0

Libros eróticos 2016

Tabla de contenidos

14 libros eróticos que tienes que leer

Leer es una actividad muy buena para las personas. Además de estimularnos intelectualmente, nos permite conocer más vocabulario, emocionarnos con las historias y aumentar nuestros conocimientos sobre un tema. En lo que respecta a los libros eróticos, además de activar nuestra mente, estos estimulan nuestro deseo sexual y nos permiten fantasear y llevar a la práctica algunos juegos divertidos para hacer en pareja.

Los mejores libros eróticos que no puedes dejar de leer

Los libros eróticos ayudan a despertar nuestra imaginación. Asimismo, al abrir horizontes, hacen que nos sintamos parte de un secreto travieso y lascivo del que nos gustaría formar parte.

A diferencia de lo que pueden ser algunas películas eróticas o subidas de tono, los libros sexuales están redactados con una narrativa muy cuidada y juguetona a la vez.

Para que sepas cuáles son esos ejemplares de erotismo imperdibles, a continuación te presentamos una lista con los 14 mejores.

1. El amante, A. Martin

Empezamos nuestra lista con un libro que fue publicado en diciembre de 2017. Este no ha dejado indiferente a ninguna de sus lectoras por la complejidad y profundidad de su escritura y, como es obvio, por su erotismo.

Esta es la historia de A. Martin, seudónimo del autor y personaje central. El mismo es un hombre diabólico y sin escrúpulos obsesionado con el dinero. Este busca simultáneamente ser invisible para evitar obstáculos en su ambición. Cuando se traslada a Lausanne, Suiza, para un nuevo trabajo, conoce a Elisa en una salida nocturna. Lo que empezó como una noche de sexo bueno pero casual con ella, le abre las puertas a un nuevo mundo.

Clara, una amiga de Elisa, lo llama al día siguiente para quedar con él después de escuchar de boca de su amiga el maravilloso sexo que tuvo con este la noche anterior. Inteligente y una experta en las artes del sexo, Clara convertirá a A. Martin en un gigoló de lujo y le presentará mujeres de todos los tipos para que él les pueda dar mucho placer y compañía.

Queda patente que esta es una historia de mucho erotismo, ambición, amor y temores. Mientras A. Martin sigue buscando sus objetivos financieros, lucha contra sus propios sentimientos románticos por Renata. Ella es una compañera de trabajo con la que acaba enredándose en un mundo de sexo, sueños y traiciones. También de dudas y aprecio por el cuerpo femenino.

2. El amante de Lady Chatterley, David H. Lawrence

Este ejemplar es un clásico de la literatura, frecuentemente mencionado en las listas de libros que tienes que leer en tu vida. Lo que probablemente no sabes es que esta es una novela erótica. Desde su lanzamiento en 1928 ha sido fuertemente censurado por sus escenas de sexo explícito, pero las versiones más recientes han vuelto a estar completas.

Esta obra es una mezcla entre las novelas románticas del inicio del siglo y un libro sensual. Constanza está casada con un hombre de clase alta, rico y guapo que queda parapléjico de la cintura para abajo por una lesión en la Gran Guerra. Frustrada sexualmente y en el amor por el poco cariño de su marido, encuentra en Oliver Mellors, el guardia de coto y también casado, la oportunidad para dar alas a su placer. Ambientada en Inglaterra y en una sociedad alta y burocrática, este deseo prohibido le traerá a sus protagonistas muchas dudas sobre sus sentimientos, la crítica social, luchas y tensiones entre parejas y el disfrute de la libertad sexual de Constanza, presa en las convenciones sociales.

Lee también: Libros de amor que todas las mujeres románticas deben leer

3. Cincuenta Sombras de Grey, E. M. James

En 2011 el mundo entero se rindió a esta novela erótica de la escritora británica E. M. James. La historia de amor entre el magnate de negocios Christian Grey y la joven Anastasia Steele, junto con la trama de pasión, sensualidad e intriga hizo que muchas nos devoráramos el libro en pocos días.

A ‘Cincuenta Sombras de Grey’ le siguieron los libros ‘Cincuenta Sombras más Oscuras‘, ‘Cincuenta Sombras Liberadas‘ y ‘Grey‘.

El éxito de estas novelas fue tal que su edición de bolsillo se vendió tan rápido que le robó el récord a la saga de Harry Potter.

Los 31 millones de copias que se vendieron de las obras, a nivel mundial, hicieron que en 2015 la historia se trasladase al cine de la mano de la directora Sam Taylor-Wood.

4. Un tipo odioso, Christina Lauren

¿Eres una aficionada de ‘Cincuenta Sombras de Grey’? Pues aquí tienes tu próxima obsesión.

Chloe Mills es una becaria decidida a terminar su tesis del Máster con la nota más alta. Guapa, inteligente y trabajadora, parece haber encontrado la opción perfecta en la Compañía Ryan Media. Lo que no esperaba era a su nuevo jefe, Bennett Ryan, un tipo presumido, brusco y riguroso que vuelve para trabajar en la empresa de la familia tras pasar seis años en París. El problema de Chloe es que Bennet es también increíblemente irresistible. Él intenta aguantar las ganas porque no le gusta mezclar placer y trabajo, pero no tarda en caer en la tentación. Cuando esto pasa, los dos exploran todos los rincones de las oficinas.

Te puedo asegurar que la trama es tan apasionante que hace que ‘Un tipo odioso’ esté en la lista de los libros eróticos que hay que leer sí o sí.

5. Pídeme lo que quieras, Megan Maxwell

‘Pídeme lo que quieras’, de la autora española Megan Maxwell es ya un best seller en España y sigue siendo uno de los mejores libros eróticos para romper con estereotipos.

Eric Zimmerman es un alemán que llega a España para supervisar una de las delegaciones de su empresa. En una de las oficinas conoce a Judith, una española simpática y trabajadora que llama de inmediato su atención. Al principio, Judith no se puede creer que un hombre como Eric se pueda interesar por ella. No obstante, al final sucumbe a sus encantos y descubre un sin número de posibilidades de placer. Judith y las lectoras empezamos entonces a conocer el mundo del sexo y del deseo con juegos sexuales, orgías, tríos y fantasías eróticas. Todo desde una perspectiva natural de las relaciones y sin los prejuicios o miedos asociados a estas aventuras de placer.

Te puedo asegurar que una vez que empieces a leer este ejemplar no podrás parar hasta acabarlo. Por tanto, antes de sentarte a disfrutar uno de los mejores libros eróticos, cancela todos tus planes.

6. Martina con vistas al mar, Elísabet Benavent

Romance, culinaria, erotismo y carcajadas, ¿te suenan bien?

Martina es la reina del control. Esta joven lucha para convertirse en chef. Mientras tanto, disfruta de su pasión por la cocina y lo planea todo al detalle. La misma mantiene un idilio con su primer profesor de Técnicas culinarias, Fer. Sin embargo, la relación empieza a perder la llama y llega un punto en el que se convierten en amigos más que en una pareja. Pero todo cambia cuando Fer la invita a cenar en el famoso restaurante ‘El Mar’. Encantada con el profesionalismo, arte y calidad del lugar, decide de inmediato que tiene que trabajar ahí. Pero, para ello, tendrá que lidiar con su excéntrico propietario, Pablo Ruiz. Un genio de la cocina, carismático, admirado, con un carácter complicado y con un gusto para vestirse un poco ‘hortera’, Pablo hará que Martina fantasee, desee y tiemble entre muchos momentos de tensión, carcajadas y erotismo.

7. Las edades de Lulú, Almudena Grandes

En 1989, cuando hablar de sexo aún era tabú, la escritora española Almudena Grandes sorprendió al mundo con ‘Las edades de Lulú’. Este ejemplar está escrito con tan buen tacto y tuvo una gran aceptación. Tanto es así que forma parte de las 100 mejores novelas en español del siglo XX, según el diario ‘El Mundo’.

En esta historia, Lulú, que es la protagonista, es una chica de 15 años que está necesitada de amor. Esta se queda prendada de Pablo, un amigo de su hermano y profesor de la universidad. Lulú y Pablo comienzan una historia de fantasías que acaban cuando al cumplir 30 años ella decide experimentar cosas nuevas. Esto implica tríos, orgías y/o encuentros con transexuales.

Cabe destacar que el ejemplar ha sido traducido a más de 19 idiomas y que su trama lo hizo merecedor del ‘XI Premio La Sonrisa Vertical’ otorgado por la editorial Tusquets. Por tanto, es evidente que es uno de los mejores libros eróticos que debes leer.

8. No te escondo nada, Sylvia Day

La escritora estadounidense Sylvia Day publicó ‘No te escondo nada‘ en abril de 2002. Este libro, que es el primero de una trilogía, cuenta la trama provocativa y ardiente de un hombre hermoso, sexy y atractivo que aparece en la vida de una mujer de la noche a la mañana. Este consigue enloquecerla de pasión al hacerla vivir momentos de alto voltaje.

Todo ocurre una mañana en el ascensor de una empresa situada en el famoso edificio Crossfire. Cuando los ojos de Eva Trammell se cruzan con los de Gideon Cross, las chispas saltan de inmediato. Estos se embarcarán en una relación de sexo, a la vez que intentan superar sus miedos. Además de engancharte a las escenas tórridas, descubrir si los encuentros íntimos de los protagonistas se quedan en eso o se desarrollan en amor será otro de los puntos para que no despegues tus ojos de las páginas.

A ‘No te escondo nada’ le siguieron ‘Reflejada en ti‘ y ‘Atada a ti‘ para completar la trilogía de los libros eróticos con más renombre.

9. Adicta a ti (Eres mi adicción), Laurelin Paige

Otro de los libros eróticos que forman parte de una espeluznante trilogía de libido es ‘Adicta a ti‘. En este ejemplar se evidencia claramente que, por muchos planes que tengamos para nuestra vida, el destino es quien manda. Alayna Withers trabaja en un club nocturno y se propone dejar atrás su trastorno obsesivo relacionado con las historias de amor. Pero, aunque ella quiera mantenerse lejos de los hombres, Hudosn Pierce, el nuevo dueño del establecimiento donde trabaja, se encapricha por ella. Esto hace que su objetivo se tambalee. El apuesto y atractivo jefe hará todo lo posible para que Alayna caiga en sus redes de seducción y tenga encuentros íntimos con él.

Dado que la historia te va a encantar, cuando vayas a por ‘Adicta a ti’, no te olvides de comprar los otros dos libros de la trilogía de Laurelin Paige. Estos también son libros eróticos y se titulan ‘Perdida en ti‘ y ‘Para siempre contigo‘.

10. Atada, Lorelei James

Si te agradan los libros eróticos, ‘Atada‘ no puede faltar en las estanterías de tu casa. Misterio, sensualidad y clases de defensa personal se mezclan en esta historia en la que Amery Hardwich se siente atraída por su profesor de jiu jitsu. Este la llevará a experimentar placer. Asimismo, la pondrá a prueba tanto dentro como fuera del dojo para ver dónde están sus límites. No obstante, cuando Amery se da cuenta de que Ronin Black esconde algo, empieza a plantearse qué es lo que siente por él.

Lee también: Libros de amor que todas las mujeres románticas deben leer

11. La obsesión del millonario, J. S. Scott

Es imposible resistirse a la historia de Kara Foster. Esta joven, estudiante de enfermería y camarera, está al borde de quedarse en la calle debido a su dura situación económica. Pero, como arte de magia, aparece el adinerado Simon Hudson. Este le pone sobre la mesa una oferta difícil de rechazar. Ella deberá tener una noche de lujuria con él. A cambio, recibirá la ayuda monetaria que necesita. El problema es que el contacto con este millonario que casi ni conoce, le puede traer algunos riesgos. Sobre todo, en lo que respecta a su salud emocional.

12. Seducción (Mi nombre), Jodi Ellen Malpas

Otro de los libros eróticos que que atrapará desde los primeros párrafos es ‘Seducción‘. Incluido en la saga de Jordi Ellen Malpas, este ejemplar hará que vivas la historia de Jesse Ward y una diseñadora de interiores como si fueras tú uno de los protagonistas. En la trama de seducción hay toques de obsesión, dominación y sexo. Asimismo de imaginación, sensualidad y placer.

13. Control, Emma Chase

Ya con ver la portada del libro te puedes ir haciendo una idea de que el argumento del mismo es erotismo. Esta se mezcla con toques de humor y romanticismo. Ver cómo un mujeriego se vuelve loco por los huesos de una joven es realmente apasionante. El misterio es averiguar si el hombre consigue cambiar y centrarse solo en la chica. Pero, a todo esto, ellos no dejarán de vivir una tórrida experiencia en el ámbito del sexo.

14. Éxtasis, Maya Banks

Otro de los libros eróticos que forman parte de una saga es ‘Éxtasis‘. En este ejemplar verás como Gabe Hamilton, uno de los varones con más dinero de todo el mundo, siempre consigue todas las metas que se propone. Sin embargo, en esta ocasión, no lo tendrá fácil. Este se ha propuesto seducir a Mia y ella está dentro de la lista de las féminas prohibidas. ¿Que por qué? Pues porque es la hermana pequeña de Jace, es decir, uno de sus socios. ¿Será que Mia sucumbe a sus encantos e inteligencia de Gabe?

No te dejes engañar por la simplicidad de las historias de estos libros eróticos. La premisa puede ser sencilla, pero un buen ejemplar erótico tiene que tener algo más para engancharnos y estos los tienen todo: romance, suspenso, misterio, traiciones, amistades, amor y mucha sensualidad.

Una vez que los leas, seguro que empiezas a recomendárselos a tus amigas y os lo pasáis en grande intercambiando opiniones sobre los mejores libros eróticos que hay que leer.

PUBLICIDAD

Libros eróticos

Suéltate el pelo y déjate seducir por la literatura erótica más sensual del momento. Un tipo de literatura en la que la censura y la represión de los deseos sexuales no tienen lugar a no ser que esto último forme parte de un contrato de sumisión como en Cincuenta sombras de Grey de E. L. James. Es innegable que esta novela ha marcado un antes y después en la narrativa erótica y en la manera en la que tratamos el tema del erotismo. ¿Por qué no hablar de fantasías o juegos sexuales con la misma naturalidad como cuando has sentido un flechazo o mariposas en el estómago? En la historia de amor entre el señor Grey y Anastasia se da rienda suelta a la pasión sin tabúes y en libertad, sin vergüenza y sin complejos. Este libro ha dejado huella en muchas generaciones de mujeres que, tanto en su adolescencia como en una edad más madura, refrenaban sus instintos y su imaginación. Ahora los libros de E.L. James, Megan Maxwell, Sylvia Day, Anna Todd o Jodi Ellen Malpas reposan con orgullo en las mesitas de noche de muchas mujeres (y hombres) que en esas noches especiales se dejan llevar por historias que emanan deseo, pasión, amor, sensualidad, curiosidad y sexo. En esta sección encontrarás narrativa erótica que tiene lugar en la actualidad como la saga 50 sombras de E.L. James, la relación amorosa y oscura entre Eva Trammell y Gideon Cross en la serie Crossfire de Sylvia Day o el último libro de Jodi Ellen Malpas titulado El protector, sino olvidar La historia de O de Just Jaeckin, el gran clásico. Si te atraen las historias de amor entre personajes con un pasado turbio y en las que abundan los secretos, el dinero, la pasión, los juegos y el sexo, con los libros de E.L. James, Sylvia Day y Jodi Ellen Malpas podrás satisfacer todas tus fantasías. Si te encantan las novelas románticas, te recomendamos las sagas de las autoras Megan Maxwell y Maya Banks, ambas son escritoras de novela romántica que se han atrevido con la literatura erótica. Adéntrate en estos mundos llenos no solo de sentimientos y amor, sino también de deseo y placer a través de las sagas Sin Aliento y Rendición de Maya Banks y Pídeme lo que quieras de Megan Maxwell. También te recomendamos los mejores títulos de literatura erótica juvenil, como la saga After de Anna Todd sobre la historia de amor de los adolescentes Tessa y Hardin. Otra manera, para los más románticos, de aproximarse a la literatura erótica es a través de libros clásicos con contenido erótico como Lolita de Nabokov, la lectura de unas cartas que una mujer de identidad desconocida en el París de los años veinte escribió a su amante en La pasión de Mademoiselle S. y otros libros clásicos como Las edades de Lulú de Almudena Grandes, El amante de Lady Chatterley de D.H. Lawrence o Fanny Hill de John Cleland. Déjate sorprender por estos libros y da rienda suelta a tu imaginación más íntima y sensual.

Libros eróticos: ¿Cuál es el mejor del 2020?

Última actualización: noviembre 2, 2019

Puede parecer que el fenómeno de la narrativa erótica es algo reciente. Sin embargo, esto no es así, pues se sabe que los libros eróticos son tan antiguos como la literatura. De hecho, ya en la antigua Grecia, concretamente en el año 400 a. C., el dramaturgo Aristófanes escribe Lisístrata, considerada una de las primeras obras teatrales eróticas de la historia.

Actualmente, las novelas eróticas ocupan un lugar destacado en las listas de los títulos más vendidos. Lejos han quedado ya aquellos años en los que leer un libro de esta temática era el mayor de los delitos. A pesar de dirigirse a un público femenino, cada vez son más los hombres que comienzan a interesarse por este tipo de narrativa. La literatura erótica ha sabido adaptarse a los tiempos al ampliar su repertorio de subgéneros, como veremos más adelante.

Lo más importante

  • La novela erótica ha dejado de ser un género prohibido para convertirse en un fenómeno de masas. De la obra Lisístrata, escrita en el año 400 a. C., a 50 sombras de Grey, muchas han sido las novelas eróticas que se han convertido en clásicos de la literatura. Hoy en día, la oferta de este tipo de títulos es cada vez mayor, lo que augura un gran futuro al género.
  • Tal y como ocurre con géneros como la novela romántica, los lectores de libros eróticos son mayoritariamente femeninos. No obstante, cada vez aparecen más títulos que se enfocan al grupo LGTB. Por otro lado, este tipo de obras han servido de inspiración al cine en numerosas ocasiones, lo que demuestra aún más el interés que despiertan entre los lectores.
  • Si nunca te has acercado a este género, no está de más seguir unos cuantos consejos a la hora de adquirir tu primer libro erótico. Tus propias preferencias sexuales, tus géneros favoritos o dejarte guiar por las recomendaciones de críticos y otros lectores son factores que habrás de tener en cuenta a la hora de enfrentarte a tu primer libro erótico.

Los mejores libros eróticos del mercado: nuestras recomendaciones

La narrativa erótica es un género demasiado sutil que aborda temas de romances y roza con la pornografía, ganándose cada vez más fans o aficionados a este tipo. Pese a que la mayoría de autores de este género son del sexo femenino, cada día hay más autores masculinos que se han animado a escribir esta clase de literatura. Si tienes dudas respecto a cuál empezar a leer ahora, no te preocupes, pues Monedero Smart te da la siguiente lista de libros eróticos que debes conocer.

  • El libro erótico más vendido en tiendas online
  • El libro erótico más desafiante
  • El mejor libro romántico-erótico
  • El mejor libro erótico que enloquecerá a todos

El libro erótico más vendido en tiendas online

Sale #AffiliateLink*

Grey: Fifty Shades of Grey as Told by Christian

$28.99

Christian Grey ejerce control en todo: su mundo es limpio, disciplinado y totalmente vacío hasta el día en que Anastasia Steele llega a su oficina. Al verla, no puede dejar de pensar en ella, pero esta vez se ve envuelto en una tormenta de emociones que no puede comprender y resistir. Su deseo es más fuerte que su control.

Ana ve en él un hombre único, a diferencia de lo que las demás mujeres ven en él. Disfruta del libro #1 bestseller en el mercado.

El libro erótico más desafiante

#AffiliateLink*

Beautiful Bastard (The Beautiful Series Book 1)

$7.99

Bernett ha regresado a Chicago desde Francia para asumir una función vital en el negocio de medios masivos de comunicación de su familia. Nunca esperó que la asistente que lo había ayudado desde el extranjero fuera la criatura hermosa, inocentemente provocativa que ahora tiene que ver todos los días a pesar de su temperamento.

Dispuesto a romper las reglas, se lanza sobre Chloe, sabiendo que sus vidas cambiarán para siempre.

El mejor libro romántico-erótico

#AffiliateLink*

The Mister

$9.99

Aunque Maxim Trevelyan nunca ha tenido que trabajar y rara vez ha dormido solo, se enfrenta a su mayor desafío: tener a una joven mujer inesperada y enigmática que acaba de llegar a Inglaterra con un pasado peligroso y problemático. Ella es un misterio seductor, lo que ocasiona que su deseo por ella aumente cada vez más.

Esta historia es una montaña rusa de peligro, romanticismo y pasión. Seguro te dejará un buen sabor de boca.

El mejor libro erótico que enloquecerá a todos

#AffiliateLink*

Betrayal (Infidelity Book 1)

De la autora de bestsellers del New York Times y USA Today, Aleatha Romig, llega una nueva y sexy heroína dominante que sabe lo que quiere, una mujer de voluntad firme que tiene planes propios.

Con los clásicos giros, vueltas, engaños y devociones de Aleatha, este nuevo romance épico contemporáneo tendrá lectores que se desmayarán en un minuto y gritarán al siguiente. Sin duda, ¡no te debes perder este increíble libro!

Guía de compras: Lo que debes saber sobre los libros eróticos

¿Qué es la literatura erótica? ¿Es lo mismo que la romántica? Posiblemente te hayas planteado alguna vez estas preguntas. Las diferencias, en algunos títulos, son casi imperceptibles, por lo que algunos lectores tienden a confundir ambos géneros. A continuación, vamos a intentar aclarar estas y otras cuestiones sobre la apasionante narrativa erótica.

Muchos libros eróticos han sido llevados a la gran pantalla.
(Fuente: Anna Bizoń: 36905297/ 123rf.com)

¿Qué es realmente la literatura erótica?

Como su propio nombre lo indica, el género erótico abarca aquellas historias en las que lo sexual es más insinuado que explícito, en las que lo velado y lo sugerido predominan sobre la descripción realista y abierta. La distinción, aunque clara en teoría, ya no lo es tanto cuando analizamos los títulos que podemos encontrar hoy en día en cualquier librería.

En realidad, muchas de las obras eróticas que se han publicado en la actualidad contienen pasajes bastante gráficos, algo que diluye todavía más los límites con lo pornográfico. ¿Se trata entonces de evitar usar la palabra «pornográfica» para calificar este tipo de narrativa? Es muy probable, la industria editorial ha evitado dicho término debido a sus connotaciones negativas.

Una variedad de novelas eróticas combinan otros géneros literarios.
(Fuente: Yulia Grogoryeva: 25528347/ 123rf.com)

En lo que sí parece existir aceptación, es sobre el elemento central de este género: la existencia de una relación amorosa. La gran mayoría de títulos actuales de este tipo muestran esta clase de relación entre los protagonistas. En ellos, la descripción de los encuentros sexuales es una mera excusa para hacer avanzar la trama.

Por supuesto, existen obras menos tradicionales que se alejan de los temas mezclados por la mayoría de los autores de libros eróticos. Novelas como Diario de una ninfómana, de Valeriè Tasso, son un buen ejemplo de esta tendencia. En estas obras, se nos presenta una realidad sexual alejada de lo convencional, áspera, pero no por ello menos apasionante.

¿Existen libros eróticos que se hayan convertido en clásicos de la literatura?

La narrativa erótica, como ya sabes, es tan vieja como el arte de escribir. Por ello, no es extraño que muchos títulos hayan alcanzado el estatus de clásicos de las letras. Es el caso de Las amistades peligrosas de Chordelos de Laclos, publicado en Francia a finales del siglo XVIII. Libro que, por cierto, tuvo dos adaptaciones cinematográficas estrenadas casi a la vez.

¿Puede una novela escrita por encargo convertirse en un clásico? Delta de Venus, de Anaïs Nin, es una de ellas. Se escribió en 1940 por encargo de un excéntrico coleccionista de libros, este volumen de relatos eróticos no se publicó hasta 1977. Sus historias abarcan varios géneros, desde el thriller a la comedia, aunque siempre con lo erótico como elemento principal.

Nuestra tercera recomendación es la novela Trópico de Cáncer, de Henry Miller. Publicada por primera vez en 1934, el libro narra en primera persona las vivencias del autor a través de una mezcla de realidad y ficción. Es famosa por las descarnadas descripciones de los encuentros amorosos, algo que le ocasionó ser declarada obscena por un tribunal estadounidense.

Hay muy buenos libros eróticos que son bestsellers en el mercado.
(Fuente: Kruk: 46573529/ 123rf.com)

¿Hay libros que combinen horror y erotismo?

Si te atraen las historias de lujuria y terror, ya la armaste, pues hay una selección de títulos que combinan ambos géneros. Esclavo vampiro: Parte 1, de Velvet Black, es una de esas novelas que combinan a la perfección vampiros y erotismo. En esta historia, cambian los sentidos y es el «no muerto» quien es sometido por una lujuriosa y despiadada cazavampiros.

Otro libro erótico con tintes terroríficos es La cabeza, de Pedro Cabiya. En este libro, quedarás sorprendido por la extraña relación entre Daniel y su desfigurada esposa. Una historia atroz con pequeños toques de erotismo, horror y ciencia ficción en partes iguales. En definitiva, un libro erótico diferente, que se aleja de todos los lugares comunes del género.

Lamentablemente, no hay muchas obras de este tipo escritas en español. Si tienes un nivel de inglés intermedio, te será fácil adquirir alguno de los títulos de erotismo y horror a la venta en diferentes librerías online. Cthulhurotica, de Carrie Cuinn, o This symbiotic fascination, de Charlee Jacob, son ejemplos de este género mixto popular en países como EE. UU. y Gran Bretaña.

Jane AustenNovelista “No hay disfrute como la lectura”.

¿Cuántos libros eróticos se han llevado al cine?

El cine siempre ha encontrado en la literatura erótica una inagotable fuente de inspiración. La lista de películas basadas en este género es, por tanto, casi infinita. Como título de ejemplo, podemos citar Soñadores (2003), dirigido por Bernardo Bertolucci e inspirado en la novela de Gilbert Adair. Una bella cinta con el mayo francés del 68 como telón de fondo.

Otra película sugerente erótica que se ha basado en un libro es Crash (1996), de David Cronenberg. Basada en la obra homónima de J. G. Ballard (El imperio del sol, El mundo sumergido), el largometraje nos cuenta la historia de la enfermiza obsesión que padecen los protagonistas, quienes solo son capaces de excitarse sexualmente si sufren accidentes de automóvil.

Quizás una de las películas eróticas más célebres sea 9 semanas y media (1986), de Adrian Lyne. Basada en la novela del mismo título, la cinta narra la desenfrenada relación entre Elizabeth (Kim Basinger) y John (Mickey Rourke). El libro, escrito bajo seudónimo por la autora austríaca Ingeborg Day, causó una gran controversia cuando se publicó en EE. UU. allá por 1978.

Las novelas eróticas hacen volar tu imaginación.
(Fuente: Dean Drobot: 48372716/ 123rf.com)

¿Hay libros eróticos de temática gay?

Aunque la mayoría de relatos eróticos se enfocan en relaciones heterosexuales, hay cada vez más títulos pensados para lectores pertenecientes al grupo LGTB. Un clásico de este género es Teleny, de Oscar Wilde, un explícito libro erótico donde el autor británico nos expone el romance homosexual entre el pianista René Teleny y el joven Camille de Grieux.

Un título más reciente es Rudo, de Roni Green, un libro «homoerótico» en la que los protagonistas, un chico tímido y un rudo ex-marino, desafían todo pronóstico e inician una ardiente relación sexual. En El primer caso de Cate Maynes, Clara Asunción García invierte los roles de la novela oscura con una detective y su atracción por una bella y adinerada clienta.

¿Existen libros eróticos de género fantástico?

La literatura fantástica es uno de los géneros más vendidos. Para satisfacer a tan amplia variedad de lectores, este género se ha dividido en una gran cantidad de subgéneros, entre ellos la fantasía erótica. Títulos como Hecha cenizas: la cena de los dragones, de Daniel Santos, son ejemplos de una tendencia que está arrasando en los rankings de libros bestsellers.

Codicia, escrito por la escritora J.R. Ward, es la primera novela de su serie Ángeles Caídos, en la que sus personajes son como bien lo puedes imaginar: “ángeles”. Sin duda, esta novela se ha convertido en la favorita de los lectores estadounidenses.

La literatura erótica es uno de los géneros más leídos por las personas que buscan nuevas experiencias de lectura. (Fuente: Kruk: 46616702/ 123rf.com)

Una de las sagas de fantasía erótica más célebres es Las Crónicas de Gor, del escritor estadounidense John Norman. En los treinta y tres libros que forman la saga, el autor nos describe Gor, un planeta opuesto a la Tierra claramente inspirado en el Barsoom de las novelas de Edgar Rice Burroughs. En estos libros, se mezclan la filosofía, el erotismo y la fantasía.

¿Qué novelas eróticas se parecen a 50 sombras de Grey?

Es normal que una novela que ha vendido más de treinta millones de copias en todo el mundo, sirva de inspiración para muchos autores. 50 sombras de Grey, de la británica E. L. James, es una de las ficciones eróticas de más éxito de la que surgen como hongos bajo su sombra, numerosas novelas de temática muy similar.

Millonarios apuestos y expertos amantes son los protagonistas de sagas literarias como Mi hombre, de Jodie Ellen Malpas. Compuesta por tres novelas, Seducción, Obsesión y Confesión, esta trilogía aprovecha la senda abierta por E. L. James para añadir elementos propios muy originales y giros argumentales realmente sorprendentes.

El infierno de Gabriel, de Sylvain Reynard, es otro título en el que el protagonista, un maduro profesor de literatura, sacia su sed de sexo con sus alumnas. Sin embargo, la situación da un vuelco cuando Julia se apunta a sus clases. Los otros dos títulos de esta trilogía son El éxtasis de Gabriel y La redención de Gabriel.

William GodwinPolítico y escritor británico “El que ama la lectura, tiene todo a su alcance”.

¿Qué títulos eróticos tratan el fetichismo?

Mientras que muchas novelas eróticas se centran casi exclusivamente en el acto sexual en su sentido más tradicional, existen otros títulos que exploran el fascinante mundo del fetichismo. El sadomasoquismo, el exhibicionismo o la desmedida atracción por los pies son algunas de las parafilias sexuales que los escritores de novela erótica suelen usar en sus obras.

Los 120 días de Sodoma, del Marqués de Sade, es quizás uno de los libros que recogen más fetiches sexuales, casi seiscientas parafilias llevadas a la práctica por cuatro adinerados libertinos en la era de Francia del rey Luis XIV. Se trata de un libro oscuro y descarnado, sin aceptaciones, por lo que vale la pena leerlo con precaución.

Otro clásico de la literatura erótica que aborda las parafilias es La Venus de las pieles, de Leopold von Sacher-Masoch, autor del que deriva el vocablo «masoquismo». En esta novela, el protagonista obliga a su amante a tratarle como un esclavo; incluso la anima a serle infiel. Como dato curioso, es una de las novelas eróticas que más se ha adaptado al cine, al menos cinco veces.

Criterios de compra

Si eres un lector o lectora habitual de novela romántica, no te será difícil dar el salto a la narrativa erótica, ya que ambos géneros comparten no pocos temas, personajes y situaciones. Sin embargo, un lector que se acerque por vez primera a este género, quizás le sean necesarias ciertas indicaciones a la hora de elegir su primera libro erótico.

  • Géneros literarios que te apasionan
  • Tendencias sexuales
  • ¿Sagas o títulos autoconclusivos?
  • Bestsellers
  • La técnica boca en boca funciona

Géneros literarios que te apasionan

Generalmente, el género erótico no es el primero con el que nos topamos cuando nos iniciamos en la lectura. Desde que aprendemos a leer en nuestra niñez, desarrollamos ciertas preferencias por determinados géneros, como la fantasía, el terror o la novela histórica. A su vez, esos géneros influirán en el tipo de narrativa erótica que elijas en tu madurez.

Hay novelas eróticas pensadas para el colectivo LGTB.
(Fuente: Andrey Cherkasov: 87741750/ 123rf.com)

Tendencias sexuales

Hay libros eróticos para distintos tipos de lectores en función de su género y orientación sexual, como las novelas de temática gay o lesbiana. No obstante, en ocasiones se recomienda acercarse a obras escritas para lectores que entienden la sexualidad de forma diferente a la nuestra, como una forma más de descubrir otras maneras de pensar y sentir.

¿Sagas o títulos autoconclusivos?

El gran éxito de la pentalogía 50 sombras de Grey ha hecho que muchos escritores de novela erótica hayan alargado sus historias a través de varios libros formando sagas. A muchos lectores les encanta engancharse en ellas, devorando libro tras libro. En cambio, si prefieres las novelas autoconclusivas, no te preocupes, hay muchos títulos en el mercado que puedes elegir.

Bestsellers

Las listas de libros más vendidos suele ser un indicador de calidad. Ello lo podemos aplicar a la novela erótica, un género cada vez más cotidiano en las listas de títulos superventas. Los rankings de las librerías online y las clasificaciones de webs especializadas en novedades literarias te ayudarán a escoger bien tu próxima lectura.

La técnica boca en boca funciona

Si eres un lector activo, que mantiene contacto con otras personas que comparten tus mismos gustos literarios, no podrás ignorar sus recomendaciones. ¿Nuestro consejo? Confía en su criterio y déjate llevar por sus sugerencias. Los comentarios en webs literarias o tiendas online son también formas ideales de descubrir ese tesoro escondido que, de otro modo, no hubieras leído nunca.

Resumen

Con nuestro artículo, hemos intentado acercarte un poco más a la literatura erótica, un tipo de ficción cada vez con más seguidores entre lectores de ambos sexos. Desde clásicos del género hasta sagas recientes, te hemos recomendado algunos títulos de entre los más vendidos actualmente. Cualquiera de ellos satisfará tus ansias de amor y lujuria, al menos en tu imaginación.

En la segunda parte del artículo, hemos resuelto algunas dudas sobre la novela erótica, como su estilo narrativo o cuáles se han llevado al cine. Por último, te hemos dado unos tips para acertar un 100 % en tu primer acercamiento a este género, como atender a tus preferencias sexuales o dejarte guiar por críticas literarias, así como las recomendaciones de amigos y conocidos.

Si te pareció interesante, difunde este artículo en tus redes sociales y coméntanos tus opiniones al respecto. ¡Queremos escucharte!

(Fuente de la imagen destacada: Roman Motizov: 53680609/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?

MONEDEROSMART RedacciónLos redactores de MONEDEROSMART.com trabajan para brindarte artículos de primera, con la información que necesitas para hacer la compra más inteligente.

Lo más leído

Vitamina B6: ¿Cuál es la mejor del 2020? Publicado por MONEDEROSMART Audífonos con micrófono: ¿Cuál es el mejor del 2020? Publicado por Julio César Barras de sonido Samsung: ¿Cuál es el mejor de 2020? Publicado por Ricardo Fernández Vitamina D3: ¿Cuál es la mejor del 2020? Publicado por MONEDEROSMART Aceite para barba: ¿Cuál es el mejor del 2020? Publicado por MONEDEROSMART

Literatura erótica: las mejores novelas

Nuestra selección de las mejores novelas eróticas de la historia quiere calentar los ánimos del respetable con una ración de buena literatura. Ahora que parece que la literatura erótica interesa especialmente, tanto a las grandes editoriales como a los lectores, como prueban fenómenos del tipo Cincuenta sombras de Grey o No te escondo nada, nos parece el momento ideal para recordar estos hitos de la literatura erótica a través de esta selección de novelas eróticas:

Historia de O
Dominique Aury (Pauline Réage)

Cuando el editor francés Jean-Jacques Pauvert publicó, en 1954, Historia de O, su novela erótica estalló como una bomba en el puritano mundo postbélico, causando escándalo y desconcierto. Pero lo que una mujer, Pauline Réage, expresaba de pronto con tan desgarradora y brutal belleza respondía, curiosamente, a lo que millones de lectores, hombres y mujeres, sentían sin osar siquiera formular en forma de deseo. No tardó mucho Historia de O en convertirse en el libro más traducido y leído en el mundo desde El Principito de Saint-Exupéry. Historia de O expone las “aventuras” de una mujer que trata de conquistar plenamente a su amante entregando su voluntad y fe a un estilo de vida cercano al sadomasoquismo. Su gran pasión por este hombre la lleva a hacer cosas que nunca antes había podido ni siquiera imaginar…

Emmanuelle
Emmanuelle Arsan

Probablemente la fuerza de la película ha eclipsado en parte la genialidad de la novela, pero no podíamos dejar fuera de esta selección de las mejores novelas eróticas de la historia a Emmamuelle. La ley de Emmanuelle es sencilla: hacer el amor a todas horas, de día o de noche, en cualquier circunstancia, con quien sea, ya sea él o ella, o ellos y ellas, con cualquiera que se lo pida y que a ella le guste. En el marco exótico de una sociedad neocolonial de Bangkok, europea, restringida y refinada, la joven descubrirá las reglas profundas del amor, la gloria del placer sexual gracias al propio cuerpo, e irá al encuentro de una filosofía “natural” y optimista. De la mano de un maestro en las artes amatorias, el italiano Mario, Emmanuelle irá limando sus reticencias para alcanzar al fin un universo de amor total, la “Erosfera” a la que conduce la práctica de una sexualidad profundamente consciente y liberada de todo tabú.

El amante
Marguerite Duras

Hay veces, por suerte, en que la novela erótica supera su cruz de literatura marginal y llega a las grandes masas. Algo así ocurrió en 1984 con El amante de Marguerite Duras. Cuarenta y un años después de publicar su primera novela, Duras se convirtió de la noche a la mañana en una autora solicitada por todos los públicos, con esta narración autobiográfica en la expone, con la intensidad del deseo, esa historia de amor entre una adolescente de quince años y un rico comerciante chino de veintiséis. Esa jovencita bellísima, pero pobre, que vive en Indochina, no es otra que la propia escritora quien, hoy, recuerda las relaciones apasionadas, de intensos amor y odio, que desgarraron a su familia y, de pronto, grabaron prematuramente en su rostro los implacables surcos de la madurez. Pocas personas -y en particular mujeres- permanecen inmunes a la contagiosa pasión que emana de este libro.

Las edades de Lulú
Almudena Grandes

Almudena Grandes, enfrascada en la actualidad en sus Episodios de una Guerra interminable, se dio a conocer con una novela erótica que escandalizó y entusiasmó en la España de 1989. Las edades de Lulú, que obtuvo el IX Premio La sonrisa vertical (¡cuánto tenemos que agradecerle a esta colección los amantes de la literatura erótica!), es una larga historia de amor que, como cualquier historia de amor que no se resigna a dejar de serlo, va haciéndose más compleja y envolvente. Lulú, una niña de quince años, sucumbe a la atracción que ejerce sobre ella un joven, amigo de la familia, a quien hasta entonces ella había deseado vagamente. Después de esta primera experiencia, Lulú, niña eterna, alimenta durante años, en solitario, el fantasma de aquel hombre que acaba por aceptar el desafío de prolongar indefinidamente, en su peculiar relación sexual, el juego amoroso de la niñez. Crea para ella un mundo aparte, un universo privado donde el tiempo pierde valor. Pero el sortilegio arriesgado de vivir fuera de la realidad se rompe bruscamente un día, cuando Lulú, ya con treinta años, se precipita, indefensa pero febrilmente, en el infierno de los deseos peligrosos.

Historia del ojo
Georges Bataille

Para muchos, la obra maestra de la literatura erótica. En ella confluyen, por un lado, la mejor prosa en clave surrealista de este gran novelista, ensayista y poeta francés y, por otro, la esencia de su obsesiva preocupación por el sexo, la muerte y la fe -su fe- que configura, en realidad, gran parte de su obra. El surrealista Bataille relaciona, en una trama anecdótica y simple, las imágenes que de un modo inconsciente y automático evocan el ojo, el huevo, el sol, los genitales del toro, con toda su carga de connotaciones atávicas, y nos las “revela” en su contenido erótico más revulsivo. El personaje de la joven Simone, que transgrede en todos sus actos cualquier norma de comportamiento sexual admitido, moral y conscientemente, es la encarnación, por una parte, del Deseo inconsciente y, por otra, del Pecado, de lo Prohibido y por ende del Placer, que a su vez, por ser fruto del mal, no es más que portador del máximo castigo: la muerte. Así pues, el goce en su plenitud sabe siempre a muerte…

El amante de Lady Chatterley
David H. Lawrence

Constance Reid tiene 23 años cuando se casa con Clifford Chatterley, un elegante teniente del ejército británico. Corre el año 1917 y Clifford se va a luchar en el frente de la batalla de Flandes, de donde regresa con una parálisis irreversible. La joven pareja se asienta en una casa situada en las tierras de la familia de él. Lady Chatterley, joven educada fuera de los tabúes y el puritanismo, se verá así abocada a la represión sexual… Hasta que Lady Chatterley decide tomar las riendas de su vida de nuevo y dejar de ser simplemente la compañera y enfermera de Sir Clifford. Abandonándose a sí misma, triste e indiferente, Constance Chatterley se refugia en la pasión erótica que le otorga Parkin, el guardabosques de la zona, que vive aislado tras la separación de su mujer, lo que supondrá el despertar a la sensualidad para ella, y la vuelta a la vida y sus placeres para él. Curiosamente, lo que escandalizó a los guardianes de la moral no fueron sólo las minuciosas descripciones eróticas, sino sobre todo la transgresión de los tabúes sociales. Lo peor no era que Lady Chatterley le fuera infiel a su marido entre los matorrales, sino que el objeto de sus pulsiones sexuales fuera un obrero de su finca.

Chaperos

Dennis Cooper

Aunque sea borrosa la frontera que separa el erotismo y la pornografía en la obra de Dennis Cooper, la gran mayoría (si no todas) de sus novelas poseen una fuerza erótica que las hace merecedoras de aparecer en esta selección de novela erótica (ya la incorporamos también a nuestra selección de literatura gay), aunque su género más exacto sería algo así como «el lirismo nihilista». Es el caso de Chaperos, en la que Cooper utiliza tanto las páginas de una web en la que los clientes de escorts gays informan sobre la calidad de los servicios que han contratado, como del intercambio de mensajes, emails y conversaciones entre decenas de narradores poco fiables. El encuentro entre un joven chapero y un cliente satisfecho da lugar a una metaficción donde se alían la pornografía, las mentiras, las medias verdades, y la mitomanía.

Justine o Los infortunios de la virtud
Marqués de Sade

Así describió el propio Marqués de Sade a su mujer el argumento de Justine: (El objetivo de esta novela es el de) presentar por todas partes al Vicio triunfante y a la Virtud como víctima de sus sacrificios ; a una desgraciada vagando de desventura en desventura cual juguete en manos de la maldad, entregada a todos los desenfrenos, al albur de los gustos más bárbaros y más monstruosos, aturdida por los sofismas más atrevidos y más perversos, presa de las seducciones más hábiles, de las sumisiones más irresistibles ; (…) atreverse en resumen a las descripciones más osadas, a las situaciones más extraordinarias, a los pensamientos más espantosos, (…) con el único fin de obtener de todo ello una de las más sublimes lecciones de moral que el hombre haya recibido jamás : era, habrá de convenir, alcanzar el objetivo por un camino hasta ahora jamás hollado por él.

Como en la mayoría de las obras de Sade, pueden observarse dos niveles de contenido: por un lado, una serie de escenas de violencia sexual; por otro, los sofismas de aquellos personajes que protagonizan esta violencia, justificándola. Una mayoría de aquellos que han analizado la obra de Sade han querido ver en las argumentaciones de estos personajes el pensamiento del propio Sade, un sistema filosófico y político basado en el materialismo ateo de la Ilustración francesa, opuesto a las ideas de Jean-Jacques Rousseau sobre la bondad innata del ser humano.

Trópico de Cáncer
Henry Miller

Publicado por primera vez en París en 1934, debido a la censura no vio la luz en Estados Unidos hasta 1961, después de más de sesenta juicios. Considerada por la parte de la crítica como la mejor de sus obras, en su primera novela se sitúa Miller en la estela de Walt Whitman y Thoreau para crea un monólogo en el que el autor hace un inolvidable repaso de sus estancia en París en los primeros años de la década de 1930, centrada tanto en sus experiencias sexuales como en sus juicios sobre el comportamiento humano. Saludada en su momento como una atrocidad moral por los sectores conservadores -y como una obra maestra por escritores tan distintos como T.S. Eliot, Goerge Orwell o Lawrence Durrell-, en la actualidad es considerada una de las novelas más rupturistas, influyentes y perfectas de la literatura en lengua inglesa.

El erotismo no es tema de pocos autores. Aunque generalmente se piense en el marqués de Sade como el autor por antonomasia de este género, desde siempre, el hombre, y por ende los autores, han explorado las relaciones carnales. El deseo, la atracción, los encuentros incestuosos, y la pasión son tema recurrente y de interés, por lo que en la historia de la literatura se encuentran infinidad de obras que le dedican tributo al erotismo.
El Amante, de Marguerite Duras (1864)
Marguerite Duras (1914-1996) se volvió con El Amante en una de las autoras más solicitadas por todos los públicos. Con la novela recibió además, en noviembre de 1984 el prestigioso Premio Goncourt. Esta es una narración autobiográfica, ambientada en la Indochina colonial, en la que la autora relata una intensa historia de amor entre una adolescente de origen francés de 15 años, y un rico comerciante chino de 26, siendo ella la adolescente en cuestión. El Amante contagió de pasión a muchos, sobre todo a mujeres, por la sinceridad que derrama en las hojas la autora al exponer su intimidad y sexualidad en una compleja relación que fue fruto de un encuentro fortuito entre Marguerite Duras y Leo, el comerciante chino, mientras ambos cruzaban el río Mekong en un transbordador, lo que desencadenó en esta trama sexual.

Jin Ping Mei, de El Erudito de las carcajadas

«La mujer se deshizo de sus vestidos. Ximen Qing la acarició con su mirada y observó que en su pubis no había ni un solo pelo; era claro y fragante…»
Esta es una de las novelas más representativas de la literatura china. Su autor es anónimo, y se el conoce como El Erudito de las Carcajadas. Tampoco se conoce la fecha exacta en la que fue escrita, pero diversos testimonios hacen que se le pueda situar más o menos a finales del siglo XVI. Esta novela pone de manifiesto la corrupción de la época, además de tener escenas sexuales muy explícitas; llama la atención por tratar de ser una novela moralizante, mientras retrata la vida de un hombre sin escrúpulos. Algo que resulta muy atractivo es el poder asomarse al modo de vida de la China clásica; poder recorrer sus estancias, muebles, vestidos, peinados y comidas que decoran el fondo de esta historia.1

En brazos de la mujer madura, de Stephen Vizinczey (1966)
“Este libro está dirigido a los hombres jóvenes y dedicados a las mujeres maduras; y la relación entre unos y otras es mi propuesta”.

Considerada como un clásico contemporáneo de la literatura erótica, desde el año 1956 ha vendido más de tres millones de ejemplares. Se trata de un falso relato autobiográfico lleno de humor y erudición, imaginación y erotismo, que habla de las primeras relaciones, del amor y el desamor. El libro empieza con esta frase de Benjamín Franklin: “en todos vuestros amores, debéis preferir a las mujeres mayores antes que a las jóvenes… porque poseen más conocimiento del mundo”. Partiendo de esto, la novela relata cómo Andrés Vajda, un joven nacido en el año del ascenso de Hitler, desde muy joven se ha sentido atraído hacia las mujeres maduras. Una mujer en sus cuarenta, inicia a este adolescente en el mundo de la sexualidad.


Juliette o las prosperidades del vicio, de el marqués de Sade, 1801
También llamada Juliette o el vicio ampliamente recompensado, es una novela del marqués de Sade, publicada en 1976; es una de las obras más importantes e influyentes del autor. Alphonse-François de Sade fue considerado un demente, y fue censurado por sus temas eróticos, políticos, religiosos y sociales que inundan sus obras. En Juliette, una niña de 14 años vive en un convento tras quedar huérfana, lugar en el que queda expuesta a prácticas sexuales diversas, como orgías entre los clérigos, las monjas y novicias en un ambiente sumamente macabro.
“El vicio divierte y la virtud cansa”, afirma Juliette, quien se entrega al vicio y al crimen pues los considera medios para obtener placer.

El amante de Lady Chatterley, de David Herbert Lawrence (1928)
En su época, esta novela causó gran escándalo en una sociedad puritana del Reino Unido, tanto así, que fue censurada debido a las relaciones sexuales tan explícitas que se describen. Constanza, está casada con un hombre de la clase alta, quien quedó parapléjico a raíz de una lesión de guerra. A su vez, la protagonista mantiene un romance con Oliver Mellors, el guardabosque de la mansión familiar.
«Su voluntad parecía haberla abandonado por completo. Entonces algo despertó en ella. Mientras él la penetraba, surgió una sensación extraña y emocionante en forma de descargas intensas como campanadas…»

Diario de un viejo loco, de Junichiro Tanizaki, 1961
Esta novela es el diario de Utsugi, un hombre de setenta y siete años, que a causa de una enfermedad tiene los días contados. En el diario, Utsugi relata que está enamorado de la joven esposa de su hijo y de sus pies, objetos de deseo con los que tiene una obsesión enfermiza. Ella es la única razón que le mantiene con vida, y ella se aprovecha de esta relación incestuosa para obtener regalos extravagantes y lujosos mientras mantiene la excitación de su suegro.
«Poco a poco, mi boca fue resbalando hacia el tobillo. Para mi sorpresa ella no dijo nada, me dejó hacer. Mi lengua llegó al empeine, y de allí a la punta del dedo gordo. Arrodillándome, me metí en la boca los tres primeros dedos…»

Ada o el ardor, de Vladimir Nabokov 1969
Publicada después de una de las novelas más conocidas, Lolita, esta es posiblemente la más importante de las obras del autor ruso, y la que él prefería. Ada o el ardor refleja una imaginación desbordada que acompaña nuevamente a una historia de incesto. Se trata de dos hermanos que creían ser primos y se enamoran. Entre ellos se da una relación apasionada y sexual.

El jardín del Edén, de Ernest Hemingway (1986)
Este libro se publicó veinticinco años después de la muerte del autor. En él, vemos a un Hemingway interesado en la relación entre el amor, la vida y el arte. Se trata de un atípico triángulo amoroso; el protagonista David Bourne y su mujer Catherine, son una pareja de recién casados que disfrutan de unas vacaciones en La Camarga. Catherine introduce a la relación a Marita, una joven sensual con la que los dos iniciarán un viaje de excesos, de exploraciones sexuales y placer.

Sexus, de Henry Miller (1949)
El libro más famoso de este autor es Trópico de Cáncer, celebre por sus descripciones sexuales, detalladas y francas, considerada además como una de las obras maestras de la literatura del siglo XX. Sexus no se queda atrás. En ella, el protagonista tras un encuentro casual con una joven bailarina, iniciará una relación ardiente y devastadora de siete años. Entre partes oscuras, tristezas y abortos, se encuentran también en la novela escenas de sexo llenas de orgasmos, envuelta de reflexiones sobre la vida y la literatura.

Los libros eróticos más vendidos del momento

Si bien es cierto que la saga de 50 Sobras de Grey marcó un antes y un después en cuanto a este género, ya existía este tipo de novela erótica mucho antes.
Sin embargo, ha sido en los últimos años, cuando hemos visto aumentar los autores de novelas eróticas, e inundando los estantes de las librerías con sus novelas que normalmente, completan una saga o trilogía por la buena acogida que tienen entre el publico, especialmente femenino.
Es por eso que hemos querido hacer una selección de algunos libros eróticos best-seller para que ahora que llega el frío, te refugies en tu sofá, eches mano de una de estas novelas, y dejes volar tu mente a través de las palabras llevándote a un mundo de romanticismo, pasión y erotismo.
Aquí tienes nuestra selección de las novelas eróticas más vendidas en España:

Tu navegador no puede mostrar este vídeo

Si te apasiona la literatura, suscríbete a Kindle Unlimited, puedes encontrar más de un millón de libros para usar en cualquier dispostivo por solo 9.99€ al mes.
​Si aún no lo tienes claro, accede a una prueba gratis durante un mes, si no te convence puedes cancelar tu suscripción sin ningún coste. Lee libros sin límites, en cualquier dispositivo, encuentra todas las novedades de la literatura internacional y todos tus clásicos favoritos.

En los zapatos de Valeria

En los zapatos de Valeria es el primer libro de la «Saga Valeria», la primera obra de Elísabet Benavent, que se autopublicó en Amazon y que en poco tiempo conquistó a cientos de lectores y se situó en los primeros puestos de la lista de novelas más vendidas de erótica y ficción.

Breve resumen: Valeria es escritora de historias de amor. Valeria vive el amor de forma sublime. Valeria tiene tres amigas: Nerea, Carmen y Lola. Valeria vive en Madrid. Valeria ama a Adrián hasta que conoce a Víctor. Valeria necesita sincerarse consigo misma. Valeria llora, Valeria ríe, Valeria camina… Pero el sexo, el amor y los hombres no son objetivos fáciles. Valeria es especial. Como tú.

No te escondo nada

No te escondo nada, es la nueva y sensual novela que ha arrasado en todo el mundo. Best-seller desde su publicación en EE.UU, es la primera entrega de la trilogía Crossfire. Con cientos de miles de ejemplares vendidos alrededor del mundo, no podrás despegarte de sus páginas hasta acabarte los tres libros.

Breve resumen: Eva se va a trabajar a Nueva York como asistente para una agencia de publicidad. Huye de un pasado turbulento con abusos sexuales en su infancia. Sin embargo al mudarse tiene a su lado a su gran amigo y compañero de piso. Un día conoce a Gideon Cross y la atracción surge entre ellos. Él llegará a espiarle y hasta acosarle para acercarse, pero donde mejor se entienden es en la cama, en cualquier parte, el sexo es imprescindible en sus vidas. En medio de esta historia están amigas, enemigas, traumas, etc…

Irresistible: Saga Indomable I: Volúmen 1.

Esta es la primera novela de una saga muy famosa en internet y muy recomendada por todos los lectores de novelas eróticas, porque según dicen, es una autora explícita y directa que no da rodeos y cuenta las cosas como son. Calificada como adictiva y atrevida, esta novela seguro que te dejará con ganas de mucho más…

Breve resumen: Cuando Alexandra es entregada como garantía de un negocio a Crowley, el cantante de Masters of Darkness, hay tres cosas que tiene muy claras: La primera, que ella no pertenece a nadie. La segunda, que esa puede ser una oportunidad perfecta para escapar de La Ratonera y buscar una vida mejor. Y la tercera, que Crowley es probablemente el hombre más sexy que ha conocido nunca. El único problema es que Alexandra odia a los hombres. ¿Podrá luchar contra ese magnetismo irresistible, o acabará rendida a los fieros encantos del músico?

Calendar Girl

Calendar Girl es el primer libro de una trilogía de Audrey Carlan. Esta autora ha alcanzado el número 1 en las listas de libros más vendidos de The New York Times, USA Today, y The Wall Street Journal. conviertiéndose en pocos meses en la autora revelación de la novela romántica y erótica.
Atrévete a entrar en el mundo de Mia con esta novela ardiente, apasionada y diferente.

Breve resumen: Mia necesita dinero. Mucho dinero. Para ser exactos un millón de dólares. Y además tiene poco tiempo. La vida de su padre está en juego y ella solo tiene un año para saldar sus deudas. Para ello deberá aceptar un encargo que nunca antes habría imaginado…. Durante todo un año Mia acompañará a lo largo de un mes a un hombre distinto y así conocerá el lujo, diferentes estilos de vida, viajará por muchas ciudades, vivirá experiencias sexuales increíbles… Y hasta puede que conozca al hombre de su vida. Doce meses. Muchas vidas. Un solo amor.

Trazos de placer

Elena Montagud es la autora española de esta novela erótica que es la primera de la trilogía llamada «Trilogía del placer». Esta saga es la más fresca y sensual de la temporada. Atrévete y acompaña a Melissa en este tórrido viaje en busca del amor.
Con la «Trilogía del Placer» best-seller en nuestro país, ¡volverás a soñar!

Breve resumen: Melissa estaba convencida de que Germán iba a ser el hombre de su vida, pero él la abandonó poco antes de la boda. Melissa cree que Aarón es un pintor bohemio y sexy que huye del compromiso. Sin embargo, está decidida a ligárselo. Al mismo tiempo Melissa ve a Héctor, su jefe en la editorial, como uno de los hombres más atractivos que ha conocido, aunque algo en él la asusta y atrae a la vez. En el fondo, Melissa sabe que está buscando el verdadero amor. Pero piensa tomarse su tiempo antes de decidir. Le han roto el corazón una vez; dos serían demasiadas. Ahora es el momento de disfrutar del placer.

Y además…
Libros eróticos romáticos: estos son los que no te puedes perder este invierno
Las ventajas de usar e-books y cuáles son los mejores del mercado
Las mejores tablets de la red por menos de 100 euros

Tanto la novela romántica como el género erótico en España se están consolidando con un aumento de ventas desde el bestseller de E.L.James Cincuenta Sombras. Una tendencia al alza influenciada por la contribución de los nuevos talentos del género, más proclives a elaborar tramas más sofisticadas donde se mezcla el romanticismo con otros elementos, como la intriga o complicadas relaciones familiares, en aras de satisfacer a un público cada vez más exigente.

El cisne de papel

Leylah Attar Chic

Skye Sedgewick es hija de un magnate hotelero y su vida cambia cuando un desconocido la secuestra a punta de pistola. A medida que pasan los días, el hombre –Damian, que trabaja para un cartel mexicano- le resulta vagamente familiar. Una novela relatada en dos tiempos y en la que la infancia de los protagonistas tendrá un peso fundamental en la resolución de la historia. Un relato trepidante que sumergirá al lector en una historia de amor apasionada e intrigante.

El cisne de papel (Chic) es la primera novela de la escritora estadounidense Leylah Attar, que ha aterrizado en el género romántico con destacado éxito de ventas y críticas. Su obra, que se enmarca en el subgénero llamado Dark Contemporary Romance, se ha traducido a varios idiomas y forma parte de una nueva tendencia que introduce la intriga y la acción en una historia donde el amor vuelve a ser el principal protagonista.

Carátula del libro (Editorial)

La villa de las telas

Anne Jacobs Plaza&Janés

La nueva novela romántica de la consagrada escritora inglesa Anne Jacobs es el comienzo de una trilogía ambientada en la ciudad alemana de Augsburgo de principios del siglo XX. La protagonista es la joven Marie, que entra a trabajar en la cocina de la impresionante villa de los Melzer, una rica familia dedicada a la industria textil. La chica, proveniente de un orfanato, lucha por abrirse paso entre los criados.

Mientras tanto, los Melzer esperan con ansia el comienzo de la nueva temporada invernal de baile, momento en el que se presentará en sociedad la bella Katharina, la principal candidata para esposarse con el heredero de la familia, Paul. Una trama en la que no faltará un oscuro secreto, los enredos de familia y la idea romántica de que el amor es capaz de venderlo todo. Ingredientes que han conquistado el corazón de más de un millón de lectoras en Alemania.

Carátula del libro (Editorial)

Fuimos canciones

Elisabet Benavent Suma

A pesar de que Elisabet Benavent (conocida en las redes sociales como @BetaCoqueta) empezó su carrera de escritora de romántica en 2013, ha conseguido publicar más de una decena de títulos convirtiéndose en una de las autoras del género más conocidas en España del momento, junto a otros nombres como Megan Maxwell o María José Tirado. En esta ocasión Benavent nos presenta a Macarena, Jimena y Adriana, tres amigas con una historia impactante y llena de humor.

El libro, Fuimos canciones (Suma), forma parte de una bilogía compuesta también por el título Fuimos recuerdos y precedida por las sagas Valeria, Mi elección, El horizonte Martina y La magia de ser Sofía, con las que Benavent vuelve a confirmar su consagrada posición en el género.

Carátula del libro (Editorial)

Solo una aventura (Solo tú 3)

Simona Ahrnstedt Plaza&Janés

Tras la buena acogida de las dos partes de la trilogía Solo tú, la reina del género romántico sueco Simona Ahrnstedt llega con esta nueva historia protagonizada por una reportera –Ambra Vinter- y un exsoldado de élite -Tom Lexington-. La aventura comienza cuando la periodista recibe el encargo de realizar un reportaje en Kiruna, la ciudad más septentrional del país, un lugar que le recuerda dolorosos episodios del pasado. Pese al poco entusiasmo inicial que la misión despierta en ella, todo cambia cuando conoce a Tom, superviviente de un cautiverio y empecinado en recuperar a la mujer que ama.

Una nueva entrega -Solo una aventura- adictiva de la escritora nacida en Praga , licenciada en Psicología y terapeuta del comportamiento cognitivo, que desde la publicación de sus primeros libros de ambientación histórica en 2010 no ha dejado de ganarse el favor de la crítica, especialmente con su primera obra de esta trilogía –Solo esta noche- contextualizada en el mundo sin escrúpulos de las altas finanzas.

Carátula del libro (Editorial)

El chico de mi vida

Jana Aston Chic

Jana Aston, la escritora de este título que cierra la serie Los Chicos, renunció a su trabajo como teleoperadora para dedicarse a escribir historias de amor en las que no falta el sentido del humor. El chico de mi vida está narrada en primera persona por Chloe, una joven harta de citas y cansada de esperar al chico perfecto. En este punto conoce a Body Gallagher, agente del FBI, que la invita a asistir a una boda familiar. Un evento durante el cual surgirá la chispa del amor.

Carátula del libro (Editorial)

¿Y a ti qué te pasa?

Megan Maxwell

La autora de la saga Pídeme lo que quieras y de la bilogía Yo soy Eri Zimmerman, Megan Maxwell, regresa con una nueva serie que abrió el título ¿Y a ti qué te importa? y que ahora continúa con ¿Y a ti qué te pasa? Menchu ha dejado su trabajo en el parador de Sigüenza y está desarrollando su propia empresa de creación de páginas web. Siempre ha estado enamorada en silencio de Lucas, compañero de Juan en la base de los GEOS, pero cansada de sus desplantes, decide hacer un cambio en su vida e irse a Los Ángeles a pasar un tiempo en casa de Tomi, primo de su íntima amiga, la actriz Stella Noelia Rice Ponce. ¿Volverá a coincidir con Lucas?

Carátula del libro (Editorial)

Sigo siendo yo (Antes de ti 3)

Jojo Moyes

Lou Clark sabe demasiadas cosas, como los kilómetros que hay entre su nuevo hogar en Nueva York y su nuevo novio, Sam, en Londres, que su jefe es un buen hombre y que su mujer le está ocultando un secreto. Lo que no sabe es que está a punto de conocer a alguien que va a poner toda su vida patas arriba. Después de Yo antes de ti y Después de ti, en Sigo siendo yo continúa la vida de la heroína creada por Jojo Moyes.

La escritora londinense lleva desde 2002 inventando historias de amor que no dejan indiferente a sus lectoras y que le han hecho merecedora en dos ocasiones del Premio de Novela Romántica del de la Asociación de Novelistas Románticos. Sus obras han sido traducidas a varios idiomas.

Carátula del libro (Editorial)

Mujeres que compran flores

Vanessa Montfort Plaza&Janés

La prolífica novelista, dramaturga y periodista Vanessa Montfort vuelve con su nuevo trabajo Mujeres que compran flores (Plaza&Janés) en el que presenta una entrañable y emotiva historia narrada en primera persona por Marina, una mujer que tiene que superar una pérdida sentimental encontrándose ella misma. La protagonista estrena un nuevo empleo en una floristería, en la que coincide con varias mujeres que compran flores por distintas razones y con las que entablará una estrecha amistad.

La novelista debutó en el año 2006 con El ingrediente secreto, que ganó el premio Ateneo de Sevilla, galardón en el que volvió a salir vencedora cuatro años más tarde con su segundo libro Mitología de Nueva York , ciudad en la que también ambientó su tercera novela, La leyenda de la isla sin voz. Montfort forma parte del colectivo artístico fundado por Fernando Marías Amondo, llamado Hijos de Mary Shelley.

Carátula del libro (Editorial)

Mi vida (no del todo) perfecta

Sophie Kinsella

La autora de esta novela es uno de los máximos exponentes del género conocido como “chick-lit”, heredero de la novela sentimental y dedicado al público femenino. Sophie Kinsella es el pseudónimo escogido por la escritora británica Madeleine Wickam, autora de la saga Shopaholic, que tuvo su secuela cinematográfica con el título Confesiones de una compradora compulsiva.

La protagonista de su nueva historia es Katie Brenner, una chica con una vida aparentemente perfecta: tiene un apartamento en Londres, un trabajo glamuroso y un muro de Instagram envidiable. Pero la realidad es que vive en una pequeña habitación de alquiler, tiene un trabajo mediocre y la vida que refleja en las redes sociales es ficticia.

Carátula del libro (Editorial)

Cicatrices de Charol

Berta Pichel

La filóloga leonesa Berta Pichel debuta con esta obra ambientada en los años treinta en Ponferrada y cuya protagonista, Nía, vive bajo la sombra de una madre muy conservadora. Su vida da un vuelco cuando conoce a Valeriano, activista de la UGT, con quien mantendrá un romance que la obligará a enfrontarse a los prejuicios de una sociedad convulsa y abocada a la Guerra Civil.

Esta historia romántico-histórica explora el crecimiento, la superación personal y los ideales de su principal protagonistas, que deberá librar una ardua batalla para conseguir ser la mujer que desea .

Carátula del libro (Editorial)

Literatura erótica 2016 NOVEDADES (ficción erótica) Algunas de las novedades en narrativa erótica

Hola. Os dejo una pequeña recopilación de algunos libros de narrativa erótica que vamos a ver este año 2016 en las librerías. Algunos ya los tenemos en formato digital y de otros la primera parte ha salido este año.

Iré cargando más entradas con nuevos lanzamientos. De momento he reunido estos 20 que son los que más me han llamado la atención. decidme si tenéis pensado leer alguno. Bueno… lo del golfo de Cádiz y la estrecha de Gibraltar me tiene… ¡patidifusa! ja,ja,ja,ja,ja,..

Saludos y besos 😉

Noches en Florencia EL PRINCIPE #1 Y LA ALONDRA #2

Ficha técnica Fecha de publicación:10/11/2015 192 páginas Idioma: Español ISBN: 978-84-08-14758-9 Código: 10130831 Formato: 14,5 x 21,5 cm. Lomo 1 Presentación: Rústica sin solapas Colección: ERÓTICA ESENCIA

Traductor: Lara Agnelli

Esta primera parte es como un prólogo, hace de puente entre El infierno de Gabriel y la Alondra.

Ficha técnica Fecha de publicación:23/02/2016 448 páginas Idioma: Español ISBN: 978-84-08-14956-9 Código: 10134034 Formato: 14,5 x 21,5 cm. Presentación: Rústica sin solapas Colección: ERÓTICA ESENCIA Traductor: Lara Agnelli

A través de sus palabras de Iris T. Hernández

Formato: Versión Kindle

Tamaño del archivo: 1190 KB

Longitud de impresión: 708

Editor: Zafiro eBooks (12 de enero de 2016)

Vendido por: Amazon Media EU S.à r.l.

No me prives de tu piel de patricia Geller

Formato: Versión Kindle

Tamaño del archivo: 827 KB

Longitud de impresión: 438

Editor: Esencia (7 de enero de 2016)

Vendido por: Amazon Media EU S.à r.l.

Idioma: Español

TRILOGÍA LUZ Y SOMBRAS

LUZ Y SOMBRAS`Parte 1

Descubre el sensual mundo de «Luz y sombras», la serie de romance erótico más ardiente y atrevida de la temporada.

Hay hombres capaces de acelerarte el corazón con una mirada.
Hay mujeres que pueden cambiarte la vida.
Hay sombras que solo el amor puede disipar.

Hay historias que te atrapan desde la primera página.

Esta es una de ellas.

Adelántate y conoce a los protagonistas de la serie que va a revolucionar el romance erótico. «Luz y sombras» nos abre la puerta a un mundo de intensas pasiones, una propuesta rompedora que ya ha causado furor en el Reino Unido y que pronto podrás conseguir en tu librería.

En este ebook gratuito te presentamos la serie compuesta por Su lado oscuro, Lejos de las sombras, A contraluz y Hacia la luz; cuatro magníficas novelas que entrelazan sexo y amor. Además, también encontrarás una entrevista exclusiva con la autora Alice Raine.

Su lado oscuro parte 1 (16 de diciembre de 2015)

Lejos de las sombras parte 2 (21 Enero 2016)

A contraluz parte 3 (18 Febrero 2016)

PERFECTA de Mabel Díaz

Formato: Versión Kindle

Tamaño del archivo: 883 KB

Longitud de impresión: 271

Editor: Asociación Alfil (6 de enero de 2016)

Vendido por: Amazon Media EU S.à r.l.

Idioma: Español

El golfo de Cádiz y la estrecha de Gibraltar

Formato: Versión Kindle

Tamaño del archivo: 659 KB

Longitud de impresión: 299

Editor: Esencia (12 de enero de 2016)

Vendido por: Amazon Media EU S.à r.l.

Idioma: Español

El ORIGEN DEL DESEO de Noelia Amarillo CRÓNICAS DEL TEMPLO

  1. El origen del deseo (14 Enero 2016) Tapa blanda
  2. Los lazos del deseo (14 Enero 2016) Tapa blanda
  3. El aprendiz del deseo (14 Enero 2016) Tapa blanda
  4. La reina del deseo (12 Enero 2016) Tapa blanda
  5. La magia del deseo (12 Enero 2016) Tapa blanda

RITUAL R. Crespo

Narrativa romántica/erótica

Autora: R. Crespo

Disponibilidad: Puedes encontrar las primeras páginas en megustaecribir

A la venta en Amazon 2016

Más sobre Ritual

PRÓXIMAMENTE

MUJERES OCULTAS de Stella Knightley (Continua la serie con Tras el telón)

Tras una máscara #1 (1 Septiembre 2015)

Tras un abanico #2 (24 Noviembre 2015)

Tras el telón #3 (26 Enero 2016)

No me mitres así de Noe Casado

Formato: Versión Kindle

Longitud de impresión: 340

Editor: Zafiro eBooks (7 de enero de 2016)

Vendido por: Amazon Media EU S.à r.l.

ASIN: B019EHVU12

Tapa blanda: 344 páginas

Editor: Debolsillo; Edición: 001 (7 de enero de 2016)

Colección: BEST SELLER

Idioma: Español

ISBN-10: 8466331719

En esta primera entrega de la «Trilogía de los sentidos» la excelencia del buen uso del lenguaje se abraza con la sensorialidad, la sensualidad y el disfrute de los placeres en todo su esplendor. Un relato apetecible y que destila literatura.

Si se pudiese capturar el placer, Elena lo haría con los ojos. Tiene veintinueve años, una belleza inocente y descarada y aún desconoce la pasión. Su mundo está hecho de arte y colores, los del fresco que está restaurando en Venecia, la mágica ciudad que la vio nacer.

Hasta que encuentra a Leonardo, un chef de fama internacional que irrumpe en su vida y le da un vuelco a su historia de amor en ciernes con Filippo, a la idea que siempre ha tenido de sí misma y, sobre todo, a su manera de vivir el sexo. Porque Leonardo, inquilino inesperado en el palacio en el que ella trabaja, llega para abrir las puertas de un paraíso inexplorado del que solo él posee las llaves. Los secretos de la cocina, de la materia ordinaria que se transforma en sus manos en éxtasis para el paladar, no son los únicos que conoce: Leonardo sabe que el placer es una conquista para todos los sentidos, tiene una forma, un olor, un sabor. Y guiará a Elena, la ayudará a superar sus límites hasta llegar al confín más dulce y extremo de la obsesión. No obstante, hay una condición…

Digámoslo desde el principio: no hay gran literatura erótica, lo que hay es erotismo en grandes obras literarias. Una literatura especializada en erotismo y que no integre lo erótico dentro de un contexto vital es una literatura muy pobre. Un texto literario es más rico en la medida en que integra más niveles de experiencia. Si dentro de ese contexto el erotismo juega un papel primordial, se puede hablar verdaderamente de literatura erótica.

La Celestina , por ejemplo, es una obra maestra, probablemente la más importante de la literatura española después del Quijote. Decir que La Celestina es una obra erótica sería empobrecerla, porque aunque es eso, también es muchas otras cosas: una obra de una gran riqueza verbal, de una gran inteligencia en su construcción, que incluye muchas manifestaciones de la vida -la moral, la cultura, la psicología-, pero indudablemente el erotismo tiene en ella un papel primordial.

¿Un ejemplo contemporáneo? Lolita, de Nabokov, una de las grandes novelas modernas. En ella el erotismo tiene un papel principal entre muchos otros ingredientes que juegan un papel similar dentro de una gran complejidad. Así es como se da en la vida la experiencia erótica. Una exaltación muy desembozada de la pulsión sexual, de la fantasía erótica, de los fantasmas, del derecho al placer. Todo eso está en Lolita, que, por otra parte, es una obra muy intelectual. El mejor erotismo nunca está disociado de otras manifestaciones, que, además, lo enriquecen».

Decameron. Giovanni Boccacio. Planeta, 1999.

La lozana andaluza. Francisco Delicado. Castalia, 1990

Justine o los infortunios de la virtud. Marqués de Sade. Tusquets, 1994

La Venus de las pieles. Leopold von Sacher-Masoch. Tusquets, 1983

El inglés descrito en un castillo cerrado. André Pieyre de Mandiargues. Tusquets, 1979

Trópico de Cáncer/ Trópico de Capricornio. Henry Miller. Cátedra, 1990

El cuaderno negro. Lawrence Durrell. Edhasa. 1990

Historia del ojo. Georges Bataille. Tusquets, 1978

Lolita. Vladímir Nabokov. Anagrama, 1990

Elogio de la madrastra. Mario Vargas Llosa. Tusquets, 1988

Erotismo y pornografía

«La frontera entre erotismo y pornografía sólo se puede definir en términos estéticos. Toda literatura que se refiere al placer sexual y que alcanza un determinado coeficiente estético puede ser llamada literatura erótica. Si se queda por debajo de ese mínimo que da categoría de obra artística a un texto, es pornografía. Si la materia importa más que la expresión, un texto podrá ser clínico o sociológico, pero no tendrá valor literario. El erotismo es un enriquecimiento del acto sexual y de todo lo que lo rodea gracias a la cultura, gracias a la forma estética. Lo erótico consiste en dotar al acto sexual de un decorado, de una teatralidad para, sin escamotear el placer y el sexo, añadirle una dimensión artística.

Ese tipo de literatura alcanzó su apogeo en el siglo XVIII. Los de ese siglo son grandes textos eróticos que a la vez son grandes textos artísticos. A esto habría que añadirle que en ellos hay una carga crítica que hoy se ha perdido. Los autores de esa época creían que escribir de esa manera, reivindicar el placer sexual y darle al cuerpo ese tratamiento reverente era un acto de rebeldía, un desafío a lo establecido, al poder. Los escritores eróticos eran, pues, pensadores revolucionarios. Diderot, por ejemplo. O Mirabeau, que desde la prisión escribe a Sofía de Monnier cartas de un contenido sexual muy fuerte. Para él esos escritos forman parte de una lucha por la transformación humana, por la reforma social. El caso más extremo, sería el marqués de Sade, aunque no creo que de los textos de Sade pueda decirse que son de exaltación del placer erótico. Hay algo intelectual, obsesivo, casi fanático en sus demostraciones sexuales.

Sea como fuere, el reconocimiento del derecho al placer es en el siglo XVIII un instrumento para conseguir un mundo mejor, más libre, más auténtico, menos hipócrita, un medio para liberar al individuo de las iglesias, de las convenciones. Eso no se vuelve a alcanzar. El erotismo en el siglo XIX se convierte en un juego muy refinado. Y en el XX se banaliza, se vuelve superficial y previsible, se comercializa, en el peor sentido de la palabra. Ya no genera experimentación formal y pierde su carga crítica, salvo en casos excepcionales, como el de Bataille. Los escritos de Georges Bataille son profundamente revulsivos, muy desafiantes con las últimas convenciones. A la vez son más lúgubres y siniestros. Los suyos son más textos de perversión que de asunción del placer, pero es uno de los escritores modernos en los que el erotismo va acompañado de una gran audacia artística».

«Podría hacerse una buena antología erótica con partes del Ulises, de Moby Dick o de la poesía mística»

Liberalidad contra literatura

«La liberalidad de las costumbres, que es un progreso moral para la sociedad, ha jugado tradicionalmente en contra de la literatura erótica. Ha hecho que el erotismo pierda la carga de inconformismo, de desafío a la moral establecida que tenía cuando los de talante erótico eran libros para leer a escondidas, volúmenes que estaban en los infiernos de las bibliotecas, lo que les daba una aureola especial. Eso ha desaparecido y ha hecho que el erotismo se haya vuelto previsible, convencional, mecánico, es decir, que se haya degradado en pornografía. Hoy escribir un libro erótico es mucho más difícil que en el pasado porque ya no es la censura lo que hay que flanquear, sino el escollo de la banalidad y del estereotipo. Hay una permisividad tal que todo es aceptable y aceptado. El efecto escandaloso ha desaparecido. Ahora hay un erotismo más de lujo, refinado, como un juego elegante. Un buen ejemplo de esto serían las obras de André Pieyre de Mandiargues, que son muy finas y están muy bien escritas, con un aliento poético un tanto surrealista pero de una carga sensual muy marcada, con una dosis de fantasía muy grande. Es lo contrario del malditismo buscado de Bataille, que pensaba que por ahí vendría una liberación del espíritu. En Mandiargues todo es juego, aunque sea de un alto nivel.

En el mundo de lengua española la literatura erótica como tal es casi inexistente. La hubo en el pasado, tal vez porque hubo también una tradición represiva muy grande. En la literatura moderna hay textos de una gran libertad de expresión, insolentes, hasta vulgares, pero el erotismo no es eso, sino que exige cierto refinamiento. El erotismo no es de sociedades primitivas. Requiere una evolución en las formas y una adquisición de grandes espacios de libertad para el individuo. Sólo en ese contexto la relación sexual se convierte en un juego, en un teatro, en una ceremonia, en unos ritos, y adquiere una connotación artística. El amor se practica entonces como un espectáculo rodeado de formas. Eso no se da en culturas muy represivas ni muy reprimidas, y por supuesto, no se da en sociedades primitivas. La tradición erótica presupone un elevado nivel de civilización».

Biografía de lector

«Descubrí la literatura erótica cuando era estudiante universitario, de una manera casual. Conseguí un trabajo de ayudante de bibliotecario de un club social de Lima muy activo, el Club Nacional, el de la gente rica. Mi maestro de historia era el bibliotecario de ese club y me contrató como ayudante. Mi labor consistía en ir dos horas al día a fichar los libros que se adquirían. En esa época ya no se hacían muchas adquisiciones, así es que yo aprovechaba esas horas leyendo los libros de la biblioteca del club, que en el pasado había adquirido libros eróticos de gran calidad. Tenían la colección completa de Les Maîtres de l’Amour (los maestros del amor), una colección que dirigió en Francia Apollinaire, con muchos libros prologados por él mismo, a veces de una manera muy erudita, siempre muy irónica. Allí descubrí la tradición erótica al más alto nivel literario: Sade, Restif de la Bretonne, John Cleland, el autor de Fanny Hill, Sacher-Masoch, Casanova, por supuesto, allí estaban los tres tomos de sus memorias… Estaban todos.

Durante un tiempo, y de una forma un tanto inocente, pensé que ahí estaba la verdadera revolución, que en ese tipo de literatura se estaba gestando una transformación profunda de la sociedad, de la moral, del individuo. Era una idea bastante ingenua de los poderes de la literatura erótica. Descubrí, no obstante, una veta riquísima. Había, por ejemplo, unos tomos con una selección de los cuentos más eróticos de Las mil y una noches. La colección era muy interesante porque reunía grandes textos eróticos y además daba una perspectiva erótica para acercarse a la literatura en general. Durante un tiempo leí esos libros con gran pasión. Después supongo que descubrí su gran limitación: la monotonía. La relación sexual enriquece extraordinariamente la vida, pero es limitada. Por más inteligencia que se ponga en renovarla, siempre transcurre en un marco determinado. Y eso da a los textos que son sólo eróticos una gran monotonía, los hace caer en la rutina de lo previsible. Por eso el mejor erotismo es el que aparece en obras que no son sólo eróticas, aquéllas en las que lo erótico es un ingrediente dentro de un mundo diverso y complejo. Y eso nos lleva, de nuevo, a la gran literatura. De ahí que pueda decirse que sin erotismo raramente hay gran literatura. Y al revés, una literatura que es sólo erótica difícilmente llega a ser grande».

Una antología espontánea

«Un texto que sólo es erótico resulta muy poco convincente porque pierde vitalidad. Como la vida no es sólo sexo, un texto en el que la vida no es otra cosa, termina siendo muy artificial y postizo, un juego lúdico disociado de la experiencia vivida convertido muchas veces en un artificio intelectual. No es ése el erotismo que me seduce y estimula. En cambio, para mí es muy difícil que haya una gran novela en la que no haya páginas de una alta intensidad sexual. Recuerdo novelas de las que no se podría decir que son eróticas, pero en las que hay episodios de una carga erótica tal que se han convertido en el cráter de esas novelas, en la imagen que las sintetiza. Por ejemplo, en Esplendor y miseria de cortesanas, de Balzac, hay un viaje en diligencia con dos personajes, una pasajera y un joven que viaja frente a ella. Las irregularidades del terreno precipitan a unos pasajeros contra otros, y el joven siente de repente el roce de las rodillas de la pasajera. Es una descripción maravillosa. De esa novela no se me olvidará nunca el roce en esa clandestinidad nerviosa.

«A la vez que produce un placer estético, un libro erótico tiene también que hacer las veces de un afrodisíaco»

Esos fogonazos eróticos dentro de una historia tienen para mí una importancia capital. Un relato sin esas apariciones de lo sensual no alcanza nunca la grandeza de las novelas que incorporan esa experiencia. Lo mismo pasa en El Quijote con la escena de Maritornes, en la que hay un erotismo muy rico, aunque esté atenuado por el humor y por el sarcasmo. Tal vez porque era la única manera de pasar la censura. Jaime Gil de Biedma contaba que de joven había tenido una gran inflamación erótica con esa escena.

Siempre he tenido la idea de hacer una antología del erotismo no buscado, no deliberado. Es un proyecto que me sigue dando vueltas. Sería algo así como la antología del humor negro de André Breton o la antología de lo fantástico de Roger Caillois. Se podría hacer una selección preciosa con textos eróticos procedentes de libros que no sólo no son eróticos sino que difícilmente podrían concebirse como eróticos, por ejemplo, algunos textos religiosos, los místicos. Muchas cosas de san Juan de la Cruz pueden leerse en clave erótica. Si uno los lee con un espíritu laico le pueden inflamar extraordinariamente. Lo mismo podría decirse del Cantar de los cantares. De hecho, el misticismo ha estado siempre muy cerca del erotismo. Recuerdo, a propósito, San Genet, comediante y mártir, un ensayo en el que Sartre compara, de un modo muy convincente, textos de Genet con textos místicos.

Otro fragmento de antología es el comienzo de Moby Dick, una de mis novelas de cabecera. En esas páginas hay una relación extraña entre dos personajes masculinos, un indio y el narrador, que duermen juntos en una casa. Aparentemente todo es muy puro, sin sombra de erotismo, pero un lector malicioso, y todos lo somos, puede encontrar extraordinariamente extraña la convivencia de estos dos personajes, que establecen una especie de fraternidad carnal, aunque no se mencione ni por asomo la posibilidad de una relación homosexual. Otra muestra: la carga erótica del monólogo de Molly Bloom, en el Ulises de Joyce. Son unas páginas de una fuerza extraordinaria por la increíble sensualidad de Molly, que impregna todo el monólogo de una especie de vaho seminal. Una lectura ‘malintencionada’ podría dar una maravillosa antología del erotismo no buscado, aislando textos, igual que en esos libros de arte que reproducen fragmentos de obras concretas».

Un canon personal

«En mi canon personal de la literatura erótica entendida en el sentido tradicional estarían, entre los textos clásicos, el Decamerónde Bocaccio, que tiene algunas historias muy ingeniosas y divertidas. Más tarde, Fanny Hill, de John Cleland, y Memorias de una cantante alemana , de Wilhelmine Shroeder-Devrient. El marqués de Sade, por supuesto: la historia de Justine quizá sea la más compacta y ordenada. De Restif de la Bretonne, El pie de Mignonne (el pie de la bonita, de la chica bonita, podría traducirse), una novela absolutamente deliciosa en la que los personajes se enamoran de la protagonista exclusivamente a través de su pie. Es una novela fetichista con un humor que le da mucha gracia. Dentro de la literatura más moderna, Bataille, desde luego. ¿Qué libro de Bataille? La historia del ojo. Es la más novela, la que tiene mejor tejido narrativo, aunque en ocasiones el exceso de perversión la desvitalice un poco y la vuelva un tanto intelectual. Es, no obstante, un libro excelente.

En esa lista estaría también Sacher- Masoch y La Venus de las pieles. Los trópicos de Miller, el de Capricornio y el de Cáncer. El cuaderno negro, de Lawrence Durrell, aunque es de un erotismo un poco siniestro, pero muy bello. Se trata, además, de un acto de gran coraje y de un exhibicionismo bastante audaz. Dentro de la literatura española lo más interesante son ciertos capítulos del Tirant lo Blanc, escritos con extraordinaria gracia y talento: las historias de la princesa Carmesina y sus juegos con Plaerdemavida. Todas las escenas de alcoba del Tirant son obras maestras de la literatura erótica. Y, por supuesto, La Celestina. YLa lozana andaluza, un libro muy divertido, de una libertad insólita para la época en cuestiones de sexo, aunque por momentos haya un exceso de vulgaridad. Para mí ese exceso en un texto erótico lo hace irreal, lo convierte en un juego verbal.

Hay un autor, por último, que habría que citar: Roger Vailland, que trabajó con Roger Vadim, el director de Y Dios creó a la mujer, la película de Brigitte Bardot… Vailland escribió algunas novelas que no tiene demasiado interés, pero sobre todo escribió La mirada fría, un ensayo sobre erotismo que lleva un epígrafe de Sade que dice: ‘Y él lanzó sobre mí la mirada fría del perfecto libertino’. Es un libro muy interesante en el que sostiene que para que haya erotismo tiene que haber represión, que la libertad y el erotismo están reñidos. Dice que las muchachas del siglo XVIII han pasado a la historia de la civilización como las más eróticas. ¿Por qué? Porque estaban educadas en los conventos, y los conventos, a través de sus prohibiciones y de sus obsesiones, creaban una curiosidad y unos tabúes que eran los mayores fermentos para la imaginación. Vailland dice que sin la Iglesia católica no hubiera sido posible el erotismo. Por una parte creó las prohibiciones y, por otra, creó un entorno, un ceremonial que le ha suministrado al erotismo su instrumental más rico y novedoso».

‘Elogio de la madrastra’

«Elogio de la madrastra es un juego con muchas alusiones a las imágenes eróticas de la pintura. Para mí escribir esa novela fue un experimento divertido que me permitió emplear un lenguaje muy rico y preciosista que no utilizo jamás en mis obras, en las que el lenguaje es muy funcional, siempre en relación con lo que quiero contar. En el Elogio había un juego formal que permitía contar la historia con un lenguaje rebuscado, muy poco realista. En Los cuadernos de Don Rigoberto, sin embargo, el erotismo es más intelectual. Hay juego, pero en menor medida que en Elogio de la madrastra. Allí el lenguaje ya no es el mismo, no podía serlo. La historia tenía más pretensiones realistas y el lenguaje es, no diré más crudo, pero sí que está menos presente. En el Elogio el lenguaje es casi un espectáculo por sí mismo, una presencia que se interpone entre el lector y la historia».

Placer frío

«Últimamente ha cobrado gran fama La vida sexual de Catherine M., de Catherine Millet, pero en este caso no se trata de erotismo. Es un libro muy interesante, pero no erótico, sino profundamente intelectual, una especie de autoexamen, casi una autoautopsia de la vida íntima de la autora. Yo no recuerdo haber leído una sola página de ese libro sintiendo que ahí había un estímulo sexual. Se trata, eso sí, de una experiencia insólita: la de una persona que cuenta con total desenvoltura la historia de una sexualidad desenfrenada. Lo más sorprendente del libro es, con todo, la frialdad con que ella expone esa experiencia. Aunque la población de los fantasmas personales es infinita, no creo que ese libro pueda inflamar sexualmente a nadie. Un libro erótico, a la vez que produce un placer estético, es un libro que tiene también que hacer las veces de un afrodisiaco. Si no te crea una sensación de entusiasmo y de apetito sexual no termina de cumplir enteramente su función».

Testimonios recogidos por Javier Rodríguez Marcos

MERITXELL PAJUELO TOLEDO
Aranzazu Forcada tiene 27 años y se autodefine como una romanticona. Nació en Barcelona pero tiene raíces chilenas y actualmente tiene una pareja, con la que lleva ocho años. Es educadora infantil y hace ya unos 12 años que consume literatura erótica, un tipo de lectura que la ha ayudado a descubrirse a sí misma tanto a nivel personal como sexual.

Aranzazu Forcada leyendo uno de sus libros favoritos de literatura erótica. Foto: Meritxell Pajuelo Toledo.

¿Qué está leyendo ahora?

Estoy con el segundo libro de la trilogía llamada “Mi hombre, obsesión”. Si no lo habéis leído, os lo recomiendo.

¿Hace mucho que consume literatura erótica?

En realidad no recuerdo cuando empecé, pero hace ya bastante. Un día, de repente, sentí curiosidad por el tema y me compré el primer libro; se llamaba Placeres de la noche. Si no recuerdo mal, yo tenía 16 años. Desde entonces leo de manera asidua este tipo de literatura, y se la recomiendo a todo al mundo.

Y ¿qué siente que le aporta leer este tipo de literatura?

Mira, soy una romanticona de mucho cuidado y, aunque no lo pueda parecer, este tipo de libros te dan la dosis de romanticismo que uno necesita. Además, tienen ese punto picante que le da chispa a la historia, y así consiguen que me enganche hasta el final.

Los primeros años con mi pareja fueron duros, yo estaba muy reprimida por mi baja autoestima y no teníamos vida sexual; fue gracias a la literatura erótica que encontré la manera de enfocar mi sexualidad.

Lo principal que me aporta, además de entretenimiento y emociones, es tener nuevas perspectivas en referencia al terreno sexual. Las autoras han investigado sobre la temática de sus historias, y eso me ayuda a descubrirlas yo también; por ejemplo el ‘bondage’, totalmente desconocido para mí hasta que leí “Cincuenta sombras de Grey”.

¿Qué opina sobre la censura a este tipo de literatura?

Creo que es muy exagerada, se toma como algo malo cuando no debería ser así. Cada uno debería poder leer lo que quisiera donde quisiera. Si se quiere leer este tipo de literatura en la calle, en el metro, en el autobús… se tiene que poder hacer sin que la gente te mire raro. Un libro no hace daño a nadie, es algo ficticio, solo son historias. De hecho considero que su consumo debería tomarse como algo bueno, ya que este tipo de literatura no solo fomenta la lectura, sino que además genera curiosidad y, por lo tanto, también te suelta más en el terreno emocional y sexual.

Entonces para usted no es algo que llevar en secreto.

No, no lo llevo en secreto, todo lo contrario, se los recomiendo a mis amigos y familiares e incluso me informo en foros para descubrir nuevas lecturas.

¿En algún momento lo consideró tabú?

No, nunca. Los libros que narran historias sobre las relaciones, tanto emocionales como sexuales, de una pareja, no me parece algo que sea malo para nadie; todo lo contrario, son nuevas visones de las relaciones que se pueden dar.

¿Su circulo opina lo mismo que usted sobre la literatura erótica?

Siempre me he encontrado con dos visiones. Hay quien cree que está muy bien que lea este tipo de libros, pero también hay quien opina que este tipo de literatura solo debería consumirse en casa y sin que nadie se enterase, además de que solo debería leerse una vez llegados a la mayoría de edad ya que “no es apropiado” que los adolescentes lean sobre sexo.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *