0

Ley de atraccion funciona

Tabla de contenidos

La ley de la atracción se hizo famosa en el siglo 21, sin embargo si leemos libros de principios del siglo 20 ya se hablaba del concepto de la ley de la atracción, incluso desde mucho antes, solo que en ese entonces, no estaba masificado, como ocurrió hace unos años con la película de «El secreto». Lo cual ha atraído mucha controversia, creando un grupo de seguidores y por otro lado personas que no creen en esta ley. Si decides mantener una mente abierta y entender las bases de la ley de la atracción y como funciona puedes sacarle provecho.

La ley de la atracción funciona como un poder magnético, en el que tu eres el imán y atraes a ti lo que se relacione con tu pensamiento. En pocas palabras «te conviertes en lo que piensas», la ley de la atracción atrae a ti recursos, eventos, personas que armonicen con tu pensamiento y que son necesarias para convertir esa imagen mental, en realidad.

Los pensamientos se vuelven realidad.

Y lo mejor de todo es que realmente funciona. Seas consciente o no, diariamente estas atrayendo a ti circunstancias y eventos que estan en sintonia con tus pensamientos.

Ahora para satisfacer tu lado lógico del cerebro, saber cómo funciona este poder de atracción, y porque tu cuerpo actúa como un imán, podemos irnos al punto de vista científico, que nos dice que todo lo que existe, tanto lo visto como lo invisible, emite una resonancia vibratoria.

La explicación va a ser los más sencilla posible, sin profundizar en la física cuántica, y te preguntaras ¿que tiene que ver la física cuántica conmigo? Tu eres energía y la física cuántica explica la naturaleza y el comportamiento de la materia y la energía a nivel atómico y subatómico, lo importante es que entiendas el concepto de cómo se atraen los objetos, y como tu tienes la capacidad de atraerlos.

No es magia es ciencia.

Ley de la vibración.

La ley principal detrás de la atracción, es la ley de la vibración, los científicos han descubierto que todo está en constante vibración, si coges una hoja de papel que parece ser sólida y la colocas debajo de un microscopio, verás partículas en movimiento, lo que parecía ser sólido a través de tus cinco sentidos, en realidad es un conjunto de moléculas en movimiento.

Si esas moléculas las colocas debajo de una microscopio más potente, verás que hay movimiento dentro de las moléculas, este movimiento es creado por algo conocido por la comunidad científica como átomos, que si se descomponen y se analiza más, consiste en un protón, que está en el centro y un electrón que constantemente órbita alrededor del protón, creando un patrón vibratorio. (energía)

Todo lo que existe, ya sea físico (visto) o no físico (invisible), contiene alguna variación de átomos y partículas subatómicas. Las cantidades variables de cada uno de estos conjuntos, forman diversas formas o energías que determinan la frecuencia o velocidad de vibración.

Sin profundizar, solo quiero que entiendas el concepto, aguanta un poco y veras como todo empieza a tener sentido, dependiendo de las cantidades específicas de cada uno de estos ingredientes subatómicos, estas estructuras subatómicas determinan si lo que se observa es sólido, líquido o gaseoso. Las cantidades específicas de estas partículas subatómicas combinadas con su velocidad de vibración también determinan si se puede detectar con los cinco sentidos humanos o no.

Independientemente de su forma, lo que los científicos han descubierto, es que al dividir cualquier objeto en su estructura más básica, (cualquier objeto desde una pared, el plato en el que comes, tu cuerpo y la tierra) todo lo que existe, visto o no, consiste en una tasa de vibración. En otras palabras, lo que ves en la vida física no es sólido como parece ser, todo es una masa vibrante de energía. Es decir en su forma más básica todo es energía.

La velocidad con que vibran va a determinar en qué estado se encuentran y si puedes verlo con tus cinco sentidos, por ejemplo el agua, podemos encontrarla en estado sólido, líquido o gaseoso, la única diferencia es la velocidad que con vibran las partículas.

Todo en el mundo consiste en vibración. Si la velocidad de esa vibración cae por debajo o se eleva por encima de cierta intensidad, se vuelve inmensurable o invisible para los sentidos humanos. Eso no significa que no exista.

Y aquí es donde empieza lo interesante, tus pensamientos son vibraciones, se cree que son una de las vibraciones más potente que existen y sin duda tienen un efecto en tu mundo (ley de causa y efecto). El pensamiento es la causa y el efecto tus resultados. Las palabras son vibraciones. Los sonidos son vibraciones. La luz es una vibración. Nuestro planeta es una vibración. Todo nuestro universo y todo lo que está dentro de él (visto y no visto) es una masa vibrante de átomos y partículas subatómicas.

Para entender la ley de la atracción, hay que saber que cada vibración tiene una resonancia, que establece que toda la energía resuena a una frecuencia específica, que permite que solo la energía de una frecuencia se unan. Toda energía, como hemos visto anteriormente, vibra continuamente a una frecuencia determinada y, dependiendo de esta frecuencia emitida, es lo que la ley de la atracción usa para determinar qué energías se atraen unas a otras.

¿Qué determina la frecuencia en el cuerpo humano?

El pensamiento crea una frecuencia o resonancia vibratoria específica a su naturaleza, esa frecuencia vibratoria, la sentimos a través de las emociones, tenemos emociones negativas y positivas, cuando alguien dice me siento mal, es el efecto de un pensamiento negativo, que coloca al cuerpo en una frecuencia específica acorde a lo pensado. Todo inicia en un pensamiento.

Funciona igual que la frecuencia de una radio, la frecuencia determina qué estación de radio se escucha, es la frecuencia en la que colocas la radio la que armoniza y resuena con la frecuencia emitida desde una estación y permite que se escuche el sonido. Si cambia la frecuencia en la radio, ya no podrás escuchar la estación anterior porque no están en la misma frecuencia.

Tu cerebro funciona como una estación de radio que emite y recibe frecuencias a través del pensamiento que tu controlas.

Tu pensamiento es energía, que liberan constantemente, y crean vibraciones que viajan y atraen vibraciones similares que se manifiestan como circunstancias en tu vida. Los pensamientos los eliges tu, (libre albedrío) por lo que estás en control de la vibración que quieres estar y por ende lo que quieres atraer, y funciona de esta manera seas consciente o no de ello, no siempre eliges tus pensamientos, muchas veces te dejas llevar por las opiniones y comentarios de otras personas que colocan tu cuerpo en un estado negativo y como resultado atraes cosas que no deseas.

Un pensamiento dominante una vez formado, comienza a atraer hacia ti precisamente lo que estás pensando en función de la resonancia o la frecuencia de energía del pensamiento original.

El pensamiento es igual a una semilla, que una vez sembrada en al tierra, aunque no la podemos ver, se está formando hasta producir una planta. Sin embargo, sabemos que tarda un tiempo entre que la colocas en la tierra y consigues cosechar sus frutos.

Cada semilla tiene un tiempo de gestación diferente, igual que el pensamiento, depende de lo que decidas plantar en tu mente, tardará más o menos tiempo en producir resultados. El hecho es que aunque no veas resultados inmediatos no significa que la ley de la atracción no funciona, simplemente al igual que la semilla debajo de la tierra, no puedes ver que el pensamiento poco a poco se va haciendo realidad. Solo tienes que tener Fe del proceso.

El trabajo de la Ley de Atracción es atraer a ti todo lo que esté en armonía con tu pensamiento.

Cuando entiendes cómo funciona, puedes estar seguro de que lo que decidas pensar dará resultados, y aunque tome tiempo desarrollarás la confianza y la certeza de que finalmente lo tendrás en físico.

Las emociones de miedo, apatía, dolor, ira y ansiedad emiten una resonancia muy distinta a las emociones de amor, alegría, gratitud, etc.

Tus pensamientos, emociones y creencias individuales determinan la vibración en que te encuentras y la frecuencia que emites, que a su vez determina lo que atraes y experimentas en la vida.

En otras palabras, no puedes esperar tener pensamientos negativos y atraer algo positivo.

El cuerpo si se ve con un equipo especial, se puede observar como una masa de energía, esta energía es controlada por el pensamiento, y el cerebro es el órgano encargado de enviar la señal a todo el cuerpo, para que la vibración sea acorde al pensamiento. Lo que se conoce como conexión mente cuerpo. La mente es la causa el cuerpo es donde se ven los resultados.

Recapitulando lo aprendido:

1) Todas las cosas (visibles e invisibles) descompuestas y analizadas en su forma más pura y básica, consisten en energía o vibraciones.

2) Los pensamientos son una vibración.

3) Nuestro mundo y todo lo que hay dentro de él, primero comenzó con un pensamiento.

4) Los pensamientos que pensamos son frecuencias vibratorias que se transmiten atrayendo vibraciones de la misma resonancia o frecuencia vibratoria.

La ley de la atracción es parte del proceso de creación, somos seres creadores, estamos creando constantemente para bien y para mal, basta con observar alrededor, todo lo que ha creado el ser humano a empezado en un pensamiento, es el origen de todo.

Vivimos en el resultado de un pensamiento, el apartamento donde vives alguien lo imaginó primero, los medios de transporte, la forma de comunicarnos, todo fue creado primero en la mente antes de que existiera en el plano físico. Y todo lo que tienes y experimentas fue creado por un pensamiento seas consciente de ello o no, no hace diferencia.

Como seres creadores hemos sido dotados de facultades mentales, que nos permiten trasladar un pensamiento en realidad. Y hay leyes definidas que hacen que sea posible.

La comunidad científica define la ley de atracción como la ley por la cual el pensamiento se correlaciona con su objeto.

También se conoce como la ley de causa y efecto. Todo pensamiento pensado (causa) tiene un efecto (resultados). El pensamiento no puedes verlo, olerlo, tocarlo, probarlo o incluso sentirlo, pero sabemos que existe. Existe sólo como una vibración. Y ahora sabes que las frecuencias de vibración que son de idéntica intensidad, se atraen como vibraciones para traer al mundo físico el resultado de la semilla inicial que se plantó, en este caso, el pensamiento. Así como la semillas del campo requieren alimento, tu semilla de pensamiento crecerá de acuerdo con lo que sea que la alimentes.

Ciencia y religión

Esto aunque parece algo nuevo y novedoso, siempre a existido. Aquí es donde la ciencia y la religión finalmente llegan a la misma conclusión, lo que los textos bíblico enseñan hace miles de años, hoy en día la ciencia ha confirmado su verdad.

El árbol se conoce por sus frutos. Todo árbol bueno da frutos buenos, y el árbol que no es bueno no los da. El árbol bueno no puede dar frutos malos, ni el árbol malo dar frutos buenos. Por lo tanto, reconocen al árbol por sus frutos. Mateo 7:17-20.

Una semilla de pimentón no puede producir tomate. Un pensamiento negativo (semilla) no puede producir un resultado positivo (fruto). Puedes saber lo que alguien ha pensado por sus resultados. Muéstrame tus resultados y sabré lo que has pensado en los últimos 12 meses. Los pensamientos sólo pueden crecer y producir aquello que está relacionado con la semilla plantada.

Si quieres saber cuales son tus pensamientos predominantes, ve tus resultados. Y si no te gustan, cambia la semilla y, en el futuro, cosecharas resultados diferentes. Empieza por tener pensamientos, palabras y acciones que estén alineado con lo que sea que desees atraer.

La Ley de Atracción, siempre está en funcionamiento y atrayendo lo que estás emitiendo o transmitiendo a través de tu mente como resultado de tu proceso de pensamiento predominante.

Cuando comienzas a usar la ley de la atracción, no solo colocas tu cuerpo en un frecuencia para atraer cosas, personas y circunstancias de la misma frecuencia, si no que también activas una parte de tu cerebro que te ayuda a conseguir las oportunidades necesarias para conseguir lo que quieres.

A tu alrededor día a día, hay millones de bits de informacion, el cerebro procesa unos cuatrocientos mil bits de información, pero solo somos conscientes de unos dos mil, independientemente de las cantidades, lo importante es que conscientemente sólo somos capaces de procesar una pequeña cantidad, sin embargo hay una parte de nuestras mente, el subconsciente, que tiene el poder y la capacidad de captar todo lo demás.

Y lo que determina, esos dos mil bits de informacion de los que somos conscientes, son nuestros pensamientos predominantes.

Si todos los días hablas de escasez, verás escasez en todos lados, si alguien habla de escasez o si en las noticias informan sobre escasez, instintivamente te sentirás atraído a escucharla, y tus resultados serán escasez, y esto reforzarán tu forma de pensar, veras tu realidad y dirás ves efectivamente tengo razón hay escasez.

Las oportunidades para atraer abundancia pasan frente a tus ojos pero no eres capaz de verlas. Porque conscientemente solo puedes procesar una pequeña cantidad de informacion de todo lo que hay a tu alrededor y que esté en armonía con tus pensamientos. (ley de la atracción)

Cuando decides cambiar tu pensamiento, y te propones a encontrar abundancia, le envías una señal clara al cerebro, que quieres que encuentre oportunidades, y en consecuencia empezarás a ver oportunidades, tu cerebro trabajara para encontrarlas, y ahora te sentirás atraído a conversaciones y noticias donde la informacion hablen de cómo incrementar tus ingresos, incluso en tu misma ruta al trabajo de todos los días empiezas a notar oportunidades que antes no veías.

Ahora que tienes una base sólida de cómo funciona la ley de la atracción, te preguntarás en qué áreas de tu vida puedes aplicarla.

La ley de la atracción funciona en todas las áreas de tu vida.

Dinero

La abundancia financiera es la razón número uno por la que las personas se interesan en la ley de la atracción. Cuando eres conscientes de que tus pensamientos crean tu realidad, te das cuenta de que estás en control de todo lo que tienes o no tienes. Y tienes el poder de crear la vida que deseas. La ley de la atracción te permitirá atraer a ti el dinero que necesitas. Cuando empieces a hacer un uso consciente y deliberado de ella.

Relaciones

Hay un dicho que dice: «aves del mismo plumaje vuelan juntas» lo que nos dice es que las personas con los mismos intereses «se mueven» de la misma manera, al igual que una bandada de aves de una misma especie se mueven juntas en grupo.

Te relacionas con personas que piensan muy parecido a ti. Muchas personas quieren atraer a la pareja ideal, pero creen que no la pueden conseguir. Hay 7 billones de personas en la tierra y solo tienes que atraer a una persona, hay más que suficientes personas, no hay escasez de parejas. Si quieres atraer a una persona primero tienes que desarrollar en ti las cualidades que quieres ver en la persona que quieres atraer, y para hacer eso primero tienes que definir cuales son las cualidades que quieres que esa persona especial tenga.

Igual que si quieres atraer un socio exitoso si tus estándares de vida son bajos no vas a atraer personas con estándares altos. Lo mismo con amigos, mentores, etc. Haz escuchado decir cuando el alumno esta preparado, aparece el maestro. Esa preparación es mental

Atraerás a personas que armonizan con tu propia filosofía de vida, ya sea que quieras ir o no.

Físico

La mayoría de las personas no piensan en la ley de la atracción para mejorar la salud. Sin embargo, existe una estrecha relación en cómo tus pensamientos afectan tu cuerpo. Aprender a usar la ley de la atracción te ayuda a ver qué efectos tienen tus pensamientos en tu cuerpo. Todo pensamiento de ansiedad, estrés, depresión tienen un efecto negativo en ti, que si se mantienen en el tiempo, tarde o temprano pasan factura.

Espiritual

La ley de la atracción está relacionada con las enseñanzas espirituales. Los textos espirituales nos revelan el poder del pensamiento y el efecto que tienen en nuestras vidas. Y como la fe y la creencia es la base de todo.

La ley de la atracción no distingue, entre géneros, edades, religiones, funciona para todos por igual, es como la ley de la gravedad, el hecho de que creas o no que existe, no implica que se aplique a ti. Aunque el que no sepa como funciona la gravedad le puede ir bastante mal. Si eres cristiano o budista, o cualquier otra religión, todos nos enseñan a fortalecer la fe y el mensaje es claro «te conviertes en lo que piensas».

Desarrollar un entendimiento en la ley de la atracción fortalece tu creencia, relacionar lo que la ciencia ha comprobado con lo que dice la Biblia, te ayuda a entender mejor y saber sin duda alguna que todo lo que dijo Jesús esta basado en la verdad, es real y funciona.

«Todo lo que desee cuando oren, crean que los reciben y los tendrán».

La fe es el resultado de una creencia que comenzó con un pensamiento. Tenga en cuenta que Jesús dice que nada será imposible. Él no dice excepto por esto o aquello. Él dice ¡Nada será imposible!

«La fe es la sustancia de lo que se espera, la evidencia de lo que no se ve».

El pensamiento desarrolla la creencia. Aunque todavía no puedes verlo, «el pensamiento se correlaciona con su objeto» para manifestarlo en lo físico.

Mental

Tienes que desarrollar tu poder mental, para hacer uso de la ley de la atracción, no puedes pensar lo que las circunstancias o otras personas te sugieran, tienes que pensar lo que quieras tener sin importar las circunstancias a tu alrededor. Los obstáculos se van disolviendo, a medida que tu creencia y fe aumentan, en que la imagen mental que has pensado tarde o temprano se hará realidad.

En la próxima publicación aprenderás a cómo aplicar la ley de la atracción para conseguir los resultados que deseas.

Para finalizar, una historia por Harold Sherman.

Encienda su fuerza magnética.

¿En alguna ocasión has experimentado con un imán y limaduras de hierro? Un imán tiene fuerza de atracción; las limaduras tienen propiedades magnéticas que responden cuando se ponen en contacto con un campo magnético.

Primero coloca el magneto bastante lejos del montón de limaduras de hierro para que no les llegue su “atracción magnética”. No ocurre nada.

Después acerca el magneto un poco más. Ve que pizcas diminutas alrededor de los bordes del montón de limaduras comienzan apartarse y adherirse al extremo del magneto, moviéndose a través del espacio cargado.

Entonces adelanta el magneto de manera que todo el montón de limadura de hierro quede dentro de su campo, y se produce un movimiento instantáneo en masa de las partículas magnetizadas para apiñarse en torno de los polos.

Usted tiene el control de esta operación. Puede retirar las limaduras de hierro, volver a ponerlas sobre la mesa y acercar el magneto desde cualquier dirección que decida, no menos segura y rápidamente.

Sin embargo, si decide no utilizar el magneto; si con toda su fuerza de atracción lo deja ocioso, las limaduras de hierro permanecen quietas. Al mirarlas, no se diría que poseen alguna capacidad para responder a la atracción magnética. Parecerían una masa inerte, incapaz completamente de cualquier movimiento.

Ahora, como ilustración, imagine que este montón de limaduras de hierro son las oportunidades que necesita para alcanzar lo que desea en la vida. Estas limaduras de hierro están por ahora fuera de su alcance; pueden no estar ni siquiera a la vista; existen por el momento en su futuro.

La única forma en que pueda atraer estas oportunidades hacia usted es mediante la fuerza magnética de su mente. La fuerza está allí, tal como existe en un imán físico pero no funciona automáticamente. Usted tiene que controlar y dirigir este poder.

Cuando usted hace esto, cuando ha decidido “¡esto es lo que quiero!”, magnetiza instantáneamente la fuerza creadora en su interior. Este poder principia a cargar el mismo “éter mental” en torno suyo; se extiende a través del tiempo y del espacio hacia las “limaduras de hierro”, las oportunidades que necesita en las formas y condiciones, circunstancias, recursos y personas, para atraer todos los elementos requeridos para ayudar a realizar lo que sea representado.

Hasta que haga un movimiento positivo en la dirección de las cosas que desea, no atraerá nada que valga la pena. Sin decisión no puede magnetizar apropiadamente el poder dentro de usted. Un estado mental inestable atrae nada mas condiciones indecisas.

Mantenga en su mente la idea del magneto y las limaduras de hierro al enfrentarse a distintos problemas en la vida. Pregúntese: “¿Qué estoy atrayendo con mis pensamientos y deseos ? ¿Solo sucesos negativos? “

Si su mente está llena de temores, preocupaciones y dudas, está cargando de incertidumbre la atmósfera en torno suyo. Está haciéndose susceptible a condiciones y circunstancias que puedan motivar que fracase en sus empresas.

Y aquí es importante recordar un punto: mientras de manera más profunda quiera realizar algo, más fuerte es su poder de magnetización.

Supongamos que esta fuerza interior es un criado, capaz de obedecer sin discusión todas las órdenes. Ahora, si usted le ordena de un modo informal: “Tráeme un vaso de agua” , esperará que el criado responda a su mandato, más tome su tiempo para hacerlo. No obstante, si pidiera con un sentimiento de gran apremio: “Pronto… ! tráeme un vaso de agua!”, lo más probable es que el criado se lo entregar a toda prisa.

Así es exactamente como opera su subconsciente. ! Actúa con lentitud o con rapidez con relación con órdenes que da mediante su mente consciente, dependiendo en forma precisa de la manera profunda en que lo pretende en realidad!

Usted ha oído decir a la gente: “Puse mi corazón en esto o lo otro…. !y lo conseguí!”

!Lo consiguieron ciertamente! No pudieron menos que lograrlo. Su deseo fue tan intenso que creó una fuerza tremenda de atracción magnética…. y todo alrededor de ellos, cosas y personas fue afectado por ella.

Comience a vivir en la consciencia de lo que desea. Vistalo con sus deseos; véalo ocurrir en su mente; tenga fe en que va a suceder; conserve el éter mental cargado magnéticamente con las imágenes mentales de su objetivo.

Haga esto, y atraerá paso a paso lo que necesita para hacer que las “limaduras de hierro” se agrupen en forma de oportunidades en torno suyo y al fin materialicen lo que han deseado.

Consigue el libro original de la película «El Secreto» (versión Kindle) de Rhonda Byrne para complementar esta lectura.

En este libro aprenderás a cómo utilizar El Secreto en todos los aspectos de tu vida: dinero, salud, relaciones, felicidad y en todas tus interacciones con el mundo. Empezarás a entender el poder oculto que hay en tu interior.

Descubre «63 frases sobre el poder de la ley de la atracción» de personajes famosos.

¿Qué es y cómo funciona la Ley de Atracción?

Mucho se ha escrito y hablado sobre la ley de atracción y las diversas interpretaciones que le da la gente, pero en realidad… ¿Qué es la Ley de Atracción?, y cómo funciona la ley de atracción?

La Ley de Atracción es una teoría de una fuerza natural que existe en el universo que determina que: «los iguales se atraen».

Su comportamiento es algo similar a la de la Ley de la Gravedad, solo que ésta ley incluye a las personas, las situaciones y los pensamientos.

Lo que significa en términos de la experiencia humana es, que si una persona se concentra en pensamientos positivos o negativos, estos pensamientos procederán a crear resultados positivos o negativos en su vida.

La Ley de Atracción responde al pensamiento y procede a manifestar las condiciones determinadas por ese pensamiento.

El principio sobre el que reposa esta ley, es que todos los pensamientos humanos tienen una frecuencia o vibración.

Y que la naturaleza siempre está respondiendo atrayendo pensamientos, personas o cosas de la misma frecuencia transmitida por el pensamiento inicial.

En pocas palabras, si una persona pasa todo su tiempo temiendo a las deudas y pensando en la «falta de dinero» en su vida, el universo responderá a ese pensamiento creando situaciones y enviando personas o cosas «iguales», lo que significará más deudas y más falta de dinero.

Por el contrario, una persona que vive agradecida, alegre, cariñosa, y con pensamientos de abundancia, transmitirá frecuencias que atraerán experiencias correspondientes a esa naturaleza.

«Somos lo que pensamos. Todo lo que somos surge de nuestros pensamientos. Con nuestros pensamientos hacemos el mundo.» – Buda

¿Cómo Funciona la Ley de Atracción?

Si esto es así entonces, ¿cómo tener una «actitud positiva y alegre», para crear y manifestar una vida exitosa?

Si podemos aceptar que todos los pensamientos u ondas cerebrales tienen una cierta frecuencia de vibración, entonces, estos pensamientos deben enviar una señal al mundo que nos rodea, al mundo de la materia.

La mayoría de los físicos están de acuerdo en que el universo está compuesto fundamentalmente de masa y energía y que la única diferencia entre las diversas formas de materia, es la velocidad a la que sus partículas vibran.

Así que lo que tenemos en el universo es básicamente energía y vibración.

La materia es pues, una “representación” física de: energía + vibración.

Por lo tanto, si un pensamiento es una fuente de energía que vibra a una frecuencia determinada, que es lo que la ley de atracción está sugiriendo, como consecuencia, debe tener algún efecto sobre el universo en el que viven los pensamientos.

¿Cómo Funciona la «atracción» entonces?

Es el ser humano el que está vibrando a una frecuencia que está determinada por la naturaleza de los pensamientos dominantes en su mente: Sus pensamientos y su «actitud».

A continuación, se establece una conexión, un núcleo vibrante o aura que comenzará a atraer hacia ella, estados similares o experiencias que están en armonía con sus pensamientos.

Y finalmente, esa energía se “materializa”.

Si una persona está muy concentrada en lo que desea (o en lo que odia) como para dedicar toda su atención a ello, la fuerza del deseo y la emoción hacia un objetivo específico hará que el universo sea capaz de manifestarlo más rápidamente.

Un estudio de grandes visionarios de nuestro mundo parece apoyar que esto es lo que ocurre como un resultado causal consistente y predecible.

Es decir, un pensamiento humano centrado o la firme intención de lograr (o evitar) algo, siempre atraerá una manifestación de similar naturaleza.

Pero ¿qué pasa en el caso de acontecimientos trágicos de masas como los accidentes de aeronaves, terremotos o tsunamis?

¿Cómo pueden unos pocos cientos o unos pocos miles de atraer el mismo evento?

Este es un punto importante a tratar con esta teoría y, a menudo criticado por los detractores de esta ley.

Es difícil ofrecer una explicación precisa.

Aunque, estudios profundos revelan que la ley de la atracción trabaja también en estos casos.

Así funciona la ley de la atracción en el amor

Estas 5 leyes de la atracción sí funcionan. Descúbrelas y aplícalas para encontrar esa persona que el universo destinó para ti.

Adriana Acosta Bujan

“Mi pareja y yo somos uno mismo”, “En todas partes encuentro el amor”, “Mi pareja es perfecta”, “Mi esposo me llena amor”. Para atraer el amor de una pareja deberás, realizar decretos o afirmaciones diarias.

Además, hacer una lista, escribiendo lo que deseas encontrar en una persona. Piensa lo que quieres recibir, esto debe ser positivo, determinando qué quieres alcanzar y cómo lo quieres, desde su aspecto físico hasta su actitud.

Lo ideal es convertir todos tus anhelos en afirmaciones positivas. Luego visualiza, esto se traduce en imaginar, sentir el momento, creando escenarios románticos, en cómo deseas estar y encontrarte con tu pareja perfecta.

El siguiente paso, será la fe, tener la convicción de lo que estás pidiendo al universo está por llegar; se trata de soltar el deseo y esperar a que suceda el milagro. La idea principal es no desanimarse y tener paciencia.

Por último tienes que hacer tu vida normal, participando en actividades sociales y moviendo tu energía para encontrar respuesta inmediata. Como decía mi abuela “el amor no va a tocar tu puerta, tienes que salir, sin buscarlo o aferrarte”

Advertisement

Ley de la atracción

Seguramente, has escuchado o leído algo similar, sobre la ley de la atracción. Es cuando tus pensamientos constituyen una forma de energía que vibra a una velocidad determinada, logrando atraer hacia tu vida aquello que anhelas.

La función de la ley de atracción es ser como un imán que atrae deseos, sueños y anhelos, para concretarse; todo basándose en los pensamientos.

Puede ser cierto o falso, creerlo o no, puesto que la energía y los pensamientos, no son hechos comprobados científicamente. Un Estudio llevado a cabo por la doctora Vanessa J Bonhs, afirma que podemos entender el mecanismo de la atracción sexual, pero en realidad no todo puede explicarse por medio la neuroquímica.

Mi intención no es crear un debate al respecto, sin embargo, muchos expertos en las materias espirituales afirman que es algo real. Sea cierto o no, los pensamientos positivos siempre nos van a ayudar a tener una mejor vida, y el destino lo marcamos con nuestras acciones.

¿Cómo funciona la ley de la atracción?

Sin meternos en ideologías espirituales y controversias científicas, existen maneras de saber cómo funciona la ley de la atracción en las relaciones de pareja; así que toma nota:

Advertisement

1 Verbo mata carita

Estoy de acuerdo que la primera impresión nunca se olvida, que el físico es un factor importante que nos atrae de las personas. No quiero decir que tienes que tener un cuerpo como modelo de cine o televisión, ya que el gusto se rompe en géneros.

La ley de atracción en las relaciones de pareja se da con la personalidad, vale más la forma de ser, de expresarse y de comportarse en una persona que su físico; por ello, es que el «verbo mata carita».

Se trata de hacer un click especial, de conectar a través de una buena charla, de sentir que conocías a la persona de hace tiempo, como haber encontrado a tu alma gemela.

Cuando sientes ese vínculo inexplicable, tal vez es porque estás con esa pareja que tanto deseabas encontrar. Puedes percibir que el tiempo se detiene por unos instantes, que tu atención y deseo por conocer más sobre esa persona se intensifica y la pasas bien.

Advertisement

2 “Creo que me enamore de ti”

Encontrar el amor de tu vida en el trabajo, escuela, gimnasio, entre otros lugares que sueles frecuentar no es causalidad. Es lógico que nosotros compartamos mucho tiempo fuera de casa, para cumplir con nuestras responsabilidades; por esa razón, muchas parejas suelen enamorarse.

La ley de la atracción funciona cuando interactuamos con las personas, puesto que al hacerlo frecuentemente y por largo tiempo, estas relaciones van formando vínculos afectuosos, por ello es que acabamos eligiendo el amor de una persona por la proximidad que tenemos con ella.

3 “Me vuelve loca tu forma de ser”

La ley de la atracción en las relaciones de pareja, funciona cuando estamos con una persona que comparte los mismos gustos, aficiones, sueños, metas y anhelos. Siempre nos vamos a sentir atraídos por alguien que sea parecido a nosotros.

Estoy de acuerdo que podemos ser diferentes, incluso, ser polos opuestos en cuanto a costumbres o ideologías; sin embargo, las parejas encuentran un complemento para sentirse conectadas. Puede ser la música, la lectura, la comida, los pasatiempos entre otras cosas.

4 «También me pasó lo mismo»

Muchas parejas tienen coincidencias en la forma de vida que llevaron en la infancia o en la actualidad. Si te pones a reflexionar, la mayoría tiene un patrón de vida similar.

Advertisement

Me refiero, por ejemplo, que los dos hayan perdido a un ser querido o que los dos hayan sufrido algún trauma como un divorcios, separaciones, entre otras cosas.

Por lo general, nos atraen las personas que empatizan con nosotros, que de cierta manera suelen comprendernos y entendernos. Tal vez, si una persona creció con falta de afecto, es normal que busque en la pareja recompensar ese amor.

5 «Congeniamos»

Como dice el refrán popular “Nunca falta un roto para un descosido”, lo que significa que nadie le faltará alguien que lo quiera, en otras palabras, es que todos de cualquier manera, siempre encontraremos el amor.

La ley de la atracción se da cuando nos atrae una persona que tienen rasgos similares a los nuestros, es decir que exista cierta homogeneidad. Según los expertos, buscamos una persona con un componente familiar, de algún modo que armonice con nosotros.

Advertisement

6 La vibra

Definitivamente, la vibra o energía que explayamos es algo que atrae a las personas. Cuando estamos tristes, enojados, furiosos, y somos pesimistas; es lógico que nadie se nos va a acercar.

Por lo tanto, es importante que para conectar con una pareja nuestra energía se encuentre equilibrada, manteniéndonos tranquilos, relajados y optimistas.

Para concluir, la clave para atraer el amor de una persona, es con las acciones, con los pensamientos y personalidad. Nunca dejes de visualizar tus sueños y deseos; pues la motivación es la clave para alcanzarlas y materializarlas.

Toma un momento para compartir …

¿Quieres historias edificantes y brillantes en tu correo electrónico?

Periódicamente también recibirás ofertas especiales de nuestros socios

Por qué El Secreto no funciona

Irene/ agosto 3, 2017/ aprender astrología, Carta astral, Coaching, curso de tarot

No sé si has leído el libro «El Secreto» de Rhonda Byrne, la premisa básica de este libro es que si piensas en algo lo atraes a tu vida. Pensamientos positivos atraen cosas positivas y pensamientos negativos atraen lo negativo. Este libro está basado en la escuela de William Walker, un abogado estadounidense que también era ocultista.

Muchas personas con el paso del tiempo han visto cómo no obtenían lo que deseaban a pesar de pensar a menudo en ello, eso ha llevado a que se haya puesto en entredicho la efectividad del Secreto y su ley de la atracción.

No considero que haya que negar la ley de la atracción, pues sí está en nosotros atraer determinadas cosas

Se supone que si deseas algo debes pedirlo al universo , como quien lanza un mensaje por ondas de radio, y el universo responde a ese mensaje mandando ondas de vuelta o una respuesta física. No considero que haya que negar la ley de la atracción, pues sí está en nosotros atraer determinadas cosas. Lo que también es cierto es que el planteamiento de Rhonda era de algún modo algo básico.

La ley de la atracción funciona por varios motivos. El primero y más elemental es que si tú crees que algo sucederá por lo general dejas de lado todos los malos sentimientos, el nerviosismo y la ansiedad y te enfocas en que eso que quieres que ocurra, llegue. En esos casos, cuando a pesar de enfocarte en que algo positivo llegue a tu vida no lo consigues, tienes que tener en cuenta que hay otros factores que pueden determinar lo que sucede. Quizás no estás preparado para lo que deseas o quizás no está en tu destino, probablemente si echas un vistazo a tu carta natal o a tus nodos verás que tienes aprendizajes pendientes que realizar antes de que esa gran recompensa llegue a tu vida.

A veces hay que pasarlo mal para valorar lo que viene después. A veces es necesario que lo logres tú solo sin depender de nadie, y por eso la abundancia no está disponible, porque estás siendo dependiente cuando no toca. A veces tienes que saber amar a quién no creías que amarías. A veces debes aprender a confiar en ti…

El segundo motivo por el que la ley de la atracción funciona es algo más metafísico. Si tú eliminas el miedo y la ansiedad y crees en que algo sucederá, también dejas de enviar miedo y ansiedad al universo. Porque a veces creemos que nos estamos enfocando en que nos ocurran cosas positivas, pero ¿es realmente así?.

Es importante aceptar que a veces sucederá lo que tenga que suceder. No querer controlarlo todo.

Esto también ocurre con las tiradas de tarot. Es importante aceptar que a veces sucederá lo que tenga que suceder. No querer controlarlo todo. Por ese mismo motivo, cuando echas las cartas para ti mismo tienes más posibilidades de errar, porque puedes interpretarlas mal por tu implicación emocional pero también porque tu ansiedad por la respuesta puede dirigir el resultado. Es necesario hacer el ejercicio de «salirnos» de nuestro ego, desapegarnos, y preguntar como si nos diera igual el resultado. Si algo se aprende con el uso prolongado del tarot es que las respuestas que hoy te pueden parecer LO PEOR, en unos meses pueden ser algo positivo. Porque tu enfoque en la vida y tu motivación puede cambiar de un día para otro.

El tiempo te da la perspectiva para comprender que no todo lo que parece una desgracia lo es realmente

Suena mucho a «cuando una puerta se cierra otra se abre» y lo cierto es que suele ser así aunque no lo veamos. Hace un tiempo, yo preguntaba al tarot siempre temas profesionales, sobre si me iban a dar tal o cuál puesto de trabajo o beca de investigación. Mi vida giraba entorno a mi trabajo y a la investigación. No había más preocupaciones. Empezaron a salirme respuestas de que NO me daban ese puesto, NO me daban esa beca, NO lograría ese premio académico por el que tanto había luchado… Mi mundo se venía abajo. A día de hoy miro atrás y comprendo. Aquello para mi era un jarro de agua fría pero ahora sé que estaban a punto de llegar a mi vida grandes cambios, en pocos meses conocería a personas increíbles, me enamoraría de verdad y me atrevería a soñar con dedicarme a lo que me apasionaba.

El tiempo te da la perspectiva para comprender que no todo lo que parece una desgracia lo es realmente. Me recuerda mucho al significado del arcano La Muerte. Sin embargo, si te obsesionas con que el tarot ha dicho que él volverá o que conseguirás X… seguramente estarás cada día pensando: cuándo? cuándo? me habrá hablado ya? mirando el móvil a ver si te ha hablado etc, y tú mismo bloquearás que suceda. El caso es que, cuando deseamos sin ansiedad, sabiendo que seremos felices pase lo que pase, confiando aún con los ojos tapados, trabajamos mejor, nos enfocamos más y lanzamos al universo el mensaje correcto. Por ese motivo, más que la ley de la atracción yo prefiero llamarla la ley de la confianza.

Compartir esta entrada

«Todo lo que llega a su vida usted lo atrae a ella.
Y es atraído a usted por virtud de las imágenes
que mantiene en su mente. Es lo que usted piensa.
Todo aquello que sucede en su mente usted lo atrae hacia sí mismo»
El Secreto

María Prado, kinesióloga, logopeda y terapeuta holística, nos envía a El Lector Alternativo Opina su reflexión personal sobre el fracaso en muchas personas de la Ley de Atracción popularizada por la película y libro «El Secreto» y sus secuelas.

María nos habla de incoherencias entre pensamiento y sentimientos profundos y bloqueos a nivel inconsciente que harían que las vibraciones que emitimos no sean las que nos gustaría y que por sintonía a ellas, y en base a esa ley, no atraemos las frecuencias y objetos/situaciones deseadas.

Otros autores nos explican que la Ley de Atracción, como ley espiritual que es, funciona para el Alma y no para el ego y que sus mecanismos son mucho más sutiles de lo que nos hace creer esta moda materialista. Además, la prosperidad es mucho más que dinero.

En cualquier caso, consigamos o no nuestra lista de deseos, las enseñanzas de El Secreto de pensamiento positivo, gratitud y confianza en la Vida son excelentes compañeros de viaje y solo pueden reportarnos beneficios.

Es un tema sobre el que profundizaremos y agradecemos a María que nos introduzca en él con esta interesante reflexión:

«El Secreto» es un best-seller que está teniendo una enorme difusión en todas las capas de la sociedad.

Gracias a que está concebido con la mente americana de ganar dinero fácilmente, el mensaje, que es muy antiguo, está llegando a sectores de la sociedad que de otra manera sería imposible que llegase.

El mensaje es el mismo que decía Jesús: «Si tenéis tanta fe como un grano de mostaza moveríais las montañas», porque la fe es la creencia de que se puede hacer.

Los grandes filósofos de la historia llegaron a la misma conclusión. Cony Méndez a principios del siglo XX decía lo mismo, Enrique Barrios en su libro «El maravilloso universo de la magia» lo explica en forma muy diveretida y amena.

En resumidas cuentas, se trata de la LEY DE ATRACCIÓN que dice que lo que piensas más lo que sientes muy adentro de tí y lo que expresas con tus palabras respecto a lo que quieres y deseas es lo que te va a venir.

¿Por qué cuesta tanto creer esta ley?.

Porque con el pensamiento podemos querer una cosa concreta pero con el corazón no lo deseamos en absoluto, por ejemplo: podemos pensar que queremos ser multimillonarios pero en nuestro corazón tenemos miedo a que nos roben, nos secuestren.

También podemos pensar que los ricos son malvados, infelices, cursis, etc. Incluso podemos sentir que no nos merecemos tener nada o podemos estar utilizando la excusa de no tener dinero para mantener nuestra posición de víctimas y así perpetuar nuestra desgracia.

Si tenemos alguno de estos sentimiento profundos jamás conseguiremos ser multimillonarios por más que nos pasemos la vida leyendo libros de autoayuda, asitiendo a todos los seminarios que haya sobre la Ley de Atracción y haciendo todos los ejercicios y visualizaciones que ponen en los innumerables libros existentes aprovechando el tirón de El Secreto.

¿Por qué funciona entonces la Kinesiología?

Porque se desbloquea el patrón subconsciente que ha creado los pensamientos negativos con respecto a tener dinero. ! Así de sencillo!.

Estos patrones, que normalmente vienen de nuestros ancestros, era casi imposible deshacerlos hasta hace muy poco, pero gracias a la cantidad de técnicas que existen en el mercado es relativamente sencillo en la actualidad, sobre todo con técnicas tan maravillosas como la Kinesiología, a veces acompañada de otras como el Reiki, Flores de Bach, Homeopatía, Acupuntura, Técnica Metamórfica. etc.

María Prado

Vía: Gabinete Prado en Castelldefels (Barcelona)
Sitio oficial libro: La verdad de El Secreto
Más información: Wikipedia con numerosos enlaces
TRANSCRIPCIÓN de la película El Secreto
En El Blog Alternativo: Éxito

¿Funciona la ley de la atracción? ¿Qué es “El Secreto”?

La ley de la atracción se basa en el movimiento del «Nuevo Pensamiento» que básicamente enseña que la esencia humana es espíritu, Dios es espíritu y mora en todo, y los pensamientos de nuestro espíritu pueden inducir a Dios a hacer realidad nuestros deseos. El Nuevo Pensamiento enseña que consciente o inconscientemente, para bien o para mal, nuestros pensamientos y creencias dictan la realidad. Dice que nuestra condición física, incluida la salud, el éxito y la riqueza, son un resultado directo de lo que esperamos. Si estamos enfermos, es porque nuestros pensamientos no son saludables. Si somos ricos, es porque creemos que debemos serlo. El Nuevo Pensamiento ha sido adoptado tanto por los movimientos seculares como por los religiosos.
La ley de atracción es un principio básico en el Nuevo Pensamiento. Dice que Dios está en todo (una forma de panteísmo). De acuerdo con el Nuevo Pensamiento, esto significa que cuando nuestro espíritu o pensamientos se concentran en algo, como la salud o un auto nuevo, la parte de Dios que se encuentra en esa cosa estará naturalmente atraída hacia nosotros. La ley de la atracción dice que los pensamientos, deseos y expectativas atraen su propia realización. Los enfermos están enfermos porque sus mentes están engañadas. El pensamiento correcto altera los impulsos eléctricos en el cerebro para volver a estar bien. Los pobres son pobres porque sus pensamientos pesimistas atraen la pobreza. Según el Nuevo Pensamiento, cuanto más entendemos a Dios y cómo trabaja, más poderosa es la atracción. Se afirma que Dios mora en todo, y si nos concentramos en lo que queremos, Él no tendrá más opción que llevar esa parte de si mismo a nosotros. Los primeros defensores del Nuevo Pensamiento creían que funcionaba a través de las ondas de radio. Los practicantes modernos afirman una mezcla pseudocientífica de neurología y metafísica.
«El Secreto» es un poco más ambiguo. Aunque Napoleón Hill afirmó que su libro Piense y Hágase Rico menciona el secreto del éxito no menos de cien veces, no lo nombra directamente, e insiste en que es mucho más valioso para las personas resolverlo por sí mismas.
Toda la premisa es ridícula, anticientífica y exitosa solo como un placebo. Pero cuando la ley de atracción se mezcla con el cristianismo evangélico, la ley de la atracción se vuelve increíblemente peligrosa. Los predicadores del evangelio de la prosperidad van más allá del simple pensamiento y afirman que la enfermedad, la pobreza y cualquier otra experiencia negativa de la vida se debe a nuestra falta de fe en Dios. Si no confiamos en que Dios nos dará dinero y salud, Él no lo hará, ellos afirman. La filosofía influye en muchos movimientos no bíblicos, como «Nombrarlo, Reclamarlo», El Evangelio de la Prosperidad, la Salud y la Riqueza, y la Palabra de Fe. También es la base detrás de la «oración centrante»: la práctica de comunicarse con Dios mientras se enfoca en una «palabra sagrada» que representa lo que quiere.
¿Funciona? Solo en el sentido de que nos esforzamos en aquello en lo que estamos pensando, y si esperamos que algo suceda, es más probable que veamos cualquier movimiento en esa dirección como un éxito y un resultado de nuestros propios esfuerzos. No podemos controlar las acciones de Dios, ni mediante el pensamiento ni vocalizando nuestros deseos. Es posible que Él nos dé nuestros deseos, pero es para sus propios propósitos, no para los nuestros.
El Nuevo Pensamiento y la ley de la atracción son una rama del gnosticismo. El gnosticismo fue una filosofía influyente en el tiempo del Nuevo Testamento. Enseña que solo esa parte de nosotros y del mundo que es espíritu es bueno. Lo físico es maligno. La ley de atracción lleva el gnosticismo un paso más allá al insistir en que nuestro espíritu divino y bueno puede cambiar metafísicamente lo físico. Y, al igual que el gnosticismo, enseña que el aumento del conocimiento misterioso (el «Secreto») nos salva y nos hace más poderosos.

La verdad es que Dios no es una fuerza energética que mora en todas las cosas y responde al capricho de nuestros deseos. Él es el Creador del universo, el Dios soberano. Él hace que todas las cosas obren juntas para el bien de aquellos que lo aman (Romanos 8:28), pero nuestro bien más a menudo significa santidad que consuelo. Él nos da los deseos de nuestros corazones, si nuestros corazones están alineados con los suyos (Juan 14: 13-14). Y a Él no le preocupa principalmente nuestro éxito mundano (Mateo 6: 19-21); de hecho, Él promete dificultades (2 Timoteo 3:12). Ciertamente, nadie en la historia ha tenido más fe en Dios que Jesús y, sin embargo, Jesús coronó tres años de pobreza con una crucifixión. El Nuevo Pensamiento, el Secreto y la ley de la atracción solo son más formas en que las personas insisten en que pueden ser sus propios dioses.

Verdad relacionados:
¿Hay claves esotéricas en la Biblia?
¿Qué es el henoteísmo?
¿Cómo puedo llegar a conocer realmente a Dios?
¿Por qué importa la obediencia a Dios?
¿Cómo es inspirada la Biblia? ¿Qué significa que la Biblia es inspirada?
Volver a:
La verdad sobre creencias falsas

5 Secretos de la Ley de Atracción: aprende cómo funciona

En este artículo encontrarás la fórmula para hacer la ley de la atracción realmente efectiva. Últimamente la ley de la atracción se ha puesto muy de moda con la película El Secreto (The Secret), y muchas hemos intentado aplicarla, con mejor o peor resultado. Lo cierto es que funciona, sólo que en muchos sitios no explican bien como hacerlo. Aquí te paso 5 secretos muy importantes para que lo hagas de la manera correcta y te funcione.

Consejos para que la Ley de Atracción funcione

El secreto de la Ley de Atracción ya no existe como tal. En los últimos años, este principio se ha popularizado de tal manera que seguramente conoces a alguien que al menos ha intentado ponerlo en práctica.

Si tú has intentado poner en práctica esta ley pero aún no has percibido resultados, quizás necesites orientación para hacerlo mejor y, por sobre todo, más confianza en su efectividad. Descubre el secreto de la atracción mental a partir de estos consejos

Visualiza, elabora un plan de acción y ejecútalo

La primera clave para ejercer el poder de la atracción es saber exactamente qué es lo que quieres y centrarte en ello, realizando un plan de acción y ejecutándolo.

Es muy importante saber exactamente qué es lo que quieres, y cuando digo exactamente, es porque debes definirlo con el mayor número de detalles posible. Por ejemplo: quiero un coche deportivo de lujo. El enunciado correcto debería ser: Tengo un coche deportivo de lujo de color rojo, biplaza, con los sillones tapizados en piel, con x caballos, de la marca x etc… Es muy importante tener el mayor número de detalles posibles para poderlo visualizar y sentir, que sea en presente como si ya lo tuviéramos en este momento y sentir lo que sentiríamos al volante del biplaza. Luego se diseña un plan de acción que te lleve al objeto de tus deseos y se ejecuta ese plan.

Agradece lo que eres y tienes en el presente

Debes ser consciente de lo bueno que tienes ahora ya, en este mismo instante. Disfruta de ello cada día, mientras estas de camino hacia tus sueños, sin desesperarte por llegar para poder ser feliz. Disfruta del camino.

Para poder emitir sentimientos y pensamientos positivos más fácilmente es importante que seas consciente de todo lo bueno que tienes ya en este mismo instante, como puede ser: un trabajo, una casa, una cama donde dormir, una pareja, el poder comer todos los días, poder disfrutar de tus hobbies todo aquello que tengas ya por lo que te puedas sentir agradecida y centrarte en disfrutar de ello. Sería muy útil que hagas una lista de todas estas cosas, y si son cosas que además te hacen ilusión y puedes disfrutar hoy mismo, mejor.

Vive sin miedo

Lo peor que pueda pasar nunca es tan malo como piensas, siempre lo puedes gestionar y te servirá de aprendizaje. Además se trata de vivir el día a día, no de lo malo que pueda pasar y aún no ha pasado.

Esto también es clave para tener sentimientos positivos, el miedo es un sentimiento negativo que aunque te sirve de defensa, pero le das más poder del que realmente merece. Lo peor que te pueda pasar nunca es tan malo como piensas y siempre se puede superar. De hecho cuantas experiencias negativas de tu vida luego con la perspectiva del tiempo han quedado en nada. Además siempre tienes la posibilidad de volver a empezar y seguir en pos de tus objetivos, el único fracaso está en el abandono.

Cuida de tu físico, tu entorno, tu espíritu

Tú eres lo más importante del universo, y como tal te debes de cuidar y mimar. Esto afectará directamente a tu estado de ánimo, dándole más poder a la ley de la atracción. Cuidarte físicamente, hacer las cosas que te gustan, cuidar de tu entorno para hacerlo más agradable. Si ves esto cómo egoísmo, yo te pregunto ¿cómo vas a dar lo que no tienes?.

Piensa siempre en positivo

Sácale el lado positivo incluso a los acontecimientos que no te agradan, pues siempre sirven de aprendizaje. Cuando algo no sale como esperas, casi siempre es porque eso era necesario para conseguir tus objetivos aunque de entrada no te lo parezca.

Esto es algo muy útil y que siempre pongo en práctica. Eres humana y es normal que haya circunstancias que te duelan, pero siempre procura sacar un aprendizaje de cada nueva situación y pensar que lo que ha ocurrido era algo necesario para la consecución de tus objetivos te va ayudar.

¿No te ha ocurrido alguna vez una desgracia, y luego con el paso del tiempo y observando los nuevos acontecimientos, gracias a esa desgracia ocurrieron cosas por las que valió la pena?, o sea la aparente desgracia se convirtió en una bendición. A veces los acontecimientos negativos son la semilla de algo bueno que está por llegar y así es como debes verlos. Actitud es la palabra clave.

Estos cinco secretos te van a ayudar a ser feliz a pesar de las circunstancias y a tomar las riendas de tu vida. Esto va a hacer que atraigas todo eso que quieres a tu vida. Si no me crees, puedes hacer tú misma la prueba, y si quieres luego me lo cuentas.

Tres formas de aplicar la Ley de Atracción

Ahora que ya sabes cómo funciona la Ley de Atracción, seguramente quieras saber cómo aplicarla para fines concretos. No te preocupes, el poder de la atracción siempre funciona igual, pero quizás estos casos te sirvan como ejemplo para empezar a usar la atracción mental en tu vida diaria, para alcanzar lo que siempre has deseado.

  • Para las relaciones interpersonales. Aunque no lo creas, el secreto de la ley de atracción puede ser una salida natural y saludable a distintos tipos de conflictos familiares y amorosos. También te puede ayudar a desenvolverte en distintos ámbitos de la vida, siempre que estés predispuesto a visualizar y a atraer el tipo de relaciones que deseas tener.
  • Para los negocios. Probablemente esta sea la aplicación más común de la Ley de Atracción, y es justamente por eso que su surgimiento está muy ligado al coaching y a las teorías de autosuperación y progreso económico-profesional. Si quieres comenzar un nuevo negocio o quieres que el tuyo crezca, no pierdes nada (y seguramente ganarás mucho) si pones en práctica la atracción.
  • Para ejercer liderazgo. Muchas veces es difícil sostener el liderazgo si realmente no te ves como un líder ni tienes la seguridad suficiente de tener la autoridad para serlo. En estos casos, la Ley de Atracción te ayuda a visualizar qué tipo de líder quisieras ser y cómo ponerlo en práctica.

5 Claves para que funcione la ley de atracción

La ley de atracción no se pone en marcha porque sí. Debes trabajar fuerte y llevar algunos hábitos integrales que hacen a su funcionamiento. Por eso mismo, no te pierdas de responder este test, para saber cómo te encuentras en tu camino.

¿Sabes exactamente qué es lo que quieres y apuntas tus fuerzas hacia ello?

Sí. No.

¿Eres agradecido de lo que tienes hoy día?

Sí. No.

¿Vives libre de miedo?

Sí. No.

¿Cuidas de ti y tu entorno?

Sí. No.

¿Le buscas siempre a todo el lado positivo?

Sí. No.

¿Cuál de estos consejos de ley de atracción te resultó mejor?

Saber exactamente qué es lo que quieres

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *