0

La gente te decepciona

28 Compartir

Todos hemos sufrido una decepción en la vida. Ya sea sentimental o laboral. Pero cuando se trata de un amigo duele mucho más, porque son las personas que más respetamos y en las que confiamos más. Es normal que no sepas qué hacer cuando un amigo te decepciona.

Para ayudarte en esta situación, te dejamos algunos consejos para que sepas cómo lidiar con esta desagradable situación.

1. No lo tomes a pecho

Lo primero que debes hacer es evaluar bien la situación. La verdad es que 9 de cada 10 veces una decepción no es culpa tuya. Es posible que ese amigo te haya fallado a ti y a otras personas. No te culpes o te acuses por las acciones de esa persona si tú no actuaste mal.

Piensa por un momento, ¿de verdad vale la pena pasarte el día pensando si fue tu culpa? Darle muchas vueltas a una situación aumentará tu estrés, empeorará tu humor y afectará tus relaciones con otras personas.

Si te es muy difícil sacar la situación de tu mente, sal con otros amigos y distráete.

2. Acepta que las personas no son perfectas

Sé que es difícil, y más cuando se trata de nuestros amigos, pero míralo de esta manera: si tú no eres perfecta, ¿por qué esperas que tu amigo sí lo sea?

Todos cometemos errores. Si es la primera vez que te decepciona, es posible que ese amigo estuviese pasando por un mal momento que influyó en su actitud.

Ahora bien, si no es la primera vez que te decepciona, reflexiona dos cosas:

  1. ¿Cómo te sorprendes de que te decepcione si ya te lo ha hecho? Si ya te falló una vez, es probable que lo vuelva a hacer. Si quieres seguir siendo su amiga, debes bajar o si es posible eliminar por completo todas las expectativas que tengas sobre esa amistad.
  2. Quizás tu amigo tenga esa actitud con todo su entorno y explote en el peor de los momentos para ti. Cuando te decepciones, no hagas un drama de lo que sientes, deja pasar la situación y cuando estés más calmada habla a solas con tu amigo. Comunicarse puede ayudarlos.

3. Entiende lo que eres capaz de controlar

Piensa por un momento: ¿Cómo controlo algo que se sale de mis manos? No puedes hacerlo. Si tu amigo se comporta de forma equivocada, tú no puedes obligarlo a rectificar.

Debes entender que sólo tienes control sobre ti y lo que tú haces. Así que no sólo cuando un amigo te decepcione, sino en todos los aspectos de tu vida, recuerda que solo te puedes controlar a ti, tus sentimientos y cómo actúas frente a las situaciones que se te presentan.

Es algo difícil de hacer, pero con práctica y siendo consciente de cuáles son tus verdaderas responsabilidades, pronto lograrás que te afecten menos ese tipo de situaciones.

4. ¡No le devuelvas la mala acción!

Quizás una de las primeras cosas que pasan por tu mente cuando un amigo te decepciona es pagarle con la misma moneda: fallarle cuando más necesite de ti o hacerle alguna maldad cuando menos se lo espere. Es comprensible que sientas esto, pero no es lo correcto.

Vengarse solo trae más dolor y aumenta la tensión entre ustedes. Si son amigos es por algo, una retaliación podría empeorar su relación, al punto de acabar totalmente con sus vínculos. Lo ideal es que esperes que pase el tiempo, conversen y busquen soluciones.

Lee nuestra guía sobre las 9 cosas que no debes esperar de los demás

5. Sé un mejor amigo para los demás

Esto es sumamente importante. Eres lo que atraes. Si eres un buen amigo para lo demás, es muy probable que te encuentres rodeado de buenos amigos, que valoren tu apoyo y tu presencia en sus vidas.

Da el ejemplo de cómo te gusta que sea una amistad: sé amable, sé cordial, escucha lo que el otro tenga para decirte sin juzgarlo, disfruta los buenos momentos con él y está a su lado cuando te necesite.

No es una garantía de que nunca te van a decepcionar, pero al menos tendrás otros amigos con quienes contar si uno te falla.

6. Sé abierto a buscar nuevos amigos

Si tu amigo no está constantemente en tu vida, piensa si realmente quieres esperarlo. No digo que sea fácil reemplazar a una persona con otra, porque nadie es reemplazable, pero puedes conocer nuevas personas y hacer amigos que sí te acompañen en los momentos importantes.

Mantente abierto a conocer nuevas personas y entablar amistades. Atrévete a conversar con personas que te parezcan interesantes en la fila del supermercado o en la piscina mientras esperas a tus hijos. Nunca sabes dónde puedes conocer gente interesante.

Si hablar con extraños no es lo tuyo, anímate y únete a algún club que te guste como de ajedrez, pintura o baile, o también puedes probar en el club de tu iglesia. Aprenderás cosas nuevas y también ampliarás tu círculo de amigos.

Lee nuestra guía sobre cómo dejar de ser antisocial: recomendaciones que mejorarán tu vida

Frases cuando un amigo te decepciona

Cuando un amigo te falla, las emociones nos inundan y muchas veces nos hacen reaccionar de forma impulsiva. Para mantener el foco y ayudarte a pensar con mayor claridad, te dejamos estas frases con consejos breves:

– Toma la decepción como una oportunidad para hacerte más fuerte y crecer más emocionalmente.

– A veces es mejor dejar ir, todos los que están en tu vida te enseñan algo, pero no todos te acompañarán hasta el fin de tus días.

– No odies el hecho de sentirte decepcionado, es una lección que te da la vida para forzarte a crecer y tengas mejores oportunidades en el futuro.

– No mientas a quién amas y no creas en quién te ha mentido.

Reflexiones para amigos que te fallan

Cuando converses con ese amigo que te decepcionó, explícale tus sentimientos y hazle las siguientes preguntas para ayudarlo a reflexionar sobre lo ocurrido:

– ¿Cómo te sentirías si te hicieran lo que hiciste?

– ¿Puedes arreglar lo que hiciste? Recuerda que la amistad es muy delicada, tanto como un cristal.

– ¿Sientes que nuestra amistad es valiosa? ¿Te imaginas tu vida sin nuestra amistad? Piensa la forma de compensar un poco lo que has hecho. Háblale y discúlpate.

¿Qué hacer cuando te decepcionan las personas?

Lo primero que tienes que hacer tratar de controlar tus emociones y analizar de forma más calmada las cosas. Si tomas decisiones en el calor del momento, podrías agrandar aún más el problema.

Cuando estés sola y calmada analiza la situación en frío y piensa que pudo ocasionar esa actitud. No busques culpables, enfócate en soluciones.

Habla a solas con esa persona que te decepcionó. Si no acepta que te lastimó, es mejor dejar las cosas como están y seguir adelante, ya que no toma en cuenta tus sentimientos.

¿Qué hacer cuando estás decepcionada de una amiga?

Algunas cosas que pudieras intentar hacer cuando una amiga te decepciona son:

1. Dile lo que sientes

Hablar con tu amiga cuando te ha decepcionado no sólo te ayudará a ti a desahogarte, sino que le harás saber cómo te hizo sentir cuando te decepcionó. La ayudará a ponerse en tu lugar.

2. Piensa detenidamente la situación

¿Lo que te hizo te afectará en un futuro? ¿Es algo que no puedes perdonar? Son preguntas que debes hacerte cuando un amigo te decepcione, ya que de esto depende en gran parte cómo seguirá funcionando la relación entre ustedes.

3. Agradece

¿Agradecer? Seguro piensas que me volví loca, pero no. Es algo que debes hacer siempre, sin importar la situación en la que te encuentres. Los buenos momentos nos traen alegrías y nos recuerdan por qué es bueno vivir, pero los malos momentos nos enseñan lecciones valiosas.

4. Cambia tus expectativas

Esa situación de decepción es una excelente oportunidad para reevaluar la amistad y bajar un poco las expectativas que tienes puesta sobre una persona. En la única persona que deberías poner expectativas es sobre ti misma. Así no te llevarás tantas decepciones.

5. Acéptala cómo es

Si la decepción la puedes perdonar, debes aprender a aceptar a tu amiga con sus virtudes y defectos, ya que no la puedes cambiar ni tampoco vivir de decepción en decepción.

Las amistades tienen buenos y malos momentos. Cuando un amigo te decepciona, lo más importante es recordar las cosas que los unen. Mientras más se respeten, recordarán lo que verdaderamente vale. Encontrarán la solución que su amistad merece.

En las relaciones sociales, a lo largo de la vida, lo normal es que una persona tenga experiencias de todo tipo. Amistades gratificantes y bonitas y también, relaciones rotas como consecuencia de una traición o de una decepción.

Aquí tienes algunos consejos prácticos para superar una traición y que pueden ayudarte:

1. En primer lugar, valora con objetividad la situación. Es decir, valora la gravedad del acto porque a lo mejor, puedes dar una segunda oportunidad a tu amigo.

2.Observa el modo de actuar de tu amigo. ¿Se ha disculpado por lo que ha pasado o ha actuado como si no hubiese pasado nada?

3. Dile a tu amigo, qué es lo que te ha herido exactamente y cuál es tu punto de vista sobre esa situación.

4. Si realmente has tomado la decisión de romper tu vínculo de amistad con esa persona, entonces, sé consecuente. Deja de tener contacto, borra su número de teléfono y su correo electrónico de tu agenda de contactos.

5.Intenta quedarte con los buenos momentos que has compartido con esa persona y sé agradecido a pesar de todo. De lo contrario, alimentas el rencor dentro de ti.

6. Explica a tu amigo los motivos por los que quieres romper la amistad.

7. No te culpes por lo que ha pasado ya que la responsabilidad no es tuya sino ajena.

8. Intenta sacar algo positivo de esta situación. Un ejemplo es que esta decepción te hará más fuerte.

Una relación de pareja que no resulta como esperaba, un trabajo que no sale o un amigo que te miente. La decepción tiene muchas caras y nunca es divertida, de hecho, cuando estamos decepcionados nos sentimos demasiado mal. Dicen que el tiempo lo cura todo, y aunque en parte es cierto, una buena cura empieza por saber cómo sanarnos para que no queden cicatrices.

La decepción causa un dolor emocional que nos lleva a otros extremos. Y es que, nuestros sentimientos no solamente afectan a nuestro humor, sino que también hacen que nuestro propio organismo se resienta. Dolores de cabeza, de estómago, cansancio e incluso sequedad en la boca, son algunos de los síntomas que podemos experimentar, cuando vivimos una decepción y que conviene evitar. Por todo ello, es importante poner en marcha algunas estrategias para evitar el dolor que sentimos cuando alguien nos decepciona, antes de que entremos en un círculo sin salida.

Ante la decepción actúa: así debes asumirlo

Por todas estas razones es importante que aprendamos qué podemos hacer cuando estamos decepcionados. Se trata de una forma de acelerar el proceso de sanación, y no dejarlo todo al paso del tiempo. Además, así también podemos aprender de nosotros mismos y apostar por nuestro desarrollo personal. Si te sientes ahora mismo decepcionado, te proponemos algunas cosas que puedes hacer para mejorar.

Enfréntate a tus sentimientos

En cualquier decepción, lo primero que debemos hacer para sanarnos es asumirlo. A muchas personas se les ha enseñado a apartar el dolor para no sentirlo. A pesar de que esto puede funcionar en algunos momentos aislados, a la larga, esa decepción se resiente dentro de ti, y terminará por crear un malestar mucho mayor y más duradero. Si queremos sentirnos mejor, lo más adecuado es que afrontemos el problema de la decepción de cara, o, como se suele decir, hay que coger el toro por los cuernos. Es importante saber que una decepción es un sentimiento normal, que nos pasa a todos y que intentar evitarlo solo lo hará más grande. Llora, expresa tus sentimientos y acepta que te encuentras mal. Puede que incluso tengas que pasar un luto, no te asustes. Todo forma parte de el proceso de sanación.

Fuente ||

Plantea una nueva perspectiva

Seguramente, si la decepción es reciente, no podrás mirar más allá del dolor que te ha causado. Pero una vez te des un tiempo para asimilarlo, tendrás que cambiar la perspectiva de tu problema, enfocarlo de otra forma para ver nuevas oportunidades. El caso es que, todo cambio tiene su parte buena y en toda pérdida hay una ganancia. Puede resultar complicado, pero lo cierto es que si la buscamos, podemos encontrar el lado bueno de esta decepción. Como poco, aprenderemos más sobre nosotros mismos y crearemos más tablas para superar las adversidades que nos depare la vida.

Piensa sobre el tema, fíjate en lo importante que será dentro de un mes o de un año y habla con alguien de confianza. Las decepciones de la vida se pueden superar y seguro que puedes encontrar la forma de sacar partido a esta nueva situación que se plantea en tu vida.

Traza un nuevo plan

Después de aceptar y aprender, llega el momento de actuar. Hemos de entender que la vida es como un camino, y que a veces nos equivocamos de ruta, pero eso nos hace conocer nuevos lugares y dotarnos de herramientas para lo que vendrá. En el camino para superar una decepción lo importante es moverse, por eso, actuar cuando estés preparado, será inevitable para comenzar a disfrutar nuevamente de la vida.

Pensar qué quieres hacer y establecer un plan para conseguirlo es una de las cosas que más nos motivan para seguir adelante. Y al fin y al cabo, en la vida lo más importante es seguir adelante. Por eso, te recomendamos que pienses en tus sueños y encuentres la oportunidad para hacerlo. Quizás una pareja que te ha decepcionado no te dejaba alcanzar lo que querías, y ahora has encontrado el momento.

Quien mucho se espera, se decepciona

Dicen que quien mucho espera, se decepciona y que quien nada espera, se sorprende. Es por esto que me parece mucho más atractivo vivir asombrada. Sin embargo, es verdaderamente difícil no esperar nada de nadie…

Si quieres sentirte defraudado, entonces pon toda tu ilusión en que suceda algo o en que alguien haga algo. Tus expectativas tienen mayor poder para hacerte daño cuanta más esperanza pones en ellas. Así de simple.

Lo cierto es que la vida es un misterio que merece ser vivido. En este sentido, lo recomendable es no estar pendientes de manera constante de lo que va a suceder o de cómo se van a comportar los demás con nosotros.

Estamos cansados de que nuestros planes al final nunca salgan bien, o de que sentir que nuestros amigos, nuestros compañeros, nuestra pareja o nuestra familia nos han fallado. Pero es muy complicado dejar de esperar que tu pareja esté en cada momento a tu lado o que tus amigos estén siempre disponibles es harto difícil para la gran mayoría.

Si nos paramos a pensar sobre esto, nos daremos cuenta de que no es algo que solo nos afecte a nosotros porque nos sentimos defraudados, sino que estamos coaccionando a los demás y privándolos de su libertad de acción.

Esto se acaba convirtiendo en la pescadilla que se muerde la cola; es decir, que entramos en modo bucle, no avanzamos y enquistamos más el problema.

Para darnos cuenta de esto deberíamos de pensar lo que nos sucede a la inversa, o sea, cuando alguien espera algo de nosotros y así nos lo muestra. ¿Verdad que cuando esto ocurre te sientes con cierta “obligación moral”?

Como consecuencia de ello acabamos quemándonos y, en no pocas ocasiones, actuando en modo rebote. Es decir, que cuanto más esperen de nosotros y más hagamos por cumplir esas expectativas, más probabilidad habrá de que nos rebelemos y actuemos como nos plazca.

A veces llegamos incluso a actuar en contra de nuestra voluntad solamente por reafirmarnos. Esto ocurre con mucha frecuencia en las relaciones de pareja y es que, cuanto más se solicita, más probabilidades de saturación tenemos.

Lo que esperes, que sea de ti mismo

Lo ideal es que para no defraudarnos y no agobiarnos no esperemos nada de nadie, sino que dejemos que la vida fluya como corresponda.

Cuando dejemos de ponernos este tipo de trabas notaremos que todo se vuelve mucho más simple, que podemos decirle adiós a las necesidades y que hemos descargado piedras de nuestra mochila.

El objetivo último es enmarcar nuestras expectativas en nosotros mismos y no en los otros, pues además de que muchas veces somos injustos nos conduce a la decepción. Este desencanto o desilusión suele producir cierta desconfianza y, por lo tanto, estados emocionales indeseables y actitudes poco saludables.

Estamos tan enfermos de certeza que no conseguimos tolerar la incertidumbre en nuestras relaciones. Por esta razón, la única medicina que puede evitar que nos sintamos abandonados o defraudados es trabajar nuestros miedos y nuestros aspectos emocionales más íntimos de tal manera que no dependamos de los demás para ser felices.

Es decir, es muy angustiante pensar que la persona que amas puede dejar de hacerlo, pero cuida que ese miedo no vaya unido a inseguridades e idealizaciones.

Que alguien no esté pendiente de ti a cada segundo o que no tenga el detalle que tu hubieses tenido no quiere decir que no te quiera. Simplemente significa que sois personas diferentes.

Ahora bien, si alguien no te atiende nunca no se trata ya de una cuestión de expectativas, sino de falta de respeto y de interés. Aunque por suerte o por desgracia esto solo se aprende a base de golpes, o sea, con la experiencia.

Volviendo al tema principal, si no quieres decepcionarte, no te esclavices esperando a que los demás actúen como tú consideras adecuado o esperas. No estés continuamente pendiente de que los demás muevan la ficha, pues hay partidas en las que tenemos que jugar solos.

La decepción y la desilusión son unos de los sentimientos más incómodos que existen. Son esas experiencias desagradables que cualquiera de nosotros ha sufrido en algún momento de su vida. Son, además, algo complejo, pues se nutren de un subconjunto de otras emociones como enojo, dolor, tristeza y probablemente muchas otras demasiado sutiles para identificarlas.

A veces, esas emociones por sí mismas son más fáciles de tratar, pero la decepción a menudo parece llevarnos un callejón sin salida. La clave es saber qué hacemos con ella y cómo la manejamos. ¿Podemos convertir la desilusión en algo positivo?

Aquí hay algunas citas sobre decepción y cómo manejarla.

Las mejores citas sobre la decepción

No permitas que las desilusiones de hoy pongan una sombra en tus sueños del mañana.

El tamaño de tu éxito se mide por la fuerza de tu deseo; el tamaño de tu sueño; y cómo manejas la desilusión en el camino. Robert Kiyosaki

Debemos aceptar la desilusión finita, pero nunca perder la esperanza infinita. Martin Luther King

La decepción es solo la acción de tu cerebro al reajustarse a la realidad después de descubrir que las cosas no son como creías que eran. Brad Warner

La mayoría de las cosas decepcionan hasta que miras más profundamente. Graham Greene

La decepción es realmente solo un término para nuestra negativa a mirar hacia el lado positivo. Richelle E. Goodrich

Duele dejarlo ir, pero a veces duele más aferrarse.

Estoy triste, herido, enojado, enojado, decepcionado. ¿Pero sabes qué? Voy a poner una cara feliz y seguir adelante. Duele, pero voy a sobrevivir.

Terminarás realmente decepcionado si piensas que las personas harán por ti lo mismo que tú por ellos. No todos tienen el mismo corazón que tú.

Es sorprendente cuán rápido puede cambiar tu estado de ánimo, qué tan profundo puede hundirse tu corazón y cuánto puede afectarte una persona.

Las cosas son como son, sufrimos porque nos las imaginamos diferentes.

Generalmente, cuando te decepcionas, te vuelves más fuerte. David Rudisha

Asumir es la raíz de todas las desilusiones. Rogienel Reyes

El mejor éxito de uno viene después de sus mayores desilusiones. Henry Ward Beecher

Después de tantas decepciones, empiezas a perder la esperanza en todo.

Es triste cuando te das cuenta de que no eres tan importante para alguien como creías que eras.

Cuando tienes muchas expectativas, te estás preparando para la desilusión. Ryan Reynolds

Las decepciones son solo la manera de Dios de decir ‘ Tengo algo mejor’. Sé paciente, vive la vida, ten fe.

Cada dolor te hace más fuerte, cada traición más inteligente, cada decepción más hábil y cada experiencia más sabio.

A veces no necesitas escuchar las excusas o lo que tiene que decir el otro, porque sus acciones ya dicen suficiente verdad.

Doy y doy, incluso cuando no recibo nada, y eso me prepara para la decepción. Angie Stone

A veces esperamos más de los demás porque estaríamos dispuestos a hacer mucho por ellos.

No puede haber una profunda desilusión donde no hay amor profundo. Martin Luther King

A veces creamos nuestro propio corazón roto a través de las expectativas.

El perfeccionismo rara vez engendra perfección o satisfacción, solo desilusión. Ryan Holiday

La decepción es una especie de bancarrota: la bancarrota de un alma que gasta demasiado en esperanza y expectativa. Eric Hoffer

Fue una de esas ocasiones en las que sientes una sensación de pérdida, aunque no tuvieras nada en un principio. Supongo que esa es la decepción: una sensación de pérdida por algo que nunca has tenido. Deb Caletti, la Naturaleza de Jade

Espero, pero nunca esperes. Mira hacia adelante, no esperes.

Uno de los peores sentimientos del mundo es tener que dudar de algo que creías que era incuestionable.

La decepción es la enfermera de la sabiduría. Sir Bayle Roche

Son tantas las ocasiones en que permites que alguien te defraude antes de que ya no toleres más la decepción… Cuando las cosas van mal entre dos personas, alguien tiene que ceder. Llegas al punto en que te cansas de ser el único que intenta arreglar las cosas, de no darse por vencido, y entonces te das cuenta de que tienes suficiente. Tienes que hacer lo que es correcto para ti, incluso si duele. Brigitte Nicole

La decepción es una enfermedad que comienza con malestar en el corazón y se propaga a quienes te rodean.

Nada duele más que estar decepcionado por la persona que pensaste que nunca te lastimaría.

La expectativa es la raíz de toda la angustia. William Shakespeare

No te odio. Estoy decepcionado de que hayas convertido todo lo que dijiste que nunca serías.

Desilusionarse es como arruinarse. Invertiste tanto en algo y terminaste sin nada por tus problemas.

La repentina decepción de una esperanza deja una cicatriz que el cumplimiento final de esa esperanza nunca elimina por completo. Thomas Hardy

Citas sobre la decepción para darte esperanza

No puedes decepcionarte por algo que no existe.

La comprensión es la clave para superar la decepción.

Nunca confíes en una persona que te ha decepcionado más de dos veces. Una vez fue una advertencia, dos veces fue una lección, y cualquier cosa más que eso es simplemente dejar de valorarte.

Las decepciones no están destinadas a destruirte; están destinadas a fortalecerte.

Nada me molesta más que cuando alguien espera que estés bien con algo con lo que no estaría bien si lo hicieras tú.

Si me encuentro con una decepción, cuanto antes lo sepa, más vida tendré para superarla. Thomas Jefferson

Déjame decirte esto: si te encuentras con un solitario, no importa lo que te digan, no es porque disfrute de la soledad. Es porque ha intentado mezclarse con el mundo antes, y la gente sigue decepcionándole.

Si no tienes expectativas, nunca tendrás decepciones.

Ten cuidado con revolcarte en la decepción, porque es en este estado que la depresión te arrastra desde atrás.

No hagas esperar a alguien por una decisión. Esperar es un destino más cruel que estar decepcionado.

La decepción es preferible a mantenerse en suspenso porque es el comienzo de la curación.

No hay prisa por lograr el éxito. No te decepciones porque aún no hayas alcanzado tu potencial.

Uno sufre de desilusión, lo que significa que, como cada dolor, puede curarse.

Cuando alguien te decepciona, no hay nada que se pueda hacer más que aceptarlo.

Una vez no pude sentir la verdadera decepción hasta el final, e incluso entonces, fue solo otro comienzo.

La decepción no tiene cabida en un corazón lleno de gratitud.

Lamentarse es la compañera de cama de la decepción y es una combinación letal.

Como una herida mortal, superar una decepción te hará más fuerte.

A veces, cuando algo que soñaste no sucede, un suspiro de alivio es mejor que regodearse en la decepción.

Los niños siempre serán una desilusión para los padres que nunca están satisfechos, ni siquiera consigo mismos.

La decepción es una pequeña señal que te lleva a un camino de superación personal.

Solo el miedo a la decepción impedirá que uno siga sus objetivos.

La decepción es una ominosa nube de duda y miedo que debe superarse a toda costa.

Que no te importen las expectativas que pongan los demás sobre ti, porque su desilusión te pesará injustamente.

La decepción es una arena movediza de irrealidad que no se hunde hasta que has sido absorbido.

Podemos estar decepcionados con el mundo, pero no nos sirve de nada ya que el mundo girará a pesar de que no nos movamos.

Cuando trabajas tan duro y te devuelven tan poco, es una desilusión aplastante que debe ser archivada para que la vida siga.

Los padres deberían enseñarles a los niños cómo enfrentar la desilusión y el estrés. Creo que el mundo estaría mejor lleno de gente feliz y funcional.

Cuando la esperanza muere repentinamente, deja una cicatriz y un punzante dolor de decepción.

Haz tu mejor esfuerzo y busca las estrellas. Pero no trates de alcanzarlas sin estirarte o te decepcionarás.

Si esperas lo inesperado todo el tiempo, nada te decepcionará.

La decepción es una sensación terrible en la que tus entrañas se tuercen tanto que no hay medicina, pero el tiempo puede sanarte.

Cada vez que sufras un revés o una decepción, baje la cabeza y sigue adelante. Les Brown

¿Cómo lidias con la desilusión? ¿Cómo lidias con un monstruo que sostiene un martillo y está destrozando tu corazón de cristal en pedazos?

Una vida perfecta es tener expectativas sin desilusión.

A veces amamos demasiado a nuestros hijos y tratamos de protegerlos de todas las heridas del mundo, incluida la decepción. Esto a menudo es una decepción en sí misma.

Las decepciones son recortes cotidianos que deben ser atendidos o de lo contrario la muerte vendrá del sangrado profuso del alma.

La vida está llena de dolor y placer, y entre los dos, está la decepción y el éxtasis.

Un verdadero amigo escuchará tus desilusiones, dirá “te lo dije” y te ayudará a retroceder.

Debes, por el bien de tu cordura, trascender la decepción.

La decepción es una enfermedad infecciosa que elimina la alegría de tu alma y la sonrisa de tu corazón.

Al final de una aventura amorosa o un trabajo, comprueba cuán profunda es tu decepción y sé feliz. Porque si es profunda, significa que has invertido demasiado, pero si es poco profunda, podrás avanzar fácilmente.

La esperanza y las expectativas son nombres diferentes para la primera parte del camino a la desilusión.

Nunca dejes de caminar hacia tus sueños. Si hay alguna desilusión en el camino, úsala para construir una base más sólida.

Es nuestro destino en la vida estar decepcionados. La mente humana es tan vasta y llena de imaginación que la vida real nunca estará a la altura de sus expectativas.

Los matrimonios que terminan en decepción ocurren cuando las expectativas del otro no se ponen sobre la mesa.

La decepción es un troll que te sigue por la casa, desbaratando las cosas que habías puesto en orden, cambiando las cosas que necesitas a tu alrededor y, en general, irrumpiendo en tu vida. La mejor manera de deshacerse de esta plaga es enfrentarla de cara y decirle que se vaya antes de que se multiplique.

Los niños a menudo se desilusionan con su suerte en la vida y sufren la injusticia de vivir cuando no pidieron nacer.

Cuando sufras un golpe de decepción, tómate el tiempo necesario para sanar las heridas. Uno puede continuar, seguramente, pero no sin la fuerza necesaria para tener éxito.

Crecer es una decepción, sacar lo mejor de ello es la madurez.

La risa es una cura para las amargas decepciones en la vida. Cuando estés triste, busca la risa para aliviar el dolor.

La belleza puede causar desilusión porque si no hay sustancia debajo, la imagen se convierte en nada más que una imagen vacía.

Saluda la decepción con alegría. No hay nada como un resorte en tu paso para sacar la fea penumbra.

No creas a los demás cuando dicen que te quieren. Si no ves las acciones con tus propios ojos, experimentarás desilusión.

Elijo vivir sin esperanza para protegerme de la decepción. ¡Es muy efectivo! Spencer Kayden

Los amigos que te dicen que no puedes son una desilusión y deben mantenerse alejados, ya que no son amigos, sino dudas en forma humana.

Si tu propósito es solo mirar, pero nunca actuar, este es un camino que llevará seguro hacia la decepción.

Realmente no puedes decepcionarte a ti mismo. Puedes hacer cosas estúpidas que te pueden llevar a malas consecuencias, pero saber que eres quien eres puede aliviar el dolor.

Elegir un camino para seguir y perderse en él es algo común en las personas. No te decepciones con tu fragilidad humana.

Es el miedo a causar decepciones lo que nos conduce hacia ellas. Tal es la ironía de la vida.

Puedes odiar la vida y acabar con ella, pero es un miedo subyacente a la desilusión lo que te impulsa a hacerlo. Busca la luz en tu alma para liberarte de esta prisión.

Nos sentimos aliviados y al mismo tiempo decepcionados cuando alguien ve a través de nuestra fachada y nos descubre.

Es un regalo cuando alguien comparte tu desilusión. A menudo, la mera escucha de los propios problemas es suficiente para disiparlos.

Somos nuestros propios escultores. Nos cincelamos para crear el trabajo de nuestra vida, pero nos sentimos decepcionados cuando una parte no está hecha correctamente. Recuerda, es un trabajo en progreso, todavía hay mucho por hacer.

Adoro a Katy Perry, mucha de sus canciones tienen mensajes y te expone la vida en todas sus facetas, como la alegría, diversión, la ilusión así como también la experiencia del dolor y la decepción. Sin embargo lo mejor de todo es que también nos hace ver lo grandiosas y fuertes que somos.

¿Quien no ha sufrido por amor o por una amistad traicionada ?

Cuando nos hieren, nos decepcionan, sentimos que caemos a un profundo hoyo casi interminable hasta que finalmente tocamos fondo. De repente, surge algo grandioso: nos reencontramos con nosotras mismas. Luego sentimos como si despertáramos de un mal sueño y vemos en nosotras una gran fortaleza que nos permite reconstruir una mejor versión de nosotras mismas.

Si la vida nos pone a prueba, es porque ha llegado el momento de EVOLUCIONAR.

Somos mujeres estamos dotadas de una gran fortaleza, de una capacidad transformadora donde todo lo podemos hacer, todo lo podemos vencer. Sin embargo, primero debemos conocernos, entender que es nuestra esencia y que te hace diferente de los demás.

Si te encuentras en este difícil momento, aplica estos consejos:

  1. ANALIZA. Cada problema en la vida en realidad es un peldaño para subir, analiza lo positivo y negativo de la situación. Desecha lo negativo y quédate con lo positivo siempre. aunque no lo creas, cada problema tiene su lado positivo, solo hay que verlo y entenderlo. Esto te servirá para dar el siguiente paso.
  2. RECONECTATE CONTIGO MISMO. Mira hacia atrás cuando eras niña y recuerda como eras: libre, feliz, sin preocupaciones. Recuerda con que soñabas, que querías ser o hacer. Busca aquella etapa en la que eras feliz sin necesidad de nadie, solo te bastaba ser tú. Reconocerás que la felicidad no está en otros, sino en tu interior siendo solamente tú.
  3. VALORATE. Cuando te mires y veas tu esencia, comprenderás el verdadero valor que tienes. La persona más importante en tu vida eres TÚ. Amate como nadie más lo va hacer, porque cuando estas llena de amor, serás feliz y podrás compartirlo con las personas que quieres. Cuando se siente feliz con uno mismo, transmites todas esa energía positiva por donde quieras que vayas y eso es lo más atractivo para otras personas.
  4. ELIMINA LO MALO DE TU INTERIOR. Cuando estamos dolidas tenemos pensamientos negativos que no favorecen en nuestra recuperación. Aunque al inicio es difícil, con perseverancia y práctica lo podrás superar. Esta vida es muy corta como para llenarse de malos sentimientos que a la larga nos dañan y no nos permiten ser felices. Lo que no sirve a la basura =).
  5. PERSIGUE TUS SUEÑOS. Nunca dejemos de soñar. A veces nos dejamos llevar por la apatía o el confort del momento; por ello los problemas son sacudones de la vida que nos hacen despertar y entremos en acción. Si quieres aprender otro idioma, viajar, pilotear un avión, hacer paramente, en fin lo que sea, solo atrévete !Es ahora o nunca! Que nada ni nadie te impida realizar lo que quieres.
  6. EVOLUCIONA. Los problemas aunque no lo creas, sirven para relucir lo mejor de nosotras. Son dolorosas, pero necesarias si queremos subir un peldaño más. Ten en tu mente que después de esto serás más madura, más fuerte, más segura.

Créanme mis estimadas amigas, esto suele suceder en diversas etapas de nuestra vida, lo importante es volver a hacia ti. Cuando sufres es porque te has olvidado de alguien muy importante: TÚ

Con fuerza y voluntad, verás que el tiempo sana todo y algún día mires atrás, reirás, te reconfortarás y agradecerás a la vida por haberte dado la oportunidad de ser mejor persona.

Aquí les dejo el vídeo de Katty Perry con su canción «Part of Me», de alguna manera retrata lo que quiero transmitirles.

Mis queridas Mujeres Geniales, recuerden:

“Después de la tormenta hay un hermoso cielo azul”
Haz venido a este mundo con un fin, SER FELIZ .

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *