0

Ligadura de trompas menstruacion

Tabla de contenidos

¿Qué es la ligadura de trompas?

¿Deseas asegurarte de que no quedarás embarazada en el futuro?
La ligadura de trompas (a veces llamada “esterilización”, “esterilización femenina” o “esterilización tubárica”) es un procedimiento quirúrgico seguro y eficaz que protege contra embarazos de manera permanente.

¿Estás considerando la esterilización? Localiza un Centro De Salud →

¿Cómo funciona la esterilización tubárica?

La ligadura de trompas es un procedimiento quirúrgico que cierra o bloquea de forma permanente las trompas de Falopio. Cada mes, un óvulo deja uno de tus ovarios (esto se llama ovulación). El óvulo se traslada por una de las trompas de Falopioesperma para fertilizarlo. El embarazo se produce cuando un espermatozoide se encuentra con un óvulo, y el óvulo fertilizado se implanta en el útero.

Cuando las trompas de Falopio están bloqueadas después de una ligadura de trompas, el esperma no puede llegar al óvulo y provocar el embarazo. La ligadura de trompas“esterilización”, “esterilización femenina” o “esterilización tubárica”.
Existen diferentes tipos de procedimientos de esterilización.

Después de la ligadura de trompas, sigues teniendo el periodo menstrual, pero no puedes quedar embarazada.

¿La esterilización es el procedimiento indicado para mí?

La mayoría de las mujeres que tienen ovarios y trompas de Falopio pueden someterse a una esterilización de forma segura. Tu médico o enfermero hablarán contigo sobre tu salud para asegurarse de que la esterilización sea el procedimiento indicado para ti.

Solo debes someterte a una esterilización si estás absolutamente segura de que no deseas tener hijos durante el resto de tu vida.

Es posible que la esterilización no sea una buena opción en los siguientes casos:

  • Existe la posibilidad de que desees quedar embarazada en el futuro.
  • Tu pareja, tus amigos o tu familia te presionan.
  • Esperas que la esterilización solucione problemas que pueden ser pasajeros, como problemas matrimoniales o sexuales, enfermedades mentales o físicas de corta duración, o problemas financieros.

¿La esterilización protege contra las enfermedades de transmisión sexual (ETS)?

No. La ligadura de trompas no te protege a ti ni a tus parejas contra las enfermedades de transmisión sexual. Usa condón ETS.

Especialistas en Ligadura de trompas

  • Me pueden hacer atrás de la cesárea y al mismo tiempo la ligadura?
  • Me hicieron ligadura de trompas hace 1 mes y cuando tengo relaciones me duele, es normal ?
  • Cuanto tarda la operación de salpingectomia bilateral para extirpar las trompas, gracias.
  • Buenas noches, me quitaron unos quistes en los ovarios y de una vez me ligaron cuanto tiempo debo esperar para tener relaciones y no embarazarme???
  • Cuando puede tener relaciones después de extirparme un ovario y una ligadura de trompas?
  • Tengo 26 años y he tenido 3 embarazos me he cuidado von diu, pero me lo qiite por que me ocaciono sangrado 1 mes me lo tuvieron que quitar despues me estuve inyectando cada mes y por hoy me detectan 3 miomas puedo operarme?
  • Hola feliz noche! A los cuantos días de pomeroy evita embarazos?
  • Si puede tener sexo despues de una ligadura de trompas sin cuidarme?
  • hace un mes me hice ligadura de trompas, ya puedo tener relaciones sexuales?
  • Me practicaron la ligadura de trompas hace una semana y a los dos dias empecé a sangrar x la vagina cada dia mas abundante aun sigo sangrando, eso es normal?

En Esta Sección

  • Ligadura de Trompas
  • ¿Cuán eficaz es la ligadura de trompas?
  • ¿Cuán segura es la ligadura de trompas?
  • ¿Qué puedo esperar si me someto a una ligadura de trompas?
  • ¿Qué debo hacer para someterme a un procedimiento de ligadura de trompas?
  • ¿Cuáles son los beneficios de la esterilización?
  • ¿Cuáles son las desventajas de la ligadura de trompas?

Muchos hospitales, médicos particulares, clínicas y Centros de salud de Planned Parenthood ligaduras de trompas. Puedes someterte a una esterilización de forma gratuita o a bajo costo.

¿Cuál es el costo de la ligadura de trompas?

Una ligadura de trompas puede costar entre $0 y $6.000, incluyendo los controles médicos posteriores.

El costo de la ligadura de trompas varía y depende de dónde te la realices, a qué tipo te sometas y si tienes un seguro de salud que cubra una parte del costo o la totalidad. La ligadura de trompas puede ser totalmente gratuita (o de bajo costo) con algunos planes de seguros de salud, Medicaid y otros programas gubernamentales.

Aun si el costo inicial de la ligadura de trompas es superior al de otros métodos, en general, suele ayudarte a ahorrar dinero a largo plazo, ya que dura para siempre. La vasectomía (también conocida como “esterilización masculina”) suele ser mucho más económica que la esterilización femenina.

Si te preocupa el costo, consulta en los Centros de salud de Planned Parenthood locales para saber si te pueden recomendar un método anticonceptivo que puedas pagar.

¿Puedo someterme a una ligadura de trompas de forma gratuita o económica?

Es muy probable que puedas someterte a una ligadura de trompas de manera gratuita (o a un precio reducido) si tienes seguro de salud. Gracias a la Affordable Care Act (ACA, Ley de Cuidado de Salud Asequible, también conocida como “Obamacare”), la mayoría de los planes de seguros de salud deben cubrir todos los métodos anticonceptivos sin costo para ti, incluidos algunos procedimientos de esterilización femenina. Obtén más información sobre seguros de salud y anticonceptivos.

Si no tienes seguro de salud, aun así tienes opciones. De acuerdo con tus ingresos y tu situación legal en Estados Unidos, puedes solicitar la cobertura de Medicaid u otros programas estatales que pueden ayudarte a pagar el método anticonceptivo que necesitas y otros servicios de cuidado de la salud.

Planned Parenthood trabaja para ofrecerte los servicios que necesitas, ya sea que tengas seguro de salud o no. La mayoría de los Centros de salud de Planned Parenthood aceptan Medicaid y seguros de salud, y muchos cobran menos por los servicios, de acuerdo con tus ingresos. Para obtener más información, comunícate con los Centros de salud de Planned Parenthood locales.

¿Dónde puedo someterme a un procedimiento de esterilización?

Puedes someterte a una ligadura de trompas en el consultorio de un médico, en un hospital o en una clínica de salud. En muchos Centros de salud de Planned Parenthood, también se realizan procedimientos de esterilización.

Algunas mujeres deciden someterse a una esterilización después de dar a luz o de realizarse un aborto. Habla con tu médico con anticipación si deseas combinar la esterilización con otro procedimiento.

Según dónde vivas, puede haber restricciones de edad o períodos de espera para someterse a una ligadura de trompas. Puedes preguntar acerca de esto cuando llames para solicitar una cita médica.

  • Me pueden hacer atrás de la cesárea y al mismo tiempo la ligadura?
  • Me hicieron ligadura de trompas hace 1 mes y cuando tengo relaciones me duele, es normal ?
  • Cuanto tarda la operación de salpingectomia bilateral para extirpar las trompas, gracias.
  • Buenas noches, me quitaron unos quistes en los ovarios y de una vez me ligaron cuanto tiempo debo esperar para tener relaciones y no embarazarme???
  • Cuando puede tener relaciones después de extirparme un ovario y una ligadura de trompas?
  • Tengo 26 años y he tenido 3 embarazos me he cuidado von diu, pero me lo qiite por que me ocaciono sangrado 1 mes me lo tuvieron que quitar despues me estuve inyectando cada mes y por hoy me detectan 3 miomas puedo operarme?
  • Hola feliz noche! A los cuantos días de pomeroy evita embarazos?
  • Si puede tener sexo despues de una ligadura de trompas sin cuidarme?
  • hace un mes me hice ligadura de trompas, ya puedo tener relaciones sexuales?
  • Me practicaron la ligadura de trompas hace una semana y a los dos dias empecé a sangrar x la vagina cada dia mas abundante aun sigo sangrando, eso es normal?

Niños en un parque de Barcelona. / MARC SÁNCHEZ

Las esterilizaciones de personas jóvenes son una excepción en España. Lo afirman la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) y la Sociedad Española de Contracepción (SEC). Cada vez se hacen menos intervenciones porque las personas recurren a otros métodos anticonceptivos no permanentes, pero también eficaces.

«Los métodos anticonceptivos definitivos están desapareciendo porque se tienen hijos cada vez más tarde, muchas mujeres tienen el primero pasados los 40 años», afirma Marisa López-Teijón, miembro de la Junta de la SEGO. Asegura que la gran mayoría evitan el embarazo de formas más sencillas, especialmente con el uso de preservativo. «Hacerse una ligadura implica realizarse una intervención que requiere anestesia y quirófano. Se puede evitar», prosigue. Así que, en su opinión, con todos los métodos de contracepción eficaces que existen no hace falta acudir a un método definitivo que, además, conlleva riesgos.

La SEC realizó una encuesta sobre los métodos de anticoncepción utilizados en el 2016. Entre los más de 2.000 preguntados, un 4,5% se había realizado una vasectomía y un 3,3%, una ligadura de trompas. «Los métodos definitivos siempre se realizan en mujeres mayores de 40 años y hombres mayores de 35 años. Por debajo de esa edad es anecdótico», coincide la doctora Sira Repollés, ginecóloga, coordinadora del programa de contracepción de Aragón y miembro de la Junta Directiva de la SEC.

EN LA CARTERA PÚBLICA

Repollés explica que ambas intervenciones están en la cartera de los servicios sanitarios de todas las comunidades autónomas (no así el método ‘essure’). Por eso, cuando alguien acude a la sanidad pública para intervenirse, su voluntad debería ser suficiente. Antes de eso, tienen que informarle de todos los métodos alternativos de los que disponen. Si sigue optando por la esterilización definitiva, debe firmar un consentimiento informado de que la intervención está sujeta a una serie de riesgos que debe asumir. Y en el caso de que el doctor no quiera realizarla, debería derivarle a otro facultativo del mismo servicio.

Los varones recurren más a métodos definitivos que las mujeres, aunque las listas de espera para ellos son más largas. «Pero a los 50 años algunos de los que se han hecho la vasectomía acuden a consulta con una segunda o tercera mujer. Cada vez en edades más avanzadas», explica López-Teijón. En esos casos tienen dos opciones: revertir la vasectomía o bien pincharles un testículo para aspirarles el semen con una jeringa.

La operación para ellos puede tener vuelta atrás. Pero Audrey García, que junto con Marilu lleva la página de Facebook ‘Esterilización voluntaria: un derecho humano básico’, con más de 9.600 seguidores, considera que, además, se hacen más vasectomías porque está más asumido que los hombres no quieran tener hijos. Una decisión que no se acepta tan fácilmente cuando la ha tomado una mujer. Considera que hay «un tabú enorme» respecto al tema de la esterilización femenina.

«La operación en sí es igualmente no peligrosa pero es muy diferente la manera en la que se entiende. Se ve normal que un hombre no quiera tener descendencia, pero para una mujer no, aunque el papel se supone que es el mismo. Hay muchas más mujeres a las que se les ha denegado o puesto trabas al derecho a esterilizarse que hombres», afirma García. Cree que a ellos se les cuestiona menos respecto a sus motivos.

García está recogiendo testimonios y experiencias de personas del mundo entero a través de la página. Con ellas está haciendo una gran guía que mostrará dónde es posible realizarse estas intervenciones. «Es mucho trabajo pero vale la pena porque puedes ayudar a muchas personas», asegura.

¿Qué es la ligadura de trompas? – Ventajas y consecuencias

Hay un porcentaje de mujeres que acuden al centro de reproducción asistida por el motivo de tener una ligadura de trompas realizada de cuando estaban con una pareja anterior.

Por último, cabe señalar que existe riesgo de embarazo no deseado en 1 de cada 200 mujeres con la ligadura tubárica debido a la recanalización espontánea de las trompas.

Preguntas de los usuarios

¿Con la ligadura de trompas se tiene la menstruación?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

Sí, la regla no desaparece a pesar de tener las trompas ligadas. Existe cierta confusión sobre los efectos de la ligadura de trompas en la fertilidad de la mujer. Es importante destacar que los ovarios de la mujer siguen siendo funcionales y cada mes se desarrolla un ovocito maduro que el ovario expulsará.

Los ciclos hormonales no se ven alterados, ya que el eje hipotálamo-hipófisis-ovario sigue funcionando y, por tanto, la menstruación seguirá produciéndose cada mes.

Los niveles hormonales hacen que la capa mucosa interna del útero, conocida como endometrio, aumente de grosor. Si no se produce el embarazo, el endometrio se descama y se pierde en forma de menstruación.

¿Se pueden ligar las trompas en una cesárea?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

Como la ligadura de trompas requiere una intervención quirúrgica con anestesia, muchas mujeres prefieren hacerla aprovechando la intervención de una cesárea programada para no tener que pasar dos veces por el quirófano.

Si no hay complicaciones, realizar la ligadura de trompas en el mismo momento que la cesárea no alarga el postoperatorio ni la estancia en el hospital.

En el parto vaginal también puede hacerse una ligadura de trompas, pero la mujer tiene que esperar unos días. La intervención se haría en este caso por medio de una minilaparotomía, aprovechando el tamaño del útero después del parto, que permite un acceso más rápido a las trompas al tener aún un tamaño más grande de lo normal.

¿Puede fallar la ligadura o es segura?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

Este método anticonceptivo tiene una eficacia mayor del 99%. Aunque es raro, puede ocurrir que los extremos de las trompas se vuelvan a juntar, reconstruyéndose la trompa por sí sola y pudiendo dar lugar a un embarazo no deseado.

Además, es más frecuente que ocurran embarazos ectópicos (fuera del útero) tras someterse a esta cirugía.

¿Es posible el embarazo con la ligadura de trompas?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

Existen dos maneras de tener un hijo después de la ligadura de trompas:

  • Operación de reversión de la ligadura y embarazo natural
  • Embarazo por fecundación in vitro

A pesar de que existe una operación para desligar las trompas, es importante saber que no siempre es efectiva. Hay ocasiones en las que la operación no es exitosa y no es posible el embarazo natural ni por inseminación artificial.

¿La ligadura de trompas engorda?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

No, la ligadura de trompas no afecta a nivel hormonal, pues el ciclo menstrual sigue produciéndose con normalidad. Por esta razón, no tiene por qué afectar al metabolismo de la mujer, ni aumentar su peso o causar una mayor retención de líquidos.

¿Cuál es el precio de la ligadura de trompas?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

El coste de la intervención para ligadura de trompas dependerá de la clínica y el método utilizado. El precio puede variar entre los 1.000 y los 3.000 euros.

¿Cuánto tiempo debo esperar para tener relaciones después de la ligadura de trompas?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

En general, no existe un tiempo exacto de reposo después de la intervención sin que se puedan tener relaciones sexuales. La mujer podrá recuperar su vida sexual sin riesgo de embarazo tan pronto como esté recuperada.

No obstante, existe una excepción cuando la ligadura de trompas se realiza por el método Essure, pues serán necesarios al menos 3 meses para que la intervención sea efectiva. Durante este tiempo, la pareja deberá usar otros métodos anticonceptivos.

Lectura recomendada

Existen numerosos métodos anticonceptivos femeninos y puede resultar confuso para las mujeres decidirse por uno. Para más información sobre este tema, te recomendamos visitar el siguiente post: Los métodos anticonceptivos.

Existe otro método de esterilización definitiva para el hombre que es más sencillo que la ligadura de trompas. Nos referimos a la vasectomía y puedes obtener toda la información sobre esta intervención en el siguiente artículo: ¿Qué es la vasectomía?

Lo que nadie te dijo sobre la ligadura de trompas

La etapa familiar que permite que se cumpla el ciclo de número de hijos planeados trae consigo métodos para prevenir embarazos más fuertes tales como la ligadura de trompas de falopio en la mujer y la vasectomía en el hombre, sin embargo el numero de intervenciones de esta última es hasta un 85 por ciento menor que en el caso de la mujer.

No debemos olvidar que una de las razones por las que los matrimonios optan por esterilizarse es el alto costo de la anticoncepción en cuestión financiera, física y emocional.

Entre los efectos secundarios con los que la mujer tiene que lidiar con tal de tener su fertilidad bajo control ya sea con inyecciones, pastillas o parche se encuentran la disminución del apetito sexual, aumento de peso, pérdida de cabello, desórdenes hormonales, altibajos emocionales, aumento dramático de riesgo de padecer cáncer y coágulos en la sangre que pueden producir serios problemas de salud y hasta la muerte.

Lee más: Elimina quistes y limpia tu útero con remedio casero

La principal función de las trompas de Falopio es la de trasladar el óvulo desde los ovarios hacia el útero y también de nutrir y guiar a los espermatozoides, si éstos están presentes, para facilitar la concepción. Más adelante tienen la tarea de alimentar y transportar al ser humano recién concebido mientras se ubica en el útero para que se implante, si la fecundación llegara a ocurrir.

Pinterest

Para anular su función y esterilizar permanentemente a la mujer, éstas se ligan, cortan, queman u obstruyen, o bien se lleva a cabo una combinación de estos métodos.

Te compratimos los cuatro puntos desconocidos de la ligadura de trompas.

1. Riesgos y efectos secundarios

Entre los riesgos más comunes de esta intervención así como la aplicación de anestesia están infecciones, hemorragias, paros respiratorios o cardiacos, reacciones negativas a los anestésicos, órganos abdominales dañados, perforación del intestino y en casos extremos, la muerte. Por su parte, los efectos secundarios más frecuentes de la esterilización son:

-Trastornos menstruales.

-Alteración en la intensidad y frecuencia de los cólicos menstruales.

-Mal funcionamiento de los ovarios y la producción de embarazos ectópicos (cuando llega a ocurrir un embarazo, el embrión recién concebido no puede trasladarse al útero, pudiendo causar la muerte de la madre).

-Una década después de realizarse la ligadura de trompas, aumenta la necesidad de remover quirúrgicamente el útero por complicaciones posteriores a la cirugía.

2. Efectos psicológicos

Los efectos secundarios que se presentan con mayor frecuencia y que son los menos comunicados por el médico a su paciente, son el arrepentimiento y el remordimiento.

Lee más: Todo sobre el Síndrome del ovario poliquístico

Aunque al principio una mujer pueda sentir alivio al haberse sometido a una «solución definitiva» en cuestión de planificación familiar, los estudios demuestran que existen efectos psicológicos que afectan a la mayoría de las mujeres que se sometieron a este procedimiento, como depresión y ansiedad.

Muchas de ellas experimentan un gran estrés que repercute en las relaciones sexuales con sus esposos.

3. Efectividad

Aunque muchos piensan lo contrario, la esterilización femenina de este tipo no es 100% eficaz.La posibilidad de que el embarazo llegara a ocurrir es de hasta el 13% dependiendo del tipo de ligadura realizada, siendo el embarazo ectópico un riesgo latente en estas mujeres.

4. Revertir el procedimiento

Cada día, más mujeres sienten el deseo abrumador de revertir su esterilización porque comprenden que la fertilidad era una parte muy importante de su persona.

Sin embargo, restituirla es muy complicado y a veces imposible. Entre otras cosas la cirugía es mucho más compleja y costosa que la ligadura de trompas y por lo general los seguros de gastos médicos no la cubren.

Esto podría interesarte:

Temas

  • mujer
  • ovarios
  • matriz
  • tropas de falopio
  • ligadura de trompas
  • mujeres
  • estudios
  • fallas
  • maternidad
  • embarazo
  • SoyCarmin

​Testimonios de menores de 30 que se operaron para ser infértiles

Hace 70 años tener hijos no era una opción. Ese era el orden de la vida: conseguir marido, salir de la casa, tener hijos, criarlos y envejecer entre tejidos de crochet. Afortunadamente, las cosas cambiaron, y decidir crear un nuevo ser humano, para una buena parte de las personas, es una decisión. En la última Encuesta Nacional de Salud realizada por el Ministerio de Salud en 2007, el método de planificación más usado en Colombia eran los anticonceptivos parenterales —inyección, parches, implantes subdérmicos etc— usados por el 32,9% de la población, seguido por los anticonceptivos orales, 33,3%, los dispositivos intra uterinos, 17,6% y la ligadura de trompas en el 7,2% de la población. Y aunque el porcentaje es minoritario, cada vez más son las personas que prefieren tomar una decisión definitiva y cortar y suturar toda posibilidad de llegar a tener un hijo por accidente.

Y cada vez son más las personas que toman la decisión antes de los 25 años.

En 2010 se sancionó la ley 1412 que autoriza la realización de la ligadura de trompas y de la vasectomía en Colombia. La ley es corta y clara: hacerse la vasectomía o la ligadura de trompas es gratis en el país. Los servicios de prestación de salud están obligados a financiar el procedimiento y cualquiera que no sea menor de edad se la puede hacer.

No hay más restricciones ni condiciones.

Sin embargo, cuando uno no ha llegado al tercer piso, y el número de hijos no llega ni a uno, ir a una EPS con el propósito de ser estéril es una tarea complicada que, en muchos casos, sólo la terquedad puede sacar adelante. Yo misma lo comprobé.

Me fui a mi EPS a preguntar. La primera persona con la que hablé —una chica que no tendría más de 30 años— me explicó lo que tenía que hacer con la empatía de quien entiende la decisión y conoce las reacciones que recibiría en el proceso. Me explicó que, primero, debía pasar por un médico general para que él me remitiera a Profamilia, y allí me realizaran la operación. Le pregunté cuánto costaba, me respondió que no sabía, pero que seguro no eran más de cien mil pesos.

Cuando fui a la cita con medicina general y dije que quería hacerme la ligadura de trompas, la doctora de turno tuvo una cadena de reacciones que siguió en el siguiente orden: abrió los ojos, volvió a preguntarme mi edad, me preguntó cuántos hijos tenía —no tengo ninguno—, me dijo que no estaba segura si eso podía hacerse a mi edad, me dijo que creía que había acuerdos internacionales que tal vez no permitirían que me lo hiciera. Pasaron cinco minutos de charla técnica, me dijo que le parecía una decisión muy responsable y que qué bien estaría el mundo si más personas pensaran como yo. Luego me aseguró que no podía remitirme a ningún lado y que debía hablar con un ginecólogo. Antes de irme, me hizo una autorización para hacerme el examen de sangre que necesitaría para la operación: averiguar por colesterol, trigliceridos, uroanálisis…

Al siguiente día tuve cita con una ginecóloga. Le dije lo mismo. Abandonó la pantalla y me miró: «No. Yo no te voy a hacer eso». Después de explicarle por qué, supuestamente, quería hacerlo, me dijo que no era conveniente por mi edad: con la operación el ovario recibía menos sangre y oxígeno, podía producir menos estrógeno, podría darme una menopausia temprana y, de paso, tal vez osteoporosis.

El alarmismo con el que me dijo todo me resultó no muy confiable. Cuando los tecnicismos terminaron me miró a los ojos y, por un momento, se convirtió en una especie de tía preocupada. Me contó de su matrimonio. Me dijo que tenía que escuchar, que no sabía cómo iba a pensar cuando tuviera 34, y que no me negara la posibilidad de hacer lo que me diera la gana más adelante. ¿Y si lo que se me da la gana es operarme? Antes de irme me mandó los exámenes que necesitaba para la operación, me dijo que con eso podía ir a otro ginécologo, que igual se podía negar a hacérmela porque los médicos no están obligados a hacer ningún procedimiento, y me dijo que, igual, podía ir con esos mismo exámenes a Profamilia y que, seguramente, allá todo sería más fácil.

Cuando salí estaba convencida de no tomar una decisión que ya estaba convencida que no quería tomar, y pensé en lo difícil que debe ser seguir empeñado en una decisión cuando todo el mundo dice que no, y apela a la emotividad para convencer y disuadir.

Sin embargo hay muchos que han superado todos los discursos, cuestionamientos y charlas emotivas y siguen hasta lograr la operación. Hablé con cuatro personas que antes de los 25 se esterilizaron, a pesar de las advertencias de que se iban a arrepentir, para saber qué tan duro fue el proceso y si hoy están arrepentidos. De ñapa, hablamos con una persona que intentó hacerlo y, por los mismos obstáculos, no lo logró.

Mónica Gracia — 27 años. Estudiante de veterinaria.

Todas las fotos por Santiago Mesa.

Yo me hice la operación por ahí a los 22 o 23 años. Para hacérmela, saqué cita con el médico general en mi EPS, Compensar. Él obviamente me miró raro, me preguntó las razones y me remitió al ginecólogo, seguro de que no iban a aprobar nada. El ginecólogo me remitió a Profamilia diciéndome lo mismo, que no iban a aprobarlo. En Profamilia me hicieron la operación gratis. Durante todo el proceso me miraron con cara de ‘pobrecita’ o como si estuviera loca. Me decían que estaba muy chiquita para estar segura, que después me iba a arrepentir. Fue chistoso porque creo que nadie tenía el procedimiento claro: el médico me dijo que el ginecólogo se encargaba de la autorización; el ginecólogo me dijo que era Profamilia; y en Profamilia me dijeron que si ya había pasado por medicina general y ginecología entonces ya estaba autorizada.

Nunca me pusieron problema por no haber tenido hijos, aunque varias de las mujeres que estaban el día de la cirugía (la cirugía de esterilización se hace colectivamente: varias personas son citadas el mismo día y van pasando a la sala por turnos) habían tenido problemas para hacérselo, a pesar de que todas tenían hijos. Yo era la única joven y sin hijos ese día. Creo que la clave fue ser muy seria con mi decisión y no dudar de lo que estaba diciendo.

El procedimiento que me hicieron se llama Pomeroy. Te ponen anestesia general y todo lo hacen a través de una pequeña incisión en el ombligo —laparoscopía—. Es súper rápido. Creo que para las mujeres que han tenido partos no es tan doloroso como para las que no han tenido. A mí me dio muy duro, fue doloroso y por una semana tuve problemas para caminar. Pero realmente no es tan grave, solo es muy incómodo.

Yo nunca he querido tener hijos. Eso es algo que desde que tenía 15 años he pensado. Por un lado, creo que el mundo está superpoblado, y por otro yo no tengo nada de instinto maternal, a veces ni siquiera puedo con mis sobrinos. No creo que pudiera ser una buena mamá, entonces no, no me parece correcto. Además, en el caso de que llegue a arrepentirme, que dudo que pase, para mí adoptar es una opción.

Apenas me lo hice, lo mantenía muy privado para evitar comentarios, pero ahora soy muy abierta con el tema, y me siento orgullosa de haberlo hecho. No lo escondo. Igual no faltan los comentarios: me dicen que ahora puedo andar de loca por todas partes, lo cual no tiene nada que ver con nada pero creo que la gente lo percibe de esa manera.

No me arrepiento, para nada. Es una de las mejores decisiones que he tomado, nunca he pensado que de pronto la haya embarrado.

Yo me hice la operación a los 22 años, por medio de Cafesalud. Cuando fui a averiguar me remitieron de una a otra sede. Allá me presenté, me dieron una información y me dijeron que la semana siguiente iban a programar a un grupo. De una me dieron cita. Ese día llegué y nos llevaron a mí, y a otros ocho, a una clínica en Facatativá, en una van. Allá fue todo. Yo era el menor, el resto ya todos tenían hijos. Nunca tuve ningún problema, todo fue muy fácil. Desde el momento en que pregunté hasta que me hicieron la cirugía pasaron dos semanas. Tuve que pasar por una entrevista con un psicólogo, pero fue algo de tres minutos. «¿Cuáles son sus razones? Ah ok, listo».

La operación la hacen con anestesia local y todo se demora entre 10 y 15 minutos. Hacen dos cortes en el escroto y ahí sacan los ductos y los cortan. Luego cogen unos puntos, que se disuelven solos. Tres meses después tuve que pedir una cita para hacer un análisis de esperma y ver si, en efecto, era estéril. El resultado salió azooespérmico, o sea que no tenía espermatozoides.

Lo hice principalmente porque, como ecólogo, pienso que uno de los problemas del mundo es la superpoblación. También lo hice por comodidad y porque el Estado lo paga.

En general no he recibido malos comentarios. Si hay gente que pregunta qué pasaría si me enamoro y de verdad quiere tener un hijo, a ellos les respondo que igual es reversible, aunque tiene un costo. Pero nunca he recibido comentarios machistas, como que perdí la hombría, o algo así, por haberme operado.

Cuando salí del colegio tenía una novia, ella tomaba pastillas y me decía que las hormonas la afectaban un montón. A mí eso siempre me pareció injusto. Luego ella decidió cambiar de método por un implante en el brazo. En la trancisión no nos cuidamos y quedó embarazada. Tuvimos que abortar y eso fue todo un problema. Desde ese momento decidí planificar de alguna forma. Fui a mi servicio médico (Médicos y asociados, la EPS de los maestros) para averiguar. Tenía 17 años y, por eso, me dijeron que no era posible, porque era menor de edad.

Cuando cumplí 18 volví a averiguar, me dijeron que antes tenía que ir a una cita de planificación y a otra de psicología. En la de planificación me dijeron los métodos disponibles para planificar que, para los hombres, es condón y ya. En la primera cita psicológica me fue muy bien, la psicóloga sólo se limitó a aconsejarme, a decirme cuáles eran los requisitos y las implicaciones de hacerme la vasectomía. Pero tuve otra cita con una doctora que me dijo que yo era un joven inmaduro, que no tenía ni idea de la vida, que simplemente quería vivir una vida libidinosa y que sólo lo estaba haciendo para poder dejar de usar condón. En el camino me dijeron algunas veces que si no tenía hijos no me la podía hacer, pero yo me había informado y sabía que, legalmente, no era una obligación tener hijos para hacerse la operación.

Terminé haciéndome la operación a los 21 años. El procedimiento fue incómodo. Todo es muy rápido y van pasando a la gente a toda. Uno está en una batica, en frente de cinco doctores en bola y abierto de piernas. Al comienzo te ponen una inyección, que creo que es lo más maluco, y después ya no se siente nada. La cirugía es muy rápida y uno está consciente todo el tiempo. La recuperación también es rápida, a los dos días ya puedes caminar normal.

Seis meses después tuve que hacerme un espermograma para saber si era infértil, pero en los resultados salía que todavía tenía una cantidad muy baja de espermatozoides. La suposición era que mis conductos se habían reconectado. Cuando eso pasó decidí volvérmela a hacer, pero tenía que volver a pasar por psicología. En la cita me dijeron que era muy raro lo que me había pasado, entonces que lo pensara muy bien. Luego me fui de intercambio por un tiempo y volví hace poco. En este momento estoy haciéndome exámenes otra vez.

Estoy completamente decidido a volverlo a hacer porque siempre me ha parecido injusto que sean las chicas las que tienen que lidiar con la planificación. También siento que tener un hijo es una decisión súper egoísta donde tú obligas a un ser a vivir en este mundo, porque tú quieres tener un hijo. Y por último, siento que tener un hijo no se ajusta a las cosas que quiero hacer en mi vida.

A la gente que me dice que no puedo estar seguro de que nunca voy a querer un hijo les digo que, igual, esto es reversible. Sí hay menos probabilidades de tener hijos pero se puede revertir. Además yo creo que un hijo no es de uno porque sea su sangre y sea igualito a uno. Para mí es la crianza lo que hace al hijo, por lo que si decido tener hijos no descarto la posibilidad de adoptar. Si adopto a un niño y yo lo crío ese sería mi hijo.

Del tema hablo muy abiertamente. Es algo que siempre comparto con mis parejas y que siento que, de hecho, fortalece el vínculo. Muchos de mis amigos me dicen que he tenido el valor de hacer lo que no todo el mundo tiene el valor de hacer pero quiere hacer.

Yo estoy muy seguro de la decisión. Es algo que hice a conciencia y que, siento, ha cambiado mucho en mí. Creo que es la mejor decisión que he tomado.

Laura Romero — 28 años. Psicóloga.

Decidí operarme hace cinco años, pero por varias razones no pude hacerlo en ese momento. Inicialmente fui a averiguar en la EPS pero ponían muchas barreras y yo quería hacérmela ya. El primer paso era pasar por medicina general, como todo, pero la verdad yo no quise ahondar más, quería algo fijo y sin mucho problema, entonces fui directamente a Profamilia.

Allá coticé y me dijeron que primero tenía que ir a una cita psicológica. La persona con la que tuve la cita cuestionó mi decisión. Siempre dan por sentado que tienes hijos y cuando se dan cuenta de que no los tienes la pregunta que siempre te hacen es: ¿y si su pareja quiere tener hijos? O te dicen que te vas a arrepentir o que vas a cambiar de opinión. Una semana después tuve que ir a un segundo psicólogo, pero en esa época no me hice la operación. Un año después, cuando tenía 24 años, regresé nuevamente a Profamilia, les dije que ya había iniciado el proceso y que quería continuarlo. Ahí continué con el trámite y ya, me operaron.

Cuando lo hice no había gente de mi edad, sólo mujeres de 35 para arriba con varios hijos. La recuperación duró aproximadamente una semana. Fue un poco dolorosa, sobre todo porque en la cirugía te ponen un gas para que se expanda el abdomen y puedan realizarla. Ese gas tarda en eliminarse, y mientras pasa es incómodo. Al final la cirugía me terminó saliendo en 300 o 350 mil pesos, no recuerdo bien.

Mis razones para hacerlo son muchas, varían y se han ido alimentando con el tiempo. Inicialmente fue con el propósito de no contribuir a la sobrepoblación. Pero también lo hice porque cuestiono mucho el rol de la mujer en cuanto a la maternidad, nunca me he concebido de esa manera, y no comparto los discursos hegemónicos del deber ser mujer, de ser mamá, tener hijos, tener determinada relación de pareja etc.

Además, considero que para ser mamá no necesariamente tienes que serlo biológicamente. Yo también puedo ser mamá adoptando, y personalmente pienso que es mejor darle calidad de vida a un niño que ya está a traer uno nuevo. En esa medida no me cierro a la posibilidad de ser mamá pero tampoco lo estoy buscando.

En este momento me siento muy satisfecha y contenta con la decisión, sobre todo satisfecha. Hasta el momento, lo que pienso al respecto no ha cambiado, ni he dudado de la decisión que tomé.

Ana Lizcano — 24 años. Asesora de un concejal.

Yo siempre he tenido problemas hormonales, y desde hace un tiempo he pensado que hacerme la operación podría ser una forma de evitar esa situación. Cuando quise hacerlo me acerqué a mi EPS para averiguar. En la cita, que fue con ginecología, pregunté si el procedimiento era posible y me dijeron que no, básicamente porque nunca he tenido hijos. Eso lo hice en un hospital de la Red Méderi, que son los hospitales de la Universidad del Rosario y que, como son católicos, no tienen permitido hacer ligadura de trompas, ni siquiera si uno ya ha tenido hijos.

Hasta hoy no he podido hacerlo y por ahora he dejado de averiguar. Pero para mí esto es una cosa inconstitucional, porque la Constitución dice que todas las personas pueden decidir cómo hacer familia y cómo tener hijos. Eso, para mí, significa que hacerse un tratamiento de fertilidad o infertilidad es un derecho. Pero las EPS en muchos casos no hacen el procedimiento. Y la cosa es que uno no puede poner una tutela porque en varias sentencias de la corte sobre el tema se especifica que el Estado no puede interceder en esos temas, porque no es un derecho fundamental como tal.

Para un hombre es mucho más fácil hacerse la cirugía, las EPS se los permite más fácilmente. Pero a nosotras no nos dejan tomar la decisión definitiva, tenemos que quedarnos con los anticonceptivos o con el condón. Otras formas de tomar la misma decisión: la de no ser mamá.

La mayoría de la gente piensa que uno a esta edad no sabe lo que va a hacer con su vida, entonces te dicen que consideres, porque qué va a pasar cuando tengas 30 y quieras tener hijos. O qué va a pasar si te casas con un tipo que quiera ser papá y que lo más probable es que se vaya. Como si uno no cumpliera su objeto de vida a menos de que sea mamá, o como si no hubiera hombres que no quieren ser papá. Además, la probabilidad de que yo sea infértil es alta, entonces en el caso de que yo efectivamente sea infértil, ¿me vuelvo una mujer incompleta? ¿Entonces un hombre nunca me va a querer porque no puedo darle un hijo?

***

Tania está buscando historias de personas a las que su EPS no las haya dejado operarse. Si usted tiene una historia la puede contactar por acá o escribirle un correo a [email protected]

En Esta Sección

  • Ligadura de Trompas
  • ¿Cuán eficaz es la ligadura de trompas?
  • ¿Cuán segura es la ligadura de trompas?
  • ¿Qué puedo esperar si me someto a una ligadura de trompas?
  • ¿Qué debo hacer para someterme a un procedimiento de ligadura de trompas?
  • ¿Cuáles son los beneficios de la esterilización?
  • ¿Cuáles son las desventajas de la ligadura de trompas?

La ligadura de trompas es permanente, por lo que no puedes cambiar de parecer más adelante. Como todos los procedimientos médicos, la esterilización tiene algunos riesgos.

La esterilización es permanente.

El objetivo de la esterilización es que sea permanente. Someterse a una reversión de la esterilización es muy costoso, complicado y no siempre da resultado; es posible que nunca recuperes la fertilidad.

Solo debes someterte a una esterilización si estás absolutamente segura de que no deseas quedar embarazada durante el resto de tu vida. Lee más acerca de la reversión de la esterilización.

Si deseas un método anticonceptivo supereficaz, duradero y reversible, lee sobre el DIU implante.

La esterilización puede tener algunos riesgos.

En términos generales, la ligadura de trompas es muy segura, y la mayoría de las mujeres no tienen ningún problema. Sin embargo, todos los procedimientos médicos tienen algún posible riesgo. Puedes sentir dolor y malestar durante el procedimiento y después de este, y algunos de los riesgos poco frecuentes de la ligadura de trompas pueden ser graves. Lee más acerca de la seguridad de la ligadura de trompas.

La esterilización no evita las enfermedades de transmisión sexual (ETS).

La esterilización no evita el contagio de las enfermedades de transmisiónsexual. Para protegerte contra las ETS, debes usar condón.

Lo cierto es que jamás me había planteado hacerme una ligadura de trompas por la duda de si era o no reversible. Además como soy bastante despistada para temas de medicación nunca he tomado píldora anticonceptiva porque estaba convencida de que de cada 10 veces se me olvidaría nueve. Así soy yo.

Cuando tuve mi primer hijo decidí buscar un método anticonceptivo de cierta duración y me decanté por el DIU, a pesar de los numerosos testimonios de «pues tengo una conocida que se quedó embarazada con él». Mi experiencia la verdad que no fue muy positiva, pero lo dejaré para otro post. Cuando me enteré que iba a tener mellizos supe que ya no tendría más peques y fue cuando mi ginecóloga me preguntó si en caso de cesárea querría someterme a una ligadura de trompas. Gran pregunta, ¡jamás lo había pensado! Tenía bastantes dudas, por una parte no me planteaba más hijos, pero, ¿y si un día volvía a animarme? ¿Era reversible?

Antes de someterme a la operación decidí recopilar toda la información posible y no de cualquier fuente sino de mi ginecóloga de confianza a quien entrevisté a conciencia para poder tomar una decisión con certeza. Me interesaba saber sobre todo cuánto duraba el proceso, posibles efectos secundarios, si era reversible… A continuación podréis ver todas mis dudas despejadas.

¿Cómo se realiza el proceso?

Se puede realizar de dos formas:

  • Ligadura de trompas por laparotomía: es la más común durante una cesárea dado que se abre el abdomen donde se aprovecha para cortar un trozo de cada trompa y ligarlas. La recuperación básicamente dependerá de la apertura en el abdomen, en este caso de la cesárea.

  • Ligadura de trompas por laparoscopia: mediante una pequeña incisión de 10 mm. en el ombligo se introduce una pequeña cámara de televisión. Así en el monitor se puede ver la cavidad abdominal por dentro y observar las trompas y los ovarios. Se infla el abdomen con gas (CO2) y al distender se puede apreciar todo sin problema. En este caso las trompas se quitan no se ligan.

  • Método Essure: hasta ahora era otro de los procedimientos habituales pero desde el 3 de agosto de 2017, la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios ha suspendido la utilización de este método en los hospitales españoles. Las pacientes han denunciado efectos como enfermedad inflamatoria pélvica, intenso dolor en la región pélvica y abdominal o perforación de trompas. Otros síntomas que han presentado han sido calambres, sangrados y náuseas, cambios en el ciclo menstrual o una posible reacción alérgica a causa de los materiales de los implantes, como el níquel. Incluso, en algunos casos, la anticoncepción ha fallado. Pero, ¿cómo se realizaba? No requería incisión quirúrgica ni anestesia sino que se trataba de un microinserto metálico de titanio que se introducía en el interior de la trompa produciendo una inflamación que al final se convertía en una cicatriz. Esta cicatriz era la que actuaba como barrera y obstruía la trompa impidiendo el embarazo. Para que este método funcionara debían pasar al menos 3 meses desde su colocación.

¿Cuánto dura el procedimiento?

Si se realiza durante una cesárea se tarda unos 10 min. mas o menos, dependiendo de lo accesibles que estén las trompas. Si se realiza en una paciente no gestante, se realiza la intervención por vía laparoscópica, es decir sin tener que abrir la tripa a través de unos trocares por el ombligo, insuflando gas para distender el abdomen y tener campo de visión. Este procedimiento es rápido, se hace con sedación y se tarda unos 20-30 minutos; la paciente se puede ir a casa ese mismo día. Lo que se hace es quitar las trompas, no ligarlas, como cuando se hace intracesarea.

En mi caso fue durante una cesárea y la verdad es que la ligadura y el cierre de mi cicatriz fue bastante rápido y muy pronto estuve en una habitación a solas con mis bebés y mi marido recuperándome sin problema.

¿Hay efectos secundarios?

Tanto si se hace una ligadura de trompas como si se quitan (salpinguectomía) no hay ningún efecto secundario, ya que las trompas solo tienen el cometido de transportar el ovocito al útero. El único efecto que tiene es anticonceptivo.

Personalmente no he notado nada distinto en mi menstruación ni en nada similar.

Tal y como indica la OMS «en general, la esterilización femenina practicada mediante las técnicas descritas (…) esta exenta de riesgos, por lo que son raros los casos en los que surgen complicaciones.» Pero citan algunos puntuales como:

  • Efectos secundarios son aquellos síntomas atribuibles a la intervención quirúrgica pero que no requieren medidas excepcionales. Figuran entre ellos los dolores abdominales, dorsales o torácicos, las náuseas y los vómitos.
  • Complicaciones son los problemas relacionados directamente con la intervención quirúrgica o la anestesia que sobrevienen durante los 42 días siguientes y requieren medidas y tratamientos de más alcance de lo que cabría esperar. Figuran entre ellos la infección, la hemorragia, las lesiones fortuitas y la depresión de la respiración o la tensión arterial causada por la anestesia.

¿Cuáles son las ventajas e inconvenientes?

En caso de que nuestro ojetivo sea no tener más hijos, la ventaja es esa, anticonceptiva. No tiene ninguna desventaja ni efectos secundarios. No afecta al ciclo ni a las reglas de la mujer.

¿Es reversible?

No. La reversión de la operación tiene muy pocas posibilidades y la solución que conseguiría llegar con éxito a un embarazo sería recurrir a un FIV. Por eso es importante tener muy clara esta decisión.

Esta parte era lo que me daba miedo. Era renunciar a volver a ser madre. Ya tengo tres hijos pero no sabía si querría repetir la experiencia y eso me asustaba…

En este punto la OMS señala que «la esterilización femenina no se debe proponer ni utilizar como un método reversible de regulación de la fecundidad. Aunque es posible recurrir a operaciones de cirugía reconstructiva para restablecer la fecundidad y varios países han creado servicios al efecto, la proporción de clientas que solicitan esos servicios y logran luego quedar embarazadas es muy baja.» Así que… piénsalo.

¿Conoces algún caso en el que el proceso haya fallado?

Según mi ginecóloga, durante toda su trayectoria profesional solo ha visto un caso de una mujer que con una ligadura de trompas se quedó embarazada.

Cuando firmé el consentimiento ya lo decía, no es 100% efectivo igual que ocurre con el resto de métodos anticonceptivos.

Además, me contaba que la ligadura de trompas suele ofrecerse cuando la paciente se va a someter a una segunda o tercera cesárea y tiene absolutamente claro que ha cumplido sus deseos genéticos.

La anestesia, principal hándicap

Generalmente, el motivo de que las pacientes cambien de opinión y finalmente no decidan someterse a este prodecimiento tiene que ver con el miedo a la sedación, que es con anestesia local. En concreto, la salpinguectomía es una técnica segura y la vía laparoscópica solo deja una cicatriz muy pequeña, por lo que el miedo a la anestesia no es razón para decidir sobre si hacerla o no. A pesar de todo, sigue habiendo mucho miedo a la anestesia en nuestro entorno.

Y tú, ¿has pensado hacerte la ligadura de trompas?

En Bebés y más | Anticonceptivos durante la lactancia, La increíble fotografia de un recién nacido sosteniendo en su mano el DIU que falló

Ligadura de trompas sin incisiones ni ingreso hospitalario

26/02/2010

La ligadura de trompas es uno de los métodos anticonceptivos más eficaces. Ahora, es posible acceder a esta intervención de forma ambulatoria, sin incisiones y sin ingreso hospitalario. La Dra. María José García, ginecóloga en el Hospital Nisa Valencia al Mar, detalla las ventajas e inconvenientes de los distintos métodos para realizar una ligadura de trompas.

Obstruir la trompa. La ligadura de trompas consiste en obstruir la luz de la trompa para impedir el paso del esperma.

La finalidad más conocida de la ligadura de trompas (LT) es lograr la infertilidad de la mujer, ¿existen otros objetivos?

No, es el único objetivo. Es un método irreversible, por lo que está indicado para mujeres que estén seguras de que no desean tener más hijos.

Para que el espermatozoide pueda llegar hasta el óvulo y fecundarlo es necesario que atraviese las trompas de Falopio. Una vez fecundado se dirige por el interior de la trompa hasta el útero, que es donde se alojará y se desarrollará la gestación. La única función de las trompas de Falopio es la de ser el canal de comunicación entre el ovario y el útero. La ligadura de trompas consiste en obstruir la luz de la trompa para impedir el paso del esperma.

¿Puede cualquier mujer someterse a esta intervención?

En principio sí. La ligadura quirúrgica es una técnica que requiere anestesia general. Se puede realizar siempre que no exista contraindicación para la anestesia.

Muchas mujeres aprovechan una cesárea programada para realizarse una LT. De no ser así, ¿qué técnicas quirúrgicas se siguen?

Se puede realizar la ligadura en el mismo acto quirúrgico de una cesárea (aprovechando la misma anestesia y la misma incisión) o en cualquier otro momento, de forma programada.

La doctora García es máster en anticoncepción, salud sexual y reproductiva por la Sociedad Española de Contracepción (SEC).

La ligadura convencional es una técnica quirúrgica, y se realiza accediendo a la cavidad abdominal. Se llega hasta las trompas y, o bien se cortan, o bien se obstruyen mediante grapas, puntos o cauterización. Habitualmente se realiza mediante laparoscopia, una cirugía mínimamente invasiva, a través de 2 ó 3 incisiones menores de 1 cm en el abdomen. Otra vía de acceso es la cirugía abierta (laparotomía), mediante una incisión horizontal en el vientre (como la de una cesárea pero de menor tamaño).

Actualmente disponemos de un nuevo método: Essure®. La técnica consiste en la introducción de un pequeño dispositivo en el canal de cada una de las trompas. El dispositivo es un muelle expansible de titanio y dacron, que una vez colocado consigue que crezca un tejido (fibrosis) que ocluye por completo el interior de la trompa. No se requiere ninguna incisión para colocarlos, se accede a las trompas a través de la vagina y el útero, con un histeroscopio (pequeña cámara que permite ver el interior de la cavidad uterina). No necesita anestesia general y se realiza de forma ambulatoria (sin ingreso).

Parece que todo son ventajas con el nuevo método…

Bueno, casi. Durante los tres meses siguientes a la colocación de los dispositivos es necesario utilizar un método anticonceptivo alternativo, como la píldora o el preservativo (hasta que se obstruye por completo el interior de la trompa). Una vez pasado este tiempo es necesario comprobar que están en la posición correcta mediante una radiografía simple de abdomen o una ecografía ginecológica. La ligadura quirúrgica, en contraposición es eficaz desde el momento de la realización, por lo que no es necesario usar otros métodos anticonceptivos a partir de la intervención. Tampoco es necesaria ninguna prueba para comprobar su eficacia.

Dejando al margen esta cuestión, las ventajas de Essure® son muchas. Es un procedimiento que se realiza en una consulta adaptada y dura 10-15 minutos aproximadamente. Se utiliza anestesia local o sedación. No se realiza ninguna incisión (no hay cicatrices). No precisa ingreso, la paciente se va a casa tras la intervención. Los principales riesgos son la imposibilidad para colocar los dispositivos o muy poco frecuente, lesiones leves del útero o las trompas durante la inserción. El retorno a las actividades habituales es posible el mismo día.

La ligadura quirúrgica, tanto por laparoscopia como por laparotomía (cirugía abierta), es un procedimiento quirúrgico que dura aproximadamente 30-45 minutos. Se realiza bajo anestesia general y en un quirófano. Precisa ingreso hospitalario. Los riesgos son los derivados de la cirugía (como el sangrado, la infección y la posibilidad de lesionar órganos y estructuras adyacentes), y los derivados de la anestesia. Los embarazos ectópicos ocurren con mayor frecuencia en mujeres que se han esterilizado, en caso de que se produzca un embarazo. La recuperación es más rápida por laparoscopia, con alta hospitalaria incluso el mismo día de la cirugía. La laparotomía suele precisar un ingreso mínimo de 48 horas. El retorno a las actividades habituales varía entre 3 y 8 días.

Una vez realizada la intervención, ¿existe alguna posibilidad remota de embarazo?

La ligadura de trompas y bloqueo con Essure® son comparables a nivel de efectividad. Son los métodos más eficaces para evitar el embarazo, pero existe un porcentaje de fallos de 4 a 5 embarazos por cada 1000 técnicas realizadas. Los fallos de la ligadura se explican por errores técnicos, por formación de fístulas útero-peritoneales (comunicaciones nuevas) o reanastomosis espontánea (se fusionan de nuevo los extremos seccionados). En el caso del Essure® por desplazamiento de los dispositivos.

¿Es reversible la intervención? Imagino que puede darse casos de mujeres que cambien de opinión…

La obstrucción de las trompas es permanente siendo muy difícil restablecer su permeabilidad con éxito (Recanalización
tubárica). El porcentaje de gestaciones tras la cirugía reconstructiva oscila del 20 al 60%.

También es posible el embarazo usando técnicas de reproducción asistida, como la Fecundación in Vitro. Se extraen los óvulos de la paciente, se fecundan con el semen de la pareja en laboratorio y el embrión se introduce posteriormente en el útero desde la vagina. Así se evita el paso por las trompas. El porcentaje de embarazos llega al 60% en parejas sin otros problemas de esterilidad.

secciones: cirugía, ginecología y obstetricia

Riesgo de alteraciones menstruales luego de la ligadura tubárica en mujeres de 20 a 40 años atendidas en el Hospital Dr. Gustavo Domínguez Zambrano en el período 2015 – 2016

Antecedentes y objetivos: En el transcurso de los años la práctica de esterilización tubárica ha ido en aumento debido a su gran éxito en la prevención del embarazo, es así que muchas mujeres han usado de manera masiva este procedimiento. Muchos años atrás, se han publicado estudios sobre los efectos que pueden observarse luego de la ligadura de trompas debido a la obstrucción de la circulación que provocaría en teoría una insuficiencia de oxígeno al ovario que alteraría la producción hormonal de esta gónada provocando alteraciones menstruales. Se pretende establecer si la esterilización tubárica es un factor de riesgo para desarrollar alteraciones menstruales definiendo cual es la edad más riesgosa en la realización de dicho procedimiento, saber qué tipo de alteración menstrual es la más común y que periodo de tiempo tiene que pasar entre la esterilización y el aparecimiento de la misma. Método: Se usó un estudio analítico observacional mixto prospectivo – retrospectivo con dos cohortes una de 122 pacientes sometidas a ligadura tubárica que será el grupo expuesto (grupo con ligadura tubárica) y 122 mujeres que usen preservativo como principal método anticonceptivo denominado como grupo no expuesto (grupo sin ligadura tubárica). El rango de edad de las participantes fue de 20 a 40 años atendidas en el servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital Gustavo Domínguez durante el período 2015 – 2016. En los dos grupos se compararon características demográficas, antecedentes obstétricos y patrón menstrual usando una encuesta que fue elaborada para recolectar información específica necesaria para este estudio e incluye la Tabla Pictórica para la Evaluación de la Pérdida Sanguínea Menstrual (TPEPM) instrumento validado para la medición de la cantidad de sangrado menstrual una de la variables a indagar. Se 5 utilizó un análisis operacional de datos en plataformas tecnológicas como Excel 2010 y SPSS versión 17. Resultados: La ligadura tubárica es un factor de riesgo para desarrollar alteraciones menstruales con RR 2,16 con IC 95% (1,66 – 2,80) con un Chi cuadrado de Pearson de 41,53 que nos indica una p < 0,000. Las mujeres ligadas desarrollan alteraciones menstruales luego de 6 meses a 1 año después del procedimiento quirúrgico teniendo como el sangrado menstrual abundante (escala pictórica mayor 101) la alteración más frecuente con un 45,9%. La esterilización realizada por el médico residente comparado con el médico tratante es un factor de riesgo con un RR 1,38 IC95% (1,08 – 1,76) con un Chi cuadrado de Pearson de 8,90 y una p=0,003. Las mujeres mayores de 30 años tienen más riesgo de alteraciones menstruales luego de la esterilización pero no es estadísticamente significativo. Tipo de cesárea o ligadura en parto o paridad no influencian en el desarrollo de alteraciones menstruales post-ligadura. Conclusiones: La ligadura tubárica es un factor de riesgo para desarrollar alteraciones menstruales, las mismas que aparecen luego de 6 meses a un año luego de la esterilización.

Esterilización Tubárica (Ligadura de Trompas)

La esterilización tubárica (ligadura de trompas) es un tipo de control de la natalidad. Se conoce comúnmente como “ligadura de trompas”. Es una cirugía que evita que la mujer quede embarazada. Cierra las trompas de Falopio. Estas trompas llevan un óvulo desde el ovario hasta el útero cada mes. Los espermatozoides nadan hasta las trompas de Falopio para unirse con el óvulo, lo que resulta en el embarazo. Cuando las trompas están cerradas, el óvulo y el esperma no pueden reunirse uno con otro. Esto evita el embarazo.

La esterilización tubárica es una forma permanente de control de la natalidad. Es una de las opciones más eficaces para prevenir el embarazo. Pero es difícil de revertir. No protege contra las infecciones de transmisión sexual (ITS).

No es necesario el consentimiento de su pareja para someterse a una ligadura de trompas. Pero hablando del procedimiento previo, es mejor para la mayoría de las relaciones.

Camino hacia el bienestar

La esterilización tubárica se realiza en un hospital o un centro de cirugía ambulatoria. El procedimiento se puede realizar de forma ambulatoria en cualquier momento. La esterilización después del parto puede tener lugar inmediatamente después de que una mujer da a luz, si se tratara de un parto por cesárea. También puede llevarse a cabo algunas horas o días después de un parto vaginal.

Usted recibirá anestesia antes de someterse al procedimiento. No sentirá nada. Durante el procedimiento, el médico podría hacer 1 o 2 incisiones (cortes) en el abdomen. Insertará instrumentos especiales en las incisiones. Con los instrumentos, sellará las trompas de Falopio, sellándolas con clips, abrazaderas o anillos de plástico. O puede extraer o destruir una pequeña parte de cada trompa.

Después del procedimiento, el médico suturará las incisiones. Usted debería estar en condiciones de volver a su casa en unas pocas horas. Si el procedimiento se lleva a cabo después del parto, usted no tendría que quedarse tiempo extra en el hospital.

Después del procedimiento

Es posible que tenga algunos síntomas después del procedimiento, tales como:

  • dolor abdominal, calambres
  • fatiga
  • mareos
  • malestar en el sitio de incisión (s)
  • dolor de hombro.

Como en cualquier procedimiento quirúrgico, a veces pueden ocurrir problemas. Póngase en contacto con su médico de inmediato si usted:

  • tiene fiebre
  • hay sangrado de una incisión
  • tiene dolor de estómago fuerte que no desaparece
  • sufre episodios de desmayos.

La recuperación después de la ligadura de trompas está generalmente completa en un par de días. Es posible que necesite tranquilidad durante una semana o dos. Evite levantar objetos pesados ​​durante 1 semana.

Después de la ligadura de trompas seguirá teniendo su período. Algunas formas temporales de control de la natalidad, como los comprimidos, ayudan a mejorar los ciclos menstruales irregulares. La esterilización no lo hace. Si usted tenía períodos irregulares antes de usar cualquier tipo de control de la natalidad, es probable que tenga períodos irregulares nuevamente después de la esterilización.

Pregúntele a su médico cuánto tiempo debe esperar después del procedimiento para tener relaciones sexuales. No tenga relaciones sexuales hasta que se sienta cómoda. En general debe esperar alrededor de una semana después de la cirugía. Vas a tener que esperar al menos 4 semanas si la esterilización se realiza poco después del parto.

Aspectos a tener en cuenta

La esterilización tubárica es una forma permanente de control de la natalidad. Si cree que podría querer revertir el procedimiento algún día, no debería someterse al mismo. La reversión es posible, pero es una cirugía mayor complicada. No siempre es exitosa. Incluso en el caso de una inversión exitosa no garantiza que se puede volver a quedar embarazada. Si queda embarazada, usted tiene un mayor riesgo de complicaciones, tal como un embarazo ectópico. Además, la cirugía es costosa y por lo general no está cubierta por el seguro médico.

Recuerde que la esterilización no protege contra las infecciones de transmisión sexual (ITS). Use siempre un preservativo durante la actividad sexual para prevenir infecciones de transmisión sexual.

Algunas mujeres se preocupan porque creen que la esterilización las cambiará, pero no lo hace. El procedimiento no la hará menos femenina. No causa aumento de peso o crecimiento del vello facial. No disminuirá el placer sexual o hará que comience la menopausia.

Hable con su médico cuando esté pensando en un nuevo método de control de la natalidad, especialmente si está pensando en uno permanente. Usted tiene muchas opciones. Asegúrese de que es la mejor opción para usted.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Es un método anticonceptivo permanente la mejor opción para mí?
  • ¿Hay otras formas de control de la natalidad permanente?
  • ¿Qué pasa si quiero revertir el procedimiento más adelante?
  • ¿Cuándo es el mejor momento para someterme al procedimiento?
  • ¿Cuáles son los riesgos asociados con el procedimiento?
  • ¿Podría quedar embarazada después de someterme una ligadura de trompas?

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *