0

Juego de tronos rose

Este artículo refiere a un personaje de la serie de TV Game of Thrones.

Ros fue una prostituta del Norte.

En la serie de TV

Primera temporada

Aparece teniendo sexo con Tyrion Lannister y posteriormente con Theon Greyjoy.

Más tarde se traslada a Desembarco del Rey para trabajar en un prostíbulo de propiedad de Meñique. En un momento dado ella presta sus servicios sexuales al Gran Maestre Pycelle.

Segunda temporada

Tyrion envía a Ros y a otra prostituta a su sobrino Joffrey Baratheon, pensando que va a mejorar su estado de ánimo. El muchacho en vez de eso, obliga a Ros golpear salvajemente a la otra chica y volver posteriormente ante Tyrion para decirle lo que ha hecho.

La reina Cersei, buscando hacer daño a Tyrion, se entera de que ha llevado a una prostituta a la corte en contra de los deseos de su padre y además acostumbrando bastante bien a la chica. Al igual que con Alayaya en los libros, Cersei captura a Ros en lugar de Shae.

Luego de su liberación, Varys hace una visita al prostíbulo de Meñique, en la cual le ofrece trabajar para él como uno de sus pajaritos. Ros no lo reconoce y cuando toca a Varys en sus partes privadas, se da cuenta que es un eunuco y quién es.

Tercera temporada

Ros acompaña a Meñique al muelle donde se encuentra Sansa Stark y su doncella, Shae. Mientras Lord Baelish habla con Sansa, Ros le dice a Shae que cuide a la muchacha, especialmente de él.

Cuando Tyrion Lannister es nombrado Consejero de la Moneda, Ros lo ayuda entregándole los libros de cuentas de Petyr. Coquetea con Podrick Payne, el escudero de Tyrion, para sonrojo del muchacho.

Se revela que es espía de Varys y que se reúne con él frecuentemente para contarle de los movimientos de Meñique. En una de esas ocasiones, le cuenta que Petyr está planeando su viaje al Valle de Arryn y que pidió dos lechos de plumas para el barco, dejando implícito que el segundo lecho es para Sansa.

Cuando Meñique se entera de que ha estado espiándolo, la entrega al rey Joffrey Baratheon, quien estaba interesado en probar algo nuevo. Joffrey utiliza a Ros como blanco humano, matándola de varios tiros de ballesta y clavándola a la cama.

En los libros

En Canción de Hielo y Fuego no existe el personaje «Ros». Aunque su personaje fue creado específicamente para la serie de TV, se basa en parte en un personaje conocido como la «puta pelirroja». Además, algunos roles de Chataya y Alayaya han sido caracterizados bajo su persona. George R. R. Martin ha dicho que es probable que introduzca a Ros en algún momento eventual de los libros como un «cameo».

Fue en la segunda temporada de Juego de Tronos cuando Kit Harington y Rose Leslie se conocieron. Y la historia de amor que estaba escrita en el guión traspasó la ficción y terminó convirtiéndose en un amor real. Pero, como todos las parejas, Kit y Rose también tienen momentos tensos y enfados porque ¿a quién le hace gracia que le arruinen el final de su serie favorita?

Eso fue lo que le sucedió a Rose Leslie, pues además de interpretar el papel de Ygritte en la serie de HBO, también es una fan incondicional de Juego de Tronos. Y lo hemos sabido gracias a Kit Harington, que desveló la anécdota hace unos días cuando fue entrevistado en la cadena británica Kiss FM.

#KitHarrington uses emojis to drop hints about the #GameOfThrones final season! 😲😉
LISTEN to the new #KISSBreakfast show with Tom & Daisy HERE ▶️👉 https://t.co/LK39zOW8t6 pic.twitter.com/hxwbDASph1

— KISS FM UK (@KissFMUK) February 1, 2019

El actor que interpreta a Jon Snow explicó que «Rose me preguntó que cómo terminaba la serie. Yo le conté el desenlace… ¡y estuvo tres días sin hablarme! ¡Pero si fue ella la que me preguntó!» contó entre risas Harington. Eso sí, Kit no ha querido compartir el spoiler con nadie más y aunque se sometió a un divertido juego en el que respondía a los fans sobre las distintas teorías del final de la serie con emojis, no hemos conseguido sacar nada en claro. Así que habrá que seguir esperando al 14 de abril para conocer qué pasará en la octava temporada de la serie más exitosa de todos los tiempos.

Mark R. MilanGetty Images

Uno piensa en Juego de tronos y automáticamente sabe que no es un contenido precisamente infantil. Entre la violencia, el contenido sexual y la dureza de las tramas, un padre o una madre tienen que esperar como mínimo hasta la adolescencia para dejarles ver la serie a sus hijos. Pero Kit Harington, que interpreta a Jon Nieve, ya sueña en el día que sus hijos verán la serie y por una razón muy concreta.

Como Harington y su mujer Rose Leslie se conocieron en el rodaje de Juego de tronos, ya se imagina el momento en el que sus futuros hijos podrán ver en pantalla el momento en el que empezaron a enamorarse. “No sé si tendremos pero imagina que yo y Rose tenemos hijos. Lo sabrán. Podrán ver la génesis de sus padres empezando a salir. Lo cual es una idea maravillosa, la verdad”, se ha sincerado a la revista GQ Australia.

Rose Leslie y Kit Harington en la alfombra roja de los premios Olivier. (Neil Hall / Reuters)

Harington y Leslie, que se casaron el pasado 23 de junio en la Escocia natal de ella, se conocieron en 2011 durante el rodaje de la segunda temporada. Si él interpreta a Jon Nieve, el bastardo de la casa Stark (que después hemos descubierto que era mucho más que esto), ella era Ygritte, una salvaje que se cruzaba en su camino. Y, mientras los dos personajes tenían una relación muy tensa, también exhibían mucha química. Con el tiempo lo entendíamos: había un romance tanto delante como detrás de las cámaras.

Supuestamente, que conste, Leslie y Harington no empezaron a salir de modo más formal hasta 2012 y mantuvieron este noviazgo casi en secreto hasta que en abril de 2016 empezaron a desfilar por las alfombras rojas juntos. En la serie su relación fue mucho más breve: como Jon era leal al Norte y al Muro, tuvo que ver como Ygritte moría en sus brazos durante un combate. Es una lástima, sobre todo si tenemos en cuenta que a estas alturas de Juego de tronos ya tenemos a salvajes y a la población de los Siete Reinos más o menos unida para combatir al Rey de la Noche, que avanza con paso firme para acabar con la humanidad.

Romance en pantalla

Podrán ver la génesis de sus padres empezando a salir

Kit Harington, el actor británico que interpretó a Jon Snow en ‘Juego de tronos’, se encuentra en una clínica de rehabilitación desde poco antes de que se emitiera el final de la serie de HBO para tratarse unos “problemas personales”, según informaron hoy medios estadounidenses.

“Kit ha decidido utilizar este descanso en su agenda como una oportunidad para pasar un tiempo en un centro de bienestar para trabajar en algunos problemas personales”, dijo un portavoz del intérprete en un comunicado.

Kit Harington

Casi un mes ingresado en una lujosa clínica de Connecticut

El círculo del actor reaccionó así a la noticia adelantada hoy con anterioridad por el portal Page Six , que aseguró que Harington comenzó un tratamiento contra el estrés y la adicción al alcohol semanas antes de que ‘Juego de tronos’ emitiera su esperado último episodio el pasado 19 de mayo. Según la información de Page Six, el actor lleva casi un mes en tratamiento en una exclusiva clínica de Connecticut (EE.UU.).

Harington, de 32 años, ha recibido ayuda psicológica y ha practicado la meditación dentro de su terapia para combatir el estrés y otros problemas personales. “Está en la clínica principalmente por estrés y agotamiento y también por el alcohol”, aseguró un amigo del actor a Page Six.

Kit Harington está casado con Rose Leslie la que fue su compañera en ‘Juego de Tronos’ (Jane Barlow / GTRES)

“Su esposa Rose Leslie (Ygritte en ‘Juego de tronos’) está siendo sumamente comprensiva. Todos sus seres cercanos quieren de verdad que descanse. Ahora mismo, solo necesita paz y tranquilidad”, añadió.

En los últimos meses, Harington ha hablado en varias ocasiones sobre la enorme presión que ha sentido como uno de los protagonistas de la mayor superproducción televisiva de la historia y acerca de los graves efectos que eso tuvo en su salud mental. “No fue un buen tiempo en mi vida”, dijo el actor a Variety sobre el momento en el que su personaje Jon Snow murió y resucitó en la serie.

El actor sintió una enorme presión al ser uno de los protagonistas de las mayores superproducciones de la televisión (Evan Agostini / AP)

“Sentía que tenía que sentir que era la persona más afortunada del mundo cuando, en realidad, me sentía muy vulnerable. Tuve un momento inestable en mi vida, como creo que mucha gente tiene en la veintena”, añadió.

Harington no es el único actor de ‘Juego de tronos’ en haber revelado problemas de salud recientemente. Emilia Clarke, que encarnó a Daenerys en la ficción, desveló en marzo a la revista New Yorker que sufrió dos aneurismas mientras rodaba la serie.

Además, Maisie Williams y Sophie Turner, que dieron vida a Arya Stark y Sansa Stark, respectivamente, también aseguraron en los últimos meses que la fama y las redes sociales perjudicaron su salud mental.

Kit Harington ha pasado a la historia de la televisión por interpretar a Jon Nieve. Juego de tronos comenzó a emitirse en abril de 2011 y ya se puede decir que es la serie que ha marcado esta década. El actor, de 32 años, hizo el casting cuando solo tenía 24 y su nombre era completamente desconocido. Ocho años después, en los que su imagen ha estado ligado al joven Guardián de la Noche, Harington debe aprender a continuar su vida más allá del frío mundo de Los Siete Reinos. Aunque aún le queda su esposa, Rose Leslie (la salvaje Ygritte en la ficción), a quien conoció durante el rodaje.

Sin embargo, el actor no lo ha tenido fácil. Al comienzo, tuvo que superar las críticas de los espectadores, que no veían en Harington —de complexión estrecha y 1,73 metros de altura— la imagen que esperaban para el Rey del Norte. Pero después, hay que admitir, supo ganarse al público, incluso a uno tan fanático como el de Juego de tronos, que ha llegado a pedir un nuevo final para la serie.

Además, antes de la emisión del último episodio, el pasado mayo, Harington entró en una clínica de rehabilitación debido a sus problemas con el estrés y el alcohol después de finalizar el rodaje. «Kit ha decidido utilizar este descanso en su agenda como una oportunidad para pasar un tiempo en un centro de bienestar para trabajar ciertos problemas personales”, confirmó entonces su publicista en un comunicado enviado a varios medios especializados después de que la web Page Six avanzara la noticia. Harington nunca ha ocultado los sentimientos encontrados que le ha producido su personaje en la serie, quien le ha traído muchas alegrías pero también alguna frustración.

El británico ha contado varias veces la presión que sintió y cómo empezó a hundirse bajo el estrés cuando su personaje se convirtió en el protagonista de la ficción, especialmente en la temporada que termina con el asesinato que comete y su personaje se convierte en el gancho para la siguiente. «No me gustó que toda la atención de la serie recayera sobre Jon», comentó el pasado marzo a Variety. «Sentía que tenía que ser la persona más afortunada del mundo, cuando en realidad me sentía muy vulnerable. Pasé un mal momento en mi vida, como creo que le puede pasar a mucha gente a los 20 años. Empecé la terapia y comencé a hablar con la gente. Me había sentido muy inseguro y no estaba hablando con nadie. Tenía que sentirme muy agradecido por lo que tengo, pero me sentía increíblemente preocupado acerca de si podía siquiera actuar», reconoció.

Parece que ya ha dejado todos estos sentimientos atrás. Después de un periodo en la clínica de Connecticut, de la que el actor salió a principios de junio, se le ha visto en Londres con aspecto saludable y hablando de forma animada mientras almorzaba con un amigo, según informaba este martes el medio británico Daily Mail. «Desde que Kit dejó el centro ha vuelto a Londres con Rose», dijo una fuente a People. «Los dos están disfrutando del verano pasando un tiempo en familia y con amigos. Kit parece estar bien y Rose parece feliz de haber vuelto a Londres», añadió.

Kit Harington y Rose Leslie se casaron el 23 de junio del pasado año en un castillo medieval de Aberdeenshire (Escocia), propiedad de la familia de ella y tras la salida del actor de rehabilitación la pareja celebró su primer aniversario de boda. Entre los invitados al enlace acudieron varios compañeros de reparto de ambos, como Emilia Clarke y Peter Dinklage. «Somos una familia. Llevamos años viviendo juntos esta experiencia llena de viajes y rodajes», contó Harington en una entrevista con El País Semanal el pasado marzo.

En cuanto a los caminos que tomará su carrera, en estos años el actor ha actuado en películas como Pompeya (2014), se ha dejado ver en el videojuego Call of Duty y es la imagen del nuevo perfume de Dolce&Gabbana. Aunque, por ahora, nada se equipara a Juego de tronos. La producción le ha convertido en uno de los actores mejor pagados, con 1,1 millones de dólares (más de 985.000 euros) por episodio.

Este nivel adquisitivo le ha permitido apostar por proyectos más personales en los últimos tiempos. Entre estas producciones destaca Gunpowder, miniserie de la BBC emitida en 2017, donde interpreta a Robert Casteby, antepasado del actor en la vida real. Robert fue uno de los responsables de la llamada Conspiración de la pólvora, el atentado cometido por un grupo de cristianos en el Parlamento inglés (protestante) a principios del siglo XVII. En la serie, además de actuar, fue guionista y productor. Además, ha estrenado el filme The Death and Life of John F. Donovan, con Natalie Portman y Susan Sarandon. Por ahora, no tiene más proyectos en marcha para los próximos meses. Ha llegado la hora de tomarse un descanso.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *