espíritu con el que hicimos la lista de las científicas, hoy te invito a echarle un vistazo a esta otra con inventos creados por mujeres.

Sierra circular: Babbitt Tabitha, en 1810

Líquido corrector: Bette Nesmith Graham, en 1958

Compilador y COBOL: Grace Murray Hopper, en 1959

Kevlar: Stephanie Kwolek, en 1965

]10 años antes de que Stephanie Kwolek inventara el kevlar, ella se encontraba trabajando para la empresa química DuPont para recaudar el dinero suficiente como para poder hacer su carrera en medicina. Pero el tiempo pasó y Stephanie continuó allí, trabajando e investigando con polímeros, hasta que en una oportunidad notó que las moléculas en el polímero podían alinearse para formar un material sumamente resistente. Luego de ajustar algunos detalles y de persistir constantemente, Kwolek consiguió una fibra liviana pero tan fuerte como el acero: el kevlar. Hoy, el kevlar se utiliza en numerosos materiales, artefactos y herramientas de todo tipo, especialmente en los chalecos antibalas, por lo que a pesar de que Stephanie nunca estudió medicina, le ha salvado la vida a una enorme cantidad de personas.

Nistatina: Rachel Fuller Brown y Elizabeth Lee Hazen, en 1950

Muy bien, ¿qué te parece? Estos han sido apenas unos pocos, pero existen muchos otros inventos hechos por mujeres. ¿Cuál otro conoces? ¿Cuál te parece el más importante?

Inventos cotidianos hechos por mujeres que tus hijos deben conocer

Cuando se les pregunta a los niños nombre de inventores, generalmente saben más nombres de hombres que de mujeres. Por ello, queremos rendir homenaje a estas inventoras, la mayoría de ellas desconocidas, que han sabido marcar un antes y un después porque han conseguido hacer más fácil nuestra vida diaria.

Estas grandes inventoras, muchas veces olvidadas, contribuyeron a los avances médicos y sociales más revolucionarios de la sociedad. Muchos de estos objetos no se concibieron como ahora los conocemos, pero ellas fueron las grandes precursoras de utensilios que hoy usamos de manera cotidiana.

1. Lavavajillas – Josephine Cochrane (1893)

Josephine Cochrane, inventora del lavavajillas | Fuente: edubilla

Hacia finales del siglo XIX, Josephine Cochrane Inventó el primer lavavajillas comercialmente exitoso, el construido en colaboración con el mecánico George Butters. Cochrane hizo realidad una idea patentada en 1850 por Joel Houghton: el lavavajillas. Dentro de una caldera de cobre dispuso una rueda con una serie de compartimentos con cables en los que cupieran a la perfección platos, vasos y otros utensilios. Su lavavajillas fue el primero en utilizar agua a presión en vez de un estropajo para limpiar los platos dentro de la máquina. Gracias a los conocimientos de mecánica e ingeniería de esta norteamericana, hemos podido beneficiarnos de un sistema automático, rápido y eficiente de lavar los platos.

2. Jeringuilla hipodérmica – Letitia Geer (1899)

Letitia Geer, inventora de la jeringuilla hipodérmica | Fuente: tsf

Letitia Geer fue la responsable de uno de los avances más indispensables de la medicina moderna, culminando los intentos que se iniciaron en el siglo IX. ¿Podríamos imaginar hoy en día un mundo sin jeringuillas médicas? Geer inventó, además de la primera jeringuilla que podía ser empleada con una sola mano, la primera que contenía partes de vidrio.

3. Cafetera – Melitta Bentz (1908)

Melitta Bentz, inventora de la cafetera | Fuente: Mujeres con ciencia

El café comenzó a consumirse en Europa a partir del siglo XVII, aunque no fue hasta la invención de la cafetera cuando empezamos a beberlo como se hace en la actualidad, el método usual era colocar los granos de café en un saco y colocarlo en el agua hirviendo. La responsable de este invento fue la alemana Melitta Bentz, un ama de casa que, a comienzos del siglo XX desarrolló un nuevo y revolucionario método. Colocó un trozo de papel absorbente en un recipiente de latón con pequeños agujeros y vertió el café a través de este filtro doble, que atrapaba los granos y permitía volcar el líquido en la taza.

4. Limpiaparabrisas – Mary Anderson (1903)

Mary Anderson, inventora del limpiaparabrisas | Fuente: Fagdut

Mary Anderson fue una promotora inmobiliaria, ranchera y viticultora que, tras realizar un recorrido en tranvía por Nueva York en el que el conductor tenía que salir cada pocos minutos para limpiar el vidrio del parabrisas, ensuciado por la nieve y el agua; decidió ponerse manos a la obra e inventar un artefacto que consiguiera limpiarlo de manera automática y efectiva. Henry Ford decidió probar este nuevo invento en su modelo Ford T. Debido a su éxito, en 1908 todos los Ford llevaban el invento de Anderson.

5. Monopoly – Elizabeth Magie (1904)

Elizabeth Magie, inventora del Monopoly | Fuente: The New York Times

Elizabeth Magie era una apasionada de las nuevas teorías económicas. Con el fin de criticar el capitalismo y demostrar de manera lúdica que el monopolio de la tierra a manos de unos pocos era perjudicial para el resto de la población y para el desarrollo de la economía, inventó el juego que ahora conocemos como Monopoly. Originalmente, este juego recibió el nombre de Landlord’s Game. 30 años más tarde, Charles Darrow, un vendedor en paro, patentó una versión del juego de Elizabeth al que bautizó con el nombre de Monopoly y le vendió la idea a Parker Brothers. Esta firma compensó a Magie con 500 dólares, a pesar de que su invento se convirtió en uno de los juegos de mesa más famosos del mundo.

6. Galletas con trocitos de chocolate – Ruth Wakefield (1933)

Ruth Wakefield, inventora de las cookies | Fuente: Inventive Kids

Ruth Wakefield regentaba un albergue muy popular en Massachusetts por repartir entre sus huéspedes platos para llevar a casa y una porción de sus galletas para el postre. Muchas celebridades de la época acudieron al restaurante como John F. Kennedy, Bette Davis o Eleanor Roosevelt. Wakefield elaboraba sus galletas de una manera tradicional, pero un día, al no tener en casa chocolate en polvo, decidió sustituirlo por trocitos de chocolate. Y así, por accidente, nacieron la famosas cookies. Durante la Segunda Guerra Mundial sus galletas comenzaron a conocerse en todos los Estados Unidos porque los soldados de Massachusetts las compartían con otros soldados de todo el país. Como consecuencia del éxito de estas galletas, la venta de tabletas de chocolate Nestlé semidulce se disparó. Andrew Nestlé, el famoso fabricante, le propuso a Ruth recibir chocolate gratis de por vida para hacer sus galletas a cambio de poder imprimir la receta en la envoltura de la tableta de chocolate semidulce.

7. WiFi y GPS – Hedy Lamarr (1942)

Hedy Lamarr, precursora del WiFi y el GPS | Fuente: multicominc

Hedy Lamarr, además de ser una conocida actriz austriaca, desarrolló la teoría del espectro ensanchado, el precursor del WiFi, durante la Segunda Guerra Mundial. El invento de un sistema de comunicaciones secretas para los torpedos controlados por radio sentó las bases tecnológicas para inventos que consideramos “modernos”, como el WiFi o el GPS. Sin embargo, la invención no sería aprovechada hasta los años 60, cuando la patente se utilizó para desarrollar comunicaciones militares inalámbricas para misiles guiados.

8. Pañal desechable – Marion Donovan (1946)

Marion Donovan, inventora del pañal desechable | Fuente: Kiwireport

Procedente de una familia de inventores, Marion Donovan decidió, tras tener a su primera hija, inventar un producto que le permitiese ahorrar tiempo y esfuerzo limpiando los típicos paños que antiguamente se utilizaban y la ropa del bebé, que se mojaba y manchaba continuamente. Donovan ingenió un pañal recubierto con una especie de tela plástica que en su interior estaba cubierto por un paño mucho más absorbente y que, a la vez, no provocaba escozor al bebé. Diez años más tarde, vendió su idea a Víctor Mills, ingeniero químico en la empresa Procter & Gamble, con la que desarrollaría y comercializaría los pañales desechables tal y como los conocemos hoy en día.

9. Libro electrónico – Ángela Ruiz Robles (1954)

Ángela Ruiz Robles, inventora del libro electrónico | Fuente: time to play

Esta maestra gallega fue la inventora, nada más y nada menos, de lo que podría considerarse el primer libro electrónico. Preocupada por la cantidad de peso que los niños llevaban a la escuela, desarrolló una enciclopedia mecánica que pretendía transmitir conocimientos de una forma más interactiva. El libro contaba con pulsadores, bobinas, luces y desplazables.

10. Tiras reactivas a la orina – Helen Free (1956)

Helen Free, inventora de las tiras reactivas a la orina | Fuente: myhero

Helen Free es una química estadounidense que revolucionó la forma de diagnosticar enfermedades y detectar embarazos. Free inventó unas tiras reactivas, que recibieron el nombre de Clinistix, capaces de monitorear la diabetes y la presencia de glucosa en la orina. En el año 2011, Free recibió de manos de Barack Obama la Medalla Nacional de Tecnología e Investigación por este invento.

11. Un invento salvavidas: la balsa salvavidas – Maria Beasley (1882)

Maria Beasley, inventora de la balsa salvavidas | Fuente: Mujeres con ciencia

Maria Beasley inventó en 1882 un sistema de escape para las embarcaciones que salvó y salva la vida de muchas personas en las tragedias marítimas: la balsa salvavidas. Un invento imprescindible en las grandes embarcaciones, aunque, lo que de verdad le hizo rica fue una máquina de fabricación de barriles que construyó unos años más tarde.

Las mujeres españolas también inventan

Supermujeres, superinventoras (Lunwerg Editores, 2018) de Sandra Uve es la historia de 90 inventoras de todas las épocas. Muchas de ellas tuvieron dificultades para poder patentar sus invenciones y lo hicieron a través de sus maridos, pero otras (las contemporáneas, sobre todo) las tienen a su nombre.

Entre estas mujeres destacan las científicas de hoy en día, que tienen las patentes a su nombre y han conseguido éxito a nivel internacional.

En las historias de este libro, hay las de mujeres españolas que han usado su ingenio para conseguir mejorar la calidad de vida de otras personas, aunque algunos de estos inventos no han tenido todo el éxito que ellas quisieron.

Ángela Ruiz Robles

Ángela Ruiz Robles, inventora del precursor del ebook.

Esta profesora de Villamanín (León) inventó en 1949 el precursor del ebook: una enciclopedia mecánica que incluía un abecedario automático en todos los idiomas y en él se podían formar palabras, frases e, incluso, lecciones o temas. Además, se podían iluminar si era necesario, como los ebooks de hoy en día. Aunque aligeraba las carteras de sus alumnos, ninguna empresa se decidió a comprar el invento de esta entusiasta maestra.

Ruiz Robles ya había realizado otros inventos entre 1944 y 1949: un atlas científico-gramatical con el que conocer el español en profundidad y la máquina taquimecanográfica.

Fermina Orduña

Fermina Orduña, inventora de un carromato para ordeñar mecánicamente y vender leche.

Fue la primera mujer española en conseguir una patente, el 20 de mayo de 1865. Se le otorgaba un privilegio industrial, como se conocía en la época a las patentes, por cinco años para un carruaje que tenía doble finalidad: ordeñar mecánicamente y vender en la calle la leche de burras, vacas o cabras.

De esta forma, repartía leche fresca por los pueblos de Madrid, lugar en el que residía.

Elia Garci-Lara

Elia Garci-Lara, inventora del lavadero mecánico.

Corría 1890 cuando esta valenciana registró su patente: un lavadero mecánico para la ropa. Las prendas se clasificaban según diversos factores (como el grado de suciedad) y después pasaban a lavarse con jabón y lejía, si era necesario. Después la ropa se secaba al aire o con el calor que desprendía una estufa. Al final, se planchaban y doblaban. Todo de forma mecánica.

A pesar de que el proceso era más completo que el de lavadoras y secadoras, el éxito de Garci-Lara no fue tan rotundo como el de otras de sus compañeras, pero su ingenio hubiera facilitado las tareas del hogar.

Margarita Salas

Margarita Salas, gracias a su descubrimiento sobre la replicación del ADN se pueden realizar las pruebas policiales.

Nacida en 1938 y discípula de Severo Ochoa, Margarita es una de las pioneras en el ámbito de la biotecnología. En la década de los 80 del pasado siglo, esta mujer descubrió junto a su equipo un método revolucionario de replicación del ADN que permite, entre otras cosas, realizar las pruebas policiales de ADN, la producción sintética de virus patógenos o la elaboración de plantas transgénicas.

La patente norteamericana, japonesa y europea está en manos del CSIC. Gracias a ella, en 2008 esta institución había ganado más de 3,7 millones de euros lo que la convierte en la patente más productiva de la investigación española.

Pilar Mateo

Pilar Mateo, inventora de una pintura que lleva insecticida.

Con vocación humanitaria, Mateo piensa que la ciencia «debe estar al servicio de la sociedad», por esto mismo se ha centrado en las enfermedades que se propagan por la pobreza. Entre sus patentes se encuentra la Tecnología Inesfly: una pintura que lleva insecticida de liberación lenta inofensiva para las personas y los animales, pero no para los vectores de enfermedades (chinches y mosquitos). Esta tecnología es eficaz en la lucha contra enfermedades endémicas como el chagas, la malaria, el dengue o la leishmaniosis.

Teresa Gonzalo

Teresa Gonzalo, inventora de un gel que evita nuevos contagios del VIH.

Biomédica especializada en la lucha contra el cáncer y el sida. Ha inventado un gel de uso tópico para prevenir nuevos contagios de VIH dado que en muchos países las mujeres no pueden negociar el uso del preservativo con sus parejas sexuales. Esta crema contiene pequeñas moléculas, llamadas dendrímeros, de un microbicida vaginal. Con este proyecto Gonzalo trata de combatir el sida.

Ha fundado su propia empresa, Ambiox Biotech, para comercializar este gel, que es más económico que otros productos de prevención ya que los costes de fabricación son menores por no incluir moléculas biológicas.

Mujeres inventoras toman la facultad de Derecho de la Universidad de Alicante

ALICANTE. La Universidad de Alicante ha inaugurado este miércoles la exposición “Artífices del cambio: las mujeres en la innovación y la creatividad” en la Facultad de Derecho de la mano del Magister Lucentinus y de los autores de la misma, la Oficina Española de Patentes. La muestra, que se puede visitar en el acceso a la facultad, ha sido inaugurada por el rector de la Universidad de Alicante, Manuel Palomar, Pilar Montero, directora del Magister Lucentinus, Máster de Propiedad Intelectual e Innovación Digital de la UA, el decano de la Facultad de Derecho, Pedro Femenía y el director de la Oficina Española de Patentes, José Antonio Gil Celedonio.

El rector ha agradecido a la Oficina Española de Patentes la cesión de la exposición y ha destacado que “pone en valor el papel de la mujer en los inventos y las patentes a lo largo de la historia”. Palomar también ha señalado la excelente relación entre la Universidad de Alicante y la Oficina Española de Patentes, quién colabora de forma habitual con el Máster de Propiedad Intelectual “como lo ha hecho hoy mismo su director, que ha ofrecido una clase a los alumnos esta misma mañana”.

José Antonio Gil Celedonio ha apuntado que “es un honor para España contar con una universidad que cuenta con un máster como el Magister Lucentinus centrado en las patentes y la propiedad intelectual que forma grandes profesionales” y ha explicado que la exposición “forma parte del trabajo de visibilización que realizamos en la Oficina Española de Patentes y estamos encantados de que se pueda visitar desde hoy en la Universidad de Alicante”.

La exposición busca dar visibilidad a las mujeres inventoras y sus inventos, celebrando el talento, el ingenio, la curiosidad y el valor de las mujeres que impulsan el cambio en nuestro mundo y plasman nuestro futuro común.

La exposición muestra la historia de 23 mujeres inventoras y sus patentes. Sus imágenes y textos están sacados de la Galería Temática de “Mujeres Inventoras” disponible en la Web Histórica de la OEPM, así como de otras fuentes. La muestra expone la trayectoria de inventoras de una talla internacional como la recientemente fallecida Margarita Salas, que en el año 2019 recibió el premio al Inventor Europeo 2019 en la categoría así como la Medalla al Mérito en la Investigación y en la Educación Universitaria, en su categoría de Oro, o Erna Schneider Hoover. Matemática e informática estadounidense que fue la primera persona en recibir dos premios Nobel, el de Física (1903) y el de Química (1911), por sus investigaciones sobre la radiactividad.

También la inventora española Ángela Ruiz Robles (1895-1975). Maestra, pedagoga e inventora, reconocida como la precursora del libro electrónico. O Hedy Lamarr (1914-2000). Actriz e inventora norteamericana que colaboró con el esfuerzo bélico a través de una patente concedida en 1942 para un sistema de comunicaciones secreto para lanzar torpedos teledirigidos por radio imposibles de detectar por el enemigo (US 2292387). Y que era una versión pionera del salto en frecuencia o sistema de espectro expandido, la tecnología base de los actuales “Wi”, la telefonía “3G” o el «Bluetooth».

10 inventos creados por mujeres que cambiaron el mundo

2. El juego «Monopoly»

Originalmente llamado «El juego del patrón», fue creado en 1903 por Elizabeth Magie que lo patentó en 1904. El juego de mesa se hizo popular en varias ciudades de los Estados Unidos, a tal punto que se editó en varias versiones sin el control de Magie. 30 años después, Charles Darrow patentó otra versión y le puso el nombre que hoy conocemos.

3. El aislamiento de las células madre

El trabajo de Ann Tsukamoto en 1991 ayudó a los científicos a comprender mejor los sistemas sanguíneos de los pacientes oncológicos. Se cree que gracias al descubrimiento del proceso que aísla las células madres, se puede encontrar la cura para el cáncer.

4. La máquina de hacer helados

Fuente: LA NACION

Quizás uno de los mejores inventos de esta lista que más nos hace felices. Nancy Johnson inventó la máquina de helados en 1843 y patentó el diseño que todavía se usa hasta hoy, incluso con la llegada de las máquinas eléctricas.

5. Calefacción por energía solar en una residencia

Lo que hoy es una moda, empezó en 1947 gracias a dos mujeres. La doctora en física y pionera de la energía solar María Telkes se unió a la arquitecta Eleanor Raymond y crearon la primera casa acondicionada únicamente con energía solar.

6. El bote salvavidas

Fuente: AP – Crédito: Petros Giannakouris

La tragedia de Titanic pudo haber sido mucho peor si no hubiese sido por el invento de Maria Beasely en 1882.

7. Tecnología de transmisión sin cables

Hedy Lamarr inventó un sistema de comunicaciones secretas durante la Segunda Guerra Mundial que fue la base fundante de lo que hoy conocemos como Wi-Fi o GPS. ¡Muchas gracias, Hedy!

8. La heladera eléctrica

Fuente: LA NACION – Crédito:

Antes de este invento, las personas usaban la habitación más fría de sus casas para mantener frescos sus alimentos por 2 o 3 días. En 1914, Florence Parpat se cansó de esa situación e inventó la heladera eléctrica que hoy conocemos.

9. Las galletitas con chips de chocolate

En 1930, Ruth Wakefield estaba preparando galletitas para los huéspedes de su hotel cuando se dio cuenta de que no tenía más chocolate en polvo. Fue así que agarró una barra de chocolate semi dulce y lo mezcló con la preparación, pensando que se iban a derretir en el horno.

10. Los algoritmos informáticos

La primera programadora de la historia fue Ada Lovelace, una campeona en matemática que trabajó junto a un profesor de la Universidad de Londres en la máquina analítica, la antecesora de la computadora moderna.

Campaña de Revista Susana contra el machismo

Día internacional de la mujer – Especial de la revista Susana

15:10 Video

Día de la Mujer: hubo un ruidazo y se celebra un paro contra la desigualdad y la violencia de género

01:37 Video ¿Te gustó esta nota?

5 grandes inventos creados por mujeres

En general, poco se habla de la mujer en ciertos campos como la física o la astronomía, aunque hoy en día esto se está revirtiendo y cada vez se reconoce más el papel fundamental de las mujeres en la sociedad. En este sentido y como homenaje a las mujeres, preparamos esta nota donde te contamos sobre 5 inventos creados por mujeres que debes conocer. ¡Descúbrelas!
5 grandes inventos creados por mujeres
1 – Cristales anti reflectantes – Katharine Blodgett
Sin el invento de la doctora en Física por la Universidad de Cambridge, Katharine Blodgett, tus lentes o tu cámara de fotos hoy no serían lo mismo. Trabajando en la fábrica General Electric realizó experimentos moleculares aplicados al agua junto al químico Langmuir, pruebas que sirvieron luego para crear los cristales anti-reflectantes.
2 – Jeringa – Letitia Geer
Letitia Geer hizo con la jeringa un aporte fundamental a la medicina. Si bien no fue el primer modelo de jeringa que existió, la innovación del modelo que presentó fue que se podía utilizar con una sola mano, lo que facilita mucho el trabajo médico.
3 – Tiras reactivas de orina – Helen Free
La química Helen Free junto a su esposo transformaron y revolucionaron este campo con la introducción de las pruebas para diagnosticar enfermedades y detectar el embarazo tanto en laboratorios como en el hogar; al punto que en el año 2012 la Sociedad Química Estadounidense catalogó el invento de Free como un “hito en la historia de la química nacional”.
Actualmente este tipo de tiras se utilizan en todo el mundo para monitorizar la diabetes, ya que revelan la presencia de glucosa en la orina.
4 – Pañales descartables – Marion Donovan
La arquitecta de la Universidad de Yale, Marion Donovan, es la responsable de uno de los inventos que más facilitan la vida de las mamás de bebés: el pañal descartable.
“A diferencia de otros productos en el mercado, el suyo fue hecho con una tela que permitía que la piel del bebé respirara y también incluía unos botones en vez de imperdibles”, cuentan desde el Salón de la Fama de los Inventores de Estados Unidos.
5 – WiFi – Hedy Lamarr
Algunos podrán conocerla por alguno de sus papeles y hazañas en películas de Hollywood, pero la sueca Hedy Lamarr no se quedó únicamente en su carrera de actriz o pintora aficionada y fue mucho más allá: su desarrollo de la técnica de conmutación de frecuencias que llevó a cabo en 1940 contribuiría, años más tarde, a la creación de la tecnología WiFi y Bluetooth.

  • Fuente: Universia Costa Rica

Tags:

  • mujer
  • inventos creados por mujeres
  • empoderamiento femenino
  • mujeres en la ciencia
  • inventos
  • cultura

  • Perfiles: Preuniversitario, Universitario, Postuniversitario, Personal Docente e Investigador, Personal de Administración y Servicios, Otros

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *