0

Lavar un plumas

Tabla de contenidos

Cómo lavar un plumas o chaqueta acolchada en casa

El chaquetón relleno de plumas, «plumífero» o «plumas» es una prenda muy práctica en invierno, ya que da calor y aísla del frío, además de ser muy ligera. Todas estas ventajas se las debemos al relleno de su interior compuesto por plumas (ya sean de animales o sintéticas) que permiten crear una cámara de aire que aísla el calor de nuestro cuerpo del exterior.

A la hora de lavar un plumas te recomendamos que sigas estos consejos:

Lavar el plumas en la lavadora:

En primer lugar, es conveniente darle la vuelta para lavarlo del revés. Cierra cremalleras y quita cualquier tipo de adorno para evitar que se enganchen durante el lavado.

Lava el chaquetón de plumas solo, sin otras prendas, en agua fría, en un programa para ropa delicada con aclarado largo. Añade un detergente a máquina para prendas delicadas que cuide las fibras y evite que las plumas se apelmacen.

Utiliza un centrifugado suave, máximo 400 rpm. De esta manera conseguirás que las plumas no se apelmacen y se mantengan en su sitio.

Secar el plumas:

A la hora de secar el chaquetón relleno de plumas, puedes hacerlo en la secadora o al aire. Si quieres hacerlo en la secadora, utiliza siempre lavados lentos y a bajas temperaturas. Además, para esparcir mejor las plumas y ayudar a que la prenda recupere su forma inicial, puedes añadir un par de pelotas de tenis en la secadora.

Si en cambio quieres secarlo al aire, colócalo en una superficie plana, evitando los rayos del sol. No lo cuelgues, ya que provocará que las plumas se amontonen por el peso en la parte inferior.

Agita la prenda de vez en cuando mientras se seca para acomodar las plumas y que se distribuyan por todo su interior.

Asegúrate de que la prenda está completamente seca. Por último, puedes ahuecar el plumífero para asegurarte que las plumas se distribuyen por todo el chaquetón.

Una vez seca, puedes guardarla colgada en el armario, o doblada por las costuras, pero sin colocar encima ningún peso ya que perderá su forma y, por tanto su función aislante.

Cómo lavar prendas de pluma

Infaltable en el equipo de montañistas y entusiastas de la vida al aire libre, los productos de pluma son la opción por excelencia para dar cara al frío gracias a sus características térmicas únicas que no han podido ser reproducidas por la tecnología, pero… para que la pluma sea eficiente, las prendas deben cuidarse y mantenerse limpias.

Es importante evaluar bien si tu prenda o saco de dormir necesitan un lavado completo. Cada vez que un producto relleno con plumas es lavado, las costuras, los delicados materiales y las mismas plumas se someten a un desgaste, y si llegas efectuar un mal lavado tu prenda puede arruinarse definitivamente. A su vez, un producto relleno con plumas que esté muy sucio ve mermado su rendimiento óptimo, por lo que un lavado puede “revivir” sus propiedades térmicas y su volumen de aislamiento, también conocido como “loft”.

En caso de que la prenda o saco de dormir no requiera un lavado, bastará con una limpieza superficial que puede ser realizada con un cepillo de dientes y una solución de agua con jabón. Este método permitirá quitar manchas y limpiar partes como la capucha o cuello que tienden a acumular aceites del cabello y la piel. Eventualmente estas partes pueden ser humedecidas y lavadas sin mojar el relleno interior.

En caso de que tu prenda o saco de dormir haya perdido loft al tener la pluma enmarañada y apelotonada, huela a cebo o este ennegrecida de tanta mugre, es evidente que necesita de un lavado completo, para lo que existen dos alternativas para realizarlo. La primera a través de un lavado a mano y la segunda alternativa en una máquina lavadora.

LAVADO

Los consejos que entregaremos a continuación son válidos tanto para prendas de vestir como para sacos de dormir. Para simplificar la lectura de aquí en adelante nos referiremos al producto a lavar como “prenda”.

Lo que no hay que hacer

  • Nunca laves tus prendas de pluma en el lavaseco. Los solventes usados en la limpieza en seco pueden remover los aceites naturales de la pluma lo que reduce dramáticamente el loft y vida útil de la prenda.
  • No uses suavizantes ni blanqueadores.
  • Nunca laves tus prendas en una lavadora de carga superior con agitador. Se recomiendan usar una lavadora de carga frontal y de capacidad mayor a 10kg, si la máquina es más pequeña es mejor lavar a mano.

Recuerda, si vas a lavar en una máquina, procura que sea de carga frontal y de gran capacidad.

Lavado en máquina de carga frontal

  1. Si quieres lavar una chaqueta cierra el cierre frontal y abre los bolsillos. Si es un saco de dormir, y para que quede limpio en toda su dimensión, abre completamente el cierre.
  2. Programa la lavadora en ciclo suave y corto, en agua tibia (o fría).
  3. Limpia los residuos en el compartimiento del detergente y agrega idealmente un limpiador específico para productos de pluma o en su defecto un jabón neutro.
  4. Intenta agregar algunos otros artículos que necesitan lavado, como una toalla o un par de camisetas, para ayudar a equilibrar el giro de la máquina.
  5. Para asegurarse de que no haya residuos de limpiador o jabón, enjuaga al menos dos veces, o realiza por segunda vez un ciclo completo de lavado y enjuague, esta vez sin limpiador.

Precaución: no uses un detergente para ropa normal ya que además de remover el tratamiento DWR, son difíciles de enjuagar y remueven los aceites naturales de las plumas, disminuyendo el “loft” y la vida útil de la prenda.

Lavado a mano

  1. Da vuelta tu prenda dejando el interior expuesto. Luego colócala en la tina.
  2. Llena la tina con agua tibia hasta cubrir completamente la prenda.
  3. Agrega limpiador específico para plumas o jabón neutro y agita el agua para mezclarlo.
  4. Refriega suavemente la prenda para remover y eliminar la suciedad. Sé delicado y preocúpate de no levantar la prenda de la tina
  5. Remueve el tapón para drenar la tina.
  6. Desenreda la prenda y vuélvelo a dar vuelta a su posición normal (La parte externa debe quedar hacia afuera).

Precaución: no levantes la prenda o saco de dormir dentro de la tina sin haberla enrollado suavemente hasta convertirla en una pelota, ya que el peso del agua en las plumas puede dañar los tabiques internos.

Enjuagado manual

  1. Coloca el tapón en la tina y agrega agua tibia hasta cubrir el saco nuevamente.
  2. Refriega suavemente el saco para remover los restos de detergente y la suciedad.
  3. Drena la tina nuevamente y enrolla el saco convirtiéndolo en una pelota para eliminar el exceso de agua.
  4. Repite los pasos 1 al 3 nuevamente hasta que el agua salga limpia y sin espuma.

SECADO

A continuación te mostramos dos tipos de secado que puedes utilizar indistintamente del modo en que lavaste. Es importante señalar que si deseas restaurar el tratamiento “Durable Water Repellent” (DWR) de tu prenda, este es el momento de aplicarlo, ya que se debe aplicar cuando la prenda está húmeda antes del secado. Algunos de estos tratamientos solo son efectivos si el secado se realiza en una secadora, ya que en ese caso es el calor lo que activa los componentes repelentes, pero hoy en día la mayoría de estos productos son efectivos si secas la prenda en tu secadora o de manera manual. Lee las instrucciones del fabricante.

Secado manual

El secado manual es recomendado para primavera y verano. En las estaciones frías el tiempo de secado puede ser muy prolongado, por lo que en ese caso se recomienda usar una secadora.

  1. Enrolla la prenda o el saco y elimina el exceso de agua hasta que sea necesario, recuerda ser cuidadoso en este procedimiento.
  2. Envuelve la prenda o el saco en una toalla para remover agua y humedad.
  3. Deja secando sobre una superficie plana en un lugar ventilado y que no esté expuesto a la luz directa del sol.

Secado en secadora

  1. Enrolla el saco o la prenda y elimina el exceso de agua por última vez.
  2. En algunos casos, y para evitar que la pluma pase de un tabique a otro, para prendas grandes o sacos de dormir se recomienda introducirlos en una bolsa de algodón. Algunos modelos de sacos son vendidos con una bolsa específica para este procedimiento. Si no la tienes puedes utilizar una funda de almohada o una sabana de algodón anudada. Introduce en la bolsa de algodón el saco o la prenda desde un extremo. Asegúrate de dejarlo completamente desenrollado dentro de ésta, para asegurar un secado adecuado. Luego toma la bolsa y métela en la secadora (se recomienda que sea en una secadora de tamaño grande).
  3. Selecciona la temperatura baja o delicada e inicia un ciclo completo de secado.
  4. Después del primer ciclo de secado, remueve el saco de la bolsa de algodón y dalo vuelta dejando la parte que estaba hacia adentro para afuera.
  5. Coloca nuevamente el saco dentro de la bolsa de algodón y procede a realizar un nuevo ciclo de secado.
  6. Repite el proceso de secado hasta que el saco esté completamente seco y no existan apelotonamientos de pluma. Entre ciclos de secado, da vuelta el saco para asegurarte que seque parejo por ambos lados (Dato: El agregar un par de pelotas de tenis nuevas en la mitad del proceso de secado, puede ayudar a disolver los apelotonamientos de pluma).
  7. Después del secado, deja el saco ventilando por 48 horas antes de guardarlo nuevamente. No guardes tu saco si tiene algún indicio de humedad.
  8. Cuando esté completamente seco, tu saco tendrá su máximo loft y todos los pelotones de pluma se habrán disuelto, si sientes algún pelotón aunque sea muy pequeño, tu saco no está seco y debes repetir el proceso de secado.

Importante: el secado toma tiempo, necesitarás de varios ciclos para secar completamente tu saco o chaqueta de pluma. Asegúrate de que al guardarla, tu prenda esté completamente seca, de lo contrario la humedad podría generar hongos y estropear las plumas.

Durante todo el proceso de lavado es normal que alguna pluma se asome por la tela, en caso de que eso suceda no tires de esta hacia afuera, ya que sacará más pluma y agrandará el agujero. Tira de la pluma por detrás tomándola junto con la tela y devolviéndola hacia adentro. Luego masajea levemente la tela en la zona para que el agujero se cierre.

Consejos para el cuidado – Plumón

Limpieza

Antes de la limpieza

  • Como siempre, hay que considerar la etiqueta con las instrucciones del fabricante. Hay detergentes especiales que se deben usar de acuerdo con la descripción del producto.
  • Cierre cremalleras y velcros antes del lavado.
  • Compruebe antes de la limpieza que sus prendas o saco de dormir no tienen desperfectos para evitar un mayor deterioro durante el proceso de lavado. Antes de la limpieza de sus prendas o saco de dormir, compruebe que no haya defectos para evitar que éstas se dañen aún más durante el lavado.

Lavado a máquina

  • Nunca cargue la lavadora completamente: ¡con una chaqueta de plumón o un saco de dormir, la lavadora está llena!
  • Lave con el programa para ropa delicada o de lana y utilice detergente para prendas de plumón.
  • ¡No usar suavizante!
  • Aclare al menos dos veces con agua clara.
  • Centrifugue sólo ligeramente.
  • Lave sus prendas de plumón preferiblemente en la bañera con detergente especial para plumón.
  • Expulse todo el aire hacia fuera y deje su colada en remojo durante una hora aproximadamente.
  • Aclare tras el lavado con agua limpia y clara.
  • ¡En ningún caso escurra las prendas!

Secado

  • Coloque las prendas voluminosas mojadas en un lugar seguro, como una cubeta o bañera, para evitar que se estropeen al ser colgadas.
  • En caso de secar en la secadora, introduzca al menos tres pelotas de tenis en el tambor y no ajuste la temperatura por encima de 40ºC. Así garantiza que el plumón esté aireado.
  • Al secar sus prendas al aire libre, agite la ropa al menos cada media hora para que el plumón no se apelmace.
  • Evite en cualquier caso el calor extremo y los rayos solares.

¿Cómo lavar un plumas o rellenos de plumón?

Para saber cómo lavar tu plumas y resolver todas tus dudas sobre mantenimiento y secado solo necesitas seguir leyendo. En tu propia lavadora y con el mejor resultado puedes dejar limpio tanto tu abrigo de plumas naturales como cualquier otra prenda similar.

En casa si sabes cómo lavar un plumas, puedes. Es importante lo primero observar los consejos y recomendaciones del fabricante de tu prenda, pero como norma general este tipo de prendas de abrigo pueden lavarse de forma similar para conseguir el mejor resultado y la máxima durabilidad a largo plazo.

¿De qué está hecho tu plumas?

Se habla de prendas rellenas de plumas tanto en el caso de plumas de origen natural –oca o pato- como de fibras sintéticas de poliéster huecas que imitan las naturales de las aves para conseguir una sensación de ligereza y calidez muy similares.

Chaquetas, abrigos, prendas deportivas, sacos de dormir, rellenos nórdicos… entre otros están habitualmente rellenos de plumas para conseguir ese efecto tan deseado cuando las temperaturas caen en picado: calor sobre el cuerpo, pero sin sensación de peso o agobio sobre la piel.

Lo más sencillo y también lo más certero es que confirmes el origen y composición de tu plumas en la etiqueta de la prenda, además aprovecha para leer los consejos de lavado, cuidados y mantenimiento. Las prendas de este tipo exigen un cuidado especial, pero a cambio ofrecen una gran durabilidad en el tiempo. Algunos fabricantes solo aconsejan la limpieza en seco.

Guía básica para lavar un plumas

Para lavar ropa con interior de plumas en casa y siempre que no esté contraindicado en el etiquetado de la ropa, lo primero que tienes que hacer es elegir si lo harás a mano o a máquina –en la lavadora-. Lo más fácil es que optes por la lavadora porque a mano es más pesado, complicado y el resultado puede ser peor.

1.- Prepara el abrigo antes de meterlo en el tambor de la lavadora.

Dale la vuelta, cierra velcros y cremalleras para evitar enganchones o que la prenda se desgarre accidentalmente durante el lavado. No olvides revisar el interior de todos los bolsillos para que no quede nada olvidado dentro.

2.- A la lavadora

Mete la prenda dentro de la lavadora, sola. No es cuestión de separar la ropa blanca de la lavadora, esto es por el material del abrigo. Aunque no sea muy grande, las prendas con relleno de pluma necesitan espacio y cuanto más tengan mejor se lavará, evitando que las plumas se espachurren. No metas más cosas en el tambor. Cuida tu lavadora y tenla siempre a punto, gracias a la cobertura de electrodomésticos que te ofrece tu Seguro de Hogar MAPFRE.

3.- Selección del programa

Lo más recomendable es usar un programa para ropa delicada, lana o similar. La mayor parte de las lavadoras domésticas lo incluyen. En cualquier caso, hay dos factores clave a vigilar: la temperatura y el centrifugado. La duración del programa no es tan importante, puede ser un ciclo más largo siempre que no superes las temperaturas aconsejadas y el centrifugado sea ligero.

  • Mejor en frío y nunca por encima de los 40 grados.
  • Evítalo o elige los más suaves y menos agresivos: máximo 400 revoluciones.

4.- Añade detergente

Atención en este punto: los plumas no se llevan bien con el suavizante. Evita siempre añadir, por tanto, este aditivo a las coladas de este tipo de prendas. En cuanto al jabón o detergente, apuesta por los más delicados y mejor, poca cantidad. Si tienes muchas prendas de plumón o lo consideras práctico puedes comprar un producto específico para este tipo de prendas.

5.- Secado

Cuando el programa de la lavadora indique el fin, saca la prenda lo antes posible. Puedes usar la secadora aunque tendrás que cuidar el programa para no dañar las plumas y es recomendable introducir pelotas de tenis junto al abrigo para asegurar un mejor aireado de la prenda dentro de la secadora y que las plumas no se apelmacen.

Si secas al aire, mejor en plano en zonas muy ventiladas y es aconsejable girar la prenda cada dos horas, moviendo el interior para que las plumas se vayan secando de forma uniforme y sin acumularse entre ellas o en un solo lado del abrigo. Ten en cuenta que especialmente las plumas naturales tardan mucho en secarse, pero que es imprescindible que estén completamente secas antes de guardarlas.

Lavado a mano de un plumas

Si tu lavadora no tiene funciones óptimas para poder meter tu plumas, un recurso es lavarlo a mano aunque es un trabajo más arduo y pesado.

  • Necesitas un espacio grande como una bañera o similar.
  • La prenda debe meterse en el agua, pero siempre en un lugar donde no este comprimida ni espachurrada.
  • Usa agua fría o tibia y añade poco detergente.
  • Enjuaga de manera abundante hasta eliminar toda la espuma y/o restos de jabón. Es un proceso tedioso y que te llevará tiempo. Especialmente si se trata de un elemento grande y voluminoso.
  • Nunca escurras retorciendo o aplastando el interior del plumas.

Tips extras para el cuidado de una prenda de plumas

  • Lava siempre de manera independiente cada prenda
  • No uses suavizante
  • Elige centrifugados cortos y suaves
  • Seca a conciencia la prenda
  • Con el plumas seco dedica un rato a darle volumen y ahuecarlo para que las plumas ocupen su espacio.
  • No almacenes este tipo de prendas con peso sobre ellas, mejor colgadas de una percha.
  • No laves más de dos veces por temporada las prendas con pluma natural o acortaras mucho su vida útil.

Te damos las claves para saber cómo lavar tu chaqueta de plumas en casa

Llega el invierno y comienza el frío y una de tus mejores aliados en esta época del año junto con tus jerseys de lana y chaquetas, son los plumas. Uno de los abrigos que cogió más fuerza hace unas cuantas temporadas desde que Uniqlo lo puso de moda de nuevo, eso sí pero más finito. De colores monocromáticos como el negro o más enérgicos perfectos para tu look de gimnasio.

Tu navegador no puede mostrar este vídeo

La temporada pasada los acolchados fueron los reyes del armario, ya sea en bombers o en abrigos largos, con solapas de pelo o complementos desmontables. Y ahora, los abrigos de plumas más finitas pero más calentitas han tomado el auténtico protagonismo para la temporada de invierno.
Los gélidos días de invierno son perfectos para llevar estas prendas pero seguro que a vosotras os surge la misma duda que a nosotras. ¿Cómo lavar tu chaqueta de plumas en casa? Hemos estado investigando y esto es lo que hemos encontrado. Aquí tienes los mejores trucos y consejos sobre cómo lavar tu plumas en casa y que quede perfecto. Además, te recomendamos que siempre mires la etiqueta de tus prendas, antes de lavar la ropa ya que te éstas te darán las claves para saber cómo tratarla, ya sea un plumas o en general con cualquier tipo de prenda.
Aunque este tipo de prendas suelen ser muy duraderas, requieren cuidados especiales. Las prendas de plumas deben lavarse una vez cada tres meses con detergentes neutros, especiales para prendas delicadas y sin ingredientes agresivos, para que no se apelmacen y pierdan sus propiedades naturales.

Consejos útiles para saber cómo lavar tu chaqueta de plumas

1. Antes de lavar tu chaqueta de plumas comprueba que no hay nada en los bolsillos y cierra correctamente las cremalleras para que no se estropeen con el lavado.
2. Es esencial que para lavar tu chaqueta de plumas en casa la temperatura del agua de la lavadora ronde máximo los 30 grados ya que mucha humedad no es recomendable.

3. No todos los detergentes son adecuados para lavar tu chaqueta de plumas en casa, elige uno que además de cuidar las fibras, evite el apelmazamiento de las plumas. Es fundamental que el relleno quede holgado para que actúe como aislante térmico y te proteja del frío. Selecciona un programa delicado y ponle jabón y suavizante como harías en cualquier otro lavado, eso sí siempre ten en cuenta que el aclarado sea largo.
4. Para lavar tu chaqueta de plumas opta por un centrifugado muy suave, a máximo 400 revoluciones.
5. Para secar tu chaqueta de plumas, pon tu abrigo sobre una superficie plana, con buena ventilación, en horizontal y donde no le dé el sol. Si cuelgas el abrigo, perderá su forma natural. Un truco que siempre funciona muy bien es agitar el abrigo varias veces durante el proceso de secado, de este modo las plumas no se quedarán pegadas. Hay que airear bien la chaqueta de plumas para que se distribuya uniformemente por todo el abrigo. No se te ocurra secar el plumas sobre un radiador, retorcerlo o arrugarlo. Si lo haces, no volverá a tener ese aspecto esponjoso que tanto caracteriza a las chaquetas de pluma.
6. Si tu chaqueta de plumas no ocupa mucho en el tambor, puedes aumentar la carga de la lavadora hasta equilibrar el espacio introduciendo otras prendas como pantalones vaqueros, por ejemplo. Recuerda que para el ciclo de aclarado se debe utilizar mucho.

© Style du Monde

Si utilizas la secadora después de haber lavado tu chaqueta de plumas que sean periodos largos sin utilizar calor. Se recomienda que saques la chaqueta de plumas cada 10 minutos de la secadora y la sacudas para que las plumas se vayan recolocando. Deberás realizar la misma operación tantas veces sea necesario hasta que la chaqueta de plumas esté totalmente seca.

Al fin y al cabo es proceso lavado es muy semejante al de los edredones. Este tipo de ropa de cama también está compuesta por plumas que nos calientan de noche manteniendo el calor corporal en las frías noches de invierno. Las chaquetas de plumas tienen la misma misión pero en el exterior y por tanto la forma de lavado de las prendas es muy parecida.

Curiosidades de toda la vida que no sabes sobre cómo lavar tu chaqueta de plumas

>Meter dos pelotas de tenis limpias en la lavadora junto con el plumas. De este modo no correrás el riesgo de que las plumas se apelmacen. Cuidado con este truco, si el tejido exterior no es muy resistente, puede estropearse.
>Pre-trata las manchas antes de poner el plumón en la lavadora, humedece la zona, aplica un poco de detergente y frota con la ayuda de un cepillo, antes de aplicar un producto quitamanchas comprueba la solidez del color probándolo en una zona no visible de la prenda.
>¿Sabes lo que son los cuins?: son lo que determinan la capacidad de recuperación de la pluma cuando esta se comprime.
Seguro que triunfas con la limpieza de tus chaquetas y abrigos de plumas. ¡Ahora estás más que preparada para dar consejos a tus amigas!

8 maneras de combinar la camisa vaquera
Los looks que prueban que el pañuelo en la cabeza es cool
Los zapatos de las famosas que querrás tener esta temporada

Cómo lavar un plumífero

El plumífero o plumas es una de las prendas más utilizadas en otoño e invierno. Nos protege del frío además de resultar muy vistoso y estético. Muchos no saben cómo hay que hacer a la hora de lavarlos. Con esta entrada vamos a despejar vuestras dudas al respecto.

Lo ideal es no lavarlos más de dos veces por temporada para evitar su deterioro. El lavado a mano es complicado por el volumen de la prenda y el peso que adquiere al sumergirla en agua. Por eso recomendamos el lavado a máquina.

LAVADO A MÁQUINA

-El primer paso sería darle la vuelta a la prenda para lavarla del revés y cerrar todas sus cremalleras y bolsillos.

-Lávalo solo, sin otras prendas para que la prenda quede lo más holgada posible en la lavadora.

-Elige un programa para ropa delicada, en agua fría y con un detergente específico para ropa delicada.

-Centrifuga con un programa suave, como máximo a 400 revoluciones.

-Si vas a secarlo al aire, colócalo sobre una superficie plana para que las plumas no se acumulen en la parte baja. Intenta colocarlo de manera que el plumaje quede bien distribuido y evita que los rayos del sol le den directamente. Cambia de posición y dale la vuelta cada dos o tres horas.

-Si vas a utilizar la secadora para hacerlo, es fundamental elegir un programa lento y a baja temperatura. Un truco que suele utilizarse es introducir tres o cuatro pelotas de tenis junto con la prenda con el objetivo de que se apelmace lo menos posible.

-En ambos casos es importante asegurarse de que el proceso de secado es total para evitar que las plumas se deterioren.


Ahora que llega el buen tiempo, es hora de ir guardando prendas de abrigo. Los plumíferos son una de las cosas que primero se guardan porque ya empiezan a molestar. En este post te explico los pasos a seguir para que te quede perfecta, y lista para el invierno próximo.

¿Cómo lavar un plumas, plumífero, chaqueta de plumas o acolchada?

Lo primero que debes hacer es mirar su etiqueta de lavado. Es importante que tengas en cuenta las recomendaciones del fabricante, para no meter la pata.
como norma general esto es lo que deberás hacer para prácticamente la mayoría de chaquetas de este tipo ⬇⬇

Así es como lavo la chaqueta que veis en la foto. Es una Thermoball de The North Face que me regaló mi chico y que cuido como «oro en paño». Es una pasada lo que abriga, y lo bien que sienta sin abultar. Y es que siendo tan pequeña, me pones un plumas convencional y parezco naranjito.

Lavado de una chaqueta de plumas en la lavadora

La puedes lavar a mano. Algunos prefieren solo lavar puños y cuello, y ya está. Pero, la verdad es que en la lavadora se lava divinamente, y no nos cuesta prácticamente trabajo.

Estos son los pasos que debes seguir:

Primero revisa los bolsillos, no hayas dejado un billete de 500€ que luego eches en falta 😅 . No, en serio, revísalos porque solemos dejar pañuelos de papel, algún ticket de algo, y cosas que inexplicablemente de tu mano pasan a ese agujero.
Ahora que estás segura de no dejar nada dentro, dale toda la vuelta y cierra todas las cremalleras que puedas (bolsillos y central).
Ahora lo puedes meter en la lavadora.
El detergente, mejor si es para ropa delicada. Lava el plumífero en agua fría con un programa de lavado corto. Cada lavadora es un mundo, pero todas suelen tener un lavado corto para ropa delicada a baja temperatura.
Lo del detergente aunque no lo creas es importante. Si usas marca blanca, bueno, pero que sea para ropa delicada. Yo, desde luego en los plumas que tengo de marca, no me la juego y uso detergentes de toda la vida, con su marca, que sé que me van a funcionar bien.
Si no estás seguro de que ese programa te vaya del todo bien, asegúrate de que el centrifugado es corto. La chaqueta o plumas, va a salir chorreando de la lavadora, pero es mejor así para que las plumas no se apelmacen.
Recordar ¡nunca usar lejía, y nunca planchar!

¿Cómo secar un plumas o plumífero?

Ahora que ya lo tienes limpio y huele de maravilla, es momento de secarlo. Puedes hacerlo en la secadora o bien al aire libre.
Si lo secas en secadora, primero que nada, vuelve a revisar la etiqueta de lavado no tengamos un disgusto. Si acepta secadora, ponle un programa lento de temperatura baja. Lo habrás oído muchas veces, pero te confirmo que funciona. Mete dentro de la secadora unas pelotas de tenis, y verás como al sacar el plumas de la secadora, no están apelmazadas las plumas.
Si no tienes secadora o prefieres el ¡oh sole mío! Lo que tienes que hacer es no tender el plumas colgado. No sabéis lo mal que se queda y el olor que provoca que la pluma no pierda del todo la humedad.
Mejor usa un tendedero con patas y lo tiendes EXTENDIDO. Lo ideal es que le vayas dando la vuelta como si de un filete se tratara. Ahora cara A, ahora cara B. Así hasta que se seque totalmente. Entre volteo y volteo lo puedes agitar para asegurarte de que todas las plumas bailan dentro y seca del todo.

Una vez totalmente seca, la puedes guardar en el armario. Yo suelo hacerlo en bolsas con cierre plegado, así me aseguro de que no pierde su forma si lo cuelgo todo el verano en el armario.
¿Qué te parece? ¿Has lavado ya tu plumífero?
Cuéntame cómo lo haces tú.
*Aprovecho que el equipo de Facilisimo está celebrando el mes de los trucos de hogar, para añadir el mío. ¡Yo, y mis trucos!

¿Cómo lavar un plumas en 3 sencillos pasos?

Lavar un plumas es algo que nos puede traer muchos quebraderos de cabeza cuando es nuevo o cuando no tenemos práctica. Nos da mucho miedo porque son prendas delicadas, caras, que nos van muy bien y que nos proporcionan mucho confort en el invierno. Y, como es lógico, no las queremos estropear. En mi opinión, deberíamos perder ese miedo y lavarlas con naturalidad. Yo lo llevo haciendo muchos años, y hasta ahora no he tenido ningún problema. He lavado desde plumas antiguos de hace muchos años, hasta los de los niños, pasando por los de mi mujer y, por supuesto, los míos. Algunos de ellos son prendas muy caras, muy buenas, con los mejores plumones y altamente técnicas… Y siguen funcionando perfectamente.

Vamos a perder el miedo y matar algunos falsos mitos. En primer lugar, y ya sé que se pasa miedo cuando tienes tu plumas favorito en las manos, quítate el miedo. Al menos en mi caso ya lo he perdido totalmente. Eso sí, llevo ya muchos lavados y, al contrario de lo que pueda parecer, el lavado no solo NO le quita vida sino que puede proporcionar longevidad a nuestra prenda en el caso de que haya sido muy sudada, humedecida, manchada o haya estado expuesta a malos o intensos olores.

Paso 1: Preparar la prenda.

A menudo encontraremos rozaduras causadas por el uso en mangas, cuello, zonas de las cremalleras… En mi caso, aplico una ligera cantidad de detergente con el dedo tal y como hago cuando lavo otras prendas técnicas (aquí consejos para lavar Gore-Tex y otras membranas).

Las chaquetas están muchas veces rozadas y conviene aplicar un poco de detergente. En el caso de este plumón de mi hijo estaba sucísimo en las zonas más expuestas a las rozaduras… Y quedó perfecto.

OJO, MUY IMPORTANTE: el detergente debe ser NEUTRO Y SIN SUAVIZANTE. En mi caso yo lo uso de «mercado normal» pero hay marcas especializadas.

Siempre que vayamos a lavar una prenda a la que tenemos un afecto especial deberíamos leer las etiquetas de lavado con las pautas que nos marca el fabricante. En algún caso yo me las salto, pero es una cosa que cada uno tiene que valorar. Por ejemplo, estas Navidades he lavado uno de mi mujer (de vestir, nada técnico) en el que ponía EXPRESAMENTE «no lavar», pero lo lavamos y salió perfecto. Repito, cada uno tiene que valorar su situación, en mi caso estaba muy seguro de que no iba a tener ningún problema.

Siguiendo con la preparación de nuestra chaqueta de plumas, deberíamos cerrar las cremalleras y darle la vuelta a la prenda una vez seguros de que no hay nada en los bolsillos.

En las etiquetas siempre vas a encontrar consejos muy importantes para lavar tu chaqueta.

Paso 2: Meter el plumón en la lavadora.

Al principio lo hacía casi conteniendo la respiración, pero creo que no hay que tener miedo. Yo lo pongo en un lavado sintético normal y corriente a 30 ºC, si te da miedo seguro que tienes una opción de lavado de prendas delicadas, incluso de lavado a mano. En mi caso yo las tengo y no las uso. Perdí el miedo y fui libre.

¿Centrifugado? Sin miedo. Leerás que el centrifugado apelmaza las plumas y las junta en bolos… En mi opinión, desde el momento que se ha empezado a lavar las plumas ya están apelmazadas. El centrifugado normal te ayudará a eliminar más cantidad de agua de las plumas, lo que no quites con el centrifugado lo tendrás que quitar con mucho más tiempo de secadora o muchísimo más de tiempo de secado si decides hacerlo al aire.

Es posible que con menos tiempo sea necesario, pero yo metí dos plumas juntos. ¿Centrifugado? Yo le doy sin miedo.

Paso 3: Meter el plumón en la secadora.

En mi opinión es la clave del asunto. La secadora es tu amiga. Ella devolverá a tus plumas la suavidad y el espacio que necesitan dentro de las cajas o celdas en las que el fabricante decidió que debían estar para hacer su trabajo y mantener tu cuerpo caliente.

Clave: mételo con dos o tres pelotas de tenis (que estén limpias y secas) y déjalo dar vueltas y vueltas. El proceso es largo, aparentemente puede parecer seco en una hora o en hora y media, pero si eres observador y lo miras bien al trasluz verás que las plumas siguen estando juntas, apelmazadas ocupando solo una pequeña parte del espacio que tienen que ocupar. Dales tiempo.

Secas y limpias, no lo olvides. En casa estas solo se usan para esto.

TRUCO: mueve el plumón con energía y decisión, sacúdelo unas cuantas veces en diferentes direcciones y vuélvelo a meter en la secadora. Un plumas de los ligeritos y técnicos de las mejores marcas del mercado puede necesitar hasta tres horas de secadora en su función más suave. Sácalo y sacúdelo varias veces durante ese tiempo.

OJO: si la secadora tiene opción de diferentes temperaturas utiliza la más suave, es más una cuestión de tiempo que de intensidad.

Secado al aire libre. (En mi caso nunca lo he hecho).

Sé que hay personas que dejan el plumón tendido en una zona en la que corra el aire y no haya sol, pero el proceso de secado puede durar días, y no creo que el resultado sea el mismo. La pluma, una vez húmeda y sobre todo si está mojada, tarda mucho en secarse, es posible que de ahí venga el miedo a lavar un plumas. En todo caso, de vez cuando también deberíamos mover y sacudir las plumas.

¿Cómo saber si está realmente seco? Tienes que mirarlo al trasluz y ver que las plumas están perfectamente repartidas por las celdas o cajas. Al tacto se puede notar también, pero la vista no te engañará.

Artículos de interés:

  • ¿Cómo lavar Gore-Tex en 3 sencillos pasos?
  • Lavado y guardado de la ropa de esquí.

En fin amigos, estos son mis trucos para lavar un plumas, espero que os sirvan de utilidad, podéis usar los comentarios si queréis añadir algún truco que uséis vosotros o por si tenéis alguna duda. Lavar un plumas no es una cosa muy habitual, es posible que con un lavado por temporada tengas suficiente, pero hay que perderle el miedo, son prendas delicadas pero no intocables.

Cómo limpiar chaqueta de plumas/plumón

Las parkas, chaquetas de plumas o plumones se identifican por su ligereza, gran volumen y alto grado de aislamiento térmico. La característica específica de estas prendas es el material de relleno que aporta el aislamiento térmico gracias a la cámara de aire que se genera. Este material puede ser natural de origen animal (plumas de pato o oca) o sintético (fibras de poliéster huecas). Las plumas se caracterizan por su mayor volumen a igualdad de peso frente a las fibras sintéticas huecas que intentan imitar las propiedades.

Con el adecuado mantenimiento, la durabilidad de las camperas de plumones con plumas de animal puede ser superior a los plumones de fibra sintética.

Cómo lavar una chaqueta de plumas y mantenerla como nueva:

Si lo que te preguntas es cómo lavar un plumas, este artículo te interesará. Te contamos todos los pasos para que quede impecable:

  1. Puedes lavar chaqueta de plumas a máquina, tanto si éstas son naturales como de fibras sintéticas. También puedes hacerlo a mano, pero al ser una prenda tan grande deberás lavarla en la bañera para que quede holgada. En cualquier caso, no es recomendable lavar el plumón más de 2 veces por temporada.
  2. Antes de poner el plumón en la lavadora, gira la prenda al revés, cierra cremalleras de bolsillos y velcros para evitar que el tejido se rompa: esto provocaría la pérdida de plumas o fibras huecas.
  3. Lava la prenda sola para que quede holgada en el tambor, con agua fría y Norit Máquina .
  4. Selecciona un programa largo pero con un centrifugado suave, a máximo 400 revoluciones.
  5. Si vas a secar el plumas en la secadora, selecciona temperaturas y velocidades de rotación bajas para conseguir un secado lento y efectivo, sin aglomeraciones de plumas o fibras. También puedes añadir dos o tres pelotas de tenis en la secadora para mejorar la dispersión e hinchado de las plumas y conseguir recuperar el volumen inicial.
  6. Si el secado es al aire, coloca la prenda en plano en zonas muy ventiladas. Acuérdate de mover y rotar la prenda cada 2/3 horas para evitar la aglomeración de las fibra en las zonas inferiores.
  7. Recuerda que las plumas de origen natural tardan mucho en secar y es importante asegurar que el secado se realiza completo por su óptima duración.
  8. Una vez esté seca, ahueca la prenda para que las plumas no queden aglomeradas y recuperen su volumen y propiedades de aislamiento.
  9. Por último, cuelga el plumón en una percha o dóblalo por las zonas de costuras entre volúmenes. Hazlo sin aplicarle presión: de esta manera evitarás la pérdida de aislamiento.

Sigue estos trucos y obtendrás un resultado impecable.

Cómo limpiar prendas y accesorios de pelo

Todos los trucos que necesitas para limpiar prendas o demás accesorios de pelo y cómo mantenerlos suaves para siempre. Haz que tus pompones de pelo duren lo máximo posible gracias a estos sencillos pasos. ¡Descúbrelos!

LIMPIAR PRENDAS DE PELO

Las hojas del otoño empiezan a caer y el fresquito se va acercando, ¡toca abrigarse! Y es que ya es hora de sacar abrigos, guantes y capuchas para entrar en calorcito. Más allá de quedarnos en casa invernando, podemos seguir nuestro día a día y sin perder una pizca de glamour. Los artículos realizados con pelo natural o sintético están muy de moda, consiguiendo prendas más calentitas, versátiles y estilosas.

Dejando a un margen los clásicos abrigos, el pelo ha irrumpido para quedarse por mucho tiempo en el estilo outfit. ¿Dónde podemos verlo? En capuchas y mangas de cazadoras, en gorros y llaveros, como decorativo en jerseys, etc. Se presenta sobre todo en artículos como:

  • Pompones: de múltiples colores y tamaños. Los tienes también de material ecológico aquí.
  • Vivos o flecos: preparados para ribetear solapas o mangas. Vivos de zorro, de conejo, ecológicos, etc.

Y lo mejor es que los podrás encontrar tanto en pelo natural como sintético, estos últimos muy logrados actualmente.

Ahora bien, ¿a ti también te han surgido las dudas sobre cómo limpiar prendas con pelo? No dejes de leer porque te vamos a dar las claves para mantener limpios tus accesorios con pelo.

CÓMO CUIDAR ROPA Y ACCESORIOS CON PELO

Hemos visto que los artículos de pelo pueden presentarse tanto sintéticos como naturales y prácticamente ambos pueden tener los mismos tratamientos. De este modo nos aseguraremos su durabilidad y suavidad.

Saber estos consejos pueden ahorrarte ciertos disgustos y la tranquilidad de poder tener siempre a mano tus prendas favoritas.

QUÉ HACER CON PRENDAS DE PELO

  • Lavado.- Ante todo, si el pelo es natural, no lo metas a la lavadora. En pelo sintético, si no queda otro remedio, asegúrate que utilizas un programa para ropa delicada y lávalo por separado por si destiñe. Prepara un barreño con agua fría y sumerge la prenda junto con un jabón neutro y suave. Déjala unos minutos, con 3-4 bastará y si es necesario, frota con delicadeza para evitar que se desprendan las fibras. Enjuágala después con agua fría. Nunca utilices lejías o blanqueadores.
  • Secado.- Escurre la pieza sin retorcerla, evitando estrujarla y elimina el exceso de agua con una toalla limpia. Luego usa otra toalla seca sobre una superficie plana y extiende la prenda o accesorio para secarla al aire. Es muy importante que no le de el sol mientras se seca. El sol o el uso de secadores podrían dañar el color y la textura de la piel. Sobre todo, recuerda no meter piezas con pelo en secadora; te quedarías sin él.
  • Planchado.- Bajo ningún concepto uses la plancha con el pelo. En pieles como la de conejo o angora, en caso necesario, usa un trapo húmedo entre la plancha y la pieza. De este modo, evitarás que aparezcan brillos o se deteriore la prenda/accesorio.
  • Cuidado.- Para una mejor conservación de las prendas realizadas con pelo, es importante darle una serie de cuidados. Mimar el pelo, darle el toque final para un mayor lustre y brillo. Puedes cepillar el pelo con un cepillo especial con las púas más separadas y puntas redondeadas. Similar al cepillo que usarías para tu mascota que suelen ser más suaves, evitando el daño o enredo del pelo. Para cepillar la pieza, hazlo en dirección del pelo, en movimientos cortos para no alargar las fibras ni desgarrarlas. Si no encuentras este tipo de cepillos, la siguiente mejor opción son tus propios dedos.
  • Eliminación de manchas.- Si por cualquier motivo no has podido evitar manchar tu prenda de pelo, no te preocupes, que aún tiene solución. Puedes realizar una disolución de alcohol isopropílico reducido con agua y aplicarlo directamente sobre la mancha. Espera unos segundos y con un trapo húmedo frota ligeramente y espera a que se seque.

CALZADO

¿Cómo prolongar la vida de mi calzado The North Face ®? Aquí hay algunos consejos para ayudarle a cuidar de sus botas o zapatos de trail running. Use un agente de impermeabilización a base de silicona para proteger su calzado de piel contra los elementos. Hay varios productos diferentes en el mercado, pero nuestros diseñadores de calzado recomiendan Nikwax Waterproofing Systems, el estándar industrial para el tratamiento de las botas de cuero. Asegúrese de limpiar sus zapatos después de su uso, ya que el barro y la suciedad en el tejido de fibra puede causar caries. Es un error común lavar sus zapatos de trail running en lavadora. En su lugar, use agua caliente, un trapo y un producto de limpieza para limpiar el calzado. Para secar sus zapatos utilice aire seco para obtener mejores resultados. Ubique su calzado en un lugar fresco y seco para asegurar que duren tanto como usted lo hace en esa carrera larga o en sus caminatas.

CARPAS

¿Cómo armar una carpa de The North Face? Le recomendamos armar la carpa sobre un terreno nivelado. Retirar piedras, ramas y otros objetos con anterioridad. Si hay vegetacio´n cerca podemos formar una capa de hojas sobre el sitio do´nde acamparemos. Mi carpa tiene humedad y olor a moho. ¿Qué puedo hacer? Un olor a humedad y / o pequeñas manchas en forma de cruz en la tela de la carpa indican la formación de moho. El moho requiere de un ambiente oscuro, cálido y húmedo (con tierra como un nutriente) para crecer y reproducirse. El hongo penetra en realidad el recubrimiento de uretano de la tela de la tienda, y crece entre la tela de la carpa y el recubrimiento, eventualmente destruir el tejido. El daño es irreversible, pero la acción inmediata puede retrasar aún más el crecimiento de moho y daños. Usted debe armar la carpa y limpiarla con una esponja y agua jabonosa tibia, luego enjuague con una esponja limpia. Despues, tome una esponja y limpie la carpa con 1/2 taza de Lysol y 1 galón de agua caliente. Deje la solución en la tela y deje que se seque. Luego, mezcle 1 taza de sal y 1 taza de jugo de limón concentrado con 1 galón de agua caliente. Frote la solución en el moho visible y una vez más, deje que se seque. Este procedimiento detendrá el crecimiento de moho y eliminara el olor, pero no va a quitar la mancha. Cualquier daño causado por el moho no está cubierto por la garantía. Se ofrecen estas medidas para ayudar a prolongar la vida útil de su tienda de campaña una vez que el moho ha fijado el pulg ¿Cómo puedo limpiar y guardar mi carap The North Face? La limpieza adecuada y el almacenamiento de su carpa ayudará a prolongar su vida útil. Antes de guardar su carpa busque cualquier daño, costuras tirados, cierres rotos, agujeros o moho. La garantía carpa North Face cubre costuras tirados y cremalleras rotas. Otros tipos de reparaciones, como tapar los huecos o fisuras se puede hacer por un costo razonable. Una vez que haya inspeccionado su tienda de campaña, limpie todas las marcas de polvo y la suciedad con una esponja, jabón suave y agua tibia. Enjuague con una esponja limpia y húmeda. Deje que la carpa se seque completamente antes de su desmantelamiento. No sumerja la tienda,. Guarde la carpa sin apretar, en un gran saco de algodón o en una caja de cartón, en un lugar fresco y seco.

CIERRES

Mi cremallera está rota. ¿Qué debo hacer? Si usted está teniendo problemas con la cremallera de su producto The North Face, por favor comuníquese con nosotros para que podamos ayudarlo.

CHAQUETAS

Mi chaqueta no permanece seca. ¿Qué puedo hacer al respecto? Todos los tejidos de capa son tratados con un acabado repelente al agua duradero (DWR). Este acabado ayuda a el tejido exterior a resistir humectación al causar la disgregación del agua por lo que fácilmente se cae antes de ser absorbido en el tejido. Además, algunos de nuestros tejidos de rendimiento tienen un acabado a prueba de agua (por ejemplo, los tejidos GORE-TEX ® y HydroSeal ®) que impide la penetración del agua a través de la tela. Como prenda se usa y se utiliza con el tiempo, la acumulación de suelos procedentes de fuentes externas, así como de su propio cuerpo puede disminuir el rendimiento de estos acabados. Con el fin de restablecer el DWR, el producto necesita ser limpiado a fondo con un detergente en polvo (no use un detergente líquido) en una lavadora regular en agua tibia. Ponga el producto a través de dos ciclos de enjuague para asegurarse de que no hay restos de detergente, y luego séquelo en un habitual secadora a fuego medio. Al limpiar su chaqueta de GORE-TEX ®, conecte todos los cierres de Velcro ® y todas las cremalleras. Finalmente, todo el exterior de la prenda debe ser tocado con un hierro caliente en la posición de vapor. Este proceso debe restablecer el DWR. Para un mejor rendimiento, el tratamiento de su producto con un revestimiento de un aerosol de DWR como Tectron ®. Este programa de mantenimiento sólo se requiere cuando el agua deja de rebordear en la superficie exterior de la tela. Si usted tiene alguna pregunta adicional, por favor llámenos al 1-855-500-8639 o WL Gore & Associates Servicio al Cliente al 1-800-431-GORE. Mi chaqueta GORE-TEX ® de The North Face ® tiene fugas. ¿Qué puedo hacer? Las prendas GORE-TEX ® están hechas de un tejido exterior de nylon que se ha laminado a una membrana de GORE-TEX ®. Este tejido exterior de nylon es tratada en el molino con repelencia al agua duradera, denominado DWR. DWR es una sustancia como Tectron ® o Scotchguard ®, sólo que es mucho más duradero. La membrana GORE-TEX ® es lo que mantiene a las gotas de lluvia y permite que el vapor pase a través del cuerpo. Una vez que el DWR desaparece, el agua penetre en la capa de nylon de la chaqueta, pero la membrana GORE-TEX ® mantendrá el agua de remojo todo el camino a través de su piel. Con el fin de restablecer el DWR, el producto necesita ser limpiado a fondo con un detergente en polvo (no utilice líquido) en una lavadora regular, en agua caliente. Ponga el producto a través de dos ciclos de enjuague para asegurar que no queden residuos de detergente. Luego séquelo en un habitual secadora, a fuego medio. Al limpiar su chaqueta de GORE-TEX ®, asegúrese de colocar todos los cierres de Velcro ® y todas las cremalleras. Finalmente, todo el exterior de la prenda debe ser tocado con un hierro caliente en la posición de vapor. Este proceso debe restablecer el DWR. Para un mejor rendimiento, el tratamiento de su producto con un revestimiento de un aerosol de DWR, como Tectron ® o Revivex ®. Este programa de mantenimiento sólo se requiere cuando el agua deja de rebordear en la parte exterior de la prenda. En el caso de que encuentre este proceso ineficaz, por favor, envíe su producto GORE-TEX ® para nosotros. Estaremos encantados de inspeccionar por usted. ¿Cómo lavo mi chaqueta? La limpieza periódica de chaquetas es esencial para mantener el máximo de loft y asegurar la larga vida del producto. Aunque es posible lavar su propio producto hacia abajo, le recomendamos que tenga su chaqueta o saco de dormir una limpieza profesional por un servicio que se especializa en la limpieza de abajo. Si usted no tiene un servicio de limpieza en su área local, puede enviar su producto al Departamento de Garantía, y solicitar que le enviemos a nuestro servicio de limpieza. ¿Cómo lavo mi chaqueta GORE-TEX ®? Todas las prendas the north face traen al interior las debidas instrucciones de limpieza en una etiqueta al interior de la prenda. En la mayoría de las chaquetas, usted encontrará la etiqueta cosida en la costura, de la cintura. Lavar la chaqueta del GORE-TEX ® no hará daño a ella. De hecho, el lavado de su chaqueta con regularidad le ayudará a mantener el revestimiento DWR en el exterior de la tela, lo que hace que el agua no se acumule y pueda caer fuera, en lugar de ser absorbida. Antes de lavar la chaqueta asegúrese de que todas las cremalleras y cierres esten en su lugar. Por favor, use un detergente en polvo suave. Los detergentes líquidos pueden dejar un residuo en su chaqueta que interferira con el desempeño DWR. Usted puede lavar la chaqueta en una lavadora regular, en agua fría, en un ciclo suave. Póngalo a través del ciclo de enjuague dos veces, para asegurarse de que el residuo de detergente va a desaparecer. Usted puede secar la chaqueta en una secadora a baja temperatura, y si es necesario, use una plancha fría. No utilice lejía o suavizantes para la ropa.

PRODUCTOS

¿Cuáles son los beneficios de una mochila diseñada específicamente para la mujer? Las mochilas específicas para mujer tienen características que permiten una mejor adaptación a la anatomía femenina (por ejemplo, un apoyo dorsal más pequeño o un ajuste particular de las correas), con el fin de proporcionar un ajuste más cómodo. ¿Cuál es la talla más pequeña de productos para niños? La talla más pequeña de que disponemos en la categoría de niños es XS, que corresponde a 5-6 años. A partir del otoño de 2013, algunas tiendas y mercados contarán con ropa infantil para niños entre 0 y 3 años. ¿Qué número de zapatilla tengo que especificar en el pedido? Es importante seleccionar el número de calzado adecuado para que se ajuste cómoda y correctamente. Indique en su pedido su talla normal, a menos que advierta que el diseño no se ajusta a la talla real. Consulte nuestra tabla de tallas de calzado para seleccionar la talla adecuada. ¿Todas las zapatillas tienen el mismo diseño? Los diseños varían ligeramente para las distintas actividades, como montañismo, senderismo o carrera. Indique en su pedido su talla normal a menos que se indique que el diseño no se ajusta a la talla real. ¿El corte de las prendas es el mismo en todos los estilos? Nuestro objetivo es ofrecer el mejor corte para cada producto en función de la categoría de actividad en la que se encuadre. Esto quiere decir que podrán existir prendas de ajuste entallado y otras más holgadas, según la actividad que se vaya a desarrollar. Nuestras tablas de tallas le ayudarán a elegir la talla adecuada. ¿Cómo puedo saber qué talla tengo que elegir? Haga clic aqui para ver nuestras tablas de tallas. ¿Cómo puedo saber si un producto es original? Trabajamos incansablemente contra todas las fuentes de posibles falsificaciones, pero no podemos evitar por completo la venta de productos no originales. Recomendamos que adquiera sus artículos de The North Face® en nuestra propia tienda en línea o en un sitio operado por alguno de los socios de The North Face®. Si quiere consultar una lista completa de todos los socios en línea de The North Face®, visite nuestro localizador de tiendas aqui. ¿La imagen del producto coincide siempre con el producto entregado? Sí, aunque podría haber ligeras diferencias en los adornos o acabados del producto. Las fotos del sitio web se han tomado de muestras y en ocasiones existen pequeños cambios en el artículo, como el color del logotipo o la cremallera. Además, es posible que los colores varíen en función del dispositivo qu e utilice para visualizar la página. ¿Volverán a estar disponibles los artículos que aparecen como agotados? Cuando un artículo se marca como agotado, no podemos garantizar que vayamos a recibir más existencias de ese artículo en particular. Compruebe cada cierto tiempo la página para ver si el producto vuelve a estar disponible. También tiene la posibilidad de ponerse en contacto con su tienda local para comprobar si tienen disponible el producto que usted busca. Tanto nuestras tiendas como el equipo del servicio de atención al cliente necesitarán un código de producto o número de artículo para confirmar la disponibilidad. ¿Existe alguna diferencia entre la colección europea y la americana? Los mercados de Estados Unidos y Europa pueden vender productos diferentes; por tanto, es posible que no encuentre en Europa un producto que vio en Estados Unidos, en el sitio web americano, y viceversa. De acuerdo con nuestra política empresarial, los productos que se venden solo en Estados Unidos y Canadá o en la zona europea no se pueden vender o distribuir fuera de este territorio. El diseño de ambas colecciones (la europea y la americana) se inspira en la misma pasión por la actividad al aire libre, por eso estamos seguros de que encontrará los productos más indicados para usted en cualquiera de ellas. ¿Existen diferencias en los precios entre los productos de la tienda en línea y los productos de la tienda local de The North Face®? Los precios de la tienda oficial en línea de The North Face® proceden de nuestra lista de precios oficial, mientras que las tiendas pueden aplicar diferentes precios y descuentos. Normalmente, los precios en tienda no superan el precio de venta sugerido por The North Face®. ¿En la página se ofrecen todos los productos que fabrica The North Face®? Debido al cantidad y la variedad de nuestra gama de productos a escala mundial, nos resulta imposible ofrecer todos los productos que fabrica la compañía. Cada una de las tiendas o los distribuidores autorizados de The North Face® dispone de un catálogo de productos que representa una selección del total de nuestra colección, basada en la demanda del mercado local. Es posible que no encuentre un producto determinado en una tienda y que ese mismo producto si lo encuentre disponible en otra. No dude en preguntar a las tiendas o distribuidores más cercanos; llámeles por teléfono para preguntar por la disponibilidad de un producto determinado. También tiene la posibilidad de ponerse en contacto con nuestro equipo de atención al cliente de la tienda en línea haciendo clic aqui. Puede tener la absoluta certeza de que haremos todo lo posible por encontrar un producto similar para usted.

SACOS DE DORMIR

Las plumas parecen escaparse de las costuras de mi saco de dormir. ¿Es esto normal? En los productos fabricados con plumas de ganso, es natural que por algunas de las costuras las plumas se escapen a través de ellas o por medio de la tela. No hay razón de alarmarse, este fenómeno no debe afectar la característica de insulacíón de su producto. Para reducir al mínimo la cantidad de plumas que se escape, tira simplemente de la parte posterior del punto donde sé este produciendo la pérdida, por la superficie posterior de la tela y presione la tela debajo. Esto causará que el «agujero» o la separación en las fibras de la tela se cierren para arriba. En casos muy especiales, un defecto en el material o defecto en la fabricación pueden causar una salida excesiva. Si usted encuentra la sugerencia ineficaz, estaríamos felices en examinar el artículo para usted. ¿Cómo lavo mi saco de dormir sintético? Lave su saco de dormir en agua tibia con un detergente en polvo suave. Enjuague varias veces para eliminar todo el jabon sucio. Un ciclo de centrifugado adicional eliminará el exceso de agua. Revise la bolsa con frecuencia para asegurarse de que la tela no se caliente demasiado. Asegúrese de que su bolsa está completamente seca antes de guardarla. ¿Cómo lavo mi saco de dormir? La limpieza periódica de los sacos de dormir es esencial para mantener el máximo de loft y asegurar la larga vida del producto. Aunque es posible que usted lave su producto, le recomendamos que su saco de dormir tenga una limpieza profesional. Si usted no tiene un servicio de limpieza en su área local, puede enviar su producto al Departamento de Garantía, y solicitar que le enviemos a nuestro servicio de limpieza. ¿Cuál es la mejor manera de almacenar el saco de dormir de The North Face? La siguiente es una lista de instrucciones de cuidados generales para ayudar a mantener la calidad de su saco de dormir . Por favor, consulte la etiqueta de cuidado adjunto a su saco de dormir para instrucciones más específicas. 1. Almacene su bolsa en la bolsa de nylon / malla grande proporcionado (en lugar de un stuffsack o saco de compresión) para mantener el desván de la bolsa a lo largo de su vida útil. El almacenamiento de su saco de dormir en un pequeño saco construye aislamiento y puede ser perjudicial para un período de tiempo prolongado. 2. Cuando no utilice la bolsa de dormir, guárdela en un lugar fresco y seco. 3. Es imprescindible que se seque completamente el saco de dormir antes de guardarlo. Si la bolsa se almacena cuando está mojada o húmeda, se corre el riesgo de crecimiento de moho. La forma más eficiente de hacerlo es poner su saco de dormir al aire en el exterior, evitando la exposición directa al sol. Al secar, alternativamente gire la bolsa al revés – especialmente con nuestro tejido DryLoft ® o Gore-Tex ®.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *