0

La dieta del melocoton

Tabla de contenidos

Dieta del melocotón combinada x 1 nutricionista!! empezamos??

Una buena amiga mia fue a una nutricionista y para mi sorpresa le mando una dieta que ya conocia yo.. el choque del melocotón x 3 días combinado con 4 dias sanitos pero sin hacer estragos.. resultado a los 2 meses mi amiga a perdido la friolera de 12kilos, sin pasar mucha hambre y sin hacer dietas drásticas!! os pongo el plan de acción:
Lunes, Martes Y Miércoles:
DESAYUNO:
2 trozos de melocotón en almíbar o un melocotón natural; 1 yogurt desnatado;
1 café solo o cortado (con un chorrito de leche).
ALMUERZO Y MERIENDA: Un te.
COMIDA:
2 trozos de melocotón en almíbar o un melocotón natural; 1 yogurt desnatado; 1 pechuga de pollo a la plancha.
CENA:
2 trozos de melocotón en almíbar o un melocotón natural; 1 yogurt desnatado; 1 pechuga de pollo a la plancha o dos huevos duros, o una tortilla francesa de dos huevos.
Jueves,Viernes,Sábado y Domingo.
DESAYUNO:
Batido o café con sacarina y media tostada de pan integral con aceite de oliva.
ALMUERZO: Piña natural.
COMIDAS:
J: Pesacado a la plancha con verdura cocida.
V: Pasta, poca cantidad y una ensalada de lechuga.
S:Lentejas, dos cucharones y una ensalada de lechuga.
D:Arroz y una ensalada de lechuga.
MERIENDA: Piña natural y una barrita special k.
CENAS:
J: Sandwich de jamón york y queso. Ensalada de lechuga.
V-D: Fruta y yogurt desnatado.
S:Libre con moderación.
Si se hace bien tiene unos efectos maravillosos se pierden facilmente 10-12 kilos en dos meses!! yo me apunto!! q me sobran unos 10kgr para navidad y quiero estar perfec!! ya os contaré!!
besotes.

Los amantes de la fruta que quieran hacer dieta tienen una opción muy buena que es la dieta del melocotón. El melocotón es una de las frutas del verano, que es muy saludable, ya que tiene un alto contenido en vitaminas A y C y también contiene mucha fibra. Entre sus componentes se encuentra el magnesio, el fósforo, el hierro, el potasio y las sales minerales. Lo mejor es que tiene pocas calorías, ya que del 80 al 90% de la fruta es agua, y que ayuda a tener un sistema nervioso y cardiovascular protegido y fuerte.

A su vez el melocotón es una fruta que produce un efecto diurético y laxante. Otros de sus beneficios es que promueve una mejor oxigenación de los tejidos, mejora la circulación sanguínea y es muy beneficioso para la piel. Con esta descripción no cabe duda de que el melocotón es una de las joyas que nos ofrece la naturaleza y que podemos encontrar en cualquier frutería o supermercado.

Para adelgazar la dieta del melocotón es perfecta porque tiene muchos aportes y nutrientes. Se trata de una dieta variada en la cual tres días a la semana hay que comer una serie de platos que os indicamos a continuación y, el resto de días, otros platos distintos.

Los lunes, martes y miércoles el menú a seguir es el siguiente:

Para desayunar:

  • 1 melocotón
  • 1 yogurt desnatado
  • 1 té sin azúcar / café sólo

Para almorzar:

  • 1 té sin azúcar

Para comer:

  • 1 melocotón
  • 1 yogurt desnatado
  • 1 pechuga de pollo a la plancha

Para merendar:

  • 1 té sin azúcar

Para cenar:

  • 1 melocotón
  • 1 yogurt desnatado
  • 1 pechuga a la plancha / 2 huevos duros / tortilla a la francesa

Los días jueves, viernes, sábado y domingo el menú a seguir es el siguiente:

Desayuno:

  • 1 té sin azúcar / café sólo
  • Media tostada de pan integral con aceite de oliva

Almuerzo:

  • Piña natural

Comida (puedes escoger uno de estos platos):

  • Abadejo o filete de merluza a la plancha con verduras hervidas
  • Pasta integral con aceite y sal y una ensalada de lechuga
  • Lentejas a la jardinera y una ensalada de lechuga
  • Arroz hervido con una ensalada de lechuga

Merienda:

  • 2 tortitas de arroz
  • 2 trozos de piña natural

Cena (puedes escoger uno de estos platos):

  • Sopa de verduras y pechuga de pollo a la plancha
  • Yogurt desnatado y 3 rodajas de piña
  • Yogurt desnatado y 3 rodajas de sandía
  • Ensalada de lechuga y sándwich de pavo

Esta dieta permite bajar hasta tres kilos en cinco días. Esta dieta es alta en proteínas debido al pollo, lo cual hace que el metabolismo se acelere y se incremente el gasto energético. Por otro lado, el melocotón aporta fibra y carbohidratos. Esto permite mantener al estómago con una sensación de saciedad y ayuda a calmar la ansiedad.

Además, puede ayudar a combatir la retención de líquidos y no produce ninguna pérdida de masa muscular. Asimismo, ayuda a combatir el estrés. Sin embargo, no debe ser realizada por personas embarazadas, niños o quienes estén tomando medicamentos por largos periodos de tiempo. También se considera una dieta monótona, aunque esto se compensa con su corta duración.

• Desayuno: Té, café y 1-2 melocotones frescos (2-4 porciones en almíbar).
• Media mañana: infusión depurativa.
• Almuerzo: 1-2 melocotones frescos (2-4 porciones en almíbar) y 2 filetes de pollo.
• Merienda: Infusión depurativa.
• Cena: 1-2 melocotones frescos (2-4 porciones en almíbar) y 2 filetes de pollo.

Recomendaciones:
• Puedes consumir la pechuga de pollo (filete) hervida, asada o a la plancha.
• Desecha el almíbar de los melocotones.
• Si lo prefieres puedes sustituir el melocotón por piña.
• Bebe 2 litros de agua diarios e infusiones depurativas antes de cada comida. Se sugieren las infusiones de diente de león, boldo, romero y ortiga.

La dieta del melocoton en almibar

La dieta del melocotón en almíbar es una variante de la dieta del melocotón. Es una dieta utilizada para bajar de peso, que se basa en la ingesta de esta fruta que es rica en carotenos, vitamina c y selenio. La dieta del melocotón en almíbar, promete perder hasta 3 kilos en tres días, sin mucho esfuerzo.

El melocotón aporta también otros minerales como potasio, magnesio, fósforo y zinc. Es una fruta con propiedades antioxidantes y diuréticas. Por esta razón se le emplea con frecuencia en dietas de adelgazamiento.

A continuación encontrarás tres variantes de la dieta del melocotón en almíbar.

• Variante No. 1

Se puede hacer durante tres día seguidos y una vez a la semana. Debes consumir los alimentos en el orden indicado y beber un mínimo de 2 litros de agua al día.

DESAYUNO:
Dos mitades de melocotón en almíbar y un yogurt desnatado ( puede ser de sabores).

COMIDA Y CENA:

Se come lo mismo en ambos tiempos de comida: Dos mitades de melocotón en almíbar, yogurt desnatado y pechuga de pollo a la plancha.

• Variante No. 2

DESAYUNO:
2 trozos de melocotón en almíbar o un melocotón natural; 1 yogurt desnatado;
1 café solo o cortado (con un chorrito de leche).

COMIDA:
2 trozos de melocotón en almíbar o un melocotón natural; 1 yogurt desnatado; 1 pechuga de pollo a la plancha.

CENA:
2 trozos de melocotón en almíbar o un melocotón natural; 1 yogurt desnatado; 1 pechuga de pollo a la plancha o dos huevos duros, o una tortilla francesa de dos huevos.

• Variante No. 3

Esta variante es mucho más estricta y monótona. Durante 1 semana se come:

DESAYUNO: 2 melocotones
MEDIA MAÑANA: 1 melocotón en almíbar.
COMIDA: 4 melocotones
MERIENDA : 1 melocotón natural y otro en almíbar.
CENA: 2 melocotones

Las bebidas permitidas son: agua, zumo de melocotón y el líquido del melocotón en almíbar.

Ten presente que la dieta del melocotón en almíbar es una dieta popular, es decir que carece de base científica, por lo que pueden ser peligrosas para la salud. Consulta con tu médico antes de iniciar éste o cualquier otro régimen dietético.

Una cuestión fundamental antes de hacer esta dieta es saber cómo tienen que ser los melocotones: frescos o en almíbar. Si buscas opiniones, verás que en muchos sitios dicen que son intercambiables, que da igual comer un melocotón fresco que dos mitades de melocotón en almíbar. Razonan que así podrás seguir la dieta en cualquier época del año, aunque en ese momento no haya melocotones frescos en los mercados. En nuestra opinión, si no encuentras melocotones frescos, lo mejor es que esperes hasta que estén disponibles y elegir otra dieta mientras tanto. Debes tener en cuenta que, a pesar de lo que digan, el melocotón en almíbar tiene menos proteínas, menos agua, menos vitaminas y menos minerales, pero en cambio tiene más azúcar, más hidratos de carbono y más calorías. En resumen, que nosotros nos decantamos sin lugar a dudas por los melocotones frescos.

En la dieta del melocotón tienes una serie de reglas que debes respetar y conocer antes de empezar:

  • Hay que beber de dos a tres litros de agua al día, incluyendo la que utilices para preparar té, café o infusiones. Aparte del agua está permitida la leche desnatada, el zumo de naranja (para las macedonias) y el de melocotón recién hechos. No se permite el alcohol, los refrescos con azúcar ni los zumos envasados.
  • Los alimentos se cocinarán al vapor, hervidos, asados, a la plancha, a la parrilla o en papillote. Los fritos, los precocinados, los platos preparados y cualquier tipo de bollería o dulces están prohibidos.
  • Para endulzar utiliza edulcorantes. El azúcar está prohibido.
  • Sazona tus comidas con especias o hierbas aromáticas, limón, vinagre, muy poca sal y un máximo de dos cucharadas de aceite de oliva virgen extra.
  • Haz ejercicio todos los días o camina al menos media hora.
  • No prolongues la dieta por más tiempo del indicado.

Dieta del melocotón exprés

La dieta del melocotón exprés no llega a la categoría de monodieta pero le falta poco. Si la haces durante un día te beneficiarás de sus efectos depurativos. Si la prolongas hasta cinco días, como dicen que puedes hacer, terminarás débil y con un aburrimiento de mucho cuidado. Es cierto que se pueden perder dos o tres kilos en esos días pero, salvo que cuides mucho tu alimentación al terminar, lo más probable es que los recuperes con propina. Tú decides.

  • Desayuno – Un café solo o cortado con un chorrito de leche. Un yogur natural desnatado sin azúcar. Un melocotón.
  • Media mañana – Un melocotón.
  • Comida – Un filete de pechuga de pollo a la plancha. Un yogur natural desnatado sin azúcar. Un melocotón.
  • Merienda – Un melocotón.
  • Cena – Dos huevos duros. Un yogur natural desnatado sin azúcar. Un melocotón.

Dieta del melocotón para una semana

Esta es, sin duda, la mejor versión de la dieta del melocotón. Podrás obtener todos los beneficios depurativos sin pasar hambre, sin monotonía, comiendo prácticamente de todo y además, si la haces durante dos semanas, perderás de dos a tres kilos por añadidura. Si te parece poco piensa que se diseñó teniendo como objetivo final la depuración y no la pérdida de peso. Esta dieta puede servirte de inspiración para comer mejor cuando la termines.

  • Lunes
    • Desayuno – Un café con leche desnatada y tres gallegas integrales. Un melocotón.
    • Media mañana – Un melocotón.
    • Comida – Lentejas con verduras. Lenguado a la plancha. Ensalada de escarola. Macedonia de frutas con pera, manzana, melocotón y zumo de naranja.
    • Merienda – Un vaso de zumo de melocotón recién preparado.
    • Cena – Un tazón de gazpacho preparado con sólo una cucharada de aceite de oliva virgen extra. Un filete de pechuga a la plancha. Un yogur desnatado sin azúcar.
  • Martes
    • Desayuno – Un tazón de leche desnatada y tres cucharadas de cereales integrales. Un melocotón.
    • Media mañana – Un melocotón.
    • Comida – Ensalada de lechuga, tomate, espárragos, apio y pepino. Un filete de ternera a la plancha. Una patata asada. Macedonia de frutas con kiwi, fresas, melocotón y zumo de naranja.
    • Merienda – Un vaso de zumo de melocotón recién preparado.
    • Cena – Revuelto de espárragos trigueros, ajetes y dos huevos. Una rebanada de pan integral. Un vaso de leche desnatada.
  • Miércoles
    • Desayuno – Un café con leche desnatada. Dos tostadas integrales. Dos lonchas de jamón de york. Un melocotón.
    • Media mañana – Un melocotón.
    • Comida – Ensalada de endibias, remolacha y zanahorias. Sardinas a la parrilla. Dos pimientos asados. Macedonia con uvas, frambuesas, melocotón y zumo de naranja.
    • Merienda – Un vaso de zumo de melocotón recién preparado.
    • Cena – Crema de calabacín preparada con leche desnatada. Dos lonchas de fiambre de pavo. Un yogur desnatado sin azúcar.
  • Jueves
    • Desayuno – Un café con leche desnatada. Un yogur desnatado sin azúcar. Un melocotón.
    • Media mañana – Un melocotón.
    • Comida – Un plato de espaguetis integrales aliñados con un tomate y un ajo picados muy finos, orégano y un chorrito de aceite de oliva. Pechuga de pollo a la plancha. Ensalada de lechuga. Macedonia de frutas con uvas, cerezas, melocotón y zumo de naranja.
    • Merienda – Un vaso de zumo de melocotón recién preparado.
    • Cena – Menestra de verduras. Cien gramos de requesón. Un vaso de leche desnatada.
  • Viernes
    • Desayuno – Un café con leche desnatada. Una rebanada de pan integral. Cincuenta gramos de queso fresco. Un melocotón.
    • Media mañana – Un melocotón.
    • Comida – Ensalada de lechuga, tomate, espárragos, apio y pepino. Lomo de merluza a la plancha. Una patata al vapor. Macedonia de frutas con arándanos, grosellas, melocotón y zumo de naranja.
    • Merienda – Un vaso de zumo de melocotón recién preparado.
    • Cena – Una tortilla francesa de dos huevos. Ensalada de tomate. Un yogur desnatado sin azúcar.
  • Sábado
    • Desayuno – Un café con leche desnatada. Dos tostadas integrales. Dos lonchas de fiambre de pavo. Un melocotón.
    • Media mañana – Un melocotón.
    • Comida – Ensalada de tomate, pepino y apio, aderezada con orégano y un chorrito de aceite de oliva virgen extra. Dos filetes de lomo de cerdo a la plancha. Dos pimientos asados. Macedonia de frutas con kiwi, piña, fresas, melocotón y zumo de naranja.
    • Merienda – Un vaso de zumo de melocotón recién preparado.
    • Cena – Un filete de salmón a la plancha sazonado con eneldo y un chorrito de limón. Una rebanada de pan integral. Un vaso de leche desnatada.
  • Domingo
    • Desayuno – Un café con leche desnatada. Una rebanada de pan con mermelada sin azúcar. Un melocotón.
    • Media mañana – Un melocotón.
    • Comida – Un plato de arroz con verduras. Mero a la plancha con un chorrito de limón. Ensalada de lechuga, canónigos y tomates cereza. Macedonia de frutas con sandía, melón, melocotón y zumo de naranja.
    • Merienda – Un vaso de zumo de melocotón recién preparado.
    • Cena – Ensalada mixta con tomate, pepino, lechuga, espárragos y dos huevos duros. Un yogur desnatado sin azúcar.

Dieta del melocotón del nutricionista

En último lugar, y sólo porque nos habéis preguntado por ella, os traemos esta peculiar versión de la dieta. Dicen que está hecha por un nutricionista, pero tenemos muchas dudas sobre ese particular. La dieta consiste en realizar durante los tres primeros días de cada semana una versión retocada de la dieta exprés, para seguir los cuatro restantes con la dieta del melocotón para una semana, pero también retocada. Se repite la misma dieta una semana tras otra sin cambiar ni una coma. En nuestra opinión el resultado deja mucho que desear. Es una dieta monótona, poco sabrosa, muy hipocalórica, y aporta pocos nutrientes. Dicen que si la sigues al pie de la letra durante dos meses puedes llegar a perder de nueve a doce kilos, pero no se la recomendamos ni a nuestro peor enemigo. Échale un vistazo y juzga tú. Si a pesar de todo decides hacerla, asegúrate de contar con un buen seguimiento médico.

  • Lunes, martes y miércoles
    • Desayuno – Un café solo o cortado con un chorrito de leche. Un yogur desnatado sin azúcar. Un melocotón.
    • Media mañana – Un té.
    • Comida – Una pechuga de pollo a la plancha. Un yogur desnatado sin azúcar. Un melocotón.
    • Merienda – Un té.
    • Cena – Una tortilla francesa de dos huevos (o dos huevos duros). Un yogur desnatado sin azúcar. Un melocotón.
  • Jueves
    • Desayuno – Un café solo o cortado con un chorrito de leche. Media tostada de pan integral con aceite de oliva virgen extra.
    • Media mañana – Tres rodajas de piña fresca.
    • Comida – Pescado a la plancha con verduras cocidas o al vapor.
    • Merienda – Dos rodajas de piña fresca y una barrita de cereales.
    • Cena – Sándwich de jamón york y queso. Ensalada de lechuga.
  • Viernes
    • Desayuno – Un café solo o cortado con un chorrito de leche. Media tostada de pan integral con aceite de oliva virgen extra.
    • Media mañana – Tres rodajas de piña fresca.
    • Comida – Un plato pequeño de pasta. Ensalada de lechuga.
    • Merienda – Dos rodajas de piña fresca y una barrita de cereales.
    • Cena – Fruta. Un yogur desnatado sin azúcar.
  • Sábado
    • Desayuno – Un café solo o cortado con un chorrito de leche. Media tostada de pan integral con aceite de oliva virgen extra.
    • Media mañana – Tres rodajas de piña fresca.
    • Comida – Un plato con dos cazos de lentejas. Ensalada de lechuga.
    • Merienda – Dos rodajas de piña fresca y una barrita de cereales.
    • Cena – Puedes cenar lo que quieras, pero con moderación.
  • Domingo
    • Desayuno – Un café solo o cortado con un chorrito de leche. Media tostada de pan integral con aceite de oliva virgen extra.
    • Media mañana – Tres rodajas de piña fresca.
    • Comida – Un plato de arroz. Ensalada de lechuga.
    • Merienda – Dos rodajas de piña fresca y una barrita de cereales.
    • Cena – Fruta. Un yogur desnatado sin azúcar.


En esta web te ofrecemos gran cantidad de dietas, para que escojas la que más se adapte a ti, a tus gustos y necesidades.

Además como siempre indicamos la dieta debe ser equilibrada para lograr una pérdida de peso efectiva y duradera; pero hemos de reconocer que a veces es nos urge realizar dietas rápidas con las que perder peso de forma más acelerada.

Este es el caso de las dietas de choque, un sistema que funciona muy bien y que además hace de este tipo de dietas un poco más saludables y equilibradas ya que combinan días de una ingesta calórica muy baja, que podría ser perjudicial para la salud, con otros días con una ingesta calórica normal que contrarresta la peligrosidad de ingerir pocas calorías.

En este caso la dieta del melocotón es una dieta con el sistema de choque, que combina la ingesta de este fruto con productos bajos en calorías y grasas para conseguir una pérdida de peso efectiva.

En este tipo de dietas, es importante seguir las recomendaciones para conseguir unos resultados óptimos.

El melocotón, conocido también como durazno, es el protagonista de la dieta del melocotón aunque no es de ese tipo de dietas en las que la alimentación se basa de forma exclusiva en un alimento.

Este tipo de dietas no son recomendables ya que el organismo puede verse afectado por una desnutrición, ya que no le aportamos al organismo todos los nutrientes que necesita para desarrollarse.

¿Qué nos aporta el melocotón?

El melocotón es un fruto carnoso procedente de China. Es un alimento que no aporta gran cantidad de calorías, ya que nos aporta sobre unas 40 calorías cada 100 gramos. Por su escaso poder calórico y elevado contenido de agua, se recomienda en dietas para adelgazar, ya que además nos aporta grandes cantidades de vitaminas y minerales, así como fibra, lo cual nos resulta adecuado para el estreñimiento, que se produce ocasionalmente cuando nos ponemos a dieta por el cambio de alimentación y porque ingerimos menos comida; lo que se traduce en menos deposiciones.

El melocotón tiene gran aporte de agua y además nos aporta potasio, lo que nos ayuda a eliminar toxinas y a drenar el organismo. Además el melocotón tiene gran cantidad de antioxidantes, lo que nos protege contra el envejecimiento celular y es altamente saciante.

Otra propuesta de dieta similar a la del melocotón es la dieta del plátano, de la que te puedes informar en el enlace.

La dieta del melocotón es una dieta rápida basada en el sistema de choque con el que se pueden llegar a perder entre 3 ó 4 kilos a la semana, sobre todo la primera semana en la que se lleva a cabo.

Durante esta primera semana es cuando, mediante la dieta se regularizan ciertos mecanismos del organismo como el equilibrio hídrico; por lo que se pierde peso de forma rápida, pero hemos de destacar que gran parte del peso que se pierde forma parte de líquidos retenidos e hinchazón.

No se recomienda prolongar la dieta del melocotón durante más de una semana ya que puede poner en riesgo el funcionamiento de nuestro organismo por su escaso aporte calórico.

Podemos hacer la dieta de nuevo tras una semana de descanso, pero debemos tener en cuenta que es una dieta restrictiva, que aporta pocas calorías pero que generalmente con la dieta base se garantizan los aportes nutricionales recomendados aunque sea una dieta hipocalórica, es por ello, que no es tan perjudicial para la salud como aquéllas dietas hipocalóricas muy restrictivas.

Menú de la dieta del melocotón

  • Desayuno: un melocotón, un café solo o con leche y una tostada de pan integral con un par de lonchas fiambre de pavo o queso fresco.
  • Comida: Puedes preparar una ensalada y una pechuga de pollo o pavo a la plancha. De postre podemos optar por una macedonia de frutas que incluya el melocotón en mayor cantidad que el resto de frutas.
  • Cena: Dos huevos cocidos o en tortilla con jamón York, un melocotón y un yogur desnatado.

A media mañana o como merienda puedes comer melocotón únicamente. Puedes acompañarlo de infusiones. Es recomendable, beber en torno a dos litros de agua diarios que nos ayudarán a mantener el equilibrio hídrico.

Para comer o cenar podemos optar por un filete de pescado blanco a la plancha, pollo al horno o pavo, un plato de arroz o pasta integral una vez por semana; crema de verduras, menestra de verduras e ir alternando según tus preferencias, siempre evitando las grasas, fritos, rebozados, dulces y salsas.

¿Cómo debo consumir el melocotón? Es muy importante consumir el melocotón natural o en su jugo, nunca en almíbar ya que el almíbar aumenta de forma significativa el aporte calórico ya que es muy rico en azúcares.

¿Funciona la dieta del melocotón para adelgazar?

La dieta del melocotón posee múltiples beneficios, y a pesar de ser una dieta restrictiva funciona porque el melocotón es muy saciante y nos ayuda a combatir la retención de líquidos.

Pero hemos de destacar que como cualquier dieta rápida posee un alto riesgo de sufrir unefecto rebote, porque la pérdida de peso no es regular y sostenida en el tiempo, se produce de forma muy rápida y esto es debido a que generalmente se pierde mucho líquido retenido, y como consecuencia volumen; pero no grasa.

Por lo que generalmente se recupera el peso rápidamente. Para contrarrestar estos efectos, podemos tomar ciertas medidas que nos ayudarán a mantener el peso durante un tiempo, o a seguir una dieta que nos haga perder peso de forma sana.

Nuestra recomendación para evitar el efecto rebote

Podemos realizar la dieta del melocotón durante una semana como hemos explicado anteriormente, y a finalizar optar por un sistema de adelgazamiento progresivo que nos permita perder peso de forma gradual.

La primera fase con el choque de melocotón nos servirá de motivación para afrontar la segunda etapa, que se basará en una dieta más equilibrada que nos ayude a perder peso de forma sana.

Para potenciar los efectos, o en momentos en los que nos hayamos estancado, podremos hacer un par de días la dieta del melocotón de forma alterna; para conseguir una mayor pérdida de peso. Todo ello combinado con ejercicio físico regular, lo que nos llevará a una pérdida de peso efectiva.

Recuerda que lo importante no es perder peso de forma rápida sino perder peso de forma efectiva y que esta pérdida se mantenga en el tiempo.

Te recomendamos esta guía para adelgazar de forma saludable

SUSCRÍBETE Contenido único en tu email y ¡Consigue ahora este práctico Manual!

Sólo por suscribirte te regalamos este Manual en formato pdf para Empezar a Adelgazar en 5 Pasos.

Además ofrecemos a nuestros suscriptores contenido saludable de forma privilegiada totalmente gratuito.

100% LIBRE DE SPAM

Valoración:(5 votos, Promedio: 3,60 de 5)
Cargando… Loading…

  • Para desayunar: Un melocotón, un café solo o con leche y una de las siguientes opciones (un yogur desnatado; dos tostadas integrales con pavo, mermelada light o queso fresco; o tres galletas integrales).
  • Para almorzar: Un melocotón.
  • Para comer De primero (cocinar sólo con una cucharada de aceite): un plato de legumbres; arroz o pasta integral; o ensalada de lechuga, espárragos, tomate, pepino y apio. De segundo (cocinar sólo con una cucharada de aceite): un filete de pechuga, de pavo o de ternera a la plancha; merluza, pescadilla o lenguado a la plancha; dos filetes de cerdo a la plancha; o sardinas a la plancha o a la parrilla. Además puedes tomar con este plato dos pimientos asados, una pequeña ensalada de lechuga o una patata cocida. De postre, macedonia de frutas que lleve melocotón.
  • Para merendar: Un melocotón
  • Para cenar Como plato principal: dos huevos revueltos con espárragos; pollo a la plancha; crema de puerro, champiñones o calabacín; dos huevos cocidos; una tortilla francesa; menestra de verduras; o pescado a la plancha. Como acompañamiento al plato principal puedes optar por una rebanada de pan integral, una loncha de jamón york o de pavo; una porción de queso fresco; o una ensalada de lechuga, espárragos, tomate y pepino. De postre, toma un vaso de leche desnatada o un yogur desnatado.

En este articulo encontraras 3 dietas del melocotón, con pollo, con almíbar y la de 3 días, así que mira la que mas te resulte interesante, comencemos!!

Dieta del Melocotón En 3 Días

Si buscas perder peso en tan solo 3 días, esta dieta seguro que te interesa. Y es que la misma no solo es muy sencilla de realizar, sino que además no te obligará a pasar hambre, lo cual es muy importante. Eso sí, la misma solo la recomendamos cuando realmente te corra prisa el perder peso.

Menú diario de la dieta del melocotón en 3 días

Antes de comenzar, queremos recordarte que para conseguir los beneficios de esta dieta, no solo tendrás que comer lo que te vamos a indicar a continuación durante 3 días, sino que también tendrás que beber al menos 2 litros de agua diarios, para conseguir unos buenos efectos de la dieta del melocotón y sobre todo tener una buena hidratación.

Para desayunar te recomendamos tomar un café con leche desnatada, dos tostadas integrales y un melocotón.

Para comer tendrá que comer una ensalada con pechuga de pollo a la plancha. A continuación tomarás una macedonia, sin olvidarte que la misma tendrá que tener altas concentraciones de melocotón.

Finalmente para cenar tendrás que comer dos huevos cocidos o una tortilla francesa con jamón york. Además tendrás que comer un yogur natural desnatado y una pieza de melocotón.

¿Con esta dieta voy a adelgazar?

Esta dieta si que te ayudará a adelgazar. Esto se debe a que la dieta del melocotón no tiene apenas calorías, a la vez que tu organismo conseguirá ingerir los nutrientes diarios que necesita.

Además, hay que añadir que el melocotón te ayudará a eliminar la sensación de hambre entre horas, lo cual es otro punto a favor a la hora de intentar perder peso.

A su vez, normalmente se suelen perder con esta dieta unos 2 kilos, pero esto dependerá de cada persona. Es decir que puede que tu pierdas algo menos de peso o algo más. Pero lo que está claro, es que para conseguir los objetivos, tienes que tener un cuerpo bien hidratado y no comer alimentos que no estén presentes en el menú mencionado anteriormente.

Finalmente, tenemos que añadir que esta dieta nunca debe alargarse en un periodo de más de 5 días.

Dieta del Melocotón en Almíbar

Si quieres adelgazar de manera sencilla, te recomendamos apostar por esta sencilla dieta, la cual es diferente a las otras dietas que puedes encontrar en esta web. La misma te permitirá disfrutar de un menú interesante y sobre todo te ayudará a adelgazar en tan solo 3 días.

Menú de la dieta con melocotón en almibar

A continuación podrás ver los 3 menús que podrás comer, con el objetivo de que puedas comer cada uno de ellos cada día. Así la dieta del melocotón en almibar no te será repetitiva y por ello te será mucho más fácil finalizarla.

Menú del 1º día

Para desayunar deberás de comer 2 mitades de melocotón en almibar y un yogur desnatado, puede ser natural o de sabores.

Para la comida y para cenar deberás de comer dos mitades de melocotón en almibar, una pechuga de pollo a la plancha y un yogur desnatado.

Menú del 2º día

Para desayunar deberás de comer primero dos mitades de melocotón en almibar. Y después de esto tendrás que ingerir un yogur desnatado y un café.

Para comer deberás de comer un melocotón natural y una pechuga de pollo a la plancha y un yogur desnatado.

Para cenar deberás de comer dos trozos de melocotón en almibar, 2 huevos cocidos y un yogur natural desnatado.

Menú del 3º día

Para desayunar vamos a comer dos trozos de melocotón en almibar y un café. A media mañana tomaremos un melocotón en almibar. Sino puedes por cualquier motivo, de igual forma puedes apostar por uno natural.

Para comer tendrás que ingerir cuatro melocotones. En la merienda tendrás que ingerir 1 melocotón en almibar y otro natural.

Finalmente para cenar tendrás que comer 2 melocotones.

Por otra parte, también tendrás que tener una buena hidratación. Por este motivo te recomendamos beber bastante agua, a lo cual podrás sumar zumo de melocotón. No te recomendamos beber ninguna otra bebida, sobre todo si tiene gas.

¿Cuáles son las ventajas de esta dieta?

La principal ventaja de la dieta del melocotón en almibar es que la misma nos permite disfrutar de una fruta realmente rica, ya que como bien sabrás, su sabor es mucho más rico que el sabor de uno natural. Es por ello, por lo que puede ser una buena alternativa a las tradicionales.

Dieta del melocotón y Pollo

Si te gustan estos dos ingredientes de la dieta, tienes que saber que hay una muy buena dieta, la cual te permitirá perder hasta 2 kilos en tan solo 3 días.

Es por ello por lo que puede ser una buena alternativa para ti, sobre todo si quieres perder peso de manera rápida. Por este motivo, pasamos a ver más detalles de ella.

Menú diario de la dieta del melocotón y pollo

Para comenzar tenemos que decir que en esta caso todos los días tendrás que comer lo mismo. Pero al ser una dieta con una duración muy corta, no tendrás monotonía, por lo que estamos seguros de que la podrás finalizar sin problemas.

  • Para desayunar tendrás que tomar un café con dos melocotones.
  • Para comer en este caso tendrás que hacer una pechuga de pollo a la plancha y comer 2 filetes de la misma. También tendrás que comer 1 o 2 melocotones. Esto dependerá del hambre que tengas.
  • Para cenar tendrás que comer una pechuga de pollo a la plancha y un melocotón. Si te quedas con hambre, también podrás añadir un yogur desnatado.

Datos de interés de esta dieta

Para comenzar tenemos que decirte que el melocotón no es un alimento que te ayudará a adelgarzar de manera directa. Sino que es un alimento que te saciará y por ello te evitará tener que comer otros alimentos. Además como no tiene calorías, podemos asegurarte que si sigues los pasos de la dieta del melocotón y pollo conseguirás bajar de peso en tan solo unos días.

Por otra parte, tienes que recordar que el pollo es un alimento que no solo está muy bueno. Sino que además es un gran complemento de muchas dietas, ya que es muy bueno a la hora de perder peso. Este alimento lo puedes tomar a la plancha o hervido, aunque normalmente se suele hacer a la plancha, ya que tiene mejor sabor.

Finalmente queremos recordarte que esta dieta te exigirá tener una buena hidratación. Por este motivo tendrás que tomar al menos un litro y medio de agua, aunque lo más recomendable es tomar dos litros diarios.

Si quieres adelgazar rápidamente en sólo tres días, sigue la dieta de la fruta y verás los resultados.

Cómo hacer la dieta de la fruta en tres días

Durante tres días comerás principalmente fruta fresca, para una dieta rapida, por lo que este régimen puede resultar bastante duro y quizás un poco aburrido. No obstante, si estás decidida a ello este será tu menú.

  • En el desayuno: Un café o un té con un zumo de naranja y un plátano
  • En la comida: Fresas y un par de rodajas de piña y un plátano.
  • En la cena: Un bol con frutas variadas cortadas en trozos.

Consejos para seguir la dieta de la fruta

Es importante que trates de combinar en cada comida frutas con niveles bajos de hidratos como fresas o cítricos y una fruta más alta en hidratos como el plátano para aliviar un poco la sensación de hambre y lograr una dieta rapida para bajar de peso

Para ayudarte a llevarla mejor, almuerza o merienda siempre una pieza de fruta o un zumo de frutas natural, ya que es más sano y contiene muchísimas menos calorías que los envasados y bebe mucha agua durante todo el día para aliviar la sensación de hambre.

Para que se te haga más apetecible y te llene más, corta la fruta en rodajas o trocitos para que comas más lentamente.

Si aún así se te hace muy duro, añade a tus comidas un zumo de frutas naturales y aumenta las piezas de frutas.

Intenta mantener tu despensa alejada de alimentos prohibidos, pero si te da mucha ansiedad puedes comer una onza de chocolate amargo para calmarla. También puedes hacer meditación como el yoga nidra para relajarte y mantenerte serena durante los tres días de la dieta de la fruta.

Atrás quedaron esos tiempos en que tenías cintura y ni siquiera te dabas cuenta de lo afortunado que eras. No sabes cuándo fue, ni cómo, no sabes en qué momento perdiste la partida, no sabes nada, salvo una cosa: eres gordo. Y empezar 2014 convertido en el Piraña no era una meta que te hubieses propuesto junto a aprender inglés, hacer yoga y no discutir con tus padres. Ahora, claro, todos esos buenos propósitos quedaron atrás para ser eclipsados por uno solo: dejar de ser gordo.

¿Y cómo se hace eso? Porque tú, desde luego, no eres como esas flacuchas estupendas que te dicen que ellas no se privan de nada mientras dan cuenta de su media hoja de lechuga. A ti los kilos te quieren, y tú les quieres a ellos, y desde luego no quieres pasarte los próximos meses pesando el queso de Burgos. Ni quieres hacer caso a los sabios consejos de gente razonable como Ada Parellada o Magda Carlas que opinan que más vale bajarlos lentamente sin cambiar excesivamente tus hábitos, basta con un poco de ejercicio y la eliminación de algunos hábitos maravillosos tipo comer pan.

Tú quieres hacerlo mal, la única manera en que pueden hacerse las dietas. Tu ejemplo es Bill Clinton, al que la querencia desmesurada a la Dukan le ha costado, dicen, dos by-pass. Rápido y mal, para ser más exactos, digan lo que digan todos aquellos que utilizan la misma talla de pantalón desde los 15 años y te vienen con la cantinela de “basta con ir a correr y cenar poco”. Ja ja ja. Esa filosofía de la gente razonable, siempre tan peligrosa, no va contigo, que has basado tu existencia en la máxima de hacer las cosas tarde y mal. Para ti, pues, que quieres perder unos kilitos de forma rápida, fácil y sin sufrir lo indecible, aquí van unas cuantas dietas famosas que te permitirán conseguir tus objetivos pero que contravienen, esto tengámoslo claro, las recomendaciones de cualquier nutricionista con sentido común.

1- La dieta del melocotón. Doy fe, amigos, de que pese a que cuesta un poco al principio, sus efectos son inmediatos. Y lo que cuesta fundamentalmente es desayunar melocotón en almíbar acostumbrados como estábamos durante las últimas semanas a desayunar mazapán con cava. Insistimos: no conviene hacerla durante muchos días seguidos dada la carencia evidente de nutrientes, pero podemos ponernos a tope durante unos días y luego ir alternándola, siempre que en los días intermedios nos mantengamos a raya. Consiste en tres comidas diarias siempre precedidas por dos rodajas de melocotón en almíbar. Hambre no vas a pasar, eso te lo garantizamos.

Desayuno: Dos rodajas de melocotón en almíbar, un cortado (leche desnatada y sacarina) y un yogur desnatado.

Comida: Dos rodajas de melocotón en almíbar, 100 g de pollo a la plancha, un cortado y un yogur.

Cena: Dos rodajas de melocotón en almíbar, dos huevos duros y un yogur.

2- La fast diet. Este método que ha revolucionado Gran Bretaña consiste ni más ni menos que en no comer. El peor de los planes, si partimos de la base que es importante aprender a comer de forma moderada, de todo, y sin grandes restricciones ni grandes atracones. Pero estamos hablando de recuperar la cintura, de que no nos vendan dos asientos en el avión, y cualquier minuto ganado es sagrado. Pues bien, no abusemos, pero la idea es ayunar durante dos días semanales (alternos) y comer moderadamente durante cinco. Es duro, pero dicen los aficionados que el día de ayuno no se hace tan pesado al tener la certeza de que al día siguiente se podrá comer con normalidad (seamos razonables a la hora de aplicar el término “normalidad”). El día de ayuno se permite ingerir hasta 600 calorías repartidas durante todo el día, lo que supone, lo sentimos, poco más que unas cuantas piezas de fruta y un par de cortados.

3-La dieta de la alcachofa. Quién pudiese regresar a aquellos tiempos en que era noticia cuando la hacía Rociíto, que pasaba a lucir un tipazo de escándalo en cuestión de días gracias a los beneficios de esta hortaliza diurética donde las haya. ¿Que es lo que hacía Rociíto? Son numerosas las versiones de esta dieta milagro, cuyo protagonista es este ingrediente saludable, depurativo, que mejora la presión arterial y fuente de numerosas vitaminas. Grábate a fuego en el cerebro que cualquier dieta basada en un solo alimento es un error desde su planteamiento, porque nos priva durante el tiempo que dure de los nutrientes fundamentales que solo nos llegan de la variedad, de modo que no es extraño que cause cierta fatiga e irritabilidad. Dicho esto:

Desayuno: Una taza de: café con leche, té con leche o zumo. Una rebanada de pan integral con queso de Burgos.

Media mañana: Un yogur desnatado.

Almuerzo: Opción 1: Licuado de alcachofas crudas, un trozo de carne o pescado a la plancha con ensalada verde y una manzana de postre. Opción 2: Alcachofas y arroz integral y una fruta de postre.

Merienda: Dos cápsulas de alcachofas. Un vaso de leche descremada, un yogur desnatado o café con leche.

Cena: Tres alcachofas a la plancha, una rebanada de pan integral, 50 g de queso de Burgos.

Las cápsulas de alcachofa pueden adquirirse en una herboristería y en los días siguientes se deben ir haciendo variaciones de este menú. La idea es utilizar la alcachofa en todos los ágapes, ya sea en crema o a la plancha, y acompañarla de carnes, pescados y arroces integrales fundamentalmente. Se pierde mucho peso, pero hemos de señalar que es en gran parte a causa de los efectos diuréticos de la alcachofa, de modo que es fácil recuperar una parte durante los días posteriores al fin de la dieta.

4-La dieta de la sopa. Es una dieta infernal, difícil, pero los resultados son inmediatos y parece ser que cuando uno supera las ganas de pudrirse en el infierno que le sobrevienen los dos primeros días empieza automáticamente a encontrarse mejor, tanto física como mentalmente, más ágil, más despierto. La cosa consiste en elaborar una sopa con los siguientes ingredientes: seis cebollas grandes, dos latas de tomate, un apio, sal y pimienta. Y se puede tomar toda la cantidad que se desee de este mejunje. El primer día puede acompañarse con fruta, el segundo con verduras, el tercero con fruta y verduras, el cuarto con plátanos y leche, el quinto con carne y tomate, el sexto con carne y verdura y el séptimo con zumo de fruta y verdura.

El muy diurética y por lo tanto muy efectiva. ¿La pega? No se ingieren hidratos de carbono, así que nos conviene hacerla cuando no tengamos grandes retos físicos o mentales, pues estaremos exhaustos.

Laura Conde

Como directora de la revista Guía del Ocio BCN se recorrió gran parte de restaurantes de Barcelona y escribió sobre ellos durante siete años. Es autora del libro ‘La felicidad en una croqueta’ (Now Books, 2014) y de ‘Hecho en casa’ (Now Books, 2015). En la actualidad escribe y habla, las dos cosas que más le gusta hacer además de comer, en diversos medios.

Healthy You

El melocotón o durazno es una de las frutas más ricas, dulces y nutritivas que existen. Está formado por 86 por ciento de agua y gracias a su bajo contenido calórico es un aliado ideal para que lo incorpores a tu dieta para adelgazar. Lo importante es que lo consumas fresco, ya que los melocotones orejones o secos producen el efecto contrario porque contienen muchas calorías. Ahora que sabes este secreto, ¡no dudes en comerlo a toda hora!

Ya sea que lo consumas solo o en ensaladas, postres, jugos o mermeladas, el melocotón aportará a tu organismo importantes nutrientes, fortaleciendo tu sistema inmunológico y ayudandote a combatir enfermedades como la anemia y el estrés. Si lo que quieres es adelgazar, te diremos cómo hacerlo. Sigue estos pasos y pierde hasta seis libras en dos semanas ¡con la ayuda del melocotón!

Advertisement

Lee más en ¿Qué más?: ¡Manténte joven, sana y delgada con esta fruta milagrosa!

¡Fruta de los Dioses! El melocotón es muy popular en países de Latinoamérica donde se le conoce como ‘durazno’. Además de ser una fuente de vitamina A, C, B1, B2 y B6, contiene minerales y anti-oxidantes que previenen el envejecimiento. Es diurético, ayuda a la digestión y es súper fácil de digerir. Su sabor dulce con un toque ácido, junto a su pulpa carnosa, lo convierten en una opción deliciosa y refrescante para niños y adultos.

Entre las tantas bondades del melocotón, están sus propiedades adelgazantes. Elabora una dieta ligera, que puede ser combinada con otros alimentos bajos en grasa y calorîas. Te sentirás muy bien y podrás mantener tu habitual rutina de ejercicios. Incluye esta fruta en todas tus comidas por un período de dos semanas y verás de lo que te hablo!

Desayuno

Un jugo de melocotón o un melocotón fresco sin pelar.

Un café con leche o té sin azúcar.

Un yogur descremado

Una rebanada de pan integral con queso fresco.

Media mañana

Un melocotón natural sin pelar o un jugo de melocotón.

Almuerzo

Opta por algunas de estas opciones:

Un plato de arroz integral, una pechuga de pavo a la plancha y una ensalada de frutas que lleve melocotón.

Un plato de pasta integral, un filete de merluza a la plancha y un melocotón natural sin pelar.

Merienda

Un melocotón natural sin pelar o un jugo de melocotón.

Cena

Opta por algunas de estas opciones:

Una tortilla francesa.

Un vaso de leche descremada.

Un melocotón sin pelar.

Un filete de pollo con una ensalada de lechuga, tomate, cebolla y espárragos.

Un yogur natural descremado y un melocotón sin pelar.

Imagen vía Thinkstock

La nutrición y la pérdida de peso: mitos y verdades

En esta página:

  • Mitos sobre las dietas y la pérdida de peso
  • Mitos sobre las comidas
  • Mitos sobre la actividad física
  • Mitos sobre los alimentos
  • ¿Tiene más pregunatas?
  • Información Adicional
  • Ensayos Clínicos

«¡Pierda 30 libras (14 kilos) en 30 días!»

«¡Coma todo lo que quiera y pierda peso!»

«¡Compre el tonificador de muslos y pierda varios centímetros en poco tiempo!»

Hay muchas dietas y productos disponibles, pero se oyen tantas cosas que es difícil saber qué creer. La información que aquí le ofrecemos le puede ayudar. Esta hoja informativa habla de algunos de los mitos y verdades sobre la pérdida de peso, la nutrición y la actividad física. Esta información le puede ayudar a que haga cambios saludables en su vida diaria.

Si usted desea perder peso o tiene alguna pregunta que no hemos tratado aquí, hable con su doctor u otro profesional de la salud. Un nutricionista o dietista puede darle consejos sobre cómo seguir un plan de alimentación saludable o cómo perder peso sin riesgo y no volver a aumentarlo.

Mitos sobre las dietas y la pérdida de peso

Mito: Las dietas de moda son una buena manera para que yo pierda peso y no lo vuelva a aumentar.

Verdad: Las dietas de moda no son la mejor manera de perder peso permanentemente. Este tipo de dieta generalmente promete que usted perderá peso rápidamente. Le hacen reducir estrictamente lo que come o evitar ciertos tipos de alimentos. Es posible que al principio sí pierda peso, pero es difícil continuar este tipo de dieta. La mayoría de las personas pronto se cansan de seguirlas y vuelven a subir el peso que habían perdido.

Algunas dietas de moda no son saludables y no proveen todos los nutrientes que el cuerpo necesita. Además, si pierde más de 3 libras (casi 1½ kilos) a la semana por varias semanas, puede aumentar la posibilidad de que desarrolle cálculos biliares (masas de material sólido en la vesícula biliar que pueden ser dolorosas). Si sigue una dieta de menos de 800 calorías al día por largo tiempo, puede llegar a tener problemas graves del corazón.

Consejo: Las investigaciones sugieren que la manera más segura de perder peso y no volver a aumentarlo es siguiendo una dieta saludable con menos calorías de lo que antes consumía y haciendo ejercicio todos los días. La meta es perder de ½ libra a 2 libra (de ¼ de kilo a 1 kilo) por semana (después de las primeras semanas de pérdida de peso). Elija alimentos saludables. Coma porciones pequeñas. Incorpore el ejercicio en su rutina diaria. En conjunto, estos hábitos de alimentación y ejercicio pueden ser una manera saludable de perder peso y no aumentarlo de nuevo. Estos hábitos también disminuyen su probabilidad de desarrollar enfermedades del corazón, presión arterial alta y diabetes tipo 2.

Los hábitos saludables le pueden ayudar a bajar de peso

Elija alimentos saludables.
Debe llenar la mitad de su plato con frutas y vegetales.

Coma porciones pequeñas.
Use un plato más pequeño o revise la etiqueta de información nutricional para aprender cuál debe ser el tamaño de las raciones.

Incorpore el ejercicio en su rutina diaria.
Haga jardinería, salga a caminar con su familia, practique algún deporte, inicie un club de baile con sus amigos, nade, use las escaleras, o camine a la tienda o al trabajo.

En conjunto, estos hábitos pueden ser una manera saludable y sin riesgo de perder peso y no aumentarlo de nuevo.

Mito: Los productos de grano, tales como el pan, la pasta y el arroz me hacen engordar. Debo evitarlos cuando trato de perder peso.

Verdad: Un producto de grano es cualquier alimento que hecho con trigo, arroz, avena, cebada u otro cereal. Los granos se dividen en dos subgrupos: los granos integrales y los granos refinados. Los granos integrales contienen todo el germen de la semilla—el afrecho, el germen y el endospermo. Algunos ejemplos son el arroz integral y el pan de trigo integral, los cereales y las pastas. Los granos refinados han sido molidos, proceso a través del cual se remueven el afrecho y el germen. Se hace esto para darle a los granos una textura más fina y aumenta la vida útil de los productos perecederos, sin embargo, remueve la fibra dietética, el hierro y muchas de las vitaminas B.

Es posible que las personas que comen granos enteros como parte de una dieta saludable reduzcan sus posibilidades de desarrollar algunas enfermedades crónicas. Las pautas dietéticas del gobierno sugieren que la mitad de los granos que usted consuma sean integrales. Por ejemplo, seleccione el pan que tenga el 100 por ciento de harina de trigo integral en lugar del pan blanco, y arroz moreno en lugar de arroz blanco. En la sección de Información adicional al final de esta hoja se ofrecen vínculos útiles a estas pautas y al sitio web MiPlato, que proporciona información, sugerencias prácticas y herramientas para comer de forma saludable.

Consejo: Para bajar de peso, tiene que comer menos calorías y aumentar la cantidad de ejercicio o actividad física que hace cada día. Establezca y siga un plan de alimentación saludable que reemplace las opciones menos saludables con una mezcla de frutas, vegetales, granos integrales, alimentos con proteína y productos lácteos bajos en grasa:

  • Coma una variedad de frutas, vegetales, granos integrales, y leche y sus productos derivados sin grasa o bajos en grasa.
  • Limite las azúcares agregadas, el colesterol, la sal (sodio) y las grasas saturadas, también conocidas como «grasas sólidas», que son las grasas que vienen de las carnes grasosas y de los productos derivados de la leche altos en grasa como la mantequilla.
  • Consuma proteínas que sean bajas en grasas como frijoles, huevos, pescado, carnes magras, nueces y pollo o pavo.

¡Coma vegetales y frutas de todos los colores!

Cuando llene la mitad de su plato con frutas y vegetales, elija alimentos con una diversidad de colores intensos. Así obtendrá una variedad de vitaminas, minerales y fibra.

Naranja y amarillo albaricoques, plátanos o bananos, melones, papaya, zanahorias, mangos, naranjas, duraznos o melocotones, calabazas, batatas (camote o boniato)

Azul y morado moras, arándanos azules («blue berries»), uvas, ciruelas, col morada, zanahorias moradas, papas moradas

¡Aprenda más! Para obtener más sugerencias prácticas sobre una alimentación saludable, consulte la sección de Información adicional para encontrar vínculos útiles a las pautas dietéticas aprobadas por el gobierno federal y al sitio MiPlato.

Mitos sobre las comidas

Mito: Algunas personas pueden comer todo lo que quieran y aun así pierden peso.

Verdad: Para perder peso, usted necesita quemar más calorías de las que come y bebe. Hay personas que parecen que pueden comer cualquier tipo de comida que quieran y aun así pierden peso. Sin embargo, al igual que las demás personas, para poder perder peso, tienen que usar más energía de la que ingieren a través de los alimentos.

Hay algunos factores que pueden afectar su peso. Estos incluyen la edad, los medicamentos, los hábitos de la vida diaria y los genes que ha heredado de sus padres. Si desea bajar de peso, hable con su doctor acerca de los factores que pueden afectar su peso. Juntos pueden crear un plan para que usted pueda alcanzar sus metas de peso y salud.

Consejo: Sólo porque usted está tratando de perder peso, no quiere decir que no pueda comer sus alimentos preferidos. Lo importante es que tenga un plan de alimentación saludable y si un día come algo que engorda mucho, es decir, que tenga muchas calorías, trate de comer menos el resto del día o al día siguiente. Para esto es bueno fijarse en el número total de calorías que come y reducir el tamaño de sus porciones. Encuentre cómo limitar las calorías en sus alimentos preferidos. Por ejemplo, usted puede hornear algunos alimentos en lugar de freírlos o puede usar leche baja en grasa en lugar de crema. No se olvide de llenar la mitad de su plato con frutas y vegetales.

Mito: No debo comer comidas rápidas cuando estoy a dieta porque son una selección poco saludable.

Verdad: Es verdad que muchas comidas rápidas no son muy saludables y pueden hacerle aumentar de peso. Sin embargo, si está en un lugar donde sirven comidas rápidas, seleccione las opciones del menú con cuidado. Tanto en casa como en la calle, elija porciones pequeñas de alimentos saludables que sean ricos en nutrientes y bajos en calorías.

Consejo: Para escoger alimentos saludables y bajos en calorías, revise los datos nutricionales. Hoy a menudo los puede encontrar en los menús o en los sitios web de los restaurantes. Sin embargo, no se olvide que los datos nutricionales no siempre incluyen las salsas ni los extras. Pruebe estos consejos:

  • Evite los combos o especiales, que a pesar de darle más por su dinero, tienden a tener más calorías de las que se necesita en una sola comida.
  • Elija frutas frescas o yogur sin grasa para el postre.
  • Limite el uso de ingredientes extras que sean altos en grasa y en calorías, como el tocino, el queso, la mayonesa regular, los aderezos para las ensaladas y la salsa tártara.
  • Escoja productos cocidos al vapor, a la plancha o al horno en lugar de los fritos. Por ejemplo, pruebe la pechuga de pollo a plancha en lugar del pollo frito.
  • Beba agua o leche sin grasa en lugar de soda.
  • Como acompañante, sírvase una ensalada o una porción pequeña de arroz con frijoles en lugar de yuca o papas fritas.

¿Cuál es la diferencia entre una porción y una ración?

La etiqueta de información nutricional de la ADMINISTRACIÓN DE DROGAS Y ALIMENTOS (FDA*) de los Estados Unidos aparece en la mayoría de los alimentos empaquetados (vea la Figura 1). En esta etiqueta, usted puede ver la cantidad de calorías y las raciones que están en esa caja, lata o paquete. El tamaño de la ración varía de un producto a otro.

Una porción es la cantidad de comida que usted elige para comer de una sola vez, ya sea en un restaurante, de un paquete, o en la casa. A veces, el tamaño de la porción y el tamaño de la ración son iguales pero muchas veces no lo son.

Puede usar la etiqueta de información nutricional para:

  • Ver cuántas calorías y raciones consume.
  • Hacer selecciones de alimentos más saludables, servirse porciones más pequeñas y escoger comidas con menos grasas, sal y azúcar y más fibra y vitaminas.

¡Aprenda más! Vaya al final de esta hoja donde dice «Cómo usar la etiqueta de información nutricional» para más información sobre cómo leer las etiquetas de los alimentos.

Mito: Cuando algo dice «bajo en grasa» o «sin grasa,» significa que no tiene calorías y puedo comer la cantidad que quiero.

Verdad: Una ración de un alimento bajo en grasa o sin grasa puede ser más bajo en calorías que una ración del mismo producto con toda su grasa. Sin embargo, hay muchos alimentos procesados que son bajos en grasa o sin grasa pero que tienen igual o más calorías que el mismo alimento con la cantidad completa de grasa. A estos alimentos a veces les añaden harina, sal, almidón o azúcar para mejorar su sabor y textura después de haber eliminado la grasa. Esto le añade calorías al alimento.

Consejo: Lea la información nutricional en la etiqueta (vea la Figura 1) en los paquetes de comida para saber cuántas calorías hay en una ración. Compruebe el tamaño de la ración. El tamaño también puede ser menor de lo que está acostumbrado a comer.

Figura 1. La etiqueta de información nutricional

Comience aquí (Tamaño de la ración, raciones en el contenedor)

Vea cuántas calorías tiene

Limite estos nutrientes (Grasa total, grasa saturada, grasa trans, colesterol, sodio)

Obtenga suficiente de estos nutrientes (Carbohidratos totales, fibra alimentaria, vitamina A, vitamina C, calcio y hierro)

Mito: Si omito una comida, puedo bajar de peso.

Verdad: Si usted omite una comida, puede terminar sintiendo más hambre. Esto le puede hacer comer más de lo normal en la próxima comida. Los estudios muestran una relación entre no desayunar y la obesidad. Las personas que no desayunan suelen pesar más que las personas que comen un desayuno saludable.

Consejo: Elija comidas y meriendas («snacks») que incluyan una variedad de alimentos saludables. Pruebe los siguientes ejemplos:

  • Desayuno rápido: coma avena con leche baja en grasa y cubierta con fruta fresca o coma una tostada de pan integral con mermelada de frutas.
  • Almuerzos saludables: prepare su almuerzo cada noche, así no tendrá la tentación de salir corriendo de la casa por la mañana sin su almuerzo.
  • Bocaditos saludables: empaque un pequeño yogur bajo en grasa, un par de galletas de trigo integral con mantequilla de maní, o vegetales con humus.

Para más información sobre la alimentación saludable, lea nuestro folleto «Cómo mejorar su salud: Consejos para adultos». (Vea la sección de «Información adicional» para los enlaces a este y otros folletos de WIN).

Mito: Comer alimentos saludables es demasiado caro.

Verdad: Comer mejor no tiene que costar mucho dinero. Muchas personas piensan que los alimentos frescos son más saludables que los enlatados o congelados. Por ejemplo, algunas personas piensan que la espinaca es mejor cruda que congelada o enlatada. Sin embargo, algunas frutas y vegetales enlatados o congelados proporcionan tantos nutrientes como los frescos y a un costo menor. Escoja vegetales enlatados bajos en sal y frutas enlatadas en su propio jugo o en agua. No se olvide enjuagar a los vegetales enlatados para quitarles el exceso de sal. Algunos productos del mar enlatados, como el atún, son saludables, de bajo costo y fáciles de conservar en la dispensa. Otras fuentes saludables de proteína que no cuestan mucho son las lentejas, las alverjas o chícharos y los frijoles enlatados, congelados o empaquetados en funda.

Consejo: Fíjese en la información nutricional de los alimentos enlatados, congelados y en funda. Busque alimentos que sean ricos en calcio, fibra, potasio, proteína y vitamina D. También busque alimentos que sean bajos en azúcares agregadas, grasas saturadas y sodio. Para obtener más consejos, consulte «La buena compra de vegetales y frutas» (PDF, 67 KB) y «Healthy Eating on a Budget», ambos en el sitio web de MiPlato (vea la sección de «Información adicional»).

Mitos sobre la actividad física

Mito: No es bueno levantar pesas si estoy tratando de perder peso, porque me hará lucir «demasiado musculoso».

Verdad: Hacer actividades que ayudan a fortalecer los músculos regularmente puede ayudarle a quemar más calorías. Para fortalecer los músculos, puede levantar pesas, utilizar bandas de goma o ligas grandes de resistencia, hacer flexiones o abdominales, o hacer quehaceres domésticos o tareas de jardinería que le hagan levantar algo o cavar. Hacer actividades de fortalecimiento 2 ó 3 días a la semana, no le hará «demasiado musculoso». Solamente el entrenamiento intenso para endurecer los músculos, combinado con la genética (los genes heredados de los padres), logran formar músculos muy grandes.

Consejo: Las guías gubernamentales para la actividad física recomiendan que los adultos hagan ejercicios para fortalecer los músculos por lo menos 2 veces a la semana. Estas guías también sugieren que los adultos deben hacer de 2½ a 5 horas semanales de actividad aeróbica de intensidad moderada o vigorosa. El ejercicio aeróbico es el que le hace sudar y respirar más rápido e incluye actividades como caminar a paso ligero o andar en bicicleta.

Para más información sobre los beneficios de la actividad física y consejos sobre cómo ser más activo, mire las guías del gobierno en materia de actividad física (vea la sección de «Información adicional» para un enlace).

¡No se quede ahÍ sentado!

En los Estados Unidos, las personas se pasan mucho tiempo sentados frente a la televisión, computadora, y el escritorio o usando dispositivos de mano. Divida su día, moviéndose más y realizando actividad aeróbica normal que le haga sudar y respirar más rápido.

Haga de 2½ a 5 horas de actividad física de intensidad moderada o vigorosa cada semana. Salga a correr, a caminar a paso ligero o de excursión, juegue tenis, fútbol o baloncesto, o use una hula hula. ¡Elija lo que más disfrute! Con que haga 10 minutos de actividad física de una sola, varias veces a lo largo del día y de la semana, llegará a su meta para la cantidad total de actividad física que usted debe hacer.

Fortalezca los músculos por lo menos dos veces a la semana. Haga flexiones de pecho, «pull-ups», levante pesas, haga jardinería pesada o trabaje con bandas de goma de resistencia.

Mito: La actividad física sólo cuenta si la puedo hacer por largos períodos de tiempo.

Verdad: No es necesario que haga actividad física por largos períodos para lograr sus 2½ a 5 horas de actividad cada semana. Los expertos aconsejan hacer actividad aeróbica durante períodos de 10 minutos o más a la vez. Puede distribuir estas sesiones a lo largo de la semana.

Consejo: Planifique hacer al menos 10 minutos de actividad física tres veces al día durante 5 o más días a la semana. Esto le ayudará a alcanzar la meta de 2½ horas. Tómese unos minutos de su trabajo para dar una caminata. Use las escaleras. Bájese del autobús una parada antes de la suya. Salga a bailar con sus amigos. No importa que sean períodos cortos o largos, estos períodos de actividad pueden sumar a la cantidad total de actividad física que necesita cada semana.

Mitos sobre los alimentos

Mito: Comer carne es malo para mi salud y hace que me sea más difícil perder peso.

Verdad: Comer cantidades pequeñas de carne magra (la que tiene poca grasa) puede formar parte de un plan saludable para perder peso. Si bien es cierto que el pollo, el pescado, el cerdo y las carnes rojas contienen un poco de colesterol y de grasas saturadas, también contienen nutrientes saludables como hierro, proteína y zinc.

Consejo: Seleccione los cortes de carne que tienen menos grasa y quíteles toda la grasa que vea. Los cortes de carne con menos grasa incluyen la pechuga de pollo («chicken breast»), el lomo de cerdo («pork loin»), el bistec de carne («beef round steak») y la carne molida de res extra magra («extra lean ground beef»). También debe fijarse en el tamaño de las porciones. Trate de comer la carne o el pollo en porciones de 3 onzas (unos 8.5 gramos) o menos.

Mito: La leche y los productos derivados de la leche me engordan y no son saludables.

Verdad: El queso, la leche y el yogur sin grasa o bajos en grasa son tan nutritivos como los productos hechos con leche entera, pero tienen menos grasa y calorías. Los productos de derivados de la leche, también conocidos como productos lácteos, tienen proteína que sirve para aumentar la masa muscular y para ayudar a que los órganos funcionen bien. También tienen calcio que sirve para fortalecer los huesos. La mayoría de las leches y algunos yogures vienen enriquecidos con vitamina D que ayuda al cuerpo a utilizar el calcio. La mayoría de las personas que viven en los Estados Unidos no obtienen suficiente calcio ni vitamina D. Los productos de leche son una manera fácil de obtener más de estos nutrientes.

Consejo: Según las guías gubernamentales, usted debe tratar de consumir 3 tazas al día de leche sin grasa o baja en grasa o su equivalente en productos derivados de la leche. Esto puede incluir bebidas a base de soya enriquecidas con vitaminas. Si usted no puede digerir la lactosa (el tipo de azúcar que se encuentra en los productos de la leche), elija productos de leche que no contengan lactosa o que tengan niveles bajos de lactosa. También puede elegir otros alimentos y bebidas que contengan calcio y vitamina D, como por ejemplo:

  • Calcio: salmón enlatado, vegetales de hojas verdes oscuras como la berza o la col rizada, y bebidas a base de soya o tofu hecho con sulfato de calcio.
  • Vitamina D: los cereales o las bebidas a base de soya.

Mito: Hacerme vegetariano me ayudará a perder peso y ser más sano.

Verdad: Los estudios muestran que las personas que siguen un plan de alimentación vegetariano por lo general consumen menos calorías y grasas que las personas que no son vegetarianas. Algunos estudios también han encontrado que la alimentación estilo vegetariana está asociada con un nivel más bajo de obesidad, de presión arterial y de riesgo de enfermedad cardiaca. Los vegetarianos también tienen menos grasa corporal que las personas que no son vegetarianas. Sin embargo, tanto los vegetarianos como los no vegetarianos pueden escoger alimentos no tan saludables que pueden afectar su peso haciéndolo subir. Por ejemplo, tal vez coman cantidades grandes de alimentos con mucha grasa y calorías y con poco valor nutricional.

Los tipos de dietas vegetarianas en los Estados Unidos pueden variar enormemente. Algunas personas no comen ningún tipo de producto animal, mientras que otras consumen leche y huevos junto con los alimentos vegetales. También hay quienes se alimentan principalmente siguiendo un plan vegetariano, pero incluyen pequeñas cantidades de carne, mariscos, pollo o pavo.

Consejo: Si usted decide seguir un plan de alimentación vegetariana, asegúrese de ingerir los nutrientes que normalmente obtiene de los productos de animales como quesos, huevos, carne y leche. En la tabla a continuación, encontrará una lista de los nutrientes que pueden faltar en una dieta vegetariana con algunas comidas y bebidas que tal vez le ayuden a llenar sus necesidades para esos nutrientes.

Nutriente Fuentes comunes
Calcio Leche y otros productos derivados de la leche, bebidas de soya enriquecidas con calcio, tofu hecho con sulfato de calcio, berza, col rizada, brócoli
Hierro Anacardos (nueces de la India o «cashews»), espinacas, lentejas, garbanzos, pan o cereal enriquecido con hierro
Proteína Huevos, leche y otros productos derivados de la leche, frijoles, nueces, semillas, tofu, tempeh (producto en forma de pastel que se hace de la soya fermentada), hamburguesas de soya
Vitamina B12 Huevos, leche y otros productos derivados de la leche, bebidas de soya o cereales enriquecidos con vitamina B12, tempeh, miso (otro alimento hecho de la soya)
Vitamina D Comidas y bebidas enriquecidas con vitamina D, incluyendo, leche, bebidas de soya y cereales
Zinc Granos integrales (lea la lista de ingredientes en la etiqueta de los alimentos y busque las palabras «whole» o «whole grain» antes del nombre del grano), nueces, tofu, y vegetales de hojas verdes como la espinaca, col o repollo y lechuga.

¿Tiene más pregunatas?

Si usted no está seguro si creer o no lo que dice algún producto o servicio para perder peso o de nutrición, ¡averígüelo! La Comisión Federal de Comercio («Federal Trade Comission») tiene información en inglés sobre las declaraciones falsas de publicidad para bajar de peso. También puede encontrar más información sobre la nutrición y la pérdida de peso hablando con un dietista de la Academia de Nutrición y Dietética (“Academy of Nutrition and Dietetics”). Vea la sección de «Información adicional» para los enlaces correspondientes.

Información Adicional

Investigaciones

El Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y Renales (NIDDK*) realiza y apoya una amplia gama de investigaciones básicas y clínicas sobre la obesidad, Puede encontrar más información en inglés sobre las investigaciones sobre la obesidad en https://www.obesityresearch.nih.gov.

Ensayos Clínicos

El Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y Renales (NIDDK por sus siglas en inglés) y otras organizaciones del Instituto Nacional de Salud (NIH) conducen y ayudan en la investigación de muchas enfermedades y condiciones médicas.

Que son ensayos clínicos, y serian una buena opción para usted?

Los ensayos clínicos son parte de la investigación clínica y a la raíz de todos avances médicos. Los ensayos clínicos buscan maneras nuevas de prevenir, detectar o tratar enfermedades. Los investigadores también usan los ensayos clínicos para estudiar otros aspectos de la atención clínica, como la manera de mejorar la calidad de vida de las personas con enfermedades crónicas. Averigüe si los ensayos clínicos son adecuados para usted.

Que ensayos clínicos están disponibles?

Para más información sobre los ensayos clínicos que están disponibles y están reclutando visite: www.ClinicalTrials.gov.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *