0

Labioplastia seguridad social

Especialistas en Labioplastia

  • Me han realizado una labioplastia y tengo mucho dolor, puedo alternar cada 4 horas enantyum y Nolotil pastilla? Estoy tomando orfidal para dormir pero no sé si lo puedo seguir tomando o está contraindicado con estos dos medicamentos
  • Es recomendable la labioplastia teniendo 17 años? No me siento agusto con mi cuerpo y me parece incomodo podria operarme?
  • Hola. Hace 5 días me hice una labioplastia. Mi pregunta es si es normal que donde están los puntos de sutura, en un par de ellos está blanca la piel. No tengo dolor, ni olor, apenas está inflamado, mi miedo es si puede ser infección. O es normal? Gracias!!
  • tengo 14 años y desde mis 9 años me veo un crecimiento notorio en mis labios menores , la verdad esque si me molesta y me incomodo , mas cuando utilizo jeans y mi uniforme escolar ademas no puedo utilizar todo tipo de ropa interior ni vestidos de baño, me puedo hacer una labioplastia ? claro con consentimiento…
  • Tengo una especie de capuchón que cubre mi clitoris y sobresale de los labios mayores formando una pequeña división entre ellos ¿A qué se puede deber esto? No me duele ni nada, pero a veces me incomoda y no lo encuentro estético
  • Hace 5 semanas que me realice una labioplastia de reducción. Los resultados son muy buenos y ya tiene una apariencia excelente sin marcas y sin inflamación, por lo tanto me dieron el alta medica, pero me siguen doliendo los labios un poco al roce donde tuve los puntos. ¿Es normal? ¿Debería volver al…
  • ¿Se pueden reconstruir labios menores porque han sido amputados?
  • ¿A los cuantos días normalmente se caen los puntos después de una labioplastia láser?
  • Hace 4 días me realizaron una labioplastia, y noto un labio más largo que el otro. ¿ La inflamación puede hacer que se vea en exceso, un labio más grande que el otro?
  • Llevo dos dias operada de labioplastia es normal que tenga escozor? No es picor me escuece hay alguna crema o algo para aliviar algo la molestia?

De cada uno de estos factores dependerá el costo de la operación, además de todos los medicamentos postoperatorios, consultas de revisión y el tipo de, en este apartado, labioplastia al que te sometas (reducción, aumento, reasignación de sexo), herramientas (bisturí o láser) y equipo.

Un procedimiento tradicional con bisturí puede alcanzar la cifra de 4.000 euros, mientras que la aplicación del láser como herramienta quirúrgica lo reduce casi a la mitad, es decir al precio aproximado de € 2.000.

La razón es que su utilidad para realizar toda la operación de orejas por si solo reduce los costos de equipamiento asistencial y de una gran proporción de los cuidados postoperatorios que conllevan grandes gastos.

Fotos de resultados del antes y después en mujeres

Ante cualquier problema médico o bien en el caso de precisar consejo, debes asistir a un profesional médico. La información de este weblog es complementaria y no ha de ser tomada como asesoramiento profesional. Visita en nuestra web:

Vídeo sobre la liposucción
Encuentra aquí información sobre la liposucción vaser
Dolor después de una liposucción de espalda baja
Liposucción de barriga en mujer
Liposucción de culo
Liposucción en las axilas
Precio de la liposucción de monte de venus
Liposucción de gemelos
Cuidados después de una liposucción de piernas
Mini lipo enzimática

Que la labioplastia la cubra la seguridad social

La hipertrofia de los labios menores es una desproporción del tamaño, bien sea por anchura o por largo, de los labios internos o menores, en comparación con los labios externos o mayores.

Según diversos estudios seis de cada diez mujeres entre 20 y 40 años de edad presentan hipertrofia de labios menores (aunque las suele haber más jóvenes). Las razones son diversas entre ellas podemos enumerar causas congénitas, práctica de determinados deportes, que pueden ocasionar lesiones, el paso del tiempo, consecuencias hormonales o partos múltiples, obesidad y pérdidas bruscas de peso, etc.

La solución a la hipertrofia de los labios menores es La Labioplastia láser. La Labioplastia Láser es la reducción con técnica láser de los labios menores. Con ello se logra mejorar el aspecto estético, es un tratamiento mínimamente invasivo y de recuperación rápida.

La hipertrofia vaginal suele ocasionar tanto problemas físicos como psicológicos (sobretodo psicológicos). Es algo bastante incomodo a la hora del día a día, ya que no puedes ir cómoda ni contigo misma ni con tu cuerpo. Es un hecho muy desagradable tanto en la vida sexual como en la vida diaria.

No es algo solamente estético, sino también psicológico, y que hoy en día a muchas mujeres nos tiene acomplejadas.

Su precio ronda entre los 1000-2000 euros, no es algo excesivamente caro, pero sigue siendo algo necesario que no todas podemos pagar.

¡GRACIAS! Ojalá lo consigamos.

La labioplastia vaginal ya es la segunda operación de cirugía plástica a nivel nacional

03.02.2016 21:33 h. Actualizado: 14.06.2019 17:22 h. 4 min

La hipertrofia labial es un problema mucho mayor de lo que generalmente se piensa y, al mismo tiempo, sigue siendo un tema tabú que muchas mujeres sufren en silencio. Esta alteración se produce cuando los labios menores de la vagina sobresalen por fuera de los labios superiores y, más allá de una simple cuestión estética, acarrea problemas que impiden llevar una vida normal y corriente.

La cirujana plástica Patricia Gutiérrez, del Instituto Médico Europeo de la Mujer (Imedmu), es uno de los médicos especializados en este tipo de cirugía y explica a instancia de Crónica Global que es un tema que afecta a un número muy elevado de mujeres de todas las edades. «Es una cirugía reconstructiva. La gente viene con problemas, no son solo complejos», afirma Gutiérrez.

En su clínica particular, explica Gutiérrez, puede realizar entre 50 y 60 operaciones de este tipo al año y asegura que «se ha convertido en la segunda cirugía más demandada por detrás de la mamoplastia de aumento». Unas cuentas personales que coinciden con las publicadas recientemente por la Sociedad Española de Cirugía Estética y Reparadora (SECPRE) y la Asociación Española de Cirugía Estética y Plástica (AECEP), que reconocen que se ha elevado la demanda de intervenciones anuales de reducción de los labios vaginales.

¿Culto al cuerpo?

Los expertos sostienen que este tipo de operaciones guardan más relación con la necesidad de mejorar la calidad de vida que con la «motivación estética».

«Hay chicas que se operan por estética, porque no les gusta el aspecto y no se sienten seguras a la hora de mantener relaciones sexuales, ni siquiera con su marido. Pero muchas otras se operan porque no pueden llevar una vida normal», apunta Gutiérrez.

«Son chicas que no pueden ponerse un pantalón ajustado ni un bikini normal en la playa porque tienen un bultito que les sobresale», agrega la cirujana. Hay también otros casos más graves, en las que las afectadas han sufrido incluso «úlceras» y «rasgaduras». «No es un tema nada frívolo», zanja Gutiérrez.

Un perfil muy variado

Las mujeres que se operan de hipertrofia labial representan un perfil muy variado. «La mayoría de operadas son jóvenes, que les gusta hacer deporte, chicas que les gusta ir aseadas. Chicas como tú y como yo», afirma la cirujana.

Asimismo, una parte importante de las mujeres que se someten a una reducción de los labios inferiores son menores de edad que no pueden llevar una vida normal como, por ejemplo, hacer educación física en el instituto o ir en bicicleta.

‘Lifting vaginal’

Otro de los perfiles más recurrentes son mujeres que han tenido hijos recientemente y, como consecuencia del parto, los labios inferiores han perdido firmeza. Este tipo de operaciones pueden ir asociadas a un ‘lifting vaginal’ –se opera el capuchón del clítoris para que no quede tan tapado– y se realiza un relleno de los labios mayores para que recuperen resistencia.

El precio de este tipo de intervención puede variar mucho. Desde 3.000 a 6.000 euros en función de las necesidades específicas de cada mujer.

“Hay una amplia gama de tratamientos. Lo fundamental es un correcto diagnóstico y detectar los problemas que se pueden esconder ante una demanda de estética genital o tras una amplitud vaginal”, afirma Javier del Pozo. En la misma línea, Francisca Molero advierte del peligro de que “no hayamos aprendido nada de lo que pasó con las operaciones para agrandar el pecho. Porque cuando una persona te viene porque no se gusta, porque no se parece a lo que considera la normalidad, lo responsable es ¿trabajar eso o darle lo que quiere?”.

Labioplastia

“No me gustaba, ahora lo veo todo recogido”

Laura, 27 años

Laura, 27 años, se ha hecho una labioplastia. “Me lo veía feo. Un labio más grande que otro, esa piel colgando que no servía para nada”.

La depilación del pubis le reveló esa realidad que no le gustaba. “No me depilo totalmente, dejo una línea de vello, por las infecciones”. Pero asegura que ese labio demasiado grande le resulta desagradable de siempre. “Si montas en bici, te molesta; pero verlo en la ducha, también. Te lo ves antiestético. No, nunca nadie me había dicho nada sobre su aspecto. Tampoco tenía una idea concreta de cómo debía ser. Sólo quería dejar de ver esa piel colgando”.

Esa desigualdad en los labios menores de su vulva ha quedado corregida: “La doctora te aconseja por dónde recortar y con un espejito te muestra el trozo, marcado con un boli, que te quitará. Al principio te lo ves inflamado. Te lo hacen con anestesia local. Durante la primera semana escuece, pica. Por los puntos. Trabajo sentada y durante una semana fue molesto, notabas el corte de los dos labios de arriba abajo. Al mes ya tuve relaciones sexuales sin ningún problema”.

La madre de una amiga sabía que se podía hacer este tipo de operaciones y le pasó el teléfono de un ginecólogo. Y llamó. “Pero no se lo he explicado a nadie, ni conozco a nadie que se lo haya hecho. Mira, una operación de nariz se ve. Esto, no, así que no has de contarlo a nadie. No me he planteado retocar la nariz, quizá perdiera personalidad. Tampoco el pecho. Tengo poco, pero me dan tanto miedo los problemas que pueden aparecer. Hay buenos sujetadores”.

¿Caro? “No tanto. Estoy contenta. No me sentía a gusto. Ahora lo veo todo recogido”

Refuerzo de la vagina

“Lo vas dejando… Hasta que tienes otra pareja”

E.A., 45 años

E.A., 45 años, enfermera, tres partos, jugadora de fútbol. Se hizo una intervención con láser intravaginal para resolver un claro problema funcional: tenía pérdidas de orina cuando se ponía a correr, “unas gotitas”, y cada vez aguantaba menos sin ir a toda velocidad al lavabo en plena sesión de trabajo. “Había probado rehabilitación de suelo pélvico, bolas chinas, pero no conseguía mejorar. Y me sentía abierta”.

La laxitud de su musculatura vaginal relacionada con los partos –“es lo normal, lo veo en las pacientes”– le creaba otro problema que también tuvo en cuenta a la hora de decidirse por la intervención: “Tenía una nueva pareja y me sentía abierta; no notas nada, no tienes el placer de antes”.

El objetivo de las dos sesiones de láser en el interior de la vagina es mejorar la elasticidad y la hidratación de las paredes vaginales. “Con la primera sesión notas el cierre durante los primeros días, lo notas en las relaciones y a la hora de ir al baño. Pero luego se pierde. Con la segunda, que me hicieron un mes después, el efecto perdura. Al mes notaba más cierre, a los cuatro meses mejoras en el control de la orina: al correr ya no se escapa. Tengo el suelo pélvico más fuerte y consigo contraer más fácilmente todo, también el clítoris”.

“El deporte es el que te da la señal de que algo no va bien”, asegura E. A. “El sexo, a menudo, si sigues con tu pareja de siempre, es más rutinario. Te das menos cuenta, sabes que el problema existe, pero lo vas dejando. Una nueva pareja te incita a querer sentir más y sentirte mejor”.

Cree que en su caso ha sido un cambio radical

Láser por incontinencia leve

“Me dijo que tras dos partos tener escapes era normal”

Marta, 50 años

Marta, 50 años, dos partos hace 12 y 10 años, deportista, decidió someterse a sesiones de láser intravaginal por “la enorme inquietud e inseguridad que te produce perder unas gotas de orina cada vez que toses o que estornudas. Lo comenté con mi ginecólogo y me dijo que claro, que después de dos partos era lo normal, qué quieres”.

El punto de inflexión en su aceptación de la realidad fue el día que se subió a una colchoneta elástica a dar saltos y mostrar su buena forma física “y tuve que bajarme enseguida porque se me escapaba”.

También reconoce que se sentía muy abierta, “ancha”, a la hora de las relaciones sexuales. “Todo dado de sí”.

Empezó a mirar por internet, porque este es un tema difícil, delicado de hablar. “Es algo asociado a ser mayores. Yo trabajo, hago deporte, tengo dos hijos. ¡No paro! Y en cambio, estaba sujeta a los salvaslip, los picores, la irritación”.

Analizó la información que encontró en las redes y pidió cita. En la exploración le explicaron que su tipo de incontinencia era suficientemente ligera como para que estuviera indicada una intervención con láser intravaginal y se operó hace ocho meses. “Al principio parecía que no me había hecho nada”. Después de la segunda sesión empezó a notar resultados.

“Cuando toso no se escapa nada. Buf”.

Marta cree que siente una mejora en sus sensaciones sexuales, “estoy más fuerte, menos abierta”.

Su mayor crítica es al hecho de que los médicos que consultó previamente dieran por asumido ese estado de laxitud y esas pérdidas de orina. “Te limitan mucho”

Sin cirugía

Retensar los tejidos íntimos

El uso del láser intravaginal suple en parte intervenciones quirúrgicas para la mejora de la amplitud vaginal y para casos de incontinencia leves. Según algunas publicaciones médicas, el láser produce un efecto térmico que provoca un aumento de la producción de colágeno en las paredes de la vagina. El resultado previsto es una mejora de la elasticidad, de la hidratación y un engrosamiento que estrecha la vagina, pero sobre el efecto frente a la incontinencia los resultados son moderados y “requieren más estudios”.

LABIOPLASTIA: LA CIRUGIA ÍNTIMA REDUCTORA DE LABIOS MENORES

¿Qué es la Labioplastia con láser de CO2?

La cirugía de Labioplastia se puede realizar de muchas maneras.

Los avances de la tecnología han permitido incorporar el láser en los procedimientos quirúrgicos, en CLÍNICA BUENAVISTA realizamos las Labioplastia con láser de CO2 porque hemos comprobado que es la técnica que ofrece resultados más satisfactorios y naturales.

El láser de CO2 es un aparato que nos permite coagular y cortar al mismo tiempo la parte hipertrófica que sobra de los labios menores y sin dañar el tejido colateral. Sólo con el láser de CO2 podemos realizar toda la cirugía.

Tradicionalmente se hacía con bisturí frío (el bisturí normal, que se utiliza para cortar) y bisturí eléctrico (para coagular donde había sangrado).

¿Qué ventajas tiene la Labioplastia con Láser de CO2?

Tiene muchas ventajas respecto a una Labioplastia convencional.

La primera, y más importante, es que disminuye el riesgo de sangrado al poder cortar y coagular al mismo tiempo y también reduce el daño colateral que puede ocurrir con otros métodos. Los labios menores tienen muchos vasos sanguíneos, por lo que al hacer la cirugía de manera convencional el sangrado suele ser mayor, con el láser evitamos este sangrado y además:

  • Menor tiempo en quirófano (menos riesgo de infección)
  • Menor riesgo de hematomas, porque coagula muy bien.
  • Menor inflamación y menos dolor en el postoperatorio inmediato.
  • Cicatrización más rápida, al ser el corte más preciso. Mejor resultado estético.
  • Sin ingreso hospitalario, después de la intervención la paciente puede salir de la Clínica por su propio pie.

¿Por qué realizamos la Labioplastia con anestesia general?

La aplicación directa de los anestésicos locales sobre los labios deforma la zona, y puede provocar dolor intenso.

Con anestesia general se evita el dolor y conseguimos una cirugía más precisa.

¿La Labioplastia puede alterar la sensibilidad de esa zona?

No, los nervios principales de los genitales externos se encuentran a un nivel más profundo, no por el borde del labio menor que es donde se realiza la incisión. Además no se incide en el clítoris ni en las zonas sensibles.

¿Qué riesgos o complicaciones tiene una Labioplastia?

Es una cirugía menor, los riesgos son mínimos y comunes a cualquier intervención menor como infecciones, inflamación de la zona y sangrado abundante postoperatorio (normalmente menor a una regla).

Como en cualquier intervención quirúrgica es necesario firmar un consentimiento informado una vez comprendidas las explicaciones en un lenguaje claro y sencillo.

¿Cuándo se pueden mantener relaciones sexuales?

Se recomienda evitar la manipulación de la zona y abstenerse de relaciones sexuales vaginales durante 3 ó 4 semanas tras la intervención.

La incorporación a la vida laboral y social normalmente se puede realizar a los 3-5 días (reposo relativo estos días).

¿Motivos más frecuentes para realizar una Labioplastia?

Por necesidad: accidentes, lesiones, molestias causadas por la hipertrofia de labios menores, dificultades en la higiene…

Por estética: envejecimiento, inconformidad con el aspecto de genitales externos…

Es normal cierta asimetría en labios Vulvares igual que ocurre con otras partes del cuerpo como las mamas, distinto es cuando uno de los labios tiene un tamaño exagerado, corregirlo con cirugía dependerá de la molestia física o estética que te produzca.

¿Quién realiza estas intervenciones?

En los resultados de una labioplastia lo más decisivo es que sea realizada en las condiciones adecuadas por un médico cualificado y experto además en el uso del Láser CO2, en CLÍNICA BUENAVISTA el ginecoestético que realiza estas intervenciones con muchos años de experiencia es el Dr. Santiago Fernández Turizo.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *