0

Limpiar muebles de cocina

Tabla de contenidos

10 CONSEJOS para limpiar una TV de PANTALLA plana

Hace un par de semanas mi mamá me pidió ayuda para limpiar la cocina, mientras que ella lavaba los vasos y vajillas, a mí me tocaba eliminar la grasa de los muebles, superficies y cajones de esta.

Al comenzar a limpiar noté que no se veían los rastros de grasa, incluso dudé de que las superficies de los muebles estuvieran sucios. Al platicar con mi mamá ella me contó que muchas veces el aceite al salpicar mancha, dejando grasa por todos lados.

Si en algún momento has tratado de limpiar la grasa pegada de los muebles de la cocina y no has podido eliminarla por completo, hoy te diré cómo hacerlo de una forma sencilla y rápida.

Necesitarás:

* Aceite vegetal

* Bicarbonato de sodio

* Recipiente

* Cepillo pequeño para tallar

* Trapo o paño

Mezcla el aceite con el bicarbonato hasta formar una pasta, misma que colocarás en las áreas donde tus muebles tengan grasa.

Inmediatamente comienza a frotar con el cepillo hasta remover la grasa, te recomendamos que sea un cepillo de dientes.

Después de tallar, limpia los residuos que van saliendo con el trapo o paño húmedo. Este proceso puedes hacerlo con todos tus muebles.

Notarás que las superficies comienzan a quedar más limpias y brillosas.

Otro método muy sencillo es poner bicarbonato de sodio en una esponja suave para lavar trastes, fíjate que este semi húmeda y comienza a tallar las zonas donde la grasa esté acumulada.

Si conoces otro método o truco házmelo saber.

Aunque no lo creas, los muebles de madera suelen ensuciarse con mucha facilidad. Para limpiarlos, es necesario hacerlo de manera cuidadosa y utilizando los productos adecuados para no dañarlos. Así que hoy toca coger bayetas y gamuzas, porque te explicamos cómo limpiar muebles de madera paso a paso.

Como regla general, para mantener en buen estado los muebles de madera es fundamental que en su limpieza utilices productos adecuados y especialmente diseñados para este material, como los limpia muebles que puedes adquirir en supermercados.

Sin embargo, si prefieres utilizar productos más naturales, también puedes presumir de muebles limpios y brillantes con estos consejos. Eso sí, dependiendo del acabado de la madera tendrás que limpiarlos de una manera u otra y con un cierto tipo de productos.

Cómo limpiar muebles de madera barnizada y lacada

Si tus muebles o puertas son de madera barnizada o son lacados, debes saber que su limpieza es bastante sencilla. Basta con que cada día le pases un paño seco para que se lleve el polvo. Y dos o tres veces por semana pasarles un trapo húmedo con agua y jabón.

Procura que la mezcla esté caliente para cuando pases el paño, ya que así, a medida que pasa, se va secando y no le da tiempo a reposar el líquido y menos a absorberlo. Como es barniz, el brillo se irá apagando poco a poco. Puedes añadirle una cucharadita de vinagre a la mezcla, para que recupere su brillo.

Así se limpia la madera pintada

En el caso de que la madera esté pintada, tendrás que limpiarlos con mucho cuidado, pues corres el riesgo de llevarte la pintura. Para evitarlo, pasa la superficie con un cepillo suave y a continuación, pasa una esponja con suavidad, dándole pocas pasadas con agua fría y jabón.

Sécalo rápidamente con un paño de algodón y después acaba con una capa de cera para proteger la madera.

¿Y si la madera es encerada?

Si la madera es encerada, es más fácil aún. Aunque en un principio puede parecer un material muy delicado y de difícil mantenimiento, lo cierto es que para limpiarlo solo hay que pasar un paño suavemente de vez en cuando. En el caso que haya alguna mancha, usa un poco de esencia de trementina, que puedes adquirir en tiendas especializadas.

Con sólo aplicar un poquito, reforzará la madera y la limpiará. Luego vuelve a aplicar encerado y quedará como nueva.

Madera natural, la más delicada

Y si a ti no te gusta la madera tratada y prefieres muebles de madera natural, también puedes limpiarlos, aunque su cuidado te va a exigir un mayor esfuerzo.

En tu caso, para una limpieza superficial, utiliza una bayeta limpia, preferiblemente de algodón o microfibra para no rallar la superficie del mueble, que esté ligeramente humedecida con agua.

Y si quieres algo más profundo, moja el trapo con agua tibia y un poco de jabón neutro. Y no olvides enjuagarlo bien. Limpia siempre en el sentido de la veta y sin restregar. Trata de proteger toda la belleza de la madera natural con sus texturas y vetas. A continuación, seca el mueble muy bien con un trapo suave y seco para que no se humedezca la madera.

Por último, si tienes parqué, te habrás dado cuenta que va perdiendo brillo debido al paso del tiempo y al uso. Si quieres que el suelo vuelva a recuperar su brillo, en ese caso te interesa este post sobre cómo pulir suelos de madera.

Aunque limpiar sea algo que hacemos de manera rutinaria en casa, hay cierto tipo de muebles que requieren de una atención especial. Dependiendo del material del que estén hechos, cierto tipo de productos pueden dañar el acabado o no dejarlos tan limpios como te gustaría. Te damos aquí todos los trucos para limpiar muebles de madera, de cocina y lacados.

Limpiar muebles

Cuando limpiemos los muebles que tenemos en casa debemos utilizar productos diferentes según el material del que estén hechos. A menudo vemos anuncios en la televisión en los que nos venden productos multiusos que garantizan una limpieza profunda en toda la casa.

Estos productos pueden ser muy eficaces ante la grasa y la suciedad, sin embargo, podemos estar poniendo en peligro la durabilidad de nuestros muebles. Al ser productos tan agresivos pueden dañar superficies delicadas como los muebles de madera o aquellos lacados.

Limpiar muebles de madera

Los muebles de madera son de por sí duraderos, pero si queremos mantenerlos en buen estado y relucientes, debemos tener ciertos cuidados. Como venimos diciendo, hay que procurar evitar los productos químicos de anuncio y recurrir a los trucos caseros de toda la vida, mucho menos agresivos.

Uno de estos trucos consiste en mezclar aceite de oliva y vinagre de vino en la misma proporción. Cogeremos un trapo de algodón e iremos aplicando la mezcla por todo el mueble. A continuación dejaremos secar durante una hora. Una vez seco se puede aplicar cera para dar brillo a la madera.

También para limpiar y dar brillo podemos utilizar nueces, ya que contienen un líquido similar al aceite. Solo hay que pelarlas y restregarlas sobre el mueble por la base. No hay que preocuparse que no arañan.

Una tercera opción es mezclar aceite de limón con medio litro de aceite vegetal y extenderlo sobre el mueble con un paño. Tanto el vinagre como el limón son productos que pueden utilizarse para la limpieza de cualquier parte de la casa. El vinagre sirve, además, como suavizante para la ropa o para nuestro cabello.

Para tratar las pequeñas grietas o rayas que van apareciendo en la madera, una buena solución es aplicar vaselina sobre las mismas y dejarla actuar durante un tiempo. Luego habrá que retirar los restos con un paño y ya estará listo.

Para los pequeños golpes o abolladuras, un truco casero consiste en colocar un trapo húmedo sobre la zona donde está el golpe y pasar la plancha por encima para darle calor. Si lo que queremos es eliminar las marcas de vasos y tazas que suelen quedarse en los muebles, podemos frotar con corcho. En el caso de llevar tiempo, habrá que mezclar gasolina y ceniza y frotar con un trapo con movimientos circulares.

En el caso de que el mueble se haya pintado, sí que podremos utilizar los productos habituales mezclados con agua tibia. Aclarar luego con agua y secar con un trapo.

Limpiar muebles de cocina

El dolor de cabeza que producen los muebles de la cocina se debe principalmente a las manchas de grasa que se acumulan, así como las huellas de dedos que van quedando en las puertas y alrededor de los tiradores.

Igual que suele suceder con los cristales de las ventanas, los muebles de la cocina pueden quedarse con manchas después de limpiarnos, ya que algunos productos aunque consiguen eliminar parte de la suciedad, dejan otras huellas.

Los productos más eficaces en la cocina son los quitagrasa, como el KH7. Es conveniente utilizar aquellos que no necesitan aclarado, puesto que el agua suele dejar restos. Para aplicar estos productos pulverizaremos sobre la superficie de los muebles y lo limpiaremos con un trapo seco que sea suave.

Lo ideal es aplicar justo después de cocinar, para evitar que la grasa se seque y se adhiera a los muebles y azulejos, y hacerlo con regularidad. El interior de los muebles puede limpiarse cada dos meses.

Limpiar muebles lacados

La utilización de muebles lacados es una tendencia que está muy de moda, y cada vez son más las cocinas que utilizan este tipo de acabados. También suele utilizarse para las puertas de paso.

El mayor inconveniente que este tipo de acabados presenta es que, al ser de gran delicadeza, cierto tipo de productos pueden resultar demasiado agresivos si queremos limpiar en profundidad. Por otra parte, dado que el color que se utiliza con mayor frecuencia es el blanco, las suciedad y las manchas resultarán más visibles, porque lo que la necesidad de estas limpiezas profundas será mayor.

Es importante aprender a limpiar correctamente este tipo de muebles para que podamos conservarlos en perfecto estado durante mucho tiempo. De lo contrario perderán el brillo y su atractivo.

Lo ideal para el mantenimiento de los muebles lacados es llevar a cabo una limpieza de manera regular, para evitar que la suciedad se incruste en el mueble. Habrá que evitar ante todo los productos abrasivos, como los detergentes que normalmente compramos, ya que lo más probable es que se coman la laca del mueble.

El método más adecuado para este tipo de muebles es un clásico: agua y jabón. Para el jabón, lo mejor es utilizar uno que sea natural, como aquellas pastillas de jabón que teníamos en casa en nuestra infancia y que dejaron de usarse por la aparición de los detergentes comerciales.

Este tipo de jabón no es nada agresivo y además es ecológico, por lo que respeta el medio ambiente. Además, es muy eficaz para eliminar la suciedad en general y la grasa. Para aplicarlo lo mejor es usar una bayeta de microfibras que sea fina pero con rugosidades. Este material no absorbe casi agua y es capaz de arrastrar la suciedad sin dejar pelusas o arañazos. Para el aclarado de los restos utilizaremos un paño húmedo. Y con estos pequeños trucos tus muebles quedarán impecables y como nuevos durante mucho más tiempo.

También puede interesarte:

  • Muebles de madera – Cómo limpiarlos

Fuentes de imágenes:

Limpiar muebles – limpiar muebles de madera, cocina y lacados 3.67 / 5

7 trucos para cuidar tus muebles de madera, quitar manchas y darles vida infinita

Foto de: asamen.blog.ir

¿Cuál es tu mueble favorito en casa? ¿Cuál lo era en casa de tus padres? ¿O de tus abuelos?

Apuesto a que la gran mayoría de las piezas que conquistaron tu atención a lo largo de tu vida están construidas con la magia de la madera.

No es para menos. No importa la época ni el estilo decorativo: cuando hablamos de materiales, la madera siempre ha sido, es, y será, la estrella en prácticamente todos los conjuntos y hogares.

Su calidez natural, su tacto, capaz de trasladarnos en el espacio y en el tiempo, sus vetas, hacen de este producto de árboles y arbustos un filón interminable de belleza para que nuestra imaginación lo convierta en todo tipo de muebles y accesorios de nuestro hogar y nuestra oficina.

Esta mesa, diseñada por Mike Warren, utiliza una resina foto-luminiscente para decorar los huecos de las vetas de la madera, que brillan en la oscuridad. Foto de faidatehobby.it

Por otro lado, es cierto que la madera, sólida y resistente, también ofrece una delicadeza considerable en su superficie. Puede rayarse con facilidad, marcarse con la humedad de un vaso si no utilizamos posavasos, o quemarse al más mínimo descuido con un cigarrillo, entre otras muchas cosas.

Por eso hoy vamos a recopilar todos aquellos consejos -¡desde los de abuela hasta los de científico!- que tú y los tuyos necesitaréis poner en práctica para mantener siempre como nuevo cada mueble de madera de vuestra vivienda.
.

Toma nota y comparte, ¡estás a punto de prolongar la vida y la belleza de tus enseres preferidos!

Truco #1: No uses nunca amoniaco para la madera

Sí, lo sabemos, ese producto “especial para la madera” lo contiene. Y ese otro también. Y aquel de allá. Pero olvídate: el amoníaco es abrasivo y, a la larga, terminará quitándole el brillo y el color a tus muebles de madera favoritos.

Foto de es.wikihow.com

En su lugar, elige productos naturales, más delicados con su superficie y menos peligrosos para tu familia y para el Medio Ambiente.

Truco #2: Limpia el polvo cada día, encera cada semana

¿Suena a mucho trabajo? Créenos: no lo es. Hazte con toallitas húmedas especiales para limpiar madera (en casi todos los supermercados puedes encontrarlas ya, de distintas marcas e incluso de marca blanca, mucho más baratas).

Foto de ubesol.es

Si cada día -o cada dos, como mucho- coges una toallita y simplemente la pasas corriendo por la superficie de tus muebles de madera, tardarás menos de un par de minutos en tenerlos siempre impolutos y evitar que el polvo y la suciedad empiecen a crear manchas o cercos.

Una vez por semana, lústralos con ceras protectoras de calidad (después de quitar el polvo y dejar secar), y verás que tus muebles aguantarán el paso de los años mejor que Benjamin Button.

Truco #3: Protege a la madera de la luz del Sol, el agua y el Aire Acondicionado

Lo mejor es que pienses en ese mueble como en un niño pequeño: no lo pondrías al Sol, ni lo dejarías estar mojado, ni frente a un aire acondicionado, ¿verdad?

Foto de jardineriaplantasyflores.com

La madera es sensible al sol porque se come su color y su brillo; y el agua y el aire acondicionado son peligrosísimos para pudrir su composición y alterar bruscamente su dilatación y contracción naturales. Por eso, si hablamos de muebles de exterior, aplica desde el primer día barnices especiales protectores de la madera para estas circunstancias.

Truco #4: Cuidado con el calor

De la misma forma, el calor puede provocar daños en la superficie, estropear las ceras y barnices protectores, y ensanchar bruscamente la madera allá donde se aplique.

Foto de 123hdwallpapers.com

Por ello, no dejes recipientes calientes directamente sobre ella, o los daños serán tan permanentes que deberás lijar las marcas que queden para hacerlas desaparecer.

Truco #5: Usa nueces para reparar la madera

Este primor de truco ya lo habíamos comentado anteriormente en el blog, y es una herencia directa de la sabiduría de los lutieres o luthieres, afanados creadores de instrumentos de cuerda frotada y pulsada.
.

Ellos saben mejor que nadie que los aceites esenciales de las nueces, tan beneficiosos para nuestro cerebro, son idóneos para reparar rozaduras en la madera.

La técnica es sencilla: abre una nuez, frota su fruto con la parte dañada del mueble, moviendo la nuez en el sentido de las vetas de la madera. La pulpa de la nuez y su aceite comenzarán a fundirse y crear una capa reparadora.

Después, solo has de pasar un paño suave para repartir homogéneamente la solución.

Truco #6: Repara con una mezcla de vinagre de vino y aceite de oliva

A partes iguales, esta mezcla nutrirá la superficie de la madera de forma excelente, aplicada con un trapo de algodón y mucho cariño. Después, solo tienes que dejar secar durante una hora entera, y rematar aplicando una cera del color adecuado para sacar el brillo deseado.

Foto de profesionalespanama.net

También puedes cambiar el vino por aceite de limón, rebajado en medio litro de aceite vegetal, y extender esta mezcla con un paño limpio y suave.

Truco #7: Quitar manchas de un líquido sobre la madera

Espera a que la mancha esté seca y, entonces, extiende un poco de mayonesa sobre la misma. Sí, sí, como lo lees: mayonesa.

Foto de mejorconsalud.com

Después, frota con un trapo de algodón hasta que desaparezca todo completamente.
.

Si sigues todas estas indicaciones, nuestros expertos carpinteros te garantizan una larga y feliz vida para todos tus enseres de madera.

Y si alguna vez necesitas nuestra ayuda para construir o reparar tus muebles, cuenta con los mejores carpinteros a lo largo y ancho de toda España.

¿No sabes cómo limpiar tus muebles de madera? ¿Te gustaría conocer algunos remedios y trucos sencillos para cuidar la madera de tus muebles? ¿Buscas el mejor cuidado para tus muebles y el más barato? No pierdas detalle y toma nota de estos sencillos trucos.

1- ¿Cómo limpiar muebles de madera con aceite de oliva?

2- ¿Cómo limpiar muebles de madera con claras de huevo?

3- ¿Cómo limpiar muebles de madera barnizados?

4- ¿Cómo limpiar muebles de madera oscura con vino tinto?

5- ¿Cómo limpiar muebles de madera con nueces?

6- ¿Cómo limpiar muebles de madera con corcho?

7- ¿Cómo limpiar muebles de madera sin tratar?

Materiales empleados

Presupuesto aproximado

  • <10 €

A veces nos pensamos que para el cuidado del mobiliario de madera de nuestro hogar tenemos que invertir mucho dinero y tiempo, pero no es así. Con unos sencillos pasos y trucos podemos conseguir que nuestros muebles estén en perfecto estado y de este modo alargar su vida.

Olvídate de gastar un gran presupuesto en productos de limpieza específicos para madera, estamos seguros de que tienes muchas cosas por casa que podrán serte de gran utilidad.

1- ¿Cómo limpiar muebles de madera con aceite de oliva?

No tienes excusa, ¿quién no tiene aceite de oliva en su casa? Pues no necesitas mucho más.

Prepara una mezcla de dos partes iguales de aceite y zumo de limón. Con un paño aplica un poco de la mezcla sobre la superficie de tus muebles de madera. Reparte de manera uniforme el limpiador y observa cómo vuelve el brillo a las superficies y quedan impolutas.

2- ¿Cómo limpiar muebles de madera con claras de huevo?

Puede llegar a sonar raro, pero las claras de huevo son uno de los mejores remedios para la limpieza de muebles de madera. Para poder realizar esta limpieza, primero tendrás que batir las claras hasta que queden al punto de nieve.

Una vez tengas la clara bien batida, añade un chorrito de amoníaco. Aplica la mezcla directamente sobre el mueble a tratar. Deja que repose durante un rato. Después, con un rato, retira el sobrante de la mezcla y limpia cada zona.

Verás cómo de nuevo tu mueble luce con otro brillo.

¿Tu hogar necesita una buena limpieza?

Pide tus presupuestos y recibe hasta 4 contactos de profesionales en tu zona. ¡Gratis y sin compromiso!

Pide tus presupuestos

3- ¿Cómo limpiar muebles de madera barnizados?

Si en tu vivienda cuentas con muchos muebles barnizados y te gustaría conocer un truco sencillo que los deje impolutos, no pierdas detalle. Haz una mezcla de alcohol y aceite a partes iguales. Posteriormente con un paño ve limpiando cada zona, gracias a las propiedades del alcohol podrás retirar toda la suciedad acumulada y con el aceite hidratarás la madera y le darás brillo.

Esta mezcla es muy apropiada para aquellas maderas de tonalidades oscuras. Y si además quieres proteger tus muebles, aplica un poco de glicerina a la superficie.

4- ¿Cómo limpiar muebles de madera oscura con vino tinto?

¿Tienes un poco de vino tinto y de aceite de oliva? Aprovéchalos, haz una pequeña mezcla con estos dos ingredientes. Aplica el resultado sobre tus muebles de madera oscura, verás el increíble resultado.

Después puedes aplicar un poco de glicerina a modo de barniz para cuidar tu madera y mantenerla protegida.

5- ¿Cómo limpiar muebles de madera con nueces?

Parece una locura pero es sin duda uno de los mejores trucos que existen para el cuidado de los muebles de madera.

Para empezar retira todo el polvo y la suciedad de tus muebles con un paño. Después frota tus muebles con nueces sin miedo a que se dañen. Las nueces contienen una sustancia similar al aceite que irá desprendiéndose según vayas frotando la madera.

Después podrás observar la increíble mejora de la madera de tu mobiliario.

6- ¿Cómo limpiar muebles de madera con corcho?

¿Tu mueble de madera tiene marcas o alguna que otra mancha? No te preocupes, con un simple corcho podrás mejorar notablemente su apariencia.

Frota la zona de la madera que esté manchada con el corcho y observa cómo las marcas de copas o tazas desaparecen al instante.

7- ¿Cómo limpiar muebles de madera sin tratar?

Para los muebles que no cuenten con barnizados puedes aplicar una mezcla de vinagre blanco, aceite y agua.

Con un trapo limpio aplica la mezcla por todas las zonas y verás cómo queda de lo más reluciente y limpio.

Ya ves que es realmente sencillo limpiar muebles de madera y que las opciones son muchas y muy variadas, ya no tienes excusa. O puede que sí que la tengas, no dispongas de tiempo y prefieras contactar con el mejor profesional en limpieza y mantenimiento de tu zona.

Puede que directamente quieras renovar los muebles de tu cocina por unos nuevos, no esperes más y contacta con el mejor profesional de tu zona en muebles de cocina.

Y si además quieres saber cómo se limpian las puertas de madera, sigue leyendo este post.

Pedir presupuesto para limpieza y mantenimiento

¿Quieres acabar con la suciedad y la grasa acumulada en tus muebles de cocina? ¿No sabes cuales son los productos más apropiados para su limpieza o si puedes sacarle partido a algunos que ya tienes? Descubre algunos trucos para que los muebles de tu cocina queden perfectamente limpios y libres de esa pegajosa grasa.

No hay duda de que la cocina es una de las zonas de una vivienda más propensa a acumular suciedad y a mancharse. Es de lógica, en este espacio utilizas cantidad de alimentos, líquidos y productos que en su uso producen vapores o grasas que impregnan el espacio. Esta suciedad que se produce a veces es difícil de quitar si no conocemos los productos o métodos apropiados.

1. ¿Qué materiales necesito para limpiar los muebles de cocina?

2. ¿Cómo limpiar la campana extractora?

3. ¿Cómo limpiar la encimera de la cocina?

4. ¿Cómo limpiar los quemadores de gas?

5. ¿Cómo limpiar la vitrocerámica?

6. ¿Cómo eliminar las manchas de grasa?

Para poner fin a esta situación y que tu cocina quede impoluta como el primer día, sigue estos sencillos consejos. Te contamos qué es lo más adecuado para cada zona y cuáles son los materiales y productos que necesitas. ¡Toma nota!

1. ¿Qué materiales necesito para limpiar los muebles de cocina?

      • Pasta de dientes. Muy útil para retirar ciertas manchas de grasa.
      • Vinagre blanco. Desinfectante natural y libre de tóxicos.
      • Limón. Perfecto para la limpieza del hogar y para aportar un aroma refrescante a la casa.
      • Agua y jabón. Una mezcla de ambos y para zonas muy grasientas añadir un poco de vinagre o en su defecto amoníaco.
      • Bicarbonato de sodio.
      • Ginebra o vodka.
      • Amoníaco.
      • Bayetas, guantes, una esponja y una mascarilla.
  • Pide tus presupuestos y recibe hasta 4 contactos de profesionales en tu zona. ¡Gratis y sin compromiso!

    Pide tus presupuestos

2. ¿Cómo limpiar la campana extractora?

Algo que deberás tener en cuenta es tu campana extractora, a veces no nos fijamos en ella y el día que lo hacemos observamos gran cantidad de grasa acumulada en sus rejillas. No dejes que esto ocurra y procura limpiarla de poco en poco.

Puede sonar una poco raro, pero para esta parte puedes utilizar un poco de ginebra o de vodka para desinfectarla totalmente y retirar su grasa. Si tu campana es de acero, verás cómo la grasa se va con total facilidad.

3. ¿Cómo limpiar la encimera de la cocina?

Esta parte de la estancia deberá ser limpiada cada vez que la utilicemos. Puede parecer una zona muy limpia, pero es donde más se acumulan las bacterias y es uno de los elementos más sencillos de limpiar. Con un poco de jabón y de agua podrás tener tu encimera totalmente limpia. Si quieres aportarle otro toque, añade un poco de limón natural y conseguirás un refrescante y agradable olor.

4. ¿Cómo limpiar los quemadores de gas?

Llamamos quemadores de gas a estas piezas con orificios por las que el gas sale para prender la llama y poder cocinar. A veces estas zonas se entaponan con restos y el gas no puede circular de manera correcta. Para poder retirar toda esa suciedad, prepara un balde con agua muy caliente y vinagre. Introduce dentro del agua las piezas y deja que el vinagre y el agua hagan su función.Déjalos en reposo y repasa cada zona con un cepillo. Verás como quedan perfectos.

5. ¿Cómo limpiar la vitrocerámica?

Con un poco de vinagre y bicarbonato podrás dejar tu vitro como nueva. Aplica la mezcla deja que haga efecto y con una bayeta retira la suciedad. En un momento quedará impoluta, y si quieres que tenga una aroma y brillo especial, frota un limón por la superficie y aclara con una bayeta limpia.

6. ¿Cómo eliminar las manchas de grasa?

Para las manchas de grasa que no puedas quitar con facilidad, puedes utilizar un truco que estamos seguros de que no va a fallar. En una botella de spray pon un poco de agua y amoníaco, aplica con el spray la mezcla en la zona grasienta. Con un trapo podrás quitar la suciedad y verás cómo se retira con facilidad.

Con bicarbonato también podrás quitar las manchas. Utiliza una esponja húmeda y un poco de bicarbonato.¡ Verás como los restos se evaporan!

Lo mismo pasará con la pasta de dientes, aplica un poco en zonas concretas y retira la suciedad. Verás cómo la grasa desaparece de forma casi mágica.

Ahora ya sabes cómo limpiar los muebles de tu cocina para que queden perfectos, sé constante y así siempre tendrás la cocina impoluta y libre de grasas.

Si te has dado cuenta de que estos consejos son muy útiles, pero que tus muebles están tan viejos y sucios que ya no tienen solución. Siempre puedes contactar con el mejor profesional en reformas de cocina para que te ayude a darle una vuelta a tu antigua cocina.

Y si quieres aprender más trucos de limpieza, ¡atento a estos trucos para limpiar muebles de mármol

Pide tu presupuesto para limpieza y mantenimiento

Si te dispones a hacer una limpieza de la cocina en profundidad, no solo puedes centrarte en las encimeras y los electrodomésticos, sino que también deberías revisar el interior de los armarios y cajones, además de darle un repaso a su superficie.

Para que no se convierta en algo tedioso, vamos a enseñarte cómo limpiar los muebles de la cocina paso a paso, de forma eficiente y rápida.

Cómo limpiar los muebles de la cocina

Antes de comenzar, despeja las encimeras y si cuentas con una mesa, déjala también vacía. Así dispondrás de sitio suficiente donde dejar todo lo que vayas sacando de los armarios y cajones. Prepara también una bolsa grande en la que tirar todo lo que vayas desechando.

Si no dispones de demasiado espacio, barre primero el suelo y cubre alguna zona despejada con un plástico o un mantel que puedas lavar después. En ese rincón podrás ir depositando también todo el menaje, etc. que saques del mobiliario. Por ello debes asegurarte de que se trata de un lugar que no entorpezca el paso.

En caso de que esta solución no te convenza, siempre puedes usar la mesa del comedor pero tendrás que entrar y salir varias veces para transportar todo.

Vaciar cada mueble

Como ya imaginabas, el primer paso de esta limpieza consiste en vaciar al 100% todos los muebles. Incluso el armario bajo el fregadero. Que no se quede ni un cajón sin abrir.

Sitúa en las encimeras todo lo que vayas sacando y tira aquello que encuentres pasado de fecha o roto. Si haciendo la limpieza ves objetos que ya no usas pero están en buen estado y quieres deshacerte de ellos, recuerda que siempre puedes donarlos, regalarlos o reciclarlos. En ese caso, reserva una bolsa para ellos o una esquina en alguna encimera.

Limpiar el interior de los muebles de cocina

Cuando todo esté vacío, te será mucho más fácil limpiar el interior de los muebles de cocina, tanto las baldas como la cara interior de las puertas de los armarios. Primero, pasa un trapo seco por su interior o papel de cocina para retirar posibles migas, polvo, etc.

En caso de que haya algún resto de grasa, puedes usar un producto desengrasante o una bayeta humedecida en agua tibia con un poquito de bicarbonato para que sea más fácil retirarlo.

Y por último, pon agua tibia con unas gotas de jabón neutro en un barreño o en el mismo fregadero y usa la mezcla para repasar el interior de los armarios. Por lo general, son de contrachapado con un laminado especial que los protege de la humedad, suciedad y grasa. En caso de que sean de madera natural, usa productos especiales para su limpieza y también el vinagre te puede ayudar a darle brillo y desinfectar la superficie.

Por último, seca todas las superficies con un paño limpio o bien con papel absorbente.

Ordena todo el contenido en su interior

A la hora de colocar todo lo que previamente has sacado, recuerda que es conveniente que antes te deshagas de lo que ya no necesitas / quieres / utilizas. Notarás cómo necesitas menos espacio ahora que hay una cantidad menor de utensilios, menaje o productos.

Pero tenemos que centrarnos ahora en cómo colocar el interior de los armarios y aquí es muy importante el orden.

Para la comida y bebida te recomendamos emplear el método FIFO (First-In, First-Out), es decir, que todo lo que vayas a utilizar con más frecuencia o cada día, esté más a mano y además todo lo que caduque antes. Esto es en los cajones superiores y en las baldas inferiores dentro de los armarios. Y por supuesto, lo más al frente posible, reservando así los espacios al fondo para aquello que tiene una fecha de caducidad más lejana en el tiempo. Este método nos ayudará a que menos alimentos caduquen en los armarios sin habernos dado cuenta e incluso a optimizar la lista de la compra, porque seremos conscientes de qué necesitamos comprar con mayor urgencia.

Del mismo modo, todo lo que no uses cada día o con menor frecuencia, puedes almacenarlo en las baldas más altas de los armarios o al fondo. Por poner un ejemplo, las ollas y sartenes deben estar a mano, cerca de los fuegos para que sea aún más cómodo manejarnos en la cocina. Pero la tostadora, si solo la usas los domingos y muy de vez en cuando, puede estar guardada en la última estantería del armario más alejado de la cocina.

Limpiar los muebles de la cocina por fuera

Una vez todo vuelva a estar en su sitio, llega la hora de limpiar la cara exterior de los muebles de cocina. En este caso, su limpieza dependerá del material del que estén hechos.

En cualquiera de los casos, lo primero que debes hacer es retirar el polvo que se haya podido acumular en su superficie. Y en caso de que los muebles no lleguen hasta el techo, recuerda limpiar también esa zona.

Cómo limpiar los muebles de la cocina de madera

Una solución que funciona fenomenal para los muebles de madera barnizada (los de toda la casa, no solo los de la cocina) es usar una mezcla a partes iguales de vaselina líquida y aguarrás. Lo mejor es que vayas a una droguería o farmacia en la que preparen fórmulas magistrales y pidas que te la preparen.

En algunas droguerías, como Manuel Riesgo (Calle del Desengaño, 22) en Madrid o la droguería Villar (Calle Olmos, 5) en La Coruña, se puede encontrar la fórmula ya preparada. Los muebles brillarán como el primer día.

Si no localizas ningún punto donde poder conseguir la mezcla, emplea productos específicos para madera o bien agua con vinagre blanco y una esponja suave muy escurrida. Recuerda que es muy importante que seques la superficie después de limpiarlos para que el mueble no coja humedad.

Realiza este proceso siempre en el sentido de la veta de la madera para que queden perfectos y sin marcas.

En cualquier caso, cada cierto tiempo tendrás que barnizar de nuevo los muebles de madera natural para que aguanten en perfecto estado el ajetreo de tu cocina.

Limpiar muebles de cocina laminados

La resistencia de estos muebles junto a su fácil limpieza hace que sean de los más demandados del mercado. Solo necesitas agua tibia con jabón neutro y frotar suavemente con un paño.

Lo mejor para estos muebles es limpiarlos de arriba a abajo para que no queden marcas de agua, pero lo evitarás también si secas la superficie una vez termines la limpieza con agua y jabón.

Limpieza de muebles de cocina de PVC

Los muebles de PVC deben limpiarse con una bayeta suave, de microfibras preferiblemente, y agua con jabón líquido. Después pasamos una segunda bayeta o paño solo con agua limpia y finalmente secamos el exceso de humedad con un paño seco.

Cómo limpiar muebles de cocina lacados

Para los muebles de cocina lacados lo mejor es una bayeta humedecida en agua con jabón neutro. Muy importante secarlos después con un paño suave.

Cómo limpiar una vitrina de cocina

En el caso de que cuentes en tu cocina con una vitrina, debes seguir los mismos pasos a la hora de vaciar y volver a colocar todo, pero en este caso tienes que pararte a limpiar los cristales de la vitrina y después limpiar el exterior del mueble en función del material del que esté hecho. Por supuesto, en estos muebles el orden en su interior es fundamental, ya que el cristal nos permite ver todo lo que guardan.

Y una vez hayas hecho esto, habrás terminado de limpiar los muebles de la cocina a fondo.

Consejos para mantener los muebles limpios

Hay formas de evitar que en los muebles reine el caos y la suciedad se haga con ellos, tanto por fuera como por dentro:

  • Antes de ir a hacer la compra, aprovecha para revisar los alimentos que guardas en los armarios. De ese modo, no comprarás nada que ya tienes, saturando así los armarios.
  • Una vez a la semana no está de más que eches un vistazo a las fechas de caducidad de todo lo que tienes guardado, así evitarás que caduquen y terminen en la basura.
  • Después de haber hecho una limpieza en profundidad, si quieres evitar repetir el proceso, cada mes dedícate a un mueble. Vacíalo, límpialo y ordena todo de nuevo.
  • Los armarios más cercanos a los fogones tendrán más grasa acumulada en su superficie. Por eso es conveniente que los repases con agua y jabón después de cocinar.
  • A la hora de limpiar el exterior, no emplees amoniaco, ni pistolas de vapor o estropajos porque estos productos harán que pierdan el brillo.

¿Te da pereza limpiar los muebles de la cocina? Lo mejor es que escojas un día tranquilo para hacer la limpieza. Cuando termines, habrás ganado espacio y verás tu cocina mucho más liberada. Solo por eso y la sensación de limpieza habrá merecido la pena.

Cómo limpiar los muebles de la cocina

omgimages – RF – Thinkstock

Aunque tengamos una cocina muy bien diseñada y dispuesta de la mejor forma posible, la constante actividad diaria que en ella se realiza difícilmente no deje sus rastros de grasa o manchas de todo tipo. Por ello, para que ninguno de tus muebles de cocina, incluidas alacenas, mesas o estanterías se estropeen por esta causa, te brindamos algunos consejos para que sepas cómo limpiar los muebles de la cocina.

Tips de limpieza para los muebles de cocina

Limpiar de arriba hacia abajo, y de adentro hacia fuera

Jupiterimages – RF – Thinkstock

Puede parecerte obvio, pero es bueno recordar algunas reglas básicas a la hora de comenzar a limpiar los gabinetes de la cocinade una forma ordenada y lógica. Resulta mejor comenzar a limpiar los muebles, o partes de estos, que se encuentren a más altura, como alacenas y estanterías, para así no tener que preocuparnos si permitimos que caiga algún residuo o resto de suciedad a otros muebles, pues su turno de limpieza será el siguiente.

También, con respecto a cada mueble, resulta mucho más efectivo si comienzas limpiándo primariamente en su interior, para proseguir por las partes externas.

Limpieza para cada material

Antonio Diaz – RF – Thinkstock

A la hora de limpiar los muebles de la cocina tendrás que tener en cuenta los distintos materiales en que están diseñados. Comunmente, encontramos superficies de madera, metal, o materiales plásticos. La suciedad se fija sobre ellos de diferentes modos, y por lo tanto requieren de productos exclusivos para su limpieza.

De todas formas, una excelente forma casera para limpiar cualquier superficie de la cocina es una mezcla compuesta en un 50% por vinagre blanco, y el otro 50% de agua caliente. Esto, además de eliminar cualquier microbio que pueda haber, aflojará y eliminará desde la grasa de la cocina hasta todo tipo de manchas leves.

Controla el estado de lo que guardas en la alacena

Ableimages – RF – Thinkstock

Normalmente, todo aquello que no se guarda en el refrigerador va a parar a la alacena, como es el caso de la harina, el azúcar, aceites, algunos tipos de salsas, especias, y varios productos más. Estos, al manipularse continuamente para preparar nuestras comidas, pueden ir perdiendo parte de su contenido que acabará por depositarse en el interior del mueble. Por lo tanto, debemos retirar todos los productos para limpiar el mueble, y antes de volver a guardarlos es conveniente limpiar bien los paquetes o envoltorios, y asegurarnos que no están rotos ni tienen pérdidas.

Evitar las grandes manchas es evitar las grandes limpiezas

Esto está muy claro. Si realizas pequeñas limpiezas periódicas de los muebles de la cocina, así como si te encargas de eliminar cualquier mancha o suciedad ni bien se produzca, estarás evitando que la grasa o el polvo se acumulen y sean muy difíciles de sacar, situación en la cual tendrás que invertir mucho tiempo y esfuerzo, por lo que recuerda que un esfuerzo leve y continuo te evitará males mayores.

Así mismo, algunos implementos como un buen extractor, y el uso de muebles de cocina metálicos, como las cocinas de acero inoxidable, permitirán reducir la suciedad en la cocina o facilitar su limpieza. Ten en cunenta estos consejos si deseas que la limpieza de los muebles de la cocina sea más rápida y efectiva.

Cómo limpiar muebles de fórmica en poco tiempo

¡Los preciosos muebles de formica! Resultaron tan bellos en las vitrinas que te atraparon desde el primer momento. Fueran en acabado mate o barnizado combinaba a la perfección con tu decoración ¿Han perdido el brillo desde aquellos días? Entonces te enseñaremos cómo limpiar muebles de fórmica.

Recupera el lustre aprendiendo cómo limpiar muebles de fórmica

Si te propones alcanzar cómo limpiar muebles de fórmica pronto gozarás del lustre que tenían al principio. Es posible gracias a los consejos de las empresas de limpieza. Mediante este artículo te explicarán paso a paso como renovar tu fórmica haciéndola lucir radiante. No te preocupes ¡No te tomará mucho tiempo!

La fórmica ¿Qué es?

Para quien no conoce mucho de materiales de construcción daremos una serie de pistas para identificar la fórmica. Así podrás determinar si tu mobiliario es de este material o de algún otro. Básicamente, la fórmica es un laminado plástico que se usa para revestir múltiples muebles.

Tal laminado posee unas impresionantes cualidades de adaptabilidad, resistencia y durabilidad. Como es tan versátil tiene una amplia variedad de aplicaciones en el ámbito de la fabricación de mobiliario. Puede acoplarse a todo tipo de superficies y elementos decorativos. No es extraño ver en los domicilios muebles de fórmica.

Usos comunes

Encontramos el mobiliario revestido con fórmica en dos sectores principales. En el comercio y a nivel doméstico. En el hogar su versatilidad es notable. La hallamos en paredes, cubiertas, alacenas en la cocina, muebles para el baño, puertas, closet, escritorios y mobiliarios de bebes.

Por otra parte, su calidad y resistencia la vuelven un acabado ideal para cualquier comercio en auge. Taquillas, muebles de dulcería, cajeros, mostradores, mamparas sanitarias, cocinas industriales, mesas de restaurantes, butacas entre otros. Son solo algunos de los sitios donde podemos divisar la formica.

Incluso en los “fast food” que se han vuelto tan populares se tienden a adquirir enseres de fórmica. Además de aportarle durabilidad a los muebles viene en tantos colores y diseños que es fácilmente adaptable a muchísimos espacios. Sea cual sea tu espacio deberías entender cómo limpiar muebles de fórmica.

Las agencias de limpieza saben cómo limpiar muebles de fórmica

Es posible que si diriges un negocio exitoso no tengas tiempo para dedicarle a la higienización de las instalaciones. Por supuesto comprendes que el aspecto de tu ambiente influirá mucho en los clientes. Puede que ya hayas contratado a limpiadores particulares en el pasado.

Si estos no llenaron tus expectativas tienes una opción más certera en tus manos ¡Las empresas de limpieza! Estas maravillosas compañías saben manejar cualquier tipo de material de revestimiento, acabados, plastificados y más. No solo lo hacen en los domicilios también son excelentes en locales comerciales.

Otras características ventajosas de la fórmica

En comparación con otros laminados la fórmica tiene un precio accesible. Por tanto es más sustentable para aquellos que desean perdurabilidad a un bajo coste. Vienen en una amplia gama de acabados diferentes según el gusto y las exigencias de cada cliente.

Por ejemplo, puedes conseguir mesas y estantes, de fórmica mate, barnizada, brillante o bidimensional. Afortunadamente son tan duraderas cómo fáciles de limpiar ¡Siendo una tarea tan sencilla no te podrás resistir a probar cómo limpiar muebles de fórmica!

Tips para asear muebles de formica sin dañarlos

Lógicamente, lo que menos deseas al querer aprender cómo limpiar muebles de fórmica es dañarlos. Razón por la cual debes seguir ciertas pautas preventivas para evitar incidentes. Libres de rayones, manchas y aspecto opaco tus muebles volverán a dar lo mejor de sí. Ten presente las siguientes sugerencias:

  • Evita el uso de estropajos metálicos o duros para frotar las manchas
  • Aléjate de los limpiadores abrasivos que contienen químicos puros
  • Emplea pañuelos de algodón o de microfibra que arrastran el sucio, secan y pulen sin rayar
  • Escoge los agentes de limpieza de pH neutro o más suaves posibles
  • Regula la limpieza profunda con un simple aseo cotidiano.

Seguir estas pautas de aseo nos garantizarán una superficie pulcra, pero, sobre todo ¡Sin perjuicios en su acabado! Con las empresas de limpieza de casas siempre tendrás salidas prácticas y sugerencias oportunas. Si te interesas en otras regiones del hogar como los suelos puedes leer cómo limpiar suelos plastificados.

Comienza por elegir un buen agente limpiador

Como vimos, parte importante de entender cómo limpiar muebles de fórmica es poder contar con un limpiador efectivo. Es cierto que no siempre lo aplicaremos, pero tenerlo a mano agilizará el proceso de higiene profunda cuando lo requiramos.

Recuerda que hacer un aseo exhaustivo de tu hogar le dará una imagen envidiable ¡Todos desearan ir a visitarte! Además tu domicilio estará perfumado y pulcro siempre. Para ver un previo que posibilita cómo limpiar muebles de fórmica mira este video.

Veamos qué tipos de limpiadores son adecuados para alcanzar cómo limpiar muebles de fórmica.

Detergentes lava vajillas líquido

Acertadamente puedes valerte de los detergentes para lavar vajillas en tus muebles de fórmica. Por lo general, toda ama de casa cuenta con uno para fregar trastes de continuo. Como es un producto infaltable en el hogar, será una manera rápida de deshacerte de la mugre alojada.

Destacablemente este detergente no es abrasivo (en la mayoría de los casos) Si es de buena calidad y viene bastante espeso solo con unas gotitas de este líquido poderoso es suficiente.

Voltea el envase y fíjate si entre los componentes puede haber alguno que sea corrosivo. De ser así desecha esta opción y emplea otro método. No te desesperes hay muchas formas efectivas que cumplen cómo limpiar muebles de fórmica.

Forma de uso

Una manera de emplear este detergente para lograr cómo limpiar muebles de fórmica es aplicarlo directamente en ella. Si te parece muy agresivo o si notas que tu mueble es delicado mézclalo con agua. Luego de diluirlo muy bien impregna una esponja en la sustancia para poder frotarla contra la fórmica sucia.

Vinagre blanco con agua

Aunque es un ácido natural que no se vende o comercializa directamente para la limpieza. Es un remedio súper efectivo para aclarar, si tus muebles de formica son de color claro el vinagre será tu aliado. Este contiene elementos blanqueadores y desmanchadores contra el sucio.

Adicionalmente también desinfecta atacando las muchas bacterias que se puedan hallar. Los muebles del baño y la cocina son un foco de enfermedades sino higienizamos. Como vivimos tocando estas superficies, no podemos evitar que los microorganismos que traemos de fuera se hospeden allí.

Claro, si está de nuestra parte matar a esas bacterias nocivas y la mejor forma es con vinagre blanco. Toma nota para luego poder aprovecharlo bien en tu profundo aseo del mobiliario.

Modo de empleo

Bastará con mezclar el vinagre blanco con agua para obtener un limpiador magnifico. Viértelo a partes iguales en un cubo o recipiente donde mezclarlo y compenetrar así las dos sustancias. Posteriormente aplícalo usando una esponja suave o un pañuelo de algodón humedecido en la solución.

Limpiacristales

Tal producto se puede adquirir fácilmente en cualquier supermercado en la sección de “enseres de limpieza”. Los líquidos limpiacristales son diseñados para pulir y dar brillo a superficies de vidrio o cristal. Gran parte de estos envases vienen acoplados con un pulverizador que hace el trabajo aún más fácil

Especialmente en los laminados de fórmica de alto brillo se les puede utilizar. Una característica resaltante de los limpiacristales es que no dejan vetas o marcas a su paso. Por ello si lo que anhelas es recuperar lo reluciente que estaba tu mueble de fórmica ¡No hay como el limpiacristales!

Instrucciones de manejo correcto

Teniendo presente que los líquidos limpiacristales son elaborados a base de químicos seremos juiciosos en su uso. Si se trata de un mueble como una mesa o mesón (donde nos sentamos a ingerir nuestros alimentos) debes cuidar de extraer todo el excedente de líquido limpiacristales.

Sino podríamos contaminar los platos y vasos, así como los tenedores y cucharas y llevárnoslo a la boca. Cualquier enser que tenga que ver con los alimentos debe resguardarse del limpiacristales. Justo si las encimeras de la cocina u otros muebles son de fórmica de alto brillo empléalo.

Ve rociando el líquido limpiacristales por donde observes signos de deslustre, ralladuras o se encuentre más opaco. Estas pueden aparecer tras una mala técnica de limpieza regular. Luego, remueve el excedente con un trapo de algodón. Si tus muebles en cambio son de madera mira como darles brillo acá.

Y si usas limpiadores químicos ¿Cuáles componentes debes evitar?

Dicha interrogante es muy importante responderla. Aunque hasta ahora hemos divisado bastantes opciones viables puede que te llame la atención algún otro producto multiusos. Siempre debemos procurar examinar el limpiador que usaremos.

Si quieres algo más profesional usa este limpiador multiusos especial para fórmica que dejamos para ti.

MULTISPLENDID LIMPIADOR DE MUEBLES Y SUPERFICIES MODERNAS

Detenernos a leer los elementos que lo componen nos sacará de dudas ¿Posee el producto acido, álcali o hipoclorito de sodio? Bueno, entonces no lo compres. Quizás te lo hayan recomendado como “muy bueno” pero, la realidad es que estos químicos carcomen el material. Sino lo decolorará o dejará marcas.

Elimina manchas de tus muebles de fórmica

Independientemente si son encimeras, estantes o armarios es posible deshacerse de las ¡Molestas manchas aferradas! Es normal que ante una situación de derrames o salpicaduras no sepamos cómo actuar. Esto conlleva a que las manchas se queden olvidadas y sean muy difíciles de remover.

Obviamente, lo más práctico es absorberlas cuanto antes, pero si no pudiste hacerlo entonces ¡No te preocupes! Las empresas de limpieza de hogar te ayudan a arrancarlas para siempre. Solo síguele los pasos a esta maravillosa técnica y alcanzarás cómo limpiar muebles de fórmica.

Natural y practico ¡El bicarbonato!

Sí, no podía faltar. Este polvo blancuzco que encontramos en la droguería o botiquería cercana no falla. Provoca una reacción ablandadora en la mugre más pegada para que al pasarle una bayeta ¡Se desprenda fácil! Los beneficios del bicarbonato no acaban allí.

Es un perfecto aclarante, desmanchador, desinfectante y absorbente de humedad. Por ello, toda mancha de café, jugo, salsa, bebida gaseosa y más será historia después de aplicar bicarbonato. Ventajosamente no tiene efectos negativos sobre la salud. A diferencia de otros este polvo es natural y completamente seguro.

Medidas exactas para crear un remedio de bicarbonato

De tener un poco en casa no será necesario que salgas a la tienda ni siquiera. Para poder terminar cómo limpiar muebles de fórmica te hacemos este quehacer más fácil imposible. Todo gracias a las empresas de limpieza y desinfección doméstica.

  • Toma un cuenco o recipiente que tenga boca ancha para poder revolver
  • Adiciona 1 cucharada raza de polvo de bicarbonato sódico o 15 gramos
  • Utiliza esta medida junto a 1 litro de agua lo cual es aproximadamente ¼ de galón
  • Revuelve y esparce el remedio compuesto por el área afectada con el manchón.

Tras ello, debes esperar un mínimo de 5 minutos para que el remedio surta algún efecto. Cuando lidiamos con manchas viejas o muy tenaces de remover déjalo toda la noche de ser posible. Al día siguiente solo retírala con un paño húmedo y luego pule con otro de algodón seco.

El bicarbonato y el tiempo de espera

Aunque este remedio es tan útil, no podemos abusar dejándolo demasiado. En una situación extrema (Que nos olvidemos por días que el bicarbonato está en el sitio) llega a ser corrosivo. Algo que te ayudará a no dejar rastros de bicarbonato es quitarlo bien con un pañuelo de microfibra húmedo. Y no olvidar secar.

Consejos de mantenimiento pos limpieza

  • Absorbe inmediatamente que ocurran los derrames de comidas, bebidas o salpicaduras con toallas de papel de cocina
  • No apliques limpiadores todos los días sobre el laminado de fórmica, terminará desgastando el acabado
  • Basta con un pañuelo de algodón a diario para deshacerse del polvo superficial
  • Impide que el agua se quede mucho tiempo sobre la fórmica o se deformará (cuando mínimo quedarán feos paños marcados)
  • Nunca coloques elementos calientes sobre ella (ni platos, ni sartenes, ni cazuelas en contacto con la estufa) producen quemaduras permanentes deformando por completo el plastificado de fórmica
  • Jamás posiciones una plancha de cabello sobre este laminado (toda temperatura alta alterará el material)
  • Utiliza almohadilla aislante sobre la fórmica para proteger de quemaduras, ralladuras o roses
  • Hazte al hábito de emplear tablas para cortar las verduras y carnes en las encimeras de formica, los cuchillos provocan rayas irremediables.

La formica y su similitud con la melanina

Muchas personas tienden a confundir la melanina con la fórmica. Esto puede ser una desventaja cuando queremos limpiarla. Como son dos materiales diferentes se deben tratar distinto. Sino, correríamos el riesgo de perjudicar la fórmica por ignorancia o confusión.

Ciertamente como nos encontramos con un material plástico muy similar a la fórmica nos podría engañar. Establecer la diferencia principal será de utilidad al momento de asear o de comprar un mueble. Sobre todo cumplirás a cabalidad cómo limpiar muebles de fórmica sin equivocarte.

Diferencia básica entre la fórmica y la melanina

Grosor, la fórmica en comparación con la melanina es más gruesa, al tacto la diferencia es evidente. Más que eso, hay otra forma de identificar tangiblemente que tratamos con fórmica y no con melanina. La fórmica es una lámina dura que se añade a la madera o sus prefabricados como el MDF y los triplays.

Se adquiere en rollos, que generalmente son manipulados por carpinteros o fabricantes.

Dicha fórmica se adhiere mediante pegamento de contacto. Mientras que la melanina es una película delgada que se pone a las hojas de aglomerado. Estas se procesan para todo tipo de muebles.

¿Cómo saber con seguridad limpiar mis muebles?

¡Eso es más simple aun! con solo llamar a las empresas de servicio de limpieza puedes gozar de un personal con conocimiento. Estos manejan por completo todo tipo de materiales de construcción y elaboración de mobiliario. Entre las más notables y eficientes está Perfexyacce.

Llevan décadas trabajando para miles de clientes con mobiliario distinto. No solo con bienes domésticos sino también con estantes, repisas, mostradores y mesones de negocios. Usando los más calificados y seguros productos de aseo domestico ¡Terminan el trabajo prontamente y sin incidentes de descuido!

Con el apoyo que te ofrece Perfexyacce jamás volverás a sufrir por no tener tiempo de limpiar. Como sabes que esta admirable compañía se está encargando de todo ¡Puedes relajarte en tu casa tranquilo! Fiado y con confianza pues Perfexyacce está higienizando.

No descansan hasta terminar el trabajo

Realmente Perfexyacce se destaca sobre otras por su eficiencia y rapidez. Si has contratado un servicio de aseo en el pasado que no fuera Perfexyacce ¡Seguro has pasado disgustos por su demora en la culminación de los quehaceres! Esto no pasa con Perfexyacce, garantizan un desempeño óptimo en poco tiempo.

No obstante, lo anterior no quiere decir que limpiaran rápido solo por salir del paso y quedará a medias ¡Para nada! Los empleados responsables de Perfexyacce no descansan hasta ver todo reluciente y pulido.

Tratándose de tus bienes Perfexyacce no los considera de poca importancia, les da todo el valor que merecen. Eso implica usar las herramientas más delicadas y profesionales incluso saber utilizarlas con cautela. Los fastuosos desenlaces de las empresas que no poseen equipo de seguridad son peor todavía.

Perfexyacce está bien preparado

Sus empleados expertos no comienzan sin su adecuado equipo protector ¡Lo que te libra a ti de inconvenientes! Además si ocurren accidentes están amparados por las políticas de responsabilidad civil que Perfexyacce aporta. Tú no tendrás que costear nada. Acércate más a esta magnífica empresa en la zona sur de Madrid o contáctanos.

Tú vivienda debe estar equipa con objetos básicos que hacen mucho más cómoda la vida. Los muebles laminados de fórmica son una opción económica y hermosa. Que estos perduren depende enteramente de ti. Detalla en este pots cómo limpiar muebles de fórmica para preservarlos y darles uso continuo.

Quizás pienses que estas demasiado ocupado para ponerte a limpiar. Sin embargo, estos métodos que a continuación te enseñaremos ¡Son fáciles de implementar y llevan poco tiempo! Tu mobiliario te lo agradecerá y tu casa relumbrará de aseada. Tan solo asimila cómo limpiar muebles de fórmica.

¿Por qué es importante saber cómo limpiar muebles de fórmica?

Una sencilla razón: Los electrodomésticos y mobiliarios que decidamos tener en casa transforman por completo el espacio. Adicionalmente, el mantenimiento que les demos, proporcionará un toque de pulcritud valioso con el paso de los años. Saber cómo limpiar muebles de fórmica de manera frecuente es lo mejor.

Entre alguna de las ventajas que obtendremos al aprender, cómo limpiar muebles de fórmica están:

  • Continuar utilizando el mueble por más tiempo (Está comprobado que el cuidado que se le dé a un artículo alarga la vida útil del mismo)
  • Armonizar nuestro mueble de formica con el resto impecable de la casa
  • Reflejar una buena imagen a nuestras visitas, amigos y familiares
  • Evitar la propagación de enfermedades que se alojan en las superficies sucias
  • Disminuir el riesgo de padecer alergias producidas por la acumulación de polvo y moho
  • Contribuir a la belleza visual de nuestro hogar.

¿Qué es la fórmica?

Básicamente, la formica es un laminado de alta presión densamente resistente. Compuesto de varias capas de papel, prensadas una sobre otras. Estás son impregnadas con un tipo profesional de resina. En una de sus caras o lados se muestra una superficie decorativa y brillante.

La fórmica se emplea primordialmente en la industria del mobiliario con el propósito de forrar los conglomerados de madera. Por ello hoy necesitas comprender cómo limpiar muebles de fórmica. Es digno de destacar que no tenemos que confundir fórmica con melamina.

Mientras que la fórmica es un laminado de alta presión, la melamina simplemente es el nombre genérico que se les da a los laminados de baja presión. Por ello, no son materiales iguales y no se deben tratar como tal.

Características esenciales entre la fórmica y la melamina

Aunque ambas son buenas hablando en sentido general, la formica es claramente diferenciable. Muchos la prefieren pues posee un espesor mayor que la melamina. Es más fácil de adquirir pues viene generalmente en rollos y se adhiere con pegamento de contacto.

Cuando la formica está muy dañada por la humedad y demas factores externos es necesario removerla. Mira acá como lo hacen los expertos.

¿Dónde se encuentra la fórmica?

Generalmente hallarás la fórmica sobre madera solida o prefabricados de madera. Por ejemplo, MDF, triplays o madera aglomerada. Favorablemente, ha sido diseñada con gran variedad de colores y acabados para tu gusto. Inclusive con una paleta de niveles de la intensidad de brillo que deseemos.

Cubriendo tanto estantes como armarios de cocinas, baños, oficinas y restaurantes la fórmica es un elemento muy común. Ahora que sabes la procedencia del recubrimiento, estarás mejor preparado para practicar cómo limpiar muebles de fórmica.

Las empresas de limpieza conocen cada tipo de material

Un punto a tu favor es que no te encuentras solo en tu búsqueda. Las empresas de limpieza de casas te pueden ayudar a entender cómo limpiar muebles de fórmica. ¿A qué se debe? Más que a su buena disposición, a que conocen particularmente cada tipo de material de mobiliario y construcción.

Esto los vuelve pioneros en la generación de técnicas de limpieza apropiadas para cada elemento específico. Esto disminuye considerablemente los riesgos a manchas y decoloración, que ocurren cuando no tenemos conocimiento.

Sinceramente, por nuestra cuenta podemos hacer algo, pero, ¡con las empresas de limpieza hacemos mucho! Si quieres empezar por tus propios medios permite que la agencia de limpieza doméstica te oriente.

Estrategia caseras para limpiar fórmica blanca

Si has elegido para tu cocina unos preciosos estantes revestidos en fórmica blanca ¡Te has lucido! Entonces gustas de la elegancia y el minimalismo que transmiten los objetos blancos. Sin embargo, ten en cuenta que esto exigirá que seas más precavido con la limpieza.

Lamentablemente los objetos blancos tienden a ensuciarse más que los de colores oscuros. Hasta la más fina película de polvo los hace ver como si tuvieran siglos sin asear. Tales muebles de fórmica son como un lienzo en blanco para los residuos ¡Aún más cuando están en la cocina!

¿Hay forma efectiva de mantenerlos limpios? O quizás ¿De retirar manchas de grasa o salpicaduras que hayan parado en la superficie? ¡Claro! Comenzaremos a enseñarte los remedios caseros que se usan para lograr cómo limpiar muebles de fórmica.

Valiéndonos del vinagre y el bicarbonato

Igual que un buen blanqueador, los dos, el vinagre y el bicarbonato aclaran las superficies desde lo profundo. El vinagre, por ejemplo, tiene la capacidad de remover manchas y suciedad gracias a sus compuestos ácidos. Conjunto con el bicarbonato forman una mezcla ideal para la higiene doméstica.

Antes de empezar la acción necesitaremos: suficiente agua, bicarbonato y vinagre. Además busca dos pañuelos (uno seco y otro húmedo) un envase de plástico, una olla, y una paleta para revolver. No, no vamos a preparar una poción, solo buscaremos cómo limpiar muebles de fórmica.

Proceso de limpieza en poco tiempo

  • Calienta en la olla 2 tazas de agua a fuego lento, hasta que esté a una temperatura alta pero manejable
  • Viértela usando guantes en el recipiente plástico
  • Adiciona al agua 30cc de vinagre y 2 cucharadas de bicarbonato de sodio
  • Toma la cuchara de madera (también puedes usar una plástica) y revuelve todos los ingredientes de la formula hasta disolver por completo
  • Para que se asiente y unifiquen perfectamente cada una de las sustancias lo mejor es que dejes reposar la mezcla 5 minutos
  • Humedece uno de los pañuelo en la mezcla y pásalo por toda el área que quieres limpiar hasta que esté bien húmeda
  • Deja la mezcla por unos 10 minutos sobre el mueble
  • Luego retiras todos los pequeños residuos de la fórmica blanca y secas posteriormente con el pañuelo extra con que contabas. Intenta hacerlo con movimientos circulares para que pulas y abrillantes de una sola vez.

¿Viste? En tan solo 15 minutos puedes alcanzar cómo limpiar muebles de fórmica sin arruinarlos. Los métodos que promueven las empresas de limpieza obtienen resultados garantizados.

Ahora vamos con la fórmica oscura

Menos complicada de limpiar pero igual de importante. Puedes llegar a conclusiones erradas si no te informas. Porque la fórmica oscura disimule mejor el sucio no significa que no se deba asear. Ese es un error muy común que cometen las personas, pero tú no tienes que seguir ese mismo camino.

Recuerda que cada aspecto del aseo de tu casa es importante. Si descuidas una ínfima parte ¡Todo tu trabajo y esfuerzo pueden ser en vano! Eso lo comprenden las empresas de limpieza de casas y por ello te ofrecen sus servicios. Es conveniente delegar cuando no podemos encargarnos de todo.

Usando agua y detergente líquido

Diferenciándose de la fórmica blanca, está no necesita para nada ser aclarada. Claro, no significa que el bicarbonato o el vinagre manchen. Más bien, quiere decir que puedes emplear una estrategia más sencilla y lograrás los mismos resultados ¡Cómo limpiar muebles de fórmica exitosamente!

Puedes comprar un maravilloso jabón líquido siguiendo este link.

Fairy Ultra – Líquido lavavajillas,1015 ml

Sorprendentemente el detergente liquido es un producto de uso doméstico que no solo sirve para lavar trastes. Te impresionarías al descubrir cuantos usos se le puede dar. Para muestra un botón, si buscas cómo limpiar un toldo o cómo limpiar el microondas ¡El detergente líquido resultará en tu favor!

Modo de uso simple

  • Echa 2 cucharadas de detergente líquido en una taza de plástico mediana
  • Hierve en el microondas (para más rapidez) una taza de agua (si lo haces en el fogón deja que sea por 10 minutos)
  • Une el agua caliente con el detergente y mézclalo bien usando una cucharilla de madera
  • Pasa primero un trapo viejo por la fórmica vagamente para remover los residuos más grandes
  • Después coge un pañuelo limpio e imprégnalo en la solución jabonosa que creaste
  • Frota con ese pañuelo la fórmica oscura realizando suaves movimientos circulares
  • Espera uno 5 minutos que repose la formula
  • Tras ese tiempo es necesario que retires la solución jabonosa con abundante agua limpia
  • Finalmente toma un paño seco y adsorbe la humedad dejada en el mueble para obtener brillo también. Para ver mejor como otros lo hacen observa este video de YouTube.

¿Deseas tener un brillo deslumbrante?

Es posible que con el trascurrir de los años tus encimeras se hayan opacado. El que fuera de un acabado brillante, no te garantizaba que iba a durar ese destello pulido para siempre. Por supuesto, hay pasos que es posible dar para remediar la situación.

En caso que antes nunca te preocuparás por cómo limpiar muebles de fórmica y sacarles lustre ¡Ahora lo querrás practicar constantemente! Tendrás que controlarte para no desgastar la fórmica puliéndola.

Únicamente debes rociar líquido limpia cristales sobre el área que desees renovar ¡Así es! Aplícalo directamente sin miedo a manchar (para evadir riesgos rocíalo primero en una zona poco visible de tu mueble y espera a ver cómo reacciona) luego, solo límpialo con papel adsorbente o un pañuelo de algodón.

Aspectos a considerar si deseas emplear limpiadores químicos

Tal vez venga a tu mente que utilizar limpiadores es la forma de alcanzar cómo limpiar muebles de fórmica. Si bien es cierto que muchos productos limpiadores en el mercado son efectivos, algunos pueden perjudicarte a largo plazo ¿Por qué lo decimos?

Casi todo producto químicamente fabricado contiene elementos abrasivos. Estos llegan a dañar la superficie de tu fórmica decolorándola, carcomiéndola o dejando marcas. Por eso, las empresas de limpieza te recomiendan que a la hora de buscar ¿Cómo limpiar muebles de fórmica? Optes por los menos agresivos.

Es decir, aquellos que contengan agentes de limpieza suaves e incluso naturales. Un tip súper útil es revisar en el reverso del recipiente sus ingredientes, así te aseguras que sus químicos no sean tan potentes que termines empeorando el estado de tu estante o repisa.

Elementos específicos a evitar

Aléjate de los limpiadores químicos que contengan ácido, álcali o hipoclorito de sodio. Tal vez al principio limpie perfecto, pero después sentirás las consecuencias. Lo más apropiado es optar por productos de pH neutro o en base a sustancias naturales como el limón.

Manchas en la fórmica

Seguramente se ha manchado tu mueble tras un derrame ¡Nadie esta exento de estos inconvenientes! Si tienes niños pequeños es muy probable que constantemente salpiquen comida a todos lados. Obviamente tu fórmica terminará ensuciándose.

Pero eso no es lo que importa. En toda casa hay derrames y manchas, lo que en realidad es esencial es atacarlas pronto. Desaparecerlas aprendiendo cómo limpiar muebles de fórmica es una posibilidad gracias a las más innovadoras técnicas caseras.

Prepara una pasta de bicarbonato con limón

Junto al bicarbonato el limón no tiene quien lo iguale. Sus ácidos naturales y no dañinos hacen que el limón arranque de una vez por todas con todas las manchas que te aquejan. Trata de usarlo tan pronto puedas, aun así lo puedes intentar en viejas manchas que se hayan quedado en el olvido.

Pasos para utilizar el limón

  • Previamente, toma una olla y vierte en ella 1 taza de agua, tras eso colócala en el fuego hasta que hierva
  • Retírala del fuego y adiciónale el jugo anteriormente exprimido de 3 limones y bicarbonato de sodio
  • Remueve hasta que estén bien unificados utilizando una cucharilla, esto soltará toda su esencia hasta que esté bien concentrada
  • Permite que la mezcla que formaste repose unos minutos (así no te quemas)
  • Acto seguido, coge un pañuelo pequeño y humedécelo en la mezcla
  • Procura cubrir toda la superficie para que tu mueble no se vea descuidado y deja que actué alrededor de unos 15 minutos
  • Dispón de un cepillo de cerdas de nilón y frota de manera energética pero sin ser excesivamente brusco
  • Inmediatamente pase el tiempo busca otro pañuelo y mójalo para remover el excedente de mezcla de limón y bicarbonato de los muebles
  • Finalmente pule con el pañuelo seco.

Consejos para prevenir que las manchas aparezcan

Igual que cualquier material la fórmica no es indestructible. Como hemos visto es el mantenimiento y los hábitos lo que indicarán cuánto durará el mueble. Las empresas de aseo y mantenimiento preventivo te dan unas sugerencias para que alargues su vida útil. Tenlas presente siempre.

Absorbe los derrames de inmediato

Cuando esté dentro de tus posibilidades, debes hacer un esfuerzo y limpiar los derrames rápido. Algo con lo que sacarás ventaja es tener pañuelos de cocina adsorbentes siempre a la mano. Sea lo que sea que caiga en la fó

rmica no tienes que esperar demasiado para resolverlo.

Nunca dejes sobre la fórmica objetos calientes

Ni platos, ni sartenes, ni ollas ¡Nada que tenga una temperatura alta se debería posicionar sobre la fórmica! Los utensilios recién sacados del horno o de la estufa terminan deformando el acabado y dejando quemaduras permanentes.

Protégela de objetos filosos con una tabla de cortar

Muy esencial es que tomes como costumbre usar una tabla de picar para los alimentos. Los cuchillos afilados rayan el acabado y es más difícil tratar cómo limpiar muebles de fórmica. Todas estas sugerencias que se te muestran provienen de Innovafs ¡Una empresa de limpieza diferente!

¿Qué es Innovafs?

Es un equipo de trabajo de aseo y mantenimiento que se esmera a diario por ofrecer calidad. Tanto en su personal, productos y maquinarías Innovafs no se queda corto. Trabajan intensamente en hogares, complejos de oficinas y locales por toda Madrid.

Su servicio es tan oportuno porque entienden las inquietudes de sus clientes y las solventan individualmente. Innovafs no trata de encasillar a todas las personas en el mismo sistema. Comprenden que cada circunstancia amerita salidas diferentes a sus problemas de limpieza.

Eso es justo lo que tú buscabas, una empresa que se distinguiera por preocuparse por su desempeño y por ti. Pero esto no termina allí ¡Innovafs tiene más que entregar! Ahora sus horarios son acordes con el tuyo. ¿Quieres saber de qué se trata?

Horarios de trabajo adaptables

Imagina que una empresa de limpieza que hayas contratado interrumpiera constantemente a tus empleados para poder asear ¿En que resultaría eso? Que la productividad de tu empresa decaería. Además cuando lleguen clientes a tu despacho, nada puede irrumpir tus reuniones de trabajo con ellos.

Principalmente por esa razón es que Innovafs ha modificado su itinerarios para tu comodidad. Aunque siguen ocupándose de tareas en función a las horas empleadas, puedes contratarlos para la mañana, tarde o noche. Así, la limpieza no representará un estorbo, más bien un alivio.

Llega a Innovafs y concédenos el honor de atenderte

Para nosotros es un verdadero placer contar con tantos clientes que abalan nuestro desempeño. Por décadas Innovafs ha servido a miles familias y clientes particulares en el territorio español ¡No te quedes tú sin gozar de sus maravillosos servicios! ¡Visita la sede de Innovafs y conócenos mejor!

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *