0

La mariposa postura

La postura de la mariposa: yoga para preparar el parto

La respiración que acompaña a los movimientos ayuda a recuperar la calma y la armonía, y enseña a respetar el ritmo del bebé. Puesto que la circulación sanguínea materno-fetal, que alimenta y purifica a las células, está directamente relacionada con el ritmo respiratorio, es importante encontrar varios momentos a lo largo del día para respirar profunda y lentamente a través de la nariz.

Simbología de la postura de la mariposa

En sánscrito, esta postura se llama «Mulapitabadhasana»: “Mula” significa raíz, base; Pita, padre (entendido como energía masculina); y Bhada, contracción. Esta posición estimula el Muladhara, el primero de los siete chakras principales presentes en nuestro cuerpo. De éstos, los cinco primeros están situados a lo largo de la columna vertebral, y los dos últimos, en la cabeza, relacionados con las glándulas endocrinas. El Muladhara, también llamado “chakra de la raíz”, está situado en el cóccix, y está formado por cuatro pétalos de loto de color rojo, que gobiernan otras tantas funciones: evacuación, micción, reproducción sexual y parto. Por lo tanto, es responsable de la supervivencia y del legado de nuestra especie.

ASANAS BASICAS

Mas sobre Asanas…

El zapatero o mariposa – BADDHA KONASANA

Siéntate y dobla las piernas uniendo las plantas de los pies, en forma de cuenco o con las almohadillas juntas.
Deja que las rodillas caigan hacia los lados y lleva los muslos en rotación interna.
Acerca los talones hacia la pelvis manteniendo la parte exterior de los pies en el suelo y si puedes, sujeta los pies con las manos.
Lleva el cóxis al suelo pero mantén el sacro hacia delante y desde ahí alarga la columna apilando pelvis, hombros y orejas.
Comentario:
Si te quedan las rodillas demasiado altas te puedes sentar o colocar también debajo de las rodillas, un bloque o manta doblada, hasta que tus piernas se vayan flexibilizando. Para mantener la espalda recta puedes colocar una cinta en los pies que te permita estirarte.
Tiempo:
entre 1 y 5 minutos. Si te colocas en esta postura durante la meditación, el periodo de tiempo es más largo.
Beneficios:

  • Fortalece y flexibiliza la zona baja de la espalda, caderas, músculos de la ingle, de los muslos y de la zona interna de las rodillas.
  • Estimula la zona pélvica y los órganos abdominales.
  • Mejora la circulación sanguínea y estimula el corazón.
  • Ayuda contra problemas ciáticos, urinarios, menstruales, menopausia y facilita el parto.
  • Reduce depresión, ansiedad y fatiga.

Contraindicaciones:
No realizar esta asana si se tienen las siguientes lesiones o dolencias;

  • Si hay lesiones graves en la rodilla: utilizar bloques o mantas para sujetarlas Lesiones graves en la ingle o tobillos

La posición de la Indra: para estimular el punto G

Quizás hayamos oído mencionar en muchas ocasiones la importancia de estimular el famoso «punto G» de la mujer para que así tenga los mejores orgasmos. La posición de la Indra es, precisamente, una de las mejores para lograrlo.

Por la posición que ocupa cada integrante de la pareja, dicha postura conduce con facilidad a la mujer a experimentar mayor placer (y por más tiempo) que en otras posturas.

A continuación, comentaremos acerca de las técnicas para practicar esta postura. Asimismo, sobre los beneficios y desventajas, y otras informaciones importantes en relación al tema.

Técnica para practicar la posición de la Indra

Ambos amantes se colocan al igual que cuando se practica fuerza de piernas en el gimnasio. La mujer se acuesta boca arriba, mirando hacia el techo, eleva las piernas y dobla sus rodillas. Frente a ella, su pareja se arrodilla y permite que sus pies se apoyen sobre su pecho. Luego, cuando procede a penetrarla, la pareja se inclina ligeramente hacia adelante y los genitales quedan «pegados» en profundidad.

Visita este artículo: Clitoris y todo lo que deberías saber sobre él

Beneficios de la posición de la Indra

  • Una gran estimulación para la mujer .La penetración es tan profunda que llega a las zonas más lejanas dentro de la vagina. Así, repercute directamente en la movilización de todos los músculos que se encuentran en esa zona.
  • Con esta posición no es necesario recurrir a juguetes sexuales para alcanzar ciertas zonas. Previo al orgasmo, la mujer tiene una sensación similar a las ganas de orinar. Pero tranquilas, no se detengan justo en ese momento.
  • Es una manera de innovar en el sexo con la pareja. Si bien, ya lo hemos hablado, algo que nunca debe olvidarse es usar la creatividad en la cama. La rutina hay que mantenerla alejada cuando de relaciones de pareja se habla.
  • Aumenta la autoestima masculina. El hombre tiene el control absoluto y puede ver directamente el placer que le genera a su mujer. El sentirse irresistibles les brinda mayor confianza para próximas posturas. Se quedará muy feliz y tranquilo al ver a su mujer morir de placer. Luego de esto, tal vez, comience a buscar nuevas variantes para traerle a su amada.
  • ¡Manos libres! La mujer puede jugar con sus propios pechos, algo que sin duda le puede provocar una gran excitación (aunque también para el compañero que la mira). Además, puede acariciar los genitales de su hombre mientras se produce el coito. Todo lo que esté a su alcance hay que estimularlo.

Desventajas de la posición de la Indra

  • Puede llegar a ser muy dolorosa para la mujer por la profundidad que logra. El pene podría llegar hasta la pared vaginal. Por este motivo es que el hombre debe medir la intensidad y la fuerza.
  • Por la presión que se ejerce pueden dispararse algunos gases, pero no opaca la sensación de placer al que se llega. No hay que preocuparse si esto sucede, es meramente orgánico y natural. Solo será una anécdota que pronto se olvidará.
  • La mujer puede tener calambres en sus piernas si no está preparada físicamente. Ante los primeros síntomas debe proponer cambiar de postura. Más tarde pueden retomar si aún lo desean.

Cada pareja es un mundo en cuanto a sensaciones, preferencias, fantasías y demás.

Recomendaciones para practicar la posición de la Indra

  • En primer lugar, tienen que estar convencidos de que es una buena alternativa para tener los mejores orgasmos. La mente maneja en un gran porcentaje el resto del organismo y todo lo que provoca.
  • Realizar variantes en medio del coito. La mujer puede extender una de sus piernas por sobre el hombro de su amante. De esta manera, la presión sobre su cuerpo disminuirá y habrá más relajación muscular.
  • Permitirse disfrutar libremente de las expresiones faciales. Olvidarse de la vergüenza que suele provocar el hecho de ser observados.
  • Sentir la confianza suficiente para guiar al compañero. Pedirle que modifique su ritmo o fuerza en las penetraciones.
  • Seguramente, luego de vivir los límites de pasión, el relax será absoluto. Es una buena idea permanecer unos minutos abrazados. Sentir cómo la respiración vuelve a su estado natural y relajarse juntos.

Lee también: 7 posturas sexuales fáciles para variar tu vida sexual

¿Quiénes NO deben practicar esta postura?

A pesar de que esta postura resulta muy estimulante para la mujer, en caso de embarazo, lo mejor es evitarla; ya que puede conllevar movimientos bruscos y presión sobre el abdomen (algo que posteriormente puede ocasionar molestias).

Si te animas a practicar esta postura con tu pareja, ten en cuenta que es recomendable estimular el clítoris para que el encuentro resulte muy excitante y juguetón.

Durante un encuentro sexual se vale experimentar e improvisar para que ese momento sea divertido, placentero e inolvidable…

El objetivo es que cada entrega sea diferente. Sin embargo, dentro de todo lo que se puede experimentar e innovar en la cama, hay posiciones sexuales que suelen ser las favoritas de las parejas, pues con ellas se sienten cómodos y obtienen mayor placer.
En el caso específico de las mujeres, hay posturas con las cuales ellas se sienten más que satisfechas, mismas que dependen de su estado de ánimo y de lo que desean hacer con su amante en ese encuentro íntimo, tal vez se sientan sensuales, cariñosas o salvajes, pero el fin siempre será llegar al éxtasis.

1. La Profunda: Apasionada e insaciable

Con esta posición se logra una excelente estimulación del punto G, pues aquí hay una penetración total. Para lograrla, la mujer debe acostarse con las piernas elevadas para que la pareja penetre; cuando se acomoda, recargará las piernas sobre él, mientras él apoyo sus manos para tener el control del movimiento. Ella siempre querrá más…

2. El Deleite: Carnal y salvaje

Ella deberá acercarse al borde de la cama mientras su amante se arrodilla al frente, dejando su pene a la altura de la vagina. La mujer debe abrir las piernas y recibir con pasión a su pareja. Ella puede envolver a su hombre con sus piernas mientras él se deleita con sus senos.

3. El Molde: Romántica y placentera

Es una posición tierna, donde van a “cucharear”. Los dos se tienen que acostar en posición fetal, él atrás de ella. Ella debe tener las piernas cerradas para mayor roce del pene, mientras él hace movimientos suaves y ritmados, con una penetración lenta y profunda. Las manos de él quedarán libres para que tenga acceso a los senos y al clítoris.

4. El Sometido: Dominante y excitante

Mientras el varón permanece acostado boca arriba en la cama o el suelo totalmente recto, ella se coloca encima de él con las piernas abiertas, como si lo estuviera montando, pero dándole la espalda. Los movimientos son hacia arriba y hacia abajo, lo que permite una penetración profunda.

5. Cara a cara: Sensual y amorosa

Aquí el hombre es el que permanece recostado en la cama boca arriba mientras la mujer se posa sobre él, cara a cara. Ella debe abrirá las piernas para dejar que el pene entre por su vagina mientras ambos se deleitan besándose…

6. El Tornillo: Aborazada y profunda

La chica debe acostarse en el borde de la cama y flexionar las piernas hacia un costado. Esto permite mantener el clítoris atrapado entre los labios vaginales, y accesible para que durante la penetración él pueda estimularlo. El hombre también tendrá frente a los senos de su amante, para poder acariciarlos y disfrutarlos. Esta postura es muy recomendada para las mujeres a las que les cuesta llegar a un orgasmo.

7. La Fusión: Suave y delicada

Él debe sentarse un poco inclinado hacia atrás, con las palmas de las manos en el suelo. La mujer debe sentarse sobre él, con las piernas estiradas o flexionadas, manteniendo también su espalda reclinada hacia atrás y apoyándose con las palmas de las manos tal como lo hace su pareja.

8. Mariposa: Fuerte y arrebatada

La mujer estará recostada boca arriba sobre una superficie plana y elevada. Puedes practicarla en la cama, pero el mejor sitio donde poder llevarla a cabo es una superficie más alta como por ejemplo, una mesa. El hombre, de pie, se colocará frente a ella poniendo tus piernas sobre sus hombros.

9. Andrómaca o Molino: Controladora y ardiente

El hombre debe estar completamente recostado sobre la cama o el suelo mientras la mujer se monta sobre él. Ella puede inclinarse hacia atrás para disminuir el peso sobre su compañero y también puede estirar al máximo sus brazos lo que permite el roce del punto G con el pene. Si ella prefiere inclinarse hacia adelante, puede estimular también al varón acariciando sus pechos.

10. Postura Indra: Vulnerable y estimulante

El hombre se coloca sobre sus rodillas. La mujer, recostada bocarriba, coloca sus pies contra el torso de su compañero. El hombre se inclina hacia adelante para comprimir los muslos de la mujer contra su pecho, logrando una penetración profunda y una gran estimulación.

Con estas 5 posiciones sexuales llegarás al orgasmo

Todos conocemos el popular dicho de “el orgasmo es de quien lo trabaja”, al menos es la conclusión a la que muchos sexólogos han llegado, pues en el caso de las mujeres, es más común que deban explorar un poco más para lograrlo. Una recomendación es intentar nuevas posiciones sexuales.

De acuerdo con el sexólogo clínico y psicoterapeuta David Barrios, para que las mujeres logren realmente un orgasmo requiere de una mayor cantidad de estímulos emocionales y físicos, en comparación con los hombres.

Te recomendamos: 4 trucos para lograr el orgasmo femenino

Una buena alternativa para “trabajar” ese orgasmo, es tener la confianza de intentar nuevas posiciones, con las que se puede hacer una mejor estimulación de sus zonas erógenas, variaciones de ritmo y profundidad de penetración.

Posiciones sexuales favoritas

Por ello, en SuMédico.com te decimos algunas de posiciones sexuales las favoritas y más placenteras para las mujeres, con el fin de experimentar orgasmos más intensos.

1. Indra. Esta posición estimula profundamente el punto G, por lo que genera orgasmos muy intensos. Para realizarla, la mujer debe apoyarse bocarriba con las piernas flexionadas y apoyar sus pies en el pecho de su pareja, quien estará recostado sobre la cama para detenerla.

2. En cuatro. También conocida como de perrito, esta posición es una de las más conocidas, pero es una de sus preferidas porque logra la estimulación del punto G, las paredes vaginales, el clítoris es estimulado por el contacto con su pareja, quien tiene las manos libres para poderla estimular en varias de sus zonas erógenas.

3. Tornillo. Ella debe acostarse bocarriba en el borde de la cama y estirar las piernas para formar una L con su torso de lado. Él debe ponerse de rodillas y penetrarla mientras acaricia los senos. Esta posición es sumamente placentera, ya que el clítoris se estimula con la fricción de los labios vaginales y la penetración.

4. Andrómaca. Esta posición es muy placentera principalmente porque, al estar el hombre sentado con las piernas estiradas, y ella encima de él, tiene un control absoluta del ritmo, movimientos y profundidad de la penetración. Esa sensación de poder y cercanía con la pareja permite un orgasmo muy intenso.

5. El sometido. Como su nombre lo indica, en esta postura ellas también son quienes tienen el control de su placer, ya que mientras su pareja está acostada, ellas se sientan de frente o de espaldas, moviéndose de distintas maneras y profundidades durante la penetración. Además, ellos tienen las manos libres para brindarles más caricias.

No te pierdas: ¿A qué edad se tienen los mejores orgasmos?

¡A trabajar se ha dicho entonces! Y no olviden que existen muchos juegos, métodos, posiciones y juguetes que les ayudarán a lograr una mayor estimulación y, por ende, momentos de placer más intensos.

Más información de Salud y Bienestar en sumedico.com

an

    Postura de la mariposa: una pose que permite la estimulación del Punto G

    Cada vez son más las personas que deciden abandonar el clásico misionero y probar nuevas posturas (como la postura de la mariposa) en la cama. De esta manera pueden llegar a conseguir el máximo placer.

    A pesar de que los sexólogos insisten en que alcanzar un orgasmo no tiene tanta importancia, lo cierto es que nos gusta disfrutar todo lo posible durante el sexo.

    Por eso, la búsqueda de las mejores posturas para el placer sexual es tan importante. Especialmente para las mujeres, ya que pueden tenerlo algo más difícil para disfrutar en la cama. Pero más allá de algunas ya clásicas, como la «cowgirl», el perrito, o la cuchara, muchas personas todavía no conocen cuáles son las posturas que más hacen disfrutar a la mujer.

    Según los expertos, una de las mejores poses para que las mujeres alcancen el orgasmo es la postura de la mariposa.

    En este artículo te hablaremos sobre ella para que puedas ponerla en práctica en tu próxima noche de pasión.

    La postura de la mariposa

    Antes de comenzar a contarte cómo funciona la postura de la mariposa, un aviso:

    ¡No se trata de una posición para principiantes!

    Según los expertos, para que funcione de la forma esperada, ambos miembros de la pareja deben colocarse en la pose correcta.

    Pasos para lograr hacer bien la postura de la mariposa

  1. El truco de la pose de la mariposa consiste en que la mujer se tumbe en una superficie elevada. El sitio más típico para practicar esta postura es una mesa alta.
  2. Con el trasero apoyado en el borde de la mesa, la chica debería quedar a unos 30 centímetros por debajo del hombre.
  3. En esa posición, ella levanta las piernas y las pone sobre los hombros de su pareja.
  4. Aquí viene la parte complicada: para conseguir que la espalda de la mujer quede totalmente recta, ella tiene que levantar la pelvis y mantenerla así durante todo el encuentro.

¿Cuál es el secreto de esta postura?

  • El secreto de esta postura es que, al tener la cadera elevada, la mujer podrá recibir una estimulación mucho más directa sobre su Punto G.
  • Esto permite penetraciones más profundas,y un tipo de placer que es muy difícil conseguir en otras posiciones. Incluso, algunas mujeres consideran que puede producir demasiada estimulación, y tienen que acostumbrarse a la nueva postura.
  • El hombre debe mantener sus manos apoyadas en los glúteos de su pareja, o bien utilizar una de las manos que tiene libre para estimular su clítoris. De esta forma, el placer será todavía mayor, y será muy sencillo que la mujer alcance un orgasmo rápidamente.

¿Quieres conocer más? Lee: La posición de la Indra: para estimular el punto G

¿Quieres orgasmos múltiples o squirting?

Por otra parte, gracias a la estimulación más directa del Punto G, esta postura también puede ser muy interesante para aquellas mujeres que puedan disfrutar de orgasmos múltiples o de squirting.

Ambas técnicas requieren penetraciones en ángulos específicos que se pueden conseguir con la postura de la mariposa.

¿Y los hombres…?

Aún así, esta posición no es solo interesante para las mujeres. Los hombres que la practiquen también se encontrarán con que aumenta mucho el placer que consiguen.

Debido a la postura tan poco habitual en la que se practica, la mariposa permite al hombre recibir una gran estimulación visual por parte de su pareja.Además podrás tener acceso a todas sus zonas erógenas con facilidad.

Por otra parte, pocas son las posiciones que se practican de pie. Por ello, la postura de la mariposa añade algo de variedad a los encuentros sexuales de la pareja.

Esto, según los expertos, es fundamental para aumentar el placer en el sexo. Por lo tanto, si estás harto de hacerlo siempre en las mismas tres posiciones y quieres probar algo nuevo…

¡La postura de la mariposa puede ser justo lo que estabas buscando!

¿Dónde se puede practicar esta postura?

Por último, una aclaración para los más aventureros:

La postura de la mariposa puede llevarse a cabo en lugares menos habituales.

Por ejemplo, si estáis en mitad de un viaje de carretera y os viene un calentón repentino… ¿Qué mejor que hacer el amor en esta pose sobre el capó del coche? Mezclando la estimulación de la postura con el morbo del sexo en público, el orgasmo está más que garantizado.

Ver también:

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *