0

Leve sangrado antes dela regla

Manchar antes de la regla: ¿Puede que sea por estar embarazada?

El manchado pre-regla es uno de los momentos en los que es más frecuente notar que se sangra fuera del ciclo menstrual normal. Se puede manchar por muchos motivos distintos pero cuando manchas la semana antes de que te tenga que venir la regla (durante la llamada fase lútea) suele ser por algo relacionado con las fluctuaciones de los niveles hormonales.

El manchado pre-regla puede ser una parte normal de un ciclo menstrual sano. Hay mujeres que lo experimentan de forma consistente en cada ciclo. Otras que solo manchan antes de la regla de forma esporádica. En ocasiones puede que manches antes de la regla como síntoma de tener bajos niveles de progesterona.

¿Qué hace que manches antes de la regla?

Para entender por qué manchas antes de la regla es importante saber qué está pasando con tus hormonas en ese momento del ciclo. Durante la regla, el cuerpo se desprende del revestimiento uterino. Justo después de que se te vaya la regla, toca reconstruir ese revestimiento uterino. El estrógeno, que empieza a aumentar después de la regla, es la hormona encargada de hacer crecer el revestimiento uterino. La ovulación tiene lugar como a mitad del ciclo menstrual. En uno de los ovarios, sale un óvulo de un folículo, el cual se transforma en un cuerpo lúteo que secreta progesterona. La ovulación supone un punto de inflexión dramático en los niveles hormonales: cae el estrógeno y aumenta la progesterona.

Una de las tareas de la progesterona es proporcionar apoyo estructural al revestimiento uterino. Mientras el cuerpo lúteo siga secretando suficiente progesterona, el revestimiento uterino se mantendrá pegado al útero. Tras unos 10-16 días, el cuerpo lúteo se queda sin progesterona. La repentina caída en los niveles de hormonas hace que empiece el periodo (si estás embarazada, el cuerpo lúteo sigue produciendo progesterona y no te viene la regla).

De la misma forma que una fuerte caída de progesterona hace que empiece el periodo, una pequeña caída de progesterona puede hacer que manches. Te preguntarás por qué caen los niveles de progesterona varios días e incluso una semana antes de que te venga la regla.

¿Qué hace que desciendan los niveles de progesterona?

El cuerpo lúteo produce cantidades moderadas de estrógeno igual que de progesterona, y este estrógeno puede reducir de forma pasajera la producción de progesterona. Cuando tenga lugar este pico secundario de estrógeno, verás que cae ligeramente tu temperatura y que tu mucosa cervical es fértil, aunque ya hayas ovulado. La relativa disminución de progesterona puede hacer que manches un poco.

Manchar en la fase lútea también puede ser síntoma de que tus niveles de progesterona son demasiado bajos. La progesterona es una hormona importante a la hora de concebir, porque ayuda a asegurarse de que el revestimiento uterino es lo suficientemente grueso y maduro para que se implante un embrión. Cuando los niveles de progesterona son demasiado bajos, mancharás en la fase lútea o tendrás una fase lútea corta (de menos de 10 días).

Si te preocupa que puedas tener la progesterona baja, consúltalo con tu médico. Manchar antes de la regla no basta para hacer un diagnóstico concluyente de nada pero si ocurre de forma consistente, mejor consultarlo. Asegúrate de que los análisis comprueban tus niveles de

progesterona en el momento correcto de tu ciclo. La progesterona se suele analizar el día 21 del ciclo, que es cuando los niveles de progesterona están más elevados en un ciclo de 28 días ovulando el día 14. Pero si ovulas mucho antes o mucho después del día 14, no deberías hacerte el análisis de progesterona el día 21 sino siete días antes de ovular.

¿Si manchas antes de la regla es posible que estés embarazada?

Por desgracia, manchar en la fase lútea no es señal de embarazo. No es más que una consecuencia del cambio de los niveles hormonales del ciclo. Se habla mucho en los foros sobre el sangrado por implantación, que se supone que ocurre cuando el embrión se pega a la pared uterina. Pero manchar en la fase lútea no tiene nada que ver con la implantación y no debe considerarse síntoma de la implantación. En realidad, es menos probable que un ciclo que acaba en embarazo haya tenido un sangrado en la fase lútea que que no1.

De Lindsay Meisel | Sep 25, 2017 Tags: ciclo irregular, concepción, consejos embarazo, embarazo, esperma, fase folicular, fertilidad, hormonas, hormones, infertilidad, moco cervical, mujer, ovulación, pulsera Ava, regla, sexo, SOP, trying to conceive

Lindsay Meisel

¿Tienes sangrado antes de la regla? Si es así, es conveniente conocer cuáles son las causas principales que pueden estar detrás del manchado previo a la regla. En la mayoría de los casos, estamos ante una respuesta fisiológica normal de nuestro organismo, ya que estas pérdidas ayudan a limpiar los órganos del aparato reproductor femenino. En otros casos, puede ser una señal de que algo no va bien, por tanto, ¿cuándo debemos preocuparnos? Es la pregunta a la que vamos a tratar de dar respuesta a continuación.

En condiciones normales, entre una y otra regla, el flujo vaginal es de color blanco, transparente, filamentoso y prácticamente sin olor. Este flujo puede experimentar cambios reconocibles a través de las diferentes tonalidades que puede adquirir. Así, por ejemplo, al final del ciclo menstrual puede ser de tonalidad más marrón, o más abundante cuando se toma la píldora anticonceptiva. En algunas ocasiones, el flujo también es indicativo de que algo no va bien en nuestro organismo, por ejemplo, nos alerta de la presencia de una infección, por este motivo, conviene prestar especial atención a esta parte de la salud íntima femenina. No debemos ignorar ni quitar importancia a las pérdidas más abundantes, con un flujo muy denso y con un olor desagradable, o al flujo con tonalidades inusuales que van desde el gris al verde o al amarillo, estos cambios pueden llevar aparejado otros síntomas asociados, como picazón, enrojecimiento, ardor, sangrado, dolor, presencia de llagas o úlceras en la zona genital.

Sangrado antes de la regla: Causas

¿Sabes cuáles son las principales causas del sangrado antes de la regla? Estas son las situaciones a las que debes prestar especial atención:

  • Pérdidas de color marrón con restos de sangre: En estos casos, puede ser un síntoma de embarazo, especialmente si se producen después de mantener relaciones íntimas de pareja sin protección. Lo más aconsejable es realizar una prueba de embarazo para salir de dudas, prueba a hacer nuestro test de embarazo.
  • Pérdidas abundantes y con olor: En estos casos, el manchado nos puede alertar de una infección, la vaginosis bacteriana.
  • El flujo blanco y espeso, cuando aparece acompañado de picazón, dolor y sensación de malestar, sobre todo al orinar o al mantener relaciones de pareja, puede ser indicativo de candidiasis, una infección causada por el hongo cándida.
  • Cuando el flujo tiende al color amarillo grisáceo y despide un olor desagradable, puede ser síntoma de una infección por una enfermedad de transmisión sexual.
  • El color amarillento también puede ser indicativo de un problema de gonorrea, una enfermedad venérea.
  • Cuando las pérdidas son de un color amarillo verdoso, y olor intenso y desagradable, la responsable puede ser la denominada Trichomonas vaginalis, una ETS producida por un parásito que provoca una infección vaginal que provoca hemorragias vaginales.

En cualquiera de estas situaciones, o simplemente si tenemos dudas, conviene consultar al médico. Corroborar el diagnóstico es esencial, ya que en los casos en los que se requiere un tratamiento hay que conocer antes la causa que ha motivado los cambios en nuestro organismo.

Sangrado antes del periodo: causas posibles

Puede que en la mayoría de los casos no se relacione a un problema grave de tratar, sino más bien a una respuesta fisiológica del organismo. A continuación te describiremos las causas más comunes de sangrado antes del periodo:

Ovulación

Esta es la primera razón para no preocuparse por la presencia del sangrado intermenstrual, la ovulación se caracteriza por presentarse 14 días antes de la siguiente menstruación cuando se trata de una periodo regular de 28 días, este sangrado es escaso y tiene una duración de aproximadamente 2 o 3 días, coincide entonces a la mitad del ciclo menstrual de la mujer, esto ocurre al aumento de la secreción de la hormona que se relaciona con la ovulación o luteinizante (LH), este sangrado varía dependiendo de cada mujer, algunas les ocurre todos los meses y a otras nunca les ha pasado. Sin embargo esto es considerado normal.

Embarazo

Por otro lado, las mujeres que presentan sangrado intermenstrual puede estar relacionado a la presencia de un embarazo aún sin confirmar, puede que sea este el motivo de consulta que conlleve al diagnóstico definitivo del embarazo. Este sangrado se produce tras la implantación del óvulo ya fecundado en el útero, y suele ocurrir hasta 2 días antes de la menstruación, por lo que tiende a generar confusión. Si el embarazo continua su curso normal el sangrado cederá a los pocos días, en caso contrario, de que el sangrado no ceda y aparezcan otros síntomas se puede decir que estaríamos ante la presencia de un embarazo extrauterino o ectópico.

Anticonceptivos

El uso de las píldoras anticonceptivas por primera vez puede manifestarse con la presencia de sangrado intermenstrual, suele durar muy pocos días y llegar a permanecer siempre que se continúe con la toma del anticonceptivo hormonal. Un estudio comparativo en relación a la eficacia y los efectos adversos de los anticonceptivos hormonales demostró que el 79% de las mujeres presentaron como efecto secundario frecuente las alteraciones del sangrado menstrual.

· Toma de anticonceptivos hormonales: Al empezar a tomar este tipo de preparados hormonales es bastante frecuente tener un sangrado escaso entre una regla y otra. Suelen ser de corta duración, pero también hay mujeres que pueden llegar a manchar de manera continua. En la mayoría de los casos, se produce durante los primeros meses de tratamiento y desaparece posteriormente. El sangrado ocurre más frecuentemente al inicio del uso del DIU, pero suele desaparecer.

· Miomas o pólipos endometriales: Ambos se pueden localizar en el interior de la cavidad uterina (endometrio) y pueden provocar un sangrado atípico entre reglas así como menstruaciones más abundantes.

· Lesiones cervicales: los problemas del cuello de útero pueden manifestarse con spotting.

· Estrés. Al mantener durante todo el día niveles elevados de hormonas de estrés pueden aparecer síntomas físicos como dolores de cabeza, contracturas, problemas intestinales o cardiacos, hasta una caída en el sistema inmunológico. El estrés también puede originar cambios hormonales, alteraciones en el ciclo menstrual, problemas en el deseo sexual e, incluso, desaparición de la menstruación.

Pasos a seguir en el caso de sangrar entre reglas

  1. Es importante asegurarse de que el sangrado proviene de la vagina y no del recto o de la orina, pues sus causas varían completamente. Se puede comprobar introduciendo un tampón en la vagina y así confirmar si la fuente del sangrado es la vagina, el cérvix o el útero.
  2. Si el sangrado intermensual es más abundante que tu regla y presentas también sudoración, mareo o taquicardias debes acudir a Urgencias. También debemos acudir a este servicio hospitalario cuando tiene color rojo intenso, marrón o casi negro.
  3. En la mayoría de los casos, una exploración ginecológica es la mejor manera de detectar la fuente del sangrado. El ginecólogo determinará si la sangre proviene de la vagina, del cuello uterino o del útero y realizará el diagnóstico diferencial. Para ello, completará tu historia clínica y, en la mayoría de las ocasiones, indicará la realización de una ecografía y una citología. Este examen se puede realizar incluso mientras se está presentando el sangrado.
  4. El ginecólogo podrá indicar otro tipo de pruebas para llegar al diagnóstico: cultivos cervicales para descartar enfermedades de transmisión sexual o ETS, exámenes de sangre para valorar la función tiroidea y ovárica (hormonas) o biopsia de endometrio.

Flujo marrón en vez de menstruación: ¿cómo saber si es embarazo?

Manchas marrones por embarazo
El surgimiento de un pequeño sangrado marrón, rosado o rojo oscuro es común en las primeras semanas del embarazo, está relacionado con el momento en que el embrión se implanta en las paredes el útero. La implantación del embrión puede producir unas pequeñas pérdidas de sangre que pueden estar asociadas a cólicos similares a los dolores menstruales. Hay que precisar que no todas las embarazadas observan este sangrado.

Para diferenciar este flujo marrón al de la menstruación, hay que tener en cuenta que sólo suele durar entre uno y tres días y es mucho más leve que una regla.

Sin embargo, cuando este sangrado ocurre en una fase más avanzada de la gestación o está acompañado de otros síntomas como dolor abdominal, dolor en el hombro, mareos o debilidad excesiva puede indicar el desarrollo de un embarazo ectópico o de un aborto, siendo recomendado acudir al obstetra para confirmar si existe algún problema.

Cuándo debes preocuparte y acudir al ginecólogo?

  • Si dura más de cuatro días.
  • Se presenta acompañado de otros síntomas como dolor abdominal, debilidad, fiebre, alteraciones de la menstruación, olor fétido o picazón.
  • Se intercala con un sangrado de color rojo intenso.

Por lo general, el flujo vaginal marrón se debe a causas benignas y temporales, no obstante, deberás tener en cuenta el momento exacto del ciclo menstrual en el que se produce para ayudar a tu médico a encontrar y diagnosticar la causa exacta.

Mira también:

  • Causas del sangrado abundante durante la menstruación
  • Cinco causas de posibles sangrados entre periodos menstruales

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *