0

Latidos en el oido

Siento latidos en el oído: causas

Las causas de los latidos en el oído pueden ser muy diversas, apuntando a problemas propios de esta zona pero también a condiciones vinculadas con la circulación sanguínea y la salud cardíaca que resulta fundamental atender a tiempo.

Las pulsaciones en los oídos pueden producirse por:

Presión arterial elevada

La presión arterial es la fuerza con la que la sangre circula por nuestras venas, cuando la misma es muy elevada esto puede ocasionar síntomas como las pulsaciones en el oído y dolores de cabeza frecuentes. Esta condición suele ser silente, sin embargo pone en gran peligro la salud cardíaca aumentando el riesgo de padecer una enfermedad del corazón.

Si eres una persona sedentaria, llevas una dieta rica en grasas y sal o cuentas con familiares directos que son hipertensos, esta podría ser la causa de tus molestias, por lo que conviene visitar a un cardiólogo.

Endurecimiento de las arterias

Esta condición, conocida como arteriosclerosis, consiste en el endurecimiento y estrechamiento de las arterias debido a la acumulación de grasa en las mismas, lo que dificulta la circulación sanguínea y puede conducir a importantes afecciones cardíacas como el infarto.

Al dificultar la circulación sanguínea, es posible que la arteria obstruida ocasione los síntomas de palpitaciones en el oído debido a la cercanía de esta zona con la vena yugular y la carótida. Descartar esta condición mediante una exploración cardíaca es lo más recomendable.

Problemas vasculares

Diversas condiciones relacionadas con el funcionamiento vascular pueden ser también responsables de las palpitaciones auditivas. Si las venas cercanas al oído presentan algún daño, es posible sentir estas molestias auditivas.

Problemas auditivos

Los espasmos musculares presentes en los músculos cercanos a los huesos del oído, o incluso problemas con los propios huesos de esta zona pueden ocasionar estas palpitaciones. Por ello resulta importante acudir a un otorrino para descartar primeramente alguna condición en esta zona.

Infección en los oídos

Esta condición puede ser la causante de un acúfeno pulsátil puntual, sin embargo para identificar la presencia de una infección es importante que hayan otros síntomas como dolor en el oído, sensación de calor en la zona, pérdida de la audición y, en algunos casos, supuración.

Tapones de cera

La acumulación de cera en el oído o los tapones pueden conducir a palpitaciones en la zona de forma puntual. Esta condición viene acompañada de otros síntomas como dolor de oído, sensación de taponamiento y disminución de la capacidad auditiva.

Cuadros de tensión y ansiedad

Cuando los latidos en el oído no se corresponden a ninguna de las causas anteriores, pero el paciente asegura sentir o escuchar las palpitaciones, la respuesta puede estar en el estrés. Los cuadros de ansiedad y la tensión puede ocasionar este problema, en ese caso lo más importante e intentar controlar efectivamente el estrés y reducirlo para garantizar nuestro bienestar general.

Tinnitus

¿Qué es el tinnitus?

El tinnitus o acúfeno es comúnmente descrito como un timbre o silbido en los oídos. También puede sonar como un rugido, chasquido, siseo o zumbido. Puede ser suave o fuerte, agudo o bajo. Se puede oír en uno o ambos oídos. El año pasado, aproximadamente el 10 por ciento de la población adulta de los Estados Unidos experimentó tinnitus con una duración de por lo menos 5 minutos. Esto equivale a unos 25 millones de adultos en este país.

¿Cuál es la causa del tinnitus?


Credit: NIH Medical Arts

El tinnitus no es una enfermedad. Es un síntoma de que algo está mal en el sistema auditivo. El sistema auditivo incluye el oído, el nervio auditivo que conecta el oído interno con el cerebro y las partes del cerebro que procesan el sonido. El tinnitus puede resultar de algo tan simple como un pedazo de cera (cerumen) que bloquea el canal auditivo. Pero también puede ser el resultado de una variedad de problemas de salud, tales como:

  • pérdida de audición inducida por el ruido,
  • infecciones del oído y de los senos paranasales,
  • enfermedades del corazón y de los vasos sanguíneos,
  • enfermedad de Ménière,
  • tumores cerebrales,
  • cambios hormonales en las mujeres y
  • anormalidades de la tiroides.

En ocasiones, el tinnitus es la primera señal de sordera en las personas mayores. También puede ser un efecto adverso de los medicamentos. Se conocen más de 200 medicamentos que causan tinnitus, ya sea al empezar a usarlos o al dejarlos.

Las personas que trabajan en ambientes ruidosos—como los trabajadores de fábrica o de construcción, los obreros de carretera o incluso los músicos—pueden desarrollar tinnitus con el paso del tiempo. La exposición prolongada al ruido daña las células sensoriales en el oído interno, las cuales ayudan a transmitir los sonidos al cerebro. Esto se llama pérdida de audición inducida por el ruido.

Los miembros de las fuerzas armadas que han sido expuestos a explosiones de bombas pueden desarrollar tinnitus si la onda expansiva presiona el cráneo y daña el tejido cerebral en las áreas que ayudan a procesar el sonido. De hecho, el tinnitus es una de las discapacidades más comunes que está relacionada con la actividad militar entre los veteranos que regresan de Irak y Afganistán.

El tinnitus pulsátil es un tipo de tinnitus poco común. Suena como una pulsación rítmica en el oído y por lo general coincide con los latidos del corazón. El médico puede oírla si presiona el estetoscopio contra el cuello del paciente o si coloca un pequeño micrófono dentro del canal auditivo. Este tipo de tinnitus generalmente es el resultado de problemas con el flujo de la sangre en la cabeza o el cuello. El tinnitus pulsátil también puede ser causado por tumores cerebrales o anormalidades en la estructura del cerebro.

Aunque sabemos de todas estas causas y problemas médicos asociados al tinnitus, hay personas que desarrollan tinnitus sin ninguna razón aparente. La mayoría de las veces, el tinnitus no es señal de un problema de salud grave. Sin embargo, si es fuerte o no desaparece, puede causar fatiga, depresión, ansiedad y problemas con la memoria y la concentración. Para algunas personas, el tinnitus puede ser una fuente de verdadera angustia mental y emocional.

¿Por qué tengo este ruido en los oídos?

A pesar de que oímos el tinnitus en el oído, su origen realmente está en las redes de células cerebrales, lo que los científicos llaman circuitos neuronales. Estos circuitos son los que interpretan los sonidos que capta el oído. Una forma de entender mejor el tinnitus es que con frecuencia comienza en el oído, pero continúa en el cerebro.

Los científicos aún no se han puesto de acuerdo sobre qué pasa en el cerebro para crear la ilusión del sonido cuando no lo hay. Algunos piensan que el tinnitus es similar al síndrome de dolor crónico, en el que el dolor persiste incluso después de que se ha curado una herida o ha sanado un hueso fracturado.

El tinnitus puede ser el resultado de que los circuitos neuronales del cerebro tratan de adaptarse a la pérdida de células ciliadas sensoriales aumentando la sensibilidad al sonido. Esto explicaría por qué algunas personas con tinnitus son muy sensibles a los ruidos fuertes.

El tinnitus también puede ser el resultado de circuitos neuronales que pierden el equilibrio cuando el daño causado en el oído interno cambia la forma cómo se envían señales en la corteza auditiva, que es la parte del cerebro que procesa el sonido. También puede ser el resultado de interacciones anormales entre los circuitos neuronales. Los circuitos neuronales involucrados en la audición no están dedicados únicamente a procesar el sonido. También se comunican con otras partes del cerebro, como la región límbica, que regula el ánimo y las emociones.

¿Qué debo hacer si tengo tinnitus?

Lo primero es ver a su médico de cabecera. El médico puede verificar si algo está bloqueando el canal auditivo, por ejemplo, si hay cera. El médico le preguntará acerca de su estado de salud actual, cualquier problema médico que tenga y qué tratamientos está siguiendo, para averiguar si hay algún problema subyacente o medicamento que está causando el tinnitus.

Si el médico no puede encontrar alguna razón médica que está causando el tinnitus, le puede referir a un otorrinolaringólogo. Este médico cirujano se especializa en trastornos del oído, nariz y garganta (ear, nose and throat doctor, ENT). El otorrinolaringólogo le realizará un examen físico de la cabeza, el cuello y los oídos, y le examinará su capacidad auditiva para determinar si tiene alguna sordera además del tinnitus. También es posible que lo refiera a un audiólogo, quien puede medir su capacidad auditiva y evaluar el tinnitus.

¿Qué pasa cuando los sonidos en los oídos no desaparecen?

En algunas personas, el tinnitus no desaparece, y hasta puede empeorar. En ciertos casos es tan severo que las personas tienen problemas para oír, concentrarse o incluso dormir. El médico trabaja con ellas para encontrar maneras de reducir la severidad del ruido y el impacto que éste tiene en sus vidas.

Credit: NIH Medical Arts

¿Existen tratamientos que pueden ayudarme?

Aún no existe una cura para el tinnitus, pero hay tratamientos que ayudan a muchas personas a sobrellevar mejor este problema. Dependiendo de la gravedad del tinnitus y los aspectos de la vida que más afecta, la mayoría de los médicos proponen una combinación de los siguientes tratamientos:

  • Los audífonos generalmente son útiles para las personas con sordera y tinnitus. El uso de un audífono ajustado, de modo que controle cuidadosamente los niveles del sonido externo, facilita la audición. Cuanto mejor oiga, menos notará el tinnitus. Para más información, consulte la hoja de información de Audífonos del Instituto Nacional de la Sordera y Otras Trastornos de la Comunicación (NIDCD, por sus siglas en inglés).
  • El apoyo psicológico le ayuda a aprender a vivir con el tinnitus. La mayoría de los programas de apoyo psicológico tienen un componente educativo que le permite entender mejor lo que pasa en el cerebro para causar el tinnitus. Algunos programas de apoyo psicológico también ayudan a cambiar la manera de ver el tinnitus y su reacción ante él. Es posible que aprenda algunas cosas que usted puede hacer por su cuenta para que el sonido se note menos, para relajarse durante el día o para dormir por la noche.
  • Los generadores portátiles de sonido son pequeños dispositivos electrónicos que caben en el oído. Usan un sonido suave y agradable para enmascarar el tinnitus. Algunas personas quieren que el sonido cubra por completo el tinnitus, pero la mayoría sólo prefiere el sonido en un nivel un poco más alto que el del tinnitus. El sonido que disfraza al tinnitus puede ser un siseo (ssssssssssss) muy suave, tonos producidos al azar o música.
  • Los generadores de sonido de mesa se usan como una ayuda para la relajación y el sueño. Al situar el generador cerca de la cama, lo puede programar para tocar sonidos agradables, como por ejemplo, el sonido de las olas, cascadas, lluvia o los sonidos de una noche de verano. Si el tinnitus es leve, quizá esto sea lo único que necesita para quedarse dormido.
  • La estimulación acústica neuronal es una técnica relativamente nueva para las personas que tienen tinnitus muy fuerte o que no desaparece. Utiliza un dispositivo que cabe en la palma de la mano y auriculares que transmiten una señal acústica de banda ancha integrada con música. El tratamiento ayuda a estimular cambios en los circuitos neuronales del cerebro. Con el tiempo, esto desensibiliza a la persona del tinnitus. En un número significativo de voluntarios en estudios con pacientes, el dispositivo ha demostrado su eficacia para reducir o eliminar el tinnitus.
  • Los implantes cocleares a veces se colocan en las personas con tinnitus que también tienen pérdida de audición severa. Un implante coclear evita el paso por la porción dañada del oído interno y envía señales eléctricas que estimulan directamente el nervio auditivo. El dispositivo incorpora los sonidos externos para ayudar a enmascarar el tinnitus y estimular un cambio en los circuitos neuronales. Para más información, consulte la hoja de información Implantes cocleares del NIDCD.

  • Los medicamentos contra la depresión y la ansiedad son otra opción. Los médicos los recetan para mejorar el ánimo y ayudar a dormir.
  • Otros medicamentos se venden en farmacias y por Internet como remedios alternativos para el tinnitus, pero ninguno ha demostrado ser eficaz en los ensayos clínicos.

¿Qué puedo hacer para prevenir el tinnitus o evitar que empeore?

Una de las causas más comunes del tinnitus es la pérdida de audición inducida por el ruido. Esta pérdida de audición es el resultado del daño a las células ciliadas sensoriales del oído interno. Cualquier cosa que haga para limitar su exposición a ruidos fuertes—ya sea alejarse de las fuentes del ruido, bajar el volumen o usar protectores de oídos, ya sean tapones u orejeras—le ayudará a prevenir el tinnitus o a evitar que empeore.

¿Qué están haciendo los investigadores para entender mejor el tinnitus?

Hay muchos lugares a lo largo del camino que recorre una señal auditiva para llegar desde el oído interno hasta el cerebro, donde algo puede salir mal y causar el tinnitus. Si los científicos logran comprender qué inicia el tinnitus en el cerebro y qué hace que persista, podrán observar esas partes del sistema e intentar una intervención terapéutica para detener el tinnitus.

En 2009, el NIDCD patrocinó un taller que reunió a investigadores del tinnitus con el fin de hablar acerca de este problema y desarrollar ideas novedosas para una posible cura. Durante el transcurso del taller, los participantes trataron sobre las diferentes vías de investigación prometedoras, incluyendo:

  • Estimulación eléctrica o magnética de las áreas del cerebro involucradas en la audición. Ya existen dispositivos implantables para reducir el temblor de la enfermedad de Parkinson y la ansiedad del trastorno obsesivo-compulsivo. Se podrían desarrollar dispositivos similares para normalizar los circuitos neuronales involucrados en el tinnitus.
  • Estimulación magnética transcraneal repetitiva (rTMS, por sus siglas en inglés). Esta técnica, que usa un pequeño dispositivo colocado en el cuero cabelludo para generar pulsos magnéticos cortos, ya se está usando para normalizar la actividad eléctrica en el cerebro de las personas con epilepsia. Los ensayos preliminares de rTMS en humanos, financiados por el NIDCD, están ayudando a los investigadores a localizar con exactitud los mejores lugares donde estimular el cerebro con el fin de suprimir el tinnitus. Los investigadores también estudian cómo identificar a las personas que mejor responderán a los dispositivos de estimulación.
  • Hiperactividad y estimulación profunda del cerebro. Hay investigadores que han observado hiperactividad en las redes neuronales después de exponer el oído a ruidos intensos. Entender específicamente en qué parte del cerebro se origina esta hiperactividad y cómo se extiende a otras áreas, podría conducir a tratamientos que usan la estimulación profunda del cerebro para calmar las redes neuronales y disminuir el tinnitus.
  • Reestablecer los parámetros del mapa tonotópico. Los investigadores están explorando cómo aprovechar el mapa tonotópico que organiza las neuronas en la corteza auditiva de acuerdo con la frecuencia del sonido al que responden. Los resultados de las investigaciones anteriores muestran que hay un cambio en la organización del mapa tonotópico después de exponer el oído a ruidos intensos. Al entender cómo ocurren estos cambios, los investigadores podrían desarrollar técnicas para regresar el mapa a su estado normal y aliviar el tinnitus.

¿Dónde puedo obtener más información sobre el tinnitus?

El NIDCD mantiene un directorio de organizaciones que ofrecen información sobre los procesos normales y los trastornos de la audición, el equilibrio, el gusto, el olfato, la voz, el habla y el lenguaje. Actualmente, el directorio está disponible solamente en inglés.

‹ › Tendenzias.com

Algo sumamente molesto es que nos lata el ojo, pero más molesto, si bien menos frecuente, es el latido en los oídos. No es como en el caso del párpado, que sentimos que salta, sino que en este caso lo escuchamos, escuchamos el latido del corazón en el oído, como si de un tambor interno se tratase.

Ese sonido inusual, y esa sensación de que el tímpano está a punto de explotar por los bombazos, es una condición conocida como tinnitus o acúfenos.

Es un problema bastante común, dependiendo del grado. El más común es el que se conoce como pulsatile tinnitus, un sonido punzante, sordo, por lo general en compás con el latido del corazón. La vena yugular, y la arteria carótida pasan justo al lado del oído, así que eso es lo que escuchamos.

Las causas más comunes de que lata el oído de esta forma son:

  • Pérdida del oído: A medida que la gente pierde el sentido del oído, sea por la razón que sea, ya puede ser por la edad, por alguna enfermedad, por un tapón de cera, etc, lo que sucede es que los sonidos internos de la cabeza se intensifican. Por ejemplo, respirar, masticar y la sangre circulando cerca del oído, se se siente más fuerte.
  • Enfermedad coronaria: la acumulación de grasas o placas en las arterias carótidas, pueden crear una turbulencia en el flujo sanguíneo que aumente el sonido que escuchamos cuando la sangre pasa cerca del oído.
  • Presión alta: una presión sanguínea alta también vuelve más turbulento al flujo sanguíneo, generando el latido en el oído.
  • Problemas con las venas: diversos problemas con las venas cercanas al oído pueden causar también que sintamos el latido intenso.
  • Problemas con los músculos del oído: pequeños músculos adheridos a los huesos internos del oído pueden llegar a tener espasmos, y esto también puede causar el latido típico del pulsatile tinnitus.

En la mayoría de los casos, el latido en el oído no es tema de preocupación. Sólo si perdura, si no se va, es señal de que tenemos que ir a hablar con el médico. Habrá que revisar venas y arterias y el oído en sí, para saber la causa exacta, y el tratamiento. Así que ya saben, si es algo de unos minutos, no es para preocuparse, si es algo continuo, no se dejen estar, y acudan al médico, porque es algo que requiere tratamiento, y puede estar anunciando algún problema mayor.

Artículos relacionados

  • ¿Por qué cortarse con el papel es tan doloroso?
  • ¿Por qué me late el ojo?
  • ¿Por qué el azúcar es tan adictiva?
  • ¿Por qué duele la quemadura de Sol?
  • ¿Perdemos más calor corporal por la cabeza?
  • Curiosidades sobre el cabello
  • ¿Sentarnos cerca de la TV nos daña la vista?
  • ¿Por qué no podemos respirar bajo el agua?
  • ¿Por qué dura 9 meses el embarazo humano?

Me late el oído 5

Acceso Colegiados

FUENTE: Valencia Plaza

Factores como el estrés, la ansiedad, el cansancio o, incluso, el ruido de las ciudades son «clave para la aparición de los acúfenos» ya que aumentan la sensibilidad de la capacidad auditiva, según ha comentando el director médico del centro especializado en acúfeno Ototech, Gonzalo Martinez- Monche.

Los acúfenos o tinnitus son una dolencia comúnmente conocida como la percepción de un sonido en el oído, sin que un estímulo externo lo provoque. Asimismo, las oficinas en el centro de grandes ciudades o el trabajo en fábricas puede poner en peligro la salud auditiva de sus trabajadores y agravar la situación provocada por el estrés.

Empresarios, comerciales, ingenieros, banqueros o ejecutivos sometidos a grandes presiones y situaciones de incertidumbre son algunos de los perfiles que con mayor frecuencia acuden a centros especializados en el tratamiento de acúfenos.

Aunque, en la mayoría de los casos esta dolencia se debe a una suma de varios factores y su incidencia se incrementa con los años, es más habitual que aparezca a partir de los 45 años.

Al igual que, el consumo de sustancias tóxicas, como el tabaco para lidiar con las situaciones de estrés, así como el consumo de sustancias estimulantes, como el café para superar el cansancio, aumentan todavía más las probabilidades de que se pueda llegar a dar esta afección.

Casi el 45 por ciento de las personas con esta afectación declaraba sentir empeorar su acúfenos durante situaciones de estrés y el 42 por ciento declararon sentirse irritados a causa del mismo, según un estudio realizado en pacientes con esta patología por el centro Ototech.

Asimismo, «aproximadamente un 45 por ciento de los pacientes con reportan una pérdida de audición, que en muchos casos es irreversible», ha concluido el doctor.

Pese a todo, el estrés no solo se vincula al ámbito laboral, sino que el hecho de verse superado por los acontecimientos del día a día, así como retomar las rutinas de los niños o modificar los hábitos del sueño, pueden ser también factores clave para la aparición del estrés y en consecuencia, de los acúfenos.

¿Por qué no escuchamos los latidos de nuestro propio corazón?

Salvo contadas excepciones o algunos momentos muy puntuales, no escuchamos los latidos producidos por nuestro propio corazón, cuando por norma general con solo acercar nuestro oído al pecho de otra persona somos capaces de oír el suyo con nitidez ¿por qué el que está en otro cuerpo sí y sin embargo el nuestro no lo oímos?

Pues por una sencillísima razón: para que nuestro cerebro no se vuelva loco ante el sonido continuo de dichos latidos, que se producen continuamente a lo largo de las 24 horas del día (evidentemente en unos momentos acelerado y en otros más pausado).

Un corazón sano late aproximadamente unas cien mil veces al día (cogiendo como media 70 latidos por minuto). Para evitar ese continuo pum-pum del músculo cardiaco el cerebro se encarga de enviar una señal a nuestro sistema auditivo para que quede bloqueado dicho sonido.

Con ello se pretende no padecer la continua molestia de oír todo el rato el latido además de facilitarnos que escuchemos, sin que nada nos interfiera, los sonidos que provienen de nuestro exterior, en muchos casos vitales para nuestra supervivencia.

Tal y como indico al inicio del post, hay momentos puntuales o contadas ocasiones en las que una persona pueda escuchar los latidos de su propio corazón, estos pueden ser en el momento de acostarse y apoyar la cabeza en la almohada (que desaparece, normalmente, al cambiar de postura), en momentos de tensión e incluso de sobreesfuerzo (debido a que nuestro cerebro al detectar los latidos acelerados sospecha que estamos viviendo un momento fuera de lo normal y quita el bloqueo auditivo) o porque se padece algún tipo de acúfeno (sensación auditiva no provocada por un sonido exterior) llamado en este caso ‘tinnitus pulsátil’.

Lee y descubre en este blog más posts con Curiosidades de ciencia

Fuente de la imagen: clanlife (Flickr)

Tags: ¿Por qué no escuchamos los latidos de nuestro propio corazón?, Acúfeno, acúfeno pulsátil, cardiaco, Corazón, diástole, escuchar latir el corazon, latido, latidos del corazón, latir, los latidos del corazón, músculo cardiaco, oír latir el corazón, palpitación, palpitar, pálpito, pulsación, pulsátil, pulso, sístole, tinnitus, tinnitus pulsátil | Almacenado en: Curiosidades Científicas, Miscelanea de Curiosidades, Preguntas con respuesta

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *