0

Jabon de alepo

Tabla de contenidos

El mejor jabón del mundo lo están preservando estos refugiados de Alepo

Desde hace más de 2000 años, el jabón de Alepo no ha tenido rival. A base de aceite de laurel y de oliva, las pastillas naturales hechas en esta ciudad siria tienen propiedades beneficiosas para todo tipo de pieles. Quizás te suene más el nombre de una variante que tomó el nombre de su puerto de entrada a Europa: Marsella. Pero el auténtico jabón de Alepo solo se consigue con la climatología del lugar, y la guerra que lleva ocho años asolando Siria ha hecho desaparecer gran parte de su producción. En la frontera con Turquía, donde viven más de un millón y medio de refugiados, la española Letizia Buzón ha reunido algunos maestros jaboneros para conservar la elaboración original del jabón más antiguo del mundo.

«Nuestro sueño es devolver a los refugiados la ilusión a través del éxito de su trabajo, y que recuperen el aroma de su tierra, el aroma del Jabón de Alepo», cuenta Letizia, la madrileña basada en Estambul que inauguró la fábrica hace un año y medio. Oyó a hablar de algunas familias refugiadas en Gaziantep que hacían el jabón en casa para venderlo a sus conocidos, y decidió visitarlas. Se enamoró de la cultura artesana que descubrió, y desde entonces ha reunido a 50 trabajadores para producir estas pastillas y venderlas por toda Europa. Nos explica que sus empleados son personas que tuvieron que dejarlo todo atrás, la mayoría de ellos con carreras universitarias. «Estaban psicológicamente muy afectados, así que me llamó la atención cómo les iban volviendo la motivación y la dignidad a través del trabajo», cuenta Letizia.

Letizia Buzon

Si han podido desarrollar el Jabón de Alepo en idénticas condiciones y propiedades en Turquía es gracias a que el clima del triángulo regional de Gaziantep, Hatay y Alepo es parecido. «Pero es fundamental que quienes todavía están en Alepo puedan subsistir, así que recientemente hemos conseguido reabrir una planta allí», nos dice Letizia. La seguridad y la logística no son fáciles, y al transportar la mercancía por carretera hasta el puerto marítimo, se la pueden quitar o les puede pillar un bombardeo. Además, muchas de las imprentas para hacer las etiquetas han desaparecido.

Milenario y único

Según Letizia, el de Alepo no es un jabón, sino «un jabonazo». Está compuesto de aceite de laurel, aceite de oliva, sosa cáustica y agua, y se puede usar a diario para la cara, el cuerpo e incluso como champú. Los ingredientes son 100% naturales, es hipoalergénico y con PH neutro, y tiene multitud de antioxidantes que ayudan a la restauración natural de la piel, así que es bueno para pieles sensibles. También está recomendado para alergias cutáneas, psoriasis, eczema, dermatitis seborreica, herpes, costra láctea y acné.

Lo elaboran a través del método más tradicional, empezando la cocción en enero y dejando fermentar el jabón durante nueve meses antes de venderlo. Al final del proceso es importante que, si se corta la pastilla en dos, por dentro sea de un verde intenso. Esto indica la alta concentración de aceite de laurel, que garantiza la calidad de este jabón. En el caso de estas pastillas, el porcentaje es de los más altos (un 40%).

Letizia Buzon

Medidas a largo plazo

«Muchos maestros jaboneros son hombres, pero las mujeres con las que trabajamos son mi máxima inspiración», nos cuenta la abogada. Desde el branding hasta el empaquetado, pasando por el diseño gráfico de la web, todo está hecho por refugiados. Letizia combina el idealismo con un pragmatismo muy consciente: intenta que la mayoría de los empleados consiga permiso de trabajo en Turquía, aunque de los 4 millones de refugiados en este país, solo unos 20.000 lo han conseguido. Afortunadamente, es legal pagarles un sueldo sin permiso de trabajo siempre que ellos se financien la seguridad social. Así, según cuenta la empresaria, sus empleados pueden cobrar el doble del salario mínimo turco.

Letizia Buzon

Aunque es una gran satisfacción personal, Letizia nos recuerda que esto no es un proyecto humanitario. “No hay que perder la esperanza, pero estas personas no van a volver en mucho tiempo a sus casas” nos dice Letizia, “así que no podemos esperar que vivan de las ayudas eternamente”. De hecho, aunque la guerra terminase pronto, después de su traumática experiencia muchos le dicen que no querrían regresar a Siria. La mayoría tienen hijos, y algunos de hasta siete años ya han nacido en Turquía. «Hay niños que les preguntan a sus padres ‘¿quienes son estos refugiados de los que hablan en la escuela?’”, nos cuenta la madrileña, concluyendo que el objetivo es ayudarles a integrarse en Turquía. Si todo sale bien, abrirán siete plantas para producir jabón de Alepo y podrán contratar a 400 refugiados más, ayudando a mantener viva esta tradición en manos de quienes la conocen mejor.

Jabón de Alepo, todo lo que debes saber

Se cree que en el Jabón de Alepo está el origen de los primeros jabones sólidos del mundo. Con esto ya nos hacemos una idea de su antigüedad.

Alepo fue un punto estratégico entre los comerciantes de la Ruta de la Seda y de la Ruta de las Especias. De ahí, que estos jabones de tradición local se hayan extendido por todos los rincones del Mediterráneo. ¿Sabíais qué el jabón de Marsella es un heredero directo del jabón de Alepo?

Lo que hace tan especial al jabón de Alepo es que se fabrica a partir de un proceso artesanal que se mantiene igual desde su creación. Esta tradición ancestral que comenzaron los maestros jaboneros de Alepo hace siglos, se perpetúa hasta nuestros días, generación tras generación.

¿Para qué se utiliza el Jabón de Alepo?

El jabón Alepo tradicional es de alta pureza y no contiene tintes, perfumes sintéticos ni aditivos químicos. Por eso es particularmente respetuoso con la piel.

Su riqueza en aceite de oliva y aceite de laurel le aportan sus propiedades curativas.

  • El aceite de oliva nutre, hidrata y suaviza la piel
  • El aceite de laurel restaura la película protectora hidrolipídica y tiene un efecto antiséptico y desinfectante

Desde un punto de vista cosmético, es hipoalergénico e hidratante, por lo que es ideal para el cuidado de la piel.

Está indicado para:

  • Higiene diaria: Se utiliza en la limpieza de la cara y el cuerpo.
  • Higiene íntima: Por su suavidad puede emplearse en la higiene íntima diaria, usando un jabón de baja concentración o un jabón de Alepo líquido.
  • Champú: Aplicado 1 o 2 veces por semana. Puede usarse para lavar el cabello y mantener sano el cuero cabelludo.
  • Anticaspa: Combate la caspa, la descamación y el picor. Para este fin, se recomienda su aplicación un par de veces a la semana, dejándolo actuar unos minutos y para después aclararlo bien.
  • Uso dermatológico: En dermatología se emplea para aliviar los síntomas y mejorar la piel en caso de psoriasis, prurito, dermatitis.
  • Acné: Las bayas de laurel tienen un fuerte efecto bactericida y desinfectante por lo que el jabón de Alepo está muy indicado en estos casos.
  • Hongos: Como el jabón de Alepo tiene un PH más básico que la piel, es muy útil para tratar infecciones causadas por hongos.
  • Bebés y niños: Para la higiene infantil y de bebés, a una baja concentración.
  • Piel seca: Trata la piel seca y/o frágil con tendencia a irritarse.
  • Lavado de ropa: Fuera del ámbito cosmético y dermatológico también es excelente para lavar la ropa.
  • Picaduras: Alivia las picaduras de insectos.
  • Afeitado: Puede usarse como espuma de afeitar. A la vez que permite el deslizamiento de la cuchilla, evita y trata la irritación que pueda provocar el afeitado.

¿Cómo saber si estamos ante un verdadero Jabón de Alepo?

Su formulación básica, el largo tiempo de saponificación, su secado en torres y su corte irregular lo hace un jabón único y especial. Sin embargo se venden bajo el nombre de jabón de Alepo, otros jabones que nada tienen que ver con el auténtico.

Para asegurarnos de comprar un jabón de calidad, debemos tener en cuenta los siguientes puntos:

  • El jabón de Alepo se elabora únicamente con 2 ingredientes abundantes en la zona mediterránea; el aceite de oliva y el laurel. El verdadero jabón de Alepo tiene una formulación básica, aceite de oliva y aceite de laurel, sosa y agua. Si veis un jabón de Alepo con una larga lista de ingredientes, huir, de jabón de Alepo sólo tiene el nombre. No se ha elaborado con los ingredientes que marca la receta milenaria.
  • El jabón de Alepo tiene un color amarillo verdoso y en su interior es verde. Salvo los jabones de muy baja concentración.
  • Si tienen certificado, mejor. La certificación orgánica nos garantizará la pureza de sus ingredientes y que se hayan seguido los procesos de elaboración adecuados. Aunque hay que decir que hay jabones de Alepo excelentes y no tienen certificado.

Jabón de Alepo al 8% 20% 30%… ¿Cual debemos escoger?

El porcentaje de cada jabón viene dado por la cantidad de aceite de laurel que contiene. El fabricante debe indicar en el envase el porcentaje que corresponda.

Un jabón de Alepo hasta un 15-20 % se puede usar para la higiene diaria de la piel de todo el cuerpo. A partir del 20%, es decir, con más concentración de aceite de laurel, está considerado como un jabón tratante.

Por ejemplo un jabón de Alepo a partir del 30% sería adecuado para tratar un problema específico como el acné, la piel grasa, o cualquier otra alteración cutánea.

Para la higiene diaria de toda la familia se aconseja un jabón de Alepo de baja concentración.

Nuestro consejo es que si no estáis seguros, empecéis probando una concentración baja. En el caso de que hayáis adquirido un jabón de una concentración demasiado alta y os notéis la piel seca, no lo desechéis, en lugar de usarlo a diario, distanciad su uso cada 2 o 3 días.

¿Un Jabón de Alepo al 50% es mejor jabón que uno al 12%?

No, un jabón de Alepo no es mejor en función de su porcentaje de aceite de laurel. Es adecuado para la piel en la que lo vayamos a emplear, o no. Tratar una piel sin problemas específicos con un jabón de Alepo al 50% es innecesario.

Emplear en una piel seca un jabón de Alepo al 50% sería inadecuado. La resecaría demasiado.

Par la higiene íntima y de los bebés se recomienda una concentración baja, 6%, 8%, 12%.

Debemos tener en cuenta que cuanto más concentrado sea un jabón de Alepo, más astringente será.

¿Cómo conservar nuestro jabón de Alepo?

Al tratarse de un jabón especial, debes seguir algunas sencillas indicaciones para que conserve todas sus propiedades y virtudes como el primer día.

  • Debes asegúrate que una vez usado repose en una superficie seca, para mantenerlo alejado del agua y que seque bien por todas sus caras. Lo más práctico es usar una jabonera aireada.
  • Mantenlo alejado de la luz solar directa

En Cremitasverdes tenéis disponibles jabones de Alepo con diferentes concentraciones, pero todos tienen en común que son auténticos jabones de Alepo, están elaborados siguiendo la receta tradicional y con ingredientes orgánicos.

Jabón de Alepo Ecológico 30%

Jabón de Alepo – Propiedades del jabón sólido más antiguo del mundo

Hace poco pasé un par de días en Segovia con unos amigos y aprovechamos para dar una vuelta por las tiendas de productos naturales. Paseando por la calle Real de esta preciosa ciudad, vimos que habían abierto una tienda de la cadena francesa La Maison du Savon de Marseille. Entre los muchos jabones naturales que había en la tienda, nos llamó la atención un jabón de aspecto rústico cortado en gruesos bloques. Un cartelito colocado junto a la pila de jabones indicaba que se trataba del famoso jabón de Alepo.

Me hizo mucha ilusión encontrarme con este jabón porque, aunque había oído hablar de él, nunca lo había visto antes en ninguna tienda. Seguro que, igual que a mí, te sorprende la historia y las muchas propiedades que tiene este jabón tan antiguo y especial.

Historia del jabón de Alepo

Recibe su nombre de Alepo, una de las ciudades más importantes de Siria, donde comenzó a fabricarse hace unos 2000 años. El jabón de Alepo es el jabón sólido más antiguo del mundo. Los primeros jabones eran soluciones jabonosas líquidas, pero en Alepo se descubrió el proceso de saponificación al añadir sosa cáustica a los aceites de oliva y laurel.

En la Edad Media, durante las cruzadas, el jabón de Alepo se empezó a conocer en todo el Mediterráneo. Fue entonces cuando algunos países copiaron este tipo de elaboración del jabón, dando lugar a otros jabones muy conocidos como el jabón de Marsella o el jabón de Castilla.

Composición, textura y olor del jabón de Alepo

Los únicos ingredientes que contiene el jabón de Alepo son: agua, aceite de laurel, aceite de oliva y sosa cáustica. Esto lo convierte es un jabón vegetal natural, biodegradable y apto para todo tipo de pieles.

El jabón de Alepo es de aspecto bastante tosco, aunque a mí me parece que tiene mucho encanto. Tiene una capa de color marrón por fuera pero su interior es de color verde. Esto se debe a que el jabón se corta y se deja secar en bloques apilados durante muchos meses. Cuanto mayor sea la parte de la costra mejor será la calidad el jabón, porque su proceso de curación habrá durado más tiempo.

Los bloques de jabón de Alepo suelen tener un sello del artesano que lo ha fabricado. El mío tenía un corazón con un texto escrito en árabe. En la etiqueta indicaba que había estado secándose 9 meses.

En función del porcentaje de aceite de laurel que tenga el jabón de Alepo varían algunas de sus propiedades y modos de uso. En la página web de La Maison du Savon de Marseille tienen estos tres tipos diferentes:

Jabón con 8% de aceite de laurel: Destinado a un uso diario. Puede ser utilizado por personas con cualquier tipo de piel. Es ideal para la limpieza de la ropa y de la piel de los niños.

Jabón con 20% de aceite de laurel: Se puede utilizar de 3 a 4 veces por semana para todo el cuerpo. Es ideal para las pieles secas y sensibles.

Jabón con 30% de aciete de laurel: Se puede utilizar unas 2 veces por semana sobre todo tipo de piel. Es ideal para los problemas graves de piel. Presenta propiedades antibacterianas, antisépticas, fungicidas y evita la aparición de hongos y bacterias

El jabón de Alepo no tiene ningún tipo de perfume por lo que simplemente huele a jabón. Este es un olor al que ya no estamos muy acostumbrados, es un olor antiguo y natural, que no es en absoluto desagradable pero tampoco podemos decir que huela especialmente bien. Si alguna vez has olido esos jabones naturales para lavar la ropa sabes a lo que me refiero.

La textura del jabón de Alepo es muy cremosa y cuando lo mojas apenas obtienes espuma. Deja la piel del cuerpo muy hidratada. También lo he probado como limpiador facial y la verdad es que funciona muy bien para reducir el exceso de grasa en la piel. Su uso como champú me ha gustado, pero no tanto como otros que he probado, como por ejemplo el de ortiga. Todo depende de tu tipo de pelo. De todas formas anímate a probarlo porque el jabón de Alepo sirve para tantas cosas diferentes que seguro que te sorprende.

Xavi también está usando el jabón, de hecho lo compró para él, pero yo no me he podido resistir a probarlo. Él está muy contento sobre todo con su uso como champú, porque tiene el pelo graso y gracias al jabón le queda suave, brillante y nada apelmazado.

La señora que nos atendió en la tienda de Segovia nos dijo era un producto que le gustaba sobre todo a los hombres. Seguramente se debe a que se puede usar como jabón para la cara y el cuerpo, como champú y como espuma de afeitar. Además deja la piel muy limpia y está especialmente indicado para personas con la piel grasa. Incluso se puede extender sobre la piel y dejarlo reposar un tiempo para que sirva de mascarilla facial.

Propiedades del jabón de Alepo

Es increíble como única pastilla de jabón de Alepo puede ayudarnos a sustituir muchos productos de higiene. A continuación tienes unas lista sus propiedades:

  • El aceite de oliva nutre, regenera y suaviza la piel.
  • El aceite de laurel es antiséptico, desinfectante y relaja.
  • Restablece la capa hidrolípica de la piel.
  • Protege de infecciones y agentes externos.
  • Protege las pieles secas y pieles sensibles.
  • Ayuda en psoriasis, dermatitis, acné, quemaduras…
  • Es cicatrizante y antioxidante.
  • Regula el cuero cabelludo y da volumen y brillo al pelo.
  • Protege de las irritaciones del afeitado y la depilación.
  • Es antipolillas.

Os dejo un vídeo que me ha parecido muy interesante porque resume en dos minutos el proceso de fabricación tradicional del jabón de Alepo.

El jabón de Alepo es un producto natural y barato ideal para cuidar la piel de los hombres y las mujeres. Yo desde luego lo voy a tener muy en cuenta en mi neceser sostenible a partir de ahora. Espero que este post te haya resultado interesante. Muchas gracias por leer Un armario con buen fondo. ¡Hasta la próxima!

¿Qué es el jabón de Alepo?

El jabón de Alepo ha resistido la prueba del tiempo, ya que limpia y calma incluso la piel más sensible.

El jabón de Alepo debe su nombre a la ciudad en la que se fabricó por primera vez: Alepo (Siria). La primera producción documentada de jabón de Alepo se remonta al siglo VIII, aunque muchos dicen que existía mucho antes y algunos dicen que es el jabón más antiguo del mundo, un verdadero antepasado del jabón, si se quiere. La ciudad de Alepo se encuentra en la esquina noroeste de Siria, y durante siglos, fue un bullicioso centro comercial, como punto clave entre China al este, África al sur y Europa al oeste.

Al igual que el jabón de Castilla, el jabón de Alepo es un jabón duro compuesto de aceite de oliva e hidróxido de sodio (también conocido como lejía), pero su ingrediente único es el aceite de laurel, elaborado a partir de árboles de laurel (de los que también obtenemos hojas de laurel). En la antigüedad abundaban en el húmedo Mediterráneo, pero la presencia de laurisilva ha disminuido considerablemente a medida que el clima mediterráneo se ha ido secando.

Proceso de elaboración

El jabón de Alepo tradicional se elabora mediante un “proceso en caliente”. El aceite de oliva, la lejía y el agua se mezclan en una gran cuba enterrada, en la que los ingredientes se hierven y se mezclan durante tres días, durante los cuales el aceite reacciona con la lejía y el agua hasta convertirse en un jabón líquido espeso.

Al final de este proceso, se añade el aceite de laurel y luego se vierte la mezcla de la cuba sobre una hoja grande de papel encerado en el suelo de la fábrica. La masa grande y verde se deja enfriar y endurecer.

Luego se corta el jabón – un dispositivo de corte similar a un rastrillo es arrastrado a través del jabón para cortarlo de una manera, y luego de nuevo de la otra manera hasta que toda la masa es cortada en cubos individuales que son estampados con el nombre del artesano del jabón.

Los cubos de jabón se apilan en estantes escalonados para permitir la máxima exposición al aire. Una vez secas, envejecen durante unos siete meses. Durante este tiempo, el exterior del jabón cambia de verde a su color amarillo o marrón característico.

Características

En general, el contenido de laurel oscila entre el 2 y el 40 por ciento. Cuanto mayor sea la proporción de aceite de laurel, más marrón se vuelve el jabón. Un jabón con un alto contenido de laurel también suele costar más, ya que es más caro de fabricar.

Caja artesana de tradición siria con 2 jabones de Alepo 100% natural. 40% aceite de laurel. 400 gr. 56,00 € Ver en Amazon Debido a que es natural y libre de productos químicos, el jabón de Alepo ha resistido la prueba del tiempo y sigue siendo buscado hoy en día. El aceite de oliva actúa como hidratante y el aceite de laurel como limpiador. Juntos, pueden ayudar a calmar la inflamación, la irritación y el enrojecimiento. Algunos dicen que el uso del aceite de laurel puede ayudar a tratar y manejar condiciones de la piel como el eccema, la dermatitis seborreica y el acné. De hecho, el jabón de Alepo es a menudo tolerado por aquellos con la piel más sensible.

Hoy en día, muchos fabricantes de jabón industrial comercializan jabón de Alepo. De hecho, algunos fabricantes han estado utilizando la misma receta familiar durante cientos de años. En los últimos años, la producción se ha ralentizado e incluso se ha detenido por completo para algunas empresas, lo que hace que el futuro del auténtico jabón de Alepo sea incierto.

¿Dónde comprar el jabón de Alepo?

⬇ LINKS DE COMPRA ⬇

(#1) Con 4️⃣0️⃣% de aceite de laurel(#2) Con 1️⃣6️⃣% de aceite de laurel(#3) Versión líquida 💧

Nuestro favorito.

  • Amazon ESP 🇪🇸
  • Amazon USA 🇺🇸

Para los ahorradores.

  • Amazon ESP 🇪🇸
  • Amazon USA 🇺🇸

Para los cómodos.

  • Amazon ESP 🇪🇸
  • Amazon USA 🇺🇸

Beneficios y propiedades del jabón de Alepo

Antiséptico, calmante, emoliente, hidratante e hipoalergénico. Este jabón está lleno de beneficios para la piel. El verdadero jabón de Alepo está hecho con productos 100% naturales. Tenga cuidado con las falsificaciones que pueden incluir aditivos que son agresivos para la piel. Compuesto sólo de aceite de oliva, aceite de laurel, soda natural y agua, el jabón de Alepo es perfecto para los amantes de la belleza que buscan evitar los conservantes artificiales.

Es ideal para todo tipo de pieles, incluso para los bebés. El jabón de Alepo tradicional en pastillas (reconocible por su color verde/marrón y su sello tradicional reconocible) es preferible a las versiones líquidas que son menos concentradas y no proporcionan tanta humedad a la piel. Puedes comprar el mejor jabón de calidad y natural en el inicio de esta página.

1. Beneficios clave

La principal propiedad del jabón de Alepo es hidratar profundamente la piel. Recomendado por la mayoría de los dermatólogos, gracias a su composición natural, el jabón de Alepo es adecuado para todo tipo de pieles, ya sean sanas o problemáticas. Además, puede ayudar a aliviar la comezón para aquellos que sufren de psoriasis, acné y eccema, ya que ayudará a hidratar la piel.

La combinación de aceite de oliva y aceite de laurel ayudará a que su piel recupere su flexibilidad y suavidad, dándole a la piel un aspecto más joven. También puede servir como champú anticaspa, ayudando a hidratar el cuero cabelludo para limitar la descamación. Colocado sobre el rostro y permitiendo que se seque, constituye una excelente mascarilla para minimizar las imperfecciones y rejuvenecer la tez cansada.

Por último, hace una espuma de afeitar perfecta porque facilita el deslizamiento de la maquinilla de afeitar e hidrata la piel que ha sido sometida a la quemadura de la maquinilla de afeitar.

2. Coste

Víctima de su propio éxito, el jabón de Alepo está experimentando un resurgimiento de falsificaciones en el mercado. Estos jabones, mucho menos naturales que el jabón de Alepo real, generalmente ya no están compuestos de aceite de oliva y están menos concentrados en el aceite de laurel: a menudo a base de aceite de palma, se reconocen por un color más uniforme y no flotan en el agua (a diferencia del jabón de Alepo).

Que no te pillen, asegúrate de comprobar siempre los ingredientes del producto que estás comprando.

¡Las maravillosas propiedades del jabón de Alepo!

Descúbrelo todo sobre el jabón de Alepo y sus virtudes.

¿De dónde proviene el verdadero jabón de Alepo?

El jabón de Alepo, considerado como “el jabón más antiguo del mundo”, es un jabón que ha viajado a través de los países gracias a su receta natural y a todos los beneficios que aporta a la piel.

Ha sido creado en la ciudad de Alepo, situada en Siria, hace miles de años y desde entonces no ha dejado de tener un desarrollo y una reputación considerable en todo el mundo, y sobre todo en occidente.

¿Cuál es la receta del jabón de Alepo?

La composición de este jabón es lo que le confiere toda su originalidad y sus virtudes. Su receta ancestral y 100% natural es la razón por la cuál este jabón se ha vuelto rápidamente muy preciado.
No se encuentra en su composición ningún perfume artificial, ninguna grasa animal ni conservante sintético, colorante u otras sustancias tóxicas. De hecho este jabón es totalmente biodegradable e hipoalergénico.

Pero entonces, ¿cuál es la famosa receta del jabón de Alepo? ¡Pasamos al caldero!

Se necesitan pocos ingredientes para fabricar el famoso jabón de Alepo:
– Aceite de oliva, que es el ingrediente de base.
– Soda cáustica.

– Agua (pequeña cantidad).
– Hojas de laurel y aceite de bayas de laurel.

El aceite de oliva se cuece, con agua y soda cáustica, muy lentamente durante varios días.

El maestro jabonero fabrica este jabón según el método artesanal milenario de cocción de los aceites. Este método lento es ideal para conservar todos los activos vegetales de los jabones.
En el final de la cocción, cuando la masa está lista, se añade el aceite de bayas de laurel para enriquecer y perfumar. La masa de jabón de Alepo reposa durante un día en los calderos (preferentemente de cobre)
La masa se extiende después y se corta a mano en trocitos.

Los jabones se secan durante varios meses.

Ésta es la receta auténtica del jabón de Alepo, por desgracia, al igual que sucede con el jabón de Marsella, la mayoría de los jabones vendidos en los comercios utilizan el nombre “Alepo” por su efecto “vendedor”. Lo único que tienen en común es el nombre, ya que la receta está a menudo llena de grasas animales que suelen obstruir los poros, formando granos u otro tipo de molestias.

Si quieres reconocer de manera sencilla el verdadero jabón de Alepo, consulta el siguiente artículo ¿Cómo reconocer un jabón de Alepo autentico?

¿Cuáles son las propiedades del jabón de Alepo?

El jabón de Alepo es tan suave que es un tesoro para toda la familia y todos los tipos de piel, incluso las más frágiles. Es muy recomendado para pieles secas, acné, dermatitis, eccema, psoriasis, costras lácteas, caspa, etc.

Ofrece numerosas propiedades beneficiosas para la piel:

– Nutritivas

– Suavizantes

– Regeneradoras

– Antioxidantes

– Antisépticas

– Desinfectantes

– Antiinflamatorias

Con todas sus propiedades seguramente que te plantees cuáles son los diferentes usos de este famoso jabón, ¿no?

¿Cómo usar el jabón de Alepo?

Es tan suave que se puede usar a diario en la piel del cuerpo o del rostro.

Aquí te dejamos unas ideas de usos del jabón de Alepo:

  • – Mascarilla facial (dejar actuar un minuto y aclarar con agua)
  • – Cuidado para pieles delicadas o con problemas (acné, eccema, psoriasis, etc.)
  • – Cuidado de afeitado/Espuma de afeitar (evita la irritación de la piel)
  • – Champú anticaspa (1 ó 2 veces por semana)
  • – Limpiador para la ropa delicada
  • – Antipolilla (deja un trozo en tu armario para proteger la ropa)

¡Descubre todos sus beneficios!

Apenas, en los últimos años, la presencia de este producto higiénico ha ido tomando relevancia, esto debido a las propiedades que posee el jabón de alepo; ejemplo, ayuda a reducir la aparición de acné, en adolescentes y adultos.

Este jabón se compone de aceite de oliva y de laurel, “el primero tiene propiedades que previenen el cáncer de piel; por sus antioxidantes protege a este órgano de los daños nocivos del sol que pueden ser causa de melanomas malignos”, señala un estudio publicado en Nutrition Revienws.

Su origen se encuentra en Oriente Medios, pero eso no significa que no puedas disfrutar de todos los beneficios del jabón de alepo.

1. Propiedades antisépticas

Ayuda a reducir la posibilidad de infección e impurezas en la piel, frecuentes cuando se tiene acné.

2. Cutis increíble

Además de limpiar, hidrata y suaviza esto debido a que contiene vitamina E. Además contiene ácidos que nutren el tejido celular dérmico.

3. Melena de ensueño

Al estar elaborado a base de aceite de oliva le aporta al pelo, nutrientes que fortalecen los folículos pilosos, haciendo que aumente si fuerza, brillo y estimule su crecimiento.

4. Es anti alergénico

No contienen conservadores, colorantes, perfumes ni otro tipo de químicos ni adictivos.

5. Ideal si tu piel es sensible y te vas afeitar

Es cremoso y espumoso debido a su contenido en bayas de laurel, además abre y desinfecta los poros actuando al mismo tiempo como mascarilla (deja reposar por unos minutos antes de limpiar).

6. Elimina exceso de grasa y sebo

El aceite de olivo con el que se elabora contiene escualeno que es capaz de regular la secreción de grasa de la piel.

7. ¡Uso increíble!

Si colocas un jabón de alepo en uno de tus cajones o armario podrás eliminar las polillas, ya que por sus ingredientes este artículo de belleza es un repelente natural.

Con una base de aceite de laurel y de oliva virgen, desde hace más de 2.000 años el jabón de Alepo ocupa un puesto privilegiado en el podio de las pastillas naturales para el cuidado de la piel. Sólo se consigue gracias al clima del lugar, pero la guerra que lleva ocho años asolando Siria ha mermado su producción.

El conflicto ha dejado cerca de seis millones de refugiados, de los que la gran mayoría viven en Turquía. En la frontera entre los dos países, donde viven más de un millón y medio de refugiados, se ha instalado Letizia Buzón, la primera fábrica española que se dedica a recuperar la elaboración a mano del jabón de Alepo por los propios refugiados sirios. De esta manera, se mantiene vivo un codiciado producto cuya receta ancestral es la más antigua del mundo.

“Cuando supe que los refugiados sirios estaban elaborando el jabón de Alepo en sus casas, me desplacé a la frontera y entendí que lo que para nosotros podría ser un simple jabón, era la historia de una cultura, de un país y de un pueblo, a través de su producto milenario. Entendí que no podía dejar de producirse por la guerra y contraté a los mejores expertos, todos refugiados sirios en la frontera que antes realizaban este trabajo en su país y comenzamos con el diseño y producción de la marca”, relata la madrileña que eligió el emplazamiento de la fábrica por la climatología de la zona de Levent –región de Alepo (Siria) y Gaziantep (Turquía). “Este producto sólo puede elaborarse en condiciones de extremo frío y calor. Además, la tradición milenaria de su elaboración es un conocimiento que sólo tienen los maestros jaboneros sirios”, puntualiza.

Este tesoro cosmético está elaborado con ingredientes 100% naturales, que se dividen en aceite de laurel y aceite de oliva virgen, sosa cáustica y agua. Huele a jabón hecho a mano y para su fabricación, Letizia ha reunido a 50 trabajadores sirios -“es decir, 50 familias”, apunta-, que tuvieron que dejarlo todo atrás. El objetivo de la compañía española es conseguir contratar a 400 refugiados para un total de ocho plantas, ayudando así a mantener viva esta tradición en manos de quienes la conocen mejor.

El jabón de alepo tiene unas propiedades hidratantes muy especiales. Foto: Cortesía de Letizia Buzón

Este jabón no contiene colorantes, conservantes, parabenos, perfumes ni sustancias tóxicas. Se puede utilizar a diario para la cara, el cuerpo e incluso como champú. Los ingredientes son 100% naturales, es hipoalergénico y con PH neutro y tiene antioxidantes que ayudan a la restauración natural de la piel, lo que lo convierte en idóneo incluso para las más sensibles. Una beneficiosa combinación de ingredientes, tal como explica Letizia: “El aceite de oliva contiene multitud de antioxidantes como la vitamina E que ayuda a la restauración natural y al equilibrio de la piel. Posee efectos antiinflamatorios y reduce rojeces e irritaciones. Por su parte, el aceite de laurel es un agente natural antibacteriano, antiviral y antiséptico que revitaliza y regenera. El jabón de Alepo – Letizia Buzón es un excelente limpiador de cara y cuerpo”.

También está recomendado para alergias cutáneas, psoriasis, eczema, dermatitis seborreica, herpes y costra láctea. Y como añade el doctor Vicente Alonso Usero, jefe de Dermatología del Hospital 9 de Octubre de Valencia, “también puede ser útil para prevenir el acné si se utiliza diariamente ya que tiene propiedades antibacterianas”.

La calidad del jabón ya ha seducido a profesionales del mundo de la belleza como Carmen Navarro, así como a dermatólogos como la doctora Carrasco en la Clínica Dermatología Integral en Bilbao y el ya citado doctor Alonso.

La empresaria, que se dedica a la importación y exportación de aparatología médico-estética, desde EEUU a Europa y Oriente Medio y siempre está en la búsqueda constante, innovación y desarrollo de productos naturales para la piel, se lanzó a recuperar el jabón de Alepo con un presupuesto inicial de 120.000 euros. “Como mujer empresaria occidental, me he encontrado con dificultades culturales, lingüísticas, organizativas, burocráticas y por supuesto, logísticas. Todas ellas subsanables con tolerancia, respeto, realizando concesiones mutuas y sobre todo, trabajando mucho y con mucha ilusión. Y comprendiendo que lo excepcional está en ellos, no en mí. Ellos son la plusvalía, el capital humano y el valor real de la marca”.

Los productos Letizia Buzón se pueden adquirir a través de su página web y de Amazon.

Uno de los refugiados que ha encontrado una oportunidad en la empresa de Letizia Buzón. Foto: Cortesía de Letizia Buzón

Letizia Buzón con refugiadas que trabajan para la marca. Foto: Cortesía de Letizia Buzón

El jabón de Alepo es llamado así ya que es elaborado en una ciudad del norte de Siria. Llamada justamente Alepo. Se dice que es uno de los primeros jabones sólidos realizados en el mundo, siendo incluso el predecesor del Jabón de Marsella. Utiliza productos naturales y tiene una fácil realización, se compone por aceite de oliva y aceite de laurel. Por ser un producto tan natural tiene muchas ventajas y es utilizado para diferentes enfermedades de la piel.

Beneficios del Jabón de Alepo

El jabón de Alepo tiene una gran cantidad de beneficios, por tener un proceso de elaboración artesanal y también porque sus componentes naturales. La cual lo hacen ser uno de los mejores jabones del mundo.

Entre los beneficios del jabón de alepo encontramos la posibilidad de usarlo para pieles con enfermedades o problemas como: acné, dermatitis, psoriasis, eczemas, dermatitis atópica, resequedad, entre otras.

Mantiene la piel cuidada y muy bonita, además podemos conseguirlo en diferentes presentaciones (con más o menos laurel) las cuales debes tomarlas en cuenta depende de lo que necesites, por ejemplo una menor cantidad de laurel es recomendada para pieles secas y una mayor cantidad de laurel para las pieles más grasas.

Y no solo eso, puede ser beneficioso al ser utilizado como antipolillas en nuestros armarios y ofrece un olor a laurel que se sobrepone al molesto olor a humedad que suelen tomar los armarios.

Propiedades del Jabón de Alepo

Tanto el aceite de oliva como el aceite de laurel tienen una gran cantidad de beneficios y propiedades que después de ser tratadas y elaboradas en un jabón son fácilmente alcanzables por nosotros. Aquí daremos una lista y una pequeña explicación de las propiedades más relevantes que nos ofrece el Jabón de Alepo:

  • Es antioxidante, contiene vitamina A y E lo que le hace un perfecto jabón para mantener joven la piel.
  • Además de vitamina A y E, contiene vitamina C la cual ayuda mucho al cuidado de la piel y a la cicatrización de algunas heridas.
  • Es biodegradable y su elaboración es totalmente natural por lo que no solo es bueno para tu cuerpo, también ayuda a cuidar el medio ambiente.
  • Tiene un olor natural, muy sabroso.
  • No se daña con el tiempo, incluso mientras más tiempo lo tengas guardado es mejor. Además es de esos jabones que tardan una eternidad para gastarse.
  • Combate las infecciones, también las previene, lo que le da un efecto desinfectante, antiinflamatorio y antiséptico.
  • Es lo mejor para pieles resecas, delicadas y que no se lleva bien con los productos químicos.
  • Hidratante para el cabello, aumenta el brillo, la fuerza y ayuda al crecimiento.
  • No todo es perfecto, por ejemplo, es recomendable no utilizarlo si estas embarazada o lactando. Al igual que es importante cuidarse de utilizarlo para luego tomar sol ya que puede generar manchas en la piel.

Para qué sirve el Jabón de Alepo y que usos tiene

Es un jabón de uso humano y por sus propiedades tiene muchos usos, puede ser utilizado para las manos, cara, cuerpo, cabello, afeitado e incluso para mascarillas, masajes, antipolillas y para la ropa. Nosotros te contaremos primero un poco sobre los usos menos conocidos de este jabón:

Uno de los usos del jabón de alepo es el lavado de ropa, sobre todo para las pieles más sensibles y alérgicas a los fuertes químicos e incluso sirve como suavizante. Como ya dijimos aleja a las polillas de la ropa y evita los olores de humedad.

Algo que pocos saben es que en el Medio Oriente es utilizado como espuma para hacer los mejores masajes, además tiene la capacidad para ser utilizado como mascarilla protectora para la cara.

Luego de presentarte los usos menos conocidos, nos daremos un paseo por los usos más comunes del Jabón de Alepo:

  • Es muy bueno para la limpieza de la piel, tanto de la cara como del cuerpo y manos. Es hidratante, tiene propiedades antisépticas, es decir, mientras uses este jabón tienes menos posibilidades de tener infecciones y como ya lo comentamos es muy bueno para pieles con diferentes enfermedades.
  • Si lo utilizas como champú ayuda a eliminar la molesta caspa y para cabellos grasosos elimina esos excesos. El aceite de oliva además le otorga nutrientes que aumentan el brillo del cabello.
  • Se puede usar como espuma de afeitar, no solo reblandece el pelo, también desinfecta los poros y reduce las irritaciones.

Comprar Jabón de Alepo

Jabón natural de Alepo con aceite de oliva y laurel, marca Green Bear

Es un jabón antiguo y natural fabricado por un experto jabonero siguiendo el método tradicional, ideal para pieles sensibles y bebés, tiene cualidades hipoalergénicas e hidratantes. Fórmula natural y pura de ph neutro y no fue probado en animales.

Jabón de Alepo 30% Aceite de Bais de Laurier 170 g sin colorante sin conservador sin aceite de palma

Jabón de Alepo realizado con aceite de oliva y laurel (al 30%). Puede ser utilizado para todas las partes del cuerpo: rostro, cabello y cuerpo. Muy adecuado para pieles con presencia de eczemas, dermatitis, entre otras. Un olor muy natural, sabroso y que se mantiene en el cuerpo.

Najel – Jabón de Alepo con 40% huile de baies de laurier

Auténtico jabón de Alepo fabricado en la ciudad Siria del mismo nombre. Su elaboración es tradicional y con los mejores aceites de oliva y laurel. No tiene conservantes ni colorantes, por lo tanto respeta la piel e incluso el medio ambiente. Modo de uso: Aplicarlo y dejarlo actuar por unos 2 o 3 minutos.

Jabón de Alepo 30% 200 g de aceite de laurel-La Maison de Savon de Marseille

Una pastilla de jabón que desinfecta, refresca, estimula, relaja, limpia, y nutre. Ayuda a la cicatrización de la piel y también con problemas como el acné. El alto porcentaje de laurel le hace muy bueno en el cuidado de pieles grasosas.

Jabón tipo Aleppo, 85% aceite de oliva y 15% aceite de laurel, receta tradicional, pastilla cortada a mano, apto para veganos

Jabón de aceite de oliva siguiendo recetas milenarias, hecho y cortado a mano (por ello las medidas no son exactas pero es de aproximadamente 200 gramos), 100% vegetal. Es fabricado en Turquía. Tiene una combinación perfecta entre los aceites de oliva y laurel, por ello se recomienda para todo tipo de pieles, desde resecas hasta grasosas.

Opiniones sobre el Jabón de Alepo

Las opiniones en todos los rincones del mundo coinciden: El jabón de Alepo es una maravilla para todos los usos que puedas encontrarle, mantiene la piel hidratada. Es un buen tratamiento para las pieles secas y también ayuda mucho para las enfermedades de piel que puedan presentarse. Su olor natural y su elaboración milenaria le convierte en uno de los jabones más famosos y buscados a nivel mundial.

El jabón de Alepo como ya lo dijimos es uno de los primeros jabones sólidos realizados en el mundo. Sus componentes principales tienen una gran cantidad de beneficios para la piel, los cuales van desde el tratado de la resequedad, tratado de pieles sensibles o grasosas, humecta y desinfecta. Incluso el poder ser utilizado como champú. Y es de los pocos jabones que pueden ser utilizados por los veganos, ya que es biodegradable. El uso del jabón de Alepo también contribuye al cuidado de la naturaleza.

Jabón de Alepo 3.3 (66.67%) 21 votos

La cosmética y el cuidado de la piel no es algo que solo nos preocupe a nosotros en la actualidad. Desde hace muchos años al ser humano le ha importando siempre cuidarse y tener una apariencia perfecta. Por este motivo hace siglos ya existía un jabón, concretamente el primer tipo de jabón duro que se conoce. Se trata del jabón de Alepo, un tipo de jabón que se utilizaba en Siria y que fue el origen del jabón de Marsella y del jabón de lagarto tan conocido por todos.

Este tipo de jabón tiene una serie de propiedades que lo hacen ideal para la higiene personal, ya que no es agresivo con la piel y la hidrata y cuida al máximo. Está elaborado con productos naturales, entre los que destaca el agua pura de manantial que es la materia prima con al que se elabora. Después se le añade aceite de oliva que hidrata y suaviza la piel. Junto a esto se utiliza también aceite de laurel que tiene propiedades antisépticas, antiinflamatorias y antioxidantes. Finalmente se le añade sosa cáustica que es necesaria para que adopte la forma de jabón y la consistencia sólida.

Efectos en la piel

El uso de este jabón es muy recomendable para todo tipo de personas y se puede usar en la higiene diaria. Entre sus múltiples cualidades hay que destacar el poder antioxidante que tiene que nos ayuda a proteger la piel. Entre sus propiedades contiene un amplio rosario de vitaminas como la A, E, P y C, que representan un potente refuerzo para la piel. Pero no solo este jabón nos ayuda a mantener la piel fuerte y en perfecto estado, sino que además ayudan a mantenerla suave e hidratada a causa de los aceites esenciales que contiene y que ayudan a fijar el agua de la piel y evitar así su deshidratación.

El efecto antiséptico del aceite de laurel hace que evitemos la aparición de infecciones en la piel, ya que tiene un potente efecto antibacteriano. Su uso es ideal para pieles delicadas y secas, ya que respeta perfectamente el ph de nuestra piel sin resecarla, a la vez que la hidrata poco a poco. Esta cualidad y su poder antibacteriano hace que sea muy recomendable su uso en casos de infecciones de la piel, acné, psoriasis…

Otro punto que debemos tener en cuenta acerca de este jabón es que es calmante de la piel, por eso es muy bueno su uso después del afeitado o de la depilación, ya que nos ayuda a desinfectar los poros y devolver a la piel su estado habitual, evitando de este modo rojeces y demás alteraciones de la piel. Pero no solo es bueno para la piel, sino que lo podemos usar para el cabello, pues respetará la estructura de éste y su equilibrio natural.

¿Dónde adquirirlo?

Este jabón es de elaboración sencilla y hoy en día lo podemos encontrar en tiendas especializadas en jabón o en herbolarios. Además, existen muchas tiendas especializadas en tratamientos naturales y medicina alternativa que lo ofrecen como una forma sana y natural de mantener nuestra higiene corporal. Por ello es bueno que lo probemos, ya que al estar elaborado con ingredientes naturales no tendrá efectos negativos en la piel.

Imagen | Juan Antonio Capó

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *