0

La brasileña depilacion

¿Es malo quitarse o depilarse el vello genital? ¡Descúbrelo!

Depilarse o no depilarse, esa es la cuestión. Existen muchos debates en relación a este tema y por ello muchas mujeres no saben bien qué hacer. ¿Se lo dejan crecer o lo rasuran en su totalidad el vello genital? Las primeras indican que las protege de enfermedades, y las segundas afirman que lo hacen por razones estéticas.

¿Es malo quitarse o depilarse el vello genital? En este artículo compartimos información importante para que puedas tomar la decisión adecuada para tu caso.

Las funciones del vello púbico

Si bien el cuerpo no ha dejado nada al azar al momento de crearse,muchas mujeres (y cada vez más hombres) deciden rasurarse o depilarse. Para poder tomar una decisión en relación a quitarse el vello púbico es preciso estar bien informado.

Para empezar, el vello en esta zona cumplen con varias funciones, entre las que destacamos:

  • Crea una barrera para evitar que las bacterias o virus exteriores provoquen infecciones o enfermedades.
  • Permite que los órganos genitales femeninos estén siempre en una temperatura agradable y adecuada para garantizar su correcto funcionamiento.
  • Retiene el aroma personal (creado por las feromonas) que transmiten señales sexuales para estimular la libido de la pareja.
  • Previene la irritación de la zona genital durante el acto sexual, ya que el roce puede causar enrojecimiento e incomodidad.

Lee también: Recomendaciones para cuidar la zona íntima en verano

Razones por las que no depilarse el vello púbico

¿Aún no estás del todo convencida de si quieres o no dejarte el vello genital? Deberías prestar atención a estos motivos para convencerte de que lo mejor sería dejarlos como están (o, simplemente, recortarlos un poco):

1. La piel sufre

En primer lugar,eliminar el vello púbico inflama e irrita los folículos pilosos. Además, puede dejar heridas abiertas (que no se ven a simple vista) molestas y dolorosas. La depilación constante causa también vellos encarnados dolorosos y quemaduras, en el caso de usar cera. Si, en cambio, se utiliza rasuradora o depiladora, puede causar cortes.

También debemos tener en cuenta las afecciones dérmicas. La psoriasis o los eccemas pueden agravarse debido a la depilación. Si padeces alguno de estos trastornos de la piel será mejor que consultes con un médico para saber qué método para quitar los vellos te recomienda. De lo contrario, podrías agravar la situación y sufrir muchas molestias o dolores.

2. Acelera la proliferación de bacterias

La depilación con cera caliente (también conocida como sistema español) es de las más perjudiciales para el área del pubis. Este método provoca enrojecimiento y debilitamiento de los poros.

Cuando esto se combina con la humedad y temperatura de la zona, podría convertirse en un caldo de cultivo para bacterias. ¡Y si no hay vello no podemos impedir que ingresen al cuerpo!

No obstante, estas afirmaciones, aún basándose en estudios científicos, también cuentan con detractores. Estos afirman que puede realizarse una depilación púbica segura, y que no tiene por qué acarrear ningún tipo de problema.

Lo mejor, ante cualquier duda, es que preguntes a tu médico de confianza.

3. Más posibilidades de padecer herpes y HPV

Este estudio realizado entre los años 2011 y 2012 en Francia hace una valoración negativa de la depilación íntima. Demuestra que aquellasmujeres depiladas del todo son más propensas a padecer herpes genital. Cuando se rasuran y causan heridas se expone al organismo al virus que provoca esta enfermedad de transmisión sexual.

Por otro lado, el virus del papiloma humano ha proliferado de manera acelerada. Esta enfermedad se transmite en muchos casos sin que las personas se enteren (porque no tiene síntomas automáticos) o por la falta de información. No obstante, en este caso no existen aún estudios que establezcan algún tipo de correlación con la depilación.

4. Las modas, modas son

No hay que olvidar que este tipo de depilación es una tendencia entre las mujeres y que ofrece trabajo a muchas clínicas. Sin embargo, no hay que hacerlo solo por moda o porque crees que si las demás lo hacen tú también deberías.

Si no te sientes cómoda o te duele demasiado, mejor quédate como estás. Siempre estás a tiempo de cambiar de opinión o valorar otras opciones.

Además, hay que tener en cuenta que no por depilarnos aumentaremos nuestra higiene. El mal olor no tiene que ver con la cantidad de pelos en los genitales, sino con la higiene personal.

¡Tampoco es un afrodisíaco!

Es cierto que muchas mujeres se sienten más seguras de sí mismas cuando están depiladas y por ello lo pasan mejor en el sexo. Sin embargo, la satisfacción íntima va más allá de la cantidad de velloque se tenga.

También depende de la pareja. A muchos hombres les gustan las chicas que se depilan por completo. No obstante, también hay bastantes que las prefieren al natural, es decir, con sus atributos intactos.

Consejos para genitales depilados

Puede ser que nada de lo que hayas leído hasta ahora te haya convencido de no quitarte el vello púbico porque te sientes muy cómoda sin él. ¡No hay problema! Eso sí, te recomendamosalgunos buenos hábitos para que esta decisión provoque las menores consecuencias posibles.

Durante la depilación

  • Depila de a poco: Si nunca te has quitado el vello genital es aconsejable que empieces paso a paso. De esta manera sufrirás menos el dolor o los efectos secundarios. Comienza recortando con tijera y luego pasa la rasuradora o la cera.

  • Presta atención a la irritación: No importa el método que hayas elegido para quitarte el pelo genital. No dejes de lado los efectos en la piel. Si está muy enrojecida, arde o molestaponte una buena crema hidratante. Fíjate si han quedado vellos encarnados.

Visita este artículo: ¿Tienes picazón vaginal? Podría deberse a estas razones

Después de la depilación

  • Analiza cómo te sientes: Quizás hayas tomado la determinación de afeitarte por completo porque te lo ha pedido tu pareja, te vas de vacaciones o deseas probar algo diferente. Compara tus sensaciones con las que tenías cuando aún conservabas el vello.
  • Usa ropa interior de algodón: Descarta ciertos materiales como la licra. Tampoco optes por la ropa muy ajustada (incluyendo los pantalones). Utiliza faldas o vestidos sueltos y cuidado con el bikini.
  • No tomes sol en la zona: Puede que te hayas depilado por completo porque tu traje de baño es diminuto o ha comenzado el verano. No obstante, no es aconsejable que durante los primeros días después de rasurarte o usar la cera el sol entre en contacto con el área. Evita lairritacióny enrojecimiento con un factor de protección elevado.

Desde la clásica brasileña hasta el estilo Hollywood, la mariposa o el corazón. En algún momento todos hemos oído hablar de la depilación íntima femenina. En cambio, la masculina es un universo poco explorado y del que no se suele hablar tanto.

En los últimos tiempos los hombres se aggiornaron y empezaron a ponerle más atención al aspecto de su zona íntima. Aproximadamente seis de cada diez hombres le dedica tiempo a su depilación “allí abajo”.

Según una investigación reciente británica, nueve de cada diez mujeres pierden la excitación cuando ven una zona íntima descuidada. En contraposición, el 64% de los hombres reconoce que en algún momento se depiló mal cuando lo intentó. Hay muchos estilos que los hombres pueden elegir, pero hay cinco que son los más populares entre las mujeres.

Las cinco formas ordenadas por su nivel de popularidad entre las mujeres son:

– Bolas de billar: afeitar el vello de los testículos pero dejar el resto (28%).

– Limpieza de muslos: eliminar cualquier pelo de la ingle que cuelga de los muslos (21%).

– Boyzilian: recortar el pelo y dejarlo muy corto (18%).

– Señor calvo: remover el vello por completo, es decir, una depilación total (17%).

– Mamut lanudo: dejar que el pelo crezca sin retocarlo (16%).

Muchos hombres no tienen mucha práctica ni idea de cómo afeitarse y aprenden a través de la prueba y el error. Pero existen algunas cosas que podés hacer para ayudarte a facilitar la depilación.

Para empezar, duchate antes con agua caliente para abrir los poros, hidratar el vello y suavizarlo. Esto facilitará el corte. Sobre todo, revisá el estado de las hojas de afeitar, responsable de la mayoría de los cortes.

Si tenés el vello muy largo, recortalo primero con una tijera para que la afeitadora no se quede atrapada.

Depilación en zona íntima: Qué métodos son los más recomendables

La depilación es una salvación para quienes luchas contra el vello corporal no deseado, y también para quienes quieren mantener sus zonas íntimas constantemente libres de pelo.

Cabe destacar que este tipo de depilación no es exclusiva de las mujeres, los hombres cada vez se interesan más en la depilación masculina por razones estéticas, de comodidad, gustos, etc.

El vello púbico

Este pelo en las zonas íntimas cumple diversas funciones, y es importante estar al tanto de ello antes de tomar la decisión de quitarlo.

  • El vello en los genitales hace de barrera frente a agentes infecciosos, sobre todo en la mujer.
  • Es el encargado de mantener la temperatura de la zona genital
  • Retiene el aroma de la persona (feromonas), lo que estimula la libido de la pareja durante el coito.
  • Evita que la región de irrite durante el acto sexual.

La depilación de la zona íntima, métodos disponibles

Rasurado

Elimina el vello mediante cuchillas de rasurado. Es un sistema rápido pero bastante poco recomendable debido a que genera mucha irritación, predispone a cortes, causa un crecimiento acelerado del pelo, aumenta el calibre del vello, aumenta las probabilidades de pelos encarnados, entre otras tantas cosas.

Depiladoras eléctricas

Depilan el vello mediante pinzas que extraen el vello de raíz o con un cabezal rasurador que lo corta a la altura de la piel sin las consecuencias de las maquinillas de afeitar.

Es un sistema práctico y rápido, pero no todas las personas gustan de usarlo en la zona genital ya que la extracción del vello con el cabezal de pinzas puede ser bastante doloroso.

Cera fría o caliente

Se aplica cera en la zona a depilar y se extrae el vello de un tirón. Las molestias están relacionadas con el calibre, profundidad y cantidad de vello, así como la sensibilidad de la piel de la persona.

En la zona genital no es muy recomendable debido a que puede aumentar el oscurecimiento natural de la vagina, predispone a vellos encarnados y pelos enquistados y aumenta la flacidez de la piel debido a los tirones.

En el caso de la cera caliente no es recomendable para quienes tienen varices visibles y tortuosas, además se corren riesgos de quemaduras y lesiones por la agresividad del método en una zona delicada.

Depilación con luz pulsada (IPL)

Este sistema de fotodepilación erradica entre un 80 a 90% del pelo mediante la aplicación de un haz de luz policromático y elimina el folículo piloso evitando el crecimiento de nuevo vello.

Es una depilación un tanto molesta, y en la zona íntima puede resultar dolorosa, pero esto depende del umbral de dolor de cada uno.

Sirve solo para vellos que van desde color rubio medio a negro y en fototipos claros hasta el III. No depila pelos rojos ni blancos o rubios muy claros.

Láser Alejandrita

Depila pieles no bronceadas que van desde el fototipo I al IV, brinda seguridad en pieles morenas y es muy efectiva en vellos gruesos y oscuros.

En la depilación genital se emplea el láser Alejandrita de pulso largo.

Láser Diodo

Este láser depila pieles morenas hasta fototipo VI y es muy efectivo en vello de gran calibre como el del hombre. El inconveniente es que resulta bastante doloroso.

Láser Soprano

Es un láser de diodo pero con diferente tecnología que minimiza las molestias y lo hace apto para pieles de tono medio e incluso negras o bronceadas.

Permite pasar el cabezal varias veces por la misma zona, pudiendo eliminar grandes cantidades de vello en pocas sesiones.

Consideraciones generales

Cuando se quita por completo el vello de la zona genital es conveniente tomar ciertas precauciones:

Abstenerse de tener relaciones sexuales el día de la depilación, ya que pueden quedar lesiones microscópicas en la zona que permiten el paso de agentes infecciosos.

Esto es de suma importancia para evitar el contagio de ITS, al igual que del herpes genital que puede ser transmitido aun con preservativo ya que se encuentra en toda el área genital.

Por último, hay que constatar que los elementos usados en la depilación sean descartables y se encuentren en óptimas condiciones.

  • Cosas de chicas: Hombres intentando la depilación brasileña
  • Motivos para no depilarse el vello púbico

6 cosas que pasan cuando te haces el depilado brasileño

El mantenimiento de nuestra zona íntima es totalmente opcional, pero si tienes curiosidad por experimentar con el depilado brasileño debes checar estas cosas que pasan cuando dejas tu entrepierna “desnuda” por primera vez. Y si ya lo hiciste, solo recuerda y sonríe.

A veces, tomar la decisión de dejar tu parte más íntima libre de vello es fácil, ya que gracias a la pornografía se ha convertido casi en una regla para muchas chicas, mientras que otras aún siguen debatidas entre ir al natural o arreglarse allá abajo. Sin embargo, una vez que subes al tren de la depilación, es un poco difícil bajarse.

Lo cierto es que cuando lo experimentas sientes un cambio a varios niveles, y estos son algunos de ellos:

1. Alcanzas un nuevo nivel de intimidad ¡con una desconocida! Seamos honestas, para obtener un depilado brasileño adecuado, la persona que lo realiza tiene que conocerte muy, muy, de cerca, y es bastante extraño tener a alguien tan cerca de tus genitales sin sentir que necesitas invitarle un café más tarde.

2. No sabías lo que era la comezón… hasta ahora. Cuando el vello comienza a crecer de nuevo experimentarás la sensación más incómoda y embarazosa del mundo, porque constantemente sentirás picazón y la necesidad de rascarte, incluso en los lugares y momentos más incómodos: en una cena con tus suegros, a mitad de una clase o en una junta con tu jefe. La buena noticia es que te volverás muy creativa para encontrar formas de aliviar la comezón sin usar las manos.

3. Eres más consciente de la sensibilidad de tu entrepierna. Por primera vez sientes todo lo que pasa allá abajo con una intensidad que no conocías: frio, calor, humedad y hasta el roce de tu ropa interior. Es como si te hubieran puesto una lupa sensorial, ¡disfrútalo!

4. Buscas ropa interior más sexy. De pronto tus pantis básicas de algodón ya son suficiente para esta nueva ‘yo’ ultra hot, así que te da por comprar lencería que combine mejor con tu renovado sex appeal y lleve tu sensualidad a otro nivel.

5 Te vuelves más atrevida y segura. Quizá es por la adrenalina que liberaste cuando te arrancaron la cera de la piel, pero después de un buen brasileño sale la chica arriesgada que vivía en ti y sientes que puedes comerte el mundo. Es decir, si fuiste capaz de arrancar voluntariamente todo el vello de la zona más sensible de tu cuerpo, no hay nada que no puedas hacer.

6. Tu vida sexual pasa de “ok” a “¡wow!”. Tienes algo nuevo y excitante entre las piernas que quieres compartir, así que no pierdes oportunidad de intimar con tu pareja y probar cosas que antes no te atrevías, porque ahora sabes que luces como toda una estrella porno ¡y puedes comportarte como tal!

‘Belleza de diseñador’, la nueva cirugía para tener los pezones como Kendall Jenner

Llevar la entrepierna al desnudo es algo que debes vivir por lo menos una vez en la vida, solo cuida que lo haga una esteticista profesional que te inspire confianza y que siga todas las medidas de higiene necesarias para que tu zona íntima quede tan bella como saludable.

Pubis y tórax: auge de la depilación masculina

La eliminación del vello es una práctica tradicionalmente asociada a las mujeres, pero cada vez son más los hombres que se preocupan por lucir un cuerpo sin vello. Casi la mitad de los varones entre 16 y 36 años (el 46 por ciento) ya se depilan, según informa un estudio de Mintel.

“El varón joven de hoy en día es plenamente consciente de su estética y una de sus prioridades es su aspecto físico, al que dedica más tiempo, atención y cuidados”, afirman fuentes del Instituto Médico Láser (IML). Según explican, actualmente se considera más estético el cuerpo masculino con una musculatura definida “y esta definición se percibe mucho mejor si el varón está depilado”.

“El 29 por ciento de los hombres millennials se depila casi tanto como las mujeres de su misma edad”

El auge de esta práctica en los dos últimos años ha sido del 10 por ciento, aunque el incremento se hace más evidente en los varones de la denominada generación millennial -que engloba a personas nacidas entre principios de los años 80 y el año 2000-, que se depilan un 36 por ciento más. De hecho, el 29 por ciento de los hombres de esta generación se depila casi tanto como las mujeres de su misma edad (de ellas, lo hacen el 34 por ciento).

Más preocupación por la imagen

“La depilación se está implantando como un tratamiento de belleza unisex, ya que las generaciones más jóvenes están más preocupadas por su imagen y no hay tantos reparos para los hombres en desprenderse de su vello corporal”, según fuentes del centro educativo CEAC, donde se imparte el Curso Técnico de Belleza e Imagen Personal.

El aumento de la demanda de los tratamientos depilatorios se podría achacar a un interés por llevar un estilo de con costumbres más saludables, “lo que conduce a preocuparse por estar mejor físicamente en nuestro aspecto”, deducen desde el IML. Además, añaden, “la mentalidad del millennial es distinta a la de personas de generaciones anteriores, ya que no precisan definir marcadamente la identidad de género, sino que hay un amplio espectro de categorías entre las que se encuentran ser hombre o mujer”.

Las zonas más depiladas

Mientras que las principales áreas de depilación femenina son las axilas, las piernas y la región pública, ellos se depilan más la región púbica (57 por ciento), el tórax (30 por ciento) y las axilas (16 por ciento). “Tanto el adolescente, como el varón joven, como el varón moderno, también son muy tendentes a realizarse la depilación genital completa, ya que lo asocian a sinónimo de limpieza y atractivo mayor”, explican desde el IML. Además, depilaciones en la zona superior de la espalda y hombros “también son altamente demandadas en el IML”.

Los métodos de eliminación del vello son diversos, pero el más efectivo es la depilación láser. “Es el sistema que consigue eliminar el pelo en gran medida y por más tiempo”, determina Consuelo Molina Gil, encargada de la unidad de depilación láser de Centro Dermatológico Estético (en Alicante). No obstante, recomienda que cada paciente acuda a una consulta médica para que puedan asesorarle de la mejor manera posible, ya sea hombre o mujer.

El género no es determinante a la hora de la elección del tratamiento depilatorio, ya que “el grosor y la dureza del pelo varían en función la persona y no del sexo”. El error más común que se suele cometer es no hidratar suficientemente la piel, “lo que provoca principalmente irritación, rojeces y granitos”. Aunque las mayores precauciones se deben tomar de cara a tratamientos láser, “casos en que la hidratación también es necesaria, junto a la protección solar y la imposibilidad de aplicar sustancias irritantes antes y después de la sesión; como pueden ser jabones exfoliantes, alfahidroxiácidos (AHA) o retinoides”, señala Molina.

“El grosor y la dureza del pelo varían en función la persona y no del sexo”

Sobre la depilación láser en el tórax, desde IML apuntan: “El paciente debe saber que la zona que tiene con pelo puede hacerse más extensa con el tiempo, es algo inevitable”. Por esta razón -comentan-, las sesiones suelen desarrollarse cada dos meses y medio. En cuanto a la depilación en la zona genital, “es importante realizarla con láseres que no requieran contacto directo de la pieza de mano con la piel”.

Aunque la generación millennial sea la más habituada a la depilación sin importar el sexo, no son los únicos. Los varones de más edad también recurren a la depilación como modo de cuidado personal, sobre todo para tratar la zona facial. Según los expertos de CEAC, “la moda de la barba tiene un impacto claro en otros sectores y profesionales, no sólo en lo estrictamente relacionado con el afeitado, sino también de productos para el vello facial o aceites”.

En México no tenemos el hábito de depilar la zona íntima de manera regular. Sin embargo, cada vez hay más mujeres que optan por hacerlo y, aunque no es lo más agradable del mundo (¡oh, el dolor!), es algo que todas las mujeres buscan en algún momento. Y no estoy aquí para juzgar; cada quien lo hace por las razones que quiera.

La mera idea de depilarse ahí abajo puede ser intimidante. Y, por si fuera poco, es difícil saber cómo hacerlo o qué estilo pedir. Tampoco es que pudieras buscar la depilación perfecta por catálogo y pedirla como si fuera un corte de cabello.

Bueno, con eso en mente, me puse a investigar y encontré 6 que podrían interesarte.

Ver más: Elimina la pancita de mamá con estos tips

Publicidad

El clásico americano

La depilación clásica, según Beauty Image, solamente retira el vello que podría ser visible alrededor de la línea del bikini. El vello que permanece puede esculpirse y darle otro estilo, pero todo depende enteramente de tus gustos y tu tolerancia al dolor. Si vas a depilarte por primera vez, ésta es la depilación que deberías pedir.

Mini brasileño

El mini brasileño requiere la eliminación de TODO el vello frontal. Es casi tan doloroso que el brasileño completo, pero al menos no se meten con tu parte trasera.

Brasileño completo

El brasileño completo quita el vello de TODA la parte frontal y trasera de tu zona íntima, según Veet. Ahora, para llegar al vello que rodea tu ano, pueden utilizar 2 técnicas. Ponerte en 4 patas o sostener una pierna primero, y luego la otra.

Brasileño Plus

El brasileño plus incluye el brasileño completo y el vello que traza un camino del ombligo al pubis. Realmente no es necesario, pero si ya hiciste TODO eso, no estaría mal terminar con broche de oro.

El francés

Para una depilación un poco menos dolorosa, está la francesa. La depilación francesa retira la mayor parte del vello frontal, incluyendo las áreas más íntimas, pero deja una línea en frente. Esta técnica no toca el vello de tu trasero, pero tiene que ser más precisa.

Publicidad

El triángulo de las Bermudas

Como lo indica su nombre, ésta técnica elimina una pequeña parte del vello, pero deja la mayor parte en forma de triángulo. Es un poco más organizada que una depilación clásica, pero no tan dolorosa como las brasileñas.

Foto: Archivo Eme de Mujer/Beauty Image

El 30% de hombres se largarían si se encontrara ante un co** sin depilar

El ‘gato acostado’, la ‘selva negra’, el ‘seto del jardín’ o directamente el ‘felpudo’. Existen cientos de maneras de referirse a una vulva con pelo y casi todas ellos carecen de un mínimo de romanticismo. El tema es que nuestra sociedad no le otorga precisamente el primer lugar en los concursos de belleza a los rizos del Monte de Venus. Se impone la dictadura de la depilación sin más cuestionamiento y nuestra amiga la esteticién gana dinero mientras tortura entrepiernas.

La cosa es tan complicada que en el mundo anglosajón se ha organizado todo un debate en torno a aquellos tíos que huyen despavoridos cada vez que se encuentran cara a cara con la madre naturaleza en su estado más puro. Es decir, esos hombres que llegarían al extremo de suspender una relación sexual debido al exceso de vello púbico y que, al parecer, no son pocos. Los mismos que han impuesto como depilación los bigotitos de Hitler, la pista de aterrizaje, el triángulo de las Bermudas o, directamente, el coño de la Barbie.

Según una reciente encuesta, que analizó los comentarios de 4.146 hombres entre los 18 y los 35 años en las redes sociales de las revistas Esquire y AskMen’s, el 46% de los hombres prefieren la vulva completamente rasurada mientras que el 30% optan por un vello púbico ‘arreglado’ y solamente el 12% prefieren una línea fina. Pero, prepárate que vienen curvas: el 30% de ellos optarían por una ‘bomba de humo’ en caso de encontrarse un pubis natural que se vea “a través de la ropa interior” o “asomando por arriba”. Vamos que les cortaría todo el rollo y se inventarían algo para huir.

De poco importan las advertencias de los expertos sobre los riesgos de someter a una parte del cuerpo tan delicada a la agresión de las cuchillas, la cera, las cremas o el láser. “Aumenta el riesgo de infecciones por los pequeños cortes que se producen el área púbica”, declaró la doctora Luisa Dillner a la cadena británica BBC tras publicar un texto en The Guardian criticando la moda de eliminar el vello púbico. Así que ya sabes, si los enemigos de lo natural quieren huir que huyan, tu salud y tu amor propio te lo agradecerán.

 ¿Cuál es el tipo de depilación femenina que los hombres prefieren?

Se trata de Nad’s, compañía australiana de productos depilatorios, la cual descubrió que los hombres no prefieren el estilo “brasileño” en la zona íntima de las mujeres, pese a lo que pudiera pensarse.

Por el contrario, de los 1.000 varones encuestados el 43% dijo que optaba por el natural “Triángulo de las Bermudas” por sobre otras formas de depilación, siempre y cuando estuviera “recortado y ordenado”.

Mientras, un 17% afirmó que les gustaba el estilo “Mohicano” y otro 15% aquellos con diseños de corazón.

Apenas un 12%, en tanto, dijo que prefería que las mujeres lucieran la depilación brasileña, es decir, completa.

Sue Ismiel, CEO de Nad’s, concluyó que para los hombres es más sexy que la mujer tenga algo de vello, restando valor a la creencia de que la depilación carioca es la más popular.

“Por supuesto, ningún estudio puede hablar por (las preferencias de) todos los hombres”, indicó The Huffington Post, no obstante, esta encuesta tendría un punto positivo: alejar a las mujeres de este tipo de depilación, considerada “peligrosa” por ciertos expertos.

Lo anterior ya que, según una reciente investigación francesa, la depilación brasileña aumentaría el riesgo de infecciones de transmisión sexual.

Fuente: http://mujer.biobiochile.cl/notas/2013/04/16/cual-es-el-tipo-de-depilaci…

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *