0

La vasectomia puede fallar

Hola a todos, espero y me puedan ayudar..
Resulta que en Junio el 2011 me hice la vasectomia, me mandaron hacerme un estudio de espermas y aun me salian, al los 2 meses me practique de nuevo otro y sali con azospermia (negativo), y pues hasta ahi todo bien. Despues de 1 año mi esposa sale embarazada, dio a luz en julio del 2013, antes de ir a que me chequen o volverme hacer la vasectomia me hice el mismo resultado por mi cuenta y me salio positivo, a lo que le encontraba lógica, peeeero cuando voy al IMSS y planteo mi caso me quieren programar para volver a operarme, solo que primero me mandaron hacer un estudio ahi mismo, me lo acaban de entregar y me sale negativo, entonces quedé como el chinito.. milando y milando, el caso es de que el bebé tiene un graaaan parecido a mi y esta precioso, pero ese no es problema aunque la situacion es dificil. El detalle es de que el medico me dice que no me puede operar porque yo ya estoy bien, pero mi esposa no quiere nada conmigo por temor a salir nuevamente embarazada…
Necesito una explicacion logica a este tema y espero me puedan ayudar…
Saludos y Gracias….

Un cirujano ha sido condenado a indemnizar con nueve millones de pesetas por «daños morales y perjuicios materiales» a un ciudadano al que practicó una vasectomía pero al que no informó sobre el infrecuente riesgo de recanalización espontánea de la vía seminal. El resultado fue que el operado y su esposa, que habían acudido a la vasectomía para no aumentar su descendencia -tenían ya tres hijos-, hicieron vida marital sin asegurarse del éxito de la operación, la esposa quedó embarazada y la familia se incrementó con dos niñas gemelas.

Antolín N. T., funcionarlo del Ayuntamiento de Badajoz, y su esposa María Teresa D. S., acudieron a la con ulta del doctor José María V. L. porque no deseaban tener más hijos. Padres de David, de cinco años, y Antolín y Cristina, -dos gemelos de dos años- y con un sueldo mensual de 115.000 pesetas, se decidieron a que se practicara la vasectomía al marido. Así lo hizo el doctor V. L. el 20 de septiembre de 1989, con cargo a un seguro privado.Tras la operación, el médico prescribió unos análisis, a la vista de los cuales, según el paciente, le expresó que podía realizar vida matrirnonial, aunque este extremo no llegó a probarse. El hecho fue que en enero de 1990 la esposa quedó embarazada y el 5 de octubre del mismo año dio a luz dos nuevos gemelos que añadir a su prole, en este caso las niñas Laura y Marta. Un perito dictaminó que lo ocurrido había sido «una recanalización espontánea del conducto deferente, que en el estado actual de la ciencia médica es imprevisible».

La juez de Badajoz que resolvió en primera instancia este caso absolvió al cirujano, por entender que en el contrato de arrendamiento de servicios que ligaba a médico y paciente, el primero «no se comprometía a proporcionar el resultado de la esterilización» del segundo. La Audiencia Provincial de Badajoz, a la que apeló el atribulado matrimonio, discrepó de tal interpretación y, en una sentencia que publica la revista jurídica La Ley, condenó al médico a indemnizar al paciente con nueve millones de pesetas, con los que aminorar las consecuencias del doble parto.

Menos del 1% de fracasos

El tribunal, presidido por Ángel Juanes Peces, en una sentencia de la que ha sido ponente Fernando Paumard Collado, parte de que la vasectomía es un método anticonceptivo no seguro al 100%, de manera que, «aproximadamente, entre el 80 y el 90% de los varones vasectomizados tendrán azoospermia (ausencia de espermatozoides) después de 12 a 15 eyaculaciones». Con base en dictámenes periciales, la sala afirma que una de las complicaciones que puede presentarse en toda vasectomía -en una proporción de entre el 0,4% y el 1% de fracasos- es la recanalización espontánea del conducto deferente, con salida de esperma.Así las cosas, el tribunal reconoce que el médico no está obligado a obtener el resultado querido, pero sí a «poner en su actuación toda la actividad y diligencia que deriva de su preparación científica y técnica». Considera que la obligación del cirujano «no sólo comprendía la aplicación de las técnicas quirúrgicas adecuadas» al paciente, sino también satisfacer «el derecho a recibir información completa y continuada, verbal y escrita, en términos comprensibles, sobre su proceso, incluyendo diagnóstico, pronóstico y alternativas de tratamiento, lo que, obviamente, incluye información sobre posibles complicaciones».

La sentencia asegura que entre la omisión del deber de información y el posterior embarazo de la esposa «existe nexo de causalidad suficiente». El tribunal estima que Antolín, «creyendo ser ya estéril y desconociendo la reversibilidad de su estado, comenzó a hacer vida marital normal, sin adoptar ningún tipo de precaución que tendiera a evitar la concepción». Y, desde luego, cree que no cabe «discutir la paternidad» del vasectomizado. En lo que, en cambio, no coincide con el apelante es en el importe de la indemnización.

Una «pesada carga»

La reclamación de Antolín se fundamentó en «la pesada carga» que el doble parto originaba al matrimonio, dados sus escasos ingresos y la dificultad de la esposa para atender a cinco hijos, todos de corta edad, por lo que calculó en 16 millones de pesetas la cantidad necesaria para alimentar y educar a las dos nuevas hijas.El tribunal razonó que el nacimiento de un hijo no puede considerarse un «mal en sí mismo» ni desligar a los padres del deber de alimentarle y educarle. En cambio, fijó la indemnización en nueve millones de pesetas por los daños y perjuicios vinculados a la «preocupación y abatimiento» de los esposos «al enterarse», dice la sentencia, «del aumento de la familia en dos nuevos miembros».

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 7 de octubre de 1991

La vasectomía: efectividad, complicaciones y cuidados posteriores

Se aconseja tener cuidado en el momento de la ducha y evitar los baños. También es importante utilizar ropa y calzoncillos poco ajustados para evitar la inflamación testicular.

Por último, es importante evitar la eyaculación al menos durante los primeros 7 días, ya que ésta puede ser dolorosa y causar sangrado de la herida.

Vasectomía y embarazo

La vasectomía es un método anticonceptivo quirúrgico que evita el embarazo de forma permanente. Por tanto, es importante que el hombre que va a someterse a esta intervención tenga claro que no desea tener más hijos.

A pesar de ello, existen muchos hombres que cambian de opinión y, después de un tiempo, desean revertir la vasectomía para poder ser padres.

La intervención para recanalizar los conductos deferentes y volver a permitir el paso de los espermatozoides hacia la uretra se conoce como vasovasostomia. Su complejidad y duración es mayor que en la vasectomía. Además, su éxito también va a depender de la forma en que se hizo la vasectomía y del tiempo que ha pasado desde la misma.

La probabilidad de recuperar la fertilidad después de una vasovasostomia es elevada y muchos hombres han logrado el embarazo natural de nuevo. Aún así, esto no siempre ha sido posible.

Existen otras opciones relacionadas con la reproducción asistida para que los hombres con la vasectomía hecha puedan ser padres de nuevo. Las comentamos a continuación:

  • Fecundación in vitro (FIV) con espermatozoides obtenidos de biopsia testicular o aspiración de epidídimo.
  • Donación de semen para hacer una inseminación artificial (IA) o una FIV según las características de la mujer.

Aunque todas estas técnicas permiten el embarazo de nuevo, siempre se recomienda meditar bien la decisión de hacerse la vasectomía.

También es recomendable considerar la opción de congelar el esperma antes de la vasectomía. Éste es un método de preservación de la fertilidad masculina que permitiría tener un hijo biológico en un futuro con un tratamiento más sencillo.

Si quieres más información al respecto, te recomendamos leer el siguiente artículo: Congelar óvulos y semen.

Si necesitas hacerte un tratamiento de fecundación in vitro para poder ser madre, en 3 simples pasos, esta «herramienta» te enviará un informe totalmente personalizado, con la información detallada del tratamiento que necesitas, las clínicas de tu zona que cumplen nuestros criterios de calidad y sus presupuestos. Además, incluye consejos que te serán de gran utilidad a la hora de hacer las primeras visitas a las clínicas.

Preguntas de los usuarios

¿Qué tratamiento de reproducción asistida es el más recomendado en pacientes vasectomizados?

Por Dra. Rebeca Jiménez Alfaro (ginecóloga).

La vasectomía es un método anticonceptivo quirúrgico permanente que consiste en bloquear los conductos deferentes (canales que transportan el semen) del aparato reproductor masculino, de manera que se interrumpe el paso de los espermatozoides desde los testículos hasta la uretra. Es un procedimiento considerado irreversible.

En algunas ocasiones los varones vasectomizados desean volver a tener hijos para lo que pueden recurrir a varios tratamientos:

  • Vasovasostomía. Intervención para recanalizar los conductos deferentes y volver a permitir el paso de los espermatozoides hacia la uretra. Es un procedimiento complejo y el resultado dependerá de la forma en que se hizo la vasectomía, así como del tiempo que ha pasado desde la misma, su tasa de éxito es mucho menor que la tasa de éxito con un tratamiento de fecundación in vitro. Presenta el inconveniente de que una vez conseguido el embarazo el paciente debe someterse a otra vasectomía si no desea tener más descendencia.
  • Fecundación in vitro (FIV) con espermatozoides obtenidos de biopsia testicular o aspiración de epidídimo.
  • Donación de semen para hacer una inseminación artificial (IA) o una FIV según las características de la mujer.

¿Cuál es el riesgo de embarazo después de la vasectomía?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

La probabilidad de embarazo en una pareja cuyo hombre se ha sometido a la vasectomía es prácticamente nula. Existe la posibilidad de que los conductos se recanalicen por sí solos, pero esto ocurre en contadas ocasiones y, además, con los métodos quirúrgicos actuales es muy extraño que pase.

Es importante recordar que en los primeros meses tras la vasectomía puede producirse el embarazo, por lo que se recomienda utilizar un método anticonceptivo adicional.

¿Cuál es el costo de la vasectomía?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

El precio de la vasectomía se sitúa entre los 500 y los 1000 euros aproximadamente. No obstante, hay que tener en cuenta que este valor varía mucho de unas clínicas a otras, por lo que es conveniente analizar el presupuesto antes de someterse a la intervención.

Por otro lado, en España, la vasectomía está incluida en la cobertura de tratamientos o intervenciones de la Seguridad Social. Sin embargo, la vasovasostomía queda fuera del sistema sanitario público.

¿La vasectomía es siempre bilateral?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

Sí, es necesario cortar ambos conductos deferentes para evitar con seguridad el embarazo. Si se hiciera de forma unilateral, el eyaculado contendría espermatozoides procedentes del testículo no vasectomizado.

¿Cuándo puedo mantener relaciones sexuales después de la vasectomía?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

Normalmente, el hombre ya puede practicar sexo una semana después de la operación, siempre y cuando no tenga molestias. Si las relaciones sexuales resultan incómodas, es conveniente esperar unos días más.

Además, es importante recordar que los primeros meses después de la intervención aún existe riesgo de embarazo. Por tanto, será necesario utilizar otros métodos anticonceptivos.

Lectura recomendada

La vasectomía no es irreversible. Si deseas volver a ser padre después de un tiempo, puedes valorar las opciones que comentamos en el siguiente post: ¿Es posible el embarazo con la vasectomía?

Hemos hablado de la ligadura de trompas como método de esterilización femenina. Si quieres obtener más información sobre esto, puedes continuar la lectura en el siguiente artículo: ¿Qué es la ligadura de trompas?

Republicar

El riesgo de la paternidad después de la vasectomía es raro, pero existente, según los médicos investigadores Marcos Lucon, Antonio Marmo Lucon y Miguel Srougi, de la Facultad de Medicina de la Universidad de São Paulo, y Fabio Firmbach Pasqualoto, de la Universidad de Caxias del Sur, autores del artículo “Paternidad después de la vasectomía con dos espermiogramas sin espermatozoides”. La falla en alcanzar la esterilidad después de la vasectomía ocurre en entre un 0,2% y un 5,3% de los pacientes debido a la falla técnica o recanalización. El objetivo de ese trabajo es describir un caso raro, pero importante, de paternidad comprobada cuyo espermiograma mostraba ausencia de espermatozoides. Un hombre de 44 años después de haberse realizado la vasectomía, y cuyo espermiograma evidenció azoospermia, se convirtió padre después de cuatro años de la esterilización. El análisis sanguíneo por ADN del niño y del marido comprobó la paternidad biológica. La vasectomía puede fallar a largo plazo hasta con azoospermia en el espermiograma. El paciente debe ser informado acerca de esa posibilidad.

Republicar

La vasectomía puede considerarse el mejor método anticonceptivo actual, por su alto nivel de seguridad, simplicidad y por su posibilidad de reversibilidad. Se considera efectiva cuando, en el análisis de semen practicado a los 3-4 meses de la operación, no se observan espermatozoides en el eyaculado. Si la vasectomía se hace según la técnica de nuestro Centro (Vasectomía con anestesia sin aguja e incisión sin bisturí), puede ser reversible con un 85 % por ciento de éxito mediante la vasovasostomía, procedimiento quirúrgico en el que vuelven a unirse los conductos deferentes.

P.-¿En qué consiste la vasectomía?

R.-Se trata de una intervención mediante la cual se cortan y ligan los conductos deferentes, por lo que se interrumpe el paso de espermatozoides y, por lo tanto, la capacidad fecundadora del hombre.

P.-¿Qué efectividad tiene la vasectomía como método anticonceptivo?

R.- La eficacia anticonceptiva de la vasectomía es de un 99/99.5 por ciento, ya que detiene la migración de los espermatozoides por sus conductos naturales, los vasos deferentes. Existe una remota posibilidad de repermeabilización espontánea de los conductos deferentes.

P.-¿Cómo es la operación?

R.- Se realiza en un tiempo máximo de 15/20 minutos. La intervención se realiza bajo anestesia transcutánea sin inyección; seguidamente, se realiza el reconocimiento de los conductos deferentes. A continuación, sin bisturí, se produce una dislaceración de la piel de 1-2 cm con un instrumental especial. Se aíslan los conductos deferentes y se ligan con un clip de titanio. Se cortan, se separan los cabos y se realiza la coagulación de la luz del deferente. Finalmente, se suturan uno encima del otro, cerrando la piel con uno o dos puntos que “se caen” solos en 5-8 días. Al tratarse de una intervención sencilla, no suele ocasionar ningún tipo de problemas, ya que sólo se interrumpe la vía de acceso de los espermatozoides. En lo que a función sexual se refiere, se ha comprobado y demostrado que, al liberarse la pareja del temor al riesgo de embarazo, se alcanza una mayor y más satisfactoria relación.

P.- ¿Es reversible?

R.- Sí, mediante la vasovasostomía, que consiste en la recanalización de los conductos deferentes después de haberse sometido a una vasectomía o debido a algún traumatismo que haya provocado su ruptura. Devuelve al hombre su capacidad fértil y una vez conseguida la descendencia deseada, el hombre puede recurrir a otra vasectomía, si lo desea.

P.- ¿Cómo es la operación?

R.- Tiene una duración aproximada de 90 minutos y se realiza con anestesia general, ya que se trata de una cirugía microscópica. Es necesario un reposo de 6-7 horas post-cirugía, por lo que los pacientes operados suelen permanecer una noche ingresados. La vasectomía es reversible en un 85 por ciento de los casos. No deben haber pasado más de 15 años después de la vasectomía para que la vasovasostomía pueda resultar eficaz. La practicamos en el Centro de Urología, Andrología y Medicina Sexual desde 1986 con un 85 por ciento de éxitos.

P.- ¿Cuál es el tiempo de reposo indicado tras una vasovasostomía?

R.- Después de la intervención se puede continuar con las actividades habituales, siempre que no requieran un esfuerzo físico considerable. No suele provocar dolor ni causar molestias.

Tags:urología

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *