0

Las anticonceptivas engordan

Tabla de contenidos

El anticonceptivo Zoely es uno de los más recomendados en la actualidad por los ginecólogos por su gran efectividad para prevenir embarazos no planificados y para controlar los síntomas de la menstruación.

¿Qué es Zoely?

Es un método anticonceptivo oral que es utilizado principalmente por mujeres que son sexualmente, los ginecólogos por lo general recomiendan esta pastilla a mujeres con edad superior a los 20 años de edad.

Esta pastilla anticonceptiva pertenece al grupo de las combinadas, ya que en su composición cuenta con dos hormonas femeninas como lo son progestágeno y estrógeno, contiene estas dos hormonas con la intención de prevenir un embarazo no planificado.

¿Cuál es la composición del anticonceptivo Zoely?

La composición de esta píldora se basa en hormonas sexuales femeninas como el progestágeno y estrógeno como el estradiol, convertidos en 2,5 mg de acetato de nomegestrol y en hemihidrato 1.5 mg.

Los excipientes que terminan de componer estas píldoras son:

  • Macrogol 3350.
  • Crospovidona.
  • Celulosa microcristalina.
  • Dióxido de silicio coloidal.
  • Lactosa monohidrato de 57.71 mg.
  • Lactosa monohidrato de 61.76 mg.

¿Qué tan efectiva es Zoely en prevención de embarazo?

La efectividad de esta píldora en relación a la prevención del embarazo está muy cerca del 99% de los casos, siempre y cuando se siga al pie de la letra y sin alteraciones frecuente en las indicaciones, ya que de esta manera se mantendrá la seguridad que garantiza la píldora.

¿Que contiene el envase de Zoely?

La píldora Zoely viene en un paquete que contiene un blíster con 28 comprimidos recubiertos, las primeras 24 píldoras son de color blancos y son las que contienen estrictamente la fórmula de anticoncepción, mientras que las 4 píldoras restantes son de color amarillo, de esta manera se contabiliza el tratamiento completo para los 28 días del mes, recordando que deben ser suministrado diariamente sin interrupción entre píldora y píldora.

Además el envase también contiene un prescripto bien detallado en el que se indica el método de uso de estas pastillas, quienes pueden tomarlas, las contraindicaciones y por supuesto la composición que contiene la fórmula para informar de diferentes detalles a la mujer que hará uso de este método de anticoncepción.

¿Cómo funciona Zoely?

Esta píldora contiene estrógenos naturales que simulan a la perfección al segregado por el cuerpo humano, lo que hace que esta sustancia altere en el organismo de la mujer ciertos factores que inciden a la hora de prevenir los embarazos, debido a que inhibe de manera correcta el proceso de ovulación en la mujer, esto lo logra ya que altera la producción de sustancias que hacen que los ovarios liberen el ovulo para que se fecunde.

Es por ello que a falta de ovulo, la concepción de un embrión no se lleva a cabo, además la píldora mantiene otro sistema para aumentar así la seguridad del caso, este consiste en que se produce un cambio o alteración en la secreción de mucosa de la cérvix uterina para que así el esperma no tenga capacidad para fecundar.

Ventajas y desventajas de Zoely

La píldora Zoely presenta una serie de ventajas que deben ser cuantificadas ya que estas aportan beneficios significativos al cuerpo de la mujer y sobre todo actúa en pro de su organismo, ya que en muchos casos ha sido indicada para tratar problemas leves latentes en alguna etapa de vida de la mujer.

Ventajas importantes de Zoely

  • Es una píldora bastante efectiva.
  • Muy fácil de conseguir en el mercado.
  • Es muy conocida entre la comunidad médica por la seguridad que representa.
  • Los componentes son de fácil y rápida absorción por ello ingiriendo la píldora el día correspondiente puede ser eficaz desde la primera toma.
  • Puede brindar beneficios en la disminución de dolores premenstruales.
  • Además de disminuir los flojos abundante en la menstruación.
  • Al igual que normaliza los ciclos que son irregulares.
  • Si se olvida tomar un día el medicamento se cuenta con 12 horas posteriores para ingerirla y evitar así que se disminuya la efectividad del producto.
  • En caso de necesitar eliminar el producto por distintas razones se pueden hacer muy rápido, ya que puede ser eliminado por la orina sin afectar diversos órganos.

Desventajas de Zoely

Al igual que otros métodos anticonceptivos de uso diario y que pueden ser ingeridos de manera oral las píldoras Zoely pueden presentar algunos inconvenientes a la mujer, ya que aunque disminuye algunos de los efectos adversos, no encapan de todos ellos, debido a que en algunos casos pueden manifestarse efectos secundarios leves.

  • Solo debe ser suministrado a mujeres mayores de 18 años, ya que no se tienen suficientes registros de la efectividad en mujeres de menor edad.
  • Se pueden producir efectos hepáticos en algunos casos.
  • Las molestias digestivas pueden ser producto del mal uso del producto o por intolerancia a los componentes de la formula.
  • Puede llegar a Disminuir el apetito.
  • Retención de líquido en algunos casos.
  • Produce sofocos y calor extremo.
  • Aunque existen pocas incidencias también se conoce de casos en los que se produce ciertos trastornos oculares.
  • Se presentan migrañas y se alteran cuadros de cefaleas.
  • Produce ansiedad y desasosiego.
  • Y también influye negativamente en los trastornos de la piel.
  • Presenta muchas contraindicaciones, no todas las mujeres pueden tomar este medicamento, ya que si se presenta algún tipo de enfermedad en la que Zoely está contraindicada no se debe ingerir para evitar correr riesgos.
  • Pueden existir alteraciones en el peso corporal de la mujer, ya sea por aumento o disminución del mismo.
  • La efectividad de la píldora se puede ver comprometida con la ingesta de otros medicamentos al mismo tiempo.

¿El consumo de Zoely provoca acné?

Uno de los efectos adversos que presenta estas pastillas anticonceptivas es que puede llegar a alterar cuadros existentes de acné severo en mujeres propensas, además de que se presentan otras alteraciones de la piel de la mujer y en los tejidos subcutáneos e incluso puede provocar de manera frecuente acné en personas que no lo padecían.

¿Zoely sirve para tratar los síntomas de la menopausia?

La ingesta prolongada de manera correcta de esta pastilla anticonceptiva y el buen uso que se le pueda dar mantiene ciertos beneficios a mujeres en etapas de climaterio ya que puede llegar a disminuir los síntomas pre menopáusicos debido a los componentes farmacológicos que presenta, ya que las hormonas sexuales contenidas en la píldora favorecen a esta condición, aunque se debe tener en cuenta que no es una píldora para tratar la menopausia.

¿Zoely te ayuda al aumento de senos?

Esta píldora compromete las mamas de la mujer, ya que se pueden presentar diferentes trastornos en esta área del cuerpo, sobre todo es frecuente que existan molestias y dolores en los senos denominados metrorragia, además de que se han cuantificado diferentes casos en los que se pueden percibir aumento o hinchazón de los senos sobre todo en los primeros 3 meses de uso de este medicamento.

Otras marcas de pastillas anticonceptivas

Introducción

Notas generales

Antes de empezar a tomar Linelle Diario debe leer la información acerca de los coágulos de sangre en la sección 2. Es particularmente importante que lea los síntomas de un coágulo de sangre (ver sección 2 “Coágulos de sangre”).

Antes de que pueda empezar a tomar Linelle Diario, su médico le hará algunas preguntas sobre sus antecedentes médicos y sobre sus familiares cercanos. También medirá su presión arterial y, dependiendo de su situación personal, también puede efectuar otras pruebas.

En este prospecto se describen varias situaciones en las que deberá dejar de usar Linelle Diario o en las cuales puede disminuir la fiabilidad de Linelle Diario. En estas situaciones, no deberá mantener relaciones sexuales o, en caso contrario, deberá adoptar otras precauciones anticonceptivas no hormonales, p. ej., usar un condón u otro método de barrera. No utilice los métodos del ritmo o de la temperatura. Esos métodos son poco fiables, ya que Linelle Diario altera los cambios mensuales de la temperatura corporal y del moco cervical.

Al igual que otros anticonceptivos hormonales, Linelle Diario no protege frente a la infección por el VIH (SIDA) o a cualquier otra enfermedad de transmisión sexual.

Cuándo no debe tomar Linelle Diario

No debe tomar Linelle Diario si tiene alguna de las afecciones enumeradas a continuación. Si usted tiene alguna de las afecciones enumeradas a continuación, debe informar a su médico. Su médico comentará con usted qué otra forma de anticoncepción sería más adecuada.

No tome Linelle Diario comprimidos recubiertos con película EFG

  • Si tiene (o ha tenido alguna vez) un coágulo de sangre en un vaso sanguíneo de las piernas (trombosis venosa profunda, TVP), en los pulmones (embolia pulmonar, EP) o en otros órganos.
  • Si sabe que padece un trastorno que afecta a la coagulación de la sangre: por ejemplo, deficiencia de proteína C, deficiencia de proteína S, deficiencia de antitrombina III, factor V Leiden o anticuerpos antifosfolípidos.
  • Si necesita una operación o si pasa mucho tiempo sin ponerse de pie (ver sección “Coágulos de sangre”).
  • Si ha sufrido alguna vez un ataque al corazón o un ictus.
  • Si tiene (o ha tenido alguna vez) una angina de pecho (una afección que provoca fuerte dolor en el pecho y puede ser el primer signo de un ataque al corazón) o un accidente isquémico transitorio (AIT, síntomas temporales de ictus)).
  • Si tiene alguna de las siguientes enfermedades que pueden aumentar su riesgo de formación de un coágulo en las arterias:

– diabetes grave con lesión de los vasos sanguíneos.

– tensión arterial muy alta.

– niveles muy altos de grasa en la sangre (colesterol o triglicéridos).

– una afección llamada hiperhomocisteinemia.

Si tiene (o ha tenido alguna vez) un tipo de migraña llamada “migraña con aura”.

  • Si tiene (o ha tenido alguna vez) una enfermedad hepática grave y si su función hepática aún no es normal
  • Si padece (o ha padecido alguna vez) un tumor en el hígado
  • Si tiene (o ha tenido alguna vez) o si hay sospecha de cáncer de mama o cáncer en órganos genitales
  • Si tiene una hemorragia vaginal de causa desconocida
  • Si ha parado de tener la menstruación, posiblemente debido al ejercicio o la dieta
  • Si tiene alergia (hipersensibilidad) a levonorgestrel o etinilestradiol, o a cualquiera de los demás componentes de Linelle Diario. Esta alergia puede causar aparición de prurito, erupción cutánea o inflamación.
  • No utilice Linelle Diario si tiene hepatitis C y está tomando medicamentos que contengan ombitasvir/paritaprevir/ritonavir y dasabuvir (ver también en sección “Uso de Linelle Diario con medicamentos”)

Información adicional en poblaciones especiales

Uso en niños

Linelle Diario no está destinado para uso en mujeres que no han empezado con el periodo.

Uso en mujeres de edad avanzada

Linelle Diario no está destinado para uso después de la menopausia.

Mujeres con insuficiencia hepática

NO tome Linelle Diario si padece de enfermedad hepática. Ver también secciones “No tome Linelle Diario” y “Advertencias y precauciones”.

Mujeres con insuficiencia renal

Consulte a su médico. Los datos disponibles no sugieren una necesidad de cambiar el uso de Linelle Diario.

Advertencias y precauciones

Consulte a su médico o farmacéutico antes de tomar Linelle Diario.

¿Cuándo debe consultar a su médico?

Busque asistencia médica urgente

  • Si nota posibles signos de un coágulo de sangre que pueden significar que está sufriendo un coágulo de sangre en la pierna (es decir, trombosis venosa profunda), un coágulo de sangre en el pulmón (es decir, embolia pulmonar), un ataque al corazón o un ictus (ver sección “Coágulo de sangre (trombosis)” a continuación).

Para obtener una descripción de los síntomas de estos efectos adversos graves, consulte “Cómo reconocer un coágulo de sangre”.

Informe a su médico si le afecta alguna de las siguientes situaciones

Consulte a su médico antes de tomar Linelle Diario. En algunas situaciones, tendrá que tomar precauciones especiales cuando use Linelle Diario o cualquier otra píldora combinada, y a veces tendrá que acudir periódicamente a su médico. Si la situación aparece o empeora mientras está usando Linelle Diario, debe consultar con su médico:

  • Si un familiar cercano ha tenido cáncer de mama.
  • Si tiene una enfermedad del hígado o de la vesícula biliar.
  • Si sufre diabetes.
  • Si tiene depresión.
  • Si tiene enfermedad de Crohn o colitis ulcerosa (enfermedad intestinal inflamatoria crónica).
  • Si tiene lupus eritematoso sistémico (LES – una enfermedad que afecta a su sistema natural de defensa).
  • Si tiene síndrome urémico hemolítico (SUH – un trastorno de la coagulación de la sangre que provoca fallo de los riñones ).
  • Si tiene anemia drepanocítica (una enfermedad hereditaria de los glóbulos rojos de la sangre).
  • Si tiene niveles elevados de grasa en la sangre (hipertrigliceridemia) o antecedentes familiares positivos para esta situación. Se ha asociado la hipertrigliceridemia con un aumento del riesgo de desarrollar pancreatitis (inflamación del páncreas)
  • Si necesita una operación, o está en reposo durante un largo tiempo (ver en sección 2 “Coágulos de sangre”)
  • Si acaba de dar a luz, está en riesgo elevado de coágulos de sangre. Debe consultar a su médico cuándo puede empezar a tomar Linelle Diario después de dar a luz.
  • Si tiene una inflamación en las venas debajo de la piel (tromboflebitis superficial)
  • Si tiene venas varicosas
  • Si tiene epilepsia (ver “Toma de Linelle Diario con otros medicamentos”).
  • Si tiene una enfermedad que haya aparecido por primera vez durante el embarazo o con el uso previo de hormonas sexuales (p. ej., pérdida de audición, una enfermedad de la sangre llamada porfiria, una erupción cutánea con vesículas que aparecen durante el embarazo (herpes gestacional), o una enfermedad de los nervios en la cual se producen los movimientos bruscos del cuerpo (corea de Sydenham)
  • Si ha tenido alguna vez manchas pigmentadas de color marrón dorado (cloasma), que se conocen como “manchas del embarazo”, en especial en la cara. Si así fuera, evite la exposición directa a la luz solar o a la luz ultravioleta.
  • Si tiene angioedema hereditario (inflamación rápida de la piel, tejidos mucosos, órganos internos o cerebro); los productos que contienen estrógenos pueden causar o empeorar los síntomas. Si nota síntomas de angioedema, como hinchazón de la cara, lengua, garganta/zona del cuello, o dificultades para tragar, o si aparece urticaria con dificultad para respirar, debe acudir inmediatamente al médico.

COÁGULOS DE SANGRE

El uso de un anticonceptivo hormonal combinado como Linelle Diario aumenta su riesgo de sufrir un coágulo de sangre en comparación con no usarlo. En raras ocasiones un coágulo de sangre puede bloquear vasos sanguíneos y provocar problemas graves.

Se pueden formar coágulos de sangre:

  • En las venas (lo que se llama “trombosis venosa”, “tromboembolismo venoso” o TEV).
  • En las arterias (lo que se llama “trombosis arterial”, “tromboembolismo arterial” o TEA).

La recuperación de los coágulos de sangre no es siempre completa. En raras ocasiones puede haber efectos graves duraderos o, muy raramente, pueden ser mortales.

Es importante recordar que el riesgo global de un coágulo de sangre perjudicial debido a

Linelle Diario es pequeño.

CÓMO RECONOCER UN COÁGULO DE SANGRE

Busque asistencia médica urgente si nota alguno de los siguientes signos o síntomas.

¿Experimenta alguno de estos signos?

¿Qué es posible que esté sufriendo?

  • Hinchazón de una pierna o pie o a lo largo de una vena de la pierna o pie, especialmente cuando va acompañada de:
  • Dolor o sensibilidad en la pierna, que tal vez se advierta sólo al ponerse de pie o caminar.
  • Aumento de la temperatura en la pierna afectada.
  • Cambio de color de la piel de la pierna, p.ej. si se pone pálida, roja o azul.

Trombosis venosa profunda

  • Falta de aliento repentina sin causa conocida o respiración rápida.
  • Tos repentina sin una causa clara, que puede arrastrar sangre.
  • Dolor agudo en el pecho que puede aumentar al respirar hondo.
  • Aturdimiento intenso o mareo.
  • Latidos del corazón acelerados o irregulares.
  • Dolor de estómago intenso.

Si no está segura, consulte a un médico, ya que algunos de estos síntomas como la tos o la falta de aliento se pueden confundir con una afección más leve como una infección respiratoria (p.ej. un “catarro común”).

Embolia pulmonar

Síntomas que se producen con más frecuencia en un ojo:

  • Pérdida inmediata de visión, o bien
  • Visión borrosa indolora, que puede evolucionar hasta pérdida de la visión.

Trombosis de las venas retinianas (coágulo de sangre en el ojo).

  • Dolor, molestias, presión, pesadez en el pecho.
  • Sensación de opresión o congestión en el pecho, brazo o debajo del esternón.
  • Sensación de plenitud, indigestión o ahogo.
  • Malestar de la parte superior del cuerpo que irradia a la espalda, la mandíbula, la garganta, el brazo y el estómago.
  • Sudoración, náuseas, vómitos o mareo.
  • Debilidad extrema, ansiedad o falta de aliento.
  • Latidos del corazón acelerados o irregulares.

Ataque al corazón

  • Debilidad o entumecimiento repentino de la cara, brazo o pierna, especialmente en un lado del cuerpo.
  • Confusión repentina, dificultad para hablar o para comprender.
  • Dificultad repentina de visión en un ojo o en ambos.
  • Dificultad repentina para caminar, mareo, pérdida del equilibrio o de la coordinación.
  • Dolor de cabeza repentino, intenso o prolongado sin causa conocida.
  • Pérdida del conocimiento o desmayo, con o sin convulsiones.

A veces los síntomas de un ictus pueden ser breves, con una recuperación casi inmediata y completa, pero de todos modos debe buscar asistencia médica urgente ya que puede correr riesgo de sufrir otro ictus.

Ictus

  • Hinchazón y ligera coloración azul de una extremidad.
  • Dolor de estómago intenso (abdomen agudo).

Coágulos de sangre que bloquean otros vaos sanguíneos.

COÁGULOS DE SANGRE EN UNA VENA

¿Qué puede ocurrir si se forma un coágulo de sangre en una vena?

  • El uso de anticonceptivos hormonales combinados se ha relacionado con un aumento del riesgo de coágulos de sangre en las venas (trombosis venosa). No obstante, estos efectos adversos son raros. Se producen con más frecuencia en el primer año de uso de un anticonceptivo hormonal combinado.
  • Si se forma un coágulo de sangre en una vena de la pierna o del pie, puede provocar trombosis venosa profunda (TVP).
  • Si un coágulo de sangre se desplaza desde la pierna y se aloja en el pulmón puede provocar una embolia pulmonar.
  • En muy raras ocasiones se puede formar un coágulo en una vena de otro órgano como el ojo (trombosis de las venas retinianas).

¿Cuándo es mayor el riesgo de presentar un coágulo de sangre en una vena?

El riesgo de presentar un coágulo de sangre en una vena es mayor durante el primer año en el que se toma un anticonceptivo hormonal combinado por primera vez. El riesgo puede ser mayor también si vuelve a empezar a tomar un anticonceptivo hormonal combinado (el mismo medicamento o un medicamento diferente) después de una interrupción de 4 semanas o más.

Después del primer año, el riesgo disminuye, pero siempre es algo mayor que si no estuviera tomando un anticonceptivo hormonal combinado.

Cuando deja de tomar Linelle Diario, su riesgo de presentar un coágulo de sangre regresa a la normalidad en pocas semanas.

¿Cuál es el riesgo de presentar un coágulo de sangre?

El riesgo depende de su riesgo natural de TEV y del tipo de anticonceptivo hormonal combinado que esté tomando.

El riesgo global de presentar un coágulo de sangre en la pierna o en el pulmón (TVP o EP) con Linelle Diario es pequeño.

  • De cada 10.000 mujeres que no toman ningún anticonceptivo hormonal combinado y no están embarazadas, unas 2 pueden presentar un coágulo de sangre en un año.
  • De cada 10.000 mujeres que usan un anticonceptivo hormonal combinado que contiene levonorgestrel, noretisterona o norgestimato como Linelle Diario, entre 5 y 7 mujeres presentarán un coágulo de sangre en un año.
  • El riesgo de tener un coágulo de sangre variará en función de sus antecedentes médicos personales (ver “Factores que aumentan su riesgo de un coágulo de sangre” a continuación).

Riesgo de presentar un coágulo de sangre en un año

Mujeres que no utilizan un comprimido/Parche/anillo hormonal combinado y que no están embarazadas

Unas 2 de cada 10.000 mujeres

Mujeres que utilizan un comprimido anticonceptivo hormonal combinado que contiene levonorgestrel, norestisterona o norgestimato

Unas 5 – 7 de cada 10.000 mujeres

Mujeres que utilizan Linelle 0,1 mg/0,02 mg

Unas 5 – 7 de cada 10.000 mujeres

Factores que aumentan su riesgo de un coágulo de sangre en una vena

El riesgo de tener un coágulo de sangre con Linelle Diario es pequeño, pero algunas afecciones aumentan el riesgo. Su riego es mayor:

  • Si tiene exceso de peso (índice de masa corporal o IMC superior a 30 kg/m2).
  • Si alguno de sus parientes próximos ha tenido un coágulo de sangre en la pierna, pulmón u otro órgano a una edad temprana (es decir, antes de los 50 años aproximadamente). En este caso podría tener un trastorno hereditario de la coagulación de la sangre.
  • Si necesita operarse o si pasa mucho tiempo sin ponerse de pie debido a una lesión o enfermedad o si tiene la pierna escayolada. Tal vez haya que interrumpir el uso de Linelle Diario varias semanas antes de la intervención quirúrgica o mientras tenga menos movilidad. Si necesita interrumpir el uso de Linelle Diario pregúntele a su médico cuándo puede empezar a usarlo de nuevo.
  • Al aumentar la edad (en especial por encima de unos 35 años).
  • Si ha dado a luz hace menos de unas semanas.

El riesgo de presentar un coágulo de sangre aumenta cuantas más afecciones tenga.

Los viajes en avión (más de 4 horas) pueden aumentar temporalmente el riesgo de un coágulo de sangre, en especial si tiene alguno de los demás factores de riesgo enumerados.

Es importante informar a su médico si sufre cualquiera de las afecciones anteriores, aunque no esté segura. Su médico puede decidir que hay que interrumpir el uso de Linelle Diario.

Si alguna de las afecciones anteriores cambia mientras está utilizando Linelle Diario, por ejemplo un pariente próximo experimenta una trombosis sin causa conocida o usted aumenta mucho de peso, informe a su médico.

COÁGULOS DE SANGRE EN UNA ARTERIA

¿Qué puede ocurrir si se forma un coágulo de sangre en una arteria?

Al igual que un coágulo de sangre en una vena, un coágulo en una arteria puede provocar problemas graves. Por ejemplo, puede provocar un ataque al corazón o un ictus.

Factores que aumentan su riesgo de un coágulo de sangre en una arteria

Es importante señalar que el riesgo de un ataque al corazón o un ictus por utilizar Linelle Diario es muy pequeño, pero puede aumentar:

  • Con la edad (por encima de unos 35 años).
  • Si fuma. Cuando utiliza un anticonceptivo hormonal combinado como Linelle Diario se le aconseja que deje de fumar. Si no es capaz de dejar de fumar y tiene más de 35 años, su médico puede aconsejarle que utilice un tipo de anticonceptivo diferente.
  • Si tiene sobrepeso.
  • Si tiene la tensión alta.
  • Si algún pariente próximo ha sufrido un ataque al corazón o un ictus a una edad temprana (menos de unos 50 años). En este caso usted también podría tener mayor riesgo de sufrir un ataque al corazón o un ictus.
  • Si usted o alguno de sus parientes próximos tiene un nivel elevado de grasa en la sangre (colesterol o triglicéridos).
  • Si padece migrañas, especialmente migrañas con aura.
  • Si tiene un problema de corazón (trastorno de las válvulas, alteración del ritmo cardíaco llamado fibrilación auricular).
  • Si tiene diabetes.

Si tiene una o más de estas afecciones o si alguna de ellas es especialmente grave, el riesgo de presentar un coágulo de sangre puede verse incrementado aún más.

Si alguna de las afecciones anteriores cambia mientras está utilizando Linelle Diario, por ejemplo empieza a fumar, un pariente próximo experimenta una trombosis sin causa conocida o usted aumenta mucho de peso, informe a su médico.

Linelle Diario 0,1 mg/0,02 mg comprimidos recubiertos con película EFG y cáncer

Se ha notificado cáncer de cérvix en usuarias a largo plazo, pero no está claro si esto es debido al comportamiento sexual o a otros factores tales como el virus del papiloma humano (HPV).

Se han observado casos de cáncer de mama con una frecuencia ligeramente mayor en mujeres que toman píldoras anticonceptivas, pero se desconoce si se debe al tratamiento. La aparición de tumores de mama se reduce después de interrumpir el uso de los comprimidos. Es importante revisar periódicamente sus mamas, y deberá contactar con su médico si notara algún bulto.

Se han descrito tumores benignos de hígado (no cancerosos) en casos raros, y tumores malignos de hígado (cancerosos) en casos aún más raros en las usuarias de píldoras anticonceptivas combinadas. Contacte con su médico si nota un dolor de estómago intenso inusual.

Sangrado entre los periodos

Durante los primeros meses de tratamiento con Linelle Diario puede tener hemorragias inesperadas (sangrado fuera de la semana de placebo). Si esta hemorragia ocurre durante más de tres meses, o si comienza después de algunos meses, su médico debe averiguar qué ocurre.

Qué hacer si no hay sangrado durante la semana de placebo

Si ha tomado correctamente todos los comprimidos activos de color rosa, no ha vomitado ni ha tenido diarrea intensa y no ha tomado otros medicamentos, es muy improbable que esté embarazada.

No obstante, si la hemorragia esperada no aparece en dos ocasiones sucesivas, podría estar embarazada. Contacte inmediatamente con su médico. Ya que el embarazo debe descartarse antes de continuar con la píldora, solo comience a tomar el siguiente blíster si está segura de que no está embarazada.

Trastornos psiquiátricos:

Algunas mujeres que utilizan anticonceptivos hormonales como Linelle diario han notificado depresión o un estado de ánimo deprimido. La depresión puede ser grave y a veces puede inducir pensamiento suicidas. Si experimenta alteraciones del estado de ánimo y síntomas depresivos, póngase en contacto con su médico para obtener asesoramiento médico adicional lo antes posible.

Uso de Linelle Diario con medicamentos

Consulte siempre con el médico sobre otros medicamentos o hierbas medicinales que ya esté utilizando o haya tomado reicientemente, incluyendo los medicamentos obtenidos sin receta. Además, comente con cualquier otro médico o dentista que le prescriba otros medicamentos (o con el farmacéutico) que está usando Linelle Diario. Le podrán decir si necesita usar otras medidas anticonceptivas (p. ej., condones) y, en ese caso, durante cuánto tiempo.

Algunos medicamentos disminuyen la eficacia de Linelle Diario en la prevención del embarazo, o pueden provocar una hemorragia inesperada.

Entre ellos, se incluyen:

  • los medicamentos usados para el tratamiento de:
    • la motilidad intestinal (p. ej., metoclopramida)
    • la epilepsia (p. ej., primidona, fenitoína, barbitúricos, carbamazepina, oxcarbamazepina, topiramato, o felbamato)
    • tuberculosis (p. ej., rifampicina)
    • infecciones por el VIH (ritonavir o nevirapina) u otras infecciones(antibióticos tales como griseofulvina, penicilina o tetraciclina),
    • la planta medicinal hierba de San Juan.

El antibiótico troleandomicina puede aumentar el riesgo de retención de bilis si se toma junto con la píldora.

Linelle Diario puede influenciar el efecto de otros medicamentos, como por ejemplo:

  • medicamentos que contienen ciclosporina
  • el antiepiléptico lamotrigina (por lo que podría aumentar la frecuencia de las convulsiones).

No utilice Linelle Diario si tiene hepatitis C y está tomando medicamentos que contengan ombitasvir/paritaprevir/ritonavir y dasabuvir ya que estos pueden causar incrementos en los resultados de la función hepática en los análisis sanguíneos (aumento en la enzima hepática ALT).

Su médico le prescribirá otro tipo de anticonceptivo antes de empezar el tratamiento con estos medicamentos.

Linelle Diario puede reanudarse aproximadamente 2 semanas después de finalizar este tratamiento. Ver sección “No tome Linelle Diario comprimidos recubiertos con película EFG”

Toma de Linelle Diario con alimentos y bebidas

Linelle Diario puede tomarse con o sin alimentos, si fuese necesario con una pequeña cantidad de agua.

Si necesita un análisis de sangre, avise a su médico o al personal del laboratorio que está tomando la píldora porque los anticonceptivos hormonales afectan a los resultados de algunas pruebas.

Embarazo y lactancia

Si está embarazada o en periodo de lactancia, piensa que puede estar embarazada o planea quedarse embarazada, consulte a su médico o farmacéutico antes de tomar este medicamento.

Embarazo

No tome Linelle Diario si está embarazada. Si se queda embarazada mientras toma Linelle Diario, deje de tomar Linelle Diario inmediatamente y contacte con su médico. Si quiere quedarse embarazada, puede dejar de tomar Linelle Diario en cualquier momento (ver también “Si desea dejar de tomar Linelle Diario”)

Lactancia

No se recomienda tomar Linelle Diario durante la lactancia a menos que se lo aconseje su médico. Deberá consultar con su médico si desea tomar la píldora mientras está dando el pecho.

LINELLE DIARIO Comp. recub. con película 100/20 mcg

Levonorgestrel y etinilestradiol, asociacines fijas

Embarazo Puede causar daño fetal administrado a mujeres embarazadas. Contraindicado en el embarazo. La paciente debe ser advertida del daño potencial para el feto.Lactancia: precaución lactancia: precaución
Sistema genitourinario y hormonas sexuales > Hormonas sexuales y moduladores del sistema genital > Anticonceptivos hormonales sistémicos > Progestágenos y estrógenos, asociaciones fijas

Mecanismo de acciónLevonorgestrel y etinilestradiol, asociacines fijas

Los AOCs han mostrado ejercer su efecto disminuyendo la secreción de gonadotropinas para suprimir su actividad ovárica, para suprimir la proliferación del endometrio y causar engrosamiento del mucus cervical.

Indicaciones terapéuticasLevonorgestrel y etinilestradiol, asociacines fijas

Anticoncepción oral, trastornos del ciclo menstrual, reposo ovárico.

PosologíaLevonorgestrel y etinilestradiol, asociacines fijas

ContraindicacionesLevonorgestrel y etinilestradiol, asociacines fijas

Hipersensibilidad a levonorgestrel, a etinilestradiol. Presencia o riesgo de tromboembolismo venoso (TEV): tromboembolismo venoso: TEV actual (con anticoagulantes) o antecedentes del mismo (por ejemplo, trombosis venosa profunda (TVP) o embolia pulmonar (EP). Predisposición hereditaria o adquirida conocida al tromboembolismo venoso, como resistencia a la PCA (incluyendo el factor V Leiden), deficiencia de antitrombina III, deficiencia de proteína C, deficiencia de proteína S. Cirugía mayor con inmovilización prolongada. Riesgo elevado de tromboembolismo venoso debido a la presencia de varios factores de riesgo. Presencia o riesgo de tromboembolismo arterial (TEA): tromboembolismo arterial: tromboembolismo arterial actual, antecedentes del mismo (por ejemplo, infarto de miocardio) o afección prodrómica (por ejemplo angina de pecho). Enfermedad cerebrovascular: ictus actual, antecedentes de ictus o afección prodrómica (por ejemplo accidente isquémico transitorio, AIT). Predisposición hereditaria o adquirida conocida al tromboembolismo arterial, tal como hiperhomocisteinemia y anticuerpos antifosfolípidos (anticuerpos anticardiolipina, anticoagulante del lupus). Antecedentes de migraña con síntomas neurológicos focales. Riesgo elevado de tromboembolismo arterial debido a múltiples factores de riesgo o a la presencia de un factor de riesgo grave como: diabetes mellitus con síntomas vasculares, hipertensión grave, dislipoproteinemia intensa. Pancreatitis o antecedentes de pancreatitis si está relacionada con una hipertrigliceridemia grave. Presencia o antecedentes de hepatopatía grave, mientras los valores de la función hepática no hayan regresado a la normalidad. Presencia o antecedentes de tumores hepáticos (benignos o malignos). Neoplasias malignas confirmadas o sospechadas, influenciadas por esteroides sexuales (por ejemplo, de los órganos genitales o las mamas). Hemorragia vaginal no diagnosticada. Asociación con hierba de San Juan. Embarazo o sospecha de embarazo.

Advertencias y precaucionesLevonorgestrel y etinilestradiol, asociacines fijas

Trastornos circulatorios: riesgo de TEV, el riesgo de complicaciones tromboembólicas venosas puede aumentar con: aumento de la edad, obesidad, inmovilización prolongada, cirugía mayor, cualquier intervención quirúrgica de las piernas o pelvis, neurocirugía o traumatismo importante; antecedentes familiares positivos; cáncer, lupus eritematosos sistémico, síndrome urémico hemolítico, enfermedad intestinal inflamatoria crónica (enfermedad de Crohn o colitis ulcerosa) y anemia de células falciformes. Riesgo de TEA, entre los factores de riesgo está la edad, tabaquismo, HTA, obesidad, antecedentes familiares positivos, migraña, diabetes mellitus, hiperhomocisteinemia, valvulopatía y fibrilación auricular, dislipoproteinemia y lupus eritematoso sistémico. Riego de trombosis retiniana, interrumpir si hay si hay pérdida inexplicable, completa o parcial, de la visión; aparición de proptosis o diplopia; papiledema; o lesiones vasculares retinianas. Precaución en: hipertrigliceridemia o antecedentes familiares, mayor riesgo de pancreatitis; ictericia y/o prurito relacionados con colestasis, cálculos biliares, porfiria, lupus eritematoso sistémico, síndrome hemolítico urémico, corea de Sydenham, herpes gravídico, pérdida de la audición relacionada con la otosclerosis, humor depresivo, trastornos agudos o crónicos de la función hepática, diabetes, depresión endógena, epilepsia, enfermedad de Crohn y colitis ulcerosa. Se recomienda indicar a las mujeres que se pongan en contacto con su médico en caso de experimentar cambios en el estado de ánimo y síntomas depresivos, incluso si aparecen poco después de iniciar el tratamiento. Puede aparecer cloasma (sobre todo con antecedentes de cloasma gravídico), evitar exposición al sol o rayos ultravioleta. Puede afectar a la resistencia de insulina o a tolerancia de glucosa. No protege frente a VIH u otras enf. de transmisión sexual. En mujeres con angioedema hereditario puede inducir o agravar síntomas del angioedema. Exploración clínica antes y durante el tto. Niños.

Insuficiencia hepáticaLevonorgestrel y etinilestradiol, asociacines fijas

Contraindicado en trastornos de función hepática (adenomas o carcinomas hepáticos, enf. hepática activa). Precaución en enf. hepática.

InteraccionesLevonorgestrel y etinilestradiol, asociacines fijas

Efectividad anticonceptiva reducida por: carbamazepina, acetato de eslicarbazepina, felbamato, oxcarbazepina, fenitoína, primidona, rufinamida, topiramato, (fos)aprepitant, barbitúricos, bosentán, vemurafenib, griseofluvina, nelfinavir, ritonavir, ritonavir-potenciador de los inhibidores de la proteasa, modafinilo, nevirapamina, rifampicina, rifabutina, penicilinas, tetraciclinas Hierba de San Juan.
Concentraciones plasmáticas aumentadas de etinilestradiol por: zumo de pomelo, ácido ascórbico, itraconazol, ketoconazol, voriconazol, fluconazol, etoricoxib, atazanavir, indinavir, atorvastatina, rosuvastatina, etravirina, paracetamol.
Disminuye concentraciones plasmáticas de: lamotrigina, paracetamol, ácido clofíbrico, morfina, temazepam.
Aumenta concentraciones plasmáticas de: ciclosporina, omeprazol, prednisolona, selegilina, teofilina, tizanidina, voriconazol.
Reduce el efecto de: anticoagulantes orales, sin embargo, potencian la acción del acenocumarol.
Lab: pruebas de función hepática: reducción de bilirrubina y fosfatasa alcalina.
Suprarrenal: aumento de cortisol: en plasma y unido a globulina; reducción de DHGA.
Renal: aumento de creatinina en plasma y aclaramiento de creatinina.
Función tiroidea: aumento de T3 y T4, reducción de T3 libre.
Concentraciones plasmáticas de proteínas transportadoras.
Parámetros del metabolismo de carbohidratos, de coagulación y de fibrinólisis.
Descenso de folatos séricos.

EmbarazoLevonorgestrel y etinilestradiol, asociacines fijas

No está indicado. Levonorgestrel: cat. D. Etinilestradiol: cat. X.

LactanciaLevonorgestrel y etinilestradiol, asociacines fijas

La lactancia puede resultar afectada por los anticonceptivos orales, ya que pueden reducir la cantidad y el cambio de la composición de la leche materna y por tanto, el uso de anticonceptivos orales no debe recomendarse en general hasta que la madre ha dejado completamente de darle el pecho a su hijo. Se han identificado pequeñas cantidades de esteroides anticonceptivos y/o metabolitos en la leche de las madres y se han notificado algunos efectos adversos en el niño, como ictericia y aumento del pecho.

Reacciones adversasLevonorgestrel y etinilestradiol, asociacines fijas

Cambios de humor, disminución de la libido, depresión; cefalea, migraña; náuseas, vómitos, dolor abdominal; acné; metrorragia, menorragia, sensibilidad en las mamas, dismenorrea; aumento de peso; vaginitis, incluyendo candidiasis; mareos; dolor de las mamas, dolor mamario a la palpación, secreción de las mamas, cambio en el flujo menstrual, cambio en el ectropión cervical y secreción, amenorrea, aumento de tamaño de la mama; retención de líquidos, edema; peso aumentado, peso disminuido, lípidos elevados, incluyendo hipertrigliceridemia.

Vidal Vademecum Fuente: El contenido de esta monografía de principio activo según la clasificación ATC, ha sido redactado teniendo en cuenta la información clínica de todos los medicamentos autorizados y comercializados en España clasificados en dicho código ATC. Para conocer con detalle la información autorizada por la AEMPS para cada medicamento, deberá consultar la correspondiente Ficha Técnica autorizada por la AEMPS.

Monografías Principio Activo: 02/09/2016

Ver listado de abreviaturas

  • Hola, llevo tomando la píldora un año y además de tener sangrado esporádico antes de la regla me duelen mucho las mamás y tengo mucha sensibilidad, es normal?
  • Hola buenas,soy nueva en esto de las pastillas anticonceptivas Loette. Queria saber si es obligatorio descansar los 7 días.Si las tomas todos los pasa algo? Voy por es 2 blicks de pastillas y no me a bajado la regla
  • Buenos días, Estoy en los primeros 7 días de la tableta anticonceptivas Loette y se me ha olvidado tomar los días 4,5,6 (3 días) color rosa. Como tengo que proceder, tomar los tres comprimidos a la vez y continuar o solamente el día que me corresponde? Me provocará sangrados y descontrol en la menstruación…
  • Hola, tomo Loette desde hace varios años y tengo mucha hinchazón abdominal. En cuanto entro en el periodo de descanso esa hinchazón disminuye. Por no hablar del estreñimiento que me acompaña. ¿Son síntomas relacionados con la toma de esta píldora? No ir al baño apenas y aún haciéndolo tener el estómago…
  • Hola, empecé a tomar Loette el primer día de menstruación, (6 de diciembre) voy por la segunda caja y no he tenido el periodo (hoy es día 16 de enero) desde que lo inicié, la he tomado todos los días, he tenido relaciones, soy fumadora. No me baja el periodo, a que puede ser debido este «transtorno»??,…
  • Holaa, después de 10 años tomando loette sangre a mitad de periodo. Me dijisteis que podía ser un signo ovulatorio. Mi pregunta es:¿si he mantenido relaciones sexuales antes del sangrado de forma frecuente, podré estar embarazada? O al sangrar es un signo de que no lo estoy? Muchas gracias Un saludo
  • Hola he vuelto a tomar loette después de 3 meses, he acabado la caja y aún no me bajo la regla es normal?
  • Hola, he dejado de tomar loette despues de 10 años y he sangrado a mitad de periodo, es normal?
  • Hola! Tengo hipogonadismo hipogonadotropo y no deseo gestación actualmente (aunque tengo 33 años y me lo estoy planteando). He estado tomando Progyluton (valerato de estradiol), pero recientemente me han recomendado etinilestradiol vía oral en dosis bajas (Loette). Querría tomar lo más natural y fisiológico…
  • Hola, tomaba Yasmin y me empezaron a sentar fatal, cambios de humor y mucha retención en los muslos que hasta me dolían. Ahora el médico me ha recomendado Loette o meliane y no se por cual decidir. Alguna ayuda o consejo

Consideraciones generales

Antes de empezar a usar Ceciliana Diario debe leer la información acerca de los coágulos de sangre en la sección 2. Es particularmente importante que lea los síntomas de un coágulo de sangre (ver sección 2 “Coágulos de sangre”).

El acné mejorará normalmente al cabo de tres a seis meses de tratamiento y puede seguir mejorando incluso después de seis meses. Debe comentar con su médico la necesidad de continuar con el tratamiento tres a seis meses después de su inicio y periódicamente a partir de entonces.

No tome Ceciliana Diario

No debe usar Ceciliana Diario si tiene alguna de las afecciones enumeradas a continuación. Informe a su médico si tiene alguna de las afecciones enumeradas a continuación. Su médico comentará con usted qué otra forma de anticoncepción sería más adecuada.

  • si es alérgico a etinilestradiol, dienogest o cualquiera de los demás componentes de este medicamento (incluidos en la sección 6),
  • si tiene (o ha tenido alguna vez) un coágulo de sangre en un vaso sanguíneo de las piernas (trombosis venosa profunda, TVP), en los pulmones (embolia pulmonar, EP) o en otros órganos,
  • si sabe que padece un trastorno que afecta a la coagulación de la sangre: por ejemplo, deficiencia de proteína C, deficiencia de proteína S, deficiencia de antitrombina III, factor V Leiden o anticuerpos antifosfolípidos,
  • si necesita una operación o si pasa mucho tiempo sin ponerse de pie (ver sección “Coágulos de sangre”),
  • si ha sufrido alguna vez un ataque al corazón o un ictus,
  • si tiene (o ha tenido alguna vez) una angina de pecho (una afección que provoca fuerte dolor en el pecho y puede ser el primer signo de un ataque al corazón) o un accidente isquémico transitorio (AIT, síntomas temporales de ictus),
  • si tiene alguna de las siguientes enfermedades que pueden aumentar su riesgo de formación de un coágulo en las arterias:
    • diabetes grave con lesión de los vasos sanguíneos,
    • tensión arterial muy alta,
    • niveles muy altos de grasa en la sangre (colesterol o triglicéridos),
    • una afección llamada hiperhomocisteinemia,
  • si tiene (o ha tenido alguna vez) un tipo de migraña llamada“migraña con aura”,
  • si fuma (ver sección “Coágulos de sangre”),
  • si tiene o ha tenido una inflamación en el páncreas asociada con niveles elevados de triglicéridos en suero (trastorno del metabolismo de los lípidos),
  • si tiene o ha tenido enfermedades del hígado, si los valores hepáticos en sangre no los tiene normalizados (también en caso de Síndrome Rotor y Síndrome de Dubin-Johnson),
  • si tiene o ha tenido un tumor hepático (benigno o maligno),
  • si tiene, ha tenido o sospecha que tiene cáncer (como por ejemplo; cáncer de mama o cáncer de endometrio) que se puede ver afectado por sus hormonas sexuales,
  • si tiene cualquier tipo de hemorragia vaginal de causa desconocida,
  • si no tiene sangrado por privación (periodo) y no se conoce la causa,
  • si tiene hepatitis C y está tomando medicamentos que contienen ombitasvir/paritaprevir/ritonavir y dasabuvir (ver también sección ”Otros medicamentos y Ceciliana Diario”).

Advertencias y precauciones

Consulte a su médico o farmacéutico antes de empezar a tomar Ceciliana Diario.

Si mientras está tomando Ceciliana Diario, alguna de las enfermedades o circunstancias descritas en el apartado “No tome Ceciliana Diario” se produce por primera vez, debe dejar de tomar Ceciliana Diario y consultar a su médico inmediatamente.

¿Cuándo debe consultar a su médico?

Busque asistencia médica urgente

  • Si nota posibles signos de un coágulo de sangre que pueden significar que está sufriendo un coágulo de sangre en la pierna (es decir, trombosis venosa profunda), un coágulo de sangre en el pulmón (es decir, embolia pulmonar), un ataque al corazón o un ictus (ver sección “Coágulos de sangre” a continuación).

Para obtener una descripción de los síntomas de estos efectos adversos graves, consulte “Cómo reconocer un coágulo de sangre”.

Informe a su médico si sufre cualquiera de las siguientes afecciones.

Si la afección se desarrolla o empeora mientras está usando Ceciliana Diario, también debe informar a su médico.

  • si tiene enfermedad de Crohn o colitis ulcerosa (enfermedad intestinal inflamatoria crónica),
  • si tiene lupus eritematoso sistémico (LES, una enfermedad que afecta a su sistema natural de defensa),
  • si tiene síndrome urémico hemolítico (SUH, un trastorno de la coagulación de la sangre que provoca insuficiencia en el riñón),
  • si tiene anemia de las células falciformes (una enfermedad hereditaria de los glóbulos rojos),
  • si tiene niveles elevados de grasa en sangre (hipertriglicemia) o antecedentes familiares conocidos de esta afección. La hipertrigliceridemia se ha asociado a un mayor riesgo de padecer pancreatitis (inflamación del páncreas),
  • si necesita una operación o pasa mucho tiempo sin ponerse de pie (ver sección 2 “Coágulos de sangre”),
  • si acaba de dar a luz corre mayor riesgo de sufrir coágulos de sangre. Debe preguntar a su médico cuándo puede empezar a tomar Ceciliana Diario tras el parto,
  • si tiene una inflamación de las venas que hay debajo de la piel (tromboflebitis superficial),
  • si tiene varices.

COÁGULOS DE SANGRE

El uso de un anticonceptivo hormonal combinado como Ceciliana Diario aumenta su riesgo de sufrir un coágulo de sangre en comparación con no usarlo. En raras ocasiones un coágulo de sangre puede bloquear vasos sanguíneos y provocar problemas graves.

Se pueden formar coágulos de sangre:

  • En las venas (lo que se llama “trombosis venosa”, “tromboembolismo venoso” o TEV).
  • En las arterias (lo que se llama “trombosis arterial”, “tromboembolismo arterial” o TEA).

La recuperación de los coágulos de sangre no es siempre completa. En raras ocasiones puede haber efectos graves duraderos o, muy raramente, pueden ser mortales.

Es importante recordar que el riesgo global de un coágulo de sangre perjudicial debido a Ceciliana Diario es pequeño.

CÓMO RECONOCER UN COÁGULO DE SANGRE

Busque asistencia médica urgente si nota alguno de los siguientes signos o síntomas.

¿Experimenta alguno de estos signos?

¿Qué es posible que esté sufriendo?

  • Hinchazón de una pierna o pie a lo largo de una vena de la pierna o pie, especialmente cuando va acompañada de:
  • dolor o sensibilidad en la pierna, que tal vez se advierta sólo al ponerse de pie o caminar,
  • aumento de la temperatura en la pierna afectada.
  • cambio de color de la piel de la pierna, p. ej., si se pone pálida, roja o azul.

Trombosis venosa profunda

  • Falta de aliento repentina sin causa conocida o respiración rápida,
  • tos repentina sin una causa clara, que puede arrastrar sangre,
  • dolor agudo que puede aumentar al respirar hondo,
  • aturdimiento en el pecho intenso o mareo,
  • latidos del corazón acelerados o irregulares,
  • dolor de estómago intenso.

Si no está segura, consulte a un médico, ya que algunos de estos síntomas como la tos o la falta de aliento se pueden confundir con una afección más leve como una infección respiratoria (p. ej., un “catarro común”).

Embolia pulmonar

Síntomas que se producen con más frecuencia en un ojo:

  • pérdida inmediata de visión, o bien,
  • visión borrosa indolora, que puede evolucionar hasta pérdida de la visión.

Trombosis de las venas retinianas (coágulo de sangre en el ojo)

  • Dolor, molestias, presión, pesadez en el pecho,
  • sensación de opresión o plenitud en el pecho, brazo o debajo del esternón,
  • sensación de plenitud, indigestión o ahogo,
  • malestar de la parte superior del cuerpo que irradia a la espalda, la mandíbula, la garganta, el brazo y el estómago,
  • sudoración, náuseas, vómitos o mareo,
  • debilidad extrema, ansiedad o falta de aliento,
  • latidos del corazón acelerados o irregulares.

Ataque al corazón

  • Debilidad o entumecimiento repentino de la cara, brazo o pierna, especialmente en un lado del cuerpo,
  • confusión repentina, dificultad para hablar o para comprender,
  • dificultad repentina de visión en un ojo o en ambos,
  • dificultad repentina para caminar, mareo, pérdida del equilibrio o de la coordinación,
  • dolor de cabeza repentino, intenso o prolongado sin causa conocida,
  • pérdida del conocimiento o desmayo, con o sin convulsiones.

A veces los síntomas de un ictus pueden ser breves, con una recuperación casi inmediata y completa, pero de todos modos debe buscar asistencia médica urgente ya que puede correr riesgo de sufrir otro ictus.

Ictus

  • Hinchazón y ligera coloración azul de una extremidad,
  • dolor de estómago intenso (abdomen agudo).

Coágulos de sangre que bloquean otros vasos sanguíneos

COÁGULOS DE SANGRE EN UNA VENA

¿Qué puede ocurrir si se forma un coágulo de sangre en una vena?

  • El uso de anticonceptivos hormonales combinados se ha relacionado con un aumento del riesgo de coágulos de sangre en las venas (trombosis venosa). No obstante, estos efectos adversos son raros. Se producen con más frecuencia en el primer año de uso de un anticonceptivo hormonal combinado.
  • Si se forma un coágulo de sangre en una vena de la pierna o del pie, puede provocar trombosis venosa profunda (TVP).
  • Si un coágulo de sangre se desplaza desde la pierna y se aloja en el pulmón puede provocar una embolia pulmonar.
  • En muy raras ocasiones se puede formar un coágulo en una vena de otro órgano como el ojo (trombosis de las venas retinianas).

¿Cuándo es mayor el riesgo de presentar un coágulo de sangre en una vena?

El riesgo de presentar un coágulo de sangre en una vena es mayor durante el primer año en el que se toma un anticonceptivo hormonal combinado por primera vez. El riesgo puede ser mayor también si vuelve a empezar a tomar un anticonceptivo hormonal combinado (el mismo medicamento o un medicamento diferente) después de una interrupción de 4 semanas o más.

Después del primer año, el riesgo disminuye, pero siempre es algo mayor que si no estuviera tomando un anticonceptivo hormonal combinado.

Cuando deja de tomar Ceciliana Diario, su riesgo de presentar un coágulo de sangre regresa a la normalidad en pocas semanas.

¿Cuál es el riesgo de desarrollar un coágulo sanguíneo?

El riesgo depende de su riesgo natural de desarrollar TEV y del tipo de anticonceptivo hormonal combinado que esté tomando.

El riesgo global de presentar un coágulo de sangre en la pierna o en el pulmón (TVP o EP) con Ceciliana Diario es pequeño.

  • De cada 10.000 mujeres que no usan un anticonceptivo hormonal combinado y que no están embarazadas, unas 2 presentarán un coágulo de sangre en un año.
  • De cada 10.000 mujeres que usan un anticonceptivo hormonal combinado que contiene levonorgestrel o noretisterona o norgestimato, de 5 a 7 presentarán un coágulo de sangre en un año.
  • De cada 10.000 mujeres que usan un anticonceptivo hormonal combinado que contiene dienogest y etinilestradiol como Ceciliana Diario, aproximadamente entre 8 y 11 mujeres presentarán un coágulo sanguíneo en un año.
  • El riesgo de presentar un coágulo de sangre dependerá de sus antecedentes personales (ver “Factores que aumentan su riesgo de un coágulo de sangre” más adelante).

Riesgo de presentar un coágulo de sangre en un año

Mujeres que no utilizan un comprimido/parche/anillo hormonal combinado y que no están embarazadas

Unas 2 de cada 10.000 mujeres

Mujeres que utilizan un comprimido anticonceptivo hormonal combinado que contiene levonorgestrel, noretisterona o norgestimato

De 5 a 7 de cada 10.000 mujeres

Mujeres que utilizan Ceciliana Diario

De 8 a 11 de cada 10.000 mujeres

Factores que aumentan su riesgo de un coágulo de sangre en una vena

El riesgo de tener un coágulo de sangre con Ceciliana Diario es pequeño, pero algunas afecciones aumentan el riesgo. Su riesgo es mayor:

  • Si tiene exceso de peso (índice de masa corporal o IMC superior a 30 kg/m2).
  • Si alguno de sus parientes próximos ha tenido un coágulo de sangre en la pierna, pulmón u otro órgano a una edad temprana (es decir, antes de los 50 años aproximadamente). En este caso podría tener un trastorno hereditario de la coagulación de la sangre.
  • Si necesita operarse o pasa mucho tiempo de pie debido a una lesión o enfermedad o si tiene la pierna escayolada. Tal vez haya que interrumpir el uso de Ceciliana Diario varias semanas antes de la intervención quirúrgica o mientras tenga menos movilidad. Si necesita interrumpir el uso de Ceciliana Diario pregúntele a su médico cuándo puede empezar a usarlo de nuevo.
  • Al aumentar la edad (en especial por encima de unos 35 años).
  • Si ha dado a luz hace menos de unas semanas.

El riesgo de presentar un coágulo de sangre aumenta cuantas más afecciones tenga.

Los viajes en avión (más de 4 horas) pueden aumentar temporalmente el riesgo de un coágulo de sangre, en especial si tiene alguno de los demás factores de riesgo enumerados.

Es importante informar a su médico si sufre cualquiera de las afecciones anteriores, aunque no esté segura. Su médico puede decidir que hay que interrumpir el uso de Ceciliana Diario.

Si alguna de las afecciones anteriores cambia mientras está utilizando Ceciliana Diario, por ejemplo un pariente próximo experimenta una trombosis sin causa conocida o usted aumenta mucho de peso, informe a su médico.

COÁGULOS DE SANGRE EN UNA ARTERIA

¿Qué puede ocurrir si se forma un coágulo de sangre en una arteria?

Al igual que un coágulo de sangre en una vena, un coágulo en una arteria puede provocar problemas graves. Por ejemplo, puede provocar un ataque al corazón o un ictus.

Factores que aumentan su riesgo de un coágulo de sangre en una arteria

Es importante señalar que el riesgo de un ataque al corazón o un ictus por utilizar Ceciliana Diario es muy pequeño, pero puede aumentar:

  • Con la edad (por encima de los 35 años).
  • Si fuma. Cuando utiliza un anticonceptivo hormonal combinado como Ceciliana Diario se le aconseja que deje de fumar. Si no es capaz de dejar de fumar y tiene más de 35 años, su médico puede aconsejarle que utilice un tipo de anticonceptivo diferente.
  • Si tiene sobrepeso.
  • Si tiene la tensión alta.
  • Si algún pariente próximo ha sufrido un ataque al corazón o un ictus a una edad temprana (antes de los 50 años aproximadamente). En este caso usted también podría tener mayor riesgo de sufrir un ataque al corazón o un ictus.
  • Si usted o alguno de sus parientes próximos tiene un nivel elevado de grasa en la sangre (colesterol o triglicéridos).
  • Si padece migrañas, especialmente migrañas con aura.
  • Si tiene un problema de corazón (trastorno de las válvulas, alteración del ritmo cardíaco llamado fibrilación auricular).
  • Si tiene diabetes.

Si tiene una o más de estas afecciones o si alguna de ellas es especialmente grave, el riesgo de presentar un coágulo de sangre puede verse incrementado aún más.

Si alguna de las afecciones anteriores cambia mientras está utilizando Ceciliana Diario, por ejemplo empieza a fumar, un pariente próximo experimenta una trombosis sin causa conocida o usted aumenta mucho de peso, informe a su médico.

Deje de tomar Ceciliana Diario de inmediato:

  • si está embarazada o cree que puede estar embarazada,
  • si tiene signos de flebitis o coágulos sanguíneos (ver sección 2 “Coágulos de sangre”),
  • si su presión sanguínea aumenta constantemente hasta alcanzar valores de 140/90 mmHg (su médico le debe indicar que comience a tomar “la píldora” de nuevo tan pronto como su presión sanguínea se haya normalizado con un tratamiento adecuado para la misma),
  • si tiene planeada una intervención quirúrgica (debe dejar de tomar “la píldora” al menos 4 semanas antes de la operación) o en caso de inmovilización prolongada (ver sección 2 “Coágulos de sangre”),
  • si tiene por primera vez migraña o si ésta empeora,
  • si tiene con inusual frecuencia dolor de cabeza grave o persistente que comienza de forma repentina con signos de la denominada aura (problemas con las sensaciones, la percepción y/o movilidad),
  • si tiene dolor intenso en el abdomen alto (ver también “La píldora y el cáncer”),
  • si su piel o el blanco de sus ojos se vuelve de color amarillento, su orina de color marrón y sus heces se vuelven de color muy pálido (ictericia), o si le pica la piel de todo su cuerpo,
  • si es diabético (diabetes mellitus) y sus niveles de azúcar en sangre aumentan repentinamente,
  • si sufre una alteración en la formación de la pigmentación de la sangre (porfiria) y le vuelve a ocurrir mientras está tomando Ceciliana Diario.

Su médico le hará revisiones periódicas:

  • si tiene una enfermedad del corazón o de los riñones,
  • si tiene tendencia a sufrir inflamación de las venas (flebitis) o venas varicosas graves,
  • si sufre trastornos de circulación en su manos/pies,
  • si tiene los niveles de la presión sanguínea por encima de 140/90 mmHg,
  • si tiene antecedentes de problemas con la forma en que su cuerpo procesa las grasas (trastornos del metabolismo de los lípidos),
  • si tiene anemia de las células falciformes (una enfermedad hereditaria que afecta a sus células rojas sanguíneas),
  • si ha tenido una enfermedad hepática anterior,
  • si tiene antecedentes de enfermedad de la vesícula biliar,
  • si tiene migraña,
  • si tiene depresión,
  • si es diabética (diabetes mellitus) o si tiene limitada su capacidad para metabolizar la glucosa (tolerancia reducida a la glucosa). La dosis de la medicación necesaria para tratar la diabetes puede cambiar si está tomando Ceciliana Diario,
  • si fuma (ver sección 2 “Coágulos de sangre”),
  • si tiene epilepsia. Si sufre un aumento de la cantidad de los ataques epilépticos mientras está tomando Ceciliana Diario, debe considerar utilizar otros métodos anticonceptivos,
  • si sufre un trastorno que afecta al movimiento, provocando movimientos rápidos, bruscos que afectan principalmente a la cara, a los pies, a las manos, y que es también conocido como “baile de San Vito” (Corea de Sydenham),
  • si tiene una enfermedad inflamatoria crónica del intestino (enfermedad de Crohn, colitis ulcerosa),
  • si sufre de un trastorno de la sangre que causa daños en el riñón (síndrome hemolítico urémico),
  • si tiene un tumor benigno en la capa muscular del útero (mioma uterino),
  • si sufre cierta pérdida de audición (otosclerosis),
  • si está inmovilizada durante un largo periodo de tiempo (ver sección 2 “Coágulos de sangre”),
  • si tiene sobrepeso,
  • si sufre de cierta enfermedad del sistema inmune (lupus eritematoso sistémico),
  • si tiene 40 años o más.

Trastornos psiquiátricos:

Algunas mujeres que utilizan anticonceptivos hormonales como Ceciliana Diario han notificado depresión o un estado de ánimo deprimido. La depresión puede ser grave y a veces puede inducir pensamientos suicidas. Si experimenta alteraciones del estado de ánimo y síntomas depresivos, póngase en contacto con su médico para obtener asesoramiento médico adicional lo antes posible.

La “píldora” y el cáncer

Se han observado casos de cáncer de mama con una frecuencia ligeramente mayor en mujeres que toman píldoras anticonceptivas, en comparación con mujeres de edad similar que no toman la “píldora”. Una vez que la mujer deja de tomar la “píldora”, el riesgo se reduce gradualmente y después de 10 años la diferencia ya no es detectable entre mujeres que han sido usuarias de la “píldora” y otras mujeres de edad similar.

Ya que el cáncer de mama es una enfermedad rara en mujeres de menos de 40 años de edad, el número de casos adicionales de cáncer de mama en mujeres que están tomando en este momento la “píldora” o que la han tomado es bastante menor en comparación con el riesgo general de cáncer de mama.

Algunos estudios sugieren que el uso de anticonceptivos hormonales a largo plazo es un factor de riesgo para desarrollar cáncer de cuello del útero en mujeres cuyo cuello de útero está infectado con cierto tipo de virus de transmisión sexual (virus del papiloma humano). No obstante, hasta el momento, no está claro hasta qué punto este resultado está influenciado por otros factores (como por ejemplo diferencias en el número de parejas sexuales o en el uso de métodos anticonceptivos mecánicos).

En casos muy raros, se han descrito tumores benignos (no-cancerosos), aunque peligrosos, de hígado. Estos tumores pueden causar hemorragias internas que pueden suponer una amenaza para la vida. Busque de inmediato atención médica si experimenta un fuerte dolor abdominal. Los estudios han mostrado un aumento del riesgo de desarrollar cáncer hepático en mujeres que toman la “píldora” durante un largo periodo de tiempo, no obstante, esto es extremadamente raro.

Otras enfermedades

Presión arterial elevada

Se han notificado casos de presión arterial elevada en mujeres que toman la “píldora”. Esto ocurre con mayor frecuencia en mujeres de mayor edad y con el uso prolongado. La frecuencia de la presión arterial aumenta con el contenido de progesterona. Use otro método anticonceptivo si ya tiene una enfermedad causada por la presión arterial elevada o si sufre de ciertas enfermedades del riñón (en este caso, consulte con su médico, y también consulte la sección “No tome Ceciliana Diario”, “Deje de tomar Ceciliana Diario de inmediato” y “Su médico le hará revisiones periódicas”).

Manchas pigmentadas

Ocasionalmente, pueden aparecer manchas pigmentadas de color marrón-amarillento (cloasma) en la piel, especialmente en mujeres que ya las han tenido durante el embarazo. Por lo tanto, las mujeres que tienen esta predisposición no se deben exponer ni a la luz solar ni a la luz ultravioleta (como por ejemplo para broncearse) mientras que estén tomando la “píldora”.

Angioedema hereditario (hinchazón)

Si sufre angioedema hereditario, los medicamentos que contienen estrógenos pueden causar o empeorar los síntomas del angioedema. Consulte con su médico inmediatamente si nota cualquiera de los siguientes síntomas de angioedema, tales como: hinchazón de la cara, lengua y/o urticaria y/o dificultad para tragar o eritema cutáneo, junto con problemas respiratorios.

Sangrado irregular (sangrado entre los periodos)

Durante los primeros meses de utilización de la “píldora” puede tener hemorragias irregulares (manchado o sangrado). Contacte con su médico si este sangrado irregular continúa durante más de 3 meses o si el sangrado reaparece tras haber finalizado su ciclo regular.

Es posible que durante los días de toma del placebo no tenga lugar hemorragia por privación. Si ha tomado Ceciliana Diario correctamente, no es probable que esté embarazada. No obstante, si no ha tomado la “píldora” correctamente antes de la primera falta de la hemorragia por privación o si no tiene hemorragia por privación durante dos veces consecutivas, puede estar embarazada. Se debe descartar con certeza el embarazo antes de continuar tomando Ceciliana Diario.

Reducción de la eficacia

La eficacia de la “píldora” se puede ver reducida si olvida tomarla, si vomita, si tiene enfermedades intestinales, diarrea grave o si está tomando otros medicamentos al mismo tiempo.

Si está tomando Ceciliana Diario junto con otros medicamentos que contienen Hierba de San Juan, debe utilizar otro método anticonceptivo adicional (como por ejemplo el preservativo) (ver “Otros medicamentos y Ceciliana Diario”).

Exámenes/consultas médicas

Antes de utilizar Ceciliana Diario, su médico le preguntará acerca de su historial médico y del historial médico de sus familiares cercanos. Le realizará un examen médico general básico y una revisión ginecológica, incluyendo una exploración mamaria y una citología del cuello del útero. Se debe descartar el embarazo. Si está tomando “la píldora”, estos exámenes se deben repetir regularmente. Informe a su médico si fuma o si está tomando otros medicamentos.

Ceciliana Diario no protege de la infección por VIH ni de otras enfermedades de transmisión sexual.

Otros medicamentos y Ceciliana Diario

No tome Ceciliana Diario si usted tiene Hepatitis C y está tomando medicamentos que contienen ombitasvir/paritaprevir/ritonavir y dasabuvir, se pueden producir aumentos en los resultados de pruebas hepáticas (aumento de la enzima hepática ALT).

Su médico le prescribirá otro tipo de anticonceptivo antes de comenzar el tratamiento con estos medicamentos.

Ceciliana Diario se puede volver a usar aproximadamente dos semanas después de la finalización de este tratamiento. Ver sección “No tome Ceciliana Diario”.

Algunos medicamentos disminuyen la eficacia anticonceptiva de Ceciliana Diario, o pueden provocar una hemorragia inesperada.

Los siguientes medicamentos pueden reducir la eficacia de Ceciliana Diario:

  • medicamentos que aumentan la motilidad intestinal (como por ejemplo, metoclopramida),
  • medicamentos para el tratamiento de la epilepsia, tales como fenitoina, barbitúricos, primidona, carbamazepina, oxcarbazepina, topiramato y felbamato,
  • medicamentos utilizados para el tratamiento de la tensión sanguínea elevada en vasos sanguíneos y pulmones (bosentan),
  • algunos antibióticos utilizados para el tratamiento de la tuberculosis (como por ejemplo rifampicina) o los utilizados para tratar las infecciones fúngicas (como por ejemplo griseofulvina),
  • algunos medicamentos utilizados para tratar la infección por VIH y la hepatitis C (los denominados inhibidores de la proteasa o los inhibidores de la transcriptasa inversa no nucleósidos (como por ejemplo ritonavir, nevirapina y efavirenz),
  • algunos suplementos a base de hierbas medicinales que contienen Hierba de San Juan (Hypericum perforatum).

Si está siendo tratada con alguno de los medicamentos enumerados anteriormente, se debe utilizar un método anticonceptivo de barrera (preservativo) además de Ceciliana Diario. Con algunos de estos medicamentos que aparecen en el listado anterior, se deben tomar medidas anticonceptivas adicionales al mismo tiempo que está tomando este medicamento y durante 7 a 28 días después, dependiendo del tipo de medicamento que se haya utilizado conjuntamente. Consulte con su médico o farmacéutico si no está segura al respecto.

Si se debe usar el método de barrera durante un largo periodo de tiempo, que dure más que el contenido del blíster, entonces, debe comenzar a tomar los comprimidos del siguiente blíster de Ceciliana Diario sin tomar los 7 comprimidos placebo. Si se requiere tratamiento a largo plazo con alguno de los medicamentos que se enumeran en el listado previo, consulte con su médico acerca de cómo cambiar a otro método anticonceptivo no-hormonal.

Tomar Ceciliana Diario al mismo tiempo que los siguientes medicamentos puede aumentar el riesgo de sufrir efectos adversos:

  • paracetamol (utilizado contra el dolor y la fiebre),
  • ácido ascórbico (vitamina C),
  • atorvastatina (utilizado para reducir la cantidad de grasa en sangre),
  • troleandomicina (un antibiótico),
  • antimicóticos imidazoles (utilizados para tratar las infecciones fúngicas) como fluconazol,
  • indinavir (utilizado para tratar la infección por VIH).

Tomar Ceciliana Diario al mismo tiempo que los siguientes medicamentos puede afectar al funcionamiento de éstos:

  • ciclosporina (utilizado para suprimir el sistema inmune),
  • teofilina (utilizado para tratar el asma),
  • glucocorticoides (por ejemplo cortisona),
  • ciertas benzodiazepinas (tranquilizantes) como diazepam y lorazepam,
  • clofibrato (utilizado para reducir la grasa en sangre),
  • paracetamol (utilizado contra el dolor y la fiebre),
  • morfina (utilizado contra el dolor fuerte),
  • lamotrigina (utilizado para tratar la epilepsia).

Por favor, lea también los prospectos de los otros medicamentos que esté tomando.

Diabetes

Si es diabética puede cambiar la necesidad medicamentos para disminuir la cantidad de azúcar en sangre (como por ejemplo insulina).

Pruebas de laboratorio

Si se tiene que hacer un análisis de sangre, comunique a su médico o al personal de laboratorio que está tomando un anticonceptivo oral porque este medicamento puede afectar los resultados de algunas pruebas, incluyendo los valores hepáticos, de la corteza adrenal, de los valores renales y de las funciones tiroideas, así como la cantidad de ciertas proteínas en sangre, como las proteínas que afectan al metabolismo de los lípidos (grasas), del metabolismo de los carbohidratos, de la coagulación sanguínea y de la fibrinólisis. No obstante, estos cambios generalmente permanecen dentro de los valores normales.

Embarazo y lactancia

Si está embarazada o en periodo de lactancia, cree que podría estar embarazada o tiene intención de quedarse embarazada, consulte a su médico o farmacéutico antes de tomar este medicamento.

Embarazo

No utilice Ceciliana Diario durante el embarazo. Antes de comenzar a tomar Ceciliana Diario, se debe asegurar de no estar embarazada. Si se queda embarazada mientras que está tomando este medicamento, debe dejar de tomar Ceciliana Diario y consultar de inmediato con su médico.

Lactancia

No utilice Ceciliana Diario mientras que esté en periodo de lactancia, ya que puede reducir la producción de leche, y pequeñas cantidades de principio activo pueden pasar a la leche materna. Debe usar un método anticonceptivo no-hormonal mientras que esté en periodo de lactancia.

Uno de los mayores mitos cuanto al uso de las pastillas anticonceptivas es en relación a un supuesto aumento de peso que las mujeres pueden presentar después de iniciar el tratamiento con anticonceptivo. Desafortunadamente, las quejas de aumento de peso quizás sean el principal motivo para dejar de tomar las píldoras.

Pero, al final, ¿la píldora anticonceptiva engorda? La respuesta es racional: no, la píldora anticonceptiva no engorda.

Bueno, apuesto lo que quieras a que no estás convencida. Cuando decimos que el aumento de peso relacionado al uso de la píldora es un mito, muchas mujeres tuercen el morro. Probablemente tu propia experiencia dice exactamente lo contrario. Si este es el caso, no estas sóla ya que millares de mujeres juran que engordaron después de haber iniciado el uso de anticonceptivos hormonales. Más que eso: existen muchos médicos que también creen en esta relación y contribuyen a la perpetuación del mito.

Pero es importante señalar que millares de mujeres también afirman que su peso no se alteró con la píldora; otras garantizan que inclusive adelgazaron con el anticonceptivo. Y ahora, basados en experiencias personales, podemos decir que el anticonceptivo engorda, adelgaza, ¿o será que el efecto es individual?

La verdad es que el tema es polémico. No bastan relatos personales. La ciencia no trabaja así. Hay que se diseccionar la cuestión y presentar lo que los estudios científicos ya demostraron. Voy a citar algunos estudios y, al final, haré un breve comentario, resumiendo los resultados.

En este artículo vamos a hablar solamente sobre el aumento de peso relacionado al uso de la píldora anticonceptiva.

Si quieres leer sobre otros efectos colaterales de la píldora, accede a: EFECTOS SECUNDARIOS DE LOS ANTICONCEPTIVOS.

Estudios sobre la relación entre aumento de peso y uso de anticonceptivos

En las últimas décadas, fueron publicados decenas de estudios intentando esclarecer la relación entre aumento de peso y uso de pastillas anticonceptivas.

Un famoso estudio realizado por el departamento de Obstetricia y Ginecología de la Hebrew-University Hadassah Medical School, en Jerusalén, Israel, resolvió acompañar a 80 mujeres jóvenes y delgadas que nunca habían tomado anticonceptivos antes. Se dividieron estas mujeres en 2 grupos. El primero, con 31 mujeres, siguió sin tomar ningún medicamento. El segundo grupo, compuesto de 49 mujeres, pasó a tomar una píldora conteniendo 30 mcg etinilestradiol más 75 mcg de gestodeno, una formulación muy común en el mercado. La cantidad de estrógeno presente en estas píldoras es semejante a la que existe en marcas como Yasmin, y menor que en otras, como Diane y Selene.

Después de 6 meses, los médicos responsables del estudio evaluaron peso, índice de masa corporal, porcentual de grasa, porcentual de agua y tamaño de la circunferencia del cuadril y del abdomen. Los resultados fueron los siguientes:

  • El 30,6% de las mujeres que empezaron el uso de la píldora ganó más de 0,5 kg de peso en este intervalo.
  • El 35% de las mujeres que no iniciaron el uso de los anticonceptivos ganó más de 0,5 kg de peso en este intervalo.
  • El 20,4% de las mujeres que iniciaron el uso de la píldora había perdido, por lo menos, 0,5 kg de peso.
  • El 19,3% de las mujeres que no iniciaron el uso de los anticonceptivos había perdido, por lo menos, 0,5 kg de peso.

En ambos grupos, alrededor de mitad de las mujeres mantuvo el mismo peso que tenía 6 meses antes.

La comparación entre porcentual de grasa, tamaño del cuadril y abdomen, porcentual de agua, IMC y variación del peso fueron semejantes en ambos grupos. Por lo tanto, en este estudio, el uso de pastillas anticonceptivas con dosis de estrógeno semejantes en aquellas contenidas en las marcas más famosas no puede ser considerado responsable de aumentos ni pérdidas de peso.

Una gran revisión hecha con 49 estudios publicados hasta 2011 llegó a la misma conclusión. Aunque la percepción de muchas mujeres, e inclusive de médicos, de que el uso de la píldora anticonceptiva está relacionado con aumento de peso, cuando se va a estudiar en serio la cuestión, con observación juiciosa del peso y de otros índices relacionados con la ganancia de grasa, como porcentual de grasa e IMC, se concluye que no hay bases científicas para culpar la píldora por aumentos de peso relevantes. Incluso en las mujeres que ganaron 1 o 2 quilos, no se probó que la culpa era de la píldora ya que los grupos que no tomaban el anticonceptivo también presentaron mujeres con aumento de peso de esta magnitud.

Lo que los estudios muestran es que las mujeres pueden engordar o adelgazar debido a diversos factores. A lo largo de 6 a 12 meses es muy común haber variaciones en el peso de las pacientes, tomando o no contraceptivos hormonales. El problema es que cuando estas variaciones ocurren en las que están tomando la píldora, el medicamento acaba siendo el responsable indebidamente.

¿Cuál anticonceptivo engorda más?

Juntamente con el mito que dice que anticonceptivo engorda, también existe el mito de que determinadas marcas de contraceptivos orales engordan más que otras. Según esta creencia popular, si has engordado tomando una píldora, basta cambiar de marca hasta encontrar la que no te hará ganar peso.

Esta teoría también no tiene fundamento científico. En la verdad, al comienzo de la década de 60, cuando las primeras pastillas anticonceptivas empezaron a ser comercializadas, las dosis de estrógeno y progesterona llegaban a ser casi 10 veces mayores que hoy en día. En aquella época, los anticonceptivos realmente engordaban. Además de eso, el índice de efectos colaterales y complicaciones era muy elevado. Muchos de los miedos que las mujeres tienen con relación a los contraceptivos orales resultan de problemas causados por estas drogas hace décadas atrás.

Entre los 49 trabajos científicos revisados que no mostraron ninguna relación entre ganancia de peso y uso de píldora, la dosis de estrógeno (etinilestradiol) estudiada variaba desde 20 mcg hasta50 mcg, lo que engloba prácticamente todas las píldoras del mercado, incluyendo las famosas Diane, Selene, Yasmin, Belara, Cerazette, Yaz, Nordete y otras.

Por lo tanto, no fue posible reconocer ningún beneficio particular en relación a las fórmulas actuales de los anticonceptivos. Puedes, inclusive, tener la impresión de que determinado anticonceptivo engorda más que otro, pero esta aseveración necesita de sustentación científica.

Qué hacer si el anticonceptivo provoca aumento de peso

Es posible que todavía no estés convencida, principalmente si tu peso aumentó mientras tomabas anticonceptivos.

Así siendo, se pueden tomar algunas medidas. La primera es saber que la mayoría de los efectos colaterales de la píldora desaparece después de 3 meses de uso. Si juras que has aumentado de peso, no desistas de la píldora antes de 6 meses de uso. La tendencia es que tu peso se estabilice y percibas que la interferencia del contraceptivo oral no fue tan grande cuanto habías imaginado en los primeros meses.

Merece la pena recordar que los anticonceptivos pueden provocar retención de líquido en los primeros meses, siendo ésta la responsable de los moderados aumentos de peso. En este caso, has aumentado de peso, pero no has engordado. La tendencia es la retención desaparecer después del 3º mes y el peso volver al valor anterior.

La segunda medida es hacer una honesta autocrítica. Algunas preguntas pueden ayudar a entender lo qué se pasó. ¿Durante el aumento de peso estabas practicando actividades físicas regularmente? ¿Estabas controlando correctamente la ingesta de calorías? ¿Llevas a cabo una dieta equilibrada? ¿Has dormido, por lo menos, 7 horas durante la noche? ¿Has evitado picar dulces u otras fuentes de carbohidratos durante el día, fuera de las comidas? ¿Esa es la primera vez en la vida que tu peso se alteró? ¿Nunca has engordado antes, inclusive sin estar tomando la píldora?

Es mucho más fácil y cómodo culpar la pastilla anticonceptiva por el aumento de peso que hacer una autocrítica y percibir que la razón de haber engordado, probablemente, son los hábitos de vida y alimentarios de la propia paciente.

En las décadas anteriores, cuando los anticonceptivos engordaban verdaderamente, la causa era un aumento del apetito. Por lo tanto, lo que engordaba no era la píldora en sí, pero el aumento del consumo de calorías a lo largo del día. Si, al mismo tiempo, juras que la píldora no te hizo engordar y también juras que no estás comiendo más que antes, hay algo que no encaja en tu relato. En resumen, la persona engorda si está constantemente ingiriendo más calorías de las que logra gastar. Esto es una regla (lee: CALORÍAS PARA ADELGAZAR 1 KG POR SEMANA).

Como ya se explicó, las personas pueden engordar de un mes para otro sin tener noción del motivo. A veces, pequeños hábitos rutinarios, como picar, pasan desapercibidos y el paciente jura que ha controlado su ingesta de caloría.

En síntesis, se puede concluir que la píldora anticonceptiva no engorda. No hay como culpar la píldora por aumentos de peso superiores a 2 kg y los aumentos más discretos suelen desaparecer después de algunos meses de uso.

Referencias

  • Combination contraceptives: effects on weight – Cochrane Systematic Review.
  • Combined oral contraceptives’ influence on weight, body composition, height, and bone mineral density in girls younger than 18 years: A systematic review – Journal The European Journal of Contraception & Reproductive Health Care.
  • The Effects of Combination Contraceptives on Weight – American Family Physician.
  • Effects of low-dose estrogen oral contraceptives on weight, body composition, and fat distribution in young women – American Society for Reproductive Medicine.

Las farmacéuticas destinan millonarias indemnizaciones extrajudiciales para ocultar los graves efectos de algunos fármacos anticonceptivos. Yaz, Yasmin, Dianne 35 (de la farmacéutica Bayer) o el anillo hormonal Nuva Ring (de Merck, Sharp & Dohme) han sido denunciados por estar directamente relacionados en la generación de coágulos sanguíneos y otras afectaciones que en algunos casos han resultado letales.

Irene Cuesta / SINC (www.plataformasinc.es)

La farmacéutica alemana Bayer anunció en su último informe financiero (junio de 2014) que ha destinado 1,8 mil millones de dólares para cubrir las 8.900 demandas que tiene en Estados Unidos por las reacciones adversas que causan los anticonceptivos con drospirenona de las marcas Yaz, Yasmin, Ocella y Gianvi. Bayer también ha comunicado que aún quedarán más de 4.000 demandas para cubrir por otras lesiones y fármacos que incorporan drospirenona y que aportará por resolver los pleitos individualmente. En 2012 la farmacéutica alemana ya tenía más de 12.300 demandas interpuestas en los tribunales de Estados Unidos (EEUU) en relación a las marcas de Yaz y Yasmin.

De hecho, el mismo año, Bayer alcanzó un acuerdo extrajudicial, sin admisión de responsabilidad legal, con 1.877 demandantes en EEUU por un total de 402,6 millones de dólares, según publicó en un artículo el periodista especializado en temas de salud y ecología Miguel Jara. Según datos del 2012 de la Food and Drug Administration de Estados Unidos, al menos 50 muertes están vinculadas a fármacos de anticoncepción hormonal con drospirenona entre 2004 y 2008 en todo el territorio federal. También en Canadá se abrió una investigación en la que se relacionaban los productos Yaz y Yasmin con la muerte de 23 mujeres entre 2007 y 2013.

Muchas mujeres que toman estos fármacos, y en edades muy adolescentes, no lo usan como contraceptivo sino como tratamiento del acné, el hirsutismo o la alopecia. Algunos colectivos médicos critican que no se mire otro tipo de remedios

La marca Nuva Ring también acumula más de mil demandas sólo en EEUU por graves daños y su probable vinculación con varias muertes. Uno de estos casos fue difundido en 2013 por la revista Vanity Fair, dónde se exponía la vinculación del anillo hormonal con la muerte por embolia pulmonar de Erika Langhart. En febrero de 2014, el laboratorio Merck anunció un acuerdo de 100 millones de dólares para resolver extrajudicialmente los litigios pendientes en relación a Nuva Ring.

Respecto a Diane 35, la Agencia Francesa del Medicamento anunció a principios del año 2013 que retiraba su comercialización por motivos de seguridad, ya que éste fármaco estaba relacionado con 125 casos de “efectos no deseados” y con la muerte de cuatro mujeres por tromboembolismo, según detallaron diversos medios de comunicación. A pesar de los datos y después de la decisión del Estado francés de retirar Diane 35 del mercado, la Comisión Europea (CE) emitió un comunicado, a principios del mismo año, confirmando el perfil positivo de seguridad, manteniendo vigente su comercialización.

En el Estado español existen también casos de denuncias contra farmacéuticas e incidencias sanitarias por los efectos ocasionados por el consumo de contraceptivos hormonales, pero lamentablemente no hemos podido obtener datos concretos puesto que desde las instituciones pertinentes nos remiten al argumento de “información confidencial”.

Los anticonceptivos hormonales

La anticoncepción hormonal combinada comprende todos los métodos contraceptivos que utilizan más de un tipo de hormonas (un estrógeno y un progestágeno). Este tipo de fármaco, que se presenta en comprimidos, parches sobre la piel o anillos vaginales, tiene un efecto de retroalimentación entre la hipófisis y los ovarios, evitando la liberación de óvulos. Con las fórmulas combinadas y secuenciales, el ovario se vuelve inactivo por falta del estímulo de las gonadotropinas. También existen los anticonceptivos hormonales sólo con progestágeno que se toman de manera continuada sin dejar días de descanso en su consumo y producen, en muchos casos, amenorrea o ausencia de la regla. En otras palabras, los anticonceptivos hormonales “engañan” a nuestro cerebro para que este rompa y vuelva a adecuar el ciclo menstrual. Se calcula que a nivel mundial el 13,5% de mujeres en edad reproductiva toman anticonceptivos hormonales, siendo la píldora el tercer método anticonceptivo más utilizado en el mundo, según datos de la World Contraceptive Patterns 2013 de Naciones Unidas.

Los efectos positivos de estos anticonceptivos, más allá de prevenir el embarazo, están relacionados con la menor incidencia de infecciones de trompas (enfermedad inflamatoria pélvica), más protección contra la endometriosis, gran disminución de los quistes funcionales de ovario, la disminución del riesgo de cáncer de ovario, de colon y de endometrio, el aumento del colesterol bueno y disminución del malo o un aumento de protección sobre la arteriosclerosis. Al tener menor o ausencia de sangrado (según los prospectos de los anticonceptivos),los efectos positivos se asocian con la disminución del riesgo de anemia, dismenorrea (disminución del dolor de la regla) o mejoras en la tensión premenstrual, entre otras.

Pero estos fármacos también tienen efectos adversos que son causantes de otras dolencias. En la parte más emocional, son numerosos los casos que narran la desaparición de libido sexual, la depresión o el desequilibrio emocional con la ingesta de anticonceptivos hormonales1. Según describe la endocrinóloga Carme Valls, en un artículo sobre los anticonceptivos hormonales de la revista Mujeres y Salud, los síntomas en el plano fisiológico y a corto plazo son la ganancia de peso, nauseas, dolor y tensión mamaria, disminución de la frecuencia de los ciclos menstruales, dismenorrea, metrorragias o edemas.

Otros síntomas a largo plazo vinculados a estos anticonceptivos son las posibles afectaciones al sistema endocrino, riesgo de infertilidad, incidencia en enfermedades auto inmunes o la formación de trombos, entre otras. En concreto, los efectos más graves se asocian al riesgo de tromboembolismo venoso (TEV) o tromboembolismo arterial (TEA), que consiste en la formación de coágulos de sangre causando en algunos casos embolia pulmonar, infarto de miocardio o accidente cerebrovascular. Este riesgo aumenta en los anticonceptivos hormonales de tercera y cuarta generación, los cuales presentan dosis altas de progestágenos de síntesis como el levonorgestrel. Según la nota de prensa hecha pública en octubre de 2013 por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) el riesgo de usar hormonas y tener TEV está entre 5 y 12 casos por cada 10.000 mujeres que las utilizan.

Hay diversos estudios que apuntan que los anticonceptivos hormonales también se han considerado factor de riesgo para el cáncer de mama especialmente en la etapa de la premenopausia y utilizando estos fármacos durante muchos años. En junio de 2005, la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer de la OMS, clasificó la anticoncepción hormonal y la terapia hormonal sustitutiva en la menopausia como cancerígeno en seres humanos.

Alternativas como el diafragma o los métodos naturales de control de la fertilidad requieren un conocimiento pleno de la anatomía femenina y del ciclo menstrual. Profesionales críticas con la medicalización anticonceptiva lamentan el poco interés de la institución médica para promoverlos

También cabe señalar que muchas mujeres que toman estos fármacos, y en edades muy adolescentes, no lo usan como contraceptivo sino como tratamiento del acné, el hirsutismo o, en menor medida, la alopecia. En estos casos, y sobre todo en el tratamiento por acné, algunos colectivos médicos han criticado el hecho de que no se mire otro tipo de remedios (corrección dietética, hábitos u otras fórmulas farmacológicas menos peligrosas) antes de recetar anticonceptivos hormonales. Un ejemplo de esto es el fármaco Diane 35 de los laboratorios Bayer, ya que es uno de los más utilizados para el tratamiento del acné y uno de los más denunciados por reacciones adversas graves, como se ha comentado anteriormente. También desde otros colectivos afectados, piden la retirada de este tipo de tratamientos y que se avalúen alternativas con menos riesgos. En este sentido, la Asociación de Afectadas por la Endometriosis lleva 5 años denunciando este tipo de fármacos, ya que la terapia hormonal es muy frecuente para la endometriosis. En mayo de 2014 la misma asociación denunciaba al Ministerio de Sanidad y al Observatorio de la Salud de la Mujer por “pasar por encima de la salud de las mujeres, los intereses farmacéuticos” al no valorar posibles alternativas a los productos hormonales de Bayer como Yaz o Yasmin.

A pesar de estos datos, la mayoría de organizaciones e instituciones recomiendan este tipo de anticonceptivo por ser uno de los métodos más eficaces en la prevención de embarazos no deseados, “cuyos beneficios superan sus posibles riesgos”, como detalla la AEMPS. Pero por un lado se da una información tranquilizadora a la opinión pública y a las mujeres para que no frenen su consumo de anticonceptivos hormonales, y por el otro se da instrucciones al personal sanitario para que revisen escrupulosamente la receta de este tipo de fármacos, ya que a finales de enero de 2014 la AEMPS difundía un comunicado dirigido a profesionales insistiendo en la “importancia de la evaluación de los factores de riesgo individuales y de vigilancia de signos y síntomas” a la hora de prescribir algunos anticonceptivos2 por su asociación al TEV y al TEA. Un doble juego tal y como expresa el periodista Miguel Jara: “Están escondiendo la información y la sueltan como les da la gana para vender más. Tienen miedo a informar por si pierden clientela”.

A finales de 2013, la AEMPS anunció la actualización de los prospectos de estos medicamentos, ya que la mayoría no informaba con concreción los efectos secundarios que podrían tener estos anticonceptivos según las últimas investigaciones farmacológicas.Un pequeño paso hacia las demandas de diversos colectivos que pedían información real sobre los pros y contras de estos fármacos. Aun así, diversos colectivos profesionales aconsejan incrementar la investigación a medio y largo plazo sobre los efectos de los anticonceptivos hormonales.

Métodos anticonceptivos alternativos a las hormonas

El sistema sanitario español recomienda y receta prioritariamente los anticonceptivos hormonales como método primordial en “relaciones estables”, desaconsejando otros métodos naturales y autogestionables como los métodos basados en el control de la fertilidad o métodos barrera como el diafragma. Este rechazo de la institución médica hacia estos métodos viene argumentada por la “baja eficacia” de estos, a pesar de que la OMS tasa una eficacia del 95 y 97% cuando se usan de manera correcta.

El método sintotérmico (combinación del método Billing y de la revisión de la temperatura basal), en sintonía con el método del calendario, son los sistemas de control de la fertilidad más utilizados y los que representan una alternativa real y natural a los anticonceptivos hormonales. Otro método que queda en la opacidad de la recomendación médica es el diafragma, a pesar de que la medición y revisión ginecológica sí estén cubiertos por la seguridad social. Este es el anticonceptivo barrera descrito como el método por excelencia de la autogestión femenina, pero requiere conocimiento y reconocer la anatomía. “Usar un diafragma implica independizarse del control médico y es la mujer, y en algún caso la pareja, la que debe manejarlo”, como expresa la doctora homeopática Mónica Puga en un artículo3 sobre el uso del diafragma.

Todas estas alternativas requieren un conocimiento pleno de la anatomía femenina y del ciclo menstrual, motivo por el cual autoras y profesionales de la salud, críticas con la medicalización anticonceptiva, argumentan el poco interés de la institución médica para promoverlos. “Aconsejar métodos cómo el diafragma o métodos de planificación naturales implica formar a las mujeres (y a sus parejas en caso de que tengan), implica tiempo… En definitiva, darles el poder de la autogestión y el creer o confiar en sus capacidades”, señala la comadrona Ana Moreno.

Los hombres han sido excluidos de muchos programas de planificación familiar bien sea deliberadamente o por omisión, siendo el cuerpo de la mujer el centro de experimentación para el control de la fertilidad

En el mismo sentido se expresó la ginecóloga Enriqueta Barranco en el artículo ‘Control de la fertilidad y autoconocimiento: La revolución pendiente’, sobre el control médico-farmacéutico y la delegación de la contracepción: “No olvidemos que, en muchas ocasiones, lo que la ciencia patriarcal hace mediante el control de la natalidad es el muy bien disimulado control de las mujeres fértiles. La industria, desprestigiando los eficaces métodos de autogestión de la fertilidad en beneficio propio, no hace otra cosa sino socavar la autoconfianza de las mujeres que se niegan a someterse a sus agresivas propuestas”. Y

No hay que obviar que la medicalización contraceptiva supone un movimiento económico importante para la industria farmacéutica. Los anticonceptivos orales, tanto los de marca como los genéricos, son un gran negocio, puesto que se tienen que comprar periódicamente al no ser un método anticonceptivo de larga duración como podría ser el DIU. Yaz, Yasmin y productos que contienen drospirenone significaron para Bayer 1,6 billones dólares en ventas globales en el año 2010, según publicó la Associated Press.

Según datos de la encuesta Dahpne 2011 (vinculada a la multinacional Bayer) en España más del 21% de las mujeres que utilizan métodos anticonceptivos lo hacen con un método hormonal. En el Estado español, el precio de las pastillas puede oscilar entre 3€ y 20€ mensuales, según la marca y tipo de fármaco.

Posiciones feministas

La píldora anticonceptiva fue considerada por algunos colectivos de mujeres como un elemento de liberación que daba poder a las mujeres para decidir sobre su reproducción. Paralelamente a la popularización de la píldora, el movimiento feminista de los años setenta impulsaba grupos de autoayuda que hacían hincapié en la auto-exploración y el auto-conocimiento para una mayor capacidad de autogestión del cuerpo. Estos grupos criticaban que la institución médica contribuía a conformar los roles de género y pretendía hacerse con el control reproductivo, “colonizando el cuerpo de la mujeres”. De esta manera, la planificación familiar y el control sobre la fecundidad se convertían en materia exclusiva del sistema médico, al delegar en él y en su tecnología el sistema de anticoncepción de la mujer.

En el Estado español la píldora se introdujo tarde a causa del régimen franquista. Si bien se recetaba en casos puntuales o se consumía clandestinamente en los 60’ y 70’, su legalización para uso público no sé dio hasta el 1978. Eso explica, en parte, que la actual tasa de consumo de anticonceptivos hormonales de España se sitúe en la cola de la Unión Europea, muy por debajo de Alemania, Francia o Portugal. Pero también intervino en el proceso de propagación de estos métodos el fuerte impacto del movimiento feminista, con la creación de centros autogestionados de planificación familiar, cuyas teorías y prácticas iban encaminadas hacía la aceptación y el respeto a las dinámicas naturales del cuerpo. Estos centros comienzan en un momento en el que los métodos anticonceptivos son aún ilegales y el aborto está penalizado en todo el Estado español. Así pues, parte de este movimiento no dejaba de ver la aceptación de la píldora como un acto de rebelación contra las prohibiciones moralistas autoritarias de tantos años.

En la actualidad, diversas autoras vinculan las prácticas normalizadas de anticoncepción hormonal con el biopoder o, en términos de Beatriz Preciado, “el farmacopoder”. Para Preciado, los anticonceptivos hormonales son “microprótesis hormonales que permiten, además de regular la ovulación, producir el alma del sujeto heterosexual mujer moderno”. Así, alguna autoras ponen de relieve que, más allá de un uso contraceptivo, las hormonas suponen una domesticación del cuerpo de las mujeres y una nueva forma de control social del género, ligando sus efectos secundarios (como la citada bajada de la libido o el crecimiento de los pechos) a un proceso de feminización.

Otro aspecto relacionado con el uso de los anticonceptivos hormonales es que propicia la falta de implicación de los hombres en el control de la fecundidad. “Podría decirse que la píldora significó la revolución sexual de los hombres y la panacea económica de los laboratorios farmacéuticos”, tal y como expresó Leonor Taboada en el Cuaderno Feminista de introducción al Self Help del año 1978. De esta manera se perpetúa el rol de género atribuido a las mujeres, las cuales supuestamente, tienen que ser las únicas responsables de las relaciones sexuales seguras.

Los hombres han sido excluidos de muchos programas de planificación familiar bien sea deliberadamente o por omisión. Tal es así que, de todos los métodos anticonceptivos posibles, sólo hay dos masculinos y actualmente ninguno está cubierto por la sanidad pública: los preservativos masculinos y la vasectomía. Sobre el primer método, la institución médica sólo lo recomienda en relaciones “no estables” o en usuarias jóvenes, criterio que contiene una carga simbólica dentro de la normalidad patriarcal. “Esto supone que los preservativos estén asociados a una sexualidad ‘no normativa’ y preferiblemente sustituible, a no ser que haya situaciones especiales que constituyan atenuantes”, afirman dos autoras de la organización Creación Positiva4.

Por otro lado, son muy pocos los ensayos e investigaciones clínicas para encontrar un método de anticoncepción química para hombres, puesto que la tecnología médica siempre se ha centrado en el cuerpo de la mujer para experimentar sobre el control de la fertilidad. Es más, tal y como apunta Beatriz Preciado el estudio de las hormonas masculinas siempre ha estado dirigido a virilizar y sexualizar a los hombres, mientras que las hormonas femeninas buscan controlar la sexualidad y la capacidad de reproducción de la mujeres. Margarita López, documentalista de salud de la Red-CAPS, alerta de que “fenómenos vitales como la menopausia, la menstruación, el embarazo, el parto o la propia vejez dejan de contemplarse como procesos naturales, para ser vistos como problemas médicos”. Muchas autoras inciden en la idea de que es posible tener una buena sexualidad sin pasar por la medicalización, casi perpetua, de la vida de las mujeres.

1Algunos casos relatados en el blog: http://www.feministasacidas.com/2013/04/anticonceptivos-hormonales/

3 “Antiguo método, que no anticuado”. Mujer y Salud, 25.

4 “El preservativo masculino. Cuando los derechos sexuales se envuelven en látex”. Mujer y salud, 25

Anticoncepción hormonal: lo que nos venden y no nos cuentan

¿Las pastillas anticonceptivas engordan?

¿Es verdad que cuando se toma la píldora la báscula puede jugarte una mala pasada? ¿Engordan las pastillas anticonceptivas? Los últimos estudios realizados son contundentes a este respecto: la píldora no engorda a todas las mujeres; es más, no se ha encontrado una relación directa entre tomarla y subir de peso. Así, algunas mujeres podrían coger algún kilo, pero hay otro grupo que no se verá afectado.

Tu navegador no puede mostrar este vídeo

Sin embargo, y pese a que los estudios vienen advirtiendo desde hace décadas de que la píldora en sí misma no tiene por qué engordar, se trata de un mensaje que ha calado profundamente entre la población femenina. De hecho, según el Libro Blanco sobre la Percepción de los Anticonceptivos entre las Mujeres Españolas, realizado sobre mil encuestas a mujeres de entre 18 y 49 años en junio de 2012, el aspecto negativo de los anticonceptivos hormonales que más preocupa a las usuarias es el posible aumento de peso, junto a la alteración del estado del ánimo. Así, este es uno de los motivos que esgrimen las chicas adolescentes para no tomar pastillas anticonceptivas, en un periodo en que pueden ser especialmente vulnerables a los embarazos no deseados (ver anticoncepción en la adolescencia: las dudas más frecuentes).

© iStock

¿Será por un cambio de vida?

Hay quien atribuye esas oscilaciones (a peor) en la báscula a un cambio en el estilo de vida. Las mujeres suelen tomar la píldora cuando tienen pareja estable, lo que coincidiría con un periodo en que, tal vez se cuiden menos, practiquen menos deporte, coman más… Es sólo una teoría. A pesar de que la píldora lleva en el mercado desde 1960, sigue siendo una gran desconocida. ¿Te has parado a pensar si muchas de tus ideas sobre la píldora son reales?

Aumentos moderados

En todo caso, el aumento de peso tras la píldora sería siempre moderado. Tal como explica la Dra. Cristina Martín, asesora del portal de salud www.onmeda.es, los efectos de las pastillas anticonceptivas en relación a la báscula serían otros: «Las píldoras no engordan; provocan retención de líquidos y aumento del apetito, dado que, hormonalmente, producen un estado similar al embarazo. Si uno no come más de lo que gasta, no tiene por qué engordar».
Si es tu caso y al tomar la píldora te sientes con un apetito voraz y notas que te vas hinchando poco a poco, puedes cambiar a otro anticonceptivo no hormonal, «como el DIU de cobre o las píldoras de última generación, que tienen menor cantidad de hormonas y provocan menos efectos secundarios», añade la Dra. Martín.

Siempre con seguridad

Eso sí, lo importante es que, con píldora o sin ella, te mantengas protegida con un método seguro que hayas previsto de antemano, porque la píldora del día después no debería ser un recurso habitual para no quedarte embarazada. Evalúa la seguridad de cada método anticonceptivo para decidir cuál es el que mejor te va según el tipo de relaciones sexuales que mantengas y disfruta, pero con garantías.

Descubre: La mejor música para hacer el amor: 69 canciones para desatar la pasión

¿La píldora engorda? La respuesta definitiva que llevan esperando millones de mujeres

08/07/2019 12:20 – Actualizado: 08/07/2019 12:22

En el año 2017, una investigación publicada en la revista Contraception revelaba que muchas mujeres estaban dejando de tomar la píldora anticonceptiva por la misma razón: provocaba sobrepeso u obesidad. Eso las llevó a decantarse por otros medios reversibles de larga duración como el DIU.

Sin embargo, ¿es verdad que la píldora engorda? Decenas de estudios han analizado esta problemática y ninguno de ellos ha sido capaz de encontrar efectos directos que puedan certificar que, sin ningún género de dudas, tomar ese anticonceptivo oral provoca un aumento de peso en las mujeres.

El más extenso de ellos es una revisión sobre 49 estudios anteriores de la píldora que determinó que «no hay un efecto evidente a gran escala». Sin embargo, también explicaba que hacían falta mejores investigaciones para poder confirmarlo. Ahora, una de las autoras de esa revisión, la endocrinóloga de la Universidad de Ohio Maria Gallo, reconoce a la BBC que esa creencia tan extendida se debe a la ‘apofenia’.

No engorda… pero puede ayudar

Se trata de encontrar patrones a nuestro alrededor, a pesar de que no los haya. Es decir, si nos hemos hecho a la idea de que algo va a suceder (por ejemplo, que vamos a engordar por usar la píldora), nos autoconvencemos de que es así. Gallo explica que todas las personas aumentan su peso de media medio kilo al año desde que comienza su vida adulta. Y esa época suele coincidir con el momento en el que muchas mujeres comienzan a usar la píldora.

Ninguna investigación ha podido determinar que la píldora engorda (Corbis)

Esto significa que la píldora no tiene por qué engordar… pero sí puede ayudar a cambiar el cuerpo de la mujer. En un estudio del año 2009, el fisiólogo de la Universidad de Texas Steven Riechman descubrió por casualidad que las mujeres que tomaban una tipo específico de píldora que incluía progesterona desarrollaban menos musculatura que el resto de mujeres y hombres ya que anulaba un esteroide llamada DHEA presente en las conocidas como ‘hormonas anabólicas’.

Pero no es la única relación que se conoce. Otro estudio reveló que el estrógeno y la progesterona que componen la píldora ayudan a modelar el cuerpo de la mujer, ya que la grasa se localiza en un lugar u otro de su cuerpo. Así, se descubrió que mujeres que tomaban la píldora y tenían niveles altos de estrógeno eran susceptibles de que su cuerpo tuviera forma de pera, además de más grasa subcutánea, aunque no tuviera más grasa en general.

La retención de líquidos, la hinchazón o el aumento de la grasa subcutánea son efectos secundarios de la píldora

Pero el efecto más temido es el de la hinchazón: los estrógenos influyen en la producción de ciertas proteínas en los riñones, afectando a la forma en que el cuerpo metaboliza el agua. Eso hace que el cuerpo retenga más líquido de lo normal, que las células de grasa se inflamen y que el resultado sea que las mujeres almacenen más grasa en senos, caderas y muslos. ¿La píldora engorda? Científicamente no, al menos directamente, pero puede ayudar (y mucho).

Muchos y variados son los mitos que rondan en torno a las pastillas anticonceptivas. Para evacuar dudas y aclarar conceptos Infobae.com consultó a la ginecóloga Alicia Figueroa, miembro del Centro Latinoamericano Salud y Mujer (CELSAM).
* Las píldoras anticonceptivas engordan: falso. Los estudios científicos demuestran que el 80% de las mujeres no modifica su peso corporal; el 20% restante sube o baja hasta dos kilos en un año.
La profesional destacó que cuando una mujer toma pastillas suele asociar todo lo que le pasa con su consumo, cuando, en realidad, es importante que conozca que si, por ejemplo, tiene tendencia a aumentar de peso hay pastillas con una progesterona drospirenona que contrarresta y elimina la retención de líquido y favorece la pérdida de peso. (Un estrógeno y un progestágeno son lo que las componen, pero se puede modificar la molécula de este último a los fines de obtener la menor cantidad de efectos no deseados)
* Las pastillas afectan los nervios: falso. Figueroa destacó que algunas pacientes («un pequeño grupo») pueden manifestar nerviosismo, pero aseguró que «es uno de los efectos menos frecuentes».
* Cuando las dejás de tomar, podés tener trillizos o cuatrillizos: «totalmente falso», aseveró la ginecóloga, quien explicó que «el ovario que estaba en reposo durante la toma de las píldoras cuando empieza a trabajar lo hace normalmente».
«El proceso de ovulación es de un óvulo por mes, a menos que exista una carga hereditaria que tienda a la concepción de gemelos», destacó la profesional y remarcó: «Por tomar pastillas no aumenta la posibilidad de tener embarazos múltiples».
* Las pastillas favorecen la aparición de acné y bellos en el cuerpo: falso. Tanto la seborrea como los bellos en lugares que no son normales en la mujer están dados por la elevada cantidad de hormonas masculinas y existen anticonceptivos especiales que también mejoran estas alteraciones.
* Las pastillas te pueden dejar estéril: falso. No sólo no modifican la fertilidad, sino que cuando las deje de tomar va a tener la misma fecundidad.
«Si era infértil lo va a ser después de tomar pastillas también», destacó Figueroa, quien agregó: «Es más, existen diagnósticos de endometriosis y poliquistosis ovárica que perjudican la fertilidad y se tratan con anticonceptivos dada su cualidad de proteger los ovarios».
* Las pastillas promueven la aparición de várices en las piernas: falso.
«La causa número uno de las várices es la genética», subrayó la ginecóloga, quien remarcó que «si la mamá o el papá las tiene, la mujer tendrá una alta probabilidad de padecerlas».
Lo que las pastillas producen es la relajación de la venas, pero no producen várices si no existe una predisposición genética.
Al ser consultada acerca de cómo es posible que persistan este tipo de creencias en la actualidad, la profesional consideró que «mientras que los mitos se repiten muchas veces, una mujer va al médico una vez, por lo que siempre ´pesa´ más lo que se transmite de boca en boca».
Asimismo, destacó que «la educación sexual llega tarde», cuando la mujer «lleva años escuchando esas cosas».
Respecto a si es necesario hacer estudios antes de empezar a usarlas, Figueroa explicó que «las contraindicaciones son las situaciones médicas previas que hacen que no se pueda tomar un medicamento», las que se supone que el médico conoce y posee en la historia clínica de la paciente.
«Si una mujer se controla regularmente y quiere empezar a tomar anticonceptivos, lo fundamental es que su médico conozca su historia personal y familiar», resumió la profesional.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *